You are on page 1of 4

PROYECTO DE TUTORIAS

“La orientación del alumno es una tarea esencialmente educativa, consiste en el


proceso por el cual se facilita al educando un mejor conocimiento de sí mismo y del
mundo que lo rodea, se lo prepara para ir conformando de forma autónoma (libre y
responsable) sus decisiones y su vocación, y en función de ello, se lo prepara para
disponer de sí mismo y discernir sobre sus posibilidades personales, escolares y
profesionales.”

(“El rol del profesor orientador tutor”, Ana María Amarante)

FUNDAMENTACIÓN:

La tarea de educar no se limita a “enseñar” contenidos y habilidades referentes a una


asignatura específica, se dirige a la totalidad de la persona buscando su desarrollo
íntegro. En éste marco planteado por el ideario del colegio Santa María se encuentra el
proyecto de tutorías. La escuela, como ámbito de formación humana, debe
colaborar en el desarrollo de la personalidad, ayudando al alumno a realizarse
como persona libre y responsable, relacionándose adecuadamente consigo mismo,
con sus pares, con sus mayores y con la sociedad.

Hoy más que nunca nuestros jóvenes tienen necesidad de una adecuada orientación.
“Hay en nuestros jóvenes una inmensa “nostalgia de tierra firme” y si no la encuentran
en sus padres o en sus maestros, la irán a buscar en cualquier ideología, o en cualquier
amigote que les haga de padres, y si no, mendigarán en falsos refugios “sustitutivos”
… la necesidad de ese “horizonte de referencia seguro” es algo que el ser humano
lleva en sus entrañas y por lo tanto, bien o mal, no dejarán de buscarlo”(1)

OBJETIVOS:

La tutoría facilita la creación de espacios de diálogo con los alumnos, “protagonistas


de su propia educación”, con los padres, quiénes sabemos son los “primeros
educadores de sus hijos” y entre todos los miembros de la institución (2).

El objetivo final de la tutoría no es otro que el de colaborar con el objetivo final de todo
el esfuerzo de la institución. Esto es: “enseñar a vivir haciendo uso de la libertad con
responsabilidad, dando sentido a la vida de cada alumno, ayudándole a buscar el
camino de su propia felicidad, optando con sentido crítico por los valores
esenciales…” (3)

FUNCIÓN:

En el plano del quehacer diario, cada curso cuenta con un docente tutor que acompaña
al grupo a lo largo del año. Su función principal es la de tener un seguimiento de cada
alumno y del grupo en general, ser el adulto referente ante cualquier inquietud y
puente que facilite la comunicación en caso de ser necesario. Además de realizar un
seguimiento individual y grupal de los alumnos, es el responsable de organizar una
Convivencia anual junto con el/la catequista del curso. Los tutores deben estar en
permanente comunicación con los directivos, el equipo de orientación escolar, los
docentes, y en caso de ser necesario con los padres de los alumnos.
El ámbito de incumbencia de su tarea está especialmente referido a la vida escolar del
alumno tanto en el plano del aprendizaje (perfil de aprendizaje, fortalezas académicas,
aspectos a mejorar, herramientas necesarias para transitar con éxito la escolaridad)
como en el de la convivencia diaria (aspectos vinculares con el grupo de pares,
docentes)

PERFIL DEL TUTOR:

La discreción, la prudencia y el respeto por la confianza brindada son virtudes


fundamentales que los tutores deben tener siempre presentes. El proyecto de tutorías
complementa la tarea diaria de los docentes y directivos en pos de la formación
integral de los alumnos. Los tutores deben tener siempre presente que no pueden
avanzar nunca más allá de su función específica, invadiendo la intimidad de los alumnos
o la competencia de la familia, los docentes o los profesionales.

Ayudarlos a ser “Señores de sí mismo” a “conducir su vida”

Tiempo dedicado a la tarea:

Nivel Primario: El seguimiento se realiza en el transcurso de la tarea diaria. En caso de


ser necesario reunirse con pares, directivos o coordinadora de tutorías, dispone de las
horas institucionales.

Nivel Secundario: El seguimiento se realiza en el transcurso de la tarea diaria. Se


asignará a su vez 1/ 2 módulo semanales (según la cantidad de alumnos del curso o la
tarea a desarrollar). Los docentes podrán solicitar horas de clases a sus pares con
anticipación para desarrollar alguna dinámica grupal según lo requiera la situación. Las
tutorías comienzan en el mes de marzo y culminan en diciembre.
Proyecto de Tutoría y Orientación Educativa
Mediante la labor tutorial se contribuye al desarrollo integral de las estudiantes a través del
desarrollo de las habilidades y actitudes específicas, que les permita conocerse y
elaborar un proyecto de vida personal a partir de valores, preferencias y capacidades, lo que
les facilite desenvolverse adecuadamente en la vida, en base al carisma Carmelita.

Objetivo General:

 Realizar el acompañamiento socio-afectivo y cognitiva de las estudiantes, para contribuir


a su formación integral, orientando su proceso de desarrollo en una dirección beneficiosa
para ellas y previniendo los problemas que puedan aparecer a lo largo del mismo.

Objetivos Específicos:

 Atender las necesidades socio- afectivo y cognitivas de las estudiantes a lo largo de su


proceso de desarrollo.
 Establecer un clima de confianza y relaciones horizontales entre la tutora y su grupo,
para que se den las condiciones que permitan a las estudiantes acercarse a su tutora o
a otros docentes cuando lo necesiten.
 Generar en el aula un ambiente óptimo entre las estudiantes, propiciando una
convivencia saludable.
 La labor tutorial en el colegio “El Carmelo” a nivel de primaria y secundaria se realiza
teniendo en cuenta las necesidades que se dan en el proceso de desarrollo de las
estudiantes.

Estas son:

1.- AREA PERSONAL Y SOCIAL: Busca favorecer en la estudiante el desarrollo de una


personalidad saludable y equilibrada que facilite actuar con plenitud y eficacia en su entorno
social, se apoya a las estudiantes en el trabajo de aspectos que le posibiliten manejar mejor las
exigencias venciendo los desafíos que se presentan en su proceso de desarrollo social.

2.- AREA ACADÉMICA: Busca asesorar y guiar a los estudiantes para que pueda obtener un
pleno rendimiento en sus actividades escolares y prevenir las posibles dificultades. La tutora y
docentes ofrecen a la estudiante la posibilidad de conocer y desarrollar sus capacidades,
facilitándole la adquisición y construcción de aprendizajes significativos y funcionales. Es decir,
aprendizajes que combinen elementos cognoscitivos y afectivos, que la estudiante podrá aplicar
a su vida diaria.

3.- AREA DE SALUD CORPORAL Y MENTAL: Busca promover la adquisición de estilos de


vida saludable, que favorezca la salud, que se entiende como un completo estado de bienestar
físico, mental y social y no sólo como la ausencia de enfermedad o dolencia. Se consideran
aspectos de cultura alimentaria, hábitos de higiene, actividad física y salud mental en los
estudiantes.

4.- AREA VOCACIONAL: Busca ayudar a la estudiante en la elección de un oficio, ocupación o


profesión, en el marco de su proyecto de vida, que responda a sus características y
posibilidades, tanto personales como del medio. Descubriendo progresivamente sus
aspiraciones personales.
5.- AREA DE AYUDA SOCIAL: Busca que las estudiantes participen reflexivamente en acciones
dirigidas a la búsqueda del bien común, comprometiéndose en acciones que les
permita participar activamente en el mejoramiento de condiciones de vida del grupo y de la
comunidad al que pertenece.

6.- ÁREA DE CULTURA Y ACTUALIDAD: Busca que la estudiante conozca y valore su cultura,
reflexione sobre temas de actualidad, local, regional, nacional e internacional, valore sus raíces,
tradiciones, costumbres, desarrollando sentimientos de pertenencia así como también respeto y
tolerancia a las diferencias culturales. Asimismo se fomenta que plantee interrogantes y exprese
sus opiniones.

7.-AREA DE CONVIVENCIA:Busca contribuir relaciones democráticas y armónicas, a través de


los acuerdos de convivencia. Tiene en cuenta que la calidad de la convivencia favorece la calidad
de los aprendizajes y el desarrollo integral. Se promueve el buen trato a las estudiantes, el
respeto a todos sus derechos y el cumplimiento de sus deberes. Se trata de trabajar la disciplina
mediante una autoridad compartida, que estimule a las estudiantes a hacerse responsable de sí
mismas y de sus comportamientos.