You are on page 1of 8

03 Leyes de Kepler

Johannes Kepler buscaba patrones en


todas partes. Observando tablas
astronómicas que describían los
movimientos curvados de Marte en el
cielo, descubrió las tres leyes que
gobiernan las órbitas de los planetas.
Además, estableció que las órbitas de los
planetas son elípticas y que los planetas
más lejanos orbitan más lentamente
alrededor del Sol. Además de
revolucionar la astronomía, las leyes de
Kepler sentaron las bases para que
Newton desarrollara su ley de la
gravedad.

Cuando los planetas orbitan alrededor del Sol, los más


cercanos se mueven más rápidamente que los que están más
lejos. Mercurio rodea el Sol en tan sólo 80 días terrestres. Si
Júpiter viajara a la misma velocidad tardaría unos 3 años y
medio terrestres en completar una órbita cuando, de hecho,
tarda 12 años. Como todos los planetas se avanzan los unos
a los otros, vistos desde la Tierra algunos parecen
retroceder, mientras la Tierra los avanza. En la época de
Kepler estos movimientos «retrógrados» eran un auténtico
rompecabezas. Kepler lo resolvió y desarrolló tres leyes del
movimiento planetario.
Patrones poliédricos Kepler era un matemático alemán que
vivió entre el final del siglo XVI y el inicio del XVII, en una
época en que la astrología se tomaba muy en serio, y la
astronomía, como ciencia física, estaba todavía en pañales.
Las ideas religiosas y espirituales eran tan importantes como
la observación al intentar desentrañar las leyes de la
naturaleza. Kepler, un místico que creía la estructura
subyacente del universo se había formado a partir de formas
geométricas perfectas, dedicó su vida a intentar descubrir
los patrones de polígonos perfectos imaginados en la
naturaleza.
El trabajo de Kepler llegó casi
un siglo después de que el
polaco Nicolás Copérnico
propusiera que el Sol están en el
centro del universo y que la
Tierra orbita en torno al Sol, y no
al revés. Al principio, Kepler adoptó la idea heliocéntrica de
Copérnico, creyendo que los planetas se movían alrededor
del Sol en órbitas circulares. Planteó un sistema en el que las
órbitas de los planetas discurrían en una serie de esferas de
cristal, encajadas unas dentro de otras y espaciadas según
proporciones matemáticas. Obtuvo esas proporciones a
partir de los tamaños de una serie de poliedros con un
número de caras ascendente que encajaban dentro de las
esferas. La idea de que las leyes de la naturaleza seguían
proporciones geométricas básicas procedía de la antigua
Grecia.
Kepler necesitaba elaborar un modelo de órbitas de los
planetas que apoyara sus ideas geométricas, y para ello usó
los datos más precisos de que disponía: las intricadas tablas
de los movimientos de los planetas en el cielo,
meticulosamente preparadas por Tycho Brahe. En esas
columnas de números, descubrió Kepler patrones que lo
obligaron a revisar sus ideas y a partir de los cuales sugirió
tres leyes.
Kepler consiguió su gran logro al explicar los
movimientos retrógrados de Marte. De vez en cuando, el
planeta rojo invertía su camino en el cielo y realizaba una
pequeña curva. Copérnico había explicado los bucles
añadiendo a la órbita principal unas pequeñas desviaciones
de «epiciclos» circulares superpuestos.

«De repente, me asaltó la idea de que aquel


pequeño guisante azul era la Tierra. Levanté el
pulgar, cerré un ojo y mi pulgar ocultó el
planeta Tierra. No me sentí como un gigante,
sino más bien me sentí muy, muy pequeño.»
Neil Armstrong

Sin embargo, Kepler


Las leyes de Kepler descubrió que sus nuevas y
Primera ley: las órbitas precisas mediciones no
planetarias son elipses encajaban con esas predicciones.
con el Sol en uno de Buscando otra explicación, tuvo
sus focos. la idea genial de que los bucles
Segunda ley: un planeta hacia atrás se explicarían si las
barre áreas iguales en órbitas de los planetas alrededor
tiempos iguales cuando del Sol fueran elípticas y no
orbita alrededor del Sol. circulares como se había
Tercera ley: los pensado. Irónicamente, Kepler
periodos orbitales están había descubierto que la
relacionados con el naturaleza no seguía formas
tamaño de la elipse perfectas, como imaginaba en un
orbital, de manera que el principio; no obstante, fue lo
periodo al cuadrado es suficientemente valiente como
directamente para aceptar la evidencia y
proporcional al cubo de cambiar de opinión.
la longitud del eje Las órbitas La primera ley de
mayor. Kepler afirma que los planetas se
mueven en órbitas elípticas con el Sol en uno de los dos
focos de la elipse. La segunda ley describe la velocidad a la
que se mueve un planeta alrededor de su órbita. Conforme el
planeta avanza por su camino, barre segmentos de áreas
iguales en tiempos iguales. Los segmentos se miden usando
el ángulo dibujado entre el Sol y las dos posiciones del
planeta (AB o CD), como si fueran porciones de tarta.
Debido a que las órbitas son elípticas, cuando el planeta
está cerca del Sol, debe cubrir una distancia mayor para
barrer la misma área que cuando está más lejos. Por tanto, el
planeta se mueve más rápido cuando está cerca del Sol, que
cuando está lejos. La segunda ley de Kepler relaciona la
velocidad con la distancia del planeta al Sol. Aunque en
aquel momento Kepler no lo dedujo, ese comportamiento se
debe en última instancia a que la gravedad acelera más el
planeta cuando se acerca más a la masa del Sol.
La tercera ley de Kepler da un paso más allá y nos dice
que los periodos orbitales crecen para elipses de tamaño
creciente. En concreto, establece que los cuadrados de los
periodos orbitales son proporcionales a los cubos del eje
más largo de la órbita elíptica. Por tanto, cuanto más larga
sea la órbita elíptica, mayor es el periodo de tiempo
destinado a completar la órbita. Por tanto, los planetas que
están más allá del Sol orbitan más lentamente que los
planetas cercanos. Marte tarda casi dos años terrestres en
dar la vuelta al Sol, Saturno, 29 años y Neptuno, 165 años.

«Somos sólo una raza de simios evolucionados


en un planeta menor de una estrella muy
normal. Pero podemos entender el universo. Y
eso nos convierte en seres muy especiales.»
Stephen Hawking

«Medí los cielos, y ahora mido las sombras; mi


mente estuvo unida al cielo, mi cuerpo descansa
unido a la tierra.»
Epitafio de Kepler

Con estas tres leyes Kepler consiguió describir las


órbitas de todos los planetas de nuestro sistema solar. Sus
leyes se aplican también a cualquier cuerpo que orbita
alrededor de otro, desde cometas, asteroides y lunas en
nuestro sistema solar, a planetas alrededor de otras estrellas
e, incluso, a satélites artificiales que pasan zumbando
alrededor de la Tierra.
Cuatro siglos después de proponerlas, sus leyes siguen
siendo un pilar fundamental de la física. Además, Kepler se
adelantó a su tiempo ya que fue uno de los primeros en
utilizar los métodos científicos que usamos hoy: realizar y
analizar observaciones para probar una teoría.
Kepler consiguió unificar los principios en leyes
geométricas, pero desconocía qué causaba estas leyes. Creía
que surgían a partir de los patrones geométricos
subyacentes de la naturaleza. Más adelante, Newton se
ocupó de unificar estas leyes en una teoría universal de la
gravedad.
JOHANNES KEPLER (1571-1630)
A Johannes Kepler le interesó la astronomía desde
la infancia, y registró en su diario el paso de un
cometa y un eclipse lunar antes incluso de cumplir
diez años. Mientras daba clases en Graz, desarrolló
una teoría de la cosmología que se publicó en el
Mysterium Cosmographicum (El sagrado misterio
del cosmos). Más tarde trabajó como ayudante del
astrónomo Tycho Brahe en su observatorio fuera
de Praga, heredando su posición como matemático
imperial en 1601. Allí, Kepler preparó horóscopos
para el emperador y analizó las tablas astronómicas
de Tycho, publicando sus teorías de las órbitas no
circulares, y la primera y segunda ley de los
movimientos planetarios, en Astronomia Nova
(Nueva Astronomía). En 1620, la madre de Kepler,
una curandera, acabó en la cárcel por una
acusación de brujería y Kepler sólo consiguió
liberarla tras un enorme esfuerzo legal. No
obstante, pudo proseguir su trabajo, y la tercera ley
del movimiento planetario se publicó en Harmonics
Mundi (Armonía de los Mundos).

Cronología:
c. 580 a. C.: Pitágoras establece que los planetas orbitan en
esferas cristalinas perfectas
c. 150 : Ptolomeo sugiere epiciclos para el movimiento
retrógrado
1543 : Copérnico propone que el planeta orbita alrededor del
Sol
1576 : Tycho Brahe traza el mapa de las posiciones de los
planetas
1609 : Kepler publica la teoría de las órbitas elípticas
1687 : Newton explica las leyes de Kepler mediante la
gravedad
2009 : La NASA lanza el satélite Kepler para detectar
planetas que orbiten alrededor de otras estrellas

La idea en síntesis: la ley de los


mundos