You are on page 1of 2

El Método Singapur Una Estrategia De Solución A La Problemática Docente

Singapur no es solo uno de los países económicamente más activos y con mayor
tráfico comercial en el mundo sino que también ocupa los primeros sitios en las listas
internacionales de educación, sanidad, transparencia y competitividad económica. ¿Tendrá
algo que ver su sistema para aprender matemáticas en estos tiempos referentes?
El método Singapur para enseñar matemáticas desarrolla la comprensión,
retención, gusto por la aplicación de las matemáticas y la resolución de problemas de la
vida diaria a través de habilidades sencillas. Estos programas no apuntan a memorizar sino
a generar habilidades de fondo.
El método, tanto la enseñanza como el aprendizaje de las matemáticas, es aplicable a todos
los niveles educativos, pues su propósito es en sumo sencillo: resolver problemas sobre la
base de una adecuada lectura del planteamiento para conseguir una solución acertada.
Su cualidad ante otros métodos es la disposición gráfica de los datos y el manejo
de algunos objetos para el apoyo a la comprensión, explicación y respuesta de los
problemas. Su enseñanza va de lo concreto (material palpable) a lo pictórico (uso de
imágenes y colores), para finalizar con lo abstracto (símbolos).
Así que el enfoque particular del método Singapur es que
el aprendizaje de conceptos matemáticos se produce gradualmente, a la manera de
una espiral, respetando el momento en el que el estudiante contará con
la madurez cognitiva adecuada para entenderlo. Los contenidos se van retomando, pero
con distintos grados de avance.
Otro de los principio básicos de este método es la “la variación sistemática”, que es
una ejercitación reiterada de problemas matemáticos, pero con ajustes graduales en la
dificultad, no es que los estudiantes repitan los mismo hasta memorizarlo o mecanizarlo, no
se enseñan procedimientos como en la enseñanza de las matemáticas de manera
tradicional, sino que se les ayuda a tomar las mejores decisiones en ciertas circunstancias.
De esta manera el método Singapur apoya a los estudiantes para que
consigan visualizar un problema de matemáticas de forma fácil y por tanto, produce
la habilidad de generar estrategias mentales, lo que propicia el pensamiento flexible para
que los estudiantes consigan la mejor estrategia para aplicar en una situación de cálculo.
El procedimiento del Método Gráfico de Singapur comprende ocho pasos para
resolver cualquier problema en forma rápida y sencilla.
1. Leer y analizar varias veces el problema
2. Determina sobre qué o de quién se habla
3. Dibuja una barra unidad (rectángulo)
4. Lee nuevamente el problema frase por frase para evitar falsear u omitir
información
5. Ilustrar las cantidades del problema
6. Identificar la pregunta guía, lo que ayudará a resolver el problema
7. Realizar las operaciones correspondientes
8. Escribir la respuesta con sus unidades
Como se podrá observar en estos pasos para el Método Singapur es muy
importante la comprensión del texto que se lee, entender con claridad lo qué se requiere,
para llegar a la respuesta adecuada “mirando” o “tocando” los componentes del problema.
La actitud y participación del docente es clave, y claro su capacitación en el método,
ya que es necesario que provoque el conocimiento a través del planteamiento de problemas,
oriente a los estudiantes a tomar determinaciones adecuadas, y los conduzca a través de su
propio conocimiento y posibilidades de resolución. Este método es un programa de
Matemáticas innovador, basado en investigación. Combina la mejor pedagogía y prácticas
de Singapur, República de Corea y Hong Kong.