You are on page 1of 27
ROBERT K. MERTON AMBIVALENCIA SOCIOLOGICA Y OTROS ENSAYOS _ |] TRADUCCION DEL INGLES POR JOSE LUIS LOPEZ MUNOZ ESPASA-CALPE, S. A. MADRI 1980 ROBERT K, MERTON Como se hace constar en notas posteriores, estoy en deuda con dife. rentes editores y casas editoriales por el permiso para reimprimir tra. bajos aparecidos en sus revistas y simposios y a la National Science Foundation por una beca para el Programa de Sociologia de la Ciencia en Columbia University, que permitié que se llevaran a cabo las investi. gaciones necesarias para escribir varios de los ensayos. Tengo que dat las gracias a Paul F, Lazarsfeld y Louis Schneider por haber sugerido independientemente que los ensayos Ambivalencta socioldgica y Las con. secuencias imprevistas de la accién social se pusieran al alcance de un plblico lector més amplio; a Elinor Barber por acceder a que nuestro trabajo en comtin se teimprimiera en este volumen; a Raymond Firth PRIMERA PARTE por el permiso para reproducir sus observaciones recientes sobre Ia his- toria © importancia del concepto «paradigmay; a Harriet Zuckerman Por sus consejos sobre la seleccién y orden de los ensayos dentro del libro; 2 Mary Wilson Miles por ocuparse otra vez de la preparacién de un manuscrito; y a Thomas F. Gieryn por convertir de nuevo la habilidad en la correccién de galeradas en el arte de revisar un manuscrito. Con la excepeién de unas pocas correcciones de errores evidentes de hecho y de sintaxis, los trabajos aparecen como se publi caron por primera vez. Esto significa, por supuesto, que los errores que siguen existiendo son innegablemente mios. AMBIVALENCIA SOCIOLOGICA En colaboracién con Elinor Barber) Desde que Bleuler acufié este término a principios de siglo, ta ambic valencia (1) de las actitudes y del comportamiento humanos se han R KM. | venido investigando de manera continua, sobre todo Columbia University. i i aristotélica, : Abril de 1976, lucho antes de que se acufara ei término, la experiencia humana de la ambivalencia —verse empujado psicolégicamente en direccionee , ;Reimpreso con el permiso de Socological Theory, Values, and Sociological Change: Essays palate of Piri: . Sorokn, edtados por Edward A. Tityakian (Nucra York, the hice Press, 1963), pigs, 91-120, A) Eugen Blevler, eVorirag dber Ambivalenz», en Zeniralblat fr Psychoanahce, 1910 AE. Dementia Praccos. oder Grape der Schisophrenen Leipeg, Deuticte, 1910) Poa Inumnts: Freud hizo note lo ligico de la intodein por parte de Bleult del concepts te retilecia, dades sus propias hostilidad y deveciéa ahernantes hacs el prcosedian, Pan Frmet Jones, Sirund Fred: Lye and Work (Londes, Hopanth die ioej a 6 ROBERT K. MERTON ‘opuestas~ habja sido sefialada innumerables veces. Para no ir més all, del siglo xvi ni salir de las fronteras francesas, no tenemos mas que examinar los escritos de Montaigne, La Rochefoucauld, La Bruyérey Pascal para descubrir muchos pensées y maximas que hacen referencia g ser_de_otra manera, tidn del tgrmino por parte de Bleuler as alternancias de amor y odo hhacia-la misma persona, que, debido a la temprana separacién de estoy dos sentimientos, conduce de manera habitual a que se reprima el que empuja hacia el odio (2). Tanto si los cxaminaban los ojos penetrantes de los primeros ensayistas 0 los no menos penetrantes de los psicoanelistas que vinieron después, los hechos ambivalentes han sido fundamental o tinicamente ‘examinados en sus aspectos psicoldgicos. Siempre se han enfocade desde el punto de vista de las experiencias internas y de los mecanismas Psiquicos puestos en marcha por los esfuerzos para superar emociones| Pensamientos y acciones conflictivas. Sin duda, Freud y los que vinieron ircunstancias sociales que contri bujan a ‘Tanto en la psicologia moderat ‘como en los mitos antiguos, el complejo de Edipo explica la doble fun cién del yar6n adulto como esposo-y-padre al considerar los simulté cos sentimientos de amor y odio del hijo hacia él. Sin embargo, ex estos casos Ia estructura de las relaciones sociales se acepta como algo dado; en si mismas no pasan nunca a ser objeto de una investigacién six tematica Otra manera de plantearlo es decir que, si bien las relacione Un ejemplo: la estructura del amor de aprendiz, la devocién de us alumno 0 discipulo hacia su maestro, pone de manifiesto la poca impor (2) ones, op et. pg 47 AMBIVALENCIA SOCIOLOGICA 7 tancia que se da en las teorias psicologicas y en los estudios de la ambi valencia a unas relaciones sociales de indudable trascendencia real. En ch anilisis psicoldgico de esta estructura, el aprendiz estima al maestro y jo toma como modelo, aspirando al mismo tiempo @ reemplazarlo, pot lo que, 2t cabo de cierto tiempo, cf maestro se convierte en un estorbo. Sia dar por hecho que tal amhivalencia sea tipica, cabe sefialar muctos casos en Ia historia de Ia ciencia en los que se repite esta situacién: la clara actitud ambivalente de Kepler hacia Tycho Brahe; Ia muy mar- cada de sir Ronald Ross hacia su maestro Manson en la basqueda del pardsito de la malaria, ya que la devocién hacia su profesor le llevaba a slabanzas exagetadas, mientras que su necesidad de autonomia le empujaba @ criticarlo en exceso. Considérese también, como ejemplo bastante apropiado, Ia complicada historia del mismo psicoanilisis con los secesionistas Jung y Adler exhibiendo su ambivalente actitud hacia Freud: en sociologia (sin tener que acercarnos mas al presente) los con- fasos sentimientos del joven Comte hacia Saint-Simon; cn psiquiatria, la de Bouchard hacia Charcot; en medicina, la de sir Heverard Home hacia John Hunter; y un largo etcétera con una lista interminable de actitades ambivalentes de aprendices en el campo de Ia ciencia (3). en la periferia de los andlisis psicoldgicos del amor de aprendiz, De ordinario no se hace ef menor esfuerzo para analizar tas diferentes pro- babilidades de ambivalencia en las relaciones del aprendiz con su maestro que dependan de diferencias sistematizadas en la estructura de sus relaciones y en Ia estructura de su campo de actividad. Si se prestara la misma atencidn a la psicologia y 2 Ja sociologia de la ambivalencia, Ia investigacién del amor de aprendiz podria considera sila ambivalencia, © univalencia, se produce mas © menos facilmente de acuerdo con las diferencias en esas estructuras. Por ejemplo, la relacidn entre maestro y aprendiz en el mundo de la ciencia puede depender de que, por razones estructurales tales como la escasez de puestos de importancia en ese campo, el aprendiz «no tenga donde ir», una vez que termine su forma- cién basica, con la excepeién de la posicién que su maestro sigue ocu- pando, Este es uno de los tipos de situacidn estructural que lWgicamente ©) Si-se puede encontrar un ejemplo del esguema de ambivaleacia del sprendiz, © el easo de Pita Sorokin en el Fesschrift, 8 algo que el lector deberd decid por si AMBIVALENCIA SOCIOLOGICA Y OTROS ENSAYOS?