You are on page 1of 7

5 historias reales sobre

naufragos que te
sorprenderán

1. El hombre que sobrevivió 13 meses


en altamar
A principios de 2014, José Salvador
Alvarenga fue encontrado en las Islas
Marshall después de haber rondado
en un pequeño bote por 13 meses. Su
viaje había empezado en México y su
compañero no sobrevivió. Alvarenga
se alimentó con sangre de tortuga y
pescado crudo durante todo ese
tiempo.
2. La familia que sobrevivió con
sangre de tortuga por 38 días en el
mar
La familia Robertson abordó su yate
en 1971 para dar una vuelta por el
mundo desde Cornwall,
desafortunadamente, tras 18 meses se
encontraron con un grupo de ballenas
que destruyeron su transporte, así
que tuvieron que tomar un pequeño
bote, en donde tuvieron que tomar
sangre de tortuga para sobrevivir por
38 días. Ellos fueron encontrados por
japoneses quienes vieron sus señales
de auxilio.
3. La mujer inuit que sobrevivió sola
en una isla ártica por dos años
Ada Blackjack era parte de un grupo
de 5 personas que planeaban llegar a
la Isla Wrangler y reclamarla de
Canadá por el explorador Vilhjamur
Stefansson. La condiciones
meteorológicas causaron que la
expedición fallara y el hambre hizo
que tres de las personas del grupo
intentaran caminar por el mar
Chukchi hacia Siberia para pedir
ayuda, nunca se supo de ellos.
Ada y otro miembro del grupo se
quedaron atrás. El compañero de Ada
murió y ella sobrevivió gracias a sus
habilidades para cazar, luego de dos
años fue rescatada por Harold Noise,
un colega de sus compañeros.
4. La pareja que condujo un
experimento social mientras vivían
como náufragos
En 1982 Irvine y Gerald Kingsland
partieron a una isla por un año,
cuando una sequía azotó a la isla, ellos
casi mueren de hambre, pero una
comunidad de la isla cercana los
salvó. Al recuperar su salud, Irving
decidió consumar el matrimonio solo
si acordaban que cuando pasara el
año ella lo dejaría a él y a la isla. Y
eso fue lo que pasó.

5. Los pescadores de tiburones que se


perdieron en el mar por 10 meses
En octubre del 2005, cinco pescadores
salieron del puerto de San Blas en
México en una expedición de pesca de
tiburones. El clima hizo que
perdieran el rumbo y su bote estuvo
vagando por el mar por 10 meses. Los
expedicionarios se alimentaron de
aves y pescado crudo, aparentemente
navegaron por más de 5.000 millas
hasta que fueron rescatados por un
grupo de navegantes Taiwaneses.