You are on page 1of 14

Como Jesús sabía que los fariseos

iban a capturarlo y matarlo, él quiso


celebrar una última cena con sus apóstoles.
Durante la cena, Jesús dijo que lo iban a
matar, pero que él iba a quedar con ellos
por medio de la Eucaristía.

Durante la cena, Jesús tomó el pan y


dijo: “Tomen y coman, porque este es mi
cuerpo.” Luego, tomando un cáliz y dando
gracias a Dios dijo: “Beban todos de él,
porque este es mi sangre que será derrama-
da para el perdón de los pecados.”

Como los apóstoles, yo también


quiero participar en la cena del Señor.
Puedo hacerlo todos los días en la misa.

***************

matar, apóstoles, cuerpo, Eucaristía, pan, cáliz, cena, sangre

Jesús quiso celebrar una última __________con sus Escribe las


palabras correctas
______________. Durante la cena Jesús dijo que lo iban a
en el párrafo.
___________. Jesús prometió que iba quedar con ellos por
medio de la ____________. Durante la cena, Jesús tomo el _____
y dijo: “Tomen y coman, porque este es mi ____________.”
Luego, tomando un _________ y dando gracias a Dios dijo:
“Beban todos de él, porque este mi _______que será derramada
para el perdón de los pecados.”

Señor Jesús, yo también quiero recibir tu


cuerpo. ¡Oh que día tan feliz será el día de mi
primera comunión!
¡Qué tan grande es el
amor de Jesús hacia Señor Jesús, ¡yo
nosotros! ¡Murió en la también quiero
amarte con todo mi
cruz para salvarnos de corazón!
nuestros pecados!
La envidia de los fariseos era
tan grande que llegaron a capturar a
Jesús, azotarlo, ponerle la corona de
espinas y hacerle cargar la cruz.
Cuando Jesús llegó al monte
Calvario, los soldados lo clavaron
en el madero, junto con dos
ladrones.

Uno de los ladrones empezó a


burlarse de él, pero el otro le pidió:
“Jesús, recuérdate de mí cuando
llegues a tu reino.” Jesús le dijo:
“Hoy estarás conmigo en el
paraíso.”

Después de tres horas de


sufrimiento, Jesús gritó: “Padre, en
tus manos encomiendo mi espíritu.”
Y murió. Jesús, ¡qué grande es tu
amor hacia nosotros!
Relaciona las
siguientes frases. ***************

1. Por envidiosos los fariseos  junto con dos ladrones.


2. Cuando Jesús llegó al Calvario  Jesús murió.
3. Jesús fue crucificado  empezó a burlarse de Jesús.
4. Uno de los ladrones  los soldados clavaron a Jesús.
5. Jesús dijo al Buen Ladrón  llegaron a capturar a Jesús.
6. Después de tres horas de sufrimiento  “Hoy estarás en el paraíso.”

Señor Jesús, tú me amaste mucho. ¡Yo tam-


bién quiero amarte con todo mi corazón! Amén.
Jesús vino al mundo para salvarnos
de nuestros pecados. Él siempre tuvo la
valentía de decir la verdad, de luchar contra
el mal y la hipocresía. Un día Jesús tuvo un
actitud fuerte – echó del templo a los
profanadores, y provocó así las iras de los
jefes, que decidieron matarlo.

Jesús sabía que pronto lo


capturarían. Por eso, antes de morir, reunió
_____________________ ______________________
a sus amigos para celebrar la Última Cena.
Durante este acontecimiento, él instituyó los _____________________ ______________________
Sacramentos de la Eucaristía y del Orden
Sacerdotal. También nos mostró que como
cristianos debemos servir a los demás.

Después de haber participado con


sus apóstoles de la Última Cena, Jesús se
dirigió hacia el huerto de Getsemaní. Su
alma estaba triste, quería casi dar marchas
atrás. Sin embargo, se pone en las manos de
Dios, y se deja apresar. Lo llevan frente a
Caifás, Pilatos y Herodes. Jesús recibe
insultos, bofetadas, azotes y también sufre
el dolor que le ocasiona la corona de ______________________ ______________________
espinas. Finalmente se deja clavar en la
cruz, en un acto de gran amor al Padre y a
los hombres.

Jesús ora para aquellos que lo


estaban crucificando: “Padre perdónalos,
porque no saben lo que hacen.” (Lc 23, 34-
37) En el momento de su muerte, Jesús
eleva su mirada al cielo y en voz fuerte dice:
“Todo está cumplido” (Jn 19,30).

Con la ayuda de tus catequistas,


escribe lo que representa cada ______________________ ______________________
imagen que tienes aquí al costado. ______________________ ______________________

1. ¿Para qué vino Jesús al mundo?


Jesús vino al mundo para salvarnos de nuestros pecados.

2. ¿Cuáles Sacramentos instituyó Jesús en la Última Cena?


En la Última Cena Jesús instituyó los sacramentos de la
Eucaristía y el Orden Sacerdotal.
Vivir las virtudes
El Triduo Pascual
La Semana Santa es la conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Comienza el
Domingo de Ramos y finaliza el Sábado Santo. Es de particular importancia el Triduo Pascual.

JUEVES SANTO
El Jueves Santo marca la etapa final de la Cuaresma. Con la
Misa de la Cena de Jesús, entramos en el Triduo Santo de su
Pascua. En la Última Cena, Jesús lava los pies a sus discípulos y
les dice con un cariño muy especial: "Ámense unos a otros como
yo los he amado. Nadie tiene amor más grande que quien da la
vida por sus amigos”. (Jn 15, 12-13). También instituye dos
sacramentos muy importantes: la Eucaristía y el Orden
Sacerdotal.

VIERNES SANTO
Morir en la cruz fue el punto final de un hombre que pasó la vida
haciendo el bien. La acción litúrgica de hoy se centra exclusivamente en
la Pasión y Muerte de Jesús. La fe y la devoción nos congregan para
esta celebración, cuyos pasos fundamentales son: La Palabra, la oración
de los fieles, la adoración de la Cruz y la Comunión. Subir al Calvario es
sentir los brazos abiertos de Cristo reconciliando al mundo con el Padre.

SÁBADO SANTO
Todo el día del sábado ha sido un camino de silencio, recorrido en fe y en ex-
pectación. Los apóstoles, en su primer sábado sin Jesús, vivieron la decepción,
la tristeza y el desaliento. Nosotros, iluminados por la resurrección ya creída, lo
pasamos en recogimiento sagrado, en vela diurna, sin celebración externa. Por
eso ¡éste es el momento del gozo efusivo, es la hora esperada de la Vigilia
Pascual, madre de todas las vigilias. Es el momento de la luz, del pregón, del
anuncio de la Resurrección y de la renovación de las promesas del Bautismo.

Escribe tu compromiso para participar en tu parroquia durante los tres días del
Triduo Pascual para saborear verdaderamente el significado profundo de los
acontecimientos más importante de la vida de Jesús.
____________________________________________________________________________________________
____________________________________________________________________________________________
____________________________________________________________________________________________
____________________________________________________________________________________________
____________________________________________________________________________________________
____________________________________________________________________________________________
Domingo de Ramos
El inicio de la Semana Santa
Domingo de Ramos es el acontecimiento que da inicio a la Semana Santa. Fue verdaderamente una
entrada triunfal. Los evangelistas nos narran como Jesús llegó a Jerusalén entre una multitud que lo acla-
maba con bastante entusiasmo y gritaba: “Bendito el que viene en nombre del Señor” (Mc 11,9). Parecía
que nadie dudaba que Jesús era el desciende del Rey David, destinado a liberar al pueblo de la opresión
extranjera.
Jesús se había dirigido hacia Jerusalén, la Ciudad Santa, para celebrar la Pascua, memorial de la
liberación de Egipto, como había hecho también en otras oportunidades. Pero Él sabía que esta Pascua
iba a ser muy diferente. “Él sabe que le espera una nueva Pascua, y que él mismo ocupará el lugar de los
corderos inmolados, ofreciéndose a sí mismo en la cruz. Sabe que, en los dones misteriosos del pan y del
vino, se entregará para siempre a los suyos, les abrirá la puerta hacia un nuevo camino de liberación,
hacia la comunión con el Dios vivo. Es un camino hacia la altura de la Cruz, hacia el momento del amor
que se entrega. El fin último de su peregrinación es la altura de Dios mismo, a la cual él quiere elevar al
ser humano” (Discurso del Papa Benedicto XVI, domingo 17 de abril del 2011).

Celebración de Domingo de Ramos


En todas las parroquias, la celebración de Domingo de Ramos
empieza con una hermosa procesión. El sacerdote bendice los
ramos de olivo y las palmeras. Después los fieles van de
procesión hacia el templo, cantando y alabando al Señor. To-
dos nosotros deberíamos participar en esta celebración para
proclamar a Jesús como el rey de nuestras vidas.
Durante la misa se lee el Evangelio de la Pasión de nuestro
Señor Jesucristo, mostrando así el lazo estrecho entre esta
fiesta y la Muerte y Resurrección de Jesús.

Jornada mundial de la juventud


La fiesta de Domingo de Ramos marca también, en la Iglesia Católica, la Jornada Mundial de la Ju-
ventud. El Papa Juan Pablo II, que empezó esta tradición, siempre tenía palabras alentadoras a los jóve-
nes en esta ocasión: “Queridos jóvenes, salgan con gozo al encuentro de Cristo, que alegra su juventud.
Búsquenlo y encuéntrenlo en la adhesión a su palabra y a su misteriosa presencia eclesial y sacramental.
Vivan con él en la fidelidad a su Evangelio, que en verdad es exigente hasta el sacrificio, pero que, al mis-
mo tiempo, es la única fuente de esperanza y de auténtica felicidad. Ámenlo en el rostro de su hermano
necesitado de justicia, de ayuda, de amistad y de amor” (Papa Juan Pablo II, Domingo de Ramos 1999).

Busca el relato de Domingo de Ramos en el Evangelio de San Juan y contesta las pre-
guntas:
1. ¿Quién daba testimonio de Jesús?
_______________________________________________________________________
2. ¿Qué comentaban los fariseos entre sí?
_______________________________________________________________________________
3. ¿Qué pidieron los griegos a Felipe?
_______________________________________________________________________________
4. ¿Has participado alguna vez en la Celebración de Domingo de Ramos en tu parroquia? Te invito
para participar este año. Anota todo lo que observas y escuchas. Después redacta un ensayo
sobre tu experiencia e ilústrala con fotos, imágenes o dibujos.
En el relato de la muerte de Jesús encontramos varios acontecimientos:

La Última Cena. Es la anticipación de la muerte en la cruz. Con la Última Cena empieza una
nueva época; la época en la que Jesús va a estar presente entre los hombres en el pan y en el
vino consagrados. Mientras estaban comiendo, Jesús tomó pan, y después de pronunciar la ben-
dición, lo partió y se lo dio, diciendo “Tomen, esto es mi cuerpo.” Después tomó una copa, dio
gracias, se la entregó y todos bebieron de ella. Y les dijo “Esta es mi sangre, sangre de la Alian-
za, sangre que será derramada por mucha gente.” (Mc 14, 22-24)

La oración en el Huerto de Getsemaní: Aquí empezamos a ver los sufrimientos de Jesús.


Observamos el profundo amor y obediencia a su Padre, que le pide redimir a la humanidad. En
el Getsemaní, Jesús se abandona en su Padre y pide no hacer su voluntad, sino de Él.

Proceso y condena: Ante el sumo sacerdote acusan a Jesús por blasfemo y ante Pilatos por
alborotar a la gente y enemistarla con Roma. Y Jesús sufre todo en silencio.

Castigos: Observamos el rostro coronado de espinas, amoratado, lleno de salivazos. Es la su-


prema humillación de aquel que había venido al mundo a salvar a todos los hombres.

Camino hacia el Calvario:


Después del tormento y humillación recibida, sacaron a
Jesús para crucificarlo. Jesús tenía que caminar con la
cruz a cuestas hacia el lugar de la crucifixión. Muchos
lo insultaban pero hubo algunas mujeres que lloraban
por él. Jesús se detiene para conversar con estas mu-
jeres diciéndoles: “Hijas de Jerusalén, no lloren por mi;
lloren más bien por ustedes mismas y por sus
hijos.” (Lc 23-28)

Simón de Cirene ayuda a Jesús: Cuando Jesús ya


se encontraba demasiado débil, los soldados obligan a
Simón de Cirene para ayudarle cargar la cruz. Simón venia del campo y los soldados tenían que
forzarle para que ayudara a Jesús. Aun Jesús estaba desfigurado pero Simón queda
impresionado con este “criminal” tan manso que en un clima de odio y crueldad se mantenía vivo
con un inmenso amor que ardía en su pecho.

Utiliza una Biblia para identificar 8 lugares, 8 personajes y 8 objetos que se mencionan en el
relato de la pasión de nuestro Señor Jesucristo.

El palacio de Herodes ______________ ______________


________________ ______________ ______________
________________ ______________ ______________
________________ ______________ ______________
________________ ______________ ______________
________________ ______________ ______________
________________ ______________ ______________
________________ ______________ ______________
________________ ______________ ______________
 Un acto voluntario: La muerte de Cristo no ha sido causada por
Para investigar motivos políticos o sociales. Ha sido, más bien, un acto voluntario, li-
más: bre por parte de Jesús para
salvar a la humanidad, por-
Catecismo de la
Iglesia Católica: que así se lo pidió su Padre.
Párrafos
595-623  Los Evangelios no hablan
638-658
de la muerte de Jesús co-
Textos bíblicos: mo un hecho casual o fortui-
 to. Toda la narración de los
 Mt 26-28
Mc 14-16 Evangelios va apuntando a la
Lc 22-24 muerte. Se dice, con razón,
Jn 18-21 que la narración de la vida
de Jesús es como una intro-
ducción larga a la narración
de la muerte. Será san Pablo,
en sus cartas, el que más cla-
En este capítulo: ramente identifica la vida y predicación de Jesús con la muerte en la
cruz.
 Reflexionaremos
sobre la pasión,
muerte de Las consecuencias de la muerte de Jesús
nuestro Señor
Jesucristo.
 Con su muerte Jesús nos ha liberado de una falsa concepción de
 Analizaremos el
significado de la Dios. Ya no aparece distante, sino como un Dios que ama al hombre
resurrección de pecador, se hace uno como él, sufre por él y le devuelve la dignidad
nuestro Señor
Jesucristo.
para la que fue creado.

 Con su muerte Jesús nos libera de las diferencias humanas. Basta


decir que la cruz demuestra que todos, de cualquier raza o condición,
necesitamos de la misericordia divina.

Jesús nos ha liberado del temor y de la muerte. La muerte para el cristiano ya no es una des-
gracia, un caer en la noche oscura, sino un caer en las manos de Dios, que nos espera para el abrazo
de amor. Con la muerte no desaparecemos, sino comenzamos a vivir la vida eterna (cf. 1 Cor 15, 55
-56; Rm 5 y 6).

Con su muerte Jesús nos ha liberado del pecado, que es el mal de los males y la raíz y causa
de todos los males sociales y estructurales. Nos ha liberado del pecado como negación de Dios,
como olvido de Dios, como desprecio de Dios. Pecado como egoísmo y encerramiento en nosotros
mismos. Pecado como explotación del prójimo. Pecado como endiosamiento de nuestras
cualidades. Pecado como ambición, vanidad y soberbia. Pecado como envidia, mentira, lujuria.

Jesús pasó su vida enseñando. Incluso crucificado, con las pocas palabras
que pudo decir, nos comunicó enseñanzas preciosas. ¡Busca las últimas
palabras de Jesús!
1. (Lc. 23,34) 5. (Jn. 19,28)
2. (Lc. 23,43) 6. (Jn. 19, 30)
3. (Jn. 19, 26-27) 7. (Lc. 23, 46)
4. (Mt. 27, 46)
Vivir lasLavirtudes
Muerte salvífica
de Jesús

La muerte de Jesús no viene de sorpresa, no es un accidente, ni una equivocación. Desde que


entra en el mundo se perfila el horizonte negro de sus sufrimientos y ya cuelga la cruz sobre
la vida de Jesús, como profetizó Simeón (cf. Lc 2, 34). Y Él la esperaba desde hacia tiempo, la
acepta y no se rebela.”

Jesús acepta la muerte como una consecuencia de


su misión. Vio en la muerte el camino por el que debía
caminar: por eso va a Jerusalén. Para Él la muerte no
significa un fracaso de su misión, sino el cumplimiento de
su misión, por obediencia al Padre y amor a los hombres.

Con su muerte salvó a los hombres. Sabía perfecta-


mente que su vida tenía sentido, si la daba y la entregaba.
Se siente servidor (cf. Lc 22, 27; Mc 12, 45). Y esta postura
de servicio había que llevarla hasta las últimas consecuen-
cias, aunque costara. Si Jesús pidió amar a los enemigos, ¿cómo iba Él a no
entregarse por ellos? Si toda su vida fue buscar a los pecadores, comer con
ellos, perdonarles, ¿cómo no darles el supremo perdón hasta el final? Por tanto, Jesús se entrega a la muerte
amando, pidiendo, intercediendo, bendiciendo y realizando un acto supremo de donación por todos los hom-
bres. Y lo hace con libertad.

Este sentido salvífico de su muerte, Jesús lo comunicó a su discípulos en la Última


Cena, con gestos y palabras. Ofrece el pan y el cáliz, como símbolo real de su entrega. Su
pan será su Cuerpo para que lo coman y tengan la vida divina; su cáliz con su Sangre será la
prueba del amor más grande: dar la vida por sus amigos y pagar la deuda debida por sus pe-
cados. ¡Hermoso y costoso rescate! Dios ha querido padecer por nosotros (cf. Jn 6, 51).
Relaciona y ordena los siguientes episodios de los últimos días de la vida de Jesús de Nazaret
ENUNCIADO COLOCA EL COLOCA LA LETRA Azotes, palizas, burlas…
NÚMERO DE LA DESCRIPCIÓN A
DE ORDEN
CRONOLÓGICO
B Jesús se retira al huerto de Getsemaní para rezar.
Juicio político
C El cuerpo inerte de Jesús es bajado de la cruz.
Crucifixión
D Ejecución de la sentencia contra Jesús de muerte en la cruz.
Lanzada en el costado
E Le colocaron en una tumba nueva de José de Arimatea
Jesús es traicionado
F Fue ante Poncio Pilatos. Se le acusaba de revolucionario y de
Apariciones ir contra el imperio romano.
Última Cena G Un soldado le atravesó el costado de Jesús con una lanza.
Entierro H Fue ante el sanedrín y se le acusa de hablar en nombre de
Juicio religioso Dios

I Jesús convirtió el pan y el vino en su cuerpo y sangre.


Ascensión
Entrada en Jerusalén J Jesús vive para siempre haciéndose presente en el mundo.

Jesús es torturado K Judas Iscariote indica a los soldados dónde está Jesús

Descendimiento L Jesús resucitado se muestra a los discípulos para que com-


prendan que está vivo.
En el Huerto de
M Entra montado en un burro y es aclamado por todos como rey
Getsemaní
Resurrección N De Jesús sin que le rompieran las piernas.

Muerte O Jesús resucitado “sube” al cielo.


Luego fue Jesús con sus discípulos a un lugar llamado Getsemaní, y les dijo: “Siéntense aquí,
mientras yo voy allí a orar.”

Y se llevó a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, y comenzó a sentirse muy triste y angustiado.
Les dijo: “Siento en mi alma una tristeza de muerte. Quédense ustedes aquí, y permanezcan despier-
tos conmigo.”

En seguida Jesús se fue un poco más adelante, se inclinó hasta tocar el suelo con la frente, y oró
diciendo: «Padre mío, si es posible, líbrame de
este trago amargo; pero que no se haga lo que yo
quiero, sino lo que quieres tú.»

Luego volvió a donde estaban los discípu-


los, y los encontró dormidos. Le dijo a Pedro:
“¿Ni siquiera una hora pudieron ustedes mante-
nerse despiertos conmigo? Manténganse despier-
tos y oren, para que no caigan en tentación. Uste-
des tienen buena voluntad, pero son débiles.”

Por segunda vez se fue, y oró así: «Padre


mío, si no es posible evitar que yo sufra esta
prueba, hágase tu voluntad.»

Cuando volvió, encontró otra vez dormidos


a los discípulos, porque sus ojos se les cerraban
de sueño. Los dejó y se fue a orar por tercera
vez, repitiendo las mismas palabras. Entonces
regresó a donde estaban los discípulos, y les dijo:
“¿Siguen ustedes durmiendo y descansando? Ha llegado la hora en que el Hijo del hombre va a ser
entregado en manos de los pecadores. Levántense, vámonos; ya se acerca el que me traiciona.”

¿DÓNDE OBSERVAMOS EN EL TEXTO QUE?:

1. En los momentos difíciles debemos buscar el silencio y la oración.


2. Jesús buscaba siempre la voluntad de Dios.
3. Jesús tenía mucho miedo de su pasión y muerte.
4. La oración nos ayuda a quedarnos firmes frente a las tentaciones.

Determina si las siguientes frases son verdaderas o falsas.


V F
1. Jesús se fue solo al Huerto de Getsemaní.
2. El padre de Pedro se llamaba Zebedeo.
3. Jesús dijo a los apóstoles de orar para no caer en la tentación.
4. Jesús fue a rezar solo tres veces.
5. En su oración, Jesús repetía las mismas palabras.
6. Jesús despertó a los apóstoles porque ya se acercaba Judás.
1. Para empezar . . .
¿Cuál fue el momento más difícil en tu vida?
¿Qué haz hecho en ese momento?

2. Para reflexionar . . . El Huerto de Getsemaní estaba una media


hora de camino. Jesús empieza a sentir en su
alma una tristeza extraña, que deja a todos sin saber qué decir y cómo consolarle.
Pero le siguen en aquel camino iluminado por la luna llena de abril. Estaban ya en
el día de la Pascua.

"Entonces llegó Jesús con ellos a una finca llamada


Getsemaní, y dijo a los discípulos: “Siéntanse aquí mien-
tras voy allá a orar". Parecía como de costumbre, pero tie-
ne el alma en tensión. Ocho de los discípulos se quedan en
una cueva, resguardados del relente de la noche. El Señor
se aleja de ellos llevándose sólo a Pedro y a los dos hijos
de Zebedeo, Juan y Santiago. Son los mismos que estuvie-
ron en la transfiguración del Tabor contemplando su glo-
ria, y los que vieron con sus ojos la resurrección de la hija
de Jairo. Ahora van a ser testigos de algo mucho más
difícil de entender: la agonía de Cristo.

Jesús se retira como a un tiro de y "empezó a


entristecerse y a sentir angustia. A Jesús se le hace
presente todo el sufrimiento de la crucifixión. De esto se
trata. Ha comenzado la Pasión cruenta en su alma. Pero
no cede, sigue rezando, y sigue amando la voluntad del Padre que también es la suya, y ama a los
hombres todos, que son los causantes de ese dolor

"Y adelantándose un poco, se postró rostro en tierra mientras oraba diciendo: Padre mío, si es
posible, que pase de mí este cáliz; pero no sea como yo quiero, sino como quieras Tú"(Mt). Jesús
llama a su Padre, con acentos de hijo pequeño, le llama "Abba"(Mc) oración desconocida en
otros labios. Él es el Hijo que cumple la voluntad amorosa del Padre. El Padre quiere salvar a los
hombres por la línea del máximo amor; y el Hijo quiere esa voluntad que costará tanto dolor. Ese
es el precio de la salvación de los hombres: un acto de misericordia que cumple, al tiempo, toda
justicia.

Relaciona las frases a la derecha con las frases a la izquierda


3. Actividad

1. Jesús empieza a sentir en su alma Se cumple con acto de misericordia

2. Jesús ora Una tristeza extraña

3. La salvación de los hombres Estuvieron también en la Transfiguración

4. Juan y Santiago En el huerto de Getsemani


La crucifixión era una condena tan terrible que no se daba a los ciudadanos romanos. Morir
crucificado era una muerte lenta y cruel, la peor manera de morir. Al terrible dolor de los clavos
en las manos y en los pies, el cuerpo se consumía en la asfixia, y todo esto frente a una multitud
que gritaba e insultaba. La crueldad de la crucifixión muestra claramente que tan terrible es el
pecado y que tan grande es el amor de Dios
hacia nosotros. Muestra el valor del ser humano,
y el gran precio que Dios estaba dispuesto a pa-
gar por la salvación de cada uno. Jesús como
hombre asume su papel con generosidad y con-
vierte la muerte en acto de amor humano con
valor infinito, porque también es Dios.

Colgado en una cruz ve a sus enemigos


burlarse de él: “Ya que salvó a otros, que se sal-
ve a sí mismo, para ver si es el Cristo de Dios, el
Elegido.”
Y Jesús, ama y reza por ellos: “Padre
perdónalos, porque no saben lo que hacen.” (Lc
23, 34-37) Hasta el momento de la muerte. Antes de morir grita: “Todo está cumplido” (Jn
19,30).
“Cumpliendo el mandato recibido de su Padre, Jesús se entregó libremente a la muerte en
la cruz, meta del camino de su existencia. El portador de la libertad y del gozo del Reino de
Dios, quiso ser la víctima decisiva de la injusticia y del mal de este mundo. El dolor de la crea-
ción es asumido por el Crucificado que ofrece su vida en sacrifico por todos; Sumo Sacerdote
que puede compartir nuestras debilidades: Víctima Pascual que nos redime de nuestros peca-
dos.” (Puebla 1.7)

¿Qué nos trajo la muerte de Jesús?


1. Jesús nos muestra que Dios ama al hombre pecador, se hace uno como él, sufre por él y le
devuelve la dignidad.
2. Jesús nos libera del miedo de la muerte. Para el cristiano la muerte significa caer en las ma-
nos de Dios, que nos espera para el abrazo de amor.
3. Jesús nos libera de la esclavitud de la ley.
4. Con su muerte, Jesús nos libera del pecado nos da la oportunidad de alcanzar la
salvación

Busca las siete palabras que Jesús dijo en la cruz:


1. (Lc. 23,34)

2. (Lc. 23,43)

3. (Jn. 19, 26-27)

4. (Mt. 27, 46)

5. (Jn. 19,28)

6. (Jn. 19, 30)

7. (Lc. 23, 46)


En la Última Cena Jesús
transforma el pan y el vino Señor Jesús, yo
también quiero
en su cuerpo y sangre. ¡Qué recibir tu cuerpo. ¡Oh
hermosa experiencia para qué día tan feliz será
los apóstoles! mi primera comunión!
Completa el párrafo con las palabras correctas
 Enemigos
Jesús vino al mundo para salvarnos de nuestros
________________. Él siempre tuvo la valentía de decir la  Pecados
___________________, de luchar contra el mal y la hipocresía. Un día Jesús
tuvo un actitud fuerte – echó del _____________ a los  Perdónalos
profanadores, y provocó así las iras de los jefes, que decidieron matarlo.
 Templo
Jesús sabía que pronto lo capturarían. Por eso, antes de
morir, reunió a sus amigos para celebrar la ____________________.
Durante este acontecimiento, él instituyó los sacramentos de la  Verdad
_______________ y del Orden Sacerdotal. También nos mostró que
como cristianos debemos ______________a los demás.  Última cena

Después de haber participado con sus apóstoles de la Última  Eucaristía


Cena, se dirigió hacia el huerto de _________________. Su alma estaba tris-
te, quería casi dar marchas atrás. Sin embargo, se pone en las manos de Dios,  Servir
se deja apresar y clavar en la cruz, en un acto de gran amor al Padre y a los
hombres. Desde la cruz ve a sus _______________ burlarse de él.
 Getsemaní
Pero Jesús oró por sus enemigos: “Padre
__________________, porque no saben lo que hacen.” (Lc 23, 34-37)

En el momento de su muerte, Jesús eleva su mirada al cielo y


en voz fuerte dice: “Todo está cumplido” (Jn 19,30).

Escribe una oración a Jesús crucificado


________________________________________________________________

________________________________________________________________

________________________________________________________________

________________________________________________________________

________________________________________________________________

________________________________________________________________

1. ¿Para qué vino Jesús al mundo?


Jesús vino al mundo para salvarnos de nuestros pecados.

2. ¿Qué sacramentos instituyó Jesús en la Última Cena?


En la Última Cena Jesús instituyó los sacramentos de la
Eucaristía y el Orden Sacerdotal.