You are on page 1of 3

EL CLIMA Y LOS FACTORES QUE DETERMINAN EL ESTADO DEL TIEMPO

Clima y tiempo climático


El clima es el valor medio del tiempo atmosférico. Los climatólogos calculan este
promedio durante un período de treinta años con el fin de conseguir cifras
representativas en las que poder basar sus clasificaciones.
Para clarificar los conceptos:
Clima: Corresponde al promedio del tiempo atmosférico, observado en forma
científica durante un largo período de tiempo.
Tiempo: Es la condición de la atmósfera, en un lugar determinado y en un instante
preciso.
En cualquier parte de nuestro planeta se puede observar que no hace el mismo
tiempo climático todos los días. Sin embargo, durante el año predomina un tipo de
tiempo, que es lo que se llama clima.

Elementos del clima


El clima es el resultado de numerosos factores que actúan conjuntamente. Los
accidentes geográficos, como montañas y mares, influyen decisivamente en sus
características.
Temperatura, humedad, presión
Para determinar estas características podemos considerar como esenciales un
reducido grupo de elementos: la temperatura, la humedad y la presión del aire. Sus
combinaciones definen tanto el tiempo meteorológico de un momento concreto
como el clima de una zona de la Tierra.
La temperatura y la sensación térmica
La temperatura atmosférica es el indicador de la cantidad de energía calorífica
acumulada en el aire. Aunque existen otras escalas para otros usos, la temperatura
del aire se suele medir en grados centígrados (ºC) y, para ello, se usa un
instrumento llamado "termómetro".
La temperatura depende de diversos factores, por ejemplo, la inclinación de los
rayos solares. También depende del tipo de sustratos (la roca absorbe energía, el
hielo la refleja), la dirección y fuerza del viento, la latitud, la altura sobre el nivel del
mar, la proximidad de masas de agua.
La humedad del aire
La humedad indica la cantidad de vapor de agua presente en el aire. Depende, en
parte, de la temperatura, ya que el aire caliente contiene más humedad que el frío.
La humedad relativa se expresa en forma de tanto por ciento (%) de agua en el aire.
La humedad absoluta se refiere a la cantidad de vapor de agua presente en una
unidad de volumen de aire y se expresa en gramos por centímetro cúbico (gr/cm 3 ).
Presión atmosférica
La presión atmosférica es el peso de la masa de aire por cada unidad de superficie.
Por este motivo, la presión suele ser mayor a nivel del mar que en las cumbres de
las montañas, aunque no depende únicamente de la altitud.
Factores del clima
En la distribución de las zonas climáticas de la Tierra intervienen lo que se ha
denominado factores climáticos , tales como la latitud, altitud y localización de un
lugar y dependiendo de ellos variarán los elementos del clima. También deben
considerarse como factores las masas de agua, las corrientes marinas y los grandes
bosques.

Latitud mayor, clima frío o polar.


Latitud
La latitud de un lugar determinado corresponde a la distancia —expresada en
grados, minutos o segundos— entre cualquier punto de la tierra y el ecuador . Ella
puede ser norte o sur, dependiendo si el lugar se encuentra situado al norte o al sur,
respectivamente, del ecuador.
Según la latitud se determinan las grandes franjas climáticas, en ello interviene la
forma de la Tierra, ya que su mayor extensión en el ecuador permite un mayor
calentamiento de las masas de aire en estas zonas permanentemente;
disminuyendo progresivamente desde los Trópicos hacia los Polos, que quedan
sometidos a las variaciones estacionales según la posición de la Tierra en su
movimiento de traslación alrededor del Sol.
Altitud
La altitud respecto al nivel del mar influye en el mayor o menor calentamiento de las
masas de aire. Es más cálido el que está más próximo a la superficie terrestre,
disminuyendo su temperatura progresivamente a medida que nos elevamos, unos
6,4º C. cada 1.000 metros de altitud.

Desiertos interiores.

La localización
La situación de un lugar, en las costas o en el interior de los continentes, será un
factor a tener en cuenta a la hora de establecer el clima de esa zona, sabiendo que
las aguas se calientan y enfrían más lentamente que la tierra, los mares y océanos
suavizan las temperaturas extremas tanto en invierno como en verano, el mar es un
regulador térmico.