You are on page 1of 2

Antecedentes, Implicaciones e importancia

Los fraudes financieros son un fenómeno nacional que está afectando a todos los
sectores y agentes económicos de nuestra sociedad y de nuestro país. Es de vital
importancia saber identificarlos, reducirlos y en lo posible eliminarlos, ya que
también se pueden presentar representaciones erróneas, sea por equivocaciones
involuntarias, que en ningún momento se deben interpretar o connotar como fraudes
los cuales siempre tendrán un carácter voluntario e intencional.
El factor monetario es imprescindible en todos los sectores y agentes económicos a
nivel global y esa es la importancia del tema a tratar, ya que los fraudes financieros
y especialmente los asociados con la corrupción distorsionan, dificultan y limitan la
economía del lugar específico en donde se presentan, lo que desencadena en una
serie de problemas que siempre recaen en las personas que son víctimas y todo esto
se genera por falta de ética y moral de las personas encargadas de defender en bien
común de todos los habitantes del país. (Zuleta, 2015)

Es difícil mencionar todas las implicaciones pasadas con respecto a este tema, ya
que son muchos los casos y se podrían tomar varios ejemplos. En cuanto a lo
presente también son varias las implicaciones a mencionar, siendo la más importante
y llamativa hoy en día en nuestra sociedad las noticias del ministro de hacienda
Alberto Carrasquilla, el cual está implicado en un supuesto enriquecimiento ilícito
debido a los bonos del agua, que a su vez vuelven a tocar un tema fundamental en
los fraudes financieros el cual es los “Papeles de Panamá. (García, 2018). Además
de este, otros grandes casos como interbolsa, el carrusel de la contratación en
Bogotá, Saludcoop, Odebrecht que también fueron protagonizados por funcionarios
públicos que generaron desfalcos millonarios a los presupuestos públicos del país.
(Periódico el Tiempo, 2018)
Este dilema ha traído implicaciones políticas y económicas en el país lo cual puede
afectar y desmejorar a futuro la percepción que tiene la sociedad hacia sus dirigentes
y las leyes, siendo estas últimas poco efectivas y no se aplican como deben ser, ya
que el sistema legislativo es pobre en cuanto a normativas anticorrupción y además
el sistema judicial no lo compensa de la manera adecuada.

Con respecto a los antecedentes y en lo referente a la economía en el contexto


colombiano, siempre se ha visto una completa desigualdad acompañada de un
evidente desinterés por parte de la sociedad y de las autoridades, lo que complica
poder tomar decisiones claras y concretas en contra de la corrupción y todos los
fraudes financieros asociados con esta problemática.
En la actualidad todavía se presenta el mismo fenómeno y las irregularidades van en
aumento sin que haya soluciones efectivas y ejemplares que den frente a esta
problemática. Es por eso que hoy en día la carga tributaria es demasiado alta para ii
los colombianos y recae en gran parte sobre las personas de limitados ingresos o
recursos, haciendo que la calidad de vida sea apenas sostenible y los tributos siempre
han ido en aumento sin beneficios apropiados para la población, lo que conlleva a la
evasión y a la corrupción.