You are on page 1of 3

HERIDAS PENETRANTES POR ARMAS DE FUEGO EN EL SISTEMA NERVIOSO

Evolución terapéutica militar, evacuación, etc., se disminuyó la tasa a


10% y en los conflictos más recientes de Israel,
En forma paralela a este avance tecnológico e incluso en la guerra del Golfo Pérsico, esta ha
se desarrollan tratamientos para las heridas de descendido hasta niveles del 7%, de los pacientes
guerra. Los antiguos egipcios ya trataban las he- que ingresan vivos al hospital.
ridas de cráneo, y estaban familiarizados con las
cirugías a cráneo abierto, aunque solo utilizaban El trauma raquimedular, por el contrario, ha sido
un limitado número de herramientas y hacían menos estudiado. Las primeras experiencias datan
esquirlectomias. del siglo XIX, recordando aquí a Lord Nelson, quien
quedó parapléjico a causa de una herida por arma
Celso, anota que un paciente con trauma de crá- de fuego en la batalla de Trafalgar, falleciendo a
neo quien permanece inconsciente, seguramente las pocas horas y en 1881, el entonces presidente
tiene una fractura. Hipócrates, a su vez, opta por de los Estados Unidos James A. Garfield, sufrió
recomendar una apertura quirúrgica cercana al sitio una lesión medular incompleta por una herida
de la herida y de la fractura de cráneo. Galeno, similar.
considera necesario utilizar tinta para delimitar la
extensión de la fractura, evitando en todo caso la En Colombia, no se ha publicado hasta ahora un
apertura de la duramadre, y las complicaciones estudio serio y actualizado sobre este problema y
derivadas de ello. su enfoque terapéutico. Centros pioneros y con
alta experiencia en este tipo de heridas como
Con el empleo de las armas de fuego en el siglo el Hospital San Vicente de Paúl en Medellín, el
XIII, también se empiezan a presentar cambios Hospital Militar Central y la Clínica San Pedro
en las heridas y las medidas para su tratamiento; Claver en Bogotá, han realizado estudios y publi-
algunos libros antiguos de medicina mencionan téc- caciones aisladas, pero no hay consenso nacional
nicas de trepanación y propiamente sobre armas en cuanto a este grave problema de salud pública,
de fuego aparecen en el siglo XV, propuestas por ni estadísticas globales de su alcance en nuestro
Bruschwing y Devigo, quienes consideraban que su territorio.
letalidad era por envenenamiento. Ambroise Paré,
uno de los pioneros de la cirugía moderna, postula
hacia el siglo XVI que su tratamiento es mejor sin Nociones de balística
aceite hirviendo, a pesar de su alta mortalidad.
Para entender mejor la fisiopatología de las le-
No hay información estadística de las guerras de siones del sistema nervioso central es necesario
Luis XIV, la de los 30 años o las napoleónicas, familiarizar al lector con algunas definiciones y
siendo hasta la guerra de Crimea, cuando McLeod conceptos básicos de balística.
hace el primer informe estadístico conocido, en-
contrando una mortalidad del 73,9% en 898 casos Se define la balística como la ciencia y arte que
de heridas craneanas, sin cuantificarse patología estudia las armas de fuego, la clase y tipo de pro-
medular. yectiles que disparan, su trayectoria, y los efectos
que producen. Se ha clasificado tradicionalmente
En la Guerra Civil americana, de una serie de 704 la balística como:
Copyright © 2009. Red Revista Med. All rights reserved.

casos de heridas en cráneo, el 71% fueron fatales;


posteriormente con la introducción de técnicas • Interior: es la parte de la balística que estudia
de asepsia y antisepsia, el panorama mejoró y las armas, los mecanismos de disparo, el
durante la primera guerra mundial Cushing, padre percutor y los proyectiles hasta la salida del
de la Neurocirugía, propone técnicas de desbrida- cañón.
miento y cierre de la duramadre, disminuyendo • Exterior: es el estudio del trayecto del proyectil
la mortalidad al 35%. Durante la segunda guerra desde que abandona el arma, hasta el momen-
mundial, con el uso de los antibióticos, esta bajó a to en que impacta el blanco.
14%. En los conflictos de Corea y Vietnam, con • Final o de efectos: estudia los efectos causados
el desarrollo tecnológico en medicina, transporte por el proyectil en el blanco.

136 Rev. Med

Luque, Suárez, Jorge Enrique. Heridas penetrantes por armas de fuego en el sistema nervioso central: primera parte: aspectos históricos y nociones de balística, Red Revista
Med, 2009. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/elibrorafaellandivarsp/detail.action?docID=3181206.
Created from elibrorafaellandivarsp on 2018-02-06 10:03:02.
LUQUE J.

FIGURA 1. Arma corta (Pistola Beretta). FIGURA 2. Arma larga (Fusil de Combate AK-47).

Se definen como armas de fuego las armas que a. Velocidad. Es la distancia que recorre el pro-
disparan un proyectil por efectos de una carga yectil dependiendo del impulso generado en el
explosiva a través de un cilindro metálico (cañón), arma en una unidad de tiempo determinado, lo
o expulsan proyectiles por efecto de una onda cual permite establecer algunas variables como
expansiva. Por el tamaño de su cañón, las armas alcance del proyectil, efectividad y trayectoria.
de fuego se clasifican como armas largas y armas Convencionalmente se ha establecido la velo-
cortas. Entre las primeras podemos citar los fusiles, cidad del sonido (320m/seg) como el límite
las escopetas y las carabinas; y en las armas cortas entre proyectiles de alta y baja velocidad (5).
los revólveres y las pistolas.
b. Energía. Se define como la fuerza por unidad
Se define como el ánima de un arma, la luz inte- de superficie que descarga el proyectil; puede
rior de su cañón; esta puede ser lisa como en las ser de dos tipos: estática y cinética, siendo
escopetas, o estriada como en los fusiles y pistolas, la de mayor importancia la energía cinética,
lo cual busca imprimirle una rotación al proyectil, que es la liberada durante el movimiento. Esta
para aumentar la estabilidad aerodinámica de energía cinética es la responsable del impacto
éste. sobre el blanco y determina sus características.
Se calcula como la mitad de la masa por el
Las armas de fuego según el tipo de proyectil cuadrado de la velocidad, de donde se infiere
se clasifican: de proyectil único, como son la que en los proyectiles, más que la masa, lo que
mayoría de las armas conocidas y de proyectiles realmente importa es la velocidad (6,7).
múltiples como las escopetas, en las cuales, en
un solo cartucho, se almacenan varios proyectiles c. Trayectoria. Definida como el recorrido
(perdigones), o las armas de fabricación casera, en que realiza el proyectil desde el momento que
las cuales se hacen cargas con diversos elementos sale del arma hasta el momento de alcanzar el
como puntillas, elementos metálicos, etc. Además, blanco; no es lineal, por cuanto siempre sobre
se encuentran las armas de fragmentación, en las el proyectil se esta ejerciendo una fuerza hacia
cuales una carga explosiva impulsa una serie de abajo que es la atracción de gravedad, lo cual
elementos metálicos como proyectiles, tales serían define una elipse. Así mismo hay oposición
las granadas, minas antipersonales y las mismas del aire, lo cual le resta recorrido (8).
Copyright © 2009. Red Revista Med. All rights reserved.

cargas explosivas (4).


d. Calibre. Es la distancia que hay entre las
Se define como proyectil la parte del cartucho que paredes del cañón, es decir, su diámetro. Se
es expulsada del arma y siguiendo una trayecto- expresa de acuerdo a las unidades, como dé-
ria, finalmente impacta un blanco. Del estudio de cimas de pulgada en Inglaterra y en milímetros
algunas características de este proyectil depende en Estados Unidos y en Europa. Es un factor
el grado de penetración y lesión especifica en el importante para identificar la mayoría de
sistema nervioso, por lo cual se considerarán más las armas, si hay cambios en la longitud del
en detalle. proyectil se puede hablar de largo o corto. En

Volumen 15 • No. 1 - Enero de 2007 137

Luque, Suárez, Jorge Enrique. Heridas penetrantes por armas de fuego en el sistema nervioso central: primera parte: aspectos históricos y nociones de balística, Red Revista
Med, 2009. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/elibrorafaellandivarsp/detail.action?docID=3181206.
Created from elibrorafaellandivarsp on 2018-02-06 10:03:02.
HERIDAS PENETRANTES POR ARMAS DE FUEGO EN EL SISTEMA NERVIOSO

las escopetas, que usan proyectiles múltiples 5. Experimental missile wounding of the brain. Neurosurgery
clinics of North America. 1995;6(4):629-641.
o perdigones, la determinación del calibre se
6. Crockard A. Physiological consecuences of experimental
hace por el peso y por la cantidad de perdigo- cerebral missile injury and use of data analysis to predict
nes del cartucho y se expresa como un coefi- survival. The journal of Neurosurgery. 1977;46(6):784-
ciente numérico entero (9-11). 794.
7. Eugene G, Dagi F. Military penetrating craniocerebral
injuries: Applications to civilian triage and management.
Neurosurgery clinics of North America. 1995;6(4):753-
Referencias 760.
8. Hammon W. Analysis of 2187 consecutive penetrating
1. Gurdjian S. The treatment of penetrating wounds of the wounds of the brain from Vietnam. The journal of Neuro-
brain sustained in warfare. A historical review. The journal surgery. 1971;34(2):127-131.
of Neurosurgery. 1974;39(2):157-167. 9. Aarabi B. Management of traumatic aneurysm caused by
2. Eckstein M. The prehospital and emergency department high velocity missile head wounds. Neurosurgery clinics of
management of penetrating head injuries. Neurosurgery North America. 1995;6(4):775-798.
clinics of North America. 1995;6(4):741-752. 10. Moreno R. Balística Forense. 6 ed. Mexico: Editorial Puma;
3. Hammon W. Analysis of 2187 consecutive penetrating 1968.
wounds of the brain from Vietnam. The journal of Neuro- 11. Benzel E, Hadden T, Coleman JE. Civilian gunshots
surgery. 1971;34(2):127-131. wounds to the spinal cord and cauda equina. Neurosurgery.
4. Sights W. Ballistic analysis of shotgun injuries to the 1987;20(3):281-285.
central nervous system. The journal of Neurosurgery.
1969;31(1):25-33.
Copyright © 2009. Red Revista Med. All rights reserved.

138 Rev. Med

Luque, Suárez, Jorge Enrique. Heridas penetrantes por armas de fuego en el sistema nervioso central: primera parte: aspectos históricos y nociones de balística, Red Revista
Med, 2009. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/elibrorafaellandivarsp/detail.action?docID=3181206.
Created from elibrorafaellandivarsp on 2018-02-06 10:03:02.