You are on page 1of 1

CAUSAS DE LAS ADENOPATIAS:

Por virus, bacterias, hongos o parásitos:


Virales: Suelen destacar las adenopatías el cuello o generalizadas. La
más común es la mononucleosis infecciosa, pero también puede
tratarse de citomegalovirus, hepatitis viral, rubéola, HIV, varicela-
zoster y diversos adenovirus.
Hongos, especialmente en adenopatías del hilio pulmonar que se
descubren al investigar fiebre y tos, particularmente
Coccidiodomicosis, Histoplasmosis, poco frecuentes en Chile.
Bacterianas: Amigdalitis, con su típico ganglio del ángulo mandibular.
Las lesiones dérmicas infectadas responden inmunológicamente
activando el ganglio regional, por ejemplo por heridas comunes en
extremidades; la Pasteurella se sospecha en una herida con signos
inflamatorios y adenopatía local parecido al caso de Yersinia pestis,
Listeriosis y Bartonella Haenselae (por arañazo o estornudo de gato).
Las septicemias cíclicas como fiebre tifoidea y Brucellosis pueden dar
adenopatías y aumento del bazo.
Venéreas: Sífilis, primaria o secundaria, el linfogranuloma venéreo de
Nicolás y Fabres causa ganglios inguinales y el Haemophilus ducreyi
agrega úlceras genitales dolorosas.
Existen variedades de bacilo tuberculoso (TBC) con especial
predisposición a afectar ganglio al igual que otras Micobacterias como
la lepra.
Entre los parásitos causantes de adenopatías, la toxoplasmosis es
endémica en Chile y su reservorio es el gato, y también la enfermedad
de Chagas, transmitida por la vinchuca que puede manifestar con
conjuntivitis unilateral, edema palpebral violáceo (signo de Romaña) y
adenopatías preauriculares o parotídeas o generalizadas y fiebre, en su
etapa aguda. Linfangitis distales intermitentes pueden ser causadas
por microfilariasis.