You are on page 1of 4

En lo principal: Da cuenta de incumplimiento de régimen de relación

directa y Regular y aplicación de apremios; Primer otrosí: Acompaña


documentos; Segundo otrosí: Solicita oficio.

S.J.L. DE FAMILIA (3°)

Gabriel Matías Cuevas Reyes, Abogado por la parte demandante en


autos sobre ALIMENTOS Y RELCIÓN DIRECTA Y REGULAR, en autos
sobre caratulados BELTRÁN CON ARANCIBIA, Rit C-4661-2018, a US.
respetuosamente digo:

Que vengo, en señalar a S.S. que la madre de la menor de estos


autos nuevamente ha incumplido el régimen comunicacional establecido en
causa RIT C-4661-2018 y que fue decretada mediante conciliación a que
arribaron las partes, consistente en que mi representado, don Nelson
Hernán Beltrán Salas, debía mantener relación directa y regular con su hija,
mediante una terapia de revinculación con ésta en centro Neofán de la
Comuna de Providencia y de acuerdo al siguiente tenor.

HECHOS:

1. Pues bien, ocurre que el día 19 de enero de 2019, mi representado debía


tener régimen de comunicabilidad con su hija MAITE ANTONELLA BELTRÁN
ARANCIBIA, y a instancias de la sesión de ese día en el centro Neofan.

2. Ese día sábado 19 de enero de 2019, la madre de su hija, se excusa


injustificadamente que no llevaría a Maite a dicho centro, y ello
simplemente porque tenía un bautizo en la Comuna de Milipilla, de manera
que prefiere esta circunstancia en vez de que mi representado, y que a más
abundamiento ha cumplido al pie de la letra lo dictado por este tribunal,
pueda mantener su derecho de tener relación directa y regular con su hija.
3. Posteriormente, la psicóloga a cargo de la terapia de revinculación, le
manifestó a la madre, que la sesión de la menor debía ser realiza en el
menor tiempo posible, esto es los días 29, 30, 31 de enero o bien el 1° de
febrero a las 17:00 horas. La madre de la menor responde a la psicóloga vía
teléfono y le señala que no podrá concurrir ella, ni la menor, por temas
laborales. Además, aduce que en febrero se iría de vacaciones hasta el día
18 del mismo mes, y que por ende se tendrán que suspender todas las
sesiones que mi representado debe tener con su hija.

4. Todo lo anterior, claramente me causa agravio y un gran dolor, ya que


siendo un buen padre, acepté lo determinado por el tribunal, y me sometí
con mucho amor al proceso psicológico sabiendo que era la única
oportunidad en que durante meses podía ver a mi hija. No obstante a ello,
la madre de la menor, no problematiza esta situación, e importándole nada
nuestra hija y mi persona, suspende las sesiones usu entero antojo, de todo
lo cual, tengo los respaldos mediante copia de correos enviados por la
misma psicóloga.

DERECHO:

En virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño (en adelante la


Convención), ratificada por nuestro país con fecha 13 de agosto de 1990,
Chile asume obligaciones internacionales en orden a proporcionar tutela
efectiva a la familia, en tanto núcleo fundamental de la sociedad y medio de
crecimiento y bienestar de todos sus miembros, reconociendo el derecho de
todo niño a crecer en el seno de su familia para el pleno y armonioso
desarrollo de su personalidad.
De esta manera, conforme al artículo 3° de la Convención, una
consideración esencial de los tribunales en materia de familia será el interés
superior del niño.
Debe tenerse presente que el Código Civil, en su artículo 222, también
reconoce el interés superior del niño como principio rector en las materias
que les conciernen, y prescribe que es justamente el interés del niño la
preocupación fundamental de los padres.
Es un derecho del niño, de acuerdo a lo prescrito en el artículo 8 de la
Convención, el preservar su propia identidad, incluidos, entre otros, las
relaciones familiares, de conformidad con la ley, estando en su interés
superior el preservar dichas relaciones, tanto con sus progenitores, como
con sus abuelos y otros familiares, lo cual apunta a un normal y sano
desarrollo emocional, y en definitiva, al libre desarrollo de su personalidad.
Dicho de otro modo, es un derecho inherente a la persona humana
preservar su propia identidad, y específicamente el mantener vínculos
afectivos con su familia, no habiendo circunstancias graves que aconsejen
otra cosa.
El deber de protección a la familia no está consagrado solamente en la
Convención, sino que es asumido de manera expresa en nuestra
Constitución
Política de la República, en su artículo 1º inciso segundo declara que "La
familia es el núcleo fundamental de la sociedad". La familia, como es
sabido, es un grupo de personas unidas por vínculos de parentesco, ya sea
consanguíneo, por matrimonio, o adopción que viven juntos por un período
indefinido de tiempo constituyendo la unidad básica de la sociedad.

POR TANTO, en conformidad a lo expuesto y dispuesto por los artículos


229 del Código Civil, artículo 48 ley Nº 16.818 y demás normas legales
pertinentes.
SOLICITO a S.S. se haga efectiva la multa de Una Unidad Tributaria
Mensual, aplicada a la madre, sin perjuicio de decretarse además el arresto
en contra de ésta por este incumplimiento.
Lo anterior, teniendo en especial consideración que la madre sigue
manipulando el vínculo a su antojo.

PRIMER OTROSÍ: Solicito a S.S. que a fin de acreditar lo expuesto en lo


principal, vengo en acompañar copias de correos electrónicos enviados por
la Psicóloga Daniela Antihuala Acuña, en que constan los respectivos
incumplimientos de la madre.

SEGUNDO OTROSÍ: Que a fin de acreditar lo relatado en lo principal, y


según conversaciones llevadas a cabo con la psicóloga, Solicito a S.S., que
ordene oficiar al Centro Neofán, ubicado en calle Antonio Varas número
175, piso 8, oficina 709, a fin de que informe acerca de los reiterados
incumplimientos y obstaculización de la madre de la menor para con el
proceso de relación directa y regular y en el contexto de terapia de
revinculación, especialmente se inste a evacuarlo por la psicóloga
encargada, doña Daniela Atihuala Acuña.

Firmado
GABRIEL digitalmente
por GABRIEL
MATIAS MATIAS
CUEVAS CUEVAS REYES
Fecha:
REYES 2019.01.28
17:35:53 -03'00'