You are on page 1of 114

INTRODUCCIÓN

SUMARIO: I. Contenido de la asignatura; II. Concepto, definición y


clasificación del Derecho Procesal; III. Relaciones del Derecho Procesal con
las demás ramas del Derecho; IV. Índole y naturaleza del Derecho Procesal;
V. Importancia de Derecho Procesal; VI. Efectos del Derecho Procesal en
cuanto al tiempo; VII. Efectos del Derecho Procesal en cuanto al territorio;
VIII. Fuentes del Derecho Procesal; IX. Origen del Código Orgánico de
Tribunales.

I. Contenido de la asignatura 2. Extensión del Derecho Procesal. En


consecuencia, el primer año de Derecho
1. Programa del Derecho Procesal. Procesal está destinado al estudio de todo
Tradicionalmente el Programa de la Cá- el Código Orgánico de Tribunales y del
tedra de Derecho Procesal contempla la libro primero del Código de Procedimien-
enseñanza de esta rama de las ciencias to Civil; el segundo año, sólo al estudio
jurídicas en tres años, correspondiendo, del libro segundo del Código de Procedi-
respectivamente, al tercero, cuarto y quin- miento Civil y de los títulos XIX y XX del
to año de los estudios de Derecho. libro tercero de ese mismo Código; y el
En efecto, en el primer año se estu- tercer año, al estudio de los libros terce-
dian la organización y las atribuciones ro y cuarto del Código de Procedimiento
de los tribunales y, en especial, materias Civil y de todo el Código Procesal Penal.
de innegable interés, como son: el po- La extensión, pues, del Derecho Proce-
der judicial, los magistrados judiciales, sal es mucho más vasta de lo que a primera
la competencia, la jurisdicción discipli- vista se piensa. Comprende no sólo el estu-
naria, la asistencia judicial, los auxilia- dio de los juicios o de sus procedimientos,
res de la administración de justicia, los sino también el del tribunal y el de sus
jueces árbitros y los tribunales especia- funciones, o sea, nos preocupamos del ór-
les. Además se estudian los procedimien- gano, de su función y del procedimiento.
tos judiciales en general; pero, dentro Sin embargo, nuestro legislador, por
de ellos, sólo las reglas comunes a todo razones de método, ha tratado estos tres
procedimiento, entre las que sobresalen aspectos de un mismo fenómeno jurídi-
las referentes a la comparecencia en jui- co en cuerpos legales diferentes; al extre-
cio, las acciones y las excepciones, las mo que algunos piensan –afortunadamen-
resoluciones judiciales, las notificaciones, te los menos– que todo lo relacionado
la cosa juzgada, etc. con la organización y las atribuciones de
En el segundo año, en cambio, se entra los tribunales escapa al contenido del De-
al estudio de los procedimientos judiciales recho Procesal.
en particular, comenzando por el juicio o La doctrina preponderante, en cam-
procedimiento tipo, o sea, por el juicio or- bio, es aquella que estima que el tribunal
dinario de mayor cuantía; luego se estu- es parte integrante de la relación procesal y
dian los recursos procesales y, en seguida, que, en consecuencia, todo lo referente
el juicio ejecutivo de mayor cuantía. a su organización y atribuciones es mate-
Por último, en el tercer año, dentro de ria propia de esta rama del Derecho.
los procedimientos judiciales en particu- Digno de destacar es que el propio
lar, se continúa con el estudio de los jui- legislador se ha influenciado con este úl-
cios de menor cuantía, de mínima timo concepto; pues, en las leyes proce-
cuantía, sumarios, arbitrales, especiales y sales, destina diversas disposiciones al juez
de los actos de jurisdicción voluntaria, y y a sus atribuciones en cuanto elementos
con todo el procedimiento penal. integrantes del proceso.

9
Mario Casarino Viterbo

Pueden citarse, a vía de ejemplo, los simplemente regula el proceso, o sea, la


Códigos Procesales Civiles de: México, año operación mediante la cual se obtiene la
1939; Italia, año 1942; Ciudad del Vatica- solución del juicio.
no, año 1946; Portugal, año 1962; Colom- Aun cuando las definiciones anterio-
bia, año 1971; Brasil, año 1974; Francia, res, a la simple vista, pudieran parecer-
año 1976; Uruguay, año 1989, etc. nos contradictorias, la verdad es que ello
es sólo aparente y obedece a que cada
autor ha tenido un punto de vista diverso
II. Concepto, definición y clasificación del para formularlas. Así, mientras los dos pri-
Derecho Procesal meros han hecho primar el criterio des-
criptivo o formal, los dos últimos han
3. Concepto. Desde el punto de vista preferido recurrir en sus definiciones a
etimológico, la palabra procedimiento de- la finalidad u objeto que persiguen las nor-
riva de la voz latina “procedere”, que sig- mas procesales dentro del ordenamiento
nifica avanzar, poner en movimiento, jurídico general.
progresar, etc.
Desde el punto de vista científico, del 5. Clasificación. Desde el momento
procedimiento puede darse una doble en que el Derecho Procesal comprende
noción: una amplia y otra restringida. el estudio del órgano judicial, de sus atri-
En un sentido amplio, el procedimien- buciones y del procedimiento, fácil es ad-
to es la adecuada aplicación del Poder vertir que permite ser clasificado en dos
del Estado a cada uno de sus órganos grandes ramas: Derecho Procesal Orgá-
con el objeto de que cada uno de ellos nico y Derecho Procesal Funcional. El De-
produzca la función que le es propia. recho Procesal Orgánico se preocupa de todo
En sentido restringido, en cambio, el pro- lo relacionado con la organización y las
cedimiento se refiere sólo al Poder Judi- atribuciones de los tribunales de justicia.
cial; y así resulta que no es más que la forma El Derecho Procesal Funcional reglamenta,
o manera como esta rama del poder público des- en cambio, la forma o manera como los
envuelve su delicada e importante misión. tribunales desempeñan sus atribuciones.
El Derecho Procesal Funcional, a su vez,
4. Definición. El profesor Benavente permite ser subclasificado en: Derecho
define el Derecho Procesal diciendo que Procesal Civil y Derecho Procesal Penal,
es aquella rama del Derecho que regula según si en el proceso respectivo se pre-
la forma solemne en que se proponen, tende la actuación de una ley civil o de
discuten y resuelven las cuestiones some- una penal.
tidas a los tribunales. Para otros, el Derecho Procesal Funcional
El profesor Alessandri, por su parte, podría también ser clasificado en: Dere-
concibe el Derecho Procesal como el con- cho Procesal General y Derecho Procesal
junto de reglas referentes a la organiza- Especial, teniendo en vista si sus normas
ción y atribuciones de los tribunales, a la son aplicables a la generalidad de los ca-
forma de hacer valer las acciones en los sos o, por el contrario, a negocios en par-
juicios y a la manera de solicitar de los ticular.
tribunales su intervención en los actos de
jurisdicción voluntaria.
Para el profesor Chiovenda el Dere- III. Relaciones del Derecho Procesal con
cho Procesal es el conjunto de normas las demás ramas del Derecho
que regulan la actuación de la ley en el
proceso y, particularmente, la relación 6. Con el Derecho Constitucional. Las
procesal. relaciones son evidentes desde el momen-
El profesor Carnelutti lo define, a su to en que ambas ramas del Derecho re-
vez, diciendo que es aquel derecho que gulan la actividad de uno de los Poderes

10
Manual de Derecho Procesal

del Estado, el Judicial; a lo que cabe agre- dentes legislativos a las actuales leyes proce-
gar que, mientras el Derecho Constitucional sales.
establece una serie de garantías llamadas cons- De ahí también que en la mayoría de
titucionales o individuales, el Derecho Proce- las universidades europeas se le atribuya
sal se encarga de reglamentar su ejercicio y gran importancia y que sea objeto de es-
debido cumplimiento. tudios especiales este interesante perío-
do histórico del Derecho Procesal.
7. Con el Derecho Civil. El Derecho
Procesal es el encargado de dar vida al De- 10. Con el Derecho Penal. El Dere-
recho Civil, ya que permite que los dere- cho Penal se encarga de crear los delitos y de
chos que este último consagra, en forma establecer las penas a que se hacen acree-
teórica, si así pudiera decirse, tengan en dores los responsables de ellos: mientras
la práctica reconocimiento efectivo me- que el Derecho Procesal reglamenta la ma-
diante el ejercicio de la acción, la cual, nera práctica de determinar la persona del de-
según el criterio clásico, sólo es el dere- lincuente y de asegurar su persona física para
cho estático puesto en movimiento. aplicarle, en definitiva, la sanción correspon-
Hay además una serie de actos jurídicos diente.
propios del Derecho Civil que tienen influen- Tan evidente es esto que según sea el
cia manifiesta dentro del proceso; como ser el sistema que se adopte para explicar el
pago, la renuncia, el reconocimiento, la tran- fundamento del Derecho Penal, será tam-
sacción, etc. bién el sistema de enjuiciamiento crimi-
Por otra parte, el Derecho Procesal toma nal. Así, el sistema penal de la venganza
del Derecho Civil una serie de principios; a privada origina el sistema procesal penal
saber, los conceptos de ser parte coincidente acusatorio; el sistema penal de la vindic-
con la capacidad jurídica general y el de capa- ta pública determina el sistema procesal
cidad procesal también coincidente con la ca- penal inquisitivo; y el sistema penal mix-
pacidad para obligarse, etc. to condiciona el sistema procesal penal
Numerosas instituciones de Derecho mixto.
Civil son introducidas en el Derecho Pro- Cabe agregar que en algunas universi-
cesal y sirven sus fines; por ejemplo: la dades el Derecho Procesal Penal se estu-
prenda, la hipoteca, el mandato, la ce- dia a continuación o como complemento
sión, la nulidad, etc. de la cátedra de Derecho Penal y no como
Al mismo tiempo, frecuentes términos integrante del Derecho Procesal en gene-
jurídicos del Derecho Civil son utilizados en ral, cual acontece entre nosotros.
las leyes procesales y aun en la ciencia del
Derecho Procesal; por ejemplo: declaración de 11. Con el Derecho Internacional. Di-
voluntad, pretensión, mandato, representación versas instituciones del Derecho Procesal tocan
legal, pago, domicilio, error, transacción, etc. los linderos del Derecho Internacional. Ejs.: ju-
risdicción de los tribunales frente a los extranje-
8. Con el Derecho Comercial. Desde ros; cumplimiento de las resoluciones judiciales
el momento en que el Derecho Comercial pronunciadas por tribunales extranjeros; extra-
pertenece al Derecho Privado y frente al Dere- dición, etc.
cho Civil es un derecho de excepción, quiere
decir que las relaciones entre el Derecho 12. Con el Derecho Administrativo. A
Procesal y el Derecho Comercial son las mis- pesar que el Poder Judicial es un verda-
mas que existen entre aquél y el Derecho Civil. dero poder público, no podemos desco-
nocer el hecho de que las personas que lo
9. Con el Derecho Canónico. Gran constituyen son verdaderos funcionarios públi-
parte de los procedimientos eclesiásticos cos, sometidos en gran medida al régimen jurí-
establecidos en las Decretales de la Edad dico que para ellos contempla el Derecho
Media han servido de principales antece- Administrativo.

11
Mario Casarino Viterbo

Por otra parte, el Derecho Adminis- nera como los intereses jurídicos son tute-
trativo, con el objeto de cumplir adecua- lados por el Estado; en contraposición al
damente su misión y sus fines, adopta la Derecho Civil, llamado derecho material,
técnica procesal, en especial la teoría de porque es el destinado a regular los asun-
los recursos y la de la cosa juzgada. tos o negocios que después ofrecen la sus-
tancia o el material del proceso.
13. Con el Derecho Tributario. Las La doctrina moderna nos enseña que
relaciones del Derecho Procesal con el el Derecho Procesal, antes que adjetivo o
Derecho Tributario, aun cuando escasas, formal, es un derecho instrumental, o sea,
son de alto interés; como ser, la cuestión que es el medio de que se vale el Estado
de saber si la administración de justicia debe para obtener la debida tutela o resguar-
ser gratuita o remunerada y, en este último do de los derechos consagrados en las
caso, el modo y la forma de esta remuneración. leyes de fondo.
Además la aplicación de las leyes tri-
butarias origina reclamos de los particula- 16. Derecho Público y Derecho Priva-
res ante los tribunales de justicia, los do. Esta clasificación del Derecho es tra-
cuales revisten, indudablemente, la for- dicional. Derecho Público es aquel que regula
ma de procesos regulados por la técnica las relaciones entre el Estado y los particula-
del Derecho Procesal. res, o las de los Estados entre sí. Derecho Pri-
vado es aquel que regula las relaciones de los
particulares entre sí y en cuanto tales.
IV. Índole y naturaleza del Derecho Sin embargo, no podemos dejar de
Procesal reconocer que hoy día esta clasificación
es sumamente combatida. Se dice que el
14. Planteamiento del problema. Esta Derecho es uno solo y que lo que se cree
materia origina diversas e importantes ver como Derecho Público o Derecho Pri-
cuestiones: vado es más bien un mismo fenómeno
a) ¿El Derecho Procesal es derecho que dos diversos; a pesar de que en un
sustantivo o adjetivo? caso se acentúa la tutela o protección del
b) ¿El Derecho Procesal forma parte interés colectivo y en el otro, la del inte-
del Derecho Público o del Derecho Pri- rés individual. Esta clasificación tendría
vado?, y así sólo un valor histórico o tradicional,
c) ¿El Derecho Procesal está consti- antes que científico o racional.
tuido por normas de orden público o no? El hecho es que ella existe; y que para
una gran masa de civilistas, el Derecho Procesal
15. Derecho sustantivo y derecho ad- es Derecho Privado, y para los cultores del Dere-
jetivo. Se atribuye al jurisconsulto Bentham cho Público pertenece, en cambio, a esta última
la clásica división del derecho en sustan- rama. Ejemplos: según Garçonnet, el Dere-
tivo y adjetivo. cho Procesal es una rama del Derecho Pri-
Derecho sustantivo es aquel que puede exis- vado; mientras que Letelier sostiene que el
tir por sí solo; y derecho adjetivo, en cambio, Derecho Procesal es una rama del Dere-
es aquel que necesita de la presencia de otro cho Público, que nace cuando el Estado
derecho para ponerlo en movimiento. interviene en el orden jurídico substituyen-
En consecuencia, para Bentham y de- do el sagrado derecho de venganza.
más partidarios de esta clasificación del La doctrina actualmente imperante
Derecho, el Derecho Civil es esencialmente enseña que el Derecho Procesal, si bien
sustantivo y el Derecho Procesal, adjetivo. participa en gran parte del Derecho Pú-
También dentro de este mismo orden blico, se encuentra en una posición central
de ideas, al Derecho Procesal se le llama y privilegiada con respecto a las demás ra-
frecuentemente derecho formal, para sig- mas del Derecho, desde la cual domina
nificar con ello que regula la forma o ma- al Derecho Público y al Privado, a la vez.

12
Manual de Derecho Procesal

En efecto, el Derecho Procesal orga- Las segundas normas, o sea, aquellas


niza y fija las atribuciones de un Poder que fijan las atribuciones de los tribunales
del Estado, como es el Judicial; regula las como órganos del Poder Judicial, son sus-
relaciones de las partes frente al juez o, ceptibles de una subclasificación en: nor-
aun, de terceros frente a éste (ejemplo: mas de competencia absoluta y de
testigos, peritos, etc.); precisa los efectos competencia relativa. Las normas de com-
de las sentencias pronunciadas por el juez petencia absoluta, por su propia finali-
como acto de soberanía, etc., materias to- dad, son de orden público, pues han sido
das, evidentemente, de Derecho Público. establecidas por razones de alta conve-
En una palabra, casi todo el proceso está niencia pública; a diferencia, en cambio,
fundado en una relación de Derecho Pú- de las normas de competencia relativa que
blico que existe entre las partes y el Esta- han sido consagradas en el solo interés y
do, que se inicia mediante el ejercicio de beneficio de los litigantes y que pueden,
la acción y que termina con la dictación en consecuencia, ser objeto de convenio,
de la sentencia. y, aun, de renuncia, en los asuntos civiles
Pero, al mismo tiempo, hay muchos contenciosos.
puntos de contacto entre el Derecho Pro- Por último, las normas de procedimiento
cesal y el Derecho Privado, que no son propiamente tales son más difíciles de en-
difíciles de constatar. El procedimiento, casillar dentro del grupo de las normas
desde luego, en la mayoría de los casos, de orden público o de las que no tienen
se ha establecido para tutelar el interés este carácter. En realidad, es imposible
privado; a lo que cabe agregar que, por dar una pauta de aplicación general: lo
regla general, el proceso comienza a pe- más acertado es analizar cada norma de
tición de parte, no hay causas que se ini- procedimiento en particular para tratar
cien de oficio (salvo las criminales), y que de desentrañar si es de orden público o
el juez falla dentro de los límites que las no. Por lo demás, los propios Códigos
partes le han señalado en sus presenta- Procesales se encargan de señalarnos ca-
ciones fundamentales (demanda y con- sos de normas de procedimiento que han
testación). sido establecidas en el solo interés de los
litigantes y que pueden renunciarse; ejem-
17. El Derecho Procesal y las normas plo, la renuncia de los términos probato-
de orden público. Entendemos por nor- rios, de los recursos y, aun, de algunos
mas de orden público aquellas que han sido trámites en general, lo que nos indica el
establecidas por razones de alta conveniencia doble carácter que pueden presentar es-
social y que, de consiguiente, no pueden ser tas normas frente al concepto del orden
objeto de convenios privados por las partes que público.
impliquen su renuncia.
Ahora bien, para saber si el Derecho
Procesal está constituido por normas de V. Importancia del Derecho Procesal
orden público o no, es indispensable dis-
tinguir entre las que organizan el Poder 18. Razones que la justifican. Diver-
Judicial, fijan sus atribuciones e indican sas razones han formulado los autores que
el procedimiento a seguir. cultivan esta rama del Derecho para jus-
En efecto, todas las normas relativas tificar su importancia.
a la organización del Poder Judicial, desde Según algunos, ella radica en el he-
el momento que tocan a la constitución cho de que sus normas afectan a todos los
misma del Estado, caen en la esfera del individuos por igual, ya que nadie está exento
orden público; no pueden ser objeto de del riesgo de tener que recurrir algún día a los
convenio entre las partes; y mal pueden tribunales en defensa de su patrimonio, de su
ser renunciados los derechos que en ellas honra o de su propia vida. En cambio, el
se consagran. Derecho Civil, el Derecho Comercial, el

13
Mario Casarino Viterbo

Derecho de Minas, etc., sólo afectan a 20. Soluciones doctrinales. Si el juicio


aquellos individuos cuyas actividades par- se encuentra terminado, la sentencia que le
ticulares se desenvuelven dentro del ob- puso fin habrá adquirido el carácter de
jeto o materia que regulan esas normas firme o ejecutoriada y los derechos que
de derecho. ella consagra habrán sido incorporados al
Para otros, ella se demuestra por ser patrimonio de su titular. De tal manera
el Procesal un derecho dinámico, o sea, que que si una nueva ley procesal pretendiera
pone en movimiento a las demás ramas del afectar a este juicio ya terminado, vendría
Derecho, las que son, por naturaleza, estáti- a atentar en contra del derecho de pro-
cas. Sin el Derecho Procesal, agregan, las piedad; lo cual, en virtud de la organiza-
otras ramas del Derecho serían letra muer- ción constitucional de los Estados, sería
ta; es la acción judicial, el derecho material o jurídicamente imposible, pues todos ellos
sustantivo puesto en ejercicio el que, en último respetan y garantizan dicho derecho.
término, viene a darle vida y aplicación prác- En el supuesto que la relación mate-
tica a las normas que consagran los derechos rial se hubiere formado, y con posteriori-
subjetivos o primarios. dad se dictare una nueva ley procesal, y
Por último, para otros –y esto dice dicha relación es controvertida y requie-
relación más bien con el Derecho Proce- re de la intervención del magistrado, o
sal Penal– la importancia del Derecho Pro- sea, da origen a un juicio, éste debe regirse
cesal se justifica por ser la rama de las por la nueva ley, sin atender para nada a
ciencias jurídicas que se preocupa de la ma- la ley procesal vigente a la fecha de la
nera como debemos ejercer y defender formación de la relación material objeto
las garantías individuales en caso de que del pleito. Este principio reconoce una
ellas sean violadas, las cuales son, sin duda, excepción en cuanto a los medios proba-
una de las mayores conquistas de la civili- torios, ya que en atención a que ellos es-
zación actual. tán estrechamente vinculados con la
relación material misma, se acepta que
los que podían utilizarse al momento de
VI. Efectos del Derecho Procesal en cuanto la formación de esa relación puedan ha-
al tiempo cerse valer en el juicio; aun cuando, a la
época de su iniciación, se hubiera modi-
19. Planteamiento del problema. Los ficado por una nueva ley el régimen jurí-
actos judiciales, por su propia naturale- dico de dichos medios probatorios.
za, son esencialmente complejos. Se trata En el caso de que, pendiente un proce-
de una serie de actos, encadenados los so, se dictare una nueva ley procesal, para
unos a los otros, cuyo conjunto constitu- saber los efectos de ella en función a di-
ye el proceso. Se desarrollan, en conse- cho juicio, la doctrina aconseja distinguir
cuencia, en un espacio de tiempo más o diversas situaciones. Si la nueva ley versa
menos largo. sobre la organización o las atribuciones
En el intertanto, puede dictarse una de los tribunales, entra a regir de inme-
ley que introduzca modificaciones, ya en diato, pues se trata de una ley de orden
la organización y en las atribuciones de público. De allí que se diga que esta cla-
los tribunales, ya en el procedimiento mis- se de leyes rigen “in actum”. En cambio,
mo; y se suscita de inmediato la cuestión si la nueva ley versa sobre el procedimien-
de saber si esa nueva ley va a producir to mismo, será necesario respetar como
efectos en los juicios futuros a que puede válidos los actos procesales ya cumplidos
dar origen una relación jurídica material y ajustar los futuros a esa nueva ley.
ya formada, o bien, en los juicios actual- Algunos, sin embargo, agregan que
mente pendientes al momento de dictar- será necesario ver si la nueva ley introdu-
se la referida ley y, aun, en los juicios ce un nuevo sistema procesal o no. En
afinados. caso afirmativo, el proceso pendiente se

14
Manual de Derecho Procesal

continuaría siempre tramitando por la ley Por último, si se trata de un juicio pen-
antigua y la nueva sólo vendría a aplicar- diente, y en el intertanto se dicta una nue-
se en los juicios futuros. va ley procesal, será necesario subdistinguir
si estamos en presencia de una nueva ley,
21. Soluciones ante nuestro Derecho. que diga relación con la organización o
Es evidente que si una nueva ley procesal las atribuciones de los tribunales (por
pretendiera afectar a un juicio ya termina- ejemplo, supresión o creación de tribuna-
do y privar con ello al titular del derecho les, alteración de su competencia, etc.); o
reconocido en la sentencia, dicha ley se- de una nueva ley, que se refiera estricta-
ría inconstitucional, por cuanto nuestra mente al procedimiento (por ejemplo,
Carta Fundamental reconoce como dere- creación o eliminación de determinados
cho constitucional la inviolabilidad de to- trámites o actuaciones).
das las propiedades, sin distinguir el Si la nueva ley procesal se refiere a la
origen o título de este dominio (art. 19, organización o a las atribuciones de los tri-
Nº 24, Constitución Política); a menos que bunales, entrará a regir de inmediato, “in
a esa persona se le expropiara tal dere- actum”, por cuanto se tratará de leyes per-
cho y se le pagara la correspondiente in- tenecientes al Derecho Público, en cuya
demnización. rama no hay derechos adquiridos; sin que
Si se trata de una relación material ya tampoco pueda invocarse a este respecto
formada (por ejemplo, se celebra un con- el art. 9º del Código Civil, el que establece
trato, se otorga un testamento, etc.), la que la ley sólo puede disponer para lo fu-
cual después da origen a un pleito y antes de turo, y no tendrá jamás efecto retroactivo.
su iniciación se dicta una nueva ley pro- Dentro de este primer caso se ha creí-
cesal, también es evidente que este juicio do por algunos que, en el evento de que
se regirá en toda su amplitud por la ley la nueva ley viniera a alterar la compe-
nueva, pues “las leyes concernientes a la tencia de los tribunales, o sea, a privar a
sustanciación y ritualidad de los juicios un tribunal del conocimiento de un de-
prevalecen sobre las anteriores desde el terminado asunto, y a entregarlo a otro,
momento en que deban empezar a re- dicha ley no podría aplicarse a los juicios
gir” (art. 24, inc. 1º de la ley de 7 de en actual tramitación.
octubre de 1861, sobre el efecto retroac- Se fundan en los arts. 19, Nº 3, inc. 3º
tivo de las leyes). de la Constitución Política, que dispone
Hay una importante excepción a este que nadie puede ser juzgado por comi-
principio, referente a los medios probato- siones especiales, sino por el tribunal que
rios, que consagra el artículo 23 de esa le señale la ley y que se halle establecido
misma ley y que dice: “Los actos o con- con anterioridad por ésta; y 109 del Có-
tratos válidamente celebrados bajo el im- digo Orgánico de Tribunales, que pres-
perio de una ley podrán probarse bajo cribe que, radicado con arreglo a la ley
el imperio de otra por los medios que el conocimiento de un negocio ante tri-
aquélla establecía para su justificación, bunal competente, no se alterará esta
pero la forma en que deba rendirse la competencia por causa sobreviniente.
prueba estará subordinada a la ley vi- Sin embargo, dicha doctrina no cuen-
gente al tiempo en que se rindiere”. Dis- ta con el apoyo de la Corte Suprema, y se
tingue así nuestro legislador entre los la rebate sosteniendo que el precepto
medios probatorios mismos y la forma o constitucional citado lo que persigue es
manera de rendirlos. Los primeros se ri- evitar solamente el juzgamiento por tri-
gen siempre por la ley antigua, pues di- bunales ad hoc; y que la causa sobrevi-
cen relación con la existencia del acto o niente a que alude el precepto también
contrato; la segunda, por versar sobre citado del C.O.T. tiene que consistir en
un aspecto formal de la cuestión, se ajus- un acto o manifestación de voluntad del
ta a la nueva ley. individuo, mas no del legislador.

15
Mario Casarino Viterbo

En fin, si la nueva ley procesal dice rio, Ley Nº 18.287 de 18 de enero de


relación con el procedimiento mismo, en 1984; art. 4º transitorio, Ley Nº 18.510,
conformidad al art. 24, inciso 1º, de la publicada en el Diario Oficial de 14 de
ley sobre el efecto retroactivo de las le- abril de 1986; art. transitorio, Ley
yes, entrará a regir de inmediato, pues Nº 18.705 de 24 de mayo de 1988; art. 2º
esta clase de normas se imponen a la au- transitorio, Ley Nº 18.776 de 16 de enero
toridad desde el momento en que se dic- de 1989; art. transitorio, Ley Nº 18.802
tan; a menos que estemos en presencia de 23 de mayo de 1989, etc.
de un plazo que hubiera empezado a co- En materia procesal penal, se dis-
rrer o de una actuación o diligencia ya puso una entrada gradual de la vigen-
comenzadas, las cuales se ajustan a la ley cia en las distintas regiones del país. El
procesal vigente al tiempo de su inicia- artículo 4º transitorio de la Ley Orgáni-
ción, tal como lo prescribe el inciso 2º ca Constitucional del Ministerio Públi-
del art. 24 de la ley en referencia. co, Nº 19.640, de 15 de octubre de 1999,
modificada por las leyes Nos 19.762 y
22. Sistema de las normas transito- 19.919, de 13 de octubre de 2001, y 20
rias. Sin embargo, la aplicación de los de diciembre de 2003, respectivamente,
preceptos anteriores, en la práctica, pue- y el artículo 484 del Código Procesal Pe-
de dar origen a dificultades. nal dispusieron respecto de todos los de-
En tal evento, nuestro legislador, en litos cometidos con anterioridad a la fe-
infinidad de casos, ha optado por seguir cha de entrada en vigencia en la respec-
el sistema conocido con el nombre de las tiva región que serían competentes los
normas transitorias; y que consiste en con- tribunales que correspondan por la apli-
templar preceptos legales expresos que cación de las normas de competencia vi-
solucionen el paso de la nueva ley proce- gentes a esa fecha, aplicándose el proce-
sal con respecto a la antigua, lo que tam- dimiento que corresponda contemplado
bién es recomendado como altamente en el Código de Procedimiento Penal o
conveniente por la doctrina. en leyes especiales. En este caso, la in-
Ejemplos: art. 3º transitorio, Ley vestigación no es dirigida por el Minis-
Nº 6.827, de 28 de febrero de 1941; art. 1º terio Público y son claramente incompe-
al 6º transitorios, Ley Nº 6.985, de 8 de tentes para conocer de él tanto el juez
agosto de 1941; art. 1º transitorio, Ley de garantía como el tribunal de juicio
Nº 7.760, de 5 de febrero 1944; arts. 6º y oral en lo penal.
9º transitorios, Ley Nº 11.183, de 10 de En cambio, si el delito se hubiere co-
junio de 1953; arts. 1º y 2º transitorios, metido con posterioridad a la entrada en
Ley Nº 13.916, de 12 de febrero de 1960; vigencia del Código Procesal Penal, la in-
art. 2º transitorio, Ley Nº 15.632, de 13 vestigación deberá ser dirigida por el Mi-
de agosto de 1964; art. 10, Ley Nº 16.437, nisterio Público con la participación del
de 23 de febrero de 1966; art. 1º transito- juez de garantía que se prevé en la ley, y
rio, Ley Nº 16.952, de 1º de octubre de se aplicará el procedimiento que fuere
1968; art. 2º transitorio, Decreto Ley pertinente de los contemplados en el Có-
Nº 964, de 12 de abril de 1975; art. tran- digo Procesal Penal para el desarrollo del
sitorio, Ley Nº 18.092 de 29 de diciem- proceso penal.
bre de 1981; art. 1º transitorio, Ley
Nº 18.118 de 30 de abril de 1982; arts. 1º,
2º y 3º, Ley Nº 18.175 de 13 de octubre VII. Efectos del Derecho Procesal en
de 1982, en relación a los arts. 2º y 3º de cuanto al territorio
la Ley Nº 18.238, publicada en el Diario
Oficial de 1º de septiembre de 1983 que 23. Principio. La ley es una declara-
interpreta los arts. 1º y 3º transitorios men- ción o emanación del poder de sobera-
cionados precedentemente; art. transito- nía de cada Estado; luego debe única-

16
Manual de Derecho Procesal

mente regir y producir efectos dentro del to Supremo Nº 374, de 10 de abril de


país en el cual ha sido dictada y solamen- 1934, sin perjuicio de la siguiente reser-
te afectar a las personas que se encuen- va: “Ante el Derecho Chileno y con rela-
tren en ese territorio. ción a los conflictos que se produzcan
Aplicando el principio anterior al De- entre la legislación chilena y alguna ex-
recho Procesal, la doctrina enseña que tranjera, los preceptos de la legislación
todo lo relativo a las formas o solemnida- actual o futura de Chile prevalecerán so-
des del proceso debe ser regulado por bre dicho Código, en caso de desacuer-
las normas legales vigentes en el lugar en do entre unos y otros”.
el cual actúa el órgano judicial que está Este Código contiene un libro entero
conociendo de dicho proceso; y que la –el libro cuarto– sobre Derecho Procesal
sumisión al órgano judicial afecta por Internacional, destinado a legislar mate-
igual a todos los individuos residentes en rias de tanta importancia como son las
ese lugar, sin distinción de nacionalidad. siguientes: competencia, extradición, ex-
hortos internacionales, pruebas, casación,
24. Excepciones. Sin embargo, en quiebra, ejecución de sentencias, etc.
atención a las continuas relaciones inter- (arts. 423 y siguientes); y, en especial, ex-
nacionales y a razones de alta convenien- cluye de las jurisdicciones nacionales a
cia pública, la rigidez de los principios los Jefes de Estado extranjeros y a los
anteriores sufre diversas excepciones; agentes diplomáticos extranjeros.
como ser, se atribuye competencia a los Por otra parte, la inmunidad de juris-
tribunales chilenos para juzgar hechos dicción de que gozan las personas antes
acaecidos fuera del territorio nacional nombradas, también había sido recono-
(art. 6º, C.O.T.); se entrega a ciertas per- cida, con anterioridad, en la Convención
sonas, en razón del cargo o función que sobre funcionarios diplomáticos, suscrita el
desempeñan, al juzgamiento de determi- 10 de febrero de 1928 en La Habana y
nados tribunales especiales, distintos de ratificada posteriormente por Chile, el 31
aquellos a que se encuentran sometidos de diciembre de 1936.
la generalidad de las personas (arts. 45, Pero aún más amplias son las disposi-
Nº 2 letra g) y 50 Nº 2 del C.O.T.); se ciones que se contienen, acerca de inmu-
libera de la obligación de comparecer nidad de jurisdicción de los agentes
ante los tribunales a declarar a esas mis- diplomáticos y de los cónsules e inviola-
mas personas por la misma razón ante- bilidad de sus respectivas sedes, en los
rior (arts. 361, Nº 2, C.P.C. y 191, Nº 2º, siguientes textos internacionales: a) Con-
C.P.P.); se le reconoce, por último, vali- vención de Viena, sobre relaciones diplomáti-
dez y fuerza ejecutiva, dentro de nuestro cas, firmada el 18 de abril de 1961,
país, a las resoluciones judiciales pronun- ratificada por Chile por Decreto Supre-
ciadas por tribunales extranjeros siempre mo Nº 666, de 9 de noviembre de 1967, y
que concurran determinadas condiciones publicados en el Diario Oficial, de 4 de
legales (arts. 242 y siguientes C.P.C.), etc. marzo de 1968; y b) Convención de Viena,
sobre relaciones consulares, firmada el 24 de
25. Convenciones internacionales. abril de 1963, ratificada por Chile por
Debemos, además, dejar constancia que, Decreto Supremo Nº 709, de 28 de no-
para la solución de los conflictos interna- viembre de 1967, y publicados en el Dia-
cionales que pueden suscitarse entre los rio Oficial, de 5 de marzo de 1968.
diversos Estados americanos con motivo
de la aplicación de leyes procesales, es
necesario tener en consideración el Códi- VIII. Fuentes del Derecho Procesal
go de Derecho Internacional Privado o Código
de Bustamante, promulgado como ley de 26. Su enumeración. Los autores acos-
la República de Chile, a virtud del Decre- tumbran clasificar las fuentes del Dere-

17
Mario Casarino Viterbo

cho Procesal en históricas, constituciona- En España han regido tres Códigos pro-
les, legales y subsidiarias. cesales fundamentales: la Ley de Enjuicia-
Entre las fuentes históricas sobresalen miento Civil, de 31 de octubre de 1855; la
el procedimiento romano y el germáni- Ley de Enjuiciamiento Civil, de 3 de fe-
co, que han servido de antecedentes a la brero de 1881 y la Ley de Enjuiciamiento
mayoría de los procedimientos actuales o Civil de 2000, que es la actualmente vi-
modernos. Las fuentes constitucionales es- gente, sin perjuicio de las numerosas re-
tán representadas por esa serie de pre- formas que ha experimentado a través del
ceptos que encontramos en las Cartas tiempo. Estos cuerpos legales, en especial
Fundamentales, especialmente sobre la el último, tienen una gran importancia
organización y la independencia del Po- para nosotros, porque son los principales
der Judicial. Las fuentes legislativas están antecedentes legislativos extranjeros de
constituidas por el derecho positivo y vi- nuestras leyes procesales.
gente en determinada época y país. Por En Francia rigió el Código de Proce-
último, las fuentes subsidiarias son la doc- dimiento Civil, de 24 de abril de 1806,
trina de los autores y la jurisprudencia. de origen napoleónico, lo mismo que su
Nosotros sólo indicaremos como fuen- Código Civil. A pesar de las variadas re-
tes del Derecho Procesal la ley, la doctri- formas que había experimentado, adole-
na de los autores y la jurisprudencia, de cía de grandes defectos; lo cual, unido a
cada una de las cuales pasamos a preocu- su antigüedad, obligó al legislador galo a
parnos en particular. dictar un nuevo cuerpo legal con fecha
1º de enero de 1976.
27. La Ley. Es la primera y fundamen- En Italia han existido dos Códigos
tal fuente del Derecho Procesal. Se trata Procesales: el Código de Procedimiento
del derecho positivo vigente en determi- Civil, de 25 de junio de 1865, de clara
nado tiempo y país. La ley procesal, al orientación francesa, y el Código de Pro-
igual que la mayoría de las normas lega- cedimiento Civil, de 28 de octubre de
les, difiere de una nación a otra, pues se 1940, que es el actualmente vigente, a
dicta para satisfacer las necesidades so- contar desde el 21 de abril de 1942, y
ciales del país de origen, las cuales son cuya aplicación práctica ha suscitado las
también diversas según sea el lugar y el más enconadas y ardientes polémicas por
tiempo en que aquéllas se promulguen. su acentuado carácter doctrinario. Tam-
En Chile las fuentes legales básicas bién ha experimentado diversas y sucesi-
del Derecho Procesal son: la Constitución vas reformas en estos últimos años.
Política, de 21 de octubre de 1980; la En Alemania han regido tres textos
Ley de Organización y Atribuciones de procesales fundamentales: el Código de
los Tribunales, de 15 de octubre de 1875, Procedimiento Civil, de 20 de mayo de
llamada posteriormente Código Orgáni- 1895; la Ley sobre Jurisdicción Volunta-
co de Tribunales, desde el 9 de julio de ria, de 17 de mayo de 1895; y el Código
1943; el Código de Procedimiento Civil, de Procedimiento Civil, de 13 de noviem-
de 28 de agosto de 1902; el Código de bre de 1933, que es el actualmente vi-
Procedimiento Penal, de 12 de junio de gente.
1906, el Código Procesal Penal, de 12
de octubre de 2000, el Código de Justi- 28. La doctrina. La doctrina como
cia Militar, de 23 de diciembre de 1925; fuente del Derecho Procesal tiene una
y, por último, la infinidad de leyes, de- considerable importancia, puesto que se
cretos leyes y decretos con fuerza de ley trata de un derecho relativamente nue-
que han modificado o complementado vo, en plena formación y evolución, que
los diferentes cuerpos legales anteriores lucha por destacarse de las ramas jurídi-
y que iremos conociendo a través de cas más afines y por establecerse sobre
nuestro estudio. bases científicas propias.

18
Manual de Derecho Procesal

En este desenvolvimiento de la doc- como son el lugar y la época en que les


trina procesal podemos distinguir cuatro ha correspondido actuar.
períodos o fases perfectamente definidas y Nos limitaremos, pues, a hacer una
con características propias: el de la es- simple enumeración de los más destaca-
cuela exegética, el de las teorías particu- dos autores de Derecho Procesal y de sus
lares, el de la teoría general del proceso producciones bibliográficas, de carácter
de cognición o del juicio declarativo, y el general, más importantes.1
de la teoría general del proceso. Alemania: Adolfo Wach, Handbuch
a) El período de la escuela exegética se (1885); Engelmann, El proceso civil (1901);
caracteriza por el predominio del siste- Sawer, Fundamentos del Derecho Procesal Civil
ma de los comentarios de los textos lega- (1919); James Goldsmichdt, El proceso como
les en el mismo orden de materias que situación jurídica (1925); W. Kisch, Elemen-
en ellos se contienen, sin entrar al estu- tos de Derecho Procesal Civil (1932); James
dio propiamente tal de las instituciones Goldsmichdt, Derecho Procesal Civil (1936);
procesales. Se inspira en las directivas exe- Adolfo Schönke, Derecho Procesal Civil
géticas de la escuela procesal francesa. (1950); Leo Rosemberg, Tratado de Derecho
b) El período de las teorías particulares Procesal Civil (1955); Walter Zeiss, Derecho
representa una transición entre el perío- Procesal Civil (1971).
do anterior y el siguiente, dentro de las Argentina: Tomás Jofré, Manual del Pro-
diversas fases de evolución de la doctrina cedimiento Civil y Penal (1919); Máximo
procesal. Se caracteriza porque ya apare- Castro, Curso de Procedimientos Judiciales
cen las primeras tendencias sobre la in- (1926); Hugo Alsina, Tratado Teórico y Prác-
vestigación de los principios que informan tico de Derecho Procesal Civil y Comercial
cada institución procesal en particular. (1941/1943); Ricardo Reimundín, Dere-
c) En el período de la teoría general del cho Procesal Civil (1957); J. Ramiro Podet-
proceso de cognición o del juicio declarativo la ti, Derecho Procesal Civil, Comercial y Laboral
directiva exegética cede completamente (1949/1952); Santiago Sentís M., Teoría y
el campo a la directiva doctrinaria; y la práctica del proceso (1959); Eduardo B. Car-
influencia de la escuela francesa procesal los, Introducción al estudio del Derecho Proce-
es reemplazada y supeditada, primero, por sal (1959); Lino Palacio y Augusto More-
la germana, y luego, por la italiana. Se llo, Manual de Derecho Procesal Civil (1965);
distingue por el vigoroso impulso alcan- Santiago Sentís M., Estudios de Derecho Pro-
zado dentro del estudio de los principios cesal (1967); Clemente Díaz, Instituciones
que informan el derecho procesal y, en del Derecho Procesal (1968-1972); Enrique
particular, del juicio de cognición o de- M. Falcon, Elementos del Derecho Procesal Ci-
clarativo. vil (1968-1972); Lino Enrique Palacios,
d) Por último, el período de la teoría Derecho Procesal Civil (1986).
general del proceso representa una ulterior Colombia: Hernando Devis Echandía
evolución de la fase precedente. Se ca- Tratado de Derecho Procesal Civil (1961/
racteriza por la tendencia a obtener una 1967).
verdadera síntesis de los principios del Chile: José B. Lira, Prontuario de los jui-
derecho procesal, comprensiva no sólo cios o Tratado de procedimientos judiciales y
de las instituciones del proceso de cogni- administrativos con arreglo a la legislación
ción o juicio declarativo, sino, además, chilena (1867); Manuel E. Ballesteros, La
de los procesos ejecutivos, cautelares, pe- Ley de Organización y Atribuciones de los Tri-
nales y demás especiales. bunales de Chile. Antecedentes, concordancias
Ahora bien, han existido y existen nu- y aplicación práctica de sus disposiciones
merosos y distinguidos cultores de esta (1890); David Toro y Aníbal Echeverría,
importante rama de las ciencias jurídi-
cas, cuya orientación científica ha depen- 1
La bibliografía procesal penal se citará opor-
dido naturalmente de influencias diversas, tunamente en el tomo VII de este Manual.

19
Mario Casarino Viterbo

Código de Procedimiento Civil anotado (1902); nual de procedimiento civil y vías de ejecución
Carlos Risopatrón, Estudios sobre el Código (1951); Henry Solus et Roger Perrot, Dere-
de Procedimiento Civil (1904); Humberto cho Judicial Privado (1961).
Trucco, Ley de Organización y Atribuciones
de los Tribunales (1921); Manuel A. Maira, Italia: Manuel Cuzzeri, El Código ita-
Explicaciones de Derecho Procesal (1923); Fer- liano de procedimiento civil ilustrado (1908);
nando Alessandri R., Ley Orgánica de Tri- José Chiovenda, Principios de Derecho Pro-
bunales (1936) y Curso de Derecho Procesal cesal Civil (1922); Ludovico Mortara, Co-
(1936); Luis Varas Gómez, Estudio sobre la mentario del Código y de las leyes de procedi-
Ley de Organización y Atribuciones de los Tri- miento civil (1923); Luis Mattirolo, Tratado
bunales (1937); Carlos Anabalón, Tratado de Derecho Judicial Civil (1930); Francisco
práctico de derecho procesal chileno (1944); Carnelutti, Lecciones de Derecho Procesal Ci-
Manuel Urrutia S., Manual de Derecho Pro- vil (1930); José Chiovenda, Instituciones
cesal (1949); Carlos Anabalón, El juicio or- de Derecho Procesal Civil (1936); Ugo Roc-
dinario de mayor cuantía (1954); Jaime co, Derecho Procesal Civil (1937); Pedro Ca-
Galté, Manual de Organización y Atribucio- lamandrei, Instituciones de Derecho Procesal
nes de los Tribunales (1954); Fernando Ales- Civil (1941); Francisco Carnelutti, Institu-
sandri R., Código Orgánico de Tribunales ciones del nuevo proceso civil italiano (1942);
(1959); Alex Avsolomovich, Germán Marco T. Zanzucchi, Derecho Procesal Civil
Lührs y Ernesto Noguera, Nociones de De- (1946); Salvador Satta, Derecho Procesal Ci-
recho Procesal (1965); Mario Casarino V., vil (1948); Enrico Redenti, Derecho Proce-
Manual de Derecho Procesal (1974/1977). sal Civil (1957); Ugo Rocco Tratado de De-
España: José V. Carabantes, Tratado his- recho Procesal Civil (1960); Virgilio Andrioli,
tórico, crítico y filosófico de los procedimientos Comentarios al Código de Procedimiento Civil
judiciales en materia civil (1856); Emilio (1962); Enrico Allorio, Comentarios del Có-
Reus, Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881 digo de Procedimiento Civil (1973).
(1892); Santiago López Moreno, Principios Uruguay: Rafael Gallinal, Estudios sobre
fundamentales del procedimiento civil y crimi- el Código de Procedimiento Civil (1928); Eduar-
nal (1901); José M. Manresa y Navarro, do J. Couture, Fundamentos del Derecho Proce-
Comentarios a la Ley de Enjuiciamiento Civil sal Civil (1951); Enrique Vescovi, Derecho
reformada (1928); Magín Fábregas, Leccio- Procesal Civil (1976).
nes de procedimientos judiciales (1928); Ra- Sin perjuicio de la producción biblio-
fael de Pina, Manual de Derecho Procesal Civil gráfica anterior, los autores de Derecho
(1936); José Prieto Castro, Exposición del Procesal han dado a la publicidad nume-
Derecho Procesal Civil de España (1941); Ma- rosas y variadas monografías, que consti-
nuel de la Plaza, Derecho Procesal Civil espa- tuyen el valioso y nutrido material de las
ñol (1942); Jaime Guasp, Comentarios a la siguientes Revistas:
Ley de Enjuiciamiento Civil (1943); Pedro
Aragoneses, Proceso y Derecho Procesal (1960); Revista de Proceso Civil Alemán, edi-
Gómez y Herce, Derecho Procesal Civil tada en Alemania (años 1878 al 1920);
(1961); Jaime Guasp, Derecho Procesal Civil Revista de Procedimiento Civil y Co-
(1962); Manuel Serra D., Estudios de Dere- mercial, editada en Francia (años 1918 a
cho Procesal (1969). 1919);
Francia: Charles Rauter, Curso de procedi- Revista de Derecho Procesal Civil, edi-
miento civil (1834): Garçonnet et Cezar-Bru, tada en Italia (años 1924 al 1943);
Tratado teórico y práctico de Derecho Procesal Revista de Derecho Procesal, editada
Civil (1881); Glasson, Tisier et Morel, Tra- en Argentina (años 1943 al 1955);
tado de procedimiento civil (1908); Japiot, Tra- Revista de Derecho Procesal, editada
tado elemental de procedimiento Civil y Comercial en Italia (desde el año 1946);
(1916); René Morel, Tratado elemental de pro- Revista de Derecho Procesal, editada
cedimiento civil (1932); Parisot y Jauffret, Ma- en España (años 1945 al 1955);

20
Manual de Derecho Procesal

Revista Iberoamericana de Derecho rés jurídico; c) las publicaciones que or-


Procesal, editada en España (desde el año dena el artículo 89 del Código Orgánico
1956); de Tribunales; y d) todas aquellas resolu-
Revista de Derecho Procesal Civil, edi- ciones que sean ordenadas por los tribu-
tada en Brasil (desde el año 1960); nales que las hayan dictado.
Revista de Estudios Procesales, edita-
da en Rosario, Argentina (desde el año
1969); IX. Origen del Código Orgánico de
Revista de Derecho Procesal, editada Tribunales
en México (desde el año 1976); y
Revista de Derecho Procesal, editada 30. Antecedentes legislativos españo-
en Uruguay (desde el año 1976). les antiguos. Antes de la Independencia
Nacional, como es sabido, regían en nues-
29. La jurisprudencia. Aun cuando en tro país las leyes españolas, que se caracte-
nuestro país los fallos judiciales sólo tie- rizaban, en cuanto al aspecto procesal se
nen valor en las causas en que actualmen- refiere, por no contemplar una división
te se pronunciaren (art. 3º, C. Civil), marcada entre las autoridades judiciales
siempre la jurisprudencia ha constituido y las administrativas. Los procedimientos
una valiosa fuente de interpretación legal, eran largos y engorrosos, en atención a
especialmente en materias procesales. que los juicios podían someterse a tres y
Los fallos más importantes y de ma- a cuatro instancias, algunas de las cuales
yor contenido doctrinario han sido reco- debían ventilarse en la propia España. Los
pilados y dados a conocer en las siguientes recursos no estaban adecuadamente es-
publicaciones: Gaceta de Tribunales tructurados, lo que hacía fácil que, en la
(1842) y Revista de Derecho y Jurispru- práctica, se confundieran, como ser, el
dencia y Ciencias Sociales (1902). recurso de nulidad con los de injusticia
A partir del 1º de enero de 1951, por notoria y de última suplicación.
Decreto Supremo Nº 3.914, de 7 de agos-
to de 1950, publicado en el Diario Oficial, 31. Antecedentes constitucionales y
el 21 de noviembre de ese mismo año, se legislativos nacionales. Producida la eman-
ordenó que la “Gaceta de los Tribunales” cipación nacional, uno de los primeros
debía fusionarse con la “Revista de Dere- actos del nuevo gobierno fue promulgar
cho, Jurisprudencia y Ciencias Sociales”, una disposición que suprimió la Real Au-
para los efectos de su impresión y publica- diencia y que creó, en Chile, las Cortes de
ción, teniendo por nombre el de “Revista Apelaciones de nuestros días.
de Derecho, Jurisprudencia y Ciencias So- Luego se dictaron diversas disposicio-
ciales y Gaceta de los Tribunales”, con el nes destinadas a reglamentar la tramitación
subtítulo de “Órgano de los Tribunales y de algunos recursos extraordinarios; como
del Colegio de Abogados”, pero conser- ser, los de injusticia notoria y de última
vando cada institución la propiedad de la suplicación. Pero siempre se mantuvo la
respectiva Revista y Gaceta. confusión entre las funciones judiciales y
La nueva Revista será reputada como las administrativas. Por ejemplo, los al-
la “Gaceta de los Tribunales” para todos caldes desempeñaban labores judiciales.
los efectos legales y reglamentarios y, en Las Constituciones Políticas de los años
tal carácter, deberá insertar: a) el discurso 1811, 1812 y 1814 se preocuparon, en for-
anual del Presidente de la Corte Suprema ma preferente, de organizar y de fijar las
al iniciarse el año judicial; b) las senten- atribuciones del Poder Ejecutivo y del Po-
cias sobre materias criminales, de acuerdo der Legislativo; pero casi nada dispusie-
con el artículo 549 del Código de Proce- ron en cuanto al Judicial se refiere.
dimiento Penal, y las demás sentencias de En el período histórico conocido con
carácter civil o criminal que ofrezcan inte- el nombre de la Reconquista Española, que

21
Mario Casarino Viterbo

abarca los años 1814 a 1817, fueron de- como tales por haber sido redactadas por
rogadas todas las recientes disposiciones don Mariano Egaña. Dictadas, en su ma-
constitucionales y legales nacionales y res- yoría, en forma de decretos leyes, versan
tablecidas naturalmente las leyes españo- sobre las siguientes materias: implicancias
las; situación a la cual se puso término de los jueces; manera de tramitar los jui-
con los triunfos de Chacabuco y Maipú. cios ejecutivos; y reformas al recurso de
En seguida es promulgada la Consti- nulidad creado en el Reglamento de Ad-
tución Política de 1818, que creó dos tribu- ministración de Justicia de 1824.
nales colegiados: la Corte Suprema y el
Tribunal de Apelación, ambos con asien- 32. Codificación. En el año 1863 se
to en la ciudad de Santiago. pensó, por primera vez, dar cumplimien-
La Constitución Política de 1822 no con- to a lo prescrito en la Constitución Políti-
tiene nada digno de señalar; no así la Cons- ca de 1833, en orden a la dictación de
titución Política de 1823, redactada por don una ley especial que organizara el Poder
Juan Egaña, que consigna las bases del Judicial y determinara sus atribuciones.
Poder Judicial y que ordena dictar un re- Al efecto, se comisionó a don Francisco
glamento que organice y fije las atribucio- Vargas Fontecilla para que confeccionara
nes de este importante poder público. el respectivo proyecto de ley, quien, con
Este fue el Reglamento de Administra- toda prontitud, hizo entrega de él al Go-
ción de Justicia de 1824, el cual, en líneas bierno el año siguiente, o sea, el año 1864.
generales, mantuvo la Corte Suprema y El Proyecto del señor Vargas Fonteci-
el Tribunal de Apelación, y creó los juz- lla fue en seguida sometido al estudio de
gados de departamento y los jueces ins- una Comisión Revisora, formada por los
tructores, cuyas funciones de estos últimos más distinguidos y competentes juriscon-
eran desempeñadas hasta esos momen- sultos de la época, entre los que sobresa-
tos por los alcaldes; organizó la justicia lía el profesor José Bernardo Lira. Dicha
de menor cuantía, la que colocó a cargo comisión funcionó en dos períodos con-
de los prefectos, subdelegados e inspec- secutivos, de 1864 a 1869 y de 1869 a
tores; creó el recurso de nulidad, el que, 1874, y de sus sesiones sólo quedaron ac-
modificado posteriormente, en el año tas oficiales de las correspondientes al se-
1837, es el antecedente legislativo nacio- gundo período, las cuales, a diferencia
nal del recurso de casación en la forma de lo acontecido con las de los demás
que contempla nuestro Código de Proce- Códigos, no fueron publicadas sino que
dimiento Civil, etc. se hallan inéditas en los archivos del Mi-
La Constitución Política de 1828 consa- nisterio de Justicia.
gró los mismos principios fundamentales En el año 1874, el Proyecto del señor
en materia de organización judicial que Vargas Fontecilla, con importantes modi-
la anterior de 1823. Otro tanto hizo la ficaciones introducidas por la Comisión
Constitución Política de 1833 en sus artícu- Revisora ya referida, fue por fin someti-
los 99 al 105; pero dejó vigente, en uno do a la consideración del Congreso Nacio-
de sus preceptos transitorios, el ya citado nal, en donde también fue objeto de
Reglamento de Administración de Justi- diversas reformas, después de ilustrados
cia de 1824, mientras no se dictara la ley y apasionantes debates. A vía de ejemplo
orgánica del Poder Judicial que la misma podemos mencionar los referentes a la
Constitución ordenaba confeccionar y supresión del fuero eclesiástico y del re-
promulgar para la pronta y cumplida ad- curso de fuerza.
ministración de justicia en todo el terri-
torio de la República. 33. Promulgación y vigencia. La Ley
No podríamos tampoco silenciar en- de Organización y Atribuciones de los Tri-
tre los antecedentes legislativos naciona- bunales fue promulgada el 15 de octubre de
les a las Leyes Marianas de 1839, conocidas 1875 y entró a regir el 1º de marzo de 1876.

22
Manual de Derecho Procesal

34. Estudios. El estudio más notable El Decano de la citada Facultad, por


que se ha hecho de este importantísimo su parte, y previa autorización del H. Con-
texto legal es el de don Manuel Egidio sejo Universitario, con fecha 4 de sep-
Ballesteros, intitulado “La Ley de Organiza- tiembre de 1942, nombró una Comisión
ción y Atribuciones de los Tribunales de Chile. formada por los Profesores señores Ales-
Antecedentes, concordancias y aplicación prác- sandri, don Fernando, Trucco, Benaven-
tica de sus disposiciones”. te, Urrutia, Echavarría, Galté, Varas Gó-
Fue editado en dos volúmenes, en el mez y García, estos dos últimos de la
año 1890, por la Imprenta Nacional, y Universidad Católica, actuando de secre-
constituye la más valiosa fuente de con- tario don Patricio Aylwin.
sulta de la referida ley. Esta comisión cumplió con todo celo
y prontitud la labor encomendada, y fue
35. Proyectos de reformas. Durante así como el Decano, con fecha 14 de ju-
su larga y azarosa existencia, en razón de nio de 1943, pudo enviar al Ministro de
las numerosísimas modificaciones intro- Justicia el nuevo texto de la Ley de Orga-
ducidas al texto de la Ley Orgánica de nización y Atribuciones de los Tribunales,
1875, se la pensó reemplazar por un nue- el cual fue aprobado por Decreto Supre-
vo Código. Con este fin, se elaboraron mo, de 15 de junio de 1943, y publicado
diversos y sucesivos proyectos, los cuales en el Diario Oficial el 9 de julio de 1943,
jamás llegaron a convertirse en leyes de asignándosele a esta ley el número 7.241
la República. dentro de las leyes de la República.
Citaremos entre ellos los elaborados
durante las Presidencias de don Germán 37. Reformas posteriores. Sin embar-
Riesco (1902), don Ramón Barros Luco go, la fijeza deseada en materia de leyes
(1913) y don Carlos Ibáñez del Campo (1929). procesales orgánicas no ha podido obte-
nerse. El Derecho es esencialmente va-
36. Texto definitivo y cambio de nom- riable y responde en cada momento a las
bre. Como no se obtuviera la dictación cambiantes necesidades del hombre en
de un nuevo Código Orgánico de Tribu- sociedad. La mejor demostración la ha-
nales y la Ley respectiva vigente había llamos en la serie de leyes que han veni-
sido objeto de diversas y variadas refor- do a modificar el texto que se creía
mas que imposibilitaban materialmente definitivo del Código Orgánico de Tribu-
conocer su verdadero texto, se optó por nales de nuestro país.
refundir la Ley de Organización y Atri- Estas leyes, por orden cronológico,
buciones de los Tribunales de 1875 y las son las siguientes:
diversas leyes que la habían modificado Ley Nº 7.459, de 16 de agosto de 1943;
o complementado. Ley Nº 7.497, de 3 de septiembre de
En efecto, el artículo 32 de la Ley 1943;
Nº 7.200, de 21 de julio de 1942, facultó Ley Nº 7.539, de 23 de septiembre de
al Presidente de la República para fijar el 1943;
texto definitivo de aquella ley; y, al mis- Ley Nº 7.612, de 21 de octubre de
mo tiempo, para substituir su nombre por 1943;
el de Código Orgánico de Tribunales. Ley Nº 7.726, de 23 de noviembre de
El Ejecutivo, a su vez, por Decreto Su- 1943;
premo Nº 3.113, de 19 de agosto de 1942, Ley Nº 7.760, de 5 de febrero de 1944;
comisionó a la Universidad de Chile para Ley Nº 7.836, de 7 de septiembre de
que, por intermedio de su Facultad de 1944;
Ciencias Jurídicas y Sociales, y sin dere- Ley Nº 7.855, de 13 de septiembre de
cho a remuneración, procediera a efec- 1944;
tuar dicha labor, tan delicada y de tanta Ley Nº 7.868, de 25 de septiembre de
importancia técnica. 1944;

23
Mario Casarino Viterbo

Ley Nº 8.100, de 1º de marzo de 1945; Ley Nº 16.437, de 23 de febrero de


Ley Nº 8.121, de 21 de junio de 1945; 1966;
Ley Nº 8.157, de 10 de septiembre de Ley Nº 16.520, de 22 de julio de 1966;
1945; Ley Nº 16.640, de 28 de julio de 1967;
Ley Nº 8.308, de 11 de octubre de Decreto Supremo Nº 200, de 13 de
1945; febrero de 1968;
Ley Nº 8.770, de 19 de abril de 1947; Ley Nº 16.899, de 14 de agosto de
Ley Nº 8.861, de 8 de septiembre de 1968;
1947; Ley Nº 17.155, de 11 de junio de
Ley Nº 8.949, de 20 de julio de 1948; 1969;
Ley Nº 8.987, de 3 de septiembre de Ley Nº 17.325, de 8 de septiembre de
1948; 1970;
Ley Nº 9.308, de 3 de marzo de 1949; Decreto Supremo Nº 265, de 1º de
Ley Nº 9.372, de 2 de septiembre de marzo de 1971;
1949; Ley Nº 17.590, de 31 de diciembre de
Ley Nº 9.382, de 20 de septiembre de 1971;
1949; Ley Nº 17.939, de 13 de junio de 1973;
Ley Nº 9.555, de 4 de enero de 1950; Decreto Ley Nº 169, de 6 de diciem-
Ley Nº 9.585, de 4 de abril de 1950; bre de 1973;
Ley Nº 9.629, de 18 de julio de 1950; Decreto Supremo Nº 940, de 30 de
Ley Nº 9.643, de 30 de agosto de 1950; agosto de 1974;
Ley Nº 10.271, de 2 de abril de 1952; Decreto Ley Nº 744, de 13 de noviem-
Ley Nº 10.343, de 28 de mayo de 1952; bre de 1974;
Ley Nº 10.512, de 12 de septiembre Decreto Ley Nº 751, de 16 de noviem-
de 1952; bre de 1974;
Ley Nº 11.183, de 10 de junio de 1953; Decreto Ley Nº 1.109, de 30 de julio
Ley Nº 11.231, de 9 de septiembre de de 1975;
1953; Decreto Ley Nº 1.110, de 30 de julio
Ley Nº 11.307, de 27 de octubre de de 1975;
1953; Decreto Ley Nº 1.179, de 29 de sep-
Ley Nº 11.537, de 8 de junio de 1954; tiembre de 1975;
Ley Nº 11.622, de 25 de septiembre Decreto Ley Nº 1.188, de 13 de octu-
de 1954; bre de 1975;
Ley Nº 11.625, de 4 de octubre de Decreto Ley Nº 1.365, de 22 de mar-
1954; zo de 1976;
Ley Nº 11.847, de 16 de julio de 1955; Decreto Ley Nº 1.366, de 16 de mar-
Ley Nº 11.986, de 19 de noviembre de zo de 1976;
1955; Decreto Ley Nº 1.417, de 29 de abril
Ley Nº 12.473, de 12 de agosto de 1957; de 1976;
Ley Nº 12.510, de 30 de agosto de 1957; Decreto Ley Nº 1.682, de 25 de enero
Ley Nº 13.302, de 25 de marzo de 1959; de 1977;
Ley Nº 13.305, de 6 de abril de 1959; Decreto Ley Nº 1.685, de 19 de febre-
Ley Nº 13.916, de 12 de febrero de ro de 1977;
1960; Auto Acordado, Corte Suprema, de
Ley Nº 14.548, de 8 de febrero de 10 de marzo de 1977;
1961; Decreto Ley Nº 2.043, de 30 de no-
Ley Nº 14.550, de 3 de marzo de 1961; viembre de 1977;
Ley Nº 15.123, de 17 de enero de Decreto Ley Nº 2.059, art. 3º, de 14
1963; de diciembre de 1977;
Ley Nº 15.632, de 13 de agosto de Auto Acordado, Corte Suprema, de
1964; 1º de febrero de 1978;

24
Manual de Derecho Procesal

Auto Acordado, Corte Suprema, de de febrero de 1982, rectificado el 6 de


11 de marzo de 1978; febrero de 1982;
Decreto Ley Nº 2.145, art. Nº 2º, de Auto Acordado, Corte Suprema, de 8
31 de marzo de 1978; de septiembre de 1982;
Decreto Ley Nº 2.416, art. Nº 9º, de Ley Nº 18.120, de 18 de mayo de 1982;
10 de enero de 1979; Ley Nº 18.176, de 25 de octubre de
Decreto Ley Nº 2.416, art. Nº 16, de 1982;
10 de enero de 1979; Ley Nº 18.101, de 26 de noviembre
Decreto Ley Nº 2.549, de 21 de febre- de 1982;
ro de 1979; Auto Acordado, Corte Suprema, de
Auto Acordado, Corte Suprema, de 28 de enero de 1983;
20 de marzo de 1979; Ley Nº 18.271, de 4 de enero de 1984;
Decreto Fuerza Ley 24-2.349, de 8 de Auto Acordado, Corte Suprema, de 6
noviembre de 1979; de febrero de 1984;
Decreto Ley Nº 2.876, art. Nº 6º, de Ley Nº 18.299, de 4 de abril de 1984;
23 de noviembre de 1979; Ley Nº 18.374, de 15 de diciembre de
Decreto Ley Nº 3.058, art. Nº 13, de 1984;
29 de noviembre de 1979; Auto Acordado, Corte Suprema, de 4
Auto Acordado, Corte Suprema, de de febrero de 1985;
23 de enero de 1980; Decreto Nº 265, de 2 de octubre de
Auto Acordado, Corte Suprema, de 1985;
10 de marzo de 1980; Ley Nº 18.441, de 3 de octubre de
Decreto Ley Nº 3.454, de 25 de julio 1985;
de 1980; Ley Nº 18.470, de 23 de noviembre
Decreto Ley Nº 3.489, de 25 de sep- de 1985;
tiembre de 1980; Auto Acordado, Corte Suprema, de
Decreto Ley Nº 3.503, de 18 de no- 1º de febrero de 1986;
viembre de 1980; Ley Nº 18.510, de 14 de mayo de
Decreto Ley Nº 3.583, de 29 de enero 1986;
de 1981; Auto Acordado, Corte Suprema, de
Auto Acordado, Corte Suprema, de 5 28 de enero de 1987;
de febrero de 1981; Auto Acordado, Corte Suprema, de
Decreto Ley Nº 3.631, de 28 de febre- 29 de enero de 1988;
ro de 1981; Ley Nº 18.705, de 24 de mayo de
Decreto Ley Nº 3.632, de 7 de marzo 1988;
de 1981; Ley Nº 18.750, de 17 de octubre de
Decreto Ley Nº 3.634, de 7 de marzo 1988;
de 1981; Ley Nº 18.776, de 18 de enero de
Decreto Ley Nº 3.637, de 10 de mar- 1989, rectificación de 18 de septiembre
zo de 1981; de 1989;
Decreto Ley Nº 3.648, de 10 de mar- Auto Acordado, Corte Suprema, de
zo de 1981; 26 de enero de 1989;
Ley Nº 17.992, de 30 de abril de Ley Nº 18.783, de 16 de febrero de
1981; 1989;
Ley Nº 18.049, art. 2º, de 6 de no- Ley Nº 18.804, de 10 de junio de 1989;
viembre de 1981; Ley Nº 18.805, de 17 de junio de
Ley Nº 18.070, art. único, de 1º de 1989;
diciembre de 1981; Ley Nº 18.848, de 9 de noviembre de
Ley Nº 18.071, art. único, de 1º de 1989;
diciembre de 1981; Ley Nº 18.849, de 11 de noviembre
Auto Acordado, Corte Suprema, de 5 de 1989;

25
Mario Casarino Viterbo

Ley Nº 18.882, de 20 de diciembre de Ley Nº 19.927, de 14 de enero de 2004;


1989; Ley Nº 19.945, de 25 de mayo de 2004;
Auto Acordado, Corte Suprema, de Ley Nº 19.947, de 17 de mayo de 2004;
26 de enero de 1990; Ley Nº 19.968, de 30 de agosto de
Ley Nº 18.969, de 10 de marzo de 2004;
1990; Ley Nº 19.976, de 23 de octubre de
Auto Acordado, Corte Suprema, de 2004;
14 de febrero de 1991; y Ley Nº 19.047, Ley Nº 19.990, de 24 de diciembre de
de 14 de febrero de 1991,1 art. 37 bis; 2004;
Ley Nº 19.139, de 25 de mayo de 1992; Ley Nº 19.991, de 24 de diciembre de
Ley Nº 19.156, de 10 de agosto de 2004;
1992; Ley Nº 20.000, de 16 de febrero de
Ley Nº 19.298, de 12 de marzo de 2005;
1994; Ley Nº 20.022, de 30 de mayo de 2005;
Ley Nº 19.374, de 18 de febrero de Ley Nº 20.030, de 5 de julio de 2005;
1995; Ley Nº 20.074, de 14 de noviembre
Ley Nº 19.390, de 30 de mayo de 1995; de 2005;
Ley Nº 19.531, de 7 de noviembre de Ley Nº 20.084, de 7 de diciembre de
1997; 2005;
Ley Nº 19.592, de 30 de noviembre Ley Nº 20.086, de 15 de diciembre de
de 1998; 2005.
Ley Nº 19.653, de 14 de diciembre de Ley Nº 20.088, de 5 de enero de 2006.
1999; Ley Nº 20.152, de 9 de enero de 2007.
Ley Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000;
Ley Nº 19.708, de 5 de enero de 2001; Textos definitivos posteriores. Después
Ley Nº 19.718, de 10 de marzo de de la dictación de la Ley Nº 17.421, de 9
2001; de julio de 1943, la cual –tal como se dijo
Ley Nº 19.734, de 5 de junio de 2001; anteriormente– cambió el nombre de la
Ley Nº 19.762, de 13 de octubre de 2001; Ley de Organización y Atribuciones de los
Ley Nº 19.794, de 5 de marzo de 2002; Tribunales por el de Código Orgánico de
Ley Nº 19.903, de 10 de octubre de Tribunales y fijó su primer texto definiti-
2003; vo, se han aprobado diversos textos defi-
nitivos, con el correr de los años y a virtud
de las reformas enumeradas en el párrafo
1
Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. anterior.

26
Capítulo Primero
GENERALIDADES
SUMARIO: I. Misión e importancia del Poder Judicial; II. Relaciones del Poder
Judicial frente a los demás Poderes Públicos; III. Atribuciones del Poder
Judicial o de la Jurisdicción.

I. Misión e importancia del Poder Judicial Poder Judicial, como más de algún autor
lo sostiene, no es sino que la prosecu-
38. Doctrina clásica de la separación ción de la función legislativa.
de poderes. De acuerdo con las doctri-
nas clásicas constitucionales del gobier- 39. Misión e importancia actual del
no representativo y de la separación de Poder Judicial. En todo caso, la misión
poderes, la soberanía reside esencialmen- actual del Poder Judicial es de enorme
te en la Nación, quien delega sus atribu- trascendencia.
ciones en las autoridades que señala la Su función se concreta a mantener el
organización jurídica de cada Estado. Es- orden jurídico del Estado mediante el
tas autoridades son: el Poder Legislativo, ejercicio de la jurisdicción contenciosa, o
el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial, cada sea, aquella que resuelve los juicios o con-
uno de ellos con su propia e indepen- tiendas entre partes; el ejercicio de la ju-
diente esfera de atribuciones o de acción. risdicción voluntaria o no contenciosa
En efecto, el Poder Legislativo tiene destinada a velar por los intereses de los
como misión confeccionar las leyes, o incapaces o a autentificar actos en los cua-
sea, aquellas normas generales de con- les está comprometido el interés público;
ducta cuya violación trae consigo una y el ejercicio de las jurisdicciones conser-
sanción por parte del Estado. El Poder vadora, disciplinaria y económica, llama-
Ejecutivo es el encargado de la aplicación das, en términos generales, a mantener
práctica de estas leyes y, en general, de la organización constitucional del Estado
la Administración Pública. Su misión la y la pronta y cumplida administración de
ejerce, principalmente, mediante la po- justicia en el país.
testad reglamentaria. El Poder Judicial, por De lo expuesto se desprende que el
su parte, es el llamado a administrar jus- Poder Judicial desempeña una misión de
ticia, es decir, a obtener que las normas la más alta importancia, puesto que re-
jurídicas se cumplan en aquellos casos suelve, en forma constante y diaria, sobre
concretos en que han sido violadas o me- la vida y el patrimonio de los ciudada-
noscabadas. nos, manteniendo el llamado Estado de
Naturalmente que si estudiamos el derecho.
desarrollo de estas instituciones a través
de la historia, encontraremos que el Po- 40. ¿Poder público o servicio públi-
der Ejecutivo es el que primero aparece; co? Sin embargo, en doctrina, se discute
luego, el Poder Judicial, como una rama si la función de administrar justicia con-
de aquél; y, por último, el Poder Legisla- fiere al órgano que la cumple el carácter
tivo, una vez que los pueblos han alcan- de un verdadero poder público o, por el
zado un determinado grado de madurez contrario, se trata de una simple gestión
jurídica. de un servicio público o administrativo.
En su origen, pues, el Judicial prece- Autores eminentes, tanto de Derecho
de al Legislativo. Hoy día, en cambio, el Constitucional (ejemplo, Berthelemy) como

29
Mario Casarino Viterbo

de Derecho Procesal (ejemplo, Mattirolo), Oficial de 9 de marzo de 2000, dispuso que


se inclinan por esta última opinión. Así, integran el Poder Judicial, como tribunales
para Mattirolo, no hay más que dos pode- ordinarios de justicia, la Corte Suprema,
res sociales supremos: el Legislativo y el Eje- las Cortes de Apelaciones, los Presidentes y
cutivo, subdividiéndose el Ejecutivo en Ministros de Corte, los tribunales de juicio
poder administrativo, llamado también eje- oral en lo penal, los juzgados de letras y los
cutivo en stricto sensu, y en poder judicial. juzgados de garantía (inciso 2º).
Pero todos los autores concuerdan en Agrega que forman parte del Poder
que la función de administrar justicia pre- Judicial, como tribunales especiales, los juz-
senta caracteres tan propios y esenciales que gados de familia, los Juzgados de Letras
el órgano encargado de ella difiere tam- del Trabajo, los Juzgados de Cobranza La-
bién substancialmente de todos los demás. boral y Previsional y los Tribunales Milita-
Ahora bien, dentro de nuestro dere- res en tiempo de paz, los cuales se regirán
cho positivo, lo cierto es que no puede en su organización y atribuciones por las
ponerse en duda que el órgano encarga- disposiciones orgánicas constitucionales
do de la administración de justicia es un contenidas en la Ley Nº 19.968, en el Có-
verdadero Poder Público, ya que la actual digo del Trabajo, y en el Código de Justi-
Constitución Política del año 1980 le con- cia Militar y sus leyes complementarias, res-
sagra un capítulo especial intitulado “Po- pectivamente, rigiendo para ellos las
der Judicial”, lo mismo que hacía la disposiciones de este Código sólo cuando
Constitución Política de 1925; y a dife- los cuerpos legales citados se remitan en
rencia de lo que acontecía en la antigua forma expresa a él (inciso 3º).1
Carta de 1833, que empleaba la frase “De Por consiguiente, conforme al precep-
la administración de justicia” para refe- to legal citado no forman parte del Poder
rirse a esta importante rama del poder Judicial los demás tribunales especiales, no
público, y a pesar de que, aun bajo la obstante que quedan sujetos a las disposi-
vigencia de este último texto constitucio- ciones generales del Código Orgánico de
nal, también se estimó al Poder Judicial Tribunales. Tampoco forman parte del Po-
der Judicial los jueces árbitros que se rigen
como un verdadero poder público.
por el Título IX del Código citado y no
Un hecho histórico, citado por don José
tienen la calidad de funcionarios públicos.
Guillermo Guerra, es sintomático al respec-
Los tribunales que no forman parte
to. Nos refiere este eminente y recordado
del Poder Judicial siguen siendo tribuna-
maestro que en el año 1910 se dictó un les de justicia aunque se trate de órganos
reglamento protocolar por el Ministerio de integrados orgánicamente a otros Pode-
Relaciones Exteriores de nuestro país, en res del Estado o de existencia indepen-
el que se indicaba el orden de precedencia diente si ejercen jurisdicción por manda-
de los diversos funcionarios del Estado en to expreso de la ley. En esta categoría
las ceremonias públicas, en términos tales conviene mencionar entre los primeros
que ello importó una verdadera preterición los Juzgados de Policía Local, los Tribu-
de los magistrados judiciales. La Corte Su- nales Militares en Tiempo de Guerra, el
prema, en conocimiento del referido re- Tribunal Constitucional y los Tribunales
glamento, acordó que sus miembros se Electorales, y entre los segundos, la Cá-
abstuvieran de asistir a ceremonias públi- mara de Diputados y el Senado en lo re-
cas, y fue así como hubo de ser derogado. lativo a las acusaciones constitucionales,
Se trataba, pues, evidentemente, de una el Director Regional del Servicio de Im-
cuestión de principios y no de hombres. puestos Internos, entre otros.
En lo relativo a las personas, a nues-
41. ¿Quiénes constituyen el Poder Ju- tro juicio, todos aquellos funcionarios que
dicial? El artículo 5º del Código Orgánico
de Tribunales, en su nuevo texto fijado por 1
Art. 5º, inciso 3º, COT, modificado por la Ley
la Ley Nº 19.665, publicada en el Diario Nº 20.086, de 15 de diciembre de 2005.

30
Manual de Derecho Procesal

ejercen labores jurisdiccionales, desde el la separación de los poderes del Estado se


Presidente de la Corte Suprema hasta los empeña en demostrarnos que cada poder
jueces de letras; y tanto los funcionarios público tiene un campo perfectamente
de los tribunales ordinarios de justicia, deslindado de atribuciones, en la prácti-
como aquellos que constituyen o forman ca, frente al derecho positivo, ello no acon-
parte de los tribunales especiales integran- tece así, pues vemos continuas y variadas
tes del Poder Judicial. interferencias entre dichos poderes.
Su jefe, naturalmente, lo es el Presi- Así, el Legislativo y el Ejecutivo, en cier-
dente de la Corte Suprema; y el orden tas y determinadas ocasiones, desempeñan
de precedencia de los magistrados judi- funciones judiciales. El Ejecutivo, a su vez,
ciales con relación a los demás funciona- interviene en la confección de las leyes,
rios públicos se halla señalado en el ejerciendo funciones legislativas.
reglamento respectivo.1 En consecuencia, hoy día, antes que
Hay tribunales especiales, sin embargo, de verdadera y completa separación o in-
que, por expresa disposición del legisla- dependencia de los poderes públicos, se
dor, se entienden incorporados al Poder prefiere hablar de preponderancia de fun-
Judicial. ciones. Al Legislativo le corresponde in-
Ellos son los juzgados especiales de meno- tervenir, en mayor grado, en la confección
res, llamados actualmente juzgados de le- de las leyes; al Ejecutivo, velar por la apli-
tras de menores, a virtud del artículo 18 de cación y cumplimiento de las mismas, y
la Ley Nº 16.618, de 8 de marzo de 1967.2 al Judicial, atender la administración de
En cuanto a los jueces árbitros, por su la justicia. No hay inconveniente para que
origen, no son funcionarios públicos y cada una de estas funciones sea entrega-
mal pueden, en consecuencia, formar par- da, se entiende en mucho menor grado,
te de un poder del Estado, no obstante a otro de los poderes públicos, cuya mi-
que ejercen labores jurisdiccionales. sión preponderante es de naturaleza to-
talmente diferente. La colaboración que
debe existir entre los diversos poderes del
II. Relaciones del Poder Judicial frente a Estado, para que éste consiga adecuada-
los demás Poderes Públicos mente sus fines, así lo exige.

42. Doctrina de la preponderancia de 43. Diferencias entre el Poder Legis-


funciones. A pesar de que la doctrina de lativo y el Poder Judicial. El Legislativo
declara el derecho en términos genera-
les, mientras que el Judicial declara este
1
Véase el Reglamento de Ceremonial Público mismo derecho, pero en los casos con-
y Protocolo, Decretos Supremos Nº 377, de 7 de ju- cretos de contiendas o controversias so-
lio de 1969, Nº 852, de 19 de diciembre de 1975 metidas a su decisión.
(D.O. de 22 de marzo de 1976) y Nº 538 (D.O. de
18 de octubre de 1976), todos del Ministerio de Re- El Legislativo sirve los intereses gene-
laciones Exteriores. rales mediante la dictación de leyes; el
2
El D.F.L. Nº 1 del Ministerio de Justicia, pu- Judicial, en cambio, sirve los intereses par-
blicado en el D.O. de fecha 30 de mayo de 2002, ticulares de los litigantes a través de la
fijó el texto refundido de la Ley Nº 14.908 sobre dictación de sentencias.
abandono de familia y pago de pensiones alimen-
ticias, modificada por la Ley Nº 19.741, de 24 de El Legislativo ejerce sus funciones por
julio de 2001. Los artículos 121 y 124 de la Ley acto espontáneo de sus componentes; el
Nº 19.968, publicada en el D.O. del 30 de agosto Judicial, por el contrario, sólo puede ac-
de 2004, que creó los Tribunales de Familia, intro- tuar previo requerimiento de parte inte-
dujo diversas modificaciones a las leyes Nº 16.618, resada.
de menores y Nº 14.908, las que entraron en vigen-
cia a contar del día 1 de octubre de 2005. El artí- El Legislativo, mediante sus actos, obli-
culo 18 de la Ley Nº 16.618 fue derogado por la ga a todos los individuos; el Judicial, en
Ley Nº 19.968, de 30 de agosto de 2004. cambio, por medio de sus sentencias, sólo

31
Mario Casarino Viterbo

obliga a aquellas personas que ante él tro de su competencia y en la forma que


han litigado. prescriba la ley.
En fin, los actos del Legislativo pueden Ninguna magistratura, ninguna per-
ser dejados sin efecto mediante derogación sona ni grupo de personas pueden atri-
cuándo y cómo se quiera; en cambio, los buirse, ni aun a pretexto de circunstancias
actos del Judicial son inamovibles. extraordinarias, otra autoridad o derechos
que los que expresamente se les hayan
44. Diferencias entre el Poder Ejecu- conferido en virtud de la Constitución o
tivo y el Poder Judicial. El Ejecutivo tie- las leyes.
ne una acción continua e incesante, o Todo acto en contravención a este ar-
sea, toma la iniciativa siempre que las ne- tículo es nulo y originará las responsabi-
cesidades sociales así lo exijan; el Judi- lidades y sanciones que la ley señale” (art.
cial, en cambio, carece de iniciativa, su 7º, C.P.R.).
acción sólo se desarrolla a petición de Por lo que respecta al Poder Judicial,
parte interesada. el legislador ha sido aún más insistente
El Ejecutivo está organizado a base para deslindar con toda claridad la esfera
del principio de la unidad; el Judicial, en de sus atribuciones. En efecto, los artícu-
cambio, está organizado a base del prin- los 76 de la Constitución Política y 1º y 4º
cipio de la pluralidad. del Código Orgánico de Tribunales, se en-
El Ejecutivo está supervigilado por el cargan de conferirle sólo a él la facultad
Legislativo, y se halla dirigido por el prin- de juzgar las causas civiles o criminales que
cipio de la responsabilidad del agente; el puedan suscitarse en el orden temporal
Judicial, en cambio, no está sujeto a con- de la República.
trol alguno de parte del Legislativo, y se No obstante, como los tres Poderes
desarrolla bajo una norma de indepen- Públicos –Legislativo, Ejecutivo y Judicial–
dencia absoluta. forman un todo integrante del Estado, en
El Ejecutivo, por medio de sus decisio- el hecho puede suceder que cada uno de
nes, afecta a todas las personas y las cosas ellos se considere con facultad legal sufi-
que se hallan comprendidas dentro de ellas; ciente para conocer de un determinado
el Judicial, en cambio, mediante sus deci- asunto, con exclusión de los demás pode-
siones, sólo afecta a las personas o a las res: se produce entonces el fenómeno ju-
cosas a que ellas expresamente se refieran. rídico llamado contienda de competencia.
Las resoluciones del Ejecutivo se re- Ahora bien, si la contienda de com-
vocan o modifican según lo exijan las petencia se plantea entre las autoridades
necesidades sociales; en cambio, las re- políticas y administrativas de un lado, esto
soluciones del Judicial, una vez dicta- es, entre el Poder Ejecutivo y las autori-
das, y agotados los recursos que pueden dades judiciales del otro, o sea, y el Po-
deducirse en su contra, adquieren el ca- der Judicial, hay que distinguir: si la
rácter de firmes o ejecutoriadas, o sea, contienda de competencia se ha plantea-
producen cosa juzgada, son inamovibles. do entre las autoridades políticas y admi-
nistrativas y los tribunales superiores de
45. Conflicto de poderes. Atención justicia, en cuyo caso resuelve la contien-
preferente del legislador es que cada po- da el Senado (art. 53, Nº 3º, C.P.R.);1 o si
der del Estado actúe dentro de la órbita
de sus atribuciones y en forma tal que
cada uno no invada el campo funcional 1
El Art. 1º, Nº 54, de la Ley Nº 20.050, de 26
de los otros poderes públicos. De ahí que de agosto de 2005, modificó la C.P.R. en lo relati-
ha elevado a la categoría de principio vo a composición y atribuciones del Tribunal Cons-
titucional.
constitucional el siguiente: “Los órganos Conforme el Nº 12º del actual artículo 93 de
del Estado actúan válidamente previa in- la C.P.R., son atribuciones del Tribunal Constitu-
vestidura regular de sus integrantes, den- cional:

32
Manual de Derecho Procesal

la contienda de competencia se ha plan- tratante. Son actos de imperio aquellos


teado entre las autoridades políticas y ad- que la Administración realiza directamen-
ministrativas y los tribunales inferiores de te como representante y tutora del bien
justicia, en cuyo caso resuelve la contien- público o cosa pública. En cuanto a los
da la Corte Suprema (arts. 79, inc. 2º, primeros, la Administración está sujeta al
C.P.R. y 191, inc. 2º, C.O.T.). Poder Judicial, al igual que los particula-
Si el agente de un determinado poder res. En cuanto a los segundos, está suje-
público insiste en ejecutar un acto fuera ta, en cambio, sólo a la ley; salvo que con
de las atribuciones de dicho poder, incu- ello lesionare derechos políticos o civiles
rrirá, evidentemente, en una doble san- de los particulares, en cuyo caso el acto
ción: sanción civil consistente en la nulidad sería ilegal o abusivo, y sujeto a reclama-
del acto ejecutado (art. 7º, inc. 3º, C.P.R.); ción.
y sanción penal para el propio agente eje- Esta reclamación que formula el par-
cutor del acto nulo (arts. 221 y 222 C.P.). ticular ante el Poder Judicial o ante otros
organismos, según lo establecido en las
46. Lo contencioso-administrativo. No propias leyes internas de cada país, por
es extraño observar que, en la práctica, actos de imperio de la Administración ile-
se producen conflictos jurídicos entre los gales o abusivos, es lo que se llama lo
particulares y la administración pública, contencioso-administrativo.
o sea, el Ejecutivo. Si nos atenemos es- Veamos, ahora, la evolución experi-
trictamente al principio de la separación mentada por lo contencioso-administra-
e independencia de los poderes públicos, tivo ante nuestro Derecho patrio.
establecido en la Constitución Política de La Constitución Política de 1833 no re-
la República, y reiterado en el Código conoció bajo ningún concepto la existen-
Orgánico de Tribunales, tenemos que, en cia de lo contencioso-administrativo.
tales casos, el Poder Judicial no podría Estableció con toda claridad la doctrina
conocer de estos conflictos, puesto que, de la separación de los poderes del Esta-
con ello, invadiría el campo de acción do, y fue por esta razón que siempre los
del Ejecutivo. tribunales de justicia se declararon faltos
Pero, como dice Mattirolo, sólo un de jurisdicción para entrar a rever actos
gobierno despótico puede asilarse en un del Poder Ejecutivo.
principio semejante y negarse a que sus A contar del año 1918, sin embargo,
actos sean revisados por otro poder pú- se abre la primera brecha en esta impor-
blico; pues no hay inconveniente para tante materia y, al efecto, se dictan algu-
“exigir que aquellos mismos jueces que nas leyes en que se faculta a los particulares
fallan sobre lo mío y lo tuyo entre parti- para reclamar ante el Poder Judicial de
culares, deban resolver las cuestiones ci- los actos realizados por el Ejecutivo en de-
viles entre el Estado y los particulares”. terminados servicios públicos; por ejem-
A continuación agrega que la autori- plo, leyes de sanidad, de ferrocarriles, de
dad administrativa, en sus relaciones con impuestos, etc.
los particulares, llega a realizar actos de La Constitución Política de 1925 creyó
gestión de imperio. Son actos de gestión necesario, en aras del respeto al régimen
los que efectúa como persona meramen- jurídico del Estado, alterar completamen-
te jurídica, en cuanto poseedora o con- te el sistema que hasta esa fecha había
imperado. En efecto, sometió al control
“12º. Resolver las contiendas de competencia de tribunales administrativos especiales los
que se susciten entre las autoridades políticas o ad- actos o disposiciones arbitrarias de las au-
ministrativas y los tribunales de justicia, que no co- toridades políticas o administrativas; sal-
rrespondan al Senado”.
“En el caso del número 12º, el requerimiento vo que la ley entregue estas materias al
deberá ser deducido por cualquiera de las autori- conocimiento de otros tribunales estable-
dades o tribunales en conflicto”. cidos por la propia Constitución o por

33
Mario Casarino Viterbo

otras leyes. La organización y atribucio- III. Atribuciones del Poder Judicial o de la


nes de estos tribunales administrativos se Jurisdicción
entregó también al legislador (art. 87
C.P.R.). 47. Concepto y definiciones. La pala-
La Constitución Política de 1980 se re- bra jurisdicción viene de las voces latinas
fería a los tribunales contencioso-admi- “juris” y “dictio”, que significan “declarar
nistrativos en las siguientes disposiciones: el derecho”. En consecuencia, en senti-
1) Art. 38, inciso 2º, que establecía: do etimológico, jurisdicción es sinónima
“Cualquier persona que sea lesionada en de declarar el derecho, y en este aspecto
sus derechos por la Administración del sería una facultad o atribución pertene-
Estado, de sus organismos o de las mu- ciente tanto al Poder Judicial como al Le-
nicipalidades, podrá reclamar ante los gislativo. El primero declararía el derecho
tribunales contencioso-administrativos en los casos particulares o concretos que
que determine la ley, sin perjuicio de la se le presenten; y el segundo, en térmi-
responsabilidad que pudiere afectar al nos generales, sin relación a determina-
funcionario que hubiere causado el das personas o cosas.
daño”; y 2) art. 82, inc. 1º, que estable- En sentido científico y restringido,
cía: “La Corte Suprema tiene la superin- en cambio, la jurisdicción es la facultad
tendencia directiva, correccional y eco- que tiene el Poder Judicial de administrar
nómica de todos los tribunales de la na- justicia. En este mismo sentido, también
ción. Se exceptúan de esta norma el es definida por otros la jurisdicción
Tribunal Constitucional, el Tribunal Ca- como aquel poder soberano estatal en
lificador de Elecciones y los tribunales cuya virtud se administra justicia; o bien,
electorales regionales. 1 como la declaración del derecho con-
No obstante, por la Ley Nº 18.825, trovertido o la reintegración del dere-
publicada en el Diario Oficial Nº 38.450 cho violado, según que el juicio sea civil
de 17 de agosto de 1989, se promulgó la o penal.
reforma constitucional aprobada en el De consiguiente, la jurisdicción, más
plebiscito del día 30 de julio de 1989, que una facultad, es un verdadero deber
mediante la cual, entre otros, se modifi- que pesa sobre uno de los poderes u ór-
caron los artículos 38 de la Constitución ganos del Estado, o sea, del Poder Judi-
en el sentido de suprimir las palabras cial, y constituye su misión principal. Es
“contencioso-administrativo” y 79, inci- la función característica e indispensable
so primero, en el sentido de suprimir la de dicho poder, al extremo de constituir
frase final que disponía: “Los tribunales su verdadera existencia o razón de ser.
contencioso-administrativos quedarán
sujetos a esta superintendencia confor- 48. Contenido de la jurisdicción. Aun
me a la Ley”. cuando el concepto de la jurisdicción es,
En consecuencia, en nuestra Carta a primera vista, muy simple, en el hecho
Fundamental, no se contemplan en la ac- tiene, sin embargo, un contenido vasto y
tualidad la existencia de los tribunales complejo.
contencioso-administrativos, y de acuer- En efecto, ella comprende diversas fa-
do al nuevo texto del artículo 38 de la cultades o atribuciones:
Constitución, las acciones contencioso- a) La facultad de conocer de las cau-
administrativas deberán ser ejercidas ante sas civiles y criminales, de juzgarlas y de
los tribunales que establece la Ley. hacer ejecutar lo juzgado, o sea, el ejerci-
cio de la jurisdicción contenciosa (arts. 76
C.P.R. y 1º C.O.T.);
b) La facultad de intervenir en todos
1
Art. 82 C.P.R. fue modificado por art. 1º, aquellos actos no contenciosos en que una
Nº 36, de la Ley Nº 20.050, de 26 de agosto de 2005. ley expresa requiera su intervención, o

34
Manual de Derecho Procesal

sea, el ejercicio de la jurisdicción volunta- y el tribunal como motivo de la existen-


ria (art. 2º C.O.T.); cia de un juicio, recibe el nombre de re-
c) Las facultades conservadoras, dis- lación procesal.
ciplinarias y económicas que a cada tri-
bunal corresponden según la propia ley, 50. Asuntos que la constituyen. Para
o sea, el ejercicio de las jurisdicciones con- precisar los asuntos que constituyen la ju-
servadora, disciplinaria y económica (art. 3º risdicción contenciosa, tenemos que re-
C.O.T.); currir a lo que disponen los artículos 4º y
d) La facultad de conocer de aque- 5º del Código Orgánico de Tribunales.
llas causas que leyes especiales han entre- El primero prohíbe al Poder Judicial
gado al conocimiento y resolución de los mezclarse en las atribuciones de los otros
tribunales ordinarios de justicia, o sea, el poderes públicos. Luego escapa a la ju-
ejercicio de la jurisdicción especial. risdicción contenciosa el conocimiento de
Trataremos, pues, de cada una de es- aquellos negocios propios de las atribu-
tas jurisdicciones en particular. ciones de los otros poderes públicos.
El segundo, en cambio, nos dice que
49. La jurisdicción contenciosa. Las el conocimiento de todos los asuntos judi-
fuentes legales de esta primera y princi- ciales que se promuevan en el orden tem-
pal especie de jurisdicción las encontra- poral dentro del territorio de la República,
mos en los artículos 76 de la Constitución cualquiera que sea su naturaleza o la cali-
Política y 1º del Código Orgánico de Tri- dad de las personas que en ellos interven-
bunales, al establecer ambos que la facul- gan, corresponderá a los tribunales
tad de conocer de las causas civiles y mencionados en el citado artículo 5º del
criminales, de juzgarlas y de hacer ejecu- Código Orgánico de Tribunales, sin per-
tar lo juzgado les corresponde a los tri- juicio de las excepciones que establezcan
bunales de justicia. la Constitución y las Leyes.
Se define la jurisdicción contenciosa como Esta última disposición consagra, pues,
aquella que se ejerce cuando hay juicio, con- la división o clasificación de los tribuna-
tienda o controversia, suscitado entre dos o les en ordinarios, especiales y arbitrales.
más partes que tienen interés en él. Ordinarios son aquellos establecidos en el
Ahora bien, entendemos por juicio, cau- inciso 2º del artículo 5º. Especiales son
sa o pleito la controversia o contienda actual aquellos que singulariza el inciso 3º del
que se produce entre dos o más personas mismo precepto legal como integrantes
sobre un derecho y que se somete al fallo del Poder Judicial, y los demás tribunales
de un tribunal. El juicio, causa o pleito, a especiales regidos por las leyes que los
su vez, puede ser civil o penal. Será juicio establecen, según lo dispone el inciso 4º
civil cuando el derecho controvertido sea del artículo 5º. Arbitrales, por último, son
de naturaleza civil; y será juicio penal, por los previstos en el Título IX del Código
el contrario, cuando el derecho controver- Orgánico de Tribunales, como lo indica
tido sea de índole penal. el inciso final del artículo 5º.
Por el momento nos bastará saber que
el juicio se inicia mediante el ejercicio 51. Alcance de la jurisdicción conten-
de una acción, contenida o materializada ciosa. De conformidad al artículo 1º del
en una demanda; que el demandado se C.O.T., el cual ya hemos visto que es la
defenderá oponiendo excepciones o de- fuente legal fundamental de la jurisdic-
fensas; y que el juicio terminará, normal- ción contenciosa, el ejercicio de esta ju-
mente, por medio de una resolución que risdicción por parte de los tribunales de
dicta el tribunal llamada sentencia. justicia les confiere tres facultades o atri-
También adelantaremos que la rela- buciones esenciales: conocer de las cau-
ción jurídica que se forma entre el de- sas civiles y criminales, juzgarlas y hacer
mandante y el demandado, y entre éstos ejecutar lo juzgado.

35
Mario Casarino Viterbo

La facultad de conocer las causas civi- termine la ley, los tribunales ordinarios
les y criminales es sinónima de oír a las de justicia y los especiales que integran
partes contendientes, recibir las pruebas el Poder Judicial, podrán impartir órde-
que ellas ofrezcan, decretar las medidas nes directas a la fuerza pública o ejercer
que sean necesarias para la normal mar- los medios de acción conducentes de que
cha del juicio, etc.; en una palabra, esta dispusieren. Los demás tribunales lo ha-
facultad entraña el derecho de tramitar rán en la forma que la ley determine.
el juicio. La autoridad requerida deberá cum-
La facultad de juzgar dichas causas es plir sin más trámite el mandato judicial y
el objetivo principal y específico de la ju- no podrá calificar su fundamento u opor-
risdicción contenciosa, puesto que ella im- tunidad, ni la justicia o legalidad de la
plica resolver, fallar, sentenciar la cuestión resolución que se trata de ejecutar”.
o contienda de orden jurídico sometida Don Miguel Luis Valdés, justificando
a la decisión del tribunal. el sistema chileno, manifestaba que si se
Por último, la facultad de hacer ejecu- entrega la ejecución de lo juzgado al Po-
tar lo juzgado, como su propio nombre lo der Ejecutivo o a cualquier otro poder
indica, significa hacer cumplir lo resuel- extraño al Judicial, se corre el riesgo de
to en la correspondiente sentencia. A esta que éste no interprete debidamente el
facultad se la conoce también con el nom- fallo, desnaturalizando su contenido, con
bre de imperio. En terreno estrictamente lo cual puede no cumplirse lo realmente
doctrinario, el imperio es más propio del resuelto.
Poder Ejecutivo que del Judicial, pues es- Resumiendo diremos que, en el siste-
capa a la órbita propia de la función ju- ma nuestro, el imperio se caracteriza por
risdiccional. En algunos países, de acuer- ser una facultad privativa del Poder Judi-
do con el concepto doctrinario antes cial; pesando sobre la fuerza pública la
esbozado, la facultad de hacer ejecutar obligación de colocarse a disposición del
lo juzgado se le ha entregado de lleno al tribunal, siempre que ella sea requerida
Poder Ejecutivo. en forma legal, y afectándole también a
En nuestro Derecho se ha optado, en esta última la prohibición de entrar a ca-
cambio, por el sistema de confiar el cum- lificar el fundamento jurídico o la legali-
plimiento de lo juzgado o fallado al mis- dad del fallo que se trata de ejecutar.
mo tribunal sentenciador. En efecto, el ar- El agente de la fuerza pública reque-
tículo 11 del C.O.T. expresa: “Para hacer rido por el Poder Judicial que no cumpla
ejecutar sus sentencias y para practicar o la obligación anterior o que viole la pro-
hacer practicar los actos de instrucción que hibición también antes señalada incurre
decreten, podrán los tribunales requerir en el delito previsto y sancionado por el
de las demás autoridades el auxilio de la artículo 253 del Código Penal.
fuerza pública que de ellas dependiere, o El artículo 3º del Decreto Ley Nº 1.063,
los otros medios de acción conducentes de 12 de junio de 1975, publicado en el
de que dispusieren. La autoridad legalmen- Diario Oficial de la misma fecha, enco-
te requerida debe prestar el auxilio, sin mienda a Carabineros de Chile la misión
que le corresponda calificar el fundamen- de proporcionarle la fuerza pública al Po-
to con que se le pide ni la justicia o legali- der Judicial para el cumplimiento de sus
dad de la sentencia o decreto que se trata resoluciones o de los actos de instrucción
de ejecutar”. que decreten, al establecer: “Carabineros
La Constitución Política de 1980, en de Chile prestará a las autoridades judi-
los incisos 3º y 4º del art. 76, eleva a nor- ciales el auxilio de la fuerza pública que
ma de rango constitucional el art. 11 del éstas soliciten en el ejercicio de sus atri-
C.O.T., al establecer: “Para hacer ejecu- buciones. Al ser requerido por los Tribu-
tar sus resoluciones y practicar o hacer nales de Justicia para hacer ejecutar sus
practicar los actos de instrucción que de- sentencias y para practicar o hacer prac-

36
Manual de Derecho Procesal

ticar los actos de instrucción que decre- cen los tribunales en los casos en que la
ten. Carabineros deberá prestar dicho ley requiere expresamente su intervención
auxilio sin que le corresponda calificar el y en que no se promueve contienda algu-
fundamento con que se le pide, ni la jus- na entre partes.
ticia o legalidad de la sentencia o decre- Aun cuando esta jurisdicción no es
to que se trata de ejecutar. de la esencia del Poder Judicial, su im-
Carabineros, asimismo, prestará a las portancia es manifiesta. Para demostrar-
autoridades administrativas el auxilio de lo basta examinar las estadísticas de los
la fuerza pública que éstas soliciten en el tribunales, las que revelan que la activi-
ejercicio de sus atribuciones y siempre dad del juez y del abogado, en un cin-
que la acción que se trate de ejecutar no cuenta por ciento, giran alrededor de
tienda notoriamente a la perpetración de ella.
un delito. En caso contrario, deberá re-
presentar la orden recibida y cumplirla si 53. Diversos criterios o doctrinas para
la autoridad insistiere, en cuyo caso, de distinguir la jurisdicción contenciosa de
incurrirse en delito, será ésta la única res- la jurisdicción voluntaria. Estas dos juris-
ponsable. dicciones, en vista de que emanan de un
En situaciones calificadas Carabineros mismo órgano, o sea, el Poder Judicial,
podrá requerir de la autoridad adminis- se nos presentan estrechamente unidas,
trativa la orden por escrito, cuando por con muchos puntos de contacto, por lo
la naturaleza de la medida lo estime con- que se hace imprescindible deslindar el
veniente para su cabal cumplimiento. campo de acción de cada una de ellas.
La autoridad administrativa no podrá Sin embargo, el problema presenta
requerir directamente el auxilio de la fuer- dificultades: en primer término, en aten-
za pública, ni Carabineros podrá conce- ción a la vaguedad misma del concepto
derlo, sobre asuntos que estén sometidos de jurisdicción contenciosa, que tienen
al conocimiento de los Tribunales de Jus- los propios autores; y, en seguida, en ra-
ticia y que hayan sido objeto de medidas zón de los diversos criterios adoptados
decretadas por éstos y notificadas a Cara- por las distintas legislaciones para clasifi-
bineros”. car un determinado acto como pertene-
ciente a una u otra jurisdicción.
52. La jurisdicción voluntaria. La fuen- A nuestro juicio, los criterios doctri-
te legal fundamental de esta segunda es- narios que sirven para diferenciar la ju-
pecie de jurisdicción la encontramos en risdicción contenciosa de la voluntaria,
el artículo 2º del C.O.T., al disponer que pueden agruparse en la forma siguiente:
también corresponde a los tribunales in- criterio romanista, criterio que atiende a
tervenir en todos aquellos actos no con- la voluntad de las partes, criterio que
tenciosos en que una ley expresa requiera atiende a los efectos, criterio clásico y cri-
su intervención. terio moderno.
Esta nueva actividad jurisdiccional de a) El criterio romanista confunde los
los tribunales se conoce además con las actos de jurisdicción voluntaria con el “jus
denominaciones de jurisdicción no conten- actae conficiendi”, o sea, con el derecho
ciosa y de jurisdicción graciosa. Podríamos que tenían ciertos funcionarios públicos
decir que sus rasgos más característicos para dar fe de los actos que se desarrolla-
son: proteger ciertos intereses, dar fuer- ban ante ellos. En consecuencia, para esta
za y eficacia jurídica a determinados ac- doctrina, la jurisdicción contenciosa es
tos, completar la capacidad imperfecta de aquella que se ejerce “cum causae cogni-
sus autores y testimoniar solemnemente tio” (con conocimiento de causa); y la vo-
la existencia legal de esos mismos actos. luntaria, por el contrario, es aquella que
Se define la jurisdicción voluntaria o se ejerce “sine causae cognitio” (sin conoci-
no contenciosa como aquella que ejer- miento de causa).

37
Mario Casarino Viterbo

Se critica esta doctrina en razón de vo, a la voluntaria; y a la diversa finalidad


que en ambas jurisdicciones, tanto en la de una y otra: la jurisdicción contenciosa
contenciosa como en la voluntaria, el juez se dice que es represiva y la voluntaria,
conoce, juzga y hace efectuar lo juzgado, preventiva.
sin otra diferencia que la que dice rela- También es objeto de crítica esta ter-
ción con el régimen o teoría de la prue- cera doctrina. En efecto, se sostiene que
ba. Así, en la jurisdicción contenciosa la hay actos de jurisdicción contenciosa que
prueba es legítima, es decir, se encuentra no producen cosa juzgada (ejemplo: jui-
sometida a una serie de formalidades le- cios de alimentos, medidas precautorias,
gales previas; en cambio, en la voluntad etc.), y actos de jurisdicción voluntaria
la prueba no está sujeta a mayores solem- que la producen (ejemplo: las resolucio-
nidades, es meramente informativa, y de nes afirmativas cumplidas); y que, aun
allí también que se la conozca con el nom- dentro de la contenciosa, encontramos
bre de “cognitio informativa”. actos de finalidad eminentemente preven-
b) El criterio que atiende a la voluntad tiva, como son las medidas precautorias.
de las partes estima que la jurisdicción con- d) Un cuarto criterio o doctrina, lla-
tenciosa se desenvuelve “inter invitos” y la mado clásico, atiende a la presencia o au-
voluntaria “inter volentes”. Se quiere signi- sencia de contradictor para precisar la
ficar con ello que la primera de estas ju- verdadera naturaleza procesal de un de-
risdicciones actúa previa una citación terminado acto jurisdiccional. Así, juris-
(invitación, diríamos en términos figura- dicción contenciosa, según este criterio,
dos, a comparecer al juicio); y, en cam- será aquella que se desenvuelve median-
bio, que la segunda actúa por la sola y te contienda, controversia o presencia de
espontánea voluntad de los interesados. contradictor; y jurisdicción voluntaria,
Se critica esta doctrina, porque carece aquella que se desarrolla sin la presencia
de precisión, ya que hay actos de jurisdic- de estos elementos. Algunos autores agre-
ción contenciosa en los cuales las partes gan que por jurisdicción no contenciosa
voluntariamente someten sus dificultades debe entenderse no sólo la que se ejerce
o controversias al conocimiento y decisión sin contradictor, sino que además es ne-
del juez; ejemplos los juicios arbitrales; o cesario que la relación procesal, por su
bien, cuando la parte demandada recono- propia naturaleza, sea incapaz de suscitar
ce simplemente la pretensión contraria. contradicción.
Se agrega que los actos de jurisdicción Se critica esta doctrina por ser insufi-
voluntaria no son tales, ya que el acto de ciente. En efecto, ¿cómo explicaría la na-
derecho sustantivo podrá ser voluntario turaleza procesal de aquellos juicios
para los interesados realizarlo o no; pero, seguidos en rebeldía del demandado, o
una vez acordado realizarlo, para que pro- aquellos en que éste reconoce la preten-
duzca plenos efectos jurídicos, será indis- sión contraria?
pensable cumplir previamente con el acto e) El quinto criterio o doctrina, que
de jurisdicción voluntaria exigido por el llamaremos moderno, atiende exclusiva-
legislador; ejemplo: la compraventa de un mente a la distinta finalidad de una y otra
inmueble de un incapaz que requiere de jurisdicción en función de las relaciones
autorización judicial previa para poder ce- jurídicas que constituyen su objetivo.
lebrarse válidamente. De ahí que también Así, la jurisdicción contenciosa es aque-
se critique acerbamente el empleo del pro- lla que tiene como finalidad u objetivo
pio término jurisdicción “voluntaria”. una relación jurídica existente o ya forma-
c) El tercer criterio atiende a los efectos del da, y la voluntaria es aquella destinada a
acto de jurisdicción voluntaria, es decir, se procurar o cooperar al nacimiento de una
analiza si produce o no cosa juzgada: en relación jurídica nueva. Ejemplo: en un
caso afirmativo el acto pertenecerá a la juicio el juez debe resolver acerca de la
jurisdicción contenciosa y en caso negati- existencia, validez y efectos de una rela-

38
Manual de Derecho Procesal

ción de derecho sustancial ya existente, lo determina; en cambio, en los asuntos


como sería si se persiguiera el pago del de jurisdicción voluntaria el conocimien-
precio de una compraventa; y en una ges- to de causa se le proporciona al juez me-
tión de jurisdicción voluntaria el juez, en diante informaciones sumarias, esto es,
cambio, se limita a procurar que una rela- mediante pruebas de cualquier especie,
ción de derecho sustancial nazca válida, rendidas sin señalamiento de término
como sería la autorización que debe con- probatorio y sin notificación e interven-
ceder para que pueda celebrar una com- ción de contradictor.
praventa de un inmueble un incapaz. c) Por último, las resoluciones que
La jurisdicción voluntaria tiene, pues, recaen en los asuntos de jurisdicción con-
una finalidad eminentemente constituti- tenciosa producen, por regla general, la
va, mientras que la contenciosa versa so- acción y la excepción de cosa juzgada, o
bre relaciones jurídicas preexistentes. Con sea, acción para exigir su cumplimiento
razón esta doctrina define la jurisdicción y excepción para evitar que se vuelva a
voluntaria como la intervención del Esta- discutir el mismo asunto y entre las mis-
do en la formación de relaciones jurídicas mas partes; en cambio, en las resolucio-
concretas, acreditando en forma solemne nes recaídas en asuntos no contenciosos
la conveniencia o legalidad del acto reali- o voluntarios, para ver si gozan o no de
zado o que se va a realizar. la autoridad de la cosa juzgada, es nece-
Si hacemos una comparación entre sario distinguir previamente entre reso-
los criterios o doctrinas anteriores y el luciones afirmativas y negativas. Estas
aceptado por nuestra legislación, fácil es últimas no producen nunca cosa juzga-
advertir que ella comparte el criterio que da, y las primeras, en cambio, sí una vez
llamamos clásico. La mejor demostración cumplidas.
se encuentra en el artículo 817 del C.P.C.,
que define los actos de jurisdicción no 55. Naturaleza de los actos de juris-
contenciosa diciendo que son “aquellos dicción voluntaria. Se ha discutido mu-
que, según la ley, requieren intervención cho si el magistrado al ejercer jurisdicción
del juez y en que no se promueve con- en actos no contenciosos lo hace en vir-
tienda entre partes”. tud de la función jurisdiccional, que es
propia de esta clase de órganos del Esta-
54. Diferencias entre ambas jurisdic- do; o bien, por el contrario, en razón de
ciones. Precisado el concepto de la juris- la función administrativa que, incidental-
dicción voluntaria, veamos las diferencias mente, puede estar entregada a ellos.
más notables que presenta con la juris- En atención a la diferencia profunda
dicción contenciosa. que hemos constatado que existe entre
a) En primer término, en los asuntos la jurisdicción contenciosa y la volunta-
contenciosos el juez tiene la obligación de ria, la doctrina se inclina a ver en los
intervenir siempre que se requiera su ac- actos pertenecientes a esta última clase
tuación por las partes en forma legal y en de jurisdicción, una verdadera función ad-
negocios de su competencia; mientras que ministrativa. Ejemplos: Meyer, Glasson,
en los asuntos de jurisdicción voluntaria, Chiovenda, y otros.
para que el tribunal pueda intervenir váli- Para nosotros, el acto de jurisdicción
damente, es menester que la ley haya esta- voluntaria es de naturaleza sui géneris y pro-
blecido expresamente dicha intervención, pio de los tribunales de justicia, porque el
y para esos determinados actos. acto administrativo crea una relación pú-
b) En segundo lugar, en los asuntos blica directa entre la Administración de
contenciosos el conocimiento de causa un lado y el interesado o interesados del
se le suministra al juez por los medios otro. En cambio el acto jurisdiccional, en
de prueba que la ley taxativamente esta- general, no crea relación jurídica directa
blece, y en la forma en que ella también alguna entre el tribunal y las partes en

39
Mario Casarino Viterbo

cuanto al asunto o materia sometida a su b) Declaración solemne de ciertos dere-


conocimiento y decisión; y porque, en todo chos. Ejemplos.: gestiones sobre posesión
caso, históricamente considerado, el acto efectiva de herencia, sobre declaración
de jurisdicción voluntaria siempre ha sido de herencia yacente, sobre declaración
del conocimiento y resolución de los jue- de muerte presunta, sobre derecho al
ces, sea en tiempo de los romanos, en la goce de censos, etc.;
Edad Media o en la Época Moderna. c) Autentificación de ciertos actos. Ejem-
Y, lo que resulta aún más curioso, es plos: gestiones sobre apertura y protocoli-
que la propia doctrina, a pesar de que zación de testamentos, sobre confección
estima los actos de jurisdicción voluntaria de inventario solemne, sobre tasaciones,
como actos administrativos, se encarga de etc., y
sostener la bondad del sistema que los en- d) Precaución de fraudes legales. Ejem-
trega al conocimiento y resolución de los plos.: gestiones sobre insinuación de do-
miembros del Poder Judicial; en atención naciones, sobre guarda de muebles y de
a que su ejercicio requiere seriedad e in- papeles de una sucesión, etc.
dependencia de parte de los titulares de
los órganos que la ejercen y, sobre todo, 57. La jurisdicción conservadora. En-
conocimientos jurídicos, cualidades que tendemos por jurisdicción conservadora
poseen los jueces en mayor grado que el la facultad que tienen los tribunales de
resto de los funcionarios públicos. justicia de velar porque todos los pode-
Este problema, aun cuando de apa- res públicos actúen dentro de la órbita
riencia netamente doctrinaria, tiene gran de sus atribuciones; y, en especial, de ve-
importancia práctica en aquellos países, lar por que las garantías individuales con-
como Francia, por ejemplo, en que la ju- sagradas en la Constitución Política sean
risdicción voluntaria no está suficiente y respetadas.
adecuadamente legislada. Allí, para resol- El término conservadora tiene una jus-
ver ciertas materias, como ser los recur- tificación u origen histórico. En efecto,
sos que proceden y si gozan o no de la en la Constitución Política de 1833 se con-
autoridad de la cosa juzgada, es necesa- templaba la existencia de la Comisión Con-
rio determinar previamente la verdadera servadora, organismo al que, en receso del
naturaleza jurídica de estos actos, o sea, Parlamento, entre otras funciones, le co-
si son jurisdiccionales o administrativos, rrespondía velar por el respeto de las ga-
pues también son diversas las normas e rantías individuales; y de ahí fue tomado
instituciones que rigen a unos y otros. por el legislador procesal del año 1875.
La fuente legal fundamental de la ju-
56. Clasificación de los actos de juris- risdicción conservadora está constituida
dicción voluntaria. En atención a la va- por el art. 3º del C.O.T., el que señala
riedad y extensión de los actos de esta clase de jurisdicción como atribución
jurisdicción voluntaria, la doctrina se ha también propia de los tribunales de justi-
preocupado de formular diversas clasifi- cia; y además por una serie de otros pre-
caciones de ellos (ejemplos: Glasson, ceptos dispersos en dicho Código, o en
Wach, Chiovenda, y otros); pero nosotros, otros textos legales.
en cambio, ateniéndonos a la realidad le- En la práctica, la jurisdicción conser-
gislativa chilena, estimamos que bien pue- vadora se traduce en la facultad conferi-
den clasificarse en la forma siguiente: da a la Corte Suprema para declarar, en
a) Medidas de protección en favor de los las materias de que conozca, o que le fue-
incapaces. Ejemplo: gestiones sobre nom- ren sometidas en recurso interpuesto en
bramiento de tutores y curadores, sobre cualquier gestión que se siga ante otro
trabas en la administración de estos mis- tribunal, que un determinado precepto
mos, sobre alteraciones de estados civi- legal es contrario a la Constitución Polí-
les, etc.; tica y que, de consiguiente, no debe apli-

40
Manual de Derecho Procesal

carse (arts. 79 y 80 C.P.R., con anteriori- en juicio a nombre del detenido o preso,
dad a la ley de reforma Nº 20.050). Se ya por escrito o mediante telegrama, y
conoce también esta facultad con el nom- que conoce de él, en primera instancia,
bre de recurso de inconstitucionalidad o de la Corte de Apelaciones respectiva, y en
inaplicabilidad en el caso de que ella sea segunda, la Corte Suprema.
ejercida a petición de parte interesada.1 En el nuevo sistema procesal penal se
Otra institución procesal, que también contempla la denominada acción de am-
tiende a dar aplicación práctica a la juris- paro (artículo 95 del Código Procesal Pe-
dicción conservadora, es el llamado recur- nal), la que tiene aplicación respecto de
so de amparo, que en general tiene por actos que imponen una privación de li-
objeto poner término a las detenciones o bertad, que no tengan su origen en una
a las prisiones arbitrarias. Se encuentra resolución judicial, siendo conocida en
reglamentado en el Código de Procedi- única instancia por el juez de garantía
miento Penal. En líneas muy someras, po- competente.
demos decir que puede interponerlo
cualquiera persona capaz de comparecer 58. La jurisdicción disciplinaria. La
jurisdicción disciplinaria es aquella facul-
1
tad que tienen los tribunales de justicia
El art. 1º, Nº 54, de la Ley Nº 20.050, de 26 de
agosto de 2005, modificó la C.P.R. en lo relativo a com- de aplicar determinadas sanciones o de
posición y atribuciones del Tribunal Constitucional. adoptar determinadas medidas, a fin de
Conforme los Nos 6º y 7º del actual artículo 93 que los debates judiciales se desenvuel-
de la C.P.R., son atribuciones del Tribunal Constitu- van con la compostura debida, o los fun-
cional: cionarios judiciales cumplan con las
“6º. Resolver, por la mayoría de sus miembros
en ejercicio la inaplicabilidad de un precepto legal normas legales que regulan su conducta
cuya aplicación en cualquier gestión que se siga ministerial.
ante un tribunal ordinario o especial, resulte con- La fuente legal fundamental de esta
traria a la Constitución; jurisdicción también es el artículo 3º del
7º. Resolver por la mayoría de los cuatro quin- C.O.T., puesto que está señalada como
tos de sus integrantes en ejercicio, la inconstituciona-
lidad de un precepto legal declarado inaplicable en atribución propia de los tribunales de jus-
conformidad a lo dispuesto en el numeral anterior”. ticia; y además la serie de preceptos que
“En el caso del número 6º, la cuestión podrá constituyen el Título XVI del C.O.T., des-
ser planteada por cualquiera de las partes o por el tinado expresamente a la reglamentación
juez que conoce del asunto. Corresponderá a cual- de esta importante clase de jurisdicción.
quiera de las salas del Tribunal declarar, sin ulte-
rior recurso, la admisibilidad de la cuestión siempre En términos generales, la jurisdicción
que verifique la existencia de una gestión pendiente disciplinaria reside, principalmente, y en
ante el tribunal ordinario o especial, que la aplica- primer lugar, en la Corte Suprema, a quien
ción del precepto legal impugnado pueda resultar se ha entregado la superintendencia dis-
decisiva en la resolución de un asunto, que la im- ciplinaria de todos los tribunales de la
pugnación esté fundada razonablemente y se cum-
plan los demás requisitos que establezca la ley. A República, cualesquiera que ellos sean
esta misma sala le corresponderá resolver la suspen- (art. 82 C.P.R.), en segundo término, en
sión del procedimiento en que se ha originado la las Cortes de Apelaciones, quienes tienen la
acción de inaplicabilidad por inconstitucionalidad. superintendencia disciplinaria sobre to-
En el caso del número 7º, una vez resuelta en dos los tribunales de justicia que funcio-
sentencia previa la declaración de inaplicabilidad de
un precepto legal, conforme al número 6º de este nan dentro de su territorio jurisdiccional;
artículo, habrá acción pública para requerir al Tri- y, por último, en los Juzgados de Letras,
bunal la declaración de inconstitucionalidad, sin per- quienes ejercen facultades disciplinarias
juicio de la facultad de éste para declararla de oficio”. sobre todos los funcionarios pertenecien-
Corresponderá a la ley orgánica constitucional tes a sus respectivos territorios jurisdic-
respectiva establecer los requisitos de admisibilidad,
en el caso de que se ejerza la acción pública, como cionales.
asimismo regular el procedimiento que deberá se- En cuanto a la manera de ser ejerci-
guirse para actuar de oficio. da, la jurisdicción disciplinaria actúa, ya

41
Mario Casarino Viterbo

de oficio, ya a petición de parte. Actúa de tienen los tribunales de decretar medi-


oficio cuando el tribunal, de propia ini- das tendientes a obtener una más pronta
ciativa, decreta o aplica alguna de las me- y mejor administración de justicia; y, en
didas disciplinarias contempladas por la especial, la facultad que tienen la Corte
ley (ejemplo: decreta una visita a un de- Suprema y las Cortes de Apelaciones de
terminado oficio judicial); y lo hace a pe- decretar medidas de carácter general des-
tición de parte cuando el propio interesado tinadas a este mismo y laudable fin.
solicita del tribunal la aplicación de una La fuente legal fundamental de esta
medida disciplinaria, por estimar que ha clase de jurisdicción también es el artícu-
sido víctima de una falta o abuso por par- lo 3º del C.O.T., ya que alude de manera
te de un determinado funcionario judi- directa a ella. Ordinariamente se ejerce,
cial (ejemplo: deduce un recurso de queja decretando medidas que adoptan la for-
en contra de un juez, por haber dictado ma de “autos acordados”, de “circulares”
una resolución abusiva o ilegal). o de “instrucciones”.
En el caso de los juzgados de garantía Todos los autos acordados de carác-
y de los tribunales de juicio oral en lo ter y aplicación general que dicte la Cor-
penal, las facultades disciplinarias sobre los te Suprema deberán ser publicados en el
subadministradores, jefes de unidades y Diario Oficial (art. 96, inc. final, C.O.T.).
personal son ejercidas por el administra- Ejemplos de autos acordados expedidos por
dor del tribunal, de conformidad a lo pre- la Corte Suprema: de 13 de junio de 1913,
visto en el artículo 389 F. Si el administra- sobre la forma o manera de practicar las
dor del tribunal cometiere faltas o abusos, notificaciones por el estado; de 30 de sep-
o incurriere en infracciones u omisiones tiembre de 1920, sobre la forma de redac-
en el cumplimiento de sus deberes y obli- tar las sentencias definitivas en materia civil;
gaciones, podrá ser removido de acuerdo de 21 de septiembre de 1934, sobre com-
con el inciso final del mismo artículo.1 petencia en materia de faltas; de 20 de ju-
En todo caso, no hay que confundir nio de 1938, sobre designación de Notarios
las medidas disciplinarias, que pueden apli- suplentes; de 22 de marzo de 1932, sobre
car los tribunales de justicia en el ejercicio tramitación del recurso de inaplicabilidad;
de esta jurisdicción disciplinaria, con las de 19 de diciembre de 1932, sobre tramita-
sanciones o penas que ellos pueden impo- ción y fallo del recurso de amparo; de 5 de
ner en el ejercicio de la jurisdicción con- diciembre de 1941, sobre derechos de los
tenciosa. Las primeras se aplican por faltas ministros de fe en la confección de inven-
o abusos cometidos por funcionarios judi- tarios; de 24 de octubre de 1957, sobre tra-
ciales en el ejercicio de su cargo, y dan mitación de exhortos internacionales; de
origen a la correspondiente responsabilidad 14 de octubre de 1964, sobre actuación de
funcionaria, la que, vamos a ver más ade- los receptores de turno; de 17 de octubre
lante, constituye una de las bases funda- de 1964, sobre calificación del personal de-
mentales en que descansa el Poder Judicial. pendiente del Poder Judicial; de 1º de sep-
Las segundas, en cambio, se imponen por tiembre de 1972, sobre lista de abogados
delitos que pueden cometer los funciona- postulantes a cargos judiciales; de 1º de di-
rios judiciales en el ejercicio de sus cargos; ciembre de 1972, sobre tramitación y fallo
y dan origen a la responsabilidad penal, la de los recursos de queja; de 31 de enero
que es perseguida dentro del correspon- de 1976, sobre reclamaciones por pérdida
diente juicio o proceso penal. de la nacionalidad; de 2 de abril de 1977,
sobre tramitación del recurso de protec-
59. La jurisdicción económica. La ju- ción; de 27 de agosto de 1982, que autori-
risdicción económica es la facultad que za llevar el registro de sentencias en
fotocopias, pudiendo, además, usarse ese
1
Art. 532 COT, modificado por el art. 11 de la sistema para la transcripción de acuerdos,
Ley Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. resoluciones, circulares y copias simples o

42
Manual de Derecho Procesal

autorizadas; de 27 de marzo de 1996, que Entre los años 1974 y 1986 la Corte Su-
modifica la distribución de las materias en- prema dictó 318 instrucciones, circulares y
tre las salas de la Corte Suprema, por espe- autos acordados.3
cialidades; de 31 de agosto de 2001, que
establece una nueva distribución de las cau- 60. La jurisdicción especial. La juris-
sas entre las salas de la Corte durante el dicción especial es la facultad que tie-
funcionamiento ordinario y extraordinario; nen los tribunales de justicia de interve-
de 19 de octubre de 2001, sobre integra- nir en el conocimiento y fallo de todas
ción y subrogación de las salas de la Corte aquellas causas o juicios que leyes espe-
Suprema y de sus miembros de 21 de ene- ciales han entregado expresamente a su
ro de 1989, de la Corte de Apelaciones de conocimiento.
Santiago, sobre Minutas para demandas Podríamos decir que esta jurisdicción
nuevas, etc.1 especial, hoy día, está representada en
Ejemplos de circulares expedidas por la nuestro país por todas aquellas causas
Corte Suprema: las diversas sobre el cri- que constituyen lo contencioso-administra-
terio a que deben ajustarse los jueces le- tivo, lo contencioso-tributario, lo conten-
trados en la detención y demás medidas cioso-aduanero, lo contencioso-sanitario,
de seguridad que decreten en los proce- y a las cuales nos referimos anteriormen-
sos por delitos de incendio ocurrido en te en forma particular.
establecimientos comerciales o industria- Con el nuevo texto de los artículos
les; y sobre la forma en que tales proce- 38 y 82 de la Constitución Política de la
sos deben ser tramitados. República, y el artículo 5º inciso 1º del
Ejemplos de instrucciones expedidas por Código Orgánico de Tribunales, sin per-
la Corte Suprema: de 12 de agosto de 1963, juicio de leyes especiales que consagran
acerca de los documentos que digan rela- una competencia expresa respecto de los
ción con los autos elevados en grado de tribunales ordinarios, éstos conocen lo
apelación, con el trámite de tener a la vis- contencioso-administrativo.4
ta expedientes que se encuentren en tra- Por otra parte, no hay que confun-
mitación, con el orden de tabla en caso dir la función administrativa con la fun-
de que se hayan decretado trámites pre- ción judicial. Esta última comienza
vios y de las medidas para mejor resolver; donde termina aquélla. La primera es
de 25 de julio de 1964, sobre ingreso en ejercida por funcionarios administrati-
arcas fiscales del valor del examen de al- vos mediante resoluciones o decretos
coholemia; de 27 de enero de 1975, de la susceptibles de los recursos que el pro-
Corte de Apelaciones de Santiago, sobre pio Derecho Administrativo establece.
turnos mensuales de los Juzgados del Cri- La segunda, o sea, la función judicial,
men de Santiago y distribución de exhor- en cualquiera de sus aspectos, particu-
tos; de 4 de octubre de 1982, de la Corte larmente en cuanto a jurisdicción espe-
de Apelaciones de Santiago, sobre distri- cial, es ejercida por los funcionarios
bución de tramitación de exhortos ema- judiciales, una vez que se reclama ante
nados de tribunales extranjeros; de 10 de ellos de resoluciones o decretos ilega-
julio de 1987, de la Corte de Apelaciones les o abusivos dictados por la autoridad
Presidente Aguirre Cerda, hoy San Miguel, administrativa.
sobre distribución de exhortos nacionales
y extranjeros entre los juzgados de su ju-
risdicción; de 23 de junio de 1983, de la
Corte de Apelaciones de Valparaíso, sobre 3
Vid. “Recopilación de instrucciones, autos acor-
distribución de exhortos, etc.2 dados y circulares de la Corte Suprema de 1974 a
1986”. Juan Ferrer y Guillermo Henríquez. Memo-
ria de Prueba. Facultad de Derecho U. de Chile.
4
1-2
Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

43
Mario Casarino
Capítulo Viterbo
Segundo
DIVERSAS CLASES DE TRIBUNALES
SUMARIO: I. Clasificación de los tribunales; II. Tribunales ordinarios, arbitrales
y especiales; III. Tribunales unipersonales y tribunales colegiados;
IV. Tribunales de jurisdicción común y de jurisdicción especial; V. Tribunales
permanentes y tribunales accidentales; VI. El Jurado.

I. Clasificación de los tribunales ordinarios: uno, relativo a su ubicación


en un determinado cuerpo legal llama-
61. Según su naturaleza, composición, do a fijar su organización y atribucio-
extensión de la jurisdicción y estabilidad. nes, en este caso, en el ya citado Códi-
Los tribunales de justicia pueden clasifi- go Orgánico de Tribunales; y el otro,
carse desde diversos puntos de vista, esto relativo a la idea de subordinación o
es, según su naturaleza, su composición, dependencia, que debe existir entre
la extensión de la jurisdicción de que se ellos.
hallan investidos y su estabilidad: Es necesario esclarecer, en todo caso,
a) Según su naturaleza, los tribunales que esta idea o noción de subordina-
de justicia se clasifican en ordinarios, arbi- ción o dependencia sólo dice relación
trales y especiales; con las atribuciones de orden discipli-
b) Según su composición, los tribu- nario, mas no con las demás facultades
nales de justicia se clasifican en uniperso- de que se hallan investidos los tribuna-
nales y colegiados; les de justicia.
c) Según la extensión de la jurisdic-
ción de que se hallan investidos, los tri- 63. ¿Cómo están constituidos? Los tri-
bunales de justicia se clasifican en de bunales ordinarios de justicia están cons-
jurisdicción común y de jurisdicción espe- tituidos u organizados a base de jerarquías;
cial; y es decir, de relación de dependencia o
d) Según su estabilidad, los tribuna- subordinación de unos respecto de los
les de justicia se clasifican en permanentes otros. Ejemplos de jerarquías: juzgados
y accidentales o de excepción. de letras, Cortes de Apelaciones, Corte
A continuación trataremos de cada Suprema.
una de estas clasificaciones en particular. Dentro de cada jerarquía de los tri-
bunales ordinarios, a su vez, encontramos
diversas categorías; entendiendo por tales
II. Tribunales ordinarios, arbitrales y los tribunales ordinarios de igual jerar-
especiales quía, pero con diversas atribuciones o
competencia. Ejemplos de categorías: juz-
62. Definición de tribunales ordina- gados de letras de una comuna o agrupa-
rios. Tribunales ordinarios son aquellos que ción de comunas, juzgados de letras de
se encuentran establecidos en el inciso ciudad capital de provincia, juzgados de
2º del artículo 5º y en los Títulos III, IV, letras de ciudad asiento de Corte de Ape-
V y VI del Código Orgánico de Tribuna- laciones.
les y que llevan consigo la idea de subor-
dinación del inferior con respecto al 64. ¿Cuáles son? Los tribunales de jus-
superior. ticia en nuestro país son los siguientes:
Son dos, en consecuencia, los requi- La Corte Suprema, las Cortes de Apela-
sitos que caracterizan a los tribunales ciones, los tribunales de juicio oral en lo

44
Manual de Derecho Procesal

penal, los juzgados de letras y los juzga- 65. Definición de tribunales arbitra-
dos de garantía.1 les. Tribunales arbitrales son aquellos cons-
Los tribunales orales en lo penal, son tituidos por los jueces árbitros, o sea, por
tribunales colegiados, letrados, tienen jueces nombrados por las partes o por la
como superior jerárquico a la Corte de autoridad judicial en subsidio, para la re-
Apelaciones respectiva, ejercen su com- solución de un asunto litigioso (art. 222
petencia para el conocimiento y fallo de C.O.T.).
los juicios orales en el nuevo sistema pro-
cesal penal en única instancia, tienen su 66. Fuentes de justicia arbitral. No obs-
asiento en una comuna y ejercen su com- tante la definición legal antes transcrita,
petencia sobre una comuna o agrupación que sólo reconoce como fuentes de la
de comunas (arts. 27 a 40 del C.O.T.). justicia arbitral la voluntad de las partes y
Los juzgados de garantía son tribuna- la autoridad judicial en subsidio, la ver-
les letrados, están conformados por uno dad es que ella también puede emanar
o más jueces, tienen como superior jerár- de dos fuentes más: la ley y la voluntad
quico a la Corte de Apelaciones respecti- unilateral del testador.
va, ejercen su competencia para el
conocimiento de la generalidad de los 67. Diversas clases de árbitros. Los
asuntos penales en el nuevo sistema pro- jueces árbitros pueden clasificarse en de
cesal penal consistentes en la aseguración derecho, arbitradores o amigables com-
de los derechos del imputado y demás ponedores y mixtos. Esta clasificación de
intervinientes en el nuevo proceso penal, los árbitros se hace según las facultades
y conocen dentro de éste del procedi- de que se hallan investidos.
miento simplificado y del procedimiento Así, juez árbitro de derecho es aquel que
abreviado, tienen su asiento en una co- tramita y falla al igual que los tribunales
muna y ejercen su competencia en pri- ordinarios, o sea, con sujeción estricta a
mera y única instancia en una comuna o la ley; juez árbitro arbitrador o amigable
agrupación de comunas (arts. 14 a 16 del componedor es aquel que tramita en con-
C.O.T.). formidad a las reglas de procedimiento
Cada uno de ellos tiene señalada su convenidas por las partes o, en subsidio,
organización y fijadas sus atribuciones en en conformidad a las reglas mínimas de
el Código Orgánico de Tribunales en re- procedimiento establecidas en la legisla-
lación con o a base de dependencia je- ción procesal civil (Párrafo 2º, Título VIII,
rárquica o disciplinaria. Libro III, del C.P.C.), y que falla de acuer-
A su vez, los magistrados que sirven do con las reglas de prudencia o equidad
estos tribunales se denominan: ministros que crea convenientes, o sea, en concien-
de la Corte Suprema, ministros de Cor- cia; y juez árbitro mixto es aquel que, como
tes de Apelaciones, jueces del tribunal oral su propio nombre lo indica, participa de
en lo penal, jueces de letras y los jueces los caracteres de los árbitros de derecho
de garantía, respectivamente. y de los árbitros arbitradores, o sea, tra-
También deben considerarse inclui- mita como estos últimos y falla como los
dos entre los tribunales ordinarios los lla- primeros.
mados accidentales o de excepción; como
son: un Ministro de Corte de Apelacio- 68. Diversas clases de arbitrajes. Se-
nes, el Presidente de la Corte de Apela- gún la materia sobre la cual versan, los
ciones de Santiago, un Ministro de la arbitrajes pueden clasificarse en: prohi-
Corte Suprema y el Presidente de la Cor- bidos, forzosos y voluntarios.
te Suprema. Arbitraje prohibido es aquel que recae
sobre materias que la ley, por razones de
1
Art. 5º COT, modificado por la Ley Nº 19.665, alta conveniencia pública, impide some-
de 9 de marzo de 2000. ter a la decisión de jueces árbitros. Arbi-

45
Mario Casarino Viterbo

traje forzoso es aquel que recae sobre ma- ciertas personas o de que se hallan reves-
terias que la ley entrega expresamente a tidas ciertas cosas o materias para ser juz-
la decisión de esta clase de jueces, o sea, gadas o resueltas por tribunales diversos
de jueces árbitros. Arbitraje voluntario es de los ordinarios.
aquel que recae sobre materias, las cua- El fuero, de consiguiente, admite tam-
les son indiferentes para la ley, que pue- bién una clasificación en personal y real,
dan o no ser sometidas a arbitraje. según se refiera a personas o cosas. Ejem-
Ejemplo del primer arbitraje, o sea, plo de fuero personal es el de que gozan
del prohibido: los juicios sobre estado ci- los militares para ser juzgados por los tri-
vil; del segundo, o sea, del forzoso: la par- bunales militares en los casos en que la
tición de bienes; y del tercero, o sea, del ley lo establece; y de fuero real, es el de
voluntario: un juicio sobre cobro de pe- que gozan los juicios sobre cuentas cuyo
sos, etc. reconocimiento corresponde a la Contra-
loría General de la República,1 y no por
69. Diferencias entre los tribunales los tribunales ordinarios.
ordinarios y los tribunales arbitrales. Las En ciertos casos, el fuero personal no
diferencias más notables entre ambas cla- es tan fuerte como para arrastrar a la per-
ses de tribunales son, en primer lugar, sona que goza de él a la jurisdicción de
que mientras los tribunales ordinarios un tribunal especial, y la ley se contenta,
arrancan su competencia del propio Es- en cambio, con someterla a la jurisdic-
tado y, en último término, de la sobera- ción de un tribunal ordinario; pero no
nía nacional, la cual delega en ellos la de la jerarquía de aquellos que normal-
facultad de administrar justicia; los tribu- mente le corresponderá intervenir, sino
nales arbitrales, en cambio, arrancan su de una más alta.
competencia, por regla general, de la vo- Ejemplo: fuero de que gozan los ex
luntad de las propias partes que los de- Presidentes de la República o los actua-
signan. les Ministros de Estado para ser juzgados
En segundo lugar, que mientras los en las causas civiles o criminales por un
tribunales ordinarios tienen la facultad Ministro de Corte de Apelaciones como
llamada imperio, o sea, la de hacer eje- tribunal de excepción, y no por un juez
cutar lo juzgado por ellos mismos, para de letras.2
cuyo objeto pueden requerir el auxilio
de la fuerza pública directamente, o sea, 71. Los tribunales especiales ante la
sin intermediario alguno, los tribunales doctrina. En estricta doctrina, el ideal en
arbitrales, en cambio, se hallan privados materia de administración de justicia es
de esta importantísima facultad y, para que todas las personas y todas las cosas
hacer cumplir lo juzgado o fallado por sean juzgadas o resueltas por una misma
ellos, deben recurrir a los tribunales or- clase de tribunales, en este caso, por los
dinarios, quienes requerirán el auxilio de tribunales ordinarios. La unidad en la ad-
la fuerza pública en la forma antes ex- ministración de justicia da la sensación
puesta. de una mayor igualdad ante la ley.
Sin embargo, en la práctica, lo mismo
70. Concepto de tribunales especiales. que acontece con las demás actividades
Tribunales especiales son aquellos estableci- humanas, se ha producido la especializa-
dos por la ley para juzgar a determinadas ción en determinadas materias. De ahí tam-
personas, o para resolver determinadas bién han surgido por la fuerza de las cosas
materias, las que, por circunstancias parti- los tribunales especiales; al extremo que
culares, gozan de este privilegio. hoy día se sostiene que, mientras mayor
Este privilegio se conoce también con
el nombre de fuero. De allí que se defina
al fuero como el privilegio que tienen 1
Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

46
Manual de Derecho Procesal

es el desarrollo cultural de un país, mayor preferible, o sea, si el unipersonal o el


también es el número de tribunales espe- colegiado, llegándose a la conclusión de
ciales que posee. que ambas clases de tribunales presentan
sus ventajas y sus inconvenientes.
72. En nuestro país. En Chile, antes
de la dictación de la Ley de Organización 74. Ventajas e inconvenientes de los
y Atribuciones de los Tribunales del año tribunales unipersonales. Los tribunales
1875, existían una cantidad de personas o unipersonales presentan como ventaja
de materias que gozaban de fuero como que el juez tiene en ellos, indudablemen-
producto de la legislación española anti- te, una mayor responsabilidad; que el juez
gua, y, aun, de la incipiente legislación na- toma conocimiento personal del proce-
cional. so, interviniendo en la formación íntegra
La Ley Orgánica referida, en su afán del mismo, incluso en la dictación de la
de organizar la justicia en forma sistemá- sentencia; que resalta de inmediato, y con
tica y, en consecuencia, de acabar con los mayor facilidad, la ignorancia o negligen-
fueros, los suprimió en su mayoría, en- cia del juez, lo que permite su pronta
tregando a los tribunales ordinarios el co- eliminación; y que la administración de
nocimiento de la totalidad de los asuntos justicia tiene que ser más rápida, puesto
judiciales que se promovieran en la Re- que es una sola la persona que dicta las
pública, salvo contadas excepciones enu- resoluciones.
meradas en su artículo 5º, o sea, dejó Los inconvenientes que se anotan a
subsistentes sólo aquellos fueros más in- los tribunales unipersonales son, en cam-
dispensables. bio, que en ellos se disminuye la posibi-
No obstante, el desarrollo cultural pos- lidad del acierto; que la falta de discusión
terior del país y, de consiguiente, la dic- impide también llegar con facilidad al
tación de una abundante legislación descubrimiento de la verdad; y que es
especializada, en la mayoría de los casos más fácil que en ellos florezca el arbi-
sobre materias técnicas, fue haciendo ne- trio judicial.
cesaria la creación de nuevos tribunales
especiales, al extremo que el texto primi- 75. Ventajas e inconvenientes de los
tivo del art. 5º de la Ley Orgánica ha cam- tribunales colegiados. Los tribunales co-
biado sustancialmente con los años. Hoy legiados presentan la ventaja de que ase-
día, aun el propio artículo 5º del Código guran una mayor garantía de acierto por
Orgánico de Tribunales no agota la refe- su propia composición colegiada; promue-
rencia de los tribunales especiales exis- ven entre los juzgadores la discusión, que
tentes en el país, como lo demuestra su es un poderoso instrumento para llegar
cuarto inciso.1 a determinar la verdad; y ayudan, en fin,
a contener el arbitrio judicial.
Se señalan, en cambio, entre sus in-
III. Tribunales unipersonales y tribunales convenientes, que la responsabilidad de
colegiados los jueces se diluye, pues ésta pierde en
intensidad según lo que gana en exten-
73. Definiciones. Tribunales unipersona- sión; que los jueces no toman conocimien-
les son aquellos constituidos por un solo to personal del asunto sometido a su
magistrado. Tribunales colegiados, en cambio, decisión sino por intermedio de otros fun-
son aquellos formados por diversos jueces. cionarios; que la ignorancia o negligen-
Mucho se ha discutido en doctrina cia de los magistrados no resalta con tanta
acerca de cuál sistema de tribunales es facilidad, lo cual impide su pronta elimi-
nación; y, por último, que la administra-
ción de justicia ante estos tribunales tiene
1
Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. que ser, forzosamente, más lenta.

47
Mario Casarino Viterbo

Como vemos, lo que es una ventaja otros; como ser, sólo de asuntos de natu-
para el tribunal unipersonal, es un incon- raleza civil, penal, comercial, minera, etc.
veniente para el colegiado, y viceversa.
79. Jurisdicción civil, penal y comer-
76. Sistema nacional. En nuestro país, cial especiales. En doctrina, se ha acepta-
en presencia de las ventajas y de los in- do unánimemente el principio de que los
convenientes anotados, se ha creído ne- asuntos de carácter civil y los asuntos de
cesario establecer un sistema mixto de los carácter penal deben ser entregados al co-
tribunales en cuanto a su composición. nocimiento y fallo de tribunales distintos.
En efecto, los tribunales inferiores se Se trata, en este caso, según la mayo-
han establecido como unipersonales. ría de los autores, de materias contencio-
Ejemplo: los juzgados de letras. sas totalmente diversas entre sí, que
Los tribunales superiores, en cambio, presentan elementos constitutivos distin-
se han establecido como colegiados. Ejem- tos, que recaen en personas distintas y
plo: las Cortes de Apelaciones y la Corte que se instruyen y resuelven con pruebas
Suprema. sometidas también a regímenes legales
Se ha tratado así de obviar al mínimo diferentes.
los inconvenientes de ambas clases de tri- En realidad, no podemos desconocer
bunales y de obtener, por el contrario, que en materia penal el elemento moral
sus mayores ventajas. tiene una importancia muy grande, ya que
En el nuevo sistema procesal penal generalmente la cuestión debatida se ven-
los tribunales orales en lo penal son tri- tila entre la sociedad y el presunto delin-
bunales colegiados, compuestos por tres cuente, y la prueba moral domina antes
jueces, en tanto que los juzgados de ga- que la prueba estrictamente legal.
rantía están conformados por uno o más En cambio, no ha estado siempre acor-
jueces, pero que funcionan siempre en de la doctrina en sostener la convenien-
forma unipersonal. cia de crear tribunales con jurisdicción
comercial exclusiva.
77. Sistema europeo. Diverso es, en Algunos sostienen la necesidad de
cambio, el sistema seguido en la mayoría crearlos por tratarse de materias extre-
de las legislaciones procesales europeas madamente técnicas. Pero los contrarios
(ejemplos: Francia, Italia, etc.), en las cua- a su creación replican haciendo notar que
les sólo existen como tribunales uniperso- hoy día el derecho comercial, que es la
nales los de mínima cuantía, siendo todos ley de fondo aplicable, está codificado y,
los demás de carácter colegiado, incluso entonces, el juez ordinario de jurisdic-
los ordinarios de primera instancia. ción común está capacitado para aplicar-
lo, al igual que cualquiera otra ley; y que,
en el supuesto que tuviera que enfrentar-
IV. Tribunales de jurisdicción común y de se con insuficiencias de orden técnico,
jurisdicción especial las puede suplir u obviar mediante el me-
dio de prueba llamado informe pericial.
78. Definiciones. Tribunales de jurisdic- Analizando ahora este problema a la
ción común son aquellos que tienen com- luz de las legislaciones procesales extranjeras,
petencia para conocer de toda clase de podemos apreciar que existe una clara
asuntos judiciales, cualquiera que sea la tendencia en el sentido de establecer tri-
naturaleza de éstos, llámense civiles, pe- bunales con jurisdicción exclusiva civil y
nales, comerciales, mineros, etc. tribunales con jurisdicción exclusiva pe-
Tribunales de jurisdicción especial, en nal; y que, en algunas, esta diferencia-
cambio, son aquellos que tienen compe- ción aun afecta a los tribunales superiores,
tencia para conocer de cierta clase de como ser, a las Cortes de Apelaciones o a
asuntos judiciales, con exclusión de los la Corte Suprema, en las cuales hay salas

48
Manual de Derecho Procesal

especiales para conocer de determinados tra legislación la Ordenanza de Bilbao y


asuntos, esto es, separadamente. que creó un juzgado especial de comer-
Se nota además en estas mismas legis- cio llamado el “Consulado”, fueron su-
laciones, la tendencia contraria en cuan- primidos por ley del año 1866, la que
to a la mantención de los tribunales sólo dejó a salvo los juzgados especiales
especiales de comercio, o sea, se trata de de comercio de Santiago y Valparaíso, los
irlos suprimiendo por las razones ante- cuales, a su vez, fueron suprimidos por la
riormente anotadas. Ley de Organización y Atribuciones de
Nosotros pensamos que la creación de los Tribunales de 1875.
tribunales con jurisdicción especial sólo Posteriormente, por ley de 14 de ene-
se justifica cuando, tanto la legislación de ro de 1882, se restablecieron los juzga-
fondo aplicable como la de forma, difie- dos especiales de comercio en Santiago y
ren fundamentalmente de la legislación Valparaíso con una competencia limita-
común y, en especial, en cuanto a sus mé- dísima de doscientos pesos en un comien-
todos de interpretación. Ejemplos: tribu- zo, y luego, de quinientos pesos; hasta
nales de menores, tribunales militares, etc. que el artículo 68 del Decreto Ley Nº 363,
de 17 de marzo de 1925, los transformó
80. Sistema nacional. En Chile, por en juzgados especiales del crimen, des-
regla general, los tribunales son de juris- apareciendo así, de nuestra legislación
dicción común, o sea, conocen de toda nacional, todo vestigio de los juzgados es-
clase de asuntos y, en particular, ello acon- peciales de comercio.
tece en los tribunales superiores, sean di- La Ley Nº 19.968, de 30 de agosto de
chos asuntos de naturaleza civil o penal, 2004, creó los Juzgados de Familia, como
tomadas estas últimas expresiones en sen- judicatura especializada y parte del Po-
tido lato. der Judicial, encargada de conocer los
Excepcionalmente, en las grandes ciu- asuntos de que trata dicha ley y los que
dades, hay juzgados de letras con juris- les encomienden otras leyes generales y
dicción exclusivamente civil o penal, y especiales. Esta ley entró en vigencia con
juzgados de policía local con jurisdicción fecha 1 de octubre de 2005.
preponderantemente penal.1 El artículo 8º de la ley señala la com-
También, en estas mismas ciudades, petencia de los Juzgados de Familia, indi-
hay tribunales con jurisdicción especial cando que corresponderá a éstos conocer
de menores, militar, etc. y resolver las siguientes materias:
En cuanto a los tribunales especiales de 1) Las causas relativas al derecho de
comercio, han experimentado diversas al- cuidado personal de los niños, niñas o
ternativas en nuestra legislación. adolescentes;
Establecidos por Real Cédula de 26 2) Las causas relativas al derecho y al
de febrero de 1795, que incorporó a nues- deber del padre o de la madre que no ten-
ga el cuidado personal del hijo, a mante-
ner con éste una relación directa y regular;
1
Con la entrada en vigencia en todo el país del 3) Las causas relativas al ejercicio, sus-
nuevo sistema procesal penal, puede señalarse que pensión o pérdida de la patria potestad;
actualmente la regla general en materia de compe-
tencia respecto de tribunales inferiores es la de
a la emancipación y a las autorizaciones
competencia especial, ya que actualmente los jue- a que se refieren los Párrafos 2º y 3º del
ces de letras carecen de ella, encomendándoseles Título X del Libro I del Código Civil;
exclusivamente a los jueces de garantía y tribuna- 4) Las causas relativas al derecho de
les del juicio oral en lo penal, correspondiendo la alimentos;
investigación de los hechos exclusivamente al Mi-
nisterio Público a través de sus fiscales. Los jueces
5) Los disensos para contraer matri-
de letras sólo por excepción ejercen competencia monio;
penal en aquellos lugares en que no se hubieren 6) Las guardas, con excepción de los
creado tales tribunales penales. asuntos que digan relación con la cura-

49
Mario Casarino Viterbo

duría de la herencia yacente y sin perjui- titución de derechos de usufructo, uso o


cio de lo establecido en el inciso segun- habitación sobre los mismos;
do del artículo 494 del Código Civil; 16) Las acciones de separación, nuli-
7) La vida futura del niño, niña o ado- dad y divorcio reguladas en la Ley de Ma-
lescente, en el caso del inciso tercero del trimonio Civil;
artículo 234 del Código Civil; 17) Las declaraciones de interdicción;
8) Todos los asuntos en que aparez- 18) Los actos de violencia intrafa-
can niños, niñas o adolescentes grave- miliar;
mente vulnerados o amenazados en sus 19) Toda otra cuestión personal deri-
derechos, respecto de los cuales se re- vada de las relaciones de familia.
quiera adoptar una medida de protec-
ción conforme al artículo 30 de la Ley Por otra parte, la Ley Nº 20.022, de
de Menores; 30 de mayo de 2005, introdujo diversas
9) Las acciones de filiación y todas modificaciones a los Juzgados de Letras
aquellas que digan relación con la consti- del Trabajo y creó los Juzgados de Co-
tución o modificación del estado civil de branza Laboral y Previsional. La ley co-
las personas, incluyendo la citación a con- mienza a regir a contar del día 1 de
fesar paternidad o maternidad a que se marzo de 2007. Estos juzgados son tri-
refiere el artículo 188 del Código Civil; bunales especiales integrantes del Po-
10) Todos los asuntos en que se im- der Judicial, teniendo sus magistrados
pute un hecho punible a niños, niñas o la categoría de Jueces de Letras, sién-
adolescentes exentos de responsabilidad doles aplicables las normas del Código
penal, y aplicar, cuando corresponda, las Orgánico de Tribunales en todo aque-
medidas contempladas en el artículo 29 llo no previsto en la ley señalada. En
de la Ley de Menores; todo lo referido al comité de jueces,
11) La autorización para la salida de juez presidente, administradores de tri-
niños, niñas o adolescentes del país, en bunales y organización administrativa de
los casos en que corresponda de acuerdo los juzgados, se entenderán aplicables
con la ley; a los Juzgados de Letras del Trabajo y
12) Las causas relativas al maltrato de de Cobranza Laboral y Previsional, en
niños, niñas o adolescentes de acuerdo a cuanto resulten compatibles, las normas
lo dispuesto en el inciso segundo del ar- del Código Orgánico de Tribunales para
tículo 62 de la Ley Nº 16.618; los juzgados de garantía y tribunales de
13) Los procedimientos previos a la juicio oral en lo penal. En lo relativo a
adopción, de que trata el Título II de la la subrogación de los jueces, se aplica-
Ley Nº 19.620; rán las normas de los juzgados de ga-
14) El procedimiento de adopción a rantía. La Corte de Apelaciones de
que se refiere el Título III de la Ley Santiago debe determinar anualmente
Nº 19.620; las normas que regirán para la distribu-
15) Los siguientes asuntos que se sus- ción de las causas entre los Juzgados de
citen entre cónyuges, relativos al régimen Letras del Trabajo de su jurisdicción.
patrimonial del matrimonio y los bienes Conforme a las modificaciones intro-
familiares: ducidas por esta ley al Código del Traba-
a) Separación judicial de bienes; jo, serán de competencia de los Juzgados
b) Autorizaciones judiciales compren- de Cobranza Laboral y Previsional los jui-
didas en los Párrafos 1º y 2º del Título VI cios en que se demande el cumplimiento
del Libro I; y en los Párrafos 1º, 3º y 4º de obligaciones que emanen de títulos a
del Título XXII y en el Título XXII-A, los cuales las leyes laborales y de previsión
del Libro IV; todos del Código Civil; o seguridad social otorguen mérito ejecu-
c) Las causas sobre declaración y des- tivo; y, especialmente, la ejecución de to-
afectación de bienes familiares y la cons- dos los títulos ejecutivos regidos por la ley

50
Manual de Derecho Procesal

Nº 17.322, relativa a la cobranza judicial cambio, en su reemplazo, a los tribunales


de imposiciones, aportes y multas en los permanentes especiales.
institutos de previsión. El conocimiento de
tales materias sólo corresponderá a los Juz- 82. Sistema nacional. En nuestro país,
gados de Letras del Trabajo en aquellos la regla general es que los tribunales sean
territorios jurisdiccionales en que no exis- permanentes. Sólo por excepción, y para ca-
tan Juzgados de Cobranza Laboral y Previ- sos muy calificados, se han establecido tri-
sional. bunales accidentales o de excepción, como
A su vez, en las comunas o agrupa- también se les llama. Estos tribunales acci-
ciones de comunas que no sean terri- dentales o de excepción son los siguien-
torio jurisdiccional de los Juzgados de tes: un Ministro de Corte de Apelaciones,
Letras del Trabajo, conocerán de las el Presidente de la Corte de Apelaciones
materias señaladas en los artículos 420 de Santiago, un Ministro de la Corte Su-
y 421 del Código del Trabajo, los Juz- prema y el Presidente de la Corte Supre-
gados de Letras con competencia en ma.
lo Civil. Su organización y atribuciones las es-
tudiaremos en el momento oportuno.

V. Tribunales permanentes y tribunales


accidentales VI. El Jurado
81. Concepto. Tribunales permanentes 83. Definición. Se acostumbra definir
son aquellos establecidos para conocer de el jurado diciendo que es la reunión de
los negocios que la ley ha entregado a su ciudadanos que no pertenecen a la clase
competencia, sin entrar a discriminar si de los jueces permanentes y que son lla-
dichos negocios se han suscitado o no, y mados por la ley transitoriamente a ad-
si requieren o no de su intervención. Po- ministrar justicia, haciendo declaración,
dríamos decir que la permanencia de los según su convicción, sobre los hechos ob-
tribunales es algo inherente a su consti- jeto de la contienda.
tución.
Tribunales accidentales, en cambio, son 84. Principio en que se funda. En
aquellos que se constituyen para conocer toda controversia sometida al conoci-
de ciertos y determinados negocios, una miento y fallo de un tribunal se presen-
vez que éstos se han suscitado, y que re- tan cuestiones de diversa naturaleza, unas
quieren de su intervención. En otras pa- llamadas cuestiones de hecho y otras, cues-
labras, el tribunal accidental sólo tiene tiones de derecho.
vida cuando se plantea concretamente Las primeras dicen relación con acon-
ante él un negocio determinado de aque- tecimientos de orden físico o material,
llos que son de su competencia, y des- desprovistos de significación jurídica y, por
aparece una vez que este negocio ha sido consiguiente, de fácil percepción. Las se-
terminado. gundas se refieren a fenómenos de or-
Por lo general, el magistrado que for- den legal y, en consecuencia, perceptibles
ma parte de un tribunal accidental ejerce sólo por la persona que tenga conocimien-
funciones de juez en un tribunal perma- tos técnicos suficientes.
nente de carácter colegiado; y, al entrar a La institución del jurado se funda, pre-
desempeñarse como juez accidental, deja cisamente, en esta distinción, entregan-
de ejercer sus funciones de juez perma- do las cuestiones de hecho a la decisión
nente, para volver a recobrarlas una vez de un grupo de personas que accidental-
que ha cesado en las primeras. mente ejercen funciones judiciales, y las
La doctrina ve con poca simpatía a de derecho, a los magistrados que las des-
estos tribunales accidentales y prefiere, en empeñan en forma permanente.

51
Mario Casarino Viterbo

85. Características del jurado. Se tra- plica para un juez el administrar justicia
ta de un organismo formado por jueces en forma constante y diaria. Los miem-
temporales o accidentales, a diferencia de bros del jurado, se agrega, tienen mayor
los demás servicios judiciales que están independencia que los jueces permanen-
constituidos por jueces permanentes. tes, pues éstos reciben su nombramiento,
Sus miembros resuelven los proble- por regla general, de parte del Poder Eje-
mas que se les someten a su decisión me- cutivo. Además, resuelven en conciencia,
diante la libre convicción, o sea, en método que permite llegar al descubri-
conciencia, en resoluciones o fallos que miento de la verdad con mayor exactitud
reciben el nombre de veredictos. que por los medios legales de prueba.
Tiene un aspecto en cierto sentido
político, puesto que implica el ejercicio 88. Inconvenientes del jurado. Se dice
de la soberanía popular en la forma más que los jurados fallan por impresiones,
pura, o sea, directamente por el pueblo y de manera que su decisión dependerá,
no a través o por intermedio de delega- en la generalidad de los casos, de la ma-
dos, como son los jueces permanentes. yor o menor habilidad de la defensa; que
También tiene un aspecto jurídico, pues- el ejercicio del cargo de jurado implica
to que interviene en una contienda de un gravamen o carga muy pesada para la
este carácter, aun cuando sólo sea en lo masa de los ciudadanos que tienen que
material o de hecho. concurrir asiduamente a administrar jus-
ticia, dado el gran número de procesos
86. Antecedentes históricos. Los au- que hoy se ventilan; que para que pue-
tores que se han preocupado de esta ma- dan dar buen resultado los jurados se re-
teria creen haber encontrado el origen quiere una gran dosis de cultura media
del jurado en el Derecho Romano y re- en el pueblo, cosa no fácil de conseguir;
cuerdan, al efecto, en este derecho, la y que, por último, es muy difícil distin-
institución de los “judices jurati”. guir en un problema o caso judicial de-
En la Edad Media el jurado es repre- terminado entre las cuestiones de hecho
sentado por las diversas asambleas popula- y las de derecho, dificultad que se agudi-
res que encontramos en los pueblos za, aún más, en los procesos civiles, en
germanos administrando justicia. En la los cuales el establecimiento de los he-
época de las Monarquías absolutas o del chos está supeditado por el principio de
despotismo de los Príncipes desaparecen la prueba legal antes que por el de la
las asambleas populares y, por ende, los prueba moral, como acontece, en cam-
jurados, y la administración de justicia se bio, en los procesos criminales.
concentra en funcionarios especiales nom-
brados bajo la dependencia directa del 89. El jurado ante las legislaciones ex-
Monarca. tranjeras. En la mayoría de las legislacio-
Por último, en la Asamblea Constitu- nes europeas se encuentra establecido el
yente de 1789 se plantea el problema de la jurado como organismo auxiliar de la ad-
organización judicial de Francia; y, des- ministración de justicia en materia penal.
pués de largos, apasionados e ilustrados Por excepción, el jurado actúa tam-
debates, se acepta la institución del jura- bién en los juicios civiles, y todavía, den-
do para las causas criminales y se la recha- tro de ciertos y determinados juicios
za, terminantemente, para las causas civiles, civiles. Ejemplos: en Inglaterra, en mate-
con cuya naturaleza no se aviene. ria de divorcio.
Las legislaciones americanas, también
87. Ventajas del jurado. Como está en su gran mayoría, reconocen la exis-
constituido por jueces temporales o acci- tencia del jurado, pero sólo en materia
dentales evita el hábito de juzgar, o sea, penal. Ejemplo: en algunos Estados de
impide la rutina que necesariamente im- Norteamérica, Perú y otros.

52
Manual de Derecho Procesal

90. El jurado en Chile. La Constitu- La vida, pues, de los jurados ante nues-
ción Política de 1833, en el capítulo VII, tra legislación fue breve y de escasos re-
destinado a la Administración de Justi- sultados prácticos.
cia, no mencionaba en absoluto la insti- De conformidad al artículo 19, Nº 12,
tución del jurado. Sin embargo, en el de la Constitución Política de 1980, esta
artículo 10, Nº 7º, de ese cuerpo legal, se ley referente a los delitos y abusos que se
aludía a ella en forma indirecta, al esta- cometen con motivo de la libertad de emi-
blecer, junto con la libertad de publicar tir opinión y la de informar, sin censura
opiniones por medio de la imprenta, el previa, en cualquier forma y por cualquier
derecho de no poder ser condenado por medio, deberá ser de “quórum calificado”.1
el abuso de dicha libertad, sino en virtud
de juicio en que se califique previamente 1
La C.P.R. de 1980 efectúa algunas referencias
por jurados la existencia o no del referi- al jurado. Así en el artículo 12 permite que la per-
do abuso. sona afectada por acto o resolución de autoridad
La institución del jurado, establecida administrativa que la prive de su nacionalidad chi-
para un caso tan particular, empero, no lena o se la desconozca, recurra, por sí o por cual-
produjo en la práctica los frutos que de quiera a su nombre, dentro del plazo de treinta
días, ante la Corte Suprema, la que conocerá como
ella se esperaban. Por tan razón, el artícu- jurado y en tribunal pleno.
lo 12, Nº 3º, de la Constitución Política de Conforme al artículo 53 el Senado conoce ex-
1925 suprimió los juicios de imprenta ante clusivamente de las acusaciones que la Cámara de
jurados y estableció que los abusos de la Diputados entable con arreglo al artículo 52. El
libertad de imprenta serían castigados en Senado resuelve en estos casos como jurado y se
limitará a declarar si el acusado es o no culpable
los casos y formas determinados por la del delito, infracción o abuso de poder que se le
ley. imputa.
Esta ley lleva el Nº 16.643, es de fe- Según dispone el artículo 95, el Tribunal Cali-
cha 4 de septiembre de 1967 y entregó ficador procederá como jurado en la apreciación
los delitos relacionados con la libertad de los hechos y sentenciará con arreglo a derecho.
De la misma forma, los tribunales electorales regio-
de publicar opiniones, por medio de la nales, conforme el artículo 96, procederán como
imprenta a los tribunales ordinarios de jurado en la apreciación de los hechos y sentencia-
justicia. rán con arreglo a derecho.

53
Mario Casarino
Capítulo Viterbo
Tercero
BASES FUNDAMENTALES DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS
TRIBUNALES
SUMARIO: I. Principios fundamentales; II. Generalidades sobre la organización
de los tribunales ordinarios; III. Distribución de los asuntos judiciales entre
los diversos tribunales.

I. Principios fundamentales meros artículos del Código Orgánico de


Tribunales, o sea, en el Título I, que tra-
91. Concepto. Los principios funda- ta justamente “Del Poder Judicial y de la
mentales de la organización de los tribu- Administración de Justicia en General”.
nales son aquellas normas indispensables A continuación analizaremos cada
sobre las que debe descansar el Poder uno de ellos en particular.
Judicial y sin las cuales no puede existir
una correcta y eficiente administración 93. Legalidad. El principio de la lega-
de justicia. lidad en la organización de los tribunales
Estos principios fundamentales de or- consiste en que los jueces deben, tanto
ganización judicial son fruto de la expe- en la tramitación de los procesos como
riencia y han llegado a convertirse en en la dictación de los fallos, proceder con
normas casi inmutables a través del tiem- estricta sujeción a la ley.
po y del espacio: del tiempo, porque han En verdad no hay un texto expreso
existido en todas las épocas de la huma- que consagre este principio, en cuanto
nidad en que a la misión de administrar a la aplicación u observancia de las le-
justicia se le ha considerado como una yes de fondo en la dictación de las sen-
función estatal; y del espacio, porque exis- tencias; pero él emana de la propia esen-
ten en todas las actuales legislaciones del cia del Poder Judicial, cuya misión, pre-
mundo, con mayor o menor variación, cisamente, es la de administrar justicia,
según sea la propia organización general o sea, aplicar las leyes al caso concreto
de los respectivos Estados. de contienda o controversia sometido a
Decimos que se trata de principios casi su decisión.
inmutables, porque, no obstante el trans- Distinta es la situación del principio
curso de los años y de los embates que de la legalidad frente a las leyes que re-
han sufrido por el progreso y el avance gulan el proceso; porque, a virtud de nor-
de la cultura, las modificaciones o excep- ma constitucional vigente, dichas leyes
ciones a ellos introducidas son mínimas, deben ser rigurosamente observadas por
y de ahí que permanezcan siempre en su los órganos que ejercen jurisdicción, ya
vigor primitivo. que toda sentencia debe fundarse en un
proceso previo legalmente tramitado (art.
92. ¿Cuáles son? El Programa de nues- 19, Nº 3º, C.P.R.).
tra cátedra enumera como principios fun- Consecuente también con el resguar-
damentales de la organización de los do de este principio fundamental, el le-
tribunales, los siguientes: legalidad, territo- gislador estableció responsabilidad penal
rialidad, independencia, pasividad, sedentarie- para los jueces que, en el ejercicio de su
dad, inamovilidad, inavocabilidad, publicidad, ministerio, violan las leyes. En efecto, en
gratuidad, gradualidad y responsabilidad. el Párrafo 4º, Título V, del Libro II del
Estos principios se encuentran con- Código Penal, se contempla como delito
templados, en su mayor parte, en los pri- el hecho de fallar a sabiendas contra ley

54
Manual de Derecho Procesal

expresa y vigente en causa civil o crimi- Estado, los tribunales “apreciarán la prue-
nal (art. 223). ba producida y expedirán su fallo, en con-
Como la disposición legal citada no ciencia” (art. 18, letra j), de la Ley
distingue, esta responsabilidad penal y, Nº 12.927, de 6 de agosto de 1958;2 en los
de consiguiente, esta obligación de tra- procesos por delitos de robo o hurto “la
mitar y fallar los procesos en conformi- prueba será apreciada en conciencia” (art.
dad a la ley, pesa por igual sobre todos 59, Ley Nº 11.625, de 4 de octubre de
los jueces que constituyen la jerarquía ju- 1954); en el procedimiento a que da lu-
dicial, incluso sobre los jueces inferiores. gar la Ley Nº 18.703,3 publicada en el Dia-
No obstante, hay algunos preceptos rio Oficial de 10 de mayo de 1988, que
en nuestra legislación que facultan al tri- establece las nuevas normas sobre adop-
bunal para apreciar la prueba rendida en ción y salida de menores al extranjero
conciencia, y otros, que le permiten inclu- para su adopción, “el juez apreciará en
so pronunciar el fallo en estas mismas conciencia las pruebas que se le rindan y
condiciones. el mérito de las diligencias que ordene
Ejemplos: en los juicios de amovilidad, practicar” (art. 29) en los procesos por
el tribunal procederá sumariamente, oyen- delitos sobre tráfico ilegal de estupefa-
do al juez imputado y al fiscal judicial y cientes, “la prueba se apreciará en con-
fallará apreciando la prueba con libertad, ciencia” (art. 20, Ley Nº 17.934,4 de 16
pero sin contradecir los principios de la de mayo de 1973); en los procesos por
lógica, las máximas de la experiencia y los delitos contra la dignidad de la patria o
conocimientos científicamente afianzados, los intereses esenciales y permanentes del
y se harán cargo en la fundamentación de Estado, así considerados por ley aproba-
la sentencia de toda la prueba rendida1 da con quórum calificado, los hechos se
(art. 339, inc. 1º, C.O.T.); en los juicios apreciarán siempre en conciencia (art.
del trabajo, el tribunal está facultado 11, Nº 3º, C.P.R.),5 en los procesos sobre
para apreciar la prueba conforme a las privación o desconocimiento de la nacio-
reglas de la “sana crítica” (art. 455 del nalidad chilena por acto o resolución ad-
Código del Trabajo, aprobado por la Ley ministrativa, la Corte Suprema los cono-
Nº 18.620, publicada en el Diario Oficial cerá como jurado y en tribunal pleno (art.
de 6 de julio de 1987; en los procesos 12, parte 1ª, C.P.R.); en los procesos so-
que se siguieren por el delito de incen- bre indemnización por perjuicios patri-
dio, “los tribunales de justicia apreciarán moniales o morales seguidos en contra
la prueba en conciencia y con entera li- del Estado por el que hubiere sido some-
bertad” (art. 30, D.F.L. Nº 251, de 22 de tido a proceso o condenado y después
mayo de 1931); en los juicios de mínima sobreseído definitivamente o absuelto, la
cuantía, el tribunal está facultado para es-
timar “la prueba conforme a conciencia y
según la impresión que le haya merecido 2
Art. 18, letra i), de la Ley Nº 12.927, deroga-
la conducta de las partes durante el juicio do por la Ley Nº 19.733, de 4 de junio de 2001.
y la buena o mala fe con que hayan litiga- 3
Ley Nº 18.703, derogada por la Ley Nº 19.620,
do en él” (art. 724 C.P.C.); en los procesos de 5 de agosto de 1999.
4
por delitos de usura, el tribunal está facul- La Ley Nº 19.366 que sancionaba el tráfico
ilícito de estupefacientes y sustancias sicotrópicas
tado para apreciar “en conciencia” la prue- fue derogada por la Ley Nº 20.000, de 16 de febre-
ba rendida tanto en la sustanciación como ro de 2005. Sin embargo, el artículo 3º transitorio
en el fallo (art. 472, C.P.); en los procesos de ésta dispone que aquélla se mantendrá vigente
por delitos contra la seguridad interior del en la Región Metropolitana en lo relativo a normas
penales y procesales orgánicas, con las salvedades
que indica, además de continuar vigente para he-
chos acaecidos con anterioridad a la entrada en vi-
1
Art. 339 C.O.T., modificado por la Ley gencia de la Ley Nº 20.000.
5
Nº 19.708, de 5 de enero de 2001. Art. 11, Nº 3 C.P.R., derogado.

55
Mario Casarino Viterbo

prueba será apreciada en conciencia das diligencias, que reciben el nombre de


(art. 19, Nº 7º, letra i), C.P.R.), etc. exhortos. Ejemplos: se trata de obtener la
declaración de un testigo que está domici-
94. Territorialidad. Este principio fun- liado en un lugar diferente a aquel en que
damental de organización judicial está se sigue el juicio; de obtener la confesión
consagrado en el artículo 7º, inc. 1º, del judicial de un litigante que está domicilia-
Código Orgánico de Tribunales, al decir: do en un lugar diferente a aquel en que se
“Los tribunales sólo podrán ejercer su potestad sigue el juicio; de notificar una demanda a
en los negocios y dentro del territorio que la ley una persona que está domiciliada en un
les hubiere respectivamente asignado”. lugar diferente a aquel del tribunal en que
Por razones de orden y de buena mar- se interpuso la demanda, etc.
cha en la administración de justicia, la Sin embargo, hay tres casos de verda-
ley distribuye la jurisdicción entre los di- deras excepciones al principio de la territo-
versos tribunales que ella misma crea, asig- rialidad, en los cuales el tribunal actúa
nándole a cada uno el conocimiento de en otro territorio jurisdiccional sin nece-
determinados negocios; como igualmen- sidad de hacerlo por intermedio o a tra-
te para que actúen en un territorio de- vés del tribunal de este otro territorio.
terminado. Esta facultad de los tribunales Ellos son:
de conocer de los negocios que la ley ha a) Los jueces del crimen de las comu-
colocado dentro de la esfera de sus atri- nas o agrupaciones de comunas de las
buciones, y de actuar dentro de un terri- provincias de Santiago y Chacabuco, como
torio jurisdiccional, recibe el nombre de los tribunales civiles a los cuales se fije
competencia. La competencia, a su vez, se un territorio jurisdiccional exclusivo, que
la divide en absoluta y relativa, según diga pueden practicar actuaciones en cualquie-
relación con los negocios que la ley asig- ra de las comunas de la Región Metropo-
na a cada tribunal, o con el territorio en litana de Santiago, no obstante que su
el cual deben ejercer su potestad. territorio jurisdiccional es aquel que le
El principio fundamental de la terri- asigna el Presidente de la República den-
torialidad, establecido en el artículo 7º, tro de una parte de la comuna o agrupa-
inc. 1º, del Código Orgánico de Tribuna- ción comunal respectiva (art. 43, inc. 3º,
les, tiende, pues, a procurar que se res- C.O.T.);1
peten estas normas de competencia y, en b) El juez que conozca de un proce-
especial, las normas de competencia re- so por delitos cometidos en diversas co-
lativa; es decir, aquellas relacionadas con munas o delitos cuyos actos de ejecución
la porción de territorio que la ley ha se- se realizaron también en varias comunas,
ñalado como campo de sus atribuciones podrá practicar directamente actuaciones
o funciones. judiciales en cualquiera de ellos. En este
Agrega el inciso 2º del artículo antes caso deberá designar un secretario ad hoc
mencionado, que “lo cual no impide que en que autorice sus diligencias (art. 170 bis,
los negocios de que conocen puedan dictar pro- C.O.T.),2 y
videncias que hayan de llevarse a efecto en otro c) El medio probatorio llamado ins-
territorio”. Pero, en verdad, en este caso, el pección personal del tribunal, cuya práctica
tribunal no actúa directamente en otro pueden decretar los tribunales para lle-
territorio, sino a través o por intermedio varse a efecto aun fuera del territorio ju-
del tribunal que ejerce jurisdicción en ese risdiccional en que se sigue el juicio (art.
otro territorio, mediante lo que se ha dado 403, C.P.C.).
en llamar la jurisdicción delegada, reglamen-
tada en los artículos 71 y siguientes del 1
Art. 43 del C.O.T. fue modificado por la Ley
Código de Procedimiento Civil. Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000.
Se envían comunicaciones de tribunal 2
Art. 170 bis del C.O.T. fue derogado por la
a tribunal para la práctica de determina- Ley Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000.

56
Manual de Derecho Procesal

En todo caso, los actos que ejecu- Así, el Poder Ejecutivo interviene en
ten los tribunales fuera de sus respecti- el Judicial, al colaborar con éste en la
vos territorios jurisdiccionales serán nu- función de designar a los propios magis-
los, de nulidad absoluta, en virtud de lo trados judiciales; y al fiscalizar, al mismo
dispuesto por los artículos 7º, inc. 3º, tiempo, la actuación de esos magistrados
de la C.P.R. y 7º del Código Orgánico judiciales como miembros integrantes de
de Tribunales. un servicio público.
El Poder Judicial, por su parte, inter-
95. Independencia. Este otro prin- viene, tanto frente al Legislativo como al
cipio fundamental de organización de Ejecutivo, al declarar que determinados
los tribunales se halla consagrado en el preceptos legales no deben aplicarse en
artículo 12 del Código Orgánico de Tri- los casos concretos sometidos a su deci-
bunales, que dispone: “El Poder Judicial es sión por ser atentatorios a los preceptos
independiente de toda otra autoridad en el ejer- contenidos en la Carta Fundamental; y,
cicio de sus funciones”. al dejar también de aplicar decretos su-
Presenta un doble aspecto, uno posi- premos o reglamentos, por estimar que
tivo y otro negativo. Positivo, en el senti- han sido dictados con infracción a la men-
do de que el Poder Judicial es libre, cionada Carta o a las leyes.
soberano e independiente de los demás En resumen, habrá verdadera inde-
poderes públicos. Negativo, en cuanto a pendencia de los poderes públicos cuan-
que al Poder Judicial le está terminante- do cada uno de ellos no invada las
mente prohibido intervenir y mezclarse atribuciones propias de otro poder; situa-
en las atribuciones o funciones de los de- ción ideal que está muy lejos de existir
más poderes públicos. en la práctica dada la complejidad de la
El aspecto positivo del principio fun- organización y funcionamiento del Esta-
damental de la independencia del Poder do moderno.
Judicial está consagrado en los artículos Ante nuestro derecho positivo, si un
7º, inc. 1º, y 76 de la C.P.R., reforzados poder público invade la esfera de atribu-
por los artículos 12 del Código Orgánico ciones propias de otro poder público, y
de Tribunales, y 222 del Código Penal; y que le corresponden a virtud de la Cons-
el negativo, en cambio, en los artículos titución Política o de las leyes, el agente
7º, inc. 2º, de la C.P.R., 4º del Código responsable de dicho acto habrá cometi-
Orgánico de Tribunales y 222 del Código do el delito de usurpación de atribuciones pre-
Penal. visto y penado en el artículo 222 del
En el fondo, las disposiciones legales Código Penal, sin perjuicio de la nulidad
antes citadas, al velar por la independen- del acto realizado en las condiciones anor-
cia del Poder Judicial, como principio fun- males ya anotadas.
damental de su organización, consagran,
al mismo tiempo, el principio o doctrina 96. Pasividad. Este nuevo principio
clásica de derecho público, llamada de la fundamental de organización de los tri-
división o separación de funciones de los po- bunales está consagrado en el artículo 10
deres del Estado. del Código Orgánico de Tribunales, que
Hoy día, sin embargo, en esta rama dice: “Los tribunales no podrán ejercer su mi-
del derecho predomina más bien el prin- nisterio sino a petición de parte, salvo los ca-
cipio o doctrina de la preponderancia de sos en que la ley los faculte para proceder de
funciones, esto es, se reconoce que cada oficio”.
poder público ejerce funciones tanto le- La disposición legal transcrita consa-
gislativas, ejecutivas y judiciales; pero que gra, entonces, las dos formas clásicas de
será Poder Legislativo, Ejecutivo o Judi- actuación de los tribunales: de oficio y a
cial aquel organismo en el cual predomi- petición de parte. De oficio, sinónimo de
nen algunas de estas funciones. proceder por propia iniciativa, sin nece-

57
Mario Casarino Viterbo

sidad de requerimiento previo alguno, ni Sin embargo, la tenencia moderna tra-


de persona, ni de ningún organismo. A ta, en lo posible, de suavizar las diferen-
petición de parte, equivalente a actuación cias existentes en el derecho positivo entre
previo requerimiento o solicitud de par- el juicio o procedimiento civil, caracteri-
te interesada. zado por la actuación del juez a petición
En el Derecho Civil, la regla general es de parte, y el juicio o procedimiento pe-
que los tribunales actúen previo requeri- nal, caracterizado por la actuación del
miento o petición de parte. La excepción juez de oficio; otorgándole al juez civil
es que, dentro de esta materia, puedan mayores atribuciones que las que hoy tie-
actuar de oficio. ne, o sea, transformándolo de su papel
Podemos citar, entre estos casos de de mero espectador de la contienda que
excepción, los siguientes: la declaración ante él desarrollan las partes, en un ele-
de nulidad absoluta de los actos o con- mento realmente activo del proceso.
tratos cuando ella aparece de manifiesto Esta doctrina es también una conse-
(art. 1683 C.C.); las medidas para mejor cuencia del abandono de aquella otra que
resolver que pueden decretar los tribu- veía, en el ejercicio de la acción judicial,
nales, puesto el proceso en estado de sen- la satisfacción del solo interés privado de
tencia (art. 159 C.P.C.); la declaración de su titular; y no, como se estima hoy día,
implicancia como causal de inhabilidad que su ejercicio implica no sólo la protec-
(art. 200 C.O.T.); la declaración de in- ción o actuación del derecho subjetivo,
admisibilidad de los recursos de apela- sino, además, la del derecho objetivo, o
ción y de casación (arts. 213 y 781 C.P.C.; sea, que en todo juicio hay intereses priva-
la casación de forma de oficio (art. 775 dos y públicos comprometidos a la vez.
C.P.C.); etc. La sanción civil asignada por nuestra
No acontece lo mismo en el Derecho Pe- legislación al acto ejecutado por el juez
nal. Aquí la regla es totalmente diversa a la de oficio, en circunstancias que ha debi-
anterior. En los procesos criminales los tri- do sólo actuar a petición de parte, es la
bunales actúan, por regla general, de ofi- nulidad absoluta de dicho acto, en virtud
cio; y, por excepción, a petición de parte.
Actúan de oficio en los procesos so-
bre crímenes o simples delitos de acción todas las diligencias que fueren conducentes al éxi-
penal pública, que constituyen también to de la investigación y dirigirán la actuación de la
los procedimientos generales o comunes; policía, con estricta sujeción al principio de objeti-
vidad consagrado en la Ley Orgánica Constitucio-
y lo hacen a petición de parte en los pro- nal del Ministerio Público.
cesos sobre crímenes o simples delitos de La acción penal se clasifica, según el artículo
acción penal privada, que constituyen, en 53 del mismo Código, en pública o privada. La ac-
cambio, los procedimientos de excepción ción penal pública para la persecución de todo de-
o especiales.1 lito que no esté sometido a regla especial deberá
ser ejercida de oficio por el Ministerio Público. Po-
drá ser ejercida, además, por las personas que de-
termine la ley, con arreglo a las disposiciones del
1
En el nuevo proceso penal, los tribunales se en- Código. Se concede siempre acción penal pública
cuentran impedidos de dar inicio de oficio al proce- para la persecución de los delitos cometidos con-
so, por una parte, y por otra, el titular no exclusivo tra menores de edad.
de la acción penal pública es el Ministerio Público, La acción penal privada sólo podrá ser ejerci-
órgano administrativo encargado de dirigir la investi- da por la víctima.
gación y de sostener la acción, oportunamente. Excepcionalmente, la persecución de algunos
Así el artículo 172 del Código Procesal Penal dis- delitos de acción penal pública requiere la denun-
pone que la investigación de un hecho que revistiere cia previa de la víctima.
caracteres de delito podrá iniciarse de oficio por el A su vez, en los delitos de acción pública pre-
ministerio público, por denuncia o por querella. via instancia particular no podrá procederse de ofi-
Conforme el artículo 77, los fiscales ejercerán cio sin que, a lo menos, el ofendido por el delito
y sustentarán la acción penal pública en la forma hubiere denunciado el hecho a la justicia, al Minis-
prevista por la ley. Con ese propósito practicarán terio Público o a la policía.

58
Manual de Derecho Procesal

de lo prescrito en los artículos 7º, inciso Y si no hay ley que resuelva el conflic-
3º, C.P.R. y 10 del Código Orgánico de to sometido a su decisión, ¿cómo lo deci-
Tribunales; y, en especial, si esa extrali- dirá? El artículo 170, Nº 5º, del Código
mitación de funciones recae en la dicta- de Procedimiento Civil viene en auxilio
ción de la sentencia definitiva, incurre del juez y le soluciona la dificultad o el
en un vicio procesal llamado ultrapetita, problema, en el sentido de permitirle apli-
que autoriza interponer en contra de di- car en el fallo, a falta de ley, los principios
cha sentencia recurso de casación en la de equidad.
forma para obtener así su nulidad (art.
768, Nº 4º, C.P.C.). 97. Inamovilidad. El principio funda-
Fuera de esta sanción civil, también mental de organización de los tribuna-
hay sanción penal para el magistrado que les, llamado de la inamovilidad de sus
se extralimita en sus funciones, de con- miembros, por su trascendental impor-
formidad a lo preceptuado en los artícu- tancia, reconoce como fuente un precep-
los 224 y 225, Nº 3º, del Código Penal. to de orden constitucional.
Ahora bien, así como la ley ha prohi- En efecto, el art. 80, inc. 1º, de la
bido, por regla general, a los jueces ac- C.P.R. establece: “Los jueces permane-
tuar de oficio, les ha impuesto, al mismo cerán en sus cargos durante su buen
tiempo, la obligación de ejercer su minis- comportamiento; pero los inferiores des-
terio cada vez que son requeridos en la empeñarán su respectiva judicatura por
forma legal. el tiempo que determinen las leyes”.
Ella está consagrada en el inciso 2º En consecuencia, la inamovilidad es
del artículo 76 del la C.P.R. de 1980, y un privilegio o garantía consagrado en
en el inciso 2º del artículo 10 del Códi- beneficio de los magistrados judiciales; y
go Orgánico de Tribunales, que dice: “Re- que consiste en que no pueden ser re-
clamada su intervención en forma legal y en movidos de sus cargos mientras observen
negocios de su competencia, no podrán excu- el buen comportamiento exigido por la
sarse de ejercer su autoridad, ni aun por fal- Constitución y las leyes, salvo las causales
ta de ley que resuelva la contienda sometida legales y constitucionales.
a su decisión”. La Constitución Política de 1980 creó
Luego, para que esta obligación pese por primera vez en nuestra historia el
sobre un magistrado con fuerza legalmen- término de las funciones judiciales en
te obligatoria, se requiere la concurren- atención a la edad. Al efecto, el inc. 2º
cia copulativa de dos requisitos: del art. 80 de la C.P.R. establece: “No
a) Reclamo de la intervención del obstante lo anterior, los jueces cesarán
magistrado en forma legal, esto es, de la en sus funciones al cumplir 75 años de
manera o forma como los Códigos de Pro- edad; o por renuncia o incapacidad le-
cedimiento se encargan de señalar para gal sobreviniente o en caso de ser de-
cada caso particular, y puestos de sus destinos, por causa legal-
b) Reclamo de la intervención del mente sentenciada. La norma relativa a
magistrado en negocios de su competen- la edad no regirá respecto del Presiden-
cia, o sea, en asuntos o materias de aque- te de la Corte Suprema, quien continua-
llas que la ley ha entregado a su conoci- rá en su cargo hasta el término de su
miento. período”. Sin embargo, esta norma en-
Las disposiciones constitucional y le- trará sólo paulatinamente en vigencia,
gal comentadas se ponen todavía en el en virtud de lo dispuesto en la disposi-
caso que no exista ley que resuelva la con- ción octava transitoria de la C.P.R., que
tienda sometida a la decisión del magis- establece que la norma relativa a la limi-
trado, e insisten en que esta circunstancia tación por edad del art. 80 de la C.P.R.
no será óbice para que se excluya de ejer- no regirá respecto de los magistrados de
cer su ministerio. los tribunales superiores de justicia en

59
Mario Casarino Viterbo

servicio a la fecha de vigencia de la Cons- y 49 de la Constitución Política de la Re-


titución.1 pública4 (art. 333 C.O.T.).
La inamovilidad tiende, a su vez, a ase- El texto del inc. 2º del art. 80 ya cita-
gurar el principio de la independencia de do, agrega como causales de cesación de
los tribunales de justicia. Si los jueces no funciones de los jueces la renuncia o la
fueran inamovibles, su independencia se- incapacidad legal sobreviniente, lo que
ría completamente ilusoria. no estaba en el texto del art. 85 de la
A pesar de la importancia manifies- C.P.R. de 1925. Sin embargo, esta causal
ta del principio de la inamovilidad de no afecta al principio de la inamovilidad.
los jueces, no es de carácter absoluto,
pues tiene sus limitaciones que la pro- 98. Responsabilidad. La responsabili-
pia Constitución se encarga de estable- dad como principio fundamental de orga-
cer, o bien que las entrega a las leyes. nización de los tribunales está consagrada
Estos casos de excepción en que los en los artículos 79 de la Constitución Polí-
magistrados pueden ser removidos de sus tica de la República y 13 del Código Orgá-
funciones son los siguientes: nico de Tribunales.
a) Por remoción acordada por la Corte El primero de estos preceptos estable-
Suprema en la forma establecida en el ce que “Los jueces son personalmente res-
inciso 3º del artículo 80 de la Consti- ponsables por los delitos de cohecho, falta
tución Política de la República, 2 o sea, de observancia en materia sustancial de
por requerimiento del Presidente de las leyes que reglan el procedimiento, de-
la República, a solicitud de parte inte- negación y torcida administración de jus-
resada, o de oficio, previo informe del ticia y, en general, de toda prevaricación
inculpado y de la Corte de Apelacio- en que incurran en el desempeño de sus
nes respectiva, por la mayoría del total funciones.
de sus componentes, 3 y en razón de Tratándose de los miembros de la Cor-
no haber tenido buen comportamien- te Suprema, la ley determinará los casos
to (art. 332, Nº 3º, C.O.T.); y el modo de hacer efectiva esta respon-
b) Por haber sido el juez mal califica- sabilidad”.
El segundo agrega que “las decisiones
do, pues en tal caso queda removido de
o decretos que los jueces expidan en los nego-
su cargo (art. 278, C.O.T.);
cios de que conozcan no les impondrán respon-
c) Por sentencia ejecutoriada recaída
sabilidad sino en los casos expresamente
en el juicio de amovilidad, en que se decla-
determinados por la ley”.
re que el juez no tiene la buena compor-
Ahora bien, la responsabilidad de los
tación exigida por la Constitución Política jueces por los actos de su ministerio, es-
de la República para permanecer en el tablecida en términos generales en las dis-
cargo (art. 332, Nº 4º, C.O.T.); posiciones antes transcritas, recibe
d) Por haber sido declarado respon- adecuada reglamentación en el Título X,
sable, criminal o civilmente, por delito co- párrafo 8º, o sea, en los artículos 324 y
metido por el juez en razón de sus actos siguientes del Código Orgánico de Tri-
ministeriales (art. 332, Nº 9º, C.O.T.), y bunales, que determinan los casos en que
e) Por la declaración de culpabilidad he- un juez incurre en responsabilidad y el
cha por el Senado, con respecto a los ma- modo o manera de hacerla efectiva.
gistrados de los tribunales superiores de La responsabilidad de los jueces, se-
justicia, por notable abandono de sus de- gún estos preceptos, es de dos clases, pe-
beres, en conformidad a los artículos 48 nal y civil.

4
1-2-3
Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

60
Manual de Derecho Procesal

Responsabilidad penal es aquella en que tes, de las actuaciones que los componen
incurre un juez por delitos que cometa y de los demás actos emanados de los
en el ejercicio de su cargo, los que reci- propios tribunales.
ben la denominación genérica de “preva- Naturalmente, como todos estos prin-
ricación”. Están contemplados en el cipios fundamentales, la publicidad tam-
párrafo 4º, Título V, del libro II del Códi- bién tiene sus excepciones; y, para ser tales,
go Penal; y son juzgados en conformidad deben estar expresamente establecidas en
a un juicio penal especial o antejuicio, la ley.
como también se le califica, llamado “que- Estas excepciones al principio de la
rella de capítulos”, reglamentado en el publicidad, en otros términos, los casos
Título V, del Libro III del Código de Pro- en que las actuaciones judiciales revisten
cedimiento Penal y en el Título V del el carácter de secretas, son las siguientes:
Libro IV del Código Procesal Penal.1 a) El libro privado que llevan los tribu-
Responsabilidad civil, en cambio, es nales en el ejercicio de la jurisdicción dis-
aquella en que puede incurrir un juez ciplinaria (art. 531, Nº 2º, C.O.T.);
por los daños o perjuicios que cause, a b) Los acuerdos de los tribunales cole-
virtud de conducta dolosa o culposa en giados, salvo que se estime conveniente
el ejercicio de su cargo, la cual, a falta de llamar al relator de la causa (art. 81
preceptos especiales, está sometida a los C.O.T.);
principios generales del derecho. c) Los expedientes en juicios sobre nuli-
dad de matrimonio o de divorcio; que pue-
99. Publicidad. Este otro principio fun- den mantenerse secretos siempre que
damental en que descansa la organización alguna de las partes lo pida o lo decrete
de nuestros tribunales está consagrado en el tribunal de oficio (art. 756 C.P.C.).2
el artículo 9º del Código Orgánico de Tri- d) El sumario en los juicios crimina-
bunales, que dice: “Los actos de los tribuna- les, salvo las excepciones que la propia
les son públicos, salvo las excepciones expresa- ley establece (art. 78 C.P.P.), y 3
mente establecidas en la ley”.
Confirma este principio el artículo 2
Art. 756 C.P.C. derogado por la Ley Nº 19.947,
380, Nº 3º, del mismo Código, al señalar de 17 de mayo de 2004.
entre las funciones de los Secretarios de 3
El nuevo proceso penal contempla el secre-
Cortes o juzgados, la de “dar conocimien- to parcial de las actuaciones de investigación duran-
to a cualquier persona que lo solicitare te la etapa desformalizada, en los términos del art.
182 del Código Procesal Penal, el que señala que
de los procesos que tengan archivados en las actuaciones de investigación realizadas por el
sus oficinas, y de todos los actos emana- Ministerio Público y por la policía serán secretas
dos de la Corte o juzgado, salvo los casos para los terceros ajenos al procedimiento.
en que el procedimiento deba ser secre- El imputado y los demás intervinientes en el
to en virtud de una disposición expresa procedimiento podrán examinar y obtener copias,
a su cargo, de los registros y documentos de la in-
de la ley”. vestigación fiscal y podrán examinar los de la inves-
La publicidad es la mejor garantía de tigación policial.
una buena y correcta administración de El fiscal podrá disponer que determinadas actua-
justicia. Si el tribunal actúa en conformi- ciones, registros o documentos sean mantenidos en
dad a la ley, o sea, en forma eficiente y secreto respecto del imputado o de los demás inter-
vinientes, cuando lo considerare necesario para la efi-
honorable, no tiene por qué temer a la cacia de la investigación. En tal caso deberá identificar
publicidad; al contrario, debe ser su más las piezas o actuaciones respectivas, de modo que no
grande aspiración. Cualquiera persona se vulnere la reserva y fijar un plazo no superior a cua-
puede, pues, imponerse de los procesos renta días para la mantención del secreto.
judiciales, materializados en los expedien- El imputado o cualquier otro interviniente po-
drá solicitar del juez de garantía que ponga térmi-
no al secreto o que lo limite, en cuanto a su
duración, a las piezas o actuaciones abarcadas por
1
Arts. 424 a 430 del Código Procesal Penal. él, o a las personas a quienes afectare.

61
Mario Casarino Viterbo

e) La tramitación, tanto judicial como 100. Gratuidad. Este principio funda-


administrativa, a que da lugar la Ley mental consiste en que la administración
Nº 18.703 de 10 de mayo de 1988 sobre de justicia debe ser esencialmente gratuita.
Adopción Plena.1 Sin embargo, su aplicación práctica
da origen a diversas cuestiones: ¿la fun-
ción judicial debe ser gratuita o remune-
Sin perjuicio de lo dispuesto en los incisos an- rada?; y, en caso de ser remunerada, ¿esta
teriores, no se podrá decretar el secreto sobre la remuneración debe soportarla el Estado
declaración del imputado o cualquier otra actua-
ción en que hubiere intervenido o tenido derecho
o, por el contrario, las personas que pi-
a intervenir, las actuaciones en las que participare den se ponga en movimiento la función
el tribunal, ni los informes evacuados por peritos, judicial, o sea, los propios litigantes?
respecto del propio imputado o de su defensor. Acerca del primer problema, esto es,
Los funcionarios que hubieren participado en si la función judicial debe ser gratuita o remu-
la investigación y las demás personas que, por cual-
quier motivo, tuvieren conocimiento de las actua-
nerada, la doctrina totalmente acorde con-
ciones de la investigación estarán obligados a testa esta interrogante, en el sentido de
guardar secreto respecto de ellas. que la función de administrar justicia
Respecto del registro de las actuaciones judi- debe ser remunerada, porque si así no lo
ciales, el art. 44 del mismo Código señala que sal- fuere, su ejercicio sería sólo patrimonio
vas las excepciones expresamente previstas en la ley,
los intervinientes siempre tendrán acceso al conte-
de los ricos; a lo que cabe agregar que si
nido de los registros. en la sociedad actual toda función públi-
Los registros podrán también ser consultados ca debe ser remunerada, con mayor ra-
por terceros cuando dieren cuenta de actuaciones zón debe serlo la judicial, de por sí
que fueren públicas de acuerdo con la ley, a me- técnica, pesada y compleja.
nos que, durante la investigación o la tramitación
de la causa, el tribunal restringiere el acceso para
Resuelta la primera cuestión, en cuan-
evitar que se afecte su normal substanciación o el to a que la función judicial debe ser re-
principio de inocencia. munerada, nace de inmediato la segunda,
En todo caso, los registros serán públicos trans- o sea, quién debe soportar los gastos de esta
curridos cinco años desde la realización de las ac- remuneración, si el Estado o los litigantes.
tuaciones consignadas en ellos.
A petición de un interviniente o de cualquier
La doctrina también se ha uniformado
persona, el funcionario competente del tribunal en el sentido de que debe soportarlos el
expedirá copias fieles de los registros o de la parte Estado, porque la función judicial se ejer-
de ellos que fuere pertinente, con sujeción a lo dis- ce en su nombre, con miras al interés
puesto en los incisos anteriores. público, y de ser remunerados los jueces
Además, dicho funcionario certificará si se hu-
bieren deducido recursos en contra de la senten-
por los litigantes, se atentaría contra su
cia definitiva. decoro y serviría de magnífico pretexto
En lo referente al juicio oral, el art. 289 del para sospechar de su indiscutible impar-
Código Procesal Penal contempla la publicidad de cialidad.
la audiencia del juicio oral al disponer que ésta sea Sin embargo, establecido que el Esta-
pública, pero el tribunal podrá disponer, a petición
de parte y por resolución fundada, una o más de
do debe soportar la remuneración de los
las siguientes medidas, cuando considerare que
ellas resultan necesarias para proteger la intimidad,
el honor o la seguridad de cualquier persona que b) Impedir el acceso del público en general u
debiere tomar parte en el juicio o para evitar la di- ordenar su salida para la práctica de pruebas espe-
vulgación de un secreto protegido por la ley: cíficas, y
a) Impedir el acceso u ordenar la salida de per- c) Prohibir al fiscal, a los demás intervinientes
sonas determinadas de la sala donde se efectuare y a sus abogados que entreguen información o for-
la audiencia; mulen declaraciones a los medios de comunicación
social durante el desarrollo del juicio.
Los medios de comunicación social podrán fo-
tografiar, filmar o transmitir alguna parte de la au-
diencia que el tribunal determinare, salvo que las
1
Ley Nº 18.703, derogada por la Ley Nº 19.620, partes se opusieren a ello. Si sólo alguno de los in-
de 5 de agosto de 1999. tervinientes se opusiere, el tribunal resolverá.

62
Manual de Derecho Procesal

jueces, cabe aun preguntarse si esta re- el tribunal, en definitiva, en materia de


muneración debe correr a cargo de la costas.
totalidad de los contribuyentes o sólo de Por excepción, hay litigantes que es-
aquellos contribuyentes litigantes. tán exentos de soportar estas cargas tri-
Tres teorías o doctrinas se han diseñado butarias y son aquellos que gozan del
sobre el particular. privilegio de pobreza, el que puede re-
Una, sostiene que la remuneración de vestir dos formas: legal (arts. 593 y 600
la magistratura debe ser soportada por la C.O.T.) y judicial (art. 591 C.O.T.), se-
totalidad de los contribuyentes, porque gún sea su fuente u origen.
sería injusto hacerla recaer sólo sobre los
contribuyentes litigantes, puesto que si 101. Inavocabilidad. Este nuevo prin-
recurren a los tribunales de justicia es en cipio fundamental de organización judi-
atención a que atraviesan, precisamente, cial lo hallamos consagrado en el artículo
por un período de apremio económico 8º del Código Orgánico de Tribunales,
en sus vidas. que dice textualmente: “Ningún tribunal
Otra, agrega que la remuneración de puede avocarse el conocimiento de causas o
la magistratura debe ser soportada exclu- negocios pendientes ante otro tribunal, a me-
sivamente por los contribuyentes litigan- nos que la ley le confiera expresamente esta
tes, porque es la única manera de poner facultad”.
atajo a la manía de litigar y de evitar las El término avocarse es sinónimo de
demandas temerarias o de mala fe. llamar hacia sí, o de traer a su conoci-
Una tercera, por fin, estima que la remu- miento. Lo encontramos empleado, tan-
neración de la magistratura, en principio, to en el artículo 8º del Código Orgánico
debe soportarla el Estado, ya que se ejerce de Tribunales ya citado como en el artícu-
en su nombre y con miras al interés públi- lo 76 de la Constitución Política de la
co; pero como en último término el bene- República, con ocasión de la prohibición
ficiado es el litigante, deben imponerse a impuesta al Presidente de la República y
éste cargas tributarias, aunque moderadas, al Congreso Nacional de avocarse cau-
que sirvan en parte al Estado para sobrelle- sas pendientes.
var los pesados gastos que la administra- En consecuencia, la inavocabilidad, en
ción de justicia le demanda. el fondo, es una prohibición impuesta tan-
En Chile, en esta materia, se ha segui- to al Presidente de la República como al
do más bien la tercera doctrina, llamada Congreso Nacional, frente al Poder Judi-
también ecléctica, la cual sostiene que la cial; y también a los diversos tribunales
función judicial debe ser remunerada por de justicia del país. Consiste en que radi-
el Estado, pero que puede resarcirse de cado un juicio o asunto ante un tribunal
esta carga imponiendo tributos a los con- determinado, no puede otro tribunal o
tribuyentes litigantes. el propio Presidente o el Congreso pre-
En efecto, en nuestro país, los jueces tender conocer de él.
son verdaderos funcionarios públicos, y Es tal la importancia de este princi-
como tales son remunerados con los fon- pio que, de no aceptarse ante el derecho
dos generales de la Nación; pero los liti- positivo, reinaría el caos en la adminis-
gantes, a su vez, deben soportar cargas tración de justicia.
tributarias moderadas, las cuales van a be- Una excepción la encontramos esta-
neficiar a determinados funcionarios auxi- blecida en los artículos 559, 560 y 561
liares de la administración de justicia por del Código Orgánico de Tribunales, que
las actuaciones cumplidas en razón de su no hacen sino que confirmar la regla ge-
ministerio (ejemplo: derechos de los re- neral de la inavocabilidad, al facultar a
ceptores, notarios, conservadores, archive- los Tribunales Superiores de Justicia para
ros, etc.), y honorarios de los abogados, decretar visitas extraordinarias por me-
todo ello sin perjuicio de lo que resuelva dio de alguno de sus ministros en los juz-

63
Mario Casarino Viterbo

gados de su respectiva jurisdicción, pu- Administrativa del Poder Judicial y de los


diendo el designado despachar y senten- jueces presidentes de los comités de jue-
ciar las causas pendientes, en caso de ces de los tribunales de juicio oral en lo
retardo notable de los jueces visitados. penal correspondientes”.

102. Sedentariedad. Este principio 103. Gradualidad. La gradualidad,


fundamental de organización judicial im- como principio fundamental de organi-
plica la idea de fijeza, o sea, que los jue- zación judicial, significa que la justicia
ces deben administrar justicia en lugares siempre debe administrarse a través de
y horas determinados. diversos tribunales, entre los cuales debe
De consiguiente, trata de evitar la exis- también existir una verdadera gradación
tencia de tribunales ambulantes. Su estu- o jerarquía.
dio está íntimamente relacionado con las Se persigue, entonces, con este prin-
obligaciones de residencia y asistencia que cipio, que los juicios, en lo posible, sean
pesan sobre todos los magistrados judi- fallados, a lo menos, por dos tribunales
ciales. con igualdad de atribuciones o poderes.
Si bien no hay una disposición legal Se sostiene que este sistema, conocido
de carácter general que establezca este también con la denominación de princi-
principio, como acontece con los demás pio de la doble instancia, es el que ofrece
analizados, sus fuentes legales las halla- mayores garantías de acierto.
mos en las disposiciones consagradas a En materia penal, el principio de la
los deberes y prohibiciones de los magis- doble instancia es extendido por el legis-
trados, que serán objeto de nuestra aten- lador a la mayoría de los casos, por la
ción en momento oportuno. gravedad que generalmente entrañan ta-
El Código Procesal Penal invoca en esta les resoluciones judiciales.1
materia, al contemplar expresamente en En materia civil, en cambio, su proce-
el artículo 21 A la posibilidad que los tri- dencia está condicionada a la importan-
bunales del juicio oral en lo penal se tras- cia pecuniaria del negocio, o sea, a su
laden físicamente. Dice el artículo citado cuantía. Si es de mínima cuantía, gene-
que “Cuando sea necesario para facilitar ralmente es conocido en única instancia;
la aplicación oportuna de la justicia pe- y si es de mayor cuantía, en primera ins-
nal, de conformidad a criterios de distan- tancia, es decir, a través de dos grados
cia, acceso físico y dificultades de traslado jurisdiccionales.
de quienes intervienen en el proceso, los
tribunales de juicio oral en lo penal se 104. Concepto de la instancia. La pa-
constituirán y funcionarán en localidades labra instancia no ha sido definida expre-
situadas fuera de su lugar de siento. samente por el legislador, a pesar de que
Corresponderá a la respectiva Corte la emplea en sus disposiciones con relati-
de Apelaciones determinar anualmente va frecuencia. En el Diccionario de la Len-
la periodicidad y forma con que los tri- gua el vocablo instancia tiene un doble
bunales de juicio oral en lo penal darán significado. En sentido corriente, es sinó-
cumplimiento a lo dispuesto en este ar- nimo de súplica, es decir, es la acción del
tículo. Sin perjuicio de ello, la Corte po- verbo instar. En sentido técnico, en cam-
drá disponer en cualquier momento la
constitución y funcionamiento de un tri-
bunal de juicio oral en lo penal en una 1
El Código Procesal Penal contempla la inape-
localidad fuera de su asiento, cuando la labilidad de las resoluciones dictadas por el tribu-
mejor atención de uno o más casos así lo nal oral en lo penal, en tanto que las resoluciones
dictadas por tribunales de garantía son apelables
aconseje. sólo cuando pongan término al procedimiento, ha-
La Corte de Apelaciones adoptará esta gan imposible su prosecución o lo suspendan más
medida previo informe de la Corporación de 30 días y cuando la ley lo señale expresamente.

64
Manual de Derecho Procesal

bio, significa cada uno de los grados juris- da instancia es aquel que tiene por objeto
diccionales que la ley tiene establecidos conocer del recurso de apelación que se
para ventilar y sentenciar los juicios. ha deducido en contra de una sentencia
Para nosotros, instancia es cada uno de de primera instancia.
los grados jurisdiccionales que la ley establece Tanto en la única como en la primera
a fin de que los tribunales puedan conocer y instancia, el tribunal debe oír ampliamen-
fallar los servicios sometidos a su decisión, con te a las partes sobre todas las cuestiones
facultad soberana para pronunciarse sobre to- de hecho y de derecho que son materia
das las cuestiones de hecho y de derecho que en del asunto sometido a su decisión; debe
ellos se plantean. recibir las pruebas que le rindan sin pre-
Decimos que es “cada uno de los gra- juzgar sobre su eficacia; y debe, por últi-
dos”, porque la instancia implica la idea mo, fallar todas las acciones y excepciones
de etapas por las cuales atraviesa un asun- propuestas, so pena de nulidad. En am-
to judicial. De ahí que se diga que los bas instancias el asunto comienza por de-
tribunales conocen de los negocios judi- manda o solicitud, según se trate de juicio
ciales en única, primera o segunda ins- o de gestión de jurisdicción voluntaria, y
tancia, según sea el número de etapas o termina por medio de la sentencia. Sólo
de grados porque atraviesen. se diferencian en cuanto a los efectos de
Agregamos que se trata de “grados esta última; pues, mientras en la única
jurisdiccionales fijados por la ley”, por- instancia adquiere el carácter de firme y
que, en realidad, es ella la llamada a se- puede, de consiguiente, ejecutarse desde
ñalar si un asunto judicial debe ser que se notifica, en la primera instancia la
conocido en única, primera o segunda sentencia es susceptible de apelación, y
instancia por los tribunales, y este señala- para conocer sus efectos será necesario
miento generalmente lo hace según la esperar la suerte que corra este recurso.
cuantía del respectivo negocio. La segunda instancia, en cambio, se ini-
Terminamos diciendo que los tribuna- cia a virtud de la interposición del recurso
les, al fallar estos negocios, lo hacen “con de apelación. En consecuencia, el juicio o
facultad soberana para pronunciarse so- gestión ya están iniciados; se trata simple-
bre todas las cuestiones de hecho y de mente de continuarlos en esta nueva ins-
derecho que en ellos se plantean”, a fin tancia, y el objeto del fallo de segunda
de indicar el alcance de la jurisdicción ejer- instancia será revisar el de primera, para
cida por el tribunal y de deslindar tam- ver si está o no ajustado a derecho. Si lo
bién la institución de la instancia con otras está, se confirma sin dar mayores razones.
semejantes; por ejemplo, con la casación, En caso contrario, se revoca o modifica el
en la cual el campo de actuación del tri- fallo de primera, estampando los nuevos
bunal está limitado a la finalidad u objeti- motivos que justifican esta actitud. Las
vo del correspondiente recurso. pruebas se rinden en segunda instancia
Ahora bien, los negocios judiciales, sólo en casos excepcionales, y el fallo que
sean juicios o asuntos de jurisdicción vo- en ella se dicte sólo puede modificar el de
luntaria, en atención a los diversos gra- primera en la medida señalada por el ape-
dos jurisdiccionales por los que atraviesan, lante, en el escrito en que se interpone el
pueden clasificarse en: de única instan- recurso de apelación, y en particular en
cia, de primera instancia y de segunda las peticiones concretas que se formulen.
instancia. Negocio judicial de única instan- La instancia puede terminar, como
cia es aquel en que la sentencia que le también puede interrumpirse; y puede ter-
pone término no es susceptible de recur- minar en forma normal o anormal, se-
so de apelación. Negocio judicial de primera gún sea la única, primera o segunda
instancia es aquel en que la sentencia que instancia.
le pone término es susceptible de recur- Termina en forma normal la única, pri-
so de apelación. Negocio judicial de segun- mera o segunda instancia, a virtud de sen-

65
Mario Casarino Viterbo

tencia definitiva. De ahí también que el so extraordinario, que tiene por objeto
artículo 158 del Código de Procedimien- anular una sentencia cuando ha sido dic-
to Civil defina la sentencia definitiva di- tada en un procedimiento vicioso, o bien
ciendo que es la que pone fin a la cuando en su pronunciamiento se han
instancia, resolviendo la cuestión o asun- omitido los requisitos de forma que para
to que ha sido objeto de juicio. ellas establece la ley.
En cambio, son formas anormales de ter- Este recurso procede en contra de las
minación de la única o de la primera instan- sentencias definitivas y de las sentencias
cia, las siguientes: el desistimiento de la interlocutorias que ponen término al jui-
demanda, el abandono del procedimien- cio o hacen imposible su prosecución, ya
to, la transacción de las partes, el someti- sea que se trata de sentencia de única,
miento del negocio a la jurisdicción de primera o segunda instancia y de ciertas
un juez árbitro, la aceptación de las ex- interlocutorias de segunda instancia.
cepciones dilatorias de incompetencia y El recurso de casación en la forma es
de litispendencia, y la aceptación de las de la competencia del tribunal inmedia-
excepciones de cosa juzgada y transacción tamente superior en grado jerárquico a
opuestas con el carácter de dilatorias. aquel que pronunció la sentencia que se
Y son formas anormales de terminación de trata de anular; y, al ser acogido, el tribu-
la segunda instancia: la declaración de de- nal superior se limita a invalidar la sen-
serción de la apelación, la declaración de tencia recurrida y a ordenar al inferior
prescripción de la apelación; la aceptación no inhabilitado que dicte nueva senten-
de las excepciones dilatorias de incompe- cia, subsanando los vicios o defectos de
tencia y de litispendencia opuestas en la forma que motivaron el recurso, salvo los
segunda instancia, y la anulación de oficio casos en que esto último lo cumple el
del fallo de primera por defectos de for- mismo tribunal superior por expresa dis-
ma o la orden de devolver los autos a pri- posición legal.
mera instancia para la completación del De consiguiente, el recurso de casa-
fallo por omisiones del mismo. ción en la forma no es privativo de la
Por último, son casos de interrupción Corte Suprema, y menos puede equipa-
de la instancia cuando: se opone una ex- rarse con la instancia, dado su campo de
cepción dilatoria y mientras ella no se actuación manifiestamente restringido a
resuelva, se interpone un recurso de ape- la causal o causales que lo motivan.
lación y se concede en ambos efectos, El recurso de casación en el fondo, aun
acontece el feriado judicial o se interpo- cuando también es un recurso extraordi-
nen días festivos o inhábiles, fallece el nario, en cambio, es de la competencia
mandatario judicial o fallece la parte que exclusiva de la Corte Suprema; procede
litiga personalmente, etc. en contra de las sentencias definitivas o
interlocutorias que ponen término al jui-
105. La Corte Suprema y el recurso cio o hacen imposible su prosecución,
de casación. Al estudiar la competencia pronunciadas por las Cortes de Apelacio-
de la Corte Suprema, en su oportunidad nes, o sea, con el carácter de inapelables
veremos que entre los asuntos más fun- y tiene como finalidad u objetivo anular
damentales entregados a su conocimien- una sentencia cuando ha sido pronun-
to figura el recurso de casación en el ciada con infracción de ley y siempre que
fondo. Este recurso de casación es de dos esta infracción haya influido sustancial-
clases: de forma y de fondo; y difieren en mente en lo dispositivo del fallo.
su objetivo, en su procedencia, en su ex- Si la Corte Suprema acoge el recurso
tensión, ya en el tribunal llamado a co- de casación en el fondo, dicta dos sen-
nocer de ellos. tencias: una, llamada de casación, que es
En líneas generales, diremos que el la que analiza los fundamentos del recur-
recurso de casación en la forma es un recur- so y declara que la sentencia recurrida

66
Manual de Derecho Procesal

debe ser anulada; y la otra, llamada de No hay, por lo tanto, posibilidad de


reemplazo, la cual, como su nombre lo in- confundir la instancia judicial con la ca-
dica, viene a substituir la sentencia recu- sación de fondo. Difieren en que mientras
rrida, que se acaba de invalidar. en la instancia judicial el juez es sobera-
Ahora bien, la Corte Suprema, al co- no en la apreciación de las cuestiones de
nocer de un recurso de casación en el hecho y de derecho que constituyen el
fondo, no lo hace a virtud de una instan- juicio; en la casación de fondo a la Corte
cia judicial. En otros términos, el recurso Suprema le está vedado entrar a conocer
de casación en el fondo no es una instan- de los hechos y debe darlos por reprodu-
cia judicial. cidos en la misma forma como vienen
Recordemos que en la instancia, el establecidos en la sentencia recurrida: sólo
tribunal tiene facultad soberana para pro- puede modificar el derecho, o sea, resol-
nunciarse sobre todas las cuestiones, tan- ver sobre la genuina y correcta aplicación
to de hecho como de derecho, debatidas de la ley en el caso concreto sometido a
en el juicio. su decisión.
Si estamos en la única o primera ins- Como consecuencia de lo anterior, di-
tancia, el juez en su sentencia establece fieren también en que mientras en la ins-
los hechos del juicio, de acuerdo con el tancia judicial el tribunal puede recibir
mérito de la prueba rendida, y luego apli- toda clase de pruebas para acreditar los
ca la ley, resolviendo la cuestión someti- hechos cuyo valor probatorio apreciará
da a su decisión. en la sentencia definitiva; en la casación
Si estamos en la segunda instancia, el de fondo el tribunal supremo no puede
tribunal de alzada revisa el fallo de pri- recibir prueba alguna que tienda a alte-
mera, estudia si ese fallo está de acuerdo rar los hechos en la forma como ya vie-
con el mérito del proceso, o sea, con lo nen establecidos en la sentencia recurrida.
alegado y probado por las partes, y si está
conforme a derecho, es decir, con la ley
positiva que resuelve el conflicto. En caso II. Generalidades sobre la organización de
afirmativo, se limita a confirmar el fallo los tribunales ordinarios
de primera instancia. En caso negativo,
establece nuevos hechos y aplica la ley 106. Diversas jerarquías de los tribu-
que debe darnos la solución del juicio, nales ordinarios. Los tribunales ordina-
frente a los hechos así establecidos. rios están organizados, esencialmente, a
¿Cuál es, en cambio, la labor de la Cor- base jerárquica, esto es, de relación de
te Suprema al conocer y fallar un recurso de dependencia o subordinación del infe-
casación en el fondo? Se limita a dar por rior con respecto al superior. Esta de-
reproducidos los hechos en la misma pendencia o subordinación mira más
forma como vienen en la sentencia re- bien a las facultades disciplinarias y eco-
currida; y luego estudia si la ley ha sido nómicas que a las demás atribuciones de
o no bien aplicada. En caso afirmativo, los tribunales.
el recurso debe ser rechazado; y, en caso En Chile, la jerarquía judicial está cons-
negativo, debe ser acogido, anulándose tituida en la forma siguiente: juzgados de
la sentencia recurrida, y dictándose una letras, los juzgados de garantía, los tribu-
nueva sentencia, en la cual se hará una nales de juicio oral en lo penal, Cortes
correcta aplicación de la ley que fue de Apelaciones y Corte Suprema. Con ra-
infringida. zón se ha dicho que los tribunales de jus-
La labor de la Corte Suprema, den- ticia chilenos semejan una pirámide, cuya
tro del recurso de casación en el fondo, base son los juzgados de letras, los juzga-
es, pues, de mero derecho y tiende, en con- dos de garantía, los tribunales de juicio
secuencia, a que la ley sea uniformemen- oral en lo penal y la cúspide es la Corte
te aplicada. Suprema.

67
Mario Casarino Viterbo

Ahora bien, la organización de los tri- les. Cada categoría o clase de tribunal
bunales a base de jerarquía tiene impor- perteneciente a una misma jerarquía,
tancia fundamental desde diversos puntos como se comprende, tiene el mismo ran-
de vista. En efecto: los asuntos judiciales go jerárquico, pero difiere en cuanto a
se distribuyen entre las diversas jerarquías su competencia. De allí que esta distin-
de tribunales atendiendo, principalmen- ción de las diversas jerarquías judiciales,
te, a la materia de los mismos; los recur- en categorías o clases, no tiene otra fina-
sos procesales, ejemplo: la apelación, la lidad que para los efectos de la compe-
casación de forma, etc., son entregados tencia, o sea, de los diversos negocios que
al conocimiento del tribunal inmediata- la ley ha colocado en la esfera de atribu-
mente superior en grado jerárquico a ciones de cada tribunal.
aquel que dictó la resolución recurrida; a) En la jerarquía juzgados de letras,
las facultades disciplinarias son ejercidas juzgados de garantía y tribunales de jui-
por el tribunal superior en grado jerár- cio oral en lo penal, observamos tres ca-
quico a aquel que es objeto de alguna de tegorías o clases: de comuna o agrupación
estas medidas, sin perjuicio de la directi- de comunas, de ciudad asiento de capital
va disciplinaria superior que tiene la Cor- de provincia y de asiento de Corte de
te Suprema sobre todos los tribunales de Apelaciones;
la República, etc. b) En la jerarquía Corte de Apelaciones,
También desde este mismo punto de todas tienen la misma categoría o clase,
vista jerárquico los tribunales se acostum- salvo la Corte de Apelaciones de Santia-
bran clasificar en: inferiores y superiores. go, que tiene una competencia especial,
Para los efectos de las acusaciones pues no la poseen las demás Cortes de
constitucionales y de las contiendas de Apelaciones existentes en el país.
competencia que se susciten entre los tri-
bunales superiores de justicia y las auto- 108. Territorio jurisdiccional. Dentro
ridades políticas o administrativas, que son de una correcta organización de los tri-
resueltas por el Senado (arts. 52, Nº 2, bunales de justicia, a cada uno de ellos se
letra c, y 53, Nº 3º, C.P.R.), se entiende le entrega el conocimiento de un deter-
por tribunales superiores la Corte Supre- minado grupo de materias, y ejercen sus
ma y las Cortes de Apelaciones, siendo atribuciones dentro de una porción del
tribunales inferiores todos los demás. En territorio nacional también determinada.
cambio, para los efectos de la organiza- A esta porción del territorio, en donde
ción de los tribunales, como elementos ejerce funciones un tribunal de justicia,
integrantes del Poder Judicial, se consi- se le llama territorio jurisdiccional. Como
deraban tribunales inferiores los juzgados ya se expresó, la Ley Nº 18.776 de 1989
de distrito y los juzgados de subdelega- dispuso la adecuación del Poder Judicial
ción, y tribunales superiores, los juzga- a la regionalización del país, y fijó los
dos de letras, las Cortes de Apelaciones y respectivos territorios jurisdiccionales,
la Corte Suprema. En la actualidad esta considerando una comuna o agrupación
última distinción carece de justificación de comunas, por regla general, como el
a consecuencias de la dictación de la Ley territorio base de los juzgados de letras, y
Nº 18.776 de 1989 que derogó las nor- la región, también, por regla general, el
mas relativas a los juzgados de distritos y territorio jurisdiccional de las Cortes de
de subdelegación, los que hasta esa ley Apelaciones.
constituían los tribunales inferiores. La Ley de Organización y Atribucio-
nes de los Tribunales de 1875 conforme
107. Diversas categorías de los tribu- a la división política de la época dispuso
nales ordinarios. Dentro de cada jerarquía en la inspección o distrito un juez de distri-
de los tribunales hay que distinguir tam- to; en la subdelegación colocó un juez de
bién diversas categorías o clases de tribuna- subdelegación; en el departamento, en un co-

68
Manual de Derecho Procesal

mienzo, siempre que tuviera más de trein- tribunales colegiados, letrados, tienen
ta mil habitantes, y luego en cada depar- como superior jerárquico a la Corte de
tamento (1880), colocó un juez letrado de Apelaciones respectiva, ejercen su com-
mayor cuantía; en cada provincia, no fue petencia para el conocimiento y fallo de
posible ubicar una Corte de Apelaciones, ra- los juicios orales en el nuevo sistema pro-
zón por la cual optó por formar agrupa- cesal penal en única instancia, tienen su
ciones de provincias y frente a cada una de asiento en una comuna y ejercen su com-
ellas puso una Corte de Apelaciones; y, por petencia sobre una comuna o agrupación
último, sobre todo el territorio jurisdic- de comunas.
cional situó a la Corte Suprema. Las Cortes de Apelaciones están consti-
Hoy día, en cambio, los juzgados de tuidas por jueces letrados, inamovibles, de
letras tienen como territorio jurisdiccio- derecho, colegiados, y que ejercen normal-
nal una comuna o agrupación de comu- mente jurisdicción de segunda instancia.
nas y, en este último caso, se encuentran La Corte Suprema está formada por
dichas comunas dentro o fuera del terri- jueces letrados, inamovibles, de derecho,
torio correspondiente a una región.1 colegiados, y que ejerce normalmente ju-
Las Cortes de Apelaciones tienen tam- risdicción, conociendo del recurso de ca-
bién un territorio jurisdiccional variable. sación en el fondo y de otros importantes
Por regla general, el territorio de una Cor- asuntos que la ley ha entregado a su com-
te de Apelaciones es una región determi- petencia.
nada o una o varias provincias; pero, por Las características anteriores, como se
excepción, a algunas Cortes se les adicio- ve, han sido expuestas en líneas muy ge-
na o suprime ciertas provincias de la re- nerales; tienden a facilitar la entrada al
gión respectiva. estudio de cada tribunal en particular; y
Por último, la Corte Suprema tiene volveremos sobre ellas al tratarlos en es-
como territorio jurisdiccional todo el de pecial.
la República.

109. Características esenciales de cada III. Distribución de los asuntos judiciales


tribunal ordinario. Los juzgados de letras entre los diversos tribunales
están a cargo de jueces letrados, inamovi-
bles, de derecho, unipersonales, y que co- 110. Nociones generales sobre com-
nocen de negocios que no se hayan petencia. Todo tribunal tiene jurisdicción,
entregado especialmente a otro tribunal. o sea, atribución para administrar justi-
Los juzgados de garantía son tribuna- cia; pero no todo tribunal tiene compe-
les letrados conformados por uno o más tencia, o sea, facultad para conocer de
jueces, tienen como superior jerárquico un determinado asunto judicial.
a la Corte de Apelaciones respectiva, ejer- La jurisdicción es el todo o el género;
cen su competencia para el conocimien- la competencia es la parte o la especie. De
to de la generalidad de los asuntos penales allí también es que se diga que la compe-
en el nuevo sistema procesal penal, tie- tencia es la medida o el grado de jurisdic-
nen su asiento en una comuna y ejercen ción que le corresponde a cada tribunal.
su competencia en primera y única ins- El artículo 108 del Código Orgánico
tancia en una comuna o agrupación de de Tribunales define la competencia como
comunas. “la facultad que tiene cada juez o tribunal para
Los tribunales orales en lo penal son conocer de los negocios que la ley ha colocado
dentro de la esfera de sus atribuciones”.

1
Los artículos 16 y 21 del C.O.T. señalan las 111. Sus diversos factores o elemen-
comunas de asiento de cada juzgado de garantía y tos. Ahora bien, para los efectos de ubicar
tribunales de juicio oral. o colocar los negocios judiciales dentro

69
Mario Casarino Viterbo

de la esfera de atribuciones de cada tribu- Tributarias Mensuales,1 pongamos por


nal, el legislador atiende a diversos facto- caso, en cuyo contrato que le sirve de
res, elementos o puntos de referencia, fundamento, se ha pactado domicilio es-
como también se les llama. Ellos son: el pecial en la ciudad de Los Andes, no go-
fuero, la materia, la cuantía y el territorio. zando de fuero las personas que deben
El fuero consiste en un privilegio pro- intervenir en él. ¿Cuál es el juez compe-
cesal, en cuya virtud un asunto judicial, tente?
por las personas que en él intervienen, o En conformidad al factor materia, se
por la materia sobre la cual recae, es en- trata de un juicio civil sobre cobro de
tregado al conocimiento de un tribunal rentas de arrendamiento, luego debe in-
de grado jerárquico superior o distinto a tervenir un juez que ejerza jurisdicción
aquel que normalmente debiera conocer civil; en conformidad al factor cuantía,
de tal asunto. La materia dice relación con se trata de un juicio de más de 10 U.T.M.,
la naturaleza del negocio sometido al co- esto es, superior a $ 3.000, por lo que no
nocimiento de un determinado tribunal. interesa examinar si un juez de policía
La cuantía es sinónimo del valor pecunia- local (con competencia sobre las causas
rio del objeto disputado o controvertido. sobre arrendamiento cuya cuantía no ex-
Por último, el territorio está en relación ceda de $ 3.000) es o no abogado (art.
con aquella porción del territorio nacio- 14, letra A, Nº 1, Ley Nº 15.231 sobre
nal que ha sido entregada a la jurisdic- organización y atribuciones de juzgados
ción de cada tribunal en particular. de policía local); luego debe intervenir
El factor fuero predomina sobre to- un juez de letras; y como el factor fuero
dos los demás. En seguida viene el factor no entra aquí en juego, en consecuencia,
materia, el cual, a su vez, supedita al fac- en conformidad a las reglas de compe-
tor cuantía y, por último, entran en jue- tencia absoluta, el tribunal que debe co-
go el factor territorio. nocer de este asunto tiene que ser de la
jerarquía de un juez de letras con juris-
112. Competencia absoluta y compe- dicción en lo civil.
tencia relativa. Los factores fuero, mate- Pero ¿qué juez, dentro de los nume-
ria y cuantía dan origen a las llamadas rosos jueces de letras en lo civil que exis-
normas de competencia absoluta, y el factor ten en el país? En conformidad al factor
territorio, a las llamadas normas de com- territorio, el juez del lugar que las partes
petencia relativa. señalaron expresamente en la conven-
Cada uno de estos dos grupos de nor- ción; en este caso, un juez con compe-
mas de competencia tiene una finalidad tencia en la ciudad de Los Andes.
diversa, pero dentro de la labor común En resumen, de acuerdo a las nor-
de llegar o precisar qué tribunal concre- mas de competencia absoluta y de com-
to y determinado va a ser competente, o petencia relativa, el juicio objeto de
sea, va a conocer también de un concre- nuestro ejemplo tendrá que ser conoci-
to y determinado asunto judicial. do por uno de los jueces de Los Andes
Las normas de competencia absoluta sir- de competencia común (art. 32, letra B
ven para precisar la jerarquía o la clase del C.O.T.).2
de tribunal que debe conocer de un de-
terminado asunto. En cambio, las normas
de competencia relativa sirven para precisar 1
De acuerdo al art. 45, Nº 1º, letra a) y Nº 2º
específicamente qué tribunal, dentro de letra a) del C.O.T. los jueces de letras conocen en
esa jerarquía prefijada, debe conocer de única instancia de las causas civiles cuya cuantía
ese determinado asunto. no exceda de 10 U.T.M., y en primera instancia de
esas mismas causas cuya cuantía exceda de 10
Ejemplo: se trata de un juicio civil so- U.T.M., respectivamente. Actualizado Depto. D.
bre cobro de rentas de arrendamiento Procesal U. de Chile.
de una cuantía superior a 10 Unidades 2
Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

70
Manual de Derecho Procesal

113. Diferencias entre ambas normas Las normas de competencia absoluta


de competencia. Las normas de compe- deben ser respetadas por el juez, sin nece-
tencia absoluta tienen como finalidad pre- sidad de requerimiento de parte interesa-
cisar qué jerarquía de tribunal va a da y, por consiguiente, la incompetencia
conocer de un determinado asunto judi- absoluta del tribunal debe ser declarada
cial; en cambio, las de competencia rela- de oficio. En cambio, las de competencia
tiva persiguen precisar qué tribunal, relativa a asuntos contenciosos civiles de-
dentro de esa jerarquía, va a conocer de ben ser respetadas por los litigantes y, por
ese determinado asunto judicial. consiguiente, la incompetencia relativa del
Las normas de competencia absoluta tribunal sólo puede ser declarada a peti-
son de orden público, o sea, han sido ción de parte, y, en caso alguno, de oficio.
establecidas por razones de alta conve- La violación de las normas de compe-
niencia pública, como lo es todo lo rela- tencia absoluta puede ser advertida por
tivo a la organización y buena marcha de el juez o reclamada por las partes en cual-
los tribunales. En cambio, las de compe- quier estado del juicio, y declararse la in-
tencia relativa en asuntos contenciosos ci- competencia absoluta del tribunal en
viles han sido establecidas en el solo cualquier estado del mismo. En cambio,
interés particular de los litigantes. la violación de las normas de competen-
Las normas de competencia absoluta cia relativa, en asuntos contenciosos civi-
no pueden ser objeto de convenio por les debe ser reclamada por las partes antes
los litigantes; en otros términos, ellas no de hacer cualquiera gestión en el juicio
pueden ser renunciadas por las partes. que no implique la formulación de tal
En cambio, las de competencia relativa reclamo, pues en caso contrario, se pro-
en asuntos contenciosos civiles pueden duce la institución procesal llamada “pró-
ser objeto de convenio por los litigantes, rroga de competencia”, que estudiaremos
o sea, son esencialmente renunciables. en momento oportuno.

71
Mario Casarino
Capítulo Viterbo
Cuarto
LA JUSTICIA DE MENOR CUANTÍA
SUMARIO: I. Organización de la justicia de menor cuantía; II. Evolución
histórica de los juzgados de distrito y de subdelegación;1 III. Evolución
histórica de los juzgados de letras de menor cuantía. 2

I. Organización de la justicia de menor En el año 1889, durante la Presidencia


cuantía de don José Manuel Balmaceda, se confec-
cionó un proyecto de ley tendiente a darle
114. Su organización primitiva. una nueva organización a la justicia de me-
Nº 18.776 de 1989, la justicia de menor nor cuantía; el cual, en líneas generales,
cuantía estaba constituida en Chile por perseguía entregar el ejercicio de esta ju-
los juzgados de distrito y los juzgados de risdicción a los Oficiales de Registro Civil,
subdelegación. El artículo 4º, Nº 1, dero- funcionarios a los que, si bien pertenecían
gó el Título II que trataba “De los jueces al Poder Ejecutivo y no eran letrados, por
de distrito y de los jueces de subdelega- lo menos, en razón de su propio cargo, se
ción” y suprimió expresamente dichos tri- les suponía una mayor cultura cívica.
bunales. Asimismo derogó los artículos En el año 1906 se confecciona un pro-
206, 207, 248, 249, 262, 296, 297, 298, yecto de ley orgánica de tribunales por don
351, entre otros preceptos relativos a di- Miguel Luis Valdés, y en el año 1912, otro
chos tribunales. proyecto de ley, con igual objetivo, ambos
elaborados, por lo que respecta a la justi-
cia de menor cuantía, sobre idénticas ba-
II. Evolución histórica de los juzgados de ses del proyecto anterior del año 1889.
distrito y de subdelegación Sin mayores variaciones en los años si-
guientes, el problema de la justicia de me-
115. Su variada evolución. La Ley de nor cuantía sólo vino a hacer crisis en 1925,
Organización y Atribuciones de los Tribunales con motivo de la dictación del Decreto Ley
de 1875 creó dos clases de tribunales de Nº 363, de 17 de marzo de ese mismo año,
menor cuantía: los jueces de distrito y los que estableció, en líneas generales, jueces
jueces de subdelegación, con el carácter letrados de mejor cuantía en diversos pun-
de jueces iletrados y temporales, y con com- tos del país, con competencia civil y comer-
petencia para conocer de las causas civiles cial hasta $ 5.000 y $ 3.000, respectivamente,
hasta $ 50, tratándose de los jueces de dis- según fueran de Santiago y Valparaíso o de
trito, y de $ 50 a $ 200, tratándose de los otras ciudades, reducidas más tarde hasta
jueces de subdelegación. La organización $ 3.000 y $ 2.000, también respectivamen-
de estos tribunales respondía, pues, a la te. Su creación significaba, además, el des-
escasa cultura general del país y a la estre- aparecimiento de los jueces de distrito y de
chez de los fondos fiscales. subdelegación en aquellos territorios en que
ejercerían jurisdicción estos nuevos tribu-
nales de menor cuantía.
1
Suprimidos por la Ley Nº 18.776 de 1989. Ac- Sin embargo, la solución dada por el
tualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. Decreto Ley Nº 363 se estimó parcial, y
2
Suprimidos por el D.L. Nº 2.416, de 13 de di-
ciembre de 1978, y elevados a la categoría de Juz-
que no satisfacía las necesidades judicia-
gados de Letras de Mayor Cuantía. Actualizado les del país. Fue así como, a virtud del
Depto. D. Procesal U. de Chile. Decreto Ley Nº 775, de 22 de diciembre de

72
Manual de Derecho Procesal

1925, se creó un juez letrado de menor Nº 363, de 17 de marzo de 1925, conocido


cuantía en cada comuna de la República, con el nombre de Ley de Organización y
con el carácter de rentado por el erario Atribuciones de los Juzgados de Letras
nacional, con lo cual se suprimieron tam- de Menor Cuantía. La dictación de este
bién todos los jueces de distrito y de sub- decreto ley persiguió un doble objetivo:
delegación existentes en el país. suprimir los juzgados de distrito y de sub-
Desgraciadamente, este Decreto Ley delegación en la mayoría de los distritos
Nº 775, por razones de orden económi- y subdelegaciones del país, a objeto de
co, no pudo cumplirse en la práctica, y reemplazarlos por los nuevos tribunales
sus efectos quedaron de hecho suspendi- que se creaban, y descargar a los jueces
dos. La justicia de menor cuantía se dejó, de letras de mayor cuantía, de los cen-
pues, a cargo, en parte, de los jueces de tros de mayor población, del exceso de
distrito y de los jueces de subdelegación, trabajo de escaso monto.
y, en parte, a cargo de los jueces de letras Este Decreto Ley creó seis categorías
de menor cuantía; los primeros, siempre o clases de juzgados de letras de menor
con el carácter de jueces iletrados, ad ho- cuantía: juzgados de letras de menor
nórem y temporales, y los segundos con cuantía en lo civil de Santiago y Valpa-
el carácter de jueces letrados, rentados y raíso (art. 10); juzgados de letras de me-
perpetuos, y con competencia para cono- nor cuantía que no fueran de Santiago y
cer de los asuntos que ya indicamos. Valparaíso (art. 4º); juzgados de letras
Posteriormente, con el objeto de po- de menor cuantía de centros industria-
ner a tono la competencia de los diversos les y mineros y demás poblaciones obre-
tribunales que constituyen la justicia de ras que se encuentren fuera de las
menor cuantía con la desvalorización de ciudades cabeceras de provincias o de
nuestro signo monetario, se dictaron di- departamento (art. 25); juzgados de le-
versas y sucesivas leyes: la Nº 7.760, de 5 de tras de menor cuantía que tengan su
febrero de 1944; la Nº 11.183, de 10 de asiento en ciudades capitales de depar-
junio de 1953; la Nº 13.302, de 25 de mar- tamento (art. 26); jueces de menor cuan-
zo de 1959; la Nº 16.437, de 23 de febrero tía Oficiales de Registro Civil (art. 60), y
de 1966; el Decreto Supremo Nº 200, de jueces de letras de mayor cuantía que
13 de febrero de 1968; el Decreto Supre- ejercen funciones de jueces letrados de
mo Nº 265, de 1º de marzo de 1971; el menor cuantía dentro de los límites ur-
Decreto Supremo Nº 940, de 30 de agosto banos de la ciudad en que tienen su
de 1974; el Auto Acordado, Corte Supre- asiento (art. 69).
ma, de 10 de marzo de 1977; y el Decreto b) Luego vienen los Decretos Leyes
Ley Nº 2.416, de 10 de enero de 1979. Nº 446, de 20 de marzo de 1925, y Nº 775,
Finalmente, por la citada Ley Nº 18.776, de 22 de diciembre de 1925, el primero de
se suprimieron los jueces de distrito y sub- los cuales crea diversos juzgados de letras
delegación. de menor cuantía en el país, regidos en
su organización y atribuciones por las nor-
mas del Decreto Ley Nº 363; y el segun-
III. Evolución histórica de los juzgados de do, que establece en cada comuna de la
letras de menor cuantía1 República un juzgado de letras de menor
cuantía, con una competencia especial,
116. Su variada y compleja evolución: lo cual significaba el desaparecimiento
a) Los juzgados de letras de menor total y completo de la justicia iletrada de
cuantía fueron creados por el Decreto Ley menor cuantía en el país, disposiciones
1
que, desgraciadamente, no pudieron cum-
Suprimidos por el D.L. Nº 2.416, de 13 de di-
ciembre de 1978, y elevados a la categoría de Juz-
plirse por razones de orden económico y
gados de Letras de Mayor Cuantía. Actualizado que en la práctica, quedaron suspendi-
Depto. D. Procesal U. de Chile. das en sus efectos.

73
Mario Casarino Viterbo

c) En seguida, a virtud de lo dispues- no correspondía a un departamento, con


to en el artículo 6º, inc. 2º, de la Ley lo cual se creó así también una nueva
Nº 4.280, de 2 de febrero de 1928, se clase o categoría de juez de letras de ma-
redujo a cuatro y dos, respectivamente, yor cuantía.
la categoría de los jueces de letras de f) Posteriormente se fueron dictando
menor cuantía en lo civil de Santiago y diversas y sucesivas leyes, que creaban nue-
Valparaíso, creados en un comienzo en vos juzgados de letras de menor cuantía
número de diez y de seis, también res- en el país, con los territorios jurisdiccio-
pectivamente. nales que en ellas mismas se indicaban;
d) En el curso del año 1931 se pro- por ejemplo, en San José de la Mariqui-
dujo una reforma en la división adminis- na (Ley Nº 5.342, de 30 de diciembre de
trativa del territorio de la República, 1933), en Viña del Mar (Ley Nº 5.560, de
consistente en la supresión de algunas 4 de enero de 1935), en Santiago (Ley
provincias y, por consiguiente, en la fu- Nº 6.191, de 14 de febrero de 1938), en
sión de algunos departamentos. Fue ne- Villarrica (Ley Nº 6.955, de 13 de junio
cesario, entonces, poner a tono esta nueva de 1941), etc.; hasta llegar a la promulga-
división administrativa con los servicios ción de la Ley Nº 7.421, de 9 de julio de
judiciales, y a ello obedeció la dictación 1943, que fijó el texto definitivo del Có-
del Decreto con Fuerza de Ley Nº 253, de 20 digo Orgánico de Tribunales, dentro del
de mayo de 1931, que creó diversos juz- cual los juzgados de letras de menor
gados de letras de menor cuantía en aque- cuantía pasaron a tener como fuentes
llas ciudades que habían perdido la legales el párrafo 1º del Título III, o sea,
calidad de cabeceras de departamento y, los artículos 28 a 41.
en consecuencia, de antiguas poseedoras g) No obstante, estos preceptos tam-
de juzgados de letras de mayor cuantía bién han sufrido algunas modificaciones,
(art. 12); como igualmente que confirió a virtud de leyes posteriores, y que se pa-
competencia penal a los jueces de letras san a indicar: la Ley Nº 7.459, de 16 de
de menor cuantía que no fueren de San- agosto de 1943, que en su artículo 14
tiago y Valparaíso, lo mismo que los de derogó tácitamente los artículos 41 y 210
igual clase de los centros industriales u del Código Orgánico de Tribunales, al
obreros (art. 14), con lo cual esta última disponer que el actual juzgado de menor
clase de juzgados de letras de menor cuan- cuantía de La Calera tendría la compe-
tía perdió toda su importancia. tencia general de los juzgados de esta clase
e) Sin embargo, los antiguos departa- que no sean de Santiago y Valparaíso, y
mentos que fueron suprimidos lucharon con jurisdicción sobre la comuna de La
por mantener su importancia, por lo me- Calera, el distrito Nº 1 El Peñón y el dis-
nos desde el punto de vista judicial; y fue trito Nº 2 Las Cabritas; la Ley Nº 7.497,
así como obtuvieron la dictación de la de 16 de agosto de 1943, que derogó tá-
Ley Nº 5.145, de 21 de marzo de 1933, la citamente el artículo 29, inc. 3º, del Có-
cual, en sus artículos 4º y 5º, dispone que, digo Orgánico de Tribunales, al disponer
para todos los efectos judiciales, serán con- que el juzgado de letras de menor cuan-
siderados como departamentos y sus jue- tía de Villarrica sólo ejercerá jurisdicción
ces letrados de mayor cuantía, las divisio- sobre la comuna del mismo nombre, eli-
nes administrativas que a continuación minando así la de Pucón, sobre la cual
señala, enumeración igual a la indicada también ejercía jurisdicción; la Ley
en el artículo 12 del Decreto con Fuerza Nº 7.760, de 5 de febrero de 1944, que
de Ley Nº 253. En consecuencia, los juz- en su artículo 2º modificó los artículos
gados de letras de menor cuantía crea- 32, 38 y 40 del Código Orgánico de Tri-
dos en esta última disposición pasaron a bunales y eliminó los artículos 41 y 210
ser juzgados de letras de mayor cuantía, del mismo Código, alterando así la com-
a pesar de que su territorio jurisdiccional petencia general y especial de los juzga-

74
Manual de Derecho Procesal

dos de letras de menor cuantía; la Ley de letras de menor cuantía; la Ley Nº 15.123,
Nº 9.308, de 3 de marzo de 1949, que de 17 de enero de 1963, que modificó los
derogó tácitamente el artículo 40 del Có- artículos 32 y 39 del Código Orgánico de
digo Orgánico de Tribunales, al elevar el Tribunales para ponerlos en concordan-
juzgado de letras de menor cuantía de cia con las reformas sufridas a virtud de la
Quillota a la categoría de juzgado de le- dictación de la Ley sobre Organización y
tras de mayor cuantía; la Ley Nº 9.382, de Atribuciones de los Juzgados de Policía
20 de septiembre de 1949, que modificó Local; la Ley Nº 16.437, de 23 de febrero
el artículo 33, Nº 5º, del Código Orgáni- de 1966, que modificó los artículos 32 y
co de Tribunales, en lo referente a com- 38 del Código Orgánico de Tribunales para
petencia en asuntos de jurisdicción vo- adecuarlos al nuevo signo monetario, o
luntaria; la Ley Nº 9.555, de 4 de enero sea, al escudo, y para elevar la competen-
de 1950, que derogó el artículo 29 del cia de los jueces de letras de menor cuan-
Código Orgánico de Tribunales, en la par- tía; el Decreto Supremo Nº 200, de 13 de
te pertinente, al elevar a mayor cuantía febrero de 1968, que modificó los artícu-
el juzgado de letras de menor cuantía de los 32 y 38 del Código Orgánico de Tribu-
Lota; la Ley Nº 11.183, de 10 de junio de nales, elevando sus cuantías; la Ley
1953, que modificó los artículos 28, 32, Nº 16.899, de 14 de agosto de 1968, que
38 y 39 del Código Orgánico de Tribuna- modificó los artículos 29 y 30 del Código
les, y creó un juzgado de letras de menor Orgánico de Tribunales, actualizando la
cuantía en Potrerillos; la Ley Nº 11.537, enumeración de los juzgados de letras de
de 8 de junio de 1954, que modificó el menor cuantía existentes en el país; la Ley
artículo 39 del Código Orgánico de Tri- Nº 17.272 de 31 de diciembre de 1969,
bunales, ampliando la competencia de los que elevó a juzgados de letras de mayor
jueces de letras de menor cuantía, en lo cuantía a diversos juzgados de letras de
criminal, de Santiago; la Ley Nº 11.622, menor cuantía; el Decreto Supremo Nº 265,
de 25 de septiembre de 1954, que modi- de 1º de marzo de 1971, que modificó la
ficó el artículo 32 del Código Orgánico cuantía de los artículos 32 y 38 del Código
de Tribunales, en lo referente a la com- Orgánico de Tribunales; la Ley Nº 17.939,
petencia de los jueces de letras de menor de 13 de junio de 1973, que creó el 5º y el
cuantía en materia de juicios especiales 6º juzgado de letras de menor cuantía en
de contrato de arrendamiento; la Ley lo criminal de Santiago; y el Decreto Supre-
Nº 11.847, de 16 de julio de 1955, que mo Nº 940, de 30 de agosto de 1974, y el
modificó los artículos 28 y 39 del Código Auto Acordado, Corte Suprema, de 10 de mar-
Orgánico de Tribunales, rebajando de zo de 1977; que modificaron la cuantía de
ocho a siete y de cinco a cuatro los juzga- los artículos 32 y 38 del Código Orgánico
dos de letras de menor cuantía de San- de Tribunales.
tiago, en lo civil y en lo penal, respectiva- h) Finalmente, por el D.L. Nº 2.416
mente, la Ley Nº 13.302, de 25 de marzo se suprimieron los juzgados de letras de
de 1959, que modificó los artículos 32 y menor cuantía y los existentes fueron ele-
38 del Código Orgánico de Tribunales, o vados a la categoría de juzgados de letras
sea, la competencia general de los jueces de mayor cuantía.

75
Mario Casarino
Capítulo Viterbo
Quinto
ORGANIZACIÓN Y ATRIBUCIONES DE LOS TRIBUNALES
ORDINARIOS DE JUSTICIA
SUMARIO: I. Tribunales Ordinarios; II. Juzgados de letras; III. De los juzgados
de garantía y de los tribunales de juicio oral en lo penal; IV. Tribunales
accidentales o de excepción; V. Cortes de Apelaciones; VI. Funcionamiento de
las Cortes de Apelaciones y forma como ejercen jurisdicción; VII. Los
acuerdos de las Cortes de Apelaciones; VIII. Corte Suprema.

I. Tribunales Ordinarios tramos en el Título III, del Código Orgá-


nico de Tribunales, o sea, en los artículos
117. ¿Cuáles son? Los tribunales ordi- 27 a 48.
narios en Chile son de dos clases: tribuna-
les permanentes y tribunales accidentales 119. Definición. Los juzgados de le-
o de excepción. tras son tribunales de derecho, uniperso-
Los tribunales permanentes son: los juzga- nales, que ejercen jurisdicción de primera
dos de letras, los juzgados de garantía, los o única instancia, dentro de un territorio
tribunales de juicio oral en lo penal, las denominado comuna o agrupación de
Cortes de Apelaciones y la Corte Suprema. comunas, y cuyo superior jerárquico es la
Los tribunales accidentales o de excepción Corte de Apelaciones respectiva.
son: un Ministro de Corte de Apelacio-
nes, el Presidente de la Corte de Apela- 120. Características. La misma defini-
ciones de Santiago, un Ministro de la ción anterior nos permite deducir, con
Corte Suprema, y el Presidente de la Corte entera facilidad, las características de es-
Suprema. tos tribunales.
Pasaremos a estudiar, en detalle, cada Se trata de tribunales: ordinarios, o sea,
uno de estos tribunales. establecidos en el Código Orgánico de
Tribunales a base de relación jerárquica
de superior a inferior; unipersonales, o sea,
II. Juzgados de letras1 constituidos por un solo magistrado; de
derecho, o sea, que tramitan y fallan en
118. Fuentes legales. Las fuentes le- conformidad a la ley; de jurisdicción común,
gales de los juzgados de letras las encon- por regla general, o sea, que conocen de
toda clase de asuntos; inferiores, para los
1
efectos de orden constitucional, que ejer-
El art. 12 de la Ley Nº 18.176 de 25 de octu- cen jurisdicción, por regla general, en el
bre de 1982 suprimió el número y el epígrafe de
los párrafos 1º y 2º del Título III del C.O.T., deno- territorio llamado comuna o agrupación
minados “1) Los jueces de letras de Menor Cuan- de comunas, cuyo superior jerárquico es
tía” y 2) “Los jueces de letras de Mayor Cuantía”, la Corte de Apelaciones respectiva.
como asimismo las expresiones “de Mayor Cuantía” Los magistrados que los sirven, para
en todos los preceptos que enumera. optar al cargo, requieren ser abogados, o
Posteriormente, el artículo 1º, Nº 2 de la Ley
Nº 18.969, publicada en el Diario Oficial de 10 de sea, deben ser letrados (art. 252 C.O.T.);
marzo de 1990, agregó al Título III del C.O.T. el permenecen en sus cargos mientras man-
artículo 27, el que dispone que en cada comuna tengan la buena conducta exigida por la
habrá, a lo menos, un juzgado de letras, establecien- Constitución y las leyes (art. 80), C.P.R.),
do que los nuevos juzgados que se instalen tendrán o sea, son permanentes y reciben remunera-
como territorio jurisdiccional la respectiva comuna,
dejando de ser competentes los juzgados que ante- ción por parte del Fisco por sus funcio-
riormente ejercían jurisdicción en dichas comunas. nes, lo mismo que los demás servidores
Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. públicos.

76
Manual de Derecho Procesal

121. Territorio jurisdiccional. A) El sis- cabeceras de los departamentos, que ha-


tema seguido por la Ley de Organización y bían sido suprimidos en el año 1931, lu-
Atribuciones de los Tribunales de 1875, para el charon para mantener, por lo menos, si
establecimiento de los hoy suprimidos jue- no la calidad de departamento, los servi-
ces de distrito y subdelegación, era distinto cios públicos más importantes, entre ellos,
del que siguió para el de los jueces de le- los tribunales de mayor cuantía. Fue así
tras de mayor cuantía, hoy jueces de letras. como por Leyes Nos 5.145 y 5.203, cuyo tex-
Así, mientras en cada distrito y en cada to definitivo fue fijado por Decreto Supre-
subdelegación de la República creó, ya un mo Nº 2.693, de 14 de noviembre de 1933,
juzgado de distrito, ya uno de subdelega- se estableció que, para todos los efectos
ción, no obligó a que en cada departa- del servicio judicial, serán considerados
mento funcionara un juzgado de letras de como departamentos las divisiones terri-
mayor cuantía. Simplemente dispuso en toriales que a continuación enumera. Esta
su artículo 38, inciso 1º, que el Presidente enumeración corresponde a los departa-
de la República, a petición o con el infor- mentos suprimidos en el año 1931, y que
me de la Corte de Apelaciones respectiva, se transformaron en comunas.
podía crear un juzgado de letras de ma- De consiguiente, a partir de estas leyes,
yor cuantía en los departamentos que tu- existieron juzgados de letras de mayor cuan-
vieran más de 30.000 habitantes. Luego tía cuyo territorio jurisdiccional no corres-
era el Ejecutivo quien, en definitiva, venía pondía ya a un departamento sino a una o
a calificar la necesidad de la creación o más comunas. Posteriormente la enumera-
no de esta jerarquía de tribunales. ción de las leyes citadas fue restringida, por
B) Esta situación fue cambiada radi- cuanto, a virtud de diversas leyes especia-
calmente por la ley de 31 de enero de 1888, les, algunas de estas comunas recuperaron
la que en su artículo 2º ordenó que “en la calidad de antiguos departamentos; sien-
cada departamento habrá, a lo menos, do esta la situación que encontró el legisla-
un juzgado de letras”. En consecuencia, dor, al fijar el texto definitivo del Código
a partir de esta última fecha, los térmi- Orgánico de Tribunales.
nos de jueces de letras y jueces de depar-
E) Posteriormente en cada departamen-
tamento fueron sinónimos. De ahí tam-
to, por regla general, existía un juzgado de
bién que los Códigos de Procedimientos,
letras, y excepcionalmente se establecía en
tanto Civil como Penal, especialmente este
dos o más comunas, en una comuna o en
último, aludían a menudo a los jueces de
departamento para referirse a los jueces una sección de departamento.
de letras de mayor cuantía. F) Hoy, a partir de la vigencia de la
C) En el año 1931, durante la presi- Ley Nº 18.776 publicada en el Diario Ofi-
dencia de don Carlos Ibáñez del Campo, cial de 18 de enero de 1989 se adecuó la
se procedió a efectuar una nueva divi- organización judicial al proceso de regio-
sión administrativa del territorio de la Re- nalización del país. El territorio jurisdic-
pública y, al efecto, se fusionaron diversos cional de los juzgados de letras es una
departamentos, con lo cual varios de ellos comuna o agrupación de comunas.
pasaron a la categoría de simples comu- El juzgado de letras tiene su asiento
nas. No obstante, en dichos territorios fun- en una determinada comuna, pero con
cionaba un juzgado de letras de mayor jurisdicción sobre una agrupación de co-
cuantía, de conformidad a la ya citada munas incluida la de su asiento.
ley de 31 de enero de 1888, por lo cual el No obstante lo expresado existen al-
artículo 12 del Decreto con Fuerza de Ley gunas situaciones de excepción:
Nº 253, de 20 de mayo de 1931, dispuso a) Los jueces del crimen de las comu-
que estos juzgados continuarían como juz- nas o agrupación de comunas de las pro-
gados de letras de menor cuantía. vincias de Santiago y Chacabuco ejercerán
D) Sin embargo, la situación no que- su jurisdicción dentro del territorio que
dó definitivamente resuelta. Las ciudades les asigne el Presidente de la República,

77
Mario Casarino Viterbo

previo informe de la respectiva Corte (art. e) En resumen, el territorio jurisdic-


43, inciso 1º, C.O.T.)1 cional de los juzgados de letras compren-
b) El Presidente de la República, pre- de por regla general una comuna o una
vio informe favorable de la Corte de Apela- agrupación de comunas, y por excepción
ciones que corresponda, podrá fijar como una parte de una comuna.
territorio jurisdiccional exclusivo de uno o Como vemos, existe coincidencia, en
más de los jueces civiles de la Región Me- virtud de lo dispuesto en la Ley Nº 18.776,
tropolitana de Santiago, una parte de la de 1989, entre la división administrativa
comuna o agrupación de comunas, y en tal y judicial del territorio de la República.
caso autorizar el funcionamiento de estos Como se expresó, el artículo 27 del
tribunales dentro de sus respectivos territo- C.O.T., en su texto fijado por la Ley
rios jurisdiccionales (art. 43, inc. 2º, C.O.T.); Nº 18.969, de 10 de marzo de 1990, dis-
c) Tanto los jueces del crimen a que puso que en cada comuna habrá, a lo
se refiere la letra a), como los tribunales menos, un juzgado de letras, y que los
civiles a que alude la letra b), podrán nuevos juzgados que se instalen tendrán
practicar actuaciones en cualesquiera de como territorio jurisdiccional el de la res-
las comunas de la Región Metropolitana pectiva comuna.
de Santiago, en los asuntos sometidos a
su conocimiento (art. 43, inc. 3º, C.O.T.).2 122. Pluralidad de juzgados de letras.
Con el acuerdo previo de la Corte de Así como en cada comuna debiera fun-
Apelaciones de Santiago o San Miguel, cionar un juzgado de letras, en princi-
según corresponda, y por no más de una pio, también este número no debiera
vez al año, el Presidente de la República exceder de uno; pero las necesidades del
podrá modificar los límites de la jurisdic- servicio judicial hacen indispensable que,
ción territorial de los juzgados a que se en ciertas comunas, el número de estos
refieren las letras a) y b) precedentes (art. juzgados sea superior.
43, inc. 4º, C.O.T.).3 Cada uno de estos juzgados ejerce ju-
d) En las doce regiones y en la Región risdicción sobre un mismo territorio y co-
Metropolitana de Santiago se encuentran noce del mismo grupo de materias o
establecidos los juzgados de letras.4 asuntos judiciales; pero, como no es posi-
ble que esta jurisdicción se ejerza simul-
1
Inc. 1º, art. 43, C.O.T. fue eliminado por la táneamente, el legislador reparte estos
Ley Nº 19.665 de 9 de marzo de 2000. asuntos entre los juzgados de letras de
2
Inc. 3º, art. 43, C.O.T. fue sustituido por la Ley
Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. El texto actual una misma comuna, ya en virtud de la
señala que “Los juzgados civiles de la Región Metro- regla del turno, ya en virtud de las reglas
politana de Santiago a los cuales se fije un territorio sobre distribución de causas, contempla-
jurisdiccional exclusivo podrán practicar, en los asun- das en los artículos 175 y siguientes del
tos sometidos a su conocimiento, actuaciones en cua- Código de Tribunales, y que estudiare-
lesquiera de las comunas que la integran”.
3
Inc. 4º, art. 43, C.O.T. fue sustituido por la mos en momento oportuno.
Ley Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. El texto ac- Ahora bien: a) en la Región Metro-
tual señala que “Con el acuerdo previo de la Corte politana de Santiago, con asiento en la
de Apelaciones que corresponda, y por no más de comuna de Santiago y con competencia
una vez al año, el Presidente de la República po- sobre la provincia de Santiago, con ex-
drá modificar los límites de la competencia territo-
rial de los juzgados a que se refiere el inciso cepción de las comunas de San Joaquín,
primero”. La Granja, La Pintana, San Ramón, San
4
La Ley Nº 20.022, de 30 de mayo de 2005, que Miguel, La Cisterna, El Bosque, Pedro
crea los Juzgados laborales y de cobranza laboral y pre- Aguirre Cerda y Lo Espejo, existen 30
visional, modificó los artículos 28, 30, 31, 34, 37 y 39, juzgados de letras en lo civil; b) En la
a contar del 1 de marzo del 2007, fecha de entrada
parcial de vigencia de la norma, tal como se indica Quinta Región, 8 juzgados civiles, de los
en este texto. Hasta la fecha indicada rige el articula- cuales 5 tienen su asiento en Valparaíso y
do que señala el texto hoy vigente para el C.O.T. 3 en Viña del Mar; c) En la Octava Re-

78
Manual de Derecho Procesal

gión, 7 juzgados civiles, de los cuales 3 de Corte de Apelaciones, y jueces letrados


tienen su asiento en la comuna de Con- con competencia especial (Segundo Juzga-
cepción, 2 en Chillán y 2 en Talcahuano; do de Vallenar con competencia especial
d) en la Región Metropolitana de Santia- en materia de menores. Art. 30 C.O.T.).
go, y con competencia sobre las comunas Esta última clasificación de los jueces
de San Joaquín, La Granja, La Pintana, letrados tiene importancia para los efec-
San Ramón, San Miguel, La Cisterna, El tos de su nombramiento y de sus remune-
Bosque, Pedro Aguirre Cerda y Lo Espe- raciones; pero no en cuanto a su compe-
jo, 4 juzgados civiles, los que tienen la tencia, pues todos la poseen por igual, salvo
categoría de juzgados de asiento de Cor- pequeñísimas excepciones.
te para todos los efectos; e) En las comu-
nas de Arica, Antofagasta, Copiapó, Talca, 124. Competencia de los juzgados de
4 juzgados de letras; f) En las comunas letras. Desde el momento en que los juz-
de Iquique, Calama, La Serena, Coquim- gados de letras son los inferiores jerár-
bo, Ovalle, Curicó, Los Ángeles, Temuco, quicos de las Cortes de Apelaciones quiere
Osorno y Punta Arenas, 3 juzgados de decir que estos tribunales ejercerán juris-
letras; g) En las comunas de Vallenar, dicción, como tribunal inferior.
Quilpué, Los Andes, San Felipe, Quillo- Como tribunal inferior tienen compe-
ta, San Antonio, Rancagua, San Fernan- tencia para conocer de diversos asuntos,
do, Linares, Coronel, Valdivia, Puerto en única o en primera instancia, y ellos son
Montt, Coyhaique, Talagante, Buin y San los siguientes: causas civiles, causas de co-
Bernardo, 2 juzgados de letras. mercio, causas de minas, actos judiciales
no contenciosos, causas de hacienda, cau-
123. Clasificación de los juzgados de sas aforadas, causas del trabajo y causas de
letras. Los juzgados de letras, como fácil- menores que no correspondan a los juzga-
mente se comprende, constituyen actual- dos del trabajo o de familia y causas espe-
mente la base inferior de la estructura ciales.
jerárquica piramidal de nuestros tribuna- A continuación estudiaremos esta com-
les de justicia y de grado inferior a las petencia en particular, siguiendo para ello
Cortes de Apelaciones, las cuales, de con- el orden del artículo 45 del Código Orgá-
siguiente, son sus superiores jerárquicos. nico de Tribunales, o sea, en razón de la
Pero hemos adelantado en otra opor- materia de los diversos asuntos entrega-
tunidad que las jerarquías se subdividen dos al conocimiento de los jueces de le-
en clases o categorías, principio al cual tras y, dentro de cada uno de ellos, en la
tampoco escapan los juzgados de letras. instancia en que son conocidos.
En efecto, dentro de ellos podemos ob-
servar las siguientes clases o categorías, 125. Competencia contenciosa civil.
según sea el punto de referencia. Se trata de asuntos contenciosos civiles,
Así, en razón del territorio jurisdiccio- esto es, de causas o juicios en los cuales
nal, hay jueces letrados con jurisdicción se ventilan derechos regidos por el Códi-
en la misma comuna de asiento o jueces go Civil y sus leyes complementarias. Esta
con jurisdicción en esa comuna además competencia contenciosa civil es en úni-
de otros que le asigna la ley; en razón de ca y en primera instancia.
la naturaleza de su jurisdicción, hay jue- En única instancia conocen de las cau-
ces letrados de jurisdicción común (ejem- sas civiles cuya cuantía no exceda de 10
plo: juez letrado de San Felipe) y jueces unidades tributarias mensuales, que se
letrados de jurisdicción especial civil, y en promuevan dentro de los límites urba-
razón de su competencia hay jueces letra- nos de la ciudad asiento del Tribunal (art.
dos de asiento o agrupación de comunas, 45, Nº 2º, letra a), C.O.T.).
jueces letrados de ciudad capital de pro- En primera instancia, en cambio, co-
vincia, jueces letrados de ciudades asiento nocen de las causas civiles sobre cosas

79
Mario Casarino Viterbo

cuyo valor exceda de 10 unidades tribu- comercial de los jueces de letras, las cau-
tarias mensuales (art. 45, Nº 2º, letra a), sas de comercio en que sean parte o ten-
C.O.T.). gan interés algunas de las personas
Se exceptúan de estas reglas, o sea, se sus- aforadas a que se refiere el artículo 50,
traen de la competencia de los jueces de Nº 2º del Código Orgánico de Tribuna-
letras: a) las causas civiles en que sean par- les, que son de la competencia de un mi-
te o tengan interés determinadas perso- nistro de Corte de Apelaciones como
nas aforadas y que son de la competencia tribunal de excepción.
de un Ministro de Corte de Apelaciones También forma parte de la compe-
como tribunal de excepción (art. 50, Nº 2º, tencia contenciosa comercial de primera
C.O.T.), y b) las causas cuyo conocimien- instancia de los jueces de letras el conoci-
to corresponda a los jueces de policía lo- miento de las causas de comercio, cuyo
cal que sean abogados, en las materias valor no exceda de 10 Unidades Tributa-
previstas en los Nos 2 y 3 letra A y letra B rias Mensuales cuando en ellas son par-
del artículo 14 de la Ley 15.231, sobre Or- tes o tienen interés algunas de las perso-
ganización y Atribuciones de los Juzgados nas aforadas que enumera el artículo 45,
de Policía Local. Nº 2º, letra g), del Código Orgánico de
Sin embargo, también forma parte de Tribunales.
la competencia contenciosa civil de los
jueces de letras, en primera instancia, el 127. Competencia contenciosa mine-
conocimiento de las causas civiles cuya ra. Se trata de asuntos contenciosos mi-
cuantía no exceda de 10 Unidades Tribu- neros, esto es, de causas o juicios mineros;
tarias Mensuales, y en las cuales sean par- y se entiende por causa o juicio minero
te o tengan interés las personas que gozan aquel en que se ventilen derechos regi-
de fuero, de acuerdo a lo preceptuado dos especialmente por el Código de Mi-
en el artículo 45, Nº 2º, letra g), del Có- nería (art. 45, Nº 2º, letra b), C.O.T.).
digo Orgánico de Tribunales. Conocen los jueces letrados de las cau-
Estas causas civiles, a falta de fuero, sas de minas, en primera instancia, cual-
habrían sido de la competencia de los quiera que sea su cuantía, sin que tenga
mismos jueces de letras, pero en única influencia alguna el fuero, como factor
instancia, y si fueren de una cuantía infe- determinante de esta competencia (art.
rior a $ 3.000 de competencia de los jue- 133 C.O.T.).
ces de policía local que sean abogados.
128. Competencia en actos judiciales
126. Competencia contenciosa comer- no contenciosos. Podemos decir que los
cial. Se trata de asuntos contenciosos co- jueces letrados tienen la plenitud del co-
merciales, esto es, de causas o juicios en nocimiento de los asuntos de jurisdicción
los cuales se ventilan derechos reglados voluntaria o no contenciosa.
por el Código de Comercio y sus leyes En efecto, conocen de todos los asuntos
complementarias. Esta competencia con- de jurisdicción voluntaria, cualquiera que
tenciosa comercial es en única y en pri- sea su cuantía; y lo hacen en primera ins-
mera instancia. tancia, salvo una excepción relativa al
En efecto, en única instancia conocen nombramiento de curador ad litem, el que
de las causas de comercio que no exce- sabemos es de la competencia de la judi-
dan de 10 Unidades Tributarias Mensua- catura que conoce del pleito (art. 45,
les; y en primera instancia, de estas mismas Nº 2º, letra c), C.O.T.).
causas siempre que excedan de 10 Uni- También debemos hacer notar que la
dades Tributarias Mensuales (art. 45, competencia del tribunal no se altera por
Nº 1º, letra b) y Nº 2º, letra a), C.O.T.). el hecho de que en la gestión de jurisdic-
Se exceptúan de estas reglas, o sea, se ción voluntaria sea interesada una perso-
sustraen de la competencia contenciosa na aforada (arts. 133 C.O.T. y 827 C.P.C.).

80
Manual de Derecho Procesal

129. Competencia penal.1 Los jueces El inciso 2º del Nº 2º, letra f) del art.
de letras conocen, en primera instancia, 45 del C.O.T. establece que las infraccio-
de las causas penales por crimen o simple nes a la Ley de Alcoholes de que trata el
delito, salvo de aquellas: a) cuyo conoci- Libro II de dicha Ley, con excepción de
miento corresponde a los jueces de poli- las indicadas en los artículos 113 y 117,
cía local para el juzgamiento de los delitos que se cometan dentro del territorio ju-
de vagancia y mendicidad que se come- risdiccional de los juzgados de letras con
tan fuera de la ciudad en que tiene su competencia exclusiva en lo criminal de
asiento el tribunal (art. 45, Nº 2º, letra la Región Metropolitana de Santiago, se-
d), C.O.T.), y b) cuyo conocimiento co- rán juzgados por el respectivo tribunal.
rresponde a un ministro de Corte de Ape-
laciones como tribunal de excepción, por 130. Competencia en causas de ha-
ser parte o tener interés en ellas alguna cienda. Se entiende por causas de hacien-
persona aforada (art. 50, Nº 2º, C.O.T.). da aquellas en que tiene interés el Fisco y
También conocen los jueces de letras, cuyo conocimiento está entregado a los
en primera instancia, de las causas por fal- tribunales ordinarios de justicia.
tas del Código Penal, que se cometan en Ahora bien, con el objeto de saber
la ciudad donde tenga su asiento el tri- cuál es el tribunal competente para co-
bunal, siempre que no haya en ella juez nocer de ellas se hace necesario distin-
de Policía Local que sea abogado. guir según si el Fisco es demandante o es
Sin embargo, los jueces del crimen demandado.
de Santiago conocerán de las faltas san- Si el Fisco es demandante, será juez com-
cionadas en los artículos 494, Nos 5, 7, petente el letrado de comunas asiento de
12, 16, 19, 20 y 21; 495, Nos 3, 15, 21 y 22; Corte de Apelaciones, o el del domicilio
496, Nos 1, 8, 18, 31 y 33, y 497 del Códi- del demandado, cualquiera que sea la na-
go Penal, que se cometan dentro de las turaleza de la acción deducida (art. 48,
comunas de Santiago, Quinta Normal, inc. 2º, C.O.T.).
Ñuñoa, Providencia, Las Condes y La Rei- A la inversa, si el Fisco es demandado
na (art. 45, Nº 2º, letra e), C.O.T.). solamente será juez competente el letra-
En seguida, la competencia penal de do de comunas asiento de Corte de Ape-
los jueces de letras en primera instancia, tam- laciones (art. 48, inc. 1º, C.O.T.).
bién está constituida por el juzgamiento de De estas causas, los jueces letrados co-
las infracciones a la ley de alcoholes de que nocerán siempre en primera instancia, o
trata el Libro II de dicha ley; a excepción sea, cualquiera que sea su cuantía (art.
de las contempladas en los artículos 113 y 48, incs. 1º y 2º, C.O.T.).
117 que se cometan fuera de la comuna Las mismas reglas se aplicarán a los
asiento del tribunal, que son conocidas por asuntos no contenciosos en que el Fisco ten-
los jueces de policía local (art. 45, Nº 2º, ga interés (art. 48, inc. 3º, C.O.T.).
letra f), C.O.T. y art. 13, Nº 8, Ley Nº 15.231.2 Dicho de otro modo, en las gestiones
de jurisdicción voluntaria será juez com-
petente el letrado de comunas asiento de
1
Actualmente los juzgados de letras carecen de Corte de Apelaciones, o el que corres-
competencia penal, la que ha sido entregada a los ponda, según las reglas generales, a elec-
juzgados de garantía y juzgados orales en lo penal.
Se exceptúan los jueces de letras que cumplan fun- ción del Fisco.
ciones propias de jueces de garantía. Art. 45, Nº 2,
letras d) y e), derogadas por la Ley Nº 19.665 de 9 131. Competencia en causas aforadas.
de marzo de 2000. Art. 45, Nº 2, letra f), derogado El fuero es un privilegio procesal del que
por la Ley Nº 19.708, de 5 de enero de 2001. gozan ciertas personas en cuya virtud no
2
Por Decreto Supremo Nº 307, publicado en
el Diario Oficial de 23 de mayo de 1976, se fijó el se someten a la jurisdicción del tribunal
texto refundido, coordinado y sistematizado de la que normalmente le correspondería cono-
Ley Nº 15.231. cer de un determinado asunto, sino a otro

81
Mario Casarino Viterbo

de jerarquía superior, en razón de la fun- trados, los párrocos y vicepárrocos, los cón-
ción o cargo de que se hallan investidas. sules generales, cónsules o vicecónsules de
El fundamento de la institución lo en- las naciones extranjeras reconocidas por
contramos en el deseo de la ley que la el Presidente de la República, las corpora-
persona que desempeñe el cargo de ma- ciones y fundaciones de derecho público
gistrado en el tribunal que va a conocer o los establecimientos públicos de benefi-
del asunto en que es parte o tiene interés ciencia (art. 45, Nº 2º, letra g), C.O.T.).
una persona constituida en dignidad no En materia civil, las personas antes nom-
se sienta cohibida ante ésta. En conse- bradas gozan de fuero si son parte o tie-
cuencia, el fuero se ha establecido en be- nen interés en un juicio de esta naturaleza,
neficio de la contraparte y no de la per- cuya cuantía no exceda de 10 Unidades
sona constituida en dignidad. Tiende a Tributarias Mensuales y en materia comer-
obtener, en la práctica, la aplicación del cial, las mismas personas gozan de fuero
principio de la igualdad ante la ley; y de si son parte o tienen interés en un juicio
ahí también que las normas sobre fueros de esta naturaleza, cuya cuantía no exce-
sean de orden público, y no susceptibles da de 10 Unidades Tributarias Mensuales
de ser renunciadas por las partes. (art. 45, Nº 2º, letra g), C.O.T.).
Hay también otros fueros, que no pue- Estos juicios serán siempre conocidos
den confundirse con el determinante de en primera instancia por un juez de letras,
las reglas de competencia absoluta. Nos cualquiera que sea su cuantía (art. 45,
referimos al fuero constitucional de que go- Nº 2º, letra g), C.O.T.); y la importancia
zan los parlamentarios, en cuanto no pue- del fuero consiste, en estos casos, en que
den ver restringida su libertad personal, el juicio, en principio, debiera ser conoci-
ni menos ser privados de ella, sino para do en única instancia; sin embargo será
el solo efecto de iniciar en su contra jui- resuelto en primera instancia por un juez
cio criminal y previa declaración judicial de letras.
de haber mérito suficiente. También go-
zan de fuero de orden constitucional los 132. Competencia laboral y de fami-
Ministros de Estado, en el sentido de que lia. El art. 45, Nº 2º, letra h) del C.O.T.,
no puede iniciarse proceso alguno en su establece que los jueces de letras tienen
contra, tendiente a perseguir su respon- competencia para conocer en primera ins-
sabilidad funcionaria, sin previa admisión tancia de las causas del trabajo y de fami-
de la acusación por parte del Senado, etc. lia cuyo conocimiento no corresponda a
(art. 48, Nº 2, letra b) C.P.R.). los juzgados de letras del trabajo y de fa-
En cuanto a la naturaleza de los jui- milia, respectivamente.
cios en que pueden intervenir personas
aforadas, se acostumbra clasificar el fue- 133. Competencia especial. Fuera de
ro en: civil, comercial y penal; y este últi- todos los negocios que hemos indicado
mo se subclasifica en aplicable a ciertos y anteriormente, los jueces de letras cono-
determinados funcionarios públicos, y a cen de los demás asuntos que otras leyes
los miembros del Poder Judicial, a los cua- les encomienden (art. 45, Nº 4º, C.O.T.).
les puede perseguirse criminalmente, ya Este conjunto de asuntos, que leyes
por delitos comunes, ya por delitos mi- especiales entregan al conocimiento de
nisteriales. los jueces de letras constituyen su compe-
Gozan de fuero civil y comercial las si- tencia especial.
guientes personas: los Comandantes en A vía de ejemplo, podemos citar: las
Jefe del Ejército, de la Armada y de la reclamaciones que pueden deducirse ante
Fuerza Aérea, el General Director de Ca- los jueces de letras en razón de sanciones
rabineros, los Ministros de la Corte Supre- aplicadas por ciertas y determinadas auto-
ma o de alguna Corte de Apelaciones, los ridades políticas o administrativas (ejem-
Fiscales de estos tribunales, los jueces le- plos: Intendentes y Gobernadores, Director

82
Manual de Derecho Procesal

General de Sanidad, Director General de d) Los jueces de letras de Magallanes co-


Impuestos Internos, Director General de nocen, en razón de materia, en primera
Estadísticas, Director General del Teatro instancia, de las causas sobre arrenda-
Nacional, etc.). mientos de terrenos fiscales en dicha pro-
vincia (Ley Nº 6.152, de 31 de diciembre
134. Competencia extraordinaria. Hay de 1937); y del apresamiento de naves y
algunos jueces de letras que conocen de de todos los asuntos civiles y criminales,
ciertas y determinadas materias, de las cua- contenciosos y voluntarios, que se pro-
les están privados el resto de esos jueces. muevan dentro de la Antártida Chilena
Se trata de los jueces de letras de asien- (arts. 13 y 14, Decreto Supremo Nº 298
to de Corte de Apelaciones, de los jueces del Ministerio de Relaciones Exteriores,
de letras de Santiago y de los jueces de publicado en el D.O. de 30 de octubre
letras de Magallanes y de la Isla de Pascua. de 1956, modificado por el art. 2º de la
El conocimiento de estas materias se Ley Nº 13.916, publicada en el D.O. de
entrega a los tribunales antes referidos, 12 de febrero de 1960);
ya en razón del fuero, ya en razón de la e) El juzgado de letras de la comuna de la
materia. provincia de Isla de Pascua, además de la
Veamos, pues, cuáles son estas causas competencia ordinaria que le concede la
o asuntos: legislación vigente, conoce en única ins-
a) Los jueces de letras de comunas asiento tancia de las materias propias de los juzga-
de Corte conocen, en razón del fuero, en dos de policía local (art. 6º, Ley Nº 16.441,
primera instancia, de las causas criminales de 1º de marzo de 1966), y
en que sea parte o tenga interés un juez f) El segundo juzgado de letras de Valle-
letrado de una comuna o agrupación de nar y el segundo juzgado de letras de San
comunas de la jurisdicción de esa misma Fernando conservan competencia especial
Corte de Apelaciones (art. 46 C.O.T.)1 en materia de menores (arts. 30 y 33
b) Los jueces de letras de asiento de Corte C.O.T.).
de Apelaciones conocen, en razón de la ma-
teria, en primera instancia, de las causas 135. Competencia como tribunal de
de hacienda, a las cuales nos referimos alzada. Después de la supresión de los
anteriormente (art. 48 C.O.T.). jueces de subdelegación (Ley Nº 18.776
c) Los jueces de Santiago conocen, en de 1989) y de la dictación de la Ley
razón de la materia, en primera instan- Nº 18.287, publicada en el Diario Oficial
cia, de las causas sobre constitución de la de 7 de febrero de 1984, los jueces de
propiedad salitrera (Ley Nº 1.815, de 7 letras carecen de competencia para co-
de febrero de 1906); y los jueces de letras nocer como tribunal de alzada en mate-
en lo criminal de Santiago conocen de los ria de recursos de apelación y casación
crímenes y simples delitos perpetrados en la forma deducidos en contra de las
fuera del territorio de la República, los resoluciones que emanaban o emanan de
cuales, no obstante, quedan sometidos a los jueces de subdelegación y de los jue-
la jurisdicción chilena por expresa dispo- ces de Policía Local, respectivamente.
sición legal (arts. 6º y 167, C.O.T.); 2

1
Art. 46 C.O.T. fue modificado por la Ley III. De los juzgados de garantía y de los
Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. Su texto actual tribunales de juicio oral en lo penal
señala que “Los jueces de letras que cumplan, ade-
más de sus funciones propias, las de juez de garan- La Ley Nº 19.665, de 9 de marzo de
tía, tendrán la competencia señalada en el artículo 2000, creó los juzgados de garantía, los
14 de este Código”.
2
Actualmente la referencia debe entenderse tribunales de juicio oral en lo penal e
efectuada a los jueces de garantía y los tribunales introdujo modificaciones en el C.O.T. a
oral en lo penal de Santiago. fin de hacer efectiva la reforma procesal

83
Mario Casarino Viterbo

penal. La Ley Nº 19.665 fue modificada dicha ejecución, de conformidad a la ley


por el art. 2º, Nº 1 de la Ley Nº 19.708, procesal penal, y
de 5 de enero de 2001, en el sentido de g) Conocer y resolver todas las cues-
reemplazar las expresiones “tribunales tiones y asuntos que este Código y la ley
orales en lo penal” y “tribunal oral en lo procesal penal les encomienden.1
penal” por “tribunales de juicio oral en La distribución de las causas entre los
lo penal” y “tribunal de juicio oral”, res- jueces de los juzgados de garantía se rea-
pectivamente. lizará de acuerdo a un procedimiento ob-
Los juzgados de garantía se regulan jetivo y general, que deberá ser anual-
orgánicamente en los artículos 14 a 16, en mente aprobado por el comité de jueces
tanto que los tribunales de juicio oral en del juzgado a propuesta del juez presi-
lo penal, en los artículos 17 a 24, todos dente, o sólo por este último, según co-
del C.O.T. Los artículos 22 a 26 del C.O.T. rresponda (art. 15 C.O.T.).
contemplan normas comunes relativas al
comité de jueces y la organización admi- De los tribunales de juicio oral en lo
nistrativa de los juzgados de garantía y de penal
los tribunales de juicio oral en lo penal.
Conforme el artículo 18 del C.O.T.
De los juzgados de garantía corresponderá a los tribunales de juicio
oral en lo penal:
Según lo dispone el artículo 14 del a) Conocer y juzgar las causas por cri-
C.O.T. los juzgados de garantía están men o simple delito, salvo aquellas relati-
conformados por uno o más jueces con vas a simples delitos cuyo conocimiento y
competencia en un mismo territorio ju- fallo corresponda a un juez de garantía;
risdiccional, que actúan y resuelven uni- b) Resolver, en su caso, sobre la liber-
personalmente los asuntos sometidos a tad o prisión preventiva de los acusados
su conocimiento. puestos a su disposición;
El inciso segundo de la misma norma c) Resolver todos los incidentes que
dispone que corresponderá a los jueces se promuevan durante el juicio oral, y
de garantía: d) Conocer y resolver los demás asun-
a) Asegurar los derechos del imputa- tos que la ley procesal penal les enco-
do y demás intervinientes en el proceso miende.2
penal, de acuerdo a la ley procesal penal; Los tribunales de juicio oral en lo pe-
b) Dirigir personalmente las audien- nal funcionan en una o más salas inte-
cias que procedan, de conformidad a la gradas por tres de sus miembros. Sin
ley procesal penal; perjuicio de lo anterior, podrán integrar
c) Dictar sentencia, cuando correspon- también cada sala otros jueces en cali-
da, en el procedimiento abreviado que dad de alternos, con el solo propósito
contemple la ley procesal penal; de subrogar, si fuere necesario, a los miem-
d) Conocer y fallar las faltas penales bros que se vieren impedidos de conti-
de conformidad con el procedimiento nuar participando en el desarrollo del
contenido en la ley procesal penal; juicio oral, en los términos que contem-
e) Conocer y fallar, conforme a los plan los artículos 76, inciso final, y 281,
procedimientos regulados en el Título I inciso quinto, del Código Procesal Penal.
del Libro IV del Código Procesal Penal,
las faltas e infracciones contempladas en
1
la Ley de Alcoholes, cualquiera sea la pena Las letras e) y f) fueron intercaladas por el
art. 1º de la Ley Nº 19.708, de 5 de enero de 2001,
que ella les asigne; la letra g) fue modificada por la misma norma.
f) Hacer ejecutar las condenas crimi- 2
Art. 18 del C.O.T., letras a) y b) fueron agre-
nales y las medidas de seguridad, y resol- gadas por la Ley Nº 19.708, de 5 de enero de 2001,
ver las solicitudes y reclamos relativos a letras c) y d) fueron modificadas por la misma nor-
ma.
84
Manual de Derecho Procesal

Cada sala será dirigida por un juez en el proceso, los tribunales de juicio oral
presidente de sala, quien tendrá las atri- en lo penal se constituirán y funcionarán
buciones a que alude el artículo 92 y las en localidades situadas fuera de su lugar
demás de orden que la ley procesal pe- de asiento.
nal indique. Corresponderá a la respectiva Corte
La integración de las salas de estos de Apelaciones determinar anualmente
tribunales, incluyendo a los jueces alter- la periodicidad y forma con que los tri-
nos de cada una, se determinará median- bunales de juicio oral en lo penal darán
te sorteo anual que se efectuará durante cumplimiento a lo dispuesto en este ar-
el mes de enero de cada año. tículo. Sin perjuicio de ello, la Corte po-
La distribución de las causas entre las drá disponer en cualquier momento la
diversas salas se hará de acuerdo a un constitución y funcionamiento de un tri-
procedimiento objetivo y general que de- bunal de juicio oral en lo penal en una
berá ser anualmente aprobado por el co- localidad fuera de su asiento, cuando la
mité de jueces del tribunal, a propuesta mejor atención de uno o más casos así lo
del juez presidente (art. 17 C.O.T.).1 aconseje. La Corte de Apelaciones adop-
Las decisiones de los tribunales de jui- tará esta medida previo informe de la Cor-
cio oral en lo penal se regirán, en lo que poración Administrativa del Poder Judicial
no resulte contrario a las normas del pá- y de los jueces presidentes de los comités
rrafo 2, por las reglas sobre acuerdos en de jueces de los tribunales de juicio oral
las Cortes de Apelaciones contenidas en en lo penal correspondientes.
los artículos 72, 81, 83, 84 y 89 del C.O.T.
Sólo podrán concurrir a las decisio- Del comité de jueces
nes del tribunal los jueces que hubieren
asistido a la totalidad de la audiencia del En los juzgados de garantía en los que
juicio oral. sirvan tres o más jueces y en cada tribu-
La decisión deberá ser adoptada por nal de juicio oral en lo penal habrá un
la mayoría de los miembros de la sala. comité de jueces, que estará integrado
Cuando existiere dispersión de vo- en la forma siguiente:
tos en relación con una decisión, la sen- En aquellos juzgados o tribunales
tencia o la determinación de la pena, si compuestos por cinco jueces o menos, el
aquélla fuere condenatoria, el juez que comité de jueces se conformará por to-
sostuviere la opinión más desfavorable dos ellos.
al condenado deberá optar por alguna En aquellos juzgados o tribunales con-
de las otras. formados por más de cinco jueces, el co-
Si se produjere desacuerdo acerca de mité lo compondrán los cinco jueces que
cuál es la opinión que favorece más al sean elegidos por la mayoría del tribu-
imputado, prevalecerá la que cuente con nal, cada dos años.
el voto del juez presidente de la sala (art. De entre los miembros del comité de
19 C.O.T.). jueces se elegirá al juez presidente, quien
Haciendo excepción al principio de la durará dos años en el cargo y podrá ser
sedentariedad de los tribunales, el artícu- reelegido hasta por un nuevo período.
lo 21 A dispone que cuando sea necesa- Si se ausentare alguno de los miem-
rio para facilitar la aplicación oportuna bros del comité de jueces o vacare el car-
de la justicia penal, de conformidad a cri- go por cualquier causa, será reemplazado,
terios de distancia, acceso físico y dificul- provisoria o definitivamente según el caso,
tades de traslado de quienes intervienen por el juez que hubiere obtenido la más
alta votación después de los que hubie-
ren resultado electos y, en su defecto, por
1
Art. 17 del C.O.T. fue modificado por la Ley el juez más antiguo de los que no inte-
Nº 19.708, de 5 de enero de 2001. graren el comité de jueces. En caso de

85
Mario Casarino Viterbo

ausencia o imposibilidad del juez presi- En el cumplimiento de esta función,


dente, será suplido en el cargo por el tendrá los siguientes deberes y atribu-
juez más antiguo si ella no superare los ciones:
tres meses, o se procederá a una nueva a) Presidir el comité de jueces;
elección para ese cargo si el impedimen- b) Relacionarse con la Corporación
to excediere de ese plazo. Administrativa del Poder Judicial en to-
Los acuerdos del comité de jueces se das las materias relativas a la competen-
adoptarán por mayoría de votos; en caso cia de ésta;
de empate, decidirá el voto del juez pre- c) Proponer al comité de jueces el
sidente (art. 22 C.O.T.). procedimiento objetivo y general a que
Al comité de jueces corresponderá: se refieren los artículos 15 y 17;
a) Aprobar el procedimiento objetivo d) Elaborar anualmente una cuenta
y general a que se refieren los artículos de la gestión jurisdiccional del juzgado;
15 y 17, en su caso; e) Aprobar los criterios de gestión
b) Designar, de la terna que le pre- administrativa que le proponga el admi-
sente el juez presidente, al administrador nistrador del tribunal y supervisar su eje-
del tribunal; cución;
c) Calificar anualmente al administra- f) Aprobar la distribución del perso-
dor del tribunal; nal que le presente el administrador del
d) Resolver acerca de la remoción del tribunal;
administrador; g) Calificar al personal, teniendo a la
e) Designar al personal del juzgado o vista la evalución que la presente el ad-
tribunal, a propuesta en terna del admi- ministrador del tribunal;
nistrador; h) Presentar al comité de jueces una
f) Conocer de la apelación que se in- terna para la designación del administra-
terpusiere en contra de la resolución del dor del tribunal;
administrador que remueva al subadmi- i) Evaluar anualmente la gestión del
nistrador, a los jefes de unidades o a los administrador, y
empleados del juzgado o tribunal; j) Proponer al comité de jueces la re-
g) Decidir el proyecto de plan presu- moción del administrador del tribunal.
puestario anual que le presente el juez pre- El desempeño de la función de juez
sidente, para ser propuesto a la Corporación presidente del comité de jueces del juz-
Administrativa del Poder Judicial, y gado o tribunal podrá significar una re-
h) Conocer de todas las demás mate- ducción proporcional de su trabajo juris-
rias que señale la ley. diccional, según determine el comité de
En los juzgados de garantía en que se jueces.
desempeñen uno o dos jueces, las atribu- Tratándose de los juzgados de garan-
ciones indicadas en las letras b), c), d) y tía en los que se desempeñe un solo juez,
f) corresponderán al Presidente de la Cor- éste tendrá las atribuciones del juez pre-
te de Apelaciones respectiva. A su vez, las sidente, con excepción de las contempla-
atribuciones previstas en los literales a), das en las letras a) y c). Las atribuciones
e), g) y h) quedarán radicadas en el juez de las letras h) y j) las ejercerá el juez
que cumpla la función de juez presiden- ante el Presidente de la Corte de Apela-
te (art. 23 C.O.T.). ciones respectiva.
En aquellos juzgados de garantía con-
Del juez presidente formados por dos jueces, las atribuciones
del comité de jueces del juez presidente, con las mismas ex-
cepciones señaladas en el inciso anterior,
Al juez presidente del comité de jue- se radicarán anualmente en uno de ellos,
ces le corresponderá velar por el adecua- empezando por el más antiguo (art. 24
do funcionamiento del juzgado o tribunal. C.O.T.).

86
Manual de Derecho Procesal

De la organización administrativa de los Finalmente debe indicarse que corres-


juzgados de garantía y de los tribunales ponderá a la Corporación Administrativa
de juicio oral en lo penal del Poder Judicial determinar, en la oca-
sión a que se refiere el inciso segundo
Los juzgados de garantía y los tribu- del artículo 498, las unidades administra-
nales de juicio oral en lo penal se organi- tivas con que cada juzgado o tribunal con-
zarán en unidades administrativas para tará para el cumplimiento de las funciones
el cumplimiento eficaz y eficiente de las señaladas en el artículo 25 del C.O.T. (art.
siguientes funciones: 26 C.O.T.).
1. Sala, que consistirá en la organiza-
ción y asistencia a la realización de las IV. Tribunales accidentales o de excepción
audiencias.
2. Atención de público, destinada a 136. Fuentes legales. Las fuentes lega-
otorgar una adecuada atención, orienta- les de los tribunales de excepción están
ción e información al público que con- constituidas por el Título IV del Código
curra al juzgado o tribunal, especialmente Orgánico de Tribunales, o sea, por los ar-
a la víctima, al defensor y al imputado, tículos 50, 51, 52 y 53, título que lleva como
recibir la información que éstos entre- leyenda “De los Presidentes y Ministros de
guen y manejar la correspondencia del Corte como tribunales unipersonales”.
juzgado o tribunal.
3. Servicios, que reunirá las labores de 137. ¿Cuáles son? Los tribunales de ex-
soporte técnico de la red computacional cepción son los siguientes: un Ministro de
del juzgado o tribunal, de contabilidad y Corte de Apelaciones, el Presidente de la Corte de
de apoyo a la actividad administrativa del Apelaciones de Santiago, un Ministro de la Cor-
juzgado o tribunal, y la coordinación y te Suprema y el Presidente de la Corte Suprema.2
abastecimiento de todas las necesidades
físicas y materiales para la realización de 138. Características generales. Un exa-
las audiencias. men general, que abarque a los cuatro tir-
4. Administración de causas, que con- bunales de excepción que acabamos de
sistirá en desarrollar toda la labor relati- enumerar, nos permite sostener que sus
va al manejo de causas y registros del características más esenciales son las si-
proceso penal en el juzgado o tribunal, guientes:
incluidas las relativas a las notificaciones; Se trata de tribunales: unipersonales, o
al manejo de las fechas y salas para las sea, constituidos por un solo magistrado;
audiencias; al archivo judicial básico, al ordinarios, o sea, establecidos en el Código
ingreso y al número de rol de las causas Orgánico de Tribunales, a base de jerar-
nuevas; a la primera audiencia judicial quía; de derecho, o sea, que tramitan y fa-
de los detenidos; a la actualización diaria llan de acuerdo a la ley; de primera instancia,
de la base de datos que contenga las cau-
sas del juzgado o tribunal, y a las estadís-
ticas básicas del juzgado o tribunal. 2
Con la entrada en vigencia de la reforma pro-
5. Apoyo a testigos y peritos, destina- cesal penal cesó la competencia criminal que los tri-
bunales unipersonales de excepción detentaban
da a brindar adecuada y rápida atención, respecto de determinados delitos, al corresponder
información y orientación a los testigos y la investigación de todos los delitos exclusivamen-
peritos citados a declarar en el transcur- te al Ministerio Público (sin perjuicio de la compe-
so de un juicio oral. Esta función existirá tencia de los tribunales militares, que subsiste). Sin
solamente en los tribunales orales en lo duda por una omisión del legislador, actualmente
se mantiene en el artículo 52, Nº 2º, del C.O.T. la
penal (art. 25 C.O.T.). 1 referencia a la competencia penal de un ministro
de Corte Suprema, norma que debería entenderse
1
Art. 25, Nº 4º, fue modificado por la Ley derogada por la reforma constitucional contempla-
Nº 19.708, de 5 de enero de 2001. da en la Ley Nº 20.050.

87
Mario Casarino Viterbo

o sea, que sus sentencias siempre son sus- la competencia de este tribunal de excep-
ceptibles de apelación; accidentales o de ex- ción, pues, en caso contrario, serán de la
cepción, o sea, que se constituyen cada vez competencia de los tribunales militares.
que exista una causa de aquellas que la b) Conoce también de las causas civi-
ley ha entregado a su conocimiento; que les en que sean parte o tengan interés el
tienen como actuario y demás personal auxi- Presidente de la República, los ex Presi-
liar el mismo que posee el tribunal cole- dentes de la República, los Ministros de
giado del cual forma parte el ministro; cuyo Estado, Senadores, Diputados, miembros
nombramiento del magistrado que los sirve es de los Tribunales Superiores de Justicia,
variable, o sea, en ciertos casos prima la Contralor General de la República, Co-
regla del turno (art. 50, inc. 1º, C.O.T.), mandantes en Jefe de las Fuerzas Arma-
en otros el nombramiento emana de la das, General Director de Carabineros de
propia Corte (art. 52, inc. 1º, C.O.T.) y, en Chile, Director General de la Policía de
otros, el nombramiento es automático, Investigaciones de Chile, los Intendentes
pues va unido al ejercicio del cargo de y Gobernadores, los Agentes Diplomáticos
Presidente del tribunal colegiado respec- chilenos, los Embajadores y los Ministros
tivo (arts. 51 y 53 C.O.T.); y cuyo territorio Diplomáticos acreditados con el Gobier-
jurisdiccional es el mismo que tiene el tri- no de la República o en tránsito por su
bunal colegiado al cual pertenece el ma- territorio, los Arzobispos, los Obispos, los
gistrado que lo sirve, o sea, en ciertos casos, Vicarios Generales, los Provisores y los Vi-
el territorio jurisdiccional de la Corte de carios Capitulares (art. 50, Nº 2º, C.O.T.).3
Apelaciones respectiva (arts. 50 y 51 Se trata de asuntos entregados a la
C.O.T.) y, en otros, todo el territorio de la competencia de un Ministro de Corte de
República (arts. 52 y 53 C.O.T.). Apelaciones, en razón del fuero. Compren-
den las causas civiles, cualquiera que sea
139. Competencia de un Ministro de su cuantía, con lo cual se priva de compe-
Corte de Apelaciones. a) Conoce en pri- tencia en ellas a los jueces de letras, pues
mera instancia de las causas por delitos con- no hay que olvidar que el factor fuero pre-
tra la seguridad interior del Estado, a que se domina sobre el factor cuantía. Quedan
refiere la Ley Nº 6.026, de 12 de febrero de excluidas las causas sobre faltas, las cuales
1937,1 de los delitos de los Títulos II y VI, son sometidas a las reglas generales de
párrafo 1º, del Libro II del Código Penal y competencia, aun cuando en ellas inter-
de los delitos de los Títulos IV y V, párrafo vengan personas aforadas.
I, del Código de Justicia Militar, cuando La circunstancia de ser accionista de
dichos delitos sean cometidos exclusivamen- una sociedad anónima algunas de las per-
te por civiles (art. 50, Nº 1º, C.O.T.).2 sonas que gozan de fuero antes enume-
Como se ve, son asuntos entregados al radas, no indica, en ningún caso, que si
conocimiento de un Ministro de Corte de la sociedad anónima es parte o tiene in-
Apelaciones, en razón de la materia, y com- terés en un juicio civil o criminal, tenga
prende no sólo los delitos contra la seguri- que conocer de él un ministro de Corte
dad interior del Estado, sino todos los de Apelaciones. El juicio siempre se suje-
delitos penados por la Ley Nº 12.927 y mo- ta al conocimiento del tribunal que co-
dificaciones posteriores; y, además, en todo rresponda, en conformidad a las reglas
caso, es indispensable que los referidos de- generales (art. 50, Nº 2º, inc. 2º, C.O.T.).
litos hayan sido cometidos exclusivamente c) Conoce también de las demandas
por civiles para que su juzgamiento sea de civiles que se entablen contra los jueces
de letras para hacer efectiva la responsa-
1
La referencia debe entenderse hecha a la Ley
3
Nº 12.927, de 6 de agosto de 1958. Art. 50, Nº 2º, C.O.T., sustituido por la Ley
2
Art. 50, Nº 1º, C.O.T. eliminado por la Ley Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000 y modificado por
Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. la Ley Nº 19.733, de 4 de junio de 2001.

88
Manual de Derecho Procesal

bilidad civil resultante del ejercicio de sus Los juicios de amovilidad seguidos en con-
funciones ministeriales.1 tra de otros magistrados son también de
Son asuntos entregados al conoci- la competencia de otros tribunales.
miento de un Ministro de Corte de Ape- En cuanto a las acusaciones o deman-
laciones, en razón de materia y de fuero. das civiles que se entablen en contra de
Sólo se trata de perseguir la responsabili- los miembros de la Corte Suprema o de
dad civil o criminal funcionaria de un su Fiscal Judicial sólo dicen relación con
juez de letras, y no de los miembros de delitos ministeriales.
los tribunales superiores de justicia.
d) Por último, un Ministro de Corte 141. Competencia de un Ministro de la
de Apelaciones como tribunal de excep- Corte Suprema: El Ministro es designado
ción conoce de todos los demás asuntos por el mismo tribunal y su competencia es
que otras leyes le encomienden (art. 50, bastante limitada. En efecto, conoce en pri-
Nº 5º, C.O.T.). mera instancia: a) de las causas a que se
Ejemplo: lo preceptuado en el artícu- refiere el artículo 23 de la Ley Nº 12.033,
lo 37 del Decreto Ley Nº 211, de 22 de de 20 de agosto de 1956, o sea, la que orga-
diciembre de 1973 en relación al Decre- nizó la Corporación de Ventas del Salitre y
to Supremo Nº 511 de Economía, publi- Yodo; b) de los delitos de jurisdicción de
cado en el Diario Oficial de 17 de octubre los tribunales chilenos, cuando puedan afec-
de 1980, y art. 20 de la Ley Nº 17.997, de tar las relaciones internacionales de la Re-
19 de mayo de 1981, Ley Orgánica Cons- pública con otro Estado, y c) de la extradi-
titucional del Tribunal Constitucional. ción pasiva (art. 52, Nos 1º, 2º y 3º, C.O.T.).
La segunda instancia queda entregada
140. Competencia del Presidente de a la Corte Suprema, pero dividida en sa-
la Corte de Apelaciones de Santiago. Tie- las (art. 98, Nº 10, C.O.T.).
ne competencia para conocer, en primera Como se ve, el propio Código Orgá-
instancia, de las causas sobre amovilidad de nico de Tribunales deja la puerta abierta
los Ministros de la Corte Suprema; y de para que en el futuro pueda verse au-
las demandas civiles que se entablen con- mentada esta competencia de un Minis-
tra uno o más miembros de la Corte Su- tro de la Corte Suprema como tribunal
prema o contra su Fiscal judicial para de excepción (art. 52, Nº 4º, C.O.T.).3
hacer efectiva su responsabilidad por ac-
tos cometidos en el desempeño de sus 142. Competencia del Presidente de
funciones (art. 51 C.O.T.).2 la Corte Suprema.
Estas causas de amovilidad tienen por a) Conoce en primera instancia de las
objeto hacer cesar al juez en sus funcio- causas sobre amovilidad de los Ministros de
nes; y son una excepción al principio fun- las Cortes de Apelaciones. Sabemos lo que
damental de organización judicial de la persiguen estas causas de amovilidad, o
inamovilidad. El juicio tendrá que funda- sea, hacer cesar al juez en sus funciones.
mentarse en el mal comportamiento del La segunda instancia, en esta clase de cau-
juez o magistrado que se trata de remo- sa, está entregada a la propia Corte Su-
ver. El Presidente de la Corte de Apela- prema, en pleno, se entiende con exclu-
ciones de Santiago sólo conoce de los sión de su Presidente, porque ha actuado
juicios de amovilidad seguidos en contra como verdadero juez de primera instan-
de los miembros de la Corte Suprema. cia (art. 53, Nº 1º, y art. 96).
b) Conoce, en primera instancia, de las
1
demandas civiles que se entablen en con-
Art. 50, Nº 4º, C.O.T. sustituido por la Ley tra de uno o más miembros de las Cortes
Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. Art. 50, Nº 3º,
C.O.T. fue eliminado por la misma ley.
2 3
Art. 51, Nº 2º, C.O.T. modificado por la Ley Art. 52, Nº 3º, C.O.T. intercalado por la Ley
Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000.

89
Mario Casarino Viterbo

de Apelaciones o de Fiscales judiciales para bunales o los jueces letrados, conocerán


hacer efectiva su responsabilidad por ac- en primera instancia, siempre que la cuan-
tos cometidos en el desempeño de sus fun- tía no exceda de 10 Unidades Tributarias
ciones. Se trata, en consecuencia, de Mensuales, los jueces de letras (art. 45, Nº 2º,
perseguir la responsabilidad funcionaria letra g), C.O.T.).
de estos magistrados. La segunda instancia, b) De las causas comerciales comunes en
en esta clase de juicios, está entregada a la que sean parte o tengan interés los Mi-
Corte Suprema, pero dividida en salas (art. nistros de la Corte Suprema o de alguna
53, Nº 2º, y art. 98, Nº 6º, C.O.T.).1 Corte de Apelaciones, los Fiscales de es-
c) Conoce en primera instancia, de las tos tribunales o los jueces letrados, tam-
causas de presas, y demás que deban juz- bién conocerán en primera instancia,
garse con arreglo al Derecho Interna- siempre que la cuantía no exceda de 10
cional. Unidades Tributarias Mensuales, los jue-
Causas de presas son aquellas en que ces de letras (art. 45, Nº 2º, letra g), C.O.T.).
se ventila la legitimidad o ilegitimidad del c) De las causas civiles tendientes a hacer
apresamiento de naves y mercaderías, ene- efectiva la responsabilidad civil derivada de ac-
migas o neutrales, en caso de guerra, y tos ministeriales conocerán, en primera ins-
además, el derecho a posible indemniza- tancia: si la demanda se dirige en contra
ción por los perjuicios sufridos con moti- de un juez de letras, un Ministro de Corte de
vo de ese apresamiento. Apelaciones (art. 50, Nº 4º, C.O.T.); si la de-
De todas estas causas conoce en se- manda se dirige en contra de un miembro
gunda instancia la Corte Suprema, pero de la Corte Suprema o de su Fiscal, el Presi-
dividida en salas (art. 98, Nº 6º, C.O.T.).2 dente de la Corte de Apelaciones de Santiago
d) Por último, conocerá también el Pre- (art. 51, Nº 2º, C.O.T.), y si la demanda se
sidente de la Corte Suprema como tribunal dirige en contra de un Ministro de Corte
de excepción, en primera instancia, de todos de Apelaciones o de sus Fiscales, el Presiden-
los demás asuntos que otras leyes entreguen te de la Corte Suprema (art. 53, Nº 2º, C.O.T.).
a su conocimiento (art. 53, Nº 4º, C.O.T.). Los artículos 46, 50, Nos 3º y 4º, y 53,
Nº 2 que contemplaban el fuero de los
143. Resumen del fuero de los miem- miembros del Poder Judicial en materias
bros del Poder Judicial. Los jueces gozan criminales fueron derogados o modifica-
de fuero cuando son parte o tienen interés dos. En consecuencia, en el nuevo siste-
en juicios o causas que versen sobre: asun- ma procesal penal no se contempla la
tos civiles comunes, asuntos comerciales co- existencia del fuero mayor respecto de
munes, asuntos civiles tendientes a hacer las causas penales, debiendo su investiga-
efectiva su responsabilidad ministerial, de- ción ser efectuada por parte del Ministe-
litos comunes y delitos ministeriales. rio Público, actuando el juzgado de
a) De las causas civiles comunes en que garantía y el tribunal oral en lo penal de
sean parte o tengan interés los Ministros acuerdo con las reglas generales.3
de la Corte Suprema o de alguna Corte
de Apelaciones, los Fiscales de estos tri-
V. Cortes de Apelaciones
1
Art. 53, Nº 2º, C.O.T., modificado por la Ley 144. Fuentes legales. Las fuentes le-
Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. gales de las Cortes de Apelaciones están
2
La extradición pasiva actualmente es de com-
petencia en primera instancia de un ministro de Cor-
3
te Suprema conforme el artículo 52, Nº 3º, insertado Art. 46, C.O.T. fue modificado por la Ley
por la Ley Nº 19.665, y en segunda instancia por una Nº 19.390, de 30 de mayo de 1995, y posteriormente
sala de la Corte Suprema. La extradición activa, por reemplazado por la Ley Nº 19.665, de 9 de marzo de
el contrario, es de competencia en única instancia 2000. Art. 50, Nº 3, fue eliminado por la Ley Nº 19.665.
de la Corte de Apelaciones de Santiago, conforme Art. 50, Nº 4, fue modificado por la Ley Nº 19.665.
al art. 63, Nº 1º, letra d) del C.O.T. Art. 53, Nº 2, fue modificado por la Ley Nº 19.665.

90
Manual de Derecho Procesal

constituidas por el Título V del Código les, y en su artículo 55 reconoció la exis-


Orgánico de Tribunales, o sea, por los tencia de tres Cortes de Apelaciones: Santia-
artículos 54 a 92. go, La Serena y Concepción, fijando, al
Este título está dividido en tres párra- mismo tiempo, el territorio jurisdiccional
fos que tratan, sucesivamente, de la orga- de cada una de ellas.
nización y atribuciones de las Cortes de Pero con el correr de los años y el pro-
Apelaciones, de los acuerdos de las mis- greso de las diversas actividades naciona-
mas y de su Presidente. les, las tres Cortes de Apelaciones primitivas
se hicieron insuficientes para atender las
145. Antecedentes históricos. Las Cor- necesidades judiciales del país; y fue preci-
tes de Apelaciones actuales, como tribu- so, por consiguiente, ir creando paulatina-
nales ordinarios colegiados, y normalmente mente nuevos tribunales de alzada: Iquique,
de alzada, son una supervivencia del anti- en 1884; Talca, en 1888; Valparaíso, en 1892;
guo tribunal español llamado La Real Au- Valdivia, en 1906; Temuco, en 1925; Chi-
diencia, creado originariamente en la llán, en 1936; Punta Arenas, en 1960; An-
propia España por don Enrique II de Cas- tofagasta, en 1966; Rancagua, en 1968;
tilla, a mediados del siglo XIV. Copiapó, en 1973; Puerto Montt, en 1973;
La Real Audiencia de Chile fue creada Coyhaique, en 1976; Presidente Aguirre
por primera vez en el año 1565, con asien-
Cerda, en 1978, y Arica, en 1981.1
to en la ciudad de Concepción; pero sólo
Hoy tenemos diecisiete Cortes de Ape-
funcionó durante diez años. Fue restable-
laciones;2 y de ahí que el artículo 54 del
cida el año 1606, con asiento en la ciudad
Código Orgánico de Tribunales exprese:
de Santiago, funcionando ininterrumpida-
mente hasta la Independencia Nacional. “habrá en la República diecisiete Cortes
Uno de los primeros actos del Go- de Apelaciones que tendrán su asiento en
bierno Nacional recién constituido fue su- las siguientes comunas: Arica, Iquique,
primir La Real Audiencia (año 1811); y Antofagasta, Copiapó, La Serena, Valpa-
reemplazarla por otro denominado Tri- raíso, Santiago, San Miguel, Rancagua, Tal-
bunal de Apelaciones, que sólo duró hasta ca, Chillán, Concepción, Temuco, Valdivia,
el año 1814, en que se produjo la Recon- Puerto Montt, Coyhaique y Punta Arenas.3
quista.
La Constitución Política de 1818 res- 146. Definición. Las Cortes de Apela-
tableció el Tribunal de Apelaciones, pero ciones son tribunales de derecho, de carác-
con el nuevo nombre de Cámara de Apela- ter colegiado, compuestos por un número
ciones; y creó, al mismo tiempo, otro tri- variable de miembros llamados Ministros,
bunal colegiado más: la Corte Suprema, que ejercen normalmente jurisdicción de
llamándola Supremo Tribunal Judiciario. segunda instancia como superiores jerár-
Fue la Constitución Política de 1823 la quicos de los jueces de letras, de los jueces
que dio a los tribunales de alzada del país de garantía, y del tribunal de juicio oral en
su actual denominación, o sea, la de Cor- lo penal, y cuyo territorio jurisdiccional, por
tes de Apelaciones. regla general, es una agrupación de pro-
El Reglamento de Administración de vincias, o una determinada región. En al-
Justicia de 1824, verdadera ley de organi- gunos casos se excluyen o incluyen de la
zación y atribuciones de nuestros prime- región ciertas provincias y/o comunas o
ros tribunales de justicia, mantuvo la Corte agrupación de comunas.4
de Apelaciones y la Corte Suprema, am-
bas con asiento en la ciudad de Santiago, 1-2
La Corte de Apelaciones Presidente Aguirre
creándose más tarde, por ley de 26 de no- Cerda hoy San Miguel, fue creada por Decreto Ley
viembre de 1845, las Cortes de Apelacio- Nº 2.145 de fecha 22 de marzo de 1978, publicado
nes de La Serena y de Concepción. en el Diario Oficial de 31 de marzo del mismo año,
El año 1875 se dictó la Ley de Orga- y la Corte de Apelaciones de Arica fue creada por
la Ley Nº 18.049, de 6 de noviembre de 1981.
nización y Atribuciones de los Tribuna- 3-4
Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

91
Mario Casarino Viterbo

147. Características. La propia defini- En efecto, el territorio jurisdiccio-


ción nos señala las más importantes. Se nal de las Cortes de Apelaciones es el
trata de tribunales: de derecho, o sea, que siguiente:
tramitan y fallan las causas con estricta a) El de la Corte de Arica comprende-
sujeción a la ley; colegiados, o sea, com- rá las provincias de Arica y Parinacota de
puestos de diversos miembros cuyo nú- la Primera Región de Tarapacá;
mero es esencialmente variable; de b) El de la Corte de Iquique compren-
segunda instancia, o sea, llamados a co- derá la provincia de Iquique, de la Pri-
nocer principalmente de los recursos de mera Región de Tarapacá;
apelación que se deduzcan en contra de c) El de la Corte de Antofagasta com-
los fallos pronunciados en primera ins- prenderá la Tercera Región de Atacama;
tancia por los tribunales de jerarquía in- d) El de la Corte de Copiapó compren-
ferior; jerárquicamente superiores, de los derá la Tercera Región de Atacama;
jueces de letras, jueces de garantía, y del e) El de la Corte de La Serena compren-
tribunal de juicio oral en lo penal; y cuyo derá la Cuarta Región de Coquimbo;
territorio jurisdiccional, por regla general, f) El de la Corte de Valparaíso compren-
está constituido por una agrupación de derá la Quinta Región de Valparaíso;2
provincias o una determinada región, in- g) El de la Corte de Santiago compren-
cluyendo o excluyéndose determinadas derá la parte de la Región Metropolitana
provincias y/o comunas o agrupación de de Santiago correspondiente a las pro-
comunas. vincias de Chacabuco y de Santiago, con
Podemos agregar a las característi- exclusión de las comunas de Lo Espejo,
cas anteriores que las Cortes de Apela- San Miguel, San Joaquín, La Cisterna, San
ciones son tribunales: superiores, para los Ramón, La Granja, El Bosque, La Pinta-
efectos constitucionales; ordinarios, por na y Pedro Aguirre Cerda;
estar establecidos en el Código Orgáni- h) El de la Corte de San Miguel com-
co de Tribunales a base de jerarquía; de prenderá la parte de la Región Metro-
jurisdicción común, porque conocen de politana de Santiago correspondiente a
toda clase de asuntos, sin importar su las provincias de Cordillera, Maipo y Ta-
diversa naturaleza, sean civiles, penales, lagante: a la provincia de Melipilla; a
comerciales, de minas, etc.; y cuyos las comunas de Lo Espejo, San Miguel,
miembros deben ser letrados, o sea, abo- San Joaquín, La Cisterna, San Ramón,
gados (art. 253, Nº 2º, C.O.T.). La Granja, El Bosque, La Pintana y Pe-
dro Aguirre Cerda de la provincia de
148. Territorio jurisdiccional. Sabe- Santiago.3
mos que en la República existen diecisie- i) El de la Corte de Rancagua compren-
te Cortes de Apelaciones1 y que cada una derá la Sexta Región, del Libertador Ge-
de ellas tiene un territorio jurisdiccional neral Bernardo O’Higgins;4
correspondiente, por regla general, a una j) El de la Corte de Talca comprenderá
agrupación de provincias o a una deter- el de la Séptima Región, del Maule;
minada región. Precisemos ahora este te- k) El de la Corte de Chillán compren-
rritorio jurisdiccional respecto de cada derá la provincia de Ñuble y la comuna
Corte en particular. de Tucapel, de la provincia del Biobío de
la Octaba Región del Biobío.

2
Letra f) del art. 55 del C.O.T. fue modificada
1
Modificación introducida por el art. 2º de por la Ley Nº 19.861, de 31 de enero de 2003.
la Ley Nº 18.049, de 26 de octubre de 1981, pu- 3
Letra h) del art. 55 del C.O.T. fue modifica-
blicada en el Diario Oficial de fecha 6 de noviem- da por la Ley Nº 19.861, de 31 de enero de 2003.
bre de 1981. Actualizado Depto. D. Procesal U. 4
Letra i) del art. 55 del C.O.T. fue modificada
de Chile. por la Ley Nº 19.861, de 31 de enero de 2003.

92
Manual de Derecho Procesal

l) El de la Corte de Concepción com- nistros a quienes les correspondían los


prenderá las provincias de Concepción, turnos siguientes.
Arauco y Biobío, de la Región del Bio- Sin embargo, en aquellas Cortes de
bío, con excepción de la comuna de Tu- Apelaciones en que, con posterioridad al
capel; 25 de septiembre de 1980, hubieren sido
m) El de la Corte de Temuco compren- nombrados ministros que integraban otras
derá la Novena Región de La Araucanía; Cortes y que tuvieren mayor antigüedad,
n) El de la Corte de Valdivia compren- precederán dichos ministros a los indica-
derá las provincias de Valdivia y Osorno, dos en el inciso anterior (art. 57, inc. 1º,
de la Décima Región de Los Lagos; C.O.T.).2
o) El de la Corte de Puerto Montt com- b) Los Ministros, que son los demás
prenderá las provincias de Llanquihue, miembros que componen el tribunal; cuyo
Chiloé y Palena, de la Décima Región de número es el que la propia ley establece
Los Lagos; para cada Corte de Apelaciones en parti-
p) El de la Corte de Coihaique compren- cular (art. 56 C.O.T.); y que tienen el ran-
derá la Décimo Primera Región de Aisén, go y precedencia correspondientes a su
del General Carlos Ibáñez del Campo, y antigüedad en la categoría correspondien-
q) El de la Corte de Punta Arenas com- te del escalafón (art. 57, inc. 2º, C.O.T.);
prenderá la Décimo Segunda Región de c) Los Fiscales judiciales, como auxi-
Magallanes y de la Antártica Chilena liares de la administración de justicia (art.
(art. 55, C.O.T.). 350 del C.O.T.); y cuyo número es tam-
bién variable.3
149. Composición de las Cortes de d) Los Relatores, que tienen como mi-
Apelaciones. Si tuviéramos que efectuar sión específica y fundamental hacer la re-
una especie de autopsia de las Cortes de lación de los negocios entregados a la
Apelaciones encontraríamos que, en ge- competencia de las Cortes, o sea, efec-
neral, se componen de los siguientes fun- tuar una exposición razonada y metódica
cionarios: al tribunal de dichos asuntos sometidos a
a) El Presidente, que tiene como mi- su decisión (art. 372 C.O.T.); y cuyo nú-
sión regir la Corte; y elegido dentro de mero también es variable;
los mismos miembros del tribunal, y dura e) Los Secretarios, que tienen que de-
un año en sus funciones contado desde sempeñar fundamentalmente una doble
el 1º de marzo del 1 año en que se inicie misión: autorizar las resoluciones que dic-
el período respectivo y serán desempeña- te el tribunal y dar cuenta diaria al mis-
dos por los miembros del tribunal, tur- mo de las solicitudes que presenten las
nándose cada uno por orden de antigüe- partes (arts. 379 y 380, Nº 1º, C.O.T.); y
dad en la categoría correspondiente al cuyo número también es variable;
escalafón. El artículo transitorio de la Ley f) El Oficial Primero, que tiene como
Nº 18.071 establece que para los efectos misión auxiliar al Secretario en el cum-
de lo dispuesto en el inciso primero del plimiento de sus funciones y, en particu-
artículo 57 del Código Orgánico de Tri- lar, practicar las notificaciones por el
bunales, a contar del 1º de enero de 1982, estado (art. 500 C.O.T.);
desempeñará la presidencia de cada Cor- g) Los Oficiales de Secretaría, que tie-
te de Apelaciones el ministro a quien, nen como misión asesorar al Secretario;
según el turno, le habría tocado hacerlo
el 1º de enero de 1981. En los períodos
2
sucesivos, servirán el cargo aquellos mi- Modificación introducida por la Ley Nº 18.071
de 27 de noviembre de 1981, publicada en el Diario
Oficial de 1º de diciembre de 1981.
1 3
Modificación introducida por el art. único de El epígrafe 1 del Título XI fue reemplazado
la Ley Nº 18.783 publicada en el Diario Oficial de y los artículos modificados por la Ley Nº 19.665, de
16 de febrero de 1989. 9 de marzo de 2000.

93
Mario Casarino Viterbo

y cuyo número está señalado en leyes es- i) La Corte de Talca, de siete Ministros
peciales (art. 498 C.O.T.); y (art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de dos Fiscales
h) Los Oficiales de Sala, que tienen a judiciales (art. 58 C.O.T.); de un Secreta-
su cargo el cuidado y el aseo de la sala de rio (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y de cuatro
despacho del tribunal; y el cumplimiento Relatores (art. 59, Nº 1º, C.O.T.);
de todas las órdenes que el tribunal o el j) La Corte de Chillán, de cuatro Minis-
Presidente les diere en el ejercicio de sus tros (art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de un Fiscal
funciones (art. 498 C.O.T.). judicial (art. 58 C.O.T.); de un Secretario
Ahora bien, cada Corte de Apelacio- (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y de dos Relato-
nes, en particular, se compone de los si- res (art. 59, Nº 2º, C.O.T.);
guientes funcionarios: k) La Corte de Concepción, de dieciséis
a) La Corte de Arica, de siete Ministros Ministros (art. 56, Nº 4º, C.O.T.); de tres
(art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de un Fiscal (art. 58 Fiscales judiciales (art. 58 C.O.T.); de un
C.O.T.); de un Secretario (art. 60, inc. 1º, Secretario (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y de
C.O.T.); y de cuatro Relatores (art. 59 Nº 1º, diez Relatores (art. 59, Nº 4º, C.O.T.);
C.O.T.); l) La Corte de Temuco, de siete Minis-
b) La Corte de Iquique, de cuatro Mi- tros (art. 56, Nº 2º, C.O.T.); de cuatro
nistros (art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de un Fis- Relatores (art. 59, Nº 2º, C.O.T.); de dos
cal (art. 58 C.O.T.); de un Secretario (art. Fiscales (art. 58 C.O.T.); y de un Secreta-
60, inc. 1º, C.O.T.); y de dos Relatores rio (art. 60, inc. 1º, C.O.T.);
(art. 59, Nº 1º, C.O.T.); m) La Corte de Valdivia, de siete Mi-
c) La Corte de Antofagasta, de siete Mi- nistros (art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de cuatro
nistros (art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de dos Relatores (art. 59, Nº 2º, C.O.T.); de dos
Fiscales judiciales (art. 58 C.O.T.); de un Fiscales judiciales (art. 58 C.O.T.); y de
Secretario (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y de un Secretario (art. 60, inc. 1º, C.O.T.);
cuatro Relatores (art. 59, Nº 1º, C.O.T.); n) La Corte de Puerto Montt, de cuatro
d) La Corte de Copiapó, de cuatro Mi- Ministros (art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de un
nistros (art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de un Fis- Fiscal judicial (art. 58 C.O.T.); de un Se-
cal (art. 58 C.O.T.); de un Secretario (art. cretario (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y de
60, inc. 1º, C.O.T.); y de dos Relatores dos Relatores (art. 59, Nº 1º, C.O.T.);
(art. 59, Nº 1º, C.O.T.); ñ) La Corte de Coyhaique, de cuatro
e) La Corte de La Serena, de siete Mi- Ministros (art. 56, Nº 1º C.O.T.); de un
nistros (art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de dos Fiscal (art. 58 C.O.T.); de un Secretario
Fiscales judiciales (art. 58 C.O.T.); de un (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y de dos Relato-
Secretario (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y de res (art. 59, Nº 1º, C.O.T.);
cuatro Relatores (art. 59, Nº 1º, C.O.T.); o) La Corte de Punta Arenas, de cuatro
f) La Corte de Valparaíso de dieciséis Ministros (art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de dos
Ministros (art. 56, Nº 4º, C.O.T.); de tres Relatores (art. 59, Nº 1º, C.O.T.); de un
Fiscales judiciales (art. 58 C.O.T.); de un Fiscal judicial (art. 58 C.O.T.); y de un
Secretario (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y de Secretario (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y
diez Relatores (art. 59, Nº 4º, C.O.T.); p) La Corte de San Miguel, de diecinue-
g) La Corte de Santiago, de treinta y uno ve Ministros (art. 56, Nº 3º, C.O.T.); cua-
Ministros (art. 56, Nº 5º, C.O.T.); de seis tro Fiscales judiciales (art. 58 C.O.T.); de
Fiscales judiciales (art. 58 C.O.T.); de tres dos Secretarios (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y
Secretarios (art. 60, inc. 2º, C.O.T.); y de de doce Relatores (art. 59, Nº 3º, C.O.T.).1
veintidós Relatores (art. 59, Nº 5º, C.O.T.);
h) La Corte de Rancagua, de siete Mi- 1
nistros (art. 56, Nº 1º, C.O.T.); de dos Art. 56 C.O.T. sustituido por la Ley Nº 19.805,
de 22 de mayo de 2002. Art. 58 C.O.T. modificado
Fiscales judiciales (art. 58 C.O.T.); de un por la Ley Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. Art. 59
Secretario (art. 60, inc. 1º, C.O.T.); y de C.O.T. sustituido por la Ley Nº 19.805, de 22 de
cuatro Relatores (art. 59, Nº 1º, C.O.T.); mayo de 2002.

94
Manual de Derecho Procesal

150. Competencia de las Cortes de f) De las contiendas de competencia que


Apelaciones. Desde el momento en que puedan suscitarse: entre los jueces letrados,
las Cortes de Apelaciones son tribunales entre los jueces árbitros, entre los tribuna-
de jurisdicción común, conocen de toda les especiales o entre éstos y los tribunales
clase de materias, a saber: civiles conten- ordinarios (arts. 190 y 191 C.O.T.).
ciosas, civiles no contenciosas y penales;
y, si ejercen normalmente jurisdicción de 152. Competencia en primera instan-
segunda instancia, conocerán de estas cia. En primera instancia las Cortes de
materias por vía de apelación. Apelaciones conocen de los siguientes
Pero también hay materias que las co- asuntos:
nocen en única y en primera instancia y a) De los desafueros de las personas
por vía de consulta; como igualmente la a quienes les fueren aplicables los incisos
Corte de Apelaciones de Santiago tiene segundo, tercero y cuarto del artículo 58
una competencia extraordinaria, o sea, de la Constitución Política;
conoce de asuntos que no están entrega- b) De los recursos de amparo;
dos a la competencia de todas las Cortes c) De los procesos por amovilidad que se
de Apelaciones del país. entablen en contra de los jueces de letras
En consecuencia, estudiaremos esta di- (art. 63, Nº 4º, C.O.T.).2
versidad de competencia, separadamente.
El desafuero, como institución pro-
cesal, está consagrado en el artículo 58
151. Competencia en única instancia.
de la Constitución Política. Sin que sea
En única instancia, las Cortes de Apela-
ciones conocen de los siguientes asuntos: desaforado, ningún parlamentario des-
a) De los recursos de casación en la de el día de su elección puede ser acu-
forma que se interpongan en contra de sado, perseguido o arrestado, salvo el
las sentencias dictadas por los jueces de caso de delito flagrante. Esta declaración
letras de su territorio jurisdiccional o por de desafuero la efectúa el tribunal de
uno de sus ministros, y de las sentencias alzada respectivo, o sea, aquel que es tri-
definitivas de primera instancia dictadas bunal superior jerárquico del tribunal
por jueces árbitros. de primera instancia que está conocien-
b) De los recursos de nulidad interpues- do del correspondiente delito, y dentro
tos en contra de las sentencias definitivas de cuyo proceso aparece la culpabilidad
dictadas por un tribunal con competencia del parlamentario.
en lo criminal, cuando corresponda de El recurso de amparo está contem-
acuerdo a la ley procesal penal; plado en el artículo 21 de la Constitu-
c) De los recursos de queja que se ción Política, y reglamentado en el Código
deduzcan en contra de jueces de letras, de Procedimiento Penal. En general, tien-
jueces de policía local, jueces árbitros y de a poner término, y aun a evitar, las
órganos que ejerzan jurisdicción, dentro detenciones o prisiones arbitrarias.
de su territorio jurisdiccional; Los procesos por amovilidad, en cam-
d) De la extradición activa, y bio, persiguen provocar la cesación de
e) De las solicitudes que se formulen, funciones del juez, a virtud de una decla-
de conformidad a la ley procesal, para ración judicial de mal comportamiento.
declarar si concurren las circunstancias d) De los recursos de protección de ga-
que habilitan a la autoridad requerida rantías constitucionales previsto en el art.
para negarse a proporcionar determina- 20 de la Constitución Política de la Re-
da información, siempre que la razón in- pública (art. 63, Nº 5º, C.O.T.);
vocada no fuere que la publicidad pudiere e) De las querellas de capítulos.
afectar la seguridad nacional.1

1
Art. 63 C.O.T. fue sustituido por la Ley 2
Art. 63 C.O.T. fue sustituido por la Ley
Nº 19.708, de 5 de enero de 2001. Nº 19.708, de 5 de enero de 2001.

95
Mario Casarino Viterbo

Si de todas estas materias las Cortes de hemos estudiado la competencia general


Apelaciones conocen en primera instancia, de las Cortes de Apelaciones; esto es, el
significa que los fallos que pronuncien en conocimiento de aquellas materias que
ellas serán susceptibles de apelación; y co- la ley ha entregado a todos estos tribuna-
nocerá de estos recursos la propia Corte les superiores, sin hacer distinción en
Suprema, que es el tribunal inmediatamen- cuanto al territorio jurisdiccional en que
te superior en grado jerárquico. ejercen sus funciones.
Pero hay también una competencia
153. Competencia en segunda instan- especial, o sea, propia de la Corte de Ape-
cia. Esta es la competencia que normal- laciones de Santiago y que, por consi-
mente ejercen las Cortes de Apelaciones, guiente, las materias que la constituyen
y a las cuales, como se comprende, dedi- no forman parte de la competencia ge-
can su mayor tiempo. neral de ellas.
En segunda instancia, las Cortes de Ape- En efecto, la Corte de Apelaciones de
laciones conocen de los siguientes asuntos: Santiago conoce de los recursos de ape-
a) De las causas civiles, de familia y lación y de casación en la forma que inci-
del trabajo y de los actos no contenciosos dan en las causas de que haya conocido
de que hayan conocido en primera ins- en primera instancia su Presidente (art.
tancia los jueces de letras de su territorio 64 C.O.T.).3
jurisdiccional o uno de sus ministros, y
b) De las apelaciones interpuestas en 156. Funciones propias del Presiden-
contra de las resoluciones dictadas por te de las Cortes de Apelaciones. A los
un juez de garantía.1 Presidentes de las Cortes de Apelacio-
nes, fuera de las atribuciones que otras
154. Competencia por vía de consul- disposiciones les otorgan, les correspon-
ta. La consulta es un trámite procesal que
den, especialmente, las que en seguida
consiste en que una sentencia pronun-
se indican:
ciada por un tribunal inferior debe ser
1º) Presidir el respectivo tribunal en
revisada por su superior jerárquico, en el
todas sus reuniones públicas;
caso de que no lo haya sido por medio
del recurso de apelación. Su fundamen- 2º) Instalar diariamente la sala o sa-
to descansa en razones de orden públi- las, según el caso, para su funcionamien-
co. Se trataba de un trámite muy común to, haciendo llamar, si fuere necesario,
en materia penal y, en cambio, excepcio- a los funcionarios que deben integrar-
nal en materia civil; como en el caso de las. Se levantará acta de instalación au-
las sentencias pronunciadas en juicios de torizada por el Secretario, indicándose
hacienda y de las sentencias que dan lu- en ella los nombres de los ministros asis-
gar a las demandas de nulidad de matri- tentes y de los que no hubieren concu-
monio y de divorcio perpetuo. rrido, con expresión de la causa que mo-
Actualmente las Cortes de Apelacio- tivare su inasistencia. Una copia de esta
nes conocen de las consultas de las sen- acta se fijará en la tabla de la sala co-
tencias civiles dictadas por los jueces de rrespondiente;
letras, no así de las consultas en materias 3º) Formar el último día hábil de
penales (art. 63, Nº 4º, del C.O.T.).2 cada semana, en conformidad a la ley
(arts. 69 y 319 C.O.T., y 163 C.P.C.) ta-
155. Competencia especial de la Cor- blas de los asuntos de que deba ocupar-
te de Apelaciones de Santiago. Hasta aquí se el tribunal o sus salas en la semana
siguiente. Se destinará un día, por lo

3
1-2
Art. 63 C.O.T. fue sustituido por la Ley Art. 64 C.O.T. fue modificado por la Ley
Nº 19.708, de 5 de enero de 2001. Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000.

96
Manual de Derecho Procesal

menos, fuera de las horas ordinarias de 7º) Fijar las cuestiones que hayan de
audiencia, para el conocimiento y fallo debatirse y las proposiciones sobre las cua-
de los recursos de queja y de las causas les haya de recaer la votación;
que hayan quedado en acuerdo, en el 8º) Poner a votación las materias discu-
caso del artículo 82.1 tidas cuando el tribunal haya declarado
4º) Abrir y cerrar las sesiones del tribu- concluido el debate;
nal, anticipar o prorrogar las horas del des- 9º) Enviar al Presidente de la Corte
pacho en caso que así lo requiera algún Suprema, antes del 15 de febrero de cada
asunto urgente y grave y convocar extraor- año, la estadística a que se refiere el ar-
dinariamente al tribunal cuando fuere tículo 589, y
necesario; 10º) Dar cuenta al Presidente de la Cor-
5º) Mantener el orden dentro de la te Suprema de las causas en que no se
sala del tribunal, amonestando a cualquie- haya dictado sentencia en el plazo de
ra persona que lo perturbe y aun hacién- treinta días, contados desde el término
dole salir de la sala en caso necesario; de la vista, y de los motivos del retardo
6º) Dirigir los debates del tribunal, (art. 90, inc. 1º, C.O.T.).
concediendo la palabra a los miembros Las resoluciones que el Presidente dic-
que la pidieren; tare en uso de las anteriores atribuciones,
en ningún caso podrán prevalecer contra
el voto del tribunal, salvo las atribuciones
1
Art. 69 C.O.T. fue modificado por la Ley números 1, 2, 9 y 10 por tratarse de facul-
Nº 18.882, de 20 de diciembre de 1989; Ley Nº 19.661, tades eminentemente privativas del Presi-
de 10 de febrero de 2000; Nº 19.708 de 5 de enero de dente del Tribunal (art. 90, inc. 2º, C.O.T.).
2001, y Nº 19.968, de 30 de agosto de 2004. Actualmen-
te sus incisos 2º y siguientes son de este tenor: En ausencia del Presidente de una
En las Cortes de Apelaciones que consten de Corte de Apelaciones, hará sus veces el
más de una sala se formarán tantas tablas cuantas ministro más antiguo de los que se en-
sea el número de salas y se distribuirán entre ellas contraren actualmente reunidos en la sala
por sorteo, en audiencia pública. del tribunal (art. 91 C.O.T.) y los Presi-
En las tablas deberá designarse un día de la se-
mana para conocer las causas criminales y otro día
dentes de Salas tendrán las atribuciones
distinto para conocer las causas de familia, sin per- señaladas anteriormente en los números
juicio de la preferencia que la ley o el tribunal les 1, 4, 5, 6, 7 y 8 (art. 92 C.O.T.).
acuerden. Otras atribuciones del Presidente pue-
Sin embargo, los recursos de amparo y las ape- den verse en los artículos 176, 180,2 300 y
laciones relativas a la libertad de los imputados u
otras medidas cautelares personales en su contra 347 del Código Orgánico de Tribunales y
serán de competencia de la sala que haya conoci- en el artículo 9º de la Ley Nº 16.436, de
do por primera vez del recurso o de la apelación, 24 de febrero de 1966.
o que hubiere sido designada para tal efecto, aun-
que no hubiere entrado a conocerlos.
Serán agregados extraordinariamente a la ta-
bla del día siguiente hábil al de su ingreso al tribu- VI. Funcionamiento de las Cortes de
nal, o el mismo día, en casos urgentes: Apelaciones y forma como ejercen
1º. Las apelaciones relativas a la prisión preven- jurisdicción
tiva de los imputados u otras medidas cautelares
personales en su contra; 157. División de las Cortes de Apelacio-
2º. Los recursos de amparo, y
3º. Las demás que determinen las leyes. nes en salas. Por regla general, las Cortes de
Se agregarán extraordinariamente, también, Apelaciones funcionan en un solo cuerpo; pero
las apelaciones de las resoluciones relativas al auto aquellos tribunales de alzada en que las ne-
de procesamiento señaladas en el inciso cuarto, en cesidades mismas del servicio judicial lo re-
causas en que haya reos privados de libertad. La quieren, funcionan divididos en salas.
agregación se hará a la tabla del día que determi-
ne el Presidente de la Corte, dentro del término de
cinco días desde el ingreso de los autos a la secre- 2
Art. 180 C.O.T. fue derogado por la Ley
taría del tribunal. Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000.

97
Mario Casarino Viterbo

En efecto, funcionan como un solo salas, el cuociente fuere superior a ciento.


cuerpo las Cortes de Apelaciones de Iqui- Ejemplo: hay 250 causas en estado de ta-
que, Copiapó, Chillán, Puerto Montt, bla y la Corte de Apelaciones funciona or-
Coyhaique y Punta Arenas. dinariamente en dos salas. Doscientos
Las Cortes de Apelaciones de Arica, cincuenta dividido por dos da ciento vein-
Antofagasta, La Serena, Rancagua, Talca, ticinco, luego hay retardo, por ser esta úl-
Temuco y Valdivia se dividirán en dos salas; tima cifra superior a cien. Debe, por
Las Cortes de Apelaciones de Valpa- consiguiente, dicha Corte de Apelaciones
raíso y Concepción en cinco salas; funcionar extraordinariamente, dividida en
La Corte de Apelaciones de San Mi- tres salas (art. 62, inc. 2º, C.O.T.).
guel en seis salas; ¿Cómo constituimos estas nuevas salas?
La Corte de Apelaciones de Santiago Tomamos un ministro de las salas ordi-
en nueve salas. narias, lo pasamos a la nueva sala y ésta
Cada una de las salas en que se divi- la integramos con el o los fiscales judicia-
dan ordinariamente las Cortes de Apela- les o con los abogados integrantes (art.
ciones, tendrán tres ministros, a excepción 62, inc. 1º, C.O.T.).2
de la primera sala que constará de cuatro. Puede ser que dividida extraordina-
Para la constitución de las diversas salas riamente una Corte de Apelaciones, sean
en que se dividan las Cortes de Apelacio- insuficientes los Relatores en propiedad:
nes para su funcionamiento ordinario, se en este caso, el Tribunal designará por
sortearán anualmente los miembros del mayoría de votos los Relatores interinos
tribunal, con excepción de su Presidente, que estime convenientes, quienes goza-
el que quedará incorporado a la Primera rán durante el tiempo en que sirvieren,
Sala, siendo facultativo para él integrarla. de igual remuneración que los propieta-
El sorteo correspondiente se efectuará el rios (art. 62, inc. 3º, C.O.T.).
último día hábil de enero de cada año.1 Sea que se trate de salas ordinarias o
Ahora bien, cada una de estas salas re- extraordinarias, el hecho es que deben
presenta a la propia Corte en los asuntos de ser presididas por algún Ministro, y será
que conoce. En otras palabras, cada sala de Presidente de la Sala el Ministro más an-
estas Cortes de Apelaciones que funcionan tiguo; salvo en aquella sala en que fun-
divididas en salas, es como si fuere la pro- cione el propio Presidente de la Corte,
pia Corte, al ejercer jurisdicción en los di- pues en ésta la presidencia le correspon-
versos asuntos que la ley ha sometido a su de a él mismo (art. 91 C.O.T.).
conocimiento (art. 66, inc. 2º, C.O.T.).
Esta es la división normal de las Cor- 158. Funcionamiento de las Cortes de
tes de Apelaciones en salas; pero hay ve- Apelaciones. Del contexto del artículo 66
ces en que estos tribunales se ven en la del Código Orgánico de Tribunales se des-
necesidad de tener que dividirse extraor- prende que las Cortes de Apelaciones que
dinariamente en dos o más salas, si nor- consten de dos o más salas podrán funcio-
malmente funcionan en un solo cuerpo; nar, ya divididas en salas, ya como tribunal
o en más salas de aquellas de que se com- pleno. Luego, cabe preguntarse, ¿cuándo
ponen, si funcionan divididas en salas, y deben funcionar en una u otra forma?
ello acontecerá cuando hubiere retardo Ese mismo precepto nos permite es-
(art. 62, inc. 1º, C.O.T.). tablecer el siguiente principio: el conoci-
Y ¿cuándo se entiende que hay retardo? miento de todos los asuntos entregados a
Hay un retardo cuando dividido el total la competencia de las Cortes de Apela-
de causas en estado de tabla y de las ape- ciones pertenecerá a las salas en que es-
laciones que deben conocerse en cuenta, tén divididas; a menos que la ley disponga
inclusive las criminales, por el número de
2
Art. 62 C.O.T. fue modificado por la Ley
1
Art. 61 C.O.T. fue modificado por la Ley Nº 19.882, de 20 de diciembre de 1989, y Ley
Nº 19.805, de 22 de mayo de 2002. Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000.

98
Manual de Derecho Procesal

expresamente que deban conocer de ellos En cuanto a quórum, es decir, al míni-


en pleno (art. 66, inc. 1º, C.O.T.). mum de miembros con que debe funcio-
En efecto, por expresa disposición del nar legalmente una Corte de Apelacio-
legislador, corresponderá a todo el tribu- nes que conste de varias salas, será
nal, esto es, al Pleno: a) el ejercicio de las necesario distinguir: si funciona como tri-
facultades disciplinarias, administrativas y bunal pleno requerirá, a lo menos, la con-
económicas (art. 66, inc. 4º, C.O.T.); b) currencia de la mayoría absoluta de los
el conocimiento de los desafueros de los miembros de que se componga la Corte.
diputados y de los senadores (art. 66, inc. Ej.: el pleno de la Corte de Apelaciones
4º, C.O.T.), y c) el conocimiento de los de Valparaíso necesita un quórum de nue-
juicios de amovilidad en contra de los ve ministros; y si funciona dividida en sa-
jueces de letras (art. 66, inc. 4º, C.O.T.). las, cada sala necesita para funcionar tres
Sin embargo, escapan a la anterior enu- ministros, a lo menos (art. 67 C.O.T.).
meración, o sea, se vuelve a la regla general Por último, aquellas Cortes de Apela-
del conocimiento divididas en salas: a) el ciones que funcionan en un solo cuerpo,
ejercicio de las facultades disciplinarias en o sea, aquellas que para funcionar no ne-
los casos de los artículos 542 y 543 en los cesitan hacerlo divididas en salas, este solo
asuntos que estén conociendo dichas salas tribunal representa el pleno y las salas de
(art. 66, inc. 4º, C.O.T.); y b) los recursos de las otras Corte de Apelaciones, o sea, su
queja, que serán conocidos y fallados por jurisdicción es total, completa y absoluta.
las salas del tribunal, según la distribución Su quórum también será siempre de tres
que de ellos haga el Presidente; pero la apli- ministros, a lo menos; pues si se la consi-
cación de medidas disciplinarias correspon- dera como una sala, éste es el quórum
derá al Pleno (art. 66, inc. 5º, C.O.T.). exigido por la ley, y si se le estima tribunal
Por su parte, la Corte de Apelaciones de pleno, también tres ministros representan
Santiago también conocerá en pleno de los la mayoría absoluta de los miembros de
recursos de apelación y casación en la que se compone dicha Corte.
forma y, en su caso, que indican en los
juicios de amovilidad y en las acusacio- 159. Tramitación de los asuntos ante
nes y demandas civiles contra los Minis- las Cortes de Apelaciones. Es principio
tros y el Fiscal judicial de la Corte elemental de derecho que para fallar un
Suprema (art. 66, inc. 6º, C.O.T.).1 determinado asunto judicial es necesario
En relación a esta materia debemos previamente tramitarlo. Las Cortes de Ape-
hacer especial referencia al hecho de que laciones no escapan, por cierto, a la apli-
en aquellas Cortes de Apelaciones que cación del principio expuesto. Claro está
consten de dos o más salas, la sala que que la naturaleza del asunto será la que
quede de turno funcionando durante el fe- vendrá a indicar la pauta o la norma a
riado de vacaciones tendrá las mismas fa- seguir en materia de tramitación, de tal
cultades y atribuciones que el tribunal manera que ésta será, más o menos lar-
pleno de esa misma Corte, con excep- ga, según sea aquélla.
ción de los desafueros de diputados y se- El primer trámite que se cumple den-
nadores (art. 315 C.O.T.).2 tro de un negocio entregado al conoci-
miento de una Corte de Apelaciones es
1
Art. 62 C.O.T. fue modificado por la Ley el certificado o constancia del ingreso de
Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. dicho asunto, que estampa el Secretario
2
Ver reglamento para la labor de los sábados, del mismo tribunal. En seguida, se dicta-
publicado en el Diario Oficial de 31 de diciembre rá la primera resolución, y ello dependerá
de 1969, en que se establece que en la Corte de del asunto o materia de que se trata.
Apelaciones de Santiago quedará una sala de tur-
no que conocerá de los recursos de amparo y de En efecto, si se trata de la apelación
las excarcelaciones no radicadas en otras salas. Ac- de una sentencia definitiva, u otra resolu-
tualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. ción judicial respecto de la cual proceda

99
Mario Casarino Viterbo

este recurso, en cualquier procedimiento este motivo, recibe el nombre de “sala


contencioso o no contencioso, y se hubie- tramitadora”. En consecuencia, cualquie-
re solicitado alegatos dentro del plazo para ra de los ministros de la sala tramitadora
comparecer en segunda instancia,1 se pro- podrá dictar los decretos, providencias o
veerá “en relación”; si de un recurso de queja proveídos; pero si está presente el Presi-
o de hecho, se proveerá “informar el juez dente en dicha sala, será él quien los dic-
recurrido”; si de un recurso de amparo, se te (art. 70, inc. 1º, C.O.T.).
proveerá “informe el juez recurrido o el funcio- Hace excepción a las reglas anterio-
nario que tiene a su cargo el detenido o preso”; res el caso en que es necesario dictar una
en fin, si se trata de cualquier otro asunto resolución de mera sustanciación, y una
que no tenga establecida de antemano una determinada sala está conociendo ya de
tramitación especial, se proveerá simple- un asunto, pues, en tal evento, la referi-
mente “dese cuenta”; etc. da resolución tendrá que dictarla la sala
Y, ¿quién dicta estas resoluciones? Para respectiva. Ej.: se procede a la vista de
saberlo hay que distinguir según si la Cor- una causa y se advierte que es necesario
te de Apelaciones consta de una sala o ordenar la práctica de una diligencia pre-
de varias salas. via a la misma, como ser, regular una per-
Si consta de una sala, bastará con que sonería, agregar otros autos, etc.; dicha
un solo ministro dicte estas resoluciones, providencia es dictada por toda la sala
que son de mera tramitación, y que reci- (art. 70, inc. 4º, C.O.T.).
ben el nombre específico de “derechos”, Dentro de nuestra legislación tampo-
“providencias”, o “proveídos”. El artículo co es extraño el caso de que un solo minis-
70, inc. 2º, del Código Orgánico de Tribu- tro representa a toda la Corte de Apelaciones
nales prescribe, al efecto, que para dictar a la cual pertenece. Así, a vía de ejemplo,
providencias de mera sustanciación basta- podemos citar el de las visitas a los juzga-
rá un solo ministro; y el inciso 3º de ese
dos (art. 555 C.O.T.), el de la tasación de
mismo artículo agrega que se entienden
costas (art. 140 C.P.C.), el de la interven-
por providencias de mera sustanciación las
ción en la prueba testimonial (art. 365
que tienen por objeto dar curso progresi-
C.P.C.), el de la intervención en la prue-
vo a los autos, sin decidir ni prejuzgar nin-
guna cuestión debatida entre partes. Este ba confesional (art. 389, inc. 3º, C.P.C.),
concepto lo reitera, aun cuando con otros el de las diligencias previas que pueden
términos, el artículo 158 del Código de decretarse en un recurso de amparo (art.
Procedimiento Civil, al definir esta clase 309 C.P.P.), etc.
de resoluciones. Por su parte, el artículo
158 del Código de Procedimiento Civil, al 160. Manera de imponerse de los asun-
definir esta clase de resoluciones. Por su tos sometidos a su conocimiento. Como
parte, el artículo 168 de este último Códi- materialmente es imposible que en un tri-
go establece que los decretos podrán dic- bunal colegiado, que consta de varios
tarse por uno solo de sus miembros en los miembros, puedan imponerse personal y
tribunales colegiados, disposición que tam- simultáneamente de un determinado asun-
bién es aplicable a los asuntos criminales. to sometido a su decisión todos los miem-
Si la Corte de Apelaciones, en cam- bros de que se compone, la ley ha ideado
bio, consta de varias salas, la tramitación que este conocimiento se lo proporcionen
de los asuntos entregados a ella corres- a los ministros otros funcionarios, los que
ponderá a la primera sala, la cual, por podrán ser, ya el Secretario, ya el Relator.
En efecto, el artículo 161 del Código
1
de Procedimiento Civil, reconociendo esta
La apelación de una resolución que no sea dificultad material, prescribe que en los
sentencia definitiva se ve en cuenta a menos que
se hubiere solicitado alegatos en el plazo para tribunales colegiados tomarán conoci-
comparecer. Vid. art. 199 del C.P.C. Actualizado miento del proceso por medio del Rela-
Depto. D. Procesal U. de Chile. tor o del Secretario, sin perjuicio del

100
Manual de Derecho Procesal

examen que los miembros del tribunal 161. Manera de resolver estos mismos
crean necesario hacer por sí mismos: el asuntos. Hemos dicho que las Cortes de
artículo 372, Nº 1º, del Código Orgánico Apelaciones pueden resolver los asuntos
de Tribunales, dispone que son funcio- sometidos a su decisión con la sola cuen-
nes del Relator dar cuenta diaria de las ta o previa vista de la causa. Estas dos
solicitudes que se presenten en calidad formas de resolver dichos asuntos las re-
de urgentes, de las que no pudieren ser conoce expresamente el artículo 68 del
despachadas por la sola indicación de la Código Orgánico de Tribunales, al dispo-
suma y de los negocios que la Corte man- ner: “Las Cortes de Apelaciones resolve-
dare pasar a ellos; y el artículo 380, Nº 1º, rán los asuntos en cuenta o previa vista
de ese mismo Código, que son funcio- de ellos, según corresponda”.
nes de los Secretarios dar cuenta diaria- Y ¿a qué se atiene el tribunal para adop-
mente a la Corte en que presten sus tar una u otra actitud, o sea, para resolver el
servicios de las solicitudes que presenta- asunto en cuenta o previa vista de la causa?
ren las partes. La verdad es que no existe ninguna dis-
En consecuencia, de conformidad a posición expresa que venga a resolver esta
los preceptos antes citados, es al Secretario interrogante. El precepto antes citado he-
a quien le corresponde, por regla gene- mos visto que emplea una frase dubitati-
ral, dar cuenta de los asuntos sometidos va, es decir, “según corresponda”.
a la decisión de la Corte. Por excepción, Para resolver el problema se ha recu-
esta cuenta le corresponderá al Relator, rrido a lo que dispone el artículo 1º del
en los siguientes tres casos: Código de Procedimiento Civil. Dicho
a) Si la solicitud se presenta con el precepto establece que las disposiciones
carácter de urgente; del referido Código regulan los negocios
b) Si la solicitud no puede resolverse contenciosos y los actos de jurisdicción
con la lectura de la sola suma, y voluntaria; y, como dentro de dichas dis-
c) Si la propia Corte ordena que de posiciones se encuentran los trámites re-
una determinada solicitud le dé cuenta lativos a la vista de las causas, se llega a la
el Relator. conclusión de que, precisamente, los asun-
Sin embargo, en la práctica, la totali- tos de jurisdicción contenciosa y de juris-
dad de la cuenta la efectúan los Relato- dicción voluntaria son los que se resuelven
res, por ser los funcionarios auxiliares que por los tribunales de alzada previa vista
están en más íntimo contacto con el tri- de la causa y que, a contrario sensu, en
bunal; y en aquellas Cortes que constan cambio, se resuelven con la sola cuenta
de varias salas, esta labor le corresponde los asuntos de jurisdicción disciplinaria,
al Relator de la “sala tramitadora”. conservadora o económica.
Una vez agotada la tramitación del Sin embargo, hay asuntos pertenecien-
asunto sometido a la decisión de una Cor- tes a la jurisdicción contenciosa que, por
te de Apelaciones, y previa cuenta del mis- expresa disposición de la ley, se resuel-
mo, el tribunal puede adoptar dos actitu- ven con la sola cuenta y previo certifica-
des: o lo resuelve con la sola cuenta que se le do del Secretario; como ser, el conoci-
ha dado u ordena previamente la relación miento de un recurso de apelación en
y vista de la causa. contra de una resolución que no sea sen-
Si opta por esta última solución, será tencia definitiva y en cuyo recurso no se
necesario cumplir previamente con las si- hubiere solicitado alegatos (art. 199
guientes formalidades legales: notificación C.P.C.), la deserción del recurso de ape-
del decreto “autos en relación”, coloca- lación por incomparecencia del apelante
ción de la causa en tabla, relación de la (art. 201 C.P.C.). A la inversa, hay asun-
misma y alegatos. Estas dos últimas for- tos pertenecientes a la jurisdicción discipli-
malidades constituyen la vista de la causa naria que se resuelven previa vista de la
propiamente tal. causa por haberlo así ordenado expresa-

101
Mario Casarino Viterbo

mente el tribunal; como ser, un recurso de verse posteriormente. Como se trata


de queja en el cual el recurrente ha soli- de una resolución de mera tramitación
citado que se resuelva previo alegato y el es pronunciada por un solo ministro, y
tribunal ha accedido a ello. Cabe tam- en las Cortes que constan de dos o más
bién tener presente que el conocimiento salas, por un ministro de la sala tramita-
en cuenta de un asunto incidental, se regi- dora y, en especial, por su Presidente. Lo
rá por las reglas de los Códigos de Proce- mismo que toda resolución, que para que
dimiento Civil y Penal o Procesal Penal produzca efectos requiere de notificación
(art. 71 C.O.T.). previa y en forma legal, el decreto “autos
en relación” también debe ser notificado
162. La vista de las causas. Como la legalmente a las partes.
mayoría de los asuntos que preocupan la Ahora bien, para saber cuál es su for-
atención de las Cortes de Apelaciones per- ma legal de notificación habrá que dis-
tenecen a la jurisdicción voluntaria, quiere tinguir si este decreto es o no la primera
decir que también la mayoría de ellos se resolución que se dicta en el proceso. Si
resuelven previa vista de la causa; excep- es la primera resolución (ejemplo: apelación
tuadas las apelaciones deducidas en con- de una sentencia interlocutoria), debe no-
tra de resoluciones que no sean sentencias tificarse personalmente a las partes (art.
definitivas y en las que no se soliciten 221 C.P.C.). En caso contrario, se notifica-
alegatos en el término de comparecencia rá simplemente por el estado diario (arts.
en segunda instancia. 221 y 50 C.P.C.). Notificada, pues, legal-
Hemos manifestado que la vista de la mente esta resolución, el proceso queda
causa implica necesariamente el cumpli- en estado de tabla e ingresa al rol de
miento de las siguientes formalidades; causas en ese estado, a fin de asignarle su
notificación del decreto “autos en rela- correspondiente Relator.
ción”, colocación de la causa en tabla, En seguida, es necesario que la causa
relación de la misma y alegatos. Las dos sea colocada en tabla; o sea, en aquella nó-
primeras constituyen formalidades previas mina semanal que debe confeccionar el
a la vista de la causa, y las dos últimas, a Presidente de la Corte con los diversos
la vista de la causa propiamente tal. Sin asuntos sometidos a su conocimiento. Re-
cumplimiento de las formalidades previas cordemos que el relator correspondiente
a la causa no está en estado de verse, y debe revisar y certificar que el expedien-
jamás podrá llegarse a su vista. te se encuentra en estado de relación para
Se trata, por consiguiente, de forma- ser incluido por el Presidente de la Corte
lidades previas de suma importancia que de Apelaciones respectiva en la tabla de
deben merecer estudio especial. la semana siguiente (art. 69, inciso 1º,
C.O.T.). Esta es una de sus funciones pro-
163. Formalidades previas a la vista pias, que debe cumplirla el último día
de las causas. Estas formalidades previas hábil de cada semana, haciendo figurar
son dos: notificación legal del decreto “au- en la tabla los asuntos que verá el tribu-
tos en relación” y colocación de la causa nal en la semana siguiente (arts. 69, inc.
en tabla; y deben ser cumplidas en el mis- 1º, y 90, Nº 3º, C.O.T.).
mo orden en que las hemos indicado, La confección de la tabla no queda
porque la una es el antecedente obliga- entregada al solo capricho del Presidente,
do de la otra. pues debe efectuarla en conformidad a la
La dictación del decreto “autos en re- ley. Debe colocar en ella las causas que
lación” implica que, a juicio de la Corte estén en estado de relación y por el orden
de Apelaciones respectiva, se encuentra de su conclusión; salvo las causas que go-
agotada la tramitación ante dicho tribu- cen de preferencia, ya por disposición de
nal y que la causa se halla en estado de la ley, ya por disposición del tribunal, las
ser colocada en tabla y, en consecuencia, cuales gozarán de esta ventaja, o sea, po-

102
Manual de Derecho Procesal

drán anteponerse a las otras causas, aun Respecto de la formación de las ta-
cuando también estén en estado de rela- blas deben tenerse presente dos disposi-
ción. Como se expresó, se consideran ex- ciones introducidas al Código Orgánico
pedientes en estado de relación aquellos de Tribunales y al Procedimiento Civil por
que hayan sido previamente revisados y la Ley Nº 18.705:
certificados al efecto por el respectivo re- a) En caso que ante una misma Corte
lator. En todo caso deberá confeccionar de Apelaciones se encuentren pendien-
una tabla para asuntos criminales y otro tes distintos recursos de carácter jurisdic-
día distinto para conocer las causas de fa- cional que inciden en una misma causa,
milia, sin perjuicio de la preferencia que cualquiera sea su naturaleza, éstos debe-
la ley o el tribunal les acuerden (arts. 69, rán acumularse y verse conjunta y simul-
inc. 3º, C.O.T., y 162 C.P.C.). táneamente en una misma sala. La acu-
En las Cortes de Apelaciones que mulación deberá hacerse de oficio, sin
consten de dos o más salas se formarán perjuicio del derecho de las partes a re-
tantas tablas cuanto sea el número de sa- querir el cumplimiento de esta norma.
las, y se distribuirán entre ellas por sor- En caso de que, además de haberse inter-
teo, en audiencia pública (art. 69, inc. puesto recursos jurisdiccionales, se haya
2º, C.O.T.). deducido recurso de queja, éste se acu-
Sin embargo, los recursos de amparo mulará a los recursos jurisdiccionales, y
y las apelaciones relativas a la libertad de deberá resolverse conjuntamente con ellos
los imputados u otras medidas cautelares (art. 66, inc. 3º, C.O.T.), 1 y
personales en su contra serán de compe- b) En el recurso de apelación, si se
tencia de la sala que haya conocido por decretare una orden de no innovar, que-
primera vez del recurso o de la apela- dará radicado el conocimiento de la ape-
ción, o que hubiere sido designada para lación respectiva en la sala que la conce-
tal efecto, aunque no hubiere entrado a dió y el recurso gozará de preferencia
conocerlos (art. 69, inc. 4º, C.O.T.). para figurar en tabla y en su vista y fallo
Además el artículo 69 del C.O.T. en (art. 192, inc. 3º, C.P.C.).
sus incisos 5º y 6º dispone dos reglas de Y la manera de hacer figurar una causa
excepcional importancia. En efecto, dis- en tabla es expresando el nombre de las
ponen que serán agregados extraordina- partes en la misma forma en que aparece
riamente a la tabla del día siguiente hábil en la carátula del respectivo expediente,
al de su ingreso al tribunal, o el mismo con indicación del día en que cada una
día, en casos urgentes: deba tratarse y del número de orden que
1º. Las apelaciones relativas a la pri- le corresponda (art. 163, inc. 1º, C.P.C.).
sión preventiva de los imputados u otras Esta tabla se fijará además en lugar visible
medidas cautelares personales en su con- (art. 163, inc. 2º, C.P.C.). En la práctica
tra; este lugar visible es la secretaría del pro-
2º. Los recursos de amparo, y pio tribunal.
3º. Las demás que determinen las
leyes. 164. Relación y alegatos. La relación y
Se agregarán extraordinariamente, los alegatos son aquellas formalidades que
también, las apelaciones de las resolucio- constituyen la vista de la causa propia-
nes relativas al auto de procesamiento se- mente tal. Su reglamentación queda en-
ñaladas en el inciso cuarto, en causas en tregada a los Códigos de Procedimiento
que haya reos privados de libertad. La Civil y Procedimiento Penal, por expresa
agregación se hará a la tabla del día que disposición del artículo 71 del Código
determine el Presidente de la Corte, den- Orgánico de Tribunales.
tro del término de cinco días desde el
ingreso de los autos a la secretaría del 1
Art. 66, inc. 3º, C.O.T. fue modificado por la
tribunal. Ley Nº 19.374 de 18 de febrero de 1995.

103
Mario Casarino Viterbo

La vista de las causas en materia civil 2º. Por falta de miembros del tribu-
está reglamentada, por consiguiente, en nal en número suficiente para pronun-
los artículos 163, 164, 165 y 166 del Códi- ciar sentencia;
go de Procedimiento Civil y, en especial, 3º. Por muerte del abogado patroci-
en el Título XVIII del Libro I de ese mis- nante, del procurador o del litigante que
mo Código que trata de la apelación y de gestione por sí en el pleito.
sus trámites. A estos mismos preceptos se En estos casos, la vista de la causa se
ajusta la vista de las causas en materia suspenderá por quince días contados des-
penal, pues los hace aplicables a estos jui- de la notificación al patrocinado o man-
cios el artículo 526 del Código de Proce- dante de la muerte del abogado o del
dimiento Penal. procurador, o desde la muerte del litigan-
La primera norma que debe obser- te que obraba por sí mismo, en su caso.
varse en la vista de las causas es que ellas 4º. Por muerte del cónyuge o de al-
deben verse en el día señalado. Pero puede guno de los descendientes o ascendien-
acontecer que en ese día no se termine tes del abogado defensor, ocurrida dentro
la vista de la causa. En tal evento, el tri- de los ocho días anteriores al designado
bunal puede adoptar dos actitudes: o pro- para la vista;
rroga la hora de audiencia u ordena 5º. Por solicitarlo alguna de las partes
continuar la vista en los días hábiles si- o pedirlo de común acuerdo los procura-
guientes. En este último caso, la causa no dores o los abogados de ellos.
necesita figurar nuevamente en tabla. Es Cada parte podrá hacer uso de este
lo que en la práctica, se llama “causa pen- derecho por una sola vez. En todo caso,
diente” (art. 164 C.P.C.). sólo podrá ejercitarse este derecho hasta
La segunda norma que debe obser- por dos veces, cualquiera que sea el nú-
varse en la vista de las causas es que, an- mero de partes litigantes, obren o no por
tes de entrar a tratar del negocio o asunto una sola cuerda. La suspensión de común
sometido a la decisión de la Corte, debe acuerdo procederá por una sola vez.
anunciarlo. Este anuncio consiste en colo- El escrito en que se solicite la suspen-
car en lugar conveniente el respectivo nú- sión deberá ser presentado hasta las doce
mero de orden, el cual se mantendrá fijo horas del día hábil anterior a la audiencia
hasta que se pase a otro asunto (art. 163, correspondiente. La solicitud presentada
inc. 2º, C.P.C.). En la práctica, este anun- fuera de plazo será rechazada de plano.
cio se cumple colocando en la puerta de La sola presentación del escrito extingue
la sala en que se va a ver la causa un el derecho a la suspensión aun si la causa
número confeccionado de latón, o bien, no se ve por cualquier otro motivo. Este
formado con luces eléctricas. escrito deberá enterar, en caso de presen-
No obstante que el artículo 164 del Có- tarse, en la Corte Suprema un impuesto
digo de Procedimiento Civil es terminante especial de media unidad tributaria men-
en el sentido de que las causas se verán en sual y en las Cortes de Apelaciones de un
el día señalado, pueden éstas suspenderse cuarto de unidad tributaria mensual y se
o retardarse. Ello acontecerá siempre que pagará en estampillas de impuesto fiscal
concurran las circunstancias taxativamente que se pegarán en el escrito respectivo.
enumeradas en la ley que autorizan seme- El derecho a suspender no procede-
jantes suspensiones o retardos. rá respecto del amparo;1
En efecto, autorizan suspender o retar- 6º. Por tener alguno de los abogados
dar la vista de una causa las siguientes cir- otra vista o comparecencia a que asistir
cunstancias: en el mismo día ante otro tribunal, y
1º. Por impedirlo el examen de las
causas colocadas en lugar preferente, o
la continuación de la vista de otro pleito 1
Art. 165, Nos 3, 4 y 5, C.P.C., modificados por
pendiente del día anterior; la Ley Nº 19.317, de 8 de agosto de 1994.

104
Manual de Derecho Procesal

7º. Por resolución fundada del Tribu- que ello no fuere posible por causa justi-
nal disponiendo la práctica de algún trá- ficada (art. 113, inc. 3º, C.P.C.).
mite que sea estrictamente indispensable Ahora bien, la vista de la causa pro-
cumplir en forma previa a la vista (art. piamente tal comienza con la relación que
165 C.O.T.). de ellas hace el Relator. Se define la rela-
La causal Nº 7 tiene como antece- ción como la exposición razonada y me-
dente la existencia de algún trámite por tódica que hace el Relator al tribunal para
vicios u omisiones en que se ha incurri- que pueda compenetrarse del asunto so-
do durante la tramitación, y de los cua- metido a su decisión. La relación, como
les se impone el tribunal por la cuenta toda actuación judicial, es pública y se
que debe darle el relator, en conformi- efectúa en presencia de los abogados de
dad a lo preceptuado en los artículos las partes que hayan asistido y se hubie-
373 del Código Orgánico de Tribunales ren anunciado para alegar. No se permi-
y 222 del Código de Procedimiento Ci- tirá el ingreso a la sala de los abogados
vil. En la práctica, a esta circunstancia una vez comenzada la relación. Los Mi-
se la llama “hacer salir en trámite una nistros podrán, durante la relación, for-
causa”, con lo cual ella también pierde mular preguntas o hacer observaciones
su colocación en la tabla respectiva y al Relator, las que en caso alguno podrán
debe volver a figurar en tabla en el lu- ser consideradas como causales de inha-
gar que tenía, una vez cumplido el trá- bilidad (art. 223 C.P.C.).2
mite ordenado. En todo caso, cuando se En seguida vienen los alegatos de los
disponga en forma previa a la vista el abogados defensores, que también son
cumplimiento de determinado trámite, públicos; los que pueden definirse como
la orden de traer a la vista algún expe- la exposición verbal que hacen los abo-
diente o documento no suspende la vis- gados en defensa de los derechos de sus
ta de la causa, debiéndose cumplir esa clientes ante los tribunales colegiados.
resolución terminada ésta. Los alegatos de los abogados están re-
Las causas que se ordene tramitar, las glamentados en los artículos 223 al 227
suspendidas y las que por cualquier moti- del Código de Procedimiento Civil. En
vo no hayan de verse, serán anunciadas líneas generales, podemos decir que se
en la tabla antes de comenzar la relación desarrollan en la forma siguiente: primero
de las demás. Asimismo, en esa oportuni- habla el abogado defensor de la parte ape-
dad deberán señalarse aquellas causas que lante. En seguida habla el abogado de-
no se verán durante la audiencia, por fal- fensor de la parte apelada. A ambos les
ta de tiempo. La audiencia se prorroga- será permitido rectificar errores de hecho;
rá, si fuere necesario, hasta ver la última pero sin replicar en lo concerniente a
de las causas que resten en la tabla (art. puntos de derecho. Si fueren varias las
222 C.P.C.).1 partes apelantes, hablarán los abogados res-
Se entiende que estas obligaciones pectivos en el orden en que hubieren in-
pesan sobre los Relatores. Finalmente, el terpuesto las apelaciones. La duración de
legislador desea que la suspensión por la las alegaciones será de una hora en las
causal Nº 2 por falta de miembros del sentencias definitivas y de media hora en
tribunal en número suficiente para pro- los demás asuntos, pudiendo prorrogar-
nunciar sentencia por la recusación de se esta duración por el tiempo que la Cor-
un abogado integrante no opere en la te estime conveniente. Si la apelación
práctica, puesto que el Presidente de la comprendiere dos o más puntos indepen-
respectiva Corte debe en ese evento pro- dientes entre sí y susceptibles de resolución ais-
ceder de inmediato a formar sala, salvo lada, pueden alterarse las reglas anteriores

1
Art. 222 C.P.C., modificado por la Ley Nº 19.317, 2
Art. 223 C.P.C., modificado por la Ley Nº 19.317,
de 8 de agosto de 1994. de 8 de agosto de 1994.

105
Mario Casarino Viterbo

y hacer que los abogados aleguen separa- de intervenir en la decisión del asunto
da y sucesivamente sobre cada punto. Sólo los mismos ministros que asistieron a la
podrá alegar un abogado por cada parte y, vista en que se ordenó la diligencia (art.
en todo caso, se prohíbe presentar en la 227, inc. 2º, C.P.C.).
vista de la causa defensas escritas e igual- Los informes en derecho se decretan a
mente leer en dicho acto tales defensas petición de parte y, en el fondo, constitu-
(arts. 224, 225 y 226 C.P.C.). yen una medida para mejor resolver. El
La duración de las alegaciones de cada término para informar en derecho será
abogado se limitará a una hora en los el que señale el tribunal y no podrá exce-
recursos de casación en la forma y a dos der de sesenta días, salvo acuerdo de las
horas en los de casación en el fondo. En partes (art. 229 C.P.C.). Los Relatores de-
los demás asuntos que conozca la Corte ben cotejar los informes en derecho con
Suprema, las alegaciones sólo podrán du- los procesos y anotar bajo su firma la con-
rar media hora. Con todo, si se tratare formidad o disconformidad que notaren
de una materia distinta de la casación, el entre el mérito de aquéllos y los hechos
tribunal podrá prorrogar el plazo por sim- expuestos en éstos (art. 372, Nº 5º,
ple mayoría (art. 783 C.P.C.). C.O.T.). En seguida, un ejemplar impre-
so de cada informe en derecho, con las
165. Término de la vista de las cau- firmas del abogado y de la parte o de su
sas. Una vez terminados los alegatos de procurador y el certificado del Relator
los abogados defensores, finaliza también antes indicado, se entregará a cada uno
con ello la vista de la causa propiamente de los ministros y otro se agregará a los
tal y queda el proceso en estado de sen- autos (art. 230 C.P.C.).
tencia. Por último, si la causa queda en acuer-
Sin embargo, en la práctica, pueden do por cualquiera de las tres circunstan-
presentarse diversas situaciones, a saber: cias antes señaladas, pesa sobre el Relator
a) Que la causa se falle inmediatamente, una importante obligación: deberá ano-
en cuyo caso se extiende la sentencia, se tar en el proceso el mismo día de la vista
firma por los ministros y por el secreta- de la causa el nombre de los jueces que
rio, y luego se notifica a las partes; o hubieren concurrido a ella (art. 372,
b) Que la causa quede en acuerdo: sea Nº 4º, C.O.T.). En caso de que el acuer-
porque necesita de un mayor estudio para do no se produzca y, por consiguiente,
poder sentenciarla; o bien porque se esti- que la sentencia no se dicte dentro de
ma conveniente ordenar una medida para los plazos legales, nace para el Presidente
mejor resolver; o bien porque se ha de- de la Corte otra importante obligación:
cretado un informe en derecho, en ra- deberá dar cuenta al Presidente de la Cor-
zón de haberlo solicitado alguna de las te Suprema del hecho mismo del retardo
partes. y de los motivos que lo han producido
Si la causa necesita de un mayor estu- (art. 90, Nº 10, C.O.T.).
dio, se suspenderá el debate y se señalará, Las normas que acabamos de estudiar
para volver a la discusión y al acuerdo, sobre la vista de las causas tienen una
un plazo que no exceda de treinta días, gran importancia, porque el conjunto de
si varios ministros hicieran la petición, y formalidades consistentes en: la notifica-
de quince días cuando la hiciere uno solo ción legal del decreto “autos en relación”,
(art. 82 C.O.T.); y cuya duración máxima la colocación de la causa en tabla, su
es de veinte días, si se trata de causas anuncio previo, la relación y los alegatos,
penales (art. 526, inc. 2º, C.P.P.). constituye el trámite o diligencia esencial
Si se decreta alguna medida para mejor de segunda instancia llamado citación para
resolver, tendrá que ser de las señaladas sentencia; el que, si se omite en cualquie-
en el artículo 159 del Código de Procedi- ra de los aspectos que hemos estudiado,
miento Civil; pero no por esto dejarán autoriza interponer recurso de casación

106
Manual de Derecho Procesal

en la forma en contra de la sentencia tión sometida al tribunal; continúa con


respectiva con el objeto de obtener su la discusión de la misma; y termina, por
anulación. último, con la adopción del fallo corres-
En primera instancia también existe pondiente.
este trámite y su omisión también autori-
za la interposición del recurso de casación 168. Campo de aplicación de las nor-
en la forma; pero, en cambio, está consti- mas sobre acuerdos. Las normas relativas
tuido solamente por la dictación y la noti- a los acuerdos de los tribunales colegia-
ficación legal de una resolución en la que dos nada tienen que ver con la oportuni-
se cita a las partes para oír sentencia. Ella, dad en que el fallo se dicta para saber si
siguiendo la regla general, se notifica por dichas normas deben o no aplicarse. En
el estado diario (art. 50 C.P.C.). efecto, puede el fallo pronunciarse de in-
mediato, como puede dictarse en un pla-
zo más o menos largo, según si los
VII. Los acuerdos de las Cortes de ministros que intervinieron en la vista han
Apelaciones pedido un plazo para su estudio, si se ha
decretado una medida para mejor resol-
166. Fuentes legales. Esta materia re- ver, o si se ha decretado un informe en
lativa a los acuerdos de las Cortes de Ape- derecho; pero siempre, y en ambos casos,
laciones está reglamentada con toda mi- tendrán aplicación las normas sobre los
nuciosidad en el párrafo II, del Título V, acuerdos.
del Código Orgánico, o sea, en los artícu- Hacemos esta observación porque
los 72 a 89. dado que, en la práctica, se dice que una
Aun cuando la leyenda del párrafo en causa ha quedado en acuerdo si no es
cuestión alude a los acuerdos de las Cor- fallada de inmediato, bien pudiera creer-
tes de Apelaciones, en su oportunidad ve- se que las normas sobre los acuerdos sólo
remos que ellos también se aplican a los se aplican cuando se produce esta última
de la Corte Suprema, salvo ciertas modifi- circunstancia, mas no cuando debe estu-
caciones o excepciones (art. 103 C.O.T). diarse, discutirse y adoptarse un fallo, que
Además, conforme lo señala el artículo 19 se dicta de inmediato, después de termi-
del C.O.T., las decisiones de los tribunales nada la vista de la causa.
de juicio oral en lo penal se regirán, en lo
que no resulte contrario a las normas del 169. Personas que intervienen en el
párrafo 3 del Título II del Libro I, por las acuerdo. El tema se encuentra reglamen-
reglas sobre acuerdos en las Cortes de Ape- tado en los artículos 75 a 80 del Código
laciones contenidas en los artículos 72, 81, Orgánico de Tribunales. Su lectura per-
83, 84 y 89. mite sintetizarlos en las siguientes reglas:
Primera regla: No podrán tomar parte
167. Definición. No existe una defini- en ningún acuerdo los que no hubieren
ción legal sobre los acuerdos; pero del concurrido como jueces a la vista del ne-
contexto de las disposiciones que sirven gocio (art. 75 C.O.T.).
de fuente a esta institución procesal po- Así, si una causa fue vista ante los mi-
demos formular la siguiente: se entiende nistros A, B y C, solamente estos ministros
por acuerdo el estudio, la discusión y la podrán intervenir en el acuerdo y no po-
adopción del fallo por parte de un tribu- drían hacerlo otros. Para confrontar esta
nal colegiado. identidad, habrá que recurrir a la constan-
El acuerdo, pues, es propio de los tri- cia que deja en los autos el Relator acerca
bunales colegiados. Sería un contrasenti- del nombre de los jueces que intervinieron
do hablar de acuerdo en los tribunales en la vista del negocio respectivo.
unipersonales. Él atraviesa por diversas Segunda regla: Ningún acuerdo podrá
etapas: comienza por el estudio de la cues- efectuarse sin que tomen parte todos los

107
Mario Casarino Viterbo

que como jueces hubieren concurrido a La misma solución se adopta en el


la vista (art. 76 C.O.T.) y a pesar de que caso de que se imposibilitare por enfer-
hubieren cesado en sus funciones; salvo medad alguno de los ministros y siempre
que, a juicio del tribunal, se encuentren que esta enfermedad dure más de treinta
imposibilitados física o moralmente para días, a menos que las partes, de común
intervenir en ella (art. 79, inc. 1º, C.O.T.). acuerdo, antes de expirar este término
No se efectuará el pago de ninguna jubi- de treinta días, soliciten nueva vista (art.
lación de Ministro de Corte mientras no 78 C.O.T.).
acrediten haber concurrido al fallo de las Cuarta regla: A pesar de que alguno
causas, a menos que comprueben la im- de los jueces que concurrieron a la vista
posibilidad antes expresada (art. 79, inc. de la causa, y antes de producido el acuer-
2º, C.O.T.). do, hubiere fallecido, fuere destituido o
Así, si una causa fue vista ante los mi- suspendido de sus funciones, hubiere ju-
nistros A, B y C, forzosamente tendrán bilado o sido trasladado o hubiere enfer-
que concurrir al acuerdo estos mismos mado por más de treinta días o, en fin,
ministros, a pesar de haber cesado en sus que, a juicio del tribunal, se encontrare
funciones; y si la causal de cesación es la imposibilitado física o moralmente para
jubilación, ésta no se le paga mientras no intervenir en ella, no se verá de nuevo la
acredite haber cumplido con la obliga- causa, siempre que el fallo sea acordado
ción anterior de concurrir a los acuerdos por el voto conforme de la mayoría del
de todas aquellas causas en que hubiere total de jueces que en ella intervinieron
intervenido en su vista. (art. 80 C.O.T.).
Claro está que la regla anterior reco- Ejemplo: una causa se ve ante los mi-
noce como excepción el caso del minis- nistros A, B, C, D y E y queda en acuer-
tro que cese en sus funciones y la Corte do; luego fallece el ministro E. No necesita
estime que está imposibilitado física o verse de nuevo la causa, y pueden fallarla
moralmente para intervenir en el acuer- legalmente los sobrevivientes, siempre que
do; por ejemplo, que hubiere cesado en todos ellos estén conformes en el fallo, o
sus funciones por haber incurrido en la que él sea acordado por el voto confor-
causal de incapacidad consistente en caer me de tres ministros, porque tanto cua-
en demencia (imposibilidad física). En tro o tres, según los casos propuestos,
estos casos tiene que haber una declara- constituyen la mayoría de cinco.
ción expresa del tribunal en orden a la
existencia de imposibilidad física o mo- 170. Forma de celebrar los acuerdos.
ral para intervenir en un acuerdo. Si tal No obstante que los acuerdos constitu-
declaración no se efectúa, rige la regla yen verdaderas actuaciones judiciales, se
general; y el ministro, no obstante haber celebran privadamente, esto es, sólo con-
dejado de ser tal, tiene que concurrir al curren los ministros que intervinieron en
acuerdo de la causa, puesto que intervi- la vista de la causa. Sin embargo, pueden
no también en su vista. llamarse a ellos a los Relatores u otros
Tercera regla: Si antes de producido el empleados cuando lo estimen necesario
acuerdo, falleciere, fuere destituido o sus- los ministros (art. 81 C.O.T.).
pendido de sus funciones, trasladado o Por consiguiente, este es un caso típi-
jubilado alguno de los jueces que concu- co de excepción al principio de publici-
rrieron a la vista, se procederá a ver de dad de las actuaciones judiciales contem-
nuevo el negocio (art. 77 C.O.T.). plado en el artículo 9º del Código Orgáni-
Así, si una causa fue vista ante los mi- co de Tribunales.
nistros A, B y C, y muere el ministro C, No en todas las legislaciones procesa-
tendrá que procederse a una nueva vista, les los acuerdos se celebran privadamen-
volviendo aquélla al rol de causas en es- te; por el contrario, en la mayoría de ellas
tado de tabla. se llevan a efecto en forma pública, lo mis-

108
Manual de Derecho Procesal

mo que la relación y los alegatos. En ver- cuestiones que en el debate se hubieren


dad que habría manifiesta conveniencia suscitado;
en hacerlo así; pues estimula entre los fa- 4º. Establecidos los hechos en la for-
lladores el estudio y resalta mejor el prin- ma prevenida por las reglas anteriores,
cipio de la responsabilidad funcionaria. se procederá a aplicar las leyes que fue-
ren del caso, si el tribunal estuviere de
171. Manera de adoptar un acuerdo. acuerdo en este punto;
Los tribunales colegiados no son libres en 5º. Si en el debate se hubieren susci-
cuanto a la manera o a la forma como tado cuestiones de derecho, cada una de
pueden llegar a adoptar un acuerdo: de- ellas será resuelta por separado, y las cues-
ben ajustarse a las normas o al camino tiones resueltas servirán de base para la
que les señala el artículo 83 del Código resolución de las demás, y
Orgánico de Tribunales. Si estas normas 6º. Resueltas todas las cuestiones de
no son observadas, en el hecho, puede hecho y de derecho que se hubieren sus-
llegarse a una solución distinta de aquella citado, las resoluciones parciales del tri-
deseada, prevista y sancionada por la ley. bunal se tomarán por base para dictar la
En general, la ley quiere, en primer resolución final del asunto”.
término, que se debata suficientemente la Hemos dicho que si las normas ante-
cuestión promovida; en segundo térmi- riores no son observadas fielmente al
no, que se haga una distinción neta entre adoptar un fallo, en el hecho, puede lle-
las cuestiones de hecho y de derecho, dando garse a soluciones distintas de las previstas
por establecidos, primero, los hechos y, por la ley.
en seguida, haciendo aplicación de la ley; Un ejemplo permitirá esclarecer los
y, por último, que tanto en el estableci- conceptos anteriores: se trata de un juicio
miento de los hechos como en la aplica- en el cual se ha pedido la declaración de
ción de la ley, si las cuestiones fueren nulidad de un contrato de cesión de dere-
varias, que haya un orden lógico entre ellas, chos hereditarios, fundada en lesión enor-
o sea, que las ya resueltas sirvan de base me, como vicio del consentimiento. El
a las por resolver, en cuanto la relación o demandado, contestando la demanda, sos-
encadenamiento así lo exigiere. tiene que no son efectivos los hechos cons-
La disposición antes citada expresa: titutivos de la lesión enorme; pero que,
“En los acuerdos de los tribunales co- en el supuesto que lo fueran, es improce-
legiados, después de debatida suficiente- dente la acción de nulidad por tratarse de
mente la cuestión o cuestiones promovidas, un contrato de cesión de derechos here-
se observarán las reglas siguientes para for- ditarios. La cuestión o cuestiones suscita-
mular la resolución: das tienen un doble aspecto: de hecho y
1º. Se establecerán primeramente con de derecho. De hecho, en cuanto a los
precisión los hechos sobre que versa la fundamentos de la lesión enorme; y de
cuestión que debe fallarse, sin entrar en derecho, en cuanto a si es procedente la
apreciaciones ni observaciones que no acción de nulidad por lesión enorme, tra-
tengan por exclusivo objeto el esclareci- tándose de un contrato de cesión de dere-
miento de los hechos; chos hereditarios.
2º. Si en el debate se hubiere suscitado El tribunal de primera instancia acoge
cuestión sobre la exactitud o falsedad de la demanda, y se apela de dicha senten-
uno o más de los hechos controvertidos cia. El tribunal de segunda, una vez vista
entre las partes, cada una de las cuestiones la causa y dejada en acuerdo, tiene que
suscitadas será resuelta por separado; adoptar un fallo. Ahora bien, dentro del
3º. La cuestión que ya se hubiere re- acuerdo no debe interrogarse a los minis-
suelto servirá de base, en cuanto la rela- tros que han intervenido en la vista de
ción o encadenamiento de los hechos lo esta causa, en términos generales, si están
exigiere, para la decisión de las demás por confirmar o por revocar, sino si esti-

109
Mario Casarino Viterbo

man probados los hechos y, en caso afir- por lesión enorme, como vicio del con-
mativo, si consideran procedente la acción, sentimiento? Dos ministros opinaron que
para resolver así, separadamente, las cues- la acción es improcedente (los dos segun-
tiones de hecho de las de derecho y, cada dos); pero tres ministros (los dos prime-
una de ellas, por mayoría absoluta. ros y el último) opinaron que la acción es
Imaginemos que en el acuerdo inter- procedente. Por consiguiente, la demanda
vienen cinco ministros. Si empleamos el tiene que ser acogida por tres votos contra dos.
primer sistema, puede resultar que dos
opinan que debe rechazarse la demanda, 172. Oportunidad en que se entiende
porque los hechos en que se funda la producido el acuerdo. El artículo 85, in-
lesión enorme no están probados; pero ciso 1º, del Código Orgánico de Tribuna-
que, en el supuesto que lo estuvieran, es- les, dispone que “se entenderá terminado
timan que la acción de nulidad fundada el acuerdo cuando se obtenga mayoría
en lesión enorme es procedente no obs- legal sobre la parte resolutiva del fallo y
tante tratarse de un contrato de cesión sobre un fundamento, a lo menos, en apo-
de derechos hereditarios. Otros dos mi- yo de cada uno de los puntos que dicho
nistros también acuerdan rechazar la de- fallo comprenda”.
manda, porque, si bien estiman probados Luego, esta disposición presupone sa-
los hechos, consideran improcedente la ber que las sentencias constan de tres par-
acción de nulidad en razón de la natura- tes: expositiva, considerativa y resolutiva.
leza del contrato cuya nulidad se preten- La parte expositiva carece de importan-
de. Por último, el quinto ministro opina cia para el acuerdo, pues es inconcebible
que la demanda debe acogerse, porque que pueda dar origen a controversia en-
están probados los hechos y la acción es tre los falladores; no así en cuanto a la
procedente en derecho. En resumen, te- parte considerativa, que contiene los fun-
nemos que cuatro ministros han opina- damentos de hecho y de derecho del fa-
do que debe rechazarse la demanda y, uno llo, y a la parte resolutiva del mismo, que
solo, que debe acogerse; pero los funda- decide sobre las diversas acciones y ex-
mentos de los dos primeros ministros, que cepciones hechas valer en el juicio.
opinaron por el rechazo de la demanda, En efecto, para que se entienda legal-
son distintos de los fundamentos de los mente producido el acuerdo, se requiere
otros dos ministros, que también opina- mayoría legal sobre: a) la parte resolutiva
ron por este rechazo. del fallo, y b) un fundamento, a lo me-
En cambio, si en el ejemplo anterior nos, en apoyo de cada uno de los puntos
nos ceñimos a las reglas legales, veremos que comprenda el fallo.
que llegamos a una solución distinta. Pri- Se requiere, por consiguiente, una
mero, en conformidad al criterio del ar- doble mayoría legal, a saber: sobre la parte
tículo 83 del Código Orgánico de Tribu- resolutiva, o sea, sobre las acciones o ex-
nales, tendremos que resolver la cuestión cepciones que se acogen o se rechazan; y
de hecho, y preguntar: ¿están probados sobre un fundamento, a lo menos, de
los hechos, fundamento de la lesión enor- cada acción o excepción acogida o re-
me? Dos ministros (los dos primeros) son chazada. Si tres ministros están por aco-
de opinión que no están probados, y tres ger la demanda, pero cada uno de ellos
ministros (los tres restantes) que están pro- por un fundamento diverso, quiere decir
bados. En consecuencia, por mayoría de que la sentencia que se dicte en tales con-
votos, se dan por establecidos como ver- diciones sería defectuosa en la forma, y
daderos los hechos fundamento de la le- susceptible de ser anulada mediante el
sión enorme. En seguida, establecidos los correspondiente recurso de casación.
hechos, tendremos que preguntar: ¿es pro- Ahora bien, los miembros del tribu-
cedente la acción de nulidad de un con- nal que no estén conformes con la opi-
trato de cesión de derechos hereditarios nión de la mayoría expresarán su opinión

110
Manual de Derecho Procesal

en desacuerdo con esta mayoría, desacuer- que los diversos ministros que constitu-
do que puede versar tanto sobre los fun- yen el tribunal deben emitir su voto.
damentos del fallo como sobre su parte En efecto, prescribe que en los tribu-
resolutiva. Estas opiniones, en desacuer- nales colegiados, en el momento del
do con la mayoría, reciben el nombre de acuerdo, dará primero su voto el ministro
votos disidentes o de minoría. menos antiguo y continuarán los demás en
Y ¿cuándo habrá mayoría legal? el orden inverso al de su antigüedad, sien-
Cuando la parte resolutiva de la sen- do el último el del Presidente (art. 84
tencia y un fundamento, a lo menos, en C.O.T.).
apoyo de cada uno de los puntos que com- Esta norma legal tiene su fundamen-
prenda, cuente con la mayoría absoluta to psicológico: el ministro más joven, al
de votos conformes de los miembros lla- conocer desde luego la opinión del o de
mados a fallar a causa (art. 72, parte final, los más antiguos, podría sentirse cohibi-
C.O.T.); y se entiende por mayoría abso- do y verse arrastrado por ellas.
luta la mitad más uno de los miembros en
cuestión. Ej.: si intervienen en la vista de 174. Formalidades posteriores al
la causa cinco ministros, la mayoría legal acuerdo. Hemos visto la manera o la for-
será el voto conforme de tres; si intervie- ma de llegar a producir un acuerdo, y
nen tres ministros, la mayoria legal será desde qué momento él se entiende legal-
el voto conforme de dos, etc. mente celebrado. Ahora nos correspon-
Sin embargo, hay casos en que la ma- de conocer las formalidades posteriores
yoría legal no corresponde exactamente a que es necesario observar, las que, en el
la mayoría absoluta, sino que es superior a fondo, constituyen la materialización mis-
ésta; por ejemplo, los tribunales colegiados ma de la sentencia acordada.
conociendo en segunda instancia requie- En efecto, se comienza por designar
ren la unanimidad de sus miembros para al ministro que va a redactar la sentencia,
aplicar la pena de muerte (art. 73 C.O.T.)1 designación que en la práctica recae en
y la Corte Suprema requiere de la mayoría el que se encuentra de turno o de sema-
total de sus miembros para declarar que un na, y de la que se deja constancia en el
funcionario judicial carece de buen com- proceso mediante decreto firmado por
portamiento (art. 80, inciso 3º, C.P.R.), y todos los ministros que concurrieron al
casos en que la mayoría legal es aún inferior acuerdo, debidamente notificado a las
a la mayoría absoluta, por ejemplo, si en partes el mismo día en que es expedido.
un tribunal colegiado la mitad de los votos En seguida, el ministro redactor procede
se uniforman en favor del reo, sea para a elaborar el proyecto de sentencia acordada,
absolverlo, sea para imponerle una pena y en tan importante labor debe ceñirse
menor que la que le asignan los demás estrictamente a lo aceptado por la mayo-
jueces, aquella opinión constituirá senten- ría. Una vez terminado su proyecto, lo
cia (art. 74, inc. 1º, C.O.T.).2 entrega al Secretario, quien certificará, en di-
ligencia estampada en los autos, la fecha
173. Orden de la votación. También de esta entrega, y lo pondrá a disposi-
la ley se encarga de señalar el orden en ción de los demás ministros para su apro-
bación. Si se suscita dificultad acerca de la
redacción de la sentencia, resuelve tam-
1
Art. 73 C.O.T. fue derogado por la Ley bién el tribunal. En caso de que el pro-
Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. Conforme lo dis- yecto sea aceptado en su forma primitiva
puso la Ley Nº 19.734, de 5 de junio de 2001, la de- o con las modificaciones acordadas pos-
rogación dispuesta por la Ley Nº 19.665 rige desde teriormente, será firmado por todos los
la publicación de esa ley en el Diario Oficial, es de-
cir, 5 de junio de 2001. ministros que hayan concurrido al acuer-
2
Art. 74 C.O.T. fue sustituido por la Ley do a más tardar en el término de tercero
Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. día, y deberá expresarse al final el nombre

111
Mario Casarino Viterbo

del ministro que lo hubiere redactado nistros y cada uno tiene una opinión di-
(art. 85 C.O.T.). versa. Se está entonces frente al fenóme-
Además deberá indicarse nominativa- no procesal llamado de la discordia de votos.
mente qué miembros han concurrido con En consecuencia, podemos definir la
su voto a formar sentencia y qué miem- discordia de votos diciendo que es aquella
bros han sostenido opinión contraria. Tam- situación que es necesario resolver dentro
bién puede acontecer que algún miembro del acuerdo en un tribunal colegiado,
haya contribuido con su voto a formar la cuando no se obtiene mayoría legal sobre
mayoría, pero que haya tenido razones es- la cuestión suscitada, sea porque se ha pro-
peciales para ello. De ellas, como igualmente ducido empate de votos, sea porque se ha
de los fundamentos de los votos de mino- producido dispersión de los mismos.
ría, se deja constancia en un libro que Ahora bien, la Solución dada por el
llevan los tribunales colegiados, llamado legislador a la discordia de votos es dis-
de acuerdos, que estará a disposición de tinta, según sea la naturaleza del negocio
quien manifieste interés en imponerse de en que se ha suscitado; es decir, según si
él. Sin perjuicio de lo anterior, los votos la causa es civil o penal.
especiales y los votos de minoría se inser- En materia civil, las soluciones a la dis-
tan a continuación de las sentencias, cuan- cordia de votos las encontramos en los
do son éstas ordenadas publicar en la artículos 86 y 87 del Código Orgánico de
Gaceta de Tribunales1 (art. 89 C.O.T.). Tribunales; las cuales pueden resumirse
En relación con las formalidades an- en la forma siguiente:
teriores, debemos recordar que los Se- a) Si durante el acuerdo se produce
cretarios de los tribunales colegiados una discordia de votos, cada opinión par-
fijarán en la puerta de la secretaría del ticular será sometida separadamente a vo-
tribunal una nómina de las causas que que- tación y si ninguna de ellas obtuviere
den en acuerdo, con expresión de la fe- mayoría absoluta se excluirá la opinión
cha en que terminó la vista, la del decreto que reúna menor número de sufragios
en que se designó ministro para redactar en su favor, repitiéndose la votación en-
el fallo, el nombre de éste, la fecha del tre las restantes (art. 86, inc. 1º, C.O.T.).
día en que el ministro redactor entregue Ej.: cinco ministros intervienen en el
el borrador de sentencia y la de aquél en acuerdo y las opiniones se dividen en dos,
que ésta sea expedida por el tribunal (art. dos y una. Se elimina esta última opinión,
587 C.O.T.); y que las Cortes de Apela- y el ministro que la sostenía debe optar
ciones tienen un plazo de treinta días para por las dos anteriores. Se llega así a obte-
dictar sentencias definitivas en materia ci- ner un fallo de tres contra dos;
vil (art. 90, Nº 10, C.O.T.). b) Si la exclusión pudiere correspon-
der a más de una opinión por tener igual
175. Discordia de votos. Puede suce- número de votos, decidirá el tribunal cuál
der que dentro de un acuerdo exista em- de ellas debe ser excluida (art. 86, inc. 2º,
pate o dispersión de votos, con lo cual parte 1ª, C.O.T.). Tanto en el caso de la
no se obtiene la mayoría exigida por la regla consignada en la letra a), como en
ley para que se entienda producido el el presente, los jueces que hubieren soste-
acuerdo. Ej.: el tribunal está constituido nido una opinión excluida, deberán op-
por cuatro ministros y dos opinan en un tar por alguna de las otras sometidas a
sentido y los dos restantes en otro; o bien, votación (art. 86, inc. 3º, C.O.T.), debien-
el tribunal está constituido por tres mi- do incluso repetirse los procedimientos an-
teriores cada vez que concurran las
circunstancias antes mencionadas (art. 86,
1
Actualmente en la “Revista de Derecho, Ju- inc. final, C.O.T.), y
risprudencia y Ciencias Sociales y Gaceta de los Tri- c) Si tampoco resultare mayoría para
bunales”. decidir la exclusión, se llamarán tantos

112
Manual de Derecho Procesal

jueces cuantos sean necesarios para que VIII. Corte Suprema


cualquiera de las opiniones pueda formar
sentencia, debiendo, en todo caso, que- 176. Fuentes legales. Las fuentes lega-
dar constituido el tribunal con un núme- les de la Corte Suprema están constitui-
ro impar de miembros. Ej.: si la discordia das por el Título VI del Código Orgánico
se ha producido entre tres ministros, es de Tribunales, o sea, por los artículos 93
necesario llamar a dos más, y si la discor- al 107.
dia se ha producido entre cuatro minis- Este título está dividido en dos párra-
tros, caso del empate, será necesario fos que tratan de la organización y atri-
llamar a uno solo más. buciones del Tribunal y de su Presidente,
La aplicación de la regla contenida respectivamente.
en la letra c) exige, pues, la concurren-
cia de dos requisitos: que el tribunal que- 177. Antecedentes históricos. La Corte
de constituido con un número impar de Suprema aparece, por primera vez, en nues-
miembros; y que se llamen tantos minis- tra vida institucional independiente, en el
tros cuantos sean necesarios para que cada Reglamento de Administración de Justicia
opinión pueda formar sentencia. de 1811, bajo el nombre de Tribunal Supre-
Pero lo anterior no basta: es necesario mo Judicatario, con una variada y compleja
que se vea otra vez la causa por los mis- jurisdicción. En el texto constitucional de
mos miembros que asistieron a la primera 1823 se le llama Suprema Corte de Justicia y
vista y los nuevamente llamados. Antes de se la designa como la primera magistratura
comenzar el acto, los jueces discordantes judicial del Estado; pero es en el texto cons-
podrán aceptar por sí solos una opinión titucional siguiente, o sea, en el de 1828
que reúna la mayoría necesaria para for- que se le dio la denominación actual de
mar sentencia, quedando sin lugar la nue- Corte Suprema. En todos los textos constitu-
va vista, la cual se efectuará únicamente cionales posteriores, en especial en los de
en el caso de mantenerse la discordia. Si, los años 1833, 1925 y 1980 continúa apare-
vista de nuevo la causa, ninguna opinión ciendo con esta misma denominación.
obtuviere mayoría legal, se limitará la vo- Sin embargo, las funciones asignadas
tación a las que hubieren quedado pen- a la Corte Suprema han ido variando fun-
dientes al tiempo de llamarse a los nuevos damentalmente a través del tiempo. Así,
jueces. En caso de nueva vista de una cau- mientras no se dictaba la Ley de Organi-
sa por discordia ocurrida en la primera, el zación y Atribuciones de los Tribunales
Presidente del Tribunal podrá indicar a de 1875, conocía de una serie de recur-
los abogados de las partes el punto mate- sos extraordinarios propios del antiguo
ria del empate para que limiten a él sus tribunal español llamado La Real Audien-
alegaciones (art. 87 C.O.T.). cia. Con posterioridad a la precitada ley,
En materia penal la regla es más senci- entró a conocer en segunda instancia de
lla y está contenida en el artículo 74 del las causas criminales y de las de hacien-
Código Orgánico de Tribunales. da, en única instancia de los recursos de
“Si con ocasión de conocer alguna nulidad, y del ejercicio de la jurisdicción
causa en materia criminal, se produce una disciplinaria sobre todos los tribunales de
dispersión de votos entre los miembros la República.
de la Corte, se seguirán las reglas señala- Fue sólo a partir de la vigencia del Códi-
das para los tribunales de juicio oral en go de Procedimiento Civil, o sea, del año
lo penal” (art. 74 C.O.T.). 1
la publicación de esa ley en el Diario Oficial, es de-
1
Art. 73 C.O.T. fue derogado por la Ley cir, 5 de junio de 2001. Art. 88 C.O.T. fue deroga-
Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000. Conforme lo dis- do por la Ley Nº 19.665, de 9 de marzo de 2000.
puso la Ley Nº 19.734, de 5 de junio de 2001, la de- Art. 74 C.O.T. fue derogado por la Ley Nº 19.665,
rogación dispuesta por la Ley Nº 19.665 rige desde de 9 de marzo de 2000.

113
Mario Casarino Viterbo

1903, que la Corte Suprema entró a desem- de la expresión máxima de uno de los
peñar la función de uniformar la correcta Poderes del Estado –el Poder Judicial– y
aplicación de la ley mediante el conocimien- las diversas materias que tanto la Consti-
to y fallo del recurso de casación en el fondo; y tución Política como las leyes han entre-
a contar de la vigencia de la Constitución gado a su conocimiento.
Política de 1925 y de 1980, que se le entre- No acontece lo mismo con su sede,
gó la no menos importante misión de velar pues el artículo 94 del Código Orgánico
por la constitucionalidad de las leyes me- de Tribunales es explícito al exigir que
diante el conocimiento y fallo del recurso de debe estar en la capital de la República.
inaplicabilidad o inconstitucionalidad.
Leyes especiales posteriores le han ido 180. Funciones primordiales de la Cor-
entregando también el conocimiento de te Suprema. Un rápido examen de los pre-
otros asuntos, de tal manera que su com- ceptos relativos a la organización y atribu-
petencia actual es abundante y compleja. ciones de la Corte Suprema nos permite
La institución de un tribunal judicial apreciar que sus funciones primordiales y
supremo es común a casi todas las legis- actuales son las siguientes:
laciones extranjeras; pero está estableci- a) Ejercer la jurisdicción correccional, dis-
do, eso sí, con diversas denominaciones y ciplinaria y económica sobre todos los tri-
funciones. En Francia, Bélgica e Italia se bunales de la Nación (arts. 82 C.P.R. 540
le llama Tribunal de Casación, por ser ésta C.O.T.);
su función específica y característica; en b) Velar por la observancia de la Consti-
Alemania, España, Portugal, Holanda y tución Política de la República, declarando
Brasil se le llama Tribunal Supremo, por su inaplicables aquellos preceptos legales que
ubicación dentro de la organización judi- estime inconstitucionales (arts. 80 C.P.R.
cial general; en Suiza se le llama Tribunal y 96, Nº 1º, C.O.T.);1
Federal, en atención al sistema político na-
cional; en fin, en Inglaterra, en los Esta- 1
dos Unidos de Norteamérica y en la ma- El art. 1º, Nº 54 de la Ley Nº 20.050, de 26 de
agosto de 2005, modificó la C.P.R. en lo relativo a com-
yoría de las repúblicas americanas, se le posición y atribuciones del Tribunal Constitucional.
llama simplemente Corte Suprema. Conforme a los Nos 6º y 7º del actual artículo
Sin embargo, no es una institución 93 de la C.P.R., son atribuciones del Tribunal Cons-
de muy antigua data: nace con la Revolu- titucional:
ción Francesa como un medio de llevar a 6º Resolver, por la mayoría de sus miembros en
ejercicio, la inaplicabilidad de un precepto legal
la práctica el postulado de la igualdad cuya aplicación en cualquier gestión que se siga
ante la ley. ante un tribunal ordinario o especial, resulte con-
traria a la Constitución;
178. Definición. La Corte Suprema es 7º Resolver por la mayoría de los cuatro quintos
un tribunal colegiado, compuesto por el de sus integrantes en ejercicio, la inconstitucionalidad
de un precepto legal declarado inaplicable en confor-
número de miembros que la propia ley midad a lo dispuesto en el numeral anterior;
le asigna, que ejerce jurisdicción sobre En el caso del número 6º, la cuestión podrá ser
todo el territorio de la República, y cuya planteada por cualquiera de las partes o por el juez
función normal y específica es velar por que conoce del asunto. Corresponderá a cualquie-
la correcta y uniforme aplicación de la ra de las salas del Tribunal declarar, sin ulterior re-
curso, la admisibilidad de la cuestión siempre que
Constitución Política y de las leyes. verifique la existencia de una gestión pendiente
ante el tribunal ordinario o especial, que la aplica-
179. Territorio jurisdiccional y resi- ción del precepto legal impugnado pueda resultar
dencia. Falta una disposición expresa que decisivo en la resolución de un asunto, que la im-
consagre que la Corte Suprema ejerce ju- pugnación esté fundada razonablemente y se cum-
plan los demás requisitos que establezca la ley. A
risdicción sobre todos el territorio de la Repú- esta misma sala le corresponderá resolver la suspen-
blica. Empero, la afirmación es exacta, si sión del procedimiento en que se ha originado la
tenemos en consideración que se trata acción de inaplicabilidad por inconstitucionalidad.

114
Manual de Derecho Procesal

c) Velar por el respeto a las garantías años en el cargo y no pudiendo ser reele-
individuales, poniendo término a las de- gido (art. 93, incs. 1º y 2º, C.O.T.); 1
tenciones o prisiones arbitrarias (arts. 98, b) Los Ministros, cuyo número es de
Nº 7º, C.O.T. y 306 y siguientes C.P.P.), y veintiuno, incluyendo al Presidente; y que
d) Velar por la correcta y uniforme apli- gozan de precedencia los unos respecto
cación de las leyes, dándoles a éstas su ver- de los otros por el orden de su antigüe-
dadera y genuina significación (arts. 98, dad (art. 93, incs. 1º y 3º, C.O.T.);2
Nº 1º, C.O.T., 764 y siguientes C.P.C. y c) El Fiscal judicial, que es el repre-
546 y siguientes C.P.P.). sentante del Ministerio Público ante la
La primera función se obtiene me- Corte Suprema y el jefe superior de este
diante las medidas disciplinarias, correc- servicio (arts. 93, inc. 4º, y 350, C.O.T.);3
tivas o económicas que puede dictar de d) El Secretario, que es ministro de fe
oficio, o el conocimiento de los recursos pública y que ejerce todas las funciones
de queja; la segunda mediante la decla- que la ley asigna a esta clase de funciona-
ración de inaplicabilidad de oficio de un rios auxiliares de la administración de jus-
precepto legal inconstitucional, o el co- ticia (arts. 93, inc. 4º, 379 y 380 C.O.T.);
nocimiento del correspondiente recurso e) Un Prosecretario (art. 93, inc. 4º
de inaplicabilidad; la tercera, mediante C.O.T.);
el conocimiento en segunda instancia del f) Los Relatores, que son ocho (art. 93,
recurso de amparo; y, por último, la cuar- inc. final, C.O.T.) y que tienen como mi-
ta, mediante el conocimiento del recurso sión hacer la relación de las causas entre-
de casación en el fondo. gadas a la competencia de la Corte
En resumen, por la importancia fun- Suprema (arts. 372 y siguientes C.O.T.); 4
damental y manifiesta de sus funciones g) El Oficial Primero de la Corte Supre-
primordiales, la Corte Suprema debe tra- ma, que asesora al Secretario y cumple
ducir, y en el hecho traduce, en último con las obligaciones que le imponen las
término y de manera incesante, el pensa- leyes (art. 498 C.O.T.);
miento jurídico de la Nación. h) Los empleados u oficiales de Secreta-
ría, cuyo número, obligaciones y remu-
181. Composición de la Corte Supre- neración son fijados en leyes especiales
ma. La organización de la Corte Supre- (art. 498, inc. 1º, C.O.T.);
ma nos revela que este tribunal está i) Los escribientes de los miembros del tri-
compuesto de los siguientes funcionarios: bunal, que forman parte del personal auxi-
a) El Presidente, que tiene como mi- liar de la Secretaría de la Corte Suprema,
sión regir la Corte, fuera de sus demás y son cinco; que prestan sus servicios,
funciones y obligaciones que estudiare- como su propio nombre lo indica, en ca-
mos en momento oportuno; y que es ele- lidad de escribientes de los miembros del
gido por la misma Corte, dentro también tribunal; y que son nombrados por el Pre-
de sus propios miembros, durando dos sidente de la República, a propuesta de
la Corte Suprema, durando tres años en
el ejercicio de sus funciones, y deben ha-
En el caso del número 7º, una vez resuelta en
sentencia previa la declaración de inaplicabilidad
ber cursado, a lo menos, cuarto año de
de un precepto legal, conforme al número 6º de Derecho (art. 498, inc. 2º, C.O.T.);
este artículo, habrá acción pública para requerir al
Tribunal la declaración de inconstitucionalidad, sin 1
Art. 93, inc. 2º, C.O.T. fue modificado por la
perjuicio de la facultad de éste para declararla de Ley Nº 19.708 de 5 de enero de 2001.
oficio. 2
Art. 93, inc. 1º, C.O.T. fue modificado por la
Corresponderá a la ley orgánica constitucional Ley Nº 19.708, de 5 de enero de 2001.
respectiva establecer los requisitos de admisibilidad, 3
Arts. 93, inc. 4º y 350 C.O.T. fueron modifi-
en el caso de que se ejerza la acción pública, como cados por la Ley Nº 19.665 de 9 de marzo de 2000.
asimismo regular el procedimiento que deberá se- 4
Art. 93 inc. 4º C.O.T. fue modificado por la
guirse para actuar de oficio. Ley Nº 19.665 de 9 de marzo de 2000.

115
Mario Casarino Viterbo

j) El Secretario del Presidente de la Corte d) De los recursos de casación en la


Suprema, que tiene como función cum- forma y en el fondo que se entablen en
plir con las obligaciones que le impon- contra de las sentencias pronunciadas por
gan el Presidente o la propia Corte Su- las Cortes Marciales (art. 98, Nos 1º y 2º,
prema (art. 9º, Ley Nº 6.417, de 15 de en relación con el art. 171 C.J.M.).
septiembre de 1939), y e) De los recursos de revisión y de las
k) El Bibliotecario-Estadístico de la Corte resoluciones que recaigan sobre las que-
Suprema, que tendrá a su cargo la custodia, rellas de capítulos (art. 98, Nº 5, C.O.T.).1
mantenimiento y atención de la biblioteca f) De los recursos de inaplicabilidad re-
y, además, las obligaciones relativas a la es- glados en el artículo 80 de la Constitución
tadística del tribunal y las concernientes a Política de la República (art. 96, Nº 1º,
la formación del Escalafón Judicial (art. 19, C.O.T.);2
Ley Nº 14.548, de 8 de febrero de 1961).

182. Competencia de la Corte Supre- 1


Art. 98 C.O.T. fue sustituido por la Ley
ma. Las funciones primordiales que le co- Nº 18.969, de 10 de marzo de 1990, y posteriormen-
rresponden a la Corte Suprema, y que opor- te modificado por la Ley Nº 19.708, de 5 de enero
tunamente hemos señalado, nos dan de de 2001.
antemano una pauta acerca de las diversas 2
La Ley Nº 20.050 introdujo diversas modifi-
materias o negocios que la ley ha entrega- caciones a la C.P.R., y dentro de ellas las relativas a
do al conocimiento de este tribunal. atribuciones del Tribunal Constitucional.
Conforme los Nos 6º y 7º del actual artículo 93
Por razones de método, dichas mate- de la C.P.R., son atribuciones del Tribunal Consti-
rias o negocios estimamos que pueden enu- tucional:
merarse, según si la Corte Suprema los 6º Resolver, por la mayoría de sus miembros en
conoce en única instancia, o sea, caso en ejercicio, la inaplicabilidad de un precepto legal
que sus fallos no son susceptibles de nin- cuya aplicación en cualquier gestión que se siga
ante un tribunal ordinario o especial, resulte con-
gún otro recurso; si los conoce en segunda traria a la Constitución;
instancia, o sea, por la vía de la apelación; 7º Resolver por la mayoría de los cuatro quintos
y si se trata de materias o negocios especia- de sus integrantes en ejercicio, la inconstitucionalidad
les, todo ello sin perjuicio del estudio que de un precepto legal declarado inaplicable en confor-
posteriormente haremos del funcionamien- midad a lo dispuesto en el numeral anterior;
to del tribunal supremo mismo. En el caso del número 6º, la cuestión podrá ser
planteada por cualquiera de las partes o por el juez
que conoce del asunto. Corresponderá a cualquie-
183. Competencia en única instancia. ra de las salas del Tribunal declarar, sin ulterior re-
La Corte Suprema conoce en única ins- curso, la admisibilidad de la cuestión siempre que
tancia, de los siguientes asuntos: verifique la existencia de una gestión pendiente
a) De los recursos de casación en el ante el tribunal ordinario o especial, que la aplica-
ción del precepto legal impugnado pueda resultar
fondo (art. 98, Nº 1, C.O.T.). decisivo en la resolución de un asunto, que la im-
b) De los recursos de casación en la pugnación esté fundada razonablemente y se cum-
forma interpuestos contra las sentencias plan los demás requisitos que establezca la ley. A
dictadas por las Cortes de Apelaciones o esta misma sala le corresponderá resolver la suspen-
por un tribunal arbitral de segunda ins- sión del procedimiento en que se ha originado la
tancia constituido por árbitros de derecho acción de inaplicabilidad por inconstitucionalidad.
En el caso del número 7º, una vez resuelta en
en los casos en que estos árbitros hayan sentencia previa la declaración de inaplicabilidad de
conocido de negocios de la competencia un precepto legal, conforme al número 6º de este
de dichas Cortes (art. 98, Nº 2, C.O.T.). artículo, habrá acción pública para requerir al Tri-
c) De los recursos de nulidad inter- bunal la declaración de inconstitucionalidad, sin per-
puestos en contra de las sentencias defi- juicio de la facultad de éste para declararla de oficio.
nitivas dictadas por los tribunales con Corresponderá a la ley orgánica constitucional
respectiva establecer los requisitos de admisibilidad,
competencia en lo criminal, cuando co- en el caso de que se ejerza la acción pública, como
rresponda de acuerdo a la ley procesal asimismo regular el procedimiento que deberá se-
penal (art. 98, Nº 3, C.O.T.). guirse para actuar de oficio.

116
Manual de Derecho Procesal

g) De las contiendas de competencia que en su caso, en contra de las resoluciones


se susciten entre las autoridades políticas que libre la Comisión Resolutiva antimo-
o administrativas y los tribunales inferio- nopólica disponiendo la disolución de las
res de justicia (arts. 96, Nº 1º, 191 y 192, personas jurídicas, la inhabilidad para
C.O.T.); ocupar determinados cargos en colegios
h) De los recursos de queja que se enta- profesionales o instituciones gremiales o
blen en contra de cualquier juez o fun- la aplicación de multas (art. 19 Decreto
cionario del orden judicial, por faltas o Ley Nº 211, de 22 de diciembre de 1973
abusos cometidos en el ejercicio de sus en relación al D.S. Nº 511 de Economía,
funciones (arts. 98, Nº 6º, y 540 C.O.T.); publicado en el D.O. de 27 de octubre
i) De la intervención en el envío de exhor- de 1980);2 y
tos a tribunales extranjeros, los que deberá n) De las reclamaciones que la persona
remitir al Ministerio de Relaciones Exte- afectada por actos o resoluciones de las
riores para que éste, a su vez, les dé curso autoridades administrativas que le priven
de acuerdo a los tratados vigentes o a las o desconozcan la nacionalidad chilena in-
reglas generales adoptadas por el gobier- terponga, actuando en tal caso la Corte
no (art. 98, Nº 10 C.O.T., en relación con Suprema como jurado, o sea, en concien-
el art. 76 C.P.C.); cia (art. 12 C.P.R.), etc.
j) De la concesión del exequátur a las re- 9º De las solicitudes que se formulen,
soluciones judiciales contenciosas o no con- de conformidad a la ley procesal, para
tenciosas extranjeras que deban cumplirse declarar si concurren las circunstancias
en Chile (art. 98, Nº 10, C.O.T., en rela- que habilitan a la autoridad requerida
ción con los arts. 247 y siguientes C.P.C.); para negarse a proporcionar determina-
k) De las cuestiones a que da origen da información por razones de seguridad
la extradición activa en proceso criminal nacional o para oponerse a la entrada y
(art. 98, Nº 10, C.O.T., en relación con registro de lugares religiosos, edificios en
los arts. 635 y siguientes C.P.P.); 1 que funcione una autoridad pública o re-
l) De las reclamaciones a que da origen cintos militares (arts. 19 y 209 del Códi-
la aplicación de la medida de expulsión go Procesal Penal).3
en contra de un extranjero (art. 98, Nº 10, Conocer y resolver la concesión o re-
C.O.T., en relación al art. 89 del D.L. vocación de la libertad condicional, en
Nº 1.094, publicado en el Diario Oficial los casos en que se hubiere impuesto el
de 19 de julio de 1975, sobre Normas de presidio perpetuo calificado.
extranjeros en Chile). La resolución, en este caso, deberá
ll) De las reclamaciones a que da origen ser acordada por la mayoría de los
la aplicación de la ley sobre represión de miembros en ejercicio (art. 96, Nº 7º,
actividades en contra de la seguridad ex- C.O.T.). 4
terior del Estado (art. 98, Nº 10, C.O.T.,
en relación con el art. 8º, Ley Nº 7.401, de 2
El DFL Nº 1 del Ministerio de Economía, Fo-
4 de enero de 1943); mento y Reconstrucción, de 18 de octubre de 2004
m) De las reclamaciones interpuestas contiene el texto refundido, coordinado y sistema-
por el denunciante o por el interesado, tizado del D.L. Nº 211 de 1973. El Tribunal de De-
fensa de la Libre Competencia reemplazó a la
Comisión Resolutiva Antimonopolios. Conforme el
artículo 27 de la norma citada, la sentencia defini-
1
La extradición pasiva actualmente es de com- tiva dictada que imponga alguna de las medidas
petencia en primera instancia de un ministro de Cor- previstas en el artículo 26, o absuelva de ellas, es
te Suprema, conforme el artículo 52 Nº 3º, insertado susceptible del recurso de reclamación ante la Cor-
por la Ley Nº 19.665, y en segunda instancia, por una te Suprema.
3
sala de la Corte Suprema. La extradición activa, por Art. 98, Nº 9º, C.O.T. intercalado por la Ley
el contrario, es de competencia en única instancia Nº 19.708, de 5 de enero de 2001.
4
de la Corte de Apelaciones de Santiago, conforme Art. 96, Nº 7º, C.O.T. sustituido por la Ley
al art. 63, Nº 1, letra d) del C.O.T.). Nº 19.734, de 5 de junio de 2001.

117
Mario Casarino Viterbo

184. Competencia en segunda instan- por las Cortes de Apelaciones declaran-


cia. La Corte Suprema, en cambio, cono- do de oficio su incompetencia (arts. 98,
ce, en segunda instancia, de los siguientes Nº 10, C.O.T., en relación con el art. 209
asuntos: C.P.C.), y
a) Conocer de las apelaciones que se g) De las apelaciones que se deduzcan
deduzcan en las causas por desafuero de en contra de los fallos pronunciados en
las personas a quienes les fueren aplica- primera instancia por las Cortes de Apela-
bles los incisos segundo, tercero y cuarto ciones y por las Cortes Marciales conocien-
del artículo 58 de la Constitución Políti- do de un recurso de amparo (arts. 98, Nº 10,
ca (art. 96, Nº 2, C.O.T.);1 C.O.T., 316 C.P.P., 58, Nº 3º, C.J.M. y 4º
b) De los juicios de amovilidad fallados Ley Nº 5.209, de 26 de julio de 1933), etc.
en primera instancia por las Cortes de
Apelaciones o por el Presidente de la Cor- 185. Otras obligaciones que pesan so-
te Suprema, seguidos contra jueces de le- bre la Corte Suprema. Fuera del conoci-
tras o Ministros de Corte de Apelaciones, miento de las materias o asuntos antes
respectivamente (art. 96, Nº 3º, C.O.T.); enumerados, también le corresponde a
c) De las apelaciones deducidas con- la Corte Suprema cumplir con las siguien-
tra las sentencias dictadas por las Cortes tes obligaciones:
a) Dar cuenta anualmente al Presidente
de Apelaciones en los recursos de ampa-
de la República de las dudas y dificultades
ro y protección (art. 98, Nº 4, C.O.T.);
que le hayan ocurrido, como igualmente a
d) De las causas a que se refieren los
las Cortes de Apelaciones, en la inteligen-
números 2º y 3º del artículo 53 del Código cia y aplicación de las leyes y de los vacíos
Orgánico de Tribunales, que son aquellas que se noten en ellas (art. 5º C.C., en rela-
de que conoce en primera instancia el ción con el art. 102, Nº 4º, C.O.T.);
Presidente de la Corte Suprema como tri- b) Informar al Presidente de la Repúbli-
bunal de excepción, o sea, de las acusa- ca, cuando se solicite su dictamen, sobre
ciones o demandas civiles que se entablen cualquier punto relativo a la administración
en contra de uno o más miembros o fis- de justicia y sobre el cual no exista cues-
cales de las Cortes de Apelaciones para tión de que deba conocer (art. 96, Nº 5º,
hacer efectiva su responsabilidad por ac- C.O.T.) e informar las modificaciones que
tos cometidos en el desempeño de sus se propongan a la Ley Orgánica Constitu-
funciones y de las causas de presa, extra- cional relativa a la Organización y Atribu-
dición pasiva y demás que deban juzgar- ción de los Tribunales, de acuerdo a lo dis-
se con arreglo al Derecho Internacional puesto en el artículo 74 de la Constitución
(art. 98, Nº 5º, C.O.T.), y de las resolucio- Política (art. 96, Nº 6º, C.O.T.);
nes que recaigan sobre las querellas de c) Intervenir en las diversas actuacio-
capítulos (art. 98, Nº 6º, C.O.T.); 2 nes sobre formación escalafón judicial y
e) De las apelaciones que se deduzcan calificación del personal (art. 96, Nº 4º,
en contra de los fallos pronunciados en en relación con los arts. 270 y siguientes
primera instancia por un Ministro de Cor- C.O.T.), y
te Suprema como tribunal de excepción d) Confeccionar cada cinco años la ta-
en las causas a que alude el artículo 52 bla de emplazamiento a que alude el ar-
del Código Orgánico de Tribunales (art. tículo 259 del Código de Procedimiento
98, Nº 10, C.O.T.); Civil (art. 96, Nº 4º, C.O.T.).
f) De las apelaciones que se entablen
en contra de las resoluciones expedidas 186. Funcionamiento de la Corte Su-
prema. La Corte Suprema ha funcionado
en diversas formas desde su creación, en
1
Art. 96, Nº 2º, C.O.T., modificado por la Ley atención a los variados sistemas estableci-
Nº 19.678, de 5 de mayo de 2000. dos por las distintas leyes que se han pre-
2
Art. 98, Nº 6º, C.O.T., modificado por la Ley
Nº 19.708, de 5 de enero de 2001. ocupado de su organización y atribuciones.

118
Manual de Derecho Procesal

Así, de acuerdo al artículo 113 de la de once de sus miembros a lo menos (art.


Ley de Organización y Atribuciones de los 95, inc. 4º, C.O.T.).
Tribunales de 1875, la Corte se componía Corresponderá a la propia Corte, me-
de una sala, que funcionaba con un míni- diante auto acordado, establecer la for-
mum de cinco ministros y un máximo de ma de distribución de sus ministros entre
siete, que era precisamente el número de las diversas salas de su funcionamiento
miembros con que contaba. ordinario o extraordinario. La distribu-
Luego vino la Ley Nº 3.390, de 15 de ción de ministros que se efectúe perma-
julio de 1918, la cual, en síntesis, estable- necerá invariable por un período de, a lo
ció una primera sala llamada sala de for- menos, dos años (art. 95, inc. 5º, C.O.T.).
ma, una segunda sala llamada sala de fondo La integración de sala será facultativa
y, por excepción, el funcionamiento de para el Presidente de la Corte. Si opta
todo el tribunal en pleno. por hacerlo, podrá integrar cualquiera de
Posteriormente, se dictaron el Decre- las salas (art. 95, inc. 6º, C.O.T.).
to Ley Nº 27, de 8 de octubre de 1924, la Cada sala en que se divida la Corte
Ley Nº 4.017, de 28 de mayo de 1924, y Suprema será presidida por el ministro
la Ley Nº 5.980, de 7 de enero de 1937, más antiguo, cuando no esté presente el
cuyos textos refundidos pasaron al Códi- Presidente de la Corte (art. 95, inc. 7º,
go Orgánico de Tribunales, el que, a su C.O.T.).1
vez, experimentó sustanciales reformas, a Y ¿cómo sabremos si un determinado asun-
virtud de las Leyes Nº 11.183, de 10 de to debe ser resuelto por la Corte Suprema en
junio de 1953; Nº 11.537, de 8 de junio pleno o por alguna de las dos salas?
de 1954; Nº 11.986, de 19 de noviembre La regla general que hay que tener
de 1955; Nº 17.590, de 31 de diciembre presente es la siguiente: la ley enumera
de 1971, y Decreto Ley Nº 1.188, de 13 taxativamente, o indica expresamente,
de octubre de 1975. qué asuntos deben ser resueltos por la
Su texto permite apreciar que el fun- Corte Suprema en pleno, de suerte que
cionamiento de nuestro más alto tribu- todos los demás asuntos entregados a su
nal se desarrolla en forma ordinaria y en competencia serán resueltos por cualquie-
forma extraordinaria, según concurran o ra de sus tres salas.
no las circunstancias previstas por la ley Esta regla general se desprende cla-
para que se produzca una u otra manera ramente de lo preceptuado en el artículo
de funcionamiento. 96 del Código Orgánico de Tribunales y,
Esto nos lleva a estudiar cada una de en especial, en el Nº 10 del 98 de ese
estas diversas formas de funcionamiento mismo Código, al decir: “10) De los de-
en particular. más negocios judiciales de que correspon-
da conocer a la Corte Suprema y que no
187. Funcionamiento ordinario. La estén entregados expresamente al cono-
Corte Suprema funcionará dividida en sa- cimiento del pleno”.
las especializadas o en pleno (art. 95, inc.
1º C.O.T.). 188. Asuntos de que conoce la Corte
Para el conocimiento de los asuntos Suprema en pleno. Hemos dicho que la
a que se refiere el artículo 98, la Corte ley enumera taxativamente, o que indica
funcionará ordinariamente dividida en expresamente, cuáles son los asuntos que
tres salas o extraordinariamente en cua- la Corte Suprema debe resolver en tribu-
tro, correspondiéndole a la propia Corte nal pleno.
determinar uno u otro modo de funcio- Veamos, pues, cuáles son estos asun-
namiento (art. 95, inc. 2º, C.O.T.). tos:
En cualquier caso, las salas deberán
funcionar con no menos de cinco jueces 1
Art. 95 C.O.T. modificado por la Ley Nº 19.374,
cada una y el pleno con la concurrencia de 18 de febrero de 1995.

119
Mario Casarino Viterbo

a) El recurso de inaplicabilidad reglado ejercicio de las facultades disciplinarias por


en el artículo 80 de la Constitución Polí- parte del pleno es, sin perjuicio de las
tica de la República (art. 96, Nº 1º, que les corresponda aplicar a las salas en
C.O.T.); los asuntos que estuvieren conociendo,
b) Conocer de las apelaciones que se en conformidad a los artículos 542 y 543
deduzcan en las causas por desafuero de del Código Orgánico de Tribunales. En
las personas a quienes les fueren aplica- virtud de tales facultades puede la Corte
bles los incisos segundo, tercero y cuarto Suprema determinar la forma de funcio-
del artículo 58 de la Constitución Políti- namiento de los tribunales y demás servi-
ca (art. 96, Nº 2, C.O.T.).1 cios judiciales y fijar los días y horas de
c) Las apelaciones que se deduzcan en trabajo en atención a las necesidades del
las causas por desafuero de Diputados y servicio (art. 96, Nº 4º, C.O.T.).
Senadores a que se refiere el artículo 58
de la Constitución Política de la Repúbli- 189. Asuntos de que conoce la Corte
ca (art. 96, Nº 2º, C.O.T.); Suprema dividida en salas. Las salas de la
d) Los juicios de amovilidad fallados en Corte Suprema conocen:
primera instancia por las Cortes de Ape- 1º) De los recursos de casación en el
laciones seguidos en contra de los jueces fondo;
de letras (art. 96, Nº 3º, C.O.T.); 2º) De los recursos de casación en la
e) Los juicios de amovilidad fallados en forma interpuestos contra las sentencias
primera instancia por el Presidente de la dictadas por la Corte de Apelaciones o
Corte Suprema seguidos en contra de los por un tribunal arbitral de segunda ins-
ministros o fiscales de las Cortes de Ape- tancia constituido por árbitros de dere-
laciones (art. 96, Nº 3º, C.O.T.); cho en los casos en que los árbitros hayan
f) El ejercicio de las facultades admi- conocido de negocios de la competencia
nistrativas, disciplinarias y económicas que de dichas Cortes;
las leyes le asignen (art. 96, Nº 4º, C.O.T.); 3º) De los recursos de nulidad inter-
g) Los informes al Presidente de la Re- puestos en contra de las sentencias defi-
pública, cuando se solicite su dictamen, nitivas dictadas por los tribunales con
sobre cualquier punto relativo a la admi- competencia en lo criminal, cuando co-
nistración de justicia y sobre el cual no rresponda de acuerdo a la ley procesal
exista cuestión de que deba conocer (art. penal;3
96, Nº 5º, C.O.T.), y sobre las modificacio- 4º) De las apelaciones deducidas con-
nes que se propongan a la ley orgánica tra las sentencias dictadas por las Cortes
constitucional relativa a la Organización y de Apelaciones en los recursos de amparo y
Atribuciones de los Tribunales de acuer- de protección.
do a lo dispuesto en el artículo 74 de la 5º) De los recursos de revisión;
Constitución Política. 6º) En segunda instancia, de las causas
h) Conocer y resolver la concesión o a que se refieren los números 2º y 3º del
revocación de la libertad condicional, en artículo 53. En estas causas no procede-
los casos en que se hubiere impuesto el rán los recursos de casación en la forma
presidio perpetuo calificado. ni en el fondo;
La resolución, en este caso, deberá 7º) De los recursos de queja, pero la apli-
ser acordada por la mayoría de los miem- cación de las medidas disciplinarias será
bros en ejercicio (art. 96, Nº 7, C.O.T.).2 de la competencia del tribunal pleno;
Debemos hacer la salvedad de que el 8º) De los recursos de queja en juicio
de cuentas contra las sentencias de se-
1
Art. 96, Nº 2, C.O.T., modificado por la Ley
Nº 19.678, de 5 de mayo de 2000.
3
2
Art. 96, Nº 7, C.O.T., modificado por la Ley Art. 98, Nº 3, C.O.T., intercalado por la Ley
Nº 19.734, de 5 de junio de 2001. Nº 19.708, de 5 de enero de 2001.

120
Manual de Derecho Procesal

gunda instancia dictadas con falta o abu- quince días antes de la fecha en que se
so, con el solo objeto de poner pronto deba resolver sobre la materia. En todo
remedio al mal que lo motiva; caso, la mencionada periodicidad no po-
9º) De las solicitudes que se formulen, drá ser superior a tres meses.
de conformidad a la ley procesal, para de- Corresponderá a Presidente de la Cor-
clarar si concurren las circunstancias que te Suprema, sin ulterior recurso, asignar
habilitan a la autoridad requerida para ne- los asuntos a cada una de las salas, según
garse a proporcionar determinada infor- la materia en que incidan, en conformi-
mación o para oponerse a la entrada y dad a lo dispuesto en el inciso anterior.
registro de lugares religiosos, edificios en No obstante lo dispuesto en el inciso
que funcione una autoridad pública o re- primero, la Corte Suprema, siempre me-
cintos militares o policiales,1 y diante auto acordado, podrá modificar la
10º) De los demás negocios judiciales de distribución de las materias de que cono-
que corresponda conocer a la Corte Su- ce cada una de las salas, cuando una re-
prema y que no estén entregados expre- partición más equitativa de las mismas así
samente al conocimiento del pleno (art. lo requiera.
98 C.O.T.). En caso que ante la Corte Suprema
En consecuencia, es evidente que, si se encuentren pendientes distintos recur-
bien los asuntos entregados al conoci- sos de carácter jurisdiccional que incidan
miento de las salas de la Corte Suprema en una misma causa, cualquiera sea su
son menos importantes que aquéllos entre- naturaleza, éstos deberán acumularse y
gados al pleno de la misma, en todo caso verse conjunta y simultáneamente en una
son mucho más numerosos que éstos, en misma sala. La acumulación deberá ha-
razón de la regla general que oportuna- cerse de oficio, sin perjuicio del derecho
mente formulamos, en el sentido de que de las partes a requerir el cumplimiento
todo asunto judicial de la competencia de esta norma (art. 99 C.O.T.). 2
de la Corte Suprema es conocido en sa-
las, a menos que la ley expresamente lo 190. Funcionamiento extraordinario.
Como se dijo anteriormente, para el co-
haya entregado al pleno.
nocimiento de los asuntos a que se refie-
Corresponderá a la Corte Suprema,
re el artículo 98, la Corte funcionará
mediante auto acordado, establecer cada
ordinariamente dividida en tres salas o
dos años las materias de que conocerá cada
extraordinariamente en cuatro, corres-
una de las salas en que ésta se divida, tan- pondiéndole a la propia Corte determi-
to en funcionamiento ordinario como ex- nar uno u otro modo de funcionamiento
traordinario. Al efecto, especificará la o (art. 95, inc. 2º, C.O.T.).
las salas que conocerán de materias civi- Durante el funcionamiento extraor-
les, penales, constitucionales, contencio- dinario de la Corte Suprema, el tribunal
so-administrativas, laborales, de menores, designará los relatores interinos que esti-
tributarias u otras que el propio tribunal me necesarios, quienes, durante el tiem-
determine. Asimismo, señalará la forma y po que sirvieren el cargo, gozarán de igual
periodicidad en que las salas especializa- remuneración que los titulares (art. 95,
das decidirán acerca de las materias indi- inc. 3º, C.O.T.).3
cadas en el inciso primero del artículo 781
y en los incisos primero y segundo del 191. Tramitación de los asuntos ante
artículo 782, ambos del Código de Proce- la Corte Suprema. Hemos dicho ya, en
dimiento Civil, respecto de los recursos
de casación que hayan ingresado hasta
2
Art. 99 C.O.T., modificado por la Ley Nº 19.374,
de 18 de febrero de 1995.
1 3
Art. 98, Nº 9, C.O.T., intercalado por la Ley Art. 95 C.O.T., sustituido por la Ley Nº 19.374,
Nº 19.708, de 5 de enero de 2001. de 18 de febrero de 1995.

121
Mario Casarino Viterbo

diversas ocasiones, que todo asunto judi- sa; y, por el contrario, si se trata de asuntos
cial, para ser resuelto, debe ser previa- de jurisdicción conservadora, disciplinaria o eco-
mente tramitado; que en las Cortes de nómica serán resueltos en cuenta, salvo
Apelaciones esta tramitación corre a car- aquellos asuntos contenciosos o volunta-
go de cualquiera de sus miembros; y que rios que, excepcionalmente, pueden re-
en aquellas que constan de dos o más solverse en cuenta, o aquellos asuntos con-
salas corre a cargo de cualquiera de los servadores, disciplinarios o económicos
ministros pertenecientes a la sala trami- que también, excepcionalmente, pueden
tadora, que lo es aquella en que funcio- resolverse previa vista de la causa (arts.
nara su respectivo Presidente. 104 C.O.T. y 1º C.P.C.).
En la Corte Suprema, en cambio, esta Pero hemos visto, además, que la Cor-
misión tramitadora ha sido confiada en te Suprema conoce de numerosos asun-
forma exclusiva a su Presidente, de acuer- tos dividida en salas, y que en las Cortes
do con la facultad que le señala el Nº 3º de Apelaciones que constan de dos o más
del artículo 105 del Código Orgánico de salas, estos asuntos son distribuidos me-
Tribunales, al disponer que a este funcio- diante sorteo. No acontece lo mismo en
nario le corresponde “atender el despa- la Corte Suprema, pues en ella los asun-
cho de la cuenta diaria y dictar los tos son distribuidos entre las diversas salas
decretos o providencias de mera tramita- por el propio Presidente, en uso de la facul-
ción de los asuntos de que corresponda tad señalada en el Nº 2º del artículo 105
conocer al tribunal o a cualquiera de sus del Código Orgánico de Tribunales, que
salas”. dice: “Corresponde al Presidente de la
Esta labor la cumplirá “fuera de las Corte Suprema: 2º Formar la tabla para
horas ordinarias de audiencia y la cuen- cada sala, según el orden de preferencia
ta, en todo caso, deberá despacharla an- asignado a las causas y hacer la distribu-
tes de la hora fijada para la instalación ción del trabajo entre los Relatores y de-
del tribunal” (art. 106 C.O.T.). más empleados del tribunal”.
Por excepción, lo mismo que en las En cuanto a las formalidades de la vista
Cortes de Apelaciones, habrá casos en que de las causas, se observarán los mismos
toda la Corte Suprema o alguna de sus salas trámites que ya conocemos ante las Cor-
dicte decretos o providencias de mera tra- tes de Apelaciones, o sea, dictación del
mitación. Ello acontecerá cuando en la decreto autos en relación, notificación le-
vista de una causa se adviertan defectos u gal del mismo, fijación de la causa en
omisiones que es necesario reparar o su- tabla, anuncio de la vista de la causa, re-
plir antes de entrar a conocerla y fallarla. lación y alegatos (arts. 162 y siguientes y
Ej.: resoluciones que ordenan acreditar 782 y 783 C.P.C.).
la personería del apoderado de alguna
de las partes, que ordenan traer a la vista 193. Los acuerdos de la Corte Supre-
algún otro expediente, etc. ma. Una vez vistas las causas ante la Cor-
te Suprema, pueden quedar en acuerdo
192. Forma de resolver estos asuntos. por las mismas razones que también se-
La Corte Suprema, lo mismo que las Cor- ñalamos ante las Cortes de Apelaciones.
tes de Apelaciones, resuelve los asuntos A ellos se les aplicarán las mismas nor-
sometidos a su decisión en cuenta o previa mas sobre los acuerdos de las Cortes de
vista de la causa. Para adoptar uno u otro Apelaciones que ya hemos estudiado (art.
camino, atenderá a los mismos principios 103 C.O.T.); salvo una pequeña modifica-
generales que ya conocemos, o sea, será ción y que consiste en que dentro de las
la naturaleza del negocio la que determi- horas ordinarias de funcionamiento de
nará uno u otro procedimiento. la Corte Suprema y antes de la vista de
Si se trata de asuntos contenciosos o volun- las causas, el tribunal debe ocuparse con
tarios serán resueltos previa vista de la cau- preferencia, según el orden que fije el

122
Manual de Derecho Procesal

Presidente, en los asuntos que deban re- en un solo cuerpo; días en que se dividi-
solverse en cuenta, en el estudio de pro- rá en tres o cuatro salas; días que se des-
yectos de sentencias y en el acuerdo de tinarán a los acuerdos y horas precisas en
las mismas (art. 104 C.O.T.). “Además es que se dará comienzo a la vista de las
aplicable a la Corte Suprema lo dispues- causas. Si en alguna ocasión y por moti-
to para los acuerdos de los tribunales de vos graves y urgentes, acordare el tribu-
juicio oral en lo penal en los artículos 19 nal retardar estas horas, dará de ello
y 20, conforme lo dispone actualmente inmediata noticia a los abogados, por me-
el artículo 103 del C.O.T.1 dio de un cartel que se fijará en la tabla,
suscrito por el Secretario;
194. Funciones del Presidente de la 3º) Atender al despacho de la cuenta
Corte Suprema. Corresponde al Presiden- diaria y dictar los decretos y providencias
te de la Corte Suprema, sin perjuicio de de mera sustanciación de los asuntos de
las atribuciones que otras disposiciones que corresponda conocer al tribunal, o a
le otorgan: cualquiera de sus salas;
1º) Ejercer con respecto a la Corte Su- 4º) Vigilar la formación del rol gene-
prema las facultades que los números 1, ral de las causas que ingresen al tribunal
2, 4, 5, 6, 7 y 8 del artículo 90 del Código y de los roles especiales para las causas
Orgánico de Tribunales confieren a los que califique de despacho urgente u or-
Presidentes de las Cortes de Apelaciones; dinario;
2º) Formar la tabla para cada sala, se- 5º) Disponer la formación de la estadís-
gún el orden de preferencia asignado a tica del movimiento judicial de la Corte
las causas, y hacer la distribución del traba- Suprema y de las Cortes de Apelaciones,
jo entre los relatores y demás empleados en conformidad a los estados bimestrales
del tribunal. Previo estudio de los asun- que éstas deben pasar;
tos que deberán ocupar la atención del 6º) Adoptar las medidas convenientes
tribunal en cada semana, su Presidente para que las causas de que conocen la
formará la tabla con las siguientes indica- Corte Suprema y las Cortes de Apelacio-
ciones: día en que la Corte funcionará nes se fallen dentro del plazo que esta-
blece la ley y velar por que las Cortes de
Apelaciones cumplan igual obligación res-
1
Art. 103 C.O.T., sustituido por la Ley Nº 19.665, pecto de las causas de que conocen los
de 9 de marzo de 2000. El art. 20 C.O.T. fue supri- jueces de sus respectivas jurisdicciones;
mido por la Ley Nº 19.734, de 5 de junio de 2001.
El art. 19 del C.O.T. dispone lo siguiente: 7º) Oír y resolver las reclamaciones que
“Art. 19. Las decisiones de los tribunales de jui- se interpongan contra los subalternos de
cio oral en lo penal se regirán, en lo que no resul- la Corte Suprema, y
te contrario a las normas de este párrafo, por las 8º) Designar a uno de los miembros
reglas sobre acuerdos en las Cortes de Apelaciones del tribunal para que quede de turno du-
contenidas en los artículos 72, 81, 83, 84 y 89 de
este Código. rante el feriado de vacaciones. El minis-
Sólo podrán concurrir a las decisiones del tri- tro que ejerciere este cargo tendrá la
bunal los jueces que hubieren asistido a la totali- facultad de convocar extraordinariamen-
dad de la audiencia del juicio oral. te al tribunal siempre que algún asunto
La decisión deberá ser adoptada por la mayo- urgente y grave así lo exija. En caso de
ría de los miembros de la sala.
Cuando existiere dispersión de votos en rela- licencia, imposibilidad u otra causa acci-
ción con una decisión, la sentencia o la determina- dental, será reemplazado por el ministro
ción de la pena, si aquélla fuere condenatoria, el más antiguo del mismo tribunal que se
juez que sostuviere la opinión más desfavorable al halle presente (art. 105 C.O.T.).
condenado deberá optar por alguna de las otras. El Presidente de la Corte desempeña-
Si se produjere desacuerdo acerca de cuál es
la opinión que favorece más al imputado, prevale- rá las atribuciones a que se refieren los
cerá la que cuente con el voto del juez presidente siete últimos números antes indicados,
de la sala”. fuera de las horas ordinarias de audien-

123
Mario Casarino Viterbo

cia. La cuenta deberá despacharla, en Suprema y por el Presidente de la Corte


todo caso, antes de la hora fijada para la de Apelaciones de Santiago, y cuya mi-
instalación del tribunal (art. 106 C.O.T.). sión es administrar e invertir los fondos y
Los Presidentes de las salas de la Cor- los intereses que produzcan los depósitos
te Suprema tendrán las atribuciones que señalados por la ley y demás recursos que
el artículo 92 del Código Orgánico de las leyes consultan para el cumplimiento
Tribunales confiere a los Presidentes de de sus fines (art. 506, inc. 1º, C.O.T.), y
las salas de las Cortes de Apelaciones (art. 4º) Resolver las siguientes materias rela-
107 C.O.T.). tivas a los funcionarios del Poder Judi-
Otras atribuciones que las leyes le cial: aceptación de renuncias; feriados;
otorgan al Presidente de la Corte Supre- licencias, incluyendo las que declaren irre-
ma son las siguientes: cuperable la salud de un funcionario; per-
1º) Dar cuenta en la audiencia públi- misos con o sin goce de remuneraciones;
ca que debe celebrarse el primer día há- prórrogas para asumir funciones; asigna-
bil de marzo de cada año al iniciar sus ción familiar; anticipos de sueldo y reco-
funciones, a la cual deberán concurrir su nocimiento de renta de grado superior.
fiscal y los miembros y fiscales de la Cor- Asimismo, le corresponderá resolver los
te de Apelaciones de Santiago; arrendamientos de propiedad destinada a
a) del trabajo efectuado por el tribu- los Tribunales de Justicia y demás oficinas
nal en el año judicial anterior; dependientes del Poder Judicial, en las con-
b) del que haya quedado pendiente diciones establecidas en el Nº 7 del párrafo
para el año que se inicia; correspondiente a las materias comunes a
c) de los datos que se hayan remitido los Ministros de Estado, del artículo 1º de
al tribunal por las Cortes de Apelaciones la Ley Nº 16.436 de 1966, y siempre que las
en conformidad al artículo 90, Nº 9º, de rentas respectivas se paguen con cargo al
la apreciación que le mereciere la labor Presupuesto del Poder Judicial.
de estos tribunales y de las medidas que El Presidente de la Corte Suprema
a su juicio o a juicio del tribunal fuere podrá delegar, en todo o en parte, las reso-
necesario adoptar para mejorar la admi- luciones de las materias señaladas en el
nistración de justicia; y inciso primero en el Fiscal de dicha Cor-
d) de las dudas y dificultades que haya te, respecto del personal del Ministerio
ocurrido a la Corte Suprema y a las Cor- Público, y en los Presidentes de las Cor-
tes de Apelaciones en la inteligencia y tes de Apelaciones, para el personal de
aplicación de las leyes y de los vacíos que sus respectivas jurisdicciones.
se noten en ellas y de que se haya dado Las atribuciones contenidas en el art.
cuenta al Presidente de la República en 9º de la ley citada comenzarán a regir
cumplimiento del artículo 5º del Código después de noventa días de la vigencia
Civil. Esta exposición será publicada en de dicha ley y las materias a que ellas se
el “Diario Oficial” y en la Gaceta de los refieren estarán sujetas al trámite de toma
Tribunales. La Corte Suprema procederá de razón, sin perjuicio de la facultad del
en seguida al sorteo de los miembros que Contralor General para eximir algunas de
deben formar las salas en que el tribunal ellas de dicho trámite, de acuerdo con lo
debe dividirse (art. 102 C.O.T.); dispuesto en la Ley Orgánica de dicho
2º) Determinar la división de la Corte Servicio (art. 9º, Ley Nº 16.436, de 24 de
Suprema extraordinariamente en cuatro febrero de 1966).
salas con el objeto de conocer de los ne- Véase la resolución de la Contraloría
gocios a que se refiere el artículo 98 (art. General de la República de 15 de octu-
101, inc. 1º, C.O.T.). bre de 1970 (Diario Oficial de 30 de oc-
3º) Formar parte de la Junta de Servi- tubre de 1970), que “establece normas
cios Judiciales, la que está compuesta ade- para la exención de toma de razón de las
más por otro miembro de la Corte materias que señala”.

124