You are on page 1of 2

LA MÚSICA COMO COMPONENTE ESENCIAL DE LA CULTURA

La música es uno de los tantos componentes que conforman la identidad de cada


persona, teniendo su punto de partida en los intercambios verbales que se
pueden observar entre la madre y el hijo durante su primer año de vida, además
de las representaciones que los hombres fueron construyendo a raíz de la
necesidad de comunicación dentro de los pueblos. Durante este tipo de
intercambios es primordial resaltar que los elementos mas importantes del
lenguaje son los que abarcan la parte emocional, por lo que se puede deducir que
las personas, cantan, lloran, hablan, para expresar sus sentimientos y
necesidades como paso previo para expresar sus ideales.

Al tener en cuenta a la música como uno de los elementos de identidad social, se


puede evidenciar como en las diferentes culturas utilizan el ritmo, la melodía y la
armonía para calmar inconvenientes emocionales, expresando así sus
sentimientos. Por esto, una persona que canta con su pueblo, con un tipo de ritmo
y melodía pactado, brinda una forma de emoción, en la cual los integrantes del
pueblo pueden experimentar emociones muy parecidas.

Entonces la cultura es un fruto social que el hombre ha ido creando con el tiempo
y por lo tanto lo define, es decir los acontecimientos que vivimos hacen referencia
a las experiencias presentadas en nuestra vida diaria como nuestros valores,
expectativas, danzas, pensamientos, música, tecnologías e ideas, las cuales serán
reproducidas en la cotidianidad y transmitidas de generación en generación,
creando así una cultura colectiva.

De esta forma, la música es considerada una herramienta comunicativa esencial


en nuestra vida, ya que permite describir conceptos, emociones, sensaciones,
lugares, pensamientos, y por esta razón, los diferentes pueblos la han utilizado
como un arma de socialización, ya que además de transmitir un sin numero de
experiencias, tiene una vocación educativa que permite la construcción social de
identidades y estilos culturales. Por otra parte, es importante puesto que cualquier
canción o melodía nos ayuda a recordar épocas o situaciones, desde nuestra
infancia hasta la actualidad. Por esto, la música toma un nuevo significado con
cada una de las representaciones que adquiere, lo cual nos muestra cuan valiosa
es para nuestra historia.

Sin embargo, en la actualidad es muy difícil determinar el verdadero puesto que


ocupa la música dentro de la cultura, mas que todo por los diversos géneros
musicales con diferentes tipos de visiones y mensajes, ya sean buenos o malos,
olvidando así que mas que una necesidad de consumo, la música hace parte de
nuestra cultura, lo cual a generado una falsa visión acerca de que las personas
escuchen mas música por ocio que por cultura, perdiéndose el interés social por
esta, puesto que la música no debe medirse por cuanta demanda tenga, si no por
como se crean y construyen experiencias en torno a ella, la cual solo podemos
comprender si la tomamos como identidad, ya sea de forma individual o colectiva.
Actualmente no podemos cuestionar la capacidad comunicativa de la música
puesto que esta sin ser un lenguaje, cumple con la función de serlo. A pesar de
esto vivimos en un periodo en el cual se abusa mucho de esta herramienta, ya que
se ha desviado un poco del fin para el que fue propuesta, por esto con el pasar del
tiempo se ha ido perdiendo la noción de lo que realmente significa la música para
la cultura, ya que cada persona mantiene limites en cuanto a que tan agradable o
desagradable es la música y que significado conlleva a partir de estas cualidades.
Por lo anterior es importante reflexionar y darse cuenta que la música es muy
importante para nuestro desarrollo como personas, además de la forma propia de
nuestra sociedad, por lo que es esencial mantenerla y conservarla, sin darle otro
significado.