You are on page 1of 20

Guía del estudiante

Módulo II:
Planificación y Evaluación
Educacional
Todos los derechos de autor son de la exclusiva propiedad de Universidad La República. No está permitido
utilizar para fines comerciales de ningún tipo copiar, reproducir, reeditar, descargar, publicar, emitir, difundir,
poner a disposición del público ni utilizar los contenidos.

Actualizado –2018
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

Evaluación educacional

Introducción

En todo proceso educativo se hace estrictamente necesaria la presencia de la


evaluación. Y es que esta herramienta constituye un abanico abierto tanto para los
alumnos como para los profesores, llevando a un desarrollo de las fortalezas y a
cambio en las debilidades. Cuando buscamos definirla nos encontramos con un
listado bastante amplio de información y autores. He aquí, que buscando justamente
una definición para la evaluación educativa es que llegamos a un punto de
coincidencia.

Podemos decir que la evaluación educativa es una herramienta de gran importancia


para el proceso de aprendizaje. Debido a que la educación es un proceso largo y
que la evaluación como herramienta forma parte de él, nace la necesidad de ser no
solo sistemática, sino también permanente y objetiva en la información que recaba.
Toda esa información que se pueda obtener a través de esta herramienta ayuda a
orientar al alumno a partir de la exanimación de los resultados con respecto a los
objetivos previamente planteados. Además de lo anterior entrega evidencia de los
cambios en los alumnos y del grado que han logrado en éste. A partir de la valoración
que el docente pueda dar a la realidad de sus alumnos, después de haber reunido
información útil y descriptiva, es tiempo centrarse en un proceso de identificación,
remodelación y tratamiento de datos que construirán el camino para llegar al
conjunto de actividades que conducen a un juicio en función de criterios. Pero la
genialidad de la evaluación va aun más allá debido a que permite criticar y revisar
los planes, programas y métodos con el fin de mejorar el proceso educativo

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

Características de la evaluación

La evaluación es una actividad o proceso sistemático de identificación, recogida o


tratamiento de datos sobre elementos o hechos educativos, con el objetivo de
valorarlos primero y, sobre dicha valoración, tomar decisiones (García Ramos, 1989).

Entonces podemos decir que la evaluación se caracteriza por ser un proceso que
implica la recolección de información, posteriormente interpretar y contrastar de
acuerdo a ciertas instancias de referencia y patrones deseados. No basta solo con
obtener resultados de un proceso evaluativo para emitir un tipo de calificación
numérica, sino que requiere un juicio valorativo que permita al profesor tomar
decisiones pertinentes de acuerdo a cada caso o necesidad para orientar sus
acciones directamente a los requerimientos de los alumnos.

Por otra parte, se hace necesaria la diferenciación de los conceptos evaluación e


investigación. Si bien es cierto, ambos tienen muchas características en común, sin
embargo, ambos difieren en sus fines:

 La evaluación es un proceso que busca información para hacer un juicio de


valor para la toma decisiones inmediatas, tomando en cuenta cada caso
particular de forma diferente, es decir, no busca la generalización.
 La investigación es un proceso de búsqueda de información y generar
conocimientos generalizables, tales como conclusiones, leyes, teorías y
principios, que no necesariamente implican una aplicación inmediata.

De acuerdo con el portal chileno Red de Maestros de maestros presentado por Edith
Marlene Calderón Arévalo, las características de la evaluación son las siguientes:

 Deslindar las necesidades educativas.


v

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

 Dentro del proceso interactivo están las necesidades educativas.


 El maestro es quien debe valorar las necesidades educativas en concordancia
con otros docentes.
 La valoración será de acuerdo a la propuesta curricular y a las adaptaciones
individuales que se requieran.
 Es necesario evaluar la situación del aprendizaje del alumno.
 Es necesario evaluar para conocer las necesidades educativas del alumno y
establecer la ayuda ideal.
 El alumno es evaluado en clases como también la situación de aprendizaje.
 La respuesta educativa que se proporciona al alumno es el programa general.

Pasos de la evaluación

Toda evaluación está constituida por un conjunto de pasos que pueden variar en
cantidad o nombre dependiendo del autor. En este caso diremos que la evaluación
sigue los siguientes pasos:

 Propósito: objetivo o intención a la que se busca responder.


 Planteamiento: redacción de la o las problemáticas que serán evaluadas.
 Técnicas: estrategias que serán utilizadas en función de los propósitos y
contenidos.
 Aplicación: llevar a cabo la evaluación que recogerá la información necesitada
además de la situación y las condiciones en las que tomará lugar.
 Respuesta de las fuentes de información: la información viene de quienes dan
respuesta o ejecutan las conductas requeridas.
 Corrección: proceso en el que el profesor medirá las respuestas o la
información obtenida.

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

 Calificación: en este paso el profesor valorará las respuestas o la información


obtenida.
 Consecuencias: los resultados derivados de la evaluación, los cuales pueden
ser de tipo diverso.

Comparación entre evaluación, calificación, medición y examen

Por supuesto que además de la evaluación también contamos con otras tres
herramientas. Los conceptos de calificación, medición y examen pueden causar
algunas veces confusión. Como es importante conservar cada uno de estos
conceptos con claridad presentamos a continuación una tabla de comparación que
ayudará a esto.

Evaluación: Proceso sistemático y continuo que entrega información objetiva acerca


de los objetivos establecidos.

Calificación o nota: Valorar un producto y su resultado.

Medición: Asignación que se hace a las categorías las cuales siguen reglas
o símbolos.

Examen: Prueba para obtener la suficiencia de un alumno.

Teniendo una visión amplia de estos conceptos y sus diferencias podemos ir más
profundamente en cada uno de ellos.

Calificación: toma lugar en cuando estamos frente a un producto que conocemos el


cual ha sido corregido y del que se ha obtenido una puntuación directa. Es ahí
cuando se hace la valoración del producto, en un momento determinado de una
referencia, agente o aspecto de aprendizaje.
v

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

Su resultado puede ser representado en las siguientes modalidades:

 Un símbolo
 Un juicio con números de rango
 Una descripción

La evaluación en Educación nace en Estados Unidos a finales de los 1950 y comienza


a promoverse por las escuelas del país, debido principalmente a la crítica que surge
en relación a la eficacia de las escuelas públicas, pues en esos tiempos existía una
gran inversión dedicada a la educación lo que no se reflejaba en los resultados
obtenidos por los establecimientos educacionales, a nivel de profesores, gestión ni
estudiantes ni mucho menos de comunidad escolar. Todo esto produce que la
evaluación a manera de fiscalización de la gestión pedagógica se extienda a
estudiantes, profesores, directivos, instituciones, administración, etc. Desde esta
situación, los ámbitos que comenzaron a evaluarse en educación ya no sólo son los
estudiantes, sino también los centros escolares, los contenidos tratados en cada
asignatura, las prácticas docentes, los materiales curriculares, los programas
educativos, las actitudes y destrezas.

A partir de lo anterior, la pregunta es ¿qué características debe tener una evaluación


de calidad? Cuando se formula esta pregunta, es posible observar lo poco que se
sabe, de lo mucho que queda por recorrer. De hecho, no se sabe exactamente qué
significa una evaluación de calidad, ni siquiera si puede haber unos criterios
aplicables a toda la gran variedad de evaluaciones que se dan en educación. En todo
caso, y a riesgo de ofrecer una imagen sesgada y parcial, es posible defender
algunas de las características que debe tener una evaluación de calidad.

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

En primer lugar, debe ser técnicamente impecable. Independientemente del ámbito,


tema o enfoque de evaluación que estamos utilizando, es muy importante que
cumpla los requisitos de ser válida, fiable, útil y creíble.

En segundo término, creemos que toda evaluación, independientemente de su tipo,


debe ir dirigida a la mejora, a la transformación. Toda evaluación educativa, incluida
la sumativa orientada a la toma de decisiones administrativas (por ejemplo, a la
contratación de un docente, a la acreditación de una universidad o a la promoción
de un estudiante), debe ir orientada a aportar informaciones para transformar la
situación evaluada y el contexto en el que se desarrolla.

Para ello, necesariamente deberá estar centrada en aportar informaciones para la


reflexión. Dado que el cambio sólo será posible si las personas directamente
implicadas toman conciencia de la situación, reflexionan sobre la realidad y toman
decisiones pertinentes para su trasformación, sólo habrá cambio si se parte de una
reflexión. De hecho, la evaluación tiene como principal propósito, aportar datos para
esa reflexión. De ahí se puede derivar la necesidad de que la evaluación, para que
sea de calidad, también ha de ser participativa y no jerárquica.

Se requiere también de una evaluación positiva y no represora. Es probable que


muchos de los problemas que tienen los sistemas de evaluación y su rechazo, en
muchas ocasiones generalizado, es que son instrumentos de represión. Sólo en la
medida en que las evaluaciones sirvan para destacar los pasos bien dados y sean
instrumentos para la comunicación de las altas expectativas y el refuerzo del
autoconcepto personal y grupal, podrán a la postre, entregar elementos pertinentes
y relevantes para la reflexión y la toma de decisión.

Una evaluación de calidad ha de ser también equitativa y justa. Debe reconocer y


asumir la diversidad social y cultural de los estudiantes, para desde allí generar
v

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

instrumentos y estrategias que permitan evaluar el desarrollo y desempeño de todos


y cada uno adecuada y justamente. Una evaluación capaz de dar cuenta de la
diversidad y heterogeneidad de los niños, niñas y jóvenes, al mismo tiempo que
visibilizar y dimensionar los desafíos que el contexto y sus características, ponen al
logro de resultados educativos de calidad.

La última característica que es posible destacar es que sea adecuadamente


comunicada. La historia ilustra cientos de evaluaciones, bien diseñadas e
implementadas, pero que después tienen nulos efectos o, incluso, perversos,
simplemente por no haber estado adecuadamente comunicadas a la audiencia o
audiencias destinatarias.

Si contrastamos mínimamente estos criterios con las evaluaciones que actualmente


se desarrollan en Iberoamérica, nos encontramos con la clara necesidad que tienen
de mejorar. Efectivamente, esa explosión de evaluaciones que estamos viviendo en
nuestro país, que podría parecer positiva por sí misma, no ha estado acompañada
por la suficiente reflexión, análisis e investigación sobre la misma.

Se ha comprobado que la simple evaluación de la calidad educativa no asegura


calidad. Ha pasado mucho tiempo desde que se usa la evaluación casi
exclusivamente para constatar y ratificar los malos resultados y pobres avances en
materia de calidad y equidad educativa de nuestros sistemas. Es hora de validar y
usar la evaluación en uno de sus aspectos más relevantes, cuál es su potencia para
identificar las razones de tales resultados. Una evaluación que identifica, dimensiona
y comprende los resultados educativos, como parte de procesos, dinámicas, de
juegos de interacción entre actores y sujetos que se actualizan cotidianamente en
el deseo de formar y desarrollarse en tanto personas con iguales derechos al
conocimiento y a las oportunidades sociales que les aseguren movilidad y un futuro
pleno.
v

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

La extendida idea de que ¿sin evaluación no se puede mejorar? no sólo es una


falacia, sino que los efectos perversos de una evaluación mal diseñada,
implementada o comunicada, pueden ser el elemento clave que impidan el cambio
e, incluso, el factor desencadenante de un retroceso en su calidad. Por tanto,
mejorar las evaluaciones que se realizan no sólo en un deber técnico, es una
obligación moral.

Parece necesario fomentar la investigación, la reflexión y el intercambio de


experiencias de buenas prácticas en evaluación educativa en la región, de tal forma
que se consiga una mejor evaluación para una mejor educación.

Una de las consignas para lograr evaluaciones de calidad corresponde a la constancia


en la evaluación. Una forma en que el docente puede medir constantemente su
quehacer pedagógico es utilizando instrumentos de evaluación que sean de fácil y
rápida aplicación. Según el Ministerio de educación chileno, estos corresponden a la
escala de apreciación, la lista de cotejo y la rúbrica. Antes de definirlas es necesario
aclarar ciertos puntos, como la diferencia entre técnica de evaluación e instrumentos
de evaluación.

Las técnicas de evaluación corresponden a los procedimientos mediante los cuales


se llevará a cabo la evaluación. Son un conjunto de acciones o procedimientos que
conducen a la obtención de información relevante sobre el aprendizaje. Para definir
la técnica que se utilizará se debe plantear la pregunta ¿Cómo se va a evaluar? En
cambio, los instrumentos de evaluación son el medio a través de los cuales se
obtendrá la información relevante sobre el aprendizaje y constituyen el soporte físico
que se emplea para recoger dicha información. Son entonces instrumentos la lista
de cotejo, la escala de apreciación y la rúbrica.

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

Las técnicas de observación: Representa una de las técnicas más valiosas para
evaluar el desarrollo del aprendizaje. A través de ella podemos percibir las
habilidades conceptuales, procedimentales y actitudinales del estudiante, en forma
detallada y permanente, con el propósito de brindarle orientación y
retroalimentación.

Lista de Cotejo: Es un instrumento estructurado que registra la ausencia o


presencia de un determinado rasgo, conducta o secuencia de acciones. La lista de
cotejo se caracteriza por ser dicotómica, es decir, que acepta solo dos alternativas:
si, no; lo logra, o no lo logra, presente o ausente; entre otros.

Es conveniente para la construcción de este instrumento y una vez conocido su


propósito, realizar un análisis secuencial de tareas, según el orden en que debe
aparecer el comportamiento. Debe contener aquellos conocimientos, procedimientos
y actitudes que el estudiante debe desarrollar.

Ejemplo:

Figura N°1:Lista de
cotejo
Fuente: www. mineduc.cl

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

Figura N°2: Lista


de cotejo
Fuente www.mineduc.cl

Escala de apreciación: Este instrumento pretende identificar la frecuencia o


intensidad de la conducta a observar o los niveles de aceptación frente a algún
indicador, mediante una escala que puede ser de:
v

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

 Categoría: puede ser frecuencia cuando se desea verificar periodicidad;


ejemplo

Siempre: cuando la conducta se manifiesta constantemente

Algunas veces: cuando la conducta es exhibida ocasionalmente

Nunca: cuando la conducta no es observable por ausencia

Ejemplo:

 De caracterización: cuando se pretende percibir cómo el estudiante está


mostrando esa conducta; ejemplo

Consolidado: logra el aspecto a evaluar

En proceso: se observan avances significativos

Iniciando: se observan avances

Descriptiva: se caracteriza por presentar una mayor continuidad de los hechos a


evaluar, propone intervalos iguales así resultan más fáciles de comprender y aplicar,
puede aplicarse en la calificación de escritos y productos y en acciones como la
participación, comunicación oral, entre otros. Ejemplo:

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

Sugiere ideas, trae materiales y trabaja al máximo

Trabaja, trae materiales pero no toma la iniciativa

Hace lo menos posible en el desarrollo de la actividad

Numérica: a través de ella se puede verificar el comportamiento del estudiante para


determinar el logro y la intensidad del hecho evaluado. Se puede utilizar tanto para
fines cualitativos como cuantitativos dependiendo de la intensión con que se aplica
el instrumento. Ejemplo:

De 1 a 4 No cumple con el objetivo, debe mejorar

De 5 a 7 El trabajo realizado fue regular

De 8 a 10 Efectuó un buen trabajo

De 11 a 13 Realizó un excelente trabajo

Recomendaciones para la construcción de una escala de apreciación:

. Enunciar la competencia o el objetivo a evaluar


. Especificar las instrucciones del llenado del instrumento
. Establecer la escala valorativa

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

Rubrica:

Una rúbrica es una herramienta de evaluación que se emplea para medir el nivel y
la calidad de una tarea. En la rúbrica se hace una descripción de los criterios
utilizados para evaluar el trabajo del estudiante. Así, tanto alumno como docente,
saben qué se debe desarrollar en la actividad y qué se evalúa en ella.

Criterios de evaluación: Por ejemplo, contenidos, originalidad, requisitos,


organización de la información, recursos empleados.

Niveles de ejecución: Por ejemplo, excelente, bueno, adecuado, necesita mejorar.

Valores o puntuación: cada nivel de ejecución de la tarea va acompañado de un


valor, que al final y sumado con los demás niveles, permitirá saber si se cumplió el
objetivo o no.

¿Para qué sirve una rúbrica?

. Establecer de forma clara y precisa los criterios y elementos involucrados en una


actividad de aprendizaje.
. Tener una guía clara y explícita para realizar la tarea. Es decir, una guía que permita
saber qué criterios debe tener el ejercicio y qué será evaluado.
. Hacer seguimiento a las actividades desarrolladas. Además, brindar una
retroalimentación del proceso evaluativo al estudiante. Ejemplo:

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

Figura N°3:
Rúbrica

Fuente: www.mineduc.cl

Figura N°4:
Rúbrica

Fuente: www..mineduc.cl

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

La Pedagogía nos presenta muchos retos tanto para los profesores como para los
profesionales en formación. La evaluación educativa es uno de estos retos, pues es
muy difícil para los profesores, de nuestro sistema educacional, ponerla en práctica.
Hablar de evaluación es hablar de una herramienta de suma importancia dentro del
proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos la que también implica el manejo
de muchos conceptos y variables.

Al abordar la evaluación, muchos autores mencionan la palabra proceso por lo que


a simple vista representa un elemento que acompañará al docente y a los alumnos
por un largo periodo.

Uno de esos autores es Luis Ángel Blanco, quien expone la evaluación


extendidamente en su libro La evaluación educativa, más proceso que producto.
Teniendo en cuenta que su obra es muy completa, hemos basado la presente
monografía en su ya mencionado libro, pero tomando los elementos medulares para
el manejo de la evaluación como herramienta. Además, hemos reforzado parte de
la información con otras fuentes de internet.

El propósito de esta monografía es aclarar muchas dudas sobre la evaluación


educativa. Además, ubicarla como un procedimiento determinante en el proceso de
enseñanza-aprendizaje de los alumnos. Nuestro trabajo pretende que los profesores
en formación manejen este tema muy bien para poder aplicar las evaluaciones de la
mejor forma en sus futuras prácticas educacionales y en su futura labor docente.
Esta monografía pretende ser una ayuda en el proceso de formación pedagógica no
tan solo de los alumnos de Pedagogía en inglés, sino que también de todo docente
en formación que este comenzando a descubrir esta herramienta y tenga dudas.

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

Definición de los criterios para la evaluación

Cuando nos referimos al quehacer educativo, necesario distinguir entre


programación y evaluación. Y es que no basta llevar a cabo la programación, sino
que es esencial evidenciar claramente hasta donde se han cumplido aquellos
objetivos definidos con anterioridad y sobre lo mismo tomar las decisiones más
adecuadas. Es así que cuando evaluamos estamos haciendo un contraste entre lo
que se mide y lo que se quiere lograr.

El criterio es un elemento que sin duda debe ir de la mano de toda evaluación. Para
definirlo con más facilidad, debemos decir que el criterio es un objetivo circunscrito
previamente de acuerdo a lo que se espera de los alumnos.

El criterio necesita los siguientes componentes:

1. Rendimiento del alumno en función a sus posibilidades.


2. Progreso (relación entre el rendimiento actual y rendimiento anterior).
3. Norma, límite o meta exigida (entendida como el mínimo que se debe exigir
al alumno).

Para definir los criterios, es de suma importancia que el profesor conozca en


profundidad y globalmente el área que será evaluada y así fundar esa pauta. Se
trata de conocer la realidad para poder evaluarla. De alguna forma el criterio de
evaluación define el tipo y el nivel de aprendizaje que se espera los alumnos alcancen
de acuerdo a las capacidades y los objetivos.

Tanto el profesor como los alumnos pueden determinar cuánto se ha avanzado o


retrocedido el proceso de enseñanza-aprendizaje sobre la base del modelo de
evaluación y sus criterios
v

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

¿Qué evaluamos?

En la evaluación educativa hay que evaluar todos los componentes que están
presentes en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Entre estos componentes
podemos encontrar los siguientes:

 Los objetivos: Aquí se evalúa la intencionalidad educativa, es decir los


objetivos (comportamiento y aprendizaje) que la institución educativa planteó
y especificó en el Proyecto Educativo Institucional (PEI).
 Los contenidos: Para que cada establecimiento educacional pueda alcanzar
los objetivos necesita necesariamente los contenidos. Estos contenidos
presentan una doble significatividad en cada etapa:

1. Lógica: Son contenidos de significatividad lógica, porque va desde


presentación de conceptos generales a conceptos más específicos.
2. Psicológica: Cuando el aprendizaje pone en funcionamiento todas las
capacidades que se pretenden desarrollar en el alumno, de acuerdo a los
objetivos planteados en el Proyecto Educativo Institucional (PEI).

 Los procedimientos:

En esta evaluación pretende analizar los caminos que condujeron al aprendizaje de


los alumnos. Por tanto, son los mismos alumnos quienes pueden entregar la mayor
información de acuerdo a los procedimientos que se han utilizado en su proceso de
enseñanza-aprendizaje. Los procedimientos utilizados deben ser motivadores del
pensamiento crítico por parte de los alumnos, es decir, motivar a la flexibilidad
mental, a la fluidez mental, y a la originalidad, etc.

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

 Los recursos Aquí se evalúan los recursos que fueron utilizados en el


proceso de enseñanza-aprendizaje. Los más adecuados para realizar esta
evaluación son los alumnos, ya que son ellos los que están en mayor contacto
con los recursos.
 La metodología: Aquí se evalúa el sistema que se utiliza en el proceso de
enseñanza-aprendizaje en el aula, es decir, la forma concreta en la que se
organizan, regulan y relacionan entre sí, los diversos componentes que
intervienen en el proceso educativo: objetivos, contenidos, procedimientos y
recursos sin olvidar a los alumnos, profesores y comunidad educativa. La
metodología tiene un papel esencial en el logro o fracaso de las metas
educativas.
 Meta-evaluación: Es la evaluación que se hace a la propia evaluación. Aquí
se evalúan los momentos en que se realizó la evaluación, sus modalidades, o
los criterios de evaluación aplicados. Esto es fundamental para ver la
pertinencia de la evaluación.

Conclusiones

Definitivamente, al ahondar en la evaluación como herramienta y en sus


componentes podemos justificar el título del presente trabajo el cual lleva por
nombre Evaluación, pilar fundamental de la educación. Y es que la evaluación
permite que tanto el profesor como los alumnos detecten las fortalezas para hacer
consistentes los aprendizajes y las falencias para cambiar los métodos, alcanzando
una forma de retroalimentación.

Por otra parte, es necesario recalcar la importancia de que los docentes sepan cómo
usar la evaluación en beneficio del proceso de enseñanza-aprendizaje. De ahí

www.ularepublica.cl
Casa Central
Vicerrectoría Académica
Escuela de Educación
Agustinas 1831

nuestro deseo de contribuir a los docentes en formación sirviendo de base en el


conocimiento que necesitan.

Finalmente, este trabajo también ha sido muy útil para nosotros. Utilizando la
información recopilada y nuestra experiencia en las prácticas pedagógicas hemos
descubierto que las evaluaciones deben realizarse de acuerdo a lo visto en clases,
los objetivos y las características de los alumnos. De esta forma las evaluaciones
pueden hacer grandes aportes al proceso que viven los alumnos. Es necesario y muy
útil tener completamente claro cuáles son las diferencias entre evaluar y calificar,
examinar y medir. Al evaluar estamos valorando en función de una medida que ha
sido establecida. Por esta razón la evaluación es la que nos ayuda a confirmar los
resultados en relación a los criterios determinados anteriormente. Cuando
conseguimos una comparación es cuando evaluamos ya que admite la
retroalimentación. Y el establecer criterios y definirlos permite que el docente
adquiera más seguridad al momento de llevar a cabo la evaluación y también permite
que elija decisiones más acertadas.

Referencias y Citas bibliográficas

Blanco L. (1996) La evaluación educativa, más proceso que producto. Universitat de


Lleida, Madrid, España

MINEDUC (2000), Herramientas de Evaluación. Santiago, Chile. Disponible en:


http://ftp.e-mineduc.cl/cursoscpeip/Manuales/Evaluacion_Herramientas_IPSM.pdf.

Educrea. (1999); Evaluación: Pilar fundamental de la Educación. Santiago de Chile.


Disponible en: https://educrea.cl/evaluacion-pilar-fundamental-de-la-educacion/
v

www.ularepublica.cl