You are on page 1of 414

RESPONDIENDO

JUDÍO

OBJECIONES

JESÚS
También por Michael L. Brown

Ve y no pecas más: un llamado a la santidad

Que nadie te engañe: enfrentando a los críticos del avivamiento

De la Santa Risa al Fuego Sagrado: América al borde del avivamiento

Sanador divino de Israel

Es hora de mecer el barco: un llamado a la gente de Dios para que se levante y


predique un evangelio confrontacional

Nuestras manos están manchadas de sangre: la historia trágica de la "Iglesia" y el


pueblo judío

¿Qué sucedió con el poder de Dios? ¿La Iglesia carismática fue asesinada en el
Espíritu o derrotada por el Conde?

¿Cuán ahorrados estamos?


El fin de la empresa del evangelio estadounidense

Padre Compasivo o Fuego consumidor: ¿Quién es el Dios del Antiguo


Testamento?

Michael L. Brown es un creyente judío en Jesús y tiene un Ph.D. en Lenguas y


Literaturas del Cercano Oriente de la Universidad de Nueva York. Él es el
presidente de la Escuela de Ministerio Renacimiento de Brownsville en
Pensacola, Florida, y se ha desempeñado como profesor visitante en Trinity
Evangelical Divinity School y Fuller Theological Seminary. Ha escrito más de
diez libros y es colaborador del Oxford Dictionary of Jewish Religion.
RESPONDIENDO

JUDÍO

OBJECIONES

JESÚS

Objeciones generales e históricas

MICHAEL L. BROWN
© 2000 por Michael L. Brown

Publicado por Baker Books


una división de Baker Publishing Group
PO Box 6287, Grand Rapids, MI 49516-6287
www.bakerbooks.com

Ebook edition created 2012

Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación puede


reproducirse, almacenarse en un sistema de recuperación o transmitirse de
ninguna forma ni por ningún medio (por ejemplo, electrónico, fotocopia,
grabación) sin el permiso previo por escrito del editor. La única excepción son
las citas breves en las revisiones impresas.

ISBN 978-1-5855-8087-3

Los datos de catalogación en la publicación de la Biblioteca del Congreso están


archivados en la Biblioteca del Congreso, Washington, DC.

El material de Basilea Schlink, Israel, My Chosen People es © 1988 de la


Hermandad Evangélica de María y se usa con el permiso de Baker Book House
y Evangelische Marienschwesternschaft.

A menos que se indique lo contrario, las citas de las Escrituras son de SANTA
BIBLIA, NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL®. NIV®. Copyright © 1973,
1978, 1984 por International Bible Society. Usado con el permiso de Zondervan
Publishing House. Todos los derechos reservados. El énfasis en las citas de las
Escrituras es del autor.

Las citas bíblicas identificadas KJV son de la versión King James de la Biblia.

Las citas bíblicas identificadas como NRSV provienen de la Nueva Versión


Estándar Revisada de la Biblia, copyright 1989 de la División de Educación
Cristiana del Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo en los Estados Unidos.
Usado con permiso

Las citas bíblicas identificadas NJPSV son de la versión de la New Jewish


Publication Society. © 1985 por The Jewish Publication Society.
En memoria de mi amado padre,
Abram Brown (1914-1977)
Contenido

Prefacio

Introducción

Parte 1 Objeciones generales

Parte 2 Objeciones históricas

Notas

Glosario
Prefacio

En noviembre de 1971, como rebelde, orgulloso, heroinómano, rockero, judío de


dieciséis años, descubrí algo que no estaba buscando, y el curso de mi vida fue
completamente alterado. ¡Descubrí que Jesús era el Mesías judío! Aprendí que él
era de lo que se habla en las Escrituras hebreas, que él era el camino de
salvación de Dios para judíos y gentiles, y que a través de la fe en él mi vida
podía transformarse, aunque no quería que se transformara. . ¡Me encantaron mis
caminos pecaminosos! Pero la bondad de Dios superó mi maldad, y en cuestión
de semanas, yo era un hombre completamente nuevo.

Mis padres estaban encantados, y aliviados, de ver el tremendo cambio en mi


vida. Había caído tan lejos, tan rápido, desde mi bar mitzvah a los trece años, y
mis padres estaban profundamente preocupados. Pero la transformación positiva
fue más radical y dramática que la caída. El único problema para mis padres,
especialmente para mi padre, era que en su opinión me había unido a una
religión extranjera. Entonces mi padre, entusiasmado con el cambio en mi vida
pero queriendo que volviera a nuestras tradiciones, me trajo al rabino
conservador local a principios de 1972 (todavía no había cumplido los diecisiete
años). Pero en lugar de atacar mis creencias, este rabino de veintiséis años se
hizo amigo de mí. Me dijo que en su opinión él no era una persona tan espiritual
como yo, aunque sus creencias eran correctas y las mías estaban equivocadas. En
su opinión, el judaísmo, es decir, tradicional, ortodoxo, el judaísmo observador,
era la única fe verdadera para nuestro pueblo, y él sintió que la clave para mí
sería conocer a algunos judíos muy religiosos y celosos-tradicionales. ¡Y así
comenzó el viaje!

En el verano de 1973, el rabino me trajo a Brooklyn para pasar una tarde con
algunos rabinos ultraortodoxos. ¡Fue una verdadera revelación para mí! Me
impresionó la devoción y el comportamiento amable de estos hombres, y su
erudición me desafió. ¿Cómo podría, con solo dieciocho años y apenas capaz de
leer el alfabeto hebreo, decirles qué significaban nuestros textos sagrados
hebreos? Ellos habían estado estudiando las Escrituras toda su vida; Había sido
un creyente menos de dos años, aunque para entonces había leído la portada de
la Biblia para cubrir aproximadamente cinco veces y memorizar más de cuatro
mil versículos. Pero ellos habían memorizado el original; Depende de las
traducciones al inglés. ¿Qué negocio tenía para decirles que Jesús era en realidad
el cumplimiento de las profecías de nuestra Biblia hebrea?

Esta fue mi situación: estaba seguro de que mi fe era sólida y que Jesús
realmente era nuestro Mesías, pero casi no pude encontrar literatura (y casi
nadie) para ayudarme. Cuando encontré sólidas obras académicas de cristianos
que trataban sobre la profecía mesiánica y temas relacionados, tendían a ser
insensibles a las objeciones judías tradicionales que estaba escuchando. Por otro
lado, los pocos libros (en realidad, folletos) que encontré que abordan
específicamente las objeciones judías tienden a ser populares, breves y no
académicos en su enfoque. ¡Estaba en un dilema!

¿Cómo podría responder eficazmente las preguntas de los rabinos y refutar sus
objeciones? ¿Y mi propia conciencia? ¿Podría realmente estar en paz conmigo
mismo sin poder proporcionar respuestas intelectualmente sólidas a mi propia
gente, especialmente cuando los rabinos me dijeron que si podía leer los textos
originales, nunca creería en Jesús? Así fue como empecé a estudiar hebreo en la
universidad, y al final hice mi especialidad y continué con estudios de posgrado
hasta que obtuve un doctorado en idiomas semíticos. Y a lo largo de mis años
universitarios y de posgrado, estaba constantemente dialogando con rabinos y
judíos religiosos, a veces en debates públicos, otras veces uno a uno. Quería
entender exactamente por qué mi propia gente rechazó a Jesús, Yeshua, como el
Mesías, y quería responderles con verdad y con amor.

En la providencia de Dios, me volví un especialista en el debate y el diálogo


judíos, y a fines de la década de 1980 y comienzos de la década de 1990, mis
amigos y colegas judíos mesiánicos comenzaron a preguntarme: "¿Cuándo van a
poner todo esto por escrito? "De hecho, un amigo en particular, Sid Roth, me
acosó amorosamente durante años, preguntándome casi todas las veces que
hablamos", Mike, ¿cuándo vas a escribir el¡libro "-implicando que todo lo demás
que estaba escribiendo era de segunda importancia! Finalmente, en 1996 sentí el
lanzamiento para comenzar el trabajo en serio, y cuando comenzó a correr la
voz, me sorprendió el nivel de interés expresado por muchos de mis amigos
cristianos: "Quiero leer su libro y luego darlo a uno de mis amigos judíos que no
cree en Jesús! ¿Cuándo saldrá? "Por fin puedo responder," Ahora ", con solo una
advertencia. Ya no es un libro; es una serie de tres libros. Simplemente había
demasiado material para cubrir, y después de todo este tiempo, especialmente
dado el hecho de que no existe un trabajo comparable, sentí que era mejor ser
demasiado minucioso que no ser lo suficientemente profundo.

Después de este volumen, dos volúmenes más deberían aparecer en intervalos de


seis a nueve meses, lo que significa que, si Dios quiere, para finales de 2000 o
comienzos de 2001, los tres volúmenes deberían estar impresos. Si hay
suficiente interés del lector, estos tres volúmenes se combinarán en una edición
de referencia de un volumen, con algunos estudios especiales y notas
adicionales. Es con gran alegría que te lanzo este primer volumen. Que seas
bendecido, edificado, fortalecido y estirado mientras lees, estudias, piensas y
oras. ¡Quizás este sea el comienzo de un viaje espiritual e intelectual importante
para ti también!

Le animo a leer la introducción, después de lo cual puede revisar las objeciones


en el orden que elija. Son completos en sí mismos y ampliamente referenciados.
Sin embargo, si elige leer el material de principio a fin, encontrará que las
objeciones a menudo siguen un orden lógico, por lo que notará que una respuesta
tiende a basarse en las respuestas anteriores. También notará que las notas al
final tienden a ser más extensas cuando se trata de material especialmente
controvertido. Por supuesto, las notas podrían haberse expandido casi sin límite,
y estuve tremendamente tentado de proporcionar documentación exhaustiva para
casi cada declaración que hice a lo largo del libro. Pero esto fue claramente
innecesario, y todos los lectores interesados ​​encontrarán más que amplia
documentación y referencias para futuras investigaciones.
Es mi oración que la publicación de esta serie, que representa el fruto de más de
un cuarto de siglo de diálogo con mi propio pueblo judío, proporcionará
estímulo ante todo a todos los creyentes judíos en Jesús en todo el mundo. ¡Mis
queridos hermanos y hermanas en el Mesías, esto es para ustedes!

Para cada lector judío que todavía no cree que Jesús (Yeshua) es el Mesías, me
da mucha alegría saber que usted tiene este libro en sus manos. ¡Léelo con un
corazón abierto y una mente inquisitiva! Oro para que nuestro Dios te revele su
verdad en las páginas que siguen, que han sido escritas con mucho trabajo y con
muchas lágrimas, debido a mi amor por ti.

A cada lector cristiano de este libro, me alegra saber que estás interesado en
compartir las buenas nuevas del Mesías con mi gente. Si no fuera por un
pequeño grupo de cristianos italoamericanos que se interesaron por mi alma
caprichosa a principios de la década de 1970, es posible que hoy no esté vivo.
Estoy en deuda con ellos por siempre. ¡Así que oro para que Dios los ayude a
ustedes, mis amigos cristianos, a dar a conocer al Mesías a mi pueblo judío!

Mi agradecimiento se extiende a todos mis amigos y compañeros de trabajo que


me han animado y han orado por mí durante estos años de investigación y
redacción. También agradecemos a Jim Weaver, Editor Académico de Baker
Books, por apoyar tan entusiastamente la publicación de este trabajo, a Melinda
Van Engen por su excelente trabajo editorial y a Baker en general.

He dedicado este libro a mi amado padre, Abram Brown, que murió muchos
años antes de que pudiera ver el impacto total de su maravillosa influencia en mi
vida.
Nota sobre citas y fuentes: La literatura rabínica se cita utilizando convenciones
estándar (por ejemplo, la letra "m". Antes una fuente rabínica significa
"Mishnah", "b" significa "Talmud babilónico", "y" significa "Talmud palestino" ,
"Y" t "significa" Tosephtah "). Cuando hay una diferencia en la numeración de
los versículos bíblicos entre algunas versiones cristianas y judías, la numeración
judía está entre corchetes (por ejemplo, Isaías 9: 6 [5]). Tenga en cuenta, sin
embargo, que los versos reales son idénticos; solo la numeración es diferente.
Además, de acuerdo con las convenciones estilísticas del editor, todas las
referencias a la deidad son minúsculas. Sin embargo, he puesto en mayúscula
términos como Mesiánico, Primer Templo y Rabínico para estar en armonía con
la mayoría de las convenciones judías populares.
Introducción

La historia de las objeciones judías a Jesús es larga, data de hace casi dos mil
años. No es de extrañar, por lo tanto, que durante muchos siglos judíos y
cristianos hayan aceptado sin cuestionar la afirmación "Los judíos no creen en
Jesús". De hecho, muchos se han acostumbrado tanto a esta manera de pensar
que pocos se dan cuenta de tal afirmación. en realidad es bastante irónico, por no
mencionar un tanto extraño.

Considere por un momento que Jesús (o como lo conocerían sus


contemporáneos, Yeshua) nació judío, se crió en una comunidad judía, vivió y
trabajó como judío entre los judíos, fue adorado en el templo como un judío fiel,
asistió sinagoga regularmente, enseñada como judía, y finalmente murió como
un judío con las Escrituras hebreas en sus labios. Pasó casi toda su vida en
constante interacción con otros judíos, y todos sus seguidores inmediatos eran
judíos. Fue recibido por muchos de sus contemporáneos judíos como el Mesías
prometido, señaló las palabras de los profetas israelitas para explicar su misión,
y pasó prácticamente todo su tiempo, con pocas excepciones, predicando a los
judíos, sanando sus enfermedades, y satisfaciendo sus profundas necesidades
espirituales y emocionales. De los miles de personas cuyas vidas tocó
directamente,

Cuando circularon los informes de que había resucitado de entre los muertos, las
mujeres judías fueron los primeros testigos presenciales y los hombres judíos
anunciaron estas buenas noticias a las multitudes de judíos interesados ​​y
religiosos. Fueron los judíos quienes le contaron a otros judíos acerca de su
resurrección y los judíos que sanaron a otros judíos en su nombre. De la gran
cantidad de aquellos que primero pusieron su fe en él, todos ellos eran judíos.
De hecho, pasaron varios años antes de que ningún Gentil se convirtiera en parte
de esta comunidad de creyentes.
"¡Los judíos no creen en Jesús!" ¿Cómo puede ser esto? Nadie se sorprendería
de que muchos judíos no creyeran y aún no crean que Jesús era el Mesías.
Después de todo, hay un dicho que dice: "Si tienes diez judíos en una habitación,
tienes once opiniones". ¡Sí, tenemos nuestros puntos de vista! Nadie espera que
estemos de acuerdo en todo, especialmente cuando se trata de religión. Pero,
¿cómo puede ser que, de todos los pueblos sobre la faz de la tierra, se conozca al
pueblo judío en particular como aquellos que no creen en Jesús? Si bien la
mayoría de los hindúes son hindúes y la mayoría de los árabes son musulmanes,
no esperarías escuchar la declaración general "Los indios (o árabes) no creen en
Jesús". Sin embargo, para muchos es un hecho simple y aceptado que los judíos
no creen en él. Jesús.

El propósito de este libro es cuádruple: comprender por qué ha ocurrido este


extraño giro de los acontecimientos, enumerar las principales objeciones que los
judíos han tenido (y tienen) a que Jesús sea el Mesías judío, para responder
claramente a estas objeciones, y para mostrar por qué los judíos (más que
cualquier otra gente) deberían creer que Jesús es el Mesías judío. Solo entonces
pueden ser completamente fieles al Dios de Abraham, Isaac y Jacob y en
armonía con la Biblia hebrea.

La buena noticia es que siempre ha habido judíos que han creído en Jesús como
el Mesías, incluso si han estado en la gran minoría. En cada siglo, miles de
judíos han reconocido y seguido a Jesús como el prometido Mesías de Israel.
Hoy, muchas decenas de miles de judíos creen en Jesús, posiblemente cientos de
1
miles. La mayoría residen en los Estados Unidos y en la antigua Unión
Soviética, pero cada vez más viven en Israel. Y un día, las Escrituras declaran,
habrá un gran cambio nacional de corazón. En ese día, de todos los pueblos
sobre la faz de la tierra, los judíos serán conocidos en particular como aquellos
que sí creen en Jesús el Mesías. ¡Ese día llegará pronto!
Por ahora, sin embargo, debemos abordar las objeciones que los judíos le hacen
a Jesús de una manera honesta, justa e integral. Sorprendentemente, aunque a
través de los años ha habido varias obras judías escritas atacando las
credenciales mesiánicas de Jesús, no se ha escrito ninguna obra importante para
2
refutar y responder a estas variadas objeciones. Ya es hora de que refutemos
categóricamente las refutaciones y respondamos decisivamente a las objeciones.

Por supuesto, la mayoría de los creyentes judíos en Jesús no se ven afectados por
los materiales producidos por los llamados "antimisioneros" (líderes judíos que
trabajan activamente para sacar a los judíos de los cultos, el cristianismo u otras
religiones y al judaísmo, especialmente el judaísmo tradicional) . La fe de estos
creyentes judíos es demasiado vibrante, su experiencia con Dios demasiado real,
su confianza en la unidad de toda la Biblia -los Testamentos "Antiguo" y
"Nuevo" -demasiado fuertes, su relación con Jesús el Mesías demasiado
preciosa. Realmente no están preocupados por lo que un devoto rabino o
antimisionero activo tiene que decir. Algunos, sin embargo, se confunden y se
turban, mientras que los judíos tradicionales o seculares que buscan la verdad
acerca de Jesús a menudo deben superar los argumentos de los antimisioneros y
los rabinos.

3
Como resultado, esta serie de libros debía escribirse. Los argumentos
antimisionarios están aquí, las respuestas mesiánicas están aquí, y la evidencia
está ahí. El veredicto debe ser claro para todos: ¡Jesús es nuestro Mesías y Rey!

Los hechos y nada más que los hechos

En este volumen y en los dos siguientes, enumeraremos más de 150 objeciones


judías al mesianismo de Jesús, algunas de ellas serias, otras leves, y algunas tan
superficiales que en realidad son tontas. Las objeciones están divididas en seis
secciones.

Objeciones generales

En muchos sentidos, son las objeciones más comunes, menos sofisticadas y, a


menudo, más emocionales. Contienen generalizaciones amplias, hacen
declaraciones radicales y se basan en la percepción de lo que los judíos "en su
totalidad" creen y hacen. El corazón de estas objeciones es simplemente esto:
"¡Jesús no es para judíos! Nuestra religión es el judaísmo, no el cristianismo.
Ningún judío verdadero jamás creería en Jesús ". En gran medida, responder a
estas objeciones es una cuestión de corregir conceptos erróneos, así como lograr
que las personas se detengan y piensen en la naturaleza emocional, y en
ocasiones irracional, de lo que están diciendo.

Objeciones históricas

Las objeciones históricas tienden a ser más sustanciales y tienen que ver con el
propósito mismo del Mesías (en otras palabras, la afirmación de que el Mesías
debía traer la paz al mundo) o el supuesto fracaso de la iglesia (antisemitismo
"cristiano" y el estado de la iglesia en todo el mundo, incluidas sus divisiones y
escándalos). El corazón de estas objeciones es este: "Jesús no puede ser el
Mesías porque obviamente no estamos en la era mesiánica". Al responder a estas
objeciones, necesitamos definir claramente el propósito y la misión del Mesías;
proporcionar una imagen bíblica de la era mesiánica; explicar la diferencia entre
una expresión de fe judía mesiánica y neotestamentaria frente a una forma
"cristiana" posterior y corrompida;

Objeciones teológicas
Estas objeciones son las más serias y cortan en el corazón las diferencias entre el
judaísmo tradicional y la fe mesiánica judía / cristiana. Ellos giran alrededor de
la naturaleza de Dios (la Trinidad, la deidad de Jesús, la persona del Espíritu
Santo), la continuidad de la ley (¿Sigue siendo vinculante en total, o fue abolido
por Jesús o Pablo?), La naturaleza de la humanidad y la necesidad de la
salvación, y el pecado y los medios de expiación. En resumen, estas objeciones
respaldan la afirmación de que la religión del Nuevo Testamento es una religión
completamente extranjera que no solo no es judía sino que también es infiel a la
Biblia hebrea. Por lo tanto, los problemas de la profecía mesiánica son
secundarios, ya que Jesús es visto como un falso profeta y el fundador de una fe
extraña.

Objeciones basadas en las profecías mesiánicas

El judaísmo tradicional rechaza fuertemente los "textos de prueba" proféticos


mesiánicos estándar, ya sea negando que tengan algo que ver con Jesús,
afirmando que los autores del Nuevo Testamento o los apologistas cristianos
tradicionales los han malinterpretado, citado erróneamente o sacado de contexto,
o argumentando que ninguno de lo real Las profecías mesiánicas, las llamadas
profecías demostrables, se cumplieron alguna vez por Jesús. En resumen, las
personas que tienen estas objeciones dicen: "No creemos que Jesús es el Mesías
porque no estuvo a la altura de la descripción bíblica del Mesías". Respondemos
a estas objeciones mirando hacia las Escrituras hebreas y redescubriendo que la
misión del Mesías era a la vez sacerdotal (implicando expiación por el pecado)
así como también real; al notar que las Escrituras apuntan a una venida doble del
Mesías, cuya primera llegada tuvo que ser antes de que el Segundo Templo fuera
destruido en el año 70 EC; y al examinar las presuntas interpretaciones erróneas
de las profecías bíblicas y al señalar diferentes formas de entender las palabras
de los autores del Nuevo Testamento. Donde sea relevante, la evidencia de
apoyo se aduce de la literatura rabínica.
Objeciones al Nuevo Testamento

Las objeciones al Nuevo Testamento se pueden dividir en varias categorías: El


Nuevo Testamento cita erróneamente y malinterpreta el Antiguo Testamento, a
veces fabricando versículos para satisfacer sus propósitos; las genealogías de
Jesús dadas por Mateo y Lucas son irremediablemente contradictorias (en el
mejor de los casos) y completamente irrelevantes de todos modos; el Nuevo
Testamento está lleno de errores históricos y fácticos (especialmente el discurso
de Esteban); las enseñanzas de Jesús son imposibles, peligrosas y no judías; y el
Nuevo Testamento es autocontradictorio. Para resumir sin rodeos: "Solo un tonto
creería en la inspiración divina del Nuevo Testamento". Para contrarrestar estas
objeciones, comparamos problemas similares (con sus soluciones) de las
Escrituras Hebreas, mostramos lo judío de los patrones de pensamiento y las
ideas del Nuevo Testamento, y proporcionar respuestas a aparentes
contradicciones y / o distorsiones. Debido a que muchos de estos tipos de
objeciones se tratan en trabajos estándar sobre dificultades bíblicas, tratamos
aquí los que con mayor frecuencia son planteados por los antimisioneros y que
son especialmente relevantes para nuestro tema.

Objections Based on Traditional Judaism

Algunas de estas objeciones son altamente emocionales y subyacen a gran parte


de la reacción de hostilidad hacia el evangelio a nivel intestinal. También
explican por qué tantos judíos, especialmente los ortodoxos, no están dispuestos
a pensar por sí mismos sobre estos temas. Los dos puntos clave aquí son: (1) "El
judaísmo es una religión maravillosa, satisfactoria y autosuficiente. No hay
necesidad de buscar en otra parte ". (2)" Dios nos dio una tradición escrita y no
escrita. Interpretamos todo por medio de esa tradición oral, sin la cual la Biblia
no tiene sentido ". Para responder a estas objeciones, refutamos la noción de que
hay una tradición no escrita, ininterrumpida y vinculante que se remonta a
Moisés, demostrando que la Palabra escrita proporciona el fundamento de
nuestra fe, y explicamos por qué todas las personas (incluidos los judíos)
necesitan al Mesías.

Cada una de estas seis secciones sigue un formato similar: (1) una declaración
concisa de la objeción; (2) una respuesta concisa a la objeción; y (3) un
tratamiento en profundidad, incluyendo citas de fuentes importantes cuando sea
necesario y consideración de posibles objeciones a nuestras respuestas. Aunque
las objeciones se dividen en diferentes capítulos temáticos, todas tienden a fluir
desde algunas áreas problemáticas. Por lo tanto, será útil tener en mente los
siguientes pensamientos al leer.

Un resumen de los principales problemas

Los principales problemas incluyen:

1. La mayoría de los judíos no están familiarizados con el Jesús del Nuevo


Testamento o con la verdadera fe cristiana (o judía mesiánica). Esto significa que
muchas de las objeciones que plantean se basan en malentendidos. La mejor
refutación de estas objeciones es simplemente dejar las cosas claras. No
debemos olvidar que muchos judíos ni siquiera se dan cuenta de que Jesucristo
es Yeshua el Mesías (en otras palabras, "Cristo" no era el apellido de Jesús). Y
así como la mayoría de los cristianos son casi totalmente ignorantes de lo que
creen los verdaderos musulmanes, también la mayoría de los judíos son casi
totalmente ignorantes de lo que creen los verdaderos seguidores de Jesús.

Tristemente, cuanto más religiosa es una persona judía y cuanto más tiempo pasa
esa persona aprendiendo en una yeshiva (una escuela de estudios judíos
tradicionales), más sesgados y distorsionados serán los puntos de vista de la
persona sobre quién es Jesús, qué enseñó y cómo él y sus seguidores vivieron.
Esto nos da una razón más para aclarar las cosas con los hechos y nada más que
los hechos.

2. Lo que hoy llamamos el "judaísmo tradicional" fue solo en su etapa formativa


hace dos mil años. Por lo tanto, la fe judía mesiánica es básicamente tan antigua
4
como la fe judía rabínica, y de alguna manera, es más antigua. Ambas
expresiones religiosas eran completamente fieles judías que tomaron caminos
diferentes. Por lo tanto, tienen mucho en común. Sin embargo, como fue la fe
rabínica la que se reconoció como el "judaísmo tradicional", y dado que esta fe
se oponía a la creencia en Jesús, se convirtió en dogma que la creencia en Jesús
y el verdadero judaísmo eran incompatibles.

Pero la pregunta debe hacerse: ¿quién determinó que el judaísmo rabínico era el
verdadero judaísmo? ¿Quién decidió que las enseñanzas de los rabinos eran
judías mientras que las enseñanzas de los discípulos de Jesús no eran judías? Eso
es casi como las manzanas que dicen a las naranjas: "Solo las manzanas son
frutas, por lo tanto, las naranjas no son frutas". ¿Quién dice? La verdadera
pregunta es: ¿Qué enseñan las Escrituras Hebreas? ¿Qué expresión judía sigue a
la Biblia? Esa debe ser la regla de la fe y la práctica judías.

Independientemente de lo que alguien te diga hoy, ningún judío guarda la Torá


tal como fue dada originalmente. Es simplemente imposible. Se han tenido que
hacer cambios en nuestra relación con la ley ya que no hemos tenido templo, ni
sacerdocio funcional, ni sacrificios por más de mil novecientos años, tiempo
durante el cual la mayoría de los judíos han estado viviendo fuera de la tierra de
Israel. Esto significa que algunas cosas deben haber cambiado. Según los
rabinos, ahora tenemos el Talmud y las escrituras rabínicas como nuestra guía.
Según los creyentes judíos en Jesús, tenemos las escrituras del nuevo pacto
(Nuevo Testamento). ¿Cuál de estos debe ser seguido? La respuesta: lo que es
fiel a las Escrituras hebreas y reconoce al verdadero Mesías.
Al tratar con muchas de las objeciones planteadas en este libro, verá que el lado
judío tradicional asume lo que quiere probar, a saber, que representa el judaísmo
verdadero por sí solo. Por lo tanto, es importante señalar que no todo lo que dice
ser judío es bíblico. Es cierto que el judaísmo ortodoxo rechaza a Jesús y sus
enseñanzas, pero ¿es correcto hacerlo a los ojos de Dios? Puede ser judío en el
sentido tradicional negar que Jesús es el Mesías judío, pero eso es solo porque
esa forma particular de judaísmo se desvió en algunos puntos clave de las
Escrituras hebreas. Es mejor ser bíblico que judío, cuando y si surge esa
elección.

Hay otro lado de la historia también. En las últimas décadas, los eruditos judíos
han reconocido cada vez más que Jesús y sus seguidores eran judíos fieles. De
hecho, muchos eruditos, tanto judíos como cristianos, argumentan que si
realmente quieres entender el Nuevo Testamento, debes leerlo contra su
trasfondo judío del primer siglo. Muchas tradiciones judías están realmente en
armonía con las enseñanzas del Nuevo Testamento, independientemente de cuál
fue primero y cuál fue el segundo. Además, las tradiciones judías sobre temas
importantes como la naturaleza de Dios, cómo se revela al hombre y el poder
expiatorio de la muerte de los justos arrojan luz sobre las enseñanzas cristianas
fundamentales. En otras palabras, ¡el cristianismo es mucho más judío de lo que
mucha gente cree!

Juntando todo esto, al responder algunas objeciones debemos decir


respetuosamente: "Aprecio tus tradiciones e interpretaciones, y sé que crees que
son auténticamente judíos, pero de hecho no están en armonía con las Escrituras
hebreas". En otros momentos, nuestra la respuesta es muy diferente: "Mira tus
propias tradiciones. ¡Son mis tradiciones también! Dicen lo mismo que trato de
decir. Tal vez nunca los haya considerado en el contexto de la creencia en
Yeshua y el Nuevo Testamento ".

3. A medida que la fe judía mesiánica se desarrolló y creció, comenzó a cumplir


una de sus funciones bíblicas clave, a saber, hacer que el Dios de Israel fuera
conocido por las naciones. Como resultado, hubo una gran afluencia de gentiles
a la comunidad de creyentes, y debido a que el Mesías había dado su vida por
judíos y gentiles por igual, a los gentiles no se les exigía convertirse en judíos
para unirse a esta comunidad de fe. Muy pronto, los gentiles formaron la gran
mayoría de los creyentes mesiánicos, y por lo tanto a todas las apariencias
externas, la fe comenzó a parecerse a una nueva religión gentil y ciertamente no
a la fe de los judíos. Este fue uno de los factores que hizo que a los rabinos les
resultara más fácil concluir que la creencia en Jesús era más bien una cosa gentil
que judía. En otras palabras, ¡Jesús no es para nosotros!

Junto con esta cadena histórica de eventos, muchos creyentes gentiles


comenzaron a cortar sus lazos con el pueblo judío, cortando las raíces judías de
su fe. Pronto, el cristianismo había perdido toda conexión con su herencia judía,
y el Jesús del cristianismo apenas se parecía al Mesías de la Biblia. De hecho, se
introdujeron nuevas enseñanzas y se desarrollaron nuevas prácticas, algunas de
ellas con raíces paganas. Esto hizo aún más difícil para los judíos reconocer a
Jesús como el Mesías de Israel, haciendo que la brecha entre Jesús y el pueblo
judío fuera aún más amplia.

Por lo tanto, muchas objeciones judías a Jesús son en realidad objeciones a la


cristiandad, con lo que me refiero a la fe diluida ya menudo contaminada que
comenzó a desarrollarse varios cientos de años después de que se completara el
Nuevo Testamento. El verdadero cristianismo es completamente bíblico, y de esa
manera, "judío" en el mejor sentido de la palabra. Tiene mucho espacio para que
los judíos vivan como judíos redimidos y gentiles para vivir como gentiles
redimidos. Pero la mayoría de los judíos de hoy no saben qué es el verdadero
cristianismo (o el verdadero judaísmo mesiánico). Para responder a sus
objeciones, es importante romper algunos de los mitos y explicar lo que
realmente creemos. En algunos casos, tampoco creemos en el "cristianismo".

Al considerar doctrinas fundamentales que son inaceptables para los judíos,


como la divinidad del Mesías o la expiación solo a través de su sangre, debemos
separar lo que realmente creemos de lo que nuestros amigos y adversarios judíos
perciben que creemos, siempre volviendo a las Escrituras y preguntando: ¿Qué
dice la Palabra de Dios? Te sorprendería ver cuántas veces las doctrinas básicas
de nuestra fe, creencias que parecen tan fundamentales para nosotros, son
groseramente incomprendidas o caricaturizadas por nuestros oponentes.

4. Trágicamente y lastimosamente, a medida que la iglesia se volvió poderosa en


la sociedad, comenzando en el siglo IV EC, comenzó a perseguir a aquellos que
se negaron a creer en su versión de Jesús -por esta época un Jesús distorsionado,
apenas judío- que condujo a siglos de derramamiento de sangre y atrocidades
cometidas contra el pueblo judío por aquellos que decían ser cristianos. La
horrible historia del antisemitismo "cristiano", una de las grandes tragedias de la
historia humana, resolvió las cosas por completo para muchos judíos. "Este Jesús
es la causa de la mayoría de nuestros problemas en el mundo de hoy, y el
cristianismo es una religión de odio, no de amor. Es todo menos la verdadera fe
mesiánica ".

A través de los siglos, muchos judíos han elegido ser torturados, exiliados e
incluso asesinados en lugar de convertirse en cristianos. Para ellos, esta era la
forma noble y judía de morir. Para ellos, este fue el acto más profundo de lealtad
al Dios de Israel y al pueblo de Israel. Como resultado, muchas objeciones judías
a Jesús están llenas de emoción. "¡No traicionaré a mis antepasados! ¡No voy a
apostatar! "Incluso muchos judíos consideran el Holocausto como un evento"
cristiano ", o al menos un evento posible gracias al" cristianismo "histórico. Es
importante reconocer plenamente los terribles crímenes cometidos por los
llamados cristianos. en el nombre de Jesús, renunciar por completo a ellos y
explicar que nuestro objetivo no es hacer que el pueblo judío se convierta a una
religión extranjera y ajena, sino más bien fiel al Dios y al Mesías de las
Escrituras hebreas.

También es importante señalar algo que muy pocos judíos saben: los cristianos
genuinos han sido y continúan siendo los mejores y más verdaderos amigos que
el pueblo judío pueda tener. Cómo desearía poder traer rabinos y antimisioneros
de todo el mundo para conocer a los cristianos en India, Corea, Finlandia, Kenia,
Bolivia, Guatemala, Alemania, los Países Bajos -la lista sigue y sigue- que
tienen un amor sobrenatural y sacrificado para el pueblo judío Este amor fue
colocado en sus corazones por el Espíritu Santo, en muchos casos tan pronto
como creyeron en Jesús y recibieron una nueva vida a través de él. Como me
dijo una joven mujer cristiana de Malasia en 1992, "No sabemos mucho sobre
los judíos. [Recuerde que Malasia es predominantemente musulmana.]
¡Simplemente sabemos que los amamos! "Poco a poco, la verdadera iglesia está
5
mostrando sus verdaderos colores,

¡Este libro es para ti!

He escrito este libro para varios lectores potenciales. Estoy seguro de que
encajas en algún lado.

Primero, este es un libro de recursos para todos los que estén interesados ​​en
llegar al pueblo judío con las buenas nuevas de Jesús el Mesías. Si bien es
nuestro deber y nuestro privilegio comunicarle a todo el mundo acerca de Jesús,
y si bien es cierto que cientos de millones de personas nunca han escuchado su
nombre, no debemos olvidarnos del pueblo judío. Las Escrituras realmente nos
alientan a hacer del evangelismo judío una prioridad. Esto no se debe a que
recibamos algún premio especial por nuestros esfuerzos, como si un Judio
nacido de nuevo fuera una especie de trofeo, ni es porque ganar un judío para la
6.
fe prueba que estamos "en lo cierto" ni es porque Dios ama a los judíos más
que a cualquier otra gente. Pero los judíos son aquellos con quienes se hicieron
los antiguos convenios, las personas de quienes vinieron los profetas, y la nación
de la cual el Mesías traza su origen terrenal. Si alguien necesita escuchar la
verdad sobre Jesús, es su propio pueblo judío. Entonces, mientras continuamos
extendiéndonos activa y sacrificadamente a todas las naciones, debemos
continuar extendiéndonos en amor a las ovejas perdidas de la casa de Israel.
Leer este libro lo sensibilizará a varias perspectivas judías y lo alentará a
compartir su fe con sabiduría. En el proceso de lectura y aprendizaje, creo que
también encontrarás algunos aspectos de tus propias creencias que necesitan
ajustes y ajustes. Eso está bien también. Ninguno de nosotros ha llegado
totalmente en términos de nuestra comprensión de Dios y su Palabra.

Segundo, este libro está escrito para aquellos creyentes judíos que han sido
confundidos y confundidos por los anti-misioneros. Las respuestas aquí
combatirán la aparente verdad de los antimisioneros con la verdad real de la
Escritura.

Algunos de ustedes alguna vez fueron fervientes, creyentes comprometidos, que


les hablan a otros acerca de Jesús sin vacilación ni duda. Ahora no estás seguro
de quién tiene razón. Quieres ser un judío fiel, y ahora te preguntas si tu creencia
en Jesús es idólatra. ¿Te has convertido en parte de una religión extranjera? ¿Son
todas tus pruebas proféticas tan confiables como una cuerda de arena? ¿Los
escritos del Nuevo Testamento que alguna vez le parecieron tan preciosos ahora
parecen estar llenos de agujeros? ¿Has traicionado a tu familia, a tus
antepasados, y lo peor de todo, a tu Dios al creer en Jesús? ¿Están realmente en
lo cierto los rabinos cuando te dicen que tienen una tradición oral de
interpretación que se remonta a Moisés? ¿Le resulta difícil incluso rezar?
Después de todo, tal vez si no oras en el nombre de Jesús, Dios no te escuchará.
Por otro lado, tal vez si lo hacesora en el nombre de Jesús, ¡él no te escuchará!
¿Qué haces?

Bueno, no hay necesidad de tener miedo o estar tenso. Dios está cerca, y él no
está preocupado por las fórmulas religiosas. Él está mirando tu corazón. Si eres
sincero, él lo sabe, y eso es lo que más importa. Habla honestamente con él.
Dígale que quiere seguirlo y servirlo y obedecerlo con todo su ser, sin importar
el costo. Luego lea atentamente este libro con su Biblia en la mano y prepárese
para restaurar su fe. Si puedes leer hebreo, mejor aún. Verá aún más claramente
que hay respuestas, respuestas sólidas, para cada objeción planteada.

Las verdades que figuran en las páginas siguientes han ayudado a numerosos
creyentes en dificultades a recuperar su fe. También han sido utilizados por Dios
para ayudar a abrir, buscando a los judíos en el conocimiento de la verdad acerca
de Jesús, nuestro maravilloso Salvador, y para permitir que algunos judíos
ortodoxos abrazen al que ellos rechazaron durante toda su vida. ¡Prepárate para
ser alentado!

Esto me lleva a dirigirme al último -pero ciertamente no el menos importante-


grupo para el que se escribió este libro, es decir, judíos de todos los orígenes -
Reformas y jasídicos, humanistas y conservadores, ortodoxos y
reconstruccionistas- que aún no creen que Jesús es el Mesías prometido

Quiero que sepas que estoy muy contento de que estés leyendo este libro,
cualquiera que sea tu motivación. Incluso si desea usarlo para fortalecer sus
convicciones y creencias en contra de Jesús, todavía me alegra que tenga el libro
en sus manos. Es mi oración ferviente para cada lector, judío o gentil, sacerdote
católico o rabino ortodoxo, cristiano nominal o israelí ateo, que cada uno vea la
verdad con claridad. Como uno de los judíos más influyentes del mundo escribió
hace casi dos mil años: "No podemos hacer nada contra la verdad, sino solo por
la verdad" (2 Co. 13: 8). ¿Quién lucharía a sabiendas contra la verdad?

Tal vez estés seguro de tu posición, o tal vez tengas preguntas y dudas secretas.
Tal vez estás buscando respuestas, o tal vez estás buscando municiones. Te
pregunto una cosa: ¿las respuestas están en las páginas que siguen la verdad?
¿Están de acuerdo con las Escrituras hebreas? ¿Son justos y honestos? Estoy
seguro de que aceptará mientras lee este libro que entiendo completamente las
objeciones. ¡Quizás incluso los he articulado por ti! Pero, ¿y las respuestas a las
objeciones? ¿Qué pasa con el caso de la mesianidad de Jesús?

Durante años me dijeron que no había validez para la afirmación cristiana de que
Jesús cumplió las profecías mesiánicas de las Escrituras hebreas. Los rabinos
sinceros explicaron que después de que Jesús vivió y murió, los autores del
Nuevo Testamento volvieron y encontraron las llamadas profecías mesiánicas en
la Biblia hebrea y las hicieron encajar perfectamente con la vida de Jesús, y,
cuando fue necesario, ajustaron los hechos acerca de Jesús 'vida y muerte para
que se ajuste a las profecías.

"Así que ya ves", explicaron los rabinos, "no hay nada de cierto en tus
afirmaciones". Es como un hombre que dispara flechas a un objetivo y luego
pinta los ojos de toro alrededor de las flechas. Alguien acaba de hacer que
parezca que Jesús dio en el blanco de la realización profética. "¡Incorrecto! Jesús
dio en el blanco perfectamente, pero alguien movió el objetivo. Puedo mostrarte
que esto es verdad. ¿Serás lo suficientemente valiente como para descubrirlo por
ti mismo?

Durante años me dijeron: "No hay sustancia en tus argumentos. Usted da muchas
pruebas, pero todas ellas son falsas, entonces cero más cero más cero es igual a
cero. "Bueno, ¿y si puedo demostrar que son las objeciones a la mesianidad de
Jesús las que no tienen peso? ¿Qué pasa si comienza a ver que todas las
objeciones enumeradas aquí tienen la suma total de cero? ¿Qué excusa darás
entonces por no creer en Yeshua?

El hecho de que hayas nacido en una determinada religión no hace que esa
religión sea correcta. Cientos de millones de personas nacen hindúes, lo que
significa que nacieron en una religión que adora a miles, incluso a millones, de
dioses. Digamos que se acercó a un hindú sincero y dijo: "Estos ídolos no son
dioses". Un mono o una vaca no es un dios. Una serpiente no es un dios ". Y él
respondió:" Durante innumerables generaciones, todos mis antepasados ​​han
creído en estos dioses. ¿Quién eres tú para decir que todos han estado
equivocados? ¿Y quién soy yo para interrogarlos ? Estas tradiciones son
sagradas Nuestras creencias son santas y muy profundas. "¿Cómo reaccionarías
a ese tipo de razonamiento? Dirías: "¡Pobre alma! Que Dios abra sus ojos a la
verdad ".

Bueno, pongamos el zapato en el otro pie ahora. Te estoy diciendo que Jesús es
el Mesías profetizado en la Biblia hebrea y que hay respuestas definitivas a las
muchas objeciones judías presentadas contra él. ¿Cómo sabes que estoy
equivocado? Pausa por un momento y piensa honestamente. Tal vez no naciste
en una familia que adora a los ídolos, pero ¿qué te hace estar tan seguro de que
todas tus tradiciones son las correctas? ¿Qué te hace estar tan seguro de que los
sentimientos que tienes en contra de Jesús son correctos? ¿Podría ser que la
razón por la que usted afirma que mi posición es ilógica o estúpida o indigna de
una consideración seria es precisamente porque nunca le dio una consideración
seria? ¿Podría ser que todo lo que sabes es una burda caricatura del verdadero
Jesús?

Considera lo que mucha gente cree acerca de los judíos. Actualmente, millones
de japoneses piensan que los problemas económicos de Japón son culpa de los
judíos. “Pero,” usted dice, “la gran mayoría de los japoneses nunca han conocido
7
a un Judio.” Exactamente! Ese es el problema. De la misma manera, durante la
Edad Media, algunas personas pensaban que los judíos tenían cuernos. ¿Cómo
podrían creer algo tan descabellado? Sencillo. Las personas confiables les
dijeron que era así y, lo que es más importante, que no conocían a ningún judío
personalmente (o que no conocían a nadie cuya cabeza no estaba cubierta,
¡obviamente para ocultar esos cuernos!). El único judío que muchas personas de
todo el mundo hoy saben realmente es una burda caricatura de lo real, cuya
imagen monstruosa se basa en rumores, insinuaciones, malentendidos y
mentiras.
Es lo mismo con Jesús. La única Jesús muchos Judios saben es una figura
monstruosa, un falso profeta, un mentiroso y engañador, un traidor y el fundador
de una religión falsificada terribles, uno cuyos seguidores son la causa de todo el
mundo antisemitismo e incluso el Holocausto. ¡Ese no es el verdadero Jesús! Ese
no es el Yeshua de la historia o el Yeshua del Nuevo Testamento o el Yeshua de
la realidad. Es una imagen fea, distorsionada y deformada que no se parece en
nada a la persona real. ¿Podría ser que usted tiene los mismos puntos de vista
sesgados e infundados de Yeshua el judío que otras personas tienen acerca de
usted como judío? La única manera de superar este tipo de ignorancia y
parcialidad es exponiéndonos a la verdad, incluso si esa verdad duele.

¿Qué pasa si encuentras los mismos problemas que has tenido con Jesús resuelto
en las páginas que siguen? ¿Qué sucede si se responden sus objeciones más
fuertes, incluso si no desea que se respondan? ¿Qué vas a hacer con la verdad?
Sin duda, podrías enfrentarte a algunas decisiones difíciles. Puede encontrar una
gran oposición e incomprensión si reconoce a Jesús como el Mesías. Si eres
ortodoxo podrías sufrir rechazo extremo e incluso persecución. Valdrá la pena
todo. Tendrás la bendición del Mesías y el favor de Dios. Serás una persona
completamente nueva a través de él. Tendrás un mensaje de esperanza fresca -el
mismo mensaje de verdadera redención- para tus compañeros judíos. La carga de
tu pecado y tu culpa será eliminada, y experimentarás un genuino cambio de
corazón. Comenzarás a tener una relación real y profunda con Dios, tu Padre,

¡Así que sigue leyendo! Nunca se sabe lo que se puede aprender y con quién se
puede encontrar en el camino. El Mesías, el verdadero Mesías, está más cerca de
lo que crees.
PARTE 1

GENERAL

OBJECIONES
1.1. Los judíos no creen en Jesús.

Esa es una idea errónea y una exageración general. Los judíos siempre han
creído en Jesús. De hecho, al principio, solo los judíos creían en él, y hoy en día,
probablemente haya más creyentes judíos en Jesús que nunca antes.

Aunque es posible que no se dé cuenta de esto (ciertamente no lo fui durante los


primeros dieciséis años de mi vida), es de conocimiento común para los
historiadores judíos y cristianos que todos los seguidores originales de Jesús
fueron judíos, y pocos años después su muerte y resurrección, miles de judíos
creyeron en él. Al principio la pregunta fue: "¿Puedes ser un gentil y creer en
Jesús?" ¡Así de judío era todo esto! (Lea Hechos 15 para más información).

Desde entonces, en cada generación ha habido un remanente fiel de judíos que


han seguido a Jesús el Mesías, que asciende de miles a decenas de miles, y han
mantenido su fe a pesar de las consecuencias a menudo difíciles. En este
momento, hay entre 150,000 y 200,000 creyentes judíos en Jesús en todo el
mundo (esto es probablemente un cálculo conservador), incluyendo judíos
estadounidenses, judíos rusos, judíos sudamericanos y judíos israelíes. Muchos
de ellos son altamente educados, y algunos son rabinos ordenados. Los judíos sí
creen en Jesús, y su número crece a pasos agigantados.

1.2. ¡Nací judío y moriré judío!


¡Estás absolutamente en lo correcto! Has nacido judío, y si crees en Moisés,
Jesús, Mahoma, Sigmund Freud o el reverendo Moon, siempre serás judío. La
pregunta es: ¿Serás un judío fiel a los ojos de Dios? Eso es lo que realmente
importa. Nunca debe olvidar que como judío tiene un llamado especial y
responsabilidad. ¿Cumplirá con el propósito por el cual Dios te hizo? Ser judío
no es poca cosa. ¿Vivirás y morirás en una relación correcta con Dios? ¿Lo
amarás con todo tu corazón, alma y fuerza? Y si lo que le estamos diciendo
acerca de que Jesús es el Mesías judío es realmente cierto (y estamos bastante
seguros de que lo es), ¿será usted un judío fiel que sigue a su Mesías o un judío
infiel que lo rechaza?

¿Puedo hacerte una pregunta simple? ¿Quién es judío? Si le das la respuesta


tradicional, es decir, si eres judío si tu madre es judía, realmente no has
respondido nada. ¿Qué hace que tu madre sea judía?

¿Ser judío es simplemente un asunto religioso? Si es así, ¿los judíos ateos aún
son judíos? ¿Los judíos humanistas todavía son judíos? ¿Y qué hay de los judíos
reformistas que niegan que la Torá es literalmente la Palabra de Dios y que no
creen en una resurrección física o un Mesías literal? ¿Todavía son judíos? ¿Ser
judío es simplemente una cuestión de ética? Si es así, ¿es un rabino ortodoxo
poco ético y corrupto aún judío? ¿Ser judío es una cuestión de solidaridad con el
pueblo de Israel? Entonces, ¿qué pasa con los israelíes antinacionalistas?
¿Todavía son judíos? ¿Ser judío es simplemente una cuestión de etnia? Si es así,
entonces las propias creencias religiosas no pueden cambiar la judeidad de uno.

De nuevo, la pregunta debe hacerse: ¿Quién es judío? Es importante no usar un


doble estándar aquí. Por ejemplo, si eres un judío secular y no vives según la
Torá o las tradiciones rabínicas, ¿cómo puedes decirme que no soy judío porque
creo en Jesús? Podrías decir: "¡Pero te has unido a otra religión!". Respondo: No,
estoy siguiendo la religión de las Escrituras. Y de acuerdo con la Torá, el tema
no es de "religión diferente" sino de estilo de vida y fe. A Dios no le interesa
tanto la "religión" con la que nos identificamos: la palabra religión ni siquiera
ocurre una vez en todas las Escrituras hebreas, tanto como con lo que creemos y
cómo vivimos. De hecho, desde un punto de vista bíblico, ser ateo, materialista o
sensualista constituye una desviación infinitamente mayor de la fe que entrar en
disputas sobre quién es el Mesías.

Sigo la Palabra de Dios y amo al Señor con todo mi corazón y alma. ¿Vos si? Si
no, ¿cómo puedes decirme que no soy judío? (Por cierto: mi madre y mi padre
son judíos.) He dado mi vida para hacer que el Dios de Israel sea conocido por
las naciones. ¿Tienes? Si no, ¿cómo puedes decirme que no soy judío? Adoro al
Dios de Abraham, Isaac y Jacob todos los días, le rezo y estudio sus Escrituras
constantemente. ¿Ese es tu estilo de vida también? Si no, ¿cómo puedes decirme
que no soy judío? Me he alejado de vivir para la autogratificación y el placer
pecaminoso, buscando ser santo porque el Señor es santo. ¿Que pasa contigo?
Debes preguntarte si realmente estás viviendo como un judío fiel a los ojos de
Dios.

Si eres ortodoxo, probablemente no tengas problemas para reconocerme como


judío. De hecho, incluso podría identificarme con el "judío apóstata" especial,
1
pero no muy elogioso. Incluso los antimisioneros reconocen que los seguidores
judíos de Jesús todavía son judíos, y nos atacan en particular con sus esfuerzos
de alcance. ¡Ciertamente no están invirtiendo este tipo de tiempo y esfuerzo para
llegar a los cristianos gentiles !

Al final, la verdadera pregunta no es si los judíos que siguen a Jesús todavía son
judíos. Más bien, la pregunta crucial es si Jesús es el Mesías predicho por
Moisés y los profetas. Si es así, entonces usted, como judío, debe hacer un
verdadero examen de conciencia y responder a una pregunta difícil y desafiante:
¿Cómo puede llamarse a sí mismo judío y sin embargo rechazar o ignorar a
nuestro Mesías judío enviado por Dios? Seguir al Mesías es parte de la
estructura de nuestra alma, tocando la verdadera razón de nuestra existencia
2
como pueblo.
Verá, una de las razones clave por las que el Señor puso al pueblo judío en esta
tierra fue para que pudiéramos ser una nación de sacerdotes (kohanim),
extendiendo la luz del conocimiento de Dios al resto del mundo. En otras
palabras, en lugar de guardarnos la verdad, fuimos llamados a declarar la gloria
3
del Señor a los gentiles y educarlos en su verdad. Las Escrituras hablan de esto
claramente:

Ustedes mismos han visto lo que hice a Egipto, y cómo los llevé en alas de
águila y los traje a mí mismo. Ahora si me obedeces completamente y guardas
mi pacto, entonces de todas las naciones serás mi posesión preciada. Aunque
toda la tierra es mía, serás para mí un reino de sacerdotes y una nación santa.

Éxodo 19: 4-6

Canta al Señor una nueva canción;

canta al SEÑOR, toda la tierra.

Cantad a Jehová, alabad su nombre;

proclama su salvación día tras día.

Declara su gloria entre las naciones,


sus maravillosas obras entre todos los pueblos.

Porque grande es Jehová, y digno de alabanza;

él debe ser temido sobre todos los dioses.

Salmo 96: 1-4

Sí, el pueblo de Israel debía ser una luz para el mundo. Esto es parte de nuestro
destino y llamamiento como judíos, y solo a través del Mesías judío podemos
4
cumplir con esta tarea ordenada por Dios. Esto es algo que debes tener en
cuenta. De hecho, puede ayudarlo a comprender por qué a veces se ha
preguntado sobre su propia identidad y propósito en la vida. ¿Qué significa nacer
como judío? ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué hemos experimentado tantos
problemas con tan poca fruta positiva? ¿Cuál es nuestra misión después de todo?
¿Hay algo que nos hemos perdido o alguien a quien hemos estado perdiendo?

Sé que puede ser una pastilla difícil de tragar, pero es muy importante que
pienses detenidamente. ¿Es posible que este Jesús-Yeshua a quien tan
fuertemente rechazas sea la clave para llevar el conocimiento del único Dios
verdadero a los habitantes de este planeta? ¿Es posible que la verdadera judeidad
esté directamente relacionada con seguirlo?

Piénsalo. Te hará, junto con muchos otros también, un mundo de bien.


1.3. Una persona es judía o cristiana. Soy judío.

Estás mezclando manzanas con naranjas. Las personas nacen judías o gentiles,
pero para ser cristiano (o "mesiánico") debes nacer de nuevo. Este nuevo
nacimiento viene al poner tu fe en Jesús el Mesías. Tus pecados son perdonados,
recibes un corazón nuevo y te conviertes en un seguidor del Mesías. Eso es lo
que significa ser cristiano o mesiánico. Pero nadie nace cristiano. Ahí es donde
reside la idea errónea. Tampoco es el cristianismo (o el judaísmo mesiánico)
simplemente otra religión. Más bien, habla de una relación viviente entre Dios y
su pueblo, tanto judíos como gentiles, a través del Mesías. A través del
nacimiento físico eres judío o gentil; a través del nacimiento espiritual te
conviertes en un seguidor de Jesús, el Mesías.

Puede ayudarte a recordar que la palabra cristiano proviene de la palabra Cristo,


que se deriva de la palabra christos, el equivalente griego de la palabra hebrea
mashiach(Mesías). Curiosamente, pasaron muchos años antes de que los
primeros seguidores de Jesús fueran llamados cristianos (o mesiánicos), un
término aparentemente acuñado por extraños y críticos (Hechos 11:26; ver
también 1 Pedro 4:16). Nadie nace cristiano, aunque obviamente los niños
pueden nacer en hogares cristianos. Como dijo un predicador: ¡Solo porque el
gatito nació en el tarro de galletas no lo convierte en una galleta! Así también,
solo porque alguien nació en un hogar cristiano que no lo convierte en cristiano.
Es solo cuando alguien se identifica completamente con el Mesías Jesús que se
vuelve mesiánico o cristiano.

De manera similar, alguien puede nacer judío, pero eso no convierte a esa
persona en un judío practicante o religioso. Una persona se convierte en
practicante o religiosa al elegir vivir un cierto estilo de vida. Así es, aunque de
una manera más profunda, con seguir a Jesús, el Mesías (es decir, Cristo) y
convertirse en mesiánico (es decir, cristiano). Si eres judío o gentil, debes nacer
de nuevo a través de la fe en él. La última pregunta, por lo tanto, no es si eres
judío o gentil, sino si eres del Mesías o no.

1.4. ¿No creer en Jesús significa que ya no eres judío? Según lo entiendo, la
creencia en Jesús y el judaísmo en cualquier forma son incompatibles.

Usted sin saberlo ha repetido una de las grandes mentiras de la Inquisición, a


saber, que uno puede ser fiel a Jesús solo repudiando por completo su judaísmo.
Por el contrario, todo acerca de creer en Jesús era y es judío, en el sentido más
puro y bíblico de la palabra.

Entiendo lo que estás pensando. Usted obviamente cree que Jesús fue el
fundador de una nueva religión llamada Cristianismo, una religión para los
gentiles. Entonces, si un judío sigue esta religión "goyyische" (yiddish para
"gentil"), ya no es judío. ¿Derecha? Esto sería como un hindú convertirse en
musulmán. No lo llamaríamos hindú para Mahoma, ¿verdad? ¿Por qué entonces
nos llamamos creyentes judíos en Jesús, algo que nuestros críticos llaman una
contradicción en términos? La respuesta es simple: Jesús es el Mesías judío, del
que se habla en nuestra Biblia hebrea. Creer en él es lo más judío que un judío
puede hacer.

Pensemos esto por un momento. Aunque Yeshua vino al mundo para que todas
las personas pudieran ser salvadas de sus pecados y llevadas a una relación
correcta con Dios, él vino ante todo para su propio pueblo judío. Fue solo
cuando lo rechazamos como nación -justo como, siglos antes, rechazamos la
Torá y los profetas como nación- que su mensaje fue llevado a los gentiles,
quienes lo abrazaron por miles. Con el tiempo, había tantos creyentes gentiles en
el Mesías, muchos de los cuales olvidaron las raíces bíblicas judías de su fe, que
casi parecía como si el cristianismo fuera una religión nueva y extranjera, algo
5
que no era para judíos en absoluto.

Lo que empeoró las cosas fue que la emergente comunidad judía rabínica
comenzó a desvincularse de los muchos miles de judíos que eran seguidores de
Jesús el Mesías. Estos judíos mesiánicos ahora se encontraron entre una roca (la
iglesia cada vez más gentil) y un lugar difícil (la comunidad rabínica cada vez
menos amistosa). En el transcurso de los siguientes mil años, los cristianos
gentiles comenzaron a dar la bienvenida a los judíos en medio de ellos solo si
renunciaban a todos los lazos con su judaísmo, mientras que la comunidad
rabínica los recibiría solo si renunciaban a todos los lazos con Jesús. Necesitas
ver esto como lo que es: una monstruosa perversión de la verdad y un giro
trágico de la historia.

¿Recuerdas lo que sucedió después de la Guerra de Vietnam? Ya fue


suficientemente malo que peleamos en una guerra que teníamos pocas
intenciones de ganar. Ya fue suficientemente malo que se perdieran tantas vidas.
Pero había algo aún peor: a medida que estos valientes veteranos regresaban de
las selvas de Vietnam, muchos de ellos con cicatrices mentales y físicas, otros
ahora adictos a las drogas, casi no los recibíamos. Estábamos avergonzados por
la guerra y les quitamos nuestra vergüenza. En lugar de darles la bienvenida
como heroicos estadounidenses (como lo hicimos con nuestros veteranos
anteriores), casi nos desvinculamos de ellos, y muchos de ellos nunca se
recuperaron de esa herida emocional. Ellos, de todas las personas, deberían
haber sido acogidos por sus conciudadanos, en cuyo nombre fueron a Vietnam y
bajo cuya bandera lucharon.

Ahora, hay algo extrañamente similar sobre el destino de los seguidores judíos
de Jesús. Los apóstoles judíos trajeron el mensaje del Mesías judío al mundo de
los gentiles y, sin embargo, siglos después, estos cristianos gentiles les dijeron a
los judíos que querían saber más acerca de Jesús: "Si quieres creer en él, debes
6
abandonar todo lo judío". Judios que fueron bautizados durante la Edad Media,
7 ¡
incluso tuvieron que prometer comer carne de cerdo. Habla sobre olvidar tus
raíces! De hecho, cuando se alegó que uno de los papas medievales era en
realidad judío, Bernardo de Clairvaux exclamó: "Para vergüenza de Cristo, un
judío ahora ocupa la sede de San Pedro". ¡De verdad! (Por cierto, este "San
Pedro" no es otro que Shimon Kepha, el judío pescador que se convirtió en uno
de los primeros discípulos de Jesús.) Así que, en sentido figurado, los judíos
ayudaron a construir la casa desde los cimientos, y luego se les dijo que como
judíos no eran bienvenidos.

Después de las conversiones forzadas de las Cruzadas, algunos judíos profesaron


abiertamente su fe en Jesús mientras practicaban el judaísmo en secreto. Uno de
los propósitos de la Inquisición era eliminar y destruir a estas personas, incluso
si, en teoría, había cristianos judíos sinceros que creían que la fe en Jesús y ser
judíos eran compatibles. Desafortunadamente, y estoy seguro, sin saberlo, has
8
repetido la mentira de la Inquisición.

Como en el caso de los veteranos de Vietnam, los judíos a menudo han tratado a
los cristianos judíos como si hubiera algo malo en nosotros, como si, al ser leales
a nuestro Dios y a nuestro Mesías, estuviéramos pecando. En lugar de reconocer
que hemos tenido que ir contra la corriente de la tradición (tanto judíos como
cristianos) por el bien de la verdad, y en lugar de entender que nuestra fe en
Jesús nos ha hecho redescubrir qué tan judíos somos (ver más abajo, 1.5, para
más información sobre esto), los judíos nos han llamado engañadores,
mercenarios y apóstatas. De hecho, hacia el final del primer siglo, hay evidencia
de que a los judíos religiosos se les enseñó a maldecir a los judíos cristianos tres
veces al día en sus oraciones, una práctica que persiste (en algunos círculos)
hasta el día de hoy. (Esta práctica fue instituida al menos dos siglos antes de la
9
persecución de los judíos por los llamados cristianos).
Por supuesto, estamos dispuestos a sufrir estas cosas y las abrazamos con gusto
(ver Mt. 5: 10-12, Hechos 5:41, Filipenses 1:29, Hebreos 13: 12-14). Jesús
incluso nos dijo que nos expulsarían de las sinagogas y que cualquiera que nos
matase pensaría que estaba haciendo un servicio a Dios (Juan 16: 2). El hecho
es, sin embargo, que la creencia en el Jesús real (es decir, el Yeshua de la Biblia
y no el de la tradición posterior hecha por el hombre) y el verdadero judaísmo
(que no siempre equivale a la judeidad tradicional ) son compatibles, y cuando
un judío abraza a Yeshua el Mesías, se vuelve más judío que nunca antes.
Simplemente pregúntele a cualquiera de los miles de seguidores judíos de Jesús
qué pasó en sus vidas una vez que creyeron en él. Te sorprenderás de lo que
oyes.

La conclusión es la siguiente: ser un judío fiel y creer en Jesús, el Mesías judío


son totalmente compatibles.

1.5. El judaísmo mesiánico, o el cristianismo hebreo, es solo un gran engaño,


diseñado para atraer a judíos inocentes al cristianismo. La mitad de las
personas involucradas ni siquiera son judías. La mayoría de los judíos eran
ministros cristianos que cambiaron sus nombres para que sonaran más
auténticos.

Tal vez una mala experiencia con un judío mesiánico te haya dado una impresión
equivocada del todo. ¿Es posible que hayas juzgado mal nuestros corazones y
motivos sin conocer los hechos? La mayoría de los judíos que han llegado a
conocer a Jesús como el Mesías han experimentado un profundo despertar de su
judaísmo. Muchos han recuperado aspectos del estilo de vida bíblico judío,
mientras que otros han hecho aliá.(es decir, emigró a Israel) de por vida. De
hecho, sus hijos ahora asisten a escuelas israelíes y luchan en el ejército israelí.
Debido a que estas personas han recuperado su judaísmo tan profundamente,
algunos de ellos han cambiado sus nombres, por ejemplo, de Martin a Moishe.
Otros cambiaron sus nombres para refutar la mentira del pasado antisemitismo
"cristiano", que decía: "No se puede ser judío y creer en Jesús". En cuanto a los
creyentes gentiles que se han unido a las congregaciones judías mesiánicas, lo
han hecho por amor a Israel y la vida judía. ¿Esto esta mal?

Estoy un poco sorprendido de que estés repitiendo la línea del partido estándar
acerca de que los judíos mesiánicos son engañosos. Una cosa sería, por ejemplo,
intentar atraer a los judíos rusos recién emigrados a un "programa de educación
judío" sin identificarnos como creyentes en Yeshua, o tratar de presentarnos
como sinagogas tradicionales con un enfoque distinto de la Torá y nada más .
Tales prácticas serían engañosas, y yo (junto con todos los líderes judíos
mesiánicos que conozco personalmente) nunca pensarían en participar en
actividades tan deshonestas.

Pero, ¿es cierto que los judíos que creen en Jesús se llaman a sí mismos judíos
mesiánicos, cristianos hebreos o judíos por Jesús porque no quieren que otros
judíos sepan que en realidad son cristianos disfrazados de atuendos judíos?
¿Estamos simplemente tratando de ocultar el hecho de que, en realidad, hemos
cometido lo que el rabino Aryeh Kaplan llamó "un acto de traición religiosa"?
¡Por supuesto no! Ponemos nuestras cartas en la mesa para que todos las vean.
Decimos que somos seguidores judíos de Jesús el Mesías porque eso es lo que
somos. Consideramos que ser judío y creer en el Mesías judío es compatible (ver
más arriba, 1.5). Como resultado, hacemos todo lo posible para comunicar esto
claramente.

Déjame darle la vuelta y preguntarte esto: si tú, como judío, descubriste que
Jesús era el Mesías predicho por Moisés y los profetas y que creíste en él,
experimentando un cambio personal glorioso, un amor renovado por el Dios de
Abraham, Isaac, y Jacob, una pasión por la Biblia hebrea, y un nuevo apego por
la gente y la tierra de Israel, ¿se les ocurriría decir, "ya no soy judío"? ¿Qué
pasaría si se diera cuenta de que el cristianismo en su forma raíz es realmente
judío o, como lo han expresado algunos estudiosos modernos, otro de los
10
judaísmos del primer siglo? Como un nuevo seguidor de Jesús el Mesías, ¿no
sentirías profundamente que, como judío, realmente has venido a casa?

Incluso si acepta lo que estoy diciendo en general, aún podría cuestionar


prácticas Judías Mesiánicas específicas. Quiero abordar estos temas
honestamente. Primero, sin embargo, como un "interno", permítanme decirles
que hay una discusión constante entre muchos judíos mesiánicos sobre temas
tales como cómo observar el sábado a la luz del nuevo pacto, la relevancia actual
de las leyes dietéticas (kashrut), o si incorporar algo de la liturgia rabínica en los
servicios de adoración semanales. Tales temas se discuten en nuestras
conferencias judías mesiánicas anuales, así como también en periódicos y libros
11
mesiánicos.

Los líderes judíos mesiánicos luchan con estos temas porque sienten la
responsabilidad de hacerlo como judíos. No están participando en debates
teológicos, bíblicos y prácticos entre ellos para ganar judíos para su fe.
Continuarían lidiando con estos problemas incluso si no hubiera otro judío en el
planeta. Lo sé de primera mano porque a menudo he hablado con los líderes
judíos mesiánicos sobre estas mismas cosas, diciéndoles que están pasando
demasiado tiempo con ellos. La lealtad a Dios, no el engaño, es su objetivo.

Aquí hay una descripción de por qué muchos judíos mesiánicos hacen lo que
hacen, tanto en sus servicios corporativos de adoración como en sus vidas
privadas y familiares. No necesariamente estoy de acuerdo o en desacuerdo con
todos los detalles, sino que simplemente expongo los hechos.

1. A menudo usamos términos como Mesías en lugar de Cristo, o Yeshua en


lugar de Jesús porque para muchos judíos, Jesucristo representa una figura
religiosa no judía, es decir, el fundador de la Iglesia Católica y la inspiración
detrás de las Cruzadas. Es porque queremos que los judíos piensen en el Jesús
real -el que vino en cumplimiento de los profetas hebreos, el Redentor judío y el
fundador de la fe mesiánica para todos los pueblos- que lo llamamos Yeshua el
Mesías. Se hace por el bien de la claridad, no de la duplicidad.

2. A menudo usamos canciones y oraciones hebreas en nuestros servicios porque


muchas de las canciones se toman directamente de la Biblia hebrea y muchas de
las oraciones datan de los días de Jesús y antes (por ejemplo, el Shema). Estos
elementos no son simplemente tomados de la tradición rabínica posterior. Sirven
para recordar a los fieles que nuestra fe es de hecho la continuación de la fe de
nuestros padres: Abraham, Moisés, David y el Mesías. Además, mientras que los
cristianos a menudo cantan las mismas palabras del Antiguo Testamento en
inglés en sus servicios de adoración, muchos creyentes judíos disfrutan
cantándolas en hebreo. Una razón, entre muchas, de que los cristianos gentiles a
menudo forman una gran parte de las congregaciones judías mesiánicas es
porque disfrutan del estilo de adoración judío mesiánico.

3. Algunos judíos mesiánicos también incluyen oraciones rabínicas posteriores


en sus servicios porque están de acuerdo con el contenido de las oraciones y no
encuentran ninguna razón para rechazar esta parte de su herencia. Estos
creyentes judíos en Yeshua no creen que sean parte de una nueva religión
extranjera, sino que se consideran parte del verdadero remanente judío que es
fiel tanto a sus raíces judías como a su Mesías judío. Por lo tanto, algunos de
ellos se ponen tefillin (filacterias) para sus oraciones privadas, creyendo que
Jesús también oró con ellos, y usan el tallit (chal de oración) y yarmulke ( kipa o
skullcap ) en sus servicios públicos. (Algunos judíos mesiánicos usan un
yarmulke todo el tiempo, tal como lo hacen los judíos ortodoxos, y por razones
similares, es decir, como un recordatorio constante de que caminan delante de
Dios).

4. Se sigue el calendario judío tradicional porque se acepta su precisión general.


12
(No rechazamos automáticamente todo lo rabínico). Prácticamente todos los
judíos en todo el mundo siguen el mismo calendario, independientemente de si
están de acuerdo con el judaísmo tradicional en otros puntos de fe y práctica, y
entonces participamos en el mismo ciclo de vida que el resto de la comunidad
judía. De manera similar, algunas congregaciones judías mesiánicas siguen el
mismo horario de lectura semanal de la Torá que los judíos tradicionales
(aparentemente, ya estaba establecido en tiempos de Jesús), leyendo la porción
sinagogal de los Profetas, pero añadiendo una lectura de las Escrituras del Nuevo
Pacto.

5. Debido a que el título "pastor" a menudo suena extraño para un judío, y


debido a que muchos judíos tienen el hábito de llamar a sus líderes
congregacionales "rabino", hay algunos líderes judíos mesiánicos que también se
llaman a sí mismos "rabinos". Como estos líderes lo hacen Sin embargo, no
quieren engañar a las personas, a veces usan el título de "rabino mesiánico". De
esta manera las personas saben que son líderes de una congregación mesiánica,
es decir, una congregación que cree que Jesús es el Mesías judío. Debo señalar,
sin embargo, que muchos líderes se niegan a usar este título, llamándose a sí
mismos como "líder congregacional", "pastor mesiánico" o simplemente
"pastor". Entienden que el título "rabino" transmite algo muy específico a un
judío persona, y quieren mantenerse alejados de cualquier cargo de engaño. Si
bien quieren comunicar a los judíos interesados ​​que no son una iglesia
tradicional, también quieren comunicar que tampoco son una sinagoga
tradicional (o conservadora o reformista). Una razón por la que muchas de estas
congregaciones usan el término Mesiánico Las sinagogas se deben a que la
palabra griega sinagoga se usa en realidad en el Nuevo Testamento para
describir el lugar de reunión de los creyentes en Jesús. En Santiago 2: 2 (en
realidad, Jacob 2: 2 en su título griego original), la palabra sinagoga
simplemente significa "un lugar de reunión".

6. De manera similar, algunos colegios bíblicos o seminarios bíblicos judíos


mesiánicos se autodenominan yeshivas, indicando a los estudiantes potenciales
que su énfasis está en los estudios y ministerio judíos mesiánicos. Sin embargo,
dado que se ha señalado que solo los judíos ortodoxos usan el término
yeshiva(otras ramas del judaísmo generalmente evitan este término), muchos
líderes judíos mesiánicos prefieren abandonar el término también, para que
parezca que están siendo intencionalmente engañosos. (En mi calidad de director
de dicha escuela de 1987 a 1993, elegí -con la aprobación unánime de nuestra
junta mesiánica judía- cambiar nuestro nombre de Mesías Yeshiva y Escuela de
Postgrado de Teología al Mesías Instituto Bíblico y Escuela de Posgrado de
Teología, por las mismas razones en cuestión. Queríamos que todos los
cristianos supieran que esta escuela también era para ellos.)

7. El cambio de nombre más famoso entre los creyentes judíos en Jesús fue el de
Martin Rosen, un ministro bautista ordenado, a Moishe Rosen, fundador y
antiguo líder de judíos para Jesús. Pero Moishe siempre pone sus cartas sobre la
mesa para que todos las vean. Mientras aún se aferraba a sus creencias Bautistas
básicas, recuperó sus raíces judías y quería que todos supieran que ser judío y
creer en Jesús eran compatibles. (De hecho, Moishe fue el nombre de su infancia
que su madre lo llamó). Otro famoso Martin también cambió su nombre. Martin
Kahane (famoso como Meir Kahane) fue un rabino militante asesinado por sus
opiniones políticas y religiosas. Obviamente, también recuperó sus raíces judías,
solo que las suyas eran tradicionales y firmemente sionistas. La pregunta, por lo
tanto, no es si esos cambios de nombre son válidos, sino si Jesús es el Mesías
judío y si creer en él es algo auténticamente judío. Si lo es, entonces cambiar el
nombre para enfatizar la judeidad de uno no es deshonesto.

Habiendo dicho todo esto, debo señalar que hay una gran cantidad de diversidad
entre los creyentes judíos en Jesús con respecto a los siete puntos anteriores.
Algunos están felices de estar en iglesias tradicionales, sin olvidar su solidaridad
con Israel y su pueblo judío, mientras que otros están felices de estar en
congregaciones mesiánicas, sin olvidar que son parte de la fe cristiana universal.
Algunos están en casa vistiendo yarmulke y talit,mientras que otros están en casa
con una cruz al cuello. Algunos prefieren ser llamados judíos mesiánicos, otros,
cristianos judíos, otros, creyentes judíos, y algunos, simplemente cristianos.
Usted ve, lo que llamamos a nosotros mismos no es tan importante (aunque
algunos de nuestros detractores sin duda hacen un gran problema). Es lo que
creemos que es de importancia central, y eso es lo que preferimos discutir.

Tengo solo algunos pensamientos de cierre. Primero, he conocido a muchos


Judíos Ortodoxos y ultraortodoxos extraños e incluso deshonestos. Algunas
yeshivas son famosas por rellenar sus listas de asistencia con estudiantes
inexistentes para obtener más dinero del gobierno, y lo hacen en nombre del
estudio Talmud. ¡Sin embargo, están totalmente dedicados a sus estudios de
Talmud! Sin embargo, sería un error juzgar a todos los judíos rabínicos con el
mal ejemplo de unos pocos. De la misma manera, si tuviste la desafortunada
experiencia de conocer a un judío mesiánico deshonesto (o peor aún, un cristiano
gentil equivocado que se hace pasar por un judío mesiánico), no juzgues al resto
de nosotros por ese encuentro. E incluso entre los sinceros y honestos, se han
cometido algunos errores.

Segundo, 1 Corintios 9: 19-22 no ordena el engaño como práctica misionera


13
estándar, a pesar de las declaraciones de los anti-misioneros. Pablo escribió:

Aunque soy libre y no pertenezco a ningún hombre, me hago esclavo de todos,


para ganar el mayor número posible. A los judíos me convertí como un judío,
para ganar a los judíos. Para aquellos bajo la ley, me convertí en uno bajo la ley
(aunque yo mismo no estoy bajo la ley), para ganar a aquellos bajo la ley. Para
aquellos que no tienen la ley, me volví como uno que no tiene la ley (aunque no
estoy libre de la ley de Dios, sino que estoy bajo la ley de Cristo), para ganar a
los que no tienen la ley. Para los débiles me volví débil, para ganar a los débiles.
Me he convertido en todo para todos los hombres, de modo que, por todos los
medios posibles, podría salvar a algunos.

De lo que Pablo estaba hablando, y qué esLa práctica estándar para los
misioneros y los trabajadores cristianos en todo el mundo, independientemente
del grupo de personas al que intenten llegar, fue el tema de la sensibilidad
cultural. Nuestro objetivo es presentar las buenas nuevas del Mesías a todos,
tanto judíos como gentiles. Es por eso que muchos creyentes judíos en Jesús
sacrificaron sus vidas para llegar a las personas en India, África y China. (Vea
abajo, 1.12, para algunos ejemplos). Un misionero en China aprenderá el idioma
y las costumbres chinas, adoptará el estilo de vida de la gente de la región y
asumirá la mayor parte de su estilo de vida posible (sin comprometer su fe). .
Como resultado, tendría más una puerta abierta para contarles sobre el único
Dios verdadero y Jesús, su Hijo. De la misma manera, un creyente judío que
trata de llegar a los judíos ortodoxos podría adoptar las leyes alimentarias
tradicionales(kashrut) para poder sentarse en la misma mesa con sus vecinos
ortodoxos y hablarles sobre Yeshua, sin ofenderlos por cuestiones de comida.

Recuerda, el hombre que escribió: "Para los judíos, me volví como un judío, para
14
ganar a los judíos", era un judío, y nadie lo cuestionó por un segundo. Él
estaba diciendo: "Para llegar a algunos de mi pueblo, asumiré mis propias
tradiciones y prácticas sin tener que hacerlo -sin violar mis creencias y
convicciones fundamentales- en lugar de ser visto como un extraño. ¿Es un
sacrificio? A veces lo es, pero lo hago con gusto porque siento que estoy
obligado a llegar a todos. Me someteré a sus costumbres y formas si puedo
ayudar a llevarlos al conocimiento de Dios. "De verdad, ¿qué hay de terrible en
esto? Cuando lo miras imparcialmente, es bastante encomiable.

Os dejo con esto. Nuestros amigos y críticos judíos constantemente nos


recuerdan la horrible historia del antisemitismo "cristiano" (ver más abajo, 2.4-
2.8). Por nuestra parte, nos distanciamos de esta historia fea, repudiando por
completo sus raíces y sus frutos, separándonos claramente de cualquier atisbo de
odio religioso, "cristiano". Y en el proceso de renunciar al antisemitismo
"cristiano" en todas sus formas, reafirmamos claramente nuestra identidad judía.
¿Es justo entonces llamarnos engañosos por decir que todavía somos judíos, que
no somos parte de esa iglesia, y que nos negamos a negar nuestra solidaridad
con nuestro pueblo?
¿Nuestros críticos preferirían que nos llamásemos cruzados modernos,
quemando sinagogas y persiguiendo judíos?

1.6. Tú tienes tu religión, y yo tengo la mía. Jesús es para los gentiles, y si él


los ayuda, grandioso. De hecho, el judaísmo enseña que los justos de todas
las naciones tienen un lugar en el mundo por venir. Pero para nosotros, el
pueblo judío, tenemos la Torá. Esa es nuestra porción.

¡Qué insulto a los gentiles! Si Jesús no cumplió la profecía bíblica, si él no es el


Mesías prometido de Israel, si no nació de una virgen, si no murió por los
pecados del mundo y resucitó de entre los muertos, si no regresa como Rey de
todos los reyes para gobernar y reinar aquí para siempre, entonces él es el
Mesías y Salvador de nadie. Él es un falso profeta y los escritores del Nuevo
Testamento fueron engañadores o engañados. Si él hizo todas estas cosas,
entonces él es el Mesías y Salvador de todos, tanto judíos como gentiles. En
cuanto a la Torá, sigue siendo nuestra porción, pero es solo a través del Mesías
que podemos interpretarla verdaderamente y vivirla.

A riesgo de repetirme, quiero recordarles que si Jesús el Mesías, Yeshua


HaMashiach, no es para los judíos, entonces él no está a favor de nadie. El
argumento de que Jesús es para los gentiles no solo es insultante y degradante
para ellos, sino que es históricamente absurdo. De hecho, la vida y el ministerio
de Yeshua ocurrieron en un contexto tan profundamente judío que durante diez
años después de su resurrección, sus seguidores le contaron a otros judíos las
buenas nuevas de que el Mesías había venido y había muerto por nuestros
pecados. ¡Pensaban que este mensaje del Mesías judío era solo para judíos! Fue
un gran shock para muchos de ellos aceptar la posibilidad de que Jesús fuera
15
también para los gentiles. Esta es la verdad básica e histórica.
Tal vez una analogía ayudará. Digamos que el movimiento Lubavitch -un
movimiento judío ultraortodoxo que se extiende por el mundo pero se originó en
Europa del Este- continuó creciendo, proclamando a los judíos de todo el mundo
que el Rebe (su líder espiritual y Gran Rabino) era el Mesías, obteniendo un
audiencia positiva de algunos judíos y una audiencia negativa de otros. Ahora,
digamos que veinte años después, los rabinos de Lubavitcher comenzaron a
sentir que también deberían contarles a los gentiles acerca del Rebe, y millones
de gentiles comenzaron a seguirlo, eclipsando por completo a los cientos de
miles de judíos que creían en él. Entonces, digamos que el resto de la comunidad
judía comenzó a condenar al ostracismo a los seguidores del Rebe, afirmando
que él no era realmente el Mesías y diciendo con ligereza: "Miren, si él ayuda al
goyyim"("Gentiles" en yiddish), está bien, ¡pero el Rebe no es para judíos!
"¿Qué diría un sorprendido Lubavitcher en respuesta? Algo así como: "¡Tienes
que estar bromeando! Si el Rebe no es para nosotros los judíos, entonces él no lo
es para nadie. "Lo mismo es cierto con respecto a Yeshua nuestro Mesías.

"Pero", respondes, "tu analogía se descompone. Los seguidores judíos del Rebe
continúan viviendo un estilo de vida judío, mientras que los seguidores judíos de
Jesús no lo hacen. "Hace un momento estabas criticando a los judíos mesiánicos
por mantener su judaísmo, llamándonos engañadores (1.5). ¡Ahora nos atacas
por no mantener nuestra judeidad! Los hechos son innegables e indiscutibles:
Jesús y sus seguidores eran completamente judíos en el sentido más bíblico de la
palabra, y los judíos que lo han seguido a través de las edades a menudo han
dieciséis
experimentado un profundo despertar de su judaísmo.

En cuanto al concepto tradicional judío de que los justos de todas las naciones
son aceptados por Dios, independientemente de su religión, es importante
recordar que nuestra Biblia hebrea ofrece una imagen muy sombría del estado
moral de la raza humana (véase el volumen 2, 3.15), y sería un verdadero error
exagerar el número de personas "justas" en el mundo de hoy. Incluso si usamos
la tradición judía como nuestra vara de medir, recordando que esta tradición es a
menudo mucho más liberal que la Biblia cuando se trata de lidiar con el pecado
humano, vemos que la gran cantidad de gente en la tierra es injusta . ¿Cómo es
eso? Violan regularmente las llamadas siete leyes de Noé, leyes que el judaísmo
17
considera vinculantes para todos los pueblos de todas las naciones.

Estas leyes, derivadas por los rabinos de Génesis 9: 1-6 en particular, se


consideran de naturaleza universal y prohíben (1) blasfemia, (2) idolatría, (3)
inmoralidad sexual, (4) asesinato, (5) robo y (6) comer una porción de un animal
vivo. La séptima ley exige el establecimiento de tribunales de justicia. La
prohibición contra la idolatría por sí sola elimina a la mayoría de la raza humana
a lo largo de la historia junto con más de dos mil millones de personas en la
actualidad (hindúes, pueblos tribales, etc.). Si agregamos a los ateos, incluido
todo el mundo comunista (que incluye a China), entonces casi mil millones más
18
están contenidos en el número de los no justos. Si nos enfocamos en una sola
ley más, a saber, la inmoralidad sexual, está claro que la mayoría de la raza
humana está muy por debajo incluso del estándar rabínico de justicia. Usando la
Biblia hebrea como nuestra guía, prácticamente nadie hace la marca sin ayuda
divina.

Entonces, si bien es agradable hacer declaraciones aparentemente amplias como,


"el judaísmo enseña que los justos de todas las naciones tienen un lugar en el
mundo por venir", ¡el hecho es que casi nadie termina siendo lo suficientemente
justo! Es como el dueño de un equipo de baloncesto profesional que le dice a un
grupo de personas que miden menos de metro y medio de altura: "Somos un
empleador que ofrece igualdad de oportunidades. No lo restringiremos en base al
color, credo o educación, y le daremos un contrato lucrativo a cualquiera de
ustedes que pueda formar parte del equipo ". ¡Gracias por nada! Ese tipo de
generosidad que podemos prescindir.

La simple verdad es que todos nosotros, tanto judíos como gentiles, estamos
muy lejos de la marca de Dios, y es por eso que tuvo la amabilidad de enviar a
19
Jesús el Mesías a todos nosotros. En lugar de condenarnos por nuestros
pecados, envió al Mesías para salvarnos de nuestros pecados. ¿Cómo? Viviendo
una vida perfecta, mostrándonos el camino a Dios por sus obras y palabras, y
luego muriendo en nuestro lugar como el rescate que pagó la deuda que nunca
podríamos pagar. Es a través de Jesús que tanto judíos como gentiles se vuelven
justos. Sin él, todos nosotros estamos en problemas. Con él, y solo con él,
tenemos esperanza.

A medida que sigas leyendo, te sorprenderá saber cómo la Torá, junto con el
resto de nuestras Escrituras hebreas, señala a Jesús el Mesías, llegando a la plena
realización, aplicación y significado a través de él (ver, por ejemplo, volumen 3,
4.1). Por lo tanto, no es solo la Torá que es nuestra porción, sino la Torá y el
Mesías que nos pertenecen. Es nuestro privilegio compartir estos tesoros
indescriptibles con las naciones del mundo. Como judíos, tenemos una relación
única con la Torá y el Mesías, pero no con una relación exclusiva . Y a través de
Jesús, todos podemos ser hijos del Dios viviente, judíos y gentiles por igual,
cada uno con nuestros llamamientos y dones especiales, pero todos los pecadores
redimidos por el mismo Salvador. Y así, al final, habrá un Dios, un Mesías y una
20
familia. ¿Quién podría oponerse a eso?

1.7. El problema fundamental con el cristianismo es que no es judaísmo. Por


lo tanto, todas sus supuestas pruebas de las Escrituras Hebreas carecen de
sentido. Ellos son simplemente tu interpretación, no la nuestra.

¿Quién dice que el judaísmo es la fe que está en armonía con las Escrituras
hebreas? ¿Quién dice que el cristianismo (o el judaísmo mesiánico) no es para
los judíos? ¿Quién dice que tu interpretación es correcta? Si Jesús es en verdad
el sucesor de Moisés y de los profetas, el Mesías del que se habla en nuestras
Escrituras Hebreas, entonces la fe que lo reconoce es la fe apropiada para
aquellos que afirman adherirse a esas Escrituras. Por supuesto, mucho de lo que
se ha llamado cristianismo a lo largo de los años ha sido difícilmente cristiano o
bíblico, y mucho menos judío. Pero hay un cristianismo auténtico que es
completamente bíblico y asombrosamente judío. Es la fe correcta, es decir, lo
recto a los ojos de Dios, para ti y para cada judío sin excepción.

Ya hemos cubierto algunos de estos puntos en nuestras respuestas anteriores


(arriba, 1.4-1.6), pero los siguientes pensamientos deberían ser útiles.

Como creyentes judíos en Jesús, estamos convencidos de que nuestros


antepasados ​​cometieron un trágico error al rechazar a Jesús como el Mesías.
Decir que el cristianismo no es el judaísmo, por lo tanto, es perder la pregunta
clave, a saber, ¿qué fe es la verdadera fe bíblica? También es muy confuso decir
que el cristianismo no es judaísmo, porque da la falsa impresión de que estamos
tratando con dos religiones completamente separadas, cuando en realidad
estamos tratando con dos creencias que tienen mucho en común. Por ejemplo,
ambas religiones creen en la autoridad y la inspiración de las Escrituras hebreas,
ambas creencias creen en un solo Dios, ambas religiones creen en la venida de
un Mesías, ambas religiones creen en la otra vida con recompensa y castigo.
Como mencioné anteriormente (arriba, 1. 5) muchos estudiosos de hoy -tanto
judíos como cristianos- señalan que el cristianismo en su forma neotestamentaria
era en realidad bastante judío o, como lo han expresado otros eruditos, otro de
los judaísmos del primer siglo. Por esta razón, algunos creyentes judíos prefieren
hablar de judaísmo mesiánico vs. judaísmo tradicional: dos diferentes
Expresiones de fe judías (ver de nuevo, 1.5). De esta manera, los temas clave de
la disputa se enfocan: ¿Son correctos los seguidores judíos del Mesías o son
correctos los seguidores judíos de los rabinos tradicionales?

Habiendo hecho esta declaración amplia, es importante enfatizar que hay mucho
en el judaísmo que es positivo y de Dios, y que hay mucho en el cristianismo
que es negativo y creado por el hombre. Esto se debe a que muchas tradiciones
judías se basan en las Escrituras o al menos respiran el espíritu de las Escrituras,
y otras tradiciones en el judaísmo están llenas de sabiduría, belleza y valor ético.
Nuestra gente, después de todo, tiene muchas cualidades únicas y dones y dones
divinos. Por otro lado, cuando el cristianismo se apartó de sus raíces bíblicas (es
decir, sus raíces en la Biblia hebrea y las Escrituras del Nuevo Pacto, como se
discutió brevemente en la introducción y en 2.7), se desvió de su pureza y poder
espiritual. De hecho, mientras los autores del Nuevo Testamento reafirmaron
enfáticamente que los judíos, de todos los pueblos de la tierra, fueron elegidos en
21
un sentido especial, autores “cristianos” que escriben siglos después enseñaron
que los Judios, de todos los pueblos, eran especialmente ONU elegido!

Es por eso que ni siquiera es preciso, ni mucho menos constructivo, decir que el
cristianismo no es el judaísmo, porque (1) no todo lo que se llama a sí mismo
cristianismo es verdaderamente cristiano; (2) el verdadero cristianismo es muy
judío; y (3) el judaísmo mismo es una mezcla, con algunas raíces bíblicas
celestiales y algunas raíces terrenales no bíblicas. La pregunta es: ¿Cuál fe es
finalmente correcta y verdadera a los ojos de Dios?

Todos sabemos que durante más de mil quinientos años, la mayoría de los judíos
rabínicos han rechazado a Yeshua y al Nuevo Testamento. Pero, ¿qué los hace
bien? ¿Quién dice que su interpretación es la correcta? Lo único que podemos
hacer es mirar honestamente las Escrituras y ver lo que Dios realmente dice.

Usted podría decir: "¿Pero quién soy yo para diferir con lo que mi rabino enseña
y cree?" ¡Buena pregunta! Responderemos eso más tarde (ver vol.3, 6.1-6.3). Por
ahora, déjame hacer un punto simple. Estoy seguro de que estás familiarizado
con la Edad Oscura, un momento en el que el conocimiento, la creatividad y el
aprendizaje fueron enormemente reprimidos. En aquellos días, la iglesia
prohibió la traducción y distribución de la Biblia en el idioma de la gente. La
Biblia, según los líderes de la iglesia, no era para las masas. Solo podría ser
entendido por los sacerdotes. Las personas que lucharon contra esta mentalidad
como William Tyndale y John Wycliffe, que tradujeron las Escrituras al lenguaje
de la gente, fueron cazados como criminales, encarcelados e incluso asesinados.
"¡Eso es aborrecible!" Dices. "La Biblia es la Palabra de Dios para todos, en
particular, para el pueblo judío".

Estoy de acuerdo de todo corazón ¿Cómo es posible que usted, como judío, no
tenga la libertad de leer la Biblia usted mismo? ¿Por qué dependes de la
interpretación de otra persona? ¿No puede Dios guiarte a la verdad mientras lo
buscas con una mente abierta y un corazón sincero? De hecho, ¿no es esa la
única forma en que puedes estar seguro de que estás en el camino correcto?

Si el judaísmo tradicional es la fe de Moisés y de los profetas, la verdadera y


única fe para el pueblo de Israel, entonces, como judío, debes seguirla. Pero si el
judaísmo tradicional (en su dirección general) se ha desviado de sus raíces
bíblicas, si ha cometido un terrible error a lo largo de la historia al rechazar a
Jesús el Mesías judío, entonces debes rechazar esas tradiciones errantes y volver
a la Palabra de Dios, la Dios de la Palabra, y el Mesías enviado por Dios y
predicho en la Palabra.

1.8. Si Jesús es el Mesías judío, ¿por qué no creen más judíos en él?

En realidad, hay decenas de miles de judíos que han creído y creen en él. El
problema es que la mayoría de los judíos no se han molestado en verificar los
hechos acerca de Jesús, y el único Jesús que la mayoría conoce es el bebé Jesús
de la Navidad, una figura escuálida colgando de una cruz en las iglesias, o el
Jesús de las Cruzadas y Inquisiciones La pregunta es, ¿por qué no crees que
Jesús es el Mesías? ¿Realmente sabes quién es él?

Te animo a que consideres los siguientes puntos.


1. La mayoría de los judíos nunca han estudiado seriamente el problema.
Muchos de los que han decidido averiguar quién es Jesús han quedado bastante
sorprendidos por lo que han aprendido. Los mejores eruditos y científicos del
mundo alguna vez creyeron que la tierra era plana, hasta que la investigación y
el descubrimiento de primera mano alteraron su perspectiva. Es exactamente lo
mismo con los judíos que investigan honestamente los reclamos mesiánicos de
Jesús. Todo cambia, por decirlo suavemente.

2. Si la mayoría de los judíos religiosos aprenden algo acerca de Jesús en sus


22
estudios tradicionales, es bastante tendencioso y negativo. Por lo tanto, ellos
ni siquiera consideran la posibilidad de la mesianidad de Jesús.

3. Muchos supuestos cristianos han cometido atrocidades contra los judíos en el


nombre de Jesús, ayudando a alejar a los judíos de su verdadero Mesías.
(Consulte más abajo, 2.7, para obtener más información al respecto, junto con mi
libro Nuestras manos están manchadas de sangre ) .

4. Estos mismos cristianos a menudo han presentado una imagen distorsionada


de Jesús que se parece poco al Mesías real que caminó sobre la tierra hace dos
mil años. ¿Se puede culpar a los judíos por pensar que los cristianos adoraban
ídolos cuando las iglesias estaban llenas de adoradores que se inclinaban ante
estatuas grandes y hermosas que representaban a Jesús como un bebé en el
regazo de su madre?

5. A menudo hay una gran presión sobre los judíos, especialmente los judíos
religiosos, que ponen su fe en Jesús el Mesías. Algunos sucumben al miedo, la
presión, la intimidación, la separación y la soledad, y niegan con sus labios lo
que saben que es verdad en sus corazones.
6. La enseñanza tradicional judía ofrece una representación sesgada de quién es
el Mesías y qué hará. Como la descripción es incorrecta, las personas miran en la
dirección incorrecta para la persona equivocada. No es de extrañar que
relativamente pocos lo hayan encontrado.

7. Una vez que un judío erudito cree en Yeshua, está desacreditado y, por lo
tanto, su nombre prácticamente se elimina de las listas de la historia. Es casi
como si esas personas dejaran de existir. (¿Recuerdas haber leído la novela
Animal Farm?¿en el colegio? La historia revisionista continúa hasta nuestros
días, incluso en los círculos judíos tradicionales.) La historia de Max Wertheimer
proporciona un caso ilustrativo. En el último siglo, Wertheimer llegó a los
Estados Unidos como un judío ortodoxo, pero con el paso del tiempo, se
convirtió en un judío reformista y fue ordenado rabino al graduarse del Hebrew
Union College en Cincinnati en 1889. (También recibió un Ph. D. de la
Universidad de Cincinnati el mismo año). Luego sirvió como el rabino muy
querido de la Sinagoga B'Nai Yeshurun ​​en Dayton, Ohio, durante los siguientes
diez años. Sin embargo, cuando llegó a ser un ferviente creyente en Jesús,
pastoreando una iglesia, su nombre fue literalmente eliminado de los roles de la
escuela, una escuela de supuesta tolerancia. ¿Por qué se dejó caer su nombre?
Según Alfred A. Isaacs, citado en la edición del 25 de noviembre de 1955
delNational Jewish Post, Wertheimer fue desheredado por Hebrew Union
23 ¡
College únicamente por su fe cristiana. Y pensar que esto sucedió en una
institución judía reformista "liberal"!

8. Aunque puede ser difícil para ti aceptarlo, porque nuestro liderazgo rechazó a
Jesús el Mesías cuando vino, Dios nos juzgó como pueblo (así como él nos
juzgó como pueblo por rechazar su ley y sus profetas en generaciones
anteriores), y como resultado, nuestros corazones se han endurecido
24
especialmente hacia el concepto de Jesús como el Mesías. Pablo explicó esto
en su importante carta a los creyentes en Roma: "Lo que Israel buscó con tanta
vehemencia no obtuvo, pero los elegidos sí lo hicieron". Los otros estaban
endurecidos, como está escrito: 'Dios les dio un espíritu de estupor, ojos para que
no pudieran ver y oídos para que no pudieran oír, hasta el día de hoy' "(Romanos
11: 7-8; la cita aquí está tomada de Deuteronomio 29: 4 en nuestra Torá e Isaías
29:10 en nuestros Profetas).

Si te paras a pensar en ello, ¿no es extraño que como pueblo hayamos perdido
totalmente de vista el hecho de que Jesús-Yeshua es uno de nosotros, en realidad,
25
el judío más influyente que ha pisado la tierra? Sin embargo, la mayoría de
nosotros pensamos en él como si fuera un europeo de piel clara y ojos azules. La
buena noticia es que el endurecimiento de Israel fue solo parcial: siempre hubo
judíos que siguieron a Jesús, el Mesías, y al final, nuestro pueblo volverá a él a
escala nacional. Pablo explica esto algunos versículos más adelante:

No quiero que [los gentiles] ignoren este misterio, hermanos, para que no sean
presuntuosos: Israel ha experimentado un endurecimiento en parte hasta que
haya entrado el número total de los gentiles. Y así todo Israel se salvará. , como
está escrito: "El libertador vendrá de Sion; el apartará a Dios de Jacob. Y este es
mi pacto con ellos cuando quite sus pecados ".

Romanos 11: 25-27; la cita está tomada de Isaías 59: 20-21; 27: 9;
y Jeremías 31: 33-34, todo en nuestros Profetas

Con suerte, usted será uno de esos judíos que está decidido a descubrir la verdad
sobre el Mesías en este momento, decidiendo seguirlo a cualquier costo. Al final,
usted debe decidir por sí mismo, y la cuestión conclusión es que sólo usted
puede responder: ¿Por qué no se cree que Jesús es nuestro Mesías prometido?

¿Qué pasaría si más judíos, incluido tu rabino, creyeran en él? ¿Lo harías? Por
supuesto, eso no cambiaría los hechos. O Jesús es o no es el Mesías de Israel. La
opinión pública no puede afectar la verdad. Pero muchas veces, cuando las
personas descubren que está bien aferrarse a una determinada opinión, salen del
armario.

Tal vez te ayude saber que muchos de nosotros en el trabajo judío hemos
hablado con judíos ortodoxos e incluso ultraortodoxos que nos han dicho en
privado que creen que Jesús es el Mesías, pero tienen miedo de hacerlo público
por temor a lo que podría pasarles a ellos. Tal vez si varios de estos judíos
religiosos, algunos de los cuales son rabinos, aparecieran un día frente a su
puerta y le dijeran sus puntos de vista, eso los haría pensar seriamente sobre el
asunto.

A medida que crecemos y maduramos -desde bebés hasta niños, adolescentes y


adultos- descubrimos que no todo lo que nos han contado es verdad. A veces
solo tenemos que aprender por nosotros mismos. E incluso como adultos, a
menudo tenemos perspectivas sesgadas sobre muchas cosas. Basta con mirar lo
que los demócratas creen acerca de los republicanos (y viceversa) o lo que los
palestinos creen acerca de los israelíes (y viceversa) o lo que los musulmanes
negros creen acerca de los judíos (y viceversa). Nuestras perspectivas, opiniones
y convicciones no siempre son correctas, no importa cuán enérgicamente
defendamos nuestra posición. El sentido común nos dice que todos nosotros no
podemos tener razón sobre todo todo el tiempo.

Incluso en un nivel interpersonal, ¿con qué frecuencia has conocido a alguien


solo para descubrir que todas las cosas malas que escuchaste sobre esa persona
fueron muy exageradas o falsas? Pasa todo el tiempo. En cuanto al asunto que
nos ocupa, te lo aseguro en los términos más enérgicos posibles: como judío,
casi todo lo que has oído sobre Jesús ha sido falso. Te debes a ti mismo
descubrir quién es realmente este Jesús, y te digo esto si eres un rabino
ultraortodoxo que lee este libro en secreto o si eres un hombre de negocios judío
completamente secular y adinerado al que se le dio este libro. un amigo.
Esto es cierto: hemos investigado cuidadosamente las afirmaciones de Jesús y
podemos testificar de primera mano que Yeshua es quien dijo ser. ¿Qué dices?

1.9. ¡No traicionaré a mis antepasados! ¡No abandonaré la fe de mis padres!

Ese es un sentimiento noble, y Dios aprecia el hecho de que honras la memoria


de tus antepasados. Pero la Torá es muy clara: cuando tenemos que elegir entre
la lealtad a nuestras familias y la lealtad a Dios, debemos elegir serle fieles, sin
importar las consecuencias. Si realmente amamos a nuestra familia y nuestra
herencia, entonces lo más noble que podemos hacer es ser fieles a Dios y al
Mesías a toda costa. Al final, seremos las luces brillantes en nuestra historia
familiar. Y cuando dices: "No puedo abandonar la fe de mis padres", te lo
recuerdo, Abraham lo hizo.

En primer lugar, cada uno de nosotros debe obedecer al Señor; solo a él debemos
rendir cuentas. Los profetas a menudo eran malentendidos y rechazados por sus
familias y amigos. Dios incluso le dijo a Jeremías: "Tus hermanos, tu propia
familia, incluso ellos te han traicionado; han lanzado un fuerte clamor contra ti "
(Jeremías 12: 6). Pero hoy, ¿a quién admiramos, los profetas que se mantuvieron
firmes en medio de una oposición intensa o aquellos que se pusieron del lado de
la multitud?

Regrese a Éxodo 32. Mientras Moisés todavía estaba en el Monte Sinaí, la Torá
registra que los israelitas hicieron un becerro de oro y lo adoraron como la
representación de Dios. Cuando Moisés descendió de la montaña ardiendo con
santa ira, supo que los que habían pecado debían ser juzgados.
Entonces él se paró a la entrada del campamento y dijo: "Cualquiera que sea para
el Señor, ven a mí." Y todos los levitas se unieron a él. Entonces él les dijo:
"Esto es lo que el Señor, el Dios de Israel, dice: 'Cada hombre ata una espada a
su lado. Recorre el campo de un extremo a otro, cada uno matando a su
hermano, amigo y vecino ". Los levitas hicieron lo que Moisés ordenó, y ese día
murieron unas tres mil personas. Entonces Moisés dijo: "Hoy has sido apartado
para el Señor, porque estabas en contra de tus propios hijos y hermanos, y él te
ha bendecido hoy".

Éxodo 32: 26-29

Los levitas fueron honrados porque estuvieron con Dios y contra sus propias
familias. Ese es el tipo de lealtad que él requiere, por supuesto, no tomar espada
contra nuestros seres queridos, sino seguir al Señor, incluso si eso significa estar
en oposición a nuestras propias familias y amigos. De hecho, esto fue
establecido como ley en el antiguo Israel:

Si tu propio hermano, o tu hijo o hija, o la esposa que amas, o tu amigo más


íntimo te atrae secretamente, diciendo: "Vamos a adorar a otros dioses" (dioses
que ni tú ni tus padres sabían, dioses de las personas que te rodean, ya sea cerca
o lejos, de un extremo a otro de la tierra), no te rindas a él ni lo escuches. No le
muestres piedad. No lo perdones ni lo protejas. Sin duda debes matarlo. Tu mano
debe ser la primera en matarlo, y luego las manos de todas las personas.
Apedréalo hasta la muerte, porque él trató de apartarte de Jehová tu Dios, que te
sacó de Egipto, de la tierra de la esclavitud.

Deuteronomio 13: 6-10


Es posible que desee detenerse por un momento y leer este pasaje de nuevo.
Exige lealtad radical y amor despiadado, y recuerda las palabras de Jesús,
26
aunque nunca habló de dar muerte a quienes no lo siguieron. Como el Mesías
de Israel, sin embargo, él también pidió devoción absoluta: "Cualquiera que ame
a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; cualquiera que ame a su
hijo o hija más que a mí no es digno de mí; y cualquiera que no toma su cruz y
me sigue, no es digno de mí "(Mateo 10: 37-38).

La conclusión es que Dios no está esperando nuestra aprobación. Más bien,


necesitamos su aprobación. ¿Nos estamos mostrando dignos de él?

¿Sabes que en las Escrituras algunos de nuestros líderes fueron condenados por
caminar en el camino de sus antepasados ​​mientras que otros fueron elogiados
por no caminar en el camino de sus antepasados? Del rey israelita Ocozías, hijo
de Acab y Jezabel, está escrito: "E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, porque
anduvo en el camino de su padre y de su madre, y en el camino de Jeroboam hijo
de Nabat, que causó Israel a pecar "(1 Reyes 22:52).

Josías, rey de Judá, era diferente. Su padre, Amon, era un orgulloso pecador y
fue asesinado por sus propios oficiales. Pero Josías, cuando era muy joven,
comenzó a buscar al Señor. ¡Y fue elogiado! En lugar de caminar en los caminos
de su padre, Amon, siguió el ejemplo de su antepasado David: "Hizo lo que era
recto en los ojos de Jehová, y anduvo en los caminos de David su padre, sin
desviarse hacia la derecha. o a la izquierda "(2 Crónicas 34: 2).

Note también las palabras de Josué al pueblo de Israel:

Esto es lo que el SEÑOR, el Dios de Israel, dice: "Hace mucho tiempo, sus
antepasados, incluido Taré, padre de Abraham y Nacor, vivían más allá del río y
adoraban a otros dioses. . . . Ahora teme al Señor y sírvele con toda fidelidad.
Desecha los dioses que tus antepasados ​​adoraron más allá del río y en Egipto, y
sirve al SEÑOR. Pero si te parece indeseable servir al SEÑOR, elige para ti a
quién servirás, si los dioses que tus antepasados ​​sirvieron al otro lado del río, o
los dioses de los amorreos, en cuya tierra estás viviendo. Pero en cuanto a mí y
mi casa, serviremos al SEÑOR.

Josué 24: 2, 14-15

Si sus antepasados ​​no siguieron al Señor, si fueran ateos, violadores de la ley,


materialistas groseros o seguidores de una religión extraña, entonces deben
romper con su ejemplo: cuanto antes, mejor. ¿Y qué si tus padres y abuelos
fueron personas devotas? ¿Qué pasaría si no fueran "pecadores malvados" y no
vivieran vidas indisciplinadas e imprudentes? ¿Qué pasaría si fueran (o siguen
siendo) judíos religiosos y practicantes? ¿Cómo te atreves a romper con algunas
de sus creencias más preciadas? Considera esto: es posible que tengas mucha
más luz de la que tenían. Quizás nunca escucharon las noticias reales sobre el
Mesías. Tal vez todo lo que escucharon fue una tradición cristiana muerta
disfrazada de evangelio. ¿Quién sabe? Si ellos hubieran sabido en su día lo que
saben hoy, podrían haber sido los primeros en su familia en poner su confianza
en Jesús el Mesías.

¿Qué pasa si tus antepasados ​​fueron incorrectos en algunas de sus posiciones y


tradiciones? ¿Qué pasaría si, mientras buscaban ser fieles a Dios al observar sus
costumbres, fueran infieles a Dios al rechazar a Jesús como el Mesías? ¿Qué
pasa si se dieron cuenta de su error cuando murieron? Más que nada en este
mundo, desearían que no perpetúen su error. Si pudieran observar tu vida en este
momento, te rogarían que hicieras lo correcto, con la esperanza de que alguien
en su línea familiar finalmente se convirtiera en un seguidor del Mesías. Serían
los primeros en decirte que ser fiel a los miembros de tu familia fallecida es
encomiable, pero ser fiel al Dios viviente es infinitamente más importante y
absolutamente indispensable. ¿Puedes violar la verdad por el bien de los lazos
sentimentales profundos? ¿Traicionarás a Dios en lugar de a la abuela?

Tal vez perdiste a tus seres queridos en el Holocausto. En caso de que esas
horribles y trágicos días de oscuridad dejar que abrazar la luz? En caso de
dolores y molestias de ayer sostener que volver de caminar en las bendiciones de
hoy en día? Es cierto que como pueblo hemos estado sin el Mesías por muchas
generaciones. ¿Es esa una buena razón para estar sin él en esta generación? O,
para dar una analogía, si sus abuelos vivieron y murieron en el desierto,
insistiendo con su último aliento de que no había agua para encontrar, ¿debería
usted hacerlo ?sed también, incluso cuando descubres una primavera vibrante?
Si toda su búsqueda y estudio honestos lo lleva a concluir que Yeshua es el
Redentor profetizado, ¿negará sus convicciones por el bien de sus compañeros?
¿Pondrás los sentimientos antes que los hechos y la emoción ante la evidencia?

Recuerda siempre que tendrás que vivir con tus elecciones para siempre, y
cuando mueras y estés delante de Dios, nadie -ni tu madre o padre, ni tu hermana
o tu hermano, ni tu hijo o tu hija- estarán allí para tomarte la mano. ¿Podrás
mirar a Dios cara a cara y decir: "Sentí en el fondo de mi corazón que Jesús era
nuestro Mesías, pero no quería parecer desleal a mi familia. En cambio, elegí ser
desleal contigo ".

Hace tres siglos, un hombre llamado Baal Shem Tov desarrolló una nueva
expresión del judaísmo que llegó a conocerse como hasidismo. Fue
profundamente rechazado por los líderes tradicionales de la época, y sus
27
seguidores fueron incluso excomulgados y atacados físicamente. Hoy sus
adherentes, llamados hasidim, se cuentan entre los cientos de miles y se los
considera entre los judíos más tradicionales con vida. El Baal Shem Tov es ahora
considerado como uno de los grandes líderes en la historia judía moderna. ¡Al
principio era un paria! La historia tiene una forma de corregirse a sí misma.
A todos los judíos jasídicos que leen estas palabras, les pregunto a cada uno de
ustedes: ¿podría ser hora de que hagan una nueva pausa con la multitud y
desarrollen una nueva expresión del judaísmo, una nueva expresión del pacto
mesiánico? ¿Cómo juzgarán las futuras generaciones a cada uno de ustedes que
tengan el coraje de forjar este nuevo camino de obediencia a Dios a cualquier
precio?

Hace cien años, cuando Theodor Herzl proféticamente proclamó la formación de


un estado sionista moderno, sus ideas fueron rechazadas por los líderes judíos de
todo el mundo. Cincuenta años después, nació la nación de Israel. ¿Quién tenía
razón y quién estaba equivocado? Cuando el joven polaco Eliezer Ben Yehudah
se convenció de que el hebreo debía usarse como el lenguaje cotidiano del
pueblo judío, incluso comenzando a leer libros seculares en su casa, su propia
familia lo sacó de allí. ¿Cuántos millones de judíos de habla hebrea hay ahora?

De esto aprendemos que lo que parece radical y extravagante para una


generación a menudo se convierte en regular para la próxima. Por lo tanto, le
insto a que no permita que la presión familiar o el miedo a romper con la
multitud le impida seguir la verdad. Un día, la solidez de su elección será
evidente para todos.

1.10. ¿Qué sucede con los judíos que no creen en Jesús, especialmente
aquellos que nunca han oído hablar de él? ¿Qué le pasó a mi maravillosa
abuela judía que nunca lastimó a nadie en toda su vida? ¿Está ella en el
infierno?

Estas no son preguntas que deben responderse a la ligera, como si el cielo y el


infierno fueran meras figuras del habla. Y, para ser perfectamente franco, no
estamos hablando solo de tu abuela; estamos hablando de mi abuela también.
Aún así, la conclusión es la siguiente: aunque no conozco a su abuela y
ciertamente no soy su juez, sé que millones de judíos y gentiles han vivido vidas
que han desagradado a Dios (y esto incluye al menos algunos de nuestros
abuelas), incontables millones de personas han condenado sus almas a través de
sus palabras y hechos, e incontables millones de personas serán declaradas
culpables el día del juicio. No sería justo para ti si no te avisara con anticipación.
Por supuesto,

Como dije, no conozco a tu abuela y no soy su juez, pero puedo darte algunas
pautas que deberían ayudarte a evaluar el estado de tu propia alma ante Dios (y,
posiblemente, pensar en algunos asuntos relacionados con la abuela también) )

Para empezar, los animo a que se hagan un par de preguntas básicas: ¿Qué
sucede con los judíos que no siguen la Torá? ¿Sobre qué base somos juzgados al
morir? De acuerdo con los Cinco Libros de Moisés (específicamente, Levítico y
Deuteronomio), nuestra gente sería bendecida o maldecida en esta vida basada
en nuestra fiel lealtad a las leyes y mandamientos de Dios. Es un hecho
indiscutible de la historia que, en su mayor parte, hemos sido maldecidos por
nuestra desobediencia en lugar de ser bendecidos por nuestra obediencia. (Lea
las Escrituras, y luego continúe leyendo a lo largo de nuestra larga y dolorosa
historia). Si hemos sufrido tales cosas en este mundo debido a nuestro pecado,
¿qué indica esto para el mundo venidero?

Alguien podría argumentar que sufrimos por nuestros pecados en este mundo en
lugar de en el mundo por venir. Sin embargo, eso no es solo especulación sin un
claro apoyo bíblico, es una especulación francamente peligrosa. ¡Estás jugando
un juego arriesgado con tu alma! En primer lugar, el sufrimiento y el castigo, por
sí mismos, no son necesariamente remediales o beneficiosos. ¿Cuántos asesinos
encarcelados son liberados de prisión solo para asesinar nuevamente? ¿Cuántos
alcohólicos siguen bebiendo incluso cuando degeneran a través de enfermedades
relacionadas con el alcohol? Segundo, muchas personas cometen pecados
atroces y atroces en esta vida y no sufren por ellos, viviendo hasta una edad
avanzada. ¿Cuándo serán castigados? Tercero, el mismo Dios que nos juzga aquí
y ahora será quien nos juzgue en ese momento, y sus estándares son elevados e
intransigentes.

Considera los Diez Mandamientos. Puede usarlos como una lista de verificación,
una especie de examen previo al juicio. ¿Cómo te paras? Tal vez no adoras la
estatua de plata de un ídolo, pero la codicia y el materialismo son solo otra forma
de idolatría. (¡Los dioses de plata y oro toman muchas formas!) Tal vez no se ha
acostado con otra persona que no sea su cónyuge, pero si desea y fantasea con
28
otras personas, ha cometido adulterio con ellas en su corazón. Tal vez no has
asesinado a nadie, pero si has odiado a alguien, entonces has cometido un
asesinato en tu corazón. La posibilidad de un juicio futuro es algo en lo que
debes pensar. Tan cierto como que Dios juzgó a nuestra gente en el pasado por
nuestros pecados, él nos juzgará en el futuro por nuestros pecados.

Esto lleva a otro problema importante. Puedes aclarar el concepto del infierno y
el castigo futuro, pero me pregunto si tomas en serio la intensidad y el alcance de
los horribles juicios que ya han caído sobre nosotros en el pasado. ¿Te das cuenta
de que la Torá y los Profetas nos advirtieron que Dios nos enviaría un castigo
terrible si desobedeciéramos, y sin embargo, nosotros pecamos y los juicios
fueron derramados? Y volverán a suceder si seguimos un comportamiento
similar.

Estas advertencias proféticas no son solo palabras en una página. El Libro de


Lamentaciones describe la historia real cuando dice: "Jóvenes y viejos yacen
juntos en el polvo de las calles; mis jóvenes y doncellas han caído a espada. Los
has matado en el día de tu ira; los has matado sin piedad "(Lam 2:21). ¡Esto
sucedió por nuestro pecado!
En Deuteronomio 28, el Señor prometió que sucederían cosas terribles y terribles
si pecamos persistentemente contra él.

Incluso el hombre más amable y sensible de ustedes no tendrá compasión de su


propio hermano o la esposa que ama o sus hijos sobrevivientes, y no le dará a
ninguno de ellos la carne de sus hijos que está comiendo. Será todo lo que le
queda debido al sufrimiento que su enemigo le infligirá durante el asedio de
todas sus ciudades. La mujer más amable y sensible entre ustedes, tan sensible y
gentil que no se atrevería a tocar el suelo con la planta del pie, le envidiaría al
marido que ama y a su propio hijo o hija la placenta de su vientre y los niños que
ella osos. Porque ella tiene la intención de comerlos en secreto durante el asedio
y en la angustia que su enemigo le infligirá en sus ciudades. Si no sigues
cuidadosamente todas las palabras de esta ley, que están escritas en este libro, y
no reverencies este nombre glorioso e imponente: el SEÑOR tu Dios; el SEÑOR
enviará plagas espantosas sobre ti y tu descendencia, desastres severos y
prolongados, y enfermedades severas y prolongadas. Él traerá sobre ti todas las
enfermedades de Egipto que temiste, y se aferrarán a ti. El SEÑOR también
traerá sobre ti toda clase de enfermedades y desastres no registrados en este
Libro de la Ley, hasta que seas destruido.

Deuteronomio 28: 54-61

Usted puede decir: "¡No lo creo!" Pero sucedió de todos modos.

Podrían responder: "Bueno, ese no es el tipo de Dios al que sirvo". Pero ese es el
tipo de Dios que será si lo desprecias y rechazas su Palabra. Si decide seguir su
propio camino y hacer su propia cosa, se va a sufrir su ira.

Considera también Daniel 12: 2: "Multitudes que duermen en el polvo de la


tierra se despertarán: unos para la vida eterna, otros para la vergüenza y el
desprecio eterno." Esto nos da una idea de lo que le sucederá a la raza humana
en el futuro. Y volviendo a la abuela, ciertamente, de las multitudes que surgirán
de "la vergüenza y el desprecio eterno" habrá un sinnúmero de mujeres, muchas
de las cuales eran abuelas de alguien -posiblemente las mías o las tuyas- así
como la madre de alguien y la hija de alguien. Esos son los hechos dolorosos y
trágicos. Todo el sentimentalismo en el mundo no cambiará esto.

Nos guste o no, la historia de Israel sugiere que el juicio ha sido la norma, al
menos en este mundo. Algunas de nuestras "abuelas" murieron durante la caída
de Jerusalén en 586 a. C. (descrita tan gráficamente en Lamentaciones) y durante
la caída de Jerusalén en el año 70 EC, y ambas caídas se debieron al pecado
corporativo de nuestra gente.

Usted ve, hay tal cosa como la maldad delante del Señor. La Biblia hebrea habla
de pecadores multiplicados cientos de veces, usando términos descriptivos como
"malvado", "impío" e "injusto", solo por nombrar algunos términos relevantes.
En otras palabras, a los ojos de Dios, no son solo los Adolf Hitlers del mundo los
que son injustos. Por el contrario, según sus estándares, la mayoría de los seres
humanos (incluida la mayoría de los judíos) son injustos (aunque muy pocos son
tan pecaminosos como Hitler). Y esto nuevamente me lleva de vuelta a la abuela.

Es posible que todos tendemos a sentimentalizarnos acerca de la abuela y el


abuelo, como si nunca tuvieran pecados graves en sus vidas y como si no
hubiera ni una pizca de corrupción espiritual o moral detrás de esos tiernos ojos
o dentro de ese bondadoso gris cabeza. ¿Podría ser que nos parezcan tan santos
porque los conocíamos solo en su vejez, en una relación algo idealizada, y ahora,
solo a partir de recuerdos lejanos? ¿Es posible que cuando eran más jóvenes,
muchos de ellos también pecaran, mientras que incluso en la vejez, algunos de
ellos estaban llenos de ira, amargura y espíritus desagradables y críticos?
Por supuesto, podría decirse que realmente conocía bien a sus abuelos (o
padres), y que eran judíos devotos, que vivían las vidas más escrupulosas y
piadosas que se podían vivir, y que se arrepienten rápidamente cuando no
alcanzan la meta. La idea de que estén en el infierno parece completamente
incomprensible, por no decir totalmente absurdo, para ti. Eso es perfectamente
comprensible, y les recuerdo nuevamente: no soy su juez, ni establezco los
estándares para su juicio. Solo Dios determinará su estado final, y mis creencias
o creencias no pueden alterar los hechos. Cualquiera de ellos eran justos delante
de él o ellos eran nojusto a su vista. Todas las discusiones en el mundo no
cambiarán eso. O resucitarán a la vida eterna o resucitarán a la muerte eterna,
independientemente de lo que digan ustedes y yo. Solo puedo señalar una vez
más que, de acuerdo con nuestro desempeño como pueblo en este mundo, no
debemos ser demasiado optimistas sobre nuestro destino en el mundo venidero.

¿Estás de acuerdo con el punto de vista bíblico de que todas las personas no son
justas sino pecaminosas? Si usted está de acuerdo con la Palabra de Dios, eso
significa que muchos de los lectores de este libro, junto con muchas personas
que conocemos personalmente, están en peligro de sufrir la ira de Dios.

Esta es la razón por la cual Moisés y los profetas advirtieron a nuestra gente
acerca de juicios venideros (pero no escuchamos), es por eso que Jesús y sus
discípulos advirtieron a nuestra gente sobre juicios venideros (pero no volvimos
a escuchar) y es por eso que Los líderes judíos advirtieron a nuestra gente que el
Holocausto estaba en el horizonte inmediato, instando a los judíos europeos a
29
huir para salvar sus vidas, pero nuevamente no escuchamos. La idea de que el
asesinato masivo podría llevarse a cabo en una Europa sofisticada y culta era
completamente impensable. ¡Sin embargo sucedió!

Hoy, advertimos a todas las personas de todos los orígenes que habrá un juicio
final, un gran día de contabilidad. Esto también pasará. ¿Cómo te va en ese día?
¿Estás listo para conocer al Señor?
También debo advertirles aquí que no pongan su esperanza en algunas de
nuestras tradiciones que indican que incluso los peores de nosotros sufrirán solo
once meses de castigo en el mundo venidero. ¿Dónde enseñan nuestras
Escrituras tal cosa? El hecho es que no lo hacen. Más bien, como vimos en
30
Daniel 12: 2, enseñan lo opuesto.

Usted puede estar pensando, "Está bien, puede que no sea tan justo como a veces
digo ser (especialmente cuando estoy asistiendo a la sinagoga), y admito que
puedo tener una visión excesivamente sentimental de mis antepasados. Pero,
¿por qué afirmas que solo los que creen en Jesús van al cielo? Suena como una
especie de fórmula mágica para mí, y no parece justo decir que la gente irá al
infierno solo porque no creen de la misma manera que tú ".

Ese es un buen punto, y merece una buena respuesta. Aquí está: Todos nosotros
hemos pecado, todos necesitamos un salvador, y solo Jesús es ese salvador.
Todos somos culpables, todos nos hemos separado de Dios, y solo Yeshua puede
borrar nuestra culpabilidad y llevarnos a una relación correcta con Dios. O esto
es verdad o no lo es. No se trata solo de decir las palabras correctas ("¡Creo en
Jesús! ¡Creo en Jesús!"). Es una cuestión de verdadero arrepentimiento,
verdadera fe y un verdadero cambio de vida a través del Mesías. (Ver más abajo,
2.15, y vol.2, 3.7, para más información sobre esto.) Y es por eso que es tan
urgente que les digamos a todos las buenas noticias de su llegada. La gente está
literalmente pereciendo sin él.

Por supuesto, todos serán juzgados según la luz que tengan, pero en su mayor
parte, esto es más una cuestión de severidad de culpa que de absolución. Yeshua
dio una parábola a este efecto:
¿Quién es entonces el administrador fiel y sabio, a quien el maestro pone a cargo
de sus siervos para darles su asignación de alimentos en el momento apropiado?
Será bueno para ese sirviente que el maestro encuentre hacerlo cuando regrese.
Te digo la verdad, él lo pondrá a cargo de todas sus posesiones. Pero
supongamos que el sirviente se dice a sí mismo: "Mi señor tarda mucho en
llegar", y luego comienza a golpear a los sirvientes y sirvientas, a comer, beber y
emborracharse. El dueño de ese siervo llegará un día en que no lo espera y en
una hora no lo sabe. Él lo cortará en pedazos y le asignará un lugar con los
incrédulos. Ese siervo que conoce la voluntad de su amo y no se prepara o no
hace lo que su amo quiere, será golpeado con muchos golpes. Pero el que no
sabe y hace cosas que merecen castigo será golpeado con pocos golpes. De todos
los que han recibido mucho, se les exigirá mucho; y de aquel a quien se le ha
confiado mucho, se le pedirá mucho más.

Lucas 12: 42-48

De acuerdo con esta parábola, aquellos que conocieron la voluntad de su amo y


desobedecieron serán juzgados más severamente que aquellos que no conocieron
su voluntad y desobedecieron. Pero tome nota de esto: Jesús no habló acerca de
aquellos que simplemente hicieron lo correcto sin conocer la voluntad de su
señor. Más bien, él nos exhortó con estos ejemplos de desobediencia. Esto nos
dice algo acerca de la naturaleza humana, ya que los dos ejemplos dados tratan
con diferentes niveles de desobediencia y diferentes niveles de castigo, no con la
obediencia en contraste con la desobediencia. Dejados a nosotros mismos,
¡hacemos mal!

¿Cómo deberíamos entonces ver el estado de aquellos (tanto judíos como


31
gentiles) que nunca han escuchado sobre el Mesías y el Salvador? Deberíamos
verlos como personas a punto de subirse a un avión que sabemos que pronto
colapsará. Es remotamente posible que uno o dos de los pasajeros sobrevivan,
pero en su mayor parte, podemos suponer que casi todos los que suban a bordo
morirán pronto. Por lo tanto, debemos advertirles que no se suban a ese vuelo en
particular, instándolos a ir por otro camino.

En términos de aquellos que nunca escucharon sobre Jesús, creemos que


virtualmente todos ellos están en un estado caído y perdido, aunque podría haber
alguien en algún lugar que haya anhelado la verdadera salvación a través del
único Dios verdadero, encontrándolo y encontrándolo sin una ser humano
32
diciéndole el mensaje. Tales cosas pueden suceder y suceden. Pero no hay
duda de que nuestra responsabilidad como hijos del único Dios verdadero es
decirles a todos que hay un juicio, hay un infierno (hebreo, gehinom ), y hay un
camino de escape: Jesús el Mesías ha pagado por nuestros pecados.

¿Será Dios justo con aquellos que no tuvieron oportunidad de creer en él u


obedecerlo? Ciertamente lo hará. (Note lo que Saulo de Tarso, más conocido
como Pablo, escribió sobre su propia vida: "Aunque una vez fui blasfemo y
perseguidor y un hombre violento, se me mostró misericordia porque actuaba en
ignorancia e incredulidad " [1 Tim. 1:13].) Especular sobre detalles específicos,
sin embargo, es puro trabajo de adivinar, y de hecho, no cambia nada y se
beneficia poco. ¿Por qué no lidiar con lo que sabemos ahora?

¿Creemos que Dios está siendo justo en este momento? ¿Creemos que sus
juicios pasados ​​sobre nuestra gente (como se registra en su Palabra) fueron
justos? Si aceptamos que ha sido justo y que está siendo justo, entonces
podemos estar seguros de que será justo. Para aquellos que no están tan seguros
acerca de su imparcialidad pasada y presente, ¿qué nos hace pensar que nuestra
perspectiva es correcta con respecto a su equidad futura ?

La conclusión es que la verdad es verdad. Negarlo no lo cambia. A veces las


personas eligen sus creencias religiosas para consolarse después de la muerte de
un ser querido, incluso van a sesiones con la esperanza de volver a hablar con su
querido y difunto pariente o descubrir "nuevas esperanzas" en algún tipo de
doctrina como la reencarnación. ¡Cualquier cosa para evitar la finalidad de la
muerte! Pero piense por un momento: ¿Qué pasa si trato de convencerlo de que
su ser querido fallecido no murió, que los médicos se equivocaron y que era otro
cuerpo en el ataúd? ¡Me dirías que estoy loco! Me acusarías de vivir en un
mundo de sueños. Es lo mismo con el infierno y el castigo futuro. Cambiar
nuestras creencias no cambiará los hechos. Negar que hay un verdadero infierno
no disminuirá su realidad.

Solo Dios sabe dónde están nuestros antepasados ​​ahora, y lo que dices o lo que
escribo no puede cambiar eso. Esto es seguro (e insoportablemente cierto): si
nuestras abuelas han perecido en la incredulidad, entonces su deseo más
profundo, su pedido más ferviente y agónico es que no nos unamos a ellos, y su
peor pesadilla sería que nosotros también rechazáramos el único esperanza de
salvación

Ciertamente espero que nuestros padres y abuelos de alguna manera vivieron y


murieron en buena relación con el Señor y que lograron recibir misericordia y
expiación de parte de él. Pero debes responder por ti solo, y entonces te vuelvo a
preguntar: ¿y tú? ¿Estás listo para enfrentar a Dios? ¿Serás juzgado justo o
inicuo cuando mueras? ¿Estás seguro de tu expiación? ¿Sabes que tus pecados
están perdonados? ¿Cuánto tienes que sufrir (en este mundo o en el próximo)
para pagar tus fechorías? ¿Estás seguro de que no hay vida después de la muerte
o que la enseñanza tradicional judía sobre el sufrimiento limitado en la vida
futura es realmente cierta? Le insto a que considere seriamente estas preguntas.
Realmente son asuntos de vida o muerte.

1.11. ¿Qué pasaría con un asesino nazi que creyó en Jesús antes de morir?
¿Iría él al cielo, mientras que los hombres, mujeres y niños judíos que mató,
muchos de los cuales eran personas temerosas de Dios, irían al infierno?
Basado en la enseñanza de la Biblia hebrea, siel nazi podría arrepentirse
verdaderamente antes de morir, entonces Dios lo aceptaría como justo, pero
simplemente "creer" -sin verdadero arrepentimiento-no tiene sentido. En cuanto
a los judíos asesinados por ese nazi, si morían en una relación correcta con Dios,
irían al cielo; si morían por él, perecerían. Una cosa que es muy importante tener
en cuenta: El hecho de que estos Judios murieron en el Holocausto no significa
necesariamente que ellos “santos” (a pesar de que a menudo hablamos de los
seis millones de “mártires” judías del Holocausto). Nuestros pueblos fueron
exterminados indiscriminadamente por los nazis simplemente por su origen
étnico, incluso si eran ateos o enemigos de Dios. Su trágico sufrimiento en el
Holocausto no los transformó, en sí mismos, en personas piadosas. Por el
contrario, muchos realmente perdieron su fe durante ese tiempo, mientras que
una gran cantidad de judíos seculares e irreligiosos se volvieron abiertamente
hostiles a Dios.

Sé que cualquier pregunta relacionada con el Holocausto puede estar cargada de


emoción, pero es importante que pensemos en los temas con calma y con una
mente clara. También será útil tratar los diferentes aspectos de las preguntas
anteriores, uno por uno. Veamos primero el tema más amplio del verdadero
arrepentimiento para el peor de los pecadores antes de abordar la relación
específica entre "creer en Jesús" y "arrepentirse".

Hace más de dos mil quinientos años, el Señor habló estas palabras a nuestro
pueblo a través del profeta judío Ezequiel:

Diles: "Por cierto que vivo, declara el Señor omnipotente, no me deleito en la


muerte de los malvados, sino que se apartan de sus caminos y viven. ¡Giro!
¡Apártate de tus malos caminos! ¿Por qué morirás, oh casa de Israel?
Por lo tanto, hijo de hombre, di a tus compatriotas: "La justicia del justo no lo
salvará cuando desobedezca, y la maldad del malvado no le hará caer cuando se
aparte de ella". Al hombre justo, si él peca, no se le permitirá vivir por su justicia
anterior. "Si le digo al hombre justo que seguramente vivirá, pero luego confía
en su justicia y hace el mal, ninguna de las cosas justas que él ha hecho será
recordado; él morirá por el mal que ha hecho. Y si le digo al malvado,
"seguramente morirás", pero luego se aparta de su pecado y hace lo que es justo
y correcto: si devuelve lo que tomó como prenda de un préstamo, devuelve lo
que ha robado , sigue los decretos que dan vida, y no hace mal, seguramente
vivirá; él no morirá Ninguno de los pecados que ha cometido será recordado en
su contra. Él ha hecho lo que es justo y correcto; él seguramente vivirá.

33
Ezequiel 33: 11-16

De acuerdo con las Escrituras hebreas, si un hombre inicuo realmente se aparta


de sus caminos perversos, Dios lo perdonará por completo. Por supuesto, esto no
significa que no haya consecuencias por sus acciones. Por ejemplo, un violador
que verdaderamente se arrepiente tendrá que ir a la cárcel por su crimen; sin
embargo, Dios lo perdonará si su arrepentimiento es real. De la misma manera,
un nazi podría ser perdonado si realmente regresara a Dios, pidiéndole
misericordia a Dios y apartándose de sus malos caminos, aunque aún sería
responsable de sus obras a nivel humano.

El Señor también pronunció estas palabras de exhortación por medio de


Ezequiel:

¡Arrepentirse! Aléjate de todas tus ofensas; entonces el pecado no será tu


perdición. Libérate de todas las ofensas que has cometido y obtén un corazón
nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué morirás, oh casa de Israel? Porque no me
agrada la muerte de nadie, declara el Señor omnipotente. ¡Arrepiéntete y vive!
Ezequiel 18: 30-32

Al comentar sobre este texto, el reverenciado rabino medieval Jonah de Gerondi,


conocido especialmente por sus libros sobre el arrepentimiento, escribió que
estas palabras se aplicaban a

un hombre que transgredió y pecó y luego vino a refugiarse bajo las alas de la
Presencia divina [es decir, la Shekinah] y a entrar en los caminos del
arrepentimiento [como Dios dijo en Sal. 32: 8], "Yo te instruiré y te enseñaré en
el camino que debes seguir". Ese día él desechará todas las transgresiones que ha
cometido y se hará a sí mismo como si hubiera nacido en ese mismo día, con ni
culpa ni mérito en su mano.

Yesod HaTeshuvah, 1: 1, mi traducción

Y para que él diga: "He pecado y pecado una y otra vez, y mi culpabilidad es
incontable. Estoy muy avergonzado de comparecer ante Dios y pedir
misericordia, y nunca pude guardar sus mandamientos, "el rabino Jonah lo insta
encarecidamente a que no hable de esa manera. Más bien, debe reconocer que es
la naturaleza del Creador recibir a los penitentes con los brazos abiertos, y por lo
tanto, se le debe animar a arrepentirse y reformar sus caminos. Tal es la
enseñanza de la Biblia hebrea y la tradición judía.

De hecho, el Talmud contiene una declaración extraordinaria a la que llama la


atención una autoridad líder en el judaísmo rabínico, el profesor Jacob Neusner:
"Los nietos de Amán estudiaron la Torá en Bene Beraq [una conocida ciudad del
estudio de la Torá en Israel]. Los nietos de Sísara enseñaron a los niños en
Jerusalén. Los nietos de Senaquerib enseñaron Torá en público. ¿Y quiénes eran?
Shemaiah y Abtalion [maestros de Hillel y Shammai] "(b. Gittin 57b).

Neusner luego comenta:

para entender el poder de esta declaración, solo tenemos que decir: "el nieto de
Hitler enseña Torá en una yeshiva de Bene Beraq" o "el nieto de Eichmann se
sienta en una yeshiva de Jerusalén, recitando oraciones y salmos y aprendiendo
el Talmud". No solo eso, pero, para seguir adelante con Senaquerib, que puede
representar a Himmler, y Shemaiah y Abtalion, las mayores autoridades de su
generación, que pueden representar a los jefes de las grandes yeshivas y
tribunales teológicos del Estado de Israel, los nietos de Himmler son árbitros de
la Torá, es decir, el judaísmo, en el Estado de Israel. . . . El mensaje declara que
los pecadores que se arrepienten y buscan la reconciliación deben ser
perdonados. La nación que se arrepiente será bienvenida nuevamente a la
compañía de la civilización, ya que Alemania ha recuperado su honor en
34
nuestros días.

Nuestras Escrituras también nos dan ejemplos de dos hombres


extraordinariamente malvados, Acab, rey de Israel, y Manasés, rey de Judá,
quienes se arrepintieron y fueron aceptados por Dios. De Acab, la Biblia dice:
"Nunca hubo un hombre como Acab, que se vendió a sí mismo para hacer lo
malo ante los ojos del SEÑOR, impulsado por su esposa Jezabel. Se comportó
de la manera más vil siguiendo ídolos, como los amorreos que el SEÑOR
expulsó delante de Israel "(1 Reyes 21: 25-26).

Debido a los pecados de Acab, Dios prometió destruirlo por completo, diciendo:
"Voy a traer el desastre sobre ti". Voy a consumir a tus descendientes y cortaré a
Acab hasta el último varón en Israel, esclavo o libre "(1 Reyes 21:21). Sin
embargo, Acab se arrepintió y se afligió cuando escuchó la sentencia de juicio
del Señor:

Cuando Acab oyó estas palabras, rasgó sus vestidos, se vistió de cilicio y ayunó.
Se acostó en cilicio y fue dócilmente. Entonces vino la palabra de Jehová a Elías
el tisbita: "¿Has notado cómo se humilló Acab delante de mí? Debido a que se
ha humillado a sí mismo, no traeré este desastre en su día, pero lo traeré a su
casa en los días de su hijo ".

1 Reyes 21: 27-29

Dios aceptó su arrepentimiento!

El caso de Manasseh también es dramático:

Él sacrificó a sus hijos en el fuego en el Valle de Ben Hinom, practicó


hechicería, adivinación y brujería, y consultó a médiums y espiritistas. Hizo
mucho daño a los ojos del SEÑOR, provocándole a ira. . . . Manasés condujo a
Judá y al pueblo de Jerusalén por mal camino, por lo que hicieron más mal que
las naciones que el SEÑOR había destruido delante de los israelitas. El SEÑOR
habló a Manasés y a su pueblo, pero ellos no le prestaron atención. Entonces
Jehová trajo contra ellos a los jefes de los ejércitos del rey de Asiria, que
tomaron prisionero a Manasés, le metieron un anzuelo en la nariz, lo ataron con
cadenas de bronce y lo llevaron a Babilonia. En su angustia buscó el favor de
Jehová su Dios, y se humilló mucho delante del Dios de sus padres. Y cuando
oró a él, el Señor se conmovió por su súplica y escuchó su súplica; entonces lo
trajo de regreso a Jerusalén y a su reino. Entonces Manasés supo que el SEÑOR
es Dios.
2 Crónicas 33: 6, 9-13

Te animo a que no leas estas cuentas a la ligera. Acab y Manasés estaban entre
los pecadores más notorios de los que se habla en la Biblia. De hecho, no solo
fueron adoradores de ídolos, lo que llevó a la nación por mal camino con su
ejemplo, sino que ¡ambos fueron asesinos! Y como si el pecado de Manasés de
sacrificar a sus propios hijos en el fuego no fuera lo suficientemente horrible,
considere el hecho de que "Manasés también derramó tanta sangre inocente que
llenó a Jerusalén de punta a punta" (2 Reyes 21:16). ¡Este hombre era malo! Él
fue responsable del asesinato masivo. Sin embargo, el Señor tuvo misericordia
35
de él.

Y entonces, si el Señor pudiera aceptar el arrepentimiento de hombres malvados


y asesinos como Acab y Manasés, ¿no podría él aceptar el arrepentimiento de un
nazi asesino e inicuo?

En este punto, podrías decirme: "Para decirte la verdad, realmente no estoy en


desacuerdo con lo que estás diciendo. El problema es que sigues hablando sobre
el arrepentimiento, que es el sello distintivo de la espiritualidad tradicional judía
, mientras que mi pregunta tenía que ver con creer en Jesús, que es el sello
36
distintivo de la espiritualidad cristiana tradicional ". Bueno, has hecho una
buena observación . El único problema es que no es válido, ya que tanto el
arrepentimiento como la fe son el sello distintivo de la verdadera espiritualidad
37
cristiana. De hecho, arrepentirse es realmente la primera palabra del mensaje
del evangelio.

Cuando Juan el Inmersor (conocido en los círculos cristianos como Juan el


Bautista) vino a predicar en el desierto de Judea, su mensaje comenzó con el
llamado al arrepentimiento (véase Mateo 3: 2). Jesús comenzó su predicación
pública con el mismo mensaje de arrepentimiento (Mateo 4:17), y cuando envió
a sus discípulos a predicar, ellos también llamaron a la gente a arrepentirse
(Marcos 6:12). Después de su resurrección, Jesús enseñó a sus apóstoles (es
decir, emisarios) que el arrepentimiento y el perdón de los pecados formaban el
corazón del mensaje que iban a traer al mundo, comenzando en Jerusalén (Lucas
24:47), y esto es exactamente lo que declararon. a su pueblo judío (ver Hechos
2:38, 3:19, 5:31, 11:18, 17:30, ver también Hebreos 6: 1, 2 Pedro 3: 9). Pablo,
famoso por su enseñanza sobre la "justificación por la fe", resumió su mensaje
de la siguiente manera:

Les he declarado a judíos y griegos que deben volverse a Dios en


arrepentimiento y tener fe en nuestro Señor Jesús. . . . Primero a los que estaban
en Damasco, luego a los que estaban en Jerusalén y en toda Judea, y también a
los gentiles, les prediqué que debían arrepentirse y volverse a Dios y probar su
arrepentimiento con sus obras.

Hechos 20:21; 26:20

Es verdad que hay un tremendo énfasis en la fe (es decir, confianza genuina) en


el Nuevo Testamento (ver vol.2, 3.7 y vol.3, 4.2 para más sobre esto), pero esto
va de la mano con el arrepentimiento. Para repetir las palabras de Pablo, Dios
llama a todos los hombres a "volverse a Dios en arrepentimiento", lo que
significa que deben apartarse de sus caminos desobedientes y volverse hacia Él,
"y tener fe en nuestro Señor Jesús", lo que significa que deben creer en él como
Salvador y Mesías, confiando en que su muerte en nuestro lugar pagó la pena
por nuestros pecados, así como los animales sacrificados ofrecidos en el Día de
38
la Expiación pagaron los pecados de nuestro pueblo.

Tal enseñanza no es nueva o extraña. Solo lea la Torá y los Profetas. El primero
enfatizaba el sistema sacrificial de expiación, el último enfatizaba el
arrepentimiento. Son dos caras de la misma moneda, y ambas exigen una fe
explícita en el Señor así como la total obediencia a sus mandamientos. El Nuevo
Testamento hace estos mismos puntos, agregando el énfasis distintivo de que
nuestro Mesías ha venido y ha provisto a judíos y gentiles con completa
expiación a través de su sangre. Es por eso que el llamado a creer en él es tan
pronunciado (ver también vol.3, 4.2). Sin embargo, es totalmente imposible
desde el punto de vista del Nuevo Testamento separar la fe verdadera del
arrepentimiento verdadero así como es imposible separar la fe en el único Dios
verdadero de la obediencia a sus leyes desde el punto de vista del Antiguo
Testamento.

Todo esto significa que toda esta objeción se basa en una gran incomprensión de
39
la enseñanza del Nuevo Testamento sobre la fe. Jacob, el hermano de Yeshua,
escribió sobre esto en su carta a otros creyentes judíos, afirmando que era pura
locura afirmar que uno podía tener fe sin acción acompañante: "Como el cuerpo
sin el espíritu está muerto, así la fe sin obras está muerta". "(Ver Santiago 2: 18-
26).

Simplemente dicho: Ni Jesús ni los escritores del Nuevo Testamento alguna vez
enseñaron que alguien podría ser salvado simplemente repitiendo una pequeña
40
oración o recitando alguna fórmula. Más bien, enfatizaron que poner su fe en
Jesús significaba pedirle a Dios que perdonara al pecador a través de la muerte y
resurrección del Mesías, liberándolo de la esclavitud del pecado, dándole un
nuevo corazón y comenzando con un nuevo vida con Dios como su Padre y
Yeshua como su Maestro. "Confesar a Jesús como Señor" (Romanos 10: 9-10)
sin seguirlo como Señor es tan inútil como recitar el Shema, que Yahvé solo es
nuestro Dios, sin servirlo como Dios. La verdadera fe en Dios y su Mesías
significa una verdadera relación con Dios y su Mesías.

Entonces, volviendo a la primera parte de su pregunta ("¿Qué le pasaría a un


asesino nazi que creyó en Jesús antes de morir?"), La respuesta es clara. Si al
"creer en Jesús" simplemente quieres decir "creyendo que él es el Señor y
Salvador", entonces ese nazi sería juzgado por sus pecados y condenado al
infierno. Sin embargo, si "crees en Jesús" te refieres a poner su confianza en el
Señor Jesús para limpiarlo de su pecado y culpa, repudiar sus malas acciones con
todo su corazón y volverse a Dios con verdadero arrepentimiento, pidiendo
misericordia y perdón, entonces sería perdonado, tal como lo declaró Ezequiel.
La única diferencia, de acuerdo con su escenario, es que él hubiera muerto antes
de poder demostrar la realidad de su arrepentimiento y fe (el Nuevo Testamento
lo llama "producir fruto conforme al arrepentimiento", véase Mt. 3: 8; Hechos
26:18), entonces solo Dios hubiera sabido la condición de su corazón. Si
realmente tuviera un cambio de corazón, sin embargo, el cielo sería su hogar.

Sin embargo, para no tener la idea de que el arrepentimiento del lecho de muerte
es algo que vale la pena esperar (en otras palabras, ¿por qué no pecas ahora y te
arrepientes más tarde?). Te recuerdo el consejo del rabino Eliezer en la Mishná:
"¡Arrepiéntete un día antes de morir! "Esto significa, por supuesto, que como no
sabes el día de tu muerte, debes arrepentirte todos los días (ver Av. 2:10; Avot
d'Rabbi Nathan 15, final; ver también Ben Sira 5: 7). La muerte puede alcanzarte
de repente, antes de que tengas la oportunidad de estar bien con Dios, o, en el
momento de tu muerte, podrías haber sido tan duro de corazón que el
arrepentimiento es lo más alejado de tu mente. ¡Cuanto más pecamos, más difícil
nos resulta!

Por lo tanto, en el caso de un nazi resuelto y asesino, es dudoso que alguien que
había endurecido su corazón tan profundamente matando a tanta gente pudiera
espontáneamente, a voluntad, provocar algún cambio de última hora, aunque
Dios, en ocasiones, haya concedido este tipo de arrepentimiento en el lecho de
muerte. ¡Gracias al Señor que existe un hilo tan delgado de misericordia, pero no
cuelgue su bienestar eterno en él! Como señalaba sabiamente Agustín, el líder de
la iglesia primitiva (con referencia al ladrón que fue crucificado junto a Jesús y
se arrepintió antes de morir): "Hay un caso de arrepentimiento en el lecho de
muerte registrado [en la Biblia], el del penitente ladrón, que nadie debe
desesperar; y solo uno que nadie debería suponer ".
As for the Jews killed by that Nazi, obviously, I am not their judge, and, of
course, I can give you only my educated opinion. It is God alone who determines
their final destiny. Still, I would reiterate that just because one of our people
suffered the terrible tragedy of dying in the Holocaust doesn’t automatically
make him or her a saint.41 Many of our people were irreligious before and during
the Holocaust, right up to the time of their deaths. Does simply dying because
one is a Jew—especially when that one would have gladly ceased to be Jewish—
atone for one’s godless life up to that moment? If so, do traditional Jews believe
that the Jewish Christians who died in the Holocaust are guaranteed a place in
heaven—in spite of their so-called idolatry?

Pero hay algo más: algunos judíos (tanto tradicionales como mesiánicos) creen
que el Holocausto tenía al menos algunos elementos de juicio divino. En otras
palabras, nuestro terrible sufrimiento corporativo se debió en parte al pecado
corporativo. Esto sería similar a la destrucción de Jerusalén en los años 586 a. C.
y 70 d. C. En aquellos tiempos, nuestra ciudad fue destruida y personas
masacradas sin piedad porque habíamos pecado contra Dios (lea Lamentaciones
para más información sobre esto, y vea abajo, 1.17). ¿Un judío pecador que fue
asesinado entonces por los babilonios o los romanos se convierte
automáticamente en un santo mártir? ¿Por qué entonces los judíos que murieron
en el Holocausto serían considerados mártires automáticamente? Sé que los
paralelismos son inexactos (especialmente debido a las dimensiones
específicamente raciales del Holocausto), pero son similares.

Algunos rabinos ultraortodoxos nos dirían hoy que el Holocausto ocurrió debido
a la apostasía de nuestro pueblo, y si no nos arrepentimos, lo mismo podría
42
ocurrir nuevamente, incluso en Estados Unidos. (En cuanto a la cuestión de
los judíos tradicionales que murieron en el Holocausto, fieles a sus tradiciones y,
según su leal saber y entender, fieles a su Dios, los remito a 1.10).
Esto es seguro: si bien no podemos retroceder en el tiempo a los horrendos días
de los Shoa -como se conoce el Holocausto entre muchos judíos hoy en día- o
sentarnos aquí y juzgar a las personas cuyas vidas terminaron hace más de una
generación, sabemos que nuestro Dios aceptará a los que vengan a él de acuerdo
con sus términos, y nos sorprenderá ver a algunos de los que acepta y a algunos
de los que rechaza.

1.12. Ningún judío religioso o educado alguna vez creería en Jesús.

Esta declaración es una falsedad absoluta. Ha habido rabinos prominentes junto


con brillantes eruditos judíos que se han convertido en creyentes en Jesús, pero
raramente se habla de ellos porque generalmente son desacreditados por su
propia gente una vez que prueban ser inquebrantables en su fe. Mientras que
fueron reverenciados como santos gigantes antes de creer, son vilipendiados
como pecadores ignorantes después de creer. El hecho es que los judíos que son
más religiosos que usted y más educados de lo que cree creen que Jesús es el
Mesías judío.

¿Alguna vez has oído hablar de Daniel Zion, el rabino principal de Bulgaria
durante el Holocausto? Jugó un papel decisivo en ayudar a salvar cientos de
vidas judías durante ese horrible momento en la historia, instalándose en Israel
después de la guerra. Sin embargo, su nombre no es familiar para casi todos los
judíos de hoy. ¿Por qué? Sencillo. ¡Él era un creyente en Yeshua!

Fue tan respetado por los líderes ortodoxos en Israel que en 1954 el recién
nombrado rabino en jefe, Samuel Toledano, le ofreció el puesto de juez en la
corte rabínica de Jerusalén. El único obstáculo era la fe de Sión en Yeshua, un
problema que Toledano sugirió que se podría superar si Zion guardaba sus
creencias para sí mismo. A esto, Zion no pudo estar de acuerdo, y presentó la
evidencia de su fe en una reunión con los principales rabinos, concluyendo con
estas palabras: "Renuncio a todo honor terrenal por el bien del Mesías,
compañero".

Despojado del título de "rabino" por la corte rabínica, los judíos búlgaros todavía
lo consideraban rabino y oficiaron en la sinagoga Yeffet Street en Jaffa hasta el 6
de octubre de 1973. Además, cada sábado por la tarde, él enseñaba sobre Yeshua
y el Nuevo Testamento a un grupo que traería a casa con él entre los servicios de
la sinagoga de la mañana y la tarde. Murió en 1979 a la edad de noventa y seis
años, firme en su compromiso con el Mesías. Y, para romper otro estereotipo que
puedas tener, nunca se consideró a sí mismo un "cristiano", viviendo una vida
judía tradicional hasta el día de su muerte.

Durante los días de la ocupación Nazi, fue azotado públicamente y humillado, ¡y


todo este tiempo fue un creyente en Jesús! En una ocasión, recibió una visión de
Yeshua, en la que el Señor le dijo que advirtiera a Boris, el rey búlgaro, que no
se sometiera a la presión nazi para llevar a los judíos búlgaros a los campos de
exterminio polaco y alemán. Esta advertencia fue entregada al rey por escrito un
día antes de que Boris se fuera a Alemania para reunirse con Hitler. ¡El rey se
negó a cumplir con las exigencias del Führer! Un rabino en jefe amado, a través
de su estrecha relación con Jesús el Mesías, fue utilizado por Dios para salvar
43
vidas judías en el Holocausto.

Un ejemplo de un tipo diferente es el de Auguste Neander (nacido David


Mendel), el destacado historiador del cristianismo primitivo que fue un
destacado profesor en las universidades de Berlín y Halle el siglo pasado.
Respetado por su gran erudición, así como por su estilo de vida piadoso y
sacrificado, ayudó a desacelerar la marea creciente del racionalismo teológico
alemán que se extendió rápidamente a principios del siglo XIX. Neander se
había convertido en un creyente de Jesús mientras estudiaba en la escuela
secundaria, influenciado por dos de sus amigos cristianos. (Sus padres le dieron
una educación secular con la esperanza de que se convirtiera en abogado).

En completo contraste con Daniel Zion, el rabino ortodoxo, Neander provenía de


un hogar menos observador, pero se distinguió como erudito, conferencista y
autor, también regalando la mayor parte de sus ingresos para ayudar a los
necesitados. ¿Crees que fue lo suficientemente inteligente como para pensar por
sí mismo?

Si dices: "Pero Neander no se crió en un entorno religioso estricto", yo respondo:


"¿Y qué hay de Daniel Sión?" Si dices: "Pero Daniel Sión venía de un oriente
ortodoxo de Europa del Este, sin tener suficiente contacto con una beca secular,
"respondo," entonces ¿qué pasa con Auguste Neander? "

El hecho es que hay creyentes judíos en Jesús (tanto en el pasado como en el


presente) que rompen cada uno de tus moldes preconcebidos. Por cada objeción
que plantees, puedo presentarte a un creyente judío cuyo testimonio refuta esa
misma objeción (ver también a continuación, 1.13-1.14). De hecho, te voy a
presentar a un creyente más judío en Jesús, un hombre que era tanto muy
ortodoxa y muy educado: Samuel Isaac Joseph Schereschewsky.

Nacido en un hogar ortodoxo en Lituania, se destacó como estudiante de


Talmud, demostrando una competencia excepcional en los estudios de idiomas
desde una edad temprana. Sin embargo, cuando recibió una copia del Nuevo
Testamento en hebreo, la estudió cuidadosamente para sí mismo,
convenciéndose de que las profecías en las Escrituras hebreas acerca de la
venida del Mesías se cumplieron en Jesús. Luego, después de graduarse en la
Universidad de Breslau, confesó abiertamente sus creencias, que hasta ese
momento había mantenido en secreto. Después de más estudios en preparación
para el ministerio, decidió ir a China para traducir la Biblia, y aquí es donde dejó
su marca.
"Pero nunca he oído hablar de él", dices. Por supuesto que no! Verá, si hubiera
continuado en su camino de excelencia en los estudios rabínicos, podría ser
aclamado hoy como uno de nuestros grandes rabinos, incluso si rara vez hubiera
abandonado los confines de la yeshiva, pasando todas sus horas aprendiendo y
enseñando y escribiendo sobre las complejidades de la ley y la tradición judías.
En cambio, porque derramó su vida por multitudes de gentiles que nunca habían
oído hablar del Dios de Israel, sirviendo como una luz para las naciones, que es
lo que nosotros, los judíos, fuimos llamados a hacer, su nombre es desconocido
para ustedes.

Para cuando Schereschewsky llegó a China después de un largo viaje en barco,


ya estaba escribiendo buenos clásicos chinos, para asombro de la población
local. Pero no siempre fue fácil para él. No solo pasó incontables miles de horas
meticulosamente traduciendo las escrituras hebreas y griegas al mandarín y a
Wenli, lo hizo a pesar de una enfermedad grave que lo dejó casi completamente
paralizado durante los últimos veinticinco años de su vida. También estuvo
mudo por un tiempo y en constante dolor. Sin embargo, él perseveró, entrenando
el dedo medio de su mano derecha para golpear a la máquina de escribir un
personaje agonizante a la vez. Cuando no podía usar su dedo, agarraba un
pequeño palo en su puño y lo usaba para golpear las teclas.

Tan grandes fueron sus logros que Max Müller, el filólogo de la Universidad de
Oxford, lo consideró uno de los seis lingüistas orientales más importantes del
mundo, mientras que el rabino Dr. Max Margolis dijo de él: "Entre los hombres
y mujeres que lo consideran bendecido". Trabajar para llevar la Palabra de Dios
al alcance de tribus lejanas mediante traducciones en sus idiomas nativos;
44
podemos señalar al obispo Schereschewsky, el judío cristiano ".

El rabino Daniel Zion, el profesor Auguste Neander, el obispo Joseph


Schereschewsky, la lista de ilustres creyentes judíos en Jesús es realmente
impresionante. Cuando te detengas y consideres los hechos, tendrás que admitir
que una de tus excusas es errónea: los judíos educados y religiosos han creído en
Yeshua el Mesías y creen en Yeshua el Mesías. No es la educación y el
aprendizaje lo que impide que la gente crea en Jesús, sino la ignorancia sobre
quién es realmente y qué dicen realmente nuestras Escrituras sobre él.

1.13. Aquellos judíos educados o religiosos en el pasado que se convirtieron


al cristianismo lo hicieron por ganancia monetaria o por presión social. No
tenía nada que ver con argumentos intelectuales o convicciones teológicas
honestas.

Si el zapato estuviera en el otro pie y estuviera haciendo tales afirmaciones sobre


las motivaciones de los judíos seculares que se volvieron tradicionales, ¡sería
etiquetado como antisemita! Sin duda, el cristianismo, junto con todas las demás
religiones principales (incluido el judaísmo), ha tenido su cuota de "conversiones
de conveniencia". Sin embargo, estas conversiones falsas no disminuyen ni
niegan de ninguna manera el hecho de que haya habido judíos altamente
educados o muy religiosos. que han seguido a Jesús sin pestañear, aunque les
costó su reputación, sus medios de subsistencia, sus carreras e incluso sus
herencias. Ha habido muchos judíos de ese tipo a lo largo de la historia y hasta el
día de hoy.

Alegar que los judíos creen en Jesús para obtener ganancias monetarias no es
solo una mentira ridícula, también huele a antisemitismo, lo que implica que los
judíos harán cualquier cosa por dinero. También es un juicio orgulloso el que
dice: "Como no creo en Jesús, estoy seguro de que nadie en su sano juicio podría
creer en él. Por lo tanto, cualquier judío que crea en Jesús debe tener algún
motivo ulterior ".
De hecho, la historia está llena de judíos que abandonaron todo para seguir al
verdadero Mesías. En lugar de ser mercenarios, estos hombres y mujeres fueron
algunas de las personas más nobles que nuestra raza haya producido. Por
supuesto, es cierto que algunos judíos a través de los siglos se "convirtieron" al
cristianismo para mejorar su estatus social y / o oportunidades profesionales,
pero es injusto e inexacto cuestionar la sinceridad de muchos judíos que han
seguido a Jesús como el Mesías a pesar del enorme costo personal solo porque
otros no eran sinceros.

Hice referencia antes al rabino Dr. Max Wertheimer, cuyo nombre fue eliminado
de los roles de su alma mater, el Hebrew Union College en Cincinnati, debido a
su fe en Jesús. ¿Era Wertheimer un mercenario? ¡Apenas! Según Nahum Brodt,
como rabino de la sinagoga B'Nai Yeshurun ​​a fines del siglo pasado, Wertheimer
"recibió un salario de $ 2,000 al año, más una casa, honorarios de bodas, bar
mitzvahs, etc. Cuando se convirtió en un creyente de la mesianidad de Jesús
regresó a la escuela, después de lo cual se convirtió en pastor de la Primera
Iglesia Bautista, Ada, Ohio. ¿Qué salario obtuvo entonces? ¡La magnífica suma
45
de $ 500 al año! "

¿Qué hay de Richard Wurmbrand, el judío rumano, que, junto con su esposa,
Sabina, experimentaron torturas y penurias casi indescriptibles bajo los
comunistas debido a su fe en Jesús? ¿Wurmbrand era un mercenario? Había sido
un judío brillante, secular y amante del placer que se enfrentó a la verdad sobre
el Mesías y se cambió drásticamente, convirtiéndose en el pastor de una
congregación cristiana hebrea. Predicó sin miedo, negándose a ajustarse a los
estándares impíos de los comunistas y, como resultado, sufrió catorce años de
encarcelamiento brutal, incluidos tres años en aislamiento en una celda
subterránea. Durante esos tres años oscuros, las únicas caras que vio fueron las
caras de sus torturadores, mientras que su esposa, de cuyo paradero y seguridad
no sabía nada, languideció en un campo de trabajos forzados. Y siempre había
una salida fácil:
Tal pensamiento nunca fue una opción para él. De hecho, Wurmbrand fue
encarcelado en tres ocasiones diferentes por su predicación. Si quisiera vivir una
vida "normal" con su familia, podría haberlo hecho. En cambio, eligió ser leal a
su Señor.

Wurmbrand soportó muchas torturas, incluido el congelamiento hasta el borde


de la muerte (luego reanimado por los médicos), quemado con hierros candentes,
cruelmente golpeado en todo su cuerpo, golpeado y azotado en las plantas de los
pies, a menudo a diario (debido a el daño hecho a sus pies que nunca ha sido
capaz de soportar durante largos períodos de tiempo). Estaba encerrado en una
carcer (una caja vertical del tamaño de un ataúd con púas afiladas que
sobresalían por todos lados) hasta que se desmayó por sangrado o dolor, lo
rociaron con agua helada mientras su cuerpo ardía con fiebre tuberculosa, lo
obligaron a vive en su propio excremento y orina, la lista sigue y sigue. No es
exagerado decir que estuvo sujeto a casi todas las indignidades y abusos
imaginables, nunca negó a su Salvador.

Esta es solo una instantánea de dos párrafos de algunos de sus sufrimientos por
el Mesías, expresada en sus propias palabras:

Las torturas y la brutalidad [en régimen de aislamiento] continuaron sin


interrupción. Cuando perdía el conocimiento o me volvía demasiado aturdido
para darles a los torturadores nuevas esperanzas de confesiones, me devolvían a
mi celda. Allí mentiría, descuidado y medio muerto, para recuperar un poco de
fuerza para que pudieran volver a trabajar en mí. Muchos murieron en esta etapa,
pero de alguna manera mi fuerza siempre logró regresar. En los años siguientes,
en varias prisiones diferentes, me rompieron cuatro vértebras en la espalda y
muchos otros huesos. Me tallaron en una docena de lugares. Quemaron y
cortaron dieciocho agujeros en mi cuerpo.
Los médicos en Oslo [después de su liberación de la prisión], al ver todo esto y
las cicatrices de la tuberculosis pulmonar que también tuve [durante algunos
años de prisión], ¡declararon que estar vivo hoy es un milagro puro! De acuerdo
con sus libros de medicina, debería haber estado muerto durante años. Sé que es
46
un milagro Dios es un Dios de milagros.

Cuando testificó ante el Congreso sobre su trato bajo los comunistas, los
congresistas se sorprendieron cuando se quitó la camisa para revelar más de una
docena de agujeros mayores en su torso. ¡Esta fue la recompensa de Wurmbrand
por su fe en Jesús! Hasta el día de hoy (al momento de escribir esto, el pastor
Wurmbrand tiene noventa y Sabina ochenta y ocho), desde su liberación de la
prisión, ha servido incansablemente al Señor, sin tomar siquiera un solo día de
47
vacaciones (lo digo literalmente) y nunca tener una casa propia.

Lo que hace que esto sea aún más sorprendente es que Wurmbrand es un autor
prolífico; de hecho, sus libros son los libros religiosos más traducidos escritos
este siglo; sin embargo, nunca ha extraído un centavo de sus escritos para
obtener beneficios personales, usando todo el dinero del la venta de estos libros
para ayudar a las familias de los mártires de todo el mundo, y también a los
comunistas, a los musulmanes y, más recientemente, a los terroristas. Como
judío, debería sentirse honrado de saber que alguien como Richard Wurmbrand,
el creyente más famoso y torturado de nuestro tiempo, es en realidad "uno de
nosotros".

Mientras lo escuchas compartir el amor de Dios con amigos y enemigos por


igual, hablándoles con fluidez en inglés, ruso, alemán, francés, hebreo o rumano
(por nombrar algunos), te das cuenta de que a la mitad no se le ha dicho acerca
de algunos de los maravillosos y piadosos creyentes judíos en Jesús que han
guardado la fe en las buenas y en las malas. Qué vergüenza es que tales santos
hayan sido vilipendiados, ridiculizados y rechazados por nuestro pueblo como
apóstatas y mercenarios. Claramente, no fueron los creyentes judíos los que se
vieron empañados y no confiables; es la gente que los acusó tan falsamente que
han sido manchados.

Cerraré con un ejemplo final, el de Haham Ephraim. (Haham es la expresión


coloquial para "rabino" en ciertas comunidades judías orientales.) Nació en
Tiberíades en 1856, lo cual es importante cuando recuerdas que la mentira de
que los judíos creen en Jesús por el bien de la ganancia monetaria era mucho
más común. siglo que este siglo. (Por supuesto, es tristemente cierto que dichos
rumores siguen siendo bastante comunes en Israel hasta el día de hoy, pero esto
demuestra una sola cosa: ¡los viejos rumores se mueren duro!) Su nombre
completo era Ephraim ben Joseph Eliakim, y él era el hijo de un rabino de
Tiberia, llegando a ser reconocido como Haham y sirviendo como dayyan (un
juez rabínico). Además, se casó con la hija del rabino jefe.

Parecía que estaba preparado para la vida, espiritual, social e incluso


económicamente. Además, tenía una fuerte aversión al cristianismo, y como él
mismo notó más tarde, nunca "había permitido que su esposa o sus hijos se
acercaran al departamento de hospital de la Misión de la Iglesia de Escocia
[ubicada en su área en Tiberíades], sin importar cuán podría ser ". Sin embargo,
cuando comenzó a estudiar las profecías de nuestra Biblia hebrea, hablando
honestamente con el líder local de la mismísima Iglesia de Escocia, se convenció
sin lugar a dudas de que Jesús era nuestro Mesías, pero solo después de mucho
alma. búsqueda y agitación interna, pasando incontables horas con sus hermanos
rabinos, ninguno de los cuales pudo responder sus preguntas.

¿Qué "obtuvo" de su nueva fe? Por un lado, entabló una relación íntima con Dios
como nunca antes había conocido, disfrutando de una paz abundante hasta su
muerte a los setenta y cuatro años. Por otro lado, fue capturado y golpeado por
su propia gente, acusado falsamente de robo y confinado en una celda sucia, y
luego azotado y muerto de hambre, como resultado de lo cual tuvo problemas de
salud de por vida. Después de ser trasladado por la fuerza a una colonia judía en
el lago de Huleh -su nombre completamente renunciado por antiguos amigos y
compañeros- trabajó largas horas arduamente haciendo trabajos manuales en los
campos. Cuando finalmente regresó a Tiberíades, su esposa y sus hijos fueron
secuestrados.

WM Christie, un líder cristiano que conocía a Haham a lo largo de este período


de tiempo, en realidad escuchó a sus parientes y parientes políticos decir: "Si
hubiera sido un judío común, podríamos haberlo entendido. Pero que un rabino,
48
y uno de su posición, debería cambiar, por qué, nunca escuchamos algo así ".
¿ Le suena familiar?

Por supuesto, es posible que se pregunte: "Bueno, una vez que se supo que este
rabino, yerno del rabino en jefe, creyó en Jesús, debe haber hecho una fortuna
con su historia". ¡No es así! Durante años trabajó en Jerusalén como jornalero,
llevando piedras y mortero. Como Christie relata:

Su ingreso era el de un trabajador ordinario, pero nunca se quejó. Estaba


satisfecho con la vida y la vestimenta más simple, y cualquier cosa que pudiera
ahorrar de sus escasos recursos, solía ayudar a los pobres a quienes conocía a
través de su continuo testimonio del Evangelio. . . . Durante este tiempo entró en
contacto con los rabinos en Jerusalén, muchos de los cuales habían sido sus
discípulos en Tiberíades. Se turbaron y se enojaron al encontrarlo haciendo un
trabajo tan humilde, y le suplicaron: "Te suplicamos que tengas en cuenta tu
edad y que abandones este trabajo duro y mezquino y regreses con nosotros para
49
ser nuestro padre y jefe como eras antes . "

Él permaneció firme, a pesar de estas proposiciones. Eventualmente, fue


patrocinado por un grupo cristiano que le permitió dedicar todo su tiempo a
compartir su fe con su pueblo, lo que dio como resultado algunos frutos reales
(incluso entre algunos rabinos), junto con algunos ataques violentos, incluida la
lapidación ocasional por parte de él. compañeros judíos. Murió profundamente
agradecido a su Salvador y al Mesías, sin arrepentirse de su decisión por un
momento, a pesar de las dificultades que soportó.

Ejemplos como estos podrían multiplicarse, pero se ha dicho lo suficiente como


para aclarar las cosas. Es cierto que, especialmente en la Europa de los siglos
XVIII y XIX, donde el cristianismo cultural dominaba la sociedad, varios judíos
se "convirtieron" a la fe con el único propósito de obtener adelantos sociales o
económicos. Esto es similar a las situaciones que a veces existen hoy en día en
los círculos judíos ortodoxos, cuando, por ejemplo, un judío secular se volverá
observador para casarse con una mujer judía (recién observante). Pero esto, por
supuesto, no niega el hecho de que muchos judíos se vuelven observadores sin
motivos mixtos. De la misma manera, el hecho de que algunos judíos se
"convirtieron" al cristianismo con motivos falsos no niega el hecho de que
también se produjeron verdaderas conversiones.

Y cuando piensas en términos de una persona judía, especialmente un judío


religioso, convirtiéndose en un judío mesiánico, ¿qué motivación utilitaria
podría haber para tal acto? ¿Por qué ir contra la corriente y arriesgarse a perder
todo a menos que se conmueva por una convicción sincera? Como un querido
hombre ortodoxo me dijo una vez: "¿Por qué creer en Jesús? Ya es bastante
difícil ser judío en este mundo con todos los problemas que tenemos. ¿Por qué
pedir más problemas al creer en Jesús también? "Pero no puedo hacer otra cosa.
Yo sé que Yeshua es nuestro Mesías, y lo debe seguir y ser fieles a nuestro Dios
sin importar las consecuencias.

Por tu parte, vas a tener que luchar por el hecho de la mesianidad de Jesús para
ti, incluso si te cuesta todo. La decisión valdrá la pena. Richard Wurmbrand,
Haham Ephraim y una gran cantidad de otros creyentes judíos en Jesús que han
sufrido mucho por su fe agregarían un abundante "Amén".
1.14. Esos judíos religiosos que se convirtieron en seguidores de Jesús
siempre tuvieron la tendencia a extraviarse. Si estudias sus vidas, verás que
la mayoría de ellos desecharon sus valores y creencias tradicionales antes de
considerar tonterías como el cristianismo.

¿Quién te dijo eso? ¿Cuántas de estas personas has entrevistado? ¿Sabe usted
que muchos de los judíos religiosos que pusieron su fe en Jesús se sorprendieron
al enterarse de que él era el Mesías? Estaban viviendo estilos de vida
tradicionales y estaban muy en contra de cualquier cosa cristiana, pero no podían
resistir la verdad de las Escrituras, a pesar de las consecuencias de creer. En
cuanto a los judíos religiosos que empezaron a cuestionar sus tradiciones antes
de creer en Jesús, no hay nada de ilógico en esto. Encontraron problemas con sus
fundamentos espirituales y buscaron la verdad en otra parte.

Hubo muchos judíos religiosos que estaban contentos con sus tradiciones y
creencias antes de llegar a la conclusión ineludible de que Jesús es el Mesías,
decidieron seguirlo sin importar lo que sus maestros, compañeros o familia
dijeran.

En cuanto a aquellos judíos que, de hecho, cuestionaron sus tradiciones antes de


escuchar las buenas nuevas sobre Jesús el Mesías, me gustaría preguntarles algo:
¿qué hay de malo en cuestionar las propias tradiciones? No todas las tradiciones
son verdaderas. No todas las creencias son confiables. No todos los libros
sagrados son sagrados. ¿Por qué un estudiante honesto no debería pensar a través
de las cosas que le enseñan? ¿Es la fe judía tradicional tan frágil que no puede
resistir el escrutinio? ¿Se debe mantener a un adolescente judío ultraortodoxo en
un entorno tan aislado que no se le permita pensar por sí mismo? ¿Hay algo que
sus maestros le hayan estado ocultando o su fe resistirá la prueba? ¿Es el
atractivo del Nuevo Testamento tan fuerte y el poder del Talmud tan débil?
Una cosa es educar a nuestros hijos de acuerdo con nuestras convicciones y
tratar de mantenerlos alejados de las influencias pecaminosas y contaminantes.
Otra cosa es que los padres ortodoxos les digan a sus hijos que si leen el Nuevo
50
Testamento, ¡no tendrán lugar en el mundo por venir! Muchos de los judíos
tradicionales que dejaron algunas de sus tradiciones nunca habrían estado
expuestos al mensaje del Evangelio si hubieran seguido viviendo en un estilo de
vida de yeshiva enclaustrado. Fueron sus mentes honestas e inquisitivas y sus
preguntas de búsqueda, preguntas que a menudo no recibían respuesta de sus
maestros tradicionales, lo que les ayudó a tener un verdadero conocimiento de
Dios y del Mesías. Mantener a las personas alejadas de la indagación honesta
nunca es saludable.

En 1987, invité a un líder antimisionero de Monsey, Nueva York, a venir a


Maryland para un debate público. Este rabino era muy conocido a través de su
programa de televisión por cable y columnas de periódicos, y había afirmado
que ningún judío mesiánico lo discutiría alguna vez. Fue en respuesta a su
reclamo que ofrecí debatirlo públicamente en el área de Baltimore, garantizando
que tendría al menos trescientos judíos mesiánicos en la audiencia. También le
dije que al día siguiente podría dirigirse a una clase de mis mejores estudiantes
universitarios y de posgrado. Se le permitiría hablar con ellos sin refutación de
mí. Todo lo que le pedí fue que también hiciera conocer el debate a la
comunidad ortodoxa, para que pudieran escuchar a ambas partes. A pesar de toda
su retórica, rechazó la oferta, alegando que alejaría a los judíos tradicionales del
estudio de la Torá,

Estaba completamente dispuesto a que la comunidad judía mesiánica local


escuchara a este rabino muy fuerte y educado que hace todo lo posible para
convencerlos de que Yeshua no era el Mesías. Sabía que la verdad estaba de
nuestro lado y teníamos respuestas sólidas para cada pregunta que planteaba. Sin
embargo, temía que pudiera plantar una semilla de duda en las mentes de su
circunscripción acerca de su propia fe.
Hasta el día de hoy, nuestro ministerio (llamado Ministerios del CIE,
representando a Israel, la Iglesia y las Naciones) distribuye activamente audio y
video sin editar de debates que hemos tenido con destacados rabinos y
antimisioneros, alentando a las personas a escuchar las dos caras del cuestiones.
51
No tenemos nada que temer. No creemos en el lavado de cerebro (al contrario
de lo que alguna persona desinformada pueda haberte dicho), ni necesitamos
depender de la presión ejercida por los compañeros. Estamos seguros de que si
una persona judía busca seria y honestamente a Dios y su verdad, él los
encontrará. ¿Es la búsqueda abierta de la verdad una virtud o un vicio?

Se reveló recientemente que los niños musulmanes en ciertas escuelas estrictas


en Pakistán se mantuvieron encadenados, aparentemente para protegerlos del
mal, influencias externas. La práctica fue tan dura que incluso ofendió a algunos
líderes musulmanes locales. Ahora bien, ¿qué pasaría si algunos de esos niños
crecieran con preguntas religiosas, y cuando tuvieran la oportunidad,
comenzaran a buscar respuestas a esas preguntas? ¿Qué pasaría si finalmente
vieran que el Corán no era, de hecho, verdad divina, y en su lugar comenzaron a
leer las Escrituras? ¿Esto sería incorrecto? ¿No sería su lucha espiritual y su
odisea religiosa para su bien último?

¿Eres una reforma o judío conservador? Si es así, ¿te das cuenta de que la única
razón por la cual tales ramas del judaísmo existen es porque hace varias
generaciones algunos judíos tradicionales comenzaron a cuestionar aspectos de
lo que se les enseñó, llegando a ser los líderes de una nueva expresión del
judaísmo? (Lo mismo podría decirse del judaísmo jasídico, véase 1.13.)
Deténgase un momento y piense. Solo puede hacerte bien.

1.15. Los misioneros como tú se enfocan en los enfermos, los ancianos, los
ignorantes, los jóvenes y los desinformados.
En realidad, no nos enfocamos en ningún grupo en particular, aunque muchos de
nosotros estamos especialmente interesados ​​en tener intercambios con rabinos y
judíos religiosos cada vez que tenemos la oportunidad, y apreciamos
especialmente la interacción con judíos bien informados. Sin embargo, no
sostendremos las buenas nuevas sobre el Mesías de cualquier persona, joven o
anciana, sana o enferma. Todos deben saber acerca de la misericordia de Dios
que está disponible a través del arrepentimiento y la fe. En cuanto a aquellos que
han vivido toda su vida sin el conocimiento del Mesías y ahora están a punto de
morir por la enfermedad o la vejez, ¿no es justo llegar a ellos? Este es el
momento en que muchos de ellos finalmente están reflexionando seriamente
sobre el significado de la vida y su relación con Dios. ¿Es correcto descuidarlos?

Algunos anti-misioneros se especializan en el rumor de propagar denuncias


infundadas, a menudo viciosas sobre los creyentes judíos en Jesús, y no se
52
detienen incluso cuando saben la verdad. También se deleitan en llamar a cada
judío creyente en Jesús un "misionero", y tampoco lo dicen como un cumplido.
Desafortunadamente, estos cuentos se filtran a la comunidad judía en general,
por lo que cuando los escuchan, piensan que debe haber algo de credibilidad en
ellos. Es hora de dejar estos rumores para descansar. Los hechos son los
siguientes:

1. No existe tal cosa como dirigirse a grupos específicos. Los creyentes judíos en
Jesús están formados por jóvenes y ancianos, ricos y pobres, casados ​​y solteros.
No todos somos parte de un grupo organizado (más que los judíos
estadounidenses, en general, somos parte de un grupo organizado), ni tenemos
algún tipo de programa sistemático y estandarizado de evangelismo que todos
sigamos.
2. Debido a que estamos entusiasmados con nuestra fe, a menudo hablamos
libremente con aquellos con quienes tenemos contacto, por lo que los estudiantes
hablan con los estudiantes, las amas de casa hablan con las amas de casa, los
hombres de negocios les hablan a los hombres de negocios. Esta es la forma
principal en que se difunde nuestra fe.

3. Es común ver a creyentes judíos en Jesús activos en los campus universitarios.


Esto, sin embargo, es la norma para muchos grupos religiosos y organizaciones.
El grupo tradicional judío llamado Hillel se encuentra en los campus de toda
América, al igual que el grupo católico que lleva el nombre del Cardenal
Newman y el grupo evangélico conocido como InterVarsity Christian
Fellowship. También puede encontrar grupos budistas, grupos Hare Krishna,
grupos de Nueva Era y muchos otros grupos religiosos en los campus. Los
estudiantes hacen muchas preguntas en este momento formativo de sus vidas.
Están pensando en los principales problemas de la vida y buscando una
interacción seria. Es por eso que grupos como los jasidim Lubavitch a menudo
tienen rabinos del campus involucrados con estudiantes judíos. Si es correcto
para ellos tener presencia en nuestros colegios y universidades,

4. En cuanto a los ancianos, incluso si tuviéramos algún tipo de alcance


universal y organizado (lo cual no hacemos), es absurdo sugerir que nos
enfoquemos en particular en ellos. tener queAlguna vez has tratado de cambiar
el pensamiento de una persona mayor? Sin embargo, algunos de ellos solo
piensan en el propósito de la vida y en la realidad de la muerte cuando están en
sus últimos días, y solo entonces están dispuestos a hablar en serio sobre estos
temas. Además, todos los que tenemos padres que no creen, hacemos todo lo
posible para compartir nuestra fe con ellos antes de que sea demasiado tarde,
antes de que pasen el punto de no retorno solo para descubrir que su rechazo al
Mesías estaba equivocado. ¿Deberíamos dejarlos morir en la oscuridad? Y no se
olvide de que los ministros de todas las tendencias, rabinos, sacerdotes y
pastores por igual, son llamados por amigos y parientes para visitar a padres,
tías, tíos, etc., enfermos o moribundos. Muchas veces, los ancianos en nuestra
sociedad se dejan sufrir solos, separados de sus seres queridos mientras se
consumen en hospitales o residencias de ancianos.
Hay un último punto que debería hacerse. La falsa acusación de que nos
enfocamos en los jóvenes y los desinformados se vuelve aún más irónica cuando
te das cuenta de que se puede argumentar que es el judaísmo tradicional el que
se dirige especialmente a los jóvenes y los desinformados. ¿Los grupos
"misioneros" como Lubavitch no pasan mucho tiempo acercándose a los jóvenes
judíos "ignorantes" que se criaron en hogares no notorios? Puedo decirles
personalmente que los rabinos de Lubavitch, hombres muy amables y sinceros,
estuvieron dispuestos a pasar horas conmigo antes de conocer hebreo y de haber
hecho algún estudio rabínico, pero se negaron a estudiar conmigo una vez que
me establecí en mi aprendizaje. (Dijeron que tenían miedo de utilizar mis
estudios contra ellos, o que yo influenciaría secretamente a otros en el grupo).

Las estadísticas muestran que un gran porcentaje de ba'alei teshuvah (judíos que
se vuelven tradicionales) son jóvenes, a menudo universitarios, y la mayoría de
ellos se han convertido en ba'alei teshuvah por la influencia de otros judíos
tradicionales (rabinos universitarios, grupos de alcance de Lubavitch, y yeshivas
53
especializadas). Otras encuestas indican que un porcentaje mucho mayor de
54
mujeres se vuelven observadoras que los hombres. ¿Esto luego es una
acusación al judaísmo tradicional? ¿Significa que el judaísmo tradicional se
aprovecha de jóvenes desinformados y mujeres vulnerables? (¡Mi estereotipo
exagerado es intencional!)

En realidad, ni el judaísmo tradicional ni el judaísmo mesiánico se dirigen a


ningún grupo en particular. Es más probable que las personas realicen cambios
importantes en sus años más jóvenes, por lo que es natural que el mayor grupo
de conversos (ya sea al judaísmo tradicional o al judaísmo mesiánico) provenga
de judíos entre la mitad de la adolescencia y los primeros años de la veintena, y
parece ser algunas razones sociológicas del alto porcentaje de mujeres ba'alei
teshuvá. Por lo tanto, la objeción sobre el alcance focalizado es inexacta y falsa.
1.16. No soy una persona muy religiosa, pero ciertamente no soy una mala
persona. Básicamente soy una buena persona normal, a mitad de camino.

¿De acuerdo a qué estándares? ¿Sabía que la Biblia hebrea ni siquiera reconoce a
una clase de personas "no demasiado buena ni tan mala"? Eres un pecador o eres
justo, un siervo del Señor o un transgresor.

El Talmud reconoce tres clases de humanidad: los justos, los malvados y el


promedio (literalmente, "entre, en el medio", en hebreo benoni (pronunciado
bey-no-nee); ver, por ejemplo, B. Rosh Hashaná 16b) . La Biblia no reconoce
esta clase "intermedia".

Mire en la Torá: hay bendiciones para la obediencia y maldiciones para la


desobediencia, sin nada en el medio. Mire en los Salmos: Hay personas justas y
malvadas, sin personas en el medio de la carretera. Mire en Proverbios: Hay
tontos y hay sabios. ¡Eso es! Y mire en Daniel 12: 2: Hay quienes son criados
para la vida eterna y aquellos que son criados para la vergüenza eterna, en otras
palabras, el cielo o el infierno (1.10-1.11). ¿Dónde encajas?

Cuando la inundación llegó en los días de Noé, solo se perdonaron ocho


personas. ¿Dónde estaban todas las personas de la mitad de la carretera,
básicamente buenas? A lo largo de las Escrituras, los que no son religiosos -los
que no tomaron en serio a Dios y su Palabra- fueron juzgados por él como
pecadores. ¿Por qué deberías ser diferente?

Desafortunadamente, tendemos a justificarnos, pronunciándonos bastante bien


en comparación con los demás. Entonces el ladrón es bastante bueno en
comparación con el asesino, y el que alguna vez asesinó es bastante bueno en
comparación con el asesino en serie.

Una vez, mi esposa, Nancy, tuvo que ir a la corte debido a un problema con las
matrículas de su vehículo. Nos habíamos mudado a otro estado, y supusimos que
los platos eran buenos durante un año después del registro, ya que habían estado
donde vivíamos anteriormente. Descubrimos que ese no era el caso, aunque
nunca recibimos un aviso por correo. En el tribunal, Nancy esperó a que se
convocara a toda clase de cargos, incluido el acoso y el desacato a la corte, pero
la mayoría de las violaciones fueron por infracciones como DWI (Conducir
estando intoxicado).

Un hombre se puso de pie y, suplicando indulgencia, le dijo al juez: "Pero señor,


tengo un buen historial de manejo". El juez respondió: "¿De qué estás hablando?
Mire todas estas violaciones, "procediendo a enumerar muchas infracciones de
manejo. "Pero", dijo el hombre, "¡nunca he sido arrestado por DWI!" ¿No es así
como somos? "No soy tan malo como el próximo tipo" o, "según mis criterios,
que tienden a cambiar según la conveniencia, ¡soy una persona muy buena!"

Es por una buena razón que el Libro de los Proverbios dice: "Todos los caminos
del hombre le parecen correctos, pero el SEÑOR pesa el corazón". . . . Todos los
caminos de un hombre le parecen inocentes, pero el SEÑOR pesa los motivos. . .
. Hay un camino que parece correcto para un hombre, pero al final lleva a la
muerte "(Prov. 21: 2; 16: 2; 14:12).

Tenga en cuenta que no juega el papel de juez y jurado en el juicio de su propia


vida. Es muy fácil absolverte, mientras que el Señor puede declararte culpable.
¿Cómo crees que te calificaría como judío y como ser humano? ¿Con qué
estándar? Los judíos irreligiosos son condenados por su descuido de la ley; los
judíos religiosos son conscientes de sus fallas y pecados. Es mejor que se
asegure de saber cómo recibir el perdón de los pecados y cómo vivir una vida
que el Señor Todopoderoso acepte. Esto no es nada para tomar a la ligera.

Hace muchos años, Billy Graham apareció en el Tonight Show con Johnny
Carson. Mientras los dos hablaban, Carson dijo, un poco en tono de disculpa,
"Sabes, ni siquiera puedo citar todos los Diez Mandamientos". El Dr. Graham
respondió gentil pero firmemente: "Sí, pero los has roto todos". ¿Esto aplica para
ti?

1.17. Si Jesús realmente es el Mesías, ¿por qué hay tantas objeciones?

El número de objeciones que existe no es importante, ya que hay respuestas


sólidas para todas y cada una de las objeciones, y en realidad, hay muchos más
argumentos para la mesianidad de Jesús que contra ella. De hecho, tomaría
cientos de libros documentar las diversas pruebas. Pero incluso si hubiera más
argumentos judíos contra Jesús que para él (y no hay), ¿qué probaría eso? La
mayoría de los judíos de hoy ni siquiera toman en serio los Diez Mandamientos.
¿Sus objeciones refutan la verdad de la Biblia o la ley de Dios?

Sería fácil darle pruebas de la profecía mesiánica, de la historia, de los milagros


contemporáneos, o de mi propia vida que apuntan claramente a la mesianidad de
Jesús, pero seamos honestos. La mayoría de los judíos de hoy -incluida la gran
mayoría de los rabinos reformistas y conservadores junto con los profesores y
eruditos judíos en general- ni siquiera creen que las Escrituras hebreas sean la
Palabra literal de Dios. Muchos de ellos no creen en el origen divino de la Torá o
la naturaleza vinculante de los Diez Mandamientos. Para la mayoría de los
judíos contemporáneos, por lo tanto, el problema real no es tanto creer en Jesús y
seguirlo, sino más bien creer verdaderamente en Dios y obedecerlo.
Lo único que nuestras objeciones a Moisés y los profetas -y Jesús- demuestran
es que como pueblo (incluido nuestro liderazgo religioso) tendemos a desviarnos
del camino de la verdad y la obediencia. Luchamos con Moisés y Aarón y
desdeñamos las palabras de los profetas. Incluso despreciamos la voz de Dios
mismo días después de que habló desde el Monte Sinaí. ¿Por qué debería ser tan
sorprendente que rechazamos al Mesías cuando vino? Tenemos un historial de
rechazo de los profetas y leyes de Dios desde el comienzo de nuestra historia
hasta ahora.

Solo piense: pocos días después de recibir los Diez Mandamientos en el Monte
Sinaí, rompimos el primer mandamiento y caímos en la adoración de ídolos. En
los años siguientes, a menudo hablamos sobre la lapidación de Moisés y Aarón,
el nombramiento de nuevos líderes y el regreso a Egipto. Caímos en todo tipo de
pecado sexual y prácticas paganas y regularmente desobedecimos y no creímos
al Señor. De hecho, de toda la generación que salió de la esclavitud en Egipto,
solo dos hombres llegaron a la Tierra Prometida. Esto es doloroso pero cierto.

Después de siglos de desobediencia y rebelión, así es como los autores bíblicos


resumieron las cosas:

El SEÑOR advirtió a Israel y a Judá a través de todos sus profetas y videntes:


"Apartaos de vuestros caminos perversos". Observa mis mandamientos y
decretos, de acuerdo con toda la Ley que ordené a tus padres que obedezcan y
que te entregué a través de mis siervos los profetas. "Pero ellos no escucharon y
fueron tan rígidos como sus padres, que no lo hicieron. confía en el SEÑOR su
Dios. Rechazaron sus decretos y el pacto que él había hecho con sus padres y las
advertencias que les había dado. Siguieron ídolos sin valor y se volvieron
inútiles. Ellos imitaron a las naciones a su alrededor, aunque el Señor les había
ordenado: "No hagas lo que ellos hacen", e hicieron las cosas que el Señor les
había prohibido que hicieran. Dejaron todos los mandamientos del SEÑOR su
Dios y se hicieron dos ídolos en forma de becerros, y un estanque de Asera. Se
inclinaron ante todos los ejércitos estelares y adoraron a Baal. Sacrificaron a sus
hijos e hijas en el fuego. Practicaron la adivinación y la hechicería, y se
vendieron para hacer lo malo ante los ojos del SEÑOR, provocándolo a ira.
Entonces el SEÑOR se enojó mucho con Israel y los quitó de su presencia.
Solamente quedó la tribu de Judá, e incluso Judá no guardó los mandamientos de
Jehová su Dios. Siguieron las prácticas que Israel había introducido. Por lo tanto,
el SEÑOR rechazó a todo el pueblo de Israel; él los afligió y los entregó en
manos de saqueadores, hasta que los empujó de su presencia. Entonces el
SEÑOR se enojó mucho con Israel y los quitó de su presencia. Solamente quedó
la tribu de Judá, e incluso Judá no guardó los mandamientos de Jehová su Dios.
Siguieron las prácticas que Israel había introducido. Por lo tanto, el SEÑOR
rechazó a todo el pueblo de Israel; él los afligió y los entregó en manos de
saqueadores, hasta que los empujó de su presencia. Entonces el SEÑOR se enojó
mucho con Israel y los quitó de su presencia. Solamente quedó la tribu de Judá, e
incluso Judá no guardó los mandamientos de Jehová su Dios. Siguieron las
prácticas que Israel había introducido. Por lo tanto, el SEÑOR rechazó a todo el
pueblo de Israel; él los afligió y los entregó en manos de saqueadores, hasta que
los empujó de su presencia.

2 Reyes 17: 13-20

A la luz de una historia como esta, ¿es de extrañar que no hayamos abrazado al
Mesías cuando él vino? ¿Es sorprendente que aún lo rechacemos hasta el día de
hoy? Si la mayoría de los judíos de todo el mundo hoy en día ni siquiera siguen a
Moisés (o simplemente ignoran lo que enseñó), ¿debería sorprendernos que la
mayoría de los judíos de hoy no sigan a Jesús (o simplemente ignoren quién era
él)? Debería parecer extraño para nosotros que los gentiles en general estén más
inclinados a poner su fe en Jesús que los judíos, a pesar de que a menudo tienen
que abandonar su religión familiar: hinduismo, budismo, islamismo, cristianismo
nominal, y frecuentemente sufren gran persecución o incluso martirio como
resultado?
Mira bien lo que el Señor le dijo al profeta Ezequiel:

Hijo de hombre, ve ahora a la casa de Israel y diles mis palabras a ellos. No te


están enviando a un pueblo de lenguaje oscuro y de lenguaje difícil, sino a la
casa de Israel, no a muchos pueblos de habla oscura y lenguaje difícil, cuyas
palabras no puedes entender. Seguramente si te hubiera enviado a ellos [en otras
palabras, a los gentiles], te habrían escuchado. Pero la casa de Israel no está
dispuesta a escucharte porque no están dispuestos a escucharme, porque toda la
casa de Israel está endurecida y obstinada.

Ezequiel 3: 4-7

Esta es toda una declaración. ¡Quizás el hecho de que los gentiles, más que los
judíos, hayan seguido históricamente a Jesús el judío es en realidad un
argumento importante a favor de que él sea el Mesías de Israel! Tal vez si más
de nosotros tomamos las palabras de Dios más en serio, también tomaremos más
en serio las palabras de su Mesías , ya que el Señor le dijo a su profeta: "Pero la
casa de Israel no está dispuesta a escucharte porque no quieren para escucharme
". ¿Esa es la raíz del problema?

Para usted que se clasificaría como un judío religioso, le pido que piense si las
tradiciones orales rabínicas, tan bellas como muchas de ellas, a veces han
oscurecido las palabras de Dios escritas en las Escrituras. ¿A qué le prestas más
55
atención, las palabras de Dios o las palabras de los hombres? ¿Estás seguro de
que estás escuchando al Señor? En cuanto a que Jesús es el Mesías, ¿las
numerosas objeciones a él con las que te criaron te hicieron difícil mirar honesta
y abiertamente la evidencia? Estas son preguntas que vale la pena considerar.
1.18. El cristianismo simplemente no funciona. No produce lo que promete.
En el fondo, sabes que lo que digo es verdad.

En realidad, lo contrario es cierto. Para hablar personalmente, he estado


desbordando con una bendición casi indescriptible desde que encontré una nueva
vida a través de Jesús, y puedo darte innumerables pruebas de que él es el
verdadero Mesías, que está vivo hoy, y que está trabajando en la tierra y en mi
vida. ¿Podría ser su tradición que no puede producir intimidad con Dios y la
seguridad de que sus pecados son perdonados? ¿Podría ser que en el fondo sabes
que lo que digo es verdad? De hecho, me gustaría hacerte una pregunta: ¿Cuál es
la clara evidencia de la presencia del Dios viviente en tu vida?

A través de los años, tuve el privilegio de hablar con creyentes judíos en Jesús
que fueron criados como ortodoxos o jasídicos o que incluso habían sido
ordenados como rabinos. Ellos testificaron la gran alegría que ahora tienen al
servir a Dios y a su Mesías, y hablaron de los maravillosos cambios que han
tenido lugar en sus vidas desde que pusieron su fe en Yeshua. Contrastaron
fuertemente su experiencia pasada como judíos tradicionales con su experiencia
actual como creyentes judíos en Jesús. ¡Las diferencias fueron pronunciadas!
Pasaron de ser leales, devotos, diligentes judíos que no tenían ningún sentido de
verdadera intimidad con Dios y sin una garantía definitiva de perdón de pecados
para ser judíos que ahora sirven a Dios por amor, disfrutando de una relación
cercana y personal con él. (Debo señalar que en la mayoría de los casos el
proceso de cambio en sus vidas generalmente comenzó con honestidad, estudio
intelectual de las Escrituras, conduciéndolas a una fe definida en Yeshua. En
otras palabras, esto no era solo una cuestión de sentimientos).

Mientras que a veces hablaban de la multa, amigos judíos sinceros y colegas que
habían tenido en el mundo tradicional (en otras palabras, no demonizaban a los
judíos religiosos y al judaísmo), rápidamente señalaron que a pesar de todo su
estudio y esfuerzo como los judíos tradicionales, siempre se quedaron cortos.
Las cosas cambiaron dramáticamente una vez que "nacieron de nuevo", y en vez
de convertirse en creyentes flojos y descuidados, fueron más celosos de
complacer al Señor.

Ahora, permítanme contrastar esto con cuatro ejemplos representativos tomados


de mis años de interacción con los judíos tradicionales. (Por cierto, hablo aquí de
mi interacción con los judíos tradicionales simplemente porque toman su
56
judaísmo más en serio que la mayoría de los demás judíos).

Primero, estaba Aaron, el estudiante de yeshiva. Pensando que había marcado el


número de una escuela judía diferente, me encontré hablando con un hombre
simpático de unos veinte años. Era un teshuvah ba'al , es decir, un judío que se
hizo religioso más tarde en la vida. Se hizo observador por dos razones: (1)
quería estar seguro de su lugar en el mundo venidero, y (2) quería tener una
relación con Dios en la que pudiera orar a su Padre celestial y que sus oraciones
fueran respondidas .

Pasaron los años, explicó, y se había convertido en un devoto estudiante del


Talmud, viviendo un estilo de vida muy tradicional, pero había dos problemas
que encontró en el camino: (1) De acuerdo con sus estudios, solo los super-
justos, como Moisés, podría estar seguro de su lugar en el mundo por venir. Por
lo demás, era cuestión de esperar la misericordia de Dios. ¿Por qué entonces, se
preguntaba, si se molestaba en guardar todos los mandamientos si era tan
dependiente de la misericordia de Dios ahora como lo era cuando no era
religioso? (2) De acuerdo con sus observaciones, las respuestas a la oración son
aparentemente aleatorias, llegando al observador y al no observador de todos
modos. Una vez más, pensó para sí mismo, ¿de qué sirve toda mi oración,
estudio y cumplimiento de las leyes?
Sí, su sincera confesión fue sorprendente y trágica. Pero aún más asombroso y
trágico fue esto: ¿dónde estaba su sentido de comunión con Dios? ¿Dónde estaba
su sentido de caminar con él, amarlo, adorarlo y disfrutarlo? (¡Sí, de acuerdo con
nuestras Escrituras, debemos disfrutar a Dios!) ¿Cómo podía saber que sus
creencias eran las correctas? Obviamente, no pudo.

En 1975, pasé un par de días con una familia Lubavitch en Brooklyn, asistiendo
a los servicios de Yom Kippur (Día de Expiación) con ellos. Cuando el padre y
yo hablábamos, apenas podía relacionarse con las preguntas que le hacía en
términos de su relación personal con Dios. Finalmente, cuando le pregunté por
qué vivía de la forma en que lo hizo, respondió (para mi sorpresa): "Es bastante
bueno. Mi abuelo vivía así, mi padre vivía así, y mis hijos vivirían así. ¡Eso fue
todo! Por supuesto, él podía ofrecerme todo tipo de razones intelectuales y
místicas para sus prácticas, pero nuestras orientaciones hacia Dios eran mundos
aparte. Tan increíblemente devoto como él era, apenas parecía tener la relación
amorosa de una novia con su novio, aunque así es como los antiguos rabinos
57
describieron la relación de Israel con su Dios.

Nuevamente, para mi asombro, encontré actitudes similares entre los otros


Lubavitchers con los que hablé durante mi estadía allí (incluidas muchas horas
de conversaciones antes y después de 1975). Intentaron con todas sus fuerzas, se
esforzaron con todas sus fuerzas, y fueron tan sinceros, pero no conocieron al
Señor. Nunca he olvidado esas conversaciones. ¡Qué contraste fue su experiencia
con las palabras del Señor en Jeremías 9: 23-24, donde somos llamados a un
conocimiento íntimo de Dios:

Esto es lo que dice el SEÑOR: "El sabio no se jacte de su sabiduría, ni el hombre


fuerte se jacte de su fuerza, ni el rico se jacte de sus riquezas, sino que el que
alardea se gloríe de esto, que me entiende y conoce. que yo soy el SEÑOR, que
ejerce la bondad, la justicia y la justicia en la tierra, porque en esto me deleito,
"declara el SEÑOR.
A principios de la década de 1990, pasé una tarde con otro judío jasídico en
Brooklyn. Era un pariente lejano de Yoel Teitelbaum, el fallecido Satmar Rebbe
(los Satmar son otro grupo jasídico, incluso más observador que Lubavitch).
Nuestra charla fue cordial y honesta, y encontré que era muy agradable y
también sabio. Comenzamos a discutir el tema de la expiación: Después de Iom
Kipur cada año, ¿estaba seguro de que sus pecados habían sido perdonados?
Después de sus horas de ayuno y sus innumerables oraciones de arrepentimiento,
¿ sabía que había sido limpiado? ¡No exactamente! En cambio, explicó que era
difícil para él estar seguro si se había arrepentido por completo , si su sinceridad
había sido total, si su conversión del pecado había sido completa, si erasincero
acerca de no querer cometer los mismos pecados otra vez.

Por supuesto, este tipo de introspección honesta era encomiable, pero su falta de
seguridad en el perdón era lamentable. Este querido hombre no conocía la
bienaventuranza de la que habló el salmista: "Bienaventurado aquel a quien se le
perdonan las transgresiones, cuyos pecados se cubren". Bienaventurado el
hombre cuyo pecado Jehová no cuenta contra él, y en cuyo espíritu no hay
engaño "(Salmo 32: 1-2). Tampoco eran reales para él las promesas de la Torá
relacionadas con el Día de la Expiación (las promesas que se basaban en los
sacrificios de sangre apropiados que se ofrecen junto con el arrepentimiento):

Esta será una ordenanza duradera para ti: el décimo día del séptimo mes debes
negarte a ti mismo y no hacer ningún trabajo, ya sea nacido en el país o un
extranjero que viva entre ti, porque en este día habrá expiación por ti, para
limpiarte Entonces, ante el Señor, serás limpio de todos tus pecados.

Levítico 16: 29-30

Haga su propia encuesta aleatoria de diez o veinte creyentes judíos en Jesús y


pregúnteles cuál ha sido su experiencia en cuanto a la seguridad del perdón, la
eliminación de la culpa y una nueva habilidad para romper con los hábitos
pecaminosos. ¡Tendrás problemas para restringir su entusiasmo! Pregúntales si
saben que han sido limpiados y si saben que están limpios.

"Pero", dices, "no sé si puedo creerles". ¡Quizás lo estén inventando!

En realidad, esosería difícil de creer ¿Por qué en el mundo inventarían a


sabiendas una historia en la que basaron sus propias vidas? ¿Por qué se
entregarían a algo que saben que no es verdad? ¿Por qué muchos de ellos
tomarían decisiones personales difíciles (a menudo con un gran sacrificio
personal, ver más arriba, 1.12-1.14) para seguir un sistema que realmente no
entregaba los bienes, y luego mentirles para tratar de reclutarlo también?
Honestamente, les digo que nosotros que hemos puesto nuestra fe en Yeshua,
tanto judíos como gentiles, hemos sido gloriosamente transformados, y
caminamos en maravillosa comunión con nuestro Dios y Padre, "teniendo
nuestros corazones rociados para limpiarnos de un culpable". conciencia y lavar
nuestros cuerpos con agua pura "(Hebreos 10:22). Es por esta razón que
podemos "acercarnos a Dios con un corazón sincero con plena seguridad de fe"
(Hebreos 10:22). ¿Te atrae esa relación con el Señor? ¡Está disponible a través
del Mesías!

Esto me lleva a mi última ilustración. En septiembre de 1995, recibí una carta


altamente inusual de dieciséis páginas. Era de un judío ultraortodoxo que había
sido criado como un gentil en un hogar episcopal antes de convertirse al
judaísmo. Había escuchado una cinta de mi debate radiofónico de 1991 con la
rabina Tovia Singer y, mientras trabajaba como voluntario, el rabino Singer se
pegó un tiro en el pie con algunos de sus malos argumentos (en particular,
cuando malinterpretó la postura tradicional judía con respecto a los davídicos).
Mesías e Isaías 53), él quería desafiarme en mis puntos de vista con respecto a
58
Jesús. Lo llamé, y hablamos por un tiempo.
Aunque admitió que nunca había "nacido de nuevo" en su experiencia previa en
la iglesia, había sido serio acerca de su fe episcopal cuando era adolescente, lo
que lo llevó a investigar las raíces judías del cristianismo. Como resultado, se
convenció de que el judaísmo era la verdadera religión, y se convirtió, pasando
muchos años en el estudio de la yeshiva. ¿Fue su experiencia en el judaísmo lo
que esperaba? No exactamente. De hecho, me confesó que a menudo pasaba por
momentos de profunda oscuridad espiritual.

Luego comenzó a hablarme de su esposa, con quien pronto hablé. Ella era judía
pero había crecido en una familia de cristianos judíos comprometidos. A través
de su propio estudio, junto con un sentimiento de paz inusual que experimentó al
quedarse con una familia judía tradicional un sábado, se volvió tradicional,
finalmente conoció y se casó con su ahora muy observante esposo. Ella trabajó
arduamente para llevar a los creyentes judíos en Jesús al judaísmo tradicional y
fue bastante firme en sus convicciones mientras hablábamos.

Sin embargo, dado que ella había planteado un problema de su experiencia


inicial del sábado, tuve que preguntarle sobre su caminar continuo con el Señor.
¿Su respuesta? Ella tuvo que admitir que su experiencia con Dios como cristiano
a menudo había sido más brillante y más vibrante que su experiencia con él
como judío tradicional. (Esto me recuerda las confesiones sinceras de dos
mujeres judías que una vez habían sido creyentes en Jesús, luego se convirtieron
en judíos muy observadores, solo para regresar al final a su fe en Yeshua. Ambos
me contaron sobre la agonía interior que sintieron ... y de la que nunca podrían
escapar por completo, cuando negaron a Jesús durante sus años en el judaísmo
ortodoxo. Algo siempre los estaba atormentando). ¿Qué le diría un judío
mesiánico observador de la Torá a esta querida y equivocada mujer? ¡Puedes
tener a Yeshua, que es el Señor del Sábado, y el Sábado también! Puedes
caminar con luz real, verdad y realización. No es / o tampoco
Desafortunadamente, por el momento, no podía ver esto.
Por supuesto, puede leer estos relatos y pensar: "Estoy seguro de que puedo
encontrar un judío religioso que afirme tener una relación maravillosa con Dios,
junto con un judío mesiánico que admitirá sus profundas frustraciones
espirituales". ¡Estoy de acuerdo! Hay excepciones a cada regla, y hay cierta
subjetividad a las experiencias individuales de las personas. Además, nunca se
sabe exactamente qué sucedió en la vida de una persona determinada.

Por ejemplo, un judío que una vez creyó en Jesús pudo haber tenido una disputa
personal con alguien en su congregación, amargándose. Muy pronto, sus malos
sentimientos y desilusión se convirtieron en una acusación inconsciente contra
Jesús. ¡Él desechó su fe en el Mesías porque alguien lo rechazó! (Sé de al menos
un caso en el que un judío débil y creyente en Jesús se volvió contra la fe porque
no se le dio un lugar prominente en la congregación y su orgullo fue herido.
Estoy seguro de que podría darme algunos ejemplos de débil ba'alei
teshuváquien dejó la Ortodoxia porque la persona con la que querían casarse los
marginó, y así sucesivamente.) Es posible que otros judíos hayan oído hablar de
Jesús a través de una versión contemporánea del cristianismo, hecha para la
televisión, que era tan superficial que sus resultados solo eran profundos.
Presentaba una cristiandad falsa y exagerada que tarde o temprano iba a
decepcionar. (¡Cuanto antes, mejor, en mi opinión!) Sí, es posible que encuentres
a algunos judíos mesiánicos descontentos (o ex mesiánicos) por ahí.

Además, muchos de los que hemos sido transformados a través de la muerte y la


resurrección del Mesías estamos hambrientos de más de Dios: caminar aún más
cerca de él, adorarlo y adorarlo y conocerlo aún más. Esto, sin embargo, es un
hambre saludable, no una admisión de vacío o fracaso. Este es el tipo de anhelo
amoroso que experimentan los recién casados ​​cuando están separados incluso
por unas pocas horas. ¡No pueden esperar a verse nuevamente! Así es como nos
sentimos hacia nuestro Mesías. Simplemente no podemos tener suficiente de él.
Así es como nos sentimos hacia nuestro Dios. Nos encanta pasar tiempo con él y
obedecer sus órdenes. En contraste con lo que normalmente escucharás de un
judío tradicional promedio, si investigas a estos hambrientos creyentes judíos,
ellos te hablarán de su vibrante relación con el Señor.
Por supuesto, tenemos nuestros altibajos, nuestras luchas y frustraciones,
nuestras pruebas y pruebas, nuestros buenos y malos tiempos. Pero les digo sin
ninguna exageración o exageración, conocer a Jesús el Mesías y tener a Dios
como mi Padre es lo más maravilloso que podría imaginar, en este mundo o en el
mundo por venir.

No solo tome mi palabra por todo esto; haz tu propia encuesta Hable con tantos
judíos tradicionales y judíos mesiánicos como le sea posible. (No les digas por
qué estás haciendo tus preguntas, solo pruébalas por respuestas honestas. Si
puedes hablar con algunos cristianos gentiles nacidos de nuevo también, hazlo).
Verás que lo que digo es absolutamente cierto Entonces, solo actúa sobre la
verdad que encuentres. Te unirás a multitudes de judíos y gentiles que han sido
limpiados de sus pecados, librados de todos los vicios imaginables (del orgullo
pecaminoso a la perversión sexual, de la ira incontrolada al adulterio
desenfrenado), curados de todos los trastornos físicos y mentales concebibles
(desde la ceguera hasta bulimia, del SIDA a la artritis), y que ahora tienen paz
con Dios a través de Jesús el Mesías. La puerta sigue abierta para ti.

1.19. Ustedes misioneros siempre usan los mismos viejos argumentos y


pruebas. ¡Tu fe no puede ser muy profunda!

Para ser honesto, me he aburrido un poco con los argumentos estándar de los
antimisioneros. Nuevo o viejo, sin embargo, la verdad es la verdad. No
necesitamos presentar nuevas y novedosas pruebas del mesianismo de Jesús más
de lo que necesitamos presentar nuevas y novedosas pruebas de la existencia de
Dios. Lo que túlo que hay que hacer es examinar cuidadosamente la evidencia.
Creo que descubrirá que hay mucho más en nuestra posición de lo que nunca
había imaginado, y mientras continuamos estudiando y aprovechando la rica
mina de la verdad bíblica, estamos más que felices de proporcionarle más
argumentos y pruebas. Por ahora, te he proporcionado algunos alimentos reales
para pensar. Lee, estudia, reflexiona y ora. Como el Mesías le dijo a los
antepasados ​​judíos que creían en él: "Si se aferran a mi enseñanza, en realidad
son mis discípulos. Entonces sabrán la verdad, y la verdad los hará libres "(Juan
8: 31-32). Es hora de que experimentes esa libertad por ti mismo.
PARTE 2

HISTÓRICO

OBJECIONES
2.1. Si Jesús es realmente el Mesías, ¿por qué no hay paz en la tierra?

De acuerdo con el horario bíblico, las cosas están conforme a lo programado, y


Jesús ha estado haciendo todo lo que se esperaba que hiciera el Mesías hasta este
punto. El problema es que tienes una comprensión incompleta de la imagen
bíblica del Mesías. Según el profeta Malaquías, el Mesías traería purificación y
purga antes de que traiga la paz. Ejecutaría juicio antes de establecer la justicia.
Muchos no podrían soportar las consecuencias de su venida. ¡Esto está escrito en
nuestra Biblia hebrea! Para muchos de nuestra gente, su llegada sería una mala
noticia, no una buena noticia. Nuestras Escrituras también enseñan que el Mesías
debía ser un Rey sacerdotal, como David. Como sacerdote real, vino para hacer
expiación por los pecados y ofrecer perdón y reconciliación a Israel y las
naciones. Como Rey, su dominio se expande todos los días, mientras él gobierna
sobre aquellos que lo abrazan como el Mesías. Pronto regresará y establecerá su
reino en la tierra, destruyendo a los malvados y trayendo la paz mundial.
Entonces, ¿qué esperabas que fuera elel primer acto de la obra será en realidad
el acto final.

Si hay una objeción estándar a la mesianidad de Jesús, esta es, y en la superficie,


parece ser lógica: "El Mesías traerá paz a la tierra; Jesús no trajo paz a la tierra;
por lo tanto, Jesús no es el Mesías. "¿Podría algo ser más claro?

Por supuesto, podría responder a esta objeción con una pregunta: "¿Por qué
habría paz en la tierra si rechazáramos al Mesías, el portador de la paz?" (De
hecho, volveremos sobre este tema más adelante, ver más abajo, 2.6 .) Pero en
realidad hay un defecto grave en la premisa de la objeción: el razonamiento es
circular. Establece lo que quiere probar. En otras palabras, presupone que el
Mesías marcará el comienzo de una era de paz ("Eso es parte del concepto
mismo del Mesías"), y como Jesús no hizo esto literalmente en la tierra, está
descalificado de ser un legítimo Candidato mesiánico Lo que realmente se dice
es esto: "Según nuestra descripción del Mesías, no puede ser Jesús".

¿Pero quién dice que tu descripción es correcta? Ese es el quid del problema. De
hecho, las Escrituras hebreas nos dan una descripción mucho más amplia del
Mesías y la era mesiánica, y solo Jesús es el que cumple los requisitos. Por lo
tanto, desde una perspectiva bíblica,no es cierto decir que el único propósito del
Mesías era lograr la paz en la tierra. Eso es solo una parte del retrato bíblico. De
hecho, en ninguna parte de nuestras Escrituras dice explícitamente: "Cuando
venga el Mesías habrá paz en la tierra". Más bien, habla de una era de paz al
final de la era (véase Isaías 2: 1-4, sin cualquier mención de una figura
mesiánica allí), vinculando esto con el reinado de un descendiente de David, un
David mayor (véase, por ejemplo, Isaías 11), y es este glorioso Rey Davídico a
quien llamamos Mesías. La tradición judía, sin embargo, ha olvidado que este
Mesías davídico será como David, tanto sacerdotal como real, mientras que hay
otras profecías bíblicas importantes que hablan de los sufrimientos del Mesías y
de su muerte expiatoria en nuestro nombre (ver más abajo, así como las
discusión en vol. 3 que trata de las profecías mesiánicas). La conclusión es la
siguiente: El Mesías primero vino a hacer las paces entre Dios y el hombre,
trayendo la esperanza de la reconciliación y el perdón al mundo. Los efectos
finales de su primera venida lo llevarán a su regreso y a una era de paz completa
en la tierra.

Antes de considerar algunos versículos importantes de nuestra Biblia hebrea,


quiero compartir con ustedes una fascinante tradición talmúdica junto con una
interpretación aún más fascinante de esa tradición de los escritos del Gaón de
Vilna, el mejor erudito rabínico de los siglos XVIII al XIX. El Talmud dice: "El
mundo existirá seis mil años. Dos mil años de desolación [significado de Adán a
Abraham]; dos mil años de la Torá [es decir, desde Abraham hasta algún punto
alrededor del comienzo de la Era Común]; y dos mil años de la era Mesiánica
[aproximadamente los últimos dos mil años]; pero debido a que nuestras
iniquidades fueron muchas, todo esto se ha perdido "(es decir, el Mesías no vino
en el tiempo esperado, b Sanhedrín 97a-b). De acuerdo con esta conocida
tradición judía, ¡Se suponía que el Mesías vendría hace dos mil años! Según lo
explicado por Rashi, "Después de los 2000 años de la Torá, fue el decreto de
Dios que el Mesías vendría y el reino perverso llegaría a su fin y la subyugación
de Israel sería destruida". En cambio, debido a que los pecados de Israel fueron
muchos ". el Mesías no ha llegado hasta este día ", ahora dos mil años después.
Interesante, ¿no?

Echemos un vistazo más de cerca a las fechas reales involucradas. La mayoría de


los judíos tradicionales siguen la datación de Rashi, poniendo el tiempo esperado
de la llegada del Mesías aproximadamente al 240 dC Sin embargo, Rashi basó
sus cifras en un error cronológico significativo en la tradición talmúdica,
probablemente el error más famoso de su tipo en la literatura rabínica. ¡Es un
error de cálculo de casi doscientos años! Verá, cuando las Escrituras no eran
explícitas en los tiempos de citas y eventos, los rabinos tenían que depender de
otras fuentes y tradiciones para averiguar cuánto tiempo eran ciertos períodos, a
1
veces haciendo que estos períodos históricos fueran incorrectos. En el caso en
cuestión, creían que el Segundo Templo representaba solo 420 años, mientras
que se mantuvo durante aproximadamente 600 años. Ajustando los cálculos de
Rashi en aproximadamente 180 años, por lo tanto, nos encontramos en el mismo
siglo en que Yeshua llegó a nuestro pueblo. Él fue el que llegó en el siglo en el
que se esperaba al Mesías, antes de la destrucción del Segundo Templo, y esto
2
según una tradición rabínica .

Ahora, el Gaón de Vilna examinó una de las historias más oscuras del Talmud en
la que un famoso sabio, el rabino Yehoshua ben Chananyah, fue confrontado por
los ancianos de Atenas. Estos intelectuales griegos, que vivían a principios del
siglo II EC, le preguntaron al rabino Yehoshua: "¿Dónde está el punto medio del
mundo?" En respuesta, él levantó su dedo y dijo: "¡Aquí!" Cuando se le preguntó
para probar su punto, él pidió cuerdas y medida (b. Bechoroth 8b). ¿Qué
significa esto?

Según el Gaón, los ancianos atenienses conocían la tradición talmúdica que


acabamos de citar del Sanedrín 97a-b y discutían con el rabino Yehoshua que

the present should be the midpoint between the two productive eras of the world,
the eras of Torah and Mashiach. But obviously he has not come, for you Jews
have certainly not been redeemed. We have crushed you and turned you into a
nation of ruin, disaster, and despair. The “midpoint of the world” has manifestly
passed by and the Era of Mashiach has not begun. Why, then, do you persist in
hoping for his arrival? Why should he come in the future if he did not come at
his appointed hour? Is it not clear that the time for his arrival has passed you by
forever?3

El problema, según el Gaón de Vilna, era que los ancianos atenienses


desconocían otra tradición talmúdica que decía: "El hijo de David [es decir, el
Mesías] no vendrá hasta que todo el gobierno haya convertido en herejía" (b)
Sanhedrin 97a), interpretado en el sentido de que habría un alejamiento mundial
de Dios antes de que el Mesías estableciera su reino. Y entonces, el Gaon
explica,

Cuando los Ancianos preguntaron: "¿Dónde está el punto medio del mundo?", El
Rabino Yehoshua levantó el dedo y dijo: "¡Aquí!". Estaba diciendo que aunque
los judíos no habían merecido la venida del Mashíaj por sus obras, la Era de
Mashíaj sí llegó a su tiempo designado. En "el punto medio del mundo" Dios
comenzó a girar las ruedas de la historia para asegurar la llegada definitiva del
vástago de David. (p 149)

En otras palabras, Dios comenzó un proceso de entregar a la raza humana su


oscuridad espiritual y su pecado para finalmente llevarlo a un lugar donde "la
humanidad se dará cuenta de que la única forma de convertirse de nuevo en un
verdadero ser humano, un Dios- como estar lleno de sabiduría, amor, bondad y
un espíritu exaltado, es por la aceptación del dominio de Dios. Y cuando Dios
demuestre todo esto y el hombre lo reconozca, finalmente vendrá el Mashíaj "
(p.150).

¿Y cuándo comenzó este proceso? Fue "con el advenimiento del último tercio de
4.
la historia humana: la Era de Mashiach puede no ser aparente, pero es 'aquí'"
Sí, aunque el Mesías mismo no ha venido, la era mesiánica comenzó justo a
tiempo , solo que no de la manera que la mayoría estaba esperando.

¿Qué pasa con la solicitud del rabino Yehoshua para cuerdas y medidas? El
Gaón interpreta esto con referencia a 2 Samuel 8: 2, donde el Rey David midió a
los cautivos moabitas con cuerdas, matando a dos tercios de ellos y solo
ahorrando el último tercio (y ver Zacarías 13: 8-9, también se cita en la
discusión). Él lo explica,

Las cuerdas del Rey David son la medida de la historia humana. Los dos tercios
de la historia mundial que no eligieron reconocer el dominio de Dios se negaron
a elegir la vida. Pero el último tercio será dirigido hacia la vida eterna por una
Providencia que guiará a los judíos paso a paso hacia el reconocimiento de Dios.

¿Cuál es la base de su afirmación, preguntó a los Ancianos, que "aquí", en el


último tercio de la historia humana, la misericordia de Dios está en acción y
estamos en la Era de Mashíaj? Respondió el rabino Yehoshua: recuerda las
cuerdas del rey David y aprenderás las formas en que Dios dirige su mundo.
Ellos nos enseñan que Dios nunca abandonará su mundo, que en última instancia
5
se realizará el bien por el cual Dios lo creó.

Note nuevamente esas palabras "estamos en la Era de Mashiach", pronunciadas


hace más de mil ochocientos años. Sí, de acuerdo con la interpretación del Gaón
de Vilna de este relato talmúdico, la era mesiánica comenzó hace más de mil
ochocientos años. Cuando haces el ajuste por su error en la cronología (como se
señaló anteriormente con respecto a los cálculos de Rashi), él nos está diciendo
en efecto que la era mesiánica comenzó en el tiempo de Jesús.

Les recuerdo, por supuesto, que el Gaón de Vilna no creía en Jesús más de lo que
él creía que Mahoma fue el primer Papa (nótese también que con toda
probabilidad el Gaón no tenía una idea precisa de quién era Yeshua y qué hizo) .
Es sorprendente, sin embargo, que este gran erudito judío reconoció que la era
mesiánica en realidad comenzó en el momento señalado y que esta era fue la
primera vez de transición. Sombras de "cristianismo"! Las mayores diferencias
entre la posición del Gaón y la posición del cristianismo son las siguientes: (1)
El Gaón vio la presente, la edad de transición como una de universal, creciente
oscuridad y apostasía. Lo vemos como una era de creciente conciencia del
Mesías en medio de una gran oscuridad y apostasía. (2) Él creía que la era
mesiánica comenzó sinla venida del Mesías Creemos que comenzó con su
venida.

¿Es posible que el Mesías haya venido hace dos mil años, pero "porque nuestras
iniquidades fueron muchas", no lo reconocimos? ¿No es esta una posición más
lógica que la postulada por el Gaón de Vilna? De hecho, veremos en un
momento que esta posición no solo es más lógica sino que en realidad es más
bíblica, ya que según la Biblia hebrea, el Mesías debía llegar antes de que el
Segundo Templo fuera destruido, en otras palabras, más de mil novecientos hace
años que.

Curiosamente, el respetado erudito judío Abba Hillel Silver señaló que había una
gran expectativa entre nuestra gente de que el Mesías vendría "sobre el segundo
6
cuarto del primer siglo EC, porque el Milenio estaba cerca". Por lo tanto, de
acuerdo con Silver, "Cuando Jesús llegó a Galilea, 'difundiendo el evangelio del
Reino de Dios y diciendo que el tiempo se ha cumplido y que el reino de Dios
está cerca' [Marcos 1: 14-15], expresó la opinión universalmente sostenida de
que el año 5000 en el calendario de la Creación, que debe marcar el comienzo
.7
del sexto milenio, la edad del Reino de Dios, estaba cerca " Sin embargo,
cuando el Templo fue destruido en el año 70 EC, y cuando las esperanzas
mesiánicas que rodeaban al falso Mesías Simeón Bar Kojba fueron hechas trizas
en 135 EC, muchos de los rabinos Talmúdicos necesitaron descubrir por qué el
Mesías no había venido al lugar designado. tiempo, finalmente revisando su
cronología.

¿Cuál fue la solución a la que llegaron estos rabinos? Silver resume la respuesta
rabínica de la siguiente manera: "La era mesiánica en realidad ha comenzado con
la destrucción del Templo [es decir, en el 70 EC], pero antes de su desenlace
8
final pueden transcurrir 365 o 400 años o más." Silver sostiene que el único
camino para estos primeros rabinos para conciliar sus expectativas mesiánicas
con su opinión de que él no vino como se esperaba fue postular que la era
mesiánica en realidad se comenzará el tiempo de acuerdo con esta cronología en
el año 70 EC-pero podría ser varios siglos más antes de su conclusión. ¡Tonos de
la interpretación del Gaón de Vilna!

Una vez más, no es la posición judía mesiánica la que está defectuosa, sino la
posición rabínica que falta. Los judíos mesiánicos dicen que el Mesías cumplió a
tiempo y una de las señales de que nuestro pueblo no reconoció su venida fue
que el Templo, el lugar central de oración y sacrificio para nuestra nación, fue
destruido cuarenta años después de que se ofreció como sacrificio final por los
pecados El punto de vista rabínico sería que el Mesías no llegó a tiempo y que la
destrucción del Templo -dejando a nuestra gente sin un medio nacional de
expiación oficial- significó el comienzo de una era mesiánica sin un Mesías (el
tradicional Mesías judío todavía no Viene) y sin un reemplazo para el sistema
9
del Templo.
Aquí hay algunas tradiciones talmúdicas relacionadas que vale la pena
considerar sobre el tiempo y la naturaleza de la venida del Mesías.

El Talmud declara: "Si ellos [es decir, el pueblo de Israel] son ​​dignos [el Mesías]
vendrá 'con las nubes del cielo' [Dan. 7:13]; si no son dignos, 'humildes y
10
cabalgando sobre un asno' [Zac. 9: 9] "(b. Sanhedrín 98a). Justo unos días
antes de su muerte, Yeshua entró en Jerusalén montado en un asno, con las
multitudes que lo aclamaban como el Rey Mesías. Pero luego la gente se volvió
contra él. ¿Es posible que haya venido "humildemente y montado en un asno"
porque no fuimos dignos de su venida, y en el futuro, cuando lo reconozcamos
11
como el Mesías, él regresará en las nubes del cielo?

De acuerdo con b. Yoma 39b, Dios no aceptó los sacrificios que se ofrecieron en
el Día de la Expiación durante los últimos cuarenta años antes de la destrucción
del [Segundo] Templo (esto era conocido por el pueblo mediante una serie de
signos especiales, todos ellos resultó negativo durante esos cuarenta años, ver b.
Yoma 39a). El Templo fue destruido en el 70 EC, por lo tanto, de 30 a 70 EC, un
período de cuarenta años, los sacrificios anuales de expiación no fueron
aceptados. ¿Qué gran evento sucedió en el año 30? ¡Jesús fue rechazado y
clavado en una cruz! ¿Es posible que Dios ya no acepte los sacrificios de
expiación porque el Mesías se había ofrecido a sí mismo como el sacrificio
perfecto y final?

Aquí hay un texto rabínico más para pensar: "¿Por qué se destruyó el Segundo
Templo, viendo que las personas estaban comprometidas con la Torá,
[guardando] mandamientos, y [realizando] obras de caridad? Porque en ese
momento había odio sin causa "(b. Yoma 9b). Jesús mismo dijo que los líderes
de Israel lo habían odiado sin causa (Juan 15: 18-25). ¿Es posible que este fue el
gran pecado que llevó a la destrucción del templo, odiando al Mesías sin una
causa? Y fue desde el mismo año de su muerte, 30 EC, que los sacrificios de
expiación dejaron de ser aceptados.
Por supuesto, debemos recordar que en el Talmud, estas declaraciones se citan
solo como varias opiniones entre muchas, y ninguna de ellas es absolutamente
vinculante o definitiva. Sin embargo, estas tradiciones tuvieron su origen en
algún lugar, y no es difícil ver que conservan una creencia importante: se
esperaba que el Mesías viniera hace veinte siglos, pero sucedió algo terrible.
Toda persona judía, por lo tanto, debe hacer la pregunta: si hemos estado
esperando durante miles de años y todavía nuestro esperado Mesías no ha
venido, ¿es posible que hayamos estado esperando al Mesías equivocado? ¿Es
posible que hace veinte siglos el verdadero Mesías apareció y no lo
reconocimos? ¿Es posible que sin siquiera saberlo, el Talmud nos haya dejado
pistas que nos indiquen en esta misma dirección?

"Bueno, todo está bien y bien", podrías decir. "Y ciertamente es algo en lo que
pensar". Pero sigues enfatizando que lo que realmente importa es lo que dicen
las Escrituras hebreas, no lo que dicen las tradiciones judías. ¿Hay evidencia
clara en nuestra Biblia de que el Mesías vino hace dos mil años?
"¡Absolutamente! Vamos a ver.

Comenzaremos por juntar tres elementos poderosos de evidencia. La conclusión


es ineludible, especialmente a la luz de las tradiciones rabínicas que conservan la
memoria de que se esperaba al Mesías en los días del Segundo Templo.

Primero, veremos a Hageo 2: 6-9. Estos versículos se registraron en los días de


la construcción del Segundo Templo, en algún lugar en el último tercio del siglo
VI aC:

Esto es lo que el Señor Todopoderoso dice: "Dentro de un tiempo sacudiré una


vez más los cielos y la tierra, el mar y la tierra firme". Yo sacudiré a todas las
naciones, y vendrá lo deseado de todas las naciones, y llenaré esta casa de gloria
", dice el Señor Todopoderoso. "La plata es mía y el oro es mío", declara el
Señor Todopoderoso. "La gloria de esta casa presente será mayor que la gloria de
la casa anterior", dice el Señor Todopoderoso. "Y en este lugar daré paz", declara
el Señor Todopoderoso.

Los rabinos lucharon con estos versículos y preguntaron: "¿De qué manera fue la
gloria del Segundo Templo mayor que la gloria del Primer Templo?" Verán,
aunque los reyes persas ayudaron a financiar la reconstrucción inicial de este
Templo, y aunque Herodes elaboradamente embellecido unos quinientos años
después, cumpliendo las palabras de Dios de que la plata y el oro eran suyos,
algunos rabinos se dieron cuenta de que la "gloria" del Templo significaba más
que un espléndido edificio. Esto es especialmente claro cuando pensamos en el
relato bíblico de la dedicación del Primer Templo, una dedicación marcada por la
gloria del Señor:

Los sacerdotes no pudieron realizar su servicio a causa de la nube, porque la


gloria de Jehová llenó el templo de Dios. . . . Cuando Salomón terminó de orar,
descendió fuego del cielo y consumió el holocausto y los sacrificios, y la gloria
de Jehová llenó el templo. Los sacerdotes no podían entrar en el templo de
Jehová porque la gloria de Jehová lo había llenado . Cuando todos los hijos de
Israel vieron descender el fuego y la gloria de Jehová sobre el templo, se
arrodillaron en la acera con la cara hacia tierra, y adoraron y dieron gracias a
Jehová, diciendo: "Él es bueno; su amor perdura para siempre ".

2 Crónicas 5:14; 7: 1-3; cf. también Éxodo 40: 34-35,


donde tuvo lugar una escena casi idéntica y el Señor llenó
el tabernáculo con su gloria, lo que significa su presencia manifiesta

¿Dónde estaba esta gloria en la dedicación del Segundo Templo? ¡No estaba a la
vista! De hecho, los rabinos notaron que faltaban por lo menos cinco elementos
importantes del Segundo Templo que estaban presentes en el Primer Templo: el
arca con el propiciatorio y los querubines; el fuego (divino) (véase
inmediatamente arriba, 2 Cr. 7: 1); el Shekhinah; El espíritu santo; y el Urim y
Thummim (nacido en Yoma 21b). Por lo tanto, debe preguntarse de qué manera
la gloria del Segundo Templo fue mayor que la gloria del Primer Templo. Las
respuestas estándar dadas por los principales comentaristas rabínicos son: (1) el
Segundo Templo se mantuvo durante un período de tiempo más largo que el
Primer Templo, o (2) el Segundo Templo, como embellecido por Herodes, era un
12
edificio más espléndido. Ninguna de estas respuestas, sin embargo, es
satisfactoria a la luz de la impresionante presencia de la gloria de Dios que
marcó la dedicación del Primer Templo.

Además de esto, el Señor declaró en Hageo 2: 9 que en el Segundo Templo


concedería la paz. Sin embargo, aunque hubo varias épocas pacíficas durante los
días de ese Templo, su historia general estuvo marcada por la guerra y la
13
agitación, mucho más que el Primer Templo. ¿Cómo, entonces, era este
Templo especialmente marcado por la "paz", y, más importante aún, cómo era su
gloria para superar la gloria del Primer Templo? Para responder a estas
preguntas, pasamos a la siguiente pieza de evidencia profética, proveniente del
Libro de Malaquías, escrita alrededor del 400 a. C. (es decir, menos de 150 años
después de la reconstrucción del Segundo Templo). Aquí tenemos una
declaración más explícita: habría una visita divina en el Segundo Templo, y para
muchos de nosotros sería una mala noticia, no una buena noticia, un momento de
juicio en lugar de alegría.

Tal como aparece en la New Jewish Publication Society Version, Malaquías 3: 1-


5 dice:

He aquí, envío a Mi mensajero para limpiar el camino delante de Mí, y el Señor


a quien tú busques vendrá a Su Templo de repente. En cuanto al ángel del pacto
que deseas, él ya viene. Pero, ¿quién puede soportar el día de su venida y quién
puede resistir cuando aparezca? Porque él es como el fuego de una fundición y
como la lejía de Fuller. Él actuará como una fundición y purgador de plata; y él
purificará a los descendientes de Leví y los refinará como oro y plata, para que
presenten ofrendas en justicia. Entonces las ofrendas de Judá y de Jerusalén
agradarán a Jehová como en los días de antaño y en los años de antaño. Pero
[primero] daré un paso adelante para contestar contra ti, y actuaré como un
acusador implacable contra aquellos que no me temen: que practican la
hechicería, que cometen adulterio, que juran falsamente,

Vemos en este pasaje que el Señor (en hebreo, ha'adon, siempre usado con
14
referencia a Dios en la Biblia hebrea cuando tiene el artículo definido),
precedido por su mensajero, visitaría el Segundo Templo, purificando algunos de
sus personas y juzgar a los demás. Es decir, habría una visita divina de gran
importancia que ocurriría en los días del Segundo Templo. ¿Cómo se entienden
estos versículos?

Según los famosos comentarios judíos medievales de Radak (David Kimchi) y


Metsudat David, "el Señor" se refiere al "Rey Mesías". Sin embargo, ninguno de
estos comentaristas tomó suficiente nota del hecho de que el Mesías iba a venir a
el templo que se levantó en los días de Malaquías (y nótese también que se lo
llama "su Templo"), indicando claramente la naturaleza divina del "Señor" del
que se habla aquí). Te pregunto, ¿sucedió esto? Si lo hizo, entonces el Mesías
debe haber venido antes de que el Templo fuera destruido en el 70 EC ; si no, la
15
Palabra de Dios ha fallado.

Después de revisar la profecía que acabamos de leer de Hageo 2, ahora podemos


armar dos grandes piezas del rompecabezas: La gloria del Segundo Templo sería
mayor que la gloria del Primer Templo porque el Señor mismo-en la persona del
16 -
Mesías ¡visitaría el Segundo Templo! Y en este lugar él concedería la paz
porque el Mesías, llamado "el Príncipe de la Paz", vendría allí en persona y
17
abriría el camino para la paz y la reconciliación entre Dios y el hombre.

"Pero", te opones, "pensé que dijiste que el Mesías no vino principalmente para
traer paz durante su llamada 'primera venida'. Ahora pareces estar diciendo que
era una especie de pacificador ".

Esa es una buena observación! En realidad, aunque el propósito principal del


Mesías hace dos mil años no era establecer la paz en la tierra (véase también la
objeción 2.6, abajo), ya que sabía que sería rechazado como Rey en ese
momento, todavía se lo llama con razón Príncipe de Paz en las Escrituras ¿Cómo
es eso? Primero, él ofrece paz a todos los que lo abrazarán y se apartarán del
pecado; segundo, hace la paz entre pecadores hostiles y un Dios santo; y tercero,
él trae paz a su gente que lo sigue. Es su muerte sacrificial en la cruz lo que
finalmente conducirá a la paz mundial cuando regrese para establecer el reino de
18
Dios en la tierra. Es claro, entonces, que tenemos una explicación
perfectamente buena del significado de la profecía de Hageo (es decir, que en los
días del Segundo Templo Dios concedería la paz), ya que el mismo Mesías visitó
allí y ofreció la paz a todos los que oirían su voz. Para aquellos que dicen que el
Mesías no vino al Segundo Templo, ¿dónde estaba el shalom , la paz prometida?
19

Ahora volvemos a nuestra tercera pieza de evidencia, que se encuentra en Daniel


20
9: 24-27, una de las profecías más ampliamente discutidas en el Tanakh. Si
bien los estudiosos no están de acuerdo en cuanto a cuándo se compuso
realmente este capítulo, todos entienden el trasfondo histórico que presupone el
texto. En otras palabras, la Biblia quiere que coloquemos a Daniel 9 al final del
período del exilio babilónico, en algún lugar de la década de 530 aEC Daniel le
había estado preguntando al Señor cuándo terminaría el exilio, después de haber
entendido por las palabras de Jeremías que el cautiverio en Babilonia duraría
setenta años (ver Jer. 25: 11-12; 29:10). De acuerdo con el entendimiento de
Daniel, los setenta años casi habían terminado, lo que indica el momento de la
restauración de Judá. Entonces se entregó a la oración y al ayuno,
arrepintiéndose ante el Señor por los muchos pecados de su pueblo y pidiéndole
a Dios que cumpliera su promesa y pusiera fin al exilio de Judá.

Sorprendentemente, la respuesta que vino del ángel del Señor se ocupó de un


período mucho más allá del período de 70 años. De hecho, habló de un período
de 490 años, literalmente 70 sietes (o 70 semanas, lo que significa semanas de
años, en comparación con semanas de días, un entendimiento que es casi
universal entre los comentaristas judíos y cristianos). Pero aquí es donde termina
el acuerdo, y las preguntas y las diferencias de interpretación son innumerables.
Por ejemplo: ¿Cuándo comienza este período de 490 años? ¿Cómo deberían
dividirse los años? ¿Qué eventos ocurrirán en la última semana de años?
¿Cuántos ungidos (hebreo, mashiachs ) describe el texto?

En realidad, para nuestra discusión actual, no es importante tener respuestas


definitivas para todas estas preguntas porque el texto bíblico deja una cosa
completamente clara: la expiación final por los pecados de Israel tuvo que
hacerse antes de que el Segundo Templo fuera destruido. (Recuerde que la
profecía de Daniel fue recibida poco antes de la reconstrucción del Templo y
describe la futura destrucción del Templo en el 70 EC). Leamos Daniel 9: 24-27
en la Nueva Versión de la Sociedad Judía de Publicaciones:

Setenta semanas han sido decretadas para su pueblo y su ciudad santa hasta que
la medida de la transgresión se llene y la del pecado se complete, hasta que la
iniquidad sea expiada, y la justicia eterna sea anunciada; y visión profética
ratificada, y el Santo de los Santos ungido. Debes saber y entender: desde la
emisión de la palabra para restaurar y reconstruir Jerusalén hasta que [el tiempo
del] líder ungido es de siete semanas; y durante sesenta y dos semanas será
reconstruido, cuadrado y foso, pero en un momento de angustia. Y después de
21
esas sesenta y dos semanas, el ungido desaparecerá y desaparecerá. El ejército
de un líder que vendrá destruirá la ciudad y el santuario, pero su fin vendrá a
través de una inundación. La desolación se decreta hasta el final de la guerra.
Durante una semana, hará un pacto firme con muchos. Durante media semana
pondrá fin al sacrificio y la ofrenda de comida. En la esquina [del altar] habrá
una espantosa abominación hasta que la destrucción decretada se derrame sobre
lo espantoso.

Usted podría decir: "Algunos de estos versículos son difíciles de entender". Tal
vez sea así. Pero lo que no es difícil de entender es que un período de
extraordinaria importancia en la historia de nuestra gente estaba a punto de
desarrollarse en el que el Templo y la ciudad de Jerusalén serían reconstruidos y
durante el cual, entre otras cosas, se expiaría la iniquidad y se presentaría la
justicia eterna en general antes de la destrucción del Templo y la ciudad. Ahí
está de nuevo! La solución de Dios para el pecado se establecería antes del año
70 EC

Para revisar: Las Escrituras Hebreas enseñan que mientras el Segundo Templo
estaba en pie, habría una visita divina a ese Templo de gran importancia,
trayendo purificación y juicio. El pecado sería expiado y la justicia eterna
introducida, y los eventos asociados con este Segundo Templo serían tan grandes
que su gloria superaría la del glorioso Primer Templo. Si el Mesías, el Hijo de
Dios, no vino a visitar el Templo, si no pagó por nuestros pecados y estableció
un nuevo camino de justicia, si no llevó la gloria de Dios a la casa de Dios, si su
venir no purificó y purgó al pueblo judío en su generación, entonces ¿cómo se
cumplieron estas profecías? Lo que visita divina hizo tener lugar si no fuera por
la llegada del Mesías? Cuando más lo hizo Dios visita el Segundo Templo de una
manera "personal"?

Las respuestas a todo lo anterior son simples: o el Mesías vino hace casi dos mil
años o los profetas bíblicos fueron falsos profetas, en cuyo caso podemos tirar la
Biblia y unirnos a otra religión (o abandonar la religión por completo).
Afortunadamente, no necesitamos perder la confianza en las Escrituras por un
segundo: el Mesías vino, murió y resucitó de entre los muertos justo a tiempo y
en estricta conformidad con las profecías bíblicas (ver el volumen 3 para más
sobre esto), haciendo todo lo que estaba programado hacer durante su primera
visita a la tierra. El problema no es con él sino con nosotros, y en esa luz,
debemos considerar una sombría profecía dada por el profeta Oseas hace más de
dos mil setecientos años:

Los israelitas vivirán muchos días sin rey ni príncipe, sin sacrificio ni piedras
sagradas, sin efod o ídolo. Después los israelitas volverán y buscarán al SEÑOR
su Dios y a David su rey. Ellos vendrán temblando al Señor y a sus bendiciones
en los últimos días.

Oseas 3: 4-5

Este es el período en el que hemos estado viviendo desde la venida del Mesías
hace veinte siglos: la mayoría de nuestra gente ha estado sin Dios y sin el Mesías
davídico, sin rey ni príncipe ni sacrificio; pero ahora estamos volviendo al Señor
y a su Mesías, y él está siendo encontrado por nosotros.

"Eso es realmente interesante", dices, "pero ¿hay alguna otra evidencia en la


Biblia de que habría algún tipo de gran brecha en el trato de Dios con su pueblo?
Pareces estar argumentando que hay un largo intervalo entre la llegada inicial del
Mesías al mundo y su regreso ".

Exactamente. Y no es una prueba más de la Biblia para apoyar esto. De hecho, se


encuentra en el calendario que Dios le dio a nuestra gente.
En los días bíblicos, el Año Nuevo comenzó con el mes de Nisán (véase Éxodo
12: 1-3; 13: 4-5; b. Rosh Hashaná 2a-b), y el primer gran día santo fue la Pascua,
seguido de Primeras frutas (el primer día después del próximo día de reposo),
seguidas cincuenta días más tarde por Shavu'ot (la Fiesta de las Semanas), lo que
significa que hay un grupo de actividades al comienzo del año calendario.
¿Cuándo ocurre el próximo día santo? ¡Cinco meses después! En ese momento
hay un grupo aún más intenso de actividad religiosa: primero, Rosh Hashaná, el
Año Nuevo tradicional, que cae el primer día del séptimo mes; segundo, Iom
Kipur, el Día de la Expiación, que ocurre diez días después; tercero, y
finalmente, Sucot (la Fiesta de los Tabernáculos), que ocurre solo cuatro días
después de Iom Kipur. Entonces, no hay Días santos durante cinco largos meses,
y luego, de repente, tres eventos espirituales principales en solo catorce días.

¿Cuál es la conexión entre el calendario y el Mesías? Simplemente esto. Estos


días santos, que han sido tan importantes para el ciclo de vida de nuestro pueblo
a través de las generaciones, están llenos de significado profético y significado,
solo algunos de los cuales han sido reconocidos por los rabinos. Esto se debe a
que es solo a través del Mesías que podemos entender completamente el
22
significado de estos días especiales. Déjame explicarte.

Cuando Jesús comenzó su ministerio público, fue reconocido como "el Cordero
de Dios, que quita el pecado del mundo" (Juan 1:29). La referencia fue a la
ceremonia anual del sacrificio del cordero de la Pascua, mirando hacia atrás a la
época en que nuestros antepasados ​​fueron liberados de Egipto y conmemorados
cada año en el Seder de la Pascua. Incluso los judíos irreligiosos han escuchado
la historia de las diez plagas que Dios envió a los egipcios, que culminaron con
la muerte de cada varón primogénito en la tierra, una horrible plaga de la que los
israelitas se salvaron. ¿Cómo se salvaron nuestros antepasados ​​del ángel de la
muerte cuando atravesó la tierra? Fue a través de la sangre del cordero de la
Pascua.
El Señor ordenó a su pueblo que matara un cordero sin mancha, uno para cada
familia. Luego debían tomar la sangre del cordero y untarla en los marcos de las
puertas de sus casas, y cuando Dios viera la sangre, pasaría por encima de ellos:

Cuando el Señor atraviese la tierra para derribar a los egipcios, verá la sangre en
la parte superior y los lados del marco de la puerta y pasará por esa puerta, y no
permitirá que el destructor entre en tus casas y te derribe. Obedezca estas
instrucciones como una ordenanza duradera para usted y sus descendientes.
Cuando entres en la tierra que el SEÑOR te dará como lo prometió, observa esta
ceremonia. Y cuando tus hijos te pregunten: "¿Qué significa esta ceremonia para
ti?", Entonces diles: "Es el sacrificio de la Pascua al Señor, que pasó por encima
de las casas de los israelitas en Egipto y libró a nuestros hogares cuando derrotó
al Egipcios ". Entonces la gente se inclinó y adoró.

Éxodo 12: 23-27

La Pascua deriva su nombre del hecho de que el Señor pasó por alto a nuestro
pueblo en Egipto cuando vio la sangre del cordero en los marcos de las puertas
de sus casas. Sí, fue la sangre de ese cordero sacrificado lo que los salvó de la
muerte. ¿Cuándo fue que el Mesías entregó su vida como cordero sacrificial para
salvarnos del pecado y la muerte? ¡En el momento de la Pascua! Mientras
nuestra gente preparaba sus corderos para la matanza en toda la tierra, Dios
estaba preparando a su Cordero para la matanza.

Pero esto es sólo el comienzo. Tres días más tarde, el primer día después del
sábado, Jesús el Mesías resucitó de entre los muertos. ¿Qué día fue esto en el
calendario judío? Era el día de la Fiesta de las Primicias, como se describe en
Levítico 23: 10-11, "Cuando entres en la tierra que te voy a dar y cosechas su
cosecha, lleva al sacerdote una gavilla del primer grano tu cosechas . . el
sacerdote debe agitarlo el día después del sábado "(refiriéndose al sábado
23
durante la Pascua). Esto es sobre lo que Pablo, el gran maestro judío, escribió
mientras reflexionaba sobre estos maravillosos eventos aproximadamente
veinticinco años después de la resurrección del Mesías:

Pero [el Mesías] ciertamente ha resucitado de entre los muertos, los primeros
frutos de los que se han quedado dormidos [es decir, murieron]. Porque desde
que la muerte vino por medio de un hombre, la resurrección de los muertos
también viene por medio de un hombre. Porque como en Adán todos mueren, así
en el [Mesías] todos serán vivificados. Pero cada uno en su propio turno:
[Mesías], las primicias; luego, cuando viene, los que le pertenecen.

1 Corintios 15: 20-23

El calendario de Israel comenzó con el sacrificio del cordero pascual, seguido de


la celebración de las primicias de la cosecha. El Mesías cumplió con ambos,
entregando su vida por nosotros y luego siendo el primero en resucitar de entre
los muertos, una señal de la resurrección de los justos al final de la era. ¿Qué fue
lo siguiente en el calendario bíblico? Era la Fiesta de las Semanas, cincuenta días
después de la Pascua, un tiempo en el que, según la tradición judía, nuestro
24
pueblo recibió la ley en el Monte Sinaí. Significativamente, fue en el primer
día de esta fiesta, exactamente cincuenta días después de la resurrección de
Yeshua, que el Espíritu Santo fue derramado sobre sus seguidores, cumpliendo la
25
profecía de Joel (véase Joel 2: 28-32 [3: 1-4] ]). Esto es más que una
coincidencia!

Se vuelve aún más interesante desde aquí. Como se mencionó anteriormente,


este grupo de actividades religiosas y espirituales en nuestro calendario es
seguido por casi seis meses de silencio, sin festivales especiales ni días festivos
aparte de los sábados semanales y las Nuevas Lunas mensuales. Luego, el
cúmulo de actividad comienza de nuevo: la Fiesta de las Trompetas (Rosh
Hashaná), Iom Kipur (el Día de la Expiación) y la Fiesta de los Tabernáculos,
todo lleno de significado profético.

Varios autores del Nuevo Testamento, reflejando las palabras del mismo Jesús,
escribieron que el Mesías regresaría con el toque de la trompeta (es decir, el
shofar o el cuerno de carnero, ver Mateo 24: 30-31, 1 Corintios 15: 51-52 ; 1
Tesalonicenses 4:16; Apocalipsis 11:15), el llamativo llamado de atención que se
escuchará en todo el mundo. Curiosamente, Moisés Maimónides escribió que la
explosión del shofar en Rosh Hashaná significaba, por así decirlo,

¡Despierta de tu sueño, durmientes! ¡Aléjate de tu sueño, somnolientos!


¡Examina tus obras! ¡Vuelve a Dios! ¡Recuerda a tu creador! Aquellos de
ustedes que se olvidan de la verdad en las futilidades de los tiempos y pasan todo
el año en la vanidad y el vacío, miran en su alma, mejoran sus caminos y sus
obras. Deje que cada uno de ustedes abandone sus malos caminos y sus
26
pensamientos inmorales.

¡Así será cuando regrese el Mesías! De hecho, muchos intérpretes bíblicos creen
que el profeta Zacarías describió este evento, hablando de un día en que nuestra
gente miraría al Mesías del Señor y lloraría, reconociéndolo por lo que realmente
era: el que traspasó sus pecados, y luego arrepintiéndose profundamente. por
haberlo rechazado por tanto tiempo:

Y derramaré sobre la casa de David y los moradores de Jerusalén un espíritu de


gracia y de súplica. Me mirarán, al que han traspasado, y llorarán por él como
quien llora por un hijo único, y se afligirán amargamente por él como quien llora
por un hijo primogénito. En ese día el llanto en Jerusalén será grande, como el
llanto de Hadad Rimmon en la llanura de Meguido. La tierra llorará, cada clan
por sí mismo, con sus esposas por sí mismas: el clan de la casa de David y sus
esposas, el clan de la casa de Natán y sus esposas, el clan de la casa de Leví y
sus esposas, el clan de Shimei y sus esposas, y todos los demás clanes y sus
esposas.

27
Zacarías 12: 10-14

¿Qué pasará después de este tiempo de luto y arrepentimiento? La expiación


vendrá a nuestro pueblo, como está escrito en Zacarías 13: 1, el siguiente
versículo en ese libro: "En aquel día se abrirá una fuente a la casa de David y a
los habitantes de Jerusalén, para limpiarlos del pecado. y la impureza ".

Esta, entonces, será la secuencia: Primero, el sonido de la trompeta y el regreso


del Mesías, luego, el Día de la Expiación, del que se habla en versículos
consecutivos en el mismo libro profético. Entonces, como si la imagen
necesitara hacerse más clara, el próximo capítulo en Zacarías declara que
Yahweh mismo vendrá a Jerusalén y luchará por su pueblo, destruyendo a las
naciones que han atacado la ciudad (Zacarías 14: 1-5). ), después de lo cual los
sobrevivientes de estas naciones subirán a Jerusalén para adorar al Señor, en
28
cumplimiento de la Fiesta de los Tabernáculos (Zacarías 14:16). Nuestro
propio calendario lo establece todo!

Este es el orden: la Pascua (hablando de la muerte del Mesías y nuestra


liberación a través de él); Primeros frutos (Yeshua es el primero en levantarse de
entre los muertos); y Shavu'ot o Pentecostés (el Espíritu Santo se derrama sobre
los seguidores del Mesías). Todo esto sucedió junto con la primera venida de
Yeshua, que corresponde al comienzo del calendario bíblico. Ahora, después de
una brecha de casi dos mil años, que corresponde a la brecha de cinco meses
entre los días santos en el calendario de Israel, estamos a punto de entrar en la
fase final de los días santos y la celebración: Trompetas (el regreso del Mesías
con la explosión del shofar); Iom Kipur (la expiación nacional viene a nuestro
pueblo cuando reconocemos al Mesías y nos arrepentimos); y Tabernáculos
(todos los pueblos que vienen a Jerusalén para adorar al Señor). ¡Qué
maravillosa imagen bíblica!

Además, el calendario de Israel giraba en torno al ciclo de la cosecha, de modo


que incluso durante los meses transcurridos, cuando no se celebraban días
especiales o celebraciones, las cosas se estaban moviendo hacia el momento de
la cosecha, representada por Tabernáculos. Eso es exactamente donde nos
encontramos hoy: durante estos años intermedios entre la primera venida del
Mesías y su regreso, todo se dirige hacia la reunión final de las almas, tanto
judías como gentiles, en el reino de Dios.

La tragedia es que como nación nos perdimos el tiempo de las visitaciones del
Mesías, sin darnos cuenta de que vendría a darse a sí mismo como un mártir
justo, un sacrificio expiatorio por nuestros pecados, antes de ejercer su dominio
sobre nosotros, funcionando no solo como un rey pero también como sacerdote.
29
Fallamos en ver que él vino primero para hacer expiación por nuestros
pecados. Sin embargo, las Escrituras hebreas tienen mucho que decir sobre el
papel sacerdotal del Mesías, aunque el judaísmo tradicional prácticamente ha
eliminado cualquier vestigio de este concepto de sus leyes, tradición y liturgia.

Esto se vuelve aún más interesante cuando nos damos cuenta de que los judíos
que escribieron los Rollos del Mar Muerto estaban buscando dos figuras
30
mesiánicas, llamadas los Mesías de Aarón e Israel. Además de esto, el
importante documento CE del siglo primero llamado los Testamentos de los
Doce Patriarcas, en particular los Testamentos de Leví y Judá, también tenía
mucho que decir acerca de este Mesías sacerdotal, hablando de él en términos
31
muy exaltados. Estos conceptos fueron sin duda derivados de la Biblia hebrea
misma. De hecho, un buen caso se puede hacer para el argumento de que el
judaísmo rabínico eliminó el concepto de un Mesías sacerdotal en reacción al
32 ¡
trabajo mesiánico sacerdotal de Yeshua. Esto es tan importante!

"¿Cuál es el problema?", Preguntas. "Realmente no lo veo. ¿Y qué si el Mesías


fuera un Rey sacerdotal? La conclusión es que el Mesías no trajo paz a la tierra y
estableció el reino de Dios ".

Ahí es donde te estás perdiendo el punto! Cuando nuestra propia Biblia hebrea
establece que el Mesías iba a ser un rey sacerdotal, significa que tuvo que lidiar
con nuestros pecados de una vez por todas, así como establecer la paz en la
tierra. Primero, tenía que gobernar en nuestros corazones y llevarnos a una
relación correcta con Dios; cuando regrese, establecerá el reino de Dios sobre
todo el mundo. Este es el mismo punto subrayado en el pasaje que acabamos de
examinar en Daniel 9: Dios trataría decisivamente con el pecado antes de que el
Segundo Templo fuera destruido, y lo haría a través de su Mesías. ¿No es este el
orden lógico? En primer lugar, se debe abordar la raíz del problema, el pecado
humano. Luego, después de que la gente se arrepiente de sus pecados y recibe el
perdón del Señor, su reino puede ser establecido.

¿Cuál es entonces el trasfondo bíblico de este concepto de un Mesías sacerdotal?


De acuerdo con el Salmo 110: 4, el Señor hizo un juramento enfático de que el
rey davídico en Jerusalén iba a ser un sacerdote para siempre según el orden de
Melquisedec, el antiguo rey-sacerdote de esa ciudad: "Juró Jehová, y no
cambiará su parecer: 'Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de
Melquisedec'" (Salmo 110: 4; también Génesis 14 y Hebreos 7). Según una
interpretación, este juramento divino fue dirigido a David por un poeta de la
corte inspirado, en cuyo caso el mismo David fue declarado rey-sacerdote. De
acuerdo con otra interpretación, todo el salmo fue hablado por David acerca del
Mesías. Por lo tanto, las palabras de apertura, "Jehová dice a mi Señor: 'Siéntate
a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies'" (Salmo 110:
1), se entiende que son los de David, declarando el promesa al Mesías, el señor
33
de David. Y es el Mesías real quien es designado sacerdote para siempre como
Melquisedec, el primer rey sacerdote mencionado en las Escrituras.

En cualquier caso, es interesante notar que David realizó funciones sacerdotales


tales como ofrecer sacrificios (véase, por ejemplo, 2 Samuel 24:25), un servicio
34
divino que solo los sacerdotes podían realizar, mientras que según 2 Samuel
8:18 , Los hijos de David eran sacerdotes ( kohanim, siempre traducidos como
35
"sacerdotes" en el resto de la Biblia hebrea). Así, David, el prototipo bíblico
36
del Mesías, iba a ser un rey sacerdotal. De acuerdo con esto, el Mesías está
tipificado explícitamente por un sacerdote que gobierna un trono en el Libro de
Zacarías.

De acuerdo con una visión profética registrada en Zacarías 3: 8, el Señor dijo:


"¡Escucha, oh Sumo Sacerdote Josué, tú y tus sacerdotes que están sentados
delante de ti! Para esos hombres es una señal de que voy a traer a Mi siervo la
Sucursal "(NJPSV). ¿Y quién es la Rama? Él no es otro que el Mesías davídico,
37
como lo reconocen ampliamente los comentaristas bíblicos. Así, la Nueva
Versión de la Sociedad de Publicación Judía simplemente lo explica en una nota
a pie de página, "Es decir, el futuro rey de la línea de David". Ver 6.12; Jer. 23.5-
6; 33.15-16; cf. Es un. 11.1. "Entonces, el Sumo Sacerdote y sus compañeros
sacerdotes son una señal de que la Rama -el Mesías davídico- vendrá.

En el próximo capítulo del libro, el profeta ve otra visión interesante y le


pregunta al ángel: "'Y qué. . . ¿Son esos dos olivos, uno a la derecha y otro a la
izquierda del candelabro? . . . ¿Cuáles son las dos cimas de los olivos que
alimentan su oro a través de esos dos tubos de oro? Él me preguntó: '¿No sabes
lo que son?' Y respondí: 'No, mi señor' "(Zacarías 4: 11-13 NJPSV).
¿Qué significaban estos símbolos dobles? "Entonces él explicó: 'Ellos son los
dos dignatarios ungidos que asisten al Señor de toda la tierra'" (4:14),
nuevamente explicado por el NJPSV para significar, "Es decir, el sumo sacerdote
38
y el rey (véase 3.8- 9 con nota); iluminado. 'hijos del petróleo'. " Una vez más,
estas dos figuras clave se unen.

Pero el factor decisivo se encuentra en Zacarías 6: 11-13, donde se le ordena al


profeta

toma plata y oro y haz coronas. Coloca [uno] sobre la cabeza del Sumo
Sacerdote Josué, hijo de Josadac, y dile: "Así dijo el SEÑOR de los ejércitos: He
aquí, un hombre llamado rama se ramificará fuera del lugar donde él se
encuentre, y él edificará el Templo del SEÑOR Él edificará el Templo del Señor
y asumirá la majestad, y se sentará en su trono y gobernará. Y también habrá un
sacerdote sentado en su trono, y la comprensión armoniosa prevalecerá entre
ellos "(NJPSV).

No sé ustedes, pero estas palabras me parecen absolutamente sorprendentes. Una


vez más, es el Sumo Sacerdote, coronado como rey, quien sirve como un símbolo
de un hombre llamado la Rama , el sobrenombre del Mesías.Lo diré de nuevo: el
Mesías iba a ser un Rey sacerdotal, y como Rey sacerdotal vino a expiar
nuestros pecados. Por lo tanto, el profeta Isaías nos dice que este Siervo del
Señor sufrirá por nuestros pecados (ver Isaías 53: 4-6), será herido por nuestras
transgresiones (53: 8), será ofrecido como una ofrenda por la culpa (53:10 ), y
soportar nuestras iniquidades (53:11). Dios dice: "Por tanto, le daré parte entre
los grandes, y él repartirá los despojos con los fuertes, porque derramó su vida
hasta la muerte, y fue contado entre los transgresores. Porque él llevó el pecado
39 ¡
de muchos e intercedió por los transgresores "(53:12). Qué maravilloso es
nuestro Mesías! Él no es solo nuestro glorioso Rey sino nuestro gran Sumo
40
Sacerdote.
Esto es cierto: dado que el Mesías tuvo que venir hace casi dos mil años -según
el testimonio de nuestras propias Escrituras- si Jesús no es el Mesías, nunca
tendremos un Mesías. Es Yeshua o nadie. Trágicamente, durante dos mil años, la
mayoría de nosotros, los judíos, hemos elegido la última opción, aunque hemos
depositado nuestras esperanzas en muchos falsos mesías en el camino, desde Bar
Kochba hasta Shabbetai Zvi y el Rebe de Lubavitch.

¿No es hora de que nos demos cuenta de lo que casi mil millones de gentiles,
junto con innumerables decenas de miles de judíos en todo el mundo, ya han
reconocido? Jesús es el Mesías de Israel y las naciones, y es hora de que lo
recibamos reverentemente como tal, por el bien de nuestro pueblo y la gloria de
nuestro Dios. En las palabras de una famosa carta escrita a los seguidores judíos
de Jesús del primer siglo, "así como el hombre está destinado a morir una vez, y
después de eso enfrentar el juicio, así [el Mesías] fue sacrificado una vez para
quitar los pecados de muchas personas; y aparecerá por segunda vez, no para
llevar el pecado, sino para traer salvación a los que le esperan "(Hebreos 9: 27-
28).

Muchos de nuestra gente lo echaron de menos la primera vez. ¡Asegúrate de que


lo estamos esperando cuando regrese!

Yeshua el Mesías hizo lo que tenía que hacer de acuerdo con nuestras Escrituras,
llegando justo a tiempo y ofreciéndose a sí mismo por nuestros pecados. Por lo
tanto, podemos estar seguros de que volverá y hará todo lo demás profetizado de
él. De hecho, mientras que el judaísmo tradicional todavía está esperando que el
Mesías venga y haga la primera y última entrega del plan de redención de una
sola vez, el verdadero Mesías ya vino hace veinte siglos e hizo el pago inicial
por nuestras almas, dándonos Confianza total en que volverá para terminar el
trabajo, reclamar a su pueblo redimido por sí mismo, y liquidar el puntaje con
los malvados y los impíos del mundo.
Cuya posición es más segura? Una posición dice: "Aunque se suponía que debía
venir hace casi dos mil años, nuestros pecados le impidieron venir. Pero todavía
estamos esperando por él!”La otra posición, dice,“Él se supone que venir hace
casi dos mil años, se vienen hace casi dos mil años, y que pagó por nuestros
pecados y resucitó de los muertos, del mismo modo estaba escrito de él. No
tenemos ninguna duda de que volverá a la hora programada, tan pronto como
todos en el mundo ha tenido la oportunidad de creer en él, arrepentirse y recibir
41
el perdón de sus pecados “. Qué posición se abrazar?

Como verán en la siguiente respuesta, hay algo significativo acerca de los


tiempos en los que vivimos, épocas que bien podrían marcar el comienzo de la
segunda venida del Mesías a la tierra. ¡El tiempo corre y la edad de transición
casi ha terminado! Si bien podríamos pensar que hemos estado esperando al
Mesías durante dos mil años, ¡en realidad nos ha estado esperando! No esperes
por el en otro momento. La hora es tarde y el tiempo de su regreso se acerca
cada vez más.

2.2. ¿Por qué las guerras, las hambrunas y el sufrimiento humano solo
aumentaron desde que Jesús vino?

Como explicamos en la respuesta anterior, estamos en la era de la transición, la


edad en que el reino de Dios se está estableciendo en toda la tierra, una vida a la
vez. Durante esta era, debido a que la población del mundo ha aumentado y la
tecnología ha avanzado, ahora hay más personas malvadas capaces de hacer más
cosas malvadas, causando un aumento en el sufrimiento humano. Además, Jesús
les dijo a sus discípulos que antes del fin de esta era, habría una gran agitación y
agitación, los dolores de parto finales antes de que el reino de Dios se
estableciera por completo en la tierra. Pero esto es solo una parte de la imagen.
En todo el mundo, el conocimiento del único Dios verdadero también ha
aumentado dramáticamente desde que vino Jesús.

Como notamos en la última objeción (2.1), la mayoría de los judíos piensan que
cuando venga el Mesías, se establecerá la paz universal en la tierra, inmediata y
casi automáticamente, y todo sufrimiento terminará. En realidad, estas cosas
tendrán lugar cuando regrese el Mesías . Solo entonces destruirá a los malvados
de la tierra y marcará el tiempo de la paz total que todos anhelamos. Pero esto no
será simplemente un evento dramático, que cambie el mundo y que surja de la
nada. Por el contrario, será la culminación de un proceso que ha tenido lugar
durante los últimos dos mil años. De hecho, traerá la culminación de un proceso
que se ha estado desarrollando durante cuatro mil años o más.

Verán, a pesar de que los humanos hemos fallado una y otra vez al pecar contra
Dios y hacer lo nuestro, él se ha negado a renunciar a nosotros. En cambio, nos
ha dado innumerables oportunidades para entrar en una relación correcta con él.
Desde la época de Abraham, él ha estado trabajando de manera pública para
devolvernos a él. Por eso, cuando Dios llamó a Abraham (entonces Abram), él le
dijo: "Te haré una gran nación y te bendeciré; Haré que tu nombre sea grandioso
y serás una bendición. . . . Todas las personas de la tierra serán bendecidas por
medio de ti "(Génesis 12: 2-3). La razón por la que Dios escogió a Abraham y
sus descendientes fue para que todo el mundopodría ser bendecido Como lo
expresó el erudito bíblico judío Nahum M. Sarna, "las promesas de Dios a
Abram avanzarían en tres etapas desde lo particular a lo universal: una bendición
sobre Abram personalmente, una bendición (o maldición) sobre aquellos con
42.
quienes interactúa, un bendición para toda la raza humana "

Esto expresa el corazón de nuestro Padre y Creador celestial: no quiso y no


quiere que la gente muera en su oscuridad y miseria. Él quiere que la gente lo
conozca, lo sirva y disfrute de su bondad.
Por lo tanto, después de elegir a Abraham, él eligió al hijo de Abraham, Isaac, y
luego seleccionó al hijo de Isaac, Jacob, cuyo nombre se cambió a Israel. Por lo
tanto, todas las personas del mundo debían ser bendecidas a través de los
descendientes de Israel. Entonces, de los doce hijos de Jacob / Israel, escogió la
tribu de Judá, y de la tribu de Judá, seleccionó a la familia de Jesé, y de esa
familia, hizo a David su elección, prometiendo traer el Mesías a través de la
línea de David.

El período de tiempo desde el llamado de Abraham al llamado de David fue


aproximadamente de mil años, y el período de tiempo desde el llamado de David
a la venida del Mesías en el mundo también fue de alrededor de mil años. Este
fue sin duda un proceso bastante lento de desarrollo, especialmente cuando se
considera que durante todo este tiempo, y aún más en los años anteriores, muy
pocas personas en este planeta tenían una relación personal con Dios o realmente
lo conocían como Padre. En cambio, adoraron todo tipo de ídolos, espíritus y
dioses extraños, viviendo sin un propósito espiritual claro y muriendo sin una
43
cierta esperanza. Incluso entre el pueblo de Israel, las Escrituras nos dicen que
la gran mayoría de nuestra nación no caminó con el Señor ni obedeció sus
mandamientos (para más información sobre esto, véase arriba, 1.10).

"Pero así son las cosas hoy", dices. "No ha cambiado mucho desde que tu así
llamado Mesías ha venido al mundo".

De Verdad? ¿Sabes lo que está sucediendo alrededor del mundo en este mismo
momento? El conocimiento del único y verdadero Dios, a través de Jesús, el
Mesías, se está extendiendo por todo el mundo de una manera que haría
tambalear su mente. Esta maravillosa historia del avance del reino del Mesías,
especialmente en los últimos cien años, es casi demasiado maravillosa para
creer. ¡Pero todo es verdad!
Verá, no es solo la tecnología la que ha aumentado a pasos agigantados en este
44
siglo. No solo se han inventado armas de destrucción en masa y se han
desarrollado dispositivos de comunicación de masas. El reino de Dios se ha
establecido en más de mil millones de vidas en todo el mundo, por una suma de
45 ¡
cien mil o más cada día. El Mesías está terminando su trabajo a un ritmo
exponencial y trayendo la bendición de Dios a las naciones!

Solo considere esto: en el tiempo que le lleva leer esta página, más de doscientas
personas habrán pasado de la oscuridad a la luz, de la esclavitud a la libertad
espiritual, de la lujuria sexual a la pureza de corazón, de la adoración de ídolos al
servicio de la Creador, del odio al amor, de la religión muerta a la fe viva, y lo
harán a través de Jesús el Mesías, quien pagó por nuestros pecados a través de su
muerte en la cruz, resucitó de entre los muertos y envió su Espíritu para
ayudarnos a lo largo de la camino. Sí, están sucediendo cosas extraordinarias, y
han experimentado un aumento espectacular y maravilloso desde principios del
siglo XX.

Por supuesto, usted se estará preguntando por qué las cosas no han sucedido aún
más rápido. ¡Me he preguntado acerca de eso también! Aún así, hay algunas
respuestas concretas que puedo darte, aunque el Señor en su sabiduría no ha
considerado oportuno decirnos todo.

1. Dios está cumpliendo su plan de redención con nuestra cooperación. En la


medida en que obedezcamos su Palabra y divulguemos las buenas nuevas sobre
el Mesías, su trabajo se está haciendo. En la medida en que posponemos y
comprometamos, su trabajo se retrasa. Después de todo, tenemos una
responsabilidad entre nosotros, y debemos cooperar con el Señor para ayudar a
alcanzar a nuestros hermanos y hermanas aquí en esta tierra. No sucede
automáticamente Como un rabino jasídico comentó una vez: "¿Por qué el Mesías
no ha venido ni ayer ni hoy? Porque hoy somos igual que ayer ". Lo mismo se
aplica a su regreso.
2. Hay algo significativo sobre el final de un milenio y sobre el siglo veinte
como un todo. Parece que el Espíritu Santo está elevando el fuego y aumentando
46
el ritmo. Están sucediendo cosas que nunca antes habían sucedido.

3. Las guerras y las atrocidades solo han aumentado alrededor del mundo en la
medida en que las enseñanzas de Jesús el Mesías han sido rechazadas. Los
notorios asesinos en masa de este siglo -Hitler, Stalin, Mao Tse Tung, Pol Pot e
Idi Amin, por nombrar algunos de los peores- son ejemplos perfectos de seres
humanos pecaminosos que no doblaron sus rodillas ante el Dios de Israel ni
recibieron un corazón nuevo a través de su Mesías designado. Entonces, ¿cómo
puede culparse a Jesús-a quien despreciaron por el derramamiento de sangre? Es
mejor que señale con el dedo a Dios y diga: "Si realmente hay un Dios, entonces
47.
¿por qué hay tanto sufrimiento en el mundo de hoy?"

También debo señalar que es solo en la medida en que la iglesia ha rechazado las
enseñanzas de amor, compasión y sacrificio del Mesías a favor de la violencia, el
odio y la persecución armada que los judíos y no judíos también han tenido
sufrido a manos de estas personas. De hecho, todo el mundo cristiano sufrió. En
otras palabras, una razón clave por la cual la Edad Media era tan oscura fue
porque la iglesia se apartó de sus fundamentos bíblicos y abrazó las tradiciones
humanas que contradecían y negaban los preceptos del Antiguo y Nuevo
Testamentos. Entonces, ¿cómo es que Jesús es responsable de las acciones
cometidas por aquellos que lo siguieron en nombre pero no de hecho?

Nuestro enfoque, sin embargo, no debe estar en lo que hipócritas y falsos


seguidores del Mesías han hecho en el pasado o en lo que los rebeldes pecadores
y que rechazan a Dios están haciendo en el presente. Más bien, debemos dar un
paso atrás y ver exactamente lo que el Señor ha estado haciendo a través de
Jesús el Mesías. Deberíamos observar cuidadosamente cuán maravillosamente
Yeshua ha trabajado en nombre de nuestro planeta rebelde, en particular en los
últimos cien años a medida que se acerca el momento de su regreso. Verá, les
enseñó a sus seguidores que el mensaje sobre el reino de Dios tenía que ser
proclamado en todo el mundo, a cada nación y pueblo, y entonces vendría el fin
(Mateo 24:14). ¡Ese final se está acercando!

Permítanme poner esto en perspectiva para ustedes: para el año 100 EC, la Biblia
había sido traducida a solo un puñado de idiomas (menos de media docena, para
ser exactos). Para el año 200 EC, cien años después, el número había crecido
solo a siete. Para el año 500, había aumentado solo a trece, y por 1000, a solo
diecisiete. ¡Novecientos años pasaron con menos de doce nuevas traducciones!
Y todo este tiempo las personas estaban muriendo sin el conocimiento de Dios
como figura en las páginas de las Sagradas Escrituras. Miles de vidas fueron
tocadas, pero el avance fue lento.

En 1500 EC, el número de lenguas con la Palabra de Dios había crecido a 34


(sigue siendo un ritmo bastante lento), luego, recogiendo un poco de velocidad,
para el año 1800, hubo 67 traducciones, y luego, por año 1900, el número se
había incrementado a 537. Para el año 2000, el número excederá la marca de
2000. ¿No es esto increíble? Parece que el conocimiento del reino de Dios se
está extendiendo. Parece que el trabajo del Mesías está haciendo un progreso
asombroso. (Recuerde: las personas vienen a Dios a través del mensaje de Jesús,
el Mesías, que les trajeron los seguidores de Jesús, el Mesías. Sin ese mensaje de
luz, continuarían viviendo y muriendo en tinieblas espirituales).

Los misionólogos (estudiosos que estudian las tendencias contemporáneas e


históricas entre quienes difunden el mensaje del Mesías) nos dicen que
aproximadamente el 70 por ciento de todo el crecimiento en el reino mesiánico
se ha producido durante este siglo. (En otras palabras, el 70 por ciento de todos
los que han creído en Jesús el Mesías y recibieron un corazón nuevo a través de
él lo han hecho solo en el siglo XX). De ese crecimiento fenomenal, el 70 por
ciento ha tenido lugar desde la Segunda Guerra Mundial. Y ¡prepárate! De ese
increíble aumento, ¡el 70 por ciento ha tenido lugar desde mediados de los años
ochenta! Estas abrumadoras estadísticas nos dicen que un tercio de los veinte
siglos de la expansión del reino de Dios ha tenido lugar en un período de menos
de veinte años.Y la mayor parte se está produciendo entre los pueblos más
empobrecidos, oprimidos y oprimidos del mundo. Esto significa que millones de
personas han llegado a creer en el Dios de Israel y el Mesías de Israel solo en la
última década. ¡Algo único está sucediendo en los días en que vivimos!

Escribiendo en el número de noviembre de 1990 de Missions Frontiers, el Dr.


Ralph D. Winter declaró que en el año 100 había aproximadamente un seguidor
genuino de Jesús por cada 360 personas en la tierra; para 1900, había un
verdadero seguidor por cada veintisiete personas; en 1989, uno por cada siete; y
para el año 2000, proyectó que habrá uno de cada tres. ¡El final se está
acercando! El tiempo del regreso del Mesías se acerca.

Para ver esto desde otro ángulo y con una pequeña variación en las estadísticas,
considere el cuadro que muestra las fechas importantes en el crecimiento del
verdadero cristianismo (teniendo en cuenta que el "verdadero cristianismo" es
judío en el sentido más bíblico de la palabra; véase más arriba, 1.4-1.7). Según
los compiladores, la tabla ofrece "en las fechas indicadas, una comparación de:
(1) el número de cristianos que creen en la Biblia [personas que han llegado a
conocer al Dios de Israel a través del Mesías]; y (2) el número total de personas
en el mundo. "Verán que no se trata solo de un aumento de números solo (ya que
la población mundial en general también se ha multiplicado mucho en este
siglo); más bien, el crecimiento fenomenal ha llegado al pueblo de Dios en
términos de porcentajede la población mundial también. Las estadísticas son las
siguientes:

Un [verdadero seguidor de Jesús] por cien (1%) por AD 1430 (1 a 99 después de


1430 años)
Dos por cien (2%) por AD 1790 (1 a 49 después de 360 ​​años)

Tres por cien (3%) por AD 1940 (1 a 32 después de 150 años)

Cuatro por ciento (4%) por AD 1960 (1 a 24 después de 20 años)

Cinco por ciento (5%) por AD 1970 (1 a 19 después de 10 años)

Seis por ciento (6%) por AD 1980 (1 a 16 después de 10 años)

Siete por ciento (7%) por AD 1983 (1 a 13 después de 3 años)

Ocho por cien (8%) por AD 1986 (1 a 11 después de 3 años)

Nueve por ciento (9%) en AD 1989 (1 a 10 después de 3 años)

Diez por cien (10%) para AD 1993 (1 a 9 después de 4 años)

48
Once por ciento (11%) por AD 1995 (1 a 8 después de 2 años)
Lo que esto significa en la práctica, con los pies en la tierra y cuanto ella es
asombrosa, es que hay aproximadamente 100.000 a 150.000 personas que vienen
al Mesías cada día y más de 16.000 nuevas congregaciones se están
estableciendo cada semana. Espiritualmente hablando, no puede haber ninguna
duda: es tiempo de cosecha, y esta era de transición casi ha terminado.

Zacarías 10: 1 dice: "Pídanle al SEÑOR lluvia en la primavera [literalmente, en


el tiempo de las lluvias de primavera]; es el Señor quien hace las nubes de
tormenta. Les da lluvias a los hombres y plantas del campo a todos. "Verán, hay
un tiempo para la siembra y un tiempo para cosechar, un tiempo para las lluvias
de otoño y un tiempo para las lluvias de primavera, y de la misma manera como
hay tiempos agrícolas y estaciones establecidas por Dios, hay tiempos
espirituales y estaciones establecidas por Dios. La afluencia mundial sin
precedentes de almas en el reino de Dios en estas últimas décadas significa que,
sin duda, es tiempo de cosecha espiritual.

Podrías decir: "Pero el Islam también está creciendo rápidamente, y eso


ciertamente no tiene nada que ver con el Dios de Israel, el Mesías de Israel o las
Escrituras de Israel".

¡Estoy de acuerdo! Pero el mensaje de Jesús tiene todo que ver con el Dios de
Israel, el Mesías de Israel, y las Escrituras de Israel, por no mencionar el hecho
de que el verdadero cristianismo está creciendo mucho más rápidamente que el
Islam, y su actual crecimiento es completamente desprovisto de el uso de la
49
fuerza o la coacción, algo que no se puede decir del Islam. De hecho, tan
pronto como reconozca que el mensaje del Evangelio es judío de principio a fin,
se emocionará. Es decir, cuando te das cuenta de que la palabra
evangeliosignifica "buenas nuevas", y la buena noticia es que el Mesías ha
venido para liberarnos de nuestros pecados y traernos a la relación correcta con
Dios, entonces, como judío, estarás encantado con el progreso que el evangelio
de Jesús (el buenas noticias sobre nuestro Mesías) está haciendo. El Señor está
trayendo pecadores perdidos a su reino en una medida sin precedentes en todo el
mundo, y eso es motivo de emoción. Te lo digo de nuevo: el regreso del Mesías
se acerca.

Pero no todo será color de rosa antes de que él venga. Advirtió a sus seguidores
hace veinte siglos que antes del final de esta era, llegarían tiempos terribles:

Oirás de guerras y rumores de guerras, pero asegúrate de no alarmar. Tales cosas


deben suceder, pero el final aún está por venir. La nación se levantará contra la
nación, y el reino contra el reino. Habrá hambrunas y terremotos en varios
lugares. Todos estos son el comienzo de dolores de parto.

Mateo 24: 6-8

Por supuesto, este tipo de cosas han sucedido antes, pero Jesús predijo que
50
estarían en aumento antes de su regreso. Él también predijo que habría un gran
aumento en la persecución por la fe: "Entonces serás entregado para ser
perseguido y condenado a muerte, y serás aborrecido por todas las naciones por
causa de mí". En ese momento, muchos se apartarán de la fe y se traicionarán y
odiarán unos a otros "(Mateo 24: 9-10).

Esto también ha sucedido antes, pero en las últimas décadas, la persecución de


cristianos se ha multiplicado por cien, y los estadísticos de la iglesia nos dicen
que decenas de miles de seguidores de Jesús son asesinados cada año por sus
creencias. Algunos dirían que hasta trescientos mil cifras anuales que son
51 ¡
absolutamente abrumadoras. El conflicto final está llegando a su fin!
Hay otros dos factores que también deberían considerarse en relación con el
sufrimiento humano en nuestros días. Primero, Dios está comenzando a juzgar al
mundo por siglos de pecado y desobediencia, y la tierra misma está vomitando a
sus habitantes. (Esto no significa que cada desastre relacionado con el clima sea
un juicio de Dios sobre personas pecaminosas, pero sí significa que algunos de
los problemas que enfrentamos son el resultado de que este planeta comienza a
reaccionar ante innumerables generaciones de abuso pecaminoso).

En Levítico 18:28, el Señor advirtió a nuestro pueblo a no profanar la Tierra


Prometida con inmoralidad sexual, ya que "si contaminas la tierra, te vomitará
como vomitó a las naciones que estaban delante de ti". Así como el físico el
cuerpo reacciona al abuso del alcohol y las drogas al descomponerse y
degenerar, parece que la Biblia reacciona a la contaminación moral y espiritual
(sin mencionar la contaminación ecológica), "vomitando" a los que viven en ella.
De acuerdo con esto, las Escrituras nos dicen que al final Dios sacudirá todo lo
que pueda ser sacudido (ver Hebreos 12: 25-29 y Hageo 2: 6), un evento que
traerá al universo entero a la agitación. ¡El final de la era será cualquier cosa
menos tranquilo!

En segundo lugar, debemos reconocer que existe una figura destructiva y


malévola, llamada Satanás en las Escrituras Hebreas, que está en pie de guerra
52
contra nuestra raza. Él es un ser celestial caído que se rebela completamente
contra Dios y odia a la raza humana porque hemos sido creados a la imagen de
Dios. Para empeorar las cosas, el Libro del Apocalipsis del Nuevo Testamento
habla de un tiempo en que la furia destructiva de Satanás contra la humanidad
será especialmente grande "porque sabe que su tiempo es corto" (Apocalipsis
12:12). Esto describe un tiempo al finalde esta edad de transición, lo que indica
que habrá un conflicto entre el bien y el mal hasta el clímax de esta época, y la
gran oscuridad coexistirá justo al lado de la gran luz. (Ver Isaías 60: 1-3 para una
imagen de un tiempo como este). La batalla solo se intensificará hasta que Jesús
regrese.
Debes recordar que fue Oseas, un profeta israelita, quien predijo que habría un
largo período de decadencia espiritual para nuestra gente, un tiempo en el que
estaríamos sin nuestro Rey Mesiánico (véase inmediatamente arriba, 2.1). En
otras palabras, habría muchos años de oscuridad antes de la superación de la
redención final. Como aprendimos de la Biblia hebrea que el Mesías tenía que
venir antes de que el Segundo Templo fuera destruido, las palabras de Oseas
acerca de este largo tiempo sin un rey davídico deben referirse al período en el
que estamos ahora. Es decir, su profecía de nuestra condición espiritualmente
desolada debe referirse al período comprendido entre su primera y segunda
53
venida, el período en el que vivimos actualmente.

Por lo tanto, puedo decirles una vez más que las cosas van según lo previsto,
procediendo exactamente como nuestras Escrituras dijeron que lo harían. Por un
lado, el conocimiento de Dios se está extendiendo como fuego sagrado en todo
el mundo, y masas de personas están llegando a su reino a través de Jesús, el
Mesías. Por otro lado, la humanidad pecaminosa que rechaza a Dios continúa
54
sacudiendo su puño a su Creador, y el mundo está en un estado de agitación.
La era de transición casi ha terminado, y el Mesías pronto aparecerá.

¿Esto te ayuda a ver las cosas más claramente? Si todavía estás luchando, quizás
los siguientes pensamientos agudizarán la imagen aún más.

De acuerdo con una corriente de pensamiento en el judaísmo tradicional, en cada


generación hay un Mesías potencial, y, como ningún Mesías ha sido revelado,
eso significa que ninguna generación ha sido digna de él (o lo ha reconocido,
55
que es la otra cara de la misma moneda). Nuestra opinión es que había un
Mesías, conocido por Dios y descrito de antemano en su Palabra, que vino a la
hora señalada y ha sido aceptado por algunos y rechazado por muchos. Por lo
tanto, creemos que cada generación ha tenido que decidir acerca de lo mismo, un
Mesías, el único Mesías de Dios, que vino como se predijo, en oposición a la
visión tradicional judía que habla de un Mesías potencial diferente, jamás
revelado en cada generación Además, este llamado "Mesías potencial" es uno
que no se describe explícitamente en las Escrituras Hebreas (ya que es una
persona diferente cada pocas décadas) y el tiempo de su venida no se predice
(cómo podría predecirse, ya que sigue cambiando?).

Por nuestra parte, no hay razón para involucrarse en tal especulación, ya que el
verdadero Mesías fue revelado y millones de personas, tanto gentiles como
judíos, lo han reconocido y lo han abrazado. En algún momento en un futuro no
muy lejano, habrá una generación de judíos y gentiles que reconocerán al Mesías
de una manera lo suficientemente significativa como para que él regrese.

En contraste con esto, está el reciente fervor de "el Rebe es el Mesías" (es decir,
la creencia de que el gran rabino Lubavitcher, Menachem Mendel Schneerson,
que murió en 1994, es el Mesías). Al explicar este concepto de un posible
Mesías en cada generación, uno de los seguidores del Rebe escribió:

Lo primero que tenemos que saber es ¡sorpresa! El Mesías ya está aquí. Él ha


estado aquí todo el tiempo, caminando por las mismas calles que tú. . . o I.
Ahora, dos cosas tienen que suceder: Dios debe revelar el Mesías al pueblo judío
y el pueblo judío debe aceptar al Mesías. Pero no necesariamente en ese orden.
Bien puede ser que, al principio, el pueblo judío tenga que aclamar a un hombre
santo como el Mesías y luego Dios le dará su propio pulgar hacia arriba, pero en
56
el tiempo de Dios.

Con todo el debido respeto a la sinceridad del autor, ¿en qué parte de la Biblia
hay apoyo para tal posición? ¿Y cómo puede posiblemente cuestionar nuestra
creencia, a saber, que el Mesías vino en el momento predicho por los profetas,
murió por nuestros pecados y resucitó según lo predicho por los profetas, y
espera nuestro reconocimiento como pueblo, también predicho por los profetas?
57
Una vez más pregunto, ¿qué creencias son bíblicas y cuyas creencias son
especulativas?

Curiosamente, cuando el Rebe murió en 1994 sin ser revelado como el Mesías,
muchos de sus seguidores anunciaron que su muerte sirvió como expiación por
58
nuestros pecados, y esperaron ansiosamente su resurrección. De hecho,
algunos líderes judíos los criticaron, afirmando que sus puntos de vista sobre el
Rebe sonaban a las enseñanzas cristianas sobre Jesús. Ellos respondieron: "¡No,
en absoluto! Los cristianos obtuvieron sus ideas de nosotros. ¡Estas creencias
son realmente judías!

Solo faltaba un ingrediente de la historia: la esperanza de que el Rebe regresara


algún día . Aquí, también, los seguidores del Rebe han hecho lo mismo, con uno
de sus discípulos concluyendo su bosquejo biográfico del rabino Schneerson
escribiendo: "Que merezcamos su regreso inmediato, incluso antes de ir a la
59
imprenta". (Por cierto, me sorprende como justo preguntar: si el judaísmo
tradicional es correcto y hay un posible Mesías en cada generación, ¿por qué
necesitamos que el Rebe regrese? ¿Por qué no simplemente identificar y dar la
bienvenida al Mesías de esta nueva generación?)

Entonces, es "kosher" que este querido judío religioso crea que su Rebe es el
Mesías que algún día regresará aunque no resucite de entre los muertos y aunque
el 99.9 por ciento de las personas del mundo lo desconozca. (y mucho menos por
millones de judíos que nunca han oído hablar del "Rebe de Lubavitch"). Al
mismo tiempo, sin embargo, es que no está bien para nosotros creer que Yeshua,
quien cumplió la Escritura, que se levantó de los muertos, y que ha llevado al
conocimiento de Dios a más de mil millones de personas, es el Mesías
prometido!
Sin duda, el rabino Schneerson era un líder brillante, fiel que llevó a miles de
Judios en una expresión tradicional de su fe, pero los estudiosos contemporáneos
ni siquiera haya considerado digno de mención en una obra voluminosa como el
Cambridge Enciclopedia biográfica (mientras que las figuras religiosas, como la
madre Teresa, científicos como el Dr. Jonas Salk, y estrellas de rock como Jimi
Hendrix fueron discutidos), y la Enciclopedia Judaica le dio solo una línea,
mientras que los judíos contemporáneos como Bob Dylan y Woody Allen tenían
párrafos enteros escritos sobre ellos.

De hecho, para ayudar a poner esto en perspectiva aún más clara, un libro
reciente que enumera los cien "judíos más influyentes de todos los tiempos"
clasificó a Jesús de Nazaret segundo, siguiendo solo a Moisés (debido a la
influencia de las tradiciones mosaicas sobre el judaísmo, el cristianismo, y el
Islam), con Saúl de Tarso (Pablo) en el sexto lugar (después de Abraham) y
María (es decir, Miriam), la madre de Yeshua, ocupa el noveno lugar. El Rebe ni
siquiera estaba entre los primeros cien. De hecho, fue referido solo una vez, y
eso en el artículo sobre Bob Dylan (quien fue clasificado en el puesto noventa y
60
siete). Sin embargo, de alguna manera, para muchos judíos, es legítimo
considerar al rabino Schneerson como el Mesías, mientras que es ilegítimo
considerar a Jesús como el Mesías.

No necesitamos buscar ningún otro candidato o pretendiente mesiánico. El


verdadero Mesías vino hace veinte siglos, y se está preparando para regresar.
¿Estás listo? El escenario está siendo establecido.

2.3. No había expectativas judías en el primer siglo de que el Mesías sería un


gran hacedor de milagros, por lo que todos los supuestos milagros de Jesús
no tenían interés para los líderes judíos del siglo primero, y no me interesan.
Creo que estás mal informado, y no creo que estés siendo honesto contigo
mismo. Primero, definitivamente había una expectativa judía del primer siglo
acerca de un Mesías que obra milagros, de acuerdo con las predicciones de los
profetas bíblicos. En segundo lugar, si entendiste que Jesús el Mesías realmente
sanó a los enfermos, abrió los ojos, y resucitó a los muertos, y que todavía está
haciendo milagros, creo que esto sería de considerable interés para ti.

En varias ocasiones, se registra en el Nuevo Testamento que cuando Jesús sanó a


los enfermos y realizó milagros, la gente se preguntó en voz alta si él podría ser
el Mesías. Por ejemplo, Mateo nos dice que en una ocasión la gente "trajo a
Jesús un hombre endemoniado que era ciego y mudo, y Jesús lo sanó, para que
él pudiera hablar y ver. Todos quedaron asombrados y dijeron: "¿Podría ser este
el Hijo de David?" (Mateo 12: 22-23; recuerden que "Hijo de David" significaba
"el Mesías"). ¿Por qué respondieron de esta manera? ¡Porque comúnmente se
61
creía en ese momento que el Mesías sería un hacedor de milagros!

En otra ocasión, los discípulos de Juan el Bautista se acercaron a Yeshua y le


preguntaron: "¿Eres tú el que había de venir, o deberíamos esperar a alguien
más?" (Lucas 7:20). ¿Cómo respondió el Mesías a esta pregunta? Luke graba,

En ese momento, Jesús curó a muchos que tenían enfermedades, enfermedades y


espíritus malignos, y dio la vista a muchos que estaban ciegos. Entonces él
respondió a los mensajeros: "Regresa a informar a Juan lo que has visto y oído:
los ciegos ven, los cojos andan, los que tienen lepra se curan, los sordos oyen,
los muertos resucitan y las buenas nuevas es predicado a los pobres.
Bienaventurado el hombre que no se cae por mi culpa ".

Lucas 7: 21-23
¿Ves la importancia de esto? Una cantidad de judíos religiosos acudieron a Jesús
y quisieron saber si realmente era el Mesías. Él respondió diciendo: "¡Mira esto!
Estoy haciendo las obras que se esperaba que el Mesías hiciera ". En otras
palabras," ¡yo soy el único! "

De hecho, una larga descripción del Mesías en los Rollos del Mar Muerto,
escrita incluso antes del Nuevo Testamento, describe la actividad milagrosa de
Dios junto con el reino de su ungido en palabras casi idénticas a las citadas en
Lucas 7: 21-23. :

[Para los hea] vens y la tierra escuchará a Su Mesías, [y todo] lo que está en ellos
no se apartará de los santos preceptos. . . . Porque el Señor observará a los
devotos, y llamará a los justos por su nombre, y sobre los pobres pondrá su
espíritu, y los fieles lo renovará con su fuerza. Porque honrará a los devotos en el
trono de la realeza eterna, liberando a los prisioneros, dando vista a los ciegos,
enderezando lo retorcido. . . . Y el Señor realizará actos maravillosos tales como
los que no han existido, así como él lo hará [sabrá] porque sanará a los
malheridos y hará que los muertos vivan, proclamará buenas nuevas a los
mansos, dará abundantemente [a la necesidad] y, conducir al exiliado y
62
enriquecer al hambriento.

¿De dónde sacaron tales ideas los diferentes grupos judíos? De la Biblia hebrea!
63
Hay varios pasajes bien conocidos en el Tanakh que hablan de sanidades y
milagros junto con la era mesiánica. Por ejemplo, leemos en Isaías 35, una
famosa profecía mesiánica, que cuando Dios visita a su pueblo, "Entonces se
abrirán los ojos de los ciegos y se abrirán los oídos de los sordos. Entonces el
cojo saltará como un ciervo, y la lengua muda gritará de alegría. El agua brotará
en el desierto y los arroyos en el desierto "(Isaías 35: 5-6).
Estas fueron señales de que el reino de Dios estaba llegando. Aquellos que
habían sido cautivos de enfermedades y enfermedades opresivas fueron
64
liberados. Entonces, cuando Yeshua comenzó a predicar y enseñar en la
sinagoga de su pueblo un sábado, está escrito que describió el propósito de su
misión citando Isaías 61, leyendo estas palabras: "El Espíritu del Señor está
sobre mí, porque él me ha ungido para predicar buenas nuevas a los pobres. Me
ha enviado a proclamar libertad para los prisioneros y recuperación de la vista
para los ciegos, liberar al oprimido, proclamar el año del favor del Señor "(Lucas
4: 18-19, citando porciones de Isaías 61: 1-3) ) Las sanidades y los milagros
fueron parte de la misión del Mesías, y formaron algunas de sus credenciales
más impresionantes.

Descripciones similares de los milagros de la era mesiánica (ya sea realizadas


por Dios mismo o por su Mesías) también se encuentran en la literatura
talmúdica (ver, por ejemplo, b.Sucá 52a, donde el Mesías ben David resucita al
Mesías ben José de entre los muertos), y una muestra especial de favor divino
que se cree que acompaña a algunos de los sabios talmúdicos más santos fue su
habilidad para obrar milagros (en particular, Honi el Círculo Cajón y Hanina Ben
65
Dosa). De hecho, a lo largo de las épocas, hasta nuestros días, cuando los
jasidim de Lubavitch señalaron los presuntos milagros de sus rebedes como
posible prueba de su mesianismo, los judíos comúnmente han visto al Mesías
66
como una especie de milagro. Además, de acuerdo con el erudito cristiano de
los siglos IV y V Jerome, el falso Mesías Bar Kochba (influyente del 132 al 135
67
EC) realizó milagros falsos para engañar a la gente.

En cualquier caso, si alguna vez hubo un momento en que los milagros se


asociaron libremente con el Mesías, fue en el primer siglo, cuando no existían
cosas como el racionalismo ateo o el humanismo secular. Es posible que haya
obtenido sus datos incorrectos porque la enseñanza rabínica posterior puso más
68
énfasis en el Mesías como maestro o guerrero.
En cuanto a no preocuparse por los milagros, piense un poco la próxima vez que
usted o alguien que ama se enfrente a una enfermedad grave o una condición que
ponga en peligro su vida. Quizás el poder sanador de gracia de Jesús el Mesías te
69
parezca más relevante para ti.

Esta es simplemente la realidad de la naturaleza humana: somos débiles, frágiles,


propensos a las enfermedades y, como raza, plagados de terribles sufrimientos y
enfermedades. A pesar de que los seguidores de Jesús no están exentos de
enfermedad y dolor, ¡difícilmente !, a menudo experimentan el toque poderoso y
real del Mesías, recibiendo curación y liberación de maneras pronunciadas y
maravillosas. Muchos judíos realmente se han vuelto a Dios en arrepentimiento
y han puesto su fe en Yeshua el Mesías después de haber recibido la curación de
un grave trastorno físico o mental.

Pregúntele a David Yaniv sobre esto. Nacido en Tel Aviv en 1936, se lastimó la
espalda mientras trabajaba en un kibbutz, pero quedó paralítico debido a un error
del neurocirujano durante una operación de la columna vertebral. Durante siete
años y medio, podía moverse solo con la ayuda de una silla de ruedas o muletas
y aparatos ortopédicos pesados ​​para las piernas. Después de estar terriblemente
deprimido, finalmente se resignó a seguir el consejo de su médico de "aprender a
vivir con eso" porque el daño a su nervio era irreparable. Luego tuvo dos
experiencias que cambiaron su vida para siempre.

Primero, como resultado de ver la programación cristiana que se emitió en una


estación libanesa, se encontró con Yeshua como su Salvador, recibiendo el
perdón de los pecados y un corazón nuevo. Su esposa pronto se encontró con el
Mesías también. Luego, para gran asombro de David, después de que una mujer
cristiana recibió una "palabra" de que alguien que estaba viendo el mismo
programa cristiano estaba siendo curado de parálisis a largo plazo de la cintura
para abajo, despertó a la mañana siguiente para encontrar que sus piernas
respondían a los estímulos. ¡Él fue sanado! En cuestión de días, caminaba solo,
recuperándose por completo de una condición incurable, ante el absoluto
asombro de veinticinco médicos, neurocirujanos (incluido el cirujano cuyo error
paralizó a David en primer lugar) y neurólogos que venían de todo Israel. para
70
examinarlo. Más de quince años después, él está tan saludable y en forma
como siempre.

Este milagro documentado de hoy en día es solo otro recordatorio de que el


Mesías vino a liberar a los cautivos, de acuerdo con las profecías de nuestras
propias Escrituras Hebreas. Cuando regrese para establecer completamente el
reino de Dios en la tierra, realizará milagros aún mayores que los que hemos
visto hasta la fecha.

2.4. Jesús no puede ser el Mesías porque se ha derramado más sangre judía
en su nombre que en cualquier otro nombre o por cualquier otra causa.

Ciertamente, mucha sangre judía ha sido derramada en el nombre de Jesús por


hombres violentos e impíos que han sido una desgracia total para el cristianismo.
Esto es reprensible y completamente inexcusable. Aún así, su declaración es
bastante exagerada y también echa de menos un punto crucial. Primero, más
judíos han sido asesinados por personas que no profesaban ninguna fe en Jesús
que por los llamados "cristianos" que persiguieron a nuestro pueblo en el nombre
de Jesús. Por ejemplo, los estalinistas ateos que masacraron a nuestra gente no lo
hicieron en nombre de Jesús, ni los militantes terroristas islámicos. Segundo, hay
algo importante que debemos reconocer, aunque es terriblemente doloroso
incluso considerarlo. Desde una perspectiva bíblica, la razón más común por la
que se ha derramado sangre judía es que los judíos nos hemos desviado de Dios,
hemos violado su pacto, hemos violado sus leyes y hemos dejado de prestar
atención a sus profetas. Solo mira las maldiciones por la desobediencia
prometidas en la Torá de Moisés. No podríamos haber sufrido tanto si fuéramos
inocentes como pueblo. En cuanto a hipócritagoyyim (gentiles) derramando
sangre judía en el nombre de Jesús-ningún verdadero seguidor de Jesús podría
asesinar en su nombre-este acto terriblemente pecaminoso también se alude en la
Torá.

En las siguientes respuestas, abordaré en detalle el tema difícil del antisemitismo


"cristiano", discutiendo los temas relevantes con total honestidad y franqueza.
En este momento, quiero hacerte una pregunta. Honestamente, ¿por qué crees
que se ha derramado tanta sangre judía a través de los años? ¿Crees que esto fue
lo que Dios pensó para nosotros, que esta es la demostración de su amor hacia
nosotros y la prueba de su bendición sobre nosotros? ¿O crees que algo salió mal
y que el Señor no tuvo la intención de que nosotros sufriéramos como nosotros?
¿ Realmente crees que Jesús es la causa de nuestro sufrimiento?

Déjame dar un paso más y hacerte una pregunta aún más difícil: ¿Qué pasaría si
Jesús realmente fuera nuestro Mesías y tuviéramos la opción de recibirlo o
rechazarlo? ¿Cuáles serían las consecuencias de que le dijéramos no a nuestro
libertador enviado por Dios?

Hace casi dos mil años, cuando Jesús el Mesías vino a la ciudad de Jerusalén por
última vez antes de su muerte, lloró sobre la ciudad, previendo el terrible
sufrimiento que estaba por venir:

Al acercarse a Jerusalén y ver la ciudad, lloró sobre ella y dijo: "Si tú, incluso tú,
solo hubieras sabido en este día lo que te traería paz, pero ahora está oculto a tus
ojos". Los días vendrán sobre ti cuando tus enemigos construyan un terraplén
contra ti, te rodeen y te lleven por todos lados. Te derribarán al suelo, tú y los
niños dentro de tus paredes. No dejarán una piedra sobre otra, porque no
reconocieron el momento en que Dios viene a ustedes ".
Lucas 19: 41-44

Había deseado hacer el bien a su pueblo judío, pero como nación, no estábamos
dispuestos. Cuarenta años después, Jerusalén fue saqueada por los romanos.
Yeshua sabía que venía. Escucha sus palabras de lamentación:

¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son
enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus
polluelos debajo de las alas, pero no quisiste! Mira, tu casa te queda desolada.
Porque te digo que no volverás a verme hasta que digas: "Bendito el que viene
en el nombre del Señor".

Mateo 23: 37-39

Hasta el momento de su crucifixión, incluso después de haber sido severamente


azotado y golpeado, Yeshua estaba más preocupado por el sufrimiento que
estaba por llegar a su pueblo que por su propia agonía física y emocional:

Una gran cantidad de personas lo siguieron, incluidas mujeres que lloraban y


lloraban por él. Jesús se volvió y les dijo: "Hijas de Jerusalén, no lloren por mí;
lloren por ustedes y por sus hijos. Porque llegará el momento en que digas:
"¡Benditas sean las mujeres estériles, los vientres que nunca aburrieron y los
senos que nunca amamantaron!" Entonces "dirán a las montañas:" ¡Caigan sobre
nosotros! "Y a las montañas:" ¡Cúbrannos! "» [Citando a Oseas 10: 8] Porque si
los hombres hacen estas cosas cuando el árbol está verde, ¿qué sucederá cuando
está seco? "
Lucas 23: 27-31

Trágicamente, esto fue parte de un patrón: del mismo modo que repetidamente
rechazamos la Torá y los profetas, rechazamos al Mesías cuando vino (véase
también arriba, 2.1-2.2). Mira cómo uno de los antiguos autores bíblicos
describió nuestra historia durante los tiempos bíblicos:

El SEÑOR advirtió a Israel y a Judá a través de todos sus profetas y videntes:


"Apartaos de vuestros caminos perversos". Observa mis mandamientos y
decretos, de acuerdo con toda la Ley que ordené a tus padres que obedezcan y
que te entregué a través de mis siervos los profetas. "Pero ellos no escucharon y
fueron tan rígidos como sus padres, que no lo hicieron. confía en el SEÑOR su
Dios. Rechazaron sus decretos y el pacto que él había hecho con sus padres y las
advertencias que les había dado. Siguieron ídolos sin valor y se volvieron
inútiles. Ellos imitaron a las naciones a su alrededor, aunque el Señor les había
ordenado: "No hagas lo que ellos hacen", e hicieron las cosas que el Señor les
había prohibido que hicieran. Dejaron todos los mandamientos del SEÑOR su
Dios y se hicieron dos ídolos en forma de becerros, y un estanque de Asera. Se
inclinaron ante todos los ejércitos estelares y adoraron a Baal. Sacrificaron a sus
hijos e hijas en el fuego. Practicaron la adivinación y la hechicería, y se
vendieron para hacer lo malo ante los ojos del SEÑOR, provocándolo a ira.
Entonces el SEÑOR se enojó mucho con Israel y los quitó de su presencia.
Solamente quedó la tribu de Judá, e incluso Judá no guardó los mandamientos de
Jehová su Dios. Siguieron las prácticas que Israel había introducido. Por lo tanto,
el SEÑOR rechazó a todo el pueblo de Israel; él los afligió y los entregó en
manos de saqueadores, hasta que los empujó de su presencia. Entonces el
SEÑOR se enojó mucho con Israel y los quitó de su presencia. Solamente quedó
la tribu de Judá, e incluso Judá no guardó los mandamientos de Jehová su Dios.
Siguieron las prácticas que Israel había introducido. Por lo tanto, el SEÑOR
rechazó a todo el pueblo de Israel; él los afligió y los entregó en manos de
saqueadores, hasta que los empujó de su presencia. Entonces el SEÑOR se enojó
mucho con Israel y los quitó de su presencia. Solamente quedó la tribu de Judá, e
incluso Judá no guardó los mandamientos de Jehová su Dios. Siguieron las
prácticas que Israel había introducido. Por lo tanto, el SEÑOR rechazó a todo el
pueblo de Israel; él los afligió y los entregó en manos de saqueadores, hasta que
los empujó de su presencia.

2 Reyes 17: 13-20

(Recuerde: este es el resumen histórico proporcionado por nosotros en nuestra


propia Biblia hebrea. Sí, la Palabra de Dios es despiadadamente honesta).

El hecho es que fuimos advertidos. Pocas secciones de la Torá -o la Biblia en


general- son más claras que Levítico 26 y Deuteronomio 28, los capítulos
prometen bendiciones para la obediencia y maldiciones para la desobediencia.
Allí, en detalle explícito, Dios le prometió prosperidad y bienestar a nuestro
pueblo en este mundo si obedecíamos sus mandamientos y nos amenazaba con
juicios terribles si nos negamos a obedecer (véase también la discusión anterior,
1.10). Desafortunadamente, como el Señor predijo a Moisés, nuestra historia
debía estar marcada por la desobediencia nacional y las maldiciones en
oposición a la obediencia nacional y las bendiciones:

Y el SEÑOR dijo a Moisés: "Vas a descansar con tus padres, y estas personas
pronto se prostituirán a los dioses extranjeros de la tierra en la que están
entrando. Ellos me abandonarán y romperán el pacto que hice con ellos. En ese
día me enojaré con ellos y los abandonaré; Ocultaré mi rostro de ellos, y serán
destruidos. Muchos desastres y dificultades vendrán sobre ellos, y en ese día
preguntarán: '¿No han venido sobre nosotros estos desastres porque nuestro Dios
no está con nosotros?' ".

Deuteronomio 31: 16-17


En este punto, usted podría estar preguntando: "¿Qué tiene esto que ver con mi
objeción? ¿Qué tiene esto que ver con todo el sufrimiento que nuestro pueblo ha
sufrido a manos de los cristianos que nos persiguieron en el nombre de Jesús?
¿Cuál es la conexión?

La conexión es simplemente esto: hemos sufrido principalmente por nuestros


pecados, no por los pecados de aquellos que nos persiguieron. En otras palabras,
mientras cada hipócrita cristiano o fanático musulmán o asesino nazi que haya
hecho daño a un judío será juzgado por Dios por sus propios pecados, debe
haber habido algo malo de nuestra parte y que nosotros hayamos sufrido por ello
terriblemente a nivel nacional. Esto es absolutamente explícito en nuestras
71
Escrituras. Si estuviéramos en buena relación con Dios a nivel nacional,
seríamos bendecidos, no malditos. Por lo tanto, a pesar de que pueda encontrar
esto difícil de tragar, en realidad, su argumento es con la Torá, no conmigo. De
hecho, el autor judío ortodoxo Meir Simcha Sokolovsky, al examinar la historia
de Israel a la luz de las bendiciones y maldiciones de Deuteronomio 28, hace una
observación interesante:

La singularidad del Pueblo Judío, el Pueblo Elegido, es evidente no solo en los


milagros y las maravillas que son parte integral de su historia, sino también en
sus crónicas de sufrimiento y tribulación inigualables. Ninguna otra nación en el
mundo ha sido tan perseguida, asediada por decretos malvados, tan victimizada
por libelos, tan repetidamente expulsada de tantas tierras como la nación judía. .
. . Esto por sí solo constituiría una prueba clara de que los sufrimientos y las
agonías que se han visitado al pueblo judío no son meras casualidades, sino la
consecuencia inevitable de la relación única entre Dios y su pueblo Israel, a
quien ha elegido acercarse a sí mismo, meticulosamente cumpliendo tanto su
recompensa como su castigo. En las palabras del profeta:

Sólo tú me has conocido (amigo) de todas las familias de la tierra: por lo tanto,
te castigaré por todos tus pecados. (Amós 3: 2)
Un hijo cuyo padre lo reprende por conducta indecorosa siente el amor y la
cercanía de su padre hacia él, incluso cuando es castigado. Se da cuenta de que
su padre no se habría molestado en castigar a un niño extraño que se comportó
de manera similar ya que el asunto no tendría importancia para él.

Así es con el pueblo judío: la naturaleza irracional de su sufrimiento demuestra


que proviene del cielo. Es un signo y una maravilla que testifica el vínculo
72
eterno de amor entre el pueblo de Israel y su Dios.

Lo que les estoy instando a tener en cuenta es que incluso nuestro sufrimiento a
73
manos de la iglesia-un tema angustioso que he escrito en profundidad -es
parcialmente debido al hecho de que nuestro continuo rechazo de los mensajeros
de Dios, de Moisés a Jeremías a el Mesías, nos sacó del lugar de bendición y
protección y nos hizo vulnerables a un ataque del infierno. Parece que la Torá
74
también profetizó acerca de esto.

Mire Deuteronomio 32: 19-21 tal como aparece en la Nueva Versión de la


Sociedad Judía de Publicaciones:

El Señor vio y se enojó

Y despreció a Sus hijos y Sus hijas.

Él dijo:
Esconderé mi semblante de ellos,

Y mira cómo les va al final.

Porque son una raza traicionera,

Niños sin lealtad en ellos.

Me indignaron con no-dioses,

Me disgustó con sus futilidades;

Los incienso con un no-folk,

75
Vexelos con una nación de tontos.

El principio aquí parece ser uno de castigo por ojo y realmente se aplica a la
cuestión que nos ocupa: como rechazamos al Mesías cuando vino, se abrió la
puerta para que sufriéramos atrocidades en manos de su falsa seguidores. En
otras palabras, dado que pecamos contra Dios (y nuestro rechazo del Mesías
76
ciertamente fue un pecado contra Dios), la gente pecó contra nosotros.
"¿Pero por qué sigues diciendo que los cristianos que torturaron y mataron a
nuestros antepasados ​​fueron falsos seguidores de Jesús? ¡Me parece que fueron
los seguidores más fervientes y entusiastas de todos!

De ningún modo. Las palabras de Jesús y del resto del Nuevo Testamento son
absolutamente claras: cualquiera que persiga, torture o mate a otro ser humano
en el nombre de Jesús, especialmente con el objetivo de convertir a esa persona,
no es uno de los suyos. Por el contrario, Yeshua pronunció bendiciones sobre los
mansos y los pacificadores, alabando a aquellos que soportaron con alegría la
persecución y el insulto por su bien (ver Mt. 5: 3-12). Enseñó a sus seguidores a
amar a sus enemigos, orar por aquellos que los persiguieron y hacer el bien a
quienes los odiaban (ver Mateo 5:44; Lucas 6:35). Dejó absolutamente claro que
su gente no eratomar la espada en un intento de defenderlo o extender su reino,
advirtiendo que "todos los que tomen la espada morirán a espada" (Mateo 26:52,
ver también Juan 18:36). De hecho, los primeros cristianos estaban tan
comprometidos con la no violencia que se negaron incluso a servir en el ejército
romano.

Pablo enseñó a los creyentes a "bendecir a los que te persiguen; bendice y no


maldigas, "pidiéndoles que no" paguen a nadie mal por mal "y les aconsejen que
no sean" vencidos por el mal "sino que" venzan el mal con el bien "(Romanos
12:14, 17, 21) . Peter reiteró esto, recordando a sus lectores que fueron llamados
a un paciente sufrimiento, incluso cuando era completamente injusto. ¿Por qué?

. . . porque Cristo sufrió por ti, dejándote un ejemplo, para que sigas sus pasos.
"No cometió ningún pecado ni engaño en su boca". Cuando le arrojaron sus
insultos, él no respondió; cuando sufrió, no hizo amenazas. En cambio, se confió
a él que juzga con justicia. Él mismo cargó con nuestros pecados en su cuerpo
sobre el madero, para que podamos morir a los pecados y vivir para la justicia;
por sus heridas has sido sanado.
1 Pedro 2: 21-24

77
Ese es el ejemplo que todo cristiano debe seguir.

Tan enfática fue esta enseñanza que Juan, uno de los hombres más cercanos a
Jesús durante sus días en la tierra, pudo escribir: "Sabemos que hemos pasado de
la muerte a la vida, porque amamos a nuestros hermanos. Cualquier persona que
no ama permanece en la muerte. Cualquiera que odia a su hermano es un
asesino, y usted sabe que ningún asesino tiene vida eterna en él "(1 Juan 3: 14-
15). ¡Eso es lo que dice el Nuevo Testamento!

En realidad, Podría citar docenas de pasajes similares del Nuevo Testamento,


junto con miles de historias de los seguidores de Jesús moviéndose siendo
encarcelados, torturados y sacrificados por sus seguidores en la fe verdadera de
78
Jesús será el persecut ed, no los persecut ORS -pero puedo resumir mi punto
aquí con una declaración del Mesías: "No todos los que me digan: 'Señor, Señor'
entrarán en el reino de los cielos, sino solo el que hace la voluntad de mi Padre
que es en el cielo "(Mateo 7:21). En otras palabras, no todos los que se llaman
cristianos o judíos mesiánicos realmente lo son. Más bien, todos aquellos que no
hacen la voluntad de Dios no son seguidores del Mesías, incluso si realizan
milagros en su nombre (Mateo 7: 22-23). Pueden llamarlo Señor, pero lo niegan
con sus malas acciones.

Para resumir, porque hemos rechazado al Mesías cuando vino (el rechazo de
ninguna otra persona podría causar tanto sufrimiento para nosotros como
pueblo), que forfeited las bendiciones de Dios y heredó sus maldiciones en
cambio, uno de los cuales incluyó ser perseguidos y acosados por gente sin Dios,
algunos de los cuales incluso podrían ser cristianos profesantes. Esto está de
acuerdo con un patrón que encontramos varias veces en las Escrituras: cuando
pecamos contra Dios y merecimos su castigo, él nos entregó a manos de otras
79
naciones sin Dios para afligirnos, naciones como Asiria o Babilonia. El
problema es que estas naciones fueron demasiado lejos en sus acciones y se
convirtieron ellos mismos en el objeto del juicio.

Considera las palabras de Dios a Asiria:

¡Ay del asirio, la vara de mi ira, en cuya mano está el garrote de mi ira! Lo envío
contra una nación sin Dios, lo envío contra un pueblo que me enfurece, para
tomar botín y arrebatar el saqueo, y para pisotearlos como lodo en las calles.
Pero esto no es lo que él pretende, esto no es lo que él tiene en mente; su
propósito es destruir, poner fin a muchas naciones. . . . [Por lo tanto] cuando el
Señor haya terminado toda su obra contra el Monte Sión y Jerusalén, dirá:
"Castigaré al rey de Asiria por la soberbia de su corazón y la arrogancia en sus
ojos".

Isaías 10: 5-7, 12

Algunos de los sufrimientos de Israel se debieron a su propio pecado, y algunos


se debieron al pecado de sus opresores. Como el Señor declaró en Zacarías 1:15
(después de que Judá sufrió a manos de Babilonia, Edom y otros), "estoy muy
enojado con las naciones que están tranquilas; porque solo estaba enojado un
poco, pero excedieron el castigo "(NJPSV). O, según lo expresado en la NVI,
"solo estaba un poco enojado, pero se sumaron a la calamidad".

Este ha sido el patrón a lo largo de la historia, desde el período del Antiguo


Testamento hasta nuestros días. Hasta cierto punto, a menudo hemos merecido el
castigo como pueblo, pero el castigo a menudo fue demasiado extremo, y Dios
tuvo que castigar también a los castigos. Yeshua nos advirtió que los romanos
infligirían un juicio terrible sobre Jerusalén y su pueblo porque nos perdimos el
tiempo de nuestra visita, pero los romanos sin duda fueron demasiado
despiadados y como resultado fueron juzgados por Dios también. Entonces ha
continuado a esta hora. Hasta que regresemos a Dios en arrepentimiento y
reconozcamos al Mesías, permanecemos vulnerables a los ataques maliciosos y
los dispositivos malignos de aquellos que odian al pueblo judío, y estos
odiadores de judíos, que por sus propias acciones demuestran que ellos tampoco
conocen al Mesías. , será juzgado por Dios también.

Esto está muy claro: ¡las consecuencias de nuestro rechazo al Mesías


ciertamente no pueden usarse como un criterio para negar su mesianismo!

¿No sería trágico perpetuar el error de rechazarlo, permanecer ignorante de sus


enseñanzas y culparlo por las atrocidades cometidas por sus seguidores falsos, en
lugar de acudir a él con fe y revertir el patrón de juicio? Te digo con total
confianza: Jesús es la cura de todos nuestros problemas, individual y
nacionalmente, no la causa de todos nuestros problemas.

2.5. El cristianismo es en realidad una religión de odio, no de amor. Su mala


fruta demuestra que es un árbol malo, incluso según los criterios de Jesús
(véase Mt. 7: 15-20; Lucas 6: 43-45).

Hace años, algunos rabinos ortodoxos me dijeron que no sabía lo que era el
verdadero judaísmo. ¿Podría ser que no sabes qué es el verdadero cristianismo?
El fruto que se ha producido a través de la venida de Jesús en el mundo, en la
vida de sus verdaderos seguidores, ha sido maravilloso y extraordinario. De
todos modos, tu razonamiento sobre que el cristianismo es un árbol malo es
defectuoso. Dejame explicar.

Cuando estaba en la escuela de posgrado en la Universidad de Nueva York,


conocí e interactué con estudiantes y profesores de diversos orígenes religiosos,
y desde entonces, mientras viajé por todo el mundo diciéndole a las personas las
buenas nuevas sobre Jesús el Mesías, he hablado incluso con más personas que
representan una amplia gama de creencias espirituales, incluidos musulmanes,
budistas, hindúes, sijs y animistas. Hasta el día de hoy, cuando hablo de religión
con personas educadas en lo que creen, siempre les pregunto qué enseña
realmente su religión. En otras palabras, digo: "He oído que crees tal o cual
cosa". ¿Es esto cierto? "Y luego explican:" Sí, eso es correcto "o" No, es un error
común ". Siempre que sea posible, les pido que apoyen sus declaraciones con
citas de sus libros sagrados. De esta manera puedo aprender lo que realmente
creen (y no solo lo que alguien me dijo que creen), y puedo compartir mis
creencias de manera más efectiva con ellos. ¿No estarías de acuerdo en que este
es un enfoque justo?

De la misma manera, cuando se trata de lo que el cristianismo realmente enseña


y de los ideales que en realidad expresa, debemos volver a las palabras de Jesús
y sus seguidores como se registra en el Nuevo Testamento. Solo eso es
autoritario para aquellos que profesan ser sus discípulos hoy.

"Pero", dices, "a menudo hay una gran diferencia entre lo que dice un libro
religioso y lo que hacen los seguidores de esa religión".

Ese es un buen punto, pero no cambia mi argumento. En primer lugar, cuando


los llamados seguidores de una religión no se adhieren a la enseñanza clara y los
estándares de esa religión, entonces se los califica correctamente de hipócritas.
Pero su hipocresía ciertamente no resta valor a la verdad de la religión misma.
En segundo lugar, en una religión como el Islam hay, de hecho, pasajes
explícitos en el Corán y las primeras tradiciones musulmanas que defienden la
violencia física y la guerra para propagar la fe. Esto está en completo contraste
con la enseñanza del Nuevo Testamento, que rechaza categóricamente el uso de
la fuerza para propagar la fe. Por lo tanto, cuando los musulmanes lanzan una
guerra santa para difundir el Islam, a menudo son fieles a su fe; cuando los
cristianos hacen tal cosa, siempre niegan su fe.

En tercer lugar, los judíos reaccionamos correctamente cuando un antisemita


utiliza el Talmud para demostrar que los rabinos defendían perversiones tales
80
como, por ejemplo, tener relaciones sexuales con niños. Señalamos que la
única forma en que alguien podría llegar a tal conclusión sería a través del
completo mal uso del Talmud, y somos celosos de defender el verdadero
significado e intención de los eruditos talmúdicos. De la misma manera, cuando
el cristianismo está mal caracterizado (en este caso, se lo tilda de religión de
odio), es necesario volver a las fuentes del Nuevo Testamento y ver lo que
realmente dicen.

En cuarto lugar, la fruta total producida por la fe verdadera en Jesús engendra


todo menos odio. (Diré más sobre este último punto en un momento).

Primero revisemos lo que Jesús y sus seguidores enseñaron acerca del


tratamiento de aquellos que se oponen a la fe, las actitudes hacia los enemigos de
uno y el uso de la fuerza para difundir la fe. Como vimos antes (2.4), Yeshua
pronunció bendiciones sobre los mansos y pacificadores, alabando a aquellos
que soportaron la persecución y el insulto alegremente por su bien, instruyendo a
sus seguidores a amar a sus enemigos, orando por aquellos que los persiguieron
y hacen el bien a aquellos que los odiaban Esto es lo que enseñó:
Hazlo con los demás como te gustaría que te hicieran. Si amas a los que te aman,
¿qué crédito es para ti? Incluso los pecadores aman a quienes los aman. Y si le
haces bien a aquellos que son buenos contigo, ¿qué crédito es para ti? Incluso los
"pecadores" hacen eso. Y si presta a aquellos de quienes espera el reembolso,
¿qué crédito le otorga a usted? Incluso los "pecadores" prestan a los "pecadores",
que esperan ser pagados en su totalidad. Pero ama a tus enemigos, hazles bien y
preste dinero sin esperar recuperar nada. Entonces tu recompensa será grande, y
serás hijos del Altísimo, porque es amable con los ingratos y malvados. Sé
misericordioso, así como tu Padre es misericordioso. No juzgues, y no serás
juzgado. No condenes y no seras condenado. Perdona, y serás perdonado.

Lucas 6: 31-37

"¡Pero nadie vive así!", Dices. "Los seguidores de Jesús son cualquier cosa
menos amorosos".

De Verdad? ¿Cuántos cientos (o miles, o millones) de ellos conoces


personalmente? ¿Cuántos judíos mesiánicos conoce usted que sobrevivieron al
Holocausto y perdonaron a los mismos nazis que mataron o torturaron a sus
propios padres, cónyuges o hermanos? Conozco a algunos, y el amor que tienen
proviene de Jesús, el Mesías, sin el cual se habrían consumido con odio y
amargura. ¿Cuántos misioneros cristianos conoces que han tenido miembros de
la familia o amigos asesinados por miembros hostiles de otra fe, solo para dar
sus propias vidas para llegar a esas personas? Conozco a tales personas, y el
81
fuego que alimenta su compasión es el fuego del amor del Mesías.

Permítanme darles solo dos ejemplos que demuestran el efecto poderoso y


transformador de la vida del mensaje de las buenas nuevas del Mesías, ejemplos
que muestran cómo el amor de Dios por nosotros, expresado a través de Yeshua,
a su vez produce amor sobrenatural por los demás. Y recuerde, estos son solo
dos ejemplos de millones, y lo digo sin exagerar.

Considere las historias del Sargento Jacob DeShazer y el Capitán Mitsuo


Fuchida, enemigos mortales durante la Segunda Guerra Mundial. DeShazer, un
estadounidense, fue derribado en Japón durante un bombardeo. Fuchida dirigió
el infame ataque de Pearl Harbor en 1941. Ambos eran soldados de corazón, y
matarlos era asunto de ellos durante la guerra. Pero Dios tenía otros planes.

La historia comienza en un campo de prisioneros y una celda de cinco pies de


ancho donde DeShazer se mantuvo después de ser derribado por los japoneses.

Fue tratado con las más horribles formas de crueldad. Desarrolló un intenso odio
por sus guardias japoneses. Todo lo que quería era poner sus manos en una de
sus gargantas para exprimirle la vida. Pero continuaron torturándolo. Día tras día
su odio creció hasta convertirse en una verdadera montaña. Él vivía solo por una
razón, y eso era vengarse de sus torturadores.

Un día, trajeron una Biblia a la prisión. Fue pasado por alto y finalmente llegó a
DeShazer. Él lo leyó. ¡Lo devoró ansiosamente! Y se encontró con las palabras
de Jesús, que dijo [mientras estaba siendo crucificado]: "Padre, perdónalos,
porque no saben lo que hacen" (Lucas 23: 34a). El amor de Cristo derritió esa
montaña de odio dentro de Jacob DeShazer y lo llenó con la alegría de
Jesucristo. Él dijo: "Mi corazón estaba lleno de alegría". No habría
intercambiado lugares con nadie. "Poco después, un guardia golpeó la puerta de
la celda con el pie descalzo de DeShazer y comenzó a patearlo en el pie con
botas con clavos. DeShazer no dijo nada, pero pensó en las palabras de Jesús:
82
"Ama a tus enemigos". La actitud de ese guardia cambió sustancialmente.
Tras su liberación después de la guerra, DeShazer tuvo la oportunidad de
regresar a Japón, y lo hizo, pero no como soldado. Más bien, fue como
misionero, compartiendo el mensaje del amor del Mesías con los japoneses. Tan
maravillosa fue su historia que fue impresa como un tratado en japonés. Pero eso
fue solo el comienzo:

Un día un japonés que estaba descorazonado, quebrado, abatido y desesperado


fue dado por un extraño estadounidense. Leyó ese folleto, y su corazón se
conmovió. Él buscó a los misioneros cristianos y la Biblia. Él también se
convirtió. Su nombre era el Capitán Mitsuo Fuchida. Era el oficial japonés que
encabezó el ataque de 1941 contra Pearl Harbor el 7 de diciembre. El mismo
hombre que había declarado: "¡Tora! Tora! Tora! "[Japonés para" ¡Tigre! ¡Tigre!
¡Tiger! "] Entregó su corazón y su vida a Jesucristo. Él también comenzó a
predicar el evangelio de Jesucristo a personas de todo Japón y América. Incluso
regresó a Pearl Harbor en el vigésimo quinto aniversario del ataque con un
regalo en la mano para los sobrevivientes: una Biblia con Lucas 23: 34a inscrita
en ella ("Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen" "). Fuchida pidió
83
perdón,

¡Este es el poder contagioso del amor del Mesías! De hecho, debido a que
ejemplos como estos pueden multiplicarse tan fácilmente, la objeción judía que
escucho de aquellos que trabajan con los verdaderos seguidores de Jesús en todo
el mundo es generalmente la objeción opuesta a la que se plantea aquí, a saber:
"No es natural volverse la otra mejilla y ama a tus enemigos. ¡El cristianismo no
84
permite una expresión saludable de la emoción humana! "

Por el contrario, hay una liberación emocional maravillosa, limpiadora,


liberadora y ordenada por Dios que llega a través del perdón y el amor. Este
amor incondicional y empoderado por Dios ayuda a explicar por qué existe una
correlación directa entre la propagación del verdadero cristianismo y los
aumentos dramáticos en el cuidado de la salud, la educación y los actos de
bondad hacia los que sufren y los pobres. No se puede negar el profundo efecto
humanitario que el mensaje del Evangelio ha producido en todo el mundo.

Hasta el día de hoy, la mayoría de los esfuerzos para alimentar a los


hambrientos, cuidar a los enfermos y aliviar el sufrimiento humano son
financiados y llevados a cabo por organizaciones cristianas (ver más vol.2, 3.25).
La verdadera fe del Nuevo Testamento es un buen árbol, y es por eso que ha
producido tanto fruto bueno.

Entonces, ¿cómo explicamos la cantidad sustancial de fruta mala que el


cristianismo ha producido a través de los siglos? Tomemos un minuto para
pensar esto, volviendo a las propias palabras de Yeshua. En Lucas 6: 43-44, él
enseñó: "Ningún árbol bueno da malos frutos, ni el árbol malo da buenos frutos".
Cada árbol es reconocido por su propia fruta. La gente no recoge los higos de los
espinos, ni las uvas de las zarzas ".

¿Qué significa esto? Bueno, es posible que un buen árbol produzca alguna fruta
podrida de vez en cuando, pero su fruta en general será buena. Un árbol malo,
sin embargo, nunca producirá una fruta realmente buena en absoluto. Si un árbol
ha dado muchos buenos frutos a través de los años, incluso si ha habido algunas
"manzanas podridas" en el camino, la mala fruta sería la excepción obvia que
demostró la regla. En realidad, se destacaríaporque era tan inusual Este es el
caso de Jesús el Mesías: Su venida al mundo ha producido una cantidad casi
indescriptible de frutos maravillosos en las vidas de incontables millones que
verdaderamente lo han abrazado. Las cosas feas hechas por algunos de sus
seguidores se destacan porque son muy contrarias al ejemplo establecido por
Yeshua y sus discípulos. Como se expresó en un libro reciente, hay una
diferencia entre el cristianismo (que significa la verdadera expresión de la fe
mesiánica) y la cristiandad (es decir, la estructura humanamente organizada que
85
a menudo se ha desviado de la fe).
En este punto, puedo escuchar a alguien diciendo: "¡Tonterías! Usted acaba de
hacer frente a este argumento de 'mala fruta ocasionales de un buen árbol' ".

Estoy preparado para responder a tu pregunta. Pero recuerda esto: los dos
estamos de acuerdo en que un árbol verdaderamente malo no producirá una fruta
verdaderamente buena , ¿verdad? Tenga esto en cuenta cuando analicemos su
argumento.

A menudo se afirma que el cristianismo surgió del judaísmo, y que la religión de


Moisés, los profetas y los sabios rabínicos proporcionaron la tierra de la que
86
crecieron la religión de Jesús y los apóstoles. ¿Qué dice eso sobre el
judaísmo? De acuerdo con la lógica que se usa contra nosotros aquí, ¡el árbol
judío rabínico debe haber sido malo porque produjo el fruto malo del
cristianismo!

Por supuesto, dirías: "¡No, en absoluto! De hecho, es porque Jesús y sus


seguidores se separaron de sus buenas raíces judías que produjeron frutos tan
malos. "Bueno, aparte del hecho de que Yeshua y sus seguidores no se separaron
de sus raíces bíblicas judías, debes darte cuenta de que acabas de decirme mi
propio argumento para ti. El cristianismo ha producido malos frutos solo cuando
los que profesaban seguir a Jesús, el Mesías, se separaron de sus buenas raíces
del Nuevo Testamento.

De acuerdo con su lógica, dado que el cristianismo surgió del suelo judío, y dado
que el cristianismo ha producido algunos malos frutos, entonces el judaísmo
debe ser un árbol malo, ya que produjo el fruto malo del cristianismo. La lógica
es claramente defectuosa.
También podría preguntarte qué fruto ha producido la Torá en las vidas de
nuestra gente durante los últimos mil quinientos años. Usted podría decir: "¡Es
fácil de responder! Ha producido el fruto de la vida justa, la integridad, la
devoción a Dios y el respeto por la tierra y por la humanidad como un todo ".

¡No exactamente! Estas cosas solo son ciertas para aquellos que se han adherido
a las palabras de la Torá. Para aquellos que rechazaron la ley -y eso se aplica a la
gran mayoría de nuestra gente que ha nacido desde la Torá- la Torá ha producido
un sufrimiento indescriptible para nuestra gente, comenzando con la muerte de
tres mil israelitas pocos días después de que Moisés recibió los Mandamientos
en el Monte Sinaí (véase Éxodo 32) y que resultan en la muerte de una
generación entera en el desierto menos de cuarenta años después (véanse los
Números 13-14). Esto se debe a que rechazó las palabras de la Torá.

Una vez más, la forma de juzgar a un árbol es ver qué fruto produce quien
mantiene sus principios y vive sus ideales. Del mismo modo que sería injusto
juzgar el judaísmo tradicional por las acciones de un judío religioso como
Baruch Goldstein, que masacró a treinta musulmanes rezando en Hebrón
(aunque muchos judíos ultraortodoxos que viven en Israel lo consideran héroe y
santo mártir) hoy) o por un judío irreligioso como Karl Marx, cuyos escritos
ayudaron a dar nacimiento a la moderna monstruosidad llamada comunismo, así
también sería injusto juzgar a Jesús o la fe neotestamentaria en su conjunto por
las acciones y palabras de aquellos que a veces sirvieron como líderes en la
iglesia mientras rechazan las enseñanzas de Jesús, el mismo fundamento de la
iglesia.

"Pero todavía no entiendo por qué tantos líderes cristianos han sido tan
virulentos antisemitas". Esto no tiene ningún sentido, y para mí, cuestiona todo
su punto aquí. Si el árbol cristiano es bueno, seguramente debería haber dado
buenos frutos en términos de amar, no odiar y perseguir, a nuestra gente.
Obviamente, juzgas a un árbol según el patrón general del tipo de fruta que
produce ".
De hecho, estoy de acuerdo con sus instalaciones aquí. Esta vez, son tus hechos
los que están equivocados. Por supuesto, es cierto que ha habido un doble golpe
en lo que respecta a la cuestión de la iglesia y los judíos. Por un lado, nosotros
los judíos hemos sufrido por nuestros pecados durante los últimos dos mil años,
pecados que incluyen nuestro continuo rechazo a Jesús el Mesías. Por otro lado,
hemos sufrido por los pecados de la iglesia, es decir, nos han atacado y nos han
discriminado porque no creímos en su mensaje. Este asunto es tan feo que
respira el mismo espíritu de una conspiración satánica, y dedicaré las siguientes
tres preguntas al tema del "antisemitismo cristiano" (ver 2.6-2.8).

La razón, sin embargo, de que difiero con sus hechos es simplemente porque el
verdadero cristianismo a menudo está marcado por el filosemitismo (es decir, un
amor especial por el pueblo judío) en oposición al antisemitismo (para más sobre
esto, vea especialmente, 2.7 ) En otras palabras, durante el Holocausto, los
verdaderos seguidores de Jesús no eran los oficiales de las SS ucranianas cuyos
cinturones decían: "En Dios confiamos", ni eran los sacerdotes polacos que
instaban a sus feligreses a exponer y traicionar a sus amigos judíos y
compañeros de trabajadores. No. Eran los llamados "gentiles honrados" que
arriesgaban sus vidas para proteger y salvar a sus vecinos judíos, gente como la
familia de los diez Boom en Holanda, que se hizo famosa a través de la película
87
The Hiding Place.

El hecho de que los verdaderos seguidores de Jesús hayan sido siempre un


remanente relativamente pequeño -en contraste con los números más grandes
representados por la cristiandad como un todo- no debería sorprendernos, ya que
solo hubo un remanente fiel de israelitas durante el período bíblico, y allí solo ha
sido un remanente fiel desde entonces, incluso según los judíos ortodoxos.
Incluso hoy, cuando el mensaje de las buenas nuevas del Mesías se difunde por
el mundo (ver arriba, 2.2), los verdaderos creyentes en Yeshua representan solo
una porción de aquellos que se llaman a sí mismos cristianos, una porción, debo
agregar, que a menudo es perseguida y maltratado.
En cualquier caso, la maravillosa fruta producida por la vida, la muerte y la
resurrección de Jesús, el Mesías, continúa inundando el mundo, y debido a él,
hasta el día de hoy, los terroristas están entregando sus armas, los asesinos en
serie en prisión están encontrando una nueva forma de vida, los adoradores de
ídolos se vuelven hacia el único Dios verdadero, los adictos a las drogas y los
alcohólicos se liberan de sus adicciones, los abusadores infantiles están
cambiando sus caminos, las prostitutas ya no ejercen su oficio, y las familias
88
rotas están siendo restauradas. Es gracias a Jesús que innumerables misioneros
médicos continúan trabajando sacrificadamente en medio de terribles
condiciones, se envían grandes cantidades de alimentos a los pobres y
necesitados, y se continúan erigiendo escuelas y hospitales. ¿Por qué? ¡Porque a
los seguidores de Yeshua realmente les importa!

Por supuesto, el cristianismo no es la única religión mundial activa de esta


manera, pero sin duda es el líder mundial, inspirado como lo es por el mismo
89
ejemplo de su fundador, el que no solo habló sobre el amor sino que también
lo demostró:

Así es como sabemos lo que es el amor: Jesucristo dio su vida por nosotros. Y
debemos dar nuestras vidas por nuestros hermanos. Si alguien tiene posesiones
materiales y ve a su hermano en necesidad pero no tiene piedad de él, ¿cómo
puede estar el amor de Dios en él? Queridos hijos, no amemos con palabras o
lengua, sino con acciones y en verdad.

1 Juan 3: 16-18

El árbol es muy bueno, y por lo tanto, la fruta es muy buena. ¿Por qué no lo
descubres por ti mismo? Como el salmista escribió hace muchos siglos: "Prueba
y ve que el Señor es bueno; Bienaventurado el hombre que se refugia en él "
(Salmos 34: 8).

2.6. Jesús mismo enseñó que no vino a traer paz, sino una espada. ¡Los
judíos hemos sentido el filo de esta espada por más de mil quinientos años!

En realidad, Jesús se estaba refiriendo a las Escrituras hebreas cuando dijo que
no vino a traer paz, sino una espada (véase Miqueas 7: 5-6 y Mateo 10:34). Ese
mismo pasaje se cita en la Mishná con referencia a los conflictos familiares que
vendrán con el advenimiento de la era mesiánica. En cualquier caso, lo que Jesús
y Miqueas estaban hablando era acercando la división a las familias sobre el
tema de la lealtad a Dios y a su Mesías. En cuanto a tomar literalmente las armas
para la fe, Jesús renunció completamente a esto.

En una respuesta anterior, afirmé que una de las razones por las cuales el Mesías,
el Príncipe de la Paz, no marcó el comienzo de una era de paz es porque lo
rechazamos como nación (véase más arriba, 2.4). Déjame ampliar esto. Las
Escrituras del Nuevo Testamento registran que cuando el Mesías nació en Belén
hace veinte siglos, una hueste de ángeles anunciaron el evento a los pastores que
observaban sus rebaños durante la noche, proclamando: "¡Gloria a Dios en lo
más alto y en la tierra paz a los hombres! a quien le corresponde su favor "
(Lucas 2:14). Sí, este iba a ser un tiempo de paz para aquellos cuyos corazones
estaban en lo correcto con Dios. De hecho, antes de que Jesús naciera, Zacarías,
el padre de Juan el Bautista, pronunció estas palabras proféticas sobre el Mesías,
llamándolo "el sol naciente [que] vendrá a nosotros del cielo para brillar sobre
los que viven en la oscuridad y en la sombra de la muerte
Trágicamente, solo unos días antes de ser ejecutado, Yeshua lloró sobre la ciudad
de Jerusalén diciendo:

Si tú, incluso tú, solo hubieras sabido en este día lo que te traería paz, ahora está
oculto a tus ojos. Los días vendrán sobre ti cuando tus enemigos construyan un
terraplén contra ti, te rodeen y te lleven por todos lados. Te derribarán al suelo,
tú y los niños dentro de tus paredes. No dejarán una piedra sobre otra, porque no
reconocieron el tiempo de la venida de Dios hacia ustedes.

Lucas 19: 42-44

Sucedió justo cuando dijo que lo haría. Nuestra ciudad santa fue saqueada por
los romanos en 70 EC, y se perdieron decenas de miles de vidas judías. Sí, el
Mesías sí vino para traer la paz, pero como pueblo, perdimos la oportunidad de
recibirlo como nuestro Rey, y hemos estado sufriendo las consecuencias desde
entonces. ¿Deberíamos culpar a Jesús, nuestro Profeta y Salvador justo que nos
advirtió con anticipación, o deberíamos culpar a aquellos de nuestros
antepasados ​​que no lo escucharon? La triste realidad es que nos perdimos
nuestro tiempo de paz.

"¡Espera!" Dices. "¿Qué pasa con las propias palabras de Jesús? ¿Qué pasa con
el hecho de que él mismo dijo que no vino a traer paz sino una espada? ¿Cómo
explicas eso?"

Echemos un vistazo y veamos exactamente lo que dijo Jesús, recordando sus


palabras que acabamos de citar: "Si tú, incluso tú, solo hubieras sabido en este
día lo que te traería paz, pero ahora está oculto a tus ojos" (Lucas 19: 42). Él
ofreció paz, pero perdimos la oportunidad, lo que resultó en una gran calamidad
para nuestra gente, nuestra tierra y nuestra ciudad (Jerusalén). Sin embargo, nada
de esto tomó a Jesús por sorpresa. Sabía que sería rechazado y asesinado, y sabía
que muchos de sus seguidores sufrirían un destino similar, advirtiéndoles sobre
esto repetidas veces.

En una ocasión, después de decir a sus discípulos "que debía ir a Jerusalén y


sufrir muchas cosas a manos de los ancianos, los sumos sacerdotes y los
maestros de la ley, y que debía ser asesinado y al tercer día resucitar, "Él les
dijo:" Si alguno quiere venir en pos de mí, debe negarse a sí mismo, tomar su
cruz y seguirme. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá, pero el que
pierda su vida por mí la encontrará "(Mateo 16:21, 24-25). En otras palabras,
"¡No soy el único que va a morir!" Si el Maestro fuera rechazado, sus siervos
también serían rechazados:

Si el mundo te odia, recuerda que antes me odiaba. Si pertenecieras al mundo, te


amaría como si fuera propio. Tal como están las cosas, no perteneces al mundo,
pero yo te he elegido fuera del mundo. Por eso es que el mundo te odia.
Recuerda las palabras que te dije: "Ningún siervo es más grande que su amo". Si
ellos me persiguieron, también te perseguirán. Si obedecieron mis enseñanzas,
también obedecerán las tuyas. Te tratarán de esta manera por mi nombre, porque
no conocen a Aquel que me envió.

Juan 15: 18-21

Fue en un contexto similar que Yeshua hizo su famosa -y bastante irónica-


afirmación de que no había venido a traer paz, sino más bien una espada,
simplemente significando que los efectos de su venida no traerían paz terrenal,
sino más bien una espada de separación. Ese es el significado claro e
inconfundible de sus palabras. Solo mira el contexto extendido:
Te envío como ovejas entre lobos. Por lo tanto, sé tan astuto como las serpientes
y tan inocente como las palomas. Estate en guardia contra los hombres; te
entregarán a los consejos locales y te azotarán en sus sinagogas. En mi cuenta,
serás llevado ante gobernadores y reyes como testigos para ellos y para los
gentiles. . . .

Hermano traicionará a un hermano hasta la muerte, y un padre a su hijo; los


niños se rebelarán contra sus padres y los harán morir. Todos los hombres te
odiarán por mí, pero el que se mantiene firme hasta el final se salvará. . . .

Un estudiante no está por encima de su maestro, ni un servidor por encima de su


maestro. Es suficiente para el estudiante ser como su maestro, y el sirviente
como su maestro. Si el jefe de la casa ha sido llamado Beelzebub [que significa
"el mismo diablo"], ¡cuánto más los miembros de su casa! . . .

No supongas que he venido para traer paz a la tierra. No vine a traer paz, sino
una espada. Porque he venido para convertir a "un hombre contra su padre, una
hija contra su madre, una nuera contra su suegra; los enemigos de un hombre
serán los miembros de su propia casa" [Miqueas 7: 5 -6]. Cualquiera que ame a
su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; cualquiera que ame a su
hijo o hija más que a mí no es digno de mí; y cualquiera que no tome su cruz y
me siga no es digno de mí.

Mateo 10: 16-18, 21-22, 24-25, 34-38

Ninguna persona honesta que lea estas palabras podría cuestionar por un
momento lo que Yeshua estaba diciendo: Sus siervos no serían los que tomarían
la espada. Más bien, la espada sería tomada contra ellos en forma de
persecución, separación familiar, encarcelamiento y muerte. Cualquier otra
interpretación de las enseñanzas del Mesías aquí es simplemente imposible.

Para reiterar: ¡Jesús no les estaba diciendo a sus seguidores que matarían a la
90
gente con la espada, les estaba advirtiendo que los matarían a espada! En lugar
de ser los perseguidores, ningún seguidor verdadero de Jesús perseguiría
violentamente a otro ser humano, el pueblo del Mesías ha sido perseguido, justo
en esta misma hora.

Piense de nuevo a los primeros seguidores del Mesías, hombres como Pedro (su
apodo arameo era Kepha, roca), Thomas (griego para el original arameo
Thoma), y Paul (cuyo nombre hebreo era Saulo). ¿Qué pasó con estos hombres?
¡Todos fueron asesinados por su fe! Según las tradiciones que tenemos, Pedro
fue crucificado cabeza abajo por seguir a Jesús (solicitó que fuera crucificado de
esta manera, ya que no se sentía digno de ser crucificado de la misma manera
que lo fue Yeshua); Thomas fue asesinado a cuchilladas después de predicar
durante años en la India; y Pablo fue decapitado por Nerón. (Y recuerda: Si
Pablo hubiera continuado su carrera como incipiente, líder rabínico, podría haber
disfrutado de una vida relativamente tranquila En cambio, fue tratado como un
criminal debido a su fe en Jesús el Mesías.). Tal era el modelo para varios
siglos,todos los que quieran vivir una vida piadosa en Cristo Jesús serán
perseguidos "(2 Timoteo 3:12).

Los seguidores del Mesías fueron constantemente perseguidos por su fe, a


menudo sacrificando sus vidas como mártires. De hecho, nuestra palabra mártir
proviene de la palabra griega para testimonio (martys, martyros). Esto se debió a
que tantos testigos fieles de Yeshua sellaron sus testimonios con sus muertes que
los conceptos de "testigo" y "mártir" se volvieron casi intercambiables, un
fenómeno bastante sorprendente. (Piense en unirse a una religión en la que ser
91
leal a su fe era sinónimo de ser asesinados por su fe! ) Una vez más, esto da
una imagen vívida de lo que los seguidores del Mesías, tanto Judio y Gentil,
sufrieron entonces y lo que sufren de esta día, siendo enviados como ovejas entre
92
lobos, siendo perseguidos y no perseguidores.

"Pero", preguntas, "¿qué pasa con la persecución violenta de la iglesia contra


nuestra gente? ¿Qué hay de toda la sangre judía que se ha derramado en el
nombre de Jesús?

¿Sabía que durante varios cientos de años después de la muerte y resurrección


del Mesías, no hay un solo ejemplo en una sola fuente registrada, ya sea una
fuente judía, una fuente cristiana o una fuente secular, de una sola persona judía
siendo puesta a muerte porque él o ella se negó a creer en el evangelio? Ni uno.
Y, sin embargo, durante este mismo período de tiempo, miles de seguidores
judíos y gentiles de Jesús fueron ejecutados o encarcelados o torturados por
93
negarse a renunciar a su fe. Una vez más, la conclusión es inequívoca: la
religión de Yeshua no era una religión para ser promovida por la violencia o la
coacción.

Este patrón continúa hasta el día de hoy: a pesar de que los seguidores del
Mesías suman aproximadamente mil millones de personas en la actualidad, hasta
cien mil o trescientos mil creyentes son asesinados por su fe cada año. ¡Esa es
una estadística abrumadora! El hecho es que nosotros, los que seguimos a Jesús,
no somos quienes armamos espada contra nuestros enemigos, encarcelamos y
torturamos a nuestros opositores religiosos y los forzamos a convertirse bajo
pena de muerte. Más bien, son los verdaderos seguidores de Jesús -a pesar de
nuestro gran número- quienes son despreciados, rechazados, golpeados y
martirizados por su fe, tal como Jesús dijo que sería.

Estos son solo algunos ejemplos de persecución contra los cristianos de hoy: en
África, hasta el millón de cristianos sudaneses han sido asesinados por
extremistas islámicos sudaneses durante la última década del siglo XX. Han sido
aislados en regiones desérticas y han muerto de hambre, quemados vivos en
edificios de iglesias o brutalmente asesinados de manera grotesca. Los hombres
cristianos han sido crucificados, a las madres que amamantan les han cortado un
pecho, las hijas han sido vendidas como esclavas o prostitutas, mientras que los
94
hijos han sido deportados a escuelas islámicas. Esto está sucediendo hoy.

En Egipto, los cristianos coptos han sido golpeados, torturados y maltratados de


la manera más horrible. De acuerdo con un informe enviado por correo
electrónico por Charles Colson el 12 de noviembre de 1998,

Durante una ofensiva del gobierno contra la comunidad cristiana copta de Egipto
hace dos semanas, un millar de cristianos fueron esposados ​​a las puertas, luego
golpeados y torturados con descargas eléctricas en sus genitales. Las
adolescentes fueron violadas. Incluso los bebés no fueron perdonados. Las
madres se vieron obligadas a dejar a sus bebés en el suelo y mirar impotentes
mientras la policía los golpeaba con palos. Y en una escena que salió de la
antigua Roma, los hombres cristianos fueron clavados en cruces. Fue un ejemplo
espeluznante de un problema grave en el Medio Oriente: la persecución de los
cristianos por parte de los gobiernos árabes, incluidos gobiernos como Egipto,
que Estados Unidos apoya financieramente.

Esas escenas son cada vez más comunes en las naciones islámicas, incluida
Indonesia, donde los sobrevivientes cristianos han vivido para describir lo que se
95
siente al hacer que sus familias sean masacradas y violadas frente a sus ojos.

En países comunistas como China y Vietnam, los cristianos aún están sujetos a
encarcelamientos, palizas e incluso a la muerte por "crímenes" como predicar el
evangelio, celebrar reuniones cristianas en hogares y bautizar a nuevos
conversos. ¡La viuda de un pastor vietnamita que fue asesinado a tiros por el
gobierno por su fe en realidad recibió una factura por la bala!

Richard Wurmbrand cuenta la historia de Victor Belikh, un obispo cristiano


ucraniano que permaneció en confinamiento solitario durante veinte años, con
solo una esterilla de paja en su celda cada noche durante siete horas. Todos los
días, durante diecisiete horas, lo obligaban a caminar continuamente por la celda,
como un caballo en un circo.

Si se detenía o se derrumbaba, le tiraban cubos de agua o lo golpeaban y lo


obligaban a continuar. Después de veinte años de tal régimen, fue enviado a
trabajos forzados en el norte de Siberia, donde el hielo nunca se derrite, por otros
cuatro años.

Le pregunté, "¿Cómo podrías soportar este sufrimiento después de los años en


régimen de aislamiento y una dieta de hambre?"

Él respondió cantando una canción que compuso: "Con las llamas del fuego del
amor que Jesús encendió en mi corazón, hice que el hielo de Siberia se derritiera.
96
¡Aleluya! "

Tales relatos de victoria en medio de un sufrimiento increíble se están


escribiendo incluso mientras leen estas palabras, ya que los cristianos de todo el
mundo sufren por su fe, tal como Jesús dijo que lo harían. Y así lo reitero: ¡Los
cristianos verdaderos siempre serán los perseguidos, no los perseguidores!
En cuanto a los judíos perseguidos por rechazar el mensaje de Jesús, ningún
judío ha sido asesinado por rechazar el mensaje que te estoy declarando. Ningún
judío ha sido condenado a muerte por rechazar el mensaje del Nuevo Testamento
del amor de Dios. Ninguno de nuestros antepasados ​​fue ejecutado como
resultado de rechazar esta buena noticia que estoy compartiendo contigo. ¡Ni
uno! Nuestro pueblo judío ha sido perseguido, maltratado, expulsado e incluso
asesinado por rechazar un mensaje falso de un Cristo falsificado predicado por
97
una iglesia falsa , y hay sangre en las manos de esa iglesia. Ninguno de
nuestra gente, sin embargo, ha sufrido persecución alguna por rechazar el
verdadero mensaje de la verdadMesías predicado por el verdadero pueblo de
Dios. (Discutiré esto más adelante en la próxima respuesta).

Para decirlo de nuevo: durante cientos de años después de que Jesús vino a este
mundo, no hubo tal cosa como la persecución violenta y cristiana de los judíos
(aunque hubo cierta persecución judía de los judíos que siguieron a Yeshua).
Esta horrenda aberración surgió solo por un proceso de apartarse de la verdadera
fe mesiánica: Primero, en el segundo y tercer siglos de esta era, una cantidad de
líderes cristianos gentiles comenzaron a expresar hostilidad hacia el pueblo judío
por rechazar a Jesús, apartándose de la enseñanza explícita del Mesías y sus
emisarios. Luego, en los siglos IV y V, cuando el Imperio Romano se convirtió
oficialmente en "cristiano", los líderes de la iglesia con poder político
comenzaron a actuar de manera perjudicial contra el pueblo judío, defendiendo
ocasionalmente actos de violencia contra los judíos (o específicamente, las
sinagogas). Finalmente,adheridos a las escrituras del Nuevo Testamento), mobs
enojados -llamados Cruzados- comenzaron a volverse contra el pueblo judío en
masa.

Las primeras persecuciones violentas inspiradas por la iglesia del pueblo judío
por parte de los cristianos tuvieron lugar a fines del siglo IV, pero tales acciones
no fueron ocurrencias regulares. (Una de las acciones más notables tuvo lugar en
388 CE en Callinicum, una pequeña ciudad en Mesopotamia, cuando, "La
población cristiana de la ciudad, impulsada por el obispo, prendió fuego a la
sinagoga", y luego fueron fuertemente defendidos por Ambrosio , un prominente
98 Los
líder de la iglesia.) ejemplos de conversión forzosa de judíos son casi
99
inexistentes durante los primeros mil años de historia de la iglesia. (Recuerde
también que hay ejemplos de judíos forzando a los gentiles a convertirse, y esto
significaba obligar a los hombres a ser circuncidados), como sucedió con Juan
100
Hircano y los idumeos en el siglo II aC

Los primeros ejemplos de persecución violenta sostenida se encuentran en las


Cruzadas, que comenzaron a fines del siglo XI, y son una aberración total y
total, una tergiversación total de lo que realmente es el evangelio. (Lo
abordaremos con mayor profundidad en la siguiente respuesta, 2.7). Aún así, el
hecho de que prácticamente ningún acto de violencia fue cometido contra el
pueblo judío por la iglesia -incluso una iglesia falsa y apóstata- durante varios
cientos de años después de la venida de Jesús es enormemente significativo.
Permíteme darte esta ilustración.

Digamos que los colonos europeos que llegaron a América trabajaron codo con
codo con los nativos americanos (incorrectamente denominados "indios" por los
colonos), nunca peleando con ellos o expulsándolos de sus tierras, sino haciendo
y manteniendo tratados de paz con ellos. ellos. Digamos que esto continuó
durante 350 años -más de lo que ha existido Estados Unidos- a pesar de algunos
malentendidos, sentimientos hostiles ocasionales y manifestaciones raras de
mala voluntad. Luego, después de este largo período de coexistencia
relativamente pacífica, digamos que los descendientes lejanos de los colonos
originales decidieron reinterpretar o incluso descartar los tratados de paz,
lanzando una terrible persecución contra los nativos americanos. Esto nodecirle
algo sobre los colonos originales o sobre sus tratados de paz. Más bien, le
informaría sobre aquellos que se apartaron del patrón y el compromiso de los
colonos originales. De la misma manera, era solo una iglesia política aberrante
que podía ordenar a las personas creer y ser bautizadas bajo la amenaza de la
muerte. Esta es una completa negación de la fe del Nuevo Testamento.
Volviendo, entonces, al dicho de Jesús que hemos estado discutiendo-que él no
vino a traer paz sino una espada-también es importante recordar que no fueron
los maestros cristianos quienes malinterpretaron sus palabras sobre no traer paz
sino una espada . En cambio, han sido unos pocos rabinos y anti-misioneros
101
judíos quienes han tergiversado y usado mal las enseñanzas del Mesías. De
hecho, según mi leal saber y entender, ningún líder reconocido de la iglesia
alguna vez utilizó este versículo como una justificación para tomar la espada
contra los no creyentes.

Lo que hace que esto sea aún más interesante es que Jesús simplemente estaba
citando las palabras del profeta judío Miqueas escritas setecientos años antes:
"Porque un hijo deshonra a su padre, una hija se levanta contra su madre, una
nuera contra ella". suegra; los enemigos de un hombre son los miembros de su
propia casa "(Miqueas 7: 6). Y fue este mismo verso -de hecho, este fue el único
versículo- el que se citó en la Mishná (compilada alrededor del año 200 EC) con
respecto a los días anteriores al advenimiento del Mesías. En otras palabras,
hubo una interpretación judía actual en los días de Jesús (y continuando por
algún tiempo después de eso) asociando la agitación familiar con la venida del
Mesías (m. Sotáh 9:15).

Yeshua citó este mismo versículo en el contexto de las divisiones familiares que
provocaría su venida, divisiones que traería una "espada" de separación entre
padre e hijo, madre e hija, nuera y suegra. Este patrón continúa en nuestros días
cuando, por ejemplo, una joven hindú renuncia a sus ídolos y pone su fe en Jesús
el Mesías. Su propia madre puede volverse en contra de ella. De hecho,
situaciones similares han surgido a veces cuando las parejas judías seculares se
han vuelto ortodoxas, lo que resulta en la separación entre padres e hijos (o
102
incluso nietos).

Eso es todo lo que Jesús estaba enseñando, un hecho que está respaldado no solo
por una interpretación bíblica honesta, sino también por la historia.
"Historia", dices. "¡Pensé que la historia demostró lo contrario! "

Por el contrario, como acabamos de decir, apenas hay ejemplos de violencia


organizada por la iglesia contra el pueblo judío, en otras palabras, "la espada",
durante los primeros mil años de la historia de la iglesia, a pesar de que la
cristiandad hacía tiempo que había olvidado sus raíces judías. Tomaremos esto
en más detalle en la próxima respuesta.

Sin embargo, quiero dejarte con una verdad espiritual importante. Aunque Jesús
no estableció la paz mundial cuando vino a la tierra hace dos mil años, todavía es
aclamado como el "Príncipe de la paz" (véase Isaías 9: 6 [5]). Trae la paz entre el
hombre y Dios a medida que la gente se aparta de sus pecados y recibe limpieza
y perdón, y trae la paz entre el hombre y el hombre, ya que las personas que
alguna vez fueron enemigos hostiles se vuelven parte de la misma familia
espiritual. Es por eso que pudo decir a sus seguidores: "La paz los dejo; mi paz
te doy No te doy como el mundo da. No se turbe vuestro corazón, ni tengáis
miedo "(Juan 14:27).

A pesar de la espada de la separación y la persecución que a menudo viene


contra el pueblo del Mesías, tanto judío como gentil, en él tenemos paz, y
cuando el Mesías regrese para establecer su reino terrenal y desenraizar a los
malvados y rebeldes, el mundo entero se llenará de paz

2.7. Los cristianos siempre han odiado y perseguido al pueblo judío.


Es cierto que muchos seguidores falsos de Jesús han odiado y perseguido al
pueblo judío y que muchos seguidores verdaderos de Jesús han sido manchados
con un feo espíritu antisemita, burlándose así de la misma fe que profesan. Esto
es trágico y reprensible. Pero hay mucho más en la historia de lo que crees.
Multitudes de verdaderos seguidores de Jesús, en nuestros días y en toda la
historia, han amado, ayudado y defendido al pueblo judío, demostrando así la
realidad de la fe que profesan. Además, hay una historia de odio judío contra
Jesús y sus seguidores, que incluye también alguna persecución violenta.
Muchos de los problemas que surgieron fueron más políticos que religiosos. En
consecuencia, las cosas no son tan simples como podrías imaginar.

En lugar de que ensayar la horrible historia de “Cristiano” antisemitismo


conmigo, ¿qué tal si me ensayar con usted?

¿ Debería relatar la dura retórica de la literatura de Adversos Judaeos escrita por


líderes prominentes de la iglesia en los siglos segundo a sexto? El rabino Dan
Cohn-Sherbok señala que "de acuerdo con estos escritores, así como los judíos
fueron culpables en el pasado de la indecencia, entonces han seguido siendo un
pueblo sin ley y disoluto. Por esta razón, todas las promesas futuras se aplican
103.
únicamente a la Iglesia " Los judíos son maldecidos como pueblo, su
deambular en el exilio sirve como señal del disgusto de Dios con ellos por
rechazar al Mesías, pero los cristianos son bendecidos.

Pero hay más. ¿Debería contar las apasionadas palabras del influyente líder del
104
siglo IV, Juan Crisóstomo, en sus siete sermones contra los judíos? Sus
feroces acusaciones han resonado a través de los siglos. Los judíos son
"inveterados asesinos, destructores, hombres poseídos por el diablo" que "saben
una sola cosa, para satisfacer sus gargantas, emborracharse, matarse y mutilarse
unos a otros". La sinagoga es "una reparación de bestias salvajes". . . el
domicilio del diablo, como también lo es el alma de los judíos, "y la religión
judía es" una enfermedad ". Sí, los judíos son malditos debido a su" odioso
asesinato de Cristo ", un crimen para el cual" no hay " expiación posible, sin
indulgencia, sin perdón. "De hecho, Dios odia a los judíos y siempre ha odiado a
los judíos, un sentimiento que Crisóstomo también abrazó con celo:" Odio la
sinagoga precisamente porque tiene la ley y los profetas "(sin embargo, rechaza
105
testigo bíblico), y "odio a los judíos porque ultrajan la ley". El odio es
claramente la palabra operativa aquí.

No es de extrañar que el rabino Cohn-Sherbok pudiera afirmar que "para


Crisóstomo y otros escritores de este período, los judíos no eran seres humanos;
eran demonios encarnados, una nación apóstata e inmoral que había sido
106.
arrojada por Dios a la más absoluta oscuridad"

¡Sin embargo, aún hay más! ¿Debería contar la legislación antijudía que se
volvió demasiado común en el mundo antiguo después de que la cristiandad
subió al poder? Desde finales del siglo IV en adelante, era común que a los
judíos se les privara de los derechos de comerciar, trabajar en ciertos trabajos o
viajar libremente, a veces incluso confiscándoles sus propiedades. También era
común que se los obligara a escuchar los sermones de la iglesia predicados en
sus sinagogas, ¡y los sermones tenían la intención de convertir a los judíos a la
cristiandad!

¡Y aún hay más! ¿Debería contar las cruzadas asesinas, lanzadas por primera vez
en 1096 cuando las turbas cristianas en Europa decidieron liberar a Tierra Santa
de los "infieles", es decir, los turcos musulmanes. Sin embargo, mientras los
cruzados marchaban por Europa, encontraron aún peores infieles en su propio
patio trasero: ¡los judíos, los asesinos de Cristo! Fue allí, por primera vez en la
historia, que a los judíos se les dio la opción de bautizarse o morir. Muchos de
ellos eligieron la muerte. Luego, en el verano de 1096, cuando los cruzados
tomaron Jerusalén, los judíos fueron llevados a la gran sinagoga y quemados
vivos mientras los cruzados, con cruces blasonadas en sus uniformes, marcharon
107
alrededor del edificio y cantaron: "Cristo, te adoramos".

¡Y aún hay más! ¿Debería contar los viles libelos de sangre medieval en los que
los judíos fueron acusados ​​de matar cristianos y usar su sangre para hacer pan
sin levadura para la Pascua? Estos judíos fueron obligados a pagar con su propia
sangre por crímenes que nunca cometieron. ¿O debo contar la acusación ridícula
de "profanación del huésped", comenzando en el siglo XIII cuando la Iglesia
Católica decretó que los elementos de la comunión (es decir, la oblea y el vino)
en realidad se convirtieron en el cuerpo y la sangre de Jesús? Según este libelo,
los judíos robaron estos elementos de la comunión (llamados "el anfitrión") y los
torturaron (en otras palabras, torturaron la oblea y el vino) para volver a Jesús y
atacarlo nuevamente. Sin embargo, por más absurdo que parezca, los judíos
108
fueron quemados en la hoguera por semejantes tonterías.

¡Sin embargo, aún queda mucho más por decir! ¿Debería contar las fórmulas
bautismales totalmente aborrecibles que los judíos debían recitar para unirse a la
iglesia a fines del período medieval? Se vieron obligados a renunciar a toda
conexión con la sinagoga, obligados a renunciar a cualquier celebración de los
días sagrados bíblicos, obligados a renunciar a los rabinos, obligados a creer en
la supremacía de la Virgen María y obligados a abrazar la carne de cerdo.

¡Y aún hay más! He de relatar los horrores de la Inquisición (en realidad,


Inquisición s , ya que varios de estos “caza de brujas” se produjo durante un
período de casi cuatrocientos años en varios países europeos), durante el cual la
iglesia trató de descubrir Judios que externamente se convierte a ¿El cristianismo
sigue practicando algunas costumbres y tradiciones judías? Estos católicos
judíos fueron sistemáticamente perseguidos, torturados sin piedad y luego
horriblemente maltratados o (la mayoría de las veces) ejecutados.
¡Sin embargo, todavía hay más! ¿Debería contar las expulsiones forzadas y
nacionales de todos los judíos que se negaron a bautizarse? Aunque la mayoría
de los estadounidenses piensan que 1492 fue el año en que Cristóbal Colón
descubrió América, la mayoría de los judíos piensa en 1492 en términos
completamente diferentes: fue el año en que todos los judíos no bautizados
fueron expulsados ​​de España, el mismo país del que partió Colón. Y España no
fue el único país del que se exiliaron judíos no bautizados; otros países
comparten la vergüenza.

¡Y aún hay más! ¿Debería contar las palabras impactantes de Martín Lutero, un
hombre llamado una vez "Juan el Bautista de Adolf Hitler"? Fue Lutero quien en
1543 escribió el tratado titulado Acerca de los judíos y sus mentiras,un tratado
que sigue siendo popular hasta el día de hoy en los círculos neonazis. Allí Lutero
escribió sus infames recomendaciones para resolver el problema judío: las
sinagogas judías deberían incendiarse; sus casas deben ser destruidas y
destruidas; deberían ser privados de sus libros de oración y Talmud; a sus
rabinos se les debe prohibir enseñar bajo amenaza de muerte; el pasaporte y los
privilegios de viaje deben estar absolutamente prohibidos para todos los judíos;
deberían ser detenidos de cobrar intereses sobre préstamos; a los judíos y judías
jóvenes y fuertes se les debe dar el mayal, el hacha, la pala, la rueca, el huso,
para que se ganen el pan con el sudor de la nariz. "Deberíamos expulsar a los
109
huesos pícaros de nuestro sistema". Así escribió el gran Martin Luther.

¡Y aún hay más! ¿Debería contar los destructivos pogromos lanzados contra
nuestro pueblo en Europa, a menudo después de que los inflamatorios sermones
de Pascua instaron a los cristianos a atacar a "los asesinos de Cristo"? Judíos
fueron golpeados y asesinados, las casas fueron saqueadas, las propiedades
fueron destruidas, y con demasiada frecuencia esto se llevó a cabo en nombre del
cristianismo.

Una vez más, ¡todavía hay más! ¿Debería contar los puntos de vista de los
teólogos "cristianos" durante el Holocausto? El influyente erudito del Nuevo
Testamento Gerhard Kittel escribió un estudio completo dedicado a tratar con los
judíos. La exterminación no sería moral ni práctica; la repatriación a Palestina
estaba fuera de discusión, ya que había demasiados judíos para encajar allí y los
árabes no estarían contentos con eso. La única solución viable era que los judíos
se convirtieran en ciudadanos de segunda clase, privados de muchos de sus
derechos esenciales y relegados al estado inferior que merecían. Otros eruditos
110
como Walter Grundmann intentaron probar que Jesús no era realmente judío.

¡Y aún hay más! ¿Debería contar el hecho de que después del Holocausto
algunos judíos polacos que sobrevivieron a los campos de concentración
regresaron a sus hogares y aldeas, solo para ser asesinados por vecinos católicos
enojados?

¡Y aún hay más por contar! ¿Debo recordar el hecho de que algunos líderes de la
iglesia en nuestros días se han alineado consistentemente con la OLP y contra el
pueblo judío en prácticamente todas las tierras y asuntos relacionados con la
seguridad en el Estado de Israel?

Obviamente, conozco bien esta historia, pero también sé que esta no es toda la
historia, ni siquiera es una narración verdaderamente representativa de la
historia. De hecho, la historia real que necesita ser contada refleja el extremo
opuesto del espectro. Sin embargo, antes de presentarte el resto de la historia,
déjame darte una indicación de hasta qué punto la iglesia que persiguió a los
judíos se había desviado de sus raíces bíblicas.

Esta iglesia, o más bien, esta institución religiosa creada por el hombre,
políticamente orientada, a veces corrupta, se contaminó tanto que cuando John
Huss expuso los pecados de sus compañeros clérigos, fue quemado en la
hoguera.
Esta iglesia se alejó tanto de sus raíces bíblicas que perdió completamente de
vista una de las doctrinas fundamentales del Nuevo Testamento, a saber, que una
persona entra en una posición correcta con Dios por fe y no por obras,
excomulgando y cazando como criminales a aquellos que comenzó a enseñar
esta doctrina Esto sería como si los judíos rabínicos olvidaran por completo que
creían en una Torá Oral y luego mataban rabinos en los siglos posteriores que
buscaban recuperar esa creencia. Así fue hasta qué punto esta iglesia se había
desviado durante gran parte del período que acabamos de describir,
especialmente durante la época medieval.

Esta misma iglesia prohibió la traducción de la Biblia al lenguaje de la gente,


condenando a John Wycliffe por traducirlo al inglés en el siglo XIV y matando a
William Tyndale por hacer una nueva traducción al inglés en el siglo dieciséis.
111
(¡Fue estrangulado y luego quemado en la hoguera por la iglesia!)

Esta misma iglesia repudió por completo los mandamientos de Jesús que
prohibían a sus seguidores actos de violencia y odio contra otros (véase supra,
2.4), al punto que a veces sancionaba la tortura de supuestos herejes y disidentes.

Esta misma iglesia perdió completamente el contacto con sus raíces judías,
incluso prohibió a sus miembros judíos tener contacto con la sinagoga o observar
las fiestas bíblicas y los días santos, como mencionamos anteriormente.

A veces, esta iglesia probablemente mató a tantos cristianos verdaderos por


negarse a seguir sus tradiciones, ya que mató a los judíos por negarse a seguir
sus tradiciones. No es difícil ver, por lo tanto, que esta iglesia no era la iglesia,
en otras palabras, no era la verdadera congregación de creyentes genuinos en el
Mesías.
¿Cómo pasó esto? Pablo advirtió severamente a los creyentes gentiles en Jesús
que no pensaran que habían reemplazado al pueblo judío como favoritos
especiales de Dios, como si ahora estuvieran "dentro" y los judíos ahora
estuvieran "afuera". Más bien, usando la analogía de un olivo, él escribió
"Fueron desgajados por incredulidad, y ustedes se mantienen firmes por fe". No
seas arrogante, pero ten miedo. Porque si Dios no perdonó las ramas naturales,
tampoco él las perdonará "(Romanos 11: 20-21). Continuando con esta línea de
razonamiento, Pablo no solo les dio a estos creyentes gentiles una advertencia,
sino que también les aseguró que los judíos realmente serían especialmente
propensos a poner su fe en el Mesías en los días venideros:

Considera, por lo tanto, la bondad y la severidad de Dios: severidad para con los
que cayeron, pero bondad hacia ti, siempre que continúes en su bondad. De lo
contrario, también serás cortado. Y si no persisten en la incredulidad, serán
injertados, porque Dios puede injertarlos de nuevo. Después de todo, si fueras
cortado de un árbol de olivo que es salvaje por naturaleza, y al contrario de la
naturaleza fueron injertados en un olivo cultivado, ¡cuánto más fácilmente estas,
las ramas naturales, serán injertadas en su propio olivo!

Romanos 11: 22-24

Sí, las ramas naturales (el pueblo judío) se injertarán más fácilmente en su
propio olivo. Pero Pablo tiene una advertencia más y una promesa: traer: "No
quiero que ignoréis este misterio, hermanos, para que no seáis presuntuosos:
Israel ha experimentado un endurecimiento en parte hasta el número total de los
112
gentiles. ha entrado. Y así todo Israel será salvo "(Romanos 11: 25-26).

Desafortunadamente, a lo largo de los siglos, muchos cristianos gentiles no


prestaron atención a la advertencia de Pablo, volviéndose vanidosos y
arrogantes, imaginando que el endurecimiento de Israel era universal y
permanente, y pensando que ellos, la iglesia, eran los únicos receptores del amor
del pacto de Dios. Qué equivocados estaban. En su arrogancia, muchos de ellos
se aislaron de su misericordia y favor, tal como Pablo advirtió: "Si no continúas
en la bondad de Dios, también serás cortado".

¿Y en qué consistía esta bondad? Mostrando misericordia al pueblo judío,


orando por ellos y amándolos, incluso si se oponen al mensaje de Jesús el
Mesías. Como explicó Pablo: "En lo que respecta al evangelio, son enemigos en
tu cuenta; pero en lo que respecta a la elección, son amados a causa de los
patriarcas, porque los dones de Dios y su llamado son irrevocables "(Romanos
11: 28-29). Así dice el apóstol Pablo, el escritor de más de la mitad del Nuevo
Testamento.

Por lo tanto, él exhorta: "Así como ustedes [los gentiles] que en algún momento
fueron desobedientes a Dios ahora han recibido misericordia como resultado de
su desobediencia [es decir, la del pueblo judío], entonces ellos también se han
vuelto desobedientes para que ellos también ahora puede recibir misericordia
como resultado de la misericordia de Dios para con usted "(Romanos 11: 30-31).

Basándonos en esta enseñanza absolutamente clara -la más larga y la más directa
de su tipo en el Nuevo Testamento- podemos afirmar con seguridad que solo una
iglesia desviada, una iglesia desviada, una iglesia de nombre más que en realidad
podría perseguir, atacar, difamar o mata a los judíos Los verdaderos cristianos
tratarían a los judíos con compasión.

"Entonces, ¿dónde estaban los verdaderos cristianos? ¡Parece que nunca hubo
ninguno! "
Voy a responder a esto en un momento, pero todavía no he terminado de
explicarle algo importante sobre la historia del antisemitismo "cristiano":
Primero, la persecución de judíos a la iglesia, especialmente la persecución
violenta, no era la norma a través del siglos; y segundo, hubo hostilidad en
ambos sentidos, judíos contra cristianos y cristianos contra judíos. Pero donde la
cristiandad conquistó políticamente, podría imponer sus sentimientos hostiles
más fácilmente. Permítanme ampliar estos dos puntos antes de volver a su
pregunta sobre dónde han estado los verdaderos cristianos en los últimos dos mil
años.

Verá, en realidad he sido muy selectivo al relatar la deplorable historia del


llamado antisemitismo "cristiano", resumiendo en algunos párrafos algunos de
los ejemplos más atroces de una sangrienta saga que tiene más de mil quinientos
años. Pero esto significa que puede tener una impresión falsa y exagerada de esta
historia, como si los judíos hubiesen sufrido de forma continua y universal
persecución violenta a manos de cristianos profesantes. Esto simplemente no es
verdad.

Considere el hecho de que fueron 350 años, como dijimos anteriormente (2.6),
más que la existencia de los Estados Unidos, antes de que hubiera ejemplos
recurrentes de actos de violencia sancionados por la iglesia o aprobados por la
iglesia contra el pueblo judío o las sinagogas judías, y de esto podemos deducir
tres cosas: (1) Los cristianos (de nombre solo o en realidad) no fueron
dominados y manejados por sentimientos antijudíos (como muchos de ellos lo
fueron en el momento de las Cruzadas); de lo contrario, habría habido al menos
algunos actos violentos llevados a cabo; (2) mientras había muchas palabras
polémicas escritas, típicas de la retórica del día, esas palabras no condujeron a
acciones hostiles; y (3) Los cristianos no creyeron en forzar a la gente a
113
convertirse.

Las cosas comenzaron a cambiar cuando el emperador Constantino se convirtió


114
al cristianismo, lo que llevó a la cristianización del Imperio Romano.
Obviamente, algo como esto puede significar una condena para cualquier fe
115
religiosa, ya que el poder a menudo corrompe. Fue en este momento, y no
antes, cuando se registró que un líder de iglesia había presentado la doctrina de
que el estado podría estar justificado para mantener a las personas dentro de la
iglesia a la fuerza . (El líder que defendió esto fue Agustín, uno de los
pensadores más influyentes en la historia de la iglesia. Basó su pensamiento en
las palabras de Jesús en Lucas 14:23: "Y el señor dijo al siervo: Ve por las
carreteras y setos. , y obligarlos a entrar, para que mi casa se llene ".

De acuerdo con Phillip Schaff, uno de los mejores historiadores de la iglesia en


los tiempos modernos,

Comenzando con una interpretación forzada de las palabras "obligarlos a entrar",


en Lucas 14:23, [Agustín] enuncia principios de coacción que, aunque en él
fueron sometidos y hechos prácticamente de muy poco momento por el espíritu
de vida que formaron un elemento tan grande en su carácter, pero encontraron su
desarrollo natural en la intolerancia despótica del papado y los horrores de la
116
Inquisición.

Comentando sobre estos escritos de Agustín, Schaff continúa:

Estas obras son la principal autoridad patrística de la doctrina católica de la


Iglesia y contra las sectas. Son romanizadores en espíritu y puntería, y menos
satisfactorios para los lectores protestantes. Agustín [e] defendió en sus últimos
años incluso el principio de coacción y persecución forzosa contra heréticos y
cismáticos mediante una falsa exégesis de las palabras en esta parábola:
117
"Invétenlos a entrar" (Lucas xiv, 23).
Sin embargo, una vez más, hay varias observaciones importantes que debemos
hacer: (1) Pasaron casi cuatrocientos años antes de que cualquier líder cristiano
presentara claramente la idea de usar la fuerza para mantener a las personas
dentro de la fe, y si no fuera por la cristianización de la fe. Imperio Romano, es
poco probable que tal punto de vista haya sido alguna vez desposado; (2) incluso
con esta falsa interpretación de las palabras de Jesús, Agustín no abogó por el
uso de la fuerza para atraer a la gente a la iglesia, sino por el uso de la fuerza
contra los herejes de la iglesia y otros que intentaban abandonar o dividir a la
comunidad cristiana; y (3) con respecto a los judíos que no creyeron en Jesús, él
118
fue enfático: ¡ No se debe usar la fuerza contra ellos!

También fue Agustín quien instó a sus correligionarios cristianos a no "jactarse


orgullosamente contra las ramas quebradas" (es decir, judíos que no creían en
Jesús el Mesías, dejando espacio para que los gentiles sean injertados en el olivo
de Israel). "Reflexionemos más bien por cuya gracia y con qué gran
119
misericordia, y con qué raíz estamos conectados". Esto también fue
expresado por el Jerónimo contemporáneo de Agustín: "Estamos conectados con
la misma raíz; somos las ramas, y ellas son la raíz. No debemos maldecir
120
nuestras raíces, sino orar por nuestras raíces ". Sí, estos sentimientos también
existieron entre los líderes prominentes de la iglesia en los siglos IV y V de esta
era.

Volviendo a la política de no usar la fuerza para convertir a los judíos,


encontramos una línea de razonamiento similar con Tomás de Aquino, el teólogo
católico más prominente de la Edad Media, un hombre que vivió durante el
período de las Cruzadas y libelos de sangre descritos anteriormente . De acuerdo
con John Hood,

Tomás de Aquino no tiene nada que ver con la violencia antijudía que acompañó
a las Cruzadas o con ejecuciones y linchamientos basados ​​en fantasías
paranoicas. . . y él creía que la conversión "de ninguna manera" debería ser
coaccionada. . . . Solo en el tema de la usura las ideas de Aquino representan una
amenaza directa a la seguridad de los judíos europeos. En todas las demás
facetas de su enseñanza social sobre los judíos, Thomas apoyó firmemente el
principio de Sicut Iudaeis [Esta fue la "Constitución judía" protectora y
básicamente benevolente redactada por el Papa Calixto a principios del siglo
XII]: así como los judíos no deberían recibir nuevos privilegios, tampoco deben
121
quitarse los que poseen.

Ahora bien, Tomás de Aquino difícilmente fue un héroe del pueblo judío, pero
como Hood observa,

Thomas no albergaba ninguna malicia especial hacia los judíos; él no estaba . . .


obsesionado con convertir a los judíos o fomentar el entusiasmo popular contra
ellos. Incluso sus demandas de que se reprima la usura se basaron en la
convicción moral de que la usura estaba equivocada más que en el odio a los
judíos como tales. En la mayoría de los otros temas, tolerar a los judíos,
permitirles la libertad de culto y el derecho a criar a sus hijos como les pareciera
conveniente, discriminándolos y manteniéndose a salvo de su influencia, era
representante de una tradición más antigua, una tradición enraizada en Sicut.
Iudaeis [ver n. 121, inmediatamente arriba, para más detalles], Gregorio Magno,
122
Agustín y finalmente Pablo.

Tomás de Aquino, por lo tanto, quizás el teólogo católico más grande e


influyente de la historia, no fue un promotor del antisemitismo.

Para que no se te escape el significado de todo esto, permíteme recapitular lo que


he estado diciendo: los actos cristianos de violencia y odio contra los judíos
fueron virtualmente inexistentes por más de trescientos años después de la
muerte y resurrección de Jesús. Después de eso, fueron bastante escasos y
esporádicos durante los siguientes ochocientos años hasta las Cruzadas a fines
del siglo XI, y esa representación asesina y destructiva del cristianismo no se
parecía en nada a la verdadera fe cristiana. También debemos recordar que
aunque la cristiandad gobernó en Europa, los líderes influyentes de Agustín a
Santo Tomás no lo hicieron.defiende la persecución violenta de judíos o la
conversión forzosa de los judíos, a pesar del poder político de la iglesia. De
hecho, la iglesia a veces ofreció protección al pueblo judío. Como resultado, la
historia del antisemitismo "cristiano" no es tan simple como muchos suponen.
123

Para profundizar en este punto, compartiré algo que realmente te sorprenderá.


De hecho, tiene que ver con Martin Luther. Hasta el siglo XX, fueron sus pro-
judías escritos que fueron influyentes, mientras que sus feroces contra los judíos
escritos fueron rechazadas o bien (como ocurrió en su día), o descuidados (como
ocurrió a través de los siglos), o refutadas (como ocurrió siglo pasado), o
repudiado (como sucedió después del Holocausto). Y fueron los colegas de
Lutero, seguidos por los líderes y eruditos de la iglesia luterana, quienes
rechazaron, descuidaron, refutaron o repudiaron su obra antijudía.

Permítanme revisar brevemente lo que sucedió. En 1523, Lutero escribió un


pequeño libro titulado Ese Jesucristo nació como un judío, con la esperanza de
ganar al pueblo judío a la fe en Jesús repudiando el comportamiento atroz de
muchos líderes de la iglesia, así como señalando que Jesús mismo era judío.
También argumentó que la culpa por la muerte de Jesús debería asignarse a la
raza humana pecaminosa como un todo y no al pueblo judío. De hecho, como lo
señaló el profesor Carter Lindberg, "los oponentes católicos romanos de Lutero
124
frecuentemente consideraron a Lutero como un amigo de los judíos".

En este libro él escribió estas palabras increíbles:


Si los apóstoles, que también eran judíos, nos hubieran tratado a los gentiles
mientras los gentiles tratamos con los judíos, nunca habría habido un cristiano
entre los gentiles. Como tratan con nosotros, gentiles, de una manera tan
fraternal, nosotros, a su vez, debemos tratar a los judíos de una manera fraternal
a fin de que podamos convertir a algunos de ellos. . . . Cuando nos inclinamos a
jactarnos de nuestra posición, debemos recordar que no somos más que gentiles,
mientras que los judíos son el linaje de Cristo. Somos extranjeros y suegros; son
parientes consanguíneos, primos y hermanos de nuestro Señor. . . . Dios también
ha demostrado esto por sus actos, ya que a ninguna nación entre los gentiles le
125
ha concedido tan alto honor como él a los judíos.

Te pregunto: ¿sabías que esos escritos procedían de la pluma de Martín Lutero?

Desafortunadamente, durante la década de 1530 y 1540, cuando no hubo una


gran afluencia de judíos a la fe, y cuando a Lutero se le mostraron algunos
escritos excepcionalmente vulgares y anticristianos difundidos por judíos,
reaccionó con enojo, escribiendo el infame tratado Sobre los judíos y Sus
126
Mentiras, junto con algunas otras obras antijudías. Pero estos duros escritos
no fueron bien recibidos por muchos de sus colegas. Como explica Lindberg, "el
rechazo y la condena de los escritos antijudíos de Lutero no es un fenómeno
moderno, sino que ya comenzó entre sus contemporáneos evangélicos". Además,
señala que "la historia de la recepción luterana de los textos antijudíos de Lutero
aún no está plenamente investigado, pero los estudios iniciales indican que
fueron rechazados e ineficaces hasta que fueron redescubiertos por los ideólogos
127
raciales del Tercer Reich ".

El colega más cercano de Lutero, Philipp Melanchthon, estaba muy descontento


con estos escritos venenosos, mientras que otro colega, Andreas Osiander, les
escribió una disculpa anónima, y ​​el traductor latino de Luther, Justus Jonas,
realmente cambió el texto cuando lo tradujo. En cada uno de los siglos sucesivos
-del decimosexto hasta el diecinueve- los escritos antidiegos y odiosos de Lutero
fueron repudiados, mientras que sus escritos pro-judíos anteriores demostraron
128
ser los más influyentes. Esta es una parte integral de la historia que a menudo
no se menciona.

El veredicto del teólogo luterano Friedrich Lezius, escrito en 1892, resume los
sentimientos de muchos líderes luteranos durante un período de más de 350 años
de práctica y creencia luterana:

Es obvio que Lutero no discute de acuerdo con el espíritu del Nuevo Testamento
y la Reforma. . . . Por lo tanto, la Iglesia protestante ha rechazado los errores del
anciano reformador como no vinculantes para la iglesia y solo considera el
tratado de Lutero "Que Jesucristo nació como judío", que fue publicado en 1523,
129
como la verdadera expresión del espíritu de la Reforma.

¿Comprendes el significado de estas palabras? Según Lezius, el espíritu del


Nuevo Testamento y el espíritu de la Reforma Protestante -que fue lanzado por
Lutero- es un espíritu filósmico. El verdadero cristianismo y el antisemitismo
son por lo tanto totalmente incompatibles, y este sentimiento expresa las
opiniones de innumerables líderes de la iglesia durante los últimos quinientos
años. ¿Qué pasó con los escritos antijudíos de Lutero? Cayeron en el olvido
130
virtual hasta que fueron utilizados de nuevo por los nazis.

Por supuesto, no hay absolutamente ninguna excusa para la polémica llena de


odio de Lutero, y no estoy tratando de darles ninguna excusa. Más bien,
simplemente estoy señalando que estos escritos no reflejan los sentimientos de
muchos de sus contemporáneos y colegas que los consideraron aberrantes y no
cristianos desde el principio. Recientes repudiaciones de estos escritos por parte
de los cuerpos de la Iglesia Luterana simplemente siguen los pasos de los líderes
131
anteriores de la iglesia en los siglos precedentes. También vale la pena
mencionar que tanto Hitler como la mayoría de sus oficiales vinieron de Austria,
un país prácticamente intocado por la Reforma Protestante, mientras que los
países luteranos como Noruega y Dinamarca lucharon para salvar a los judíos
132
durante el Holocausto.

El reverendo David Read, un líder cristiano escocés involucrado en un diálogo


interreligioso amable y respetuoso con los líderes judíos, hace una observación
que los judíos necesitan escuchar: Crecer en la Escocia presbiteriana, un país
"que no tiene registro de legislación antijudía o expulsión forzada de los judíos,
"aprendiendo del pueblo judío a través de las Escrituras y mediante clases
basadas en la iglesia, él no estuvo expuesto al antisemitismo:

Recuerdo escuchar tantos sermones basados ​​en el Antiguo Testamento como en


el Nuevo; y en el sistema de escuelas públicas. . . cada niño estuvo expuesto a
los Diez Mandamientos y la historia de Israel con sus historias de personajes
memorables, así como sus canciones y proverbios. . . .

En la hora de la Biblia en la escuela, de la cual los pocos católicos romanos


fueron excusados, no solo estábamos expuestos a las enseñanzas y las historias
del Antiguo Testamento, sino que se hizo algún intento para explicar la devoción
judía y las formas de adoración. . . . Nos dijeron que Jesús era judío, pero nunca
escuché la acusación de que los judíos asesinaban a Cristo y, por lo tanto,
estaban malditos. Aquellos que han sido inducidos a creer que todos los
cristianos son adoctrinados con esta acusación, pueden sorprenderse de escuchar
que nunca lo escuché hasta que fui a Europa durante mis años de estudiante. Ni
en casa ni en la escuela fue esta cruda acusación de deicidio parte de mi
133
educación como WASP.
Esto fue parte de la herencia cristiana escocesa del Pastor Read, una tradición
protestante que se remonta a John Knox en el siglo XVI. (Por cierto, Knox fue
perseguido ferozmente por la iglesia debido a su oposición a su corrupción moral
y su salida de sus raíces bíblicas).

Todo esto demuestra claramente que es una exageración afirmar que "los
cristianos siempre han odiado y perseguido al pueblo judío". ¡Difícilmente! De
hecho, sería mucho más exacto decir que a lo largo de la historia algunos
cristianos han odiado y perseguido a los judíos y algunos judíos han odiado y
perseguido a los cristianos.

"¿Judios odiando y persiguiendo a los cristianos? ¿De qué estás hablando?"

En aras de la equidad y el equilibrio, responderé a su pregunta, pero no quiero


alejarme demasiado de su afirmación inicial de que los cristianos siempre han
odiado y perseguido a los judíos. Por lo tanto, daré solo un breve resumen de las
hostilidades judías contra los seguidores de Jesús.

Como mencionamos anteriormente (2.6), el Nuevo Testamento registra el


martirio o la persecución de creyentes judíos a manos de otros judíos (ver, por
ejemplo, Hechos 7, 14, 17). Esta es la primera persecución registrada sufrido por
Judios en relación con Jesús, y era no a sus seguidores que estaban haciendo la
persecución. Por el contrario, como hemos enfatizado, ellos fueron los
perseguidos.

"¿Pero por qué debería creer lo que dice el Nuevo Testamento?", Pregunta.
Bien, no solo se ha demostrado que los autores del Nuevo Testamento son
134
históricamente confiables, sino que el mismo Talmud relata un evento
similar, describiendo cómo cinco de los discípulos (judíos) de Yeshua fueron
llevados ante los jueces y sentenciados a muerte (sanedrín 43a) . El historiador
judío del siglo I, Josefo, también describe el martirio de Jacob (Jacobo), el
hermano de Yeshua y un líder judío muy respetado, incluso entre los judíos no
mesiánicos. Fue apedreado por otros judíos hostiles, aparentemente por su
135
abierta lealtad a Jesús.

Hay otras referencias negativas en el Talmud a los judíos mesiánicos (véase, por
ejemplo, t Hullin 2: 22-23), y para el final del primer siglo de esta era, algunos
sabios líderes habían instituido el uso del so- llamado Birkat HaMinnim, la
maldición contra los herejes, maldiciendo a los creyentes sectarios en medio de
136
ellos, y eso incluía (o apuntaba específicamente) a los judíos mesiánicos. Sí,
no era anti-Jesús hostilidad entre muchos Judios del primer siglo.

El erudito historiador Marcel Simon resume para nosotros la situación que


enfrentan los seguidores judíos de Yeshua en los primeros siglos de esta era:

Fueron expulsados ​​de Jerusalén en la víspera de la primera guerra, hostigados de


vez en cuando por las autoridades religiosas, anatemizados en la liturgia de la
sinagoga y perseguidos durante la segunda guerra por las tropas de Bar Cochba. .
. . Fueron considerados como disidentes, sectarios, tanto por la Sinagoga como
por la Iglesia. Al profesar el cristianismo, como lo hicieron los gentiles, se
137
habían clasificado a sí mismos como gentiles a los ojos de la sinagoga.

Además de esto, en varios relatos de martirio en la iglesia primitiva, los judíos


son representados como partidarios activos contra los cristianos, incluso
138
alentando a las autoridades a ejecutarlos , y en otras ocasiones, como
resultado del ataque de las muchedumbres cristianas. sinagogas, los judíos
139
posteriormente tomaron represalias contra los cristianos.

Edward Flannery, en su poderosa exposición sobre el antisemitismo en la iglesia,


también nota algo de la hostilidad judía contra los cristianos:

Se registran suficientes incidentes de violencia judía contra cristianos para


demostrar que el odio judío era generalizado y, aunque esporádico, a menudo
intenso. En 117 EC, bajo Trajano, los judíos participaron en la muerte de San
Simeón, obispo de Jerusalén. Durante su revuelta (132-135 EC), Bar Kokba
masacró a cristianos [judíos] que se negaron a negar a Cristo. En 155 en
Esmirna, cuando San Policarpo fue condenado a ser quemado, los judíos
juntaron leña para la pira "como es usual con ellos". En Esmirna, un siglo
después, San Pionio, quemado bajo Decio, se dirigió a los judíos que se burlaban
de él. antes de su muerte:

Les digo esto a ustedes, judíos. . . que si somos enemigos, también somos seres
humanos. ¿Alguno de ustedes ha sido herido por nosotros? ¿Hemos causado que
te torturen? ¿Cuándo hemos perseguido injustamente? ¿Cuándo hemos dañado
en el habla? ¿Cuándo nos han arrastrado cruelmente a la tortura? . . .

De este texto se desprende que los judíos no fueron partícipes directos en el


martirio sino más bien sus partidarios activos. Lo mismo puede decirse del
140
martirio de San Felipe de Heraclea y del diácono Hermes, en 304.

Aquí, entonces, vemos otro lado de la historia que a menudo se olvida, y ese es
el lado de la persecución judía de los seguidores de Jesús, ya sean judíos o
gentiles.

Y a la vergüenza duradera de nuestro pueblo judío, todo un cuerpo de literatura


en contra de Jesús surgió durante los primeros mil años de historia de la iglesia,
vilipendiar a Jesús como un bastardo, un mago, un adorador de ídolos, y un
engañador, que ahora sufren inenarrable tormento en el infierno. Por supuesto,
algo de esto fue escrito como resultado de las acciones despreciables de los
llamados cristianos, pero como resultado de esta literatura surgió cierta
hostilidad cristiana hacia los judíos. Y se puede argumentar que algunas de estas
acusaciones difamatorias contra Yeshua precedieron a la primera persecución de
judíos por parte de la iglesia. En cualquier caso, ha sido un círculo vicioso, por
141
decir lo menos.

Lo que es especialmente interesante es que durante los últimos dos milenios,


fuera del moderno Estado de Israel, los judíos no han sido los poderes
gobernantes en un país ocupado por cristianos, por lo que no hay forma de decir
cómo el poder habría corrompido al judaísmo (ya que corrompió algunas ramas
de la cristiandad) -hasta ahora, eso es. Verá, los ultraortodoxos en Israel han
llevado a cabo una importante campaña de intimidación contra los seguidores
judíos de Jesús en la tierra, y en ocasiones ha sido violenta.

Solo en 1998, los judíos ultraortodoxos en Israel (llamados Haredim) buscaron


aprobar una legislación que haría que todos los intentos de proselitismo sean
castigados con prisión; saquearon y saquearon el departamento de tres mujeres
cristianas en el barrio religioso de Jerusalén llamado Mea Shearim; y rodeó un
lugar de reunión judío mesiánico en Beer Sheva, arrojándolo con piedras,
amenazando con quemarlo, y negándose a cumplir incluso con las órdenes de la
policía. Como se indica un flash de noticias por e-mail, “Una multitud de varios
cientos de Haredim (Judios ultra-ortodoxos) atacó y sitió una reunión
congregación judía mesiánica en esta ciudad del sur de Israel hoy, atrapando a
142
unos 30 fieles en el interior durante unas cuatro horas.” De acuerdo a Natan
Adrian, un profesor de historia en la Universidad de Ben-Gurion y un hombre
noconocido como simpatizante de los judíos mesiánicos, la escena era una
reminiscencia de Europa del Este, excepto que las tablas ahora se volvieron. "Fui
143
testigo de un pogrom, no puede haber otra palabra para eso".

De hecho, tales actos de violencia son cada vez más comunes en Israel. Una
alerta por correo electrónico enviada en el otoño de 1998 contenía esta
impactante cuenta (he cambiado los nombres para proteger la seguridad de las
víctimas):

Este es un correo electrónico de emergencia. Moshe X y su ayudante, Sasha, un


joven creyente ruso, quemaron su tienda de campaña por los ultraortodoxos hace
una semana en la tumba de Samuel, propiedad de la que es dueño. Ahora bien,
esta noche, el 3 de noviembre de 1998, Moshe y Sasha fueron atacados y
golpeados por los ortodoxos. El brazo de Moshe resultó herido, pero el cráneo y
el ojo de Sasha fueron aplastados y ahora está ingresando a una cirugía de
emergencia.

Por favor, oren por su restauración total, especialmente por el cerebro y la vista
de Sasha, y lo que sea que el enemigo significó para el mal, Dios cambiaría para
siempre la salvación de aquellos que los atacaron. También ore por protección,
ya que los ortodoxos dijeron que volverían en dos días y por la dirección de Dios
en cuanto a la sabiduría con respecto a la seguridad de Moshé y de aquellos que
trabajan para él. También ore para que Dios envíe por lo menos a tres hombres
valientes de Josué y Caleb, para que vengan y levanten sus brazos
inmediatamente desde cualquier lugar donde Dios los llame.

¿Cuál ha sido la respuesta oficial harediana a algunos de estos recientes actos de


violencia? "¡No juzgues a toda la comunidad por las acciones de unos pocos!"

¡Esto es exactamente lo que les he estado diciendo sobre el tema del


antisemitismo "cristiano"!

"Bueno, entiendo tu punto, pero todo lo que has hecho es mostrar que en los
últimos dos mil años, ha habido cristianos que han odiado y perseguido a judíos
y judíos que han odiado y perseguido a los cristianos (o judíos mesiánicos).
Incluso si mi objeción inicial fue exagerada, ambos estamos de acuerdo en que
muchos cristianos han sido antisemitas. Por lo tanto, no eran mejores que los
judíos que eran anticristianos. ¿Dónde está tu maravillosa religión del amor? "

Estoy listo para decírtelo ¡Esta es la mejor parte de la historia! No solo es cierto
que muchos cristianos y líderes de iglesias a través de los siglos no han sido
antisemitas, es cierto que muchos cristianos y líderes de iglesias, en una medida
cada vez mayor, son filosemitas, verdaderos amantes del pueblo judío, listos
morir por ellos en lugar de matarlos.

¿Debería contar las palabras del líder puritano Samuel Rutherford, redactado
hace más de trescientos años? Era conocido como uno de los hombres más
profundamente espirituales de su generación, un hombre que anhelaba ver el
regreso de su Maestro, Jesús el Mesías, pero también anhelaba ver el día en que
Jesús y su pueblo judío se reconciliarían.

¡Oh, ver la vista, al lado de la Venida de Cristo en las nubes, la más alegre!
¡Nuestros hermanos mayores, los judíos y Cristo caen uno sobre el otro y se
besan! Hace tiempo que se separaron; serán amables el uno con el otro cuando se
encuentren. ¡Oh día! ¡Anhelado y adorable amanecer! Oh, dulce Jesús, déjame
ver esa vista que será como la vida de los muertos, tú y tu pueblo antiguo en
abrazos mutuos. . . . Podría permanecer fuera del cielo por muchos años para ver
a ese victorioso y triunfante Señor actuar que profetizó parte de Su amor que
conquista la alma, al tomar en Su reino a la hermana mayor, esa santa [asamblea]
144
de los judíos.

No sorprende que John Owen, el más grande de los teólogos puritanos, declarara
que "no hay ninguna promesa de levantar un reino para el Señor Jesucristo en
este mundo, pero está expresado, o claramente insinuado, que el comienzo del
145.
mismo debe estar con los judíos "

O para citar a otro testigo puritano, Robert Leighton,

Sin lugar a dudas, a la gente de los judíos se le ordenará una vez más que se
levante y brille [refiriéndose a Isa. 60: 1], y su retorno serán las riquezas de los
gentiles (Romanos 11:12), y entonces será un tiempo más glorioso que nunca, la
146
Iglesia de Dios aún lo contempla.

Demasiado para la noción de que los cristianos siempre han creído que el pueblo
judío fue condenado para siempre por su rechazo a Jesús, nunca más por ser
favorecido por Dios. Más bien, como estos puritanos se articulan tan bellamente,
los propósitos de Dios no pueden cumplirse sin el pueblo judío.

Esta seguridad de que el pueblo judío volvería a ser el destinatario de la gracia


del Señor también se encontró en los primeros siglos de la historia cristiana.
Escuche el testimonio de Ambrosiaster, escribiendo a fines del siglo IV:
Sin embargo, en serio, los judíos pueden haber pecado al rechazar el don de
Dios. . . sin embargo, debido a que son hijos de personas buenas, cuyos
privilegios y muchos beneficios de Dios han recibido, serán recibidos con alegría
cuando regresen a la fe, porque el amor de Dios por ellos se despierta en la
147
memoria de sus antepasados.

O considere las palabras de Cirilo de Alejandría, que escribió un siglo después:

Aunque fue rechazado, Israel también será salvo eventualmente, una esperanza
que Pablo confirma [en Rom. 11:26] al citar este texto de la Escritura [a saber,
Isa. 59:21]. Porque de hecho, Israel será salvo en su propio tiempo y será
148
llamado al final, después del llamado de los gentiles.

O escucha las palabras de un líder cristiano del siglo XIX, el obispo HGC
Moule:

El gran acontecimiento del regreso de Israel a Dios en Cristo, y Su a Israel, será


la señal y los medios de un vasto aumento de la vida espiritual en la iglesia
universal [es decir, entre todos los creyentes], y de una cosecha sin precedentes
149
de las almas regeneradas desde el mundo.

Todos estos testigos unen sus voces para dar testimonio de uno y el mismo
hecho: El pueblo judío, porque han sido especialmente elegidos por Dios,
recibirá su favor en el final y conducirá el camino en la fe en el Mesías, lo que
generó un espiritual en todo el mundo renacimiento. Sin sus hermanos mayores,
los judíos, los cristianos gentiles no estarán completos.
Como explicó el presbiteriano escocés Andrew Bonar en el siglo diecinueve, y
mucho antes del reagrupamiento y la estadidad de Israel en el siglo XX,

Israel es la "nación eterna" que debe ser la vida de los muertos para todas las
naciones. Y la segura palabra de profecía declara: "El que esparce a Israel los
juntará". "Les daré un corazón y un camino, para que me teman perpetuamente".
"Sí, me regocijaré por ellos y plantaré". ellos en su propia tierra, con toda
seguridad, con todo mi corazón y con toda mi alma ".

Coronada con su más bella esperanza, la Iglesia

Triunfará con su Señor,

Y la tierra guardará su jubileo,

150
Cuando Israel es restaurado

Actitudes como estas engendran amor y respeto por el pueblo judío en lugar de
persecución, odio o maltrato. Te lo repito una vez más: los verdaderos cristianos
de todo el mundo se sorprenden al saber que cualquier persona en la historia que
afirmara ser un seguidor de Jesús, el Mesías, podría odiar o perseguir a los
judíos.
Recuerdo comer una comida con una familia cristiana en Andhra Pradesh, India,
en 1993. La esposa no había dormido toda la noche porque estaba tan
emocionada por preparar una comida para visitar judíos (había tres judíos en
nuestro grupo, incluido mi esposa y un amigo), pero fue el saludo de su esposo
el que aún resuena en mis oídos: "Eres el segundo judío en venir a mi casa. ¡El
primero fue Jesucristo! "

Fue en ese mismo viaje que conocí a cristianos indios que habían ayunado y
rezado regularmente por la bendición de Dios sobre Israel y el pueblo judío por
más de diez años, considerando su deber sagrado como cristianos, aunque nunca
antes habían conocido a un judío en su vive. Esto fue similar a mi encuentro con
un joven cristiano de Kenia llamado Shadrach. Fue su gran mochila lo que me
llamó la atención cuando nos encontramos en la ciudad de Mombasa en 1989.
¿Qué era lo que llevaba consigo? Copias de cintas de cassette de América que
enseñan que los cristianos están llamados a bendecir y orar por el pueblo judío
de todo el mundo. Había dado su vida a la distribución de estas cintas sin cargo a
los cristianos de Kenia en todas partes, a pesar de que yo era el primer judío que
había conocido.

Esto fue similar a mi experiencia en Seúl, Corea, en 1991, cuando un grupo de


cristianos coreanos literalmente empapó mi manuscrito sobre el antisemitismo
en la iglesia, Nuestras manos están manchadas de sangre, con sus propias
lágrimas, agonizando por el sufrimiento de la Pueblo judío, pasado y presente.
Entre este grupo estaba la joven cristiana cristiana de Malasia a quien me referí
en la introducción. Lloró por Israel mientras oramos juntas antes de decirme
después en su inglés quebrado: "Mi pueblo [es decir, su pueblo cristiano tribal]
no sabe mucho sobre los judíos. ¡Simplemente sabemos que los amamos! "
(Recuerde también que Malasia es una nación predominantemente musulmana ).

También pienso en el pastor italiano que conocí en Sicilia y me dijo: "No hay un
servicio que tengamos en nuestra iglesia en el que no recemos por el pueblo
judío, y no hay una comida que tengamos en mi casa en la que no oramos por el
pueblo judío, y no hay un momento en que me arrodille para orar cuando no oro
por el pueblo judío ".

Esto me recuerda a otro líder cristiano gentil que conozco, cuyo corazón late por
el pueblo judío. Este ministro de voz suave a menudo se dirige a grandes
multitudes, a veces más de cien mil personas, en África y Asia. Cuando les pide
que pongan su fe en Jesús para salvarlos de sus pecados, él también les da un
cargo solemne, diciendo: "Quiero que te comprometas a decir una oración por el
pueblo judío con cada comida y ayunar un día. una semana para que la bendición
de Dios sea sobre su pueblo del antiguo pacto. "¡No bromeo! Para estos nuevos
cristianos asiáticos y africanos, aprender que existe algo así como el
antisemitismo "cristiano" sería el impacto de sus vidas. Para ellos, amar a Jesús y
151
amar a su pueblo judío van de la mano. Como me dijo un cristiano iraní hace
años en Maryland -él mismo fue bautizado en Irán por un judío cristiano- "Si
alguien odia a los judíos, él no es cristiano". ¡Era así de simple!

De hecho, tengo ante mí una carta fechada el 10 de junio de 1998. Me la envió


un periódico mesiánico para lectores rusos después de que el periódico
imprimiera un extracto de Nuestras manos manchadas de sangre. El autor de
esta carta fue un gentil ucraniano, criado en un hogar antisemita, aunque afirma
que siempre se consideró a los judíos como humanos como a todos los demás
pueblos. Por lo tanto, fue con horror que el escritor (identificado por las iniciales
MK) presenció los acontecimientos que ocurrieron cuando los nazis ingresaron a
Galicia (Ucrania occidental) y "ladrones, borrachos y bandidos" ayudaron a los
asesinos nazis a purgar a todos los judíos del área: Los judíos fueron llevados al
bosque, fusilados y arrojados a un gran pozo.

Mientras estaba en el ejército, MK tenía un buen comandante judío llamado


Joseph, y viendo a Joseph sufrir malos tratos a manos de sus compañeros
oficiales, MK comenzó a mirar al pueblo judío "con respeto y dignidad".
Entonces llegó el punto de inflexión:
Hace unos siete años conocí a otro judío, mi Señor Jesucristo. Su amor por mí
influyó en mi amor hacia Israel y hacia todos los judíos. La nación sufriente y la
nación que ha sido vital en el desarrollo científico y técnico del mundo, la nación
que cambia los destinos de otras naciones, hace historia, lleva y preserva la
Palabra del Dios viviente. Que esta carta mía sea mi confesión ante el Dios de
Israel, Dios de Abraham, Isaac y Jacob, mi Dios: ante ustedes, mis hermanos en
Cristo, y ante todo el pueblo judío.

Amigo mío, te digo la verdad a la vista de Dios, este es el espíritu de la


verdadera iglesia, el espíritu del filosemitismo, no el antisemitismo. Donde una
verdadera expresión de la fe del Nuevo Testamento ha dominado a la iglesia, el
filosemitismo, no el antisemitismo, ha sido la regla. De hecho, no es más posible
hablar de antisemitismo cristiano que de hablar de agua seca o un asesino
piadoso o un cíclope de dos ojos. El adjetivo cristiano no encaja con el
antisemitismo. Y es por eso que los cristianos creyentes en la Biblia, llamados
152
evangélicos, son los seguidores más firmes y fieles de Israel en la actualidad.

Este espíritu cristiano de amor al pueblo judío no es solo sentimental, ni solo


está relacionado con alguna conversión esperada de los judíos en el tiempo del
fin. Más bien, es tangible, está comprometido a largo plazo, y a menudo es
sacrificial.

Es este espíritu el que motiva a los cristianos finlandeses a ofrecer sus servicios a
los judíos en la antigua Unión Soviética, haciendo todo lo que puedan para
ayudar a los judíos desplazados a regresar a la tierra de Israel. Una mujer
finlandesa que conocí hace varios años va a Israel por hasta nueve meses a la
vez, ofreciendo sus servicios como enfermera en un hospital israelí mientras su
esposo trabaja en Finlandia. Cuando le pregunté al esposo por qué él y su esposa
estaban dispuestos a hacer tal sacrificio, respondió de manera objetiva: "Bueno,
amamos a los judíos". ¡Eso fue todo! No hay nada más que decir. Eso lo dijo
todo.

Es este mismo espíritu lo que motivó a una gran iglesia en Suecia a adquirir y
operar un barco, y me refiero a un barco del tamaño de algunos cruceros, con el
único propósito de transportar judíos de la antigua Unión Soviética a Israel. Esta
es la expresión de su amor por la gente antigua de Dios.

Este es el espíritu que motiva a los trabajadores multiétnicos de la Embajada


Cristiana Internacional, con sede en Jerusalén pero activa en muchas naciones.
Día y noche se entregan a la ayuda humanitaria a los judíos necesitados, y lo
hacen con una condición: ninguno de sus trabajadores puede intentar convertir a
los judíos al cristianismo.

¿Estos trabajadores de la embajada cristiana creen que los judíos deberían creer
en Jesús? ¡Absolutamente! ¿Quieren el pueblo judío que ayudan a creer en
Jesús? Sin duda. Pero se niegan a permitir que un solo judío piense que están
demostrando amor por los judíos para ganarlos para la fe, y quieren demostrar
que no dejarán de mostrarle amor a estos judíos, independientemente de si
alguna vez creen en Jesús. No, estos trabajadores están mostrando amor porque
eso es lo que hacen los cristianos, y a la luz de la horrible historia de
antisemitismo de la cristiandad, sienten que ayudar al pueblo judío de una
manera tangible es lo mínimo que pueden hacer.

Lo diré de nuevo: el verdadero cristianismo brilla con amor judío, incondicional


y sacrificial. Este es el espíritu que caracteriza a una congregación cristiana
negra en el área de Washington, DC, una congregación que tiene sus servicios en
una sinagoga judía conservadora. ¡Está bien! Una iglesia afroamericana alquila
el espacio de una congregación judía, y en una reunión conjunta que
mantuvieron juntos, el pastor de la iglesia -un amigo personal mío- se puso de
pie delante de los judíos y dijo claramente: "Los miembros de mi iglesia quieren
debes saber que si alguna vez te amenazan de algún modo, nos comprometemos
a sacrificar nuestras vidas en tu nombre ".

Cincuenta años antes, los cristianos actuaron de esa manera, arriesgando sus
propias vidas para salvar a los judíos de los nazis. ¿Por qué hicieron tales cosas?
Como uno de estos "gentiles justos" comentó: "Al permanecer ociosos en un
momento en que somos el último recurso para gente inocente condenada a
153 ¡
muerte, blasfemamos contra el mandamiento de Dios contra el asesinato".
Eso es cristianismo! De hecho, una y otra vez, cuando se les preguntó por qué
estos hombres y mujeres cristianos hicieron lo que hicieron, respondieron con
líneas como: "No hice nada especial; cualquiera lo hubiera hecho ", o" Debes
154
entender que era lo más natural del mundo para ayudar a estas personas ".

Y entonces, en respuesta a su acusación de que los cristianos siempre han odiado


y perseguido al pueblo judío, respondo: "¡No, no, y miles de veces, no!" De
hecho, los animo a que conozcan a algunos cristianos verdaderos y sinceros y
descubre por ti mismo. Te sorprenderá gratamente ver lo amable y respetuoso
que son hacia ti cuando descubren que tú, como su Salvador, eres judío. Incluso
pueden agradecerte, ya que muchos cristianos sienten un especial endeudamiento
con el pueblo judío, reconociendo que sus Escrituras provienen de los judíos,
que su Mesías es judío, y sin el fiel testimonio del pueblo judío a Jesús el
Mesías, no habría Cristianos gentiles en el mundo de hoy.

Si quieren compartir su fe con usted, es solo una expresión de amor, su forma de


pagar su deuda con usted. ¿Cómo podrían hacer algo menos?
2.8. Los orígenes del antisemitismo se remontan a las páginas del Nuevo
Testamento. Desde la representación negativa de los fariseos hasta la
acusación de deicidio, el antisemitismo es una plaga cristiana.

Es comúnmente reconocido entre los estudiosos de hoy que el antisemitismo


existió en varias formas en el mundo antiguo mucho antes de que se escribiera
una sola página del Nuevo Testamento. Además, los documentos del Nuevo
Testamento reflejan principalmente la fricción entre grupos judíos: diferencias
entre judíos mesiánicos y judíos no mesiánicos (incluidos fariseos, saduceos,
etc.), al igual que los manuscritos del mar Muerto reflejan argumentos legales y
religiosos entre diferentes grupos judíos. Es un error leer la historia posterior del
antisemitismo "cristiano" de nuevo en el Nuevo Testamento. En cuanto a los
pasajes del Nuevo Testamento que han ayudado a alimentar el antisemitismo en
la iglesia, debes recordar que los antisemitas a menudo han usado pasajes de
nuestra propia Biblia hebrea contra nosotros los judíos, mientras que los
supuestos textos antisemitas en el Nuevo Testamento Testamento, cuando se
traduce y comprende adecuadamente, realmente no son antisemitas. De hecho, el
mayor apoyo de Israel hoy proviene de aquellos que leen el Nuevo Testamento
como la Palabra literal de Dios. Para ellos, es la fuente del filosemitismo y no
del antisemitismo.

Lo primero que debe tener en cuenta es que el antisemitismo no es un fenómeno


cristiano. Incluso si está convencido de que el Nuevo Testamento mismo es
terriblemente antisemita, un tema que abordaremos en un momento, no se puede
negar el hecho de que el antisemitismo era conocido mucho antes de que Jesús
viniera al mundo, y existe hoy en países que son anticristianos. El antisemitismo
es mucho más de lo que puedas imaginar.

El primer ejemplo registrado de antisemitismo se encuentra en nuestras propias


Escrituras, en el Libro de Ester, donde el odio de Amán por un judío, Mordejai,
rápidamente se convirtió en odio para todo un pueblo. Tan feroz fue este odio
que Amán logró persuadir al rey persa, Jerjes, para que emitiera un edicto
llamando a todos los pueblos del reino a "destruir, matar y aniquilar a todos los
judíos -jóvenes y ancianos, mujeres y niños pequeños" en un solo día, el día
trece del mes duodécimo, el mes de Adar, y saquear sus bienes "(Ester 3:13).

¿Cuál fue el razonamiento de Hamán? Informó al rey que "hay un pueblo


determinado disperso y disperso entre los pueblos en todas las provincias de su
reino cuyas costumbres son diferentes de las de todos los demás y que no
obedecen las leyes del rey; no está en el mejor interés del rey tolerarlos "(Ester
3: 8). En otras palabras, "¡Los judíos son diferentes! ¡Los judíos son
alborotadores! Está en su mejor interés para deshacerse de ellos.”Ahora que es el
antisemitismo!

Acusaciones similares contra nuestra gente están registradas en otra parte de la


Biblia hebrea. Por ejemplo, cuando los exiliados judíos regresaron de Babilonia
y comenzaron a reconstruir Jerusalén, sus oponentes enviaron esta carta al rey
persa Artajerjes:

El rey debe saber que los judíos que vinieron a nosotros desde usted han ido a
Jerusalén y están reconstruyendo esa ciudad rebelde y malvada. Están
restaurando las paredes y reparando los cimientos. Además, el rey debería saber
que si se construye esta ciudad y se restauran sus muros, no se pagarán más
impuestos, tributos ni aranceles, y los ingresos reales sufrirán. Ahora que
estamos bajo la obligación del palacio y no es apropiado para nosotros ver al rey
deshonrado, estamos enviando este mensaje para informar al rey, para que se
pueda hacer una búsqueda en los archivos de sus predecesores. En estos
registros, encontrarás que esta ciudad es una ciudad rebelde, problemática para
reyes y provincias, un lugar de rebelión desde la antigüedad. Es por eso que esta
ciudad fue destruida.
Ezra 4: 12-15

De alguna manera, esta percepción de que los judíos eran diferentes de otros
pueblos persistió en la cultura griega y romana antes del tiempo de Jesús, dando
lugar a numerosas expresiones de antisemitismo. El respetado historiador Peter
Schäfer recientemente dedicó un libro completo titulado Judeofobia al tema del
antisemitismo en el mundo antiguo, proporcionando una fuerte evidencia de que
el antisemitismo originado en el Egipto helenístico (300 a. C.) era "la 'madre' del
155
antisemitismo. " Su investigación confirma la observación del rabino Samuel
Sandmel de que" la hostilidad hacia los judíos en el mundo grecorromano es
156.
anterior al cristianismo " En nuestros días, se han encontrado tensiones
antisemitas en naciones islámicas radicales, países no cristianos como Japón y
regímenes completamente ateos y comunistas. Claramente, el cristianismo no
157
tiene la culpa aquí.

Simplemente no es exacto, por lo tanto, decir que el Nuevo Testamento es la


principal causa y principal portador del antisemitismo en todo el mundo.
También debe considerar que los antisemitas han extraído de las páginas de las
Escrituras hebreas tanto como lo han extraído de las páginas del Nuevo
Testamento. Déjame darte un muestreo representativo. Y recuerde, estas no son
las palabras de Adolf Hitler o algún líder de la iglesia medieval apóstata. Son las
palabras del Señor y sus profetas registradas en el Tanakh. (Todas las citas se
toman de NJPSV).

Dígales a los israelitas, "Ustedes son un pueblo de dura cerviz. Si tuviera que
internarme en tu medio por un momento, te destruiría ".
Las palabras del Señor a Moisés, Éxodo 33: 5

Sabe, entonces, que no es por ninguna virtud tuya que el SEÑOR tu Dios te da
esta buena tierra para poseer; porque eres un pueblo duro de cerviz. Recuerda,
no olvides nunca, cómo provocaste a ira a Jehová tu Dios en el desierto: desde el
día que saliste de la tierra de Egipto hasta que llegaste a este lugar, has
continuado desafiando a Jehová.

Las palabras de Moisés a su pueblo Israel, Deuteronomio 9: 6

Bien, sé cuán desafiante y duro eres: incluso ahora, mientras estoy vivo en
medio de ti, has sido desafiante hacia el SEÑOR; ¡Cuánto más, entonces, cuando
estoy muerto! Reúne para mí a todos los ancianos de tus tribus y a tus oficiales,
para que les hable todas estas palabras y para que llame al cielo y a la tierra para
que sean testigos de ellos. Porque sé que, cuando esté muerto, actuarás
perversamente y te apartarás del camino que te ordené, y que en el futuro vendrá
la desgracia por haber hecho lo malo ante los ojos del SEÑOR y haberlo
molestado. tus obras.

Las palabras de Moisés a su pueblo Israel, poco antes de su muerte,


Deuteronomio 31: 27-29

Ahora,

Ve, escríbelo en una tableta


E inscríbalo en un registro,

Que puede ser con ellos para los días futuros,

Un testigo para siempre

Porque es un pueblo rebelde,

Niños sin fe,

Niños que se negaron a escuchar

La instrucción del SEÑOR

Las palabras del Señor al profeta Isaías, Isaías 30: 8-9

Oh mortal, te envío al pueblo de Israel, esa nación de rebeldes, que se han


rebelado contra mí. Ellos, así como sus padres, me han desafiado hasta el día de
hoy; porque los hijos son desvergonzados y tercos de corazón. . . . No tengas
miedo de sus palabras y no te desanimes, aunque sean una raza rebelde. . . .
Mortal, ve a la Casa de Israel y repite Mis mismas palabras a ellos. Porque eres
enviado, no a un pueblo de habla ininteligible y de lenguaje difícil, sino a la
Casa de Israel, no a muchos pueblos de habla ininteligible y lenguaje difícil,
cuya conversación no puedes entender. Si te enviara a ellos, te escucharían. Pero
la Casa de Israel se negará a escucharte, porque se niegan a escucharme; porque
toda la Casa de Israel es descarada y terca de corazón.

Las palabras del Señor al profeta Ezequiel,


Ezequiel 2: 3-4, 6; 3: 4-7

¿Cómo te sientes después de leer esos versículos? Dios mismo llamó a nuestro
pueblo rígido, rebelde, infiel, descarado, obstinado y desobediente, incluso
describiendo estos rasgos feos como característicos. ¿Por qué entonces no se
consideran versos como estos fuentes teológicas primarias de antisemitismo?
¿Por qué son solo los versículos del Nuevo Testamento -ninguno de los cuales
hace cargos tan amplios- que son supuestamente antisemitas? ¿Por qué no
argumentar que Dios mismo, junto con los profetas que inspiró, era antisemita?

"¡Eso es fácil!", Dices. "La Biblia hebrea es nuestra Biblia. Fue escrito por
judíos para judíos, mientras que el Nuevo Testamento fue escrito principalmente
para gentiles, incluso si sus autores eran casi todos judíos. En el caso del Tanakh,
tenemos conflictos familiares registrados solo para la audiencia familiar; en el
caso del Nuevo Testamento, nuestra ropa sucia se cuelga para que el mundo
entero la vea, y en términos injustos y exagerados ".

¡No exactamente! Usted ve, nuestras Escrituras hebreas nunca fueron pensadas
para ser nuestras solamente. Los judíos fueron llamados a ser una luz para las
naciones (ver más arriba, 1.2), difundiendo el conocimiento del único Dios
verdadero alrededor del mundo. Según la antigua tradición judía, fue un grupo
de setenta y dos eruditos judíos quienes hicieron la primera traducción de la Torá
(los Cinco Libros de Moisés) al idioma griego a instancias del rey griego
158
Ptolomeo. Es esta misma Torá la que incluye algunas declaraciones negativas
sobre nuestra gente, como acabamos de ver. (Los libros de Éxodo y
Deuteronomio, de los cuales se citaron versículos más arriba, son los libros
segundo y quinto de la Torá, respectivamente).

Además, algunos grupos judíos (antes y después del tiempo de Jesús) invitaron
159
abiertamente a los gentiles a sus sinagogas, y así, por nuestra propia
elección, el mundo gentil quedó expuesto a nuestras Sagradas Escrituras, las
Escrituras que se refieren a los israelitas como elegidos y elegidos , querido y
querido por el Señor, así como rígido y rebelde, los objetos especiales de su ira.
Esto es similar a la descripción del pueblo judío en el Nuevo Testamento: son un
pueblo divinamente elegido que a menudo rechaza a los mensajeros del Señor
pero que, sin embargo, no sería rechazado para siempre por el Señor. Por el
contrario, serían fundamentales para llevar su salvación al mundo.

La simple verdad acerca del Nuevo Testamento es que es un libro


completamente judío. Cuenta las maravillosas noticias sobre Jesús, el Mesías
judío, y todos sus autores, salvo uno, eran judíos. Sus páginas están llenas de
citas de las Escrituras hebreas: hay aproximadamente trescientas citas directas
160,
del Tanaj y más de mil alusiones a la Biblia hebrea en el Nuevo Testamento
y la mayoría de los conflictos religiosos que registra (como los debates sobre
curación en el día de reposo) se puede entender solo sobre la base de la ley y la
tradición judías. Elimine lo judío, y los Evangelios no tienen sentido. Después de
todo, el que más frecuentemente se menciona como Rabino en el Nuevo
161
Testamento es Jesús. De hecho, esta manera de hablar fue tan profundamente
inculcada en los seguidores de Yeshua que cuando Judas lo traicionó, lo llamó
Rabino (ver Mateo 26:49; ver también Marcos 9: 5; 10:51; 11:21; 14:45). ; Juan
1:38, 49; 3: 2, 26; 4:31; 6:25; 9: 2; 11: 8).

El Nuevo Testamento comienza con Israel (sus palabras iniciales son "Esta es la
162
genealogía de Yeshua el Mesías, hijo de David, hijo de Abraham") y termina
con Israel (sus últimos capítulos dan una descripción de la ciudad celestial
llamada Nueva Jerusalén) ) De hecho, según el autor del Nuevo Testamento
Yohanan (Juan), el destino final de todos los redimidos será una ciudad cuyas
doce puertas están inscritas con los nombres de las doce tribus de Israel y cuyas
doce fundaciones llevan los nombres de los doce judíos. apóstoles. ¡Incluso el
cielo es judío en el Nuevo Testamento!

Déjame darte una ilustración sorprendente de la judeidad del Nuevo Testamento.


Yechiel Lichtenstein fue un rabino húngaro del siglo XIX que despreciaba el
cristianismo, creyendo, para citar sus propias palabras, que "Cristo mismo fue la
plaga y la maldición de los judíos, el origen y promotor de nuestros dolores y
163
persecuciones". Con sus propios ojos presenció a los llamados cristianos
cometiendo actos asesinos contra su pueblo, actos cometidos en nombre de
Cristo. Sin embargo, también leyó las defensas apasionadas del pueblo judío por
otros que se llamaron a sí mismos cristianos y que renunciaron por completo al
antisemitismo, también en nombre de Cristo.

Esto lo llevó a recoger una copia del Nuevo Testamento que cuarenta años antes
había arrojado airadamente en la esquina de su estudio, donde yacía en el suelo,
cubierto de polvo. Él estaba en el shock de su vida. El escribio:

Había pensado que el Nuevo Testamento era impuro, una fuente de orgullo, de
egoísmo, de odio y del peor tipo de violencia, pero al abrirlo me sentí peculiar y
maravillosamente tomado en posesión de él. Una súbita gloria, una luz brilló en
mi alma. Busqué espinas y encontré rosas; Descubrí las perlas en lugar de
guijarros; en lugar de odio, amor; en lugar de venganza, perdón; en lugar de
libertad de esclavitud; en lugar de orgullo, humildad; conciliación en lugar de
enemistad; en lugar de vida de muerte, salvación, resurrección, tesoro celestial.
164

¿Y qué hay del judaísmo del Nuevo Testamento? Escuche una vez más la
descripción articulada de este rabino:

De cada línea en el Nuevo Testamento, de cada palabra, el espíritu judío


transmitía luz, vida, poder, perseverancia, fe, esperanza, amor, caridad, fe
ilimitada e indestructible en Dios, bondad a la prodigalidad, moderación a la
abnegación, contenido que excluye todo sentido de necesidad, consideración por
los demás, con extrema severidad con respecto a uno mismo, todas estas cosas se
165
encontraron impregnando el libro.

No es de extrañar que este noble rabino se convirtiera en un abierto seguidor de


Yeshua el Mesías, a pesar de la persistente persecución infligida por sus
compañeros judíos. Tampoco es de extrañar que este rabino reconociera de
inmediato qué tan judíos eran los escritos del Nuevo Testamento. Hasta el día de
hoy, un número cada vez mayor de eruditos judíos están involucrados en el
redescubrimiento de las raíces judías de Jesús y el Nuevo Testamento,
argumentando que Yeshua y sus seguidores solo pueden ser entendidos
166
correctamente cuando se los coloca en su contexto judío del primer siglo.

También se sorprenderá al saber que el Nuevo Testamento tiene muchas cosas


positivas que decir acerca de nuestra gente. Yeshua mismo enseñó que "la
salvación es de los judíos" (Juan 4:22), y Pablo (Saúl) dijo que el pueblo judío
era "amado [por Dios] a causa de los patriarcas" (es decir, Abraham, Isaac y
Jacob). Rom. 11:28). De hecho, Pablo afirmó que desde un punto de vista
espiritual había mucha ventaja "en todos los sentidos" al nacer judíos (Romanos
3: 1-2), y que los gentiles le debían al pueblo judío una bendición material, ya
que habían participado de la bendición espiritual de los judíos (Romanos 15:27).
De sus parientes según la carne él dijo, "Ellos son israelitas, y para ellos
pertenecen la adopción, la gloria, los convenios, la entrega de la ley, el culto y
las promesas; a ellos pertenecen los patriarcas, y de ellos, según la carne, viene
el Mesías,
¡Esta no es una retórica antisemita! Por el contrario, son declaraciones como
éstas las que son odiadas por los antisemitas, ya que los sentimientos expresados ​​
aquí validan la idea de que los judíos son elegidos por Dios de una manera única
y desempeñan un papel especial en su plan de redención para la humanidad
como entero. Por lo tanto, los autores del Nuevo Testamento siguen los pasos de
los autores del Tanakh, retratando al pueblo de Israel como elegido por Dios
pero rebelándose contra ese llamamiento, lo que resulta en el juicio divino y la
retribución. Déjame mostrarte algunos de los paralelos en el lenguaje y la
expresión:

• El autor de 2 Crónicas acusa a nuestro pueblo con palabras punzantes,


explicando por qué Jerusalén fue destruida en 586 a. EC: "El SEÑOR, Dios de
sus padres, les envió palabra a través de sus mensajeros una y otra vez, porque
tenía piedad de su pueblo. y en su lugar de residencia. Pero se burlaron de los
mensajeros de Dios, despreciaron sus palabras y se burlaron de sus profetas
hasta que la ira de Jehová se encendió contra su pueblo y no hubo remedio "(2
Crónicas 36: 15-16). Más de seiscientos años después, Yeshua presenta una
acusación similar contra nuestro pueblo, explicando por qué Jerusalén estaba a
punto de ser destruida nuevamente en el 70 CE: "¡Jerusalén, Jerusalén, tú que
matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados, cuán a menudo he
deseado juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de sus alas,
pero no quisiste. Mira, tu casa te queda desolada. . . . Te digo la verdad, ni una
piedra aquí quedará en otra; cada uno será derribado "(Mateo 23: 37-38; 24: 2).
Dios se apiadó de nuestra nación e hizo todo lo que pudo para llevarnos al
arrepentimiento, pero nos negamos, haciendo que el juicio sea inevitable. Así
que di las Escrituras, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento.

• La acusación de que nuestro pueblo rechazó consistentemente la ley y los


profetas era bastante común en el Tanakh, y se repitió en el Nuevo Testamento.
Según las palabras del Señor dichas por medio de Jeremías, "desde el tiempo en
que tus antepasados ​​salieron de Egipto hasta ahora, día tras día, una y otra vez te
envié a mis siervos los profetas. Pero no me escucharon ni prestaron atención.
Eran duros de cerviz e hicieron más maldad que sus antepasados. . . . Por eso,
diles: 'Esta es la nación que no obedeció a Jehová su Dios ni respondió a la
corrección'. La verdad ha perecido; se ha desvanecido de sus labios. Corta tu
cabello y tíralo; levanta el lamento en las alturas yermas, porque el SEÑOR ha
rechazado y abandonado a esta generación que está bajo su ira. . . . [Porque] toda
la casa de Israel es incircunciso de corazón "(Jer 7: 25-26, 28-29; 9:26). Una vez
más, más de seiscientos años después, después de que la mayoría de nuestros
líderes rechazaron a Yeshua, Esteban, un poderoso predicador judío, presentó
una acusación similar al concilio gobernante judío: "¡Gente tuerta, con corazones
y oídos incircuncisos! Eres como tus padres: ¡siempre resistes al Espíritu Santo!
¿Hubo alguna vez un profeta que tus padres no persiguieran? Incluso mataron a
aquellos que predijeron la venida del Justo. Y ahora lo has traicionado y lo has
matado "(Hechos 7: 51-52). ¿Hubo alguna vez un profeta que tus padres no
persiguieran? Incluso mataron a aquellos que predijeron la venida del Justo. Y
ahora lo has traicionado y lo has matado "(Hechos 7: 51-52). ¿Hubo alguna vez
un profeta que tus padres no persiguieran? Incluso mataron a aquellos que
predijeron la venida del Justo. Y ahora lo has traicionado y lo has matado "
(Hechos 7: 51-52).

• Tanto los profetas de Israel como los seguidores judíos de Jesús habían roto
corazones porque su gente estaba perdida. Escucha las palabras de Jeremías,
seguidas por las palabras de Pablo: "Desde que mi pueblo fue aplastado, estoy
abatido; Yo lloro, y el horror me agarra. ¿No hay bálsamo en Gilead? ¿No hay
allí médico? ¿Por qué entonces no hay cura para la herida de mi pueblo? ¡Oh,
que mi cabeza era un manantial de agua y mis ojos una fuente de lágrimas!
Lloraría día y noche por los muertos de mi pueblo "(Jeremías 8: 21-9: 1 [8: 21-
23]). "Hablo la verdad en Cristo; no miento, mi conciencia lo confirma en el
Espíritu Santo; tengo una gran tristeza y una angustia incesante en mi corazón.
Porque desearía que yo mismo fuera maldecido y separado de Cristo por amor a
mis hermanos, los de mi propia raza, el pueblo de Israel "(Romanos 9: 1-4). Te
lo recuerdo de nuevo: Estas no son las palabras de un antisemita. Esto es
especialmente significativo cuando recuerdas que a veces se acusa a Paul de ser
167
el padre del antisemitismo.
• Tanto los profetas de Israel como los seguidores judíos de Jesús confiaban en
que al final nuestro pueblo volvería a Dios y sería gloriosamente redimido.
Aunque el Señor nos rechazó por un tiempo, no nos rechazaría para siempre.
Esta vez compararemos las palabras de Isaías con las de Pablo: "'El SEÑOR te
llamará como si fueras una esposa abandonada y afligida en espíritu, una esposa
que se casó joven, solo para ser rechazada', dice tu Dios . 'Por un breve momento
te abandoné, pero con profunda compasión te traeré de regreso. En un arrebato
de ira escondí de ti mi rostro por un momento, pero con misericordia eterna
tendré compasión de ti, 'dice el Señor tu Redentor' (Isaías 54: 6-8). "Pregunto
entonces: ¿Dios rechazó a su pueblo? ¡De ninguna manera! . . . Una vez más,
pregunto: ¿tropezaron para ir más allá de la recuperación? ¡De ningún modo!
Más bien, debido a su transgresión, la salvación ha llegado a los gentiles para
hacer que Israel tenga envidia. Pero si su transgresión significa riquezas para el
mundo, y su pérdida significa riquezas para los gentiles, ¡cuánta mayor riqueza
traerá su plenitud! . . . Israel ha experimentado un endurecimiento en parte hasta
que haya entrado el número total de los gentiles. Y así todo Israel será salvo,
como está escrito: 'El libertador vendrá de Sión; el apartará a Dios de Jacob. Y
este es mi pacto con ellos cuando quite sus pecados "(Romanos 11: 1, 11-12, 25-
27, citando Isaías 59:21). Israel ha experimentado un endurecimiento en parte
hasta que haya entrado el número total de los gentiles. Y así todo Israel será
salvo, como está escrito: 'El libertador vendrá de Sión; el apartará a Dios de
Jacob. Y este es mi pacto con ellos cuando quite sus pecados "(Romanos 11: 1,
11-12, 25-27, citando Isaías 59:21). Israel ha experimentado un endurecimiento
en parte hasta que haya entrado el número total de los gentiles. Y así todo Israel
será salvo, como está escrito: 'El libertador vendrá de Sión; el apartará a Dios de
Jacob. Y este es mi pacto con ellos cuando quite sus pecados "(Romanos 11: 1,
168
11-12, 25-27, citando Isaías 59:21).

Te pregunto honesta y sinceramente, ¿estos son los sentimientos y las palabras


de los antisemitas? ¡Absolutamente no!

"Pero", dices, "no es tan simple". Es por eso que incluso los autores cristianos
han escrito libros enteros que documentan que es el Nuevo Testamento el que es
el semillero del antisemitismo, que culmina en el Holocausto ".

Tienes razón, al menos parcialmente. Es cierto que los autores cristianos


profesantes han escrito los mismos libros de los que usted habla y que la
cuestión del antisemitismo en el Nuevo Testamento no es tan simple. Sin
embargo, de lo que quizá no se dé cuenta es de que el estudio y la reflexión
posteriores han hecho que muchos estudiosos digan enfáticamente que el Nuevo
Testamento no es antisemita de ninguna manera. Permíteme explicarte.

Los años que siguieron a los horrores del Holocausto exigieron una profunda
reflexión e introspección, especialmente entre los cristianos profesantes, y es por
eso que en los últimos cincuenta años se han escrito importantes estudios
escritos por autores judíos y cristianos que afirman que las raíces del
169
antisemitismo son ser encontrado en las escrituras del Nuevo Testamento. Por
esta sola razón, es importante para nosotros examinar los principales cargos que
se han presentado contra el Nuevo Testamento, probándolos cuidadosamente
para ver si alguno de ellos, de hecho, son precisos.

Pero estoy convencido de que es extremadamente importante que primero


digieres los hechos que acabo de presentarte, ya que es muy poco probable que
un autor sea un antisemita virulento en un respiro y luego un apasionado amante
del pueblo judío en el siguiente aliento Simplemente hay demasiado
reconocimiento de los propósitos misericordiosos de Dios para el pueblo judío
en el Nuevo Testamento para dar crédito a la afirmación generalizada de que es
un libro antisemita.

También es injusto divorciar el Nuevo Testamento de su contexto original judío


y leerlo en el contexto de las Cruzadas e Inquisiciones que ocurrieron entre mil y
mil quinientos años después. Como vimos en la respuesta anterior, estos
seguidores falsos de Jesús realmente persiguieron y asesinaron a los líderes
venerados como héroes cristianos en la actualidad. Me gustaría someterte a que
solo cuando el Nuevo Testamento ha sido malinterpretado o tergiversado ha sido
170
un vehículo de antisemitismo.

Por lo tanto, consideremos en detalle las acusaciones principales del


antisemitismo en el Nuevo Testamento y veamos si, de hecho, estos pasajes han
171
sido malinterpretados o mal utilizados.

• Mateo hace a todos los judíos, por todas las generaciones, responsables de la
muerte de Jesús. Este cargo se basa en el relato dado en el Evangelio de Mateo
(Mattai), que nos informa que el gobernador romano Poncio Pilato les dijo a la
multitud congregada judía que Jesús debería ser puesto en libertad ya que no era
culpable de ningún delito. Pero la multitud siguió gritando: "¡Crucifícale!".
Mateo luego registra: "Cuando Pilato vio que no estaba llegando a ninguna parte,
pero que en cambio estaba comenzando un alboroto, tomó agua y se lavó las
manos frente a la multitud. "Soy inocente de la sangre de este hombre", dijo. '¡Es
tu responsabilidad!' Todo el pueblo respondió: '¡Que su sangre sea sobre
nosotros y sobre nuestros hijos!' "(Mateo 27: 24-25).

Trágicamente, este verso ha sido utilizado por los antisemitas para justificar toda
clase de actos violentos contra nuestra gente, ya que, después de todo, ¡los judíos
lo pedimos! Esto fue expresado en palabras dolorosas y conmovedoras por el
erudito rabínico CG Montefiore, quien se refiere a Mateo 27:25 como un terrible
versículo por el cual aparentemente todas las atrocidades "forjadas sobre los
judíos son aceptadas e invocadas sobre sus propias cabezas por los judíos
mismos". Esta es una de esas frases que han sido responsables de los océanos de
172
sangre humana y de una incesante corriente de miseria y degradación ". Pero,
¿es realmente el verso realmente antisemita? ¿Es una ficción histórica, una
creación de Mateo para vengarse de su propia gente por rechazar al Mesías?
¡Apenas! El versículo en sí es bastante creíble históricamente, y el lenguaje es
bastante judío.

Desde una perspectiva histórica, Raymond E. Brown, un erudito católico


brillante y objetivo que de ninguna manera asume que lo que está escrito en el
Nuevo Testamento es históricamente preciso, hace cuatro puntos importantes
con respecto a la posibilidad de que hubiera, de hecho, judíos oposición a Jesús:
Primero, señala que "uno debe entender que a las personas religiosas podría
haberles desagradado Jesús"; segundo, "en la época de Jesús, la oposición
religiosa a menudo conducía a la violencia"; tercero, es mejor hablar aquí de
"responsabilidad, no culpa"; cuarto, "la disputa religiosa con Jesús fue una
173
disputa judía interna".

Estas observaciones nos ayudan a evaluar mejor la exactitud de los relatos


evangélicos de la muerte de Jesús en su conjunto, lo que sugiere que lo que allí
se registra puede ser históricamente plausible. En cuanto a la posibilidad de que
una turba enojada, movida en parte por algunos de sus líderes religiosos, podría
haber gritado: "Su sangre sobre nosotros y nuestros hijos" (que es una traducción
literal de Mateo 27:25), Brown comenta que , de acuerdo con la representación
de Mateo, "No son sanguinarios ni insensibles; porque están persuadidos de que
174.
Jesús es un blasfemo, como lo juzgó el Sanedrín "

Desde un punto de vista judío, Samuel Tobias Lachs, profesor de la historia de


las religiones en Bryn Mawr College, observa que el verso "tiene un anillo
175
hebraico", refiriéndose a numerosas expresiones paralelas en el Talmud.
Lachs explica que la frase hebrea básica es simplemente: "su sangre estará sobre
su propia cabeza" (véase Josué 2:19; b. Avodah Zarah 12b), que significa, "él
solo tiene la responsabilidad; es culpable ". Esto encaja perfectamente en el
contexto, ya que Mateo simplemente afirma que la multitud judía reunida
reivindicaba la total responsabilidad de sus acciones. En otras palabras, decían:
"Asumimos la responsabilidad de rechazar a este alborotador llamado Jesús.
176
¡Merece morir! " (Note también que la traducción literal de este versículo nos
recuerda que esto no esuna imprecación en la que el pueblo judío llamó a sí
177
mismo una maldición, sino más bien una declaración de responsabilidad).

En cuanto a la multitud que involucra a sus hijos en la escena -y recuerden, esta


es una escena de multitudes, lo que significa que las palabras se hablan en el
calor de la pasión- Mateo no afirma que el pueblo judío gritó una maldición
sobre todas las generaciones futuras. Más bien, como el erudito cristiano Scot
McKnight explicó: "Tiene más sentido para Mateo si los 'nuestros hijos' de 27:25
literalmente significan 'los descendientes físicos de aquellos que urgen la
crucifixión de Jesús', que entonces fueron los que sufrieron en la destrucción con
178
una generación ". En otras palabras, los hijos de aquellos que rechazaron al
Mesías y lo entregaron a los romanos para ser crucificados sufrieron las
consecuencias del pecado de sus padres cuando Jerusalén fue destruida cuarenta
años después.

"¡Pero ahí es donde tengo un problema!", Dices. "La idea de que los judíos
jugaron algún papel en la muerte de Jesús es completamente falsa. Ese es uno de
los mitos del Nuevo Testamento que nos ha causado tanto dolor a través de los
años ".

De Verdad? ¿Qué te hace pensar que esto es un mito del Nuevo Testamento?
¿Niega que la mayoría de nuestros líderes rechazaron a Jesús como el Mesías
cuando estaba en la tierra? ¿Niegas que lo hayamos rechazado constantemente
desde ese momento? Entonces, ¿por qué es difícil creer que tuvimos cierta
complicidad en entregarlo a los romanos para ser crucificado?

"Porque", argumenta, "una cosa es rechazarlo como Mesías". Otra cosa es


matarlo ".
Entonces, ¿por qué tanto el Talmud como Moisés Maimónides hablan libremente
de la participación judía en la muerte de Yeshua? Este último escribe
explícitamente sobre "Jesús de Nazaret que aspiraba a ser el Mesías y fue
ejecutado por el tribunal", lo que significa el tribunal judío, también conocido
179
como el Sanedrín. Como explicó el rabino Eliahu Touger, "Los judíos en
realidad no llevaron a cabo la ejecución, porque la crucifixión no es uno de los
métodos de ejecución de la Torá. Más bien, después de condenarlo a muerte, el
Sanedrín lo entregó a las autoridades romanas que lo ejecutaron como rebelde
180
contra el gobierno romano ".

Esto es exactamente lo que enseña el Nuevo Testamento, y se describe tres veces


en la literatura talmúdica: "En vísperas de la Pascua colgaron a Jesús el
Nazareno. Y un heraldo salió delante de él durante cuarenta días, diciendo: 'Va a
ser apedreado, porque practicó la hechicería y desvió a Israel. Cualquiera que
sepa algo a su favor, que venga y suplique en su nombre. Pero, no habiendo
encontrado nada a su favor, lo colgaron en vísperas de la Pascua "(b.Sanhedrín
181
43a; t Sanhedrín 10:11; y Sanhedrín 7:16, 67a).

A la luz de todo esto podemos afirmar cuatro cosas con claridad: (1) Algunas
fuentes rabínicas indican que el liderazgo judío desempeñó un papel en la muerte
de Jesús; (2) la redacción de Mateo 27:25 se refiere solo a asumir la
responsabilidad por la muerte de Jesús, no invocando una maldición duradera
sobre la nación; (3) desde un punto de vista histórico, la imagen pintada por
Mateo es ciertamente plausible; y (4) en sí mismo, no hay nada antisemita en
Mateo 27:25. El hecho de que haya sido utilizado por antisemitas es una terrible
tragedia, pero ciertamente no es culpa del mismo Nuevo Testamento. También se
debe enfatizar que este versículo inicialmente no causó sufrimiento judío; más
bien, su uso indebido proporcionó una supuesta justificación teológica para ese
182
sufrimiento.
• Los judíos son consistentemente demonizados en el Nuevo Testamento,
especialmente en el Evangelio de Juan. Según este argumento, el Evangelio de
Juan, que puede haber sido el último Evangelio que se escribió, refleja una
profunda separación entre la iglesia y la sinagoga, una separación tan profunda
que Jesús y sus seguidores son retratados como virtualmente desconectados del
183
pueblo judío. En cuanto a "los judíos" ( Hoi Ioudaioi en griego, que aparece
setenta y una veces en el Evangelio de Juan), son retratados como hijos del
diablo, hostiles al Mesías y a Dios. Es este cargo cierto?

Una vez más, te espera una sorpresa. De hecho, un libro escrito por un autor
judío católico en 1991 llega a afirmar que el Evangelio de Juan es en realidad un
testigo contra el antisemitismo en el sentido de que su descripción de la muerte
de Jesús "sugiere la posibilidad de colusión entre los romanos". el procurador
Poncio Pilatos y Caifás, el sumo sacerdote judío, y no da ninguna indicación de
184.
la participación del pueblo [judío] [en conjunto] " Pero si esta evaluación es
correcta, ¿por qué John se referiría a los judíos en términos tan mordaces? ? Por
otro lado, ¿por qué este Evangelio contiene la notable afirmación de los propios
labios de Yeshua de que "la salvación proviene de los judíos" (Juan 4:22), en
oposición a otros pueblos y grupos?

Para responder a esta pregunta, debemos volver a las Escrituras hebreas. Allí
aprendemos que el término "los judíos" ( hayehudim en hebreo) se puede usar de
varias maneras diferentes, algunas veces significando solo "los judíos", en otras
palabras, los habitantes de Judea. Esto explica un versículo en el Tanakh como
Nehemías 2:16, donde Nehemías, él mismo un judío, se refiere a otro grupo
llamado "los judíos" (es decir, los que viven en Judea), junto con los sacerdotes,
nobles, funcionarios "o cualquier otro quién haría el trabajo, "todos los cuales
185
también eran judíos". De manera similar, cuando Juan habla de "los judíos" en
el Nuevo Pacto, generalmente se refiere a los habitantes judíos de Judea en
general (que estaban divididos en su opinión acerca de Jesús), o, en particular, a
los líderes religiosos judíos que fueron hostiles a Jesús Por lo tanto, los
comentarios negativos en el Evangelio de Juan en contra de "los judíos" no están
destinados a aplicarse a todo el pueblo judío, sino a los líderes judíos específicos
en Judea. Por lo tanto, la cuestión es principalmente la de mejorar nuestras
traducciones e interpretaciones en lugar de eliminar las declaraciones
antisemitas. El Nuevo Testamento judío de David Stern recorre un largo camino
para corregir estos malentendidos, al igual que la reciente traducción cristiana
186
llamada Contemporary English Version.

Por ejemplo, la mayoría de las versiones de Juan 7: 1 dicen: "Después de esto,


Jesús anduvo por Galilea, alejándose deliberadamente de Judea porque los judíos
esperaban para quitarle la vida", aunque está claro que "los judíos" aquí deben
Significa los Judeanos. (Recuerde: Jesús estaba entre los judíos en Galilea y no
temía por su vida allí). Stern ha traducido correctamente: "Después de esto,
Yeshua viajó por el Galil, evitando intencionadamente a Y'hudah [es decir,
Judea] porque los judíos eran para matarlo ". Otro ejemplo claro se encuentra en
Juan 9:22, donde los padres judíos de un ciego judío que había sido
milagrosamente curado tenían miedo de" los judíos "que controlaban las
187
sinagogas, lo que obviamente significaba las autoridades religiosas judías. De
hecho, Juan deja esto perfectamente claro a lo largo del capítulo, identificando a
estos judíos con los líderes religiosos: "los fariseos" (v. 13); "Los fariseos" (v.
15); "Los fariseos" (v. 16); "Los judíos" (v. 18); "Los judíos" (v. 22); "Algunos
fariseos" (v. 40).

Con respecto a este último uso de hoi Ioudaioi (los judíos) en el Evangelio de
Juan, Urbano C. von Wahlde señala que "incluso las instancias con las
connotaciones más hostiles se utilizan de una manera que pretende referirse a las
188
autoridades religiosas en lugar de a la nación entera. " En cuanto a la dureza
de la polémica entre estos líderes judíos y Yeshua, von Wahlde hace otra
observación importante: Tal lenguaje era típico de los debates inter-judíos en el
primer siglo de esta era. De hecho, él encuentra paralelismos casi idénticos entre
la retórica en el Evangelio de Juan, donde Jesús les dice a las autoridades judías
hostiles que están caminando en la oscuridad, que están ciegos y que tienen al
diablo como su padre (véase especialmente Juan 8:44), y retórica de los Rollos
del Mar Muerto, donde los grupos judíos rivales se caracterizan como "hijos de
la oscuridad" e "hijos del pozo" que están bajo el dominio de Satanás y hacen
189
sus obras. A la luz de esto, con razón nos recuerda que "debemos aprender a
escuchar [las declaraciones polémicas en Juan] con los oídos del primer siglo y
190.
no con los del siglo XX"

El profesor Craig Evans, después de comparar el lenguaje y el tono de los Rollos


del Mar Muerto con el del Nuevo Testamento, ofrece algo de reflexión:

La polémica encontrada en los escritos de Qumran sobrepasa en intensidad a la


del Nuevo Testamento. En contraste con la postura esotérica y exclusiva de
Qumran, la iglesia primitiva proclamó su mensaje e invitó a todos los creyentes a
unirse a su comunidad. Nunca el Nuevo Testamento ordena a los cristianos a
maldecir a los incrédulos u oponentes. Nunca el Nuevo Testamento le pide a
Dios que condene a los enemigos de la iglesia. Pero Qumran lo hizo. Si este
grupo había sobrevivido y su membresía se había vuelto gradualmente gentil a lo
largo de los siglos y sus escritos distintivos se habían convertido en la Biblia del
grupo, sospecho que la mayoría de los pasajes citados anteriormente serían
vistos como expresiones de antisemitismo. Pero el grupo no sobrevivió, ni se
convirtió en una religión gentil, por lo que nunca se pensó que sus críticas fueran
antisemitas. No hay historia posterior de la comunidad de Qumran para enturbiar
las aguas. Interpretamos a Qumran como deberíamos. Lo interpretamos en su
contexto judío, porque nunca existió en ningún otro contexto, y así nadie
191
describe su polémica como antisemita.

Evans también hace referencia a los escritos del historiador judío más famoso
del siglo primero, Flavio Josefo, señalando que "la polémica de Josefo contra sus
hermanos judíos sobrepasa a todo lo que se encuentra en el Nuevo Testamento"
192.
Este gran historiador no solo atacó calumniosamente a los gentiles que habían
calumniado a los judíos (llamándolos "especímenes de humanidad frívolos y
completamente sin sentido ... llenos de envidia ... de insensatez y estrechez
mental"), sino que calumniaba a su propio pueblo. Hablando de los fanáticos,
escribe: "En la rapiña y el asesinato, compites el uno con el otro. . . . El Templo
se ha convertido en el sumidero de todos, y las manos nativas han contaminado
estos recintos divinos. "De los Sicarii que declara, son" impostores y bandidos ".
. . esclavos, la escoria de la sociedad y la escoria bastarda de la nación ". Tales
citas podrían multiplicarse fácilmente, aunque nadie acusaría nunca a Josefo de
antisemitismo.

El veredicto del respetado erudito judío Profesor Ellis Rivkin realmente pone las
cosas en su propia perspectiva:

Como historiador que ha dedicado toda su vida a comprender la interacción del


mundo religioso con el mundo humano y que se ha preocupado especialmente
por el cómo y el por qué del antisemitismo, debo concluir que, por más que el
Evangelio de Juan se prestara a usos antisemitas en tiempos posteriores, no
puede considerarse antisemita dentro de su marco histórico a menos que estemos
dispuestos a aplicar la misma medida a otras controversias intrareligiosas.
¿Josephus se burló del politeísmo porque era anti-Tucídides, o anti-Platón, o
anti-estoico? ¿O se burló del politeísmo porque consideraba que sus
afirmaciones eran manifiestamente falsas? ¿Se enredaron judíos y musulmanes o
cristianos y musulmanes entre sí porque los primeros eran antiárabes o antisaros
o porque los últimos defendían lo que los judíos y los cristianos consideraban
falsas enseñanzas sobre Dios y sus revelaciones? Es triste que las controversias
interreligiosas e interreligiosas estropeen la historia de incluso las religiones más
liberadoras, pero hay una diferencia entre la controversia interreligiosa que se
genera sinceramente, aunque indecorosamente, y el fenonemon del
antisemitismo, que, en mi libro, es un manipulación deliberada de textos
sagrados para causar daño a los judíos a fin de resolver problemas económicos,
193
sociales, políticos y eclesiásticos.
Sin dudarlo, podemos decir que el Evangelio (judío) de Juan no es más
antisemita que los rollos (judíos) del Mar Muerto o las escrituras del historiador
(judío) Josefo. Por lo tanto, si estos últimos no están abiertos a la acusación de
antisemitismo (y no lo son), tampoco lo es el Evangelio de Juan.

• Los líderes religiosos judíos, especialmente los fariseos, son representados


como serpientes y víboras, hipócritas que están podridos hasta la médula y
hombres dignos de condenación. Como acabamos de notar, la literatura judía del
primer siglo a menudo contiene duras polémicas internas entre grupos judíos
rivales. De hecho, parte de la dura retórica de los Rollos del Mar Muerto también
se dirigió contra los fariseos. Incluso el Talmud, que continúa en las tradiciones
de los fariseos, tiene una polémica mordaz contra los fariseos hipócritas, incluso
194
haciendo referencia a "la plaga de los fariseos". Por lo tanto, fuertes
reproches contra líderes hipócritas, como los que se encuentran en Mateo 3: 7-10
(las palabras de Juan el Bautista) y Mateo 23: 1-37 (las palabras de Yeshua), no
deben sorprendernos.

La verdadera pregunta es esta: ¿son precisos? Desde este punto de vista, no


podemos probar o refutar su precisión, y los estudiosos que han estudiado la
195
cuestión en profundidad han llegado a conclusiones muy diferentes. Lo que sí
sabemos es esto: en la Biblia hebrea, era el liderazgo religioso el que a menudo
se oponía a la palabra profética. Solo pregúntale a Jeremiah y Amos. (Véase, por
ejemplo, Jeremías 26 y Amos 7: 10-17.) También sabemos que dos siglos antes
de la época de Jesús, hubo sumos sacerdotes saduceos que fueron
196
completamente perversos. Por lo tanto, es ciertamente posible que hubiera
líderes hipócritas judíos en la época de Jesús que consideraran a este carismático
sanador y hacedor de milagros como una amenaza para su establecimiento
197
religioso.
Después de todo, grandes multitudes lo seguían a donde quiera que iba, aferrado
a cada una de sus palabras y trayendo a los enfermos y moribundos para su toque
sanador. Este tipo de escena se repitió una y otra vez durante su ministerio:

Cuando cruzaron, aterrizaron en Gennesaret y anclaron allí. Tan pronto como


salieron del bote, la gente reconoció a Jesús. Corrieron por toda esa región y
llevaron a los enfermos a las esteras donde supieron que estaba. Y donde quiera
que iba, a pueblos, ciudades o campos, colocaban a los enfermos en los
mercados. Le suplicaron que les permitiera tocar incluso el borde de su capa, y
todos los que lo tocaron fueron sanados.

Marcos 6: 53-56

¿Te imaginas lo amenazante que esto hubiera sido para sus oponentes? A veces,
mucha gente se apiñaba alrededor de él para enseñarle a la gente desde un bote
empujado desde la orilla. Incluso hubo un momento en que los guardias del
templo fueron enviados a arrestarlo solo para regresar con las manos vacías.
"Nadie habló como este hombre", explicaron los guardias (véase Juan 7: 32-47).
Esto enfureció a algunos de los líderes del templo.

La naturaleza humana es tal que los celos, la envidia y la competencia pueden


influir fácilmente en nuestras acciones, y con demasiada frecuencia, si los
considero una amenaza para mi bienestar o promoción, entonces veo su pérdida
como mi éxito y su derrota como mi victoria. . Por lo tanto, desde un punto de
vista estrictamente psicológico, si Jesús fue tan popular como afirman los
testigos, es fácil entender por qué recibió algún trato hostil de los otros líderes y
por qué, a veces, otros líderes lo envidiaron (ver Mateo 27: 18, donde Pilato
sabía que era "por envidia" que los líderes le entregaron a Jesús, y note también
Hechos 5: 12-17).
También es importante recordar que muchas de las disputas que tuvo con los
fariseos tenían que ver con asuntos de la ley judía, en otras palabras, disputas
legales internas. Por ejemplo, en una ocasión "algunos fariseos y maestros de la
ley vinieron a Jesús desde Jerusalén y preguntaron, '¿Por qué tus discípulos
rompen la tradición de los ancianos? ¡No se lavan las manos antes de comer! '"
(Mateo 15: 1-2). Este fue un debate interno sobre la interpretación de las
complejidades legales.

En otra ocasión, Jesús sanó a una mujer en sábado, lo que provocó una discusión
apasionada: "Indignado porque Jesús había sanado en sábado, el gobernante de
la sinagoga le dijo a la gente: 'Hay seis días para el trabajo. Así que ven y cúrate
en aquellos días, no en sábado "(Lucas 13:14). Como muchos maestros judíos de
su época, este líder creía que era apropiado salvar una vida en sábado y realizar
procedimientos médicos de emergencia en ese día sagrado, pero curar a alguien
que podría haber sido sanado en cualquier día de la semana era inaceptable. él y
constituyó el trabajo.

Jesús respondió bruscamente a esta línea de razonamiento, viéndolo


simplemente como un manto de hipocresía:

El Señor le respondió: "¡Hipócritas! ¿No cada uno de ustedes en el Sábado


desata su buey o su asno del establo y lo llevan para darle agua? Entonces, ¿no
debería esta mujer, una hija de Abraham, a quien Satanás ha mantenido durante
dieciocho largos años, ser liberada en el día de reposo de lo que la ataba?
"Cuando dijo esto, todos sus oponentes fueron humillados, pero la gente estaba
encantada. con todas las cosas maravillosas que estaba haciendo.

Lucas 13: 15-17


Hay dos cosas en esta cuenta que son creíbles, incluso para un lector escéptico.
Primero, el liderazgo religioso es culpable de especializarse en los menores,
ignorando el milagro de la curación porque viola su tradición. Esto es algo muy
común. Solo mire las diferentes facciones dentro de una religión en particular y
observe cómo se dividen sobre los asuntos más pequeños e insignificantes,
ignorando las grandes áreas de terreno común que comparten. En segundo lugar,
la gente en su conjunto, en otras palabras, los judíos asistentes a la sinagoga,
están encantados con este gran profeta y sanador llamado Jesús, mientras que
solo una minoría (específicamente, el liderazgo) se opone a él. Esto también es
muy común, ya que la gente en general está siendo bendecida, mientras que
aquellos que previamente los influenciaron se sienten menospreciados.

Por supuesto, el Nuevo Testamento hace referencia a líderes judíos clave que
simpatizaban con Jesús el Mesías, registrando que algunos incluso hablaron en
su nombre (véase Juan 7: 40-52; 19: 38-39 [en Marcos 15:43, José de Arimatea
es descrito como un miembro prominente del concilio gobernante y un discípulo
de Jesús]; Lucas 13:31; ver también Lucas 14: 1). Esto nos recuerda que no
todos los fariseos (o líderes judíos) fueron considerados malvados por los
escritores del Nuevo Testamento. De hecho, algunos eruditos (incluidos eruditos
judíos contemporáneos) han argumentado que Jesús mismo era un fariseo, que
difería principalmente con otros fariseos sobre cuestiones menores de
198
interpretación legal, como acabamos de señalar.

No obstante, es cierto que el término fariseo se ha convertido en sinónimo de


hipócrita en el idioma inglés, y este es definitivamente un resultado directo del
uso del Nuevo Testamento. Sin embargo, como hemos enfatizado repetidamente,
el hecho de que los lectores posteriores usaron los documentos del Nuevo
Testamento para avivar el fuego del antisemitismo no prueba por un momento
que los documentos en sí fueran antisemitas. Por lo tanto, Craig Evans tiene toda
la razón al afirmar que "estas escrituras, aunque a veces son muy críticas de los
judíos y gentiles que por diversas razones rechazaron la proclamación cristiana,
199.
no son antisemitas"
¿Qué hay de la descripción general de los fariseos en los escritos del Nuevo
Testamento? Primero debemos recordar que Pablo mismo era un fariseo y
continuó refiriéndose a sí mismo como fariseo mucho después de poner su fe en
Jesús como el Mesías (véase Hechos 23: 6; 26: 5). Por lo tanto, tenemos
testimonio de primera mano de un fariseo del siglo primero, aunque es un
testimonio que es, en cierta medida, crítico del fariseísmo. Los libros recientes
sobre Pablo han subrayado su estrecha relación con la ley judía y la tradición de
200
su tiempo. Además de esto, los escritos del Evangelio nos dan una imagen de
este importante movimiento judío que está de acuerdo con la imagen de los
fariseos pintados en otras partes de la literatura judía contemporánea.

Verá, las escrituras del Nuevo Testamento son solo uno de varios testigos judíos
de la naturaleza y el carácter de los fariseos. El historiador Josefo y los escritos
rabínicos también nos dan una descripción de este grupo. Curiosamente, todos
estos testigos tienen una serie de ingredientes clave en común. Como James DG
Dunn resume: "Surge una imagen notablemente coherente de los fariseos como
una 'secta', airesis [en griego], cuya preocupación más característica era observar
la ley y las tradiciones ancestrales con escrupuloso cuidado, con un profundo
deseo de mantener la identidad de Israel. como la gente de la ley, como se
expresa no menos en el desarrollo de halakoth [leyes] con respecto al día de
201
reposo y particularmente a la pureza ritual ".

Por supuesto, podrías decir: "Está bien y bien". Pero estoy seguro de que la
descripción negativa de los fariseos en los Evangelios no tiene paralelo en esos
otros escritos que usted mencionó, y por lo tanto, debe ser cuestionada. De
hecho, en mi opinión, es solo otra prueba de parcialidad antijudía en los
Evangelios ".

Veo tu punto, pero de nuevo, me permito diferir. Primero, hemos demostrado que
la resistencia religiosa al mensaje profético de Jesús estaría de acuerdo con la
resistencia religiosa similar a las figuras proféticas en el Tanakh. Segundo, vimos
en las respuestas anteriores (arriba, 2.6-2.7) que hubo repetidos actos de
hostilidad por parte de ciertos judíos religiosos contra los primeros (judíos)
seguidores de Jesús. En tercer lugar, tales actos continúan hasta nuestros días, ya
que los judíos mesiánicos han sido amenazados, secuestrados e incluso
golpeados por judíos ultraortodoxos; en otras palabras, por hombres que no se
atreverían a comer carne de cerdo pero que consideran su deber sagrado
intimidar y atacar Judíos mesiánicos. Algunas personas me han escupido,
mientras que otros amigos cercanos han sido golpeados en la cara, secuestrados
o agredidos. (Para más información sobre esto, ver arriba, 2.7)

¿Esto prueba que los líderes religiosos hicieron lo mismo con Jesús?
¡Ciertamente no! ¿Esto prueba que todos los judíos ultraortodoxos (o todos los
fariseos del primer siglo) son malvados? No. Pero no prueba que algunos Judios
religiosos pueden actuar de forma violenta hacia los compañeros Judios que
creen de manera diferente de lo que hacen y que algunoslos judíos religiosos
bien pudieron haber actuado violentamente hacia Yeshua. El hecho de que los
judíos religiosos en la tierra de Israel estén tratando de aprobar una dura
legislación contra todo proselitismo nos recuerda que esta misma actitud
agresiva y antiplasticista puede encontrarse cada vez que un grupo religioso o
político líder se siente amenazado por otro individuo, grupo o raza o fiesta El
Islam ha sido culpable de eso; La cristiandad ha sido culpable de eso; y el
judaísmo ha sido culpable de eso.

El tratamiento vergonzoso de nuestra gente de profetas como Jeremías y


Ezequiel en el pasado, los comentarios despectivos del Talmud acerca de los
judíos mesiánicos en los primeros siglos de esta era, la persecución
experimentada por judíos mesiánicos a manos de sus hermanos judíos en los
últimos siglos (continuando hasta hasta el día de hoy), y mis propias
experiencias como seguidor judío de Jesús me llevan a tomar en serio las
descripciones evangélicas de los fariseos (es decir, muchos fariseos pero no
todos los fariseos).
También vale la pena señalar que el rabino Phillip Sigal, un erudito judío
respetado que participó en el diálogo judeocristiano, aceptó la descripción de los
fariseos en el Evangelio de Mateo al pie de la letra, pero afirmó que estos líderes
religiosos no eran los verdaderos predecesores de los rabinos talmúdicos
202
posteriores. . Aunque la propuesta de Sigal no ha sido ampliamente aceptada,
demuestra cómo un erudito judío podría encontrar las descripciones del Nuevo
Testamento de una secta judía particular, a menudo hostil, como completamente
plausible, al tiempo que le permite continuar reverenciando y respetando el
Talmud posterior rabinos, hombres que Sigal sintió eran líderes marcados por un
espíritu diferente.

• Pablo les dijo a sus lectores gentiles que los judíos desagradan a Dios, son
hostiles a todos los hombres, mataron tanto a los profetas como al Mesías, y son
objetos de la ira de Dios hasta el extremo. Comencemos leyendo el pasaje
específico en contexto. Pablo estaba escribiendo a los Tesalonicenses, gentiles
que anteriormente adoraban ídolos pero que ahora se habían vuelto hacia el
único Dios verdadero a través de Jesús el Mesías. Como resultado de su nueva
fe, habían sufrido una severa persecución por parte de sus propios compatriotas.
Pablo aludió a esto varias veces en sus dos cartas a ellos preservadas en el
Nuevo Testamento, buscando consolarlos en medio de su sufrimiento. De hecho,
Pablo mismo había sido amenazado por sus propios compatriotas cuando predicó
por primera vez a los Tesalonicenses, ya que siempre era su costumbre comenzar
en la sinagoga, hablando con su pueblo judío antes de llevar el mensaje del
Mesías a los gentiles.

Esto es lo que sucedió cuando Pablo comenzó a hablar en la ciudad:

Cuando pasaron por Anfípolis y Apolonia, llegaron a Tesalónica, donde había


una sinagoga judía. Como era su costumbre, Pablo entró en la sinagoga, y en tres
días de reposo razonó con ellos de las Escrituras, explicando y probando que el
Cristo tuvo que sufrir y resucitar de entre los muertos. "Este Jesús que te estoy
proclamando es el Cristo", dijo. Algunos de los judíos fueron persuadidos y se
unieron a Pablo y Silas, al igual que un gran número de griegos temerosos de
Dios y no pocas mujeres prominentes. Pero los judíos estaban celosos; así que
reunieron a algunos personajes malos del mercado, formaron una muchedumbre
y comenzaron un disturbio en la ciudad.

Hechos 17: 1-5

¡Fue toda una escena! Al final resultó que, el mensaje del evangelio fue
fuertemente opuesto en Tesalónica incluso después de que Pablo dejara la
ciudad, y tanto Pablo (en sus viajes continuos) como los nuevos creyentes de
Tesalónica continuaron sufriendo una dura persecución. Esto, entonces, da los
antecedentes de algo de lo que Pablo les escribió:

Te hiciste imitador de nosotros y del Señor; a pesar del severo sufrimiento,


recibiste el mensaje con la alegría dada por el Espíritu Santo. Y así te convertiste
en un modelo para todos los creyentes en Macedonia y Acaya. . . . Saben,
hermanos, que nuestra visita a ustedes no fue un fracaso. Anteriormente
sufrimos y fuimos insultados en Filipos, como usted sabe, pero con la ayuda de
nuestro Dios nos atrevimos a contarle su evangelio a pesar de la fuerte
oposición. . . . Enviamos a Timoteo, quien es nuestro hermano y colaborador de
Dios en la difusión del evangelio de Cristo, para fortalecerlo y alentarlo en su fe,
para que nadie se inquiete por estas pruebas. Sabes muy bien que estábamos
destinados a ellos. De hecho, cuando estábamos contigo, seguimos diciéndote
que seríamos perseguidos. Y resultó de esa manera, como bien sabes. . . . Por lo
tanto, hermanos,

1 Tesalonicenses 1: 6-7; 2: 1-2; 3: 2-4, 7


Por lo tanto, entre las iglesias de Dios nos jactamos de su perseverancia y fe en
todas las persecuciones y pruebas que está soportando. Todo esto es evidencia de
que el juicio de Dios es correcto, y como resultado, se te considerará digno del
reino de Dios, por el cual estás sufriendo.

2 Tesalonicenses 1: 4-5

Como pueden ver, Pablo quería alentar a estos nuevos creyentes (gentiles),
diciéndoles que el sufrimiento que estaban experimentando no era nada inusual o
inesperado. De hecho, lo que estaban atravesando era exactamente por lo que
estaba pasando Pablo.

Porque ustedes, hermanos, se hicieron imitadores de las iglesias de Dios en


Judea, que están en Cristo Jesús: sufrieron de sus propios compatriotas las
mismas cosas que esas iglesias sufrieron de los judíos [o judíos], que mataron al
Señor Jesús y los profetas y también condujeron nosotros afuera. Ellos
desagradan a Dios y son hostiles a todos los hombres en su esfuerzo por evitar
que hablemos con los gentiles para que puedan ser salvos. De esta manera,
siempre acumulan sus pecados al límite. La ira de Dios vino sobre ellos al fin.

1 Tesalonicenses 2: 14-16

Algunos eruditos del Nuevo Testamento han afirmado que el lenguaje utilizado
aquí por Pablo no está en consonancia con sus otras cartas, y han sugerido que
estas palabras fueron una adición escrita por otro autor. Pero hay poco apoyo
203
para esta propuesta, y debemos tomar las palabras de Pablo al pie de la letra.
¿Acusan a "los judíos" en general, y son de hecho antisemitas? La respuesta es
no a ambas preguntas.

Pablo no estaba diciendo que todos los judíos fueran culpables de matar a Jesús
más de lo que él decía que todos los judíos eran culpables de matar a los profetas
o que todos los judíos eran culpables de expulsarlo de una ciudad tras otra.
Después de todo, él estaba haciendo referencia a los sufrimientos que
experimentaban los creyentes judíos en Judea de manos de sus propios
compatriotas. Ese era su punto. Ustedes (creyentes) Tesalonicenses están
sufriendo la persecución de sus propios compatriotas (incrédulos) al igual que
nosotros (creyentes) Judios sufren la persecución de nuestros propios
(incrédulos) compatriotas. Del mismo modo que sería completamente erróneo
concluir que Pablo estaba diciendo que todos los tesalonicenses eran malvados,
también sería erróneo concluir que estaba diciendo que todos los judíos eran
malvados.

"Pero", dices, "¡mira lo que dijo sobre los judíos! Él hizo una acusación radical
contra nosotros como pueblo ".

No puedo estar de acuerdo contigo Primero, les recuerdo que Pablo estaba
hablando de judíos incrédulos , y encontró una corriente constante de tales
personas a lo largo de nuestra historia: los que mataron a los profetas, los que
mataron al Mesías y los que impidieron que el trabajo del Mesías llegara a los
204
gentiles. Los profetas lidiaron con este mismo tipo de incredulidad crónica y
rebelión, declarando,

El Señor estaba muy enojado con tus antepasados. Por lo tanto, di a la gente: Así
dice el Señor Todopoderoso: "Vuélvete a mí", declara el Señor Todopoderoso, "y
volveré a ti", dice el Señor Todopoderoso. No sean como sus antepasados, a
quienes los antiguos profetas proclamaron: Esto es lo que el Señor Todopoderoso
dice: “alejarse de sus malos caminos y de sus malas prácticas” Pero ellos no
escucharon ni a mí, dice Jehová.

Zacarías 1: 2-4

Al igual que Zacarías, Pablo señalaba cuán consistentemente su pueblo


desobedecía al Señor, un hecho que le sorprendió en varias ocasiones cuando un
grupo judío hostil lo siguió a una ciudad, dificultando su misión a los gentiles.
205
Lo que estaba diciendo es claro: los mismos judíos incrédulos que en
generaciones anteriores asesinaron a los profetas y luego el Mesías nos están
haciendo la vida difícil a los judíos que creen en Yeshua. "Desilusionan a Dios y
son hostiles a todos los hombres en su esfuerzo por evitar que hablemos a los
gentiles para que puedan ser salvos" (1 Tesalonicenses 2: 15-16). Esto no es una
206
acusación contra todos los judíos.

En segundo lugar, es posible que Pablo hablara específicamente de los judíos, es


decir, líderes hostiles, jerosolimitanos, que tenían una historia de rechazar a los
profetas, que fueron decisivos para convertir al pueblo contra el Mesías, y que
ahora encabezaron la oposición a la obra de Pablo. Esto está de acuerdo con las
propias palabras de Yeshua acerca de la ciudad que amaba tanto: "Jerusalén,
Jerusalén, tú que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados"
(Mateo 23:37). Esta era a menudo una ciudad pecaminosa. Bien podría ser,
entonces, que Pablo se estaba dirigiendo a un grupo aún más específico, a saber,
207
líderes judíos incrédulos en Judea.

En cualquier caso, no hay forma posible de pensar que acusó a todos los judíos
en todas partes, ya que, como hemos enfatizado, en contexto él estaba
contrastando a los judíos creyentes con los judíos incrédulos.
En cuanto a los comentarios finales de Pablo que “la ira de Dios ha llegado a
ellos en el pasado”, esto simplemente significa que “la ira se determinó en contra
208
de ellos, y que pronto alcanzará.” Él fue no decir Judios estaban condenados
para siempre. Como notamos antes, Pablo declaró que llegaría el día en que todo
Israel creería y sería salvo, algo que él escribió sobre ninguna otra nación o
pueblo. De hecho, esta fue su oración constante: "Hermanos, el deseo de mi
corazón y la oración a Dios por los israelitas es que puedan ser salvos. Porque
puedo testificar de ellos que son celosos de Dios, pero su celo no se basa en el
conocimiento "(Romanos 10: 1-2). Una vez más, podemos decir sin ninguna
duda que estas no son las palabras de un antisemita.

• El Nuevo Testamento acusa a los judíos de matar a Deicidio a Dios. No es de


extrañar que los cristianos se volvieran tan violentamente. ¿Dónde el Nuevo
Testamento plantea este cargo?

"Bueno", respondes, "dice que los judíos mataron a Cristo, y según el Nuevo
Testamento, Cristo es Dios. Por lo tanto, dice que los judíos mataron a Dios ".

Analicemos punto por punto. Primero, los autores del Nuevo Testamento hacen
varias declaraciones claras con respecto a la muerte de Yeshua. Lo que es más
importante, enseñan que Jesús el Mesías murió por nuestros pecados (véase, por
ejemplo, 1 Corintios 15: 3), es decir, que voluntariamente murió por nosotros,
por los impíos (véase Romanos 5: 6-8). . Por lo tanto, Jesús podría decir
enfáticamente:

Soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. . . . La razón por la
que mi padre me ama es porque sacrifico mi vida, solo para retomarla. Nadie me
lo quita, pero lo pongo por mi propia cuenta. Tengo la autoridad para
establecerlo y la autoridad para retomarlo. Este comando lo recibí de mi Padre.
Juan 10:11, 17-18

Segundo, los autores del Nuevo Testamento indican que la muerte de Jesús fue
ordenada por Dios mismo, refiriéndose a él como "el Cordero que fue inmolado
desde la creación del mundo" (Apocalipsis 13: 8). Por lo tanto, incluso cuando se
trata de sus compañeros judíos con respecto a su complicidad en la muerte del
Mesías, Pedro podría decir: "Este hombre fue entregado a usted por el propósito
establecido y la presciencia de Dios" (Hechos 2:23).

En tercer lugar, se reconoce que tanto los judíos como los gentiles conspiraron
contra Jesús, incluso en las declaraciones más agudas del Nuevo Testamento.
Continuando con el versículo que acabamos de citar, Pedro dijo a su pueblo: "y
tú, con la ayuda de los impíos, mátalo crucificándolo" (Hechos 2:23). Esta
mentalidad se refleja en una de las primeras oraciones registradas de los
seguidores judíos de Jesús poco después de su muerte y resurrección: "De hecho,
Herodes y Poncio Pilato se reunieron con los gentiles y el pueblo de Israel en
esta ciudad para conspirar contra tu santo siervo Jesús. a quien ungiste Hicieron
lo que su poder y voluntad habían decidido que ocurriera de antemano "(Hechos
4: 27-28; fíjese una vez más el énfasis en la naturaleza preordenada de la muerte
del Mesías).

Cuarto, incluso cuando estaba siendo crucificado, Jesús pronunció las palabras
inolvidables: "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen" (Lucas 23:34),
un sentimiento reflejado en otra parte de los escritos del Nuevo Testamento:

Ahora, hermanos, sé que actuaron en ignorancia, al igual que sus líderes. Pero
así es como Dios cumplió lo que él había predicho a través de todos los profetas,
diciendo que su Cristo sufriría. Arrepiéntanse, pues, y vuélvanse a Dios, para
que sean borrados sus pecados, para que vengan del Señor los tiempos de
refrigerio, y para que él envíe al Cristo, que ha sido designado para ustedes,
incluso Jesús.

Hechos 3: 17-20

Incluso en los pasajes donde nuestra gente es responsable de la muerte de Jesús,


la misericordia se extiende a ellos, ya que actuaron en la ignorancia al entregar al
Mesías para ser crucificado. Como Pablo declaró mientras predicaba en una
sinagoga un sábado: "La gente de Jerusalén y sus gobernantes no reconocieron a
Jesús, pero al condenarlo cumplieron las palabras de los profetas que se leen
todos los sábados" (Hechos 13:27). Es por eso que él podría prometer
valientemente: "Por lo tanto, hermanos míos, quiero que sepan que por medio de
Jesús se les proclama el perdón de los pecados" (Hechos 13:38). ¡Esta es una
noticia maravillosa!

A la luz de todo esto, puede ver cuán engañoso es afirmar que el Nuevo
Testamento dice que los judíos mataron a Cristo. En cuanto a su próxima
declaración, que de acuerdo con el Nuevo Testamento, Cristo es Dios, y por lo
tanto, el Nuevo Testamento dice que los judíos mataron a Dios, una vez más,
usted no ha leído la evidencia con claridad.

El Nuevo Testamento enfatiza tanto la naturaleza humana como la naturaleza


divina del Mesías, hablando de él a lo largo de los Evangelios como un rabino
judío completamente humano que al mismo tiempo era el Hijo de Dios. Sin
embargo, su naturaleza divina es retratada como un misterio, una verdad
gloriosamente velada, y nunca hizo declaraciones abiertas como, "¡Yo soy
Dios!" Más bien, al hablar de Dios, se refirió a él como "mi Padre y tu Padre". . .
209
mi Dios y tu Dios "(Juan 20:17). Fue poco a poco que sus seguidores
comprendieron completamente quién era, y aun así, requirió una buena cantidad
de reflexión. Después de todo, si Dios es uno, ¿cómo puede tener un hijo? La
doctrina de la tri-unidad de Dios es profunda y compleja (véase el volumen 2,
3.1-3.4).

Hasta el día de hoy, muchos judíos y musulmanes religiosos (todos los cuales
son monoteístas acérrimos) piensan erróneamente que los cristianos creen en tres
dioses (Padre, Hijo, Espíritu Santo) y no en un solo Dios. Por lo tanto, no existe
la menor idea de que los autores del Nuevo Testamento sintieron que cuando sus
210
compañeros judíos rechazaban al Mesías, estaban matando a Dios.

"¿Puedes probar esto?", Preguntas.

¡Apuesto! Aquí hay algunos versículos clave del Nuevo Testamento en los que
un hablante judío se dirige a su propio pueblo con respecto a la muerte del
Mesías. Verás que su naturaleza divina nunca se enfatiza en ninguno de ellos. De
hecho, si se enfatiza algo, es su humanidad. Por lo tanto, el cargo es
simplemente: "¡Has entregado al Mesías! ¡Lo traicionaste! ". El siguiente paso
supuestamente lógico que sugeriste, es decir," ¡Por lo tanto, mataste a Dios! ",
Nunca se insinúa en ninguna parte del Nuevo Testamento. Lea cada línea de
cada libro, y no encontrará la carga de deicidio.

Aquí están algunas de las declaraciones más destacadas (algunas de las cuales ya
se han citado):

Hombres de Israel, escuchen esto: Jesús de Nazaret fue un hombre acreditado


por Dios para ustedes por milagros, maravillas y señales, que Dios hizo entre
ustedes a través de él, como ustedes mismos saben. Este hombre fue entregado a
usted por el propósito establecido y la presciencia de Dios; y tú, con la ayuda de
hombres malvados, lo mataste clavándolo en la cruz.
Hechos 2: 22-23; Note que Jesús es dos veces referido como un hombre

Por lo tanto, que todo Israel esté seguro de esto: Dios ha hecho de este Jesús, a
quien has crucificado, Señor y Mesías.

211
Hechos 2:36; note que Dios designó a Jesús para ser Señor y Mesías

El Dios de Abraham, Isaac y Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a


su siervo Jesús. Lo entregaste para que lo mataran, y lo repudiaste ante Pilato,
aunque había decidido dejarlo ir.

Hechos 3:13; Note que Jesús es llamado el siervo de Dios

Si estamos siendo llamados a rendir cuentas hoy por un acto de bondad mostrado
a un lisiado y le preguntamos cómo fue sanado, entonces sepa esto, usted y todo
el pueblo de Israel: Es por el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien usted
crucificado, pero a quien Dios resucitó de los muertos, para que este hombre esté
parado delante de ti, sanado.

Hechos 4: 9-10; nótese que se enfatizan los orígenes terrenales de Jesús


y que, una vez más, en vez de que él sea llamado Dios, se afirma
que Dios lo resucitó de entre los muertos; ver también Hechos 5:30
De principio a fin, la acusación de deicidio es falsa.

• El problema real con el Nuevo Testamento es la noción de que Dios ha


terminado con el pueblo judío, que ahora son la sinagoga de Satanás, que han
sido reemplazados por cristianos que son los verdaderos judíos y el nuevo
Israel. Aunque es fácil ver cómo surgió esta idea, es incorrecta y sin
fundamentos. Esta doctrina, conocida como teología de reemplazo o
supersesionismo, ha sido enseñada a veces por muchos líderes de la iglesia, pero
212
sigue siendo una visión no bíblica. De nuevo, responderé punto por punto por
cuestiones de claridad.

¿El Nuevo Testamento dice que Dios ha terminado con Israel? ¡Absolutamente
no! Como vimos anteriormente, Pablo, en el tratamiento más completo de esta
pregunta en el Nuevo Testamento, rechazó enfáticamente esta noción. Más bien,
explicó a sus lectores gentiles que su pueblo Israel solo había tropezado
temporalmente, explicando que estaban parcialmente endurecidos (ver Romanos
9-11, por el concepto de Dios endureciendo a su pueblo en el Tanaj, ver
Deuteronomio 29: 4; Isa. 6: 9-10). El endurecimiento fue parcial en al menos dos
formas: (1) Fue solo temporal, y al final, Israel como nación retrocedería en la
fe; y (2) no se aplicó a todas las personas. Después de todo, prácticamente todos
los primeros seguidores de Yeshua, que sumaban muchos miles, eran judíos.

De acuerdo con este concepto de la restauración final de Israel, Jesús profetizó a


sus discípulos que "en la renovación de todas las cosas, cuando el Hijo del
Hombre [el Mesías] se siente en su glorioso trono, tú que me has seguido
también se sentarán en doce tronos juzgando [o guiando, gobernando] a las doce
tribus de Israel "(Mateo 19:28). Las tribus de Israel serán parte del reino de Dios
en el tiempo del fin. Es porqueLos discípulos de Yeshua sabían esto que poco
antes de subir al cielo le preguntaron: "Señor, ¿en este momento vas a restaurar
el reino de Israel?" (Hechos 1: 6). En lugar de reprenderlos y llamarlos estúpidos
por pensar por un momento que Dios alguna vez restauraría el reino a Israel,
dijo: "No es para ti conocer los tiempos o las fechas que el Padre estableció por
su propia autoridad" (Hechos 1). : 7). En otras palabras, no es asunto tuyo saber
cuándo sucederá esto. En cambio, les dijo que su trabajo era ir a todo el mundo y
213
decirles a todos que el Mesías había venido (Hechos 1: 8).

Es cierto que Jesús enseñó que "muchos vendrán del oriente y del occidente [es
decir Gentiles], y tomarán sus lugares en la fiesta con Abraham, Isaac y Jacob en
el reino de los cielos. Pero los súbditos del reino serán arrojados afuera, a la
oscuridad, donde habrá lloro y rechinar de dientes "(Mateo 8: 11-12). Pero esto
no era más que decir que muchos judíos, que deberían haber sido los primeros en
reconocer al Mesías, serán rechazados y excluidos debido a su incredulidad,
mientras que muchos gentiles creyentes disfrutarán de las bendiciones de Israel
214
en su lugar. El contexto completo del ministerio de Yeshua lo aclara.

"¿Pero no enseñó Pablo que la iglesia era el nuevo Israel?" No, en absoluto. Más
bien, él enseñó que los creyentes gentiles en el Mesías se convirtieron en
miembros de la familia de Dios junto con los creyentes judíos, pero
permanecieron gentiles. Lea Romanos 9-11, donde Pablo se dirige a los
creyentes gentiles como gentiles, hablándoles acerca de su pueblo Israel: "Les
estoy hablando a ustedes, gentiles. Puesto que soy el apóstol de los gentiles,
realizo gran parte de mi ministerio con la esperanza de despertar de algún modo
a mi propio pueblo [Israel] para envidiar y salvar a algunos de ellos "(Romanos
11: 13-14).

Es cierto que Pablo aplicó algunas de las descripciones espirituales de Israel a


los cristianos gentiles, pero nunca dijo que la iglesia era Israel o, más importante
aún, que la iglesia había reemplazado a Israel. Lo he documentado en detalle en
215
mi libro Nuestras manos están manchadas de sangre. Como noté allí,
Muchas personas tienen sentimientos e impresiones sobre lo que enseñan las
Escrituras. Pero los hechos son los hechos: mientras que el Nuevo Testamento a
menudo describe a Israel y a la Iglesia en términos similares -ambos son
representados como los hijos de Dios, la novia de Dios, el pueblo elegido, etc.-
en ninguna ocasión definida lo hace el Nuevo Testamento alguna vez llaman a la
Iglesia "Israel". De hecho, de las 77 veces que aparecen las palabras "Israel" e
"israelita" en el Nuevo Testamento griego, solo hay dos versículos en los que
"Israel" podría posiblemente refiérase a la Iglesia como un todo: Gálatas 6:16,
donde Pablo habla del "Israel de Dios" y Apocalipsis 7: 4, donde Juan habla de
los 144,000 sellados de las doce tribus de Israel. Esto está diciendo algo! Setenta
y cinco "definitivas" y solo dos "maybes". ¡No quisiera ponerme de lado con los
"maybes"!

En cuanto a los versículos abiertos a disputa, en Gálatas 6:16, la Versión King


James, la Nueva Versión King James y la Nueva Biblia Americana Estándar
[importantes, traducciones cristianas contemporáneas] implican lo mismo: "El
Israel de Dios" no lo hace refiérase a toda la Iglesia. Se refiere a los judíos
creyentes. Lo mismo puede decirse de la descripción de los 144,000 sellados en
Apocalipsis 7: 4. Probablemente describa la cosecha final de judíos en todo el
mundo. En otra parte del libro de Apocalipsis, "Israel" significa "Israel"
(Apocalipsis 2:14) y las "doce tribus de Israel" significan "las doce tribus de
216
Israel", a diferencia de los "doce apóstoles" (Apocalipsis 21: 12-14).

El mismo punto puede hacerse aún más enfáticamente con respecto al uso del
término Judio en el Nuevo Testamento griego: ocurre más de 190 veces,
refiriéndose en general a judíos étnicos, nacionales, o específicamente a Judíos
217
Judíos oa líderes Judíos en Jerusalén.

"¿Qué hay de Romanos 2: 28-29, donde Pablo dice que aquellos que son judíos
externamente (es decir, en la carne) no son judíos, mientras que un verdadero
judío es uno que es judío interiormente (es decir, espiritualmente)? Según el
propio Pablo, si no creo en Jesús, aunque mis dos padres son judíos, no soy
judío, mientras que un cristiano gentil es judío ".

De nuevo, tu interpretación es incorrecta. En contexto, Pablo se dirige a los


judíos que viven en Roma, y ​​su pregunta tiene que ver con quién es un verdadero
judío a los ojos de Dios. ¿Es el judío el que está circuncidado solo en el cuerpo,
o el judío que está circuncidado en espíritu también? Así, la Nueva Versión
Internacional traduce correctamente estos versículos de la siguiente manera: "Un
hombre no es judío si solo lo es exteriormente, ni la circuncisión es meramente
externa y física. No, un hombre es judío si es uno interiormente; y la
circuncisión es la circuncisión del corazón, por el Espíritu, no por el código
escrito. La alabanza de ese hombre no es de los hombres, sino de Dios "
(Romanos 2: 28-29).

¿Ves el punto de Paul? Sería como si trajera tres hombres antes que ustedes, dos
de África y uno de América. Uno de los africanos es un devoto ateo y el otro un
devoto cristiano. El estadounidense también es un cristiano devoto. Si te
pregunto: "¿Cuál de estos hombres es el africano espiritual?", Tú responderías:
"¡El cristiano africano!". No pensarías por un momento que el cristiano
estadounidense era el africano espiritual, ¿o sí? De la misma manera, si trajera
ante ustedes a un ateo judío, un judío temeroso de Dios y un cristiano gentil
temeroso de Dios y les preguntara: "¿Cuál de estos es un judío espiritual?",
Dirían: "El temeroso de Dios". Judío."

Ese era el punto de Paul. Entre dos judíos, uno que está circuncidado en su carne
pero que no conoce ni sirve al Señor, y que está circuncidado en su carne y
conoce y sirve al Señor, ¿quién es el verdadero Judío, el verdadero Judío a los
ojos de Dios? ¿Quién es el judío espiritual? No pensarías por un segundo que
218
estaba hablando de un Gentil espiritual.
"De acuerdo, admitiré que tu interpretación tiene sentido, pero ¿qué hay de
aquellos versículos en los que los judíos que se oponen a los cristianos se
conocen como la 'sinagoga de Satanás'? Si eso no es antisemita, nada lo es ".

Una vez más, no tengo dudas de que los versos a los que se refiere han sido
utilizados por antisemitas, al igual que los versículos del Tanakh que llaman a
nuestro pueblo una "nación pecaminosa, un pueblo cargado de culpa, una
pandilla de malvados, niños dados a la corrupción "(Isaías 1: 4) han sido
utilizados en nuestra contra. Aún así, es posible que se sorprenda con los hechos
detrás de la acusación de la "sinagoga de Satanás".

Esta descripción se encuentra dos veces en el Nuevo Testamento, Apocalipsis 2:


9, donde Jesús consuela a los creyentes en Esmirna que estaban experimentando
intensa persecución e incluso martirio ("Conozco la calumnia de aquellos que
dicen ser judíos y no lo son, pero que son sinagoga de Satanás "), y Apocalipsis
3: 9, donde Jesús anima a los creyentes que sufren en la ciudad de Filadelfia (en
Asia Menor), asegurándoles:" Haré que los que son de la sinagoga de Satanás,
que dicen ser judíos, no lo son, sino que son mentirosos; haré que caigan y
caigan a tus pies, y reconozco que te he amado "(Apocalipsis 3: 9).

Por un lado, existe la posibilidad de que las personas a quienes Yeshua se refirió
-y que estaban causando dificultades reales para estos cristianos en Esmirna y
Filadelfia- en realidad no fueran judíos en lo absoluto. Esto sería similar a un
culto moderno como los hebreos negros: se oponen firmemente tanto a judíos
como a cristianos y afirman ser los verdaderos judíos, el verdadero Israel,
cuando en realidad no lo son. En cuanto a ser llamado sinagoga, es importante
recordar que la palabra griega usada aquí podría significar simplemente un lugar
de reunión, como en Santiago (Jacob) 2: 2- "Supongamos que un hombre viene a
su reunión" (griego, sinagogas ).
Por otro lado, bien podría ser que Yeshua estaba hablando de sus propios
parientes pero usando una hipérbole profética y mordaz, tal como cuando el
Señor dijo a través del profeta Oseas: "Tú no eres mi pueblo, y yo no soy tu
Dios" ( Oseas 1: 9), y otra vez, hablando de Israel como su esposa, "reprende a
tu madre, reprendela, porque ella no es mi esposa, y yo no soy su marido"
(Oseas 2: 2). En ambos versículos, Dios repudia por completo a su pueblo /
esposa Israel, solo para prometer de inmediato la restauración de Israel (véase
Oseas 1:10; 2:16). La lección que aprendemos es que a veces, cuando nuestro
pueblo desobedecía continuamente al Señor y rompía su pacto, hablaba de ellos
como si ellos no fueran su pueblo en absoluto. De la misma manera, cuando la
gente del Mesías en realidad trató de detener a los gentilesde haber oído hablar
de él (y esto sucedió, véase, por ejemplo, Hechos 14: 1-20), pudo decir de ellos:
"Ustedes dicen ser judíos pero no lo son; usted es realmente un lugar de reunión
de Satanás ".

"¡Pero eso es tan duro!", Dices.

Sí, parece duro, pero no más duro que la acusación en los Rollos del Mar Muerto
(judíos) de que los judíos que se oponían a su grupo (judío) eran parte de la
"congregación de Belial". (Belial era sinónimo de Satanás). es ciertamente
mucho menos duro que el reclamo talmúdico de que Jesús está ahora en el
infierno, ardiendo en excrementos (ver Gittin 56b-57a).

En cualquier caso, aquí es donde llegamos a la raíz del problema. Cuando se


escribieron los Rollos del Mar Muerto, se escribieron principalmente para su
propia comunidad de creyentes, que consistía solo de judíos. Cuando se escribió
el Nuevo Testamento, fue escrito para una comunidad de creyentes diferente,
compuesta por judíos y gentiles. En el transcurso del tiempo, esta comunidad de
creyentes (llamada la iglesia) se volvió cada vez más gentil y, por lo tanto, cada
vez más ignorante de sus raíces judías, precisamente lo que Pablo advirtió (ver
Romanos 11: 17-26 y la discusión anterior, 2.7 ) Finalmente, algunos de esta
iglesia se volvieron hostiles a sus raíces judías, utilizando textos que a lo sumo
proporcionaron evidencia de un antijudaísmo muy selectivo y, más de mil
ochocientos años más tarde, fueron utilizados para alimentar los fuegos del
219
antisemitismo racial.

Como seguidor de Jesús, me duele el uso indebido de mis sagradas Escrituras, y


me opongo a cualquier supuesto cristiano que los maltrate de esta manera hoy.
También creo que debería haber una mayor sensibilidad en las traducciones
modernas del Nuevo Testamento, sin alterar una palabra escrita, sino traducir
con especial claridad a la luz de la terrible historia de interpretaciones erróneas
que hemos descrito en parte.

Pero eso es solo parte del dolor que experimento. Verás, como judío, me angustia
el hecho de que nuestra gente, en su conjunto, haya echado de menos al Mesías
cuando vino, en lugar de volverse contra él. ¡Qué horrible es! Rompimos el
pacto del Sinaí una y otra vez, rechazamos profeta tras profeta, incluso matando
a algunos, y luego rechazamos al Mesías, entregándolo a ser crucificado. ¡Así
que tanto la iglesia como el pueblo judío han pecado!

Solo hay una manera de arreglar las cosas: que todos los que dicen ser cristianos
lo demuestren mostrando el amor del Mesías a su propio pueblo judío,
repudiando por completo el más mínimo asomo de antisemitismo y dejando que
cada persona judía se vuelva de regreso a Yeshua, nuestro único y único Mesías,
en arrepentimiento y fe.

Permítanme cerrar esta respuesta bastante larga con una observación. Como
mencioné antes, puedo decir honestamente que en casi treinta años en la iglesia,
220
rara vez, o nunca, he conocido a un antisemita "cristiano", y cuando les he
contado a los cristianos sobre los horrores del antisemitismo en la iglesia
historia, estaban completamente sorprendidos. Además, cuando compartí con
ellos que muchos judíos realmente creen que el Nuevo Testamento mismo es
antisemita, quedaron estupefactos. Estas personas que estudiaron
cuidadosamente el Nuevo Testamento durante años nunca llegaron a ninguna
conclusión antisemita. La idea de tales interpretaciones nunca se les ocurrió.

Esto debería darle una pausa para pensar, y debería ayudar a explicar por qué, en
esta coyuntura crítica de la historia judía, los mejores amigos de Israel son
221
cristianos que leen la Biblia y leen el Nuevo Testamento. Sé que esto es lo
opuesto a lo que te han enseñado, pero es la verdad. La verdad del evangelio

2.9. Sin la historia larga y fea del antisemitismo cristiano, el Holocausto


nunca habría ocurrido.

Tal vez sea así. Muchos líderes llamados "cristianos" y "cristianos" ayudaron a
allanar el camino para la atmósfera demoníaca y destructiva del Holocausto,
aunque es importante recordar que ningún líder de la iglesia en la historia abogó
por exterminar a los judíos, que ningún líder de la iglesia en la historia intentó
eliminar al pueblo judío, que el histórico antijudaísmo de la iglesia no se parecía
en nada al antisemitismo racial de Hitler, y que el Holocausto en sí mismo era
anticristiano en todo el sentido de la palabra. Aún así, hay sangre en las manos
de todos los líderes antisemitas que afirmaron ser cristianos, y hasta el día de
hoy, los cristianos sinceros de todo el mundo se angustian por las cosas que le
hicieron al pueblo judío los nazis, los comunistas y otros judíos. enemigos.
Como judíos, sin embargo, tenemos un tipo diferente de búsqueda del alma para
hacer, ya que debemos preguntarnos por qué tales calamidades nos alcanzaron si
estuviéramos en buena relación con Dios como pueblo. ¿Por qué, de hecho, hubo
un Holocausto? Esta es la verdadera pregunta que debe ser respondida.
No voy a pasar mucho tiempo discutiendo este punto con usted porque, en su
222
mayor parte, estoy de acuerdo con usted. Donde discrepamos es sobre la
definición de quién es cristiano y qué es la iglesia, así como sobre la cuestión de
si el Nuevo Testamento en sí es realmente antisemita. Como hemos dicho
anteriormente (2.6-2.7), los verdaderos cristianos durante el Holocausto fueron
los que rescataron y ayudaron a los judíos, no a los que acorralaron y cazaron
judíos. Y la verdadera iglesia, en la historia y durante el Holocausto, a menudo
ha estado marcada por un amor especial por Israel, no por un odio especial hacia
nuestro pueblo. En cuanto al Nuevo Testamento, hemos visto que no está más
223
abierto a la acusación de antisemitismo que la Biblia hebrea. Con respecto a
los sentimientos subsecuentes y antijudaicos en los primeros escritos de la
iglesia, hemos observado correctamente que tal retórica "no era de ninguna
manera similar ni ha sido directamente responsable del antisemitismo racial de
este siglo que formó la base para el Holocausto de las décadas de 1930 y 1940 "
224

De hecho, en 1937, el Papa Pío XI ordenó que su encíclica Mit brennender Sorge
(en alemán, "Con ansiedad ardiente") fuera leída en cada púlpito católico en
Alemania. El documento, que fue contrabandeado al país y tomó por sorpresa a
los nazis, condenó al nazismo "como fundamentalmente racista y anticristiano"
225.
Como resultado, los líderes nazis "se enfurecieron e intensificaron su
226.
persecución a la Iglesia [católica]". y especialmente de sus sacerdotes "

Creo que también es necesario comprender el hecho de que los judíos


mesiánicos en Europa, incluso si solo eran judíos en un cuarto (lo que significa
que solo uno de sus abuelos era judío), fueron masacrados por los nazis durante
el Holocausto. Ellos también sufrieron la locura asesina de estos asesinos, y el
hecho de que creyeron en Jesús y asistieron a la iglesia no cambió un poco su
suerte. Esto nos recuerda que el Holocausto no tenía la palabra "cristiano".
Podría decirse que Joseph Stalin era un judío temeroso de Dios, ya que se podría
decir que cualquier cosa sobre el Holocausto era cristiana.
La pregunta que debe hacerse es: ¿por qué Dios permitió (u ordenó?) Que
millones de nuestra gente murieran crueles a manos de los nazis. Por supuesto,
esa pregunta devastadora y abrumadora está, estrictamente hablando, fuera de
los parámetros de este libro, y merece miles de páginas de discusión exhaustiva,
desgarradora y estiradora del alma. Aún así, creo que sería bueno para nosotros
considerar algunas respuestas religiosas judías al Holocausto y compararlas con
algunas reflexiones cristianas. Haremos esto en la próxima respuesta.

2.10. ¿Por qué permitió Dios que murieran seis millones de judíos en el
Holocausto? Antes de que pudiera siquiera pensar en creer en Jesús,
necesito una respuesta a esta pregunta.

Esta es una pregunta agonizante que tanto judíos como cristianos han hecho en
innumerables ocasiones, pero en muchos sentidos, es más una cuestión sobre el
pecado del hombre contra el hombre que sobre el silencio de Dios durante ese
pecado. En otras palabras, el Holocausto es algo que la gente le hizo a otras
personas. ¿Por qué Dios no intervino? Algunos rabinos ortodoxos dirían que fue
porque nosotros, el pueblo judío, habíamos pecado contra el Todopoderoso y,
por lo tanto, estábamos bajo su desaprobación. El Holocausto, entonces, fue un
ejemplo masivo y abrumador de disciplina divina, devastador por el momento
pero que al final condujo a la salud y la curación. En la medida en que haya
verdad en este punto de vista, debemos preguntarnos qué pecados cometimos
para merecer tal destino (o para privarnos de la protección divina). Otros líderes
judíos están en total desacuerdo con esta opinión, afirmando que incluso los
judíos sin Dios que murieron en el Holocausto fueron mártires en algún sentido
de la palabra, víctimas inocentes de la injusticia asesina únicamente porque eran
judíos. ¿Qué punto de vista es correcto desde una perspectiva bíblica? Eso es
algo que consideraremos, pero permítanme sugerir algo que quizás nunca hayan
entretenido: la imagen definitiva de un judío inocente que sufre atrocidades en
manos de asesinos ateos no es tanto la imagen de un judío muriendo en el
Holocausto como lo es la imagen de nuestro Mesías, el judío más conocido de
todos los tiempos, golpeado, azotado, humillado y clavado en una cruz. Él es un
Mesías con quien podemos identificarnos y que puede identificarse con nosotros.
pero déjenme sugerir algo que quizás nunca hayan entretenido: la imagen última
de un judío inocente sufriendo atrocidades a manos de asesinos impíos no es
tanto la imagen de un judío muriendo en el Holocausto como la imagen de
nuestro Mesías, el mejor -judío conocido de todos los tiempos, golpeado,
azotado, humillado y clavado en una cruz. Él es un Mesías con quien podemos
identificarnos y que puede identificarse con nosotros. pero déjenme sugerir algo
que quizás nunca hayan entretenido: la imagen última de un judío inocente
sufriendo atrocidades a manos de asesinos impíos no es tanto la imagen de un
judío muriendo en el Holocausto como la imagen de nuestro Mesías, el mejor -
judío conocido de todos los tiempos, golpeado, azotado, humillado y clavado en
una cruz. Él es un Mesías con quien podemos identificarnos y que puede
identificarse con nosotros.

En los últimos treinta años, se ha publicado una corriente casi infinita de


literatura que profundiza en todos los aspectos imaginables del Holocausto,
incluidos estudios detallados y meticulosamente documentados que no dejan
piedra sin remover. Aún así, una cosa es analizar el lado natural del Holocausto,
rastreando los factores políticos, económicos, sociológicos, psicológicos y
étnicos que contribuyeron a este momento de sufrimiento sin precedentes. Otra
cosa es analizar el lado espiritual (e invisible), tratando de comprender qué es lo
que Dios hizo o no estaba haciendo, qué estaba haciendo Satanás o qué no, y
cuáles eran realmente las dimensiones religiosas del Holocausto. Estrechamente
relacionado con todo esto, la más fundamental de todas las preguntas es: ¿por
qué?

¿Tenemos siquiera el derecho de hacer tales preguntas? Limitados como somos,


¿podemos realmente obtener una visión verdadera de asuntos tan profundos y
misteriosos? ¿No pertenecen al reino de las cosas ocultas (ver Deuteronomio
29:29) que están más allá del alcance de los humanos mortales y finitos y que
solo Dios conoce?
Quizás haya dimensiones del Holocausto que seguirán siendo un misterio, y tal
vez la motivación detrás de algunas de nuestras preguntas sea una motivación
equivocada. Pero es imposible pensar que las personas de fe, tanto judíos como
cristianos, simplemente pongan sus cabezas en la arena y no busquen respuestas
espirituales, sin importar cuán doloroso sea el proceso. De hecho, se puede
argumentar fácilmente que es imperativo que formulemos algunas preguntas, ya
sea para aprender las lecciones que se deben aprender del Holocausto o para
proporcionar cierta seguridad de la bondad de Dios en un tiempo de tal
227
oscuridad espiritual.

Se ha escrito y dicho mucho. Ha habido innumerables libros y artículos


dedicados a las preguntas, ¿Por qué sucedió esto? y ¿Dónde estaba Dios? ¿Es
posible ganar claridad en medio de tantas voces en competencia e ideas en
conflicto?

Para avanzar, necesitamos dar un paso atrás y obtener una perspectiva lo más
amplia posible. Para ayudarnos a hacer esto, permítanme darles una descripción
general de algunas de las respuestas religiosas judías más importantes al
Holocausto. Luego ofreceré algunas reflexiones bíblicas sobre estas respuestas.
Finalmente, presentaré algo que podría afectar radicalmente su punto de vista
con respecto al Mesías.

El destacado historiador judío Steven Katz proporcionó un resumen útil que


refleja las principales reflexiones judías sobre la corriente del Holocausto a partir
228 Las
de 1975. enumeraba de la siguiente manera:

(1) El Holocausto es como todas las demás tragedias y simplemente plantea de


nuevo la cuestión de la teodicea y "el problema del mal", pero no altera
significativamente el problema ni aporta nada nuevo a él.

(2) La clásica doctrina teológica judía de mi-penei hata'einu ("a causa de


nuestros pecados fuimos castigados"), que se desarrolló frente a las calamidades
nacionales anteriores, también puede aplicarse al Holocausto. Según este relato,
Israel era pecaminosa y Auschwitz es su justa retribución.

(3) El Holocausto es lo último en expiación vicaria. Israel es el "siervo sufriente"


de Isaías (capítulo 53 y siguientes) - ella sufre y expía los pecados de los demás.
Algunos mueren para que otros puedan ser limpiados y vivos.

(4) El Holocausto es un Akedah moderno (sacrificio de Isaac); es una prueba de


nuestra fe.

(5) El Holocausto es un ejemplo del "Eclipse de Dios" temporal: en ocasiones,


Dios inexplicablemente está ausente de la historia o, inexplicablemente, elige
volver Su rostro.

(6) El Holocausto es la prueba de que "Dios está muerto": si hubiera un Dios,


seguramente habría evitado Auschwitz; si no lo hizo, entonces Él no existe.

(7) El Holocausto es la maximización del mal humano, el precio que la


humanidad tiene que pagar por la libertad humana. Los nazis eran hombres, no
dioses; Auschwitz refleja ignominiosamente al hombre; no toca la existencia o la
perfección de Dios.
(8) El Holocausto es revelación: emite un llamado a la afirmación judía. De
Auschwitz viene el comando: ¡Los judíos sobreviven!

(9) El Holocausto es un misterio inescrutable; como todas las formas de Dios,


229
trasciende la comprensión humana y exige fe y silencio.

Let me encourage you to reread this brief summary and reflect on each of the
responses. Do you find yourself in agreement with any of them? Do you find any
of the views abhorrent? Perhaps you have a totally different view of your own.

Let’s sharpen our focus and look at some related perspectives in a little more
detail. In a compendium of Orthodox Jewish reflections on the Holocaust
prepared by rabbis and students in Israeli yeshivas, Yosef Roth discussed five
principal responses, paraphrased below, some of which overlap with the
positions presented by Steven Katz:230

1. Hester panim (hebreo para "ocultar la cara"; ver 5 y 7 en la lista de Katz). De


acuerdo con este punto de vista, para que Dios permita la verdadera libertad de
elección, se resiste a sí mismo de intervenir en los asuntos humanos. Por lo
tanto, hasta cierto punto, permitirá que el mal continúe sin control, incluso si
resulta en tragedia y pérdida de vidas. De lo contrario, no existiría una verdadera
libertad de elección ni consecuencias reales para el mal o el buen
comportamiento.

2. Holocausto y redención. Roth declara: "De acuerdo con este enfoque, la falta
de proporción entre el pecado y su castigo se explica por el final del exilio y el
231
establecimiento del Estado de Israel". Por lo tanto, el Holocausto no se ve
como un castigo ", pero más bien como un "tratamiento" divino, por falta de una
232.
alternativa, destinada a sacar al pueblo judío del exilio "

3. Los dolores de parto del Mesías. Este punto de vista, también, no ve el


Holocausto como un castigo. Más bien, es parte del complejo final de eventos
apodado "los dolores de parto del Mesías" por los rabinos talmúdicos, un período
marcado por un sufrimiento y agitación sin precedentes. (Cf. Mateo 24: 4-13,
donde Yeshua también habla de un período de tiempo marcado por la calamidad
y la agitación llamada [v. 8] "el comienzo de los dolores de parto").

4. Destino y misión. Esta visión, articulada por el Dr. Yonah Ben-Sasson, ve la


explicación al Holocausto "no en el contexto del pecado y el castigo, sino como
una interrupción necesaria de la existencia judía y como un imperativo para la
233
misión judía". De alguna manera, entonces , los sufrimientos del Holocausto
fueron un ingrediente necesario en el desarrollo y el destino del pueblo judío.

5. Debido a nuestros pecados(ver 2 en la lista de Katz). Existen diferentes


teorías sobre qué pecados se castigan, incluida la falta de observancia de la Torá
y las tradiciones judías (según esta opinión, los principales culpables aquí serían
la Reforma y los judíos seculares que, en ese momento, eran especialmente
frecuentes en Alemania y otras partes de Europa del Este); buscando establecer
el Estado de Israel antes de la venida del Mesías y tratando así de apresurar el fin
por medios humanos (e incluso ateos) (esto sigue siendo la convicción de los
judíos antisionistas, incluidos los Satmar Hasidim, que culpan al Holocausto de
los sionistas judíos). incluidos los judíos sionistas judíos); el punto de vista
opuesto, es decir, dejar de prestar atención a las advertencias de los judíos
sionistas que instaron a su pueblo a venir a la tierra antes de que estallara la
234
destrucción en Europa (esta es la opinión de los sionistas religiosos,
Según dos líderes judíos contemporáneos, Menachem Schneerson, el Rebe de
Lubavitch y el rabino ZY Kook, un prominente pensador israelí, el Holocausto
debe ser explicado "como un proceso de curación, como 'cirugía' divina y
'tratamiento' realizado en el cuerpo de la nación en preparación para su salvación
235
". Como dijo el rabino Schneerson," con todo el horror espeluznante de esta
tragedia, está claro que 'ningún mal proviene del cielo', y que dentro del mismo
mal y sufrimiento de las aflicciones, un el bien espiritual sublime está encarnado.
. . . El Santo, Bendito sea Él, como ese profesor cirujano, hizo todo lo que hizo
236.
para bien " O en palabras del Rabino Kook, el Holocausto fue un" profundo
237.
y oculto tratamiento Divino interno de la purificación de la impureza " Para
los primeros, este doloroso proceso divino se relacionó principalmente con la
salvación espiritual de aquellos que murieron en los campos de concentración,
mientras que para los segundos, se relacionó principalmente con el
restablecimiento de Israel como nación. Para ambos, sin embargo, hubo un lado
redentor de los sufrimientos del Holocausto.

Por supuesto, el problema con cualquiera de estas respuestas -y les recuerdo que
la mayoría proviene de círculos judíos tradicionales- es que es fácil hablar en
abstracto sobre "propósitos divinos" o actos "redentores", pero es difícil mirar a
los rostros de millones de víctimas y continuar hablando en esos términos.
Naturalmente, estos autores judíos a quienes he estado citando han mirado esas
caras. ¡Algunos de ellos solo necesitan mirarse en el espejo para ver el rostro de
alguien marcado para siempre por el Holocausto! Sin embargo, es justo
preguntar, ¿Cómo sería una respuesta judía religiosa con el sonido del
Holocausto como al principio del Holocausto cuando nadie pudo haber
anticipado la pérdida global de la vida-en contraposición a una respuesta
religiosa judía después del Holocausto, cuando los asombrosos números se
hicieron conocidos?

Una forma de obtener una idea de esto es examinar las reacciones judías
ortodoxas al nazismo ya en 1935, y por lo tanto, estrictamente hablando, antes de
que el Holocausto realmente comenzara. Fue en ese año cuando se instituyeron
las infames Leyes de Nuremberg, que dieron como resultado un trato duramente
perjudicial para los judíos, tanto social como económicamente. Como demuestra
la prensa judía del día, hubo respuestas contradictorias a estas leyes, y los
238
periódicos ortodoxos adoptaron una visión sorprendente:

¿Cómo reaccionó la prensa ortodoxa ante la gran prueba de la judería alemana


con la aprobación de las Leyes de Nuremberg en septiembre de 1935? "No
queremos admitir que Dios ha hablado, que los eventos. . . contiene una llamada
y un llamado de Dios. Éramos como alguien ebrio, nos llenamos de romper con
la filosofía del día entonces en boga. . . . En medio de este aturdimiento, el
lenguaje duro del presente nos ha impresionado en nuestro estupor ", escribió el
rabino Joseph Carleback en Die Laubhütte. "La historia mundial es el estallido
del cuerno del carnero del cielo, la voz de Dios, no la voz sin sentido del azar"
239.

Las restricciones nazis fueron vistas como un llamado de atención divino y un


juicio para la asimilación, el matrimonio mixto y la mundanalidad, entre otras
240
cosas. Como se expresa en The Israelit:

Nosotros mismos tenemos la culpa de que tenemos algún problema. Cuando las
puertas del ghetto cayeron [lo que significa que los judíos podrían convertirse
fácilmente en parte de la sociedad en general]. . . era nuestro deber demostrar
que los judíos siguen siendo conscientes de su carácter especial incluso cuando
se les brinda la oportunidad de seguir sin obstáculos el desarrollo de sus
circunstancias externas de la vida, que no abandonan la forma de vida basada en
las enseñanzas y preceptos de la Tora. Los judíos podrían haber demostrado al
mundo entero que sin duda es posible adquirir los tesoros de la cultura como el
arte y la ciencia sin abandonar la forma de vida judía. Hemos perdido la
oportunidad de lograr una síntesis entre el judaísmo y sus formas eternas, por un
241
lado, y los bienes culturales del mundo circundante, por el otro.

Por lo tanto, muchos judíos ortodoxos percibieron que los primeros signos de la
persecución nazi eran, al menos en parte, actos de juicio divino, y que tal
percepción tenía fundamentos bíblicos claros. ¿Qué judío temeroso de Dios al
presenciar la destrucción de Jerusalén por los babilonios dejaría de reconocer la
mano de castigo del Señor sobre una nación pecadora, especialmente si ese judío
estaba familiarizado con las escrituras de Moisés y los profetas (véase más
arriba, 1.10)? La violación persistente e intencional del pacto de Dios resultaría
242
en juicio divino. Las Escrituras son inequívocamente claras en este punto.

En este sentido, el rabino Joseph Telushkin llama la atención, con


desaprobación, a los escritos del rabino Hayyim Elazar Shapira, un influyente
rebe de Hasidic eslovaco, que data de 1933 y los primeros días del poder nazi:

Cuando [los nazis] impusieron el boicot en Alemania contra los negocios judíos,
pensé que ciertamente no era una razón para ordenar un ayuno. Porque casi
todos [los judíos] en Alemania profanan el sábado públicamente [manteniendo]
sus tiendas [abiertas]. Ahora se les está devolviendo la medida por medida [es
243
decir, el cierre de sus tiendas].

De manera similar, y en un nivel más visceral, el premio Nobel Elie Wiesel


describe la reacción religiosa de muchos judíos al ingresar por primera vez en un
campo de concentración: "Si estoy aquí, es porque Dios me está castigando; He
pecado y estoy expiando mis pecados. Me he merecido este castigo que estoy
244.
sufriendo " Esos sentimientos son esperados, ya que, si eres una persona
religiosa, crees que no te sucede nada significativo simplemente por casualidad,
y, porque está claro que algo es terriblemente mal en este momento, concluyes
245
que debes haber pecado.

Entonces, debemos preguntarnos: ¿es bíblico ver el Holocausto, al menos hasta


cierto punto, como un acto de juicio divino? La respuesta, tan difícil como para
muchos, es sí, al menos hasta cierto punto. La Palabra de Dios, desde la Torá a
través de los Profetas hasta los Salmos y la Literatura de Sabiduría, es demasiado
clara. Como nación, si estuviéramos en el lugar correcto con Dios, es
simplemente imposible creer que tales calamidades nos hubieran alcanzado de
manera tan devastadora. Ya sea que creas que Dios estaba juzgando la
asimilación judía o la separación de la tradición rabínica o el fracaso para
regresar a la tierra o el rechazo de los profetas y el Mesías o la arrogancia
humana y la voluntad propia, independientemente de las causas específicas del
juicio, debe haber algún reconocimiento de juicio.

Ahora, por favor no me cueste un error citando que el Holocausto ocurrió porque
los judíos no creyeron en Jesús. Eso no es lo que estoy diciendo, ni es lo que
creo. Por el contrario, aunque la Palabra de Dios me convence de que es un
pecado para cualquier judío (o gentil) rechazar a Jesús, no creo ni por un minuto
que este pecado en particular haya tomado más de mil novecientos años para
juzgar. En otras palabras, si el sufrimiento judío en el Holocausto fue por haber
rechazado al Mesías, ¿por qué tardó tanto en llegar el juicio? Más bien, diría que
nuestro histórico y continuo rechazo de Moisés, los profetas y el Mesías, y
nuestro apego a este mundo más que a Dios, junto con nuestro deseo de ser
como las otras naciones, junto con nuestros pecados de avaricia, mentir,
inmoralidad y cualquier otra cosa que ensucie nuestras vidas cuando
abandonamos las leyes de Dios todo contribuyó a sacarnos del lugar de favor y
protección divina.

Debemos reconocer que Dios estaba haciendo algo durante y a través del
Holocausto, ya que es imposible pensar que no estaba involucrado en un evento
de tan gran significado y magnitud, especialmente cuando se considera que su
propio pueblo del pacto, los judíos, era su jefe víctimas. Por lo tanto, creo que
hubo algún grado de juicio o castigo involucrado en este momento de agonía
para nuestra gente.

Dejar las cosas aquí, sin embargo, sería injusto e incompleto. Como lo expresó
Alexander Donat, quien sobrevivió tanto al Gueto de Varsovia como a los
campos de concentración,

¿Qué habíamos hecho para merecer este huracán del mal, esta avalancha de
crueldad? ¿Por qué todas las puertas del Infierno se abrieron y arrojaron sobre
nosotros las furias de la vileza humana? ¿Qué crímenes hemos cometido por lo
que este podría haber sido un castigo calamitoso? ¿Dónde, en qué código de
moral, humano o divino, hay un crimen tan espantoso que las mujeres y los
niños inocentes deben expiarlo con sus vidas en martirios sin que Torquemada
246
[el Gran Inquisidor] alguna vez haya soñado?

O para citar los conocidos comentarios del rabino Irving Greenberg:

Dios consuela al afligido y aflige al que se siente cómodo, mientras que el diablo
consuela al consuelo y aflige al afligido. . . .

Además, invoque el principio de que no se debe hacer ninguna declaración que


no se pueda hacer en presencia de los niños en llamas. En esta roca, el
argumento tradicionalista [es decir, que el Holocausto fue un juicio divino] se
rompe. Dile a los niños en los pozos que están quemando por sus pecados. Un
hombre honesto, mejor, un hombre decente, escupiría a un Dios así en lugar de
aceptar este razonamiento si fuera cierto. Si esta justificación es lealtad, entonces
seguramente la traición es la elección honorable. Si esta fuera la única opción,
247
entonces seguramente Dios preferiría el ateísmo.

Por supuesto, podría ver a un profeta bíblico cuestionando algunas de estas


afirmaciones, argumentando que, por más feroz que sea el juicio, sería merecido.
Después de todo, había niños muertos de hambre y madres mutiladas cuando
Jerusalén fue saqueada en 586 a. EC, y ese evento fue visto como un acto de ira
divina (¡solo leed Lamentaciones!). Aún así, uno debe tener en cuenta la
enormidad del sufrimiento judío en el Holocausto, claramente eclipsando todo lo
que hay en nuestro pasado, y uno debe preguntarse: ¿Por qué en este momento?
¿Fueron los pecados del pueblo judío más feos de lo que fueron en siglos
248
pasados? ¿Por qué tan feroz juicio ahora?

Francamente, aunque las Escrituras me obligan a ver elementos claros de juicio


en el Holocausto, esas mismas Escrituras me permiten ver algo más: Esto no fue
meramente un juicio. Más bien, también fue un ataque satánico contra nuestra
gente, un intento de acabar con nosotros justo antes del momento de la reunión
nacional. Por lo tanto, como sucedió antes en nuestra historia, porque no
estábamos en pie con Dios como pueblo, pasamos por un período de juicio. (Se
sabe comúnmente que la mayoría de los judíos alemanes antes del Holocausto
eran más alemanes que judíos, y casi nadie argumentaría que el judaísmo
europeo en su conjunto era inmaculado o especialmente justo). Pero Satanás lo
explotó usando gente malvada para llevar a cabo sus planes , planes que siempre
han incluido la destrucción del pueblo judío. Después de todo, si él puede
destruir a Israel, puede probar que Dios no es todopoderoso, que su Palabra no es
verdadera, y que no hay realidad en sus promesas. Si él puede detener el
restablecimiento largamente profetizado del pueblo judío en su tierra natal, él
puede frustrar uno de los pactos de alianza más grandes y más importantes de
Dios.

¿Sabía el diablo que era la víspera del regreso de Israel a la tierra? ¡Estoy seguro
de que lo hizo! Y así como el Faraón se conmovió a matar a todos los bebés
israelitas en el momento en que Moisés, su libertador, estaba a punto de nacer, y
así como Herodes fue movido a matar a todos los bebés judíos en Belén en el
momento en que Yeshua, el Mesías, había nacido allí, por lo que el diablo trató
de acabar con el pueblo judío antes del regreso. Podemos ver, entonces, que el
Holocausto refleja una batalla espiritual de proporciones cósmicas, y los judíos,
en virtud de su llamado como el pueblo elegido, estaban atrapados en el medio
249
de todo. Por lo tanto, hasta cierto punto, el Holocausto fue un evento
espantoso y diabólico, hecho posible, sin embargo, por la falta de cobertura
divina sobre nosotros como pueblo.

¿Qué hay del lado humano de esto? Hemos abordado los problemas de la
actividad divina y la actividad satánica, pero al final, nos queda la cruda realidad
de la actividad humana degradada, demente y totalmente depravada. ¿Cómo
puede ser que tanta gente pueda cometer tantos actos perversos? ¿Cómo podría
ser que los alemanes altamente cultos y civilizados pudieran concebir y llevar a
cabo un plan tan malvado? (Tanto para el avance humano después de miles de
años de progreso.) ¿Cómo podría ser que tales cómplices voluntarios se
encontraron entre los polacos y los ucranianos, los rumanos y los lituanos? Si la
gente puede hundirse tan poco, ¿qué esperanza hay para nosotros como raza? Si
tantos pudieran participar en un asesinato a sangre fría, ¿podría ser que tal
250
fealdad existe potencialmente en todos nosotros?

La respuesta a todas estas preguntas es inquietante, pero es una que los cristianos
consideran una de sus creencias fundamentales: los seres humanos,
esencialmente, no son buenos; estamos caídos y corruptos; por naturaleza
hacemos lo que es malo e incorrecto. (Ver más arriba, 1.10, y vol 2, 3.20.) Es por
eso que los cristianos creen que las personas necesitan ser salvadas, es decir,
fundamentalmente, salvadas del pecado.

Hacer el mal está en nuestra sangre. Todos nosotros, sin la intervención de Dios,
somos capaces de hacer cosas que nos parecen repulsivas, impactantes y
reprensibles, ¡y con demasiada frecuencia, hacemos esas mismas cosas!
Desafortunadamente, tendemos a entrar en la negación, al no reconocer la
gravedad de nuestro pecado, o de lo contrario somos presa de la
autojustificación, explicando por qué nuestros pensamientos y hechos inmundos
en realidad no son tan malos.

El nazismo es solo un ejemplo extremo de cuán lejos podemos caer, y todas las
buenas obras y actos amables del mundo nunca pueden superar la pura
depravación del Holocausto. Lo mismo puede decirse del implacable genocidio
llevado a cabo en Camboya, o, a un nivel más individual, de las acciones de un
depredador sexual como Jeffrey Dahmer, que violaron, torturaron, asesinaron y
luego se comieron a varias docenas de hombres. ¿Qué buenas obras pueden
borrar tal pecaminosidad?

El problema, lamentablemente, es que la mayoría de las religiones -incluido el


judaísmo- básicamente buscan que el hombre mismo (con la ayuda de Dios)
retroceda y se arrepienta, sin tener en cuenta la degradada naturaleza humana en
251
realidad. Y mientras que a los judíos y musulmanes se les enseña a pedir
misericordia y perdón en la oración, no hay motivos seguros para la expiación ni
252
reconocimiento pleno de la profundidad de la corrupción humana. Una cosa
es que la persona "promedio" -quién, supuestamente no es tan mala- mejore en
algunas áreas y pida perdón donde se queda corto, pero ¿cómo puede un nazi ser
perdonado? ¿Cómo se puede reformar al asesino de bebés? Y, si manifestaciones
similares de depravación se esconden en todos nosotros, ¿cómo podemos
ninguno de nosotros ser realmente justos?

El Holocausto nos impone estas preguntas y nos da, creo, una sola respuesta
posible: Dios mismo tuvo que llegar a este pozo profundo del mal humano para
salvarnos de nuestros pecados, incluidos los pecados del Holocausto. Sin él
tomando esta iniciativa, estaríamos totalmente perdidos.
Para que mi posición no te parezca demasiado cristiana, permíteme que te
devuelva al concepto de que Israel desempeña el papel de sirviente del Señor de
Isaías, sufriendo por los pecados de las naciones y muriendo para que otros
puedan vivir. De acuerdo con este punto de vista, las aflicciones del pueblo judío
deberían entenderse como vicario y sustitutivo para que las naciones del mundo
puedan recibir la curación a través de las heridas del pueblo judío.

Yendo un paso más allá, el rabino Ignaz Maybaum, un influyente autor sobre el
Holocausto, en realidad sugirió que el Holocausto representaba la crucifixión del
pueblo judío. Permítanme citar al Profesor Steven Katz extensamente mientras
explica la interpretación de Maybaum (las notas finales proporcionadas en el
siguiente texto son mías, con el propósito de aclaración):

Con una profunda comprensión de las visiones del mundo relativas del judaísmo
y el cristianismo, Maybaum argumenta que para el judaísmo el motivo central es
el Akedah (el sacrificio de Isaac, [Génesis 22]), mientras que para el cristianismo
253
el motivo central es la imagen enormemente poderosa de la Crucifixión. La
Akedah es un sacrificio que nunca sucedió. Isaac puede crecer hasta la madurez,
casarse, tener hijos, morir normalmente. Según Maybaum, no hay una tragedia
heroica en el Akedah,su mensaje es: puede haber progreso sin martirio y sin
muerte. Alternativamente, la Crucifixión es un sacrificio que sucedió. La vida de
Jesús está acortada, no puede casarse, tener hijos, morir normalmente. Aquí está
la cosa de la tragedia heroica, su mensaje es: se requiere martirio para que otros
puedan vivir, se necesita la muerte vicaria para que el mundo pueda seguir
adelante. "La cruz contradice a Akedah: Isaac es sacrificado". Como lo entiende
Maybaum, el mensaje de la Crucifixión es: "alguien tuvo que morir para que
otros puedan vivir". Con la Crucifixión como modelo de actividad divina en la
historia, el mundo cristiano es incapaz de captar el significado religioso superior
del Akedah.Por trágico que sea, para que el judaísmo hable a los cristianos debe
hablar en un idioma que comprendan: el lenguaje de la cruz. Así, el judío
moderno colectivamente, como el único judío de dos milenios [sic], debe montar
la Cruz (sufrir persecución, sufrimiento y muerte) para despertar la conciencia
del mundo gentil.

Tan poderosa es la influencia sobre la conciencia occidental de la imagen de la


Crucifixión que el progreso puede hacerse solo cuando se enmarca en términos
254
asimilables a este patrón. El tercer hurban (el Holocausto), al igual que los
dos anteriores, es un evento divino que está destinado a provocar el avance de la
humanidad. Se enmarca en la forma de Auschwitz, una revivir aplastante por
todo el pueblo judío de la Crucifixión de un judío para que pueda abordar las
sensibilidades más profundas de la civilización cristiana moderna: "En
Auschwitz, los judíos sufrieron expiación vicaria por los pecados de la
humanidad. "Empujando esta interpretación de la historia judía al máximo,
Maybaum escribe:" El Gólgota de la humanidad moderna es Auschwitz. La cruz,
la horca romana, fue reemplazada por la cámara de gas. Los gentiles, al parecer,
primero deben estar aterrorizados por la sangre del chivo expiatorio sacrificado
para que la misericordia de Dios se les revele y se conviertan, se conviertan en
255
gentiles bautizados, se vuelvan cristianos ".

Ahora, quiero presentarles que hay algo en la comparación del Rabino Maybaum
del Holocausto y la crucifixión, y puedo ver fácilmente una correlación
importante entre un Mesías judío crucificado y un pueblo judío casi
exterminado. De hecho, incluso para el autor judío mesiánico Arthur Katz, quien
defiende firmemente el aspecto de juicio del Holocausto, hay una conexión
distinta entre la crucifixión del Mesías, a quien Dios juzgó por los pecados del
mundo, y el intento de exterminio del Judios:

The crucifixion of Jesus the Messiah was as much the judgment of God on sin as
the Holocaust of the Jews under the Nazis was the judgment of God upon Israel.
Both devastations were judgments. Both were equally deserved because God’s
judgments and God’s wrath are not arbitrary. Both events have cost God greatly.
He was not some passive observer looking down on the excruciating sufferings
of the Jewish people, nor those of His own Son. He was in the midst of that
suffering and was Himself afflicted. God is not cruel so that He takes malicious
delight. Rather, “In all their affliction He was afflicted” (Isa. 63:9). Can
Judgment be God’s final provision to obdurate and unwilling men, when every
other grace to obtain our attention has failed?Si es así, es una gracia y una
256
misericordia aunque sea dolorosa.

Qué interesante es que Katz, un judío mesiánico, y Maybaum, un rabino


reformista, comparen la muerte de Jesús con la muerte de los judíos europeos,
aunque sus interpretaciones generales del Holocausto difícilmente podrían ser
más diferentes. Aún así, tal vez se pregunte, ¿qué tiene que ver todo esto con los
problemas que hemos estado discutiendo? ¿Cómo aborda esto el problema de la
naturaleza pecaminosa del hombre? ¿Qué debemos hacer, si es que hacemos
algo, con la idea de que Israel desempeñó el papel del servidor sufriente?

Permítanme proponerles que la clave aquí no se encuentra en una


reinterpretación del sufrimiento de nuestro pueblo en el Holocausto sino en que
nuestro sufrimiento en el Holocausto nos señala el sufrimiento y la muerte del
Mesías, llamándonos a reinterpretar ese evento. En otras palabras, no es el
pueblo judío en su totalidad quien cumplió la imagen del siervo sufriente de
Isaías, muriendo por los pecados de otros y sufriendo para que puedan ser
sanados (véase especialmente Isaías 52: 13-53: 12, y vea vol.2, 3.15 y vol.3,
4.10-4.22), sino que fue un judío justo en particular, nuestro Mesías, quien
cumplió esa imagen.

Para aclarar este punto, permítanme presentarles otra voz, la voz de una mujer
cristiana santa, una mujer alemana, y amante apasionada de Israel. Es la voz de
Basilea Schlink (originalmente la Dra. Klara Schlink), fundadora de la
Hermandad Evangélica de María. Estas palabras fueron escritas originalmente a
257
su propia gente alemana en 1958. Escuche atentamente su angustia y
consternación, tanto como cristiana y alemana. Tal vez nunca has estado
expuesto a este tipo de expresión de arrepentimiento y aflicción cristianos
gentiles:

¿Cómo creen los judíos para creer en Jesús? ¿Acaso nosotros mismos no los
hemos vendado? No pueden ver a Jesús debido a nuestra conducta. No pueden
creer en Él, porque en nuestras vidas no les hemos presentado la imagen de
Jesús; más bien les hemos mostrado la imagen de la despiadada. "Sus obras en
Alemania hablan tan fuerte que no puedo escuchar sus palabras", comenta un
judío de nuestro tiempo. Nuestras palabras acerca de Jesús deben cortar a los
judíos en el corazón, teniendo en cuenta las crueldades que hemos perpetrado
contra ellos en el nombre de este Jesús desde el tiempo de las Cruzadas hasta el
día de hoy. Y no solo eso. ¿Cuántos actos de amor hemos descuidado hacer? Por
lo tanto, compartimos la horrible culpa de nuestro pueblo al asesinar a seis
millones de judíos. Esta culpa aún se cierne sobre nosotros como una nube. (36-
37)

Para Basilea Schlink, su gente ya no podía seguir con la "vida normal":

¿Podemos nosotros, los alemanes, seguir caminando bajo el cielo abierto de


nuestra patria, durante el día bajo el sol y la noche bajo las estrellas, disfrutando
de todo sin sentimientos de vergüenza? ¿No debemos recordar que no hace
mucho tiempo, bajo ese mismo cielo, en medio de nuestra gente, llamas
gigantescas ascendían de los cuerpos ardientes de millones de personas día y
noche? ¿No eran estas llamas como un grito de desesperación y un dedo elevado
de acusación? (38)

Nosotros los alemanes fuimos los secuaces de Satanás. En medio de nuestra


gente, este infierno fue creado. Después de leer los informes de aquellos que
sobrevivieron, solo podemos confesar que nunca antes, en todo el lapso de la
historia, una nación civilizada ha sido culpable de un crimen como el que se
cometió aquí en Alemania, un país cristiano, una tierra de cultura. . . . En unos
pocos años, millones de personas fueron asesinadas, gaseadas, quemadas vivas o
torturadas hasta la muerte de todas las maneras imaginables. ¿Quién puede
comer hasta la saciedad en una mesa bien dispuesta sin visualizar las formas
demacradas de las miles de víctimas en los campos de exterminio? (39-40)

Nosotros personalmente tenemos la culpa. Todos tenemos que admitir que si


nosotros, toda la comunidad cristiana, nos hubiéramos levantado como un solo
hombre y si, después de la quema de las sinagogas [en Krystallnacht],
hubiésemos salido a las calles y hubiéramos expresado nuestra desaprobación,
habremos sonado las campanas de la iglesia y de alguna manera boicotearon las
acciones de las SS, los vasallos del Diablo probablemente no habrían tenido la
libertad de perseguir sus planes malvados. Pero nos faltaba el ardor del amor, el
amor que nunca es pasivo, el amor que no puede soportarlo cuando sus
semejantes están sumidos en la miseria, particularmente cuando son sometidos a
un tratamiento tan espantoso y son torturados hasta la muerte. De hecho, si
hubiéramos amado a Dios, no hubiéramos soportado ver incendiadas esas casas
de Dios; y santa, la ira divina habría llenado nuestras almas. . . . Oh, que
nosotros, como alemanes y como cristianos, nos quedáramos horrorizados y
gritáramos siempre de nuevo, "¡Qué hemos hecho!" En cada prueba adicional de
nuestra culpabilidad podemos repetir el grito. (42-43)

Oh, ¿cómo podemos ver ahora a los niños alemanes jugando felizmente y no
pensar en los muchos, muchos miles de niños que gritaron de angustia y terror
cuando fueron quemados vivos o cuando ellos, con o sin sus padres, se ahogaron
en la muerte? ¡cámaras de gas! Que no cierremos los ojos, sino que hagamos
frente a lo que hemos hecho, porque estos son los hechos claros, y la sangre
inocente clama por venganza: "Si alguno mata a espada, con la espada debe ser
muerto" (Apocalipsis 13: 10). Así dice la Sagrada Escritura. (44)

Estas son palabras condenatorias! ¡Estas son acusaciones solemnes! Estas son
palabras que solo pueden suscitar un doloroso y deliberado suspiro de
afirmación de parte de lectores judíos de todos los orígenes, especialmente
aquellos que perdieron a seres queridos en el Holocausto, y hacen una dolorosa
admisión de "¡es así!" De cada lector cristiano. Seguramente, nadie podría llamar
a Basilea Schlink insensible o ignorante. Ella ha tomado todo el peso del pecado
de Alemania, incluidos los pecados de todos los cristianos profesantes en la
tierra, y ella ha confesado ese pecado, se ha arrepentido de ese pecado y ha
entregado su vida a la restitución de ese pecado.

Pero hay algo más que debes ver: en el sufrimiento del pueblo judío, Schlink
reconoció un reflejo de su Salvador, Jesús el Mesías. Su rechazo, angustia y
dificultades reflejaban la experiencia del Hijo de Dios. Escuche nuevamente a la
afectuosamente conocida por millones de personas alrededor del mundo como
"Madre Basilea":

¡Ay de nosotros cuando somos llamados a dar cuenta! Entonces puede ocurrir
que Jesús encuentre su semejanza en Israel y no en nosotros. Dos mil quinientos
años de sufrimiento inconmensurable la han hecho pobre y miserable, de modo
que se parece a la imagen de Jesús, "despreciada y rechazada por los hombres"
[véase Isa. 53: 3]. (29-30)

Israel, involuntaria e involuntariamente, se ha convertido en un espectáculo ante


el cielo y la humanidad, porque tiene las características del Siervo de Dios [de
Isaías 53]. Verla a ella debería recordarles continuamente a los cristianos,
despreciados, indigentes, cubiertos de moretones, afligidos, odiados,
perseguidos, atormentados y perseguidos hasta la muerte. Incluso si estas marcas
llevadas por el pueblo de Dios también reflejan la mano de castigo de Dios
tendida en juicio sobre los pecadores, el hecho es que por estos mismos tratos,
Dios se proclama a sí mismo como el Santo de Israel.

Nosotros, como cristianos, debemos tener en alta estima a esta gente que se
parece mucho a Jesús. La visión de los judíos como personas oprimidas y
afligidas que cruzan la faz de la tierra, despreciados y rechazados, debería
hacernos pensar en esas palabras de Jesús acerca de los indigentes y necesitados:
"En verdad, te digo, como lo hiciste a uno de estos mis hermanos más pequeños,
tú me lo hiciste a mí "(Mateo 25:40). ¿Quién concuerda tan exactamente con la
descripción de nuestro Señor "el menor de estos mis hermanos" como su pueblo
Israel? ¿Quién ha sufrido tanto desprecio de todas las naciones a través de las
edades? ¿Quién ha sido tan rechazado? ¿De quién los hombres voltearon sus
rostros? ¿Quién ha sido perseguido y atormentado con tal odio ardiente? ¿Quién
ha sido herido y torturado hasta la muerte tan a menudo como este Su pueblo?
Aquí, de hecho, están los hermanos de nuestro Señor Jesús.

Bien puede ser que a menudo se sienta más cerca de su pueblo Israel que de
aquellos orgullosos cristianos que creen en él y, sin embargo, se niegan a
reconocer su culpabilidad hacia los judíos, su falta de corazón al pasar por su
hermano en su necesidad desesperada. (33-34)

Mi amigo judío, ¿te presenta esto una imagen que nunca antes has visto?

Considere la imagen de un judío alemán despreciado, desnudado por los nazis y


luego escarnecido, atormentado y golpeado, antes de ser llevado a una muerte
muy pública y humillante. En un momento, recibe un disparo en la parte
posterior de la cabeza y se convierte en cenizas en una enorme hoguera
llameante. Entonces considera la imagen de Jesús nuestro Mesías, azotado y
golpeado sin posibilidad de reconocimiento, ridiculizado y burlado por los
soldados romanos mientras empujan una corona de espinas en lo profundo de su
cuero cabelludo, luego se quita la ropa, se clava en una cruz y se levanta para
morir una muerte humillante, lenta, agonizante y muy pública, colgando desnuda
258
junto a dos delincuentes comunes. Y luego escúchenlo expresar el dolor de su
pueblo a través de las edades: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has
259
desamparado?" ¡Tenemos mucho en común!
Qué extraño es que los filósofos y pensadores religiosos judíos pudieran
especular que el Holocausto representaba un acto de sufrimiento vicario y
sustitutorio para nuestro pueblo, la experiencia del siervo del Señor que se
describe en Isaías 52: 13-53: 12, y sin embargo estos mismos los filósofos y los
pensadores religiosos no pueden concebir a nuestro Mesías en tales términos, ni
pueden encontrar un punto de identificación entre Yeshua y el pueblo judío. ¡Sin
embargo, la identificación está allí! Él es como nosotros. Él conoce nuestro
dolor. Él puede identificarse con nuestros sufrimientos. Él entiende íntimamente
lo que significa dejarse solo en este mundo, abandonado y entregado para morir
una muerte terrible a manos de gente malvada. Este era el destino de un hombre
crucificado: "Castigado con las extremidades extendidas. . . están sujetos y
260 ¡
clavados a la hoguera en el tormento más amargo, Cómo se parece esto a los
horrores del Holocausto!

En una cuenta profundamente conmovedora, Elie Wiesel describió el


ahorcamiento de un joven judío, un "ángel de ojos tristes", que murió
agónicamente lento en la horca frente a todo el campo de concentración.
Mientras Wiesel y otros observaban con impotente horror, la pregunta fue:
"¿Dónde está Dios ahora?". Desde el interior, Wiesel escuchó la respuesta:
.261
"¿Dónde está él? Aquí está, está colgado aquí en esta horca " Sin embargo,
Wiesel y otros intelectuales judíos que podían ver el reflejo (o la realidad) de
Dios frente a ese joven colgado en la horca, no pueden encontrar ningún reflejo
(o realidad) de Dios en la cara de Yeshua colgando en la cruz. ¿No es
infinitamente más apropiado mirar ese sangriento instrumento de la muerte y
decir: "Hay Dios". Él está colgado en ese árbol, y él está muriendo por mí "?

Ahora que es una imagen poderosa y que también trae esperanza, porque
mientras la imagen inolvidable de Wiesel de ese niño luchando y muriendo,
muriendo como judío y por lo tanto, en cierto sentido, como el Hijo de Dios,
evoca simpatía y dolor, no trae ninguna esperanza. esperanza; la imagen del
Mesías agonizante y moribundo, que también muere como judío y como Hijo de
262
Dios en un sentido especial, da vida. Por favor tómense el tiempo para pensar
esto. Mi punto es que Yeshua es el Mesías que necesitamos.

¿Preferiríamos un rey mesiánico noble y poderoso que siempre triunfó en la


batalla y ejerció una autoridad completa, sin sentir nunca los dolores de la
humillación, sin saber nunca cómo era estar bajo el control de otra persona, sin
saber nunca cómo era ser despojado, golpeado? , y llevado a morir?
¿Preferiríamos un Salvador que no podría relacionarse con el aguijón del
rechazo público y el ridículo, que nunca fue desafiado, nunca incomprendido,
nunca difamado, nunca pagado con maldad por hacer el bien? ¿Es ese el tipo de
Mesías que queremos? ¿O queremos un Mesías que sufre y luego reina, que
muere y luego vuelve a vivir, que se entrega a sí mismo mucho antes de que nos
entreguemos por él? La elección debería ser obvia.

Hace más de mil novecientos años, a los seguidores judíos de Jesús se les
recordó cuán lejos llegó el Mesías para alcanzar y salvar al pueblo judío y al
mundo:

Como los niños tienen carne y sangre, él también compartió su humanidad. . . .


Porque ciertamente no son ángeles a quienes ayuda, sino descendientes de
Abraham. Por esta razón, tuvo que ser hecho como sus hermanos en todos los
sentidos, a fin de que pudiera convertirse en un sumo sacerdote misericordioso y
fiel en el servicio a Dios, y que pudiera hacer expiación por los pecados del
pueblo. Debido a que él mismo sufrió cuando fue tentado, él puede ayudar a los
que están siendo tentados.

Hebreos 2:14, 16-18


Por lo tanto, dado que tenemos un gran sumo sacerdote que ha atravesado los
cielos, Jesús, el Hijo de Dios, retengamos firmemente la fe que profesamos.
Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda simpatizar con nuestras
debilidades, pero tenemos uno que ha sido tentado en todos los sentidos, tal
como somos, pero que no tenía pecado. Acerquémonos al trono de la gracia con
confianza, para que podamos recibir misericordia y encontrar gracia para
ayudarnos en nuestro tiempo de necesidad.

Hebreos 4: 14-16

Los horrores del Holocausto deberían llevarnos al lado del Siervo sufriente en
lugar de alejarnos de él. Él puede identificarse con nosotros en nuestro dolor. Y
de la muerte (el Holocausto y la cruz) vino la resurrección: el Estado de Israel y
la resurrección del Mesías. ¡Aquí hay algunas similitudes!

Sin embargo, debemos reconocer que también hay algunas diferencias profundas
en estas dos experiencias de sufrimiento: el sufrimiento del pueblo judío y el
sufrimiento de Yeshua, ya que al reconocer estas diferencias, el trabajo de
nuestro Mesías se vuelve aún más importante, esencial, e incluso nos atrae.

Durante el Holocausto, como judíos sufrimos de mala gana. Si pudiéramos haber


detenido las atrocidades, lo habríamos hecho. Pero Jesús sufrió voluntariamente
y les dijo a sus discípulos que no pelearan en su nombre, ya que él vino a morir.
Vino a dar su vida como rescate por todos nosotros:

¿Crees que no puedo invocar a mi Padre y de inmediato me pondrá a mi


disposición más de doce legiones de ángeles? ¿Pero cómo se cumplirían
entonces las Escrituras que dicen que debe suceder de esta manera? . . . Porque
aun el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su
vida en rescate por muchos.

Mateo 26: 53-54; Marcos 10:45

Esta es la naturaleza del Pastor perfecto, el carácter del Mesías ideal: Jesús dijo:
"Yo soy el buen pastor". El buen pastor da su vida por las ovejas "(Juan 10:11).
Sí, de él está escrito:

Él no cometió ningún pecado, y no se encontró engaño en su boca. Cuando


lanzaron sus insultos hacia él, él no tomó represalias; cuando sufrió, no hizo
amenazas. En cambio, se confió a él que juzga con justicia. Él mismo cargó con
nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que podamos morir a los
pecados y vivir para la justicia; por sus heridas has sido sanado.

1 Pedro 2: 22-24

¡Eso es sufrimiento vicario!

Además de esto, hemos notado que, hasta cierto punto, nuestro sufrimiento en el
Holocausto se debió tanto a nuestros pecados como a los de los demás. Sin duda,
fuimos víctimas de los cuales fuimos maltratados y maltratados, pero no
estábamos totalmente libres de culpa como pueblo, como lo reconocieron
algunos de los pensadores judíos citados anteriormente y como se enseña
claramente en nuestra Torá, y así sufrimos, hasta cierto punto por nuestros
pecados Jesús, sin embargo, no cometió ningún pecado, y sufrió completamente
por los pecados de otros y por los pecados de otros. La gente lo mató, pero él
estaba muriendo por sus pecados. Nuevamente les digo: Yeshua es nuestro
Mesías ideal, un Rey justo impreso para siempre con las marcas del sufrimiento.

¿Cuál es entonces la opinión de muchos comentaristas y teólogos judíos que, a


través de los siglos, han sugerido que el sufrimiento de nuestro pueblo a manos
de las naciones era vicario, como se describe más claramente en Isaías 53 (v. 5:
"fue traspasado por nuestras transgresiones, fue aplastado por nuestras
iniquidades, el castigo que nos trajo la paz fue sobre él, y por sus heridas somos
sanados ") y como se articula en la fórmula del Talmud" la muerte de los justos
expía "(ver vol. , 3.15)? ¿Y qué hay de la aplicación específica de esta teoría al
Holocausto? Francamente, no funciona.

Nuestro sufrimiento en el Holocausto (y realmente, en la historia) no ha traído


sanidad a las naciones que nos afligieron. (¿Alguien pensaría que Alemania ha
263
sido sanada a través del Holocausto?) Por el contrario, nuestros sufrimientos
han traído juicio sobre las naciones que tan cruelmente nos afligieron. Como
ellos nos han tratado, Dios los ha tratado a cambio. Este fue un tema recurrente
en los profetas: "¡Ay de ti, oh destructor, tú que no has sido destruido! ¡Ay de ti,
oh traidor, tú que no has sido traicionado! Cuando dejes de destruir, serás
264
destruido; cuando dejes de traicionar, serás traicionado "(Isaías 33: 1).

Sin embargo, los sufrimientos de Jesús han traído sanidad a innumerables


millones de personas, tanto judíos como gentiles, que han encontrado la
misericordia, el perdón, la liberación, la redención y la restauración a través de
sus heridas. Su sangre derramada se ha convertido en una fuente de purificación
y limpieza para todos los que reconocerán su amor. ¿Puedes entender el peso de
esto? ¿Está comenzando a emerger una nueva imagen?

Verá, una cosa es sugerirle a Ignaz Maybaum que el sufrimiento judío en el


Holocausto fue una "crucifixión" judía, nacional. Otra cosa es argumentar que
realmente salvó a alguien. En realidad, no mejoró la naturaleza humana (solo
considere cuántas atrocidades nacionales han tenido lugar desde el Holocausto
en Camboya, en Rusia, en la ex Yugoslavia, en Ruanda), ni ha erradicado el
antisemitismo (este virus está creciendo de nuevo) en gran parte de Europa,
especialmente en la antigua Unión Soviética, y continúa intensificándose en el
mundo islámico), y tampoco dio como resultado el cese de las guerras y los
conflictos raciales.

¿Cómo entonces fue una "crucifixión" redentora? Parece que no fue redentor en
absoluto.

Reconozco, por supuesto, que en algunos círculos cristianos, incluido el


catolicismo romano, la era posterior al Holocausto ha estado marcada por un
265
reconocimiento y repudio parcial del antisemitismo. Sin embargo, la marea
general del odio judío continúa aumentando en todo el mundo, especialmente en
tierras islámicas. Más importante aún, no hay poder en el Holocausto para
cambiar o redimir a las personas. Aquellos que sobrevivieron, en su mayor parte,
no son mejores debido a ello, y las naciones que participaron en él no son más
humanas que antes. De hecho, algunas de esas naciones se han convertido en
líderes mundiales en la perpetración del revisionismo histórico, es decir, en la
266
búsqueda de negar que el Holocausto haya ocurrido. En contraste con esto,
aquellos que miran al sacrificio del Mesías en la cruz encuentran el amor de Dios
de primera mano y se encuentran con la misericordia y la gracia.

También debemos admitir que el Holocausto en realidad no proporciona ningún


antídoto para la realidad del mal humano. La muerte de Yeshua en la cruz, sin
embargo, es el antídoto final: Dios mismo, en la persona de su siervo el Mesías,
exigió la pena completa por el pecado humano y mostró la profundidad de ese
pecado a través de la cruz. Después de todo, lo más cerca que estuvo la raza
humana de un encuentro cara a cara con Dios fue en la persona del Mesías, y
nosotros, raza caída como somos, lo matamos.
La cruz dice que las personas son capaces de las formas más básicas del mal, que
los seres humanos no pueden salvarse a sí mismos, y que solo una forma drástica
y radical de expiación, la muerte del Hijo de Dios, posiblemente puede pagar
nuestros pecados. Por lo tanto, es con completa justificación que llamamos a
Jesús el Salvador del mundo. Como la Carta a los Hebreos afirmó hace casi dos
mil años, "Él puede salvar completamente a los que se acercan a Dios por medio
de él, porque él siempre vive para interceder por ellos" (Hebreos 7:25).

Por lo tanto, la cruz significa sacrificio, la cruz significa expiación, la cruz


significa que hay esperanza para el peor de los pecadores. Y como lo enfaticé
antes (arriba, 2.6), la cruz no es una imagen de orgullo triunfalista o un símbolo
de un Cruzado conquistador. Más bien, es un símbolo de humillación y dolor, de
sufrimiento y muerte, de ser abandonado por Dios y el hombre. Esa es la imagen
por la cual se conoce a nuestro Mesías, y es una imagen que debería atraer, no
repeler, a nuestro pueblo judío, especialmente a la luz del Holocausto.

Ahora, reconozco plenamente que hay docenas de preguntas fundamentales


sobre el Holocausto que ni siquiera he planteado, pero mi intento no ha sido
intentar abordar todas las cuestiones importantes, ni afirmo tener explicaciones
completas y completas para todas ellas. En cambio, quiero alentarlos a que vean
a Jesús y su relación con el Holocausto, en realidad, su relación con nuestro
sufrimiento a través de los siglos, bajo una luz completamente nueva. Él es uno
de nosotros. Y cuando veas una fotografía de un niño judío siendo llevado
desnudo al crematorio, quiero que mires de nuevo: Jesús está parado allí
también.

Rezo para que escuches su llamado: "Vengan a mí, todos ustedes que están
cansados ​​y agobiados, y les daré descanso". Toma mi yugo sobre ti y aprende de
mí, porque soy amable y humilde de corazón, y encontrarás descanso para tus
almas. Porque mi yugo es fácil y mi carga es liviana "(Mateo 11: 28-30).
¿No es hora de que descuentes tu pesada carga? Tu carga de pecado, de culpa, de
tristeza, de dolor, de confusión, de tristeza, de alienación, de amargura, de ira, de
duda, de incredulidad, de ¿Qué es lo que te pesa o te separa de Dios, y en su
lugar toma la carga del Mesías? Él ya ha llevado la parte pesada para ti, todo el
camino hasta la cruz. Tu carga puede ser ligera.

2.11. La razón principal por la cual los cristianos son tan celosos para
convertir a los judíos a sus creencias es para legitimar su fe. El hecho de que
el pueblo de Jesús lo haya rechazado es un problema real para el
cristianismo.

Nunca he conocido a un solo cristiano en toda mi vida, y he conocido a muchos,


que pensaban que su propia fe sería legitimada si podían convencer a un judío de
que creyera como ellos lo hicieron. En todo caso, dado que la Biblia hebrea nos
indicaba que la mayoría de nuestro pueblo judío rechazaría al Mesías cuando
vino por primera vez, no nos sorprende que nuestro pueblo, en general, lo haya
rechazado y que todavía lo rechacen hoy. Las principales razones por las que los
cristianos a menudo son especialmente entusiastas para ganar a los judíos para su
fe son: (1) Como seguidores de Jesús, el Mesías judío, tienen un amor especial
por el pueblo judío; (2) es especialmente doloroso para ellos pensar en la Gente
del Libro perdiéndose el Mesías de ese Libro, de la propia carne y sangre de
Yeshua que no lo reconocen; y (3) muchos cristianos creen que al final de esta
era habrá un giro generalizado de los corazones de nuestro pueblo judío de
vuelta a Dios y a su Mesías, anunciando el regreso del Mesías. Por lo tanto,
rezan para que esto se lleve a cabo y hacen todo lo posible para ayudar a acelerar
este proceso al contarles a sus amigos y colegas judíos las buenas nuevas sobre
el Mesías.
Recuerdo un incidente que ocurrió cuando viajaba por los Estados Unidos con
mis padres y mi hermana en el verano de 1966. Fuimos a un restaurante en
Texas, y en el menú había un bistec anunciado como un "New York Cut". "Mi
padre comentó:" He vivido en Nueva York toda mi vida ", tenía alrededor de
cincuenta y dos años en ese momento," y nunca he oído hablar de un filete New
York Cut ". Tenía que ir a Texas para aprender sobre ¡eso! De manera similar,
cuando he estado en restaurantes en otros lugares de los Estados Unidos y he
visto un filete de "corte de Texas" en el menú, me he preguntado si los tejanos
sabrán lo que esto significa. Lo dudo, simplemente porque tal cosa realmente no
existe.

De la misma manera, nunca escuché acerca de los seguidores de Jesús (ya sean
judíos o gentiles) que necesitan ganar a los judíos en su sistema de creencias
para validar su propia fe. ¡Aprendí sobre este cargo de los anti-misioneros! No es
267
más real que la existencia de un filete de bistec especial de Nueva York.

Es cierto que los líderes de la iglesia en los primeros siglos se sintieron


frustrados de que más judíos no pusieran su fe en Jesús. Esto,
desafortunadamente, solo confirmó a estos líderes que el pueblo judío en su día
no era diferente al pueblo judío en los días de Moisés, los profetas y el Mesías,
rechazando consistentemente a los mensajeros del Señor (ver arriba, 2.8). Como
resultado, en lugar de este rechazo judío de Jesús cambiando sus puntos de vista
sobre el Mesías, en realidad confirmó sus puntos de vista sobre el pueblo judío.

Por supuesto, cuando eres parte de un grupo minoritario, especialmente uno que
es perseguido por sus creencias, si una persona docta o influyente de la
comunidad que te ha excluido tiene un cambio de opinión y cree lo mismo que
tú, te alentarán. por esto. Por ejemplo, si te criaron como un judío secular
altamente intelectual y se convirtió en ortodoxo a la edad de cuarenta años -para
la conmoción e incluso el ridículo de todos tus amigos judíos seculares e
intelectuales- te ayudaría mucho si una de estas personas ( quizás el más
brillante de todos) se convenció de que el judaísmo tradicional era cierto,
convirtiéndose en religioso (o ella misma).

De la misma manera, estoy seguro de que los cristianos y los judíos mesiánicos
son bendecidos y animados cuando se enteran de que un rabino ortodoxo o un
agnóstico judío brillante ha nacido de nuevo (véase Juan 3: 3, 5) y ha sido
transformado radicalmente por Jesús Mesías. Pero esto apenas confirma o valida
su propia fe. Si lo hiciera, ¡difícilmente merecerían ser llamados creyentes en
primer lugar! Los seguidores de Jesús en todo el mundo soportan privaciones,
palizas, privaciones, encarcelamientos, torturas e incluso martirio en lugar de
negar a su Señor, y Jesús llamó a su pueblo a ser fiel a pesar de tal sufrimiento
(véase más arriba, 2.6). Apenas apoyó una fe que sería tan débil que requería la
fe de otras personas (ya fueran judíos o gentiles) para confirmar su realidad.

¿Muchos cristianos tratan especialmente de llegar a los judíos con las buenas
nuevas del Mesías? Naturalmente, por las razones indicadas anteriormente. De
hecho, hay una anécdota bien conocida que involucra a Charles Simeon, un
santo líder de Cambridge en el siglo XIX y gran amante del pueblo judío:

Una vez, en una reunión misional, Simeón parecía tan entusiasmado con el
futuro de los judíos que un amigo le pasó un trozo de papel con la pregunta:
"Seis millones de judíos y seiscientos millones de gentiles, ¿cuál es el más
importante?" Simeón enseguida garabateó: "Si la conversión [del giro] de los
268
seis es la vida de los muertos a los seiscientos, ¿entonces qué?"

Por lo tanto, es cierto que muchos cristianos sienten que el regreso del pueblo
judío a su Mesías es de verdadera importancia. Aún así, debes comprender que
de la gran mayoría de los esfuerzos de alcance cristiano en todo el mundo, solo
se gasta el menor porcentaje de ingresos y esfuerzo en llegar al pueblo judío.
Hay dos mil millones de personas que nunca han escuchado el nombre de Jesús,
y mucho menos el mensaje completo de su amor redentor. Son estas personas las
que reciben atención especial de las organizaciones de misiones cristianas,
mientras que los cientos de millones de personas que solo tienen un
conocimiento limitado de la gracia del Mesías también ocupan un lugar
destacado en la lista de prioridades.

"Entonces, ¿qué hay de las grandes cantidades de dinero que los cristianos donan
269
al evangelismo judío? ¿Cómo se explica eso? "

Bueno, te dije que los cristianos están involucrados en tratar de llegar a los
judíos con las buenas nuevas del Mesías, y se le da algo de dinero a esto. Pero en
cuanto a "grandes cantidades de dinero" que los cristianos donan para el
evangelismo judío, ¿dónde está? Los fondos para el ministerio judío son
notoriamente escasos, y muchas congregaciones judías mesiánicas, en Estados
Unidos y en Israel, tienen presupuestos reducidos. La gran cantidad de fondos
simplemente no está allí. Una vez más, esto es un mito.

Sin embargo, necesito corregir un último concepto erróneo, y esa es la idea de


que los judíos que se convierten en seguidores del Mesías se han convertido a
otra religión y ya no son judíos (véase más arriba, 1.2-1.4). ¿Que quiero decir?
Este ejemplo puede hablar por sí mismo: cuando un cristiano preguntó a uno de
mis amigos judíos mesiánicos cómo se sentía ser un judío convertido, dijo: "No
sé, porque no es pecado ser judío. ¡No soy un judío convertido, soy un pecador
convertido! "Creo que entiendes el punto.

2.12. Aunque los judíos se han visto obligados a sostener debates públicos
con cristianos en el pasado, los judíos han ganado todos los debates. Incluso
puedes consultar los registros cristianos para verificarlos.
Por el contrario, los primeros registros de debate y diálogo entre judíos sobre el
tema del mesianismo de Jesús indican que los seguidores de Jesús ganaron
decisivamente. Sus hechos están equivocados aquí. Por supuesto, no hay defensa
para los debates forzados de la Edad Media, y estaría más que feliz si los rabinos
ganaran estos debates contra sus oponentes teológicos, ya que estos líderes
cristianos eran apenas representantes fieles del Mesías. Pero dejemos de lado la
historia por el momento, ya que ninguno de nosotros estuvo presente para
presenciar ninguno de los debates del pasado. Durante años, la comunidad
rabínica dijo que los judíos que creían en Jesús fueron engañados y engañados
debido a nuestra ignorancia y falta de erudición, así que comenzamos a desafiar
a los líderes rabínicos para que discutieran los temas en público. ¿Sabes lo que
pasó? Estos debates fueron tan bien que distribuimos copias de audio y video de
estos foros públicos a judíos interesados ​​de todos los orígenes. Los rabinos a
quienes debatimos no.

Los primeros registros de debates entre judíos que creyeron en Yeshua como el
Mesías y los judíos que no lo hicieron se encuentran en el Libro de Hechos del
Nuevo Testamento. Incluye varios relatos interesantes, todos los cuales cuentan
la misma historia: ¡Los judíos mesiánicos tenían mejores argumentos!

Está escrito sobre Saulo de Tarso (también llamado el apóstol Pablo) que
inmediatamente después de reconocer que Jesús era el Mesías -antes de esto
había sido el más firme opositor de Jesús entre sus contemporáneos judíos-,
Saulo se hizo cada vez más poderoso y desconcertó al Judíos viviendo en
Damasco demostrando que Jesús es el [Mesías] "(Hechos 9:22). Esto se
convirtió en el patrón de su trabajo en cada ciudad que visitó: "Como era su
costumbre, Pablo entró en la sinagoga, y en tres días de reposo razonó con ellos
de las Escrituras, explicando y probando que el [Mesías] tenía que sufrir y
resucitar de entre los muertos 'Este Jesús que te estoy proclamando es el
[Mesías]', dijo él '(Hechos 17: 2-3).
Curiosamente, uno de los colegas de Pablo, un hombre judío instruido y
elocuente llamado Apolo, también participó en el debate y el diálogo en las
sinagogas. De él se registra que "refutó enérgicamente a los judíos en el debate
público, demostrando por las Escrituras que Jesús era el [Mesías]" (Hechos
18:28).

Ahora, simplemente puede decir: "No acepto estos registros. Están escritos desde
una perspectiva sesgada ".

Pero debe recordar dos cosas: en primer lugar, afirmó (como lo hacen muchos
judíos religiosos) que la historia (específicamente, la historia cristiana) registra
que los judíos que rechazaron a Jesús ganaron todos los debates con los judíos
que siguieron a Jesús. Le he mostrado que la historia (cristiana) no respalda su
afirmación. En segundo lugar, podría decir fácilmente que son sus fuentes las
que están sesgadas, ya que los relatos de importantes debates a los que usted se
refiere han sido transmitidos por judíos tradicionales. ¿Por qué deberían
considerarse estos más confiables que las fuentes cristianas? Además, en algunos
casos, los registros judíos tradicionales son los únicos que tenemos, por lo que
no podemos medir completamente su exactitud, mientras que en otras ocasiones
270
las fuentes de la iglesia ofrecen una explicación muy diferente.

Hay algo más que vale la pena mencionar. La mayoría de los rabinos hacen
referencia al famoso debate de Barcelona entre el rabino Moses ben Nachman
(conocido como el Ramban o Nachmanides) y un judío católico (rebautizado
como Pablo Christiani) como un excelente ejemplo de la supremacía de la
posición judía tradicional. Pero si los judíos tradicionales siempre ganaron, ¿por
qué siempre apuntan a este debate? ¿Por qué aceptar la versión de Ramban al pie
de la letra mientras rechazan la versión católica del debate? E incluso si Ramban
realmente ganó el debate, algo que bien pudo haber hecho, debemos recordar
que fue uno de los eruditos más grandes en la historia del judaísmo. No sería una
271
sorpresa si demostrara ser el mejor polemista.
Pero dejemos la historia de lado por un momento. Yo mismo he debatido sobre
varios rabinos -en campus universitarios, en sinagogas (a pedido del rabino), en
la radio y en la televisión-presentando pruebas claras y bíblicas de que Jesús es
el Mesías y refutando los argumentos de que él no es el Mesías . Algunos de mis
amigos y colegas han participado en debates similares. ¿Cuáles fueron los
resultados? Puedes juzgar fácilmente por ti mismo.

En primer lugar, puede escuchar estos debates en una cinta de audio o ver los
que se grabaron en video. En segundo lugar, puede hacerse una pregunta: ¿por
qué mi organización ministerial distribuye activamente todos y cada uno de los
debates grabados que he realizado con los rabinos, algunos de los cuales son
estudiosos respetados o líderes anti-misioneros, mientras que aquellos que debatí
272
prácticamente nunca distribuyen los debates? ¿Qué te dice esto?

En 1995, estuve en Phoenix, Arizona, para un debate sobre el campus de la


Universidad Estatal de Arizona con el rabino Dr. J. Immanuel Schochet, un
reconocido erudito de misticismo y mesianismo judíos y un firme opositor de
273
Jesús como Mesías. Una pareja judía mayor se me acercó unos días antes del
debate y dijo: "Nuestra hija cree en Jesús, y realmente nos ha estado instando a
adoptar su fe. ¿Qué dices? "Respondí:" Ve al debate y escucha con atención al
rabino Schochet y a mí, y decídete por ti mismo. Quiero que escuches lo mejor
de ambas partes antes de llegar a ninguna conclusión ".

La razón por la que pude responder de esa manera fue porque Yeshua es el
Mesías prometido a nuestro pueblo en las Escrituras hebreas, y el debate y el
diálogo honestos solo pueden confirmar esta conclusión. No tenemos nada que
ocultar y nada de lo que deberíamos avergonzarnos. Así que estudie las
274
Escrituras, repase los argumentos y pídale a Dios que lo guíe a la verdad.
2.13. Dentro de dos generaciones, los seguidores judíos de Jesús (bajo la
influencia de Pablo) habían abandonado sus prácticas judías, sentando un
precedente que ha permanecido igual hasta nuestros días: los judíos que se
vuelven cristianos pierden toda conexión con el judaísmo en dos
generaciones.

Tus datos están completamente equivocados. Sabemos que hubo seguidores


judíos de Jesús observando el sábado, leyendo en hebreo, reverenciando la Torá,
por lo menos durante los primeros cuatrocientos años de la historia de la iglesia.
Esto fue a pesar del hecho de que estos judíos mesiánicos fueron excluidos de la
sinagoga por los judíos rabínicos e incomprendidos por los cristianos gentiles.
En nuestros días, hay judíos mesiánicos de cuarta y quinta generación, algunos
de los cuales han hecho aliá y cuyos hijos ahora sirven en el ejército israelí. Una
vez más, esto ha sucedido a pesar de la presión de la comunidad judía tradicional
y el malentendido ocasional de los cristianos gentiles.

En respuestas anteriores (arriba, 2.6-2.7), te expliqué que los primeros


seguidores de Jesús, todos los cuales eran judíos, a menudo eran perseguidos por
otros judíos que lo rechazaron. Luego, alrededor del año 90 EC, los principales
líderes rabínicos decidieron que una oración (en realidad una imprecación o
maldición) contra los "herejes" sería recitada en las sinagogas para eliminar a
cualquier posible Judío Mesiánico. Su identidad sería conocida de inmediato
275
porque no podrían recitar una maldición dirigida contra ellos mismos.

Lo que debes comprender es esto: los líderes rabínicos hicieron esto porque estos
discípulos judíos de Yeshua todavía asistían a la sinagoga más de sesenta años
después de la muerte y resurrección del Mesías. Eso significa que los nietos de
algunos de los primeros creyentes judíos aún no habían salido de las sinagogas
en masa. De hecho, Jacob (Santiago), el hermano de Jesús, era un líder judío de
gran prestigio cuya lapidación a instancias de un sumo sacerdote saduceo causó
276
un alboroto entre muchos de los judíos.

Por supuesto, Jesús había advertido a sus seguidores que llegaría ese momento
(ver Juan 16: 2, "Te sacarán de la sinagoga"), pero lo que debería llamarte la
atención es que estos creyentes judíos fueron apagados por otros judíos; ellos
simplemente no se fueron.

A pesar de este duro trato, que incluyó el ostracismo social doloroso, los
creyentes judíos continuaron siendo fieles tanto a su Mesías como a su herencia,
rechazando la autoridad vinculante de las tradiciones de los rabinos, pero
277
aferrándose a las Escrituras escritas. A medida que la iglesia se volvió cada
vez más gentil -un desarrollo bastante natural cuando piensas en los miles de
gentiles que acudieron en tropel al Dios de Israel cuando les contaron las buenas
nuevas sobre Jesús el Mesías- algo muy antinatural comenzó a suceder. La
iglesia comenzó a olvidar sus raíces judías (¡qué extraño!), Mirando con recelo a
estos judíos mesiánicos (llamados nazarenos) que se adhirieron al Evangelio y a
la Torá. A pesar de todo esto, estos creyentes judíos continuaron firmes en su fe
durante siglos.

Varios líderes cristianos gentiles prominentes escribieron acerca de ellos,


generalmente enumerando las mismas características clave: se adherían a la
Torá; algunos de sus libros del Nuevo Testamento fueron escritos en hebreo (o
278
arameo); y se aferraron a las enseñanzas fundamentales de Jesús y sus
279
emisarios. Es falso, por lo tanto, afirmar que los seguidores judíos de Jesús se
asimilaron a la cultura gentil en dos generaciones.
También hay algunos factores políticos importantes que debes tener en cuenta.
Según nuestra mejor reconstrucción de los eventos, cuando Jerusalén fue atacada
por los romanos a finales de los 60 de esta era, los judíos mesiánicos huyeron a
la ciudad de Pella (ahora en Jordania), habiendo sido advertidos por Jesús de que
la ciudad y el templo Se destruido. (Cf., por ejemplo, Mateo 24: 15-16: "Así que
cuando vean de pie en el lugar santo 'la abominación que causa la desolación',
mencionado por el profeta Daniel, que el lector entienda, entonces que los que
están en Judea huir a las montañas. ") Esto aparentemente fue visto con
desaprobación por otros segmentos de la comunidad judía, quienes lo
280
consideraron un acto de traición.

Sesenta años más tarde, cuando Simeón Bar Kochba lanzó su guerra contra
Roma en 132 EC, es posible que los judíos mesiánicos hubieran estado
dispuestos a unirse a la revuelta, excepto por el hecho de que se proclamó a sí
mismo como el Mesías. Como resultado, no podían luchar en su nombre y, a su
vez, fueron severamente perseguidos por este valiente pero despiadado general.
281
Así, los seguidores judíos de Yeshua se enfrentaron al resentimiento, la
exclusión, la oposición e incluso la persecución violenta de su propio pueblo, sin
embargo, muchos de ellos seguían siendo judíos leales.

Ahora, no tengo ninguna duda de que a lo largo de la historia numerosos judíos


que han puesto su fe en Yeshua se han asimilado a la cultura circundante
(iglesia), pero esta no era la norma al principio, y está cambiando nuevamente en
nuestros días. Por ejemplo, en los últimos veinte años, muchos judíos mesiánicos
han hecho aliá a Israel, de modo que sus hijos ahora están involucrados en todas
las facetas de la sociedad, incluido el servicio en el ejército israelí, y los hijos de
sus hijos serán nativos (llamados sabras en Hebreo). También hemos llegado a
un punto hoy, incluso en América, en el que hay judíos mesiánicos cuyos padres,
282
abuelos, bisabuelos y tatarabuelos han sido seguidores judíos de Jesús.
Además de esto, los verdaderos cristianos de todo el mundo no solo han
comenzado a entender y apreciar sus raíces espirituales judías, sino que lo han
hecho con entusiasmo, reconociendo la importancia de las congregaciones judías
mesiánicas y haciendo cosas tales como organizar sedes de Pascua en sus
iglesias y celebrando la fiesta de los tabernáculos. Sin embargo, la comunidad
judía, desde los ultraortodoxos hasta la Reforma, ha excluido a los judíos
mesiánicos y les ha privado de sus derechos como judíos, a veces incluso
negándose a permitir que sus seres queridos sean enterrados en cementerios
judíos.

Bueno, recuerdo el dolor experimentado por mis queridos amigos mesiánicos


judíos cuando su quinto hijo, una niña de nueve meses, murió de un raro
desorden genético, y los funcionarios del cementerio judío se negaron a permitir
que la enterraran allí. . Afortunadamente, el cementerio rápidamente reconsideró
(aunque bajo presión), y el pequeño tesoro fue puesto en el suelo en un servicio
de sepultura profundamente conmovedor y glorificador de Dios. Las palabras del
padre todavía están frescas en mis oídos: "Amo mucho a mi hija, pero amo aún
más a Dios", seguida de su recitación de la antigua plegaria judía llamada
Kaddish del Mourner. Las palabras de la madre fueron igualmente
conmovedoras: "Me siento muy especial hoy, porque he tenido la alegría de estar
con mi hija durante estos nueve meses, y ahora la he entregado al Señor para que
él la disfrute.

Sin embargo, esto no solo es doloroso, también es irónico, ya que algunos de los
rabinos que dicen: "Los judíos que siguen a Jesús pierden todo apego a su gente
y su herencia" son los mismos que nos fuerzan a alejarnos de nuestro pueblo y
nuestra herencia. Nos dicen que hemos perdido nuestras raíces judías, y luego
nos llaman engañosos cuando tratamos de ser fieles a esas mismas raíces. (Ver
también 1.5.)

Por supuesto, podría abordar su objeción aquí de una manera diferente,


indicándole que el judaísmo tradicional no es necesariamente el judaísmo de
Dios, es decir, que no es necesariamente la verdadera fe para nuestro pueblo. Ha
rechazado tanto a los creyentes mesiánicos como al Mesías, e incluso ha anulado
ciertas partes de las Escrituras (véase el volumen 3).

Las preguntas correctas podrían ser realmente: ¿qué requiere Dios de nosotros
como judíos? ¿Qué considera él fidelidad a nuestra herencia y vocación? Quizás
estas sean las preguntas que deberíamos hacernos a nosotros mismos como
judíos.

2.14. ¡Solo mira la iglesia! ¿Quién tiene la razón? ¿Los protestantes, los
católicos romanos, los ortodoxos griegos, los mormones, los judíos
mesiánicos? Incluso los así llamados cristianos no pueden ponerse de
acuerdo entre ellos.

Estoy un poco sorprendido por su objeción, ya que hay varias variaciones


importantes en el judaísmo, que van desde reconstruccionista a ultraortodoxo, y
algunas ramas ni siquiera consideran a los demás como verdaderamente judíos
en absoluto. Entonces, ¿cómo se puede acusar al cristianismo debido a las
diferencias? Aún así, me complace responder a su pregunta: en primer lugar, no
todos los que se hacen llamar cristianos realmente lo son. En segundo lugar, hay
una armonía en todo el mundo entre los verdaderos cristianos con respecto a los
fundamentos de la fe. Tercero, los principales desacuerdos tienden a surgir solo
cuando la autoridad del Nuevo Testamento es negada o subyugada a las
tradiciones e interpretaciones humanas. Cuando regrese a lo que enseñaron Jesús
y sus seguidores, puede ver quiénes son sus verdaderos seguidores hoy.

A principios de la década de 1980, un rabino conservador me invitó a tener un


diálogo / debate público con él en su sinagoga sobre la profecía mesiánica, la
creencia en Jesús como el Mesías y el cristianismo primitivo (es decir, en los
días del Nuevo Testamento, aunque el término cristianismo no existía en ese
momento). Este rabino y yo habíamos sido amigos durante algunos años, y
ambos habíamos aprendido mucho el uno del otro, así que no fue una sorpresa
para mí cuando este rabino dijo durante uno de nuestros intercambios: "Una cosa
que aprendí de Michael es que no todos los que dicen ser cristianos son
realmente cristianos. En realidad, solo un pequeño porcentaje de aquellos que
nacen en la fe cristiana son creyentes genuinos ". ¡Exactamente!

Verán, desde el exterior, es fácil pensar que hay infinitas variedades de la fe judía
cristiana o mesiánica hasta el punto de que es casi imposible incluso definir qué
hace a alguien un verdadero cristiano. Pero eso es solo una percepción desde el
exterior. Desde el interior, todo está muy claro. De hecho, el mismo Jesús
advirtió a sus seguidores que falsos mesías y falsos profetas surgirían y
engañarían a muchos, y varias décadas más tarde, sus seguidores advirtieron a
otros creyentes mesiánicos, tanto judíos como gentiles, sobre engañadores que
desviarían al pueblo de Dios. Estas advertencias -con directrices claras- se
registran en el Nuevo Testamento mismo, lo que significa que el Nuevo
Testamento mismo nos dice cómo distinguir entre creyentes falsos y verdaderos
creyentes.

"Pero", preguntas, "¿qué pasa con los cristianos que ya no aceptan el Nuevo
Testamento como divinamente inspirado? Seguramente usted sabe que muchos
teólogos cristianos no creen lo que Pablo y Pedro escribieron o lo que Mateo y
Lucas afirman que dijo Jesús ".

Por supuesto, estoy enterado de esto. El problema es que estos teólogos no son
cristianos. Si niegan los fundamentos de la fe-y otra vez, hago hincapié en que
usted, no son fundamentos claros descritos en las Escrituras, a continuación, se
han apartado de la fe. De la misma manera, los judíos ortodoxos dirían que los
judíos reformistas o reconstruccionistas que dicen que las Escrituras hebreas no
fueron divinamente inspiradas y autorizadas se han desviado de la fe. La
diferencia en este caso es que nadie nace cristiano (ver más arriba, 1.2) mientras
que las personas nacen judías. Por lo tanto, en el caso de alguien que dice ser
cristiano y rechaza la fe cristiana histórica, esa persona no esun cristiano. En el
caso de un judío que niega al Dios de Israel y la Torá de Israel, esa persona aún
sería judía, aunque un judío que niega a Dios y rechaza las Escrituras. Ambas
personas, sin embargo, serían culpables de apartarse de la fe.

Curiosamente, muchos eruditos judíos hoy en día reconocen que en el tiempo de


Yeshua hubo en realidad varios Judaísmos, a diferencia de un Judaísmo, y estos
Judaísmos cada uno tenían algún derecho a ser una expresión legítima de la fe.
283
Lo que los hizo judaísmos fue que había varios principios básicos que los
unían, incluida la creencia en un solo Dios, la creencia en el llamado especial del
pueblo judío y la creencia en la Torá de Moisés. (Por cierto, uno de los
judaísmos del primer siglo que tenía estas creencias fundamentales era el
284
judaísmo mesiánico! Sigue teniendo estas creencias hasta el día de hoy.) Las
variaciones tenían que ver con cosas tales como la creencia en la autoridad de las
tradiciones de los sabios o la creencia en la vida futura, por nombrar solo
algunos. Pero sus creencias básicas eran las mismas.

Por otro lado, incluso dentro de una expresión judía particular, como el judaísmo
farisaico (o rabínico), había argumentos constantes sobre detalles menores y
fallos legales. De hecho, todo un tratado de la Mishná está dedicado a asuntos
285
disputados entre las dos principales escuelas rabínicas. ¿Cómo entonces los
eruditos judíos tradicionales vieron estas diferencias en sus propias tradiciones?
Según Maimónides, eran como las puntas de las ramas de un árbol. El árbol y las
ramas estaban todos unidos, y solo las puntas -en otras palabras, las minucias
286
más pequeñas de interpretación legal- mostraban divergencias.

Con respecto, entonces, a las expresiones de fe judías, hubo grandes variaciones


del judaísmo en el primer siglo de esta era así como existen grandes variaciones
en el judaísmo hoy en día, aunque algunas de las versiones actuales realmente se
han apartado de cualquier reclamo al nombre judaísmo, ya que niegan algunos
de los principios básicos de la fe judía. También es verdad que incluso dentro de
una corriente particular del judaísmo, ha habido diferencias y aún existen
diferencias periféricas menores.

El mismo resumen se puede dar con respecto a la fe cristiana, o judía mesiánica:


Hay diferentes expresiones de la fe mesiánica que concuerdan con los
fundamentos, hay expresiones de la fe que no son dignas de ese nombre (ya que
han negado los fundamentos ), e incluso dentro de una corriente particular de la
fe, quedan diferencias menores y periféricas. Lo que es importante recordar es
que los primeros creyentes en Jesús -por siglos, de hecho- se aferraron a un
cuerpo primario de escritos autoritarios, y por lo tanto, hoy podemos identificar
con certeza a aquellos que permanecen fieles a esos escritos, a pesar de algunos
287
diferencias y variaciones.

¿Cuáles son entonces las creencias centrales de la fe mesiánica (cristiana)? Los


seguidores de Jesús creen que él es el Mesías de los judíos y el Salvador de toda
la humanidad, que vino en cumplimiento de las Escrituras Hebreas, que
comparte tanto una naturaleza divina y humana (véase vol. 2, 3.1 a 3.4 para
detallado discusión de esto), que vivió una vida sin pecado, que murió por
nuestros pecados y resucitó de los muertos, que un día volverá y juzgará al
mundo, que su sacrificio en nuestro nombre es el único medio aceptable de
perdón, que a través de la fe en él, todas las personas -incluso la peor de los
pecadores- pueden reconciliarse con Dios y comenzar una nueva vida, que los
verdaderos creyentes serán conocidos por sus buenos frutos, y que habrá un cielo
final para los creyentes y un final infierno para aquellos que se niegan a creer.

Lo que encuentro sorprendente es que en todo el mundo, en cada país que he


visitado, he conocido a cristianos que experimentaron el mismo poder de
transformación mediante la fe en Jesús el Mesías, incluidos ex hindúes,
musulmanes, budistas, animistas, ateos, terroristas, alcohólicos, drogadictos,
prostitutas, lo que sea, y que creen en los mismos fundamentos de la fe. Amigos
míos que han hablado en hasta noventa países diferentes pueden dar fe del
mismo fenómeno: existe una unidad sobrenatural entre aquellos que realmente
creen y que han llegado a conocer a Dios a través de Yeshua. ¡Es maravilloso!
Esta unidad sobrenatural de la iglesia es en realidad uno de los mejores
argumentos para la fe mesiánica, en lugar de ser su talón de Aquiles.

2.15. El cristianismo es simplemente otra gran religión mundial, como el


Islam, el hinduismo o el budismo. Ciertamente no es la verdadera fe
mesiánica y la única manera de encontrar a Dios. De hecho, considero que
es el colmo de la arrogancia que Jesús afirmó que era el único camino hacia
el Padre. Esta es una presunción de mentalidad mezquina en su peor
momento.

Así como los judíos tradicionales creen que Dios comunicó su voluntad a
nuestro pueblo -su única voluntad- a través de Moisés, también los seguidores de
Jesús creen que Dios comunicó su camino de salvación a todos los pueblos, su
único camino, a través del Mesías. Si bien reconocemos que hay muchas
tradiciones hermosas y valiosas enseñanzas éticas que se encuentran en todas las
religiones del mundo, creemos que es solo a través del Mesías -quien es llamado
el Salvador del mundo en los escritos del Nuevo Testamento- que la gente puede
verdaderamente ser salvo de sus pecados. Cuando piensas en esto, esto no es
realmente sorprendente: si hay un solo Dios y somos su creación (a diferencia de
que él sea nuestra creación), tiene sentido que sea él quien nos dicte cómo
podemos saber él, servirlo, y recibir el perdón de él.

Al principio, parecería ser el colmo de la arrogancia y la intolerancia afirmar que


las personas pueden entrar en una relación correcta con Dios solo a través de
Jesús. Después de todo, hay gente sincera, moral y temerosa de las deidades en
todas las religiones del mundo. ¿Por qué los cristianos piensan que su religión
por sí sola es correcta? ¿Por qué no seguir la enseñanza del judaísmo tradicional
de que los justos de todas las naciones, no solo Israel, o en este caso, la iglesia,
288
tienen un lugar en el mundo venidero?

Pensemos a través de esta objeción. En el mundo natural, sabemos que a menudo


hay un solo camino que conduce a un determinado destino o solo una respuesta
correcta para realizar una prueba. ¿Por qué debería ser diferente en el ámbito
espiritual? Si hay un solo Dios, algo afirmado por el judaísmo, el islam y el
cristianismo, ¿por qué es tan difícil imaginar que él decida cómo la gente entra
en una relación correcta con él? Seguramente, si él está realmente allí, tiene
perfecto sentido que sea él quien establezca las normas y tome las decisiones. De
hecho, sin duda es igual de lógico, en realidad, es mucho más lógico, creer esto
que creer que todos hacen su propio camino hacia Dios (o los dioses).

¿Es posible que haya algún verdades que son absoluta y universal? ¿Es posible
que haya muchas formas hechas por el hombre para entrar en una relación
correcta con Dios, pero solo una manera divinamente ordenada de hacerlo bien
con él? ¿Quién dice que decidimos cómo adorar y servir a la deidad? ¿Quién
dice que nuestras creencias son correctas simplemente porque creemos que
tienen razón? Si un hombre que conduce hacia Los Ángeles cree sinceramente
que está conduciendo hacia Nueva York, eso no cambia el hecho de que en
realidad está conduciendo en la dirección equivocada. Es lo mismo
espiritualmente: el hecho de que las personas crean sinceramente que su religión
es correcta no significa por un segundo que su religión sea, de hecho, correcta.

Ahora vamos un paso más allá. Si las diferentes religiones creen cosas que son
mutuamente contradictorias acerca de la deidad, por ejemplo, él es uno y él / ella
/ ellos son muchos; o no debe ser representado con imágenes grabadas vs. él /
ella / ellos deberían ser representados con imágenes grabadas; entonces, o uno o
todos están equivocados. Pero no todos pueden estar en lo correcto. Por lo tanto,
si al menos algunas de las religiones del mundo están equivocadas, entonces
quizás una de ellas sea correcta. El solo hecho de que estas religiones a menudo
se contradicen en las formas más fundamentales sugiere que alguien ha perdido
el camino en alguna parte.

Pero, ¿no es arrogante para los cristianos decir que solo a través de Jesús las
personas pueden enmendarse con Dios? No es más arrogante que para otros
decir que Jesús es un camino entre muchos, declarando así que las creencias de
más de mil millones de cristianos, el mayor grupo religioso individual, están
equivocadas. Porque si hay muchas formas diferentes de Dios / los dioses,
entonces el cristianismo está equivocado. Si el cristianismo es correcto, entonces
las otras religiones están equivocadas. De cualquier manera, millones de
personas están equivocadas en lo que creen.

Incluso en lo que respecta al pueblo judío, la gran mayoría de los judíos actuales
no cree que Dios haya hablado literalmente a Moisés en el Monte Sinaí o que el
estilo de vida tradicional judío es el único estilo de vida judío que agrada
plenamente a Dios. Pero esto no impide que los judíos ortodoxos crean que su
camino es el correcto, a pesar de que pertenecen a una minoría muy pequeña.
Todas las diferentes creencias judías en el mundo de hoy, desde el
Reconstruccionista a la Nueva Era, no impiden que los judíos religiosos crean
que es la voluntad de Dios que cada judío siga las palabras de los sabios
talmúdicos. Además de esto, nosotros los judíos creemos que en cierto sentido
único somos el pueblo escogido de Dios, con el pleno privilegio y la plena
responsabilidad de tener una revelación completa de Dios en la Torá. No es esoel
colmo de la arrogancia: ¿creer que solo nosotros somos especialmente elegidos?
289

Parece obvio, entonces, que el problema principal no es si es arrogante y de


mente pequeña creer que solo hay un camino hacia Dios. Las preguntas que
deben ser respondidas son estas: ¿Sobre qué base podemos afirmar que la fe en
Yeshua solo lleva a las personas a una relación correcta con Dios? ¿Sobre qué
base podemos afirmar que él es el único camino legítimo para el Señor? La
respuesta es que solo la obra mesiánica de Jesús -su vida, muerte y resurrección-
proporciona un verdadero antídoto contra el problema del pecado.

Verá, todas las religiones reconocen que los seres humanos de alguna manera se
han quedado cortos y se han alejado de la Deidad (singular o plural). En la
mayoría de las religiones, el concepto de pecado se comprende fácilmente. El
problema es cómo recibir el perdón del pecado y cómo reconciliarse con la
Deidad. Algunas religiones enfatizan las buenas obras y el arrepentimiento, otras
enfatizan los aspectos redentores del sufrimiento, otras enfatizan los estrictos
códigos morales. Ninguno de ellos, sin embargo, da una respuesta definitiva al
problema. ¿Sobre qué base la deidad perdona el pecado?

Los musulmanes y los judíos hacen lo mejor y esperan misericordia. Los hindúes
soportan pacientemente su suerte, esperando una vida mejor la próxima vez. Los
budistas buscan un nirvana supremo. Pero si les preguntas si están seguros de
que son aceptados por la deidad (o deidades), todo lo que tienen es esperanza.
Cuando el ayuno y la oración, el arrepentimiento y el sacrificio han terminado,
estos creyentes sinceros se quedan sin una seguridad definitiva.

He hablado con judíos religiosos inmediatamente después de Iom Kipur (el Día
de la Expiación), hindúes religiosos después de un ayuno especial para el perdón
y musulmanes religiosos que buscan complacer a Alá, preguntándoles si saben
que sus pecados pasados ​​están perdonados. Todos me han dicho lo mismo: "No
estoy seguro, pero ciertamente espero que sí". Cuando pregunté a los
musulmanes y judíos religiosos, que creen en un día de juicio, si saben que serán
aceptados por Dios como justos cuando mueren, ellos tampoco estaban seguros,
pero solo podían esperar la misericordia.

Esto puede contrastarse con la respuesta de los seguidores judíos y gentiles de


Yeshua que con alegría dan fe de la certeza del perdón de los pecados (que, por
supuesto, no les da una licencia para pecar) y su aceptación segura ante Dios en
290
este mundo y en el mundo por venir Ellos saben que ya poseen la vida eterna.

¿Por qué? Porque es solo a través de Jesús que el pecado se dirige


definitivamente, y es solo a través de Jesús que hay una manera para que el peor
de los pecadores se arregle bien con Dios.

Usted ve, no son las enseñanzas morales de Jesús las únicas que son únicas, ni el
concepto de misericordia es tan inusual, ni siquiera el ejemplo moral del
Salvador es absolutamente diferente. Más bien, es el hecho de que él, el Hijo
divino, tomó nuestro lugar y pagó la pena por nuestros pecados, de ese modo
satisfaciendo la justicia de Dios y asegurando definitiva y absolutamente la
salvación eterna para todos los que creen. Al soportar la pena por nuestros
pecados, compró nuestra redención.

Si hubiese habido otra forma de perdonar a la humanidad, Jesús no habría


muerto, y es este solo hecho -la muerte necesaria, eficaz y sacrificial del Hijo de
Dios en la cruz- lo que separa al cristianismo de todas las demás religiones.
Ninguna de estas religiones tiene en su fundamento un acto divino que sea único
e integral para todas las personas. Es por eso que Jesús nos dio el mandato de ir
al mundo entero y traer las buenas nuevas de su muerte y resurrección. ¡Y
buenas noticias! Ninguna otra religión en el mundo tiene su igual.

2.16. Tratamos el cristianismo hace mil novecientos años. Hubo grandes


líderes judíos vivos en los días de Jesús y en las décadas siguientes. Lo
observaron, vieron a sus seguidores, y rechazaron todo por una buena
razón. No hay nada de qué hablar
Entonces, ¿por qué estás leyendo este libro? ¿Por qué los eruditos judíos están
reevaluando sus puntos de vista sobre Jesús? ¿Por qué los líderes judíos e
incluso los rabinos se hicieron creyentes en Yeshua a través de los siglos? El
hecho es que nuestros antepasados ​​que rechazaron a Yeshua dieron un giro
equivocado y se salieron de la pista. Ahora, solo hay una cosa que hacer: ¡dar la
vuelta!
Notas

Introducción

1. Según un informe de la Task Force On Missionaries and Cults publicado en


The Jewish Press, 1 de septiembre de 1995, "Desde Chicago a Moscú, desde
Israel a Ucrania, los llamados cristianos hebreos están capturando almas judías a
un ritmo nunca antes 'atestiguado' en los 3.500 años de historia del pueblo judío
".

2. El importante e importante estudio de A. Lukyn Williams, Un Manual de


Evidencias Cristianas para el pueblo judío (Nueva York: Macmillan, 1919),
refutando específicamente el trabajo clásico del siglo XVI de Isaac Troki, Faith
Strengthened, trad. Moses Mocatta (Nueva York: Hermon, 1970) será discutido
en la edición de referencia proyectada de un volumen de este trabajo (véase el
prefacio) en la que ofreceremos una breve historia de la literatura antimisionaria.
El presente libro es único porque (1) aborda una amplia gama de objeciones que
Troki no planteó; (2) está escrito por un creyente judío en Jesús y, por lo tanto, es
especialmente sensible tanto a las preocupaciones judías tradicionales como a las
cuestiones de importancia para la iglesia; (3) se dirige, en general, a la persona
judía que todavía no cree en Jesús, en oposición a simplemente suministrar
información al lector judío cristiano / mesiánico interesado, aunque tales lectores
se beneficiarán fácilmente del material compilado; y (4) busca ser fiel tanto a las
Escrituras hebreas como al Nuevo Testamento, al tiempo que usa las mejores
herramientas en la erudición bíblica y semítica, así como la incorporación de las
escrituras rabínicas (cuando sea relevante).

3. Como se mencionó en el prefacio, este es el primer libro en una serie de tres


libros, que será seguido eventualmente por una edición de referencia de un
volumen. Todas las citas como "ver 1.5" o "ver vol. 2, 3.6 "se refieren a las
objeciones cubiertas en esta serie: las objeciones generales e históricas están
numeradas 1 y 2 respectivamente y se tratan en este volumen. El Volumen 2
cubrirá la categoría 3, objeciones teológicas. El Volumen 3 cubrirá las categorías
4, 5 y 6, objeciones de profecía mesiánica, objeciones del Nuevo Testamento y
objeciones judías tradicionales, respectivamente.

4. Es cierto que las raíces del judaísmo rabínico se encuentran en el judaísmo


farisaico, que se remonta a uno o dos siglos antes del tiempo de Jesús. Sin
embargo, los elementos distintivos de lo que se convirtió en el judaísmo rabínico
datan de la destrucción del Templo en el 70 EC En ese sentido, el judaísmo
mesiánico es más antiguo que el judaísmo rabínico en términos de algunos de
los desarrollos más importantes de este último.

5. Escribo estas palabras mientras estoy sentado en mi computadora portátil en la


casa de unos queridos cristianos en Lahti, Finlandia, que regularmente usan su
hogar para ayudar a los judíos de la antigua Unión Soviética que están
emigrando a Israel. Han capturado a docenas de estos extranjeros judíos que son
traídos a Finlandia antes de volar a Israel, tratándolos con hospitalidad y amor,
simplemente porque estos refugiados son judíos. De hecho, cuando esta familia
cristiana finlandesa estaba sentando las bases de su hogar, una de sus hijas
preguntó: "¿Por qué estamos construyendo una casa tan grande, ya que algunos
de los niños son mayores y ya no viven en casa?". Sus dieciocho -la hermana
mayor respondió: "Cuando los judíos comiencen a salir de Rusia, esta casa se
usará para alojarlos". Sorprendentemente, nadie en la familia había oído hablar
de tal cosa en ese momento, y fue un año completo antes de que comenzara el
gran éxodo judío de Rusia. El chico de dieciocho años habló proféticamente.
Historias como estas se podrían multiplicar a lo largo de Finlandia, así como en
otras partes del mundo. Afortunadamente, un número cada vez mayor de judíos
que llegan a Israel desde el CIS se han encontrado con un genuino amor cristiano
en el camino, a veces con gran sacrificio personal y gasto para los cristianos.

6. Tales afirmaciones son comunes en la escritura anti- misionera. Cf. estas


palabras de Beth Moshe (seudónimo), La verdad del judaísmo responde a los
misioneros (Nueva York: Bloch, 1987), 250: El misionero "está motivado por su
propia necesidad de convencerte de que Jesús es el Mesías y que el cristianismo
es el sucesor del judaísmo. . . . El misionero no puede aceptar emocionalmente la
posición del judaísmo y las contrademandas, porque si lo hiciera, toda su
supervivencia religiosa podría colapsar. El punto de vista del misionero es que la
salvación única del cristianismo mediante la creencia en Jesucristo descansa en
la suposición de la muerte del judaísmo. "Por supuesto, uno podría preguntarse
si el judío tradicional -o cualquier persona comprometida de una religión no
cristiana- podría" aceptar emocionalmente "el cristianismo "Posición y
reconvenciones" sin suLa "supervivencia religiosa completa" está siendo
amenazada. Pero el punto de Beth Moshe va más allá de esto. Ella escribe: "De
hecho, el misionero valora al judío convertido sobre todos los demás, porque de
un solo golpe cree que atrapa el alma, fortalece su propia concepción de la
salvación y le da un golpe al judaísmo" (ibid., 3). Con toda franqueza, puedo
decir que en casi treinta años como judío creyente en Jesús, no he encontrado a
un solo "misionero" que se atenga a esto, consciente o inconscientemente, a
pesar de que todos nosotros estamos muy agradecidos a Dios cuando vemos su
pueblo antiguo regresando a él en arrepentimiento y fe y reconociendo al
verdadero Mesías. ¿No deberíamos serlo?

7. Para referencias, ver Michael L. Brown, Nuestras manos están manchadas de


sangre (Shippensburg, Pa .: Destiny Image, 1992), 64-65. En 1997, se lanzó una
traducción al japonés de este libro, que refleja el maravilloso espíritu de
filosemitismo que se encuentra entre muchos cristianos japoneses.

Parte 1 Objeciones generales

1. Un texto importante en este sentido para el pensamiento judío tradicional es b.


Sanedrín 44a: "Incluso si [Israel] peca, él sigue siendo Israel", como lo explica
R. Abba con referencia a un proverbio, "Un sauce de pie entre sauces todavía se
llama sauce, y la gente lo llama sauce". El comentarista talmúdico Marharsha
(un acrónimo del rabino Shmuel Edels) afirma que esto se aplica incluso cuando
uno peca y transgrede contra toda la Torá. Obviamente, si eres un típico judío
ortodoxo, piensas que estoy pecando al seguir a Jesús, e incluso puedes pensar
que soy un idólatra. Sin embargo, tu tradición dice que todavía soy parte de
Israel.

2. Según Moisés Maimónides (Mishné Torá, Hiljot Melakhim 11: 1), "Quien no
cree en él [el Mesías], o no espera su venida, niega no solo a los otros profetas
sino a la Torá y a Moisés, nuestro Maestro ". De acuerdo con el rabino Yehudah
Chayoun, Cuando viene Moshiach: Halaják y Perspectivas Agádicas
(Southfield, Mich .: Targum, Springdale, NY: Feldheim, 1994), 21," Cualquiera
que niegue o dude de la llegada del Mashíaj, ya sea lo hace voluntariamente,
involuntariamente, intencionalmente o sin intención, se ha distanciado del
pueblo judío y es un hereje y un apikores [hombre sin Dios] ". Véase también
ibid., 25-26, n. 5.

3. En la nación de Israel, los sacerdotes fueron llamados a enseñar e instruir a las


personas acerca de las cosas de Dios (Levítico 10: 10-11). Entre las naciones del
mundo, nosotros los judíos estamos llamados a enseñar e instruir a todos los
pueblos sobre las cosas de Dios. En cuanto a si los judíos participaron
activamente en actividades "misioneras" en el mundo antiguo, ver Scot
McKnight, Una luz entre los gentiles: actividad misionera judía en el período
del segundo templo (Minneapolis: Fortress, 1991); Robert Goldenberg, Las
naciones que no te conocen : antiguas actitudes judías hacia otras religiones, el
seminario bíblico 52 (Sheffield: Sheffield Academic Press, 1997). Para una
discusión reciente sobre el alcance judío a otros judíos, cf. Aryeh Kaplan,
Reaching Out,3d ed. (Nueva York: Unión Ortodoxa / NCSY, 1991); Moshe
Weinberger, Jewish Outreach: Halakhic Perspectives (Nueva York: Ktav, 1990).

4. Isaías 42: 1-7; 49: 1-7 son textos clave que indican que el Siervo del Señor (es
decir, Israel, cumpliendo su destino a través del Mesías, ver vol 3, 4.10-4.12)
será una luz para las naciones. Ver también Isaías 55: 1-5. Para un poderoso
argumento de que los judíos (especialmente los judíos mesiánicos) han sido
llamados por Dios para ser una luz para las naciones, cf. Stuart Dauermann,
"Motivando y movilizándose para el alcance judío mesiánico", Kesher 2
(invierno de 1995): 33-71.

5. Para una discusión histórica, vea Lawrence H. Schiffman, Who Was a Jew?
Perspectivas rabínicas y halájicas sobre el cisma judeocristiano (Hoboken, NJ:
Ktav, 1985), y ver 2.7.

6. Ya en el siglo II dC, el líder de la iglesia Ignacio pudo decir que "si alguien
celebra la Pascua junto con los judíos, o recibe emblemas de su fiesta, él es
partícipe de los que mataron al Señor y Sus apóstoles ", citado en David A.
Rausch, Un legado de odio: por qué los cristianos no deben olvidar el
Holocausto, 2ª ed. (Grand Rapids: Baker, 1990), 20. Más ampliamente, Ignatius
afirmó que "está mal hablar de Jesús y vivir como los judíos. Porque el
cristianismo no creía en el judaísmo sino en el judaísmo en el cristianismo ".
Véase su Epístola a los Magnesios 10: 3, citada en Samuel Bacchiocchi, De
sábado a domingo: Una investigación histórica sobre el ascenso de la
observancia del domingo en el cristianismo primitivo(Roma: Pontificial
Gregorian Univ. Press, 1977), 214. Para la interesante opinión de que el factor
principal detrás de tal polemización era la tendencia de los cristianos a abrazar a
los judíos y las formas judías de adoración y ritual, véase Oskar Skarsaune, "The
Neglected Story del filosemitismo en la Antigüedad y la Alta Edad Media, "
Mishkan 21 (1994): 40-51.

7. Para una muestra de algunas de estas fórmulas bautismales medievales, cf.


Brown, nuestras manos están manchadas de sangre, 95-97, con referencias.

8. Ver 2.7; para importantes estudios recientes sobre la Inquisición, cf. B.


Netanyahu, Los orígenes de la Inquisición en la España del siglo XV (Ithaca,
NY: Cornell, 1995); idem, Hacia la Inquisición: Ensayos sobre la historia judía
y convergente en la Baja Edad Media (Ithaca, NY: Cornell, 1997), esp. 183-200;
Henry Kamen, La Inquisición española (New Haven: Yale, 1998); y vea los
trabajos citados en Brown, Our Hands are Stained with Blood, 237.

9. Para la discusión de esta "maldición contra los herejes" (el birkat hamminnim
), cf. Reuven Kimelman, " Birkat Ha-Minim y la falta de evidencia para una
oración judía anticristiana en la antigüedad tardía", en Jewish-Christian Self-
Definition , ed. EP Sanders, AI Baumgarten y Alan Mendelson, vol. 2, Aspectos
del judaísmo en el período grecorromano (Filadelfia: Fortress, 1981), 226-44; y
contraste con Schiffman, Who Was a Jew ?, 53-61. Para referencias adicionales,
cf. Anthony J. Saldarini, la comunidad cristiano-judía de Matthew (Chicago:
Univ. Of Chicago, 1994), 18-19 (con el n. 53 en 220-21), y también ver 2.6-2.7.

10. Te lo aseguro, cuando Edith Schaeffer escribió su popular libro, Christianity


Is Jewish (Wheaton: Tyndale, 1977), o cuando la académica italiana Gabrielle
Boccaccini argumentó que el cristianismo es realmente un judaísmo (ver su
Judaísmo Medio: Pensamiento Judío, 300 EC hasta el año 200 DC
[Minneapolis: Fortress, 1991]), ninguno de los dos estaba tratando de engañar a
nadie, ni escribieron con ningún propósito de proselitismo. El primero escribió
su libro a los cristianos, el último a los eruditos del cristianismo temprano y el
judaísmo. Vea además el fino estudio de Marvin R. Wilson, Nuestro Padre
Abraham: Raíces Judías de la Fe Cristiana (Grand Rapids: Eerdmans, 1989),
ampliamente leído por judíos y cristianos.

11. See, e.g., Daniel C. Juster, Jewish Roots (Rockville, Md.: Davar, 1986);
David H. Stern, Messianic Jewish Manifesto (Jerusalem/Baltimore: Jewish New
Testament Publications, 1988); Michael Schiffman, Return of the Remnant: The
Rebirth of Messianic Judaism (Baltimore: Lederer, 1992); Arnold
Fruchtenbaum, Israelology: The Missing Link in Systematic Theology (Tustin,
Calif.: Ariel Ministries, 1993); see also the lively discussion on the use of
Rabbinic literature by Messianic Jews in Mishkan 8, no. 9 (1988): 25–74,
between Avner Boskey, Daniel C. Juster, Chaim Pearl, and Larry Brandt (see
also Beth Messiah’s “Consensus Statement on Jewish Tradition,” in ibid., 75–
78). For a full-scale commentary on Romans from a Messianic Jewish
perspective (and interacting thoroughly with Second Temple and Rabbinic
Jewish literature), see Joseph Shulam with Hilary Le Cornu, Commentary on the
Jewish Roots of Romans (Baltimore: Lederer, 1998).

12. Cuando tenemos una diferencia con el calendario rabínico basada en nuestra
interpretación de las Escrituras, hacemos los cambios correspondientes. Un buen
ejemplo sería nuestra interpretación del mandato de contar cincuenta días desde
el "día del sábado" después de la Pascua (Levítico 23:11, 15). La mayoría de los
judíos mesiánicos interpretan que esto significa el primer domingo después del
primer día de la Pascua, mientras que los rabinos entendieron que la referencia al
"sábado" significa el primer día de la Pascua, por lo tanto, el "día del sábado"
significaría el segundo día de Pascua. En este caso, el judaísmo tradicional sigue
el entendimiento de los fariseos, mientras que los judíos mesiánicos se ponen de
acuerdo con la interpretación de los saduceos, samaritanos y caraítas, todos los
cuales rechazaron la autoridad de las tradiciones rabínicas cuando esas
tradiciones entraron en conflicto con el sentido llano de la Escritura. Para la
discusión de Levítico 23:11, cf. Baruch A. Levine,Levítico, The JPS Torah
Commentary (Philadelphia: Jewish Pub. Society, 1989), 158, quien observa que,
si bien la "interpretación tradicional resuelve una dificultad en el texto, no
transmite su sentido simple". Por el significado profético de First Fruits y
Shavu'ot, que son los días santos relacionados con el texto en Levítico 23, ver
2.1.

13. For typical anti-missionary rhetoric on this, cf., e.g., Beth Moshe, Judaism’s
Truth, 212, who speaks of the need to “demonstrate the unreliability of the man
[i.e., Paul] who actually formulated the break away from Judaism by the early
Church. We have shown that Paul contradicted Jesus in important religious
matters and made himself greater than his master. Now see who he is, by his
own words [referring to 1 Cor. 9:20]. He admitted using trickery and deception
to gain his ends. We can wonder whether his missionary effort was flawed with
fiction throughout as well.” According to Gerald Sigal, The Jew and the
Christian Missionary: A Jewish Response to Missionary Christianity (New York:
Ktav, 1981), 289–90, “By distorting the biblical word, Paul developed much of
his teachings. How one came to faith, as he defined it, was of no importance. In
fact, he considered deceit and pretense valid means for achieving his goal (1
Corinthians 9:20–22; Philippians 1:18).” Similarly, Michoel Drazin, Their
Hollow Inheritance: A Comprehensive Refutation of the New Testament and Its
Missionaries (Jerusalem: Gefen, 1990), 18, claims that, “The authors of the New
Testament had a powerful personality to emulate in Saul of Tarsus (Paul), who
openly advocated ‘pious fraud,’” with reference not only to 1 Cor. 9:20–23 and
Phil. 1:18 but also, even more amazingly, to Rom. 3:7–8 and 2 Cor. 12:16.

14. Para la visión de que Pablo vivió toda su vida como fariseo, cf. más
recientemente Brad H. Young, Paul the Jewish Theologian: un fariseo entre
cristianos, judíos y gentiles (Peabody, Mass .: Hendrickson, 1997); cf. también
vol. 3, 5.26, 5.29.

15. Ver Hechos 10-11 para la primera instancia registrada de un grupo de


gentiles que forma parte de la comunidad de creyentes mesiánicos (hasta ahora
todos judíos).

16. I recognize, of course, that there were many Jews, especially in past
centuries, who forsook anything Jewish as a result of their “conversion.” There
are, however, several reasons for this: (1) In most cases, their “conversion” was
more of a social change than a true, spiritual transformation, hence no
awakening of their true Jewishness would follow from this. (2) Especially in the
Middle Ages, there was little possibility that Jews who followed Christianity
would thereby recover their Jewishness because they were often forced to
renounce their Jewishness in the “conversion” (e.g., baptismal) process; see 2.8.
Of course, the “Christianity” to which they converted was often less faithful to
the Bible than the Judaism they left.
17. Ver Charles B. Chavel, ed. y trans., The Commandments (Londres: Soncino,
1967), 2: 434, con respecto a la idolatría.

18. Digo casi mil millones porque, en los cincuenta años posteriores a la toma de
poder comunista de China continental, ha habido un notable renacimiento
espiritual entre los cristianos en ese país, y han crecido de aproximadamente un
millón a tanto como cien millones durante ese tiempo, a pesar de la persecución
severa y las dificultades. Para la extraordinaria historia de esta iglesia, brillando
en medio de sus sufrimientos, vea ahora Danyun, lirios entre espinas: los
cristianos chinos cuentan su historia (Ventura, Calif .: Gospel Light, 1993).

19. En uno de los versos más hermosos de la Biblia hebrea (Isaías 53: 6), el
profeta escribió que, " Todos nosotros [hebreo, kullanu ], como las ovejas, nos
hemos descarriado, cada uno ha cambiado su camino , pero el SEÑOR ha puesto
sobre él [es decir, el siervo de Jehová, Jesús el Mesías] la iniquidad de todos
nosotros [kullanu]. "

20. Note las palabras del profeta Isaías, hablando de un tiempo de futura unidad
espiritual entre Israel y algunos de sus archienemigos: "En ese día habrá un
camino de Egipto a Asiria. Los asirios irán a Egipto y los egipcios a Asiria. Los
egipcios y los asirios adorarán juntos. En ese día Israel será el tercero, junto con
Egipto y Asiria, una bendición sobre la tierra. El Señor Todopoderoso los
bendecirá, diciendo: "Bendito sea mi pueblo Egipto, Asiria mi obra, e Israel mi
heredad" (Isaías 19: 23-25). A través de Jesús, nuestro Mesías, podemos ver el
comienzo de la realización de pasajes como este, entre otros que se encuentran
en nuestras Escrituras Hebreas.

21. Ver Romanos 9-11; para más información, ver 2.7.


22. La infame colección rabínica de fábulas anti-Jesús, llamada Toledot Yeshu,
todavía se estudia en algunos círculos ultraortodoxos, aunque prácticamente
todos los demás eruditos judíos han repudiado desde hace tiempo al Toledot.
Estas escrituras difamatorias, basadas en parte en algunas referencias talmúdicas,
acusando a María de engendrar a Jesús a través de un soldado romano (o por
violación), y retratando a Jesús como un idólatra, mago y archi-engañador de
Israel, fueron la principal fuente de información sobre Jesús para muchos judíos
tradicionales, especialmente en la Edad Media. Por supuesto, como lo señala el
Oxford Dictionary of Jewish Religion,ed. Geoffrey Wigoder (Nueva York:
Oxford, 1997), 695, "el trabajo es una expresión de polémicas vulgares escritas
en reacción a los ataques no menos vulgares al judaísmo en la enseñanza y la
escritura cristiana popular." Pero como he dicho antes, al igual que muchos
gentiles en todo el mundo han tenido una visión sesgada e inexacta del pueblo
judío, por lo que también muchos judíos han tenido una visión sesgada e
inexacta de Jesús, el Mesías judío. Para un muestreo representativo del Toledot,
vea el excelente estudio de Walter Riggans, Yeshua ben David: ¿Por qué el
pueblo judío rechaza a Jesús como su Mesías? (Crowborough, Inglaterra: Marc,
1995), 127-32. Los lectores interesados ​​en este volumen actual harían bien en
leer los Riggans también.

23. Para obtener más información al respecto, consulte Nahum Brodt, "La
verdad sobre el rabino", en Would I? ¿Lo harías ?, ed. Henry y Marie Einspruch
(Baltimore: Lederer, 1970), 8-10. Para un relato más completo de la fe de
Wertheimer, ver Jacob Gartenhaus, Famous Hebrew Christians (Grand Rapids:
Baker, 1979), 191-97.

24. Esta no es la primera vez en nuestra historia que Dios ha endurecido nuestros
corazones porque hemos pecado contra él. Esto es lo que Dios le dijo al profeta
Isaías hace más de dos mil quinientos años: "Ve y di a esta gente: 'Oye cada vez,
pero nunca entiendes; estar siempre viendo, pero nunca percibir ". Haz el
corazón de este pueblo encallecido; hacer oídos sordos y cerrar los ojos. De lo
contrario, ellos verían con sus ojos, oirían con sus oídos, entenderían con sus
corazones, y se volverían y serían sanados "(Isaías 6: 9-10). ¡De hecho, el
profeta fue llamado a un ministerio de endurecimiento de los corazones de su
pueblo! Era como si Dios dijera: "Bien. Si quieres ser duro de corazón,
negándote a creerme u obedecerme, te entregaré a tu dureza y te haré aún más
difícil ". Esto es exactamente lo que nos ha sucedido con respecto al
Mesías:especialmente resistente a Jesús.

25. Este reconocido y anónimo tributo a Jesús, conocido como "Una vida
solitaria", pone las cosas en perspectiva: "Nació en un pueblo oscuro. Trabajó en
una tienda de carpintería hasta que cumplió los treinta. Luego se convirtió en un
predicador itinerante. Él nunca ocupó una oficina. Él nunca tuvo una familia o
era dueño de una casa. Él no fue a la universidad. Él no tenía más credenciales
que él mismo. Tenía solo treinta y tres años cuando el público se volvió contra
él. Sus amigos se escaparon. Fue entregado a sus enemigos y pasó por la burla
de un rastro. Fue clavado en una cruz entre dos ladrones. Mientras se estaba
muriendo, sus verdugos jugaban por su ropa, la única propiedad que tenía en la
tierra. Fue puesto en una tumba prestada. Diecinueve siglos han llegado y se han
ido, y hoy él es la figura central de la raza humana. Todos los ejércitos que
alguna vez marcharon, todas las marinas que alguna vez navegaron,

26. Por el intento equivocado de algunos anti-misioneros de interpretar algunas


de las enseñanzas de Jesús como si de hecho estuvieran defendiendo la violencia
física contra aquellos que lo rechazaron, cf. 2.6.

27. Para un estudio legible que brinde ambos lados del conflicto, vea Elijah
Judah Schochet, El movimiento jasídico y el Gaón de Vilna (Northvale, NJ:
Aronson, 1994).

28. Yeshúa dijo: "Te digo que cualquiera que mira a una mujer deseándola, ya
adulteró con ella en su corazón" (Mateo 5:28). Este dicho también es paralelo a
la enseñanza de los rabinos. Por ejemplo, Resh Lakish enseñó que si un hombre
"comete adulterio con sus ojos, también es llamado adúltero" (Levítico Rabá
23:12), mientras que otro sabio talmúdico dice que "El que mira a una mujer con
deseo es como uno que tuvo relaciones ilícitas con ella "(Massekhet Kalla 1).
Ver más adelante Samuel Tobias Lachs, Comentario Rabínico sobre el Nuevo
Testamento: Los Evangelios de Mateo, Marcos y Lucas (Hoboken / Nueva York:
Ktav / Liga Antidifamación de B'nai Brith, 1987), 96-98.

29. Para la pregunta de si el Holocausto fue en algún sentido un juicio divino,


ver 2.10.

30. El Talmud también hace referencia a que algunas personas van al castigo
eterno; ver, por ejemplo, b. Rosh Hashaná 16b-17a (donde se afirma que los
"completamente malvados" descienden a Gehenna y no vuelven a subir, con
referencia a Dan. 12: 2); y cf. Dan Cohn-Sherbok, Perspectivas rabínicas en el
Nuevo Testamento (Nueva York: Edwin Mellen, 1990).

31. Las declaraciones bíblicas importantes sobre esta cuestión incluyen Romanos
1-2, junto con Romanos 10: 1-15; para un debate reciente sobre esto entre los
cristianos evangélicos, cf. William V. Crockett y James G. Sigountos, eds., Sin
culpa alguna ? El destino de los que nunca oyeron (Grand Rapids: Baker, 1991);
John Sanders, No Other Name: Una investigación sobre el destino de los no
evangelizados (Grand Rapids: Eerdmans, 1992); Ronald H. Nash, ¿Es Jesús el
único Salvador? (Grand Rapids: Zondervan, 1994); idem, Gabriel Fackre y John
Sanders, ¿qué hay de los que nunca han escuchado? Tres puntos de vista sobre
el destino de los no evangelizados (Downers Grove, Ill .: Inter-Varsity, 1995).

32. Cf. algunas de las historias notables relacionadas en forma popular en Don
Richardson, Eternity in Their Hearts (Ventura, California: Regal, 1984); cf., sin
embargo, las restricciones de Tite Tiénou, en Crockett y Sigountos, a través de
No Fault of Their Own ?, 209-15.
33. Debo señalar aquí que los anti-misioneros citan rápidamente este texto
cuando argumentan que los sacrificios de sangre no son necesarios para el
verdadero arrepentimiento y el perdón. Véase, por ejemplo, Sigal, The Jew and
the Christian Missionary, 15-16. Para mi respuesta a este argumento, ver vol. 2,
3.9, 3.12-3.13.

34. Jacob Neusner, "Arrepentimiento en el judaísmo", en Arrepentimiento: Una


perspectiva comparativa, ed. Amitai Etzioni y David E. Carney (Lanham, Md .:
Rowman & Littlefield, 1997), 60-75 (específicamente 60-61).

35. Por supuesto, todavía había consecuencias horribles para los pecados de
Manasés, y, aunque personalmente fue perdonado, a nivel corporativo , sus
obras no podían ser perdonadas (véase 2 Reyes 24: 1-4). Esto sería similar a
Dios perdonando incluso a un hombre como Hitler, si el arrepentimiento hubiera
sido posible para él, mientras aún castiga a la nación a causa de sus pecados y
los pecados de su líder.

36. Los libros judíos importantes sobre el arrepentimiento (para el lector inglés)
incluyen Pinhas H. Peli, Soloveitchik sobre el arrepentimiento (Nueva York:
Paulist Press, 1984); Leonard S. Kravitz y Kerry M. Olitzky, eds. y trans., El
viaje del alma: fuentes tradicionales en Teshuvah (Northvale, NJ: Aronson,
1995). Más ampliamente, cf. Adin Steinsalz, Teshuvah: Una guía para el judío
recientemente observador (Nueva York: Free Press, 1987).

37. Los libros cristianos importantes sobre el arrepentimiento incluyen a Thomas


Watson, La Doctrina del Arrepentimiento (Carlisle, Pa .: Banner of Truth, 1988);
Basilea Schlink, Arrepentimiento: La alegría llena vida (Minneapolis: Bethany,
1984); Charles Finney, verdadero y falso arrepentimiento (Grand Rapids:
Kregel, 1981); vea más adelante las referencias en Michael L. Brown, Go y Sin
No More: Un llamado a la santidad (Ventura, California: Regal, 1999).
38. Para cuestiones relativas al sacrificio y la expiación, ver vol. 2, 3.9-3.16.

39. Solo se lo conoce como James en las traducciones al inglés de la Biblia, pero
esto representa una corrupción en la pronunciación, ya que su nombre en hebreo
o griego es Jacob, no James. Todas las otras traducciones del Nuevo Testamento
a otros idiomas que he visto correctamente lo llaman Jacob (o su equivalente en
su idioma).

40. Este no es solo un punto que estoy planteando para hacer que el cristianismo
te parezca más atractivo. Por el contrario, he enfatizado esto en la predicación y
la enseñanza durante muchos años; ver, por ejemplo, mi ¿Cuán ahorrados
somos? (Shippensburg, Pa .: Destiny Image, 1990); ¿Qué sucedió con el poder
de Dios? ¿Está la Iglesia carismática asesinada en el Espíritu o decaída por el
Conde? (Shippensburg, Pa .: Destiny Image, 1991); Es hora de mecer el barco:
un llamado a la gente de Dios para que se levante y predique un evangelio
confrontacional (Shippensburg, Pa .: Destiny Image, 1993); junto con las
referencias a mis escritos anteriores, n. 36.

41. Cf. títulos como Mártires judíos de Pawiak de Julien Hirshaut (Nueva York:
Biblioteca del Holocausto, 1982), que reflejan la visión judía común de que
cualquier judío que muriera en el Holocausto debería ser designado mártir,
independientemente de sus creencias religiosas o estilo de vida.

42. Estos serían los sentimientos de los rabinos militantes (ultra) ortodoxos como
Yoel Teitelbaum, el rebbe de Satmar (ver su trabajo en hebreo Va'Yoel Moshe,
para extractos en inglés ver Allan Nadler, "Piety and Politics: The Case of the
Satmar"). Rebe, " Judaísmo [primavera de 1982]: 135-52), o Avigdor Miller,
Regocija a los jóvenes (Brooklyn: np, 1961).
43. Para más detalles, véase Joseph Shulam, "Rabino Daniel Zion: Gran rabino
de judíos búlgaros durante la Segunda Guerra Mundial", Mishkan 15 (1991): 53-
57. Los miembros de la familia Shulam fueron testigos presenciales de la
mayoría de los eventos descritos aquí.

44. De La historia de las traducciones de la Biblia, citado por Gartenhaus,


Famous Hebrew Christians,171. Cuando pensamos en hombres como Isidor
Loewenthal (un judío alemán que difundió las buenas nuevas sobre el Mesías en
Afganistán) y Joseph Schereschewsky, quienes usaron su genio lingüístico para
traducir las Escrituras al lenguaje de las masas no alcanzadas, finalmente
hicieron el sacrificio de la vida y la integridad física para estas pobres almas que
no tenían conocimiento del único Dios verdadero; es justo preguntar si creen que
cumplieron sus propósitos ordenados por Dios como judíos. ¿Tiene sentido para
ti que estos hombres usaran sus talentos dados por Dios para educar al mundo de
los gentiles acerca de Dios y su Mesías, o lo hubieran hecho mejor al haber
estudiado el Talmud día y noche, trayendo nuevos giros sobre el significado del
rabinos antiguos?

45. Brodt, ¿o sí? ¿Podrías? 10.

46. ​​Richard Wurmbrand, Torturado por Cristo (Bartlesville, Okla .: Living


Sacrifice, 1967), 41. Ver más información, From Torture to Triumph
(Eastbourne: Monarch, 1991).

47. Para sus propias reminiscencias biográficas como cristiano judío, véase
Richard Wurmbrand, Cristo en el camino judío (Middlebury, Ind .: Living
Sacrifice Books, 1970); para la extraordinaria historia de su esposa, vea Sabina
Wurmbrand, The Pastor's Wife (Middlebury, Ind .: Living Sacrifice Books,
1970) (nótese que Sabina también es una creyente judía). Para obtener más
detalles impactantes de los años de prisión del pastor Wurmbrand, vea In God's
Underground (Londres: WH Allen, 1968).

48. WM Christie, "Un rabino de Tiberias", en Would I? ¿Lo harías?, 55; ver más
50-57.

49. Ibid., 55.

50. Ver m. Sanedrín 10: 1 y b. Sanhedrin 100a para una posible base para esta
vista; cf. más Schiffman, ¿Quién era judío ?, 62-64.

51. Ver más adelante, 2.12.

52. En ningún lugar he encontrado comentarios más extremos o no relacionados


con la realidad que en el prólogo de Gabriel Marzel al libro antimisionario de
Michoel Drazin, Their Hollow Heredness,230, n. 13 en el que afirma: "Muchos
cultos misioneros usan adoctrinamiento psicológico o técnicas de 'lavado de
cerebro' para obtener sus cuotas. Este proceso generalmente comienza atrayendo
a sus víctimas al centro del culto, lejos de su familia, amigos y un entorno
familiar. Al llegar, se les asigna un "compañero" del sexo opuesto, quien debe
programar las creencias, logros y metas del culto en sus procesos de
pensamiento mediante la repetición monótona de día y de noche. Los sujetos
también se ven privados de sueño y comida, lo que reduce sustancialmente su
resistencia mental y física. Durante este período, los otros miembros del culto los
hacen sentir amados, queridos, necesitados y "privilegiados" para ayudar a llevar
el mensaje "sagrado" del culto al mundo. ¡Dentro de unos días, cada víctima
inocente se rompe física y mentalmente y se convierte en una de ellas! "¿Y a
quién se dirigen estos despiadados ladrones de almas? Marzel nos dice: "Le
corresponde [al misionero] atacar a individuos tan vulnerables como los
solitarios, los ancianos, los pobres, los emocionalmente inestables, los ingenuos
o los que simplemente no están instruidos en las Escrituras".

53. Para más información sobre esto, ver Janet Avigad, Regreso al judaísmo:
Renovación religiosa en Israel (Chicago: Univ. Of Chicago, 1983), discutiendo
el fenómeno de las yeshivas israelíes para ba'alei teshuvot (es decir, "difusión"
yeshivas para el nuevamente ortodoxos), yeshivas que apuntan explícitamente a
los jóvenes.

54. Ver M. Herbert Danzger, Volviendo a la Tradición: El Renacimiento


Contemporáneo del Judaísmo Ortodoxo (New Haven: Yale, 1989), 194-95, con
el cuadro A-6 en 345.

55. Si eres un judío observante, entonces sabes la diferencia -al menos en teoría-
entre las leyes que son mid'orayta ' (es decir, de la Torá, y por lo tanto de origen
divino) y las leyes que son mid'rabbanan (es decir, , de los rabinos, y por lo
tanto de origen humano). En realidad, sin embargo, ¿realmente no le das más
peso a las tradiciones de los rabinos, incluso cuando parecen contradecir la
Palabra escrita?

56. Tal vez le gustaría leer sobre esto de ambos lados, escuchando los
testimonios de judíos que se han vuelto mesiánicos en comparación con los
testimonios de judíos que se han vuelto tradicionales. Luego lea lo siguiente y
compare. Para el lado mesiánico, vea cualquiera de las siguientes colecciones:
Ruth Rosen, ed., Jesús para los judíos: Si Jesús es el Mesías en absoluto,
entonces Él es el Mesías para todos (San Francisco: judíos para Jesús, 1987);
Sid Roth, ed., Ellos pensaron por sí mismos (Brunswick, Ga .: MV Press, 1996);
Ben Hoekendijk, ed., Doce Judíos Descubren al Mesías(Eastbourne: Kingsway,
1992; este libro está enteramente dedicado a testimonios de judíos que viven en
Israel). No hay tantos libros de "testimonios" escritos desde el lado tradicional,
pero algunos lectores representativos incluyen Richard H. Greenberg, ed.,
Pathways: Jews Who Return to God (Northvale, NJ: Aronson, 1997); Debra
Renee Kaufman, Las Hijas de Rachel: Mujeres Judías Recién Ortodoxas
(Rutgers, NJ: Rutgers Univ. Press, 1991). Oí una confesión trágica hecha por el
rabino Ben-Zion Kravitz en una cinta de una conferencia anti-misioneros a
principios de 1990: Se afirmó haber tirado un centenar de Judios de distancia de
Jesús en sus años como líder en el movimiento judío para el judaísmo (una cifra
que es bastante sospechosa, por cierto). ¡Pero de esos cien, solo un puñado se
había convertido en judíos observantes! Por lo tanto, en la medida en que sus
afirmaciones son verdaderas, él ha tenido éxito en hacer judíos para Jesús en
Judios para nada.

57. Hablando de los puntos de vista judíos sobre el Cantar de los Cantares, el
erudito bíblico y semítico Marvin H. Pope observa que, "La interpretación judía
vio al Canto como representando la relación de Yahweh y el Pueblo Elegido,
Israel, como su novia. Esta interpretación se refleja en el Talmud que se extendió
durante la primera mitad del primer milenio de la era común, y se desarrolló
completamente un poco más tarde en el Targum como una alegoría histórica que
cubre los aspectos más destacados de las experiencias de Israel desde el Éxodo
hasta la inminente llegada del Mesías. Esencialmente, la misma interpretación es
ofrecida por el Midrash Rabbah y por los grandes comentaristas medievales
Saadia, Rashi e Ibn Ezra. "Ver su Canción de los Cantares (Garden City, NY:
Doubleday, 1977), 89.

58. Una copia de la cinta de audio de este debate está disponible en los
Ministerios del CIE; ver abajo, parte 2, n. 271 para obtener información sobre las
cintas que el rabino Singer me pidió que no divulgara al público.

Parte 2 Objeciones históricas


1. Para un estudio en profundidad de los temas involucrados, con una amplia
bibliografía, ver Mitchell First, Jewish History in Conflict: Un estudio de la
mayor discrepancia entre la cronología rabínica y convencional (Northvale, NJ:
Aronson, 1997; tenga en cuenta que First is un graduado de la Universidad
Yeshiva); cf. también Judah M. Rosenthal, "Seder Olam", Encyclopedia Judaica
14: 1091-93. Para el texto hebreo con traducción y comentario, cf. Heinrich W.
Guggenheimer, Seder Olam: La Visión Rabínica de la Cronología Bíblica
(Northvale, NJ: Aronson, 1998).

2. Cabe señalar que los eruditos bíblicos y del Cercano Oriente antiguos a
menudo comienzan su datación del período patriarcal (es decir, comenzando con
Abraham) hasta aproximadamente 2000 a. EC, aunque no existe un consenso
definido. Cf., por ejemplo, Mordecai Cogan, "Cronología", Anchor Bible
Dictionary1: 1005, quien señala que, "Muchos eruditos colocarían a los
patriarcas en el período MB [Bronce Medio] I (2000-1800 aC), una conjetura
basada en las similitudes putativas entre su estilo de vida seminómada como se
describe en Génesis y los movimientos amorreos conocido por la arqueología y
los documentos de Mari. "En contraste, solo" unos pocos "eruditos" los ubican
en la Era LB [Bronce Tardío] (1550-1200 aC). . . "(Ibid.). Por supuesto, como
observó Cogan (ibid., 1: 1004): "No hay fechas absolutas para la época
patriarcal, ya que los eventos relacionados en Génesis y Éxodo no se pueden
sincronizar con la cronología extrabíblica".

3. Esta es la representación ampliada del texto hebreo por Aharon Feldman en


The Juggler and the King: The Jew y the Conquest of Evil. Una elaboración del
conocimiento del Gaón de Vilna sobre la sabiduría oculta de los sabios
(Jerusalén / Nueva York: Feldheim, 1991), 146.

4. Ibid., 149-50.
5. Ibid., 151-52.

6. Abba Hillel Silver, Una historia de la especulación mesiánica en Israel


(Nueva York: Macmillan, 1927), 7.

7. Ibid., 6, su énfasis.

8. Ibid., 19.

9. Para más información sobre el sacrificio y la expiación, ver vol. 2, 3.8-3.17.

10. Ver también el comentario a Daniel 7: 13-14 atribuido a Saadiah Gaon, en el


cual estos versículos son una vez más interpretados mesiánicamente, y vemos a
Rashi con los versículos citados en Daniel y Zacarías.

11. Para obtener más información sobre el glorioso regreso del Mesías, ver
Brown, Nuestras manos están manchadas de sangre, 165-73, y cf. vol. 2, 3,24;
vol. 3, 5.15. Curiosamente, el Rebe de Lubavitch enseñó que ambas
descripciones de la venida del Mesías podrían cumplirse y que no era
necesariamente una cuestión de uno u otro. Véase From Exile and Redemption,
vol. 2, Enseñanzas jasídicas del Rebe Rabino Menachem Schneerson de
Lubavitcher y el Rebeciente precedente de Jabad sobre la redención futura y la
venida del Mashíaj (Brooklyn: Kehot, 1996), 6: "Los sabios talmúdicos [b.
Sanhedrin 98a] hablan de dos formas posibles en que Mashiach puede venir: (a)
'm' nny smy ''' Con las nubes del cielo '[Dan. 7:13]; (b) 'ny wrwkb hmwr -como'
un pobre hombre montado en un burro '[Zech. 9: 9]. Se puede sugerir que estas
no son alternativas mutuamente excluyentes. Por el contrario, Mashiach será a la
vez poderosamente exaltado ('en las nubes del cielo') y humildemente modesto
('un hombre pobre montado en un burro'). "Por supuesto, el problema con la
interpretación del Rabino Schneerson es que no puede justicia al lenguaje de
Daniel 7:13, que habla de uno que viene con las nubes del cielo, también
describiendo a este individuo como glorificado y universalmente exaltado,
recibiendo la adoración del mundo entero.

12. Si bien es cierto que el contexto inmediato en Hageo 2 habla de esplendor


físico y riqueza terrenal, usando la palabra hebrea kabod (gloria) en este sentido,
varios factores militan en contra de una explicación puramente física: (1) Como
se destacó anteriormente, el El término kabod cuando está atado con el templo o
tabernáculo (en particular a la luz de 2 Crónicas y Éxodo 40 en el que ocurre con
el verbo masculino ', ' llenar ') no puede limitarse a la apariencia física sola. Solo
observe algunos de estos otros versículos en los que la Biblia hebrea habla de
llenar algo de gloria,todo con referencia a la presencia manifiesta de Dios: 1
Reyes 8:11; Ezek. 10: 4; 43: 5; 44: 4, y ve especialmente a Exod. 29: 42-43: "De
generación en generación este holocausto se hará regularmente a la entrada de la
Tienda de reunión delante de Jehová. Allí te encontraré y hablaré contigo; allí
también me reuniré con los israelitas, y el lugar será consagrado por mi gloria.
"La pregunta obvia es, ¿cuánta" gloria "podría haber en un edificio hermoso,
incluso espléndido, desprovisto del Shekhinah, el" rebaño "? "tierra" presencia
de Dios? Ver también Isa. 6: 3-4; Hab. 2:14. (2) El hecho de que algunos sabios
(del Talmud en adelante) sugirieron que la mayor gloria debía entenderse en
términos de duración (apenas una interpretación convincente, por decir lo
menos) indica que en su opinión, el significado contextual dekabod de Haggai 2
no se refería claramente al esplendor físico. (3) Incluso algunos refutacionistas,
como Isaac Troki en su obra clásica Hizzuk Emunah: Faith Strengthened (Nueva
York: Sefer Hermon, 1970), 169-73, rechazaron las interpretaciones rabínicas
estándar, argumentando en cambio que las referencias a "esta casa" en Hageo 2
en realidad se refiere al Tercer Templo! Por supuesto, tales argumentos se
vuelven completamente innecesarios cuando se comprende que el Mesías,
llevando y revelando la gloria de Dios y proféticamente llamado "el Príncipe de
la Paz" (Isaías 9: 6 [5]), vino al Segundo Templo, a la derecha en la fecha
prevista. Ver también inmediatamente debajo, n. 13.
13. Isaac Troki también refuta esta noción, declarando, "Porque durante la
existencia del segundo templo no reinó la paz en la tierra; pero según Daniel, "la
calle y el atrincheramiento debían construirse en medio de los problemas de los
tiempos". Mucho menos puede decirse que la gloria del templo estaba reservada
para los días de Herodes, ya que nunca desapareció de su contienda doméstica, y
después de su muerte los sufrimientos nunca cesaron con los judíos, hasta su
derrocamiento final "( Fortalecida por la fe,170). También vale la pena citar sus
argumentos adicionales contra las interpretaciones judías tradicionales de Hageo
2: 9: "Tampoco podemos admitir que la gloria del segundo templo consistió en
su duración más larga, un punto discutido en el Talmud (Baba Bathra), porque
las Escrituras hacen no se menciona la gloria atribuible a la duración del tiempo
durante el cual el templo fue construido o duró. E incluso si la duración del
segundo templo se hubiera excedido por el doble del tiempo del primer templo,
la palabra gloria no podría haber sido asignado a esta distinción "(ibid.). Para
Troki (ibid., 169-70), el "incumplimiento" de la promesa de paz en Hageo 2: 9
deja de lado la posibilidad de que la mayor gloria mencionada en este versículo
sea meramente de esplendor material. Curiosamente, Abraham Ibn Ezra plantea
la posibilidad de que la promesa de Hageo 2: 9 sea condicional: "Si son
completamente justos, como dijo Zacarías, y si escuchan diligentemente y
obedecen". Esta interpretación ciertamente dice mucho, ya que básicamente
admite que los puntos de vista rabínicos estándar no son correctos y que, por lo
tanto, la profecía nunca se cumplió. La alternativa, por supuesto, es obvia:
¡Yeshua cumplió las profecías! Ver también inmediatamente arriba, n. 12.

14. Fuera de Malaquías 3: 1, la frase siempre es haadón yhwh; ver Exod. 23:17;
34:23; Deut. 10:17; Es un. 1:24; 3: 1; 10:16, 33; 19: 4. Para el uso en Malaquías
3: 1, cf. Andrew E. Hill, Malachi (Nueva York: Doubleday, 1998), 268.

15. Es absurdo argumentar que la venida del Señor a su Templo no se refería al


Segundo Templo, sino a un Templo que aún está por construirse, ahora,
veinticuatro siglos después de las palabras de Malaquías. Obviamente, no había
manera de que el propio profeta hubiera concebido tal pensamiento, y todo el
contexto del Libro de Malaquías deja en claro que iba a haber un tiempo de
juicio divino y visitas para las personas que adoraban y servido en el Segundo
Templo. De hecho, es sorprendente que incluso tomó cuatrocientos años para que
se cumpliera esta palabra, ya que se decía que la venida del mensajero del pacto
era inminente.(véase el NJPSV "ya viene"). También vale la pena señalar que
Radak creía que este mensajero que prepara el camino del Señor era el Mesías o
Elijah (en el primer caso, lo que significa que ambas figuras son una y la
misma), mientras que Metsudat David solo dice que es Elijah (pero en el v. 1,
Radak sintió que era un mensajero celestial, como en Éxodo 23:25). Según Ibn
Ezra, el mensajero del v. 1a podría referirse al Mesías Ben Joseph, pero el
'adonen el v. 1b no se refería a Yahweh sino al mencionado mensajero del pacto.
Para la aplicación del Nuevo Testamento de estos versículos y conceptos, cf.
especialmente Matt. 11:10; Marcos 1: 2-3; y cf. Mate. 3: 10-12 con Mal. 3: 1-4.
Según Moisés Maimónides, las palabras "se sentará como refinador y purificador
de plata" describen el trabajo del Mesías; ver su Mishneh Torah, Hilkhot
Melakhim 12: 3.

16. Para aquellos que encuentran que las referencias a la naturaleza divina del
Mesías son groseras o "no judías", señalaré que o el Mesías fue un hombre
divino que trajo la presencia de Dios a la tierra hace dos mil años y quién
volverá con la gloria divina en el futuro cercano, o bien el mismo Yahvé tuvo
que visitar literalmente el Segundo Templo (según Malaquías 3) y tendrá que
regresar literalmente y permanecer en el Monte de los Olivos en el futuro (según
Zacarías 14). A la luz de nuestra próxima discusión (véase el volumen 2, 3.1-3.4,
3.22), solo es posible la primera opción (es decir, la naturaleza divina del
Mesías). Ver también John J. Collins, "Monoteísmo judío y teología cristiana",
en Aspects of Monotheism: How God Is One,ed. Hershel Shanks y Jack Meinhart
(Washington, DC: Sociedad Arqueológica Bíblica, 1997), 81-105.

17. Para un análisis más detallado de Isaías 9, cf. vol. 2, 3.22 y vol. 3, 4.9; para
más sobre el Mesías trayendo la paz, cf. a continuación, 2.6.

18. Lucas, un seguidor gentil devoto de Yeshua (que algunos creen que pudo
haber sido un converso judío), nos dice que Zacarías, el padre de Juan el
Inmersor y un levita mismo, profetizó que el Mesías "guiaría nuestros pies en el
camino". de paz "(Lucas 1:79), mientras los ángeles que anunciaban su
nacimiento proclamaron a los pastores sorprendidos:" Gloria a Dios en las
alturas, y en la tierra paz a los hombres a quienes le corresponde "(Lucas 2:14);
para la discusión de esta frase a la luz del uso lingüístico en los Rollos del Mar
Muerto, véase Joseph A. Fitzmyer, "La paz en la Tierra entre los hombres de su
buena voluntad" (Lucas 2:14), "reimpreso en ídem", Ensayos sobre la
Antecedentes semíticos del Nuevo Testamento(Missoula, Mont .: Scholars Press,
1974), 101-4. También, como veremos en breve, cuando Jesús vino a Jerusalén
poco antes de su muerte, gritó: "Si tú, incluso tú, solo hubieras sabido en este día
lo que te traería paz, pero ahora está escondido de tus ojos" (Lucas 19:42). En
otras palabras, ¡rechazamos su oferta de paz! Véase también Lucas 4: 18-19,
donde Jesús explicó su misión con referencia a Isaías 61: 1-3, pero terminó la
cita de Isaías en el último verso, diciendo que había venido a "proclamar el año
del El favor del Señor "y detenerse ante las palabras" y el día de venganza de
nuestro Dios ". En otras palabras, su misión principal era ofrecer gracia y no
juzgar.

19. Curiosamente, la versión de NJPSV se presenta aquí con "otorgar


prosperidad", entendiendo el hebreo shalom en un sentido más amplio.

20. Para una discusión más detallada de este pasaje, ver vol. 3, 4.23-4.26.

21. Otras versiones de esta frase importante incluyen, "el [o, un] ungido será
cortado y no tendrá nada"; o, "el [o, un] ungido será cortado, pero no para sí
mismo." Note además que "el ungido" también podría traducirse como "Mesías".

22. Para la literatura rabínica sobre el significado de los días santos, véase, por
ejemplo, SY Agnon, ed., Days of Awe: A Treasury of Jewish Wisdom para
Reflexión, Arrepentimiento y Renovación en los High Holy Days (Nueva York:
Schocken) , 1995); Abraham P. Bloch, El trasfondo bíblico e histórico de los
días sagrados judíos (Nueva York: Ktav, 1978); Avraham Yaakov Finkel, La
Esencia de los Días Santos (Northvale, NJ: Aronson, 1993); Moshe A. Braun,
Los Días Santos Judíos: Su Significación Espiritual (Northvale, NJ: Aronson,
1996); Phillip Goodman, The Rosh Hashanah Anthology (Philadelphia: Jewish
Publication Society, 1994); idem, la antología de Yom Kippur(Philadelphia:
Jewish Publication Society, 1994); idem, La antología de Sukkot y Simhat Torah
(Philadelphia: Jewish Publication Society, 1973); idem y Amy Goodman, The
Passover Anthology (Philadelphia: Jewish Publication Society, 1994); vea
también las fuentes judías mesiánicas enumeradas en el suplemento bibliográfico
en Brown, Nuestras manos están manchadas de sangre , 234; cf. más allá de los
estudios no técnicos de Barney Kasdan, El tiempo designado por Dios: Una guía
práctica para comprender y celebrar las fiestas bíblicas (Baltimore: Lederer,
1993); y Edward Chumney, Los Siete Festivales del Mesías (Shippensburg, Pa .:
Treasure House, 1994).

23. Para la discusión del recuento de días desde First Fruits hasta Shavu'ot, ver
arriba, 1.5, n. 12.

24. Ver b. Shabat 86b.

25. Note también que, inmediatamente después de recibir el Espíritu Santo,


Pedro se levantó y habló a una gran multitud de judíos que se acababan de
reunir, proclamándoles la muerte y la resurrección del Mesías. Como resultado,
tres mil judíos más pusieron su fe en Jesús ese mismo día y recibieron la vida
eterna a través de su arrepentimiento. Curiosamente, poco después de que el
Señor le dio a nuestro pueblo la ley en el Monte Sinaí, muchas de las personas
eran culpables de idolatría, lo que resultó en la muerte de tres mil israelitas. Ver
Exod. 32: 1-28; Hechos 2: 1-41.
26. Mishné Torá, Hilkhot Teshuvá (Leyes de Arrepentimiento) 3: 4, como se
traduce vibrantemente por Finkel, La Esencia de los Días Santos, 25.

27. Para una discusión más detallada de este pasaje, ver vol. 3, 4.36.

28. Para el significado de la Fiesta de los Tabernáculos como un evento


mesiánico del tiempo del fin, así como una prefiguración de la reunión final de
las naciones del mundo en el reino de Dios, cf. Mitch y Zhava Glaser, The Fall
Feasts of Israel (Chicago: Moody, 1987), junto con los trabajos mencionados
anteriormente, n. 22. Note también que los antiguos rabinos enfatizaban la
importancia universal de Tabernáculos, creyendo que los setenta toros
sacrificados durante los siete días de la fiesta (vea Núm. 29: 12-38)
representaban las setenta naciones del mundo y la intercesión de Israel en su
favor; cf. Números Rabbah 21; segundo. Sucá 55b; y Zech. 14: 16-19.

29. Para la enseñanza judía profundamente espiritual de que la muerte de los


justos expía, véase el vol. 2, 3.15.

30. Para refutar la idea de que los autores de los rollos esperaban solo un Mesías
de Aarón e Israel, ver John J. Collins, El Cetro y la Estrella: Los Mesías de los
Rollos del Mar Muerto y Otra Literatura Antigua (Nueva York: Doubleday). ,
1995); nótese también LH Schiffman, "Figuras e ideas mesiánicas en los rollos
de Qumrán", en El Mesías: Desarrollos en el judaísmo y el cristianismo
primitivos, ed. James H. Charlesworth (Minneapolis: Fortress, 1992), 116-29.
También es digno de mención que en varios otros textos de Qumran, se hace
referencia a un Mesías davídico y a un sacerdote (véase Collins, Scepter y The
Star,74-101); tenga en cuenta más b. Sucá 52b, interpretando a Zaqueo. 1:20 con
referencia a los dos Mesías, Elijah y el Sumo Sacerdote justo.
31. Véase convenientemente Raphael Patai, The Messiah Texts (Detroit: Wayne
State Univ., 1979), 191-92, para extractos importantes. Para ver las ediciones
completas del Testamento de los Doce Patriarcas, ver James H. Charlesworth,
ed., The Old Testament Pseudepigrapha, vol. 1 (Garden City, NY: Doubleday,
1983), 775-828 (ed. Y traducción de HC Kee, que data de la escritura
fundamental de los testamentos alrededor del año 100 aC); HFD Sparks, ed., M.
de Jonge, trad., El Antiguo Testamento Apócrifo (Oxford: Clarendon, 1984), 505-
600.

32. Para la única referencia en la literatura rabínica a una figura sacerdotal en


conjunción con el Mesías, cf. Avot d'Rabbi Nathan 34: 6 (los dos hijos del aceite
son Aarón y el Mesías, pero es el Mesías el más amado [habib], basado en
Salmo 110: 4); cf. también la referencia a b. Sucá 52b, arriba, n. 30.

33. Cf., por ejemplo, Midrash Psalms 2: 9; 18:29.

34. Es importante recordar que el rey Saúl, el predecesor de David, se metió en


un gran problema al ofrecer un sacrificio sin autorización sacerdotal (ver 1
Samuel 13:14), mientras que un rey posterior como Dios, fue azotado por Dios
por atreverse a infringir el ministerio sacerdotal (en este caso, quemar incienso
en el Templo, ver 2 Crónicas 26: 16-26).

35. El sustantivo aparece 440 veces en singular y 310 veces en plural y siempre
significa "sacerdote", sin excepción; los comentaristas rabínicos de 2 Samuel
8:17 luchan con el significado obvio, que se confirma por el hecho de que
kohanîm también aparece en el versículo anterior (2 Samuel 8:16), y el
significado es indiscutiblemente "sacerdotes". Es imposible pensar que la misma
palabra se usa de dos maneras muy diferentes en el espacio de dos versículos en
el mismo contexto, especialmente cuando nunca se usa en ningún sentido
excepto "sacerdote" en toda la Biblia. Que el Espíritu de Dios insinuó algo
importante en este versículo se confirma cuando nos damos cuenta de que el
pasaje paralelo posterior a 2 Samuel 8 (a saber, 1 Crónicas 18) establece que los
hijos de David fueron "oficiales principales" (v. 17;ri'shonim ). Por lo tanto, la
declaración especial e intencional hecha en 2 Samuel 8:17 es clara: el papel de
David como rey sacerdotal se ve en el hecho de que algunos de sus hijos también
fueron llamados sacerdotes.

36. Esto es universalmente reconocido por los eruditos judíos y cristianos


tradicionales; para las referencias bíblicas clave en las que el rey mesiánico en
realidad se llama "David", cf. Jer. 30: 8-9; Ezek. 34: 20-24; 37: 24-28; Oseas 3:
5. Tenga en cuenta también versos como Isa. 9: 5-6 [6-7]; 11: 1; Jer. 23: 5; 30:
20-26.

37. Targum Jonathan realmente sustituye a "Mesías" por "Rama"; vea más
adelante la discusión en Ibn Ezra y Radak, en la cual el texto se aplica por
primera vez a Zorobabel (y también a Rashi), y luego, tipológicamente, al
Mesías; nótese también que la figura más comúnmente llamada "mi siervo" en la
Biblia hebrea es David (véase inmediatamente arriba, n. 36, para algunas de las
referencias). Para una discusión relacionada, ver vol. 3, 4.12 (a Isaías 52:13).

38. Cf. la referencia a Avot d'Rabbi Nathan 34: 6, arriba, n. 32, en el cual estos
dos "hijos de aceite" se interpretan como Aarón y el Mesías.

39. Comentaremos más extensamente este importante capítulo más adelante en


nuestra discusión sobre la profecía mesiánica; ver vol. 3, 4.10-4.22.

40. Para más sobre esto, ver vol. 3, 4.1. También se debe recordar que durante
los días del Segundo Templo, específicamente durante la Dinastía Hasmonea, el
rey reinante sobre el pueblo judío era en realidad el sumo sacerdote, y desde el
tiempo de Simón (143 / 2-135 / 4 AEC), los títulos de sumo sacerdote y príncipe
se consideraron hereditarios, pasaron a Juan Hircano I y II y luego a Aristóbulo
(durante todo el período en cuestión, véase Emil Schürer, La historia del pueblo
judío en la era de Jesucristo [175 aC) -AD 135], rev. Eng. Ed. Por Geza Vermes,
Fergus Millar, y Matthew Black [Edimburgo: T & T Clark, 1973-1987], 1: 137-
242).

41. Durante un debate con el rabino Dr. David Blumofe en 1993, me desafiaron
con una cita supuestamente provista por el brillante rabino del siglo XIII
conocido como Ramban (Rabino Moisés ben Nachman, también llamado
Najmánides), y esa cita es relevante aquí. Me dijeron que durante su debate
anunciado con un católico judío llamado Pablo Christiani (Fray Pablo), Ramban
exclamó: “¡Ay del mundo si el Mesías ha venido”, es decir, “Si así es como se ve
el mundo después de que el Mesías ya tiene ven, ay del mundo ". En realidad,
como hemos visto, y como respondí en el debate, una cita más precisa desde el
punto de vista de las Escrituras hebreas hubiera sido:" ¡Ay del mundo si el
Mesías no lo ha hecho!ven ", ya que, si no vino cuando se esperaba, no tenemos
motivos para creer que alguna vez vendrá. ¿Y Ramban habría pensado por un
momento que más de seiscientos años después de su debate el tradicional Mesías
judío todavía no habría llegado? Ciertamente no. De hecho, en el debate dejó en
claro que esperaba que el Mesías viniera en los próximos noventa y cinco años.
Ver al Rabino Dr. Charles B. Chavel, ed. y trans., Ramban (Nachmanides): The
Disputation at Barcelona (Nueva York: Shilo Publishing House, 1983), 26; cf.
Además, los trabajos citados a continuación, n. 269). Curiosamente, cuando
revisé el texto del debate Ramban-Pablo Christiani, me sorprendí al ver que la
supuesta cita no se encontraba allí.

42. Genesis, The JPS Torah Commentary (Philadelphia: The Jewish Publication
Society, 1989), 89. Sarna, contrary to the general trend of past Jewish
scholarship, favors a passive translation of the verb bless (meaning that all
nations will be blessed through Abraham’s seed), as opposed to a reflexive
translation (meaning that all nations will bless themselves in the name of
Abraham’s seed, saying, “May God make you like the descendants of
Abraham”). For a discussion of the grammatical and interpretative issues, cf.
Michael L. Brown, “brk,” in The New International Dictionary of Old
Testament Theology and Exegesis, ed. Willem VanGemeren (Grand Rapids:
Zondervan, 1997), 1:757–67 (specifically 759–60).

43. Extrañamente, algunos anti-misioneros han apelado a versículos como


Miqueas 4: 5 ("Todas las naciones pueden andar en el nombre de sus dioses,
andaremos en el nombre de Jehová nuestro Dios por los siglos de los siglos") o
Deuteronomio 4:19 ("Y cuando miras hacia el cielo y ves el sol, la luna y las
estrellas -todas las huestes celestiales-, no te dejes seducir por inclinarse ante
ellos y adorar las cosas que el SEÑOR tu Dios ha asignado a todos las naciones
bajo el cielo "), como si estuviera bien para los gentiles adorar ídolos, mientras
los judíos sean fieles al único Dios verdadero; cf. Sigal, el judío y el misionero
cristiano, xvii-xviii.

44. Algunas de las estadísticas más sorprendentes a este respecto incluyen las
siguientes (actuales a principios de 1998): "Se han acumulado más
conocimientos científicos desde 1960 que los generados en los 5.000 años
previos de historia registrada. . . . [El fondo general de información] se duplica
cada 2 a 2,5 años. . . [y] para cuando un niño nacido hoy termine la universidad,
el cuerpo de conocimiento puede haberse cuadruplicado. Para cuando la persona
alcanza los 50 años de edad, el conocimiento acumulado puede haber crecido 32
veces. Hasta el 97 por ciento de todo el conocimiento habrá sido creado [¡tal vez
"descubierto" es una palabra mejor!] Desde que nació esa persona "(tomado de
www.ibm.com/Stories/1997/01/future4.html).

45. Por el "reino de Dios" me refiero a su dominio activo sobre la vida de


alguien, el hecho de que esa persona se someta a su voluntad. En definitiva, esa
es la clave de la paz y la armonía mundiales: ¡que el Señor gobierne sobre la
tierra!
46. ​​No estoy ni por un momento comprando en la locura religiosa popular
conocida como "locura milenaria" (que en realidad es el título de un video de
enseñanza de 1997 presentado por Bruce Marchiano; véase también Timothy J.
Dailey, Millennial Deception: Angels, Aliens y el Anticristo [Grand Rapids:
Elegido, 1995]). Sin embargo, este siglo ha sido el más trascendental y
accidentado de la historia de la humanidad, y es interesante observar que uno de
los más grandes hombres de oración en la historia de la iglesia, John "Praying"
Hyde, un cristiano estadounidense que se entregó a sí mismo llegar a la gente de
la India, escribió estas palabras en el año 1901: "Saludo en el siglo XX, la
bendición de nuestra época restaurada: una Iglesia santa en la vida, triunfante en
la fe, sacrificado en el servicio con un objetivo, predicar Cristo crucificado 'hasta
lo último de la tierra' ".

47. Entre los innumerables libros dedicados a las reflexiones judías y cristianas
sobre "Dios y el problema del mal", algunos estudios recientes destacan Richard
Swinburne, Providence and the Problem of Evil (Nueva York: Oxford, 1998);
Joni Eareckson Tada, Cuando Dios llora: Por qué nuestros sufrimientos le
importan al Todopoderoso (Grand Rapids: Zondervan, 1997); Edith Schaeffer,
Affliction (Grand Rapids: Baker, 1993); DA Carson, ¿Cuánto tiempo, oh Señor?
Reflexiones sobre el sufrimiento y el mal (Grand Rapids: Baker, 1991); un
clásico más antiguo es CS Lewis, The Problem of Pain (Nueva York: Macmillan,
1962). Para las reflexiones judías, cf. recientemente Reuven P. Bulka, Judaísmo
sobre la enfermedad y el sufrimiento(Northvale, NJ; Aronson, 1998); Shmuel
Boteach, Luchando con lo Divino: Una Respuesta Judía al Sufrimiento
(Northvale, NJ: Aronson, 1995); ver también David Charles Kraemer, Responses
to Suffering in Classical Rabbinic Literature (Nueva York: Oxford, 1994).

48. Citado en Michael L. Brown, Let No One Deceive You: Confronting the
Critics of Revival (Shippensburg, Pa .: Destiny Image, 1997), 212, con
referencias en 283, n. 19.

49. Para el Islam y la violencia, cf. Amir Taheri, Holy Terror: dentro del mundo
del terrorismo islámico (Bethesda, Md .: Adler y Adler, 1987); Emanuel Sivan,
Radical Islam: Medieval Theology and Modern Politics (New Haven: Yale Univ.
Press, 1985); Victor Mordecai, Is Fanatic Islam a Global Threat ?, rev. ed.
(Springfield, Mo .: np, 1996); para "cristianismo" y la espada, cf. 2.6. En
marcado contraste con la admonición del Nuevo Testamento de amar a los
enemigos y poner la otra mejilla (ver 2.5), el Corán alaba a los que mueren "en el
camino de Alá" (ver, por ejemplo, en el Corán 3: 156-59, 169). -75; la referencia
al "camino [árabe sabila ] de Alá" habla en particular de la guerra santa; véase
John Penrice, Dictionary y Glosario del Corán [Londres: Curzon Press, 1970],
66).

50. Cf. las declaraciones similares en el Talmud relativas a los tiempos


calamitosos inmediatamente anteriores a la venida del Mesías (Sanhedrín 97a) y
en particular la refutación de R. Abbaye a la afirmación de R. Yoseph de que
tales cosas han sucedido antes: quizás, pero nunca en el manera o orden
pronosticada!).

51. El respetado estadístico de la iglesia David Barrett, editor de la prestigiosa


Enciclopedia Cristiana Mundial , 2d ed. (Nueva York: Oxford, 1999), es el
investigador primario asociado con la estimación de trescientos mil mártires por
año. Para la descripción más completa del martirio de los cristianos en el siglo
XX, que ofrece una muestra representativa tanto del sufrimiento de estos
creyentes como de su fe triunfante, ver James C. y Martí Hefley, By Their Blood:
Christian Martyrs of the Twentieth Century, 2d ed. (Grand Rapids: Baker, 1996).
Cf. también Paul Marshall y Lela Gilbert, Their Blood Cries Out: La historia no
contada de la persecución contra los cristianos en el mundo moderno (Dallas:
Word, 1997); Nina Shea,En la guarida del león: cristianos perseguidos y lo que
la iglesia occidental puede hacer al respecto (Nashville: Broadman y Holman,
1997).

52. He is referred to as “the devil” in later Jewish and Christian literature; for in-
depth discussion about this figure as depicted in different religious traditions, see
the four-volume study of Jeffrey Burton Russell, The Devil: Perceptions of Evil
from Antiquity to Primitive Christianity (Ithaca, N.Y.: Cornell Univ. Press,
1977); Satan: The Early Christian Tradition (Ithaca, N.Y.: Cornell Univ. Press,
1981); Lucifer: The Devil in the Middle Ages (Ithaca, N.Y.: Cornell Univ. Press,
1984); Mephistopholes: The Devil in the Modern World (Ithaca, N.Y.: Cornell
Univ. Press, 1986). Note also Peggy Day, An Adversary in Heaven: Satan in the
Hebrew Bible(Atlanta: Scholars Press, 1988), y vea, más ampliamente, Bernard
McGinn, Antichrist: Dos mil años de fascinación con el mal (San Francisco:
HarperSanFrancisco, 1994).

53. Esta profecía no puede ser interpretada con referencia al tiempo del exilio
babilónico, ya que no fue seguido por la búsqueda prometida de Dios y el rey
davídico, ni puede referirse al tiempo del Segundo Templo, ya que durante ese
tiempo allí se ofrecieron sacrificios y se cumplieron al menos algunas de las
funciones sacerdotales.

54. El Nuevo Testamento pinta un cuadro del final de esta era que puede
caracterizarse como un tiempo de extremos paralelos, utilizando imágenes como
la separación del trigo y la cizaña en el momento de la cosecha (Mateo 13: 24-
30); la separación del pez bueno del pez malo después de una captura grande
(Mateo 13: 47-50); la separación de las ovejas de las cabras en el juicio final
(Mateo 25: 31-46); el temblor de todo lo que puede sacudirse para que solo el
reino indestructible de Dios permanezca (Hebreos 12: 25-29); El regreso del
Mesías resulta en la exultación de los justos y la destrucción de los malvados (2
Tesalonicenses 1: 6-10). Vea además esta declaración del último capítulo del
último libro del Nuevo Testamento: "Que el que hace mal continúe haciendo lo
malo; que el que es vil siga siendo vil; deja que quien hace lo correcto continúe
haciendo lo correcto;

55. Para un análisis más detallado de esto, ver vol. 2, 3.24.


56. Mordejai Staiman, Esperando al Mesías (Northvale, NJ: Aronson, 1977),
portada, portada interior, su énfasis. Por supuesto, hay muchos midrashim bien
conocidos en el Talmud y luego en la literatura rabínica que hablan, por ejemplo,
del Mesías ya a las puertas de Roma al final del período del Segundo Templo
(b.Sanhedrín 98a, esperando ser revelado). ) o haber nacido el día en que el
Templo fue destruido (Bereshit Rabbati, 130-31; véase convenientemente Patai,
Textos del Mesías, 124-25).

57. Ver vol. 3, secc. 4 para la discusión de las profecías relevantes.

58. De hecho, la primera gran biografía del rebe que publicó Lubavitch contenía
la oración rabínica, "Que su muerte sirva como expiación", justo al frente del
libro; para más información sobre este concepto tradicional judío de que la
muerte de los virtuosos atones, véase el vol. 2, 3.15.

59. Staiman, Esperando al Mesías, 250.

60. Michael Shapiro, The Jewish 100: Una clasificación de los judíos más
influyentes de todos los tiempos (Secaucus, NJ: Citadel, 1996); la referencia a
Menachem Schneerson se encuentra en 365. Por supuesto, este libro solo
representa las opiniones educadas de Shapiro, pero son opiniones que, en su
mayor parte, reflejan un consenso bastante amplio. Por lo menos, nos recuerdan
que fueron varios judíos íntimamente relacionados con el "cristianismo" -
Yeshua, Saúl de Tarso, Miriam (María) -que influyeron poderosamente en el
mundo y que su influencia enana completamente -en realidad, eso es una gran
subestimación- la influencia del rabino Schneerson. De hecho, hay más
judíos¡hoy que creen que Yeshua es el Mesías que aquellos que creen que el
Rebe es el Mesías! Esto también es algo que vale la pena considerar.
Curiosamente, a los ojos de sus admiradores, el Rebe ha adquirido una
importancia colosal; ver, por ejemplo, la evaluación de The Encyclopedia of
Hasidism, ed. Tzvi M. Rabinowicz (Northvale, NJ: Aronson, 1996), 430, donde
el rabino Schneerson es aclamado como "la personalidad judía más fenomenal
del siglo XX".

61. Entiendo, por supuesto, que en el tiempo de Jesús no había una visión judía
fija de qué tipo de hombre sería el Mesías y qué haría exactamente. Mi punto es
que ciertamente había judíos que esperaban un Mesías que hiciera milagros, y
sus milagros serían parte de la prueba de su mesianismo. Sobre la diversidad de
las expectativas mesiánicas en el primer siglo EC, cf. Jacob Neusner, William S.
Green y Ernest Frerichs, Judaísmos y sus Mesías en el cambio de la era
cristiana (Cambridge: Cambridge, 1987); Charlesworth, El Mesías; Collins, el
cetro y la estrella; Craig A. Evans y Peter W. Flint, eds. , Escatología,
Mesianismo y los Rollos del Mar Muerto(Grand Rapids: Eerdmans, 1997); ver
también la importante colección de material más antiguo en Leo Landmann, ed.,
Mesianismo en la Era Talmúdica (Nueva York: Ktav, 1979).

62. Esto es parte del texto llamado Apocalipsis Mesiánico (4Q521, fragmento 2),
como se traduce en la edición académica estándar de Florentino García
Martínez, Los Rollos del Mar Muerto Traducido (Leiden: Brill, 1994), 394. Para
la discusión de esto texto y sus sorprendentes paralelismos con algunas de las
palabras y hechos de Jesús, ver la discusión en Collins, The Scepter and the Star,
117-22.

63. Es importante recordar que, en términos generales, para la comunidad judía


del primer siglo, el judaísmo de los Rollos del Mar Muerto no era más o menos
"normativo" que el judaísmo de los fariseos o saduceos, a pesar de
reconstrucciones rabínicas posteriores que dan la impresión de que los otros
grupos no farisaicos eran completamente marginales. Esto, por supuesto, no es
cierto. Ver Günter Stemberger, Judío Contemporáneos de Jesús: Fariseos,
Saduceos, Esenios, trad. Allan W. Mahnke (Minneapolis: Fortress, 1995); y
observe a Anthony J. Saldarini, fariseos, escribas y saduceos en la sociedad
palestina (Wilmington, Del .: Michael Glazier, 1988); cf. también arriba, n. 61.
64. Ver Genesis Rabbah 95: 1 [Tanhuma Wayyigash 8] en este versículo que se
cumple en el mundo venidero.

65. Para una discusión de los milagros de Yeshua en el contexto de otros


milagros contemporáneos en el judaísmo, cf. Geza Vermes, Jesús el judío
(Filadelfia: Fortaleza, 1973), especialmente 69-80. Según Vermes, "es necesario
recordar que, desde la época del profeta Elijah, los judíos creían que los hombres
santos podían ejercer su voluntad sobre los fenómenos naturales".

66. Con referencia a varios demandantes mesiánicos en los primeros cinco siglos
de esta era, Patai, The Messiah Texts, xli, señala: "La creencia en estos
autoproclamados Mesías y en su poder para realizar milagros podría ser tan
fuerte que podría anula todos los instintos normales de autopreservación ".

67. Véase Schürer, Historia del pueblo judío, 1: 544-45.

68. Me refiero aquí especialmente a la descripción clásica de Maimónides del


Mesías que se ha convertido en normativa para muchos judíos, en la que
realmente restó importancia a la idea de que el Mesías sería un hacedor de
milagros (véase Mishné Torá, Hiljot Melajim 11: 3). En contexto, sin embargo,
Maimónides usó esta descripción para negarle a Jesús las verdaderas
credenciales mesiánicas, conocidas tanto por amigos como por enemigos como
un milagador excepcional. Curiosamente, Joseph Klausner, La Idea Mesiánica
en Israel, trad. WF Stinespring (Londres: George Allen, 1956), 506, enfatiza que
" el Mesías -y esto debe ser observado cuidadosamente! - nunca se menciona en
ninguna parte de la literatura tannaítica como un milagrosoper se "(su énfasis,
su punto era que era Dios quien realizaba los milagros en el momento de la
inauguración del reino mesiánico). Esto puede verse fácilmente como una
reacción de tipo al énfasis en los milagros de Yeshua en los primeros círculos
mesiánicos judíos, un período contemporáneo con los Tannaim (es decir, del
siglo primero al segundo EC). Vale la pena señalar que los rabinos talmúdicos
hablaron de todo tipo de transformaciones milagrosas, casi cósmicas que
tuvieron lugar en la era mesiánica, y sin embargo de alguna manera minimizaron
las sanidades milagrosas. Para más reflexiones sobre la minimización rabínica de
los elementos sobrenaturales del mesianismo, cf. Jacob Neusner, Mesías en
contexto: Historia y destino de Israel en el judaísmo formativo (Filadelfia:
Fortress, 1984); nótese también Vermes, Jesús el judío,80-82, quien explica por
qué, por su propia naturaleza, los fariseos y los judíos "carismáticos" tendrían
ciertos conflictos fundamentales, observando de manera bastante reveladora que
"desde que la halajá se convirtió en la piedra angular del judaísmo rabínico, no
es sorprendente que, a pesar de su atractivo religioso popular, Jesús, Hanina y los
demás [refiriéndose a los sabios que supuestamente tienen poderes milagrosos;
ver arriba, n. 65], fueron lenta pero seguramente exprimidos más allá de la
verdadera respetabilidad ".

69. Obviamente, no estoy garantizando que seas sanado de la enfermedad si te


conviertes en un seguidor de Jesús. Simplemente estoy diciendo que no es
realista que niegues que la curación y los milagros son importantes para ti.
Cuando la goma se encuentra con el camino y la calamidad golpea a casa, te
encontrarás buscando respuestas de "fe" más de lo que esperas. De hecho, ¡es un
dicho común entre los ministros que muchos ateo se hayan convertido
repentinamente en un profundo creyente en su lecho de muerte!

70. Para la historia completa, vea Roth, Ellos pensaron por sí mismos, 11-23.

71. Para la apelación al Salmo 44 como una aparente contradicción del pacto del
Sinaí (ver Sal. 44:17, "Todo esto nos sucedió a nosotros, aunque no te hemos
olvidado ni has sido falso en tu alianza ..."), ver vol. 3, 4.11, con referencia a Isa.
52: 13-53: 12.
72. Meir Simcha Sokolovsky, Profecía y Providencia (Jerusalén / Nueva York:
Feldheim, 1991), 79-80.

73. Ver Brown, nuestras manos están manchadas de sangre.

74. Cf. también Sokolovsky, Prophecy y Providence , 63-64, con referencia a


Deuteronomio 28:64; Sokolovsky señala que el Ramban en su Carta a Yemen
"explica que esta maldición significa que los gentiles obligarán a los judíos a
adorar a sus dioses. Y así fue. Desde el momento de la expulsión hace casi dos
mil años, apenas ha habido una generación que no haya estado sujeta, en una u
otra tierra, a los decretos de Shemad.(Conversión forzada), cuando a los judíos
se les ordenó renunciar a su fe y adorar a otros dioses bajo pena de muerte ".
Véase también su referencia a la interpretación de Rashi, ibid., de Deut. 28:36;
4:28. Por supuesto, para este autor judío ortodoxo, seguir el cristianismo
significa adorar a otros dioses, un concepto incorrecto al que prestaremos
considerable atención. Ver vol. 2, 3: 1-3.4.

75. Según Rashi, la "nación de los necios" se refiere a los negadores de la fe


(koperim), de acuerdo con el Salmo 14: 1 ("El necio dice en su corazón: 'No hay
dios'"). Cf. también W. Gunther Plaut, ed., The Torah: A Modern Commentary
(Nueva York: Unión de Congregaciones Hebreas Estadounidenses, 1985), 1559,
explicando la referencia a "no-folk" en el v. 21 como "un pueblo que Apenas
vale la pena mencionar o que son tan incivilizados que no merecen el nombre de
'personas'. El poeta puede no haber tenido una nación en particular en mente, su
declaración significa que cuando llegue el momento Dios usaría incluso bárbaros
para su propósito ".

76. Este es el concepto rabínico de middah middah middah, lo que significa que
Dios nos retribuye "medida por medida". Cf., por ejemplo, b. Shabat 105b;
segundo. Nedarim 32a; segundo. Sanedrín 90a; tenga en cuenta también un claro
ejemplo bíblico como Oseas 4: 6.

77. Ver también abajo, el final de 2.7, para una imagen del verdadero
cristianismo y su relación con el pueblo judío.

78. Para la persecución Judía Ortodoxa a los Judíos Mesiánicos en Israel hoy,
ver 2.7. Si alguien dijera que parece que quien sea que tenga la mayoría (o tenga
la mano derecha política) persigue, entonces eso no acusaría a ninguna de las
partes (es decir, ni a los cristianos ni a los judíos tradicionales) en sí misma. Sin
embargo, se podrían señalar ejemplos (como Estados Unidos, pasado y presente)
que eran claramente una mayoría "cristiana", pero seguían siendo en gran
medida tolerantes con las expresiones de fe judías, recibiendo cierto grado de
pluralismo y libertad religiosa; ver, sin embargo, Leonard Dinnerstein,
Antisemitism in America (Nueva York: Oxford, 1994); Frank E. Eakin Jr., ¿Qué
precio tiene prejuicio: el antisemitismo cristiano en Estados Unidos?(Nueva
York: Paulist, 1998). Para un estudio más centrado en un lado positivo de la
historia, ver David A. Rausch, Sionismo dentro del Early American
Fundamentalism, 1878-1918 (Nueva York: Edwin Mellen, 1979); cf. también
idem, fundamentalista-evangélicos y antisemitismo (Valley Forge, Pa .: Trinity,
1993).

79. Nótese que Rashi y Ramban explican la referencia a un "no-folk" en


Deuteronomio 32:21 (citado anteriormente, y ver n. 75) para los babilonios
(literalmente, caldeos).

80. Véase, por ejemplo, el trabajo gravemente defectuoso del autor cristiano
Gary North, The Judeo-Christian Tradition (Tyler, Tex .: Instituto para la
Economía Cristiana, 1990), esp. 86-88 (o más ampliamente, 73-130); El trabajo
de North es generalmente de un calibre mucho más alto que el que se refleja
aquí, y no pretendo aquí clasificarlo como antisemita. Cf. también James
McKeever, Claim Your Birthright (Medford, Ore .: Omega Publications, 1989),
265-79; El trabajo de McKeever, en general, es de una calidad mucho mejor que
la que se encuentra en el volumen citado. Lo más deplorable de todos, y
completamente desprovisto de una sólida erudición, es Theodore Winston Pike,
Israel: Our Duty. . . Nuestro dilema (Oregon City, Ore .: Big Sky Press, 1984),
20-105, 296-324. Para un resumen, vea Brown, Nuestro Las manos están
manchadas de sangre, 68-69, con referencias en 199-200 y 235-36.

81. He hecho referencia a Richard y Sabina Wurmbrand (1.13). Sabina conoció y


perdonó -con muchas lágrimas- al asesino nazi de su familia, poco después de
haberse arrepentido de sus pecados y haber recibido la misericordia de Dios a
través de Jesús, el Mesías. Para un ejemplo clásico de una mujer piadosa que
regresó para acercarse a las mismas personas que mataron a su esposo, viviendo
con ellos durante años y llevándolos a la fe en Jesús, véase Elisabeth Elliot,
Through Gates of Splendor, rev. ed. (Wheaton: Tyndale, 1986). El esposo de
Elisabeth, Jim Elliot, junto con otros cuatro misioneros, fue asesinado por los
indios Auca en Ecuador en 1956.

82. D. James Kennedy y Jerry Newcombe, ¿Qué pasaría si Jesús nunca hubiera
nacido? El impacto positivo del cristianismo en la historia (Nashville: Thomas
Nelson, 1994), 196-97.

83. Ibid., 197.

84. Ver vol. 3, 5.19.

85. Ver Kennedy y Newcombe, ¿Qué pasa si Jesús nunca hubiera nacido ?,
209-11 (parte de un capítulo muy honesto y autocrítico titulado "Los pecados de
la Iglesia", 205-23).
86. Por supuesto, es más exacto decir que tanto la fe mesiánica judía como la
tradicional judía se desarrollaron a partir de las Escrituras hebreas, y que el
cristianismo y el judaísmo rabínico son por lo tanto hermanos, que en realidad es
el título de un libro reciente del rabino Hayim Goren Perelmuter, hermanos:
Judaísmo rabínico y el cristianismo temprano en sus comienzos (Nueva York:
Paulist, 1989). Él correctamente observa (ibid., 16) que "Tanto el judaísmo
rabínico, la forma en que el judaísmo sobrevivió a la destrucción del Estado y el
Templo por los romanos, y el cristianismo se formaron aproximadamente al
mismo tiempo". Véase también Hershel Shanks, ed., Cristianismo y judaísmo
rabínico: una historia paralela de los orígenes y el desarrollo
temprano(Washington, DC: Biblical Archeology Society, 1992), y observe a
Ellis Rivkin, "Un judío mira el Nuevo Testamento", en idem, ¿Qué crucificó a
Jesús? Mesianismo, fariseísmo y desarrollo del cristianismo (Nueva York:
UAHC Press, 1997), 133-131, que ve el judaísmo rabínico y el cristianismo
como "mutaciones" (divinamente aceptadas, al menos) de la religión de Israel,
aunque todavía reconoce el judaísmo como la madre y el cristianismo como la
hija (ibid., 3). En cualquier caso, por el momento, aceptaré al pie de la letra la
generalización de que el cristianismo surgió del judaísmo.

87. Ver Corrie ten Boom con John y Elizabeth Sherrill, The Hiding Place (Old
Tappan, NJ: Chosen, 1977); más ampliamente, vea el excelente resumen en
Rausch, Legacy of Hatred, 147-54.

88. La historia de conversión más dramática de la que soy consciente es la de


David Berkowitz, el famoso hijo del asesino en serie de Sam, quien, junto con
un grupo de satanistas, aterrorizó a la ciudad de Nueva York en 1977. Hemos
documentado esta apasionante cuenta, que muestra la asombrosa misericordia y
la gracia de Dios, en un video titulado "Hijo de Sam, Hijo de la Esperanza" (ICN
Ministries, 1998).
89. En contraste con esto, uno puede apuntar al Islam chiíta, consistentemente
más violento que la rama sunita mucho más grande, siguiendo los pasos de sus
orígenes turbulentos. Por lo tanto, la violencia que marcó la fundación del Islam
chiita se ha perpetuado a través de los siglos.

90. Esto fue claramente articulado por Riggans, Yeshua ben David, 197: "Lo que
Jesús realmente está diciendo, entonces, es que cuando los judíos se vuelvan
creyentes en Jesús terminarán como víctimas de la agresión. ¡Ellos sufrirán la
violencia, no la perpetrarán!

91. Para comprender el significado de esto, digamos que tantos judíos jasídicos
fueron asesinados por su fe durante un lapso de cincuenta años que, a lo largo de
décadas, la palabra para mártir en nuestro idioma se volvió hasid, como en ".
Déjame decirte cuántos de nuestros pueblos han sido hasid por su fe ". Ese sería
un fenómeno lingüístico equivalente.

92. Para los fundamentos teológicos detrás de esto, cf. Joseph Ton (Tson),
Sufrimiento, Martirio y Recompensas en el Cielo (Lanham, Md .: Univ. Press of
America, 1997).

93. De manera similar, muchos judíos rabínicos (es decir, fariseos) fueron
encarcelados, ejecutados o torturados por los romanos por negarse a renunciar a
su fe.

94. Para detalles desgarradores, ver ahora Cal R. Bombay, Let My People Go!
(Portland, Ore .: Multnomah, 1998). También hay un poderoso video emitido por
Voice of the Martyrs, "Mission Sudan: Running to Help", con algunas imágenes
gráficas.
95. El 10 de octubre de 1996, una mafia anticristiana de veinte atacó a la familia
de un cristiano indonesio llamado Petrus Kristian, atrapando a su padre, madre,
hermana, primo y un trabajador de la iglesia en una casa, y luego quemándolos
hasta la muerte. . Sorprendentemente, tuvo esto que decir poco después de la
tragedia: "En mi opinión, porque tenemos a Jesús no es difícil ser cristiano
aunque haya muchas opresiones" (citado en "La Voz de los Mártires", julio de
1997, 7). ) Ese es el espíritu del verdadero cristianismo.

96. Richard Wurmbrand, The Overcomers (Tunbridge Wells: Monarch, 1993),


18-19. Todo este libro está lleno de ejemplos similares de fe notable en medio de
la persecución por la fe. Si bien muchos cristianos evangélicos conocen estos
ejemplos, me temo que el lector judío promedio no está al tanto de tales relatos,
tal vez solo haya leído sobre el heroísmo judío en medio del sufrimiento.

97. Es a esta iglesia a la que anteriormente nos referimos como "cristiandad"


para distinguir la expresión mundana, política ya veces violenta del cristianismo
de la realidad.

98. Marcel Simon, Verus Israel, trad. H. McKeating (Londres: The Littman
Library of Jewish Civilization, 1996), 226. Toda su discusión sobre 224-33 es
importante.

99. Para la conversión de los judíos en Menorca en 418, ver Scott Bradbury, ed.
y trans., Severo de Menorca: Carta sobre la conversión de los judíos (Nueva
York: Oxford, 1996).

100. Véase Schürer y otros, History of the Jewish People, 1: 207, 538; 2: 3-6, 10.
101. Ver Troki, Faith Strengthened, 173: "Jesús mismo admitió que su objetivo
no era el de pagar la paz; porque él dice en Mateo x. 34, "No penséis que he
venido para enviar paz a la tierra, no he venido para enviar paz, sino espada".

102. Para más pensamientos sobre esto, cf. arriba, 1.9.

103. Dan Cohn-Sherbok, El judío crucificado (Grand Rapids: Eerdmans, 1997),


25. Para una perspectiva interesante de esta literatura, ver Oskar Skarsaune, "La
historia olvidada del filosofismo en la antigüedad y la temprana edad media"
Mishkan 21 (1994): 40-51.

104. Este santo de la iglesia era un predicador tan articulado que, después de su
muerte, fue apodado "Crisóstomo", que significa "Boca Dorada". Para una buena
biografía, véase JND Kelly, Golden Mouth: La historia de Juan Crisóstomo,
Asceta, Predicador, Obispo (Grand Rapids: Baker, 1998).

105. He extraído estos escritos del útil resumen en Edward H. Flannery, La


angustia de los judíos: Veintitrés siglos de antisemitismo (Nueva York: Paulist,
1985), 50-52.

106. Cohn-Sherbok, judío crucificado, 28.

107. Ver Brown, nuestras manos están manchadas de sangre, 89-97, con
referencias; para una visión general de las Cruzadas, cf. Jonathan Riley-Smith,
Una breve historia de las cruzadas (New Haven: Yale, 1987), junto con las obras
citadas en Brown, 238. Por horripilantes que fueran estas acciones de la mafia,
algunas resultaron bastante convenientes, ya que muchas de las " Los cristianos
"estaban fuertemente endeudados con los prestamistas judíos (una de las pocas
profesiones abiertas a los judíos en ese momento), y si estos judíos pudieran ser
asesinados, las deudas podrían ser eliminadas. Para la oposición de la iglesia a
las acciones asesinas de los cruzados, cf. las palabras de Bernardo de Clairvaux,
citado en Rausch, Legacy of Hatred, 27. Bernard era un defensor de las Cruzadas
pero no de su violenta persecución de los judíos.

108. Véase nuevamente Brown, ibid., 59-63, con referencias en 195 y 235-36.

109. Para referencias, cf. Brown, ibid., 14-15; ver más allá los trabajos citados
inmediatamente debajo, n. 110, y cf. Heiko A. Oberman, Las raíces del
antisemitismo en la era del Renacimiento y la Reforma, trad. James I. Packer
(Filadelfia: Fortaleza, 1981).

110. Ver Charlotte Klein, Anti-Judaism in Christian Theology, trad. Edward


Quinn (Filadelfia: Fortress, 1978), 11-13 (sorprendentemente, Grundmann
continuó escribiendo y enseñando sin interrupción después de la Segunda Guerra
Mundial, y sus escritos, tanto antes como después del Holocausto, continuaron
siendo utilizados por la comunidad académica) ; ver más adelante Robert Kittel,
teólogos bajo Hitler (New Haven: Yale, 1985); Alan Rosen, "Conocido
familiarmente como Kittel": La Política Moral del Diccionario Teológico del
Nuevo Testamento, "en Grandeza contaminada: antisemitismo y héroes
culturales,ed. Nancy A. Harrowitz (Filadelfia: Temple Univ. Press, 1994), 37-50;
¡para la respuesta de Martin Buber a la propuesta de Kittel sobre los judíos, que
Kittel realmente envió a Buber! Véase la importante colección editada por Frank
Ephraim Talmage, Disputation and Dialogue: Readings in the Jewish-Christian
Encounter (Nueva York: Ktav / Anti-Defamation League de B'Nai Brith, 1975),
49-54, "Una carta abierta a Gerhard Kittel", tratada en todas partes por Buber
como "werter Herr Kollege" (digno colega). Talmage ha introducido esta
selección con el doloroso título de "Respuesta a un cristiano nazi" (49), palabras
que deberían enviar escalofríos a las espaldas de todos los lectores
verdaderamente cristianos.

111. Para un estudio profundo y apreciativo de Tyndale, ver David Daniell,


William Tyndale: A Biography (New Haven: Yale, 1994).

112. Para la discusión de este texto, ver abajo, 2.7. Curiosamente, fue Pelagio, un
cristiano "no ortodoxo" en el siglo v que comentó aquí: "Todo lo que sigue está
diseñado para evitar que los gentiles se llenen de orgullo hacia los judíos". Véase
Gerald Bray, ed., Romanos, Comentario cristiano antiguo sobre las Escrituras
(Downers Grove, Ill .: InterVarsity Press, 1998), 298.

113. De hecho, a lo largo de su historia, la cristiandad nunca aprobó oficialmente


la conversión de personas por la fuerza, algo que es, de hecho, una práctica
aceptada -y justificada- en algunas expresiones del Islam (y véase arriba, n. 49).
También es importante recordar qué tan intensas pueden ser las polémicas
escritas , sin ninguna violencia física asociada con esas palabras. Para una
perspectiva interesante y relacionada, ver Miriam S. Taylor, Anti-Judaísmo e
Identidad Cristiana Temprana: Una Crítica del Consenso Estudiantil, Studia
Post-Biblica 46 (Leiden: EJ Brill, 1995), quien argumenta que fue
principalmente "simbólico". Judaísmo "que fue atacado en la literatura de la
iglesia primitiva.

114. Flannery, angustia de los judíos,46, es circunspecto con respecto a la


existencia del antisemitismo en la iglesia en la era precontinental: "¿Existió el
antisemitismo en la Iglesia durante los primeros tres siglos? Las opiniones
difieren Es difícil, por nuestra parte, categorizar como antisemitas: las escrituras
cristianas hostiles o las acciones efectivamente provocadas por los judíos;
tratados o enseñanzas teológicos o apologéticos que exponen un antijudaísmo
más o menos integral a los dogmas de la Iglesia; o la indignación de pastores
gravemente preocupados por los peligros que el judaísmo representaba para sus
congregaciones a menudo superficialmente cristianizadas. . . . Los primeros tres
siglos sirvieron como advertencia de que el antijudaísmo teológico o pastoral
podía tomar dos direcciones: una hacia una separación y desacuerdo benigno,
incluso benevolente. . .Legacy of Hatred, 20-22.

115. Para la interacción de la política y la religión en la era de Constantinopla,


cf. Ramsay MacMullen, cristianización del Imperio Romano (AD 100-400)
(New Haven: Yale, 1984).

116. Phillip Schaff, ed., The Nicene and Post Nicene Fathers, First Series, vol. 4
(Albany, Ore .: Sage Software, 1996), 766.

117. Phillip Schaff, editor, The Nicene and Post Nicene Fathers, First Series, vol.
1 (Albany, Ore .: Sage Software, 1996), 33.

118. Ver más Flannery, Angustia de los judíos, 53. Por supuesto, para Agustín,
de acuerdo con los puntos de vista de otros líderes de la iglesia, los judíos
estaban destinados a vagar por la tierra bajo el juicio divino, una prueba continua
de su rechazo por Dios.

119. Citado en Simon, Verus Israel, 231 (con traducción en 512).

120. Ibid.
121. John BY Hood, Aquinas and the Jews (Filadelfia: Univ. Of Pennsylvania
Press, 1995), 107-8. Por supuesto, la usura (es decir, prestar dinero con intereses)
era especialmente importante para el sustento judío, ya que a veces era la única
profesión importante permitida a los judíos en la sociedad. Para un resumen de
Sicut Judaeis, cf. ibid., 29-31.

122. Ibid., 111.

123. Al concluir un estudio que debe evaluarse con cautela, Elaine Pagels, The
Origin of Satan (Nueva York: Random House, 1995), 184, señala con razón que,
"Muchos cristianos. . . desde el primer siglo hasta Francisco de Asís en el siglo
XV y Martin Luther King, Jr., en el siglo XX, han creído que estaban del lado de
Dios sin demonizar a sus oponentes. Su visión religiosa los inspiró a oponerse a
las políticas y poderes que consideraban malvados, a menudo arriesgando su
bienestar y sus vidas, mientras rezaba por la reconciliación, no la condena, de
aquellos que se oponían a ellos ".

124. Carter Lindberg, "Las actitudes de Lutero hacia el judaísmo", en Harrowitz,


Tainted Greatness, 22 (todo el artículo va desde 15-35).

125. Sigo aquí el muestreo conveniente y representativo citado por Lindberg,


ibid., 17-18.

126. Para algunos antecedentes históricos, así como para algunas de las otras
publicaciones antijudías de Lutero escritas al mismo tiempo, véase Graham
Keith, Hated without a Cause? Una encuesta de antisemitismo (Carlisle:
Paternoster, 1997), 149-74; Oberman, raíces del antisemitismo . Debo señalar,
por supuesto, que la situación de los judíos en gran parte de Europa era apenas
mejor que la que se describe en las medidas de Lutero. Además, sus
descripciones burdas y básicas de los judíos como pueblo eran paralelas a sus
descripciones de los líderes papales (¡y en realidad, a todos sus otros
oponentes!), A quienes también vilipendió en los términos más crueles. Para una
traducción al inglés del más bajo de los escritos antijudíos de Lutero, Vom Schem
Hamphoras,la mayoría de los cuales se gasta en refutar las creencias judías
percibidas contra el cristianismo, ver Gerhard Falk, The Jew in Christian
Theology (Jefferson, Carolina del Norte: McFarland, 1992). Nótese también que
Lutero, como otros líderes cristianos en la historia, estaba preocupado por la
influencia judía en el cristianismo (en el caso de Lutero, la influencia de la
interpretación judía de la Biblia infiltrándose en la iglesia, como si esto hubiera
sido un grave peligro), explicando también por qué atacó y denigró la fe judía en
términos tan duros. ¡Fue para "proteger" a los cristianos! Para el argumento de
que las últimas (y más duras) escrituras antijudías de Lutero fueron producto de
la vejez y la enfermedad, véase John Warwick Montgomery, "Lutero,
antisemitismo y sionismo", en Christianity Today (8 de septiembre de 1978), 79-
80.

127. Grandeza contaminada.

128. Cf. Lindberg, "Actitudes de Lutero", para más detalles.

129. Citado en ibid., 25.

130. Debido a esto, se ha debatido si las obras de Lutero realmente influenciaron


a Hitler en absoluto. Más bien, es posible que simplemente le hayan
proporcionado otro florete para su locura. Cf. nuevamente ibid., 25, con
referencias.

131. Cf. esta declaración hecha en 1984 por la Federación Luterana Mundial:
"No podemos aceptar o condonar los violentos ataques verbales que el
Reformador hizo contra los judíos. Los pecados de los comentarios antijudíos de
Lutero y la violencia de sus ataques contra los judíos deben ser reconocidos con
profunda angustia, y todas las ocasiones para un pecado similar en el presente o
en el futuro deben ser removidas de nuestras iglesias. . . . Los luteranos de hoy se
niegan a estar sujetos a todas las expresiones de Lutero contra los judíos. "Vea
Nuestras manos manchadas de sangre, 180-81, n. 20, para más detalles.

132. Como se mencionó anteriormente, sin embargo, algunos prominentes


teólogos luteranos alemanes fueron nazis, lo que refleja el hecho de que
siguieron los escritos antijudíos de Lutero en contraste con otros teólogos
luteranos en otros países.

133. David HC Read, "Reflexiones de una avispa importada", en la eliminación


del antijudaísmo del púlpito, ed. Howard Clark Kee e Irvin J. Borowsky
(Filadelfia: American Interfaith Institute, 1996), 62-63 (el artículo completo va
de 60 a 66).

134. Para un estudio de la historicidad y exactitud de los Evangelios, que,


tradicionalmente, han sido objeto del mayor ataque y escrutinio, cf. Craig L.
Blomberg, La Confiabilidad Histórica de los Evangelios (Downers Grove, Ill .:
InterVarsity Press, 1987).

135. El relato de Josefo, confirmado también por los primeros registros de la


iglesia, es aceptado por la mayoría de los historiadores de la actualidad. Para
referencias, ver debajo, n. 276. Curiosamente, James era tan estimado y su
asesinato tan escandaloso para muchos judíos, que el líder de la iglesia primitiva,
Hegesipo, afirmó que la destrucción de Jerusalén en el año 70 DC no ocurrió
como un castigo por la crucifixión de Jesús, un punto de vista común en el la
iglesia primitiva, ¡pero a causa del asesinato de James! Ver a Simon, Verus
Israel, 67-68.

136. Véase más arriba, 1.4, n. 9. Según William Horbury, judíos y cristianos: en
Contact and Controversy (Edimburgo: T & T Clark, 1998), 110, el birkat
haminnim "no fue decisivo por sí solo en la separación de la iglesia y la
sinagoga, pero dio solemne expresión litúrgica de una separación efectuada en la
segunda mitad del primer siglo a través del grupo más amplio de medidas a las
que pertenece. "Para una perspectiva contemporánea de esta maldición, cf. los
comentarios del Artscroll Siddur, citados por Weinberger, Jewish Outreach,149,
n. 2: "Cronológicamente esta es la 19 bendición de Shmone Esrei; fue instituido
en Yavneh durante el mandato de R. Gamliel II como Nasi de Israel, un tiempo
después de la destrucción del segundo Templo. La bendición fue compuesta en
respuesta a las amenazas de sectas judías herejes como los saduceos, los
boethusianos, los esenios y los primeros cristianos. Intentaron desviar a los
judíos por medio del ejemplo y la persuasión, y utilizaron su poder político para
oprimir a los judíos observadores y calumniarlos ante el gobierno antisemita
romano. En esta atmósfera, R. Gamliel sintió la necesidad de una oración en
contra de los herejes y calumniadores y de incorporarla al Shmone Esrei para
que la población se diera cuenta del peligro.

137. Simon, Verus Israel, 66-67. Por supuesto, estos primeros creyentes judíos
difícilmente se habrían visto a sí mismos como "profesantes del cristianismo",
como si se tratara de una nueva religión nueva. Por el contrario, se veían a sí
mismos como simplemente abrazar la fe mesiánica anticipada por sus
antepasados. En este sentido, la observación de Scot McKnight, "Un crítico leal:
la polémica de Mateo con el judaísmo en perspectiva teológica", en Antisemitism
and Early Christianity, ed. Craig A. Evans y Donald A. Hagner (Minneapolis:
Fortress, 1993), 55-79 (aquí 57, n. 5), es bastante relevante: "Los primeros
cristianos judíos, me parece, se consideraban a sí mismos como verdaderos
judíos y vio a los judíos no mesiánicos como falsos judíos. Pero estos primeros
judíos cristianos se vieron a sí mismos, entonces, en cuanto al judaísmo
(definido mesiánicamente). Por lo tanto, eran "judaísmo anti-nonmessianic" o
"judaísmo anti-desobediente" pero no simplemente "antijudaísmo" (¿qué tipo?),
"Con referencia también a LT Johnson", calumnia antijudía del Nuevo
Testamento y las convenciones de Ancient Polemic, " Journal of Biblical
Literature 108 (1989): 419-41 (específicamente 423-30). He añadido el énfasis
en la cita de McKnight, que merece una seria consideración académica y está en
marcado contraste con las declaraciones inexactas y emocionalmente cargadas
en Moshe, la verdad del judaísmo,3: "De la mano con la destrucción
determinada del judaísmo, que está enraizada en el Nuevo Testamento, se
encuentra un odio hacia los judíos. . . . Pablo formó la Iglesia de una manera que
eliminó todos los vínculos con el judaísmo y lo maldijo al mismo tiempo. El
Nuevo Testamento dice que el judaísmo es malo y abandonado por Dios,
mientras que el cristianismo es bueno y querido. "Joseph Klausner nos da una
imagen más precisa aquí, señalando que mientras Pablo se oponía a cierta forma
de judaísmo," consideraba su enseñanza como verdadero judaísmo, como el
cumplimiento de las promesas y garantías del judaísmo auténtico "( De Jesús a
Pablo, traductor William F. Stinespring [Nueva York: Macmillian, 1943], 591,
citado en Evans y Hagner, ibid., 129, n. 2, junto con otras referencias
importantes).

138. La evaluación de James Parkes en su importante e innovador estudio, El


conflicto de la iglesia y la sinagoga: un estudio sobre los orígenes del
antisemitismo (Nueva York: Atheneum, 1985), 121-50, que prácticamente
exculpa a los judíos de cualquier participación en el martirio de los cristianos, ha
sido juzgado por algunos estudiosos como un ejemplo de erudición
excesivamente pro judía, por lo tanto sesgada en la otra dirección. La evaluación
de Flannery, Angustia de los judíos, es más precisa. Para un importante estudio
sobre Parkes y su obra, ver Robert Andrew Everett, Christianity without
Antisemitism: James Parkes y Jewish Jewish Encounter, Studies in Antisemitism
(Nueva York: Oxford, 1993).

139. Ver además Claudia J. Setzer, Respuestas Judías a los Primeros Cristianos:
Historia y Polémica, 30-150 C.E. (Minneapolis: Augsburg-Fortress, 1994); y
Stephen G. Wilson, Related Strangers: Jews and Christians 70-170 C.E.
(Minneapolis: Fortress, 1995), especialmente 169-94, para la evaluación de la
evidencia. Tenga en cuenta también, Horbury, Judios y cristianos, con especial
atención a la literatura judía-cristiana temprana.
140. Flannery, Angustia de los judíos, 36. Para la discusión de las atrocidades
aparentemente cometidas por Bar Kochba, cf. arriba, n. 67.

141. Para los antecedentes de Toledot Yeshu, ver arriba, 1.8, n. 22; para su uso y
abuso por antisemitas, cf. las obras citadas anteriormente, n. 80. Las primeras
acusaciones registradas de bastardía con respecto a Jesús pueden fecharse en el
siglo II, en los labios de Celsus (como se relata en el Contra Celsum de Orígenes
).

142. Este aviso fue enviado por la Embajada Cristiana Internacional firmemente
sionista en Jerusalén, el sábado 28 de noviembre de 1998. La cantidad de
"manifestantes" reportados varía entre quinientos y mil judíos ultraortodoxos,
incluido el jefe rabino local, Yehuda Deri. , quien sin vergüenza llamó a la
acción en una emisión de radio el viernes - el mismo día de la semana, se ha
observado que los predicadores de la radio musulmana piden acciones violentas
contra los judíos! - solicitando subsecuentemente a la policía que ayude a cerrar
las actividades del Mesiánico Judios. Ver "Maoz Israel", enero de 1999 (este es
el boletín de noticias de Ari y Shira Sorko-Ram).

143. Citado en el Jerusalem Post, según lo informado por Bradley Antolovich,


"News Report from Jerusalem" (correo electrónico), 2 de diciembre de 1998.
Otra cita de Adrian llevada por el Jerusalem Post (4 de diciembre de 1998)
decía: "Esto no fue es una demostración; esto fue una mafia. "Se habían reunido
porque se difundió un falso rumor de que los judíos mesiánicos traían dos
autobuses repletos de niños y bebés judíos para ser bautizados ese día. Por
supuesto, ¡no hubo autobuses, ni la congregación practicó el bautismo de niños o
infantes!

144. Brown, nuestras manos están manchadas de sangre, 21.


145. Ibid., 20.

146. Ibid.

147. Citado en Bray, Romanos, 299. A la luz de este entendimiento,


Ambrosiaster, quien pudo haber tenido una gran influencia en Agustín, escribió
(con referencia a Romanos 11:31): "Pablo recuerda la incredulidad de los
gentiles, por lo que avergonzados de ello no pueden insultar a los judíos que no
han creído, sino que se regocijan cuando aceptan la promesa de Dios ". Citado en
ibid., 300.

148. Citado en ibid., 298-99.

149. Citado en Brown, Nuestras manos están manchadas de sangre, 25.

150. Ibid., 23.

151. En verdad, podría ampliar este tema durante horas, ya que mi libro Nuestras
manos están manchadas de sangreha sido traducido a numerosos idiomas,
incluyendo coreano, japonés, finlandés, sueco, noruego, holandés, ruso, rumano,
húngaro, italiano y alemán, como resultado de lo cual, hemos recibido
comentarios de lectores cristianos de todo el mundo que fueron absolutamente
horrorizado al escuchar algo llamado antisemitismo "cristiano". En todos sus
años en la iglesia, ¡nunca habían conocido a un cristiano que odiara, despreciara
o maltratara a un judío! Más bien, lo que normalmente escucharíamos de
nuestros lectores es que tan pronto como se volvieron "nacidos de nuevo" a
través de la fe en Jesús, sintieron un amor especial por el pueblo judío. Tenga en
cuenta también la referencia a "casi cuatro mil cartas" recibidas por David
Rausch a partir de un período de 1984, cuando la primera edición de su Legado
de odio fue publicado, hasta 1990, cuando se publicó la segunda edición
(prefacio, ix).

152. Para una encuesta breve e interesante, ver Timothy P. Weber, "Cómo los
evangélicos se convirtieron en el mejor amigo de Israel", Christianity Today (5
de octubre de 1998), 39-49, y cf. también Rausch, sionismo dentro del primer
fundamentalismo estadounidense (Nueva York: Edwin Mellen Press, 1979).

153. Estas fueron las palabras de Pieter Miedema, citado en André Stein, Quiet
Heroes: Historias verdaderas del rescate de judíos por cristianos en la Holanda
ocupada por los nazis (Nueva York: New York Univ. Press, 1988), 93.

154. Ver Rausch, Legacy of Hatred, 148, 153, para más detalles y referencias
bibliográficas. Henri de Lubac, Resistencia cristiana al antisemitismo: recuerdos
de 1904-1944, trad. Elizabeth Englund (San Francisco: Ignatius Press, 1990), 15,
hace referencia a un franco líder católico francés que, "sin tener en cuenta los
abusos que se desató sobre él", continuó hablando en nombre de los judíos. ¿Su
razón? En esencia, fue esto: "Defiendo a Israel porque Jesús fue el descendiente
de David. Yo defiendo a Israel porque soy cristiano; como cristiano, tengo el
deber de ayudarla ".

155. Peter Schäfer, Judeofobia: actitudes hacia los judíos en el mundo antiguo
(Cambridge: Harvard Univ. Press, 1997), 11.
156. Ver Samuel Sandmel, antisemitismo en el Nuevo Testamento? (Filadelfia:
Fortress, 1978), 1. Para las claras distinciones de Sandmel entre "antisemitismo
pagano" y "antisemitismo cristiano", cf. ibid., 5.

157. Para las fuerzas diabólicas detrás del antisemitismo, cf. Brown, nuestras
manos están manchadas de sangre, 155-64.

158. Cf. Sydney Jellicoe, The Septuagint and Modern Study (Oxford: Clarendon,
1968), 29-171, para una discusión sobre los orígenes míticos y reales de la
Septuaginta.

159. Ver McKnight, A Light entre los gentiles.

160. Para una discusión detallada, ver Walter C. Kaiser Jr., Los usos del Antiguo
Testamento en el Nuevo (Chicago: Moody, 1985), 2-4. Señala que el texto del
Nuevo Testamento Griego de la Sociedad Bíblica Unida "enumera más de 2,500
pasajes del NT de casi 1,800 pasajes del Antiguo Testamento ", mientras que
Henry M. Shirer, en su estudio de 1974 ( Encontrando el Antiguo Testamento en
el Nuevo, Westminster), encontró un total de "1,604 citas en NT de 1,276 textos
diferentes del Antiguo Testamento", incluidas 239 citas directas "extraídas de
185 pasajes diferentes del Antiguo Testamento." ¡Y esto es tanto más
extraordinario cuando uno se da cuenta de que todo el Nuevo Testamento
contiene menos de 8,000 versículos! Ver más Gleason L. Archer y Gregory
Chirichgno, Citas del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento(Chicago:
Moody, 1983), para un análisis verso por verso en hebreo y griego; y cf. GK
Beale, ed., The Right Doctrine from the Wrong Texts? Ensayos sobre el uso del
Antiguo Testamento en el Nuevo (Grand Rapids: Baker, 1994). Curiosamente, el
Libro de Apocalipsis, el último libro del Nuevo Testamento, contiene 404
versículos, más de la mitad (aproximadamente 278 versículos) están extraídos de
las imágenes de las Escrituras hebreas, aunque Apocalipsis no cita directamente
un verso del Tanakh . Más ampliamente, cf. Steven Thompson, The Apocalypse
and Semitic Syntax, SNTSMS 52 (Cambridge: Cambridge Univ. Press, 1985).

161. La única otra figura llamada Rabino es John the Immerser (Juan 3:26).

162. El popular autor cristiano Philip Yancey recientemente notó que tal
genealogía equivaldría a llamar a alguien en Estados Unidos hoy "el hijo de
Abraham Lincoln, el hijo de George Washington". ¡Eso es lo más americano que
se puede obtener! De la misma manera, no podría haber nada más judío que
identificar a alguien como "hijo de David, hijo de Abraham", un hecho que
sorprendió a Yancey de una manera nueva cuando trabajó en su libro best-seller,
The Jesus I Never Knew. (Grand Rapids: Zondervan, 1995).

163. Ver Gartenhaus, famosos cristianos hebreos, 124.

164. Ibid.

165. Ibid., 125. Observe también la descripción de Rivkin, ¿qué crucificó al


Mesías ? , 107, en cuanto a lo que alguien encuentra al abrir el Nuevo
Testamento: "Uno se impresiona por el marco del judaísmo que encierra todo lo
que se registra en el Evangelios sinópticos, Hechos y las Epístolas de Pablo.
Apenas hay una página que no tenga algún texto de prueba extraído del Antiguo
Testamento: Abraham, Moisés, David y Elías son los héroes espirituales; Jesús
es un maestro judío que frecuenta la sinagoga, visita el Templo, refuta a los
saduceos, rechaza a los fariseos, evoca las Escrituras y termina su vida en la cruz
bajo un titulollevando la inscripción Jesús, Rey de los Judíos. Como Jesús, todos
sus discípulos son judíos porque parecía ser para ellos el Hijo del Hombre, el
Mesías, el vástago de David, predicando el evangelio del reino de Dios al pueblo
de Dios. Pablo, el predicador más dotado de Cristo resucitado, había sido en
cuanto a la Ley a Fariseo, en cuanto a la justicia sin culpa en virtud de la Ley ".

166. Algunos de los mejores eruditos israelíes están involucrados en la Escuela


de Investigación Sinóptica de Jerusalén, ¡y sus conclusiones con respecto al
carácter judío de los Evangelios a menudo son incluso más positivas que las
mías! Para una gran colección de ensayos de uno de los líderes judíos de la
Escuela de Jerusalén, ver David Flusser, Judaísmo y los orígenes del
cristianismo (Jerusalén: Magnes, 1988); ver también idem, Jesús (Winona Lake,
Ind .: Eisenbraun, 1997).

167. Cf. la declaración de Moshe, citada anteriormente, n. 137; En contraste con


esto, el eminente historiador Marcel Simon señaló que "no hay sombra de
antisemitismo en San Pablo". Estaba decepcionado con sus compatriotas pero
incapaz de odiarlos ". Ver Verus Israel, 207. El comentario de Simon es
especialmente notable a la luz de sus creencias de que" el sentimiento antijudío
"se puede encontrar en el Evangelio de Juan (ibid.).

168. Para la cita de Isaías 59 al final de Romanos 11, ver vol. 3, 5.1.

169. Las obras recientes, algunas de las cuales sostienen teorías extremadamente
controvertidas (por ejemplo, Maccoby), incluyen a Rosemary Radford Reuther,
Faith and Fratricide: The Theological Roots of Anti-Semitism (Nueva York:
Seabury, 1974); Sandmel, antisemitismo en el Nuevo Testamento ?; AT Davies,
ed., Anti-Semitism and the Foundation of Christianity (Nueva York: Paulist,
1979); Hyam Maccoby, Judas Iscariot y The Myth of Jewish Evil (Nueva York:
Free Press, 1992); George M. Smiga, Pain and Polemic: Anti-Judaism in the
Gospels (Nueva York: Paulist, 1992); Sidney G. Hall III, antisemitismo cristiano
y teología de Pablo (Minneapolis: Fortress, 1993); Norman Beck,Cristianismo
maduro: El reconocimiento y repudio de la Polemica Antijudía del Nuevo
Testamento, expandido y rev. ed. (Nueva York: Crossroad; World Alliance / The
American Interfaith Institute, 1994); Lillian C. Freudman, Antisemitismo en el
Nuevo Testamento (Lanham, Md .: Univ. Press of America, 1994); John Dominic
Crossan, ¿Quién mató a Jesús? Exponer las raíces del antisemitismo en la
historia evangélica de la muerte de Jesús (San Francisco: HarperSan-Francisco,
1995); Pagels, origen de Satanás. Sobre el tema más amplio del cristianismo y el
antisemitismo, que ha fomentado una enorme cantidad de literatura, algunas de
las obras clave en inglés incluyen: Jules Isaac, The Teaching of Despret:
Christian Roots of Antisemitismo, trans. Dorothy y James Parkes (Nueva York:
Holt, Rinehart y Winston, 1964); ídem, Jesús e Israel, trad. Sally Gran (Nueva
York: Holt, Rinehart y Winston, 1971); Malcolm Hay, The Roots of Christian
Anti-Semitism (Nueva York: Liberty Press, 1981), también publicado bajo los
títulos The Foot of Pride y Europe and the Jews; Frank E. Manuel, The Broken
Staff: Judaísmo a través de Christian Eyes (Cambridge: Harvard Univ. Press,
1992); William Nichols, Antisemitismo cristiano: una historia de odio
(Northvale, NJ: Aronson, 1993); Frederick Gladstone Bratton, El crimen de la
cristiandad: las fuentes teológicas del antisemitismo (Santa Barbara: Fithian
Press, 1994); ver más adelante Peter Richardson y David Granskou, eds., Anti-
Judaism in Early Christianity, vol. 1 (Waterloo, Ontario: Wilfred Laurier Press,
1986); Stephen G. Wilson, ed., Anti-Judaísmo en Early Christianity, vol. 2
(Waterloo, Ontario: Wilfred Laurier Press, 1986); Clark M. Williamson y Ronald
J. Allen, interpretando textos difíciles: antijudaísmo y predicación cristiana
(Philadelphia: Trinity, 1989); obsérvese también las obras anteriormente citadas
de Parkes, Conflict of the Church y Synagogue; Simon, Verus Israel; Flannery,
angustia de los judíos; Falk, el judío en la teología cristiana; Rausch, Legado de
odio;Cohn-Sherbok, judío crucificado; Klein, antijudaísmo; Keith, odiado sin
causa ?, sobre el tema más general de las respuestas cristianas al Holocausto,
véase Steven L. Jacobs, ed., Las respuestas religiosas cristianas contemporáneas
al Shoa, Estudios en el Shoa (Lanham, Md .: Univ. Press de América, 1993);
nótese también Jacob Jocz, El pueblo judío y Jesucristo después de Auschwitz:
un estudio en la controversia entre la iglesia y la sinagoga (Grand Rapids:
Baker, 1981). La bibliografía en Taylor, Anti-Judaísmo, también debe ser
consultada.

170. Según Graham Keith, Jules Isaac, el historiador judío que perdió a la
mayoría de su familia en el Holocausto, "insistió en que la iglesia cristiana era la
principal responsable del legado antisemita en el que los nazis capitalizaron.
Pero lo hizo sin impugnar el Nuevo Testamento en sí mismo. En cambio, afirmó
que la iglesia había malentendido sus propias Escrituras y su propio fundador.
"Ver Keith, Odiado sin causa?, 34, con referencia a las dos obras importantes de
Isaac, Jesús e Israel y La enseñanza del desprecio.

171. Junto con las referencias citadas en las siguientes notas, vea la lista de
trabajos en Brown, Our Hands are Stained with Blood, 230-31. Cf. también LH
Feldman, "¿Es el Nuevo Testamento antisemita?" Humanities 21 (1987): 1-14.

172. Citado en RE Brown, La muerte del Mesías, 1: 831, n. 22, con referencia a
la obra de Montefiore, The Synoptic Gospels, 2: 346.

173. Brown, La Muerte del Mesías, 1: 391-97; para los argumentos de Crossan
con esto, ver ¿Quién mató a Jesús ?, aunque el trabajo de Brown parece tratar la
evidencia mucho más imparcialmente.

174. Ibid., 838-39.

175. Cf. Lachs, Comentario rabínico, 428, con referencia en 429, n. 13, a b.
Avodah Zarah 12b; segundo. Yoma 21a; Sifra 24.14; segundo. Avodah Zarah
30a; Pirkei d'Rabbi Eliezer 10; y Berakhoth 7: 6, 11c [61]; segundo. Pesahim
111a; segundo. Meguilá 17a.

176. Cf. también las palabras del liderazgo judío en Hechos 5:28, dirigiéndose a
los seguidores judíos de Jesús: "Sin embargo, has llenado a Jerusalén con tus
enseñanzas y estás decidido a hacernos culpables de la sangre de este hombre".
Note también la repetición de Mateo 27: 24-25 en las Actas apócrifas de Pilato
(IV: 1, luego nuevamente en IX: 4, luego una vez más en XII.1); ver también
Tertuliano, Ante-Nicene Fathers , vol. 3, 580 (Cinco libros contra Marcion, libro
2, capítulo 16); Hyppolytus (Sage, volumen 5, brevemente); Agustín (Sage,
comentando el Pss.); Cirilo (Sabio).

177. Cf. Brown, Muerte del Mesías, 2: 839.

178. Ver McKnight en Evans y Hagner, Anti-Semitism and Early Christianity,


76, n. 79. Según McKnight, quien está terriblemente angustiado por el
antisemitismo en la historia cristiana y que cree que el antisemitismo en
cualquier forma es en realidad "un enemigo del cristianismo" (ibid., 79, citando
AT Davies, antisemitismo y el Mente Cristiana: La Crisis de Conciencia después
de Auschwitz[Nueva York: Herder, 1968], 33), Matthew "no necesita disculparse,
porque no es antisemita. Él no es más antisemita que Amós o Jeremías. Aquellos
que leyeron a Matthew, creo, seguramente leyeron mal. . . . Pero una vez dicho
esto, sostengo que la única disculpa que debe hacerse es "la forma más profunda
de disculpa que todo cristiano le debe a cada judío por la parte que la cristiandad
histórica ha desempeñado en la formación del antisemitismo moderno" (ibid). .,
78, otra vez citando a Davies, ibid., 18).

179. Rabi Eliahu Touger, trad., Maimónides Mishné Torá: Hiljot Melajim
U'Milchamoteihem (Leyes de los Reyes y Sus Guerras) (Nueva York: Maznaim,
1987), 234-35.

180. Ibid., 235-36.

181. Para una discusión fechada, aunque aún valiosa de este texto (junto con otro
material relacionado de los textos rabínicos), ver R. Travis Herford, Christianity
in Talmud and Midrash (Londres: Williams & Northgate, 1903).

182. Que yo sepa, el primer líder de la iglesia en el registro de hacer un mal uso
de este verso fue Orígenes en el siglo II. Esto muestra cuán temprano se estaba
malversando el versículo, y subrayando cuán impactante era para los cristianos
pensar que los líderes judíos clave, junto con una multitud de judíos, entregaron
a su Mesías para ser crucificado. Para un estudio claro y conciso de Mateo 27:25
por un judío mesiánico, vea a Michael Rydelnik, "Su sangre sea sobre nosotros",
Mishkan 6, no. 7 (1987): 1-9, quien concluye que "solo en la superficie, Mateo
27:25 presenta un problema. Cuando se entiende apropiadamente como una
aceptación local de la culpa y vista desde las perspectivas de Mateo, la multitud
y la iglesia primitiva, es imposible probar una acusación de deicidio contra los
judíos a partir de este texto ".

183. Algunos también señalarían versículos como Juan 10:34, donde Jesús,
hablando a "los judíos", dice: "¿No está escrito en tu Ley, 'he dicho que eres
Dios'?", Como si dijera: "¡Esta es tu Ley, no la mía!" Sin embargo, tal
comprensión de este texto es completamente insostenible por las siguientes
razones: (1) En otra parte de Juan, Jesús insistió en que era toda la Biblia en
general, y la ley de Moisésen particular, eso le dio testimonio: "Estudias
diligentemente las Escrituras porque piensas que por ellas posees la vida eterna.
Estas son las Escrituras que testifican sobre mí, pero te niegas a venir a mí para
tener vida. . . . Pero no pienses que te acusaré ante el Padre. Tu acusador es
Moisés, en quien están tus esperanzas. Si crees en Moisés, me creerás, porque él
escribió sobre mí. Pero como no crees lo que escribió, ¿cómo vas a creer lo que
digo? "(Juan 5: 39-40, 45-47; ver también Juan 8:32, donde continuar en la
Palabra de Dios)¡Lo que significa la Biblia hebrea! Es el requisito previo para
ser un verdadero discípulo). (2) Al dialogar con líderes judíos, Jesús aludió a
Moisés como parte de su herencia compartida; ver, por ejemplo, Juan 3: 14-16;
7: 19-23. (3) A los discípulos de Jesús se les atribuye haberlo visto como el
cumplimiento de Moisés y de los profetas: "Hemos hallado el que Moisés
escribió en la Ley, y sobre el cual también escribieron los profetas: Jesús de
Nazaret, el hijo de José. "(Juan 1:45). (4) El versículo de "la ley" citado por
Jesús en Juan 10:34 es en realidad de Salmos (82: 6), lo que indica que Jesús usó
"la ley" (es decir, "Torá") en el sentido más amplio de las Escrituras como un
todo, algo que era bastante común en el uso judío. Ciertamente, nadie discutiría
que Jesús estaba rechazando los Salmos como algo extraño y extranjero! Más
bien, lo que estaba diciendo aquí sería el equivalente de un ministro cristiano que
le dice a otro ministro hipócrita: "Mire lo que está escrito en su propio Nuevo
Testamento. ¡Ni siquiera estás viviendo con tu propio libro!

184. Philip S. Kaufman, El Discípulo Amado (Collegeville, Minn .: Liturgical


Press, 1991), 12. Para una observación similar con respecto a la narración de
Juan sobre la muerte de Jesús, cf. Urban C. von Wahlde, "El Evangelio de Juan y
la presentación de los judíos y el judaísmo", en el contexto interno: Ensayos
sobre los judíos y el judaísmo en el Nuevo Testamento,ed. David Efroymson,
Eugene J. Fischer y Leon Klenicki (Collegeville, Minn .: Liturgical Press, 1993),
81. Tenga en cuenta que esta colección interreligiosa de ensayos está precedida
por dos destacados líderes judíos, Irvin J. Borowsky, fundador y presidente del
American Interfaith Institute, y el rabino Leon Klenicki, director del
Departamento de Asuntos Interreligiosos, Anti-Defamation League de B'nai
B'rith. La cuestión del presunto sesgo antisemita en el juicio de Jesús se
analizará en el vol. 3, 5.20.

185. En otros contextos (como 2 Reyes 16: 6), tal uso es típico, como se refleja
en las traducciones al inglés que se traducen con "hombres de Judá" (por lo
tanto, KJV y NVI) o "Judeans" (por lo tanto, el NRSV) que "Judíos". Para
ejemplos llamativos, véase también Jeremías 32:12, donde Jeremías, Baruc y
Hanamel -todos "Judíos" - se distinguen de "los judíos"; Jeremías 38:18, donde
el rey judío Sedequías le dice a Jeremías: "Temo a los judíos que desertaron a los
caldeos". . . "(Erróneamente presentado en la NVI aquí con" los judíos "); de
manera similar, cf. Jer. 40: 11-15; 41: 3; 1 Crón. 4:27.

186. Véase el Dr. David G. Burke, "Cómo la edición contemporánea en inglés


evita el antijudaísmo", Explorations 12, no. 2 (1998): 8. Señala que "donde el
texto griego informa que 'los judíos' conspiraron contra Jesús, no habría nadie
entre las audiencias originales que hubiera supuesto que todos los judíos (ya sea
en Jerusalén, Judea o en cualquier parte) estuvieron involucrados en algún tipo
de conspiración monolítica, pero habrían entendido esto para indicar que ciertos
líderes se opusieron a Jesús y al movimiento que se formó a su alrededor "
(ibid.).

187. Cf. también Juan 7:13, "donde se dice que las personas que son judías por
nacionalidad no hablan abiertamente acerca de Jesús" por temor a los judíos ".
"Ver von Wahlde," El Evangelio de Juan y la presentación de los judíos y el
judaísmo ", 74.

188. Ibid., 81.

189. Cf. ibid., 80 (con referencias también al Testamento de Leví); cf. Lawrence
H. Schiffman, Reclaiming the Dead Sea Scrolls (Filadelfia: Jewish Publication
Society, 1994), 249-52. También se debe enfatizar que, según el Nuevo
Testamento, se entiende que todas las personas que rechazan a Jesús, ya sea
judío o gentil, están bajo el dominio de Satanás y en el reino de las tinieblas; ver,
por ejemplo, 2 Cor. 4: 6; Eph. 2: 1-2; Col. 1:13; 1 Juan 5:19.

190. Ibid., 82. Curiosamente, en contexto, Juan 8:44 ("Tú eres de tu padre el
diablo") no está dirigido a los judíos en general (como a veces se alega), sino a
aquellos judíos que creyeron (ver Juan 8: 31-32), aunque solo hasta cierto punto
(ver Juan 8: 33ff).

191. Antisemitismo y cristianismo temprano, 8.


192. Ibid., Con referencia a Johnson, "La difamación antijudía del Nuevo
Testamento y las Convenciones de la antigua polémica", 419-41. Recuerde
también que Josefo escribió tanto para lectores romanos como para lectores
judíos, y por lo tanto, no se puede alegar que él era un judío que escribía solo a
judíos sobre asuntos judíos. Por el contrario, tanto Josefo como Juan escribieron
para una audiencia tanto judía como gentil, la principal diferencia es que Juan
escribió primero y ante todo a los creyentes en el Mesías, ya sean judíos o
gentiles.

193. Rivkin, "Antisemitismo en el Nuevo Testamento", en ¿Qué crucificó a


Jesús ?,124 (ver en su totalidad, 107-29), su énfasis; para las referencias a
Josefo, véase Johnson, "Maldición antijudía", 434-36. Rivkin, ibid., 108,
también observa que si hacemos caso omiso de cómo los textos del Nuevo
Testamento fueron utilizados más tarde con fines antisemitas, "uno concluiría
que tenemos aquí un registro de amarga controversia religiosa, exarcerbated por
el hecho de que el individuo alrededor de quien las controversias centradas
habían sido sometidas a una muerte dolorosa, y de la cual, según sus discípulos,
había resucitado. Las partes en la controversia están en la garganta del otro sobre
cuestiones que tendrían sentido solo para aquellos que eran miembros de una
comunidad que compartía las mismas ideas, conceptos y suposiciones básicas.
Dios, revelación, Israel, visiones proféticas, Mesías, La resurrección -conceptos
tan cargados de santidad y tan cargados de vida y muerte- no podía significar
nada para alguien que no había sido nutrido en el judaísmo o alguien a quien no
se le habían enseñado sus doctrinas. . . . Ahora bien, es cierto que se denuncian
algunos actos muy duros, algunas palabras muy duras se dejan escapar y se
expresan algunos sentimientos muy duros. Pero, el historiador debe preguntar,
¿cómo podría haber sido de otra manera?

194. Ver b. Sotah 22b (con paralelos en y. Berakhoth 67a); metro. Sotah 3: 4 (el
hebreo aquí literalmente habla de los "golpes de los fariseos").

195. Cf. la literatura citada anteriormente, n. 63, con la evaluación en James DG


Dunn, Jesús, Pablo y la Ley: Estudios en Marcos y Gálatas (Louisville: John
Knox / Westminster, 1990), 61-88, y observar el debate continuo ya veces
intenso entre Jacob Neusner y EP Sanders con respecto a los fariseos y el
desarrollo de la ley judía; entre la miríada de obras de Neusner, cf. más
específicamente, la Ley Judaica de Jesús a la Mishná: Una Respuesta
Sistemática al Profesor EP Sanders, Estudios del Sur de la Florida en la Historia
del Judaísmo 84 (Atlanta: Scholars Press, 1994); para la declaración más
enérgica de Sanders, ver la Ley judía de Jesús a la Mishná: Cinco estudios
(Filadelfia: Trinity, 1990), 309-31.

196. Para el período en cuestión, cf. la referencia a Schürer et al., Historia del
pueblo judío, arriba, n. 40.

197. Les recuerdo la persecución religiosa judía a los judíos mesiánicos en


nuestros días, como se discutió en 2.7, inmediatamente arriba. Ver más adelante
Rivkin, "Antisemitismo en el Nuevo Testamento", 117-21, para comentarios
perspicaces sobre por qué y cómo los líderes religiosos judíos, las multitudes
judías, los discípulos judíos del Mesías y Poncio Pilato hicieron lo que hicieron.
(En la medida en que Rivkin acepta las narraciones evangélicas como factuales,
me encuentro fundamentalmente de acuerdo con sus observaciones). Para un
estudio interesante de la amenaza potencial que la religión profética presenta a la
religión tradicional (aquí = autoridad farisaica / rabínica), ver Frederick E.
Greenspahn, "Por qué cesó la Profecía", Revista de Literatura Bíblica108
(1989): 37-49 ("Al rechazar la presencia del espíritu santo, los rabinos, cuya
propia legitimidad descansaba en la interpretación de la revelación anterior, se
protegieron de aquellos que afirmaban tener un vínculo más directo con lo
divino socavando la base teológica para tal las actividades anti-establecimiento
de las figuras ", ibid., 49). Según Greenspahn, esta era la única forma en que el
judaísmo podría haber sobrevivido, y encuentra reacciones paralelas contra el
profetismo tanto en el cristianismo como en el islam.

198. Para más información sobre esto, junto con la pregunta general sobre el
carácter judío de Jesús, ver vol. 2, 3.25-3.26 y vol. 3, 5,19, 5,21, 5,28; cf.
también James H. Charlesworth y Loren L. Johns, editores, Hillel y Jesús:
Estudios comparativos de dos líderes religiosos principales (Minneapolis:
Fortress, 1997).

199. Ibid., 17. La mayor parte de la polémica en las epístolas es contra los
"judaizantes", es decir, contra los creyentes judíos en Jesús que requerían que los
creyentes gentiles se circuncidaran y cumplieran toda la ley.

200. Por ejemplo, Young, Paul the Jewish Theologian; Peter Tomson, Paul y la
Ley Judía : Halakha en las Cartas del Apóstol de los Gentiles (Assen /
Minneapolis: Van Gorcum / Fortress, 1990). Ver vol. 3, 5.26, 5.29 para
referencias extensas.

201. Dunn, Jesús, Pablo y la Ley, 71.

202. Véase Phillip Sigal, La Halajá de Jesús de Nazaret según el Evangelio de


Mateo (Lanham, Md .: Univ. Press of America, 1986).

203. Cf. Hagner, "Pelea de Pablo con el judaísmo", en Evans e idem,


Antisemitism and Early Christianity, 128-50 (específicamente 130-36).

204. Note que la gente de Pablo estuvo dispuesta a escucharlo hasta que él
declaró que Dios lo había llamado para ir a los gentiles. Esto que no pudieron
manejar. Véase Hechos 22: 1-22.
205. Ver Hechos 14: 8-19; en Israel, los grupos antimisioneros como Yad
L'Achim (o ahora, Lev L'Achim) a veces han seguido a los judíos mesiánicos de
ciudad en ciudad, buscando hostigarlos y obstaculizar su trabajo. Aunque es
desagradable informar tales cosas, sin embargo, son ciertas. Por supuesto, estos
anti- misioneros a menudo son hombres que sienten profundamente que los
judíos mesiánicos que buscan ganar a otros judíos para su fe son peores que
Hitler, "ya que", dicen ellos, "él solo quería matar nuestros cuerpos, pero usted
quiere ¡mata nuestras almas! "Con este tipo de pensamiento, es fácil entender
por qué se ponen tan molestos.

206. Según Hagner, "Pablo está justamente indignado por la oposición de Israel
al plan y los propósitos de Dios", y, siguiendo a I. Broer, Hagner cree que "es
probable que las palabras de Pablo reflejen de manera bastante consciente un
oráculo de juicio de tipo Deuteronomista contra los judíos en general "(
Antisemitismo y cristianismo temprano, 134).

207. Si este es el caso, entonces es apropiado hablar de la "coma antisemita" que


se encuentra aquí en la mayoría de las traducciones después de la palabra
"judíos" (o "judeanos"), como se cita en la NVI: "Usted sufrió de sus propios
compatriotas las mismas cosas que esas congregaciones sufrieron de los judíos ,
que mataron al Señor Jesús y los profetas. . . "(1 Tesalonicenses 2: 14-15). Si se
elimina esta coma (que, por supuesto, no era parte del griego original), el texto
hace una referencia clara y directa a un grupo específico de personas, es decir,
los judeos, con una historia de hostilidad hacia Dios y su profetas. Cf. GE
Okeke, "1 Tesalonicenses 2: 13-16: El destino de los judíos incrédulos", Estudios
del Nuevo Testamento 27 (1980-81): 127-36.

208. Como lo expresó concisamente Matthew Henry, Comentario de Matthew


Henry sobre la Biblia (Peabody, Mass .: Hendrickson, 1991). Según IH
Marshall, 1 y 2 Tesalonicenses, la Biblia del Nuevo Siglo (Grand Rapids:
Eerdmans, 1983), 81, los posibles significados incluyen: (1) "por fin" o
"finalmente"; (2) "completamente", "hasta el extremo"; (3) "para siempre",
"hasta el final", es decir, "perdurando para siempre"; y (4) "hasta el final"
calificando "ira", es decir, "la ira que conduce al Fin".

209. Para una discusión completa de estos temas, ver vol. 2, 3.1-3.4.

210. Incluso en la parábola de la viña enseñada por Jesús, en la que se comparó


con el hijo del dueño de la viña, en lugar de simplemente uno de sus siervos, no
se identificaba abiertamente con Dios (el dueño del viñedo en la parábola), sino
solo con su hijo, digno de mejor trato que los profetas (los siervos en la
parábola). Ver, por ejemplo, Matt. 21: 33-46.

211. En los versículos precedentes citados (a saber, Hechos 2: 22-23), Pedro


explica claramente lo que su pueblo había hecho: con la ayuda de hombres
malvados (los romanos, en este caso), clavaron al Mesías a la cruz . Por lo tanto,
él dice: "tú lo crucificaste", similar a la reprensión de Natán por David en 2
Samuel 12. David mandó matar a Urías en la batalla, pero Natán le dijo: "
Derrotaste a Urías heteo a espada" (2 Sam. 12: 9).

212. Se puede encontrar un compendio útil de estudios breves en Mishkan 21


(1994): Walter C. Kaiser Jr., "Una evaluación de la teología del reemplazo", 9-
20; Ray Pritz, "Reemplazar a los judíos en la teología cristiana temprana", 21-
27; Ole Anderson, Menachem Benhayim, Tuvya Zaretsky, Albrecht Haefner,
Kenichi Nakagawa, "Teología del Reemplazo-Anti-Reemplazo (Cinco
Declaraciones)", 28-39. Véase también Jeffrey Siker, desheredar a los Judios
(Louisville: John Knox / Westminster, 1991).

213. Para mayor discusión, ver CK Barrett, The Acts of the Apostles,
International Critical Commentary, vol. 1 (Edimburgo: T & T Clark, 1994), 75-
77.
214. En Mateo 21:43, cuando Jesús dijo: "Por eso te digo que el reino de Dios te
será quitado y dado a un pueblo que producirá su fruto", no estaba diciendo que
los gentiles tomarían el lugar de Judios en el reino de Dios. Más bien, estaba
diciendo que el liderazgo judío actual, marcado por la hipocresía, sería
reemplazado por personas fieles (en primer lugar, refiriéndose a sus propios
emisarios, y luego a los que recibieron su mensaje). Mateo lo deja perfectamente
claro: "Cuando los principales sacerdotes y los fariseos escucharon las parábolas
de Jesús, supieron que estaba hablando de ellos. Buscaban la manera de
arrestarlo, pero tenían miedo de la multitud [¡que significa la muchedumbre
judía!] Porque la gente [¡el pueblo judío!] Sostenía que él era un profeta "(Mateo
21: 45-46).

215. Ver esp. 127-41, y cf. las referencias a más literatura citada anteriormente,
n. 211.

216. Ibid., 129-30.

217. Ibid., 131.

218. Ver también Shulam y Le Cornu, Jewish Roots of Romans, 101-13.

219. Ver las selecciones largas y cuidadosamente matizadas de Marcel Simon, a


continuación, n. 224, que se puede contrastar con el veredicto más negativo de
Jules Isaac, a saber, que "el antisemitismo cristiano es el tronco poderoso,
milenario y fuertemente arraigado sobre el cual (en el mundo cristiano) todas las
demás variedades de antisemitismo son injertados, incluso aquellos de naturaleza
más anticristiana "(citado en Talmage, Disputation and Dialogue, 49).
220. A lo mejor de mi memoria, me encontré con una sola de esas personas, pero
él era tan inestable y sus creencias tan inusuales que tengo serias dudas sobre si
realmente era cristiano. Por supuesto, conozco a un número de cristianos
profesantes que están actualmente comprometidos en una retórica agresiva,
incluso viciosa y antisemita, usando el Nuevo Testamento para respaldar sus
afirmaciones (junto con el Antiguo Testamento y el Talmud, por supuesto). De
hecho, los confronté directamente en Nuestras manos están manchadas de
sangre.Pero si tales personas son, de hecho, verdaderos cristianos, son la
pequeña (¡y fea!) Excepción a la regla. En cuanto a los supuestos cristianos que
son tan antiisraelíes que prácticamente animan a grupos terroristas como Hamas,
son el equivalente moderno de los cruzados e inquisidores. En otras palabras,
son cristianos apóstatas que no tienen conexión con el verdadero cristianismo.

221. Ver inmediatamente arriba, 2.7, y n. 126.

222. Fue Raul Hillberg, uno de los principales historiadores del Holocausto,
quien señaló que la mayoría de las medidas antisemitas aprobadas por los nazis
(con la excepción del plan para exterminar a nuestro pueblo) tenían sus paralelos
en la legislación anterior de la iglesia. . Ver su estudio clásico, La destrucción de
los judíos europeos (Nueva York: Holmes y Meier, 1985).

223. Lillian Freudman expresó las opiniones de muchos judíos cuando hizo
referencia a "diecinueve siglos y medio de sufrimiento judío y el martirio de
millones de judíos sacrificados en el altar del antisemitismo cristiano"; ver su
Antisemitismo en el Nuevo Testamento, xii. Por supuesto, uno podría preguntar
qué El sufrimiento judío al que se refería databa de mediados del siglo primero
de esta era, así como la relación que el supuesto sufrimiento tenía con el
cristianismo, ya que eran los seguidores de Jesús los perseguidos en ese
momento. También sería justo preguntar con qué precisión los altares nazis de la
muerte pueden describirse como "cristianos". Esto ilustra cuán apasionadamente
se siente nuestro pueblo sobre el tema del antisemitismo "cristiano", incluso al
punto de hacer declaraciones exageradas e insoportables en el prefacio de lo que
intenta ser un estudio erudito y cuidadoso.

224. Lee Martin McDonald, en Evans y Hagner, Anti-Semitism and Early


Christianity, 225, con referencia a Simon, Verus Israel,397-402. Aunque Simon
documentó en detalle la historia temprana del antisemitismo "cristiano" y fue
eminentemente consciente de su desarrollo hasta este siglo, todavía afirma:
"Pero argumentar a partir de esto que la Iglesia debe asumir la responsabilidad
esencial, a pesar de que ser una responsabilidad indirecta, por las atrocidades
nazis, o ver las cámaras de gas de Auschwitz como el resultado natural de las
enseñanzas de la Iglesia; esto es dar un paso que el historiador dudará en
considerar como legítimo. Parece poco probable, a priori, que en una época tan
secularizada como la nuestra, y más aún, bajo un régimen tan totalmente hostil a
las ideas cristianas como el de los nazis, deberían ser los componentes teológicos
del antisemitismo los que son los factores determinantes en ello. "Él agrega," No
debe ser olvidado, cuando se intenta conectar las persecuciones antisemitas de
los nazis con las enseñanzas cristianas, la masacre judía no fue el único ejemplo
de genocidio del Tercer Reich. Otras razas 'inferiores' y malhechores fueron
perseguidos por los nazis en nombre del mismo principio biológico; los gitanos,
por ejemplo "(397-98). Finalmente, Simon nota que, "Desde el punto de vista de
la Iglesia, en cualquier período, un judío se caracterizaba por su religión. Si se
convirtió, dejó de ser judío [por supuesto, este punto de vista fue uno de los
Finalmente, Simon nota que, "Desde el punto de vista de la Iglesia, en cualquier
período, un judío se caracterizaba por su religión. Si se convirtió, dejó de ser
judío [por supuesto, este punto de vista fue uno de los Finalmente, Simon nota
que, "Desde el punto de vista de la Iglesia, en cualquier período, un judío se
caracterizaba por su religión. Si se convirtió, dejó de ser judío [por supuesto, este
punto de vista fue uno de loserrores de la iglesia], y el objetivo final era
precisamente eso, la conversión de Israel. . . . Para los antisemitas de Hitler, un
judío convertido al cristianismo todavía era judío, porque un judío se
caracterizaba por su raza, y no era deseable ni posible cambiar sus características
étnicas. El exterminio total fue la única solución. Esto, en mi opinión, marca una
diferencia fundamental que nos prohíbe establecer un vínculo o una continuidad
de conexión muy definida o estrecha entre los dos "(398).
225. Richard P. McBrien, Vidas de los Papas (San Francisco:
HarperSanFrancisco, 1997), 362.

226. Ibid. En cuanto a la pregunta de por qué Pío XII, el próximo Papa, no fue
más abierto en contra de los nazis, ver la discusión justa en ibid., 364-65. Más
ampliamente, cf. Klaus Scholder, Un réquiem por Hitler: Y otras nuevas
perspectivas sobre la lucha de la iglesia alemana (Philadelphia: Trinity Press,
1989).

227. In this regard, Arthur Katz, a Messianic Jew whose whole life has been
shaped by the Holocaust, rightly observes, “When something of this proportion
takes place in history, the interpretation of it, or the lack of an interpretation, is
enormously consequential. The most tragic thing would be that the event itself
should not be properly understood as God intended.” See The Holocaust: Where
Was God? (Pensacola, Fla.: Mt. Zion Publications, 1998), 1, his emphasis.

228. An excellent, systematic, and judicious summary of Jewish religious


responses to the Holocaust is provided by Barry Leventhal, “Theological
Perspectives on the Holocaust,” Mishkan 6, no. 7 (1987): 10–48. For a
representative sampling of essays, cf., e.g., Steven L. Jacobs, ed., Contemporary
Jewish Religious Reponses to the Shoa, Studies in the Shoa (Lanham, Md.: Univ.
Press of America, 1993); Bernhard H. Rosenberg and Fred Heuman, eds.,
Theological and Halakhic Reflections on the Holocaust (Hoboken, N.J.: Ktav,
1992); and see also the works cited in the following discussion, as well as those
listed in Brown, Our Hands Are Stained with Blood, 232–33 (under the rubric of
books on “Jewish piety during the Holocaust”).

229. Steven T. Katz, "Fe judía después del Holocausto: cuatro enfoques", en
Encyclopedia Judaica Year Book 1975/6 , 93, citado en Leventhal, "Perspectivas
teológicas", 18.

230. Ver a Yosef Roth, "El destino judío y el Holocausto", en I Will Be


Sanctified, ed. Rabino Yehezkel Fogel, trad. Edward Levin (Northvale, NJ:
Aronson, 1998), 49-60.

231. Ibid., 51.

232. Ibid., 54.

233. Citado en ibíd., 56.

234. Cf. también Katz, The Holocaust: Where Was God? quien dedica un
capítulo a la pregunta "¿Qué pecado juzgaba Dios?"

235. Aviezer Ravitzky, "El mesianismo del éxito en el judaísmo


contemporáneo", en Enciclopedia del apocalipsis, vol. 3, apocalipticismo en el
período moderno y la edad contemporánea , ed. Stephen J. Stein (Nueva York:
Continuum, 1998), 223 (el artículo corre de 204 a 29).

236. Citado en ibid.

237. Citado en ibid.


238. Para el trasfondo histórico, cf. Leni Yahil, El Holocausto, trad. Ina
Friedman y Haya Galai (Nueva York: Oxford, 1990), 67-72; para la respuesta en
la prensa, cf. Herbert Freeden, La Prensa Judía en el Tercer Reich, trad. William
Templer (Providence: Berg, 1993), 117-28.

239. Freeden, The Jewish Press en el Tercer Reich, 117.

240. Ver más adelante, ibid., 117-18.

241. Ibid., 119.

242. Este es uno de los principales argumentos de Katz, The Holocaust: Where
Was God?

243. Jewish Wisdom (Nueva York: William Morrow, 1994), 306. Su discusión
concisa sobre "Judíos y Dios después del Holocausto" (ibid., 303-15) es
relevante para nuestro tema aquí.

244. "Las víctimas de Eichmann y el testimonio inaudito", Comentario 32


(diciembre de 1961): 515, citado en Leventhal, "Perspectivas teológicas", 26.

245. Con base en las ideas de los salmos, vemos que esta fue la reacción típica
de un israelita afectado por una enfermedad grave, especialmente si la
enfermedad demostraba ser agonizante o debilitante; ver Michael L. Brown,
Sanador Divino de Israel, Estudios en Teología Bíblica del Antiguo Testamento
(Grand Rapids: Zondervan, 1995), 119-49, con extensas referencias.

246. From The Holocaust Kingdom: A Memoir, citado en Leventhal,


"Theological Perspectives", 16.

247. "Nube de humo, columna de fuego: judaísmo, cristianismo y modernidad


después del Holocausto", en Auschwitz: ¿comienzo de una nueva era ? , 34,
citado en Leventhal, ibid., 28-29.

248. Para un reciente rechazo ortodoxo de la teoría del juicio, ver Rosenberg y
Heuman, Reflexiones teológicas y halájicas.

249. Esto, por supuesto, tiene al menos algún parecido con la historia bíblica de
Job; para una visión general, vea Brown, Divine Healer de Israel, 165-81, con
referencias a otros estudios importantes; véase también R. Dedmon, "Job as
Holocaust Survivor", Saint Luke's Journal of Theology 26 (1983): 165-85,
aunque me gustaría criticar algunas de las posiciones del autor sobre el Libro de
Job. Nótese también el título del reciente libro de Alan Berger, Children of Job:
Testigos estadounidenses de segunda generación del Holocausto(Albany: State
Univ. Of New York, 1997). Sobre el tema del Holocausto seguido de la
"resurrección" del Estado de Israel, cf. las breves observaciones del rabino
Abraham R. Besdin, "El Holocausto y el Estado de Israel: ¿Están relacionados?"
en Rosenberg y Heuman, Reflexiones teológicas y halájicas, 137-43.

250. Tal como expresaba escalofriantemente Yossel Rakover, la víctima ficticia,


pero profundamente real y totalmente representativa, del levantamiento del gueto
de Varsovia creado por Zvi Kolitz, "no es cierto que haya algo bestial en Hitler.
Él está, estoy profundamente convencido, un hijo típico del hombre moderno. La
humanidad como un todo lo engendró y crió, y es la expresión más franca de sus
deseos más íntimos y más profundamente enterrados ". Véase Zvi Kolitz, Yossel
Rakover habla a Dios: Retos del Holocausto a la fe religiosa (Hoboken, NJ:
Ktav, 1995 ), 14.

251. Es cierto, por supuesto, que una de las oraciones diarias de un judío
observante incluye la petición de arrepentimiento (la quinta bendición del
Shemoneh Esreh), en la cual se le pide a Dios que "nos devuelva",
"acercándonos a nosotros". "Y" hacer que regresemos ". No obstante, el énfasis
en la enseñanza judía sobre el arrepentimiento está claramente en la
responsabilidad humana, mientras que la evaluación tradicional del judaísmo de
la naturaleza del hombre es mucho más positiva que la del judaísmo y el
cristianismo mesiánicos.

252. Ver 2.15 sobre la singularidad del mensaje de perdón y salvación a través de
Jesús el Mesías.

253. Cf. Louis A. Berman, The Akedah: The Binding of Isaac (Northvale, NJ:
Aronson, 1997); Aharon (Ronald E.) Agus, The Binding of Isaac and Messiah:
Ley, Martirio y Liberación en la Religiosidad Rabínica Temprana (Albany: State
Univ. Of New York, 1988).

254. El hurban (u horban ) hebreo significa "destrucción" y se refiere


específicamente a la destrucción del Primer y Segundo Templo; de ahí la
referencia aquí al "tercer hurban". "

255. Katz, "La fe judía después del Holocausto", cita aquí el libro de Maybaum
La cara de Dios después de Auschwitz, 36. Algunos lectores judíos pueden no
saber que "Gólgota" se refiere al lugar de la crucifixión de Jesús (también era
conocido como el Calvario).

256. Katz, El Holocausto, 65.

257. Basilea Schlink, Israel, Mi pueblo elegido: Una confesión alemana ante
Dios y los judíos (Old Tappan, NJ: Elegido, 1987). Ver también idem, Por el
bien de Jerusalén, no descansaré (Londres: Marshall Pickering, 1969); tenga en
cuenta que esto fue escrito poco después de la Guerra de los Seis Días; para su
autobiografía, ver ídem, Encontré la clave del corazón de Dios: Mi historia
personal (Minneapolis: Bethany, 1975). Los tres libros anteriores están
disponibles en Evangelical Sisterhood of Mary, 9849 North 40th Street, Phoenix,
AZ 85028-4099.

258. Según ST Lachs (a Mateo 27:35), "los condenados fueron crucificados


desnudos, y se permitió a los verdugos dividir sus ropas y propiedades entre
ellos" ( Comentario Rabínico, 432, con referencia a Artemidorus Daldianus,
Onirocriticus 2,61). También comentando sobre Mateo 27:35, Strack y
Billerbeck notan que, "Das Verteilen der Kleider setzt voraus, dass Jesus
unbekleidt gekreuzigt worden ist. Das entsprach auch judischer Sitte "(" La
división de las vestimentas presuponía que Jesús fue crucificado desnudo. Esto
también corresponde al entorno judío "), con referencia a m. Sanedrín 6: 3; ver a
Hermann L. Strack y Paul Billerbeck, Kommentar zum Neuen Testament aus
Talmud und Midrasch(München: CH Beck, 1924), 1: 1038. Nótese también que
Melito de Sardis, que murió alrededor del 190 EC, escribió: "El que colgó la
tierra [en su lugar] está colgado allí, el que arregló los cielos está allí, el que hizo
todas las cosas rápidamente se hizo rápido sobre el árbol , el Maestro ha sido
insultado, Dios ha sido asesinado, el Rey de Israel ha sido asesinado por una
mano israelita. ¡Oh extraño asesinato, extraño crimen! El Maestro ha sido
tratado de manera indecorosa, su cuerpo desnudo, y ni siquiera considerado
digno de una cubierta que [su desnudez] podría no verse. Por lo tanto, las luces
[del cielo] se alejaron, y el día se oscureció, para poder esconder a aquel que fue
despojado de la cruz "(Paso 96-97, citado por Gerald G. O'Collins en Anchor
Bible Dictionary 1: 1012) . Ver más Brown, Muerte del Mesías, 2: 952-53.

259. Joel Marcus, un erudito cristiano judío, hace un punto similar en su


colección corta titulada Jesús y el Holocausto: Reflexiones sobre el sufrimiento y
la esperanza (Nueva York: Doubleday, 1997), 15: "No, realmente no sé qué El
Holocausto fue como No sé lo que es ver a mi hijo, a mis padres o a mi amigo
muerto o asesinado ante mis ojos (Dios me conceda que nunca lo sepa). Pero
tampoco sé exactamente cómo se siente una crucifixión. Sin embargo, el Viernes
Santo uno dice algo acerca de la crucifixión. Y en el quincuagésimo año después
del final del Holocausto, uno dice algo sobre el Holocausto. Y cuando esas dos
cosas se unen, una trata, aunque inadecuadamente, de decir algo acerca de su
relación misteriosa entre sí ".

260. Esta es la "versión libre" de Brown de Pseudo-Manetho (siglo III EC),


Apotelesmatica 4.198-200; ver Muerte del Mesías, 2: 954, con referencia
también a Martin Hengel, Crucifixión, 9.

261. Elie Wiesel, Night, trad. Stella Rodway (Nueva York: Hilland Wang, 1960),
75-76.

262. Pienso en las palabras de Charles Wesley de su célebre himno "Arise, My


Soul Arise", en el que una estrofa describe las heridas del Mesías como si
realmente ofrecieran oraciones de intercesión de pecadores perdidos: "Cinco
heridas sangrantes que porta, recibidas en el Calvario ; Ellos vierten oraciones
efectivas, me ruegan fuertemente. Perdónalo, perdona que lloren, perdónalo,
perdona que lloren, ni que el pecador rescatado muera ".

263. Si bien es cierto que Alemania se ha vuelto mucho menos militar desde el
Holocausto, la nación ciertamente no ha avanzado moral o espiritualmente desde
ese momento. Solo piense: durante más de cuarenta años, la nación se dividió en
Oriente y Occidente, siendo la parte oriental un estado policial ateísta; el racismo
es desenfrenado en toda Alemania hoy; el neonazismo está aumentando
rápidamente de nuevo; el gobierno posterior a Kohl se negó a invocar la ayuda
de Dios en el juramento del cargo; La promiscuidad sexual y el alcoholismo
abundan en la tierra. Lamentablemente, Alemania no ha experimentado la
curación moral o espiritual a través del Holocausto. (El lector interesado tal vez
quiera escuchar un mensaje que pronuncié en Duisberg en 1995, titulado
"¿Quién llorará por Alemania?" Disponible a través de ICN Minstries).

264. Ver más Isaías 10: 5ff., Especialmente vv. 5 y 12: "¡Ay del asirio, la vara de
mi ira, en cuya mano está el garrote de mi ira! . . . Cuando el Señor haya
terminado toda su obra contra el monte de Sion y Jerusalén, dirá: "Castigaré al
rey de Asiria por el orgullo voluntario de su corazón y la arrogancia en sus ojos".
"Zacarías 1: 14-15 dice:" Entonces el ángel que me hablaba dijo: 'Proclame esta
palabra: Así dice el Señor Todopoderoso: "Estoy muy celoso de Jerusalén y de
Sión, pero estoy muy enojado con el naciones que se sienten seguras Solo estaba
un poco enojado, pero se sumaron a la calamidad "." De hecho, a las naciones
entre las que se dispersó el pueblo judío se les prometió un juicio especialmente
severo, mientras que a nuestro pueblo se le prometió la máxima preservación:
"'Estoy con usted y le salvará, 'declara el SEÑOR.

265. Cf., por ejemplo, Eugene J. Fischer, Fe sin prejuicios: Reconstruir las
actitudes cristianas hacia el judaísmo (Nueva York: Paulist, 1977), y observar
también las obras relevantes citadas anteriormente, n. 169.

266. Para las dificultades de tratar con la historia del Holocausto incluso en la
antigua Alemania Occidental, véase Richard J. Evans, In Hitler's Shadow:
Historiadores de Alemania Occidental y el intento de escapar del pasado Nazi
(Nueva York: Pantheon, 1989) .
267. Cf. la declaración de Beth Moshe, citada anteriormente, introducción, n. 4.

268. Citado en Brown, Nuestras manos están manchadas de sangre, 24.

269. Esas declaraciones son bastante comunes en la literatura de recaudación de


fondos antimisionera, y están diseñadas para infundir temor en los corazones de
los judíos, haciéndoles sentir como si hubiera una gran conspiración que los
apuntara a la conversión. Incluso existe el mito de que los misioneros obtienen
bonificaciones especiales por cada judío que pueden convertir (¡sin mencionar la
absurda idea de que alguien les está pagando "por el converso"!).

270. Para la discusión y el muestreo de estos debates, véase especialmente Hyam


Maccoby, ed., Judaísmo a prueba: disputas judeocristianas en la edad media
(Londres / Washington: Biblioteca Littman, 1993); obsérvese también Robert
Chazan, Barcelona and Beyond: The Disputation of 1263 and Its Aftermath
(Berkeley: Univ. of California Press, 1992); idem, Daggers of Faith:
Missionizing cristiano y respuesta judía del siglo XIII (Berkeley: Univ. of
California Press, 1989).

271. Para ser perfectamente sincero, si el debate en realidad fue tal como relata
Rambán, entonces sería el primero en admitir que sus oponentes católicos lo
hicieron muy mal y que sus argumentos fueron, en su mayor parte, superiores.

272. De mis dos debates con el rabino anti-misionero Tovia Singer, uno
celebrado en una residencia privada en Maryland y el otro en vivo en una
estación de radio de Nueva York / Nueva Jersey, nuestro ministerio distribuye
solo el segundo. Esto es porque el rabino Singer no me preguntópara distribuir el
primer debate, que se llevó a cabo de manera inesperada en la casa de un judío
ruso inquisitivo que había programado el debate sin que el Rabino Singer ni yo
tuviéramos ninguna idea real de lo que estaba por venir. Lo que sucedió fue que
este hombre, que era un nuevo creyente en Yeshua, nos invitó a Rabino Singer y
a su casa, junto con varios otros misioneros e invitados cristianos (el Rabino
Singer y yo nunca nos habíamos visto antes), y luego nos sorprendió con un
programa de tres horas para el debate! Ambas partes grabaron informalmente el
proceso, pero el Rabino Singer no estaba del todo contento con el debate, y
como resultado, me pidió que dejara de distribuir cualquiera de las cintas. Por
supuesto, como no teníamos un acuerdo formal, cumplí con su pedido. Aún así,
hubo fruta duradera que vino de esa noche: Una mujer judía que había estado
viviendo un estilo de vida judío observador durante más de seis años y que era
amiga íntima del rabino Singer había acompañado al grupo que viajó desde
Nueva York a Maryland esa noche. Ella estaba tan conmocionada por el debate
que finalmente se convirtió en un creyente en Jesús el Mesías, incluso trabajando
durante un año en el ministerio judío mesiánico en la antigua Unión Soviética.
Cuando se le preguntó quién la condujo al Señor, ella respondió: "¡Tovia
Singer!"

273. Para una muestra de algo de su retórica, vea Riggans, Yeshua Ben David,
63-64; para un ejemplo de su trabajo académico sobre el mesianismo judío, ver
su estudio titulado Mashiach: Los principios de Maschiach y la Era mesiánica
en Jewish Law and Tradition, 3d ed. (Nueva York / Toronto: SIE, 1992). Nótese
que Schochet mereció una entrada en la Encyclopedia of Hasidism, 433, como
"una autoridad reconocida en la filosofía judía y el misticismo judío".

274. ¡Pedir a Dios que te guíe es una buena cosa judía! Ver, por ejemplo, Pss.
119: 18; 143:10; Prov. 3: 5-6; y note la promesa de Dios a aquellos que se
refugian en él: "Yo te instruiré y te enseñaré en el camino que debes seguir; Yo te
aconsejaré y velaré por ti "(Salmos 32: 8).

275. Para discusión y antecedentes, ver 1.4, n. 9; para la definición y uso del
hebreo mîn / minnîm , hereje, cismático, cf. Herford, el cristianismo en Talmud y
Midrash, junto con las discusiones más recientes en Schiffman, ¿Quién era
judío?

276. Cf. Josefo, Antigüedades , 20.9.1; para un análisis histórico detallado, cf.
Schürer y otros, History of the Jewish People, 1: 428-41. En esta última obra
citada, los autores señalan: "Que varios círculos farisaicos mantuvieron
relaciones amistosas con los judíos cristianos durante mucho tiempo después de
que la crucifixión está atestiguada, no solo por el informe sobre el resentimiento
causado por la lapidación del hermano de Jesús en la orden de un Sumo
Sacerdote saduceo, pero también por el hecho significativo de que ciertas
tradiciones cristianas comunales de procedencia palestina. . . represente a varios
fariseos u otros judíos que no sean miembros de la propia compañía de Jesús
como portadores de sentimientos e intenciones de amistad hacia Jesús y
manteniendo contacto social con él "(ibid.).

277. Ver Ray A. Pritz, Nazarene Jewish Christianity: Desde el final del período
del Nuevo Testamento hasta su desaparición en el siglo IV (Jerusalén / Leiden:
Magnes / Brill, 1988). Él describe a los Nazarenos como "Cristianos
observadores de la ley de origen judío" que eran "básicamente trinitarios" y "no
rechazaron el apostolado de Pablo" (108-9). Sin embargo, "se negaron a aceptar
la autoridad establecida por el campamento farisaico después de la destrucción
de Jerusalén, y al negarse a hacerlo, adjudicaron su propio aislamiento del flujo
convergente de lo que llamamos judaísmo" (110).

278. Para bibliografía y discusión, cf. Michael O. Wise, "Idiomas de Palestina",


en Diccionario de Jesús y los Evangelios, ed. Joel B. Green y Scot McKnight
(Downers Grove, Ill .: InterVarsity Press, 1992), 434-44; referencias adicionales
se proporcionan en Michael L. Brown, "¿Recuperar el texto inspirado? Una
evaluación del trabajo de la escuela de Jerusalén a la luz de la comprensión de
las difíciles palabras de Jesús, " Mishkan 17, no. 18 (1992): 38 - 64.
279. Ver AFJ Klijn y GJ Reinink, Pruebas patrísticas para sectas
judeocristianas (Leiden: EJ Brill, 1973); Pritz, cristianismo judío nazareno;
Bellarmino Bagatti, La Iglesia de la Circuncisión (Jerusalén: Franciscan Printing
Press, 1984); y note las obras citadas por Juster, Jewish Roots, 289-94; un
importante estudio anterior es Fenton John Anthony Hort, Judaistic Christianity,
ed. JOF Murray (Grand Rapids: Baker, 1980).

280. Para el debate y la evaluación de esta tradición, cf. Pritz, ibid., 122-27, y
ver más adelante CR Koester, "El origen y significado de la tradición de vuelo a
Pella", CBQ 51 (1989): 90-106, junto con las obras adicionales citadas en John
Nolland, Lucas 18 : 35-24: 53, Comentario Bíblico de la Palabra (Dallas: Word,
1993), 2: 985. De acuerdo con Simon, Verus Israel, 261, "Este acto, cometido en
circunstancias tan graves, adquirió un significado simbólico. Inmediatamente los
colocó fuera de la comunidad de Israel y los expuso al rencor y el odio de los
nacionalistas ". Sin embargo, agrega (480, n. 93):" Sin embargo, no fue este acto
el que provocó la hostilidad en primer lugar. Más bien presupone la existencia de
tal hostilidad. Que esto ya existía está demostrado por el martirio de James, y fue
probablemente para evitar nuevos actos de crueldad que la comunidad abandonó
la ciudad ". Para un enfoque sociológico del conflicto general del primer siglo,
ver Jack T. Sanders, Schismatics , Sectarios, disidentes, desviados: los primeros
cien años de relaciones judeo-cristianas(Valley Forge, Pa .: Trinity, 1993); para
el cisma teológico, ver James DG Dunn, La separación de los caminos: entre el
cristianismo y el judaísmo y su importancia para el cristianismo (Philadelphia:
Trinity Press, 1992); obsérvese también Vincent Martin, A House Divided: The
Parting of the Ways between Synagogue and Church (Nueva York: Paulist,
1995).

281. Para las evaluaciones académicas de la evidencia que rodea estos eventos,
cf. Schürer y otros, History of the Jewish People, 1: 543-45.

282. Para dar solo un ejemplo, el erudito judío mesiánico Dr. John Fischer
proviene de una familia así. Además, es un firme defensor de los judíos
mesiánicos que se adhieren al estilo de vida bíblico judío y utilizan las
tradiciones rabínicas cuando corresponde.

283. Esto fue expresado en el título del importante estudio citado anteriormente
(n. 61), editado por Neusner, Green y Frerichs, Judaisms and Their Messiahs, y
es comúnmente aceptado por la gran mayoría de los eruditos judíos y cristianos.
Como dijo simplemente B. Pixner (en Charlesworth y Johns, Hillel y Jesus,
193), "El judaísmo del período del Segundo Templo, y en particular el judaísmo
en la época de Jesús y la iglesia primitiva, no era monolítico en su religión
actitud, pero más bien pluralista. "Una de las conclusiones a las que llegaron los
contribuyentes de este volumen fue que" tanto Hillel como Jesús pusieron en
marcha perspectivas, compromisos y medios para adherirse e inculcar
tradiciones que fundaron respectivamente el judaísmo y el cristianismo rabínicos
"( 460-61).

284. Como se señala en 1.5, n. 10, Gabrielle Boccaccini ha argumentado


recientemente que el cristianismo sea reconocida como un judaísmo (véase su
judaísmo Media, con algunas restricciones en el prólogo de JH Charlesworth,
xviii), basándose en la decisión de estudiosos que subrayan el carácter judío del
cristianismo primitivo (véase esp. 13 -18); cf. también el reto de Geza Ver-MES,
Jesús y el mundo del judaísmo (Filadelfia: Fortaleza, 1983), 87-88, para un
nuevo “tipo Schurer religiosa historia de los Judios de los Macabeos a AD 500
que incorpora plenamente la Nueva La información del testamento. "Ver también
Marvin R. Wilson, Nuestro Padre Abraham: Raíces Judías de la Fe Cristiana
(Grand Rapids: Eerdmans, 1989).

285. Se llama Eduyot (es decir, "Testimonios"). Según el rabino Adin Steinsaltz,
The Essential Talmud (Nueva York: Bantam, 1976), 91, Eduyot es una
"compilación de testimonios sobre la antigua halajá que estaba en peligro de
caer en el olvido y sobre aspectos inusuales de la halajá, aparentemente
amasados ​​en un lugar especial sesión de la corte de Yavneh. "Ver también HL
Strack y GL Stemberger, Introducción al Talmud y Midrash, trad. Markus
Bockmuehl (Edimburgo: T & T Clark, 1991), 129.

286. Cf. La introducción de Maimónides a su comentario sobre la Mishná para


una defensa detallada de la unidad esencial y la armonía de las tradiciones
rabínicas.

287. Entonces, por ejemplo, a pesar de sus afirmaciones de lo contrario, los


mormones no tienen ningún sentido de la palabra cristiano, ya que basan sus
creencias más en el Libro de Mormón que en la Biblia y niegan ciertos
principios fundamentales del cristianismo. Ver James R. White, ¿Es el mormón
mi hermano? Discerniendo en las diferencias entre el mormonismo y el
cristianismo (Minneapolis: Bethany, 1997).

288. Cf. Seder Eliyahu Zuta, 20, donde los gentiles justos son comparados con el
sumo sacerdote de Israel.

289. En el Sidur (el libro de oraciones judío), las oraciones como esta son
típicas: "Bendito seas, oh Señor, nuestro Dios, Rey del universo, que nos eliges
de todos los pueblos y nos has dado su Torá". Bendito seas Tú, oh Señor, dador
de la Torá. "Para el extraño, tales oraciones pueden parecer arrogantes; para el
judío religioso, son recordatorios de un llamado solemne y responsabilidad.

290. Por supuesto, esta certeza de fe no prueba que tengan razón, pero plantea
una pregunta: dado que cada religión lucha por la aceptación de la deidad y el
perdón divino por malas acciones, ¿por qué los practicantes de las otras
religiones mundiales no pueden convencerse a sí mismos? que han recibido ese
perdón y aceptación? ¿Podría ser que en el fondo ellos saben que su "cuenta"
con Dios aún no ha sido resuelta?
Glosario

Talmud de Babilonia. El texto fundamental para el estudio religioso judío,


consiste en 2,500,000 palabras de comentario hebreo y arameo y expansión en la
Mishná . Incluye tanto Halakha como Haggada , y por lo tanto toca
prácticamente todos los ámbitos de la vida, religión, costumbres, folclore y
derecho. Alcanzó su forma final entre 500 y 600 EC, y es principalmente el
producto de los sabios de Babilonia. Ver también el Talmud palestino.

Cinco rollos. (Hebreo, kha-MESH me-gi-LOT) Los libros bíblicos de Song of


Songs (Canción de Salomón), Ruth, Lamentaciones, Eclesiastés y Ester. Fueron
leídos en las sinagogas en días festivos especiales. Ver también Ketuvim.

Haggada. (Algunas veces se escribe Aggada) Historias rabínicas no legales (es


decir, no vinculantes), sermones y comentarios relacionados con el Tanaj y la
vida judía. Ver también Halakha y Midrash.

Halakha. Una resolución legal específica ("¿Qué es Halakha en este caso?") O


material legal rabínico en general. La palabra Halakha se interpreta como que
significa "el camino a seguir". Véase también Hagadá.

Humash. (pronunciado KHU-mash) Otro nombre para los Cinco Libros de


Moisés. Ver también la Torá Escrita.

Ibn Ezra. Abraham Ibn Ezra (1089-1164). Fue uno de los tres mayores
comentaristas bíblicos judíos medievales, especialmente famoso por su atención
cuidadosa a la gramática hebrea. Ver también Radak y Rashi.

Talmud de Jerusalén. Ver el Talmud palestino.

Kábala. El término general para las escrituras y tradiciones místicas judías.


Literalmente significa "lo que ha sido recibido". Ver también Zohar.

Ketuvim. Escritos. Esto se refiere a la tercera división de la Biblia hebrea ( ver


Tanakh ) e incluye Salmos, Proverbios, Job, los Cinco Rollos , Daniel, Ezra-
Nehemías y 1 y 2 Crónicas.

Texto masorético El término para las ediciones de texto hebreas estrechamente


relacionadas del Tanakh transmitidas por los masoretas ("transmisores") del
sexto al undécimo siglos. Todas las traducciones del Tanakh (incluido el Rey
Jaime y todas las versiones modernas) se basan principalmente en este texto. (
Nota: no hay una Biblia masorética, hay miles de manuscritos masoréticos con
textos casi idénticos).

Midrash. Comentarios rabínicos sobre un versículo, capítulo o libro completo


del Tanaj , marcados por creatividad y habilidad interpretativa. La colección
más conocida se llama Midrash Rabba, que cubre los Cinco libros de Moisés, así
como los Cinco rollos.

Mishnah. La primera colección escrita de material legal relacionado con las


leyes de la Torá y las ordenanzas de los sabios. Proporciona el punto de partida
para todos los Halakha subsiguientes . Fue compilado aproximadamente en 200
EC por el rabino Judah HaNasi (el Príncipe) y especialmente enfatiza las
tradiciones de los rabinos que florecieron del 70 al 200 d. C. Véase también el
Talmud de Babilonia, el Talmud palestino y Halakha.

Mishneh Torah. Compilación sistemática de todas las leyes judías por Moses
Maimonides (también llamado Rambam; 1135-1204). Sigue siendo un texto
legal estándar hasta el día de hoy. Ver también Shulkhan Arukh.

Mitzvah. Mandamiento. El fundamento de la observancia judía consiste en


guardar los llamados 613 mandamientos de la Torá.

Nevi'im. Profetas Esto se refiere a la segunda división de la Biblia hebrea ( ver


Tanakh ) y consta de Josué, Jueces, 1 y 2 Samuel, 1 y 2 Reyes (llamados juntos
los Profetas anteriores), e Isaías, Jeremías, Ezequiel y los Doce Profetas Menores
(juntos llamados los Profetas Últimos).

Torá oral. Todas las tradiciones rabínicas relacionadas con la Torá Escrita y
diversos aspectos legales de la vida judía. Las tradiciones primero se
transmitieron oralmente antes de que se escribieran.

Talmud palestino Similar al Talmud de Babilonia, pero se basa principalmente


en el trabajo de los sabios en Israel. Es más corto en alcance, menos autoritario,
y por lo tanto, estudiado menos que el Talmud de Babilonia. Alcanzó su forma
final en la Tierra de Israel, aproximadamente 400 EC

Radak. Acrónimo de R abbi D avid K imchi (pronunciado kim-KHEE; 1160-


1235). Escribió importantes comentarios sobre gran parte del Tanakh. Ver
también Ibn Ezra y Rashi.
Rashi. Acrónimo de R abbi Sh lomo Y itschaki (pronunciado yits-KHA-ki; 1040-
1105), el principal comentarista judío en el Tanakh y el Talmud de Babilonia.
Los judíos tradicionales siempre comienzan sus estudios en la Biblia y el
Talmud con los comentarios de Rashi como su guía principal. Ver también Ibn
Ezra y Radak.

Literatura de responsabilidad. (Hebreo, she-ey-LOT u-te-shu-VOT,


"Preguntas y Respuestas") Una fuente importante de Halakha desde el 600 EC
hasta hoy, consiste en las respuestas a preguntas legales específicas planteadas a
las principales autoridades rabínicas en cada generación . Ver también Oral
Torah.

Shulkhan Arukh. El código de ley judío estándar y más autoritario, compilado


por el rabino Joseph Karo (1488-1575). Ver también Mishneh Torah.

Siddur. El libro de oraciones judío tradicional, que contiene selecciones del


Tanakh , así como oraciones compuestas por los rabinos.

Talmud. Ver el Talmud de Babilonia y el Talmud palestino (Talmud de


Jerusalén).

Tanakh. Acrónimo de T orah, N evi'im, K etuvim, el nombre judío del


Antiguo Pacto en su totalidad. Aunque el orden de los libros es diferente al del
Antiguo Testamento cristiano, los contenidos son los mismos.
Targum. Literalmente, "traducción". Esto se refiere a las expansivas
traducciones arameas de la Biblia hebrea que se leían en las sinagogas donde ya
no se entendía el hebreo bíblico. Se pusieron en forma escrita entre 300 y 1200
EC Los Targum más importantes son Targum Onkelos a los Cinco Libros de
Moisés, y Targum Jonathan a los Nevi'im (Profetas).

Tora. Literalmente, "enseñanza, instrucción, ley." Puede referirse a: (1) la Torá


escrita (la primera división de la Biblia hebrea, ver Tanakh ); o (2) la Torá
Oral en su totalidad (esto por supuesto incluye la Torá Escrita también).

Torah She-be-al-peh. Ver Torah Oral.

Torah She-bikhtav. Vea la Torá Escrita.

Tosephtah. Una colección temprana de leyes rabínicas siguiendo la división y el


orden de la Mishná pero que contiene tradiciones legales paralelas que no se
encuentran en la Mishná.

Torá escrita. Los cinco libros de Moisés (el Pentateuco). Ver también Humash.

Zohar. El libro fundacional del misticismo judío. Fue compuesto en el siglo


XIII, aunque la tradición mística data del siglo II. Ver también Kabbalah.
Si desea contactar al autor con más preguntas o comentarios, puede comunicarse
con él en:

Ministerios del CIE

8594 Hwy 98 W

Pensacola, FL 32506

850-458-6424 (teléfono)

850-453-1108 (fax)

También puede visitar el sitio web del ministerio en:

www.icnministries.org