You are on page 1of 2

TESIS AISLADA COMUN – 30 MAYO 2014

Compilación de Legislación y Jurisprudencia

LITISCONSORCIO PASIVO NECESARIO. ES IMPROCEDENTE


EL AMPARO INDIRECTO CONTRA LA RESOLUCIÓN QUE
CONFIRMA EL PROVEÍDO QUE DETERMINA QUE NO SE
ACTUALIZA DICHA INSTITUCIÓN, CONFORME A LA LEY DE
AMPARO VIGENTE A PARTIR DEL TRES DE ABRIL DE DOS
MIL TRECE [INAPLICABILIDAD DE LA JURISPRUDENCIA
2a./J. 169/2012 (10a.)].

De conformidad con el artículo 107, fracción V, de la referida ley, el juicio de


amparo indirecto procede "contra actos en juicio cuyos efectos sean de imposible
reparación, entendiéndose por ellos los que afecten materialmente derechos
sustantivos tutelados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y
en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte", esto es,
en dicho precepto se define el concepto de ese tipo de actos cuyas consecuencias
son susceptibles de afectar algunos de los llamados derechos fundamentales del
hombre o del gobernado, tutelados constitucional y convencionalmente, como son:
la vida, la integridad personal, la libertad, la propiedad, etcétera, cuyos efectos no
se destruyen con el solo hecho de que quien sufre la afectación obtenga una
sentencia definitiva favorable a sus pretensiones en el juicio. Ahora bien, el
litisconsorcio pasivo necesario se actualiza cuando hay necesidad de que dos o más
demandados tengan intervención en el proceso, en virtud de que la cuestión
litigiosa la constituye cierta relación jurídica en la que aquéllos están interesados
en forma indivisible y que, por ello, no admite resolverse por separado sin
audiencia de todos ellos y en un mismo juicio, pues la sentencia que se dicte les
puede deparar perjuicio, esto es, el objetivo de que exista dicha institución se
concreta en que sólo pueda haber una sentencia válida cuando se llama a todos los
litisconsortes, pues no sería posible condenar a una parte, sin que la condena
alcanzara a la otra y, precisamente, por esa teleología, el litisconsorcio pasivo
necesario constituye un presupuesto procesal que incluso debe analizarse de oficio
por el juzgador. Así pues, se considera que la resolución que confirma la diversa por
la cual se determina que no se actualiza el litisconsorcio pasivo necesario solicitado
por el demandado, es una violación procesal que debe ser reclamable hasta que se
dicte el fallo definitivo, a través del juicio de amparo directo, porque no constituye
un acto dentro del juicio cuya ejecución sea de imposible reparación, pues los actos
de ejecución de esta resolución son reparables, y sólo producen efectos de carácter
formal o intraprocesal, cuyas consecuencias se extinguen sin haber originado
afectación alguna a los derechos sustantivos del gobernado y sin dejar huella en su
esfera jurídica. No es óbice a lo considerado la jurisprudencia 2a./J. 169/2012
(10a.), de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicada
TESIS AISLADA COMUN – 30 MAYO 2014
Compilación de Legislación y Jurisprudencia

en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Décima Época, Libro XVI,


Tomo 2, enero de 2013, página 1230, de rubro: "LITISCONSORCIO PASIVO
NECESARIO EN EL JUICIO LABORAL. LA RESOLUCIÓN INTERLOCUTORIA QUE
DETERMINA QUE NO SE ACTUALIZA DICHA INSTITUCIÓN ES IMPUGNABLE EN
AMPARO INDIRECTO.", pues dicho criterio se considera inaplicable en términos del
artículo sexto transitorio de la Ley de Amparo, debido a que se integró conforme a
la ley de la materia vigente hasta el dos de abril de dos mil trece, en donde se
interpretaba el artículo 114, fracción IV, el cual no establecía lo que debía
entenderse como un acto de ejecución de imposible reparación, mientras que en la
ley vigente, el legislador decidió delimitar los alcances de ese término sólo para
comprender los derechos sustantivos; además, si bien es cierto que en la
jurisprudencia invocada se acepta que la figura del litisconsorcio pasivo necesario
no sólo trasciende a aspectos procesales, sino que se extiende a la relación
sustancial, también lo es que no se establece concretamente que se vulnere
materialmente algún derecho sustantivo, por lo cual ya no resulta aplicable, al
oponerse a la nueva legislación.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL SEGUNDO CIRCUITO.

Amparo en revisión 378/2013. Fernando Jiménez de la Cruz y otra. 12 de febrero


de 2014. Unanimidad de votos. Ponente: Jacinto Juárez Rosas. Secretario: Hugo
Rosete Guerrero.