You are on page 1of 10

TEMA:

“MITOS Y LEYENDAS SOBRE EL USO DE ANTICONCEPTIVOS “


INTRODUCCIÓN

El uso de los métodos anticonceptivos se remonta a la antigüedad. Existen textos


bíblicos, chinos, griegos, árabes y egipcios que explican distintas maneras de
evitar la fecundación. Desde aquellos días, existen numerosos mitos en torno a
la anticoncepción que se han popularizado a pesar de los esfuerzos de la ciencia
por derribarlos.

Muchas jóvenes e incluso mujeres adultas se han restringido de usar métodos


anticonceptivos; algunas por falta de conocimiento sobre ellos y otras por creer
en falsos mitos , por eso el usar correctamente como tener conocimientos sobre
los métodos anticonceptivos es algo vital para toda persona y así prevenir
embarazos no deseados, pero a causa que estos tema son considerados tabos
en algunos entornos , causan que existan hay una serie de mitos que cientos
de mujeres creen y practican y los cuales han terminado con embarazos no
deseados. Todo esto gracias al desconocimiento de las realidades prácticas de
los anticonceptivos más populares del mercado. Por lo cual es importante que
las mujeres al momento de inclinarse a usar un método anticonceptivo
investiguen todo lo relacionado al correcto funcionamiento del mismo a fin de
conocer las realidades y probabilidades de no terminar con un embarazo no
deseado o con alguna enfermedad de transmisión sexual por desconocimiento.

Los encuentros sexuales no son un juego, en estos pones a tu organismo en el


riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual o concebir un
embarazo no planificado. Por eso te acá te hablamos de los mitos mas populares
en cuanto a métodos anticonceptivos se refiere buscando que la sociedad
comience a aceptar este tema como algo completamente normal.

Pese a que la invención de los métodos anticonceptivos tiene ya más de medio


siglo, su popularización no es coherente con la información que se tiene sobre
ellos. Los mitos, la desinformación y las falsas creencias son sólo algunos de los
elementos que han hecho que en Perú, cerca del 20 % de las mujeres
embarazadas sean adolescentes. Es por ello que, en esta ocasión, nuestros
hemos visto necesario recordar sobre la importancia del uso de los métodos
anticonceptivos así como de los mitos y de las falsas creencias que existen
alrededor de estos medicamentos.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que al tener falsas creencias y al


cometer errores en el uso de los métodos anticonceptivos, es muy probable que
la eficiencia de este tipo de medicamentos se vea completamente reducida. Así,
cuando se habla de métodos anticonceptivos es muy común desvirtuar la
información; hablar de su uso es hablar de una decisión pensada que una mujer
y un hombre toman, asumiendo los riesgos y los efectos que puede tener.
Asimismo, es importante decir que quien decide tomar este tipo de tratamientos,
tiene la posibilidad de decidir en qué momento dejar de hacerlo y con quién no
quiere tomar este tratamiento.

Todo lo anterior, es muy importante aclararlo porque, pese a que son muy
populares, muchas personas no están seguras de cuáles son las características
y los elementos que rodean a todos estos medicamentos anticonceptivos.
Muchas personas confunden el concepto de métodos anticonceptivos con otros
términos similares, pero que nada tiene que ver con ellos: interrupción del
embarazo, aborto, prevención de enfermedades de transmisión sexual y otras
terminologías similares, son sólo algunas de las palabras con las que muchas
mujeres y hombres se confunden, sobre todo, aquellos que han tenido menor
educación y que tienen conocimientos muy limitados sobre el tema, ya sea por
su creencia religiosa o por lo apartada que se encuentra su comunidad.
PLANTAMIENTO DEL PROBLEMA

El conocimiento y práctica sobre métodos anticonceptivos en los jóvenes de 16-


21 años merece especial atención sobre todo en la ciudad de Cusco donde
generalmente los embarazos son no planificados y terminan en abortos
practicados por empíricos en condiciones sanitarias inadecuadas o en el
abandono de la mujer o del hijo configurando así el problema social de la madre
soltera, contrariamente, en las áreas rurales y en algunos grupos sociales, los
embarazos a muy temprana edad aún forman parte de los patrones culturales
existentes.

La falta de información que con lleva a creer sobre los mitos y leyendas sobre
el uso de métodos anticonceptivos, la poca accesibilidad a los servicios de salud
por barreras socioculturales, económicos y comunicación inadecuada entre
padres e hijos, contribuyen al inicio temprano de las relaciones sexuales,
generando abortos, deserción escolar, embarazo precoz, infecciones de
transmisión sexual VIH(SIDA). Es importante que los profesores universitarios
brinden información y orientación en las aulas sobre la falsedad de los métodos
anticonceptivos, uso, ventajas y desventajas principalmente a las adolescentes
de los grupos 16-18 años el cual es un grupo en riesgo en iniciar su actividad
sexual. El desarrollo de esta investigación se justifica, en la importancia que ella
tiene para el desarrollo del conocimiento y la práctica de las medidas de
prevención y detección adecuadas del embarazo no planificado en adolescentes.
Este proyecto será enriquecedor en el proceso de adquisición de experiencia en
el trabajo con la población joven. La investigación permite una proyección social
y académica hacia la solución de problemas de interés en salud pública,
relacionados con embarazo adolescente y métodos de planificación familiar.

El conocimiento insuficiente, el uso incorrecto de los métodos anticonceptivos


que ocasiona los mitos que están inmersos en nuestro entorno, y el uso de
métodos pocos efectivos son problemas importantes en este grupo de
adolescentes. A esto se asocia el escaso conocimiento que tienen los jóvenes
sobre su salud sexual y reproductiva y a la poca accesibilidad al uso de métodos
anticonceptivos de mayor eficacia.

Los mitos forman parte de nuestra percepción del mundo y tratan de explicar
aquellas cosas que no se conocen bien. Por lo general, los mitos son
ampliamente compartidos, se suelen asumir como verdades no probadas y ante
la falta de información se van extendiendo. Algunos mitos pueden estar basados
en información científica, pero en el transcurso de tiempo se tergiversa o pierde
ese origen y eso hace mucho más difícil cambiar las formas de pensar que se
van generando a partir de la distorsión de la información original. Aunque los
mitos pueden estar presentes en cualquier dimensión de la vida, suelen
concentrarse más en el campo de la sexualidad y la reproducción, lo cual es
originado principalmente por la ausencia de educación sexual. En este sentido,
los mitos no son prerrogativas solo de las personas que tienen bajo nivel
educativo, también están presentes entre personas muy instruidas, y esto limita
muchas veces la toma de decisiones acertadas que contribuyen de una manera
significativa al cuidado de la salud y del bienestar. Un típico caso de mito, es
la creencia de que los caldos, a los que se denominan “sustancias”, son
altamente nutritivos, pero está demostrado que muchos de los nutrientes suelen
perderse con la prolongada cocción y que dichos nutrientes no se encuentran en
los líquidos, sino en los elementos sólidos.

Por eso es importante señalar que los mitos no solo son el resultado de la cultura
popular, también son creados o reforzados intencionalmente con el fin de
sustentar determinadas posturas u opiniones. Hay pequeños grupos de la
sociedad, especialmente vinculados a algunas religiones que consideran que las
relaciones sexuales tienen que estar siempre orientadas a la reproducción y que
deben darse únicamente dentro del matrimonio. En consecuencia, cualquier
mecanismo que impida este mandato se asume como una ofensa o como algo
que no debería ocurrir. Esto lleva a que pequeños sectores que asumen
estos principios piensen que los métodos anticonceptivos atentan contra esta
forma de mirar la vida y en función de ello desarrollan determinadas campañas
que tergiversan la información basada en evidencias científicas.
El PROBLEMA COMO PREGUNTA:

¿Cómo puede afectar los mitos y las leyendas sobre el uso de

anticonceptivos a los jóvenes de 16 a 20 años? ¿Qué


consecuencias trae consigo esta interferencia de información en
la sociedad?
JUSTIFICACIÓN

En base a la teoría estructuralista, la cultura entraña mensajes que pueden ser


decodificados tanto en sus contenidos como en sus reglas. El mensaje de la
cultura habla de la concepción del grupo social que la crea, habla de sus
relaciones internas y externas. La relación entre mito y cultura puede
abordarse desde diversas ópticas, pero se puede anticipar que la cultura
debe cumplir una tarea desmitificadora. Sin embargo, tanto el mito como la
cultura se hallan prisioneros de los intereses, es decir, no pueden remontar vuelo
porque se encuentran demasiado ligados a las materialidades del orden social.

Todas las actividades de nuestra vida cotidiana están condicionadas


culturalmente. La cultura modela nuestras conductas homogenizando
comportamientos sociales. La cultura es un constructo social, y por lo tanto
también es posible que cambien los hábitos que se constituyen como pautas
culturales y socialmente aceptadas. Las creencias culturales se pueden dividir
en: útiles, dañinas y ni útiles ni dañinas. Existen mitos carentes de maldad que
pueden ser preservados; pero cuando el mito paraliza el pensamiento crítico y el
accionar de los individuos en un área de su vida, a modo de prejuicio o afirmación
sin fundamento, cuando obstruye el crecimiento cultural, se convierte en
elemento desventajoso para la salud. Así, las normas socioculturales y creencias
religiosas también influyen en las decisiones de salud reproductiva de la gente.
En un estudio llevado a cabo en Paquistán, los investigadores concluyeron que
el 76% de los maridos y el 66% de las esposas temían que Dios pueda enojarse
si practicaban la planificación familiar.

De otro lado, los métodos anticonceptivos pueden poner en entredicho las


creencias bioculturales, por ejemplo, las mujeres en algunas sociedades creen
que es saludable menstruar todos los meses y por ello se oponen a los
anticonceptivos que producen amenorrea.

Los mitos y creencias sobre planificación familiar pueden impedir que las mujeres
busquen estos servicios. Muchas parejas en el mundo emplean rituales, métodos
con hierbas y prácticas análogas para regular la fertilidad por razones
culturales, económicas o personales. Si bien es cierto que muchas de
estas creencias y prácticas son completamente ineficaces como
anticonceptivos, y en algunos casos son incluso nocivas, algunos aspectos
de estas creencias autóctonas pueden utilizarse para promover mejor la
planificación familiar .Las prácticas que no son nocivas pueden ofrecer formas
innovadoras de enseñar cómo funciona el cuerpo humano e informar sobre la
anticoncepción moderna. Así en algunas culturas, las joyas han representado
una función importante en las relaciones sexuales, incluidas las creencias acerca
de la fertilidad.

Durante siglos se han usado amuletos y dijes para promover el romance y


también para evitar el embarazo. Una forma innovadora que lanzó el Instituto de
Salud Reproductiva de la Universidad de Georgetown, fue el uso de un collar de
28 cuentas para ayudar a las mujeres a estar al corriente de su ciclo menstrual
y saber cuándo existe riesgo de concebir. Algunas costumbres y prácticas
pueden ser peligrosas y contraproducentes y deben frenarse. Por ejemplo, la
práctica de duchas vaginales con agua caliente, sal, vinagre, limón o
potasio después del coito es común en África y no debe fomentarse. Este
método puede introducir agentes infecciosos en el útero de la mujer y causar
daño permanente, como la infertilidad.

Por eso consulta por anticoncepción es uno de los mayores desafíos que el
profesional de la salud debe abordar, tanto por lo que significa para la paciente
vivir una sexualidad plena, como para evitar que la misma se exponga a
situaciones de riesgo como embarazo no planificado, infecciones de transmisión
sexual, entre otras. Los especialistas reconocen que el vínculo entre el médico/a
y el/la paciente es un factor indispensable para llegar a la elección de un buen
método anticonceptivo abordando tanto los aspectos biológicos como
psicológicos y sociales de el/la paciente. Además es beneficioso para todos los
encuestados para los encuestadores porque teniendo información y
conocimientos van a buscar una vida saludable y lo que es mejor no van a
concluir en un embarazo no planificado ni arriesgando su vida.

Por lo tanto se puede afirmar que mientras no se lleve a cabo una educación y
formación efectiva y adecuada, tanto en los medios de estudios como en los
contextos no formales y familiares, estos jóvenes se exponen a un riesgo elevado
de embarazos no planificados así como a otras consecuencias negativas de la
sexualidad.
OBJETIVOS

 Disminuir el porcentaje de madres adolecentes


 Ayudar a combatir el aborto por el alto riesgo que este tiene
 Informar de mejor forma sobre los métodos anticonceptivos, de este modo
, despejar dudas
 Promover la consejería escolar o comunitaria , según ETAPAS