You are on page 1of 3

Adopción de animales

En el paso del tiempo la adopción de mascotas es una de las problemáticas más relevantes
para la sociedad, y que muchas veces no nos damos cuenta, pero los propios causantes de
esto somos los seres humanos. Pero gracias a diferentes entidades hay numerosas formas de
ayudar y contribuir al bienestar de los animales, pues el trabajo que realizan estas
organizaciones está orientado en la creación de conciencia sobre la necesidad de protección
y de respeto hacia todos los animales.

La adopción se considera un problema en la sociedad a causa de la notoria cantidad de perros


que son abandonados y habitan en las calles de la cuidad de Bogotá, es una situación crítica
ya que la cantidad de perros abandonados incrementa cada vez más, sobre todo en los barrios
de estratos bajos. Ya que la mayor cantidad de abandonos es por consecuencia de que las
personas no lo pueden tener en las casas o simplemente crecen y ya no les parecen adorables,
e incluso por simples travesuras que son normales en los animales cuando están impacientes
o sienten que sus amos no les prestan atención. Por estas razones es que a las personas se les
hace más sencillo dejarlos botados en la calle o incluso sacrificarlos que llevarlos a un centro
de adopción donde claramente estarían mucho mejor, solo por evitarse en algunos casos el
papeleo.

Es por esta razón que se han creado campañas y fundaciones que velan por la protección y el
cuidado de los animales, buscando educar a la comunidad en la prevención de actitudes
irresponsables hacia los animales e intentar ofrecer una nueva vida a animales desamparados.
Conjuntamente promueven las adopciones, organizan actividades y eventos de divulgación
para proporcionar a los albergues la adopción de sus acogidos. Es así como estamos lejos de
erradicar esta problemática, pero las campañas y los anuncios de sensibilización que son
promovidos en la población contra el abandono de los animales empiezan a rendir resultados.
Pues cada vez hay más personas que intentan consultar con profesionales del sector aspectos
sobre lo que la mascota necesitará en términos de tiempo y dinero, para así poder elegir la
mascota que mejor “encaje” mejor en su estilo de vida.
Las fundaciones son centros que utilizan sus recursos para encontrarle un hogar digno y
permanente a cada animal, junto a unos dueños responsables. Usualmente están bajo el cargo
de voluntarios que dedican su tiempo al cuidado de los animales y a difundir información
sobre ellos, abarcando la adopción como principal estrategia en estas entidades que trabajan
alrededor del tema animalista, defendiendo los derechos de los animales y garantizándoles
nuevas oportunidades de hogar a los animales, por tanto, su labor casi siempre se desarrolla
en medio de las dificultades de quienes no cuentan con suficiente apoyo.

Las personas que acuden a las fundaciones para adoptar una mascota deben diligenciar un
formulario y comprometerse, de manera escrita, a velar por la integridad de los animales.
Igualmente deben proporcionar sus datos personales y antecedentes con mascotas para que
los activistas puedan realizar el adecuado seguimiento.
En este proceso la fundación se comunica con los dueños en los primeros tres meses para que
estos conozcan las condiciones de los perros y gatos y, según cada caso, se efectúan las
respectivas visitas.
La adopción de animales es una gran decisión en la vida de una persona, pues conlleva una
enorme responsabilidad y tiempo el tener una mascota, ya que cada perro o gato requieren
diversos cuidados tales como: una buena alimentación, la higiene del animal, un entorno
apropiado para la mascota, el proceso de educación, la realización de ejercicio, entre otras
cosas. Por otro lado, un animal en todas las etapas de su vida, va a implicar una inversión
económica pues hay que tener en cuenta las visitas al veterinario, medicamentos, el alimento,
los juguetes y la recreación necesaria.
El adoptar una mascota puede ser muy recompensante y una gran oportunidad para la
persona porque tendrá un compañero de por vida al que podrá brindarle un hogar, amor,
cariño y estabilidad, pues la mayoría de los perros y gatos que son puestos en adopción han
pasado por situaciones o experiencias desagradables ya sea por abandono y desamparo e
incluso por maltrato.

Otros aspectos importantes en la decisión de asumir la responsabilidad de tener un animal


se deben tomar en familia o el circulo social en el que se encuentre la persona, ya que el
compromiso familiar es clave, para el planteamiento de reglas y rutinas, así como la
asignación de diferentes entre todos los miembros de la misma sobre los cuidados que debe
tener la mascota que se está adoptando. La persona se debe informar y decidir qué tipo de
animal se adapta a sus preferencias, gustos, estilo de vida y tamaño del hogar, al mismo
tiempo debe tener claro el tipo de mascota que desea si perro, gato, u otro tipo de mascota,
ya sea macho o hembra; cachorro o adulto, y en el caso de que sea elija un perro debe tener
presente el tamaño pequeño, mediano o grande del animal, pues debe ajustarse al entorno
donde vive

Es necesario que una persona se comprometa a enseñarle al animal, porque adoptar a un


perro o gato es darle lo que necesita principalmente un hogar y hacerlo sentir querido, sin
importar su raza, el tamaño o el comportamiento que él tenga. todo acerca de las órdenes
básicas de adiestramiento, más que todo en él caso de los perros, porque lo más sano para
un perro son las mismas reglas con todos los integrantes del núcleo familiar, pues lo
ayudará mucho a entender cómo debe comportarse. De esta manera se podrá disfrutar de la
compañía y tener una mejor convivencia con la mascota.

A la par es recomendable pedir consejo a un veterinario o a las entidades de animales en


relación al tema de esterilización para efectuar no sólo una tenencia responsable sino
también una "paternidad responsable", y reducir de esta manera el número de animales en
las calles, pues cada año millones de gatos y perros de todas las edades y razas son
sometidos a la eutanasia o sufren como animales callejeros. Estos incrementos son el
resultado de las crías no planificadas y camadas indeseadas que pudieron haber sido
prevenidas por la esterilización o castración.

No obstante, si algunas personas de la comunidad no cuentan con la posibilidad de tener una


mascota en su hogar pueden optar por ayudar como voluntarios o apadrinando a las mascotas
de la fundación, para que estas se mantengan en buenas condiciones mientras interactúan con
otras mascotas y les proporcionan los recursos necesarios para llevar una vida sana y
prospera.
Bibliografía:
Montoya Jonathan y Pérez José (2016) http://www.elcolombiano.com/tendencias/asi-
puede-ayudar-a-los-animales-KM4538851
Andrés Jaramillo (2015) https://www.elcomercio.com/tendencias/adopcion-mascotas-
feria-loba-animales.html