You are on page 1of 3

DIFERENCIA ENTRE RSL Y TEL

(pienso que podríamos empezar con una pequeña definición de lenguaje para
contextualizar)
Lenguaje: el lenguaje es una habilidad cognitiva propia del ser humano que nos
permite expresar nuestros deseos, necesidades, conocimientos, etc. (nose si
agregarle algo más).
Esta habilidad puede verse alterada por diversas causas como por ejemplo
alteraciones del lenguaje secundarias a alteraciones cognitivas, a alteraciones
neurológicas, a falta de estimulación, psicoafectivo y/o del contexto sociocultural.
(tenemos que hacer una conexión para empezar a definir los trastornos)
RSL: es un desfase entre el lenguaje que presenta el niño o niña y lo esperado para
su edad, retraso que puede ser más o menos grave y afectar el desarrollo del
lenguaje de manera global o sólo algunos aspectos. Se presenta desde el
nacimiento o durante su etapa de crecimiento, y afecta sobre todo la expresión y en
algunos casos la expresión. Se ven afectado en mayor medida la fonología y
sintaxis. Ejemplo: normalmente, los niños comienzan a pronunciar las palabras (con
significado) a los 12 y 18 meses, pero cuando presentan RSL no aparecerán hasta
los 2 años o más.
RETRASO SIMPLE DEL LENGUAJE

• Afectación liminar y, en general, poco duradera, transitoria.

• Responde eficazmente a la intervención.

• Centrado especialmente en el aspecto expresivo del lenguaje.


Mantenimiento de la comprensión o leve afectación.
• No necesariamente la percepción, memoria y la atención están alteradas.
• De carácter temporal.

• De pronóstico favorable y evolución positiva.


TEL: hace referencia a una limitación significativa, un conjunto de dificultades, en la
adquisición y desarrollo del lenguaje, presentes en niños que no evidencian
problemas neurológicos, cognitivos, sensoriales, motores ni sociofamiliares. Los
niños con TEL presentan una alteración profunda en los mecanismos de adquisición
del lenguaje, tanto expresivo como comprensivo. Existe un desfase cronológico
importante, pero, a diferencia del retraso simple del lenguaje, casi siempre aparecen
problemas en la comprensión. La adquisición no sólo está retrasada, sino que no
se ajusta a un patrón evolutivo esperado.

Diferencias
Asimismo, el RSL tiene una escasa o nula repercusión sobre el aprendizaje del
lenguaje escrito, siendo su núcleo sintomatológico el trastorno de la fonología con
una afectación más o menos grave de la sintaxis, y el factor causal sería un retraso
de maduración. En cambio, el TEL sería una patología duradera, con una notable
repercusión sobre el aprendizaje del lenguaje escrito, siendo su núcleo
sintomatológico extenso (fonológico, semántico, morfosintáctico, etc.), con un
origen estructural.
Por un lado, en el RSL destacan los siguientes aspectos:

El acceso al lenguaje oral como forma de comunicación aparece un año y medio


más tarde de lo habitual.
Existen pocas diferencias entre los niños diagnosticados con RSL.
Los niños presentan mayores dificultades en la expresión que en la comprensión.
El retraso en el desarrollo lingüístico es igual en todos los componentes
lingüísticos (al producir los sonidos, al usar los distintos aspectos gramaticales, en
el vocabulario, en el uso social del lenguaje, etc.).
La respuesta a la intervención es muy buena y su competencia lingüística mejora
en poco tiempo.
Los problemas de emisión de sonidos y de vocabulario son los más llamativos.
Con un entorno estimulador y buenas capacidades intelectuales, los niños
pueden compensar estas dificultades lingüísticas.

Por otro lado, al hablar de TEL se puede apreciar que:


Los problemas se dan tanto a nivel expresivo como comprensivo.
Existen muchas diferencias entre los niños diagnosticados con TEL.
Se dan errores lingüísticos que no se corresponden con los usuales en los
procesos de adquisición del mismo, por tanto, estaríamos ante una desviación de
los patrones normales de adquisición (por ejemplo, en la adquisición de las sílabas
formadas por consonante más /r/, como “dragón”, lo más frecuente es sustituir la /r/
por la /l/ y decir “dlagón”. Sin embargo, los niños con TEL realizan una sustitución
diferente a esta, habitual en el desarrollo del lenguaje).
Algunas habilidades lingüísticas propias de su edad están preservadas (por
ejemplo, con 6 años pueden pronunciar la /rr/ perfectamente, mientras que otras
más simples o primitivas están alteradas).