You are on page 1of 2

Una célebre discusión

En la segunda mitad del siglo 6 a.C., se produjo una discusión entre tres
príncipes persas acerca de la forma de gobierno más eficiente ,que debía ser
instaurada en Persia luego de la muerte del monarca Cambises. Estos tres
príncipes, propusieron una forma de gobierno diferente a la del otro y lo
presentaron de esta forma: el príncipe Otanes, propuso entregar el poder al
pueblo y cambiar así el modelo monárquico; argumentó que la insolencia, la
prepotencia y la envidia, suelen convertirse en características de los
monarcas y termina siendo contraproducente para el pueblo, pues las
decisiones tomadas por éste son finalmente dictaminadas por estas
características; además, sostuvo que la monarquía es una forma de gobierno
desordenada y no garantiza un buen gobernante por el hecho de no existir
restricciones. En cambio, sostiene que el gobierno a manos del pueblo,
proyecta isonomía o igualdad de derechos políticos, se distribuyen los cargos
públicos por sorteo, se obliga a los magistrados a rendir cuentas y toda
decisión es producto y sometida al voto popular. Por otro lado, el príncipe
Megabyzo estaba también de acuerdo con el hecho de abolir la monarquía.
Pero, conferir el poder al pueblo le parecía una decisión errónea, expuso que
el pueblo en su mayoría, está compuesto por gente inepta, iletrada o
prepotente; y que otorgar las decisiones políticas a personas sin
conocimiento solo traería desgracias, precipitaciones y equivocaciones.
Propuso así un modelo de gobierno en el que aquel grupo selecto del pueblo
que si fuese razonable, sabedor y capaz, gobernara; que se le entregase el
poder, pues de los mejores hombres, según él, saldrían las mejores
decisiones. Por último el príncipe Darío, establece que la monarquía debe ser
la forma de gobierno que continúe, pues plantea que es mejor ser gobernados
por un solo hombre, el más capaz; que esto evita que la información se filtre,
que broten enemistades o amistades entre dirigentes persiguiendo intereses
propios, o la corrupción en la esfera pública. Que ha sido un hombre quien
les ha otorgado la libertad y que eso es algo que debe honrarse.

Es evidente, que cada vez que alguno manifiesta su juicio acerca de una
forma de gobierno, esta desacreditando otra; es decir cada constitución en
unos casos presentada como negativa y en otros como positiva. Esto nos
revela que no existen solo tres formas de gobierno sino seis; las otras tres
son la proyección alterada o negativa de cada una de las anteriores. Se
resaltan los aspectos mas negativos sobre un marco o contexto especifico de
cada forma de gobierno que nos plasma sus puntos débiles y fuertes. Luego
de todo esto, he reflexionado estar de acuerdo con el gobierno a manos del
pueblo o isonomia; pero, de una forma estructurada en donde puedan darse
diferentes espacios certificados y reales de instrucción y se logre alcanzar a
todas y cada una de las personas o colectivos; una democracia en la cual se
establezca correctamente las restricciones de los gobernantes y que estén
siempre enfocados en el bien del pueblo; por último es relevante señalar lo
avanzada que se encontraba la reflexión griega sobre asuntos sociopolíticos,
tiempo antes de la sistematización teórica del conocimiento.