West, 1 of 3 A.

Tariq West España en el Escenario Primavera 2009 Reseña N° 4 Enfoque en la ambientación etc… Reseña de Teatro: Platonov Un arreglo nuevo de Platonov, la obra inacabada de un joven Anton Chéjov, escrita por Juan Mayorga y dirigida por Gerardo Vera se estrenó en el Teatro María Guerrero el 19 de Marzo, con representaciones hasta el 24 de mayo. Aunque no he leído la obra original del eminente autor y dramaturgo ruso, esta versión de uno de sus trabajos formativos expone los temas que caracterizan sus obras mas conocidas – decadencia y enfermedad, ideales nobles y la corrupción de ellos, la aristocracia y la innobleza. En esta obra como en la mayoría de sus obras, Chejov comenta un momento histórico, el Rusia del siglo XIX, pero también desarrolla quejas y criticas que transcienden tiempo y lugar – la aristocracia rusa del siglo XIX podría ser, quizás, el español del siglo XXI. Mas que una critica social, esta obra es una drama trágica que cuenta la historia arquetípica de un hombre quien personifica las ideales más altas – la verdad, la honradez, la caridad, el amor – pero quien esta arrastrado hacia abajo, corrompido y crucificado por la sociedad en la cual vive. La representación que asistí el 29 de Abril fue apasionante como exploración de los ideales nobles, románticos y embriagadores, pero aunque fue muy bien actuado en general, el desarrollo de los personajes faltaba de forma que terminé la obra un poco irritado con el personaje central quien había dominado la obra. Los diseñadores de escenografía (Max Glaenzel y Estel Cristía), iluminación (Juan Gomez Cornejo), efectos de sonido (Pepe Bel) y audiovisuales (Álvaro Luna) han colaborado

West, 2 of 3 para crear una ambientación que sirve como fondo a los mundos internos de los personajes tanto como a los temas expuestos en la obra. El primer escenario que aparece en la obra sugiere un salón de sol o un pabellón dentro de un jardín botánico que pertenece a una lujosa finca campestre. En el escenario hay una docena de sillas de jardín y bancos de metal tapizados de materia negra, arreglados en parejas y colocados mas o menos en un semi-circulo. A la extrema izquierda, de punto de vista del espectador, hay una estantería llena de jarras y cristalería fina cuya contenido, supongamos, es alcohol de calidad similar. La luz sugiere una hora calurosa y húmeda de la tarde. En el fondo, proyectado contra la pared transparente del pabellón se ven las sombras de los árboles y plantas del jardín, y tras la pared, lámparas de cristal que proyectan para dentro una luz tenue. La luz del sol entra por las persianas (aludido por como cae en el escenario) de una ventana a la extrema izquierda y una luz mas tenue se filtra por el techo. Al fin de la primera escena el pared transluciente que había en el fondo sube para revelar la mesa de un comedor de verano - este fondo reemplaza el jardín para las próximas escenas y se da por entendido que el escenario de primer plano ahora queda afuera de una sala/un edificio. Este escenario insinúa de forma bastante explicita el momento histórico en la cual se sitúan los acontecimientos de la obra. En el contexto del Rusia de los siglos XVIII y XIX, el jardín era una institución con resonancia cultural y política que representaba las aspiraciones de Rusia al desarrollo de una cultura europea y una potencia económica, militar y cultural. Los jardines formaron un parte importante del ocio conspicuo de la nueva aristocracia rusa. En Rusia tanto como en los países del oeste de Europa, el jardín llego a ser representativo de los excesos, la frivolidad y extravagancia de la sociedad alta. Frente a este fondo están expuesto claramente la quejas y criticas del autor; los personajes aristocráticas de la obra se

West, 3 of 3 dedican a frivolidades - al ocio, a la fiesta, a la bebida. Sus conversaciones son ligeras e intelectualmente vacías - llenas de chistes, juegos de palabras y historias de tiempos pasados. Los aristócratas – sudando en sus trajes formales - languidecen como ballenas varadas en el calor del campo y en su aburrimiento, pereza y decadencia moral. El segundo escenario que aparece en la obra sugiere una noche en los campos de una finca campestre. Variando según la escena, el escenario consiste en un fondo con árboles proyectado en ello, un banco, una mesa/escritorio (que parece a un reclinatorio o banco de iglesia) y una silla. Las escenas que llevan a cabo frente a este escenario suelen tener un aspecto de paisaje onírico y oscuro; niebla flota cerca al piso en cuanto la noche desciende a el delirio borracho, la desesperación y la desgracia. Este escenario refleja el estado de mente de Platonov en cuanto devuelve hacia confusión, tentación y miseria. El escenario que sigue, un apartamento en desorden con papeles y botellas vacías tiradas por todas partes refleja el estado de animo de Platonov – deprimido, avergonzado, odiando a si mismo por haber traicionado a sus amigos, a su mujer y a sus ideales. Un aspecto interesante e innovador de la ambientación de esta obra fue su uso de efectos audiovisuales; el uso de proyecciones para crear pedazos del escenario y la inclusión de clips de video y sonido añadieron otra dimensión al espacio escénico. Por ejemplo, el clip del tren acercando a la desesperada Sacha cuando esta atenta suicidarse después de enterar de la traición de su marido apoya exitosamente el drama de la escena. En total, esta representación de Platonov es innovador en su uso de luz, proyecciones y efectos audiovisuales, y la actuación era mas que adecuado para exponer los temas. Aunque era difícil a veces concentrar en la trama por la cantidad de personajes que habían, nunca me aburrí y hasta me divertí figurando las sub-tramas y alusiones literarios que enriquecieron pero también complicaron el texto.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful