You are on page 1of 6

Culto a las tropas de Elite

¡Mucha más información e imágenes para usted!

Perfil de la Unidad

SPETSNAZ - Spetsialnoye Nazranie

L as spetsnaz son las unidades de élite de las fuerzas especiales rusas. En toda su historia
demostraron ser una unidad altamente aguerrida, y esto quedó plenamente demostrado
durante la Guerra de Afganistán. Un notable líder guerrillero afgano describió a las spetsnaz como
“las únicas tropas soviéticas que pueden pensar por ellas mismas y tomar decisiones rápidas”. Con
la caída de la URSS, las unidades spetsnaz constan como una de las principales fuerzas del orden de
batalla ruso.

Historia:
Las unidades spetsnaz eran uno de
los secretos mejor guardados del Pacto de
Varsovia, y no está aún del todo claro cuando
fueron creadas por la URSS. Algunos acreditan
que estas ya existían a inicios de los años
50, como resultado de la experiencia militar
soviética durante la 2º Guerra Mundial con
fuerzas especiales controladas por el NKVD
(”Comisariato del pueblo para asuntos
internos”), precursor del KGB (”Comité para
la seguridad del estado”). Pasaron por
Hungría en 1956 y ciertamente por
Checoslovaquia, pero occidente no tuvo
conocimiento de ellas hasta comienzos de los
80’, por su actuación en Afganistán. El
secreto era tan bien guardado que se les
prohibía a los hombres que formaban parte de
estas unidades admitir en publico que eran parte
de las mismas o que siquiera existían.
Empleaban uniformes del ejercito, las fuerzas
aerotransportadas o uniformes de la marina, con
sus respectivas insignias. Solo recientemente la
federación rusa a admitido abiertamente su
existencia.

Organización: Operador de las


spetsnaz armado con
Las spetsnaz o “spetsnalnoye el fusil AKS-74 con
nazranie” ( que puede ser traducido como visor infrarrojo
“tropas de propósito especial”) son vistas
como tropas divisionarias de grado elevado,

1
siendo controladas por el GRU (”glavnoe
razvedyvatel’noe upravlenie - Directorio de
inteligencia militar”) Como tal, sus
capacidades son semejantes a las del SAS
(”servicio aéreo especial”) y SBS (”servicio
especial de lanchas”) británicos, y su número
(27.000 a 30.000 hombres) no es superado por
ninguna otra fuerza especial, a excepción del
cuerpo de fusileros de EE.UU. La inteligencia
occidental especula que en tiempos de la
URSS una compania independiente de spetsnaz
tenía cerca de 135 hombres y estaba ligada a
cada uno de los ejércitos rusos. Así mismo, las
spetsnaz tenían unidades de inteligencia
difundidas por el país, y una brigada ligada a
cada flota naval. La flexibilidad de una
compania spetsnaz típica era vista como algo
necesario, pudiéndose esta dividir en 15
grupos independientes. Una brigada spetsnaz
esta formada por cerca de 1.000 a 1.300
hombres y consistía de un Q-G, tres batallones
de paracaidistas, una compania de
comunicaciones y tropas de apoyo. También
incluía una unidad anti-VIP ( formada por
militares profesionales, no conscriptos ), cuya
misión era localizar, identificar y asesinar lideres
políticos y militares enemigos. Una brigada
naval de spetsnaz tenía un Q-G, dos a tres
batallones de buzos de combate, un batallón de
paracaidistas, unidades de apoyo y una unidad
anti-VIP. Para entender mejor la organización
de las unidades spetsnaz, podemos decir que las
brigadas estaban subdivididas en “otriadi”
(batallones o regimientos) que a su vez estaban
subdivididas en companias. Cada compania se
subdividía en “spetsgruppi” (un spetsgruppi
es una unidad menor que frecuentemente varía
en tamaño e incluso puede ser equivalente a un
pelotón). Dentro de los spetsgruppi estaban los
“spetsotedelyi” que son equipos menores.

Misiones:
El papel principal de las spetsnaz era
planear y ejecutar misiones criticas antes y
durante una guerra o conflicto. Estas misiones
incluían reconocimiento profundo de objetivos
estratégicos; la destrucción de centros estraté-
gicamente importantes de C3 (comando -
control - comunicación); la destrucción de
sistemas de control y abastecimiento y el
secuestro y asesinato de lideres importantes del Soldado de las Spetsnaz con el uniforme de la Guardia Fronteriza del
enemigo (políticos o militares) para crear KGB en Afganistán
pánico en la población civil. Muchas de estas
misiones serían llevadas a cabo antes de que el

2
enemigo pudiese responder y algunas
acontecían antes de declarada la guerra. En
la invasión de Checoslovaquia en 1968, el
aeropuerto de Praga fue tomado por fuerzas
especiales rusas, antes de que la fuerza
especial de invasión hubiese llegado. La
operación fue observada por occidente que
concluyó que la toma del aeropuerto fue
realizada por una unidad altamente profesional.
Esta unidad desconocida fue identificada mas
tarde como spetsnaz. Durante la guerra fría
contra occidente, las spetsnaz efectuaron un
gran número de desembarcos clandestinos en
las costas norte de la OTAN, específicamente
en Noruega y Suecia. El objeto de tales
incursiones era el monitoreo y trazado de las
instalaciones militares de la OTAN, como parte
del relevamiento de inteligencia para eventuales
invasiones futuras de los ejércitos del bloque
soviético. Se sabe que durante la invasión
soviética de Afganistán, antes de que la fuerza
principal hubiera llegado a este país, en su
capital Kabul ya operaban fuerzas spetsnaz
junto con unidades especiales del KGB. En este
conflicto, las spetsnaz probaron ser una amenaza seria, ya que podían realizar mortíferos ataques en
terreno montañoso, cosa que otras unidades soviéticas no se atrevían a hacer.

Entrenamiento:
La mayoría de los hombres que servían en las spetsnaz eran conscriptos que,
según se sabe, servían entre 12 y 14 meses. Los oficiales de las spetsnaz visitaban centros de
reclutamiento para seleccionar jóvenes aspirantes que se mostraban duros, inteligentes y que tenían,
preferentemente, habilidades lingüísticas y deportivas. Generalmente eran escogidos cerca de cien
reclutas. Los seleccionados tenían que pasar por un duro entrenamiento con rígidas disciplinas,
donde eran llevados al límite de su resistencia física. Normalmente al final de este período restaban
apenas unos veinte hombres del grupo inicial. Los no seleccionados eran transferidos a los
regimientos de tropas aerotransportadas o de asalto aéreo (VDV). Luego de esta fase, los reclutas
recibían entrenamiento especializado, el cuál incluía saltos en paracaídas, reconocimiento en
profundidad, vigilancia, fuga y evasión, supervivencia en una gran variedad de ambientes hostiles,
sabotaje, asesinato, uso de explosivos, operaciones con radios (preferentemente de transmisión a
ritmo acelerado, que emite mensajes en bloque de ocho a diez segundos, evitando la detección por
parte del enemigo), ejercicios de resistencia física - mental, camuflaje y ejercicios tácticos en una
variedad de terrenos y ambientes. En fases mas avanzadas, pasaban por cursos intensivos de lengua
extranjera y técnicas de interrogación de prisioneros. Durante la Guerra Fría, los soldados eran
sometidos a interrogatorios simulados donde eran aplicadas conocidas técnicas occidentales. Eran
arrancados de la cama en medio de la noche y llevados a salas pequeñas y mal iluminadas, donde
eran interrogados a veces por varios días por oficiales del servicio de inteligencia de las spetsnaz
vestidos con uniformes de la OTAN. También tenían un completo entrenamiento en armas rusas,
como el fusil AKS-74 de 5,45 mm, la ametralladora RKM y la pistola PRI con o sin silenciador, que
son las armas favoritas de las spetsnaz. Ellos aprendían también a usar una gran variedad de otras
armas rusas, como el rifle especial para francotiradores de élite VSS Vintorez de 9x39 mm SP-5 APs,
las armas antitanque RPG-70, RPG-18, RPG-22, y el lanzamisiles SAM SA-7 Strela. Los soldados de
las spetsnaz también eran entrenados en el manejo de las armas estratégicas de la OTAN,
especialmente de las americanas, inglesas, alemanas, francesas, italianas, finlandesas, suecas e
israelíes, como el fusil M-16 (M-4), FAMAS, GALIL, G-3, las ametralladoras MG-42, M-60, FN

3
MAG, las subametralladoras UZI, MP-5, BERETTA, etc. Los hombres destacados para las unidades
navales de las spetsnaz también tenían que aprender técnicas de buceo de combate, uso de armas y
explosivos subacuáticos, infiltración y evasión empleando canoas, botes, helicópteros, paracaídas,
submarinos o mini submarinos.

Anti-VIP:
Las unidades anti-VIP de las spetsnaz eran una élite dentro de la élite. Eran altamente
secretas, compuestas por soldados profesionales de primera categoría y que hablaban fluidamente
mas de una lengua occidental, especialmente ingles, francés o alemán. Estaban compuestas en
general por unos setenta u ochenta elementos (hombres y mujeres), empleaban ropas civiles y usaban
cabello largo y barba. Estaban entrenados para ser asesinos fríos y su objetivo era la eliminación de
los líderes políticos y militares del enemigo. Se los conocía como “degolladores”; para ocultar su
existencia, estas unidades eran confinadas en sus brigadas originales y transformadas en “equipos de
atletismo”; formaban grupos de Box, Lucha Romana, Karate, Tiro al blanco, Atletismo y
Paracaidismo. Todos sus integrantes pertenecían al “Club Deportivo Central del Ejército (ZKA)”;

los deportistas del KGB pertenecían al “Club Deportivo Dinámico”, su rival. Como “simples”
atletas, ellos eran bienvenidos en las ciudades de occidente, adonde viajaban con dominio de la
lengua local y con pleno conocimiento de la cultura. Las unidades anti-VIP estaban siempre en
contacto con las unidades de inteligencia de las spetsnaz, y tenían permiso para establecer contactos
con la red de agentes soviéticos esparcidos por toda Europa occidental.

Misiones en Escandinavia:
Escandinavia constituía un potencial bloqueo de las rutas de los
navíos soviéticos hacia el Atlántico. Esto explica las constantes “visitas” de los comandos navales
spetsnaz, que desembarcaban en las áreas litorales de los países nórdicos para llevar a cabo
reconocimientos detallados del flanco norte de la OTAN. Operando regularmente en pequeños
grupos, estos comandos estaban reforzados por tripulaciones de submarinos. Alternativamente,
pequeños sumergibles eran lanzados desde navíos mercantes. En 1984, los suecos observaron en
varias ocasiones la presencia de hombres-rana en la base naval de Kariskrona, pero no pudieron
capturarlos. También fueron observados en el archipiélago al este de Estocolmo. A mediados de la
4
década del 80´ se calcula que hubo un mínimo de 150 desembarcos clandestinos de unidades
spetsnaz basadas en Kronstadt, puerto de Leningrado, y se cree que toda la costa sueca de
Haparanda y Malmo habría sido mapeada. A pesar de la revelación pública de las violaciones
soviéticas de las aguas territoriales suecas, las incursiones submarinas continuaron e incluso se
tornaron mas descaradas. Antes de 1981, los submarinos soviéticos partían de las aguas suecas sin
que su presencia fuese detectada; con el paso del tiempo, se comportaron de un modo mas
arrogante, permaneciendo dentro de las áreas restringidas a pesar de las actividades navales suecas.
Las incursiones de las spetsnaz también fueron constatadas a lo largo de la costa Noruega, donde los
altos acantilados y las aguas profundas tornan extremadamente difícil la detección de submarinos
Numerosas fueron las teorías sobre la finalidad de estas incursiones; una gran variedad de misiones
militares fueron sugeridas - por ejemplo, reconocimiento de inteligencia sobre las instalaciones de
defensa, condiciones de navegación y vigilancia de las bases navales suecas; ensayo de nuevas armas
o la observación de ejercicios militares. Algunos especulaban que los soviéticos estaban intentando
procurar abrigos seguros para sus submarinos lanzadores de mísiles nucleares (SSBN) en tiempos de
crisis, donde sería difícil descubrirlos o donde las fuerzas occidentales estarían altamente

condicionadas para combatirlos, por tratarse de un país aliado (Noruega) o de un litoral neutro
(Suecia). Otra explicación defendida por los militares suecos fue que estas misiones tenían por
objetivo desembarcar o recoger equipos spetsnaz, que se encontraban realizando ejercicios de
entrenamiento y familiarización en las aguas suecas; testeando las capacidades y técnicas militares
suecas de detección y administración de crisis, nuevas armas, observación de ejercicios militares, etc.
Las consecuencias políticas y militares resultantes de estas continuas incursiones submarinas han sido
desconcertantes: los europeos parecen haberse tornado insensibles a las violaciones, a tal punto que
las mismas fueron relegadas a la esfera de ocurrencias cotidianas.

Preparativos contra la OTAN:


Las misiones de las spetsnaz constituían un elemento más dentro
del plan general de operaciones de la URSS. Los tácticos soviéticos entendían la necesidad de
emprender un ataque de tipo blitzkrieg con el apoyo de las fuerzas especiales para desbaratar a las
fuerzas armadas de la OTAN, antes de que la guerra desembocase en un conflicto nuclear. Las
fuerzas especiales de las spetsnaz (funcionando como unidades comando) serían lanzadas
simultáneamente en todas las áreas del frente de combate, en tanto que las unidades de “atletas
5
profesionales”, “hombres de negocios” y “cuerpo diplomático” serían destacadas en las ciudades
estratégicas del enemigo, transformándolas también en frente de batalla.
Las unidades spetsnaz que operarían en el interior de Europa Occidental perseguirían los siguientes
objetivos (en orden de importancia):

-La incapacitación o destrucción física de ojivas nucleares y químicas de la OTAN, de sus medios de
transporte, comando y control, y de elementos relacionados con su lanzamiento, pudiendo ser estos
estratégicos (por ejem. los submarinos Polaris en sus bases) o tácticos (sistemas de lanzamiento
basados en tierra).

-El Rompimiento del comando – control y comunicaciones de la OTAN y de sus elementos políticos,
estratégicos y tácticos. Esto incluía también la eliminación de personal en puestos clave.

-La incapacitación física de determinados equipamientos electrónicos y de reconocimiento, de


radares y de equipamientos de alerta temprana, equipamientos de defensa aérea y de varios otros
tipos (posiblemente de sistemas de alerta avanzada de mísiles balísticos).

-La captura de aeródromos clave y de puertos a fin de impedir el refuerzo de tropas, particularmente
las que pudieran ser enviadas de EE.UU.; la destrucción o neutralización operacional de los
aeródromos y los puertos no vitales para la URSS, y la destrucción de estaciones y formaciones
ferroviarias.

-La destrucción de instalaciones industriales clave: Centrales eléctricas, refinerías de petróleo,


industrias militares, etc.

Operaciones Aerotransportadas:
En los tiempos de la Guerra Fría el entrenamiento era
bastante duro. Normalmente, las tropas eran lanzadas invariablemente de noche, siempre por aviones
de transporte y desde altitudes extremas (muy alto o muy bajo), a fin de pulir sus destrezas
paracaidistas en operaciones clandestinas. Eran lanzadas en pequeños grupos de seis a ocho hombres
(formación que adoptarían en tiempos de guerra). Al contrario de otras unidades aerotransportadas,
las tropas spetsnaz no emplean armas pesadas ni vehículos; cuando participan en conflictos reales
son lanzadas 500 Km. tras las líneas enemigas y operan completamente solas, hasta que las fuerzas
principales consigan juntarse con ellas.

Las Tropas de Reconocimiento y Sabotaje de las Spetsnaz:


Estas tropas entrenaban
mas duro que las unidades aerotransportadas. Las operaciones tras las líneas enemigas eran un
componente clave de la estrategia militar soviética, y eso explica las grandes cantidades de efectivos
de las fuerzas especiales en el Ejército Rojo. Los saboteadores recibían entrenamiento para operar en
las peores condiciones, con un mínimo de suministros y agua.
Las operaciones de las unidades spetsnaz comenzarían antes de que iniciara su avance la fuerza
principal del Ejército soviético, para asegurar la sorpresa al máximo. Los soviéticos sostenían que las
spetsnaz crearían un rompimiento tal en las fuerzas de la OTAN que asegurarían al grueso del
ejército ruso un avance rápido y sin interrupciones. Los daños reales que un pequeño equipo
spetsnaz podría realizar serían moderados; no obstante, el choque en la moral nacional que resultaría
de tales actos sería desproporcionadamente mayor.