You are on page 1of 8



9+ 


       
    
   
 
 
  

     4-C
     
 

 D-4E /GG)  
G    !
  
    .    
!"#$  
    %    %
 &  %'
(
 
  
  

4E3H
  & I!) J) 
 
   4C-22
)

 
   
    

 
 & 



  25-53
*
   &  +  ,   
 -  .

 
 

 

  
! "#   $ "% & '()   "* 
$ +* ,+     54-5E
/    ! 0  1  )

0.?  4B25
  234C
 ,!'- 5C-6E
#
 ,
, 


   


       2345
,    
2346
#
(. 6C-E6
! & ,
&   ,     
#
  , -, + EE-EB
#  %   
  

     &  
        &      
   
 + 

  
   

%-/,
 ED-FC
7 8  
 




*"0 1%,!'- FD-C2
9 
   
  
9:07 # 
;*+-<+=
%$ #-,!   C5-CB
> 
     
, 0+ 1  CD-B6
#       . 
%   
2* & BE-DD
?    .
  & 
$3  434-43C 
?      
 
 & 
 *  % :  .@
$&0 ,1$14 5 43D-44F
$ 
  ,
  
  
   
<
 $ 

$14 5 44C-426
0  & &       
 &  
    %
!.5"! &!'-#-"/5
 !   #  
# +  42E-42D
) 

   (        &   
 (  ! #-,'! 454-45D
9 
.
    
 % 

 5#/ 464-466
<   &    
  
 5
    46E-4E3
:
    . 
          &  & & 
-"$1/5
 ## "- +. + 
, 4E4-4EF
#  &  
    & )
&)&   A 
   
   #6
1"$14 51, 4EC-4FE
!    & 
  9
     
,&$ %  4FC-4C2
# & 
   

,&#!+% 4C5-4CE
 
     
& ( 4CC-4BF 0.?  4B25
  234C
De la defensa del territorio a la nueva cruzada represiva: un acercamiento a los movimientos por justicia global en México p. 1-7

De la defensa del territorio a la nueva cruzada represiva: un acercamiento a los


movimientos por justicia global en México
Noelia Ávila Delgado1 y Andrea Bianchetto2
1
Universidad Autónoma Metropolitana- Xochimilco. nadcsuamxoc@gmail.com. 2Sociología Rural-Universidad Autónoma Chapingo (balamblanco24@gmail.com).

Resumen

El presente trabajo quiere ser un intento de comprensión de movimientos sociales”. Estos últimos, desarrollados a
la situación actual de los movimientos sociales de América partir de finales de la década de 1960, son identificados
Latina, y en particular de México, vinculados con la defensa como movimientos enfocados en torno a cuestiones como
del territorio, así como de su relación con las distintas “los derechos de las mujeres, las relaciones de género, la
respuestas represivas por parte del Estado para contenerlos. preservación medioambiental, la etnicidad, la migración, la
En esta dirección se centra el esfuerzo de investigación de paz y la solidaridad internacional, con una clara diferencia
los movimientos sociales contemporáneos, en el marco respecto a los modelos de acción colectiva obrera o
del neoliberalismo y de la actual relación entre la política nacionalista que les habían precedido en la historia” (Della
de control del Estado y la protesta social, en su mayoría Porta y Diani, 2006).
centrada en la contención/represión de esta última. Para
este fin se analizarán las aportaciones de la socióloga y Los movimientos actuales, diferentes en varios aspectos de
politóloga italiana Donatella Della Porta, y en específico sus predecesores, son llamados comúnmente movimientos
sus contribuciones sobre los nuevos movimientos por por una justica global y nacieron de la crisis económica que
justicia global, en el marco de los cuales se desarrollan los promovió el cuestionamiento del modelo de globalización
relacionados con la defensa del territorio y en contra de neoliberal y que han traído con si novedades en las formas de
mega proyectos (en su mayoría de carácter transnacional acción colectiva y nuevos marcos. “Los procesos asociados a
y extractivista), como su relación con el Estado en sus la radicalización de la modernidad, la desterritorialización, la
diferentes formas de contención. heterogeneidad y la homogeneización, junto con mutaciones
políticas, económicas y culturales, y las consecuentes
Palabras claves: justicia global, militarización, movimientos estrategias de resistencia, han provocado la aparición
sociales. de numerosos movimientos sociales antiglobalización”
(Santamarina, 2008).
Movimientos por justicia global
Estos movimientos, llamados también movimientos sociales
De acuerdo con diversos estudios Taddei (2002); Seoane y globales o movimientos por una globalización desde
Taddei (2001, 2004); Svampa (2007); Zibechi (2003, 2005)- abajo, de naturaleza antisistémica, nacen oficialmente en
a lo largo de la década de los noventa numerosos países 1999 en Seattle bajo el lema de “otro mundo es posible”.
de América Latina vivieron el inicio de un nuevo ciclo de Se caracterizan por contener nuevas formas tanto de
protestas que fue protagonizado por movimientos sociales organización social como de estrategias, es decir emergen:
y populares distintos de aquellos que habían ocupado el “como una gran ola de acciones colectivas, nuevos grupos,
escenario social en años pasados, conocidos como “nuevos formas de acción directa, estructuras más participativas
2 De la defensa del territorio a la nueva cruzada represiva: un acercamiento a los movimientos por justicia global en México Noelia Ávila Delgado y Andrea Bianchetto

y modelos alternativos de sociedad. Heterogeneidad de Este es el escenario actual en el que emergen nuevos núcleos
grupos, clases, etnias, religión que encuentran una lucha en de tensión entre el Estado y los movimientos por justica
común en el no querer la globalización neoliberal” (Della global, los cuales ponen de relieve distintas formas de
Porta y Diani, 2004). contención de la protesta que evidencia la articulación de los
fenómenos enunciados, los cuales deben ser comprendidos
Estos movimientos por justicia global tienen fuerte presencia de como parte de una estrategia más amplia definida
en nuestro continente: “en el Sur, las políticas neoliberales como “gobernabilidad neoliberal” (Roitman, 2001), que
impuestas por las principales organizaciones económicas se orienta al reforzamiento del actual esquema de poder
mundiales han forzado a los países en desarrollo a recortes caracterizado por la supremacía de los Estados Unidos en
en el gasto social, desencadenando feroces protestas. A su la región en un momento de fuerte presión y confrontación
vez, regímenes políticos débiles han permitido la explotación a nivel geopolítico y geoeconómico. En este contexto es
privada de los recursos naturales y proyectos de desarrollo importante analizar dos aspectos que en la actualidad tienen
con un enorme impacto ambiental. La población indígena se gran relevancia en relación con los movimientos sociales
ha movilizado contra la destrucción de su hábitat físico, por de América Latina y México, es decir el rol del Estado y el
ejemplo contra la construcción de grandes presas a menudo militarismo.
financiadas por organizaciones intergubernamentales como
el BM o el FMI” (Della Porta y Diani, 2006). Por un lado nos encontramos en una fase histórica en la
cual ha cambiado el rol del Estado; a diferencia del siglo
Entre estos movimientos, hablando de América Latina, pasado, cuando predominaba el Estado-Nación benefactor
de particular importancia son las decenas de movimientos y administrador de los bienes públicos, en la actualidad el
sociales de carácter rural, primordialmente en las regiones poder del Estado está sirviendo para asegurar y promover
indígenas. Hoy se pueden reconocer no solamente cientos los dispositivos institucionales externos e internacionales
de movimientos locales o regionales, sino organizaciones que hacen funcionar las asimetrías en las relaciones de
o redes de escala nacional contra la minería, las presas y en intercambio, en beneficios de la potencia hegemónica
defensa del agua, del maíz (Toledo, 2011) y de afectados en (Harvey, 2004).
general por el despojo de sus territorios.
Ahora son las grandes empresas transnacionales (junto a
Movimientos sociales estado y militarización algunos poderosos consorcios nacionales) y los grupos
industriales y financieros privados, los que se sirven del
En América Latina las protestas parecen haber nacido de Estado en cuanto legislador del saqueo y guardián militar de
la intensificación de la crisis económica, la cual promovió sus intereses para seguir la dominación. El Estado tiene que
el descontento social y el cuestionamiento del modelo de aceptar e implementar las reformas estructurales emanadas
globalización neoliberal impuesto a través de las reformas de los organismos internacionales (FMl, BM, OCDE, OMC)
estructurales; “esta situación significó tanto la acentuación los cuales crearon un régimen monetario y financiero que
de las desigualdades preexistentes como la emergencia de fue usado para impulsar el proceso de globalización y las
nuevas brechas políticas, económicas, sociales y culturales” transformaciones nacionales neoliberales (Harvey, 2004).
(Svampa, 2007). Este momento de surgimiento y desarrollo Esta situación plantea una condición de anti-política o de
de las luchas de los movimientos sociales caracterizadas por reducción de la participación pública en procesos de toma
un marcado discurso anti-neoliberal, fue definido como “el de decisiones.
quiebre del consenso neoliberal” que, al mismo tiempo que
permite pensar nuevas alternativas emancipadoras, expresa Pero las empresas transnacionales siguen necesitando
nuevos peligros como la profundización del paradigma el apoyo estatal para legitimar sus acciones y el mismo
neoliberal “a través de la generalización de un modelo Estado ve sus poderes acentuados en las áreas de apoyo
extractivo-exportador acompañado por la acentuación de la a la acumulación del capital, a través de la asistencia a
criminalización de la protesta social, la tendencia al cierre las compañías. En otras palabras, el Estado neoliberal
del espacio público en nombre de la seguridad ciudadana, así pretende establecer un marco de mercados abiertos para las
como la militarización de los territorios” (Svampa, 2007). mercancías y el capital y, para hacerlo, tiene que promover
De la defensa del territorio a la nueva cruzada represiva: un acercamiento a los movimientos por justicia global en México 3

un “ambiente favorable a las empresas”. Con este fin los sociales. Esto se puede ver en la disposición espacial de
gobiernos modifican la leye minera, de aguas, de inversión los destacamentos militares que está relacionada con
extranjera y de hacienda, entre otras. la presencia de infraestructuras, recursos petroleros,
hidroeléctricos, mineros y con alta biodiversidad.
El papel del Estado no desaparece, solo que ahora está
enfocado principalmente en apoyo a la acumulación de Estados Unidos de América está impulsando una nueva
capital y en el control social de las protestas que de estas doctrina de seguridad hemisférica disfrazada de combate al
políticas emanan. Este es el rol del “estado desarrollista” narcotráfico, al terrorismo y a la delincuencia organizada;
en la fase reciente de acumulación de capital: un Estado al mismo tiempo, desde el 11-S (2001), ha estado
dependiente de los mercados (y organismos) financieros y generalizando una nueva doctrina preventiva que plantea “el
de las empresas transnacionales, forzado a legislar en favor fortalecimiento de las alianzas para combatir el terrorismo,
de éstos y al mismo tiempo obligado a ser cada día más la potenciación del crecimiento económico a través del libre
represivo en contra del descontento social interno. mercado, y el desarrollo de ataques preventivos para evitar
o disuadir a posibles adversarios de efectuar ataques a los
Por otro lado, sobre el tema del militarismo en la región, EE.UU, o a los intereses norteamericanos en cualquier parte
hay que mencionar que México ingresó desde 2005, junto del mundo” (Sedano y Galera, 2004).
con EE. UU y Canadá, en la Alianza para la Seguridad
y Prosperidad de América del Norte (ASPAN), cuyo Lo anterior ha supuesto el control creciente de las fuerzas
objetivo es el de profundizar la política neoliberal del armadas y de las alianzas militares sobre las agendas
TLCAN pero agregando el elemento militar de seguridad- de seguridad regionales e internacionales a costa del
esta alianza se firmó a través de negociaciones secretas control diplomático y de la soberanía de los Estados. El
entre gobiernos y representantes del sector empresarial. pilar fundamental sobre el que se ha venido sosteniendo
El Consejo de Competitividad de América del Norte está esta estrategia de “guerra total” ha sido la creación de un
compuesto, entre otros, por directivos de Ford, Chevron, enemigo difuso, invisible, sorpresivo y móvil, materializado
Consejo Coordinador Empresarial, MABE, CONCAMIN, en la figura del “terrorismo global”. Así se ha intentado
Kimberly, Grupo Bimbo, Compell, Exxon Mobil, General trascender la dicotomía clásica entre la seguridad nacional
Motors-, incluye una integración energética transfronteriza y la seguridad pública, creándose además nuevos conceptos
subordinada a Washington y megaproyectos del capital como el de “seguridad ciudadana”, en un ejercicio de
transnacional, mientras se imponen leyes contrainsurgentes transferencia y adaptación del viejo esquema de la Doctrina
que criminalizan las protestas y la pobreza y globalizan el de Seguridad Nacional a las nuevas amenazas.
disciplinamiento social (Fazio, 2016).
En consecuencia la militarización ha venido implementándose
Además, en 2009 se creó la Iniciativa Mérida, que sigue la en el continente como parte de un sistema represivo
estrategia emanada del Comando Norte de EE. UU en materia institucional orientado en buena medida a la criminalización
de seguridad, a través de la cual aumentó la criminalización de la pobreza y la protesta social, eso a partir de la ejecución
de los movimientos sociales. Esta iniciativa es un tratado de diferentes estrategias entre las que se cuentan: el
internacional de seguridad activado por George Bush en adiestramiento y la transferencia de militares a las fuerzas
junio de 2008 entre EE. UU, México y Centroamérica, para de seguridad pública, así como la aparición de fuerzas
combatir la violencia; están involucrados el Pentágono, la paramilitares en el control de áreas urbanas y rurales bajo
CIA y el FBI. el pretexto de la seguridad pública.

La iniciativa Mérida es resultado directo del ASPAN y el Resistencia


objetivo es el mismo; es decir, crear áreas de seguridad para
los intereses de EE. UU. y las empresas transnacionales que El mapa actual de América Latina está recorrido por
necesitan controlar amplios territorios para la explotación diferentes luchas y movimientos sociales, de origen
de los recursos geoestratégicos y para la circulación de indígena y campesino principalmente, que cuestionan
mercancías (Fazio, 2016) y la tarea de los ejércitos de el modelo capitalista neoliberal; “son movilizaciones
México y de los países centroamericanos es proteger estos orientadas tanto al Estado como a sectores privados que,
intereses en contra de las amenazas internas: las protestas en el proceso de lucha, tienden a ampliar su plataforma
4 De la defensa del territorio a la nueva cruzada represiva: un acercamiento a los movimientos por justicia global en México Noelia Ávila Delgado y Andrea Bianchetto

discursiva y representativa, incorporando temas como el la Iniciativa México: la militarización tiene la intención de
cuestionamiento a un modelo de desarrollo monocultural y combatir los procesos organizativos que se oponen al control
destructivo, y la necesidad de la desmercantilización de los del territorio, de la tierra como mercancía y de los recursos
bienes naturales” (Svampa, 2007). geoestratégicos por parte de intereses privados amparados
por el Estado, “en un fenómeno que Carlos Fazio llama la
Son movimientos en defensa del carácter público-común territorialidad de la dominación” (Babún, 2013).
de los bienes de la naturaleza y contra el saqueo, el despojo
territorial de comunidades y pueblos, así como el exterminio En contra de estos movimientos se han practicado políticas
de la vida que la mercantilización y la explotación capitalista sociales y reformas de Estado adoptando medidas siempre
intensiva implica (Seoane y Taddei, 2009). Esta situación más represivas y autoritarias, “con el fin de mantener el orden
ha generado otras propuestas de desarrollo comunitario de y garantizar la paz social necesaria para aplicar los procesos
mayor beneficio para las comunidades, como educación de corte neoliberal”, ya que debe evitarse el caos y el desorden
popular, salud comunitaria, economía solidaria, agricultura “porque perturban la normalidad que exige el desarrollo del
familiar. En este sentido la lucha por la tierra se ha capital” (Roitman, 2001). En tanto dispositivo de control
transformado de manera creciente en la defensa y ocupación social, la criminalización de la protesta se manifiesta
del territorio y, por lo mismo, la disputa por el territorio se principalmente a través del cuestionamiento a la libertad de
ha vuelto una marca de las luchas sociales recientes. manifestación y expresión, además de la asimilación de la
protesta social al delito, como lo demuestran las experiencias
Entre los ejemplos que podemos citar, solo hablando de de los movimientos sociales en los últimos años en México.
México, se encuentran las acciones de resistencia contra la
minerías a cielo abierto, las grandes presas hidroeléctricas, En el país, como a escala continental, la militarización ha sido
los gasoductos, las supercarreteras, las licencias petroleras, concurrente con los intentos por legitimar y profundizar las
los decretos de áreas naturales protegidas y monocultivos políticas neoliberales desde hace varias décadas, por lo cual
para la siembra de biocombustible y otros megaproyectos puede decirse que este fenómeno no es nuevo. Sin embargo,
de infraestructuras ya planteados en el hoy sepultado Plan en el contexto recién mencionado, se ha venido fortaleciendo
Puebla Panamá, varios de los cuales no se han podido realizar e incrementando de la mano de otro proceso que ha sido
hasta la fecha por los diferentes tipos de movilizaciones que definido como “neoliberalismo de guerra” (la expresión
se han desarrollado en su contra. es de Pablo González Casanova, 2009) o “neoliberalismo
armado”.
Por mencionar sólo unos ejemplos podemos hablar de la
Policía Comunitaria de Guerrero, Cherán en Michoacán, Además se observa tanto la misión contrainsurgente de la
los pueblos del Istmo de Oaxaca en contra de los eólicos militarización, dirigida en principio al control o contención
o los mixtecos reunidos en Nochixtlán en contra de las de la conflictividad social y de los grupos opositores al
empresas transnacionales y las comunidades chiapanecas gobierno, así como el traslado de las prácticas militares a las
que se han declarado territorios libres de minería. En este tareas de seguridad pública bajo la prerrogativa de combatir la
contexto además se han creados y han crecido diferentes delincuencia y el crimen organizado. Como refiere Zavaleta,
redes y movimientos: entre ellos podemos citar la en México la militarización ha crecido entonces en relación
“REMA” -Red Mexicana de Afectados por la Minería”, directa con los riesgos de gobernabilidad representados
la ANAA -Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, por la inseguridad y el narcotráfico, pero también por la
el “MADPER” - Movimiento Mexicano de Afectados por participación política de la sociedad civil y de los movimientos
las Presas y en Defensa de los Ríos, el “M4” -Movimiento sociales que existen en el país (Zavaleta, 2006).
Mesoamericano Contra el Modelo Extractivo Minero y la
“REDLAR” -Red Latinoamericana contra las Represas. Donatella Della Porta

Al mismo tiempo que se consolida la lucha y la resistencia al Donatella Della Porta es una de las pocas estudiosas de los
modelo neoliberal, como respuesta del mismo se militarizan movimientos sociales y la acción colectiva que ha teorizado
los territorios donde los pueblos se resisten al despojo: sobre la relación entre el Estado (occidental moderno) y las
Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Puebla, Morelos, Veracruz, formas de represión en su evolución y relación conjunta.
Chiapas. Este es el sentido de la aplicación del ASPAN y Originaria de Catania, Italia (1956), ha dirigido el proyecto
De la defensa del territorio a la nueva cruzada represiva: un acercamiento a los movimientos por justicia global en México 5

Demos, dedicado al análisis de las concepciones y prácticas Es en este punto que se juntan y desarrollan las dos
de la democracia en los movimientos sociales en diferentes aportaciones principales de Donatella Della Porta: 1) Los
países europeos. En los últimos años se ha enfocado en los nuevos movimientos por justicia global; y 2) La relación entre
movimientos conocidos por una justicia global, así como en movimientos sociales y Estado en su forma de contención,
el surgimiento de nuevas identidades durante las protestas debido a que la estrategia del Estado en la actualidad; a
en contra de megaproyectos, las formas y oportunidades través, de la criminalización de la protesta social, parece
de movilización. Utilizaremos algunas aportaciones de la ser la misma del tiempo del terrorismo de Estado, como la
autora en el presente trabajo al considerar que su análisis autora analizó estudiando el caso de la reunión del G8 en
puede ser útil para la comprensión de los movimientos Génova en junio 2001, momento en que la policía dirigió
sociales en México, destacando los que son guiados por sus ataques a la masa de manifestantes pacifistas, evento que
la de defensa de la tierra y el territorio, los cuales por sus fue visto como el regreso a la “Policía del Rey”: “utilizada
características pueden emularse a los definidos por la autora durante siglos en contra de los opositores políticos y sociales,
como movimientos por una justicia global. empleó ataques militares masivos en contra de manifestantes
y vio a la oposición como una muchedumbre que había que
Según Della Porta, desde la mitad de los años 80 se viene temer. Un gobierno conservador que maneja una versión
desarrollando un marco de injustica global en la cual de la ‘policía del Rey’ contra los manifestantes es la mejor
se insertan, con nuevos componentes, los movimientos explicación para los abusos de la policía de Génova” (Della
sociales. Tomando en cuenta que los procesos estructurales Porta, Tarrow, 2001).
influyen en la dimensión territorial del conflicto, hay cambio
significativo vinculado al hecho de que los movimientos En Génova el gobierno de Berlusconi integró la protesta
sociales del pasado se organizaban a nivel local y se social en el campo de las “amenazas a la democracia”;
dirigían a los gobiernos nacionales, mientras que ahora como resultado se produjo una ruptura en la forma clásica
nos enfrentamos a un cambio de escala: el contrincante de mantenimiento del orden público y los activistas fueron
se encuentra a escala transnacional. En consecuencia tratados como enemigos públicos o delincuentes comunes.
estos movimientos globales cuentan con una composición Es en Génova precisamente donde por primera vez se aplica
múltiple- por lo mismo son considerados de diferentes la doctrina preventiva alentada por los Estados Unidos tras
autores como movimiento de movimientos- cuya estructura los acontecimientos del 11-S. Ello supone la aparición de
incluye “a numerosos sectores subalternos en función de una suerte de frente bélico interno que no duda en desplegar
posiciones de clase, geográfica, de exclusión política, de dispositivos represivos claramente militares contra los
marginación cultural” (Iglesias, 2008). manifestantes (Iglesias y Asens, 2005).

Estos movimientos, según la autora, son resultado directo Siguiendo esta argumentación, uno de los temas en que se
de la globalización neoliberal, y la consecuente emergencia ha centrado el trabajo de Della Porta ha sido el estudio de
de una protesta global, así como de los nuevos conflictos la relación entre los movimientos sociales y el Estado para
en tiempos de crisis del Estado Nación que desemboca en comprender las acciones colectivas y los efectos que ejercen
una polarización entre la democracia representativa y la los distintos tipos de represión sobre éstas. Su esfuerzo
participativa directa, ya que entró en crisis la capacidad de la se focaliza en el intento de comprender los movimientos
política de intervenir en la economía y regular los conflictos sociales, su evolución y cambio, en su relación con el Estado
sociales (Della Porta, Mosca, 2003). a través de sus formas de control-represión y cómo este
nivel indica las oportunidades políticas de los movimientos
En este sentido la globalización es entendida como un reto, sociales. En este sentido, la represión policial de la protesta es
que implica nuevas oportunidades para los movimientos el barómetro de las oportunidades políticas, ya que impacta
sociales, los cuales no solo se oponen a ella, buscan también directamente sobre los movimientos, al mismo tiempo que
cambiar los contenidos y pueden transformar las condiciones expresa el grado de apertura del Estado.
para la acción colectiva. “La estrategia de comunicación de
estos nuevos movimientos se entreteje con un repertorio de Della Porta habla de tres diferentes estrategias de control de
protestas diferente, innovador, en su mayoría no violento la protesta: coercitiva, persuasiva e informativa como de dos
que ha encontrado una reacción dura por parte de las modelos de control: uno que se funda en la utilización de la
instituciones” (Della Porta, Mosca, 2003). fuerza (escalated force) y el otro más negociador (negotiated
6 De la defensa del territorio a la nueva cruzada represiva: un acercamiento a los movimientos por justicia global en México Noelia Ávila Delgado y Andrea Bianchetto

control). Se puede afirmar que desde los años 70 del siglo otros supuestos ataques terroristas se cuentan la expansión,
pasado hubo más tolerancia por parte del Estado y las fuerzas muchas veces agresivas, de los poderes ejecutivos y la
de policía, menos violencia represiva y más negociación con aprobación de reglamentaciones y mecanismos estatales
los movimientos pero, a partir de Seattle y las acciones por una que limitan la precondición de la protesta (Della Porta y
justicia global, reapareció la Policía del Rey. Este cambio, es Diani, 2006) a través de las cuales se justifican medidas
debido a una clara intencionalidad política de los gobernantes legales de excepción.
en un momento de crisis de legitimación; es la contestación
política de la protesta (Della Porta y Mosca, 2003). La política pública del gobierno de Peña Nieto está
enmarcada en la prohibición de las manifestaciones de
Al mismo tiempo los modelos de control policial de la disenso a través de la contención y la represión. Como
protesta se han venido homologando a escala global, afirma Della Porta, en el momento actual que vive el país,
generando una convergencia de métodos y tácticas que de crisis política, descontento y falta de democracia, solo
trascienden los ámbitos locales y nacionales. Las diferencias la “mano dura” puede impedir cambios de paradigmas
transnacionales parecen haber disminuido debido a la sociales y económicos. Uno de los retos más importante que
cooperación internacional y al flujo de información que no tiene que enfrentar los movimientos sociales frente a estas
sólo influyó en los movimientos organizados, sino también nuevas formas de represión es la necesidad de readaptar las
en las fuerzas del orden que de igual modo se han globalizado herramientas de la acción colectiva (Iglesias, 2008).
(Della Porta, 2006). Este escenario ha favorecido la extensión
planetaria de las estrategias represivas que adoptan los Finalmente, otro punto de interés es el análisis que la
gobiernos y que adquieren nueva movilidad transnacional. autora realiza sobre los movimientos contra le grandi opere
(insertos dentro de los movimientos por justicia global)
Estas ideas son de particular interés para entender la situación que actúan a nivel local en contra de megaproyectos. Sobre
actual en México, partiendo del principio de que los métodos estos movimientos Della Porta encuentra características
de represión cambian en función de las transformaciones novedosas de organización y acción colectiva, entre las que
del sistema político; el resultado es que las estrategias podemos mencionar que están compuestas por diferentes
nacionales, el tipo de gobierno y la estructura del Estado, grupos con diferentes tareas. Las protestas son llevadas
fijan las reglas del juego. Además hay otros actores políticos a cabo con el apoyo de activistas que forman parte de los
que influyen sobre el tipo de represión y los movimientos movimientos globales, lo que ha ayudado a ampliar la
sociales: partidos, grupos de interés, organizaciones, medios frontera de las movilizaciones “más allá de lo local”, a
de comunicación, donde éste último es muy importante nuevas temáticas en contra de la globalización neoliberal
porque tiene el poder de orientar la opinión pública y y en favor de una justicia global; esta pluralidad es un
contribuir a definir la identidad individual y colectiva de los elemento novedoso que da fuerza al movimiento, al igual
propios movimientos, por lo cual el control de los medios y que su estructura de red, lo cual se refleja en los métodos de
la producción simbólica es parte también de los conflictos. decisión “asamblearios” que son ejemplos de democracia
participativa.
Asimismo, de acuerdo a la autora, en momentos de crisis
de legitimación del Estado, política-económica-social, el Además son luchas con fuertes contenidos simbólicos que
gobierno para mantenerse en el poder es más represivo y por resigifican la identidad de sus participantes creando un
otro lado los movimientos sociales se radicalizan. Esto se nuevo sentimiento de comunidad con elementos pasados;
puede ver reflejado en los ciclos de la historia contemporánea así se instaura un nuevo sentido de pertenencia al territorio.
de México: 1968, 1971, 2006 (Atenco-Oaxaca) y desde 2014 El rechazo de los megaproyectos se ha transformado en una
con los hechos de Ayotzinapa. fuerte crítica al modelo de desarrollo que se quiere imponer,
al mismo tiempo que la demanda de la población local de
Por lo antes expuesto, las contribuciones de la politóloga ser participe en el proceso de toma de decisiones lleva a una
italiana son de gran utilidad visto que el estudio de la crítica radical de los procedimientos, pocos transparentes, a
represión ha retomado interés, empujado por dos factores: través de los cuales se llegan a decisiones tan importantes.
la percepción de una extensión del fenómeno y la necesidad La protesta, que ha nacido de un problema local, llega a
de clarificar la relación entre represión y movilización. implicar la noción misma de interés común (Della Porta y
Entre los cambios producidos por el 11 de septiembre y Piazza, 2008).
De la defensa del territorio a la nueva cruzada represiva: un acercamiento a los movimientos por justicia global en México 7

Contra estos movimientos se encuentra la prensa que sigue en el marco de los nuevos movimientos por una justicia
la política desarrollista del gobierno que promueve un global, que el Estado, en defensa del capital neoliberal,
supuesto crecimiento económico a través de megaproyectos. intenta contrarrestar a través del regreso a su criminalización
Sin embargo, pocas veces se habla de los movimientos y represión.
en resistencia, y cuando se hace es para señalar los
enfrentamientos con la policía, aunque la mayoría de las
veces son acciones de desobediencia civil no violenta. Lo Literatura citada
cierto es que las zonas en disputa se han venido militarizando,
principalmente con la presencia del ejército, como parte de
Della Porta, D. y Diani, M. 2004. Movimenti senza protesta? Il Mulino,
una estrategia de control de la protesta definida escalation Bologna.
della forza, que implica represión sin negociación y Della Porta, D. y Diani, M. 2006. Los movimientos sociales. Universidad
subordinación del derecho a la manifestación al orden Computense, Madrid.
público. Della Porta, D. y Mosca, L. 2003. Globalizzazione e movimenti social.
Manifesto Libri, Roma.
Della Porta, D. y Piazza, G. 2008. Le ragioni del No. Le campagne contro
Los procesos arriba señalados por Della Porta son claramente la TAV in Val di Susa e il Ponte sullo Stretto. Feltrinelli, Milano.
visibles en el sur de México, donde actualmente se observa Della Porta, D. y Tarrow, S. 2001. Después de Génova y Nueva York: El
una tendencia creciente a la militarización y la violencia movimiento anti-globalización, la policía y el terrorismo. www.
de estado en los territorios ricos en recursos naturales, cholonautas.edu.pe/modulo/upload/Della.pdf.
Fazio, C. 2016. Estado de emergencia. De la guerra de Calderón a la guerra
con el fin de contener las manifestaciones de protesta y la de Peña Nieto. Grijalbo, México.
emergencia de movimientos sociales por la defensa de sus Harvey, D. 2004. El nuevo imperialismo: acumulación por desposesión.
tierras y territorios, que se enfrentan a nuevas formas de Buenos Aires, Argentina, CLACSO.
acumulación del capital por parte del Estado y de empresas Iglesias, T. P. 2008. Multitud y acción colectiva postnacional. Universidad
transnacionales. Todo esto ha generado la emergencia de Complutense de Madrid, tesis de doctorado.
Iglesias, T. P. y Asens, J. 2005. Control policial y movimiento global
una diversidad de movimientos, en su mayoría indígenas y en Europa. De Génova a Escocia. El Viejo Topo. 214:44-52.
campesinos, en contra de los megaproyectos insertados en la Roitman, M. 2001. Gobernabilidad: ¿un problema teorico-político? In:
nueva estrategia de dominación territorial, particularmente Salinas F. D. y Jiménez, E. Globalización y gobernabilidad.
en el centro y sur de México. Procesos políticos recientes en América latina. Gernika,
México.
Santamarina, C. B. 2008. Movimientos sociales: una revisión teorica
Las entidades que se encuentran en el centro del interés y nuevas aproximaciones. Boletín de Antropología de la
del capital han resistido históricamente y en la actualidad Universidad de Antioquia. Universidad de Antioquia, Medellín,
se han fortalecido en la lucha en contra de los diferentes Colombia. 22- 39.
megaproyectos que están afectando a sus territorios. Por Sedano, F. y Galera, J. 2004. Criminalización de la protesta social: el
(VWDGRFKLOHQR\ODXWLOL]DFLyQGHOD¿JXUDMXUtGLFDGHWHUURULVPR
mencionar sólo unos ejemplos podemos hablar de la CRAC contra el pueblo mapuche en el marco de una disputa territorial”,
de Guerrero, los ejidos en contra del fracking en Veracruz, en 7° certamen de ensayo derechos humanos y terrorismo.
las comunidades de Puebla, Tlaxcala y Morelos en contra Comisión de Derechos Humanos del Estado de México. 49-
del gasoducto, los pueblos del Istmo de Oaxaca en contra 69 p.
Seoane, J. y Taddei, E. 2009. Recolonización, bienes comunales de la
de los eólicos o los mixtecos reunidos en Nochixtlán en naturaleza y alternativas desde los pueblos. Argentina, GEAL.
contra de las empresas transnacionales, y las comunidades Svampa, M. 2007. Cambio de época, Buenos Aíres, Argentina. Siglo
chiapanecas que se han declarado territorios libres de XXI/CLACSO.
minería. Toledo, V. M. 2011. Batallas socio-ambientales en México. Regeneración.
http://regeneracion.mx/batallas-socio-ambientales-en-
territorios-de-mexico.
Estos ejemplos son una evidencia de que la disputa por el Zavaleta, B. J. A. 2006. La militarización de la seguridad pública en
territorio en su sentido global se ha vuelto una marca de las México, 1994-1998. Primera edición. Benemérita Universidad
luchas sociales recientes; por ello sin duda estas se insertan Autónoma de Puebla.

Powered by TCPDF (www.tcpdf.org)