You are on page 1of 12

EL JUEGO CON LA

DAMA
M.F. Luís Fernández Siles
El juego con la dama

La dama es nuestra pieza más valiosa pero,


¿sabes sacarle todo su rendimiento?
¿Has oído hablar del concepto de centralización
de la dama?
¿Quieres aprender a ponerla en juego de una
manera efectiva y aprender los errores más
frecuentes que solemos cometer con ella?

Cuando aprendemos las reglas del ajedrez


nos damos cuenta de que la dama contiene
un mayor potencial que las demás piezas,
por su amplia capacidad de movimiento. Pero
no seguir una estrategia adecuada con la
dama nos puede llevar a malas posiciones.
Pretendemos ofrecerte algunas ideas que te
ayuden a ponerla en juego del mejor modo para
que le puedas sacar partido a la pieza más
valiosa del tablero.
Veamos algunos puntos que te ayudarán a
comprender mejor cómo debes jugar con tu dama.

EL JUEGO CON LA DAMA Luís Fernández Siles • capakhine.es


• Comenzando el medio juego
A continuación algunos detalles importantes de cómo jugar con nuestra dama
al final de la apertura o comienzo del medio juego.

MOVIENDO LA DAMA PARA CONECTAR NUESTRAS TORRES


En la apertura la dama juega un papel muy discreto, ya que no suele ser bueno ponerla en
juego demasiado pronto. Pero cuando hemos puesto nuestros caballos y alfiles en juego
y hemos enrocado, debemos conectar las torres en la primera fila, es decir, que no haya
piezas entre ambas torres. Para ello debemos mover nuestra dama, y en la mayoría de los
casos la situamos de una manera prudente cerca de nuestras otras piezas, porque todavía
hay muchas piezas en el tablero que podrían atacarla.
Para ello debemos elegir una posición en que la dama no pueda ser atacada fácilmente.

Observa la siguiente posición.

Si jugamos con blancas y nos toca mover, puede


que estemos pensando en mover nuestra dama
para conectar las torres. Ya tenemos nuestras piezas
menores (caballos y alfiles) en juego, y hemos
enrocado, así que podría ser importante luchar por
la columna abierta c con nuestras torres. Pero para
hacerlo de una manera efectiva, las torres deben
estar conectadas, así que debemos encontrar la
mejor casilla para nuestra dama. En esta posición sólo
tenemos dos opciones: la casilla e2 o la casilla c2.

Es muy importante comprender que la lucha por las columnas


abiertas se establece en principio con nuestras torres, por lo
que en realidad la dama molestaría en la casilla c2 a nuestras
propias torres, y además, podría ser atacada por las torres
enemigas. Esto facilitaría, además, que las torres enemigas
ganaran la lucha por la columna abierta.

Por lo tanto parece mejor situar la dama en e2. Otra posibilidad


podría ser mover el caballo a e5, una casilla central y protegida por
nuestro peón de d4. De este modo, más adelante podríamos llevar
nuestra dama a f3, lo que en algún momento nos permitiría tener
ideas de ataque contra el enroque enemigo.

EL JUEGO CON LA DAMA Luís Fernández Siles • capakhine.es


MONTANDO EL TREN
Una maniobra típica con la dama que permite conectar las
torres y crear fuertes amenazas contra el enroque es conocida
como “montar el tren” o “crear el trenecito”. Consiste en situar
alfil y dama atacando un punto enemigo (normalmente el enroque
enemigo) con nuestro alfil detrás de nuestra dama, para que la
proteja a la hora de dar mate o entrar contra el rey enemigo.

Observemos cómo conseguir esta disposición de piezas a partir de


la siguiente posición.

Para poder atacar el punto h7 de una manera


adecuada podríamos pensar en situar nuestra dama
delante del alfil. No es tan sencillo hacerlo a partir
de esta posición. Podríamos valorar la posibilidad de
llevar la dama a e4, jugando en este momento De2.

¿QUÉ TE PARECE ESA


OPCIÓN? TÓMATE TU
TIEMPO Y TRATA DE
AVERIGUAR SI ES UNA
BUENA POSIBILIDAD.

Respuesta: El problema es que en e4 se expone a futuras


amenazas del alfil de c6. Incluso ante 1.De2, las negras podrían
contestar 1...Cf4, atacando dama y alfil. Una vez que entendemos
que esa no es la mejor manera, deberemos pensar en retirar
nuestro alfil a c2 o b1 para después jugar Dd3.

¿QUÉ SERÍA MEJOR, JUGAR Ab1 O Ac2?

Respuesta: Mejor Ab1 por varias razones. En primer lugar el alfil


en c2 estorba un poco a la torre de c1, ya que se interpone en su
acción. Además si jugamos Ab1 podremos elegir dos manera de
montar el tren, situando nuestra dama en c2 o d3, dependiendo de
lo que veamos más conveniente según juegue nuestro rival.
Como consecuencia de nuestras futuras amenazas contra el punto
h7, el negro deberá debilitar su enroque avanzando su peón a g6.

EL JUEGO CON LA DAMA Luís Fernández Siles • capakhine.es


LA DAMA FUERA DE JUEGO
En algunas ocasiones la dama queda arrinconada o fuera
de juego, y especialmente es muy típico sacrificar un peón
para llevar a la dama enemiga a situaciones de este tipo, con
lo que se ha dado en llamar “los peones envenenados”. Una de
las variantes de la Defensa Najdorf lleva el nombre de “variante
del peón envenenado” y sobre ella aun no se ha dicho la última
palabra, pero es realmente explícita sobre el tema que tratamos,
por lo que el primero de los ejemplos que veremos de este tema
será con dicha variante.

Hay que decir que es muy peligroso poner nuestra dama en


juego muy pronto y tratar de activarla demasiado en plena
apertura, porque nuestro rival podría comenzar a atacarla. En
ocasiones un bando se aventura a activar muy pronto la dama
por lo que su rival puede sacar piezas al mismo tiempo que ataca
la dama enemiga, consiguiendo de este modo una gran ventaja
de desarrollo.

Veamos los peligros de querer ganar un peón en la apertura pagando


el precio de que nuestra dama quede fuera de juego, casi atrapada.

CARLSEN, M (2484) - POPOV, V (2580)


GMC Wijk aan Zee NED (4), 14.01.2004
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6
6.Ag5 e6 7.f4 Db6 8.Dd2 Dxb2
Aquí queda definida la variante. Las negras aceptan
el reto y las blancas tratarán de aprovechar la
posición de la dama enemiga para acelerar el
desarrollo y atacar rápidamente. El joven prodigio
noruego Magnus Carlssen aprovecha los recursos de
la posición de manera ejemplar.

9.Tb1
Otra posibilidad es jugar Cb3, defendiendo la torre y
amenazando a3 atrapando la dama.

9...Da3 10.f5 Cc6 11.fxe6 fxe6 12.Cxc6 bxc6 13.e5


Cd5 14.Cxd5 cxd5 15.Ad3 dxe5 16.0–0

EL JUEGO CON LA DAMA Luís Fernández Siles • capakhine.es


La falta de desarrollo del negro se hace evidente.

16...Ae7 17.Rh1 e4 18.Ae2 Tf8 19.c4


Rompiendo el centro enemigo, para abrir la posición.

19...dxc4 20.Txf8+ Rxf8 21.Df4+ Re8 22.Tf1 Ta7


23.Df7+ Rd7
El rey comienza un paseo hacia la derrota.

24.Td1+ Rc6 25.De8+ Rb6 26.Dxc8 1–0

SULSKIS, S (2571) - SVIDLER, P (2686)


FIDE-Wch k.o. Moscow (2.4), 30.11.2001
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Ac5 4.b4 Axb4 5.c3 Aa5 6.d4 exd4 7.0–0 Cge7
8.cxd4 d5 9.exd5 Cxd5 10.Db3 Ae6 11.Dxb7

La dama blanca se verá en una situación peligrosa en


b7, mientras el negro desplegará toda su iniciativa.

11...Cdb4 12.d5
La alternativa era 12.Ab5, aunque después de 12...
Ad5! la ventaja es de las negras.

12...Tb8 13.Dxb8 Dxb8 14.dxe6 fxe6 15.Cc3 0–0


16.Tb1 De8 17.Cg5 Cd4 18.Aa3 Dc6
Bastante mejor es 18...c5.

19.Axb4 Axb4 20.Txb4 Dc5 21.Axe6+ Cxe6 22.Tb5


Dxc3 23.Cxe6 Dc4
Las blancas no tienen compensación por el material
de menos.

24.Te5 Te8 25.Tfe1 Dxa2 26.f4 h6 27.f5 Tb8


28.T5e2 Tb2 29.Rf2 a5 30.g4 a4 31.Rf3 Txe2
32.Txe2 Dd5+ 33.Rf2 a3 34.Cf4 Dc4 0–1

EL JUEGO CON LA DAMA Luís Fernández Siles • capakhine.es


• Nuestra dama en el medio juego
CENTRALIZACIÓN DE LA DAMA
En muchas posiciones es vital que la dama ocupe una posición
activa, para poder desplegar toda su fuerza, y poder actuar en
el flanco en el que sea necesario rápidamente. La centralización
de la dama en esas situaciones puede ser decisiva, pero
¡cuidado! , no olvidemos que si el rival tiene muchas piezas
en el tablero puede mejorar sus piezas atacando nuestra
dama, con ganancia de tiempos.

Veamos algunos ejemplos de centralización.

KUDISCHEWITSCH, D (2413) - TYOMKIN, D (2476)


Israel Int op 1st Ashdod (5), 14.10.2003
1.d4 Cf6 2.c4 g6 3.Cc3 d5 4.cxd5 Cxd5 5.Ce4
Una variante secundaría de la defensa Grunfeld, que trata de evitar las líneas
principales. Sin embargo, el caballo no queda muy bien situado en e4.

5...Ag7 6.Cf3 0–0 7.e3 b6 8.Ad2 Ab7 9.Dc2 c5 10.dxc5 Ca6 11.Db3 Tc8
12.Tc1 f5 13.c6 fxe4 14.cxb7 Txc1+ 15.Axc1 Cc5 16.b8D Dxb8 17.Dxd5+ e6
18.Dd1 exf3 19.gxf3
El peón de menos de las negras está muy compensado por la falta de
desarrollo del blanco y su rey en el centro.

19...Td8 20.Dc2

La ventaja de las negras es indiscutible. El alfil ocupa


una estupenda diagonal y el caballo una posición
activa. La torre domina la columna abierta y llega el
momento de situar la dama en un lugar más activo.
La centralización se impone.

20...De5! ¡centralización!
De este modo la dama puede actuar en un flanco
otro del tablero rápidamente.

21.Ac4 Dg5 22.Re2 Tf8 23.Tf1 Dh5 24.Ad2 Dxf3+


25.Re1 Td8 26.Ae2 Dd5 27.Ac4 Dd6 28.Re2 a5
29.b4 axb4 30.Axb4 Dxh2 31.Axc5 Dh5+ 32.f3
bxc5

EL JUEGO CON LA DAMA Luís Fernández Siles • capakhine.es


Y llegamos a un tipo de posición
muy importante: alfiles de
distinto color con piezas
mayores. Lo importante
en estas posiciones, por lo
general, es la iniciativa, y por
ello, la seguridad de los reyes es vital. El rey
peor situado, en este caso el blanco, es el
que lleva las de perder.

33.Axe6+ Rh8 34.Ac4 Te8 35.Ad3 Dh2+ 36.Tf2


Txe3+ 37.Rxe3 Ad4+ 38.Rd2 Dxf2+ 39.Ae2
De3+ 40.Rd1 Dg1+ 41.Rd2 Da1 42.Rd3 h5
43.Rc4 Rg7 44.Ad3 De1 45.Ae4 Db4+ 46.Rd5
Db7+ 47.Rd6 Db6+ 48.Ac6 Dd8+ 49.Ad7 Df6+
50.Ae6 Df4+ 51.Rd7 Dxf3 52.Db1 h4 53.Db8
Rh6 54.a4 Df6 55.a5 Ae5 56.Dc8 Dg7+ 57.Rc6
c4 58.Axc4 Df6+ 59.De6 h3 60.Dxf6 Axf6
Con ventaja decisiva de las negras.

61.a6 Ad4 62.Af1 h2 63.Ag2 Rg5 64.Rd5 Aa7 65.Re4 Rg4 66.Rd3
Rg3 67.Ah1 Rf2 68.Re4 Ab8 0–1

SUTOVSKY, E (2639) - BELIAVSKY, A (2668)


Vidmar mem 15th Terme Zrece (8), 25.08.2003

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.d4 exd4 4.Cxd4 Ac5 5.Ae3 Df6 6.c3 Cge7 7.g3 d5
8.Ag2 dxe4 9.0–0 Cxd4 10.cxd4 Ab6 11.a4 a5 12.Cc3 0–0 13.Axe4 Td8
14.Te1 h6 15.Db3 Af5 16.Axb7 Tab8 17.Ag2 Axd4 18.Axd4 Dxd4 19.Cb5
Df6 20.Dc3 c6 21.Ca7 Ae6 22.Dxa5

Gracias a la centralización de dama que vamos a ver,


las negras consiguen suficiente contrajuego.

22...Dd4 23.Cxc6 Cxc6 24.Axc6 Txb2 25.Tf1 Td2


26.Tae1 Tc8 27.Ag2 Ta2 ½–½

EL JUEGO CON LA DAMA Luís Fernández Siles • capakhine.es


ACTIVANDO LA DAMA
No es fácil saber cuál es el momento oportuno de incorporar la
dama a la lucha, e incluso es más difícil a veces, saber cómo
que cuando. La creatividad debe muchas veces de unirse al
conocimiento, y explorar incluso los caminos más increíbles para
que la dama entre en juego, cuando no puede entrar de manera
“natural”.

El siguiente ejemplo de Rubinstein es todo un clásico.

En 1907 se enfrentaban dos de los mejores jugadores


de principio del siglo XX, Janowsky, con blancas, contra
Rubinstein, un gran jugador posicional de todos los tiempos.
Juegan las negras. La dama negra busca nuevos horizontes,
pero ¿dónde? La imaginación de Rubinstein, unida a su
gran técnica, encuentra una sutil maniobra de dama.

JANOWSKI, D - RUBINSTEIN, A
Karlsbad Karlsbad (5), 08.1907
29...Dd8!! Una jugada misteriosa que entenderemos con el
transcurso de la partida.
30.Dg4 Db8!! Ahora podemos imaginar la maniobra
ideada por el genial Rubinstein.
31.Rg2 Da7 ¡Y la dama negra va a activarse a través de la
diagonal g1-a7! Una idea original y brillante.
32.Tfe1 Dc5 33.De4 Db4

Objetivo cumplido. Las negras han conseguido activar su


dama. Veamos el resto de la partida.
34.T1e2 T5f6 35.Dd3 Rg8 [35...a5!? 36.Dc3 Dc5 Gelfand]
36.Dc3 a5 37.Dxb4 axb4 38.c3 bxc3 39.Txc3 Ta8
40.Rh3? [40.b4 Ta1 41.Tb2 … c5; 40.c5!= Gelfand]
40...b6! 41.Rg4 Ta1 42.Tb2 Rh7 43.b4 Rg6 44.Tbb3
[44.Rh3 Tg1]
44...Tf5 45.Tc2 Th1 46.f4? exf4 47.gxf4 h5+ 48.Rg3
Tg1+ 49.Rf2 Tg4 50.Tf3 Tgxf4 51.Txf4 Txf4+ 52.Re3 Rf5
53.Rd3 Tf3+ 54.Rd4 Tb3! Bloqueando los peones blancos.
55.Tf2+ Rg6 56.Tg2+ Rh6 57.b5 [ 7.Ta2 b5! ( 57...Txb4?
58.Rc3 Tb1 59.Ta7=) 58.Ta7 Txb4–+ Gelfand]
57...Tf3 58.Re4 Tf6 59.Ta2 g5 60.Ta7 Tf4+! 61.Rd3 Tf7
62.c5!? dxc5 63.d6 Td7! 64.Txc7 Txd6+ 65.Re4 Td4+!
66.Rf5 h4 67.Tc8 [67.Tc6+ Rh5 68.Txb6 Tf4+ 69.Re5
Tf2–+ Gelfand]
67...Tf4+ 68.Re5 c4 69.Th8+ Rg7 70.Tc8 Rg6 71.Tg8+ Rh5 72.h3 c3 73.Th8+ Rg6
74.Tg8+ Rh6 75.Th8+ Rg7 76.Tc8 Tf3 77.Tc6 Txh3 78.Txb6 Tf3 0–1

EL JUEGO CON LA DAMA Luís Fernández Siles • capakhine.es


• Errores típicos con la dama

Poner en juego la dama demasiado pronto.

Situar la dama en una columna abierta donde puede ser


atacada por las torres enemigas (ver el punto “moviendo la
dama para conectar nuestras torres”).

Ganar un peón con nuestra dama permitiendo que nuestro


rival la deje encerrada (ver punto “la dama fuera de juego”).

Sobrevalorar la dama (dos torres suelen mejores que una


dama en muchos casos, incluso existen muchas posiciones en
las que una torre y un caballo o una torre y un alfil pueden tener
compensación a cambio de una dama).

No querer cambiar damas nunca (muchos jugadores quieren


mantener las damas en el tablero a toda costa, porque piensan
que sin ellas no se puede atacar).

EL JUEGO CON LA DAMA Luís Fernández Siles • capakhine.es