You are on page 1of 24

1)Sistema ; Según el sistemismo, todos los objetos son sistemas o componentes

de otro sistema Por ejemplo, un núcleo atómico es un sistema material físico


compuesto de protones y neutrones relacionados por la interacción nuclear fuerte;
una molécula es un sistema material químico compuesto de átomos relacionados por
enlaces químicos; una célula es un sistema material biológico compuesto de
orgánulos relacionados por enlaces químicos no-covalentes y rutas metabólicas; una
corteza cerebral es un sistema material biológico compuesto de neuronas
relacionadas por potenciales de acción y neurotransmisores; un ejército es un
sistema material social y parcialmente artificial compuesto de personas y artefactos
relacionados por el mando, el abastecimiento, la comunicación y la guerra; el anillo
de los números enteros es un sistema conceptual algebraico compuesto de números
positivos, negativos y el cero relacionados por la suma y la multiplicación; y una
teoría científica es un sistema conceptual lógico compuesto de hipótesis,
definiciones y teoremas relacionados por la correferencia y la deducción.
Un sistema material, sistema concreto o sistema real es una cosa compuesta (por
dos o más cosas relacionadas) que posee propiedades que no poseen sus
componentes, llamadas propiedades emergentes; por ejemplo, la tensión superficial
es una propiedad emergente que poseen los líquidos pero que no poseen sus
moléculas componentes. Al ser cosas, los sistemas materiales poseen las
propiedades de las cosas, como tener energía (e intercambiarla), tener historia,
yuxtaponerse con otras cosas y ocupar una posición en el espacio tiempo.
El esfuerzo por encontrar leyes generales del comportamiento de los sistemas
materiales es el que funda la teoría de sistemas y, más en general, el enfoque de
la investigación científica a la que se alude como sistemismo, sistémica o
pensamiento sistémico, en cuyo marco se encuentran disciplinas y teorías como la
cibernética, la teoría de la información, la teoría del caos, la dinámica de sistemas
y otras.
El análisis más sencillo del concepto de sistema material es el que incluye los
conceptos de composición, entorno, estructura y mecanismo (CEEM, por sus
siglas). La composición de un sistema es el conjunto de sus partes componentes.
El entorno o ambiente de un sistema es el conjunto de las cosas que actúan sobre
los componentes del sistema, o sobre las que los componentes del sistema actúan.
La estructura interna o endoestructura de un sistema es el conjunto de relaciones
entre los componentes del sistema. La estructura externa o exoestructura de un
sistema es el conjunto de relaciones entre los componentes del sistema y los
elementos de su entorno. La estructura total de un sistema es la unión de su
exoestructura y su endoestructura. Las relaciones más importantes son los vínculos
o enlaces, aquellas que afectan a los componentes relacionados; las relaciones
espaciotemporales no son vínculos. El mecanismo de un sistema es el conjunto de
procesos internos que lo hacen cambiar algunas propiedades, mientras que conserva
otras.

Además, la frontera de un sistema es el conjunto de componentes que están


directamente vinculados (sin nada interpuesto) con los elementos de su entorno.
La frontera de un sistema físico puede ser rígida o móvil, permeable o impermeable,
conductor térmico (adiabática) o no, conductor eléctrico o no, e incluso puede ser
aislante de frecuencias de audio. Además, algunos sistemas tienen figura (forma);
pero no todo sistema con frontera tiene necesariamente figura. Si hay algún
intercambio de materia entre un sistema físico y su entorno a través de su
frontera, entonces el sistema es abierto; de lo contrario, el sistema es cerrado. Si
un sistema cerrado tampoco intercambia energía, entonces el sistema es aislado. En
rigor, el único sistema aislado es el universo. Si un sistema posee la organización
necesaria para controlar su propio desarrollo, asegurando la continuidad de su
composición y estructura (homeostasis) y la de los flujos y transformaciones con
que funciona (homeorresis) —mientras las perturbaciones producidas desde su
entorno no superen cierto grado—, entonces el sistema es autopoyético.

2) Sistema ambiental naturales


Estos sistemas forman la ECOSFERA, es deicr, la parte de la Tierra donde existe
vida sin apoyo artificial: Reune a todas las formas de vida y a su soporte ambiental
(tanto viviente como inerte). En la ecosfera pueden establecerse cuatro
subsistemas que, estudiados individualmente, pueden ser considerados sistemas:

6)Atmósfera: Sistema fluido formado por la capa gaseosa que envuelve a


la Tierra.

Las funciones de la atmósfera son muchas y muy variadas pero para entender
mejor su papel, vamos a conocer un poco más lo que pasa alrededor de nuestro
planeta.
El planeta Tierra en una bola de materia en fusión dentro del espacio. La
temperatura que reina en el espacio es de cero absoluto, y el planeta se enfría
sobre una pequeña superficie, algo así como un lago cuyas aguas no estarían
completamente tomadas por el hielo. El calor del centro de la Tierra atraviesa
continuamente la fina costra para escaparse hacia el espacio. Estas son las
reacciones tectónicas que provocan los sismos y las erupciones volcánicas.
Estas manifestaciones sólo se detendrán cuando todo el calor excedente resultante
de la formación del planeta será evacuado. La superficie sobre la que vivimos es la
superficie de separación entre el planeta y la vida espacial, felizmente para
nosotros, existe una atmósfera que nos aísla un poco.
Viendo las condiciones que existen en el universo, tan solo soportamos un entorno
muy especializado.

Las principales funciones de la atmósfera


Atmósfera; Las temperaturas en la galaxia van de -273º C a varios millones de
grados, y tan solo soportamos un horquilla comprendida entre los -30 y los 60º C
positivos. Las radiaciones que atraviesan la galaxia y van desde las más pequeños
radiaciones gamma a las más amplias ondas de radio. Tan solo soportamos la más
pequeña parte de ellas, las que están por encima de los ultravioletas, y siempre en
no muy gran cantidad.
Soportamos como máximo diez veces la presión atmosférica, por encima o por
debajo, y esto no nos permite ir a cualquier parte en el planeta, y a mayor
abundamiento en el espacio, donde la presión es nula, o sobre cuerpos muy macizos
donde se multiplica por 50 o por 100.
De hecho, para que nuestro cuerpo funcione normalmente, necesitamos reunir estas
tres condiciones, calor, irradiación y presión, así como una atmósfera respirable. El
planeta Tierra es el único que conocemos, hasta hoy, que reúne las condiciones
necesarias para nuestra forma de vida y eso se debe a las funciones de la
atmósfera.
Las diferentes capas de la atmósfera; Ahora que ya sabemos cuáles son las
funciones de la atmósfera, vamos a ver las capas que la componen.
Nuestra atmósfera está dividida en diferentes capas en función de su composición
química y su temperatura. Estas se combinan para crear un escudo protector que
mantiene nuestro equilibrio energético indispensable para la vida sobre la Tierra.
Los fenómenos meteorológicos se producen en la capa más cercana al sol, la
troposfera. Los aviones vuelan en la estratosfera donde se encuentra igualmente la
capa de ozono. Más allá, reside la capa más fría de la atmósfera, la mesosfera,
donde son enviados los globos sondas llenos de helio. Finalmente, la termosfera
desaparece progresivamente en el espacio.

Capas de la atmósfera.
Troposfera; Esta situada a unos 10 o 12 km de la superficie terrestre. Es la
capa en la que se producen los movimientos horizontales y verticales del aire que
son provocados por los vientos y otros fenómenos atmosféricos como las nubes,
lluvias, cambios de temperatura -70°C etc.

Estratosfera; Es la capa que se encuentra entre los 10 km y los 50 km de


altura. Los gases se encuentran separados formando capas o estratos de acuerdo a
su peso. Una de ellas es la capa de ozono que protege a la Tierra del exceso de
rayos ultravioleta provenientes del Sol. Las cantidades de oxígeno y dióxido de
carbono son casi nulas y aumenta la proporción de hidrógeno. Actúa como regulador
de la temperatura, siendo en su parte inferior cercana a los –60 °C y aumentando
con la altura hasta los 10 o 17 °C. Su límite superior es la estratopausa.

Mesosfera; En esta capa la temperatura disminuye hasta los –70 °C conforme


aumenta su altitud. Se extiende desde la estratopausa (zona de contacto entre la
estratosfera y la mesosfera) hasta una altura de unos 80 km, donde la
temperatura vuelve a descender hasta unos –80 °C o –90 °C. Su límite superior
es la mesopausa.

Termosfera o Ionosfera; Es la capa que se encuentra entre los 90 y los 400


kilómetros de altura. En ella existen capas formadas por átomos cargados
eléctricamente, llamados iones. Al ser una capa conductora de electricidad es la
que posibilita las transmisiones de radio y televisión por su propiedad de reflejar las
ondas electromagnéticas. El gas predominante es el nitrógeno. Allí se produce la
destrucción de los meteoritos que llegan a la Tierra. Su temperatura aumenta desde
los –76 °C hasta llegar a 1500 °C. Su límite superior es la termopausa o
ionopausa.

Exosfera; Es la capa en la que los gases poco a poco se dispersan hasta que la
composición es similar a la del espacio exterior. Es la última capa de la atmósfera,
se localiza por encima de la termosfera, aproximadamente a unos 580 km de
altitud, en contacto con el espacio exterior, donde existe prácticamente el vacío.
Es la región atmosférica más distante de la superficie terrestre. En esta capa la
temperatura no varía y el aire pierde sus cualidades.
Su límite con el espacio llega en promedio a los 10 000 km, por lo que la exosfera
está contenida en la magnetosfera (500-60 000 km), que representa el campo
magnético de la Tierra. En esa región, hay un alto contenido de polvo cósmico que
cae sobre la Tierra y que hace aumentar su peso en unas 20 000 toneladas. Es la
zona de tránsito entre la atmósfera terrestre y el espacio interplanetario y en ella
se localizan los satélites artificiales de órbita polar. En la exosfera, el concepto
popular de temperatura desaparece, ya que la densidad del aire es casi
despreciable; además contiene un flujo o bien llamado plasma, que es el que desde
el exterior se le ve como los Cinturones de Van Allen. Aquí es el único lugar
donde los gases pueden escapar ya que la influencia de la fuerza de la gravedad no
es tan grande. En ella la ionización de las moléculas determina que la atracción del
campo magnético terrestre sea mayor que la del gravitatorio (de ahí que también
se la denomina magnetosfera). Por lo tanto, las moléculas de los gases más ligeros
poseen una velocidad media que les permite escapar hacia el espacio interplanetario
sin que la fuerza gravitatoria de la Tierra sea suficiente para retenerlas. Los gases
que así se difunden en el vacío representan una pequeñísima parte de la atmósfera
terrestre.
Los principales gases dentro de la exosfera son los gases más ligeros:
Hidrógeno
Helio
Dióxido de carbono
Oxígeno atómico
7)Hidrosfera: Sistema fluido compuesto por el agua terrestre en sus

diversos estados (sólido, líquido y gaseoso).caracteristica y funciones


Características y funciones de la Hidrosfera
¿Que es la hidrosfera?

Es la capa de agua que, en forma de océanos, cubre el 70,8% de la superficie de


la Tierra. La hidrosfera se compone principalmente de océanos, pero en sentido
estricto comprende todas las superficies acuáticas del mundo, como mares
interiores, lagos, ríos y aguas subterráneas.

Aguas Continentales: Las aguas continentales son aquellas que se localizan en


los continentes y que han perdido su salinidad mediante evaporación, pues al pasar
al estado gaseoso de ellas se desprende cualquier sustancia sólida, purificándose de
manera natural. Por esta cualidad también se les llama aguas dulces.

Aguas subterráneas: El origen principal de las aguas subterráneas es la


infiltración, aunque también puede tener un origen magmático. En el interior del
terreno, esta agua se desplaza o se acumula en las grietas y en los poros.
El agua subterránea tiene una capacidad lenta de renovación, por lo que es
necesario evitar su sobreexplotación. Se considera un recurso renovable cuando el
volumen de agua extraída cada año no supera al de la infiltrada.

Ciclo hidrológico o ciclo del agua:

El movimiento continuo de agua entre la Tierra y la atmósfera se conoce como ciclo


hidrológico. Se produce vapor de agua por evaporación en la superficie terrestre y
en las masas de agua, y por transpiración de los seres vivos. Este vapor circula por
la atmósfera y precipita en forma de lluvia o nieve.

En la hidrosfera se pueden encontrar :

Aguas oceánicas

Aguas continentales

Aguas subterráneas

Aguas oceánicas:

Es el agua que rodea todos los continentes y las islas y de esta manera forma la
unidad oceánica, que se encuentra comunicada por diferentes estrechos. Para
facilitar el estudio de esta gran masa de agua se le ha dividido en cuatro grandes
océanos:

Océano Atlántico
Océano Pacifico

Océano Indico

Océano Glaciar Ártico

Movimientos de las aguas oceánicas:

Las olas: Son las oscilaciones de las partículas de agua, causadas por la fricción del
viento sobre ella. Su tamaño es determinado por la velocidad y duración del viento.

Mareas: Son variaciones periódicas de ascenso y descenso de las aguas oceánicas.


Este fenómeno se debe a la fuerza de atracción de la Luna y el Sol.

MORFOLOGÍA DEL SUELO OCEÁNICO:

El suelo oceánico es muy accidentado. Los sondeos revelan mesetas, cordilleras,


colinas y profundas depresiones.

Entre las principales formas de relieve submarino tenemos:

La plataforma continental

Talud Continental

Región Pelágica

Tipos de aguas continentales:


Ríos: Son corrientes que fluyen en los continentes, de las partes altas hacia las
bajas. Por ello el relieve es el factor que más determina todas las características,
desde los pequeños arroyos que carecen de nombre, hasta los ríos más grandes del
planeta como el Amazonas o el Congo.

Lagos: Son parte del drenaje continental. El agua en su camino rumbo al mar, o
al fondo interior de una vertiente, puede detenerse ante diversos obstáculos y
forman los cuerpos de agua que adquieren características vitales como movimientos y
función natural.

8)Geosfera: Sistema sólido integrado por la capa superior de la litosfera


(en relación con la Biosfera) o, con un enfoque más amplio, la propia Tierra
desprovista de sus elementos vivos. La litosfera es la capa más externa de nuestro
planeta tierra y está conformada por la corteza y por una parte del manto, es
sólida y rígida y la más superficial que existe.

Entonces, al tratarse de la parte más exterior es que podemos tomar contacto


justamente con su lado externo, ya que por ejemplo la misma conforma los
continentes y las islas.

Ahora bien, esta capa aparece fragmentada en placas tectónicas, tal como se
denomina a aquella porción de la litosfera justamente que se caracteriza por los
movimientos que en ella se generan. Ese movimiento cabe destacarse que se da en
tipo bloque sin que medie por ello alguna deformación.

Vale destacarse que en los bordes de estas placas tectónicas es donde confluyen
fenómenos muy comunes de nuestro planeta y que suelen desencadenar, de acuerdo
a la virulencia que ostentan, complejas situaciones con pérdidas de vidas humanas,
heridos graves y severos daños materiales, tal es el caso de: el vulcanismo, los
volcanes que presentan actividad y emergen magma que puede aparecer en forma de
lava, de ceniza o de gas.

Por otra parte, los terremotos, que son la sacudida fuerte y ciertamente pasajera
de la corteza de la tierra. La liberación de energía que se acumuló en forma de
onda sísmica es lo que genera el terremoto o sismo. Entre las causas más comunes
nos encontramos con fallas geológicas, procesos volcánicos o alguna acción del
hombre como puede ser la detonación de elementos nucleares debajo de la tierra.

Y por último la orogénesis es otro fenómeno que alberga la litosfera y que consiste
en el acortamiento de la corteza de la tierra y tras ello se pliega en una zona
alargada por el empuje, generando justamente un pliegue montañoso.

En la actualidad y gracias a los avances de la tecnología es que se han podido


desarrollar aparatos especiales que permiten un estudio pormenorizado de lo que
sucede en las capas del planeta y como consecuencia la predicción de algunos de
los fenómenos indicados, o por lo pronto, su mayor conocimiento.

La corteza ; capa superior de la Tierra, no siempre es la misma. La corteza que


está por debajo de los océanos tiene sólo unos 5 kilómetros de grosor, mientras la
corteza continental llega a alcanzar hasta 65 kilómetros de grosor. La corteza
oceánica está formada por minerales más densos que la corteza continental.

Las placas tectónicas están formadas por la corteza terrestre y por la parte
superior del manto que está por debajo. A la corteza y al manto superior se les
llama litosfera, y pueden extenderse hasta 80 kilómetros de profundidad. La
litosfera está dividida en placas gigantes que ajustan como piezas de un
rompecabezas alrededor del globo terráqueo. Las piezas de este rompecabezas se
mueven un poquito cada año, a medida que se desplazan sobre la parte del manto
más o menos fluída llamada astenosfera.

La astenosfera es maleable y puede ser empujada y deformada, como la plastilina,


en respuesta al calor de la Tierra. Estas rocas realmente fluyen; moviéndose en
respuesta al estrés que les imponen los movimientos del interior profundo de la
Tierra. La fluida astenósfera carga sobre sí la litosfera de la Tierra, incluyendo los
continentes.

Composición
Los componentes del suelo se pueden dividir en sólidos, líquidos y gaseosos.

Sólidos

Este conjunto de componentes representa lo que podría denominarse el esqueleto


mineral del suelo. Y entre estos, componentes sólidos, del suelo destacan:

Silicatos, tanto residuales o no completamente meteorizados, (micas, feldespatos, y


fundamentalmente cuarzo).

Como productos no plenamente formados, singularmente los minerales de arcilla,


(caolinita, illita, etc.).

Óxidos e hidróxidos de Fe (hematites, limonita, goethita) y de Al (gibbsita,


boehmita), liberados por el mismo procedimiento que las arcillas.

Clastos y granos poliminerales como materiales residuales de la alteración mecánica


y química incompleta de la roca originaria.

Otros diversos compuestos minerales cuya presencia o ausencia y abundancia


condicionan el tipo de suelo y su evolución.
Carbonatos (calcita, dolomita).

Sulfatos (aljez).

Cloruros y nitratos.

Sólidos de naturaleza orgánica o complejos órgano-minerales, la materia orgánica


muerta existente sobre la superficie, el humus o mantillo:

Humus joven o bruto formado por restos distinguibles de hojas, ramas y restos de
animales.

Humus elaborado formado por sustancias orgánicas resultantes de la total


descomposición del humus bruto, de un color negro, con mezcla de derivados
nitrogenados (amoníaco, nitratos), hidrocarburos, celulosa, etc. Según el tipo de
reacción ácido-base que predomine en el suelo, éste puede ser ácido, neutro o
alcalino, lo que viene determinado también por la roca madre y condiciona
estrechamente las especies vegetales que pueden vivir sobre el mismo.

Líquidos

Esta fracción está formada por una disolución a causa de las sales y los iones más
comunes como Na+, K+, Ca2+, Cl-, NO3-,… así como por una amplia serie
de sustancias orgánicas. La importancia de esta fase líquida en el suelo estriba en
que éste es el vehículo de las sustancias químicas en el seno del sistema.
El agua en el suelo puede estar relacionada en tres formas diferentes con el
esqueleto sólido:

Tipos de líquido en el suelo.

La primera, está constituida por una partícula muy delgada, en la que la fuerza
dominante que une el agua a la partícula sólida es de carácter molecular, y tan
sólida que esta agua solamente puede eliminarse del suelo en hornos de alta
temperatura. Esta parte del agua no es aprovechable por el sistema radicular de las
plantas.

La segunda es retenida entre las partículas por las fuerzas capilares, las cuales, en
función de la textura pueden ser mayores que la fuerza de la gravedad. Esta
porción del agua no percola, pero puede ser utilizada por las plantas.

Finalmente, el agua que excede al agua capilar, que en ocasiones puede llenar
todos los espacios intersticiales en las capas superiores del suelo, con el tiempo
percola y va a alimentar los acuíferos más profundos. Cuando todos los espacios
intersticiales están llenos de agua, el suelo se dice saturado.

Gases
La fracción de gases está constituida fundamentalmente por los gases atmosféricos
y tiene gran variabilidad en su composición, por el consumo de O2, y la producción
de CO2 dióxido de carbono. El primero siempre menos abundante que en el aire
libre y el segundo más, como consecuencia del metabolismo respiratorio de los seres
vivos del suelo, incluidas las raíces y los hongos. Otros gases comunes en suelos
con mal drenaje son el metano (CH4 ) y el óxido nitroso (N2O). El suelo es un
elemento natural muy complejo que puede presentar muchas variantes dependiendo
de la región geográfica, de las transformaciones que el ser humano haya aplicado
sobre el mismo, etc. Puede estar compuesto por una sección rocosa o inorgánica
para luego estar cubierto por diversas y muy disímiles entre sí capas de otros
elementos como arcilla, arena, o el hummus o tierra orgánica donde la vida es
posible. Esta última capa es la que suele estar en la parte superior del suelo y
donde el desarrollo de diferentes formas de vida es más probable.

La importancia del suelo tiene que ver con que es en esta superficie donde el
ser humano puede cultivar y crecer sus alimentos más básicos. Al mismo tiempo, es
en el suelo donde naturalmente crecen las plantas y vegetales consumidas por los
eslabones secundarios de la cadena o los animales herbívoros. Para que los vegetales
crezcan es importante que el suelo cuente con riego frecuente (tanto natural como
artificial). Además, el suelo no sólo es importante para el ser humano en lo que
respecta a la producción alimenticia si no que también tiene que ver con la
posibilidad de establecer viviendas o construcciones más complejas. Para eso, el
suelo tiene que ser firme, estable y seguro.

Subdivisiones del manto

Si bien no existen diferencias marcadas ni discontinuidades obvias en el interior del


manto, pero sí gradientes que reflejan el aumento de la presión y de la
temperatura, es común dividir el manto en dos capas:

el manto superior (de la discontinuidad de Mohorovičić a los 650 km de


profundidad); y

el manto inferior (de los 650 km de profundidad al límite externo del núcleo).

Manto superior (o manto externo) se inicia en la discontinuidad de

Mohorovičić, que está a una profundidad media de 6 km bajo la corteza oceánica y


a una profundidad media de 35,5 km bajo la corteza continental, aunque puede
alcanzar en esta última profundidades superiores a 400 km en las zonas de
subducción.

Las velocidades de las ondas sísmicas medidas en esta capa son típicamente de 8,0
a 8,2 km/s, que son mayores que las registradas en la corteza inferior (6,5 a
7,8 km/s). Los datos geofísicos demuestran que entre 50 y 200 km (o más en
las zonas de subducción) de profundidad ocurre una disminución en la velocidad de
las ondas P (longitudinales) y una fuerte atenuación de las ondas S
(transversales), de ahí que esta región sea conocida como zona de baja velocidad.

Evidencias basadas en datos geofísicos, geológicos y petrológicos, y la comparación


con cuerpos extraterrestres, indican que la composición del manto superior es
peridotítica. Las peridotitas son una familia de rocas ultrabásicas, mayoritariamente
compuestas por olivino magnésico (aprox. un 80 %) y piroxeno (aprox. un 20
%). Aunque son raras en la superficie, las peridotitas afloran en algunas islas
oceánicas, en capas levantadas por la orogénesis y en raras kimberlitas.

Experiencias de fusión de peridotitas muestran que su fusión parcial puede originar


los basaltos oceánicos en las condiciones de presión y temperatura existentes en el
manto superior. Este proceso ocurre probablemente en la zona de baja velocidad, lo
que explica la reducción de las velocidades sísmicas por la fusión parcial de los
materiales.

Los estudios efectuados en ofiolitas y en la litosfera oceánica demuestran que la


formación de la corteza oceánica (con sus escasos 5 km de espesor medio) se
efectúa a partir de la porción más superficial del manto superior. El grado de fusión
parcial debe alcanzar un 25 %, lo que empobrece a esta zona en componentes de
temperatura de fusión baja. Existen pruebas indirectas de que el manto se vuelve
menos empobrecido en silicato con el aumento de la profundidad.
Las peridotitas del tipo granate-lherzolitas (60 % olivino, 30 % orto y
clinopiroxenos, y 10 % espinelas, granates y plagioclasas), representan
probablemente las peridotitas del manto primitivo, que al sufrir fusión parcial,
originan magmas basálticos, dejando como residuos harzburgitas (80 % olivino, 20
% ortopiroxenos) y dunitas (olivino). Teniendo en cuenta las relaciones de presión
y temperatura, la conclusión es que en profundidades menores la mineralogía está
dominada por el complejo plagioclasa-lherzolita (que se encuentra frecuentemente
en ofiolitas) y que, con el aumento de la presión, pasará a dominar el complejo
espinela-lherzolita (que forma a veces nódulos en basaltos alcalinos). En presiones
mayores, la mineralogía más estable es la del complejo granate-lherzolita (que
forma nódulos en kimberlitas).

El manto inferior se inicia cerca de los 670 km de profundidad y se extiende


hasta la discontinuidad de Gutenberg, situada a 2700-2900 km de profundidad,
en la transición al núcleo. El manto inferior está separado de la astenosfera por la
discontinuidad de Repetti, siendo pues una zona esencialmente sólida y de muy
baja plasticidad.

La densidad en esta región aumenta linealmente de 4,6 a 5,5. Aparentemente, en


el manto inferior no ocurre ningún cambio de fase importante, a pesar de que se
dan pequeños gradientes en la velocidad de propagación de las ondas sísmicas a los
1230 km y 1540 km de profundidad. De esta forma, se cree que el aumento en la
velocidad de las ondas sísmicas debe ocurrir principalmente como resultado de la
compactación de un material de composición uniforme. Se han propuesto varios
modelos que sugieren que el manto inferior contiene más hierro que el manto
superior.

La temperatura varía de 1000 °C a 3000 °C, aumentando con la profundidad y


con el calor producido por la desintegración radioactiva y por conducción a partir
del núcleo externo (donde la producción de calor por fricción que experimentan los
flujos que generan el geomagnetismo es grande).

9)Biosfera: Es el sistema formado por la vida terrestre. Está en interacción con

los anteriores sistemas debido a que sirven (aunque no en su totalidad) de soporte


a la vida.

3) Sistemas ambientales artificiales


Los sistemas ambientales artificiales proceden de la historia de la humanidad y su
desarrollo y diversidad cultural. Desde un enfoque biocéntrico podrían englobarse
dentro de la Ecosfera, al ser la especie humana un elemento más de este sistema.
Sin embargo, y a riesgo de caer en puntos de vista antropocéntricos, es preferible
diferenciar los sistemas humanos del resto de sistemas por su efecto perturbador en
las interacciones establecidas entre ellos. Los principales sistemas artificiales
(cosntruidos, fabricados o transformados por la humanidad) son:
Sociosfera: Es el sistema formado por todas las instituciones (políticas,
económicas y culturales) desarrolladas por la humanidad con el fin de gestionar sus
relaciones internas y las interacciones con los otros sistemas.

Tecnosfera: Sistema formado por el medio construido por los seres humanos

dentro del espacio proporcionado por la ecosfera: asentamientos, explotaciones,


comunicaciones, máquinas, herramientas, medios de comunicación, etc.

Noosfera: Considerada como un subsistema de la Sociosfera, incluye todos los


conocimientos e ideas que regulan las relaciones entre los sistemas humanos, tanto
interna como externamente.

3) Son ejemplos de sistemas artificiales: una computadora, un televisor,


un auto, etc. Cualquier máquina creada por el hombre es un sistema artificial.

Dentro de los sistemas artificiales también podríamos incluir sistemas más abstractos
creados por el hombre como ser: el Estado Nacional, un sistema educativo, etc.

2) Ejemplos de sistemas naturales: el sistema solar, un árbol, una rana, el


ciclo del agua, el clima, etc.

4) Ambiente como sistema


El medio ambiente es un sistema constituido por un conjunto de factores físicos,
químicos, biológicos, sociales y culturales que se relacionan entre sí, de modo que
un cambio en un factor repercute en los otros, por lo tanto, los factores que
intervienen en el medio ambiente son las variables de este sistema. La energía del
sistema es la del Sol y la materia está contenida en la Tierra.
El medio ambiente se divide en sistemas menores o subsistemas que, a su vez,
contienen otros sistemas menores:
- Sistemas Naturales: Son los cuatro subsistemas o capas de la Tierra:
geosfera, hidrosfera, atmósfera y biosfera.
- Sistemas Humanos: Constituidos por los seres humanos y las relaciones
sociales que se establecen entre ellos, así como las actividades que desarrolla. Los
elementos de estos sistemas son por ejemplo los lugares de trabajo, los colegios, el
transporte, etc.
Entre los sistemas humanos y los sistemas naturales se establecen interacciones.
Así, algunas veces la actividad humana repercute de forma negativa, causando
problemas ambientales como la sobreexplotación de los recursos, la deforestación,
contaminación, etc. Como consecuencia del desarrollo de los países. Por otra parte,
la naturaleza, puede afectar negativamente a la especie humana, ya que los
desastres naturales son la causa de enormes pérdidas anuales, tanto económicas
como en vidas humanas. Todos estos factores han determinado un auge de las
Ciencias Medioambientales, como base para resolver los problemas ambientales que
nos aquejan. Para ello se hace necesario conocer el funcionamiento de los
diferentes sistemas que constituyen el sistema Tierra y profundizar en el estudio
de las relaciones de ellos con la especie humana, que pueden enfocarse bajo tres
aspectos:
. Riesgos derivados de su dinámica.
. Recursos que nos proporcionan.
. Impactos que reciben por la acción antrópica.