You are on page 1of 6

Solo Tu Señor tienes palabras de vida eterna.

Les quiero hablar de una de los versículos que más han impactado mi vida, cada vez que me
deleito en su palabra y llego a este versículo siento una alegría enorme.

Esta frase es tan fuerte que muchos no la entendieron y aun algunos siguen sin entenderlo, otros
se van, se alejan lentamente, pues no están dispuestos a vivir lo que han escuchado, pero para
aquellos, los humildes de corazón aquellos que han reconocido la perla de gran precio, son
palabras que confortan, que animan y que nos llevan a un mayor grado de intimidad con nuestro
Señor.

Para entender mejor lo que estamos estudiando vamos a ver el contexto de lo que estaba
pasando, Esto que les voy a compartir es un poco más delante de lo que estudiamos el martes,
pero para las personas que no nos pudieron acompañar vamos a hacer un breve repaso sobre la
situación.

Jesús luego de haber alimentado a 5000 hombres más mujeres y niños multiplicando 2 panes y
algunos peces, ha pasado a la otra orilla para seguir con sus deberes, en eso, alguna gente que
estaba en la multitud que él había alimentado lo ha perseguido y cuando le encuentran el Señor
les dice que no busquen los panes que perecen pues él sabía que lo habían perseguido no por
amor puro si no porque les había dado alimento para el cuerpo. (Lo seguían por cosas materiales y
no por quien verdaderamente es el.)

Luego de que les hablo un poco más, les dijo que él era el pan de Vida, que el que comiera de él
no moriría jamás, en ese momento ya los judíos murmuraban entre si diciendo, que es lo que
estaba este diciendo? ¿Que él es pan que bajo del cielo? ¿Que El que come su carne y bebe su
sangre, tiene vida eterna; y le resucitara en el día postrero?

Estaban alterados, estas son palabras que no esperaban, pero aun así seguían escuchando a ver
que seguía después de esto. Jesús acabando de haber hablado esto en la sinagoga de capernaum
enfrente de algunos judíos y otros de los cuales se consideraban sus discípulos se percata que
entre ellos hablaban y murmuraban.

Y se decían unos a otros dura es esta palabra quien la puede oír?, aquí el Señor les dice que si esto
que acababa de decir les ofende? Les dice que las palabras que él ha hablado son espíritu y son
vida.

Pero así el Señor se haya explicado de lugar de llevarlos a un cambio y reconocer que necesitaban
de Cristo pues no eran salvos y su vida no era la de un verdadero creyente, los llevo a volver por
dónde venían, la palabra nos dice: Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya
no andaban con él.

¡Que escena! quiero que piensen la magnitud de lo que está pasando, no es un día normal en la
sinagoga, el hijo de Dios está trayendo el mensaje de salvación, está hablando como nunca nadie
ha hablado, sus palabras gentiles pero con un trasfondo demasiado importante impactan a los que
le escuchan y se percata de que entre ellos murmuran y se dicen unos a otros: esto es muy difícil,
¿Quién puede oír y poner en práctica lo que este dice? Y él les aclara que lo que el habla es vida,
es vida espiritual, que es muy importante como para que lo rechacen solo porque les ofende en
la carne y no les hace sentir bien o emocionados, les trata de decir que es un mensaje que no
deberían tomar a la ligera si no pensarlo, analizarlo antes de murmurar, que era lo que estaban
haciendo.

La palabra nos dice que en su omnisciencia el Señor Jesús conocía quienes no iban a creer pero
aun así le hablo a toda la multitud, para que él quisiera oír oyera, y luego de haber dicho lo que les
tenía que decir, muchos no lo aceptaron el mensaje ni lo aceptaron e él y como nos muestra el
final del versículo 66, nos dice muchos volvieron atrás y ya no andaban con El.

¿Impactante cierto? Bueno, habiendo visto lo que estaba pasando, viendo lo que algunos
discípulos hicieron y la forma en que los que escucharon el mensaje reaccionaron, me gustaría
pasar al punto principal por eso los invito a que juntos vayamos a leer el evangelio según Juan 6:
67-69

Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros? 68 Le respondió Simón
Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. 69 Y nosotros hemos creído y
conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Vemos según el contexto que ya Jesús no está entre la multitud, ya ha dejado atrás la sinagoga, tal
vez está caminando hacia o por galilea como nos lo deja ver el capítulo 7, pero lo importante aquí
es que lo han seguido los 12 que el eligió como sus discípulos cercanos, ya cuando esta solo con
ellos la palabra nos dice que les pregunto ¿Queréis acaso iros también vosotros?

Esta frase debió impactar a los discípulos, no se esperaban que luego de lo ocurrido y que ellos no
se hubieran apartado, él les preguntara algo tan fuerte, tal vez ellos estaban esperando algo más,
algo como un gracias, sabía que podía contar con ustedes, pero no, Jesús fue directo a donde más
duele, el no ser reconocidos, Les ha pasado esto? que piensan que cada vez que hacen algo
bueno merecen un aplauso o un reconocimiento, eso es el Yo, ese parte de nosotros que quiere
que todo lo que hacemos tenga una recompensa visible en frente de los demás para poder
presumir, tal vez también para sentirnos bien consigo mismos.( pero iglesia- hablar de morir a
nuestros derechos ante Dios y ante los demás)Pues si el Señor Jesús lo hizo quienes somos
nosotros para no hacerlo? No esperemos el aplauso por nuestras acciones si no que todo lo que
hagamos sea para que nuestro salvador sea el aplaudido y exaltado.

Déjenme decirles algo y mucha atención a esto, Dios te ama tanto que no alimentara la carne en
ti, no le dará cabida al pecado del orgullo ni de la autosuficiencia, el destruirá todo lo que pienses
que mereces y al igual que pablo, pasaras de considerar tus logros como algo que mereces y que
quieres presumir a tenerlos por basura por el amor del que te dio todo en primer lugar, Cristo
Jesús. (Recordar Lo De Pablo)
Luego de esto vemos la respuesta de pedro uno de los discípulos que camino desde el principio de
su ministerio junto a Él, alguien que había escuchado en más de una ocasión al Maestro y sus
enseñanzas, su respuesta es increíble y espero que al igual que pasa conmigo esta declaración los
deje pensando y nos haga recapacitar en nuestra vida de creyentes: Le respondió Simón Pedro:
Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

A donde más iremos le dijo pedro, esto es hermoso, cuando pedro le está dando esta respuesta lo
que hace es reconocer que solo en Cristo esta la verdad, que solo en su palabra hay vida eterna y
que no importa donde más pudiera ir, nunca encontraría lo que solo Jesús puede dar, esto nos
tiene que poner a analizar nuestra actitud y reconocer que como creyentes en Jesús él también
nos hace la misma pregunta y quiero que sinceramente veamos si lo que dice Pedro lo podemos
decir nosotros, verdaderamente entendemos el hecho de que Cristo es la única fuente de vida?
hemos dejado atrás todo lo que nuestra carne, tradiciones y falsas enseñanzas nos han enseñado?

Honestamente puedes decir que ya no dependes de lo que piensen o digan los demás, pues sabes
que tu vida está en manos de Cristo? también ya no crees en todo lo que te dicen, si no que ahora
escudriñas todo con la palabra de aquel que amo tanto al mundo que entrego su hijo para que
todo el que en el crea no se pierda más tenga vida terna?

Y este es el tema hermanos si creemos que Jesús es quien da palabras de vida, debemos leer lo
que Dios en su misericordia nos ha permitido tener y atesorar en su santa palabra, pues es el
medio elegido por Dios para que conociéramos el evangelio y como creyentes es nuestra única
regla de fe y conducta, si somos Cristianos, la biblia es parte de nosotros, y día a día deberíamos
acercarnos a ella y aceptar que en ella están las palabras de vida tal como lo hizo pedro con el
Señor Jesús.

Sé que cuando uno dice que es cristiano se asocia con un conocimiento de Dios y de su palabra,
pero que si les dijera que desafortunadamente esto no es verdad en muchos casos.

Quiero leerles unos datos de unas encuestas, para que los analicemos y nos analicemos,

Datos tomados en gran Bretaña, un país que abrazo la reforma en sus inicios, mejor dicho de cuna
protestante:

Primero empecemos con una encuesta tomada entre no creyentes, para ver que tanto los
cristianos impactamos la vida de los que aún no conocen el evangelio.

- Entre niños, dos de tres niños no creían que la historia de la natividad (nacimiento de
Jesús) fuera una historia bíblica.

- Uno de cada tres no creía que la historia de Jonás y la ballena fuese una historia bíblica

- En adultos. 1 de cada 3 no pensaban que David y Goliat, adán y Eva y el buen samaritano
fuesen historias bíblicas.
¿Creen que eso es impensable? Escuchemos esto:

- En gran Bretaña para finales del 2016 - 27% creían que superman era una historia bíblica.

- 34% creían que Harry potter era una historia bíblica y el 54% creía que los juegos del
hambre es una historia bíblica.

Esos datos iglesia, nos deja ver que tampoco impactamos el mundo cuando no conocemos la
verdad de la escritura. Y muchos me dirán bueno Andres la verdad ese es el mundo secular que no
quieren escucharnos, pero en el mundo cristiano si leemos, estudiamos y vivimos la biblia. Listo
démonos ese beneficio de la duda.

En estados unidos hay una empresa de encuestas que se llama Barna, y año tras año realiza
encuestas en diferentes temas en el pueblo creyente, mejor dicho en el pueblo evangélico.

Esto que les voy a compartir fue preguntado a jóvenes que dicen creer en Cristo como salvador y
que asisten a una iglesia local.

- 54% creen que leer la biblia les acerca más a Dios.

- Pero solo 45% la lee más de una vez por semana

- 40% dice leerla solo una vez por semana

- Y uno de cada 5 confiesa que nunca la leen

(Esto hermanos y hermanas nos muestra la desconexión que hay entre decir creer en Dios pero
aun así no estar interesado en su palabra)

Esto que les digo no es solo por asustarlos o querer sacar lo peor del pueblo creyente, no, es para
que recapacitemos y nos demos cuenta que no puede haber una desconexión de mi fe en Dios y
su santa palabra pues es por ella que conocemos el evangelio Y ES POR ELLA QUE SU Santo espíritu
nos educa y redarguye.

Si no estudiamos su palabra, seremos arrasados por cualquier viento de doctrina como nos dice
pablo.

Si no me creen que eso es posible y que esos datos son hechos apartes sigamos leyendo algunos
datos más que nos brinda Barna.

De los encuestados

Un 67% cree que el cielo NO es un lugar real.

El 45% cree que hay muchas maneras de llegar al cielo.


Un 59% creen que el Espíritu Santo es una fuerza, no una persona.

Mejor dicho temas que son vitales para nuestra fe y que damos por hecho que las iglesias y los
mismos creyentes se preocupan por saber, están siendo descuidados y por eso esas respuestas tan
fatales.

Les quiero compartir el último dato

Este año 2018 en estados unidos una encuesta por parte de ministerios ligonier del fallecido Rc.
Srproul nos muestra que en el mundo evangélico hay un 32.9% que cree que Jesús es el primer y
más grande ser creado por Dios. (explicar)

Esta doctrina es un pilar y está por toda la biblia, si alguno presente no sabe o está confundido
sobre esto u otras doctrinas principales de nuestra fe, no se preocupe para eso están los pastores
y maestros de la iglesia y con gusto le aclaremos estos temas. No se quede callado.

Pero esta no es la solución total, nosotros como pueblo de Dios debemos amar la palabra, leerla,
estudiarla y compartirla.

Tal vez estamos alejados de nuestro primer amor porque no nos interesa su palabra y es ella la
que da testimonio de quien es nuestro Dios, tal vez no le dedicamos el tiempo necesario para que
su palabra sea quien nos guie en nuestra vida y eso de testimonio a los que nos rodean.

Sé que tenemos vidas ocupadas, pero al estar lejos de la biblia es que caemos en pecado e
ignorancia, pues no sabemos cómo contrarrestar los malos pensamientos, no sabemos el carácter
de nuestro salvador y muchas cosas mas.

Cuando no leemos la biblia creemos cosas que hoy en día se predican pero no son bíblicas y nos
alejan del primer amor: cosas como:

Confesión positiva, reclamarle a Dios, visitas al infierno con cosas que no están en la biblia, solo
por poner esos ejemplos y es así que el pueblo evangélico de lugar de llevar el evangelio
verdadero llevan a un Cristo que no es bíblico si no un emocionalismo que no da vida eterna)

(Historia joeel osteen en programa Larry King, si hay tiempo)

Iglesia si quieres volver a tu primer amor vuelve a la palabra, pidele al espíritu santo de te hambre
y pasión por ella, y créeme que pase lo que pase en cualquier situación si estas empapado de la
biblia y la oración con Dios, nada te moverá de tu fe y podrás decir honesta y verdaderamente las
palabras que dijo pedro a Jesús:

69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Cuando nosotros leemos buscando conocer a Dios el espíritu santo nos da iluminación y así
comprenderemos que tan importante es la biblia para un creyente.
Para terminar quiere leerlos algunos consejos que nos brinda el predicador Charles Spurgeon
conocido por su énfasis en leer la Biblia para mejorar nuestra lectura y seguir enamorándonos de
aquel que nos dejó su hermosa y perfecta palabra. (Miro el tiempo y si no les digo que se los
comparto con el pastor)

Lee & Depende: “¡Alza la mirada lector! La próxima vez que este libro esté en tus manos, mira
hacia arriba antes de abrirlo—y mientras tus ojos recorren la página ¡alza la mirada y pide que
Dios resplandezca en ella!”– C.H. Spurgeon

Lee & Medita:“Por falta de meditación, la verdad de Dios nos pasa por enfrente y nos la
perdemos.”– C.H. Spurgeon

Lee & Aplica: “Haz con la Biblia lo que el enfermo hace con la receta del médico—síguela,
haciendo exactamente lo que te pide.”– C.H. Spurgeon

Lee & Practica: “¡El mundo aceptará la verdad y será más probable que acepte a Cristo cuando las
vidas de los cristianos sean mejores, y cuando la Biblia de la vida del cristiano vaya de acuerdo a la
Biblia de la doctrina cristiana!”– C.H. Spurgeon

Lee & Ora: “Un texto es como un cofre con tesoro bajo candado—y la oración es la llave que lo
abrirá — ¡y obtendremos el tesoro de Dios!”– C.H. Spurgeon

Lee E Intenta: “Si acaso tienes la doctrina de Dios en tu mente, ¡encuentra el texto o textos que lo
comprueben! Si parece que hay otros textos que demuestran lo contrario, ¡no los ignores ni
rechaces, sino acéptalas y espera que el Espíritu revele la verdad! Las Escrituras no fueron hechas
para moldearse de acuerdo a tus opiniones, sino que tus opiniones deben ser conformadas por la
Palabra!”– C.H. Spurgeon

Lee & Cuenta: “Cuando leas un pasaje de las Escrituras y sientas el gozo por dentro, ve con tu
prójimo enfermo y cuenta lo que Dios te ha dicho.” – C.H. Spurgeon

Iglesia volvamos a nuestro primer amor, volvamos a la palabra de Dios y dejemos que su espíritu
nos guie y nos muestre su voluntad.

Que el Señor nos guie y nos llene de su gozo.

Oremos.