You are on page 1of 8

Sexualidad Humana

Nombre:
Manuela Brea

Matricula:
16-7518

Facilitadora:
Marcelina Rodríguez

Fecha:
05/ago/2018
Lectura del Cap. 11-12 del libro de texto, de los autores: Shibley
Janet y Delamater Hyde John D. (2006). Sexualidad Humana.
México: Mc Graw Hill.

1. Realización de un cuadro comparativo del tema Sexualidad y el


periodo de vida: infancia, adolescencia y adultez; realizar una
comparación de los tres periodos, resaltando las diferencias en
cada etapa.
2. Lectura del tema central (pág. 270-271) “El impacto de los
medios masivos sobre la sexualidad adolescente”. Emita su criterio
u opinión.
Subir a la plataforma.
Agregar la fuente.

infancia Adolescencia Adultez


Desde recién nacidos Los Es una etapa de grandes De acuerdo a las dos
niños muestran conductas cambios físicos, biológicos, décadas que abarca: la que
sexuales, pues su primer hormonales y neurológicos va de los 20 a los 30 años, y
deseo es provocado por la que comienzan en la la que llega a los 40. En la
necesidad, o por el deseo del pubertad. Esta concurrencia primera, la persona sufre
hambre que estará de cambios afecta mucho a multitud de cambios, sobre
relacionado inevitablemente esta edad y a sus aspectos todo en el plano psicológico.
con la lactancia y el contacto sexuales, pero no quiere Es un tiempo en el que se
con la madre. decir que sea un “despertar toman decisiones que van a
El niño utiliza su sexualidad, a la sexualidad”, como si marcar el resto de la vida
no sólo como fuente de esta no hubiera existido (modelo de vida, trabajo,
placer, sino que también antes en la etapa infantil. matrimonio,
como fuente de La gran diferencia en que el responsabilidades). En el
conocimiento. Es un medio adolescente busca ahora el plano de la sexualidad es un
para comprender el mundo, cariño fuera del entorno tiempo de experimentar,
para divertirse, para familiar. El joven necesita conocer, buscar y
relacionarse, para conocerse afirmarse con identidad profundizar en la propia
a sí mismo y conocer a los propia frente a sus padres y expresión sexual. Conviven
demás. Las etapas de “romper” los lazos de la incertidumbre con la
desarrollo del niño son muy dependencia, e incluso de completa satisfacción, y está
diversas y complejas, las afectividad dentro, para presente todavía la
conductas relacionadas con poder buscar nuevos lazos preocupación adolescente
la sexualidad son: el mamar, de apego fuera. sobre la destreza en la
el chupar, el querer percibir práctica del sexo. Si en
todo con la boca, bailar, cualquier aspecto de la vida
abrazarse, tener objetos de las creencias y la educación
textura suave, e moldean la conducta, en la
inconscientemente manejan sexualidad ocurre lo mismo.
cierto placer con la actividad
de higiene y limpieza a la
que son sometidos
comúnmente por la madre.
La diferencias que existen entre estas etapas:

La etapa de la infancia Es un medio para comprender el mundo, para


divertirse, para relacionarse, para conocerse a sí mismo y conocer a los
demás. Conductas relacionadas con la sexualidad son: el mamar, el chupar, el
querer percibir todo con la boca, bailar, abrazarse, tener objetos de textura
suave, e inconscientemente manejan cierto placer con la actividad de higiene y
limpieza a la que son sometidos.

La adolescencia: En esta etapa el adolescente busca ahora el cariño fuera del


entorno familiar. El joven necesita afirmarse con identidad propia frente a sus
padres y “romper” los lazos de dependencia, e incluso de afectividad dentro,
para poder buscar nuevos lazos de apego fuera.

La adultez: la persona sufre multitud de cambios, sobre todo en el plano


psicológico. Es un tiempo en el que se toman decisiones que van a marcar el
resto de la vida (modelo de vida, trabajo, matrimonio, responsabilidades).

2. Lectura del tema central (pág. 270-271) “El impacto de los medios
masivos sobre la sexualidad adolescente”.

Los medios de comunicación aportan a la construcción de modos de ser, de


modelos de comportamientos individuales y colectivos; al mismo tiempo son
espacios de legitimación. Todo lo que involucra a la sociedad en su conjunto se
debate, se orienta en ellos.

en los medios cada vez más prevalecen los mensajes con contenidos sexuales
que influyen en estos comportamientos, especialmente de las/os adolescentes,
en una etapa de pleno desarrollo de los roles de género y del comportamiento
sexual.

Diversas investigaciones y la experiencia de trabajo en el Centro Flora Tristán


señalan que la sexualidad es el tema de mayor interés entre las/os jóvenes. Y
los medios se han convertido en las principales fuentes de información,
reemplazando a los padres y a la escuela. esto es importante si tenemos en
cuenta que cada vez las/os adolescentes inician más tempranamente su vida
sexual.

Si los adolescentes no son meros repetidores de los modelos que presentan


los medios de comunicación, sobre todo la televisión, no es posible que
observen críticamente estos contenidos, pues sus capacidades cognitivas no
están plenamente desarrolladas y, por consiguiente, en el análisis que hacen
de ellos pueden influir otros factores como la moda, la opinión de las personas
que los rodean, la desinformación, la curiosidad. A esto se suma las horas que
pasan las/os adolescentes viendo televisión, la repetición de los mensajes, su
interés por los programas de contenido sexual.

Un siguiente aspecto es que las/os adolescentes tienden a creer que lo que


ven en la televisión sobre la sexualidad es lo más moderno, lo último como
información. De allí que pasen horas frente a la pantalla. Y, como señala
Bandura (1986), la observación es el medio más importante en el proceso de
aprendizaje y de transmisión de valores y patrones de comportamiento y de
pensamiento.

1. Parafilias

Las parafilias se caracterizan por intensas y repetidas fantasías sexuales,


impulsos de cariz sexual que implican a objetos no humanos, sufrimiento o
humillación propia o niños o personas que no consienten, y que por lo tanto se
consideran desadaptativas, pues dañan la calidad de vida del individuo y/o de
las pesonas que se relacionan con él. Varias de ellas son las siguientes:

1.1. Exhibicionismo

Es una conducta que se caracteriza por un alto nivel de excitación a través de


la exposición de los genitales a una persona de forma espontánea y sucesiva.
Suele predominar en niños y adolescentes como máximo 20-30 años. Se da
con más frecuencia en hombres y en lugares públicos. Se ha descrito a estas
personas como tímidas, retraídas y dependientes.

1.2. Voyeurismo

Se caracteriza por la excitación de una persona al contemplar personas


desnudas o realizando algún tipo de actividad sexual, el riesgo de ser
descubierto actúa como un potenciador de la excitación. Comienza en la
adolescencia pudiendo ser pasajero o crónico. Suelen ser tímidos y con cierta
dificultad para iniciar o mantener relaciones de pareja. Recientemente se ha
reportado una práctica en algunas ciudades que consiste en personas que
frecuentan lugares donde las parejas van a tener relaciones. Esta práctica
derivada del voyeurismo ha recibido el nombre de Dogging o cancaneo.

1.3. Froteurismo

Consiste en la excitación erótica a través del rozamiento del órgano genital con
el cuerpo de otra persona sin su consentimiento. Estas actividades se suelen
realizar en lugares públicos como puede ser el metro, discotecas o el autobús.
El froteurismo va acompañado de masturbación ante el recuerdo. Afecta a
hombres de entre 15-20 años.

1.4. Fetichismo

Es la persona que se excita observando y manipulando los objetos inanimados


como ropa interior femenina. Suelen masturbarse mientras tocan la prenda en
cuestión. Suelen ser hombres heterosexuales. Dentro de esta podemos definir
el fetichismo transvestista que consiste en ponerse ropa interior del sexo
contrario cuando están solos o cuando realizan el acto con su pareja. En otro
artículo definimos los fetiches más raros y curiosos.

1.5. Paidofilia

También conocido como pedofilia. Se llama así al trastorno caracterizado por la


excitación o placer sexual a través de fantasías y conductas que implican la
actividad sexual entre un adulto y un niño de entre 8-12 años.

1.6. Sadismo

Es la necesidad de infligir daño a otra persona para excitarse sexualmente.


Implica impulsos sexuales y comportamientos que implican actos reales con o
sin el consentimiento de la víctima. La persona que ejerce el sadismo puede
violar o no a la víctima, incluso masturbarse o penetrarla con objetos.

1.7. Masoquismo

El masoquismo implica la necesidad de ser humillado, atacado o maltratado


para obtener placer sexual. Es una de las parafilias más claramente dañinas,
ya que limita la libertad de las personas.

El sadomasoquismo, como trastornoy categoría clínica, no debe ser confundido


con la idea de sadomasoquismo relacionada con cierto tipo de juegos sexuales
basados en el mutuo acuerdo y que no limitan la capacidad de la persona para
encontrar plaer sexual en otras tendencias.
2. Disfunciones sexuales

Las disfunciones sexuales incluyen todas las alteraciones que se producen


durante el acto sexual, pueden presentarse al inicio de la vida sexual o incluso
más adelante. Las causas pueden ser físicas, psicológicas o ambas. Dentro de
esto tenemos varias:

2.1. Trastornos del deseo sexual

Los principales trastornos del deseo sexual son los siguientes:

Deseo sexual inhibido: caracterizado por un déficit en las fantasías sexuales y


en la falta de deseo sexual. Esta apatía no solo incluye desinterés por el sexo
también por toda conducta sexual como la masturbación. Suele ser mucho más
frecuente en mujeres.

Trastorno por aversión al sexo: las personas con este trastorno evitan todo
contacto genital. Suelen presentar un elevado nivel de ansiedad y pánico ante
el acto sexual. Se da con más frecuencia en mujeres.

Trastorno de la excitación sexual: Trastorno de excitación en de la mujer, fallo


en mantener la lubricación propia de la excitación sexual hasta la terminación
de la actividad sexual. Y el problema de erección en el hombre, fallo total o
parcial para obtener o mantener la erección hasta el final del acto sexual. El
más frecuente es la impotencia.

Trastornos del orgasmo: incluye las disfunciones sexuales masculinas y


femeninas y la eyaculación precoz. Dentro de esta categoría también podemos
encontrar la Disfunción orgásmica femenina (anorgasmia) se define como una
ausencia o retraso del orgasmo durante una actividad sexual normal. Suelen
predominar los factores psicológicos frente a los orgánicos. También existe la
Disfunción orgásmica masculina, que se caracteriza por la ausencia o retraso
del orgasmo en el hombre tras una excitación normal.

Trastornos por dolor: en las mujeres, encontramos la Dispaurenia femenina: un


12% de las mujeres lo padecen. Aparece asociada a problemas de vaginismo
normalmente. El dolor puede presentarse en todos los intentos de coito o en
determinadas posturas. Entre las posibles causas suelen ser trastornos en la
vagina o deformaciones. En los hombres puede darse dolor en la eyaculación o
infecciones de uretra.

Vaginismo: puede darse aun cuando la mujer responde de manera adecuada a


la excitación sexual. El problema llega a la hora de realizar el coito, se produce
un espasmo reflejo que hace que se contraigan los músculos de la vagina
provocando así el cierre de la abertura vaginal.

3. Trastornos de la identidad sexual

Por último tenemos los trastornos de identidad sexual, que hace referencia al
malestar que siente una persona por su condición sexual junto al deseo de ser
del otro sexo. Entre estas personas es frecuente el deseo de someterse a una
operación de cirugía plástica que pueda transformarles en una persona con
una visibilidad sexual que responda a su identidad.

En este ámbito, existe un largo debate sobre si los conflictos en la identidad


sexual deben ser considerados como trastornos, o simplemente como
preferencias sexuales, tal sería el caso de la homosexualidad. De hecho,
aunque el manual de diagnóstico psiquiátrico DSM lo incorporaba en sus cuatro
primeras ediciones, a partir del DSM-V ha dado el paso de eliminar el Trastorno
de Identidad de Género de la lista de enfermedades mentales. Sin embargo, la
OMS sigue considerando la transexualidad como un trastorno.

Opinión personal

Los adolescentes, Son bombardeados cada día, a cada segundo y en todo


lugar con propagandas y contenidos que de manera irresponsable publican
personas o empresas a las cuales no les importa el resultado desastroso que
provocan entre los jóvenes y adolescentes, que cada vez se ve más alterado
su sistema de vida, por lo tanto, arrastran consigo la semilla de la inmoralidad y
el desorden a generaciones futuras.

Es oportuno hacer una reflexión sobre el impacto de los medios masivos de


comunicación en las/os adolescentes y en el ejercicio de su sexualidad, la
sociedad civil debe tener un rol más activo en la vigilancia de los contenidos de
los medios de comunicación. Existe el marco legal para hacerlo y es parte de
nuestros derechos ciudadanos. Se debe tomar conciencia en los límites de los
contenidos y normas estatales que pueden afectar la libertad de expresión.

Fuentes bibliográfica
https://lasexualidadencomunicacion.webnode.es/news/medios-de-
comunicacion-su-impacto-en-la-sexualidad-de-las-os-adolescentes-/