You are on page 1of 3

El 70% de aguas residuales de

Colombia no se trata y se usa


para cultivos
En los lavaplatos, lavamanos, en las duchas y cocinas, lavando los carros o la ropa
y casi todas las actividades humanas e industriales, se generan aguas residuales, y
en nuestro país, un gran porcentaje llega a los ríos sin ser tratada.
En Colombia la realidad es alarmante porque en casi todas las ciudades esas aguas
terminan en los ríos y quebradas, y luego se utilizan para irrigar cultivos.

Gustavo Galvis, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios


Públicos y Comunicaciones, Andesco, aseguró que medio siglo sin regulación y
descontrol genera que el 70% de esa agua sucia, nunca sea tratada.

Según Galvis “solamente el 30% de las aguas residuales –en Colombia- reciben
tratamientos que no son muy adecuados, falta el 70% y eso implica inversiones
muy grandes. Por eso el llamado es para conservar desde las bocatomas de agua
hacia arriba, los ríos, las cuencas y los páramos”.

Alberto Valencia, gerente de la Asociación Nacional de Ingenieros Ambientales y


Sanitarios, Acodal, advierte que el descontrol de las aguas residuales es la causa
de problemas poco evidentes, por ejemplo: aguas contaminadas para distritos
de riego de cultivos, el sector agrícola o ganadero.

“Quiere decir que el 70% de las aguas residuales están yendo a los ríos sin ningún
tratamiento, y posteriormente son utilizadas para alimentar cultivos, para
irrigarlos. El problema son los patógenos que esas aguas residuales tienen, eso
no es lo debido y nunca será lo más adecuado”, explicó Valencia.

Caso Bogotá: una tercera parte de las aguas residuales es tratada

Gloria Narváez, directora de Planeación de la Secretaria de Ambiente de Bogotá,


reconoció los graves problemas para tratar aguas residuales, porque para 8
millones de habitantes, hay una sola planta que hace todo el proceso.
“Se presentan algunas dificultades en los barrios de origen informal, pero en
relación con las plantas de tratamiento sólo tenemos la Petar Salitre (Planta de
Tratamiento de Aguas Residuales). Allí se logra hacer un proceso primario y
químicamente asistido”, advirtió Narváez.

Según la funcionaria del Distrito, “aún tenemos dificultades con el tratamiento


de aguas residuales, no con alcantarillado o colectores paralelos, sino por la
única planta de tratamiento que tiene la ciudad” .

En Bogotá y para aumentar la capacidad de tratamiento básico de aguas residuales,


se adelanta el proyecto de construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas
Residuales, Petar Canoas. Todavía hay líos por la zona dónde se debe construir.

Casi un millón de toneladas de basura en los ríos de Colombia

Carmen Rodríguez del proyecto 'Todos por el Agua', entregó en RCN La Radio el
registro anual de la alta carga contaminante y de aguas residuales de los ríos de
Colombia. Eso equivale a arrojar la basura que recibe en 100 días el relleno
sanitario Doña Juana de Bogotá, pero en las cuencas del país.

“El Estudio Nacional del Agua (del Ideam) reseña que aproximadamente salen
800 mil toneladas de contaminantes biológicos al agua, y en un día se recogen
apenas cinco. Es el ciudadano el que contamina y no sabe la cantidad de
problemas y afectaciones que está generando”, aseguró Carmen Rodríguez.

De acuerdo con Rodríguez “la zona de los santanderes, Boyacá y Cundinamarca”,


según un estudio del Ministerio de Ambiente, “es la que más contaminación genera
de todo el país en sus ríos, quebradas y lagunas.

“Por eso el río más contaminado de Colombia no es el Bogotá, sino el


Chichamocha”, que pasa por toda esa región, dijo la funcionaria.

Otros datos de la crítica situación por aguas residuales

El problema de la gran industria y la falta de controles para evitar la contaminación


de cuerpos de agua y ríos como el Magdalena, Cauca, Suárez, Bogotá,
Chicamocha, entre otros, es según Alberto Valencia, una dificultad evidente del
Ministerio de Ambiente por la débil legislación que existe para sancionar y
compensar el grave daño ambiental por aguas residuales.

Hay estudios que demuestran que algunos cultivos de hortalizas, que son las
plantas que se consumen como alimento (zanahoria, remolacha, lechuga,
habichuelas, espinacas y perejil, entre otras) absorben esa agua sucia y con eso
crecen, y así terminan en un plato de comida de casas o restaurantes.

La cobertura de alcantarillado en Colombia está por debajo del 70%, y del total
de aguas residuales que produce el país diariamente, sólo el 60% se conduce
por sistemas aceptables de alcantarillado.