You are on page 1of 4

ETICA PROFESIONAL

JOSE FRANCISCO VERGARA REALES

DOCENTE

ESTUDIANTE

WALT BARROS MORALES

2016116201

GRUPO 1

UNIVERSIDAD DEL MAGDALENA

PROGRAMA DE INGENIERIA INDUSTRIAL

FACULTAD DE INGENIERIA

SANTA MARTA – D.T.C.H

2019 - I
PROFESION, PROFESIONAL, Y PROFESIONALISMO Y SU RELACION CON
LA ETICA.

La profesión como título nos concierne entenderla desde un pleno concepto que idealice
terminológicamente aspectos cualitativos como ser una facultad, oficio, ocupación y
empleo adjudicado al ser humano, quien, a su vez por medio de este, ejercido y practicado
toma control económico, social y personal. Incluyéndolo no solo como una cualidad
distintiva de manera aleatoria en los seres humanos sino también como una de las formas
de autorrealización concebida por distintos individuos.
Es entonces como este término que se conjuga de diversas maneras, el profesional que
ejerce su profesión, y el profesionalismo que este demuestra normalizado en un servicio
laboral a los demás entes humanos.
Por tanto, de manera más clara el término profesionalismo se utiliza para describir a todas
aquellas prácticas, comportamientos y actitudes que se rigen por las normas preestablecidas
del respeto, la mesura, la objetividad y la efectividad en la actividad que se desempeñe.
Es con esto que el profesionalismo demanda una actitud del ser humano como ente
regulador de su persona, y una fidelidad de sí mismo emana aspectos físicos; interesados en
la apariencia de este profesional morales y éticos; interesados en el cumplimiento de una
norma, asumir responsabilidades, y que por supuesto estos estén acordes y empleados en el
contexto o situaciones.
En este caso brindamos una concepción desde un autor que relaciona actitudes de respeto y
humildad para actuar (Giraldo, 2013) es decir estar siempre prestos a el saber empírico de
otros entes humanos. La profesión es fuente de utilidad, origen de civilización y
manifestación de la racionalidad del hombre. Es un punto de vista sobre el universo y un
medio de inserción en la vida social.
Ser un profesional integro compromete socialmente un comportamiento, una actitud ideal,
una regla medida, una responsabilidad adquirida.
Los valores morales son nuestros principios, reglas, normas y políticas establecidas en
nuestras vidas desde que nacemos y nos encontramos en nuestro vínculo familiar (Klinger,
2016) debido a que el sistema familiar es uno de los apoyos más próximos para la
adquisición de conocimientos, y conductas reguladas que a partir de allí nos acompañaran
posiblemente a lo largo de toda nuestra vida, no obstante se hace necesario e importante
que el profesionalismo juegue un papel arduo y tomado de la mano con todas estas maneras
y formas de vivir que podemos englobar como éticos.
Además de esto se posibilitan diversas formas en las que, como seres humanos totalmente
adaptativos, contribuyen a la manera de la integridad del ser profesional.
La capacidad y disposición para el aprendizaje, que, para entonces el profesional con tantos
avances de la actualidad, todo se torna cambiante de tal forma que la adquisición de nuevos
conocimientos y la generación de investigaciones que nos permitan sumergirnos en lo
nuevo será una de las primordiales capacidades que como profesionales resaltaríamos.
Establecer relaciones interpersonales con una completa empatía, y que además esta permita
otro aspecto importante como lo es el trabajo en equipo que como profesionales en
cualquier área debemos formar, el ser un ser humano afable y presto a tomar en cuenta las
ideas, decisiones de los demás compartir labores y que se encaminen en un fin propio hace
congruencia con todo lo expuesto con anterioridad en un sujeto profesional integro.
No obstante, si se le atribuye al profesional aspectos que están sujetos a la manera como
este debe ejercer y ser. También debemos reconocer que hay habilidades que en menor o
gran manera como seres humanos poseemos. Habilidades que ayudan a que se dé una mejor
actuación profesional.
Según Klinger las habilidades como profesionales encontramos: Habilidad conceptual,
habilidad humana y habilidad técnica (Klinger,2016). Son estas habilidades los esquemas
que encierran todas las actitudes, aptitudes y características de un ser, el cual es capaz de
regular medidas, ampliar conocimientos, emplear recursos, hacer un adecuado uso de todas
sus facultades.
Parece no solo pertinente esclarecer que no solo el profesional se ve motivado por un lugar
en el ámbito socioeconómico, que además de este lo más importante no solo sería el hacer
como primera medida, si no el querer hacer y ser de este profesional. El valor que este
individuo le coloca a cada acción que realiza acorde a lo que amerite. Todo esto además es
un aprendizaje continuo, porque diariamente encontramos diversas situaciones que nos
influyen de manera significativa para potencializar nuestras capacidades innatas y
adquiridas en el marco del profesionalismo.
REFERENCIAS:

● Giraldo, K., (2013). Profesionalismo-Valor personal. MENTALIDAD SIN


LIMITES. Recuperado: https://www.kathegiraldo.com/profesionalismo/.

● Klinger, C., (2016). Emprendemiestrategia. La mejor guia del emprendedor.


Recuperado: https://emprendemiestrategia.wordpress.com/.