You are on page 1of 3

MAYAS

ORGANIZACIÓN POLITICA:

La organización política de los mayas concentró el mandato en un solo gobernante,


cuyo poder procedía directamente de los dioses.

Como suprema autoridad de cada ciudad-estado estaba el Halach Uinic, quien


gobernaba con el asesoramiento del gran consejo compuesto por los jefes de aldeas y
sacerdotes. Adicionalmente contaba con funcionarios designados por el mismo, como:

Ah Holpop, realizaban los preparativos para las ceremonias y fietas sagradas.

Nacom, principal jefe militar de una ciudad-estado.

Ahuacán, máximo sacerdote.

Tupiles, se encargaban de custodiar el orden público y el cumplimiento de la ley.

ORGANIZACIÓN SOCIAL:

Las familias formaban agrupaciones, más amplias, llamadas clanes. Se consideraban


emparentadas con un antepasado común.

La sociedad maya era muy jerarquizada, los sacerdotes en la cúspide que era un grupo
poderoso, le seguían los nobles, los jefes guerreros y altos funcionarios; los caciques y
los comerciantes, los artesanos y campesinos, obligados a pagar tributos y los esclavos,
que eran prisioneros de guerra o personas catigadas.

RELIGION:

Eran politeístas. Entre sus dioses más importantes estaban Itzamná, dios de la
sabiduría, Hunab Kú, principal dios maya, creador del mundo y de la humanidad a
partir del maíz; Kulkulkán, dios del viento; Ixchel, diosa de la luna; Chác, dios de la
lluvia.

Para cada divinidad tenían cultos organizados. Las ceremonias religiosas eran
acompañadas por bailes, cantos, sacrificios humanos y ofrendas.

En ocasiones, los sacrificios humanos se hacían sacando el corazón de los prisioneros


de guerra. Frecuentemente, arrojaban jóvenes al pozo del sacrificio para pedir a los
dioses que enviaran lluvias, de las cuales dependían los cultivos.

ORGANIZACIÓN ECONOMICA:

Se basaba principalmente en la alimentación y la agricultura, está se hacía con la técnica


de la roza. También usaron el aterrazamiento de laderas, el cultivo sobre bancales
artificiales en zonas inundables, la construcción de canales de irrigación que les
garantizaron mayor productividad.
MANIFESTACIONES CULTURALES:

ARTE:

El arte de los mayas estuvo muy influenciado por su religión. Sus manifestaciones
abarcan todas las técnicas y materiales imaginables y se extiende en el tiempo durante
más de dos mil años.

ARQUITECTURA:

Desde el siglo XVI la arquitectura maya ha llamado poderosamente la atención de los


europeos. Sus pirámides, templos y palacios habían sido abandonados tiempo atrás,
pero la selva y la falta de información actuaron como acicates para sus primeros
estudiosos. Los materiales de que dispusieron los arquitectos mayas fueron la piedra
caliza para los sillares de revestimiento y tierra, cascajo y lajas de piedra para el relleno
de los núcleos y basamentos, obteniendo cemento para la sujeción del carbonato cálcico.
La madera de caoba y zapote proporcionaba materiales para los dinteles de las puertas,
los refuerzos para las bóvedas, así como andamios, escaleras y rodillos que facilitaban
el trabajo.

El logro técnico más característico fue la falsa bóveda, que no es otra cosa que dos
muros que se juntan en la parte superior por aproximación de hiladas de piedras. El
estuco se usó para enlucir pavimentos, paredes y esculturas, y se obtenía mezclando la
cal con agua en una solución de goma vegetal. El enorme peso de las bóvedas y las
cresterías (muros de mampostería que se alzaban sobre ellas) obligaba a aumentar el
grosor de las paredes y a reducir los vanos.

La arquitectura maya floreció principalmente en torno a seis áreas: Petén, el valle del
Motagua, la cuenca del río Usumacinta, Puuc, Chenes y la región de Río Bec.

CERAMICA:

Los artesanos mayas también fueron hábiles trabajadores de la cerámica. Uno de los
priemros tipos de cerámica se conocen como Amyan. Las ollas de cocina simples y
otros recipientes representados con diseños de un solo color . La cerámica polícroma —
asociada con el mundo funerario— fue la más extendida. La técnica era similar a la de
los murales aunque jugaron también con las posibilidades expresivas que les brindaban
el engobe y el pulimento. Suelen ser cilindros, platos y fuentes de distintas dimensiones
donde la pintura cubría casi la totalidad de la superficie. Los perfiles de los dibujos se
realizaban en negro sobre un fondo monocromo, crema o anaranjado. El otro estilo, del
que se conservan muy pocos, llamado códice, recuerda la técnica utilizada por los
escribas mayas sobre las tiras de papel vegetal estucadas y pintadas. Las figuras
antropomorfas alcanzaron también una gran popularidad y perfección. Las llamadas
figuritas de la isla de Jaina (Campeche) incluyen una variada muestra de tipos físicos
diferentes. A esta lejana isla llegaban para enterrarse personajes ilustres de muy diversa
procedencia, y los artesanos de la necrópolis preparaban los ajuares que habían de
acompañarles en su viaje al mundo de los muertos (Xibalbá).
ESCULTURA:

Incluye una gran variedad de manifestaciones: altares, estelas, lápidas, dinteles


zoomorfos, tableros, tronos, jambas, columnas, figuras de bulto y marcadores de juego
de pelota. Sus principales características son la utilización del relieve, la
monumentalidad en el tratamiento de los temas, el uso del color en el acabado
superficial, la dependencia del ámbito arquitectónico, la profusión de signos caligráficos
y ornamentales, la relevancia de las líneas curvas y el carácter abigarrado y
escenográfico de la composición.
Las estelas conmemorativas son magníficos trabajos entre los que destacaremos las de
Tikal, Copán, Quiriguá y Cobán. Se trata de enormes lajas de piedra clavadas
verticalmente en el suelo, en las que los escultores mayas tallaron en bajorrelieve
imágenes del jubileo de sus reyes. Se erigían al finalizar un periodo temporal concreto,
cada cinco y cada veinte años, y en ellas, mediante jeroglíficos, se narraban los
acontecimientos más importantes del reinado. Excelentes son los dinteles figurativos
que flanqueaban las puertas de los palacios y templos de Yaxchilán, los altares de
Piedras Negras y los zoomorfos de Quiriguá, aunque quizá la cumbre de la escultura
maya sean los paneles de los edificios de Palenque. El palacio, y los templos de las
Inscripciones, el Sol, la Cruz y la Cruz Foliada, constituyen uno de los mejores
ejemplos de cómo el hombre es capaz de plasmar en piedra su universo religioso.

CONOCIMIENTOS ASTRONOMICOS:

Eran excelentes astrónomos y en sus construcciones incluyeron observatorios


astronómicos. Hicieron cálculos exactos, de los periodos sinódicos de Mercurio, Venus,
Marte, Júpiter y Saturno. Calcularon con exactitud, los periodos de la Luna, el Sol y de
estrellas como las Pléyades, a las que llamaban Tzabek (estrella cascabel) y marcaba
los inicios de las festividades rituales. El Tzol’kin de 260 días es uno de los calendarios
más enigmáticos en cuanto a su origen. El calendario Haab de 365 días, tenía 18 meses
de 20 días y 5 días adicionales; estos calendarios son cíclicos, es decir, una vez
terminado comienza un nuevo conteo, al terminar se inicia otro y así sucesivamente por
52 años