You are on page 1of 8

INTRODUCCION A LA QUIMICA NUCLEAR

INTRODUCCION: La Química Nuclear se dedica a los cambios naturales


y artificiales en los núcleos de los átomos y a las reacciones químicas de
las sustancias radiactivas. La radiactividad natural es el ejemplo más
conocido de la química nuclear. Dentro de esta se consideran los efectos
de las emisiones radiactivas (alfa, beta, y gamma) sobre las sustancias,
incluyendo a los seres vivos .El uso cada día más generalizado de los
reactores nucleares para la producción de electricidad hace de la química
nuclear una ciencia importante para todo ciudadano. as (
1 RADIOACTIVIDAD La radiactividad es un fenómeno espontaneo y
aleatorio. Esto quiere decir que no se puede predecir y es al azar. Pero
esta propiedad no se da en todos los elementos, solo aquellos que son
inestables. Los átomos inestables son aquellos cuya relación proton-
neutron no está nivelada.

❖ RADIACTIVIDAD NATURAL .- Cuando un núcleo radiactivo se


desintegra por si solo, los productos son generalmente inestables,
especialmente el más pesado, que sufrirá otra desintegración
espontanea, continuando así hasta llegar a formar un producto estables.
La secuencia de pasos constituye la serie radiactiva de desintegración
del elemento padre.
❖ RADIACION ARTIFICIAL .- También llamada la transmutación de
los elementos. La primera transmutación artificial lo realizo E.
RUTHERFOR(1919) al bombardear el gas nitrógeno con partículas alfa,
según la reacción nuclear siguiente:

Posteriormente se demostró que usando partículas alfa, era posible


transmutar todos los elementos livianos desde el Boro hasta el Potasio,
con excepción del carbono y del oxígeno. Los esposos Federic Joliot e
Irene Curie, hija de Pierre y Marie Curie, realizaron la primera
transmutación artificial que diera origen a un elemento radiactivo,
bombardeado al metal aluminio con particulas alfa:
ERRTRETREXCVCXVFDGDFGDF
TIPOS DE RADIACIONES
1. Partícula alfa
Las partículas o rayos alfa (α) son núcleos completamente ionizados, estos
núcleos están formados por dos protones y dos neutrones. Al carecer
de electrones, su carga electrica es positiva (+2qe), mientras que su masa es
de 4 uma.

Se generan habitualmente en reacciones nucleares o desintegración radiactiva


de otros núclidos que se transmutan en elementos más ligeros mediante la
emisión de dichas partículas. Su capacidad de penetración es pequeña; en la
atmósfera pierden rápidamente su energía cinética, porque interaccionan
fuertemente con otras moléculas debido a su gran masa y carga eléctrica,
generando una cantidad considerable de iones por centímetro de longitud
recorrida. En general no pueden atravesar espesores de varias hojas de papel.
Además de tener una carga de 3,2/cdot 10´(-19) coulombs y una masa
de 0,681/cdot 10´ (-27)kg.

❖ Desintegración Alfa
La desintegración alfa o decaimiento alfa es una variante de desintegración
radiactiva por la cual un núcleo atómico emite una partícula alfa y se convierte
en un núcleo con cuatro unidades menos de número másico y dos unidades
menos de número atómico.

Se le puede considerar emisión espontánea de núcleos de helio 4 ( 4He) —en


adelante partículas α— a partir de núcleos de átomos más pesados, mediante
un proceso de fisión nuclear espontánea. Este tipo de desintegración es típico
únicamente de los núcleos atómicos muy pesados.

Todo el helio existente en la Tierra se origina mediante desintegración alfa de


elementos radiactivos. Debido a esto suele encontrarse en depósitos minerales
ricos en uranio o en torio. Así mismo se obtiene como subproducto en pozos de
extracción de gas natural.

Al ser relativamente pesadas y cargadas positivamente, el recorrido libre medio


de las partículas alfa es muy corto, y a poca distancia de la fuente pierden
rápidamente su energía cinética.

En general la radiación alfa externa no es peligrosa: pocos centímetros de aire


o la delgada capa de piel muerta de una persona absorben las partículas.
Tocar una fuente α suele no ser dañino, pero -según sea la cantidad
incorporada al organismo- su ingestión, inhalación o introducción en el cuerpo
pueden serlo.

La principal fuente natural de radiación alfa que nos afecta en la corteza


terrestre es el radón, gas radiactivo existente en el suelo, el agua, el aire y
varios tipos de rocas. Al inhalar este gas, algunos de sus productos de
desintegración quedan atrapados en los pulmones.
A su vez, estos productos continúan desintegrándose y emitiendo partículas
alfa, que pueden dañar las células pulmonares.

2. Partícula Beta
Una partícula beta (β) es un electrón que sale despedido de un suceso radiactivo.
Por la ley de Fajans, si un átomo emite una partícula beta, su carga eléctrica
aumenta en una unidad positiva y el número de masa no varía. Ello es debido a
que el número de masa o másico solo representa el número de protones y
neutrones, que en este caso el número total no es afectado, puesto que un
neutrón "pierde" un electrón, pero se transforma en un protón, es decir, un
neutrón pasa a ser un protón y por ende el total del número de masa (protones
más neutrones) es incambiado.

3. Rayos gamma
La radiación gamma o rayos gamma (γ) es un tipo de radiación
electromagnética, y por tanto formada por fotones, producida generalmente por
elementos radiactivos o procesos subatómicos como la aniquilación de un par
positrón-electrón. Este tipo de radiación de tal magnitud también es producida
en fenómenos astrofísicos de gran violencia.

Debido a las altas energías que poseen, los rayos gamma constituyen un tipo
de radiación ionizante capaz de penetrar en la materia más profundamente que
la radiación alfa o beta. Dada su alta energía pueden causar grave daño al
núcleo de las células, por lo que son usados para esterilizar equipos médicos y
alimentos.

Los rayos gamma se producen en la des excitación de un nucleón de un nivel o


estado excitado a otro de menor energía y en la desintegración de isótopos
radiactivos. Los rayos gamma se diferencian de los rayos X en su origen,
debido a que estos últimos se producen a nivel extra nuclear, por fenómenos
de frenado electrónico. Generalmente asociada con la energía nuclear y los
reactores nucleares, la radiactividad se encuentra en nuestro entorno natural,
desde los rayos cósmicos, que nos bombardean desde el sol y las galaxias de
fuera de nuestro Sistema Solar, hasta algunos isótopos radiactivos que forman
parte de nuestro entorno natural.

En general, los rayos gamma producidos en el espacio no llegan a la superficie


de la Tierra, pues son absorbidos en la alta atmósfera. Para observar el
universo en estas frecuencias, es necesario utilizar globos de gran altitud u
observatorios espaciales. En ambos casos se utiliza el efecto Compton para
detectar los rayos gamma. Estos rayos gamma se producen en fenómenos
astrofísicos de alta energía como explosiones de supernovas o núcleos de
galaxias activas. En astrofísica se denominan GRB (Gamma Ray Bursts) a
fuentes de rayos gamma que duran unos segundos o unas pocas horas siendo
sucedidos por un brillo decreciente de la fuente en rayos X durante algunos
días. Ocurren en posiciones aleatorias del cielo y su origen permanece todavía
bajo discusión científica. En todo caso parecen constituir los fenómenos más
energéticos del Universo.

La excepción son los rayos gamma de energía por encima de unos miles de
MeV (o sea, giga electronvoltios o GeV), que, al incidir en la atmósfera,
producen miles de partículas (cascada atmosférica extensa) que, como viajan a
velocidades cercanas a las de la luz en el aire, generan radiación de
Cherenkov. Esta radiación es detectada en la superficie de la Tierra mediante
un tipo de telescopio llamado telescopio Cherenkov.

❖ Otros aspectos a evaluar de los rayos gamma


Se trata de ondas electromagnéticas. Es el tipo más penetrante de radiación. Al
ser ondas electromagnéticas de longitud de onda corta, tienen mayor
penetración y se necesitan capas muy gruesas de plomo u hormigón para
detenerlas. En este tipo de radiación el núcleo no pierde su identidad, sino que
se desprende de la energía que le sobra para pasar a otro estado de energía
más baja emitiendo los rayos gamma, o sea fotones muy energéticos. Este tipo
de emisión acompaña a las radiaciones alfa y beta. Por ser tan penetrante y tan
energética, éste es el tipo más peligroso de radiación.
Fisión nuclear

Para poder obtener energía manipulando los núcleos de un o varios


átomos podemos hacerlo de dos formas distintas: uniendo núcleos
de átomos distintos (entonces hablamos de fusión nuclear) o
partiendo núcleos de un determinado átomo (caso de la fisión
nuclear)
En energía nuclear llamamos fisión nuclear a la división del
núcleo de un átomo. El núcleo se convierte en diversos
fragmentos con una masa casi igual a la mitad de la masa original
más dos o tres neutrones.
La suma de las masas de estos fragmentos es menor que la masa
original. Esta 'falta' de masas (alrededor del 0,1 por ciento de la
masa original) se ha convertido en energía según la ecuación
de Einstein (E=mc2). En esta ecuación E corresponde a la energía
obtenida, m a la masa de la que hablamos y c es una constante, la
de la velocidad de la luz: 299.792.458 m/s2.
La fisión nuclear puede ocurrir cuando un núcleo de un
átomo pesado captura un neutrón(fisión inducida), o puede ocurrir
espontáneamente debido a la inestabilidad del isótopo (fisión
espontánea).

Reacciones nucleares en cadena

Una reacción en cadena es un proceso mediante el cual


los neutrones que se han liberado en una primera fisión
nuclear producen una fisión adicional en al menos un núcleo más.
Este núcleo, a su vez
produce neutrones, y el proceso
se repite.

Estas reacciones en cadena


pueden ser controladas o
incontroladas. Las reacciones
controladas serian las reacciones
nucleares producidas en centrales
nucleares en que el objetivo es
generar energía eléctrica de forma
constante. Las reacciones nucleares incontroladas se dan en el
caso de armas nucleares.
Si en cada fisión provocada por un neutrón se liberan
dos neutrones más, entonces el número de fisiones se duplica en
cada generación. En este caso, en 10 generaciones hay 1.024
fisiones y en 80 generaciones aproximadamente 6 x 1023 fisiones.

Masa crítica

La masa crítica es la cantidad mínima de material fisionable para


que se mantenga una reacción nuclear en cadena.

Aunque en cada fisión nuclear se producen entre dos y tres


neutrones, no todos neutrones están disponibles para continuar con
la reacción de fisión; algunos se pierden. Si los neutronesliberados
por cada reacción nuclear se pierden a un ritmo más rápido de lo
que se forman por la fisión, la reacción en cadena no será
autosostenible y se detendrá.
La cantidad de masa crítica de un material fisionable depende de
varios factores: propiedades físicas, propiedades nucleares, de su
geometría y de su pureza.
Fisión nuclear espontánea

En este tipo de reacciones no es necesaria la absorción de


un neutrón exterior. En determinados isótopos del uranio, y
sobretodo del plutonio, tienen una
estructura atómica tan inestable
que se fissiona
espontáneamente.
La tasa de la fisión nuclear
espontánea es la probabilidad
por segundo que un átomo dado
se fisione de forma espontánea -
es decir, sin ninguna intervención
externa. El plutonio 239 tiene una muy alta tasa de fisión
espontánea en comparación con la tasa de fisión espontánea
de uranio 235.
RADIOISOTOPOS Y SUS
APLICACIONES
Los radioisótopos, en definitiva, son los
isótopos que disponen de núcleos capaces
de desarrollar la emisión de energía a modo
de radiación ionizante, un proceso que llevan
a cabo mientras pretenden alcanzar una
mayor estabilidad.
Por su radiactividad, los radioisótopos cuentan con un núcleo
atómico que es inestable. Al tratar de adoptar configuraciones más
estables, estos elementos liberan energía (rayos gamma, beta o
alfa). Esta característica hace que los radioisótopos puedan
emplearse en la arqueología, la medicina y la agricultura, por
ejemplo.
Veamos más en detalle algunas de las aplicaciones de los
radioisótopos en diversos campos de conocimiento del ser humano:
* tratamiento y diagnóstico de ciertas enfermedades;
* otro de los usos que la medicina le da a los radioisótopos es la
esterilización del instrumental que se usa frecuentemente tanto en
el ámbito quirúrgico como en el clínico;
* en el mundo de la industria y la tecnología, se usan para
comprobar las soldaduras y los materiales de las construcciones,
para complementar proyectos de investigación y para controlar
algunos procesos de producción
* la agricultura encuentra para los radioisótopos una utilidad a la
hora de conservar los alimentos y de controlar las plagas
* en el ámbito del arte, sirven varios propósitos, como ser ayudar a
verificar ciertos objetos de interés histórico o a restaurar piezas
artísticas que han sido dañadas o deterioradas por diferentes
motivos;
* para la arqueología, los radioisótopos sirven a la hora de
determinar la fecha de un evento geológico, entre otras cuestiones;
* en farmacología, antes de poder dar el visto bueno a un fármaco
para que pueda ser comercializado y usado por el público, los
radioisótopos se utilizan para el estudio de su metabolismo.