You are on page 1of 3

Aspectos Fundamentales de la Hidrometalúrgia

1.1.- ASPECTOS GENERALES


La Hidrometalurgia es una rama de la metalurgia extractiva que comprende los procesos de
obtención de metales o compuestos, a partir de minerales o fuentes secundarias, mediante
reacciones que tienen lugar en soluciones acuosas u orgánicas, razón por la que se desarrollan a
temperaturas relativamente bajas.

Las técnicas usadas comprende: preparación y pre-tratamiento del mineral o materia inicial,
lixiviación de los valores metálicos usando reactivos químicos o acción bacterial (a presiones o
temperaturas elevadas o ambientales), separación y lavado de residuos sólidos, purificación final
del metal o compuesto deseado.

Para cada una de estas etapas se dispone de diversos tratamientos alternativos, así tenemos por
ejemplo, a la lixiviación, la cual puede realizarse por agitación, in situ o en pilas y botaderos. La
purificación de las soluciones puede realizarse por control de pH, intercambio iónico, extracción por
solventes, entre otros. La precipitación puede ser por cementación, electrodepositación o
precipitación con gases.

Si se compara con los antiguos procesos pirometalúrgicos, que usan básicamente calor y
fundentes, los métodos hidrometalúrgicos son relativamente muy recientes. Esto se debe a que
para lograr implementarse se necesitaba contar con elementos tales como ácidos, bases, reactivos
químicos especiales, generadores de corriente continua industriales, materiales resistentes a la
corrosión y un conjunto indispensable de conocimientos básicos de la química y físico-química de
sistemas de solución acuosa. Todo esto se pudo lograr en el pasado siglo XX.

Las primeras aplicaciones de la hidrometalurgia moderna las constituyen los procesos de


cianuración de minerales de oro. Estos procesos dieron origen a un rápido desarrollo de la mayoría
de los equipos indispensables en los procesos hidrometalúrgicos actuales: agitadores,
espesadores, filtros, bombas de arenas, y otros.

En el mismo periodo, el proceso Bayer para el aluminio, desarrollaba equipos mas sofisticados
como las autoclaves, que permiten trabajar a temperaturas y presiones elevadas. Posteriormente
aparecieron procesos tan importantes como el intercambio iónico y extracción por solventes que
abrieron un campo aún más amplio de aplicación.

En la actualidad se extraen y refinan, comercialmente, mediante métodos hidrometalúrgicos, un


gran número de metales, como por ejemplo: cobre, niquel, aluminio, oro, plata, cobalto, zinc,
uranio, circonio, hafnio, entre otros. Pudiendo emplearse en forma total o parcial para
prácticamente todos, excepto 6 o 7, de los 82 elementos metálicos conocidos. Generalmente los
metales o compuestos producidos hidrometalúrgicamente alcanzan un grado de pureza mayor que
los producidos por otros métodos como el pirometalúrgico.
El uranio, por ejemplo, se produce totalmente por procesos hidrometalúrgicos. En el caso del
aluminio se tiene que prácticamente la totalidad de los 10 millones de toneladas anuales
producidas se logran hidrometalúrgicamente en plantas de 1 a 2 millones de toneladas anuales de
capacidad, solo comparables a plantas siderúrgicas.

En el caos del zinc tenemos que se producen anualmente, mediante procesos hidrometalúrgicos,
más de 2 millones de toneladas con menos de 100 ppm de impurezas. En el caso del cobre los
procesos extractivos convencionales para los minerales oxidados consisten de lixiviación ácida por
percolación o agitación y precipitación del metal por cementación o electrodepositación. Sin
embargo, nuevas técnicas desarrolladas tales como el perfeccionamiento de la lixiviación en las
pilas y botaderos, en las que pueden emplearse la acción de bacterias, han permitido el
aprovechamiento de minerales sulfurados de baja ley, que no pueden ser tratados
económicamente por los métodos convencionales pirometalúrgicos.

Debido a estos desarrollos, la producción hidrometalúrgica actual de cobre es mas de cuatro veces
que la de hace 20 años atrás. Estimándose que solo la obtenida a partir de minerales de baja ley
representen cerca de 15% de la producción primaria mundial de este metal.

Esta producción pudo verse grandemente incrementada por el empleo de métodos


hidrometalúrgicos para el tratamiento de concentrados sulfurados de cobre. Estos métodos,
desarrollados en los últimos quince años, constituyen en la actualidad, alternativas muy
interesantes a los procesos pirometalúrgicos convencionales y modernos.

Estos desarrollos se han debido, en gran parte, al creciente control, realizados en los países mas
industrializados, de la contaminación atmosférica, que ha obligado a cerrar fundiciones a menos
que cumplan con las regulaciones respecto a la emisión de SO2. Otro factor adicional es la
creciente escasez de combustibles y sus costos.

Indirectamente, estos factores han contribuido también a un mayor desarrollo de las operaciones
de lixiviación debido a la creciente disponibilidad y bajo costo del ácido sulfúrico que las
fundiciones se ven obligadas a producir.

Entre los nuevos procesos hidrometalúrgicos comerciales deben destacarse los que extraen
níquel, por lixiviación directa a presión de lateritas niquelíferas y los nuevos procesos para
tratamiento de concentrados sulfurados de cobre tales como el proceso Arbiter que emplea
lixiviación amoniacal, seguida de extracción por solventes y electrodepositación; y el proceso Clear
que utiliza lixiviación con cloruro férrico y que puede recuperar el azufre en forma elemental.

1.2.- OBJETIVOS DE LA HIDROMETALURGIA


En general puede decirse que los procesos hidrometalúrgicos, persiguen uno de los objetivos
siguientes:
 Producir un compuesto puro, que puede procesarse a continuación, por algún método
pirometalúrgico o de otro tipo, para obtener el metal.
 Producir un metal ya sea, a partir de un metal impuro o de un compuesto impuro que hayan sido
preparados por una secuencia de operaciones pirometalúrgicas o de otro tipo.
 Producir un metal directamente de un mineral, un concentrado o un concentrado pretratado.

1.3.- VENTAJAS DE LA HIDROMETALURGIA


En líneas generales las principales ventajas de la hidrometalurgia son:
 Evita la contaminación atmosférica
 Bajos costos de inversión por unidad de capacidad de la planta
 Posibilidad de expansión de una operación pequeña a otra de tamaño mediano, conservando
siempre la economía de una operación en gran escala. Esto es debido al carácter modular de las
plantas hidrometalúrgicas.
1.4.- OTRAS VENTAJAS IMPORTANTES
La hidrometalurgia es la técnica extractiva mas adecuada para tratar los minerales complejos y no
sulfurados, que presentan, y representan en el futuro, un porcentaje creciente de las reservas
minerales mundiales.
El hecho de que una planta de tamaño pequeño resulte económicamente muy atractiva la
posibilidad de instalar plantas cerca de las minas, evitándose así los siempre crecientes costos de
transporte.

Algunos procesos hidrometalúrgicos permiten un ahorro considerable de combustible, como es el


caso de tratar los minerales directamente en sus yacimientos (lixiviación in situ) o los que eviten
molienda. Estos ahorros de energía representan una fracción apreciable del consumo total de un
proceso convencional.

La hidrometalurgia cuenta con una creciente disponibilidad y al mismo tiempo con una disminución
de costos, de una serie de reactivos, entre los cuales el más importante es el ácido sulfúrico que
obligatoriamente deben producir las fundiciones en la actualidad.

Existe un gran control sobre las reacciones, debido a las condiciones cinéticas en que se
desarrollan los procesos. Es posible una gran automatización.

Las operaciones hidrometalúrgicas son muy selectivas, en lixiviación por ejemplo, solo parte de la
mena se disuelve dejando el resto (ganga) sin reaccionar, permitiendo su eliminación en una etapa
inicial del proceso. La selectividad de la extracción por solventes y del intercambio iónico es
raramente obtenida por otros procesos no hidrometalúrgicos. Gran flexibilidad para combinar
operaciones unitarias con el objeto de lograr un proceso óptimo.

1.5.- FUTURO DE LA HIDROMETALURGIA


Los factores y ventajas mencionadas en relación con los procesos hidrometalúrgicos se combinan
para poder asegurar que estos procesos cumplirán un rol aun mayor en la producción de metales
del futuro. Esto se producirá en la medida de la cantidad de investigaciones que puedan ser
llevadas a cabo en las diferentes disciplinas científicas y tecnológicas de que está formada la
hidrometalurgia. Como ya se ha dicho, ella aun es muy joven y falta todavía mucho porque se ha
explicado o descubierto antes de poder delimitar sus alcances.

Los caminos por los cuales deben dirigirse las nuevas investigaciones deben ser entre otros, los
siguientes:

 Aumentar aún más la selectividad en cada una de las diversas operaciones de que esta formado.
Desarrollar activos de extracción por solventes altamente específicos para la mayor cantidad
posible de iones simples y complejos.

 Hacer que las reacciones empleadas representen cada vez menos problemas de corrosión.

 Trabajar en conjunto con los especialistas en este campo en el desarrollo de nuevas (y más
baratos) materiales de construcción capaces de resistir todo tipo de soluciones y condiciones de
operación.

 Desarrollar nuevos métodos de precipitación de metales que impliquen un menor consumo de


energía que el que se tiene en el método convencional de electrodepositación.

 En la parte de investigación fundamental se requiere mayores conocimientos de la termodinámica,


cinética, electroquímica y fisicoquímica en general, de la gran gama de reacciones, tanto en fase
acuosa como orgánica, que ocurren en los procesos hidrometalúrgicos