You are on page 1of 14

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CALLAO

FACULTAD DE INGENIERIA QUIMICA

LABORATORIO DE INGENIERIA QUIMICA II

PRACTICA No 1: ANALISIS GRANULOMETRICO

Ing. CESAR GUTIERREZ CUBA

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


Análisis granulométrico

La solubilidad de las drogas, el sabor del chocolate o la solidez del


concreto, son solo algunos ejemplos de propiedades físicas o químicas de
los materiales que están influenciadas por el tamaño de las partículas. Por
lo tanto, la determinación y el conocimiento de la distribución del tamaño
de partícula es una parte esencial del control de calidad del proceso para
productos industriales.

El fácil manejo, el bajo costo de inversión y la alta precisión hacen que el


análisis de tamices sea uno de los procedimientos más utilizados para
medir el tamaño de partícula.

El tamizado se realiza para separar una muestra de acuerdo con el tamaño


de sus partículas sometiéndola a fuerza mecánica. La dirección, la
intensidad y el tipo de fuerza dependen del método de cribado elegido. La
muestra se mueve en dirección horizontal o vertical. En los sacudidores de
tamiz de grifo se superponen ambos movimientos.

Figura 1. Equipo de análisis Granulométrico

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


Análisis de tamiz paso a paso

Un proceso de cribado completo consta de los siguientes pasos que deben


llevarse a cabo con precisión y cuidado.

a) Muestreo

b) División de la muestra (si es necesario)

c) Selección de tamices de prueba adecuados.

d) Selección de los parámetros de cribado.

e) análisis de tamiz real

f) Recuperación de material de muestra.

g) evaluación de datos

h) Limpieza y secado de los tamices de prueba.

a) Muestreo

El muestreo correcto es esencial para obtener una muestra de laboratorio


representativa, especialmente si el material es heterogéneo. Algunas
preguntas importantes deben ser aclaradas de antemano:

• Qué cantidad se requiere para garantizar la representatividad de la


muestra original?

• De qué parte del material original debe tomarse la muestra?

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


Figura 2. Ubicaciones de muestreo

b) División de la muestra

Si una cantidad de muestra es demasiado grande para el análisis, debe


dividirse de manera que garantice que la muestra de la pieza representa el
material original. El muestreo se puede llevar a cabo de forma manual
mediante el método de cuarteo como se indica en la figura 3.

Figura 3. Método de cuarteo en una superficie limpia

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


c) Selección de tamices de prueba adecuados.

La selección de los tamices depende de la cantidad de muestra y de la


distribución de tamaño de partícula aproximada. Para cubrir el rango
completo de tamaño de partícula de la muestra, los incrementos de las
aberturas de malla deben seguir una serie logarítmica.

La norma DIN 66165 contiene algunas pautas sobre la selección de


diámetros de tamices y tamaños de malla. También estipula la carga de
muestra máxima permitida para diferentes tamaños de malla y también el
tamaño de partícula máximo (figura 4).

Cálculo de la carga del tamiz.

El tamaño excesivo en un tamiz con un tamaño de malla de 1 mm, por


ejemplo, no debe ser superior a 20 cm3 por decímetro cuadrado. Para un
tamiz de 200 mm que equivale a un tamaño de 63 cm3, para un tamiz de
400 mm es de 252 cm3. El lote máximo no debe exceder dos veces la
cantidad del valor de sobredimensionamiento, es decir, un tamiz de 200
mm con un tamaño de malla de 1 mm no debe llenarse con más de 126
cm3 de material de muestra. Al multiplicar estos valores con la densidad
aparente, se pueden obtener las masas correspondientes.

¡La correcta carga de los tamices asegura resultados reproducibles!

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


Figura 4. Ejemplos para el lote máximo y el tamaño de tamiz permitido
para tamices de 200 mm (según DIN 66165).

d) Selección de parámetros de cribado adecuados.

Por lo general, los estándares específicos de la industria o las regulaciones


específicas de la compañía contienen información sobre los parámetros de
tamizado requeridos. Si este no fuera el caso, esos parámetros deben
determinarse mediante un experimento. El tiempo de cribado y, cuando
se utilizan agitadores vibratorios también la amplitud, son los factores más
importantes.

La observación de la carga máxima del tamiz ayuda a proteger el tamiz de


daños y asegura que cada partícula tenga la posibilidad de compararse con
la malla del tamiz con la mayor frecuencia posible y en cada dimensión.

Amplitud:

Durante un proceso de cribado hay una comparación de tamaño continua


entre las aberturas del tamiz y las partículas. Si una partícula es más
pequeña que una abertura, pasa la malla.

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


Si no pasa la abertura, se lanza hacia arriba con el siguiente levantamiento
del fondo del tamiz, toma una orientación diferente, lo que es importante
con partículas más largas, y golpea la malla nuevamente para una nueva
comparación. Cada comparación es una oportunidad para que la partícula
pase la malla del tamiz. Por lo tanto, el objetivo de un proceso de cribado
es generar tantas comparaciones como sea posible en un momento dado.
Este es idealmente el caso cuando dentro de un período de vibración del
fondo del tamiz se realiza exactamente una comparación

El lugar y las partículas que no pasan la malla del tamiz se aceleran de tal
manera que en el próximo período tiene lugar otra comparación. Este
estado se denomina resolución estadística (curva azul en la figura 5). Si
una partícula se acelera con demasiada fuerza, solo tiene muy pocas
ocasiones para comparar con las aberturas del tamiz (curva amarilla) y se
retrasa la separación completa de la muestra; Si una partícula no es
acelerada o no se acelera, no puede orientarse libremente para una nueva
comparación (curva roja). La velocidad de aceleración de una partícula
depende de la amplitud establecida. La amplitud óptima para un material
y cantidad en particular debe determinarse empíricamente. Amplitud aquí
significa la oscilación completa en el plano horizontal, tanto debajo como
por encima de la posición inactiva. Una amplitud de 1,2 mm indica un
movimiento de + 0,6 mm y - 0,6 mm en relación con la posición de ralentí.

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


Figura 5. Curva azul: la partícula está en resonancia estadística con el
fondo del tamiz; curva roja: la partícula no se mueve lo suficiente; Curva
amarilla: la partícula es lanzada demasiado alta.

Tiempo de tamizado:

Según la norma DIN 66165, el proceso de cribado se considera finalizado


cuando, después de un minuto de cribado, menos del 0,1% de la cantidad
de alimentación pasa el tamiz. Si el tamaño inferior es mayor, el tiempo de
tamizado debe ampliarse. La experiencia ha demostrado que el tamizado
vibratorio en 3 dimensiones es particularmente adecuado para lograr una
separación de fracciones en un tiempo muy corto.

e) Realizar el análisis del tamiz real.

Después de seleccionar los parámetros, comienza el proceso de tamizado


real. Los siguientes pasos deben realizarse en orden cronológico:

1. Arme una pila de tamices con una bandeja recolectora.

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


3. Determine el peso vacío de los tamices y la bandeja de recolección: Esto
se puede hacer en forma manual o mediante el uso de una balanza.

4. Coloque la pila de tamices con el aumento de tamaño de malla en el


recipiente colector (figura 6)

5. Pese la muestra y póngala en el tamiz superior (tamaño de malla más


grande); pinza apilar la pila en la máquina

6. Ajuste la amplitud / velocidad y el tiempo de tamizado en el agitador de


tamices

7. Poner en marcha el agitador

8. Cuando el tiempo de cribado haya expirado, pese cada tamiz y la


bandeja recolectora con la fracción.

9. Determina la masa y el porcentaje de cada fracción.

10. Realizar Evaluación

Figura 6. Pila de tamices con aumento de tamaño de malla

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


f) Recuperación de la muestra.

Cuando finaliza el proceso de tamizado, el material se retira de los


tamices. La recuperación de las fracciones es una ventaja decisiva
del análisis de tamices sobre la mayoría de los métodos de medición
óptica. Las fracciones no son solo valores analíticos, sino que existen
físicamente y se pueden usar para procesos adicionales después del
análisis de tamiz.

g) Determinación y evaluación de datos.

La evaluación de datos se puede hacer manualmente o con la ayuda


de un software.

Como se muestra en la figura 7, los porcentajes se calculan y se


muestran gráficamente en las figuras 8, 9 y 10.

Figura 7. Evaluación de datos

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


Los tamices vacíos se pesan antes y, conteniendo las fracciones
respectivas, después del proceso de tamizado. La diferencia
corresponde al peso de cada fracción. Si estos se ponen en relación
con el peso total de la muestra, se puede calcular el porcentaje de
cada fracción. Este método tiene la ventaja de que, debido a la
ausencia de dimensiones, el tamizado se realiza
independientemente de la densidad o masa del material de la
muestra. La diferencia entre la muestra pesada y la suma de las
fracciones individuales se denomina pérdida de tamiz. Si esto es
más del 1% de la cantidad de alimentación, DIN 66165 estipula que
el análisis del tamiz debe repetirse. Los porcentajes en masa de las
fracciones se pueden mostrar gráficamente como histogramas
(figura 8). En el ejemplo, las fracciones más grandes se pueden
encontrar entre 250 micras y 500 micras con 32%. Al sumar a partir
de las fracciones únicas y mediante la interpolación entre los puntos
de medición, se obtiene la curva de distribución acumulada Q3
(figura 9).

Figura 8. Porcentajes en masa de las fracciones se muestran


gráficamente como histogramas
Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba
Figura 9. Curva de distribución acumulada Q3

La curva de distribución acumulada ayuda a determinar una


variedad de propiedades de muestra. Al observar, por ejemplo, el
tamaño de partícula de 250 micrones, el valor correspondiente del
36% se puede leer fuera del eje y. Esto significa que el 36% de la
muestra total es menor a 250 micrones (figura 10). Para determinar
la mediana Q3 (50) de esta distribución, el tamaño de partícula
correspondiente (330 micrones) se lee fuera del eje x. Esto significa
que el 50% de la masa de la muestra es menor o igual a 330
micrones. De esta manera se pueden determinar varios valores de
x(Q3) o Q3(x).

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


Figura 10. Analizando propiedades de la muestra

h) Limpieza y secado de tamices de prueba.

Los tamices de prueba son instrumentos de medición que deben


tratarse con cuidado antes, durante y después del tamizado. De
ninguna manera se debe forzar la muestra a través de la malla del
tamiz durante el proceso de tamizado. Incluso un ligero cepillado
del material, especialmente a través de un tejido muy fino, puede
provocar cambios en la malla y dañar la malla del cable del tamiz.
Las partículas de malla cercana atrapadas en la malla del tamiz se
eliminan fácilmente girando el tamiz boca abajo y golpeándolo
ligeramente sobre una mesa. Para las partículas que no pueden
eliminarse de esta manera, se puede usar un cepillo de pelo fino
para cepillar ligeramente la parte inferior de la malla del tamiz.

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba


Figura 11. Tela de alambre dañada por cepillado incorrecto. Note
las irregularidades en ambos tamaño de apertura y forma.

Use un cepillo de alambre en un tamiz grueso Use cepillo de pelo en tamices finos

Figura 12. Limpieza de tamices

Laboratorio de Ing. II Ing. César Gutiérrez Cuba