You are on page 1of 4

El chile, picante o ají proviene de América central y del sur, pero actualmente

es cultivado en todo el mundo debido a sus cualidades terapéuticas y por su


sabor. Es una planta de 30 o 60 cm de altura. Tiene diferentes variantes, con
un sabor dulce, y sobre todo, con un sabor picante (caliente). El fruto es de
color rojo, verde o amarillo, con muchas semillas en el interior. Al estar maduro
se utiliza tanto para fines terapéuticos como culinarios. En la medicina naturista
la variedad de pimiento picante es llamada "cayena".

Su acción farmacológica: antiséptica, contiene una gran cantidad de vitamina C


y de betacaroteno, regula la circulación de la sangre, fortalece el corazón, las
arterias y los nervios, elimina dolores y abscesos, es un excelente remedio
contra el alcoholismo.

El consumo de este alimento incrementa la circulación periférica y disminuye


los valores de presión arterial, es rico en cantidades de vitamina C y A, y
contiene bioflavonoides, que son necesarios para el correcto crecimiento
celular y son contribuyentes de la elasticidad en la parte interior de los vasos
sanguíneos.

También es muy beneficioso para combatir catarros en parte porque sus


sustancias promueven a la transpiración y actúan como expectorantes,
abriendo los conductos nasales y los pulmones, consumiéndolo regularmente
este alimento, puede reducir los dolores de garganta al menos por 3 horas y
para ello se puede realizar un spray preparado con una cucharada sopera de
alcohol de 80 grados, otra cucharada sopera de agua mineral y una cucharada
de té de ají en polvo.

Los principios activos de sus sustancias además limpian y descongestionan los


conductos nasales. Debe tenerse mucho cuidado ya que puede dar lugar a
irritación del sistema digestivo y sobre todo de úlceras.

En forma de polvo, el chile picante se usa para curar heridas rápidamente. Una
fina capa de polvo de pimiento de la herida limpia destruye los gérmenes y
acelera su proceso de curación.

Otra aplicación externa es el relacionado a la descongestión nasal. Si


añadimos una pequeña cantidad de polvo de chile en un vaso de agua, lo
removemos bien, y luego se aplica directamente a los orificios nasales, ésto
hará que la infección desaparezca más rápido. El chile picante es un recurso
excepcional para curar las infecciones a nivel de los dientes y encías,
eliminando los dolores e inflamaciones.

El tratamiento es más sencillo al aplicar pimiento picante en polvo en el cepillo


de dientes y luego cepillar suavemente las zonas respectivas.

El chile utilizado en fricciones ayuda a restablecer la circulación sanguínea y


aliviar los dolores debido al reumatismo, y las neuralgias.
USOS MEDICINALES

Es usado para combatir los dolores producidos por la artritis reumatoide y


osteoartritis.

Consumir ají provoca la producción de endorfinas que producen satisfacción y


bienestar

Es usado para combatir la parasitosis intestinal, triturando el fruto en agua, se


filtra y el líquido resultante, mezclado con agua tibia, se usa en lavativas por las
noches.
También en las infecciones de la piel, heridas, se tritura el fruto seco, y se
coloca sobre las heridas que no estén abiertas y se cubre.
A nivel del estómago, el ají, ayuda a eliminar las bacterias presentes.
La masticación de las hojas contribuye con la producción de leche.
La aplicación de las hojas con aceite sobre los abscesos abiertos.
Gracias al contenido de capsaicina, es recomendado para personas que
presentan riesgos de infarto, gracias a su contenido de capsaicina, que es un
anticoagulante natural.

Tiene usos en la odontología, como por ejemplo colocar una semilla sobre la
pieza causante de dolor.

Para el consumo del preparado en el tratamiento de la parasitosis intestinal,


probar que no sea picante.

El ají es usado principalmente a nivel mundial como condimento en la


gastronomía, en la preparación de diversos platos.
COMPUESTOS DEL AJÍ
Capsaicina, lípidos, carbohidratos, proteínas, vitaminas A, B y C.

El elemento responsable del picor del ají es la capsaicina, que se encuentra


concentrada en las semillas y membrana del fruto.

La capsaicina es empleada en la elaboración de medicamentos para dolores


musculares.
BENEFICIOS DEL AJÍ

El ajíes un alimento popular el cual se puede utilizar como condimento en otro


alimento o más bien como un fruto. Viene de una planta que la llamamos
hortaliza la cual se cultiva en este país. En algunos otros países lo llaman chile,
es de gusto picante causando un ardor al consumirlo , existen de distintos
colores rojo , amarillos, verdes , de diferentes tamaños y algunos son más
picantes que otros.

ahora basándonos en el área científica el ají contiene una sustancia que es


conocida como capsaicina , este compuesto se une a los receptores del dolor
de la boca y garganta , estos se activan , mandándole una señal al cerebro de
que algo caliente se está consumiendo de ahí explicamos la sensación de calor
al comer el ají , luego la respuesta que nos da nuestro cerebro es el aumento
del ritmo cardiaco y liberando endorfina , dándonos como síntomas sudor y
rubicundez.
Comprendiendo como funciona nuestro sistema al alimentarnos con el ají,
veremos los beneficios que nos brinda a nuestro organismo.

El principal compuesto que se utiliza es la capsaicina que es para elaborar


medicamentos que alivian el dolor , reduciendo la sensibilidad del sistema
nervioso, un ejemplo de ello es para el tratamiento de artritis reumatoide que es
una enfermedad que causa mucho malestar y dolor ya que es una inflamación
de las articulaciones afectando frecuentemente a las rodillas , muñeca , dedo
de las manos y tobillos.

Otro beneficio de gran importancia es la capacidad termogénica la cual hace


que nuestro cuerpo entre en calor y por lo tanto quemamos más grasas y
calorías reduciendo el apetito. Siendo un tratamiento natural para los que
quieran reducir su masa corporal. También es usado para infecciones
gastrointestinales ya que elimina bacterias del estómago ,teniendo cuidado
en personas que tengan problemas de estómago ya que el ají es un alimento
irritante que puede empeorar el cuadro en caso de que tenga algún problema
estomacal como ulceras .y como dato extra otro aspecto positivo es que ayuda
al pancrea a secretar más insulina

otro método de usarlo es directamente moliendo las semillas , pudiéndose


aplicar en la piel en caso de artritis o picadura y también en resfriado
bronquiales a excepción de las personas que cursen problemas dermatológicos
ya que podría irritar más aun la piel pudiéndole causar heridas.

por ultimo lo más importante reduce la posibilidad de tener cáncer , aquí la


capsaicina también cumple un rol fundamental , el cual esta se une a las
proteínas de la mitocondria específicamente cancerígena lo que le permite a la
capsaicina ser selectiva pudiendo matar así a las células cancerígenas y no
solo estas si no también que mueren junto con ellas las células que se
encuentren alrededor del tumor ya sean buenas o malas.

podemos decir que el ají no es solo un alimento sino que también podemos
utilizarlo como medicamento para aliviar el dolor y para prevenir el cáncer o
más bien usarlo como tratamiento.

Hombres que comen mucho ají tienen mayor presencia de hormona


sexual

Un estudio en Francia halló una relación directa entre el consumo de alimentos


picantes con la producción de testosterona.

Un estudio en Francia halló que los hombres que disfrutan de las comidas
picantes tienen en el organismo mayor nivel de testosterona, la principal
hormona sexual masculina.

El trabajo de la Universidad de Grenoble halló correlación entre el disfrute de


comida picante y los niveles de la hormona sexual. La concentración de
testosterona está ligada a las características que definen al "machos
alfa", entre ellas el alto deseo sexual.

"Los resultados muestran un nexo entre la testosterona y la capacidad para


tomar riesgos en los campos financiero, sexual y de comportamiento (…) En
este caso, nos referimos al placer por tomar riesgos", explicó
al Telegraph inglés la doctora Laurent Begue, coautora del estudio.

En el estudio participaron 114 hombres de entre 18 y 44 años a los que les


gusta la comida picante. Todos ellos comieron un puré de papas con ají antes
de evaluar el grado de picante de una serie de platillos.

Los investigadores tomaron pruebas de saliva de cada uno de ellos y hallaron


que quienes consumieron voluntariamente más ají tenían mayor nivel de
testosterona en el organismo. No se halló ningún resultado referente a la sal.