You are on page 1of 7

GUION SOBRE LA CONQUISTA DE MÉXICO EN ESPAÑOL.

PERSONAJES:

Narrador Diana  Francisco Hernández de Córdoba


Karla Ingrid

 Jerónimo de Aguilar Karla Ingrid


 Los mexicas Leonela
 Habitantes de Veracruz Karla Ingrid
 Los Macehualtin Leonela
 Moctezuma Xocoyotzin Karla Ingrid
 Los Pipiltin Leonela
 Españoles Karla Ingrid
 Diego Velázquez Leonela
 Huitzilopochtli (Dios de la Guerra)
 Hernán Cortes Leonela Karla Ingrid

 Malinche Leonela  Habitantes de Altépetl Karla Ingrid

 Cuauhtémoc Leonela  Señor de Azcapotzalco Karla Ingrid

Narrador: El pueblo mexica vivía en un lugar llamado Aztlán cuyo significado era “Lugar de
blancura”. Su Dios de la Guerra Huitzilopochtli en el año 1111 d c. Les pidió que marcharan de
allí y que se asentaran en donde encontraran a un águila devorando una serpiente encima de
un nopal de acuerdo a sus creencias. Y asi se asentaron en un islote al poniente del lago de
Texcoco en el año de 1325.
--Mexicas.- ¡Miren allí está la señal de nuestro Dios¡ (Con asombro)
--Mexicas.- Este es el lugar indicado, aquí edificaremos nuestra ciudad a la que llamaremos México-
Tenochtitlán. (Afirmando)
Narrador: Al relacionarse con los habitantes que allí vivían tuvieron que pagar tributo al
poderoso señor de Azcapotzalco quien era la máxima autoridad.
--Señor de Azcapotzalco.- Si quieren permanecer en este lugar deben pagar tributo, si no váyanse
(Con voz autoritaria)
Narrador: Por mucho tiempo pagaron el tributo acordado pero en 1428 se liberaron de ese
señorío y comenzó su ascenso. Para 1430 se formo la triple alianza conformada por Texcoco,
Tlacopan y Tenochtitlán; esta última en menos de un siglo domino diversas regiones de
Mesoamérica.
Huitzilopochtli les encomendó además lo siguiente.
--Huitzilopochtli.- Deben mantener vivo al sol y para ello le ofrecerán corazones humanos porque es
el astro más importante y al que deben venerar pues ustedes son “el pueblo del sol” (Con voz fuerte)
--Mexicas.- Si señor como usted lo ordene, prepararemos todo para la ofrenda y por la mañana la
llevaremos a cabo (con entusiasmo)
Narrador: Con los sacrificios humanos y la ofrenda pedían bienestar, riqueza y abundancia de
alimentos. La música, la danza y el canto acompañaban las ceremonias de tipo religioso.
--Mexicas.- ¡Vamos a la guerra¡ dominemos otros territorios, tenemos que conseguir esclavos para
los sacrificios y asi poder ofrendar a nuestro astro rey (Con voz fuerte y firme)
Narrador: Llegaron a otro pueblo y sus habitantes temerosos les expresaron lo siguiente.
--Habitantes de Altépetl.- Tomen el oro, la plata, el jade, ¡déjennos en paz¡ (Con voz temerosa)
--Habitantes de Altépetl.- Si, lleven estas plumas, las pieles de animales, el cacao y algodón
cosechado, y estos hombres para que les ayuden en la construcción de sus edificios.
Narrador: La sociedad mexica basaba su economía en el comercio, su capacidad militar y
estratégica les permitía dominar.
Se dividía en dos grupos: los Macehualtin y los Pipiltin.
--Macehualtin.- Somos campesinos, comerciantes y esclavos (Con voz fuerte)
--Pipiltin o nobles.- Estamos formados por gobernantes, sacerdotes y jefes del ejército y el clero.
Tenemos muchos dioses por eso nuestra religión es politeísta.
Narrador: Mientras los mexicas se pasaban la vida conquistando pueblos y convirtiéndose en
un imperio poderoso. En España Diego Velázquez organizaba a su gente para hacer
expediciones hacia América lugar que habían descubierto.
--Diego Velázquez.- Organizaremos expediciones hacia América pues se comenta que es un lugar
de muchas riquezas. (Con voz motivante)
--Francisco Hernández de Córdoba.- ¡Vallamos pues mi señor¡
Narrador: De esta manera se embarcaron hacia América y asi descubrieron Cabo Catoche y
Campeche. Para 1518 Juan de Grijalva con la segunda expedición descubrio un rio que
llevaría su nombre.
Allí conocieron a los enviados de Moctezuma emperador Mexica.
La tercera expedición estuvo al mando de Hernán Cortez quien se embarco sin permiso de
Velázquez; en Cozumel encontró al religioso Jerónimo de Aguilar.
--Hernán Cortes.- ¿Quién eres tú?
--Jerónimo de Aguilar.- Soy Jerónimo de Aguilar religioso de este lugar y te guiare apoyándote para
que puedas comunicarte con los pobladores (Con voz fuerte)
--Hernán Cortes.- Muchas gracias ¡Vamos pues¡ (Con voz de entusiasmo)
Narrador: Cuando llegaron a Tabasco se relaciono con los nativos de ese lugar, estos le
entregaron 20 esclavas entre las cuales estaba Malinali a quien los españoles le llamaron
Marina o Malinche y al igual que Jerónimo se convirtió en interprete.
Con el tiempo Malinche se convirtió en compañera de Hernán Cortes.
Al llegar a Veracruz ocurrió lo siguiente
--Hernán Cortes.- Este lugar me agrada, ¿Cómo se llama? (Con voz fuerte)
--Malinche.- Es Veracruz mi señor (con voz fuerte)
--Hernán Cortes.- ¡Pues desde hoy se llamara La Villa Rica de la Veracruz¡ (Con voz entusiasta)
--Habitantes de Veracruz.- Desde hoy tu Hernán Cortes serás el Capitán General de este lugar (con
voz firme)
Narrador: Cortes se interno tierra adentro con el fin de llegar a México, en Cempoala se alió a
los Totonacas, el pueblo de Tlaxcala se le unió, sometió otros pueblos y llego a Iztapalapa.
--Hernán Cortes.- ¡Qué hermoso lugar¡ ¿En dónde estamos? (Admirado y cuestionando)
--Jerónimo de Aguilar.- En Iztapalapa mi señor (Respondiendo con voz firme)
--Hernán Cortes.- ¿Y ese lugar que se mira a lo lejos? (Preguntando)
--Jerónimo de Aguilar.- Es la bella ciudad de Tenochtitlán (Con voz entusiasta)
--Malinche.- Es el poderío más grande de la región, su emperador es Moctezuma; han dominado
varios pueblos y ese que se ve allá es el palacio de Axayácatl su aposento.
--Hernán Cortes.- En marcha tengo que conocer a Moctezuma (con Voz fuerte)
--Jerónimo de Aguilar.- Si mi señor (con voz fuerte)
Narrador: En Tenochtitlán Cortes fue recibido con honores y alojado en el palacio de
Axayácatl.
--Moctezuma.- Bienvenido seas a esta mi morada, dime ¿Quién eres tú?, ¿Cuál es el honor de tu
visita? (con voz fuerte)
--Hernán Cortes.- Soy Hernán Cortes vengo de España un lugar muy lejos de aquí, esta es mi mujer
Maliche y el Jerónimo de Aguilar mi interprete (Con voz fuerte y firme)
--Moctezuma.- Pues entonces también bienvenidos sean (Entusiasmado)
Narrador: Moctezuma no imaginaba las intenciones de Hernán Cortes, les rindió tributo, les
alojo en su palacio y le pagaron con traición al tomarlo como rehén y apoderarse de su
imperio.
Los españoles obligaron a los indígenas a reconocer como soberano al Rey de España Carlos
I. e impusieron la religión católica. Cortes cumplió su trabajo y regreso a España.
Pedro de Alvarado Organizo un terrible ataque contra el pueblo Mexica; Cortes a su regreso
de España obligo a Moctezuma para que calmara a su pueblo pero solo logro su rechazo.
--Hernán Cortes.- Moctezuma ¡te exijo que calmes a tu gente, que los controles pues desde hoy todo
cambia y deben aceptarlo¡ (Con voz fuerte y ordenando)
--Moctezuma.- No podrás contra ellos, te derrotaran y tendrás que irte de aquí (Con voz de enojo)
Narrador: La noche del 30 de Julio de 1520 murió Moctezuma y Cortes se vio obligado a huir,
fue descubierto y al verse perseguido por el pueblo Mexica Cortes se lamento hasta llorar
pues habían muerto muchos españoles. A este episodio se le conoce como LA NOCHE
TRISTE.
--Hernán Cortes.- ¡Vamos¡ prepararemos el ataque desde la Villa Rica de la Veracruz. Necesito
armas, caballos y hombres para reforzar nuestro ejército (Con voz fuerte ordenando)
Narrador: Los españoles contaron con otro gran aliado que les ayudaría a derrotar al pueblo
Mexica: la Viruela, enfermedad desconocida para los indígenas y principal causa de la
conquista ya que cientos de Mexicas murieron por una epidemia de viruela que había sido
llevada a Tenochtitlán por indígenas caribeños y esclavos africanos de las tropas españolas.
En Mayo de 1521 los españoles incomunicaron Tenochtitlán y el suministro de agua que los
abastecía, los mexicas resistieron el sitio por tres meses más, pero el 13 de Agosto del mismo
año apresaron a Cuauhtémoc sucesor de Moctezuma y a los señores de Texcoco y Tlacopan.
--Españoles.- Tú eres Cuauhtémoc y tienes que decirnos donde está el tesoro de Moctezuma (Con
voz fuerte y ordenando)
--Cuauhtémoc.- Yo no tengo ningún tesoro déjenme en paz (Con voz temerosa implorando piedad)
--Españoles.- No te creemos. Mi señor, no quiere decirnos nada (Con voz firme)
--Hernán Cortes.- ¿No quiere hablar? ¡Entonces tortúrenlo hasta que confiese¡ (Preguntando y con
voz cruel)
--Cuauhtémoc.- ¡Ay, Ay¡ ¡No, No¡ déjenme yo no sé nada. Déjenme, déjenme. (Con voz temerosa
implorando piedad)
Narrador: Torturar a Cuauhtémoc fue inútil pues el oro que buscaban los españoles había sido
arrojado a la laguna días antes de su rendición.
Con la caída de Tenochtitlán comenzó la historia de la Nueva España que es como los
españoles llamaron a este territorio.
En 1522 Cortes recibió el título de Capitán General y Gobernador de la Nueva España.
Consultado: 9 de octubre de 2018. Disponible en: http://florecic.blogspot.com/2012/08/guion-sobre-la-conquista-de-mexico.html
LA MALINCHE (MALPENSADORA CRÍTICA)

Malinche: Ángela

Cortez: Iván

Catalina: Brisa

María: Martina

Ana: Carla

Moctezuma: Gerardo

Narrador: La Malinche o Doña Marina (c. 1502 - c. 1529), fue una mujer nahua del Golfo de
México que jugó un papel importante en la conquista española del imperio Azteca. La Malinche sirvió
de intérprete, consejera, amante e intermediaria de Hernán Cortés. En 1519, fue una de las veinte
mujeres esclavas dadas como tributo a los españoles por los indígenas de Tabasco, convirtiéndose
así en amante de Cortés y dando a luz a su primer hijo, Martín, quién es considerado uno de los
primeros mestizos
La reputación de La Malinche se ha ido modificando durante los últimos años, algo que se debe a
que su figura histórica se ha ido mezclando con leyendas aztecas (como la de La Llorona, mujer que
llora por sus hijos perdidos).
Escena 1
(Cortez camina por un pasillo mientras un indigente se acerca a Cortez)
- Ana: Su merced, le ha llegado este mensaje (le entrega una carta de motejó)
-Cortez: (lee el mensaje ve que se acerca malinche y le dice:) Vete yo te volveré a llamar (Sale de la
escena)
-Malinche: Estas ocupado (con tono convincente)
-Cortez: No al contrario (Guarda la carta y le entrega una bolsa con varias joyas dentro) espero que
sean de su agrado
Escena 2
(La malinche abre la bolsa y empieza a esculcar de ella las valiosas joyas)
Ana: (en silencio llega detrás de la malinche) Otra vez le da oro
Malinche: qué manía la tuya de aparecer así (en tono de enojo)
Ana: Ese hombre no te da amor verdadero
Malinche: Él me quiere, me da regalos (Con tono de grandeza y enamorada)
Ana: Por eso estas con él
Malinche: Si, por que a la falta de él yo tomare su lugar y todos me servirán
Ana: cual grande es tu traición, traicionar a tu pueblo, a tu gente, solo por poder.
Malinche: Para eso he estado con él, para eso le he dado hijos
Ana: Los que te ha quitado y mandado a su país
Malinche: Ya déjate de meterte en lo que no te incumbe
(Se salen de la escena)
Escena 3
(Entran Valladolid y Melisa)
Melisa: (En tono disgustado) No sé por qué tenemos que estar en este horrible lugar, rodeados de
indios y esclavos
Valladolid: (En tono de aclaración) Estamos aquí por nuestra voluntad, nadie nos trajo a la fuerza
Melisa: (En tono de reclamo) Tu a mi si
Valladolid: Mira ya sabes que a mí no me gustaba vivir allá bajo esas normar y reglas que tenemos
que cumplir. Aquí en cambio somos libres, al principio si se nos va a hacer complicado ya que somos
extranjeras para estas personas pero con el tiempo nos vamos a acostumbrar a ellos y ellos a
nosotros
Melisa: (En tono disgustado) si con la única diferencia es que allá si teníamos vida social, amigos
Valladolid: ya no te preocupes mira…
Melisa: (la interrumpe con tono dramático) que no me preocupe, allá estábamos seguras con techo y
comida, aquí no tenemos nada

Escena 4
Narrador: Cortés se queda a la Malinche por su valor como intérprete entre el idioma maya y
el náhuatl, ocupándose Jerónimo de Aguilar (náufrago español que había estado cautivo y que fue
rescatado por Cortés en Cozumel) de la traducción maya-español. Así, con el uso de tres lenguas y
dos intérpretes, se llevaron a cabo todos los contactos entre españoles y mexicas, hasta que Ana
aprendió castellano.
(Moctezuma recibe a Cortés Moctezuma con su séquito sale a recibir a Cortés y a sus
acompañantes vestidos como turistas estadunidenses, borrachos de Cancún. Malinche joven
traduce.)
Cortés: Is he Moctezuma?
Malinche: Yes.
Moctezuma: Ya a la tierra tú has llegado. Has arribado a tu ciudad, México. Aquí has venido a
sentarte en tu solio, en tu trono. Oh, por breve tiempo te lo reservaron, te lo conservaron los que ya
se fueron, tus sustitutos.
Cortés: ¡Ya, Malinche, habla! ¿Qué tanto dice?
Malinche: Que ya estás aquí.
Cortés: Of course. I'm here ...
Malinche: Que has llegado a tu ciudad.
Cortés: My city? Are you sure?
Malinche: Yes.
Moctezuma: Los señores reyes, mis antepasados, oh qué breve tiempo tan sólo guardaron para ti,
dominaron la ciudad de México. Bajo su espalda, bajo su abrigo estaba metido el pueblo bajo.
Malinche: Que te la han guardado él y los demás reyes, sus antepasados.
Cortés: Bien, muy bien. ¿Qué más?
Moctezuma: ¿Han de ver ellos y sabrán acaso de los que dejaron, de sus pósteros? ¡Ojalá uno de
ellos estuviera viendo, viera con asombro lo que yo veo! Yo el residuo, el superviviente de nuestros
señores.
Malinche: (A Moctezuma) No entiendo qué es eso de residuo, ni de pósteros.
Moctezuma: No es que yo sueño, no me levanto del sueño adormilado; no lo veo en sueños, no
estoy soñando. ¡Es que ya te he visto, es que ya he puesto mis ojos en tu rostro!
Malinche: (A Cortés) Que no puede creer lo que ve. Que piensa que está soñando.
Moctezuma: Ha cinco años, ha diez días yo estaba angustiado: tenía fija la mirada en la Región del
Misterio. Y tú has venido entre nubes, entre nieblas. Como que esto era lo que nos iban dejando
dicho los reyes, los que rigieron, los que gobernaron: Que habrías de instalarte en su asiento, en su
sitial, que habrías de venir acá. Pues ahora se ha realizado.
Cortés: ¿Por qué habla tanto?
Malinche: Es que así es su lengua. Como un canto, como un poema. Dice que ya presentía tu visita,
que lo habían dicho sus reyes. Que ésta es tu tierra. Que tomes posesión de sus palacios.
Cortés: ¿Mi tierra? ¿Mis palacios? ¿O sea que todo es mío?
Malinche: No te confundas. Es una cortesía. Así hablan los mexicanos. "Mi casa es su casa." Así
dicen. Dicen: "la casa de usted", y hablan de su casa.
Cortés: No trates de engañarme.
Malinche: Es una cortesía. Es una forma figurada de hablar.
Moctezuma: Ya tú llegaste con gran fatiga, con gran afán viniste. Llegas a la tierra. Ven y descansa.
Toma posesión de tus casas reales. Da refrigerio a tu cuerpo. ¡Lleguen a su tierra, señores nuestros!
Cortés: Mi tierra, mis palacios, mi trono. Yo haré que eso sea verdad. Dile que ya entendí todo. Que
ya termine esto. Que me lleve a mi trono, a mi palacio.
Moctezuma: (A Malinche) ¿Qué dice él, Malinche? ¿Qué dice? ¿Hay dicha en su corazón?
Malinche: (A Moctezuma) Sí. Está contento. Pero ten cuidado con tus palabras. Ten cuidado. Las
palabras tienen doble significado

Consultado: 9 de octubre de 2018. Disponible en http://ladulceros.blogspot.com/2015/03/parte-del-guion-de-la-obra-de-teatro.html