You are on page 1of 2

HISTORIA DE LA ASTRONOMIA

Internet y la astronomía

Los astrónomos han utilizaron Internet desde sus orígenes, mucho antes de que llegara al
gran público, cuando era una forma rudimentaria de comunicación, hace más de veinte
años. Posteriormente, con la explosión de la "web", se ha potenciado y extendido su uso
en esta y en todas las ciencias.

Generalmente, los observatorios astronómicos están situados en lugares remotos, por lo


que la comunicación es esencial. Por otro lado, los elevados costes de los proyectos
requieren la colaboración de varios países, y los medios proporcionados por Internet lo
hacen posible. Además, el elevado número de imágenes digitales tomadas por telescopios
terrestres y espaciales, ha permitido la creación de archivos accesibles a través de la red,
especialmente, el contenido proporcionado por las agencias espaciales NASA y ESA.

La divulgación de imágenes y datos astronómicos se justifica plenamente por la curiosidad


que suscita la astronomía. Además, la calidad de las fotos contribuye de forma decisiva a
su popularidad. Por ejemplo, la campaña de observaciones que tuvo lugar en julio de 1994,
con motivo del impacto del cometa Shoemaker-Levy con Júpiter fue impresionante. Nunca
un acontecimiento astronómico había sido divulgado de forma tan rápida y eficaz.

Después, la distribución de imágenes de Marte proporcionadas por la misión Pathfinder


saturó ciertos servidores de información por el elevado número de accesos.

Prácticamente todos los observatorios tienen sistemas de información sobre Internet. En


ellos es posible encontrar una descripción detallada de los instrumentos, los planes de
observación y las observaciones realizadas. Se está investigando sobre nuevas formas de
observación remota, que permitan cierta interacción con el telescopio en tiempo real.
La fotografía en la observación astronómica

La fotografía astronómica o astrofotografía es una apasionante técnica que permite captar


las imágenes de los cuerpos celestes. El uso de la fotografía en la astronomía ofrece una
serie de ventajas respecto a la observación a simple vista.

La astrofotografía permite captar aquellas radiaciones de intensidad demasiado débil para


poder ser percibidas por el ojo humano. Para ello es preciso realizar una exposición por un
tiempo considerable. Igualmente, y gracias al uso de filtros interferenciales, se pueden
obtener fotografías bajo la luz de algunas líneas espectrales, obteniendo datos sobre la
composición de su fuente originaria de luz.