You are on page 1of 1

DESDE EL CORAZÓN DEL PASTOR

"Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová;
porque en su paz tendréis vosotros paz." Jeremías 29:7

Muchas veces nos quejamos de la situación actual de nuestro país, volcamos toda la crítica hacia los
gobernantes y autoridades, pero ¿cuál es nuestro aporte a la sociedad? ¿qué responsabilidad tenemos
como creyentes en las cosas que suceden actualmente?
La Palabra de Dios nos invita hoy a orar por la ciudad en la que vivimos y por nuestro país, ya que la
situación por la que esté pasando nos afectará de manera directa a nosotros y a nuestros hijos.
Debemos también pedir por las autoridades para que Dios les de sabiduría para gobernar con justicia, pues
están allí porque Dios lo ha permitido (Daniel 2:21), y sólo Él puede hacer justicia si abusan de la posición
concedida.
No podemos quedarnos quietos ante los terribles sucesos que se ven a diario, Dios nos enseña a ser
sensibles al dolor ajeno, a ser luz en medio de la oscuridad, por esto la urgencia de clamar por las
autoridades civiles y militares así como también predicar el evangelio de la verdadera paz por medio de
Jesucristo.
Si somos testigos fieles de Jesús seremos llevados ante estos mismos gobernantes a dar testimonio,
¿Estamos preparados para dar razón de la verdad y de nuestra fe ante la sociedad y aún ante los
gobernantes de nuestra nación?

Hay bendiciones maravillosas cuando obedecemos los mandatos de Dios. Procura que allí donde estas
haya paz si de ti depende, muestra el carácter de Cristo sin importar el escenario que te está tocando vivir.
Y ruega en oración, con ruego sincero, que Dios prospere en paz el lugar donde estas, porque de allí
también vendrá la paz y la bendición para ti.

DECLARACION: Yo soy instrumento de paz sin importar el lugar donde Dios me envíe.

Necesitamos ser instrumentos de paz para poder realizar la labor evangelizadora, pacífica y tranquila, en un
mundo cambiante e indigente de la Palabra de Dios!. Necesitamos interceder en oración por los seres
humanos y los que nos gobiernan a nivel mundial: "En primer lugar, te ruego que ores por todos los seres
humanos. Pídele a Dios que los ayude; intercede en su favor, y da gracias por ellos. ora de ese modo por los
reyes y por los que están en autoridad, para que podamos tener una vida pacífica y tranquila, caracterizada
por la devoción a Dios y la dignidad".

Un asunto es importante, cuando estemos orando por la paz del mundo, debemos hacernos parte de la
soluciones y no de los problemas. Si procuramos la paz del lugar, la nación y el mundo en donde estamos,
tendremos paz también: "En otras palabras, debemos ser instrumentos de paz por donde quiera que
vayamos."

FRASE

Instrumentos de paz para beneficio de otros.