You are on page 1of 2

Área de Finanzas

La función financiera tiene como fin último incrementar el valor del negocio y
alrededor de éste, se deben definir sus estrategias. Conseguir el fin de la función
financiera, no es un trabajo aislado del gerente de finanzas, lograrlo es un hito
responsabilidad de todos en la organización mediante el cumplimiento de las metas
que cada uno tenga definidas.
Las responsabilidades del área de finanzas son:

 Controlar los resultados. Conociendo a dónde queremos llegar, Finanzas,


deberá vigilar y controlar los recursos, levantar la voz cuando las predicciones
de venta se encuentran por debajo de lo proyectado, por tanto, se deberán
hacer recortes a lo planeado, o por el contrario, indicar cuando las cosas se
encuentran por encima de lo definido, en cuyo caso, deberá tomar medidas
para el incremento de la inversión para que sustente lo no previsto.

 El presupuesto. Lo primero que deberá hacer es diseñar y controlar el


presupuesto con el que cuenta la empresa. A la hora de trabajar debe guiarse
única y exclusivamente por ese presupuesto, a la vez que se asegura de que
todos los departamentos cumplen con el presupuesto. Para ello monitoreará
que se cumpla y tendrá previstas diferentes situaciones en las que sea
necesario un cambio de presupuesto, como una serie de gastos extra e
inesperados, problemas relacionados con los vaivenes de la economía, etc. No
puede dejar nada al azar.
 Los procesos contables
Para tomar las mejores decisiones de cara al futuro del negocio es
imprescindible contar con toda la información necesaria, ya que de lo contrario
el área de finanzas corre el peligro de fallar. Y para ello debería registrar las
operaciones contables y datos financieros de forma que obtenga toda la
información actual del negocio para esa planificación y toma de decisiones. Lo
que no se registra en los procesos contables no se puede gestionar, sea para
bien o para mal, y genera unos desajustes que pueden salirle muy caros a la
compañía.
 La gestión de la información financiera
Toda la información financiera que queda registrada debe analizarse, y eso
también es tarea del área de finanzas de la empresa. Así, debe encargarse de
analizar a fondo la situación del negocio a través de la información presente en
el presupuesto, los flujos de fondos y los indicadores y análisis de costes. A
partir de ese análisis podrá planificar los objetivos a corto, medio y largo
plazo, diseñar la estrategia de pagos o inversiones, etc., cuestiones claves para
que la empresa siga creciendo y pueda hacer frente a escenarios negativos.
En general, el departamento financiero de una empresa cumple una función parecida
a la del corazón humano, el cual se encarga de distribuir la sangre en el cuerpo para
que ésta llegue a todos los órganos, células y tejidos.
El departamento financiero no distribuye sangre, pero sí el combustible necesario para
que el negocio garantice su continuidad y sostenibilidad en el tiempo: los recursos y el
flujo constante de dinero líquido que aseguran el pago de compromisos, la cobertura
de necesidades inmediatas y la financiación en general.
Obviamente, para cumplir con estas obligaciones no sólo es necesario apelar a virtudes
como la disciplina, la constancia, la gestión eficaz e inteligente y la visión de empresa.
También es importante que el departamento financiero se trace metas y objetivos que
le orienten sus esfuerzos hacia ese sentido.