You are on page 1of 14

INTRODUCCIÓN

A LA
APOLOGÉTICA
APOLOGÉTICA

APOLOGÍA

DEFENDER
1 Pedro 3:15

“sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad


siempre preparados para presentar defensa (apología) con
mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón
de la esperanza que hay en vosotros”
Colosenses 4:6

“Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para
que sepáis cómo debéis responder (apología) a cada uno.”

Hechos 22:1

“Varones hermanos y padres, oíd ahora mi defensa (apología)


ante vosotros.”
2 Timoteo 2: 24-25
“Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable
para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con
mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les
conceda que se arrepientan para conocer la verdad”

2 Corintios 10:5

“derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el


conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la
obediencia a Cristo”
UTILIDAD DE LA APOLOGÉTICA
Confirmar nuestra fe

Resistir los ataques de los incrédulos y escépticos dentro y


fuera de la iglesia
Dar testimonio de la verdad con más conocimiento

Influenciar e iluminar a la gente en una sociedad secular y


escéptica
ADVERTENCIAS PARA EL
APOLOGISTA
Un apologista puede llegar a ser frío e intelectual. Evite esto.
Mantenga el mensaje relevante y personal.

Argumentar a una persona para que acepte el mensaje no puede


reemplazar la convicción que da el Espíritu Santo. Podemos ganar
la batalla del debate, pero aún así perder la guerra por el alma de
la persona.
Un recital incompleto o inexacto de oídas evocará un rechazo
sarcástico y se convertirá en piedra de tropiezo en el campo de los
escépticos.
ALGUNOS CONCEPTOS ERRÓNEOS
ACERCA DE LA FE
FE CIEGA

Declaración falsa: el cristianismo es una fe ciega o suicidio


intelectual.
Verdad: La fe cristiana se basa en la evidencia, y Dios siempre ha
querido que sea de esa manera. El ha provisto suficiente evidencia
para sustentar nuestra fe: sus acciones, su palabra, la creación, los
milagros de Jesús, la resurrección, etc.
ALGUNOS CONCEPTOS ERRÓNEOS
ACERCA DE LA FE
Mateo 22:37
Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.

Punto: El corazón no puede realmente creer lo que rechaza la mente.

La fe cristiana va más allá de la razón, pero nunca en contra de ella.

2 Timoteo1:12
“Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo
sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi
depósito para aquel día.”
ALGUNOS CONCEPTOS ERRÓNEOS
ACERCA DE LA FE
FE SUBJETIVA

Declaración falsa: Si usted cree algo entonces es verdad para


Usted. Esa es su fe.

Verdad: No es el hecho de cuanto cree Usted en algo lo que lo


hace verdadero, sino creer en la verdad es lo que hace grande su
fe. El valor de la fe cristiana no radica en el creyente, sino en Aquél
en quien pone su fe. Jesucristo es el objeto de nuestra fe.
MITOS

Declaración falsa: Prácticamente no hay diferencia entre la


mitología griega y las historias cristianas.

Verdad: Los mitos nunca dicen tener testigos oculares como lo


hace el cristianismo: 2 Pedro 1:16, 1 Juan 1: 1-3, Lucas 1: 1-3, Hechos
1: 3 y 1 Corintios 15: 5,6.

Los apóstoles no trataron de convencer al público acerca de la


vida y muerte de Jesús, sino que apelaron al recordarles lo que
ellos mismos habían visto (Hechos 2:22 y Hechos 26: 24-28).
PRESUPOSICIONES FILOSÓFAS

Uno de nuestros desafíos de hoy es que el enfoque moderno de la


historia se basa en la presuposición filosófica que no hay Dios.

Los historiadores modernos que presumen que no hay Dios


consideran que los relatos de los evangelios (vida y obra de Jesús)
son inexactos debido a los milagros y eventos sobrenaturales.
El resultado es que muchas veces los escépticos modernos no
están debatiendo la fe cristiana desde una posición de
conocimiento o evidencia sino de presuposiciones que se niegan a
renunciar. Gran parte de las veces esto es un reflejo de su corazón
y no de sus mentes.
LA FE Y LA RAZÓN

Los demonios pueden ver las pruebas, pero no se


moverán por ella ya que están en contra de la
evidencia (Santiago 2:19).
La razón puede probar que Dios existe, pero no
puede convencer al incrédulo a creer en Dios.

La razón nos permite afrontar el incrédulo con la


evidencia de la verdad.
GRACIAS POR SU
ATENCIÓN