You are on page 1of 3

Los depósitos porfídicos ricos en oro son generados enlímites de

placas convergentes durante oinmediatamente siguiendo la


subducción de litosferaoceánica. Muchos de estos, como en Chile,
Perú yFilipinas, son partes de arcos vulcano-plutónicosrelacionados
con subducción, en los cuales los depósitosepitermales de oro son
también amplios. Por otra parte,sin embargo, incluyendo el Bingham y
Bajo de laAlumbrera (Tabla 1), depósitos porfídicos ricos en
oroformados en ambientes de back-arc, sobre los extremosde
buzamiento hacia abajo de inmersión poco profundade bloques
litosféricos.
Muchos depósitos porfídicos ricos en oro son generadosdurante
intervalos cuando los arcos están sujetos a períodos de débil
extensión, como en el Cerro Corona ylas Minas Conga en el norte de
Perú (Petford andAtherton, 1994), y Marte, Lobo, Refugio, y Cerro
Casaleen el cinturón Maricunga, al norte de Chile (Kay et al.,1994). Sin
embargo, los depósitos grandes de alto grado,en común con sus
contrapartes pobres en oro, son mástípicamente emplazados durante
compresión regional(Sillitoe,1998). La compresión puede ser un
producto desubducción de una cresta asísmica, como en
FarSoutheast (Yang et al., 1996), o colisión arco-continente,como en
Grasberg y Ok Tedi (Dewey y Bird, 1970). Enefecto, ocho depósitos
fueron emplazados en arcos yasea antes o después de los eventos
colisiónales (Tabla1). Sin embargo, el depósito gigante Bingham es
unaexcepción a esta generalización, debido a que este fuegenerado
inmediatamente en la extensión siguiendo untectonismo compresivo
prolongado (Presnell, 1997).

Los depósitos porfídicos ricos en oro están presentes enarcos de


cordilleras subyacidos por corteza continentalcomo también en arcos
de islas subyacidos también porcorteza continental u oceánica. Las
correlacionesestrictas entre los depósitos porfídicos ríos en oro
yambientes oceánicos y depósitos porfídicos ricos enmolibdeno y
ambientes continentales (e.g.Hollister,1975) son claramente inválidos.
Lasobservaciones no apoyan alguna relación clara entre losdepósitos
porfídicos ricos en oro y altos contenidosanómalos de oro en rocas
de corteza subyacente, comopropuso Titley (1990). Depósitos de
pórfido ricos en orose distribuyen en áreas plutónicas-volcánicas
por todo elmundo (Fig. 1); Ellos pueden estar aislados en
otrasprovincias de pórfidos cupríferos pobres en oro (e.g., DosPobres
en Arizona; Langton and Williams, 1982); Y losdepósitos de pórfido
adyacentes pueden tenercontenidos de oro marcadamente diferentes
(e.g.,Saindak; Sillitoe and Khan, 1977). Sin embargo, hay
unatendencia para depósitos de pórfido ricos en oro en
serconcentrados en cinturones geográficamenterestringidos, como el
cinturón de Cajamarca del norte dePerú, el cinturón de Maricunga del
norte de Chile, y laCordillera Central de Luzón, Filipinas.
Configuración volcánica
Los depósitos de pórfido ricos en oro se emplazancomúnmente en
aguas poco profundas de nivelescorticales (1-2 km) (Cox and Singer,
1988) y, de ahí,probablemente son asociados estrechamente
con rocascontemporáneas volcánicas. De hecho, la Tabla 1 revelaque
tres cuartas partes de los depósitos conservanrestos de secuencias
volcánicas contemporáneas. Lasrocas volcánicas son típicamente
andesíticas a dácticaso traquiandesíticas a latiticas
2
en composición y, dondelos relieves volcánicos se conservan
parcialmente, éstosconstituyen estratovolcanes. Sin embargo, la
existenciade complejos de flujo de domo
3
se puede inferir porencima de los depósitos de pórfido rico en
oro,especialmente aquellos asociados con magmatismofélsico. (e.g.,
Bingham; Waite et al., 1997)

Configuración estructural
Algunos depósitos de pórfido ricos en oro son localizadospor zonas de
fallas, mientras que muchos tienensolamente estructuras
relativamente subordinadas ensus inmediaciones próximas. El caso
anterior seejemplifica por Far Southeast, Guinaoang, Santo TomasII, y
Kingk.ing (Fig. 1; Cuadro 1), todos localizados a lolargo de 1500
km del sistema de fallas transformante defilipinas (Sillitoe y Gappe,
1984). Algunos depósitos depórfidos ricos en oro deducen para
extenderse a lo largode lineamientos que penetran profundamente
la corteza,por ejemplo, colina de Goonumbla y de Cadia en
ellineamiento de Lachlan River en Nuevo Gales del Sur,Australia
(Walshe y otros, 1995). Los depósitos enajustes compresivos tienden
a ocupar sitios dilatanteslocalizados, tales como el proporcionado por
elfallamiento de rumbo en el pliegue -y- cinturón cabalgadode
Grasberg (Sapiie y Cloos, 1995).

En resumen, sin embargo, no existe un marco estructuralespecífico


que favorezca la localización de depósitos depórfido ricos en oro. Más
bien, se obtiene la impresión deque son derivadas de los magmas
profundos capaces dealcanzar niveles superficiales apropiados para
lageneración de depósitos de pórfidos independiente alestado
estructural y a como esté preparada la cortezasuperior.

Edades y duración de los depósitos de pórfido


Los depósitos de pórfido ricos en oro, como los pobresen oro, son
predominantemente de edad Terciaria, con25 (64%) de los depósitos
en tabla 1 siendo del Miocenoo más joven. La juventud de muchos
depósitos seatribuye a las rápidas tasas de erosión en los
arcosvolcanoplutónicas, especialmente cuando prevalecen
losregímenes climáticos pluviales. La erosión esespecialmente rápida
en arcos compresivos por las tasasde elevación, tal como se
documenta en la vecindad deGrasberg 0.7 km / m.y.; (Weiland y
cloos,1996).