You are on page 1of 20

UNIDAD 1: FASE 2 - TRABAJO COLABORATIVO 1

COLABORATIVO

PRESENTADO POR:
FLOR ISBELIA CARREÑO – CÓDIGO:42.093.353
ENRIQUE SÁNCHEZ MOSQUERA – CÓDIGO: 8.115.823
SANDRA LILIANA LONDOÑO – CÓDIGO:
DAMASO MURILLO – CÓDIGO:
JESSICA ALEXANDRA LADINO – CÓDIGO.1.094.895.601

PRESENTADO A TUTOR:
HECTOR ALEXANDER SOLANO

GRUPO: 102039_75

CURSO:
GEOGRAFIA ECONOMICA

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA


UNAD
ESCUELA DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS, CONTABLES Y DE NEGOCIOS,
PROGRAMA DE ADMINISTRACION DE EMPRESAS
2019
Introducción.

Después de leer y analizar los contenidos de la Unidad 1 que se encuentra en el entorno


de conocimiento, sobre las diferentes teorías de localización, seleccionamos tres teorías
de la geografía económica, con las cuales desarrollamos el Cuadro 1 elaborando un
análisis comparativo con esas 3 teorías relacionando las diferencias, similitudes y
pertinencia de aplicación a Colombia y sus regiones. Cada integrante del grupo
colaborativo postula una problemática de índole regional y que se puede resolver a partir
de un proceso de regionalización (en donde se involucran más de 2 municipios o 2
departamentos). Reunimos datos básicos de reconocimiento, de conformación
departamental y necesidades de una región colombiana (Según las regiones del plan
nacional de desarrollo 2014-2018) para iniciar la construcción de los antecedentes de la
problemática expuesta. Según los contenidos del curso y otras fuentes bibliográficas
consultadas, cada estudiante analizo las problemáticas propuestas por todo el grupo
colaborativo y voto por una, y eligió una teoría que es pertinente para esta problemática
(debe sustentar las razones de escogencia). Todo el grupo colaborativo analizo los datos
de la problemática regional escogida y presento un documento de mínimo 3.500 palabras
y máximo de 5.000 palabras en donde se presentan los antecedentes de la problemática
escogida en la semana 6, para esto se guiamos del documento lineamientos para política
de regionalización anexo a la guía de actividades.

Objetivos
 Leer y analizar los contenidos de la Unidad 1 que se encuentra en el entorno de
conocimiento, descarga y analiza el cuadro 1.
 Documentarse en los contenidos de la unidad 1 y en internet sobre las diferentes
teorías de localización y selecciona tres teorías de la geografía económica, con las
cuales desarrolla el Cuadro 1 elaborando un análisis comparativo con esas 3
teorías relacionando las diferencias, similitudes y pertinencia de aplicación a
Colombia y sus regiones.
 Cada estudiante desarrolla el cuadro 2 en donde postula una problemática de
índole regional y que se puede resolver a partir de un proceso de regionalización
(en donde se involucran más de 2 municipios o 2 departamentos).
 Reúne datos básicos de reconocimiento, de conformación departamental y
necesidades de una región colombiana (Según las regiones del plan nacional de
desarrollo 2014-2018) para iniciar la construcción de los antecedentes de la
problemática expuesta en el punto 4.
 Consolidar el documento final Aplicando normas APA para la presentación de
trabajos, portada, introducción, objetivos, cuerpo del trabajo (cuadros 1, 2 y 3,
Introducción que contiene dos párrafos uno con el recuento de la parte teórica
(mínimo 3 teorías) y otro con el análisis de antecedentes regional), conclusiones
y referencias bibliográficas y lo coloca en el foro.
PROPUESTA CUADRO COMPARATIVO 1

TEORIA EN QUE DIFERENCIAS SIMILITUDES PERTINENCI


CONSISTE A DE
APLICACIÓ
N A
COLOMBIA
Y SUS
REGIONES
Teoría de una industria  El espacio En diversas Estas teorías
localización está situada es teorías de no son
industrial, donde están teóricament localización el pertinentes
por Alfred un mínimo e uniforme factor clave es el para regiones
Weber los costes desde una coste que como
del perspectiva implica la AMAZONIA,
transporte de topográfica distancia. INSULAR Y
materias y climática; LA PASFICA
primas y del  Las En la teoría de l porque su
producto materias ocalización de a forma de
final. Él primas ctividades agrari transporte del
seleccionó empleadas as de Von Thüne 80%, es
dos casos son, o bien n, seconsidera q fluvial.
especiales. esporádicas ue la distancia h
En uno el (localizadas asta el mercado r Sin embargo,
peso del en lugares epercute en la re resulta
producto del fijos), o nta delocalizació pertinente para
final es bien ubicua n. En la de regiones como
menos que el s localización la ANDINA,
peso de la (dispersas); industrial de EL CARIBE
materia  Se Weber, se Y LA
prima que considera considera que el ORINOQUIA,
entra la fija transporte porque la
fabricación la ubicación supone un coste infraestructura
del de los variable en vial del país
producto. centros de función del peso está
Éste es el consumo o y fragilidad de la concentrada
caso mercado; mercancía y de en gran parte
perdidoso  La la distancia en estas tres
del peso. En necesidad recorrida. En la regiones en
el otro el de teoría de los mención
producto del transporte lugares centrales
final es más de materias de Christaller, el
pesado que primas o concepto de
la materia productos “alcance” lleva
prima que acabados se implícitamente
requiere valora el coste del
transporte por costes transporte
Teoría es una variables en (según esta teorí
Modelo de hipótesis función de a, los precios au
renta general la distancia mentan con la di
agrícola, sobre la y del peso stancia hasta lle
por Johann distribución de la gar al“alcance
Von Thünen de los usos mercancía máximo”, punto
agrícolas del  Existencia en que ya es más
suelo. del “estado rentable buscar
La teoría de aislado” el bien o servicio
la constituido en otro lugar más
localización por una sola cercano).Obvia
de los suelo ciudad y su mente, la
tiene su “hinterland” evolución de los
origen en los agrícola; transportes ha
trabajos que  Ese “estado dado lugar a
hizo aislado” es cambios en
en Alemania una llanura laspautas de loca
en isotrópica, lización. Así, la l
1820 Johann es decir, un ocalización indu
Heinrich medio físico strial ha evoluci
von homogéneo; onado enparalel
Thünen, El  Hay un o al desarrollo d
estado único e los transportes,
aislado. Su sistema de desde unas prim
modelo transporte eras etapasindust
estudia las terrestre, riales marcadas
diferencias donde los por la
de renta con costes son localización en
respecto proporciona puertos y junto a
al mercado, les a la ríos navegables,
que viene a distancia; hasta épocas
ser un  Los posteriores de
paradigma agricultores localización más
para todas de este flexible gracias
las teorías estado se al ferrocarril.
posteriores. distribuyen
en el
Teoría del Esta teoría espacio de
lugar central de modo
por, Walter sistemas inte homogéneo,
Christaller nta explicar, practicando
a partir de una
ciertos economía
principios comercial y
generales, la totalmente
distribución racional
y (tienen infor
jerarquizaci mación, bus
ón de can el máxi
los espacios mo benefici
urbanos que o, acomoda
prestan n la
determinado producción
s servicios a a las
la población exigencias
de un área de la
circundante demanda
en un  Como en ot
espacio isótr ros modelos
opo. Para , el espacio
ello considerado
establece el es una llan
concepto de uraisotrópic
"lugares a (área
centrales" a llana, de
los puntos fertilidad
donde se uniforme,
prestan con reparto
determinado uniforme
s servicios derecursos
para la naturales, c
población de on equivale
un área ntes poderes
circundante adquisitivo
Partiendo de s y con un
un espacio funcionami
isótropo con ento
una equilibrado
distribución del
homogénea transporte);
de
la población  Cada ciudad
y del poder es
adquisitivo, concebida
el coste del como un
producto se lugar
incrementar central que
á en función puede
de los abastecer de
factores dist bienes y
ancia y servicios a
precio su entorno
del transport (obviándose
e. Del la función
mismo industrial);
modo la
capacidad de  Las
compra de la ciudades se
población de organizan
un producto jerárquicam
disminuirá ente (las de
en función nivel más
de su coste y bajo
por tanto de tienenfunci
la distancia. ones menos
Siguiendo especializad
este as; las de lo
razonamient s niveles má
o se deduce s altos, lasfu
que existirá nciones de l
un límite a os escalones
partir del inferiores
cual ya no más las pro
es rentable a pias de su ni
dquirir un vel jerárqui
producto o co);
servicio al
existir otro  Los bienes y
lugar más servicios se
próximo. distribuyen
desde cada
ciudad hacia
las de nivel
inferior
situadas en
su área de
influencia;

 El
hinterland o
área de
influencia
de cada
ciudad
viene
determinad
o por el
principio de
mercado
Cuadro 2

Problemática Regional
Sustentar las razones de Datos necesarios para la
seleccionada a partir de un Municipios involucrados
escogencia) construcción de los antecedentes
procesos de regionalización

La crisis política y económica que


 Es una problemática de vive Venezuela desde el 2012 hasta la
actualidad que nos afecta fecha a traído la masiva migración de
de una u otra sus ciudadanos, quienes han llegado al
La crisis política y eje cafetero y han desencadenado serios
económica que vive problemas sociales como:
Venezuela desde el 2012  Más personas en búsqueda de
hasta la fecha a traído la empleo.
masiva migración de sus  Mayor demanda del sistema de
Migración de venezolanos al eje ciudadanos, quienes han salud.
cafetero llegado al eje cafetero han  Adicionalmente, el
desencadenado serios desbordamiento en la demanda
problemas sociales de servicios de vivienda,
como más personas en educación, protección social,
búsqueda de empleo , agua y saneamiento.
mayor demanda del  Se calcula que hay unos 50 mil
sistema de salud y ciudadanos de ese país en el Eje
adicionalmente, el Cafetero. Para los cafeteros en
desbordamiento en la esta zona del país la mano de
demanda de servicios obra de los venezolanos era una
como salud, vivienda, esperanza, pero los cafetales
educación, protección siguen llenos de maleza y
social y agua y mucho café se está perdiendo
Risaralda, Quindio y Caldas saneamiento. porque no hay quién lo recoja.
Muchos migrantes que estaban
en estas zonas se han ido a la
ciudad generando un problema
de espacio público y de
vendedores informales, además
se ve con gran preocupación que
algunas de las mujeres se han
dedicado al trabajo sexual, pero
sobre todo las menores de edad
sumándose a esta problemática
con la que ya cuenta la ciudad”.
 En Armenia, voceros de los
gremios pidieron a las empresas
y negocios que contratan
personal, no abusar de la
necesidad de los venezolanos
que ha llegado a la región y
puedan ser explotados
laboralmente. Algunas de las
funciones que tendrá este
organismo serán articular
acciones a nivel municipal,
departamental, regional,
nacional e internacional, tanto
en el sector público como en el
privado, para la consecución de
recursos que contribuyan a la
atención integral de la
población migrante.
 No obstante, lo que sí ha dado
muestras de estar ganando
terreno en medio de serios
problemas humanitarios
que viven los venezolanos, es el
de la delincuencia común. La
fiscalía pidió que se consideren
políticas de prevención para que
los migrantes no apelen al delito
como alternativa de vida. La
Fiscalía también precisó que las
Tarjetas de Movilidad
Fronteriza que son expedidas
por Migración Colombia a
través de su página web,
realmente no constituyen un
mecanismo para lograr la plena
individualización. Tampoco
proporcionan canales de
comunicación con las
autoridades venezolanas. El
ente de control le pidió a la
Cancillería que se ponga a
disposición más personal de
Migración Colombia en las
oficinas regionales, con el fin de
que se puedan llevar a
cabo procesos de deportación
expeditos frente a estos
extranjeros capturados en
flagrancia.
 La seguridad ciudadana, se ha
visto afectada con la
participación creciente de
dichos inmigrantes en atracos y
hasta en actos terroristas
(relacionados con la guerrilla
del ELN);
 El mercado laboral ha
incrementado su oferta en el
mercado legal e ilegal, con
deterioro para los salarios de los
colombianos, especialmente en
tareas agrícolas y en áreas de
frontera;
 Los requerimientos de servicios
de salud se han incrementado
pues esa población de
inmigrantes viene desnutrida y
proclive a enfermedades
epidémicas (reviviendo brotes
hasta de sarampión).
 También resulta clave
considerar dentro de la política
pública para la migración
venezolana, el acceso a la
educación escolar de niños y
jóvenes, y la protección social a
su familia, facilitando la
integración de los hijos de
migrantes al sistema escolar
local y afiliación al sistema de
salud a través del empleo.
 El Estado deberá garantizar el
acceso con posibilidad de
tenencia a una vivienda
adecuada.
 Mucho de los migrantes
tuvieron que huir de su país y no
tuvieron la oportunidad de tener
un pasaporte y entraron a
nuestro país ilegalmente, ya que
para estas personas las puertas
para conseguir el sustento diario
es más mínimo porque no
pueden obtener un trabajo
donde pueden trabajar
legalmente y deben estar en la
clandestinidad para lograr
subsistir o en su efecto cuando
no tienen trabajo se encuentran
en la mendicidad, en las calles
de nuestra región viviendo de la
limosna.
Desarrollo del tema.

Migración de los venezolanos a Colombia, esta problemática la venimos enfrentado desde


el año 2012, ya que la economía de dicho país se vio afecta de gran manera, por su
gobierno, siendo un gobierno de dictadura en el cual las condiciones para un ciudadanos
de tener un calidad de vida digna era mínimo, dando las condiciones de subsistir día tras
día y su economía era más insostenible, se vieron en la obligación de emigrar a otro países
buscando una nueva oportunidad para sostener a sus familias, en busca de la esperanza
de mejorar su calidad de vida.
Gracias a ello en el eje cafetero actualmente habitan gran cantidad de venezolanos los
cuales están en busca de trabajo y de ganarse el sustento diario para sus familias.
Teniendo en cuenta que cuando está en otro país necesitas tener un documento válido que
te acredite para poder trabajar y mucho de ellos tuvieron que huir de su país y no tuvieron
la oportunidad de tener un pasaporte y entraron a nuestro país ilegalmente, ya que para
estas personas las puertas para conseguir el sustento diario es más mínimo por que no
pueden obtener un trabajo donde pueden trabajar legalmente y deben estar en la
clandestinidad para lograr subsistir o en su efecto cuando no tienen trabajo se encuentran
en la mendicidad, en las calles de nuestra región viviendo de la limosna.
Económico y social.
Colombia tendrá que destinar entre 0,23 y 0,41% de su PIB en el corto plazo para atender
a los migrantes venezolanos que huyen de crisis en su país, aunque bien gestionada la ola
migratoria puede darle réditos económicos a mediano y largo plazo.

Además, la migración desde Venezuela ha conllevado una demanda adicional de servicios


básicos en Colombia, como salud y educación, que pone presiones financieras en el corto
plazo y afecta a las poblaciones más vulnerables, como los indígenas y los niños, tanto
entre los migrantes como en las comunidades locales.
Esta masiva inmigración de venezolanos tiene múltiples explicaciones, destacándose las
siguientes:
1. escasez de alimentos en Venezuela (estimándose que la pérdida de peso per cápita
ha sido de unos 11kg, según la Encuesta sobre Condiciones de Vida en
Venezuela);
2. una drástica contracción de sus ingresos (pues el PIB-real ha perdido cerca de
50% de su valor durante el último quinquenio)
3. la carencia de oportunidades de empleo, ya que su sector petrolero ha bajado su
producción de casi 3 millones de barriles por día (bpd) a 2 millones bpd.
Actualmente, el FMI estima que la inflación ha llegado a ritmos del 653%
acumulado año (equivalente 54% mensual), superando así la definición de 50%
mensual equivalente a la hiperinflación alemana de principios del siglo XX, lo
cual ha elevado los niveles de pobreza de 28% hacia cerca de 85% en la última
década.
En esta nota analizaremos las implicaciones que todo esto está teniendo para Colombia,
en especial el eje cafetero, particularmente en los frentes de:
 seguridad ciudadana, donde se ha visto participación creciente de dichos
inmigrantes en atracos y hasta en actos terroristas (relacionados con la guerrilla
del ELN);
 presiones sobre el mercado laboral de Colombia, incrementando su oferta en el
mercado legal e ilegal, con deterioro para los salarios de los colombianos,
especialmente en tareas agrícolas y en áreas de frontera;
 requerimiento de servicios de salud, pues esa población de inmigrantes viene
desnutrida y proclive a enfermedades epidémicas (reviviendo brotes hasta de
sarampión).
Los venezolanos que han llegado a Pereira y su área metropolitana no solamente están
desplazando a la mano de obra local en los empleos legales y formales, sino también en
actividades delictivas asociadas con el negocio del micro tráfico y la distribución de
estupefacientes.
Político-institucional.
Colombia debería implementar ambiciosas políticas humanitarias que apuesten por los
derechos humanos y protejan a los más vulnerables, para enfrentar las corrientes de
migrantes venezolanos que salen de su país natal. Este fenómeno sin precedentes en
nuestra historia, que llega a dos décadas debido al establecimiento de la crisis social en
ese país, en el caso colombiano según Migración Colombia, entidad adscrita al Ministerio
de Relaciones Exteriores, empezando 2019 llega a 1,14 millones de ciudadanos, de los
cuales el 60% (695.496) son regulares y el 40% (479.247) irregulares.
Las consecuencias de la estampida venezolana a Colombia y a los países del sur, como
también la del triángulo de América Central, – Guatemala, Honduras, El Salvador – hacia
el norte, e incluso la de Haití, tanto para las sociedades de destino como para las de
partida, hacen imprescindible una respuesta conjunta de la comunidad de naciones
latinoamericanas, para que el impacto y los efectos de la migración sean positivos,
abordando el reto a partir de la regularización desde tres dimensiones para lograr la
inclusión: la integración, la multiculturalidad y la convivencia.
En el caso venezolano, por regiones según Migración Colombia, Bogotá presenta la
mayor concentración de migrantes regulares, con una participación de 31,9%
correspondiente a 221.766 venezolanos, le siguen Norte de Santander con 97.814
ciudadanos (14,1%), Antioquia con 73.878 (10,6%), La Guajira con 53.260 (7,7%) y
Atlántico con 51.971 (7,5%), para un total de 498.689 migrantes equivalentes al 43% del
gran total o al 61,2% de los regulares del vecino país en Colombia.
Aunque según el Banco de la República cerca del 90% esté encontrando empleo en la
informalidad, aún no se evidencia un impacto en materia de empleabilidad en Colombia
por la masiva llegada de migrantes del vecino país: vale la pena recalcar que mientras el
desempleo de los regulares entre 2017 y 2018, tuvo una disminución del 2% al pasar del
20,9% al 18%, en Colombia donde el desempleo es alto en comparación con otros países
de América Latina, y el desempleo total en las zonas urbanas pasó del 10.6% en 2017 al
10.8% en 2018.
Lo anterior invita a examinar aspectos clave que favorecen la inclusión, como un perfil
de los migrantes caracterizado por una mayor proporción de hombres que de mujeres y
de personas en edad laboral que nuestra población local, con venezolanos de un nivel
educativo no necesariamente inferior, ni de condiciones socio-culturales precedentes
comparativamente desfavorables: dichos factores que favorecen el acceso de los
venezolanos a las oportunidades de empleo y a la protección social, anuncian
productividad y no carga para el Estado colombiano.
Pero siendo el tema laboral la gran prioridad, también resulta clave considerar dentro de
la política pública para la migración venezolana, el acceso a la educación escolar de niños
y jóvenes, y la protección social a su familia, facilitando la integración de los hijos de
migrantes al sistema escolar local y afiliación al sistema de salud a través del empleo,
como pilar clave de dicha política. Además, es probable que se presenten brechas de
hacinamiento entre los migrantes recientes, razón por la cual conforme se va resolviendo
la inclusión laboral, el Estado deberá garantizar el acceso con posibilidad de tenencia a
una vivienda adecuada.
Vale la pena resaltar que, en El Eje Cafetero, donde la cifra de censados en 2018 llegó en
el Quindío a 1.171 migrantes, equivalentes a 700 familias, para las cuales Migración
Colombia ha realizado jornadas para ayudarles a expedir el Permiso Especial de
Permanencia, la alta proporción de migrantes regulares en Manizales es una noticia
favorable, que contrasta con la prostitución de menores que se está combatiendo en
Pereira.
Situación Ambiental.
El alto flujo de ciudadanos obligados a huir de su país por la crisis económica, social y
humanitaria afectaría una de las fronteras más concurridas para el inicio de una nueva
vida.

Según un reporte publicado por la ONU, el medio ambiente registra afectación por la
sobrepoblación y los refugios sin espacios sanitarios adecuados.

Las precarias condiciones en las que están actualmente los migrantes, donde se a llegado
a encontrar hasta 79 personas durmiendo debajo de una tarima en un parque público,
además los venezolanos que llegan a nuestro país, no han sido vacunados contra
enfermedades como el sarampión y entre otras.

Lo que han tenido que hacer las personas de los campamentos es ir a una franja de tierra
para cumplir sus necesidades fisiológicas al aire libre. Así pasa en otros lugares del país.

Las migraciones humanas son diversas y se originan debido a diferentes causas. Unas de
ellas se realizan a través de procesos lentos de colonización y avance sobre nuevas áreas
o territorios, mientras que otras se producen de manera rápida y por medios de procesos
violentos y complejos.

“Colombia tiene migraciones o desplazamientos que se generan de forma acelerada como


producto de la guerra o de presiones directas del conflicto armado, lo cual trae como
consecuencias una serie de impactos en los ecosistemas que son gigantescos”, explicó el
profesor Gerardo Ardila, director del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad
Nacional y experto en migraciones, cultura y territorio, durante su intervención en la
conferencia sobre migraciones humanas y cambios ecosistémicos.
Sin embargo, las migraciones también pueden producirse de manera indirecta, cuando un
sistema económico particular o una manera determinada de pensar y accionar, presiona a
grupos de personas a abandonar sus sitios de residencia o donde desean estar y no pueden
hacerlo debido a las circunstancias.
De acuerdo con la situación actual, este tipo de transformaciones no se generan de manera
homogénea. Se presentan en distintas regiones, periodos de tiempo y circunstancias, por
lo que los impactos que ello origina están sometidos a efectos muy distintos.
“Un ejemplo de lo que puede producirse con respecto a los impactos de las migraciones
es el cambio climático global; la disminución de especies por acciones humanas sobre
determinadas áreas; la pérdida
de territorios para la agricultura y de suelos de buena calidad por la masa de expansión
humana; la contaminación de las aguas, y la disminución y escasez del agua ante el avance
de otros procesos de expansión humana o colonizaciones violentas de algunos territorios
del mundo”, afirmó Ardila.

Otros efectos de las migraciones


Durante la intervención del invitado especial de la Conferencia, el antropólogo Emilio
Moran, señaló que “las migraciones son causadas por acciones del Gobierno que
construye, por ejemplo, carreteras para atraer gente y para desarrollar el área rural y
tenerlo como parte de una estrategia nacional de desarrollo, lo cual lleva claramente a
tumbar el bosque, las cuencas, la selva, etc., y atraer no solo colonos sino a grandes
propietarios latifundistas y ganaderos que destruyen más que los pequeños productores”.

Además de esto, el experto señaló, “la tumba de bosques en los modelos climáticos que
se ha hecho sugiere que un alto porcentaje del manto de bosque de la selva amazónica
brasileña podría caer con una precipitación del 50%, ante lo cual el bosque perderá parte
de sus características actuales y grandes áreas de la Amazonia se convertirían en sabana”.

Durante la conferencia se manifestó que gran parte de estos efectos son ocasionados por
los seres humanos. “La importancia de la dimensión humana en estos cambios es
fundamental porque todo lo que está ocurriendo es causado por las personas, ya sea a
nivel de actores de los Gobiernos, o por medio de los actores frontales. Este es el impacto
que estudiamos para determinar cuál es la interacción entre la gente local que actúa sobre
el bosque y las políticas que impactan al estar ahí, lo que produce, la preferencia de
cultivo, el tamaño de áreas cultivadas, etc.”, concluyó el profesor Moran.

Moran fue pionero de la llamada antropología ecológica/ambiental al introducir el uso de


sensores remotos y de sistemas de información geográfica para captar y recoger mayor
cantidad de datos que le permitieran hacer análisis sobre el cambio ambiental y cultura
Ante la necesidad de mano de obra en la cosecha cafetera, Risaralda se ha convertido en
un polo receptor de venezolanos que huyen de la crisis humanitaria de su país. Pero las
restricciones migratorias afectan la solidaridad de los caficultores. La cosa va para largo.
Tienen la cara llena de ronchas, la piel tostada y la ropa de trabajo un poco rota. No están
acostumbrados al diminuto mosquito del café, ni al sol que arde tras los fuertes aguaceros,
ni a caminar en medio del monte. Solo llevan tres días recogiendo la cosecha y ya
consiguieron el equivalente a un salario mínimo y medio de Venezuela. Hacen parte del
casi medio millón de venezolanos (prácticamente la misma población de Pereira) que,
según Migración Colombia, residen hoy en el país. Apenas conocen las labores del
campo, pero en los cafetales colombianos apuestan por un futuro mejor, sobre todo sin
hambre.
Por eso él y 4 familiares, en un recorrido largo e incómodo, decidieron migrar hacia el
Eje Cafetero. Tomaron 5 buses para atravesar un total de 1.200 kilómetros: de Mérida a
San Cristóbal, a San Antonio del Táchira, a Cúcuta, a Bogotá, a Pereira y, finalmente, a
Marsella (Risaralda). Para esas 38 horas de viaje, cada uno tuvo que conseguir 2 millones
de bolívares, es decir, alrededor de 6 salarios mínimos de su país (unos 200.000 pesos
colombianos).
Para conseguir esa cantidad de billetes en Venezuela, hay que pagarle a un intermediario
que cobra el 20 por ciento de comisión. Y luego deben cuidarse de que las autoridades no
los pillen con tanto efectivo, porque se lo podrían decomisar.
En la cordillera
El año pasado, la Federación Nacional de Cafeteros calculaba un déficit nacional de
60.000 recolectores, y aunque este año la cosecha será menor, con 14,6 millones de sacos
por unos 8 billones de pesos, el gerente de Fedecafé, Roberto Vélez, afirma que conseguir
suficiente mano de obra siempre es “el karma de los cafeteros”.
En Risaralda, por ejemplo, los productores necesitan en promedio 50.000 recolectores,
pero solo 20.000 viven en la zona. Por eso, este departamento lanzó el Plan Cosecha, una
estrategia conjunta entre los productores, la Gobernación, las Alcaldías, la Policía y el
Ejército para convocar recolectores foráneos. La campaña tuvo tanto éxito que la mano
de obra comenzó a cruzar la frontera.
Mientras el desempleo en Cúcuta ronda el 16 por ciento, en Pereira solo llega al 8,6 por
ciento; y mientras en las cabeceras municipales es de 10,5 por ciento, en las zonas rurales
es de 5,3 por ciento. Además, según reportes del Dane, el sector agropecuario ha
contribuido más que ningún otro a bajar las tasas de desocupación en el país en los últimos
meses.
Y cómo no, si en el campo colombiano desde hace varios años se está hablando de falta
de relevo generacional. Los jornaleros procuran que sus hijos estudien o busquen trabajo
en las ciudades, lo cual no solo hace que las zonas rurales pierdan población, sino que
también impacta el mercado laboral. Por ejemplo, en el sector cafetero, el promedio de
edad de un recolector es de 61 años.
Por eso, desde el año pasado decenas de venezolanos han visto en el Eje Cafetero las
oportunidades que no encuentran en su país ni en las zonas fronterizas. Vélez le dijo a
SEMANA que esta situación “es un gana-gana, pues entre el 50 y el 60 por ciento del
costo del café es la mano de obra. En la medida en que tengamos más disponibilidad, el
precio será menor”, así que hay beneficios tanto para los inmigrantes como para los
productores. En las fincas cafeteras se trabaja a destajo, es decir, el empleador paga por
la labor contratada, en este caso entre 450 y 500 pesos por kilo de café recogido. Algunos,
como Marco y su hermano Pedro, en su primer intento lograron recoger más de 60 kilos
al día, o sea unos 30.000 pesos, con los cuales pagan 10.000 pesos por las 3 comidas. Con
un promedio de 20.000 pesos diarios (aunque a veces hacen mucho más), un venezolano
puede terminar el mes con más de 600.000 pesos, 20 veces el salario mínimo de su país,
que hoy en el mercado libre oscila entre los 7 y los 10 dólares. Pero muchos de los
venezolanos que llegan a las fincas jamás han trabajado a la intemperie y, como le
contaron a SEMANA varios caficultores, “unos se aburren, y otros hasta salen llorando
porque aunque necesitan el trabajo, no son capaces de conseguir ni lo de la comida del
día”. Esto ha representado gastos extras para los cafeteros, pues además de que deben
hacer esfuerzos adicionales para enseñarles la técnica de recolección, a veces deben
regalarles la comida. Y es que para muchos venezolanos la crisis generada por el régimen
del presidente Nicolás Maduro puede resumirse en una sola palabra: hambre. Quienes
llegan preguntan inmediatamente cómo enviar dinero a sus familiares que se quedaron al
otro lado de la frontera y, sobre todo, cómo mandarles alimentos. “El año pasado me
llegaron un cardiólogo, un abogado y un ingeniero civil a trabajar como recolectores. Y
cuando les servían en el ‘alimentadero’ se les salían las lágrimas porque sus familias no
pueden comer así de bien”, cuenta un cafetero de Pereira. Históricamente, el Eje Cafetero
ha sido uno de los principales emisores de migrantes colombianos que, tras la crisis y los
terremotos de los años noventa, decidieron probar suerte en Europa y Estados Unidos.
Por eso, una caficultora le dijo a SEMANA: “Uno recibe a los venezolanos sin todos los
documentos por solidaridad porque yo, que tuve que emigrar a España, sé que vivir como
inmigrante es horrible”. Pero eso no elimina la zozobra que produce recibir extranjeros
que aún no tienen todo en orden. Según cifras del Comité Departamental de Cafeteros,
actualmente en Risaralda hay 90 venezolanos registrados que trabajan como recolectores
y que tienen visa de extranjería, de trabajo o el Permiso Especial de Permanencia (PEP),
un mecanismo de flexibilización creado por la Cancillería para que aquellos que entraron
al país legalmente antes del 28 de julio y estaban dentro del tiempo permitido o lo habían
superado recientemente se regularizaran y cotizaran en seguridad social. No obstante,
para nadie es un secreto que han llegado muchos más a trabajar en la cosecha cafetera,
que aunque entraron de manera legal al país, solo tienen el sello del pasaporte con el
Permiso de Ingreso y Permanencia (PIP) que les permite estar en Colombia como turistas.
Por miedo a las represalias, los extranjeros prefieren mantenerse en la invisibilidad, pues
no tienen el presupuesto para pagar una visa (alrededor de 300 dólares) y el plazo del PEP
no contempla a quienes apenas están llegando. La Asociación de Venezolanos en
Colombia estima que en el país hay alrededor de 1,2 millones de ellos. Migración
Colombia calcula unos 470.000 entre los legales y quienes llegaron por trochas. Por eso
es tan importante una coordinación entre los gremios y las autoridades migratorias (ver
recuadro), pues no solo podría dispararse el desempleo, sino también la inseguridad y los
sentimientos xenófobos ante la competencia laboral.
Drama humano, impacto económico, solidaridad y café. La historia de los venezolanos
que deciden emprender un largo viaje hacia las fincas cafeteras tiene muchas aristas, y es
probable que este solo sea el comienzo de una diáspora que ya no solo se concentra en la
frontera, la capital y la costa, sino que va a extenderse por todo el país. La situación en
Venezuela lleva meses insostenible, y ante el default económico y la escasez, el panorama
puede agravarse cada día más. Sin duda, cientos de venezolanos seguirán cruzando la
frontera, y aunque para algunos las fincas cafeteras solo son la primera etapa para
conseguir otros trabajos en el occidente colombiano, lo cierto es que para muchos, como
Marco, el futuro sí huele a café. El café no es el único sector del agro que ha comenzado
a sentir la llegada de migrantes del país vecino. El gremio de los cultivadores de plantas
ornamentales, Colviveros, por ejemplo, explicó que “aunque el sector no está buscando
mano de obra, trabajadores venezolanos están empezando a tocar las puertas,
especialmente en municipios como Fusagasugá, Pereira y Rionegro”. Asimismo, el
presidente de Asocolflores, Augusto Solano, le dijo a SEMANA que cuando supieron que
había venezolanos pidiendo trabajo en el sector, fueron “el primer gremio en acercarnos
a Migración Colombia para averiguar los procedimientos y nos dijeron que nos ayudarían
a agilizar los trámites en caso de necesitar mano de obra”. La coordinación entre los
gremios y las autoridades migratorias es esencial, particularmente ante la constante
diáspora de venezolanos, para proteger sus derechos laborales, pero mantener la
competencia leal por el empleo. Como dice el presidente del Comité Departamental de
Cafeteros, Luis Miguel Ramírez, muchos caficultores quieren recibir a los venezolanos,
pero temen que a los duros requisitos laborales se añadan líos migratorios. “Los
recolectores de café son mano de obra ambulante, trabajan unos días o unas horas y se
van”, afirma. Por eso los cafeteros esperan que el Congreso apruebe el proyecto de ley
123 de la Cámara de Representantes, que dignifica la situación del campesino con
seguridad social y un jornal diario integral, cosa que beneficiaría a los trabajadores
colombianos y a los inmigrantes.

Conclusiones

Del anterior trabaja podemos concluir e identificar que en un país cuando de ejercer un
mal gobierno los más afectos siempre será el pueblo, ya que en ellos recae todos y cada
una de las reformas que no se puedan organizar para el bienestar de su gente.
Es por ello que se debe implementar propuestas de mejoras para lograr mejor la calidad
de vida de las personas que se encuentran en nuestra sociedad y aportan positivismo en
ella para que sigan creciendo y hacer que nuestro país surja.
Referencias bibliográficas

Manet, L. (2014). Modelos de desarrollo regional: teorías y factores


determinantes. Nóesis. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades, 23(46), 18-56.
Recuperado de:
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co/login?url=http://search.ebscohost.com/login.aspx?di
rect=true&db=a9h&AN=96059225&lang=es&site=eds-live
Manet, L. (2014). Modelos de desarrollo regional: teorías y factores
determinantes. Nóesis. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades, 23(46), 18-56.
Recuperado de:
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co/login?url=http://search.ebscohost.com/login.aspx?di
rect=true&db=a9h&AN=96059225&lang=es&site=eds-live
Arango, H. & Grajales, A. (2015). Acercamiento teórico y formal a la nueva geografía
económica y su relación con el nuevo enfoque del comercio internacional. Ensayos De
Economía, 25(47), 151-164. Recuperado
de:https://search.proquest.com/docview/1819130415?accountid=48784