You are on page 1of 6

AA2017

III Congreso Nacional de Ciencia y Tecnología Ambiental


Santa Fe, Argentina. 31 de Julio al 3 de Agosto de 2017

(Re)pensando la crecida: un abordaje interdisciplinario de la


inundación
F. Robledoab c, S. Hurtadobi, J. Cannevabi,D. Moreiraa b c, M. Ree f, I. Gattid, E. Bricheh, F.
García Rojoe f,M.Menalledg, J. Chascog, M. Falcoa b c, E.Lecertuae f, L. Kazimierskie f, C. Veraa
bc
yV. Hernándezi j
a
Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos, FCEN-
UBAfederico.robledo@cima.fcen.uba.ar
b
Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera, CONICET-UBA cInstituto Franco-Argentino sobre
d
Estudios de Clima y sus Impactos (UMI IFAECI – CNRS) Instituto Geográfico Nacional (IGN)
e f
Instituto Nacional del Agua (INA) Departamento de Hidráulica, Facultad de Ingeniería, UBA
g
Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Buenos Aires, Argentina hLPED - UMR151 - AMU/IRD
Aix Marseille Université, Francia iIDAES - UNSAM, San Martín, Argentina j UMR CESSMA, Institut de
Recherche pour le Développement, París,Francia

Resumen
La 3ra Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Reducción del
Riesgo de Desastres señala que la gestión del riesgo de desastres debe basarse en
una comprensión de los riesgos en todas sus dimensiones: la vulnerabilidad, la
capacidad de prevención, la exposición de las personas y los bienes, las
características del peligro o la amenaza y su relación con el medio ambiente.1Para
abordar dicha comprensión se marcó la importancia de fortalecer a través de la
tecnología y la investigación los sistemas de alerta temprana (SAT) multi-riesgos.
Partiendo de un enfoque interdisciplinario centrado en el trabajo realizado en
escuelas de la localidad de Laferrere, La Matanza, se indaga en algunos de los
dispositivos de prevención y respuesta que se despliegananteinundaciones,
teniendo entre sus principales objetivos aportar al fortalecimiento de un SAT. La
pregunta que orienta dicho eje es: “¿Cómo anticipamos la crecida de ríos y
arroyosen zonas urbanas?”. Para ello, se desarrolló una metodología de
planificación conjunta de talleres participativosyrecorridas por barrios afectados por
inundaciones periódicas con representantes de la comunidad educativa de dos
escuelas de la zona que permitió poner en diálogo diferentes interpretaciones sobre
la problemática de la inundación. De la reflexión sobre dicha interacción y de los
intercambios interdisciplinarios surgieron nuevosinterrogantesque complejizan el
inicial: “¿cómo se define el umbral temporal del antes, durante y despuésde una
inundación desde los distintos enfoques disciplinares y desde los diversos actores
del territorio?”, “¿qué temporalidades se ponen en juego en el marco de este
proceso de definición?”. Lo que parecía estar dado en la pregunta inicial -la
delimitación del umbral temporal del “antes”- fue puesto en cuestión a partir de la
interacción interdisciplinar y con los actores territoriales.La definición de umbrales
temporales es un insumo para el diseño de información meteorológica técnica de
pronósticos en diferentes escalas temporalespara fortalecer la toma de decisiones.

Palabrasclave:Gestión del riesgo, Sistema de alerta temprana, inundación, trabajo interdisciplinar.

Introducción
Los fenómenos climáticos extremos, la exposición y la vulnerabilidad de la
población que habita en zonas donde dichos fenómenos impactan, están
influenciados por una amplia gama de factores, incluidos el cambio climático
F. Robledo, S. Hurtado, J. Canneva,D. Moreira, M. Re, I. Gatti, E. Briche, F. García
Rojo,M.Menalled, J. Chasco, M. Falco, E.Lecertua, L. Kazimierski, C. Vera y V. Hernández

antropogénico, la variabilidad natural del clima y el desarrollo económico. Los


fenómenos naturales extremos pueden contribuir a la ocurrencia de desastres, pero
los riesgos de desastre no solo obedecen a fenómenos físicos. Estos riesgos surgen
de la interacción entre fenómenos meteorológicos o climáticos extremos, junto con
fenómenos sociales tales como la vulnerabilidad social y su distribución geográfica.
Por ello, la gravedad de los impactos relativos a los fenómenos climáticos extremos
se explica por una multiplicidad de factores (multicausalidad), generando una
situación de riesgo o de desastre en la población. Como consecuencia, se producen
alteracionesgraves en la organización de las comunidades involucradas.2
La República Argentina experimenta frecuentemente la ocurrencia de fenómenos
meteorológicos de alto impacto, que resultan en muchos casos en grandes pérdidas
tanto a nivel social como económico. Entre dichos fenómenos de alto impacto
destacamos la Sudestada, que se caracteriza por la ocurrencia de vientos
persistentes provenientes del sur - sudeste, de intensidad moderada a fuerte, y
generalmente acompañados de lluvias. Este fenómeno afecta el estuario del Río de
la Plata provocando importantes crecientes e inundaciones. Su duración es de 1 a 3
días, pero se han dado casos de mayor duración. El fenómeno de Sudestada afecta
las márgenes y el valle aluvial del Río de la Plata y, por efecto de remanso, al
Matanza - Riachuelo, hasta el Puente de La Noria, sus márgenes y la parte inferior
de las cuencas.3
La cuenca Matanza - Riachuelo ocupa una superficie de aproximadamente 2200
km2 y comprende parte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y 14
municipios del Gran Buenos Aires. En particular, el distrito de La Matanza cuenta
con 1.772.130 habitantes,4 muchos de ellos se ven afectados por inundaciones ante
la amenaza de Sudestada y/o de lluvias intensas.
En particular la localidad de Laferrere, en el centro del partido de La Matanza,
está surcada por los arroyos Don Mario, Susana y Dupuy, que luego de un recorrido
de norte a sur descargan sus aguas sobre el Río Matanza-Riachuelo (Figura 1). Dos
de las tres cuencas de estos arroyos (Don Mario y Susana), están intervenidas con
obras hidráulicas: entubados y canalizaciones. El arroyo Dupuy prácticamente no
tiene intervenciones y en la mayor parte de su recorrido lo hace a cielo abierto
(Figura 1 derecha). La población estimada de esta cuenca es de 200.000
habitantes.5

Figura 1.- Localización de Laf errere y la cuenca del Arroyo Dupuy.5


F. Robledo, S. Hurtado, J. Canneva,D. Moreira, M. Re, I. Gatti, E. Briche, F. García
Rojo,M.Menalled, J. Chasco, M. Falco, E.Lecertua, L. Kazimierski, C. Vera y V. Hernández

Partiendo de un enfoque interdisciplinario centrado en el trabajo realizado en


escuelas de la localidad de Laferrere, La Matanza, este trabajo indaga en algunos de
los dispositivos de prevención y respuesta que se despliegan anteinundaciones,
teniendo entre sus principales objetivos aportar al fortalecimiento de un SAT. La
pregunta que orienta dicho eje es: “¿Cómo anticipamos la crecida de ríos y
arroyosen zonas urbanas?”.

Metodología
Para abordar el trabajo interdisciplinario, tomamos definiciones de Rolando
García:

Un sistema complejo es un sistema en el cual los procesos que determinan su funcionamiento


son el resultado de la confluencia de múltiples factores que interactúan de tal manera que el
sistema no es descomponible sino sólo semidescomponible. Por lo tanto, ningún sistema
complejo puede ser descrito por la simple adición de estudios independientes sobre cada uno
de sus componentes. La no-descomponibilidad de un sistema complejo se debe a lo que
hemos llamado la interdefinibilidad de sus componentes. La investigación del sistema se realiza
por un equipo multi-disciplinario, con una metodología de trabajo que debe lograr una
integración inter-disciplinaria.6

Con la meta de avanzar en la integración interdisciplinaria, e incorporando un


abordaje intersectorial, se desarrolló una metodología de planificación conjunta de
talleres participativos y recorridas por barrios afectados por inundaciones periódicas
con representantes de la comunidad educativa de dos escuelas secundarias de la
zona que permitió poner en diálogo diferentes interpretaciones sobre la problemática
de la inundación. De la reflexión sobre dicha interacción y de los intercambios
interdisciplinarios surgieron nuevos interrogantes que complejizan el inicial: “¿cómo
se define el umbral temporal del antes, durante y después de una inundación desde
los distintos enfoques disciplinares y desde los diversos actores del territorio?”,
“¿qué temporalidades se ponen en juego en el marco de este proceso de
definición?”
Lo que parecía estar dado en la pregunta inicial -la delimitación del umbral
temporal del “antes”- fue puesto en cuestión a partir de la interacción interdisciplinar
y con los actores territoriales. La definición de umbrales temporales es un insumo
para el diseño de información meteorológica y para fortalecer pronósticos en
diferentes escalas temporales para contribuir en la toma de decisiones en un SAT.
Por lo tanto, estas preguntas constituyen un punto de llegada y un nuevo punto de
partida para revisar la forma en que podemos contribuir a ese fortalecimiento.

Resultados y discusión: distintas representaciones de la temporalidad


La figura 2 muestra los Umbrales temporales del antes, durante y después
deldesastre, desde los diferentes enfoques disciplinares y desde los diversos actores
del territorio.
F. Robledo, S. Hurtado, J. Canneva,D. Moreira, M. Re, I. Gatti, E. Briche, F. García
Rojo,M.Menalled, J. Chasco, M. Falco, E.Lecertua, L. Kazimierski, C. Vera y V. Hernández

Figura 2.-Umbrales temporales del antes, durante y después de desastre


Enfoques disciplinares y desde los diversos actores del territorio
7 días 3 días 24hs 6hs 3hs 1hs 0hs 3hs 6hs 24hs 3días 7días 14 días
Antes Durante Después
Recolección de basura "Prendés la tele y ya sabés cuántos días te va a llover" Retorno de evacuados a sus casas
Alumna que Orden de inspección distrital
siempre se inunda para habilitar la escuela como Limpieza de la escuela
centro de evacuados
Familias retiran
nenes de escuela "Se levantan las Inicio de clases
cuando ven compuertas de los
Comunidad tormenta countries de Ezeiza y
de Cañuelas"
Intercambios en
redes sociales Autoevacuados Evacuados

Desborde del Dupuy


Desborde del Susana
Hidrología
Desborde del Don Mario
Desborde del Matanza

Perspectiva Semanal 7 días


Pronóstico a 3 días Ráfagas de viento

Alerta Meteorológica Lluvia


Meteorología 0 a 6hs
Granizo
Aviso a Corto
plazo 0 a 3hs. Viento Sudeste

Antes
El diálogo con representantes de dos escuelas secundarias de los barrios Luján y
Don Juan (atravesados por los arroyos Susana, Don Mario y Dupuy y por el Río
Matanza)permitió identificar ciertas representaciones sobre el “antes” de la
inundación que en la mayoría de los casos provendrían de la observación directa por
parte de los habitantes del barrio de eventos meteorológicos y de la altura de
arroyos y río.
En este sentido, desde la perspectiva de una docente uno de los factores
relevantes para “anticipar” el impacto de este tipo de eventos estaría asociado al
ordenamiento de la recolección de basura, lo cual sería anterior inclusive a la
formación del evento meteorológico.
Los directivos de ambas escuelas hacen referencia a que sus primeros “avisos”
sobre una incipiente inundación vendrían por parte de los alumnos y sus familiares:
desde el testimonio de una alumna que vive a unos metros del río, hasta los padres
que retiran a sus hijos de la escuela antes del horario previsto de salida, partiendo
de la observación del cielo nublado, el croar de ranas en los patios de sus casas (lo
cual sería indicio de que se aproximarían lluvias) o la caída de las primeras gotas. A
su vez, estas primeras observaciones desencadenarían la circulación de esta
información de alerta no oficial sobre el evento, probablemente basada en
experiencias previas de inundación por una red de actores del territorio previamente
consolidada a través de redes sociales, con el fin de activar ciertos mecanismos de
prevención, tal como nos comentara uno de los directivos durante una entrevista:

M1: Sí, para nosotros las redes sociales cumplen un rol importante porque hay grupos armados
de chicos, entre ellos, hay algunos que tienen las preceptoras que tienen los teléfonos de los
pibes, de los profesores también, de las familias, de los padres, entonces… bueno, yo vivo
lejos de acá, (…) M2 de la (otra) escuela vive a cuatro cuadras de la escuela, entonces, lo
primero que hacemos es publicar en el grupo cómo están las cosas por el barrio, quién
sabe, quién se puede comunicar con alguno de los pibes, con alguna de las familias. M2
entonces dice acá está todo tranquilo, está subiendo pero está tranquilo, todavía no llegaron a
la zona x, los chicos de acá nos avisan que ya sacaron una o dos familias que se fueron,
entonces ya nosotros también nos ponemos en alerta de esa situación y esperamos que venga
la municipalidad con la policía, defensa civil con la policía y hagamos el acta y nos informe
también nuestra inspectora que le informa a ella la inspectora distrital. La inspectora distrital
F. Robledo, S. Hurtado, J. Canneva,D. Moreira, M. Re, I. Gatti, E. Briche, F. García
Rojo,M.Menalled, J. Chasco, M. Falco, E.Lecertua, L. Kazimierski, C. Vera y V. Hernández

dice empieza tal escuela, después va tal y después va tal. Listo, entonces ya estamos listos
nosotros también para ese centro. (…)A veces los vecinos son más rápidos que el alerta, y
los tenemos en la puerta antes.

Durante
Una vez que a nivel municipal se determina que estas escuelas pasarán a funcionar
como centro de evacuados, las mismas pasan a estar a cargo de agentes del municipio.
Aun así, las respuestas de los habitantes del barrio afectados por la inundación en
relación a evacuarse difieren, en función de sus experiencias previas y especialmente en
relación a sus viviendas, tal como nos explicaba uno de los directivos:

M1: (…)prendés la tele y ya sabés cuántos días te va a llover, entonces la gente sabe que
si el primer día empezó a llover fuerte y el agua subió, y salieron tres o cuatro familias que son
los que están más cerca de la cuenca, en cualquier momento viene para ellos. Pero como te
decía antes, hay algunas familias que viven más lejos de la cuenca pero ya empiezan a prever,
a venirse a la escuela porque prefieren sacar a la gente de su casa, quedarse ellos, el jefe de
familia, para el momento que llegue el agua, entonces empiezan a subir las cosas a la segunda
planta, al techo, a donde fuera, antes de que llegue el agua. Entonces sí tenemos a veces
gente antes de que se inunde, ya lo tenemos en la puerta de la escuela. Pero hasta que
no tengamos la orden de inspección distrital, no podemos hacer nada.

Desde la perspectiva de este directivo, la lluvia sería la variable privilegiada a


tomar como referencia por parte de los habitantes del barrio al momento de
“prepararse” para hacer frente a la inundación, tomando en consideración esto en
relación a la dinámica de la cuenca.
La zona de Laferrere se encuentra en la parte media-baja de la cuenca Matanza -
Riachuelo, por esto la lluvia en cuenca alta puede generar impacto en la zona
cuando desborda los arroyos Dupuy, Susana y Don Mario, y el Río Matanza. Estas
situaciones, de temporalidad diferente dado el tamaño de las cuencas, pueden llegar
a darse simultáneamente e incluso a verse agravadas por la ocurrencia de una
Sudestada.

M1: Sí, sí. Si llueve mucho ya se preparan porque no solamente llueve y empieza a subir el
agua acá, es todo lo que trae, de todo lo que está lloviendo a cinco, diez, quince kilómetros. O
sea,si ya empezó a subir acá a los cinco minutos que empezó a llover, más arriba
también está lloviendo y se está inundando, el agua empieza a venir.

En relación al desborde del río o arroyos,registramos una interpretación sobre las


causas de este impacto que parecería ser compartida por varios de nuestros
interlocutores y según nos comentaron en reiteradas oportunidades, estar extendida
entre varios de los habitantes del barrio: se atribuía la persistencia y agudización de
la inundación cuando ya hubieran cesado las precipitaciones en Laferrere Sur a que
“se levantan las compuertas de los countries de Ezeiza y Cañuelas”. Esta
interpretación da indicios de por lo menos tres dimensiones potenciales de la
inundación: una socioeconómica, otra política-jurisdiccional y una tercera geográfica-
física. Por un lado, la dimensión socioeconómica en la cual los más afectados serían
los habitantes de bajos recursos, mientras que quienes viven en los countries de
otros municipios limítrofes no se inundarían porque poseerían los recursos
materiales para evitar este impacto y serían de alguna manera responsables de las
inundaciones en otros barrios. Por otro lado, la dimensión política-jurisdiccionalse
evidenciaría en que la continuidad de la inundación es explicada en parte por la
presencia de countries en otros municipios. Finalmente, esta interpretación
contendríala dimensión geográfica-física de la cuenca, dado que se asume que la
F. Robledo, S. Hurtado, J. Canneva,D. Moreira, M. Re, I. Gatti, E. Briche, F. García
Rojo,M.Menalled, J. Chasco, M. Falco, E.Lecertua, L. Kazimierski, C. Vera y V. Hernández

inundación en Laferrerees explicada también por lo que sucede en otras partes de la


cuenca y que por lo tanto, la problemática los trasciende, involucrando a otras
poblaciones.
De acuerdo con la interpretación hidráulica, el impacto de las precipitaciones
intensas, principalmente en la cuenca baja del arroyo Dupuy (Laferrere Sur) se
manifiesta en dos escalas temporales diferentes: la de la inundación debida a la
crecida propia del Dupuy, y la del desborde del Río Matanza. Estas situaciones, de
temporalidad diferente dado el tamaño de las cuencas, pueden llegar a darse
simultáneamente e incluso a verse agravadas por la ocurrencia de una Sudestada.
Esta interpretación representa la inundación como un fenómeno no lineal.
La interpretación meteorológica incorpora la noción de que fenómenos que no
necesariamente tienen directamente que ver con la caída de agua pueden causar o
dilatar un evento de inundación.Es así que para pensar los forzantes de la
inundación, debemos considerar, de mínima, estas tres miradas.

Después
El “después” pareciera estar definido para todos los actores por la bajada del
agua, la posibilidad de retorno a las viviendas de los evacuados, la consecuente
liberación de los centros de evacuados que, luego de la desinfección, vuelven a
funcionar como escuelas y a recibir paulatinamente a sus alumnos.

Conclusiones
A pesar de que existen las herramientas hidráulicas y meteorológicas para anticipar
la ocurrencia de una inundación, los actores del territorio abordado no parecen
considerarlas como parte de sus estrategias de anticipación y prevención.
Las distintas interpretaciones presentadas en el apartado del “durante” dan cuenta
de que para mejorar el SAT es necesario integrar las distintas miradas.
Dada la complejidad de este sistema, dicha integración requiere un abordaje no sólo
comunitario, sino también interinstitucional que incorpore al análisis las
intervenciones de otros actores relevantes locales, provinciales y nacionales, que
permita poner en diálogo las distintas herramientas, conocimientos y estrategias que
están disponibles y las que deben desarrollarse para fortalecer la gestión del riesgo
de desastres.

Referencias
1. United Nations. Sendai Framework for Disaster Risk Reduction 2015 – 2030. United
Nations, Geneva Switzerland, (2015) 37p.
2. IPCC. Managing the Risks of Extreme Events and Disasters to Advance Climate Change
Adaptation. A Special Report of Working Groups I and II of the Intergovernmental Panel on
Climate Change. Cambridge UniversityPress, Cambridge, UK, and New York, NY, USA,
(2012) 582 pp.
3. D´Onofrio E., Fiore, M., Romero, S. Return periods of extreme wáter levels estimated for
some vulnerable areas of Buenos Aires. Continental Shelf Research (1999)19: 1681 – 1693.
4. Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010.
5. García Rojo, F., Re, M., Kazimierski, L. Badano, N. Validación de un modelo hidrológico-
hidráulico en una cuenca urbana con información generada por los afectados a
inundaciones.3er encuentro de investigadores en formación en recursos hídricos. Ezeiza,
Argentina (2016)
6. García, Rolando. "Sistemas complejos." Barcelona: Gedisa (2006): 202.