You are on page 1of 82

Poder Judicial de la Nación

JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8


CFP 10980/2016
///nos Aires, de abril de 2019.
Por recibidas, agréguense las actuaciones remitidas por el
Ministerio de Justicia de la Nación y por el Departamento de Investigaciones
Administrativas de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y atento a lo
solicitado, autorícese al personal policial indicado en dicha presentación a
tomar vista y a obtener copias de las presentes actuaciones y notifíquese
mediante correo electrónico.
Asimismo, agréguense las actuaciones remitidas por Ministerio de
Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires y resérvese en Secretaría la
documentación acompañada.
Incorpórese el oficio remitido por la Fiscalía en la Penal,
Contravencional y de Faltas N° 2 y resérvese en Secretaría el expediente
remitido.
Finalmente, agréguese la presentación realizada por la parte
querellante y téngase presente lo solicitado para su oportunidad.
Pasen los autos a despacho para resolver.

Ante mí:

En la fecha se cumplió con lo ordenado. Conste.-

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
///nos Aires, de abril de 2019.
AUTOS Y VISTOS:
Para resolver en la presente causa n° 10.980/2016 caratulada “N.N.
s/ interrupción de las comunicaciones” del registro de la Secretaría n° 15 del
tribunal, a cargo de la Dra. Verónica Lara, y respecto de la situación procesal de
Juan Mariano Martínez Rojas, argentino, nacido el 31 de agosto de 1978 en
Capital Federal, D.N.I. 26.123.792, casado, de ocupación empresario, sin
sobrenombres ni apodos, hijo de Juan Carlos Martínez y de María Sara Rojas,
con domicilio real a cargo del Programa Nacional de Protección de Testigos e
Imputados del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación;
Gabriel Martín Moraut, argentino, nacido el 16 de noviembre de 1985 en
Capital Federal, D.N.I. 31.932.499, soltero, de ocupación personal de
seguridad, sin sobrenombres ni apodos, hijo de Juan Carlos y de Elena Ricol,
con domicilio real en el inmueble ubicado en la Av. San Juan 2083, 2° piso
habitación 123, de Capital Federal; Henry Omar Castro Vargas, boliviano,
nacido el 1 de abril de 1977 en La Paz, Bolivia, D.N.I. 92.738.180, soltero, de
ocupación personal de seguridad, sin sobrenombres ni apodos, hijo de Bernabé
Castro Ortega y de Clementina Mery Vargas, con domicilio real en el inmueble
ubicado en la calle Laguna 934 de Capital Federal; Carlos Alberto Ruiz Díaz,
argentino, nacido el 27 de noviembre de 1970 en Capital Federal, D.N.I.
21.888.856, casado, de ocupación personal de seguridad, sin sobrenombres ni
apodos, hijo de Santos Sinesio Ruiz Díaz y de María Elena Bogado, con
domicilio real en el inmueble ubicado en la calle Av. Lafuente 1919 de Capital
Federal; Carlos Roberto Antivero, argentino, nacido el 20 de enero de 1971 en
Ciudadela, D.N.I. 22.066.175, soltero, de ocupación personal de seguridad, sin
sobrenombres ni apodos, hijo de Eloy Fermín Antivero y de Mercedes del
Carmen Ceballo, con domicilio real en el inmueble ubicado en la calle Tres
Cruces 229, Rafael Castillo, La Matanza, PBA; Juan Carlos Blander,
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
argentino, nacido el 14 de octubre de 1956 en Ramos Mejía, Provincia de
Buenos Aires, D.N.I. 12.703.032, casado, de ocupación empleado de seguridad,
sin sobrenombres ni apodos, hijo de Juan Carlos Blander y de Ilda Cristina
Galli, con domicilio real en el inmueble ubicado en la calle José María Uriburu
1970, Ciudad de Formosa, Provincia de Formosa; Marcelo Mauricio Caña,
argentino, nacido el 12 de octubre de 1970 en Florencio Varela, PBA, D.N.I.
21.990.026, soltero, de ocupación changarín, sin sobrenombres ni apodos, hijo
de Mauricio Caña y de Olga Bastida, con domicilio real en el inmueble ubicado
en la calle Silvio Dessy 525, Barrio Santa Rosa, Florencio Varela, PBA; Pablo
Javier Batista, argentino, nacido el 9 de abril de 1977 en Mar del Plata, PBA,
D.N.I. 25.580.995, soltero, de ocupación operario, sin sobrenombres ni apodos,
hijo de Eduardo Néstor Batista y de Silvia Susana Domínguez, con domicilio
real en el inmueble ubicado en la calle Austria 1608, esquina Lisboa, Barrio
Santa Rosa, Florencio Varela, PBA; Diego Javier Chaves, argentino, nacido el
15 de agosto de 1981 en Capital Federal, D.N.I. 29.009.192, soltero, de
ocupación chofer, sin sobrenombres ni apodos, hijo de Manuel José Chaves y
de Celia Sánchez, con domicilio real en el inmueble ubicado en la calle
Humahuaca 4625 de Capital Federal; Esteban Oscar Díaz, argentino, nacido el
22 de enero de 1992 en Capital Federal, D.N.I. 36.722.782, soltero, de
ocupación empleado de seguridad, sin sobrenombres ni apodos, hijo de Elvio
Oscar Díaz y de Mabel Andrea Giménez, con domicilio real en el inmueble
ubicado en la calle Báez 3570 de González Catán, La Matanza, Provincia de
Buenos Aires; Rodrigo Ezequiel Roldán, argentino, nacido el 19 de junio de
1994 en Provincia de Buenos Aires, D.N.I. 40.544.820, soltero, de ocupación
ayudante de albañil, apodado “Tita”, hijo de Aída Roldan, con domicilio real en
el inmueble ubicado en la calle Gabriela Mistral 1878 de Parque San Martín,
Merlo, Provincia de Buenos Aires; Juan Carlos Moreno, argentino, nacido el 6
de mayo de 1965 en Capital Federal, D.N.I. 17.374.768, soltero, de ocupación
empleado de seguridad, hijo de Nélida del Valle Moreno, con domicilio real en
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
el inmueble ubicado en la Av. Rivadavia 2206, piso 9° de Capital Federal;
Ovidio Leonardo Ramírez, argentino, nacido el 1ro. de febrero de 1975 en la
Ciudad de Goya, Provincia de Corrientes, D.N.I. 24.416.040, soltero,
desocupado, hijo de Anunciación Ramírez, con domicilio real en el inmueble
ubicado en la calle Bartolomé Mitre 2460 de Goya, Provincia de Corrientes;
Omar Osvaldo Ontivero, argentino, nacido el 2 de diciembre de 1988 en La
Banda, Santiago del Estero, D.N.I. 34.231.381, soltero, desocupado, hijo de
Dalmacio Omar Ontivero y de Aída del Carmen Roldan, con domicilio real en
el inmueble ubicado en la calle Gabriela Mistral 1878 de Merlo, Provincia de
Buenos Aires; Guillermo José María Carrasco, argentino, nacido el 22 de
mayo de 1989 en Capital Federal, D.N.I. 34.537.731, soltero, de ocupación
cerrajero, sin sobrenombres ni apodos, hijo de Guillermo Carrasco y de María
de los Ángeles Fontoura Furco, con domicilio real en el inmueble ubicado en la
calle Sargento Cabral 3260, fondo, Munro, Vicente López, Provincia de Buenos
Aires; Alejandro Agustín Marostica Spahn, argentino, nacido el 27 de
diciembre de 1992 en Florida, Provincia de Buenos Aires, D.N.I. 37.179.649,
soltero, de ocupación empleado, sin sobrenombres ni apodos, hijo de Dante
Rubén Marostica y de María Rosa Spahn, con domicilio real en el inmueble
ubicado en la calle Roldán 2020 de José León Suárez, Provincia de Buenos
Aires, Julián Zacarías Sosa, argentino, nacido el 31 de enero de 1969 en esta
Ciudad, DNI 20.570.453, y Jorge Guillermo Azzolina, argentino, nacido el 23
de junio de 1968 en Capital Federal, D.N.I. 20.250.381, casado, de ocupación
Comisionado Mayor de la Policía de la Ciudad, hijo de Jorge (f) y de Nélida
Tomé, con domicilio real en el inmueble ubicado en la calle Bonorino 258 de
Capital Federal,
Y CONSIDERANDO:
I.- Los hechos

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Que las presentes actuaciones tuvieron inicio el día 4 de julio del
2016, con motivo de la denuncia radicada ante la Comisaría 31° de la PFA por
Javier Matías Borelli, en su carácter de presidente de la Cooperativa del Diario
Tiempo Argentino, en el marco de la cual manifestó que aproximadamente a las
00.40 horas había recibido un llamado telefónico del secretario de la
cooperativa -Randy Stagnaro- en el que le decía que había sido alertado por la
Sra. Norma -quien estaba en el interior del edificio sito en Amenábar 23 de esta
Ciudad, donde funciona la redacción del Diario- de que minutos antes habían
ingresado varias personas sin autorización alguna y por la fuerza, y
posteriormente habían retirado a los empleados que se encontraban en su
interior.
Surge de su declaración, que al tomar conocimiento fehaciente de
lo acontecido, el personal interventor le refirió que se haga presente en el local
de esa dependencia, y que las personas que habían ingresado por la fuerza al
lugar, habían acreditado la titularidad del bien en cuestión mediante un contrato
de locación, respecto del cual el denunciante manifestó que se encontraba
rescindido.
A su vez, se dejó constancia que no era la primera vez que ocurrían
ese tipo de hechos en el lugar, ya que en el mes de abril de ese mismo año un
grupo de personas, junto a Juan Mariano Martínez Rojas, quien manifestaba ser
el dueño del lugar en cuestión, también habían ingresado por la fuerza, pero que
en ese momento la situación había sido solucionada, desconociendo si hubo
denuncia judicial al respecto.
Por último, se dejó constancia que no existían cámaras de
seguridad en el lugar del hecho.
Finalmente, en esa oportunidad el denunciante aportó fotocopia de
la rescisión del contrato de locación por parte de los propietarios del inmueble
de la calle Amenábar 23, para con la empresa y parte locataria Balkbrug S.A.,

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
empresa que además de alquilar dicho edificio también liquidaba los sueldos de
los empleados del diario Tiempo Argentino (ver fs. 4).-
Al respecto, manifestó que aportaba ello, a fin de dejar expresa
constancia que esa empresa, propiedad del Grupo 23, desde el mes de marzo de
ese año, poseía el contrato rescindido por parte de los propietarios; por lo que,
al no tener más posesión sobre la finca, las personas que ese día ingresaron en
nombre de Martínez Rojas, supuesto nuevo propietario de la firma Balkbrug
S.A., tampoco tendrían derecho alguno.
Por último, hizo entrega de un acta firmada por delegados del
Diario Tiempo Argentino ante el Ministerio de Trabajo, en la cual consta que la
maquinaria se encontraba en poder de los trabajadores a fin de evitar un
vaciamiento (ver a fs. 5 acta de fecha 23/02/2016).
Posteriormente, se recibió declaración testimonial a Norma
Lizabeth Fernández (ver fs. 7), quien trabajaba como recepcionista de
maestranza del Diario. Relató que el día de los hechos cerca de las 00.30 horas,
estaba realizando tareas de limpieza en el segundo piso del lugar, oportunidad
en que tras escuchar ruidos provenientes de la escaleras imprevistamente se le
aproximaron unas siete personas desconocidas y ajenas al lugar, quienes le
ordenaron en forma intimidatoria que se vaya. Enseguida fue retirada a
empujones sin explicación alguna y ya desde la calle, vio cómo los sujetos
retiraban por la fuerza a los demás empleados que estaban en el edificio; y
además escuchó ruidos del interior que indicaban que estaban cometiendo
daños sobre el inmueble.
A su vez, se recibió declaración testimonial a Gabriel Matías
Agüero (ver fs. 9), quien trabaja como sereno y se encontraba con su madre
-Norma Fernández- en el tercer piso del lugar. Relató que cerca de las 00.30
horas escuchó ruidos extraños provenientes de la planta baja, y que cuando
comenzó a bajar las escaleras, encontrándose en el primer piso, fue sorprendido
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
por tres hombres ajenos al lugar, quienes le dijeron “tomátelas” en forma
intimidante y en varias ocasiones, para luego referirle “tomátelas por las buenas
o sino te vas a tener que ir por las malas”.
Expuso que también, de manera intimidatoria, le preguntaron
cuántas personas había en el edificio, a lo cual les dijo que sólo tres.
Finalmente, relató que dos de los hombres lo tomaron por los brazos y lo
sacaron a los empujones. Ya en la vía pública, le volvieron a decir que se las
“tomara”, por lo que al salir, llamó al 911. Agregó que varios de los sujetos
estaban con el rostro cubierto a fin de no ser identificados, usando capuchas y
cuellitos de tela oscuros.
Por otro lado, obra agregada la declaración del Subcomisario
Gastón Aparicio (ver fs. 11), tercer jefe de la Comisaría 31° de la Policía
Federal Argentina, quien relató que el día de los hechos había sido desplazado
al lugar a la 1.30 horas, donde se identificó y entrevistó a Juan Mariano
Martínez Rojas, quien había ingresado con otras personas y un cerrajero al lugar
donde funciona la redacción del Diario Tiempo Argentino y Radio América
1190, manifestando que era el dueño y que había retirado por la fuerza a tres
personas que estaban en el inmueble: Nahuel De Lima, Gabriel Agüero y
Norma Fernández.
Refirió que los damnificados fueron entrevistados por el
Subinspector Autelli quien los invitó a la seccional preventora a fin de radicar la
denuncia correspondiente. Que una vez en la seccional se dio intervención a la
Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas nro. 6 a cargo de la Dra. Verónica
Andrade quien puesta en conocimiento de los hechos acaecidos, ordenó la
implantación de consigna en el lugar, la prohibición de ingreso a más personas,
y que en caso de egresar quienes se encontraban dentro del inmueble, se realice
la debida identificación de los mismos, sin adoptar ningún temperamento y sin
retiro de material del interior.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Agregó que pasado el tiempo, se hicieron presentes en el lugar
unos cien trabajadores del Diario, que ingresaron por una puerta lindera. Al
darse una situación de violencia, habló con Javier Borelli y Randy Stagnaro y
con la Dra. Verdú, presentes en el lugar, para acordar una forma pacífica de
ingreso e identificación de los ocupantes que acompañaban a Martínez Rojas.
Al ingresar, tomó contacto con este último, quien accedió a salir del inmueble si
le garantizaban su seguridad y la de quienes lo acompañaban. Así, se procedió a
identificar a los otros sujetos, quienes resultaron ser: Juan Carlos Blander,
Guillermo José María Carrasco, Juan Zacarías Sosa, Pablo Javier Batista,
Ovidio Leonardo Ramírez, Juan Carlos Moreno, Esteban Oscar Díaz, Gabriel
Martín Moraut, Omar Osvaldo Ontivero, Mauro Mauricio Caña, Carlos
Antivero, Carlos Alberto Ruiz Díaz, Omar Castro Barros, Diego Javier Chávez
y Rodrigo Roldán.
Asimismo se dejó constancia, que el magistrado interviniente
ordenó constatar telefónicamente los domicilios de todos los identificados y
notificarlos en forma fehaciente para que se presenten acompañados por un
abogado de su confianza en sede judicial; no obstante, se aclaró la
imposibilidad de hacer la constatación de domicilios, debido a la negativa de los
identificados a aportar sus datos.
A su vez, en el acta labrada por el personal policial (ver fs. 13/14),
se dejó constancia que la propiedad consta de una planta baja y tres pisos. En la
planta baja funciona Radio América, estudios, sistemas, oficinas administrativas
y área informática y recepción del Diario; en el primero, segundo y tercero la
redacción del Diario y la cocina. Asimismo, se indicó que se observaron daños
y gran desorden en todos los ambientes, desconexión de redes y destrucción de
elementos en el área de sistemas, mampostería, cerraduras y puertas. Por
último, surge que se hizo entrega del inmueble a Javier Matías Borelli.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Por otro lado, prestó declaración testimonial Germán Autelli
-Subinspector de la Comisaría 31° de la PFA- (ver fs. 17), quien manifestó que
el día de los hechos fue desplazado al lugar a las 00.30 horas, por un presunto
robo con autores. Al acercarse a la puerta una persona le informó que el dueño
saldría a entrevistarlo. Segundos después, se hizo presente un sujeto que dijo
llamarse Juan Mariano Martínez, quien le permitió el ingreso al lugar. Esta
persona le mostró un contrato de locación y un oficio de la Fiscalía
Contravencional n° 2, manifestando ser el dueño del lugar y que había tenido un
problema con la cerradura, por lo que había llamado a un cerrajero para poder
ingresar. Indicó dicho sujeto, que las personas que estaban allí eran personal de
seguridad de la radio.
Continuó relatando que al salir del establecimiento y subir al móvil
policial, una vez llegado a la esquina se hicieron presentes Nahuel De Lima,
Gabriel Matías Agüero y Norma Lizabeth Fernández, quienes le informaron que
momentos antes habían sido sorprendidos por varios hombres que los echaron
por la fuerza del edificio de Amenábar 23. Refirió que ante esta situación, se
implantó consigna en el lugar y se trasladó a los damnificados a la Seccional
para radicar la correspondiente denuncia policial.
Relató que posteriormente regresó al lugar, donde observó que
había unas cuarenta o cincuenta personas en la puerta que manifestaban ser
trabajadores de la radio y golpeaban las rejas de lugar. Que con el paso del
tiempo, se agruparon aproximadamente unas cien personas, que se encontraban
ofuscadas por lo que estaba sucediendo, motivo por el cual solicitó apoyo y
poco después se hicieron presentes varios policías más, entre ellos el
subcomisario Aparicio.
Expresó que instantes después, del interior de la radio salió una
persona identificada como Alejandro Marostica Spahn, quien dijo ser cerrajero
y que había sido contratado por una persona que estaba adentro del lugar, luego
de lo cual se retiró.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Refirió que dado que el número de trabajadores superaba
ampliamente a los efectivos policiales, no pudo evitar que ingresaran por un
portón de metal al interior de la radio.
A su vez, prestó declaración el sargento Christian Javier Espina
(ver fs. 35/36), quien constató los daños ocasionados en el inmueble,
comprobando que uno de los cristales de la puerta de ingreso tenía un impacto
de proyectil y/o objeto duro. A su vez, constató que en otro extremo del predio
había una puerta que no poseía picaporte y con signos de violencia en la
abertura para un cerrojo ubicado en la parte alta de la puerta. Al ingresar
constató que en la puerta de escape presentaba signos de haber sido
palanqueada en el doble contacto –es decir la pestaña que cierra contra el
marco- a la altura del cerrojo superior, como también signos de violencia en la
estructura central de la puerta a la altura del cerrojo, notando que dicho cerrojo
fue cambiado recientemente, y que en la parte interna de la puerta se nota que
falta el dispositivo de apertura rápida para puertas de emergencia, careciendo de
picaporte.
Agregó que al seguir por un pasillo conector, se observó otra
puerta de acero plegado con signos de haber sido violentada. En el hall
principal, vio paredes de durlock con signos de violencia al igual que lo
presentaban sus puertas placas, producto de golpe con objetos duros y/o
blandos -quizás puntapiés-. En el primer piso observó varios mobiliarios y
cofres tipo lockers dañados. En el tercer piso notó que las dos puertas placas
enfrentadas poseían daños y signos de violencia, similares a los de las otras
puertas. Finalmente, dejó constancia que se apreciaban daños en todos los
ambientes inspeccionados, como también desorden.
Se encuentra agregado un plano (ver fs. 31/34) y fotografías (ver
fs. 37/59) del lugar del hecho.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
A su vez, a fs. 71 obra una constancia de una denuncia anónima
recepcionada por mail en el Ministerio Público Fiscal de la CABA, por medio
de la cual se hizo saber que en la misma fecha de los hechos, a las 8:50 horas,
en el colectivo de línea 160, interno 33, el denunciante se sentó al lado de “tres
tipos grandotes vestidos con zapatos de seguridad y ropa oscura, que se bajaron
en Pompeya y decían entre ellos cosas como: “si no llegaban los milicos íbamos
a aguantar”, “a ese periodista que dijo mi nombre lo voy a matar”. El
denunciante anónimo obtuvo algunas fotos, las cuales obran agregadas a fs.
62/70.
En otro orden, obra una certificación de la causa n° 112187 que
tramita por ante la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas n° 2 por el delito
de usurpación y amenazas, iniciada por Juan Mariano Martínez Rojas el 27 de
mayo de 2016 ante la Comisaría 31° de la PFA. Se menciona en la misma que
el nombrado es titular de la empresa DESUP S.A., licenciataria de la radio
América, y que en el Juzgado Civil n° 3, tramita el expediente n° 12287/16
caratulado “SFP 3 S.A. s/ desalojo” (ver fs. 73/vta.)
Por otro lado, prestó declaración Juan Alberto López, periodista
del Diario Tiempo Argentino (ver fs. 81). Refirió que en ocasión del ingreso del
grupo de personas que se denuncia, fue sustraído de la redacción un disco rígido
del Server principal, lo que impidió la conexión vía Internet a todas las demás
computadores en la redacción. Asimismo, refirió que por lo menos cuarenta
computadoras quedaron inutilizadas, por razones que aún no pudo evaluar.
Señaló que fueron cortadas las conexiones de red interna que asisten a las
computadoras, y que se comprobaron daños edilicios, la violación de todos los
candados de los lockers del personal y la destrucción del mobiliario. Manifestó
que la sustracción del disco rígido mencionado, implicó una labor de
reconstrucción total de la instalación del sistema informático en el nuevo disco,
tarea que llevó más de diez horas. También, refirió que con la colaboración de

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
lectores del Diario se pudo reconstruir la red de conexión de las computadoras a
lo largo del día martes 5 de julio de 2016.
Con posterioridad, se presentaron en autos como parte querellante
de Javier Borelli y Randy Paul Stagnaro, en nombre y representación de la
Cooperativa de Trabajo Por Más Tiempo Limitada; Gabriel Matías Agüero,
Norma Lisabeth Fernández y Nahuel Facundo De Lima, los tres por sí; y
Daniela Gisbert, integrante de la Comisión Interna de Radio América (AM
1190) con el patrocinio letrado de la Dra. María del Carmen Verdú. (ver fs.
105/110)
Acompañaron copia del acta constitutiva de la Cooperativa de
Trabajo Por Más Tiempo Limitada -de fecha 19/04/2016- y su aprobación,
como así también un resumen de los daños ocasionados en el inmueble; y copia
de un acta labrada con fecha 4/06/2016 ante el Ministerio de Trabajo, en la cual
delegados de Balkbrug S.A., de DESUP S.A. y comisión directiva del Sindicato
de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA), relataron los sucesos
acontecidos y solicitaron una audiencia con el Ministro de Trabajo y la Ministra
de Seguridad. (ver fs. 83/104).
Posteriormente, presentaron copia de un acta labrada el día
17/02/2016 en el Ministerio de Trabajo, entre los representantes de la empresa
Balkbrug S.A. y de Mariano Martínez Rojas, y los delegados representantes de
SIPREBA, en el marco de la cual los representantes de los trabajadores
reiteraron que el lugar de trabajo continuaba bajo su custodia, tal como surgía
del acta anterior, lo que no fue objetado por la representante legal de la empresa
Balkbrug S.A., ni formuló protesta ni reserva alguna al suscribirla.
Asimismo, acompañaron dos radiografías obtenidas en el Hospital
Rivadavia, en ocasión de la atención médica brindada a Nahuel de Lima con
fecha 4/07/2016. (ver fs.116)

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Con fecha 6 de julio de 2016 en la sede de la Fiscalía de Primera
Instancia en lo Penal Contravencional y de Faltas nro. 6 prestó declaración en
los términos del art. 161 el Código Procesal Penal de la Ciudad de Buenos
Aires el imputado Juan Mariano Martínez Rojas, oportunidad en la cual se negó
a declarar. Asimismo, se acordó con la defensa la medida restrictiva de no
concurrir al domicilio de la calle Amenábar 23 de esta ciudad. (ver fs. 120/121).
A su vez, en la misma fecha se ordenó el traslado por la fuerza
pública de los restantes imputados en autos. (ver fs. 126)
Por otro lado, se presentaron como Amicus Curiae los Dres. Pablo
Llonto y Eduardo Tavani, solicitando que se declare la incompetencia de la
Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, y se considere a todos los delitos
cometidos como graves violaciones a los Derechos Humanos y como delitos
cometidos con el fin de atentar contra la libertad de expresión, para lo cual
enumeraron los delitos cometidos y la aplicación en el caso de normas
internacionales. (ver fs. 134/136).
En otro orden, prestó declaración el sargento Pablo Leonardo
Bossie de la Comisaría 31° de la PFA (ver fs. 141), quien constató los daños en
accesos y aberturas y Server de Internet en el lugar, coincidiendo su relato con
la descripción efectuada por el sargento Espina, además de agregar que el
tendido eléctrico, como los cables de red de computación se encontraban
cortados en varias bocas. Asimismo, agregó que Juan Alberto López, periodista
que le facilitó el ingreso, le indicó que había sido sustraído un disco rígido del
servidor principal y le exhibió una computadora ubicada en la planta baja, con
la máquina abierta, es decir sin tapas protectoras y con el disco rígido a mano,
siendo de fácil acceso y extracción. Dejó constancia que había daños en todos
los ambientes inspeccionados, siendo éstos de antigua data y deterioros en la
estructura por falta de mantenimiento de antigua data.
Por otro lado, se encuentra agregado el resultado de una diligencia
practicada por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Fiscal de la CABA en el inmueble sito en Amenábar 23 de esta ciudad, sobre
las conexiones para la recepción de internet e interrupción de la señal en el
lugar, de la que surge que en el segundo piso los cables de red que fueron
desconectados por la fuerza y estropeados, que en el primer piso también los
cables de red fueron desconectados por la fuerza y estropeados, además de la
sustracción de un switch de ocho puntos, el cual fue reemplazado. En la Planta
Baja, se encontraron todos los artefactos y cables desconectados además de
advertirse la faltante del disco rígido del servidor principal. Asimismo se
constató que la mayoría de las conexiones de Internet habían sido violentadas,
procediéndose a su reconexión a salvedad de varias de ellas que tuvieron que
rehacerse a nuevas ya que habían quedado inservibles (ver fs. 255/274).
Se realizó a su turno un relevamiento entre los vecinos del lugar,
para determinar si alguno vio huir a alguna persona por los techos lindantes al
domicilio de la calle Amenábar 23 y/o si existen cámaras de seguridad en los
alrededores que puedan haber registrado esos movimientos. La diligencia
resultó negativa, ya que la única cámara de seguridad encontrada, en Amenábar
51, pertenece a un inmueble abandonado y con cartel de venta. (ver fs. 275/277)
Asimismo prestó declaración testimonial el querellante Nahuel
Facundo De Lima (ver fs. 284/287), quien se desempeñaba en la guardia del
edificio sito en Amenábar 23 de esta ciudad, los días lunes, miércoles y viernes
en el horario de 18 a 8 horas. Refirió que comenzó a trabajar en el lugar en el
mes de noviembre, cuando fue convocado por Alfonso Villalobos para
acompañar al resto de sus compañeros que protegían su fuente laboral en el
inmueble, y por así haberlo dispuesto el Ministerio de Trabajo, conforme la
documentación que aportó su abogada.
Relató que el día del hecho, él estaba en su puesto de trabajo en el
segundo piso, durmiendo. Aproximadamente las 00.30 horas, se levantó al
recibir una patada en las costillas, propiciada por un sujeto de más de treinta
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
años, alto, robusto, de tez morena y pelo negro, que le dijo textualmente “pibe
levántate”. Agregó que cuando miró hacia arriba vio a otros sujetos, entre 4 y 6
más, que lo rodeaban y le decían lo mismo. Como el deponente no entendía, el
mismo sujeto que lo pateó en un primer momento, lo volvió a patear en el
cuerpo, y ahí reaccionó y se despertó, y cuando intentó salir de la bolsa de
dormir donde descansaba, cosa que le es dificultosa dada su discapacidad
motriz en las piernas, dos de esos sujetos lo hicieron salir.
Cuando se levantó y se incorporó, uno lo agarró del brazo y lo sacó
a un pasillo, y otro estaba por otras habitaciones rompiendo cosas. Relató que
estas personas rompieron por ejemplo cerraduras de puertas que tenían
candados, y cerraduras de cajones que también los tenían, donde se guardaban
papeles pertenecientes a la Cooperativa. Señaló que esas oficinas que estaban al
lado de donde él estaba, pertenecen al áera administrativa de la Cooperativa.
Si bien vio que revolvían los papeles que estaban sobre el
escritorio y que rompían también los candados de los armarios, no logró
escuchar qué era lo que buscaban. Refirió que ante esa situación, el deponente
se imaginó que lo venían a desalojar, porque ellos venían defendiendo los
puestos de trabajo tanto de él como de sus compañeros. Indicó que meses
anteriores, quien decía ser el dueño, Martínez Rojas, en dos oportunidades se
presentó en el lugar con unos sujetos queriendo tomar el predio; por eso habían
decidido hacer guarda en el lugar para que ello no ocurriera.
Luego vio a otro sujeto que se acercó hacia él y lo tomó del
cuello, quien le decía “bueno pibe, te tenés que ir”; que ante ello, le dijo que
necesitaba la campera y las zapatillas que estaban en el otro ambiente; por lo
que uno de los que lo sujetó, le trajo las zapatillas, se las dio en la mano, y otro
le dio su campera.
Refirió que mientras él estaba esperando que le dieran sus prendas,
vio que otro sujeto arrancaba de la pared la ficha que provee Internet para el
diario. Aclaró que no arrancó el enchufe, sino toda la ficha que está sobre la
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
pared. Que luego, cuando salió al pasillo, vio que también arrancaron todo lo
demás de cuajo de la pared –enchufes, cables de red y telefonía-; que con ellos
rompieron los cables de los teléfonos que se utilizan para mantener
comunicación con otras oficinas y los cables de red de Internet.
A preguntas que se le formularon, manifestó que en el interior del
inmueble había unas ocho personas, de las cuales escuchaba que revisaban
todas las instalaciones; que el declarante lo escuchaba desde un pasillo que da a
los otros ambientes.
Siguió relatando que esas tres personas que lo sujetaban, lo bajaron
por las escaleras, los tres pisos; que lo tironeaban para que bajara rápido, lo que
para él es dificultoso por su discapacidad, mientras le decían “baja pibe baja”;
que él se sintió intimidado a bajar tan rápido porque no podía, tiene otros
tiempos; pero mientras iba bajando, podía escuchar cómo en el resto de los
lugares seguían rompiendo cosas.
A preguntas sobre qué escuchaba y por qué infería que rompían
cosas, respondió que cuando ellos subieron con unas barretas para romper
cerraduras, vio que uno de ellos colocó un corta hierro y con una masa
rompieron la cerradura de la puerta que da ingreso a la oficina de
administración.
Se le preguntó si vio algún cerrajero con herramientas apropiadas
para abrir puertas, a lo cual respondió que no.
Agregó que mientras él bajaba por las escaleras junto con los tres
sujetos que lo sostenían, escuchaba golpes contra elementos duros que podrían
ser puertas o armarios, y de eso infiere que estaban rompiendo cosas.
Señaló que al llegar a Planta Baja, vio que misma gente estaba
arrancando de cuajo la puerta de acceso al área de sistemas del diario en donde
se encuentran los routers y los discos rígidos del diario y que rompieron la
pared de durlock que reviste el lugar.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Expuso que en la Planta Baja había otras personas que está seguro
que eran del mismo grupo; que al llegar ahí, una de todas esas personas advirtió
su problema motriz, y ahí le acercó una silla donde el deponente se sentó y se
puso sus zapatillas, mientras que el resto de los sujetos seguía buscando cosas.
Señaló que en la Planta Baja se ubica una estructura de hierro que
tiene unas placas, donde se enchufan los cables de Internet; que rompieron una
cerradura e ingresaron, ahí no vio si rompieron esos cables.
Siguió relatando que cuando se puso las zapatillas, uno de los
sujetos que estaba ahí le dijo “bueno pibe ándate”. Además, dijo que vio que en
la Planta Baja unos sujetos estaban corriendo un escritorio de grandes
características para colocarlo frente a la puerta de ingreso para impedir que
ingresara otra gente.
Indicó que al salir del lugar vio a un patrullero detenido frente a la
puerta; que caminó unos metros hacia la izquierda sobre Amenábar y se refugió
bajo un toldo de un bar, porque llovía. Después quiso cruzar hacia la otra
esquina y advirtió que allí estaban Norma Fernández y Gabriel Agüero,
compañeros del declarante, que son madre e hijo y que también estaban antes
adentro del inmueble. Les gritó y le dijo Gaby “vení que estoy bien” y allí
volvieron los tres juntos hacia el toldo. Le contó lo sucedido y que se sentía
bien. Relató que en ese momento, ya serían la 1 am aproximadamente, empezó
a mandar mensajes al grupo de whatsapp, a los compañeros, para decirles que
los habían desalojado. Los compañeros le fueron preguntando, a lo que él los
convocó al lugar. Mientras mandaba los mensajes, permanecía con Norma y
con Gabriel.
Seguidamente, vio que los sujetos que habían ingresado al
inmueble, entraban y salían por la puerta de emergencia de la radio, y que el
automóvil de la Policía Federal siempre permaneció en el lugar sin acercarse a
ellos a preguntarles lo que había sucedido. Vio a un policía que bajó del
patrullero, no sabe si era el chofer o el acompañante, se acercó a la puerta de
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
vidrio que es la principal, y miró hacia adentro, pero no les preguntó nada a
ellos. Pudo ver que uno de los sujetos que estaba en el interior del edificio le
mostraba un papel al Policía, y en ese entonces el patrullero se retiró del lugar.
Relató que Norma estaba nerviosa, gritaba y lloraba, y él trataba de
calmarla. Que en ese ínterin, llegó una compañera de nombre Julia junto a su
marido, los vio bajo el toldo, se entrevistaron y le contó lo que había sucedido.
Mientras estaba allí, vio a un grupo de unas cuatro personas que portaban
barretas o hierros que se acercaban al diario. Señaló que estos sujetos entraron y
salieron como quisieron del lugar. Que Julia le preguntó a uno de estos sujetos,
quién los mandó, y este sujeto dijo que el dueño.
Agregó que tiempo después sintió dolor por la patada que le había
propinado el sujeto que lo despertó, pero que ya estaba en su casa.
A preguntas que se le formularon, manifestó que no se acercó al
patrullero a denunciar las lesiones que había sufrido al recibir la patada por
parte del sujeto que ingresó al inmueble, porque tuvo miedo de contarle a la
Policía, ya que vio que ésta estaba acompañando de algún modo a la gente que
lo había sacado del lugar; que para él la policía era cómplice de esta gente; por
eso no denunció las lesiones. Refirió que él quería llegar a su casa, que estaba
dolorido. Después su mamá le dio un analgésico y se durmió, pero por la
mañana una compañera lo llamó preocupada por su salud y le aconsejó hacer la
denuncia de lo sucedido.
Por ello fue al diario alrededor de las 14 horas, junto con su padre
para formalizar la denuncia. Allí se encontró con la madre de Federico Amigo
que es médica y le aconsejó llamar al SAME, para que él no se tuviera que
trasladar solo. El SAME llegó al lugar y lo trasladó al Hospital Rivadavia,
donde le hicieron placas, por lo que luego instó la acción penal. Indicó que lo
demás está relatado en la querella.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Por último, se le exhibieron las vistas fotográficas de fs. 37/59, en
las que reconoció algunos sectores del edificio, y señaló que allí se ilustra el
modo en que describió cómo arrancaron de cuajo las conexiones de Internet y
rompieron los armarios; y afirmó que quienes lo hicieron, fueron las mismas
personas que lo sacaron del lugar.
En otro orden, obra agregado a fs. 302/3 un informe de la empresa
Cablevisión - Fibertel, en cuyo cuerpo se informa que el día 4/07/2016 hubo
una interrupción del servicio de Internet en el domicilio sito en Amenábar 23 de
esta ciudad, por razones desconocidas, no imputables a Cablevisión S.A. Se
destaca en dicho informe, que los equipos no se encontraban navegando ni
estaban desconectados en la fecha requerida; y que habiendo verificado en sus
servidores, en esa fecha no hubo ningún inconveniente técnico imputable a esa
empresa; que por ello se puede confirmar que dicha conexión a Internet estuvo
desconectada o sin funcionamiento por un motivo ajeno a esa empresa.
A fs. 394/5 prestó declaración Randy Paul Stagnaro quien ratificó
la presentación realizada por la Dra. María del Carmen Verdú al momento de
constituirse en parte querellante en estas actuaciones y al serle exhibidas las
vistas fotográficas obrantes a fs. 46/59 refirió que puntualmente en aquellas
agregadas a fs. 48, 50 y 51 se advertía que las personas que ingresaron en la
madrugada de los hechos a la sede del Diario Tiempo Argentino tuvieron la
intención de dañar no solo el mobiliario de la empresa sino también las redes de
Internet y la red interna impidiendo de tal modo que los distintos puestos de
trabajo tuvieran contacto entre sí y al exterior, imposibilitando todo tipo de
tareas entre ellas la más importante, la salida del diario.
Al respecto aclaró que la publicación del diario implica una
interacción permanente entre muchos puestos de trabajo dentro del
establecimiento ubicado en la calle Amenábar 23 de esta Ciudad y en
simultáneo en contacto con el exterior, por lo cual la ruptura de las redes
imposibilita la salida del diario.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Además señaló que sustrajeron de uno de los servidores que estaba
ubicado en el interior del establecimiento un disco rígido que era imprescindible
para que funcionen los demás programas de cada computadora.
En otro orden, afirmó que el accionar policial fue a su entender
irregular porque había posibilitado el ingreso de Martínez Rojas y su gente al
predio, toda vez que el personal policial alegó que Martínez Rojas le había
mostrado unos papeles que lo acreditaban como dueño del lugar y cuando le
preguntaron al Subcomisario Aparicio qué papeles eran los que refería Martínez
Rojas no supo dar una explicación y tampoco se los mostró. Agregó que incluso
Martínez Rojas había llevado a un cerrajero que estaba haciendo su labor en
presencia policial.
Finalmente mencionó que también resultaban testigos del accionar
descripto María Julia Izumi y su esposo David Omar Zanazzi.
A su turno, Javier Matías Borelli manifestó que el día de los
hechos, a las 00.40 horas aproximadamente había recibido un llamado
telefónico de Randy Stagnaro quien lo había puesto en conocimiento de que
habían entrado a la redacción, que habían echado a los compañeros que se
hallaban en su interior y estaban rompiendo las instalaciones.
Señaló que en virtud de ello llamó al 911 luego de lo cual se dirigió
hacia el lugar donde arribó a la 1.15 horas y se encontró con Fernandez,
Agüero, De Lima e Izumi y su esposo David Zanazzi, todos ellos
resguardándose de la lluvia bajo un toldo que se encontraba en la esquina de la
redacción mientras que frente a ellos, había un móvil policial con las balizas
encendidas.
Además explicó que se observaba que en la redacción había luces
encendidas pero que estaba tapiada la entrada y que habían colocado papeles y
pintado con aerosol las ventanas del segundo piso para que no se viera lo que
hacían en el interior.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Relató que en virtud de ello les había preguntado a sus compañeros
qué estaba haciendo la policía y le respondieron que lo estaban esperando a él
para que vaya a ver al Subcomisario. Que se acercó al móvil policial, se
presentó y los efectivos lo invitaron a llevarlo a la Comisaría para hacer la
denuncia. Les explicó que ese lugar era su fuente de trabajo y que estaban
rompiendo las instalaciones ya que se escuchaban ruidos del interior.
El efectivo policial que oficiaba de chofer del móvil le refirió que
la persona que había ingresado manifestó tener un contrato de alquiler del lugar
y que lo estaban esperando para ver al subcomisario en la sede policial. Que
subió al móvil pero les indicó que antes de irse debía arribar al lugar otro
patrullero para resguardo de los trabajadores que ya se habían acercado al
edificio de la redacción del Diario Tiempo Argentino.
Explicó el testigo que los policías llamaron a otro móvil y que
cuando éste arribó al lugar se dirigieron hacia la comisaría. Una vez allí se
entrevistó con el Subcomisario Aparicio a quien le solicitó que intervenga y que
éste le contestó que la Fiscalía había ordenado que espere en la puerta y que
solamente si salían debía identificar a las personas que estaban en su interior,
oportunidad en que lo llamaron por teléfono y le dicen que se tenía que dirigir
para la sede del diario, lo que ellos también hicieron.
Manifestó que al llegar vieron más patrulleros enfrente de la
redacción y varios compañeros que intentaban ingresar al edificio. Que
ingresaron Randy Stagnaro, el diputado del Frente para la Victoria Lauro
Grande, el Subcomisario Aparicio y dos oficiales más y se reunieron con
Martínez Rojas y un grupo de seis personas que estaban con él. Que Martínez
Rojas accedió a la identificación de las personas que lo acompañaban pero con
la condición de que luego de ello los dejaran irse, lo que así se hizo.
Por último señaló que después de ello, junto con la policía
recorrieron las instalaciones del edificio, tanto la planta baja donde funciona
Radio América como el resto del edificio donde se encuentra redacción del
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
diario Tiempo Argentino y pudieron corroborar los daños ocasionados, como
ser los cables de las redes rotos, la puerta arrancada de la oficina de sistemas y
otros cables de las paredes salidos y cortados, todo lo cual impedía que el diario
pudiera publicarse.
En los mismo términos a fs. 398 prestó declaración testimonial
Daniela Alejandra Gisbert, empleada de Radio América, quien el día de los
hechos llegó al edificio de la calle Amenábar 23 de esta Ciudad
aproximadamente a la 1:00 horas y explicó que pudo ingresar al edificio una
vez que la gente que estaba con Martínez Rojas salió. En esa oportunidad pudo
corroborar que habían arrancado la línea digital que conecta los estudios
centrales ubicados en Amenábar con la planta transmisora que se ubica en Villa
Soldati.
Además explicó que estaban desconectados los equipos
informáticos, que habían roto los cables de las instalaciones que proveen
Internet, que estaban dañados los candados de los lockers donde se guarda
material de trabajo, como así también distinto mobiliario como ser sillas,
percheros y paredes.
En esa misma línea, a fs. 406/7 y 408 prestaron declaración
testimonial María Julia Izumi y David Omar Zanazzi, quien señalaron que el día
de los hechos en momentos en que se encontraban en su domicilio particular
habían sido anoticiados de los hechos ocurridos en el edificio de la calle
Amenábar 23 de esta Ciudad por parte de Randy Stagnaro quien llamó
telefónicamente a Izumi y le explicó que una “patota” había ingresado al
edificio y agredido a las personas que estaban en su interior y concretamente le
pidió que vaya hacía el lugar ya que vive muy cerca de la redacción.
Manifestó Izumi que cuando llegó al lugar se encontró con sus
compañeros Fernandez, Agüero y De Lima bajo un toldo, ya que se refugiaban
de la lluvia en la esquina del diario. Fueron ellos quienes la anoticiaron de lo
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
sucedido, agregando además que había un patrullero en la puerta de la
redacción.
Agregó que se acercó hacía ese móvil y les explicó a los policías
que estaban en su interior que la gente que estaba dentro del edificio no eran
empleados del diario, que allí funcionaba una cooperativa y que estaban
poniendo en peligro el material de trabajo, frente a lo cual los funcionario
policiales nunca se bajaron del patrullero y le respondieron que quienes estaban
en el interior del edificio eran los dueños porque habían mostrado un
documento que así lo acreditaba.
Explicó que comenzó una discusión con los efectivos policiales y
que éstos se retiraron del lugar, pero que a los pocos minutos regresaron y le
dijeron que debían dirigirse a la Comisaría a realizar la denuncia, lo que
finalmente hicieron cuando llegó al lugar Javier Borrelli, presidente de la
cooperativa.
Señaló que mientras esto sucedía, cuatro o cinco personas salieron
del edificio y que portaban una valija con herramientas. Que se dirigieron
caminando por Amenábar hacía Dorrego y luego volvieron a ingresar sin que
los policías que estaban en el lugar se hubieran bajado del móvil ni impedido
esos movimientos.
Manifestó que se formó una concentración de trabajadores en el
lugar y que alrededor de las 5:00 horas aproximadamente levantaron un portón
lateral para ingresar al predio. Que para ese entonces se presentó en el lugar una
autoridad de mayor jerarquía de la Seccional que intervino y se negoció con la
gente que estaba adentro, quienes finalmente salieron de forma organizada y
protegidos por la policía.
Por otro lado, a fs. 580/1 obra el informe realizado por el Cuerpo
de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de
Buenos Aires, cuyo objeto fue determinar si las conexiones para la recepción de
Internet ubicada en el edificio fueron solamente desconectados o si fueron
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
dañados, interrumpiendo la señal de Internet que se requería para la emisión del
diario en forma virtual.
Al respecto se determinó que en la oficina de Administración
(denominada por la policía como sala de computadoras) ubicada en el segundo
piso se hallaban los cables de red desconectados por la fuerza y estropeados, al
igual que en el sector fotografía y diseño ubicada en el primer piso, mientras
que en el sector de la redacción ubicada en el primer piso se sustrajo un switch
de ocho puntos el cual fue posteriormente reemplazado.
En la planta baja, donde se ubica la sala “Informática” en la cual se
encuentran elementos informáticos en desuso o en reparación y el servidor
principal, se determinó que todos los artefactos se encontraban desconectados y
se advirtió la falta de disco rígido del servidor principal.
Finalmente, Rodolfo López, técnico informático de la redacción
informó que la mayoría de las conexiones de Internet fueron violentadas por lo
que se había procedido a la reconexión de las mismas para poder continuar
trabajando y que varias de ellas debieron ser reemplazadas por otras nuevas ya
que habían quedado inservibles.
Así las cosas, con fecha 15 de julio de 2016, la Sra. Jueza titular
del Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas n°
28, Dra. María Julia Correa, declaró su incompetencia para entender en las
presentes actuaciones y las remitió a este fuero federal, con el argumento de que
de las constancias obrantes en autos, surgía la comisión de varias conductas
ilícitas, tales como la de usurpación, denunciada por Javier Borelli; amenazas,
las cuales surgen de las declaraciones de las tres personas que se encontraban en
el inmueble al momento de iniciados los incidentes; daños (art. 183 del CP)
según la calificación efectuada por la Fiscalía, y daños agravados (art. 184 inc.
6 del CP) conforme la calificación pretendida por la querella, quedando
finalmente radicadas ante este Tribunal.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
En tal sentido, a solicitud de este Tribunal la Inspección General de
Justicia remitió a fs. 689 la documentación que obra en sus registros relacionada
con las sociedades Balkbrug S.A., Desup S.A. y Grupo M Deluxe S.R.L., la
cual se encuentra reservada en Secretaría.
De la misma surge que la firma Balkbrug S.A. tiene como objeto
social la edición, publicación y distribución gráfica y digital de diarios, revistas,
libros, impresiones y todo lo relacionado con las artes gráficas. No figura entre
sus accionistas Juan Mariano Martínez Rojas, pero sí registra en el mes de
diciembre de 2017 la anotación de la quiebra e inhabilitación de la firma.
Por su parte la sociedad Desup SA tiene por objeto social
principalmente la presentación y explotación de servicios de radiodifusión de
acuerdo con las previsiones de la Ley de Radiodifusión nro. 22.285.
Así obra en la documentación remitida un testimonio de Acta de
Asamblea General Extraordinario de 25 de enero de 2016 del que se desprende
que la misma está constituida por acciones de Juan Mariano Martínez Rojas y
de Grupo Deluxe SRL- representada por Juan Carlos Martínez Rojas.
Asimismo, en el marco de dicha Asamblea General se designó
como presidente y director titular a Juan Mariano Martínez Rojas.
Por último surge de la documentación enviada que la firma Desup
S.A. registra una anotación de quiebra e inhabilitación en el mes de junio de
2017.
Finalmente, obra inscripto en la IGJ el contrato social de la firma
Grupo M Delux SRL de fecha 3 de marzo de 2015 del cual surge que sus
socios constituyentes son Juan Mariano Martínez Rojas y Juan Carlos Martínez
Rojas, y que su objeto social sería la importación y exportación de artículos de
bazar, regalos, juguetes, etc, la comercialización de los bienes mencionados,
comercio exterior, asesoramiento integral y servicios de logística comercial,
almacenamiento y conservación de productos por cuenta propia y orden propia
o de terceros.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
En tal sentido, a fs. 785/91 obra el informe remitido a solicitud de
este Tribunal por el Ente Nacional de Comunicaciones –ENACOM- mediante
el cual se informó que mediante expediente EXPENACOM 2779/2016 tramitó
el pedido de aprobación del ingreso a Desup S.A. del Sr. Juan Mariano
Martínez Rojas con el 90% del capital social y de la firma Grupo M Deluxe
SRL con el 10% del capital social.
Asimismo, respecto de la firma Desup SRL se informó que
mediante decreto N°1159/82 se le concedió la licencia correspondiente a un
servicio de radiodifusión sonora por modulación de amplitud identificado con la
señal distintiva LR9 en la frecuencia 1190Khz, comprensiva de un servicio por
modulación de frecuencia, en la frecuencia 102.3 Mhz.
Posteriormente, en virtud de una presentación realizada por
Martínez Rojas mediante la cual informó que con fecha 11 de junio de 2016
había tomado posesión de las instalaciones de la planta transmisora, se ordenó
mediante la resolución5790-ENACOM/16 la instrucción de un sumario a la
licenciataria Desup SA tras lo cual se emitió la resolución N°6602-
ENACOM/16 quee declaró extinguida la licencia citada en orden a lo normado
por el artículo 50 inciso i) de la Ley 26522.
Finalmente se informó que mediante decreto N°1069/17 se
adjudicó a Perfil Radiodifusiones S.A. integrada por Jorge Fontevecchia y
Nelva Elvira Balbina López la licencia en cuestión luego de realizarse el
correspondiente concurso público.
Al respecto a fs. 728/9 se recibió declaración testimonial a Luciano
Diego Ferraro quien a la fecha de los hechos se desempeñaba como apoderado
de la firma SFP3 S.A., la que se dedica a la actividad inmobiliaria siendo titular
del inmueble sito en la calle Amenábar 23, de esta Ciudad y locador del mismo
a la firma Balkbrug S.A.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Explicó que existía un contrato de alquiler que se había suscripto
con la firma Balkbrug S.A. el 15 de marzo de 2014, y vencía el 15 de marzo de
2017 por la locación del inmueble en cuestión. Que la persona que firma el
contrato era Luisa Cuschnir, en representación de Balkbrug S.A.; y por la firma
SFP 3 S.A. lo había suscripto su entonces Presidente, William Bateman.
En tal sentido, aportó una copia del contrato de alquiler
mencionado el que obra agregado a fs. 716/27 y señaló que en diciembre de
2015, esta empresa Balkbrug S.A. dejó de abonar el alquiler, por lo cual, pasado
algunos meses sin obtener ninguna respuesta por parte de la locataria, se decidió
rescindir, previo a realizar algunas intimaciones a cumplir con el pago.
En esa línea aportó también en calidad de borrador una copia de un
acta de notificación con intervención de escribano, mediante la cual se corrió
traslado de la demanda efectuada por SFP 3 S.A. a Balkburg S.A. por falta de
pago del alquiler del inmueble que tramitó en la justicia civil (fs.712/715).
Asimismo, preguntado que fue para que diga por qué motivo
figuraba en el encabezado del contrato de locación que comparecía el Sr.
Roberto Oscar Flores en representación de la firma Balkbrug S.A., y al pie lo
suscribe la Sra. Luisa Cuschnir, en representación de la misma, respondió no
sabía y que en ese momento lo estaba advirtiendo. Que él no había esta presente
en la firma de ese contrato y que desconocía por qué firmaba otra persona el
contrato.
Exhibida que le fue la constancia de rescisión del contrato de
locación y de intimación a devolver el inmueble obrante a fs. 4 manifestó
reconocer el documento y la firma como propia y al respecto explicó que esa
rescisión se debió precisamente a la falta de pago por parte de la firma
mencionada.
Finalmente señaló no conocer ni haber tenido ningún tipo de
vinculación con Juan Mariano Martínez Rojas, ni con las firmas Desup SA y
Grupo M Deluxe SRL.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Asimismo, a fs. 742/3 se recibió declaración en este Tribunal a
Javier Matías Borelli quien al ser exhibida su declaración prestada en sede de la
Comisaría 31° de la PFA (fs. 1/ 2) explicó que al momento de realizar la
denuncia que originó estas actuaciones pidió que agreguen al final, que
Martínez Rojas nunca había probado ser dueño de Balkbrug; que ellos estaban
en ese lugar porque tenían un permiso del Ministerio de Trabajo para resguardar
los bienes en el marco de un reclamo laboral por vaciamiento y que sabían que
el contrato de alquiler del edificio donde funcionaba el Diario Tiempo
Argentina estaba rescindido y según la policía, ese documento había sido
utilizado por Martínez Rojas para tratar de justificar su entrada al edificio.
Además, explicó que le dijo al personal policial que ese contrato
está vencido, y en ese acto les mandó por mail el documento de la rescisión, que
lo tenía escaneado.
A su turno, a fs. 744/5 se recibió declaración testimonial a Randy
Stagnaro quien señaló que los daños que se provocaron en la redacción
apuntaron a impedir que continuaran trabajando y que salieran tanto el diario
como la página web, porque los daños eran tanto en la red interna como con los
vínculos al exterior como las señales de Internet y los teléfonos.
Al respecto explicó que sin eso una redacción no puede funcionar.
Además, indicó que al sustraer un disco duro del servidor más importante que
tenían, era imposible que las computadoras pudieran actuar entre sí; eso
imposibilitaba la salida del diario. Añadió que los mismos daños se repetían en
las tres plantas del edificio; los mismos cables cortados, las mismas conexiones
cortadas, las conexiones eléctricas cortadas y que incluso habían arrancado
cables de la pared.
Además, remarcó lo llamativo que a su entender resultó el accionar
de la policía, ya que explicó que cuando vió a Nahuel De Lima a la tarde de ese
lunes 4 de julio, les informó cómo fue cuando a él lo expulsaron, y que había un
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
patrullero estacionado en la puerta; De Lima se cobijó bajo un toldo porque
llovía muy fuerte esa noche, y cuando él llegó al lugar, la policía todo lo que
hizo fue tratar de impedir que ellos ingresaran al edificio, y defendía la
presencia de la patota. Decía que había una fiscal –nunca aclararon quién era-
que había decidido que las cosas eran de esa manera, y que no había que
modificarlas.
Manifestó que le explicaron al jefe policial allí presente –
Subcomisario Aparicio-, que los custodios de los bienes allí presentes eran ellos
por decisión del Ministerio de Trabajo, y que “la patota” no tenía nada que
hacer ahí dentro, ya que no eran ni dueños del inmueble ni inquilinos, y que no
tenían ningún atributo sobre los bienes que había allí dentro ya que el
Ministerio de Trabajo les había otorgado la custodia a los trabajadores. Agregó
que a pesar de esas explicaciones, la autoridad policial -el Subcomisario
Aparicio- se negaba a intervenir y que recién se puso en contacto con la fiscalía
cuando se fueron sumando los trabajadores de la cooperativa.
A su turno Nahuel Facundo De Lima (ver fs. 748/9) ratificó su
declaración brindada a fs. 284/287 y agregó que cuando a lo sacaron de la
puerta del costado del edificio –que era como una puerta de emergencia-, ellos
decían que tenían un papel, decían que tenían una orden para entrar -que nunca
se comprobó-, y que en la puerta había un patrullero. Que se dirigió hacia la
esquina y se resguardó de la llovía bajo un toldo que había en el lugar
oportunidad en que pudo observar que el policía que estaba adentro del
patrullero en el asiento del que manejaba, se baja y se acerca al vidrio de la
puerta principal, que daba a donde estaba la recepción en planta baja, quien
miró lo que estaban haciendo quienes estaban dentro y luego se acercó a la
puerta del costado que daba a la radio, habló con la persona que lo expulsó a él
y éste le mostró un papel.
Agregó que luego el policía que conducía el móvil se retiró y tras
toda esa secuencia, se encontró con sus compañeros Norma Fernández y a Gaby
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Agüero, quienes se dirigían la parada del colectivo. En ese momento Agüero le
contó que cuando los sacaron a ellos se cruzaron con un camión recolector de
basura, a quien pararon y tras contarles la situación, un empleado del camión le
prestó el celular para llamar al 911.
Explicó que hacía esa aclaración ya que él fue quien salió último
del lugar y desconocía si ese patrullero que estaba en la puerta se debía a ese
llamado o si estaba previo a eso en el lugar. Agregó que también mandó un
mensaje de voz por whatsap a sus compañeros para contarles lo que había
pasado y que Julia Izumi fue la primera en hacerse presente ya que vivía en las
cercanías del diario.
Indicó que mientras le contaba a Izumi lo que había sucedido
observaron que por la calle de enfrente venían seis o siete personas más con
palos, barretas y cadenas, con la intención de entrar al edificio. Ante ello Izumi
les preguntó quién los había mandado, y uno de ellos les respondió “a nosotros
nos mandó el dueño”.
Además, dijo entender que estas personas fueron a romper los
equipos para que el diario no siga saliendo, porque dañaron precisamente el
servidor central, las computadoras, las conexiones de red y los discos duros,
que son elementos fundamentales para la salida de un diario.
Asimismo a preguntas que se le formularon explicó que padece una
discapacidad motriz congénita y que utiliza unos bastones canadienses para
poder trasladarse, a lo cual exhibió su certificado original de discapacidad
emitido por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, cuya copia
se agregó a fs. 747.
Al respecto de las lesiones sufridas a consencuencia de los golpes
recibidos según se relató a fs. 284/287, se obtuvo a fs. 780/84 la historia clínica
labrada en el Hospital Rivadavia por la atención brindada el día 4 de julio de
2016 al nombrado De Lima, de la cual surge que al examen físico presentaba
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
excoriaciones leves y traumatismos, que se le realizaron radiografías las cuales
no evidenciaron lesiones óseas agudas aparentes.
Al ser convocado en los términos del art. 249 del Código Procesal
Penal de la Nación, Gabriel Matías Agüero manifestó que ratificaba su
declaración brindada en sede policial y que quería aclarar que cuando se
menciona en esa declaración que luego de los hechos un patrullero lo había
llevado a la comisaría a declarar, anteriormente había venido otro patrullero,
que estaba en la puerta del edificio, en la entrada de Amenábar 23 y que se
acercó a la entrada del diario; que un patovica le mostró un papel y el policía se
retiró.
Al respecto indicó que ese patrullero vino en el momento en que él
estaba llamando al 911 desde el celular que le había prestado un recolector de
basura que pasaba en ese momento por el lugar, es decir, que ese patrullero,
llegó al lugar antes de que llamara al 911 y aclaró que él había sido el primero
en salir del edificio ese día.
Por último, brindó declaración testimonial Norma Lizabeth
Fernández (fs. 753) quien aclaró que cuando a la echaron del edificio, se acercó
un patrullero al lugar; y que ella pensó que era porque había llamado su hijo –
Gabriel Matías Agüero- al 911 pero que estaba equivocada.
En tal sentido, explicó que cuando “los patovicas” la echaron del
lugar corrió hacia la esquina donde se encontró con su hijo, Gabriel Matías
Agüero, hablando con un chico del camión recolector de basura, pidiéndole el
teléfono para llamar al 911 y que mientras que él llamaba al 911 ella intentó
comunicarse con Randy Stagnaro, momentos en que advirtió que el patrullero
estaba en complicidad con las personas que habían entrado al edificio.
II.- Las indagatorias y los descargos.
Así las cosas, por entender que se encontraba reunido el estado de
sospecha a que alude el art. 294 del Código Procesal Penal de la Nación se
ordenó recibir declaración indagatoria a Gabriel Martín Moraut, Henry Omar
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Castro Vargas, Carlos Alberto Ruiz Díaz, Carlos Roberto Antivero, Juan Carlos
Blander, Marcelo Mauricio Caña, Pablo Javier Batista, Diego Javier Chaves,
Esteban Oscar Díaz, Rodrigo Ezequiel Roldan, Juan Carlos Moreno, Ovidio
Leonardo Ramírez, Omar Osvaldo Ontivero, Juan Mariano Martínez Rojas,
Guillermo José María Carrasco y Alejandro Agustín Marostica Spahn,
conforme dan cuenta las actas de fs. 857/62, 867/72, 874/9, 881/6, 893/99,
900/4, 924/9, 930/5, 940/4, 945/9, 954/9, 976/80, 981/5, 1003/7, 1016/24,
1044/50.
En tal sentido, se imputó a JUAN MARIANO MARTÍNEZ
ROJAS “Haber organizado el plan criminal en el que participaron al menos
un grupo de personas compuesto por Juan Carlos Blander; Julián Zacarías
Sosa; Pablo Javier Batista; Ovidio Leonardo Ramírez; Juan Carlos Moreno;
Esteban Oscar Díaz; Gabriel Martín Moraut; Omar Osvaldo Ontivero;
Marcelo Mauricio Cañas; Carlos Roberto Antivero; Carlos Alberto Ruiz Díaz;
Henry Omar Castro Vargas; Diego Javier Chaves y Rodrigo Ezequiel Roldán –
entre otras personas que hasta el momento no han sido individualizadas-, el
cual tuvo por objeto interrumpir de manera violenta el normal funcionamiento
del servicio público de comunicaciones brindado por el Diario Tiempo
Argentino, provocando graves daños en diversas instalaciones y en los
sistemas informáticos emplazados a ese fin en el inmueble sito en Amenábar 23
de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, destruyendo –entre otros elementos
imprescindibles para la salida del Diario- cables de red, el servidor interno del
diario, el servidor de Internet, las redes de telefonía, y sustrayendo el disco
rígido del servidor central-, dejando a su vez a los trabajadores en situación de
precariedad laboral y despojándolos violentamente de su fuente de trabajo. El
hecho fue producido el día 4 de julio del año 2016, alrededor de las 0:30
horas, cuando ingresaron al inmueble ubicado en la calle Amenábar 23 de esta
ciudad, en forma clandestina violentando los cerrojos de acceso y el cambio de
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
la cerradura de las puertas de acceso al lugar, con el fin de ocupar dicho
inmueble y despojar de su posesión a los empleados de la Cooperativa de
Trabajo Por Más Tiempo Limitada que edita el diario Tiempo Argentino, cuya
sede se ubicaba en ese entonces en el lugar indicado y donde en ese momento
estaban el sereno Nahuel De Lima, el sereno Gabriel Matías Agüero y la
madre de este último y empleada de maestranza y limpieza del diario, Norma
Elizabeth Fernández. Los imputados ingresaron al edificio y expulsaron a sus
ocupantes, mediante empujones y frases como “bájese que se va” dirigida a
Norma Fernández. De igual modo se dirigieron a Matías Agüero, a quien le
decían “tómatelas, tómatelas por las buenas o sino te vas a tener que ir por las
malas”; frases que para los nombrados resultaron intimidantes, motivos por
los que a la fuerza abandonaron el lugar. Del mismo modo ocurrió con Nahuel
De Lima, trabajador del Diario, quien posee discapacidad motriz, y el día del
hecho estaba recostado entredormido en la sala de reuniones. Se despertó bajo
una lluvia de patadas en el tórax y abdomen. Cuando abrió los ojos había
varios individuos pateándolo, especialmente en las costillas, que le gritaban
“ándate a la mierda”. Dado que no se podía incorporar ni caminar ya que no
tenía sus muletas, se enfurecieron y le volvieron a pegar. Luego lo levantaron
entre tres sujetos y lo arrastraron hasta la planta baja, donde sólo tras mucho
ruego logró que accedieran a darle sus muletas, antes de que lo echaran fuera
del edificio. Las lesiones de Nahuel De Lima fueron constatadas en el Hospital
Gral. de Agudos “B. Rivadavia”, al que fue conducido por el SAME, una vez
que fue asistido por su padre. Ese mismo día y mientras se encontraban en el
interior del inmueble mencionado, los imputados, de los cuales algunos se
encontraban con el rostro cubierto con capuchas y cuellos polar, destrozaron
con objetos duros y/o blandos pudiendo ser puntapiés, los vidrios,
mampostería, cerraduras, puertas, cables de redes de Internet y demás
elementos que se hallaban en el inmueble sito en Amenábar 23 de esta ciudad,
que pasan a detallarse: En la Planta Baja presentaban daños: la puerta de
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
ingreso a la vivienda cuyo vidrio estaba roto, notándose un impacto de
proyectil, la puerta de ingreso a la recepción, la puerta principal de
ingreso/egreso a la recepción; la puerta de acceso al garaje; la puerta de un
pequeño depósito; dos paredes durlock que dan a la parte de atrás del garaje,
las que estaban totalmente rotas (croquis de fs. 31). En el primer piso, se
encontraban dañadas: la puerta de acceso al depósito, la puerta de ingreso a
la redacción, la puerta de ingreso a la sala de computación, las conexiones de
Internet ubicadas en la base de una de las paredes de la sala de computación y
unos cofres tipo lockers (croquis de fs. 32). En el segundo piso, se verificaron
los siguientes elementos rotos: la puerta de ingreso a la cocina y la puerta del
depósito (croquis de fs. 33). Finalmente, en el tercer piso se encontraban rotas:
la puerta de acceso, el vidrio de la medianera que da al patio interno, la puerta
de ingreso a la oficina, las conexiones a Internet ubicadas en la base de una de
las paredes de la sala de computadoras (croquis de fs. 34). El hecho fue
presenciado por los Sres. Javier Matías Borelli (Presidente de la Cooperativa),
Randy Stagnaro (Secretario de la Cooperativa) y la Dra. María del Carmen
Verdú. Intervino personal policial de la Seccional 31° de la PFA, que identificó
a las personas mencionadas precedentemente, y luego hizo entrega del
inmueble a Javier Matías Borelli, en el mismo carácter en que lo poseía.”,
oportunidad en que el nombrado hizo uso de su derecho a negarse a declarar.
A los restantes se les imputó el haber participado del plan criminal
presuntamente organizado por Juan Mariano Martínez Rojas que tuvo por
objeto interrumpir de manera violenta el normal funcionamiento del servicio
público de comunicaciones brindado por el Diario Tiempo Argentino, en las
mismas circunstancias de modo, tiempo y lugar descripto precedentemente y
con las mismas consecuencias dañosas.
Al momento de ejercer su derecho defensa JUAN CARLOS
BLANDER, negó los hechos que se le imputaron en estas actuaciones y señaló
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
ser apoderado y encargado de logística de la empresa de seguridad privada “All
Acces” siendo su función principal coordinar la logística de todos los trabajos,
de llevar la gente y explicarles qué trabajo deben realizar. En tal sentido explicó
en relación a los hechos investigados que había sido contratado por Martínez
Rojas, quien lo contactó telefónicamente de parte del Comisario Jorge
Azzolina, a quien dijo conocer porque con la empresa All Acces realiza la
seguridad privada del Hipódromo de Palermo en coordinación con personal de
la Comisaría 31° de la Policía Federal Argentina que posee jurisdicción en el
lugar.
Agregó que Martínez Rojas le dijo que necesitaba un trabajo de
serenos en un edificio, porque lo tenía que entregar y estaba tomado y que tenía
el permiso de la fiscalía para abrirlo con un cerrajero.
En tal sentido, dijo que se comunicó con Azzolina quien le
confirmó que le había dado su teléfono a Martínez Rojas y le dijo que el
nombrado necesitaba custodia para ir al edificio con la policía hasta la puerta y
cuidar el edificio pero que la policía no podía cuidarlo.
Que luego de ello, coordinó con Martínez Rojas una reunión en sus
oficinas en el edificio Renault ubicado en San Martín de Tours y Figueroa
Alcorta y que en esa oportunidad le había explicado que necesitaba unas 10 o
15 personas porque tenía que entregar un edificio que tenía varios pisos y debía
hacer un arqueo de todo lo que había dentro para entregarlo al día siguiente al
dueño de la propiedad.
Señaló que arreglaron en realizar el trabajo un domingo a las 12 de
la noche porque al día siguiente a las 12 del mediodía tenía que entregarlo al
dueño. Le pagó $10.000 en su oficina y le entregó un cheque por $30.000 por si
el trabajo se demoraba y necesitaban más horas, además debía conseguir el
cerrajero.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
También indicó que Martínez Rojas le mostró un papel que decía
“Fiscalía” con un logo y un sello de agua, pero que no lo leyó, y que decía que
la Fiscalía lo había autorizado a entrar, a poder abrir el lugar.
Agregó que como había pactado, llegaron al edificio a las 12 de la
noche, que estaba el cerrajero y un patrullero de la Comisaría 31° de la Policía
Federal Argentina con dos policías, un hombre y una mujer, a quienes Martínez
Rojas mostró el mismo papel que le había mostrado a él. Que el policía
detenidamente leyó el papel y autorizó al cerrajero a abrir
Manifestó que concurrió al lugar con 14 hombres que trabajan en
eventos con él, a quienes cuando surge un trabajo los llama y siempre
concurren. Que cuando el cerrajero abrió la puerta, ingresaron al edificio
Martínez Rojas con los policías y atrás ingresaron ellos. Que no sabía qué
funcionaba en el lugar.
Indicó que Martínez Rojas sacó unas planillas donde había que
poner qué encontraban en cada piso y que en ese momento, bajaron por la
escalera dos jóvenes, uno con muletas, y una señora a quienes Martínez Rojas
les dijo que era el dueño y que debían irse del lugar. Que la policía manejaba la
puerta y les abrieron ellos para que se fueran.
Que luego de un tiempo, 20 minutos aproximadamente, cuando
iban a empezar a distribuir a la gente por los pisos, comenzó a llegar gente a la
calle por lo que le dijo a la policía que su trabajo ya estaba realizado y que el se
iba, pero le dijeron que no podía salir nadie.
Afirmó que la gente empezó a golpear todo, a intentar abrir el
portón del garage, que había mucho polvillo y se refugiaron en una habitación
con dos escritorios junto con los policías. Que después llegó un subcomisario
que les tomó los datos y les dijo que se podían retirar.
Manifestó que antes de salir del lugar, la policía los revisó a todos
y constató que no llevaban nada y que a la semana les abonó a las personas que
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
él había llevado por el trabajo realizado, que no recuerda el monto porque
algunas veces cobraban por varios trabajos juntos.
Finalmente, a preguntas que se le formularon manifestó que a
Martínez Rojas no lo conocía con anterioridad, que nunca había tenido trato con
él, sólo cuando lo llamó de parte de Comisario. Además indicó que no había
escuchado nombrar a un subcomisario de apellido Aparicio y que ese día si bien
había un subcomisario que estaba a cargo del operativo llegó al lugar después
de que rompieron todo.
Por otro lado, Gabriel Martín Moraut, Henry Omar Castro Vargas,
Carlos Alberto Ruiz Díaz, Carlos Roberto Antivero, Marcelo Mauricio Caña,
Pablo Javier Batista, Diego Javier Chaves, Esteban Oscar Díaz, Rodrigo
Ezequiel Roldan, Juan Carlos Moreno, Ovidio Leonardo Ramírez, Omar
Osvaldo Ontivero y Alejandro Agustín Marostica Spahn en líneas generales
fueron contestes al relatar el modo en que se sucedieron los hechos, negando
terminantemente el hecho que se les imputó.
En tal sentido, explicaron que realizaban trabajos ocasionales de
seguridad o de serenos para Juan Carlos Blander. Que ese día cuando llegaron
al lugar, estaba Martínez Rojas, un cerrajero, Blander y personal policial.
Algunos refieren que había un patrullero y otros dicen que habían dos. Que el
cerrajero abrió la puerta, entraron y sacaron a la gente que estaba en el interior
pero que en ningún momento ejercieron violencia sobre los mismos.
En este punto, no resultan coincidentes los dichos de los imputados
por cuanto algunos de ellos manifiestan no haber visto en ningún momento que
había gente en el interior del edificio mientras que otros refieren que si bien
había una mujer y dos hombres, ellos fueron expulsados por Martínez Rojas
junto con el personal policial pero sin ejercer violencia sobre los mismos y
finalmente otros dicen que si bien los expulsaron ellos tampoco lo hicieron con
violencia.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Que luego aguardaron en el hall de la planta baja a que les dieran
las indicaciones sobre el trabajo que debían realizar, el cual no llegaron a
concretar porque en esos momentos comenzó a llegar gente al exterior del
edificio, quienes estaban enfurecidos y comenzaron a romper todo porque
querían entrar. Todos coinciden en no haber realizado daño alguno en las
instalaciones y que por el contrario todos los daños que se produjeron fueron
realizados por los manifestantes.
Por el contrario, CHAVES señaló que ingresaron todos al edificio
cuando el personal policial lo autorizó y que empezaron a subir por las escaleras
y se fueron quedando en los pisos para ver que no hubiera personas ajenas. Que
encontraron a un muchacho que dice que lo despertaron a patadas pero que no
fue así, que se retiró por su cuenta sin ninguna lesión.
En igual sentido se expidió ROLDÁN quien refirió que cuando
ingresaron al edificio había una señora y dos jóvenes adentro a quienes les
dijeron que se vayan pero que no los golpearon mientras que Moreno indica que
quien les dijo a estas personas que debían retirarse fue Martínez Rojas.
Por otro lado, algunos manifestaron que a pedido de Martínez
Rojas habían tapado los vidrios de las ventanas con papel de diario para que no
se vea desde el exterior.
Señalaron que después ingresó personal policial, les tomaron los
datos, los palparon y después se retiraron junto a efectivos de la Comisaría 31°
de la Policía Federal Argentina.
A preguntas que se les formularon todos refirieron que no sabían
que en el lugar funcionaba una radio y la redacción de un diario, que no
conocían con anterioridad a Martínez Rojas y que ese día el nombrado tenía en
la mano un papel con el que supuestamente acreditaba ser titular del inmueble
pero que ninguno de ellos lo leyó.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Además, manifestaron que casi todos se conocían por trabajos
anteriores realizados para Blander pero ninguno conocía a Carrasco y a
Marostica Spahn.
También indicaron que en los días posteriores Blander les había
abonado por el trabajo entre de $700 y $1000 pero algunos de ellos no pudieron
precisar el monto porque a veces cobraban por varios trabajos juntos.
Respecto del actuar del personal policial explicaron que estaban
presentes cuando llegaron al lugar y dieron la orden al cerrajero para que
abriera la puerta. Si bien algunos refieren que los efectivos policiales ingresaron
al edificio junto con Martínez Rojas todos coinciden en que estuvieron
presentes durante todo el tiempo que duraron los hechos investigados al menos
aguardando en la puerta del edificio.
En tal sentido, ANTIVERO especificó que los policías que
estaban presentes cuando llegaron al lugar y autorizaron la entrada al edificio,
también ingresaron junto con Martínez Rojas pero que después se fueron y
llegaron otros policías.
Además indicaron que luego llegaron más efectivos policiales y
por último llegó uno de mayor rango, algunos especifican que se trataba de un
comisario o subcomisario, que fue quien los identificó y les tomó los datos
personales.
Finalmente todos manifestaron haberse sentido privados de su
libertad en razón del tiempo que debieron aguardar dentro del edificio hasta
poder salir y relataron detenidamente las agresiones que habían sufrido mientras
salían del lugar.
Por su parte, GUILERMO JOSÉ MARÍA CARRASCO indicó
que desde los 14 años se dedicaba a la cerrajería 24 horas, que había empezado
en el local de cerrajería de su hermano y que su padrastro también fue cerrajero.
Respecto de los hechos investigados explicó que lo había llamado
una persona que se identificó como “Alejandro”, quien resultó ser Alejandro
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Marostica Spahn, para hacer una apertura y que era normal que lo llamen para
hacerla en 24 horas. En tal sentido manifestó nunca había tenido contacto con
esas personas, y que le avisaron que cuando llegue al lugar iba a estar toda la
policía para constatar que esté todo bien y que iba a ser legal. Además dijo que
cuando Marostica Spahn lo llamó, sin que él le preguntara nada, le dijo que iban
a estar el dueño del lugar, con personal de una empresa de seguridad y toda la
policía federal ya que se trataba de un predio tomado.
En tal sentido, aclaró que le dijo esto porque no era normal que
estén diez personas a las doce de la noche en ese lugar. Al respecto aclaró que
tenía avisos en Internet de cerrajería 24 horas, que cubrían toda capital federal y
zona norte y que fue contactado por uno de esos avisos.
Explicó que cuando llegó al lugar, se presentó Alejandro Marostica
Spahn, junto con otro muchacho que estaban en una camioneta Fiorino y al rato
llegó el supuesto dueño del lugar, con una carpeta que contenía papeles, y un
hombre al que escuchó que le decían Blander.
Que el dueño del lugar le mostró los papeles que tenía en la carpeta
para demostrar que el lugar era de él, de los cuales vio que unos tenían un sello,
que podían ser una orden legítima, pero que él desconocía esas cuestiones.
Refirió que en ese momento le dijo a Martínez Rojas que si no
estaba la policía como le habían dicho, para verificar que sea algo legal, el se
tenía que ir. En tal sentido, explicó que el se quería retirar del lugar porque no
se sentía cómodo ahí. Que cada cinco minutos le preguntaba a Blander y a
Martínez Rojas por la policía y les decía que si no venían ya, se iba pero que
luego de unos minutos, arribaron dos móviles de la policía federal.
Explicó que como ellos estaban con los papeles y la
documentación del lugar y estaba la policía, se acercó al policía y le pregunto si
estaba todo bien para hacer la apertura y ellos le contestaron que sí, que haga el
servicio y así fue. Insistió en que estando los papeles presentes y la policía, hizo
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
la apertura del lugar porque la policía le dio la orden directa de abrir el lugar,
aclarando que quien lo autorizó a abrir fue el policía que manejaba el móvil
policial.
Agregó que luego de que abrió las dos puertas, ingresó la gente que
pertenecía a esta supuesta empresa de seguridad, y la policía estaba ahí pero en
ningún momento vio que la policía haya entrado, incluso indicó que él se quedó
a afuera con la policía.
Después Alejandro Marostica Spahn le dijo que tenía que cambiar
las cerraduras por lo que se acerco a los policías que había y les pregunto si
podía ingresar al lugar a cambiar la cerradura y los policías ahí en la puerta lo
autorizaron a pasar a cambiar la cerradura de la puerta lateral, y la de la puerta
principal. En momentos en que estaba haciendo ese trabajo, pudo observar que
afuera se empezó a amontonar mucha gente.
Manifestó que él se quería ir, que estaba metido en una batalla
entre los que estaban adentro y los que estaban afuera y lo único que quería era
terminar su trabajo e irse. Cuando intentó salir, Marostica Spahn vio que se
estaba poniendo complicada la situación afuera y lo ayudó a llevar la mochila
donde tenía sus herramientas pero se asustó y no se animó a salir pero
Alejandro sí salio llevando su mochila.
Explicó que él esperaba que la policía disolviera la situación para
poder salir porque temía por su vida pero que cada vez había más gente afuera y
no sabía que hacer, cómo les explicaba a las personas afuera que era el
cerrajero. Y cada vez era peor, más gente, más gritos, pateaban las puertas a
patadas mientras que las personas de adentro agarraban las cosas y las ponían
contra las paredes y las puertas, para evitar que entraran los de afuera. Que todo
esto sucedió en planta baja y el se refugió en uno de los pisos.
Que finalmente negociaron y un grupo de las personas que estaba
afuera ingresaron con la policía y él bajó a la planta baja oportunidad en que la

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
policía los guió a una habitación, les tomaron los datos –se hizo presente un
Subcomisario- y les dijeron que se vayan.
Agregó que a los pocos días se encontró en José León Suárez con
Alejandro Marostica Spahn quien le devolvió la mochila con sus herramientas y
le dio $1500, que era lo que habían acordado. Al respecto explicó que días antes
de la apertura, cuando Marostica Spahn se había comunicado con él por primera
vez, le pidió un presupuesto para hacer una apertura de 3 cerraduras, a las doce
de la noche y él le dijo que les cobraba $3.500 por lo que el nombrado le
respondió cobrale $4500 a mi tío, que es él quien tiene toda la plata”.
Cuando llego al lugar, y le pidieron también que cambie las
cerraduras, el total de todo el trabajo era $7.500 entre cerraduras y apertura y la
demora que le fueron abonados por Blander dentro del edificio y de ese dinero
le tenía que dar a Marostica Spahn $1.500.
A preguntas que se le realizaron dijo que se encuentra matriculado
como cerrajero y abona sus impuestos desde el año 2011 y aportó el número de
teléfono celular que tenía de Marostica Spahn siendo este el 15-5566-8707.
Además indicó que esa noche él era el único cerrajero que estaba
en el lugar y que el nombrado Marostica Spahn era como un asistente, él era el
encargado de llevar al cerrajero y además explicó que no era habitual que
realizar aperturas de inmuebles de noche.
Explicó que las personas que estaban dentro del edificio tenían la
función de “tomar el fuerte”, siendo esa la frase que escuchó que decían y que
cuando la gente de afuera empezó a patear las puertas para entrar, los que
estaban adentro explotaban los matafuegos y rompían las ventanas.
Además señaló que cree que quienes produjeron los daños tiene
que haber sido las personas que estaban adentro del edificio porque los de
afuera entraron recién con la policía.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
En relación a Nahuel De Lima, Norma Elizabeth Fernández y
Gabriel Matías Agüero dijo que cuando él los vio se fueron pacíficamente pero
que no sabía cómo los habrán tratado adentro y que no vio que estuvieran
golpeados.
Asimismo manifestó que había grabado la conversación telefónica
que había mantenido con Marostica Spahn cuando lo llamó para contratarlo
porque tenía un programa –Call Recorder- que graba las conversaciones
mientras se encuentra conduciendo y aclaró que es un organizador de llamadas
y graba automáticamente todas las conversaciones.
Finalmente Carrasco aportó un disco compacto conteniendo
imágenes y video de la cerrajería, y un audio conteniendo una grabación de la
llamada con Marostica Spahn, a la cual hiciera referencia anteriormente,
procediéndose a reservar dicha documentación por Secretaría.
A su turno, ALEJANDRO MAROSTICA SPAHN señaló que lo
había llamado su papá Dante Román, diciéndole si conocía un cerrajero, que lo
necesitaba Blander. Explicó que tanto él como su padre conocían a Blander por
realizar para él trabajos eventuales de prevención en recitales o tareas de
seguridad.
Agregó que llamó a un conocido que es cerrajero pero que le había
dicho no estaba trabajando haciendo aperturas de puertas razón por la cual su
padre le había pedido si podía conseguir uno por Internet lo que así hizo
consiguiendo el número de Carrasco con quien se comunicó y lo contrató para
realizar el trabajo.
Explicó que a él le habían dicho que tenía que hacer una apertura
en un lugar, y que iba a estar la seguridad de Blander y la policía y que cuando
le dijo eso al cerrajero, éste accedió a realizar el trabajo.
Que recién conoció al cerrajero en persona cuando se encontraron
sobre la calle Amenábar, en una esquina, siendo que luego de transcurrido un

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
tiempo llegó Blander con Martínez Rojas y les presentó al cerrajero pero aclaró
que él no conocía a Martínez Rojas.
En tal sentido, explicó que Blander y Martínez Rojas le dijeron al
cerrajero que tenía que hacer una apertura de puertas y cambio de cerraduras en
un lugar que estaba ahí a 20 metros. Así el personal de seguridad de Blander y
Martínez Rojas y el cerrajero se dirigieron hasta el lugar donde tenían que hacer
la apertura, y se encontraron con la policía federal.
Explicó que había dos móviles; uno en la puerta y uno en la
esquina y que había dos policías por patrullero. Que Martínez Rojas se puso a
hablar con el policía que manejaba el patrullero que estaba en la puerta del
lugar, y le mostró unos papeles que tenía en una carpeta oportunidad en que la
policía los autorizó a ingresar.
Pese a ello, el cerrajero también le preguntó al policía si estaba
todo bien para poder hacer el trabajo, y él le dijo que sí. Que ayudo al cerrajero
a realizar la apertura de las dos puertas teniéndole la mochila donde llevaba
herramientas. Que cuando cambio la cerradura, ingresó al lugar junto a él y
luego empezaron a ingresar el personal de seguridad, los serenos.
Indicó que él se quedó en la puerta pero que después de 15 o 20
minutos cuando observó que se estaba juntando gente afuera decidió salir. Que
le dijo al cerrajero que debían salir pero que el cerrajero no salió y el se fue del
lugar.
Explicó que después se encontró con el cerrajero para devolverle la
mochila y que éste le había dado algo de plata por ese trabajo, no recordando
exactamente cuánto era, pero que eran aproximadamente $800 o $1000.
A preguntas que se le realizaron afirmó que no sabía quién le había
pagado al cerrajero y al serle exhibido el audio aportado en autos por Guillermo
José María Carrasco lo reconoció y manifestó que le había dicho que iba a estar

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
la policía en el lugar porque le avisó Blander y que a Blander le había avisado
Martínez Rojas.
Además indicó que le dijo a Carrasco que a él “no le iba a pasar
nada” y que iba a estar toda la policía presente ese día en el lugar para que se
quede tranquilo más que nada por el horario, porque se iba a hacer la apertura
de un edificio a las once de la noche y él no los conocía
Explicó que Juan Carlos Blander era su empleador eventual y que
no tenía parentesco familiar con él y que en la conversación con Carrasco le
dijo que era su tío para que se quedara tranquilo de que no iba a haber ningún
problema.
Asimismo manifestó que no vio si dentro del inmueble se habían
producido daños porque no había llegado a ingresar, que se había quedado en la
puerta y luego se retiró.
En virtud de los descargos efectuados por los imputados de los
hechos investigados en autos, se requirió a la Policía Federal Argentina la
remisión de todas las constancias que se registren en el Departamento Federal
de Emergencias de esa fuerza en relación a la alerta que se habría emitido el día
4 de julio de 2016 a la 01.30 horas aproximadamente a móviles de la Comisaría
31° de la PFA por autores de ilícito en la calle Amenábar 23 de esta Ciudad (fs.
1057)
Así las cosas, dicha información finalmente fue remitida a fs.
1086/95 por la División Transcripciones y Requerimientos Judiciales de la
Policía de la Ciudad de Buenos Aires en virtud del Convenio de Transferencia
Progresiva a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de facultades y funciones de
seguridad en todas la materias no federales ejercidas en esta Capital Federal.
Con el caudal probatorio así reunido, a fs. 1101/1106 se recibió
declaración indagatoria al Comisario Jorge Guillermo Azzolina, quien resultaba
titular de la Comisaría 31° de la Policía Federal Argentina al momento de los
hechos investigados en autos, oportunidad en que se le imputó haber
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
participado del plan criminal presuntamente organizado por Juan Mariano
Martínez Rojas, suministrándole a requerimiento de éste, los datos de contacto
de Juan Carlos Blander para que se haga presente en el inmueble sito en
Amenábar 23 de esta Ciudad, con un grupo de personas idóneo, plan que tuvo
por objeto interrumpir de manera violenta el normal funcionamiento del
servicio público de comunicaciones brindado por el Diario Tiempo Argentino,
en las mismas circunstancias de modo, tiempo y lugar descripto a los restantes
imputados y con las consecuencias dañosas allí detalladas.
Tal como da cuenta el acta de fs. 1101/1106 Azzolina presentó su
descargo mediante el escrito obrante a fs. 1097/99 a través del cual explicó que
en el mes de mayo de 2016 se había presentado en la Comisaría Juan Mariano
Martínez Rojas quien le había solicitado una entrevista y que como a muchas
otras personas que se presentaban en la comisaría lo atendió.
En dicha reunión Martínez Rojas le informó que era el nuevo
propietario de Radio América la cual funcionaba en la calle Amenábar 23 de
esta Ciudad y que tenía problemas con la comisión interna sindical de la
emisora, recibiendo amenazas en su domicilio por parte de los empleados.
Además, Martínez Rojas le informó que había realizado la
denuncia y necesitaba que personal policial lo custodie hasta la radio, porque
tenía una reunión con representantes de la comisión interna, aclarando que la
Fiscalía donde había radicado la denuncia por las amenazas había dispuesto
colocarle una consigna en su casa para custodia suya y de su familia.
Explicó que ante ello y para verificar si lo sostenido por Martínez
Rojas era cierto, se comunicó telefónicamente con la Comisaría 53 de la Policía
Federal Argentina y además solicitó que le envíen por fax una copia de la orden
escrita de la Fiscalía, la cual aportó en estas actuaciones a fs. 1096.
Así las cosas, manifestó que como la consigna había sido dispuesta
por el Ministerio Publico, designó personal de la comisaría para que lo
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
acompañe hasta la radio, donde se presentaron, ingresaron y mantuvieron una
reunión con personas en su interior, para retirarse luego de unas horas sin
registrarse incidente alguno. Asimismo y por cualquier evento que se suscitara,
se le brindaron los teléfonos de la comisaría, de los móviles y su celular
personal.
Agregó que pasados unos días Martínez Rojas se presentó por lo
menos en dos oportunidades más solicitando custodia para ir a la radio, lo que
así se hizo, ocasiones en que el nombrado mantenía reuniones en el interior del
edificio de la calle Amenábar 23 y se retiraba sin inconveniente alguno.
Manifestó que el 27 de mayo de 2016 Martínez Rojas intentó
ingresar al edificio mencionado pero ello fue impedido por los trabajadores,
ante lo cual se hizo presente nuevamente en la comisaría, donde se le recibió la
denuncia caratulada “Usurpación y Amenazas” con intervención de la Fiscalía
Penal Contravencional y de Faltas N°2.
Explicó que luego de que el personal de la comisaría terminó de
formalizar la denuncia, Martínez Rojas le manifestó su preocupación sobre el
tema, ya que entendía que cuando tomaran conocimiento las personas
denunciadas, la situación podría ponerse más violenta y por ello temía que el
conflicto se traslade a otras de sus empresas.
Añadió el comisario que se le explicó a Martínez Rojas que la
Fiscalía solo había ordenado su custodia personal y la de su familia y que ello
no se hacía extensivo a las otras empresas que tenía. Que para ello debía, o
solicitar la ampliación de la medida ordenada por el Ministerio Publico o
contratar seguridad privada o personal de policía adicional.
Azzolina sostuvo que luego de unos días, Martínez Rojas se
presentó nuevamente en la comisaría y tras consultar si había novedades
respecto de la denuncia que había formulado, le explicó que debía dirigirse a la
Fiscalía ya que ahí tramitaba la causa.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Indicó que Martínez Rojas le preguntó si dada su función y
conocimientos tenía persona o empresa de seguridad privada para recomendarle
dado que los costos del personal de Policía Adicional eran elevados. Explicó
que ante ello, y previo llamado telefónico al Sr. Blander a fin de adelantarle que
había una persona que requería de sus servicios, facilitó a Martínez Rojas el
contacto del nombrado, desconociendo luego qué sucedió entre ambos, no
interviniendo entre ellos de ninguna otra forma más que la mencionada.
Señaló que trascurridos los días Martínez Rojas se había
presentado en varias oportunidades en la Comisaría preguntando por la
denuncia y en cada ocasión se le había indicado que debía dirigirse a la fiscalía
interviniente.
Asimismo explicó que luego de cada una de dichas visitas era
acompañado por el personal de policía hasta la puerta de la radio sita en
Amenábar quienes observaron que no lo dejaban ingresar.
En tal sentido, indicó que la ultima vez que se presentó en la
comisaría, ante su insistencia, le había dicho ofuscado y en mal tono que debía
retirarse y dirigirse a la Fiscalía por cualquier tema relacionado con la
investigación y el avance de la denuncia que había realizado. Que luego de ello,
en una oportunidad concurrió directamente a la emisora y desde allí lo había
llamado para ver si tenía personal cerca porque estaba con un escribano y debía
levantar un acta notarial en la puerta, dejando constancia de la imposibilidad de
ingresar al edificio.
Reiteró que hasta la fecha del hecho siempre se le había indicado
que debía concurrir a la fiscalía y que luego del hecho que originó estas
actuaciones no había vuelto a tener contacto con Martínez Rojas.
En relación a los hechos investigados explicó que el día domingo 3
de julio de 2016 en horas de la tarde en momentos en que se encontraba en un
operativo, aproximadamente entre las 18:00 y las 19:00 horas recibió una
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
llamada telefónica de Martínez Rojas y sin esperar a que éste hable le indicó
que estaba en una manifestación y que al día siguiente lo llamaría.
Que el operativo finalizó a las 22:00 horas aproximadamente,
momento desde el cual permaneció en su domicilio descansando hasta el día
siguiente a las 9:30 horas en que se dirigió a la Comisaría.
Señaló que nunca estuvo en el lugar de los hechos, que no impartió
orden ni directiva alguna al personal policial y/o civil, de ninguna forma, que
tomó conocimiento del hecho en horas de la madrugada cuando el
Subcomisario Aparicio lo impuso de la novedad pero sin referirle la identidad
de los participantes. Recién tomó conocimiento de la presencia de Martínez
Rojas, Blander y las demás personas una vez que llegó a la dependencia policial
a las 9:30 horas, cuando ya todos habían sido identificados y liberados por
orden de la Fiscal interviniente.
Finalmente, manifestó que resultaba fundamental para su defensa
que se acumule a estas actuaciones la causa que tramitaba en la Fiscalía Penal
Contravencional y de Faltas nro. 2 iniciada en virtud de la denuncia que
formuló Martínez Rojas el día 27 de mayo de 2016 en la dependencia por
entonces a su cargo, toda vez que según afirmó, allí se prueban las distintas y
constantes presentaciones de Martínez Rojas tal como lo relató
precedentemente.
Además, al momento de llevarse a cabo la audiencia prevista en el
art. 294 del Código Procesal Penal de la Nación, Azzolina indicó que en virtud
de la orden de protección en los términos del art. 79 del CPPN que había
ordenado la Fiscalía de Instrucción nro.42 tenía la obligación de designar
personal para que custodie a Martínez Rojas ante sus presentaciones en el
edificio sito en la calle Amenábar 23 de esta Ciudad.
Agregó que el nombrado siempre se atribuía la propiedad de Radio
América, no así del Diario Tiempo Argentino y que su única intervención fue

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
haberle brindado el contacto que le pidió y cumplir la orden de protección de la
Fiscalía de Instrucción 42.
Explicó que los policías que lo acompañaban se quedaban en la
puerta, Martínez Rojas ingresaba y mantenía reuniones dentro del edificio, de
las cuales desconoce su contenido.
A preguntas que se le formularon señaló que había tomado
conocimiento de lo sucedido aproximadamente 1:30 o 2:00 horas ya que el
Subcomisario Aparicio por una cuestión de transmisión de novedades a los
mandos superiores le había informado que habían ingresado por zonas a
Amenábar 23 y que ya estaba hecha la consulta. Luego recibió un segundo
llamado, a las 4:00 o 5:00 horas de la madrugada donde le informó que se
habían juntado más de 100 personas en la parte exterior, que tuvo que pedir
refuerzos de la guardia de infantería para contenerlos porque querían entrar a
linchar a las personas que estaban adentro, pero que la situación estaba
controlada y que la Fiscalía ya había dispuesto al respecto.
Asimismo, señaló que no sabía quién le había dado la orden al
cerrajero de abrir las puertas del lugar y que tampoco sabía porqué había dos
patrulleros en la puerta del inmueble, de madrugada y agregó que deben haber
estado ahí por requerimiento del 911 o porque los pararon y les pidieron
colaboración.
En ese orden, preguntado para que dijera si el personal policial a su
cargo se encontraba presente en el lugar cuando ingresó el grupo de personas al
inmueble y para que diga si es cierto que el personal policial a su cargo, en todo
momento se quedó dentro de los móviles policiales en la puerta del lugar dijo
que no sabía porque no había estado presente.
Preguntado para que dijera si existía orden judicial que permitiera
realizar la apertura del inmueble respondió que no tenía conocimiento, que a la
comisaría no le habían ordenado absolutamente nada el respecto.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
En relación al informe remitido por la División Transcripciones y
Requerimientos Judiciales de la Policía de la Ciudad, puntualmente con
respecto al evento reportado el día 4/7/2016 a las 00.55:01 hs por personal de la
Comisaría 31 manifestó no tener conocimiento porque no estaba en el lugar e
indicó que habría que pedir el libro de novedades del móvil 131 para poder
identificar quién estaba a cargo ese día.
Finalmente, en relación al evento reportado el día 4/7/2016 a la
01:18:39 horas señaló que corresponde a una modulación del móvil 431 que
estaba a cargo del Subcomisario Gaston Aparicio.
Así las cosas, en atención al descargo efectuado por Jorge
Guillermo Azzolina se solicitó a la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas
nro. 2 la remisión de la causa 112.187 iniciada en virtud de la denuncia
formulada el día 27 de mayo de 2016 por Martínez Rojas en la Comisaría 31°
de la Policía Federal Argentina, la cual fue remitida a fs. 1130.
Asimismo se requirió la remisión de los libros de novedades de los
móviles 131 y 431 de la Comisaría 31° de la Policía Federal Argentina
correspondientes al 4/7/2016 oportunidad en que conforme surge de fs. 1116/25
la actual Comisaría Vecinal 14B de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires
remitió el libro original correspondiente al móvil 131 el cual consta habilitado
el 24 de mayo de 2016 al 5 de julio de 2016, dejando constancia que el mismo
cuenta con 200 fojas útiles y al momento de contabilizarlas se observa que
presenta 94 fojas útiles, toda vez que fue hallado en esa condiciones en el
depósito judicial de la dependencia.
Por otro lado se informó que el móvil 431 corresponde a los
Oficiales jefes de la Comisaría y por ende no asiste a ningún tipo de llamado
proveniente del emergencias 911. Únicamente se limitaba al contralor de la
labor de personal policial, no realizaba libro de novedades.
III. La situación procesal de los encausados:

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Reseñadas las probanzas y los hechos atribuidos, corresponde
ahora expedirse en relación a la situación procesal de los imputados.
En tal sentido y a los efectos de una mejor comprensión y
prolijidad de los argumentos que se expondrán, en primer lugar, se aludirá a la
situación procesal de Juan Mariano Martínez Rojas, Jorge Guillermo Azzolina,
Juan Carlos Blander, Gabriel Martín Moraut, Henry Omar Castro Vargas,
Carlos Alberto Ruiz Díaz, Carlos Roberto Antivero, Marcelo Mauricio Caña,
Pablo Javier Batista, Diego Javier Chaves, Esteban Oscar Díaz, Rodrigo
Ezequiel Roldan, Juan Carlos Moreno, Ovidio Leonardo Ramírez, Omar
Osvaldo Ontivero y Alejandro Agustín Marostica Spahn para luego avocarme a
resolver en torno a Guillermo José María Carrasco y a Julián Zacarías Sosa.
Es así que antes de avanzar en el análisis de las constancias
obrantes en el legajo, debe señalarse que, desde antaño, es criterio de la Excma.
Cámara del fuero que “…Tal como lo establece nuestro ordenamiento
procesal, los elementos de prueba reunidos deben ser merituados según la
regla de la sana crítica, debiéndose tener en cuenta que en el dictado del auto
de procesamiento se trata de la valoración de elementos probatorios
suficientes para producir probabilidad, aún no definitivos ni confrontados,
pero que sirven para orientar el proceso hacia la acusación, vale decir hacia
la base del juicio…” (C.C.C. Fed., Sala II, causa nro. 11.689 “Leguizamón,
Raúl s/ procesamiento”, rta. 10/11/95).
“…Es fundamental destacar, tal como esta Cámara lo ha hecho en
oportunidades anteriores, que el dictado de auto de procesamiento no requiere
certidumbre apodíctica acerca de la comisión de un hecho ilícito ni de la
participación en su producción del procesado, resultando suficiente la sola
probabilidad…” (C.C.C. Fed., Sala I, causa nro. 28.945 “Cooper, Ricardo s/
falta de mérito”, rta. 25/9/97, reg. 804).

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
“…Conforme lo sostiene la doctrina, el procesamiento contiene un
juicio de probabilidad acerca de la existencia del hecho delictuoso y de la
responsabilidad que como partícipe corresponde al imputado. Se trata de la
valoración de elementos probatorios suficientes para producir probabilidad,
aún no definitivos ni confrontados, pero que sirven para orientar el proceso
hacia la acusación, es decir hacia la base del juicio…” (C.C.C. Fed., Sala I,
causa nro. 28.349 “Tomé Carlos y otros s/ auto de procesamiento”, rta. 5/6/97,
reg. 392).
“…El procesamiento contiene un juicio de probabilidad acerca de
la existencia del hecho delictuoso y de la responsabilidad que, como partícipe
le corresponde al imputado. Se trata de la valoración de elementos
probatorios, suficientes, para producir probabilidad, aún no definitivos ni
confrontados, pero que sirven para orientar el proceso hacia la acusación, vale
decir hacia la base del juicio. La ley exige probabilidad, la que se considera
presente cuando concurren motivos para negar y motivos para afirmar, mas
éstos superan a los primeros sin necesidad de que exista una certeza positiva,
la que no se alcanza en virtud de la vigencia no superada de los motivos para
negar. Para el auto de procesamiento basta, entonces, la mera convalidación
de la sospecha. …” (C.C.C. Fed., Sala I, causa nro. 29.759, “Gargiulo, María
Inés s/ auto de procesamiento”, rta. 3/9/98, reg. 714).
“…De lo que se trata pues, es de habilitar el avance del proceso
hacia el juicio, que es la etapa en la que se desenvolverán los debates y la
confrontación con amplitud. Lo contrario equivale a asumir por los
instructores una tarea impropia, instaurando el debate en la propia
instrucción, privando a quien debe resolver en forma definitiva de la
inmediación con la prueba producida, fundamental para la decisión. La
inteligencia del instructor radica, pues, en colocarse en el lugar que las
normas procesales le asignan, posibilitando la apertura del gran debate, sobre
la base de la verificación de los elementos mínimos que sostengan la sospecha
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
inicial. Debe recordarse que el sistema denominado “mixto” de enjuiciamiento
penal vigente contempla, precisamente, una investigación preparatoria con
preponderancia en los caracteres del sistema inquisitivo y un juicio adecuado
al sistema acusatorio… Para el auto de mérito de que se trata basta entonces
con la mera convalidación de la sospecha, máxime cuando la elevación a juicio
presupone una nueva reflexión del juez acerca del mérito de la instrucción…”
(C.C.C.F., Sala I, “Moschini, Roberto Mateo y otros s/ negociaciones
incompatibles y defraudación a la administración pública, rta. 23/12/98, causa
28.208).
Con ese norte, y puesto a analizar los elementos probatorios
incorporados al sumario a esta altura de la investigación resultan por demás
suficientes para tener por debidamente acreditado que el día 4 de julio del año
2016 siendo las 00:30 horas aproximadamente Juan Mariano Martínez Rojas
irrumpió en forma violenta y con anuencia de personal policial en el inmueble
sito en la calle Amenábar 23 de esta Ciudad donde funcionaba el Diario Tiempo
Argentino, con el objeto de interrumpir el normal funcionamiento del servicio
de informaciones que allí se brindaba y tomar posesión del inmueble.
Para ello, y previa recomendación del Comisario Jorge Guillermo
Azzolina, quien por ese entonces se encontraba a cargo de la Comisaría 31° de
la Policía Federal Argentina con jurisdicción en el lugar, Martínez Rojas
contrató a Juan Carlos Blander para que a través de su empresa de seguridad
privada “All access” le proveyera el personal necesario para cumplir su
objetivo.
Así las cosas, el día de lo hechos, Martínez Rojas junto a Juan
Carlos Blander y a Gabriel Martín Moraut, Henry Omar Castro Vargas, Carlos
Alberto Ruiz Díaz, Carlos Roberto Antivero, Marcelo Mauricio Caña, Pablo
Javier Batista, Diego Javier Chaves, Esteban Oscar Díaz, Rodrigo Ezequiel
Roldan, Juan Carlos Moreno, Ovidio Leonardo Ramírez, Julián Zacarías Sosa,
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Omar Osvaldo Ontivero y Alejandro Agustín Marostica Spahn, todos ellos
contratados a tal fin, se hicieron presentes en el edificio sito en la calle
Amenábar 23 de esta Ciudad, ocasión en que mediando connivencia con
personal policial que se encontraba en el lugar y luego de que un cerrajero
violentara los cerrojos y cambiara las cerraduras de las puertas de acceso,
ingresaron al inmueble.
Una vez dentro del lugar, expulsaron en forma violenta al sereno
Gabriel Matías Agüero y a la empleada de maestranza y limpieza Norma
Lizabet Fernández mediante empujones y frases intimidantes tales como
“bájese que se va” y “tomátelas, tomátelas por las buenas o sino te vas a tener
que ir por las malas”.
Además, se acreditó en autos que al sereno Nahuel De Lima, quien
padece una discapacidad motriz y al momento de la irrupción se encontraba
durmiendo, lo despertaron mediante patadas en el tórax y en el abdomen,
lesiones debidamente constatadas en autos mediante la historia clínica labrada
en el Hospital Rivadavia agregada a fs. 781/4, y le refirieron “andate a la
mierda” para finalmente arrastrarlo hasta la planta baja y expulsarlo del
edificio.
En tal sentido, los elementos probatorios incorporados a lo largo
del proceso acreditan que lograda la ocupación del inmueble mediante el
despojo violento de su posesión a los empleados de la Cooperativa de Trabajo
Por Mas Tiempo Limitada que edita el Diario Tiempo Argentino, los imputados
provocaron graves daños en diversas instalaciones y en los sistemas
informáticos emplazados en el inmueble, destruyendo principalmente cables de
red, el servidor interno del diario, el servidor de Internet, las redes de telefonía
y sustrayendo el disco rígido del servidor central, todo lo cual resultaba
imprescindible para la emisión del diario Tiempo Argentino.
El plan criminal ideado por Martínez Rojas para hacerse de la
posesión del inmueble ubicado en la calle Amenábar 23 de esta Ciudad y la
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
participación que en el mismo le cupo a los restantes imputados se encuentra
suficiente probada en primer lugar por las declaraciones testimoniales de los
empleados del Diario Tiempo Argentino que se hallaban dentro del edificio al
momento de los hechos investigados en autos y que permiten reconstruir la
secuencia temporal en que los mismos se desarrollaron.
En tal sentido, los relatos brindados por De Lima, Fernández y
Agüero a lo largo de la pesquisa resultan coincidentes en cuanto el modo en que
los imputados irrumpieron en el inmueble de la calle Amenábar 23 de esta
Ciudad, a cómo fueron expulsados del mismo y sobre la participación policial
en dicho accionar.
Debe destacarse que si bien en un primer momento nada dijeron al
respecto, cuando declararon en sede judicial fueron contundentes al señalar que
había personal policial en la puerta del inmueble con anterioridad a que
solicitaran auxilio al 911, resultando ello atendible si se tiene en cuenta que la
primera declaración testimonial que brindaron en estas actuaciones
precisamente fue recibida en sede la Comisaría 31° de la Policía Federal
Argentina.
A ello deben sumarse los dichos de Javier Matías Borelli y de
Randy Paul Stagnaro, Presidente y Secretario de la Cooperativa de Trabajo Por
Más Tiempo Limitada quienes principalmente explicaron los conflictos de
índole legal y laboral que mantenían con Martínez Rojas.
En relación a lo expuesto debe valorarse además la documentación
agregada a fs. 4, 5/6 y 83/104, la declaración testimonial brindada por Luciano
Diego Ferraro a fs. 728/9 y la documentación remitida por la Inspección
General de Justicia que se encuentra reservada en Secretaría, todo lo cual
acredita, al menos con el alcance requerido en este etapa procesal, la conflictiva
relación jurídica existente entre Martínez Rojas y los trabajadores del Diario
Tiempo Argentino y de Radio América.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
En tal sentido, debe destacarse que respecto del edificio ubicado en
la calle Amenábar 23 de esta Ciudad, existía un contrato de locación celebrado
entre la firma SFP SA, como locadora, y la firma Balkbrug S.A., la cual además
de alquilar dicho edificio, liquidaba lo sueldos de los trabajadores de diario
Tiempo Argentino.
Surge de autos que ante la falta de pago de los haberes debidos a
los trabajadores se inició un conflicto laboral que contó con la intervención del
Ministerio de Trabajo de la Nación.
En ese contexto apareció Mariano Martínez Rojas adjudicándose la
compra de las sociedades Balkbrug S.A. y Desup S.A., licenciataria de Radio
América, y reclamando la toma de posesión de las instalaciones del Diario
Tiempo Argentino y de la radio mencionada que funcionaban en Amenábar 23
de esta Ciudad.
Por su parte, los trabajadores del Diario Tiempo Argentino con
fecha 19 de abril de 2016 constituyeron la Cooperativa de Trabajo Por Más
Tiempo Limitada para asegurar así la continuidad de sus fuentes de trabajo y
conservar los bienes, al tiempo en que la firma SFP 3 S.A. rescindió el contrato
de alquiler que había firmado con la firma Balkbrug S.A. por falta de pago de
los cánones locativos adeudados, exigiendo la entrega del inmueble.
En ese conflictivo contexto legal y laboral es que Martínez Rojas
llevó a cabo el plan criminal investigado en autos con el objetivo de hacerse con
la posesión del inmueble donde funcionaban la radio y el diario que reclamaba
como propios pero obviando los canales legales que indefectiblemente debiera
haber transitado para encontrar una solución legal al conflicto.
En tal sentido, de los expedientes judiciales iniciados en distintos
fueros en virtud de la conflictiva descripta, que pudieron ser consultados en el
marco de esta investigación, no surge la existencia de orden de desalojo alguna
en favor de Martínez Rojas dictada por autoridad competente que avalara o
justificara el accionar llevado a cabo por el nombrado y sus consortes de causa.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Allí radica el punto de conflicto por cuanto Martínez Rojas
invocaba la existencia de una autorización supuestamente emitida por la fiscalía
interviniente que lo habilitaba a ingresar al inmueble mediante la actuación de
un cerrajero, extremo que de modo alguno se acreditó en autos, sin perjuicio de
que ello en su caso tampoco lo habría habilitado a ingresar como lo hizo,
violentando las instalaciones, los equipos necesarios para el funcionamiento del
diario y mucho menos a las personas presentes en el lugar.
Lo expuesto sumado a las circunstancias en que se desarrollaron
los hechos, esto es un día domingo, en horas de la madrugada, mediante la
contratación de un grupo de personas que conformaron lo que comúnmente se
denomina “una patota”, permite suponer la verdadera intención que guió el
accionar de Martínez Rojas de lograr su objetivo mediante la utilización de
violencia.
En este punto, el acta labrada a fs. 13/4 por el Subcomisario
Aparicio y la declaración testimonial brindada a fs. 17 por el Subinspector
Autelli permitieron identificar a cada uno de los imputados y los ubica dentro
del inmueble intrusado al momento de los hechos investigados mientras que los
croquis de fs.31/4, la declaración testimonial del Sargento Espina agregada a fs.
35, las actuaciones labradas a fs. 77/82 y 139/43 y el informe remitido por la
empresa Fibertel a fs. 302/3, entre otros, permiten acreditar suficientemente los
daños producidos dentro del inmueble, tal como fueron detallados a lo largo del
presente resolutorio, los cuales más allá de la destrucción edilicia y de las
instalaciones, consistieron principalmente en la desconexión violenta de redes
internas y de Internet como así también en la sustracción del disco rígido del
servidor principal.
Todo lo expuesto, a criterio del Suscripto, acredita acabadamente
la materialidad de los eventos pesquisados y la responsabilidad de los
encausados en los mismos, motivo por el cual, corresponde valorar el descargo
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
efectuado por cada uno de ellos al momento de llevarse a cabo la audiencia
prevista en el art. 294 del Código de forma.
En tal sentido, Juan Mariano Martínez Rojas hizo uso de su
derecho constitucional a negarse a declarar mientras que de los descargos
efectuados por los restantes imputados resulta posible identificar claramente rol
que cada uno de ellos desempeñó en los hechos investigados.
En primer lugar debe destacarse que el conflicto laboral y judicial
que rodeaba al Diario Tiempo Argentino y a Radio América resultaba harto
conocido por Martínez Rojas existiendo del mismo derivaciones tanto laborales
como civiles.
En tal sentido, surge de estas actuaciones la existencia de una
instancia de conciliación en el Ministerio de Trabajo de la Nación de la cual
Martínez Rojas no sólo tenía conocimiento sino que incluso había participado
personalmente, a lo que debe agregarse que además existía un proceso civil en
el cual la empresa propietaria del edificio sito en la calle Amenábar 23 de esta
Ciudad solicitaba el desalojo por falta de pago de los cánones acordados.
Además resultan pruebas fundamentales del conocimiento que
tenía Martínez Rojas sobre la conflictiva laboral que mantenía con los
trabajadores de Radio América y del Diario Tiempo Argentino la denuncia
radicada el día 27 de mayo de 2016 ante la Comisaría 31° de la Policía Federal
Argentina en la cual aseguró que, pese a ser el nuevo dueño, los empleados de
Radio América no le permitían el ingreso y la orden de protección integral que
a su favor dictó el titular de la Fiscalía de Instrucción nro. 42 en el marco de
una causa por supuestas amenazas recibidas en relación con su actividad
empresarial.
En virtud de ello, conociendo su imposibilidad de ingresar
legalmente al edificio de la calle Amenábar 23 de esta Ciudad, Martínez Rojas
organizó el plan criminal investigado en autos para acceder en forma violenta y
tomar posesión de las instalaciones que allí funcionaban, en lugar de haber
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
agotado las vías procesales y judiciales que correspondían para hacer valer los
derechos que sostenía que le correspondían.
Así pese a que Martínez Rojas se adjudicaba haber adquirido las
empresas propietarias de Radio América y del Diario Tiempo Argentino y tenía
pleno conocimiento del conflicto legal que rodeaba el funcionamiento de las
mismas, el cual excede el análisis a efectuar en el presente resolutorio por
resultar ajeno a este fuero de excepción, intentó en forma violenta tomar
posesión de las instalaciones donde funcionaban ambas empresas con las
consecuencia investigadas en autos.
Al respecto, resulta evidencia del plan ideado por Martínez Rojas
la manifestado por el nombrado al momento de prestar declaración testimonial
en la marco de la causa iniciada en virtud de la denuncia que radicó ante la
Comisaría 31° de la Policía Federal Argentina con fecha 27 de mayo de año
2016 oportunidad en que señaló “quiero dejar constancia que ante la falta
imperiosa de tiempo para resolver la situación judicialmente, he decidido
ingresar con personal de seguridad privada y mantener en resguardo mis
bienes y no terminen de saquear las cosas que quedan, notificando de ello a la
Fiscalía y a la Comisaria” (fs. 20 de la causa MPFN°112187 “NN s/ Inf Art.
146 bis y 181 inc. 1 del CP” que se encuentra reservada en Secretaría).
Al respecto, debe destacarse que dicha declaración testimonial fue
recibida en la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas nro. 2 de la Ciudad de
Buenos Aires con fecha 28 de junio de 2016, es decir, escasos días antes de los
hechos investigados en autos y en momentos en que Martínez Rojas ya se
encontraba en contacto con Blander gracias a la intervención de Jorge
Guillermo Azzolina.
En ese contexto, resulta endeble el descargo efectuado por
Azzolina quien en esa época se desempeñaba como Jefe de la Comisaría 31° de
la Policía Federal Argentina y sostuvo que la recomendación de Blander fue a
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
los efectos de custodiar las empresas que tenía Martínez Rojas debido al
conflicto que mantenía con los trabajadores de Radio América y del Diario
Tiempo Argentino.
Así, luego de todas las reuniones celebradas con el nombrado, las
sucesivas visitas de Martínez Rojas a la Comisaría, la recepción de una
denuncia vinculada a la conflictiva que rodeaba el funcionamiento de Radio
América y del Diario Tiempo Argentino, Azzolina no podía desconocer cuales
eran las verdaderas intensiones de Martínez Rojas cuando le solicitó el contacto
de una empresa de seguridad privada, por cuanto además él mismo en el marco
de la declaración testimonial mencionada explicitó su decisión de ingresar al
inmueble con la ayuda de personal de una empresa de seguridad, y hacerlo
saber a la Comisaría de la Jurisdicción, lo cual temporalmente coincide con la
fecha en que se puso en contacto con Blander en virtud de la recomendación
que le hiciera Azzolina.
En esa línea argumental también debe tenerse en cuenta la cantidad
de veces que Martínez Rojas fue acompañado por personal policial a cargo de
Azzolina hasta el inmueble sito en la calle Amenábar 23 de esta Ciudad, a su
solicitud y en virtud de la medida de protección en los términos del art. 79 del
CPPN dictada a su favor.
Además, el propio Azzolina declaró que se le había brindado a
Martínez Rojas su número de teléfono personal y el de los móviles de la
dependencia. Por ello aún en caso de que la presencia policial en ocasión de los
acontecimientos que nos ocupan, estuviese justificada en esa orden, la
conflictiva circundante y la irrupción violenta protagonizada poco tiempo atrás
por Martínez Rojas en ese mismo edificio daban claras muestras de que
cualquier requerimiento de protección para esa noche y en esas circunstancias,
respondía a intenciones que excedían los términos de la custodia impuesta para
su persona y que de ninguna manera tenía como objetivo visitar el lugar o

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
entrevistarse con los trabajadores secundado tanto por personal policial como
por empleados de seguridad privada.
En tal sentido, la inacción del personal policial frente a la actuación
de un cerrajero para violentar los ingresos y la omisión de informar tales
acontecimientos a sus superiores, no hace más que demostrar que respondían a
directivas que les fueron impartidas en tal sentido.
Ello permite suponer la existencia de una relación de mayor
cercanía entre Martínez Rojas, Azzolina y el personal policial de la Comisaría
31° de la Policía Federal Argentina, que genera dudas sobre su versión de que
tomó noticia de lo sucedido recién en horas de la madrugada, cuando el
Subcomisario Aparicio le comunicó que fue desplazado al inmueble de la calle
Amenabar 23 por la ocurrencia de un incidente, pero que no se le informó ni
sabía la identidad de los participantes.
En ese contexto, los descargos efectuados por Juan Carlos
Blander, Gabriel Martín Moraut, Henry Omar Castro Vargas, Carlos Alberto
Ruiz Díaz, Carlos Roberto Antivero, Marcelo Mauricio Caña, Pablo Javier
Batista, Diego Javier Chaves, Esteban Oscar Díaz, Rodrigo Ezequiel Roldan,
Juan Carlos Moreno, Ovidio Leonardo Ramírez, Omar Osvaldo Ontivero y
Alejandro Agustín Marostica Spahn básicamente tienen dos ejes principales,
por un lado niegan haber causado las lesiones a Nahuel De Lima y los daños
producidos en las instalaciones y por el otro lado, sostienen haber sido
contratados por Martínez Rojas a través de Blander, quien supuestamente
exhibía documentación que acreditaba la titularidad del inmueble, para hacer
trabajos de serenos y un inventario de los bienes que existían dentro del
edificio.
En otras palabras sostienen haber actuado de buena fe en su
accionar en la creencia de haber sido contratados por el legítimo dueño del
lugar y desconociendo la conflictiva existente.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Además, negaron enfáticamente haber sustraído elemento alguno
del interior del edificio, aduciendo en tal sentido, que luego de ser identificados
por el Subcomisario Aparicio y previo a que se retiraran del interior del
edificio, habían sido palpados por el personal policial interviniente.
Lo expuesto, no encuentra asidero alguno, confrontado con los
elementos incorporados al sumario.
Así, la experiencia en el rubro de la seguridad privada que posee
Blander, quien señaló contar con 40 años de trayectoria en el rubro, permite
cuestionar su percepción acerca del “trabajo” que le ofrecía Martínez Rojas un
día domingo en horas de la madrugada, mediante un cerrajero y para el cual se
necesitaba entre 10 y 15 personas de seguridad fuera a los efectos de hacer un
inventario sobre los bienes existentes en su interior.
Lo mismo cabe respecto de los demás imputados quienes fueron
coincidentes en señalar la experiencia que tenían en el rubro de la seguridad
privada, realizando trabajos para Blander en recitales y/o eventos deportivos y
destacando incluso algunos de ellos que nunca habían realizado trabajos de
inventarios.
Además, resultan contundentes los dichos de Fernández, Agüero,
De Lima, Izumi y Zanazzi quienes señalaron haber visto, antes de la
intervención del personal policial, cómo algunas de las personas que estaba
dentro del edificio entraban y salían del mismo, frente a lo cual, pierde eficacia
la defensa esgrimida en cuanto a la imposibilidad de haber sustraído elemento
alguno ya que habían sido palpados por personal policial antes de egresar del
edificio.
De igual manera dichos testimonios resultan reveladores a la hora
de determinar la producción de los daños acreditados en autos, por cuanto los
nombrados dieron cuenta de haber escuchado ruidos provenientes del interior
del edificio compatibles con los destrozos luego verificados e incluso De Lima

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
relató haber visto personalmente a varias de las personas que intrusaron el
edificio provocar distintos daños.
En virtud de lo expuesto, las explicaciones brindadas por los
imputados no logran desvirtuar el plexo probatorio incorporado al sumario.
Así, hallándose acreditados los hechos materia de investigación
como así también la responsabilidad que en los mismos los cupo a los
encausados, ello con el grado de probabilidad requerido en esta etapa, resulta
suficiente para posibilitar el avance de las presentes actuaciones hacia una
eventual etapa de juicio oral, que en definitiva es la etapa del proceso en la que
se desenvolverán los debates y la confrontación probatoria con mayor amplitud.
IV. Calificación Legal:
En concordancia con todo lo expuesto y teniendo en cuenta que lo
que se imputan son hechos o conductas del mundo real, no calificaciones
jurídicas, y luego de analizar la conducta de los imputados en profundidad,
corresponde adecuar la calificación sobre los hechos por los cuales fueron
indagados, sin que esto afecte en nada el principio de congruencia, derivado del
principio de defensa en juicio (Art. 18 C.N.)
Por lo cual, llegado el momento de efectuar el juicio de adecuación
típica al suceso materia de investigación, la conducta imputada a los encartados,
prima facie, es constitutiva de los delitos de usurpación, daño, interrupción de
las comunicaciones y robo, los cuales concurren en forma ideal entre sí (arts.
181 inciso 1, 183, 197, 164 y 54 del Código Penal de la Nación).
En tal sentido, el artículo 181, inciso 1, del Código Penal de la
Nación establece que “Será reprimido con prisión de seis meses a tres años: 1°
el que por violencia, amenazas, engaños, abuso de confianza o clandestinidad,
despojare a otro, total o parcialmente, de la posesión o tenencia de un
inmueble o del ejercicio de un derecho real constituido sobre él, sea que el

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
despojo se produzca invadiendo el inmueble, manteniéndose en él o expulsando
a sus ocupantes;..”
Así se advierte que el delito en análisis cuenta con una estructura
claramente definida que consiste en el despojo, total o parcial, de la posesión o
tenencia de un inmueble o del ejercicio de un derecho real constituido sobre el
mismo, que el autor lleva a cabo mediante alguno de los medios comisitos
taxativamente previstos ya sea invadiendo el inmueble, manteniéndose en él o
expulsando a sus ocupantes.
Al respecto, Baigún y Zaffaroni afirmaron que “acierta Clemente
cuando, al respecto, formula algunas aclaraciones: “Lo que la ley tutela no
son los derechos de posesión, cuasiposesión o tenencia sino el ejercicio de
facultades originadas en derechos reales que se ejercen sobre el inmueble en
forma efectiva y actual. En otras palabras, la ley protege a la persona que
tiene bajo su esfera de custodia al bien…y no a quien tiene el derecho a
ocuparlo. Esto exige un elemento material cual es la ocupación del inmueble,
personalmente o por intermedio de otro…y por otro lado, un elemento
subjetivo: la intensión del sujeto de someter el inmueble a su poder de hecho.
Por iguales razones y por no requerir nuestra legislación, a diferencia de
otras, la “legitimidad” del título que funda el derecho real, se ha entendido
que resulta indiferente la legitimidad o ilegitimidad del titulo del derecho real
pretendido por el usurpador, pues lo que se castiga es la irregularidad de los
medios de los que se vale para obtenerlas.” (Código Penal y normas
complementarias. Análisis doctrinal y jurisprudencial. Dirigido por David
Baigún y Eugenio R. Zaffaroni, coordinado por Marco Antonio Terragni. 1° ed.
Buenos Aires, Hammurabi, 2009)
Tal como fuera asentado en los párrafos precedentes, Juan Mariano
Martínez Rojas, Juan Carlos Blander, Gabriel Martín Moraut, Henry Omar
Castro Vargas, Carlos Alberto Ruiz Díaz, Carlos Roberto Antivero, Marcelo
Mauricio Caña, Pablo Javier Batista, Diego Javier Chaves, Esteban Oscar Díaz,
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Rodrigo Ezequiel Roldan, Juan Carlos Moreno, Ovidio Leonardo Ramírez,
Omar Osvaldo Ontivero, Alejandro Agustín Marostica Spahn y Juan Zacarías
Sosa invadieron el inmueble sito en la calle Amenábar 23 de esta Ciudad,
violentando los cerrojos de acceso y cambiando las cerraduras, y expulsaron de
su interior a Norma Fernández, Gabriel Agüero y Nahuel De Lima, despojando
de tal modo a los trabajadores de la Cooperativa de Trabajo Por Más Tiempo
Limitada de la posesión del mismo.
Al respecto, se ha dicho que “El término “invasión” se refiere a la
entrada o ingreso en el inmueble, con o sin expulsión de sus ocupantes, para
ocuparlo de forma exclusiva o juntamente con ellos, privándolos total o
parcialmente del uso y goce de los derechos que ejercían.” y que “…se
considera expulsión cuando el sujeto activo expulsa a sus ocupantes y asume el
uso y goce de todo o parte del inmueble..” (Código Penal y normas
complementarias. Análisis doctrinal y jurisprudencial. Dirigido por David
Baigún y Eugenio R. Zaffaroni, coordinado por Marco Antonio Terragni. 1° ed.
Buenos Aires, Hammurabi, 2009)
Además, el despojo mencionado fue cometido mediante violencia
y amenazas dirigidas a los nombrados Fernández, Agüero y De Lima que se
encontraban en el momento de la intrusión cumpliendo funciones laborales
dentro del inmueble, a quienes profirieron freses tales como “tomátelas,
tomátelas por las buenas o si no te vas a tener que ir por las malas”, “bájese
que se va” y “andáte a la mierda” las cuales resultaron intimidantes para los
nombrados, mientras que a Nahuel De Lima además le propinaron puntapiés en
el tórax y abdomen que le causaron las lesiones consignadas en la historia
clínica labrada en el Hospital Rivadavia que se encuentra agregada en autos.
En tal sentido, enseña D’Alessio que “La violencia es tanto la vis
física que el agente despliega sobre las personas para vencer la resistencia que
oponen o impedir la que pueden oponer a la ocupación, como la fuerza que
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
despliega sobre las cosas que le impiden o dificultan la penetración invasiva o
el mantenimiento de su ocupación exclusiva (p. ej. Cambiar cerraduras)….Las
amenazas constituyen la violencia moral, en los términos del art. 149 bis, tipo
penal cuyos efectos son absorbidos por la figura en estudio” (D’Alessio
Andres. Código Penal comentado y anotado: 2° edición actualizada y
ampliada/Andrés D’Alessio-Mauro Divitto- 2°ed. 3ª reimp- Ciudad Autónoma
de Buenos Aires: La Ley 2013)
Finalmente, debe destacarse que “…Explica Soler que el sentido
del texto del art. 89 es el de establecer un caso de consunción, pues, “el hecho
de lesiones es consumido tada vez que la comisión de algún otro delito importe
también el daño en el cuerpo o en la salud. Agrega el autor que si “un daño
está previsto expresa o tácitamente como integrante de otro delito, queda
desplazada la eventual consideración del hecho como lesiones leves, si media
alguna causa excluyente de la pena del otro delito (consunción). (D’Alessio
Andrés. Código Penal comentado y anotado: 2° edición actualizada y
ampliada/Andrés D’Alessio-Mauro Divitto- 2°ed. 3ª reimp- Ciudad Autónoma
de Buenos Aires: La Ley 2013)
Lograda la invasión del inmueble los imputados causaron los
destrozos extensamente consignados en los distintos informes confeccionados a
tal efecto y detallados en el presente resolutorio, los cuales puntualmente
estuvieron dirigidos a los vidrios, paredes, mampostería, puertas, cofres tipo
lockers, muebles, cuadros, candados y armarios existentes en el interior del
inmueble, daños que superan ampliamente la fuerza requerida por el tipo
previsto en el art. 181 del Código Penal de la Nación ya que además no fueron
causados con el fin de cometer la usurpación sino una vez lograda la misma,
resultando por tanto constitutivos del delito previsto y reprimido en el art. 183,
1° párrafo del Código Penal de la Nación.
Análisis aparte merecen los daños verificados sobre los cables de
la red informática, el servidor interno del diario, el servidor de Internet y las
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
redes de telefonía existentes en el inmueble por cuanto los mismos resultaban
imprescindibles para el funcionamiento de la redacción del Diario Tiempo
Argentino y de Radio América.
Dicho accionar encuadra en el delito previsto y reprimido en el art.
197 del Código Penal de la Nación que establece “Será reprimido con prisión
de seis meses a dos años, el que interrumpiere o entorpeciere la comunicación
telegráfica, telefónica o de otra naturaleza o resistiere violentamente el
restablecimiento de la comunicación interrumpida”.
Al respecto se ha dicho que “el bien jurídico inmediatamente
protegido por la figura es el normal funcionamiento de las comunicaciones, lo
cual a su vez, encuentra correlato adecuado con el resguardo de los derechos
al trabajo, a la propiedad, a la integridad física y a la salud…”y que “…la
inconsecuencia del legislador se acredita, en forma flagrante, cuando se
confronta el tipo sobre el que aquí se reflexiona (proveniente de la ley de facto
17.567, que se basó en el art. 251 del Proyecto de 1960) (art. 194 del Código
Penal de la Nación) con el art. 197 proveniente del Código de 1921 en tanto
ambos sancionan el entorpecimiento del servicio de comunicaciones, su
impedimento o interrupción. La superposición resulta evidente…La respuesta a
ese enredo está dada por aplicar las reglas del concurso aparente, que
determina que, por especialidad prime la figura del art. 197, por cuanto a
diferencia del art. 194, la norma sanciona en forma exclusiva la interrupción o
entorpecimiento de las comunicaciones…” (Código Penal y normas
complementarias. Análisis doctrinal y jurisprudencial. Dirigido por David
Baigún y Eugenio R. Zaffaroni, coordinado por Marco Antonio Terragni. 1° ed.
Buenos Aires, Hammurabi, 2009)
Así las cosas, se acreditó en autos que los destrozos provocados
sobre el cableado de los servidores de la red informática, del servidor interno
del diario, del servidor de Internet y de las redes de telefonía existentes en el
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
edificio sito en la calle Amenábar 23 de esta Ciudad, provocaron no sólo la
interrupción del servicio de Internet –tal como fuera informado por la empresa
Fibertel- sino también la imposibilidad de la emisión del periódico y de la
transmisión de la programación de Radio América, resultando por lo tanto
dichas conductas, en virtud de la especialidad, constitutivas del delito previsto y
reprimido en el art. 197 del Código Penal de la Nación.
En relación a ello, la sustracción de un disco rígido del server
principal también imposibilitó la comunicación e implicó un trabajo de 10 horas
de reconstrucción total de la instalación del sistema informático en el nuevo
disco.
Tal conducta encuentra adecuación típica en la figura prevista en el
art. 164 del Código Penal de la Nación por cuanto la norma mencionada
sanciona con pena de un mes a seis años al que “se apoderare ilegítimamente
de una cosa mueble, total o parcialmente ajena, con fuerza en las cosas o
violencia física en las personas…” habiéndose verificado en autos que la
computadora que contenía el Server sustraído fue hallada abierta y sin sus tapas
protectoras.
Resta destacar que no quedan dudas sobre la presencia de los
elementos cognitivos y volitivos exigidos por los tipos penales descriptos
precedentemente que guiaron la conducta de los imputados, por cuanto actuaron
con la clara finalidad de irrumpir en el inmueble y despojar a los trabajadores
de la posesión del mismo, en horas de la madrugada y mediante violencia y
amenazas.
Además, los daños verificados en el interior del edificio, los cuales
se verificaron en cada uno de los pisos que lo integran, permiten acreditar que la
finalidad que tenían los imputados al lograr el despojo era precisamente evitar
la continuidad de la emisión del diario y la transmisión de la radio ya que los
mismos estuvieron principalmente destinados a la destrucción de las conexiones
de red, Internet y comunicaciones telefónicas.
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Respecto a la participación criminal en el hecho investigado, creo
suficiente mencionar que según el análisis ya efectuado, Juan Mariano Martínez
Rojas, Juan Carlos Blander, Gabriel Martín Moraut, Henry Omar Castro
Vargas, Carlos Alberto Ruiz Díaz, Carlos Roberto Antivero, Marcelo Mauricio
Caña, Pablo Javier Batista, Diego Javier Chaves, Esteban Oscar Díaz, Rodrigo
Ezequiel Roldan, Juan Carlos Moreno, Ovidio Leonardo Ramírez, Omar
Osvaldo Ontivero y Alejandro Agustín Marostica Spahn han tomado parte en la
ejecución de los hechos individualmente discriminados en el apartado
correspondiente y fueron quienes realizaron las acciones descriptas en el
núcleo central de los tipos penales subsumidos, cada uno según la división de
tareas previamente estipulada, lo cual los convierte en coautores de tales delitos
(Cfr. Enrique Gimbernat Ordeig, Autor y Cómplice en Derecho Penal, editorial
B de F, Montevideo-Buenos Aires, 18).
Por su parte, en virtud del análisis efectuado en los párrafos
precedentes Jorge Guillermo Azzolina resulta ser partícipe necesario de dicho
accionar en los términos del art. 45 del Código Penal por cuando su actuación
se encuentra circunscripta en haber brindado a Martínez Rojas el número de
contacto de Juan Carlos Blander para reunir el personal necesario para llevar a
cabo el hecho investigado.
Por otro lado, a la hora de analizar la forma en que concurren las
figuras mencionadas, se advierte claramente una unidad de acción que repercute
en una pluralidad de lesiones, entendiendo que dichas acciones son
inseparables, no configurando hechos aislados, sin perjuicio de lo cual ha
lesionado normas distintas de nuestro ordenamiento jurídico.(art. 54 C.P.).
Es por todo lo expuesto en los párrafos que anteceden que
encuentro reunido en autos respecto de los nombrados los extremos previstos
por el artículo 306 del Código de rito, motivo por el que decretaré sus
procesamientos.-
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
V) Situación de libertad:
Tal como se ha expuesto hasta ahora, habrá de ordenarse el
procesamiento de Juan Mariano Martínez Rojas, Juan Carlos Blander, Gabriel
Martín Moraut, Henry Omar Castro Vargas, Carlos Alberto Ruiz Díaz, Carlos
Roberto Antivero, Marcelo Mauricio Caña, Pablo Javier Batista, Diego Javier
Chaves, Esteban Oscar Díaz, Rodrigo Ezequiel Roldan, Juan Carlos Moreno,
Ovidio Leonardo Ramírez, Omar Osvaldo Ontivero y Alejandro Agustín
Marostica Spahn y de Jorge Guillermo Azzolina el cual se hará efectivo sin
ordenar sus prisiones preventivas, toda vez que la calificación legal escogida en
el presente prevé una escala penal que, teniendo en cuenta el concurso de los
delitos imputados, posibilita el goce de la libertad ambulatoria de la que vienen
haciendo ejercicio.
Además no se encuentran reunidos los requisitos previstos en el
art. 312 del CPPN, como así tampoco se encuentran presentes los peligros
procesales a los que alude el art. 280 del código de forma ni los supuestos del
art. 319 del mismo ordenamiento.
Dicha decisión resulta a su vez respetuosa de los lineamientos
establecidos en el ámbito internacional, específicamente a través de lo normado
por los arts. 9 y 11 inc. 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
y arts. 7 inc. 1, 2 y 3 y 8 inc. 2 de la Convención Americana sobre Derechos
Humanos, Pacto de San José de Costa Rica (Ley 23.054).
En tal sentido, es sabido que las medidas de coerción que se
puedan adoptar respecto de una persona imputada de haber cometido un delito
antes del dictado de la sentencia, deben tener siempre carácter excepcional y
sólo se justifican en la neutralización de los peligros de fuga o de
entorpecimiento de la investigación.
De este modo, y atendiendo a lo previsto en el citado artículo 319
del código adjetivo, he de mencionar que no se advierten en el presente caso

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
connotaciones objetivas que permitan concluir que los imputados intentaran
eludir la acción de la justicia o entorpecer las investigaciones.
En efecto, debe tenerse en cuenta que en la presente constan los
datos filiatorios reales y sus domicilios, y que se presentaron en el primer
llamado a declaración indagatoria oportunamente dispuesta, lo que permite
considerar que no tuvieron la intención de entorpecer el curso de la
investigación o ánimo de sustraerse de la acción de la justicia.
En ese sentido, se ha sostenido que “Si los magistrados que
entienden en la causa no tienen posibilidad de demostrar que existe suficiente
evidencia de una eventual intención de fuga u ocultamiento, la prisión
preventiva se vuelve injustificada” (CIDH Informe del 11/3/1997), entiendo que
corresponde, como ya lo adelanté que en el caso de autos, sujetar a proceso a
los nombrados en orden a la calificación legal previamente indicada, sin prisión
preventiva.
VI) Embargo:
Finalmente, en atención a la naturaleza de la decisión aquí
adoptada y conforme a lo establecido en el artículo 518 del código ritual, habré
disponer se trabe embargo sobre los bienes de los procesados.
Así, debe señalarse que el artículo 518 del Código Procesal Penal
de la Nación establece que cuando se dicte el auto de procesamiento del
imputado se dictará el embargo de bienes en cantidad suficiente para garantizar
la pena pecuniaria, la indemnización civil y las costas.
El embargo se encuentra dentro de las medidas coercitivas de
carácter personal para garantizar las eventuales condenaciones pecuniarias en
procura de evitar que la resolución judicial que las imponga se convierta en
irrealizable (D’Albora, Curso de Derecho Procesal Penal, pág. 323).
Esta medida resulta lógica en esta etapa del proceso por cuanto se
basa en un principio de certeza para fundar la medida de carácter cautelar sin
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
perjuicio de la resolución definitiva que oportunamente recaiga luego del
conocimiento amplio en el momento de la sentencia (Código Procesal Penal de
la Nación -comentado y concordado-, Levene (hijo) y otros, pág. 461).
A tal fin evalúo que los imputados, a excepción de Martínez Rojas,
cuentan con asistencia letrada particular y que los tipos penales en el que
encuadra la conducta que se les imputa no prevé la imposición de pena
pecuniaria.
Por ello, estimo adecuado establecer una suma de dinero pertinente
para asegurar las eventuales costas del proceso de acuerdo al art. 518 del CPPN.
En virtud de lo establecido en la norma antes indicada es que
dispondré embargo suficiente sobre los bienes de los encausados y para
garantizar las costas, tomando en cuenta para ello el desarrollo del expediente,
la envergadura de los hechos analizados y la participación que le cupo en los
términos del artículo 306 del CPPN.
VII) Situación procesal de Guillermo José María Carrasco y de
Julian Zacarías Sosa.
Llegado este punto, y puesto a analizar la situación procesal de
Guillermo José María Carrasco a la luz de los elementos probatorios
incorporados al legajo, entiendo que corresponde proceder a su desvinculación
definitiva de este proceso, en los términos del art. 336 inciso 4° del Código
Penal de la Nación.-
En tal sentido, si bien se acreditó en autos que el nombrado se
encontraba presente en el interior del edificio al momento en que los restantes
imputados fueron individualizados, lo cierto es que no surgen pruebas que
permiten acreditar que el nombrado formó parte del plan criminal investigado
en autos, con el conocimiento y la voluntad realizadora requerida por los tipos
penales analizados a lo largo del presente resolutorio.
Por el contrario, debe destacarse que el relato efectuado por el
nombrado al momento de declarar en los términos del art. 294 del Código
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
Procesal Penal de la Nación, no deja dudas en cuanto a su falta de participación
en los hechos investigados, habiendo brindado detalles de cómo los mismos se
desarrollaron que claramente hablan de su ajenidad con los mismos.
Así, entiendo que su presencia en el lugar precisamente se debió al
haber sido contratado como cerrajero, profesión en la que se desempeña desde
hace años, a través de una aviso publicado en Internet y en el convencimiento
de la licitud del trabajo para el cual era requerido.
Dicha versión de los hechos fue corroborada por Marostica Spahn
quien fue justamente la persona encargada de contratar al cerrajero que actuaría
en los hechos investigados en autos.
Por último, resulta relevante tener en cuenta que los restantes
imputados manifestaron no conocerlo mientras que ellos todos se conocen entre
sí.
Por otro lado, en relación a Julian Zacarías Sosa, a fs. 888 su
defensor el Dr. Walter Gangi puso en conocimiento del Tribunal sobre el
fallecimiento de su asistido que habría ocurrido durante el mes de federal del
año 2017.-
En virtud de ello, se requirió al Registro del Estado Civil y
Capacidad de las Personas la remisión de una copia certificada de la partida de
defunción, hallándose la respuesta correspondiente a fs.913/15, de la cual se
desprende que efectivamente Julian Zacarías Sosa fue hallado fallecido el día
22 de febrero de 2017 como consecuencia de una congestión y edema
pulmonar.
Ahora bien, habiéndose acreditado fehacientemente el
fallecimiento del imputado Julian Zacarías Sosa, en virtud de lo normado por el
artículo 59, inciso 1° del Código Penal de la Nación, corresponde declarar la
extinción de la acción penal que se sigue a su respecto.-
Fecha de firma: 30/04/2019 En mérito de lo precedentemente expuesto, y por corresponder;
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
RESUELVO:
I) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de JUAN MARIANO MARTÍNEZ ROJAS, de las demás
condiciones personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo
“prima facie” coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación,
daño, interrupción de las comunicación y robo, los que concurren en forma
ideal entre sí (conf. arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal
y arts. 306 y 310 del Código Procesal Penal de la Nación).
II) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta cubrir
la suma de ocho millones de pesos ($ 8.000.000) para cubrir las eventuales
costas del proceso (art. 518 del C.P.P).
III) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de JUAN CARLOS BLANDER, de las demás condiciones
personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo “prima facie”
coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación, daño, interrupción
de las comunicación y robo, los que concurren en forma ideal entre sí (conf.
arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal y arts. 306 y 310
del Código Procesal Penal de la Nación).
IV) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de dos millones de pesos ($2.000.000) para cubrir las eventuales
costas del proceso (art. 518 del C.P.P).
V) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de JORGE GUILLERMO AZZOLINA, de las demás
condiciones personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo
“prima facie” partícipe necesario de los delitos de usurpación, daño,
interrupción de las comunicación y robo, los que concurren en forma ideal entre
sí (conf. arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal y arts. 306
y 310 del Código Procesal Penal de la Nación).
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
VI) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de dos millones de pesos ($2.000.000) para cubrir las eventuales
costas del proceso (art. 518 del C.P.P).
VII) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de GABRIEL MARTÍN MORAUT, de las demás condiciones
personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo “prima facie”
coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación, daño, interrupción
de las comunicación y robo, los que concurren en forma ideal entre sí (conf.
arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal y arts. 306 y 310
del Código Procesal Penal de la Nación).
VIII) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P).
IX) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de HENRY OMAR CASTRO VARGAS, de las demás
condiciones personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo
“prima facie” coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación,
daño, interrupción de las comunicación y robo, los que concurren en forma
ideal entre sí (conf. arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal
y arts. 306 y 310 del Código Procesal Penal de la Nación).
X) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta cubrir
la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XI) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de CARLOS ALBERTO RUIZ DÍAZ, de las demás
condiciones personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo
“prima facie” coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación,
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
daño, interrupción de las comunicación y robo, los que concurren en forma
ideal entre sí (conf. arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal
y arts. 306 y 310 del Código Procesal Penal de la Nación).
XII) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XIII) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de CARLOS ROBERTO ANTIVERO, de las demás
condiciones personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo
“prima facie” coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación,
daño, interrupción de las comunicación y robo, los que concurren en forma
ideal entre sí (conf. arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal
y arts. 306 y 310 del Código Procesal Penal de la Nación).
XIV) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XV) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de MARCELO MAURICIO CAÑA, de las demás condiciones
personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo “prima facie”
coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación, daño, interrupción
de las comunicación y robo, los que concurren en forma ideal entre sí (conf.
arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal y arts. 306 y 310
del Código Procesal Penal de la Nación).
XVI) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XVII) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de PABLO JAVIER BATISTA, de las demás condiciones
personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo “prima facie”
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación, daño, interrupción
de las comunicación y robo, los que concurren en forma ideal entre sí (conf.
arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal y arts. 306 y 310
del Código Procesal Penal de la Nación).
XIII) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XIX) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de DIEGO JAVIER CHAVES, de las demás condiciones
personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo “prima facie”
coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación, daño, interrupción
de las comunicación y robo, los que concurren en forma ideal entre sí (conf.
arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal y arts. 306 y 310
del Código Procesal Penal de la Nación).
XX) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XXI) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de ESTEBAN OSCAR DIAZ, de las demás condiciones
personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo “prima facie”
coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación, daño, interrupción
de las comunicación y robo, los que concurren en forma ideal entre sí (conf.
arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal y arts. 306 y 310
del Código Procesal Penal de la Nación).
XXII) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
Fecha de firma: 30/04/2019
Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
XXIII) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de RODRIGO EZEQUIEL ROLDÁN, de las demás
condiciones personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo
“prima facie” coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación,
daño, interrupción de las comunicación y robo, los que concurren en forma
ideal entre sí (conf. arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal
y arts. 306 y 310 del Código Procesal Penal de la Nación).
XXIV) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XXV) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de JUAN CARLOS MORENO, de las demás condiciones
personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo “prima facie”
coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación, daño, interrupción
de las comunicación y robo, los que concurren en forma ideal entre sí (conf.
arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal y arts. 306 y 310
del Código Procesal Penal de la Nación).
XXVI) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XXVII) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de OVIDIO LEONARDO RAMÍREZ, de las demás
condiciones personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo
“prima facie” coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación,
daño, interrupción de las comunicación y robo, los que concurren en forma
ideal entre sí (conf. arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal
y arts. 306 y 310 del Código Procesal Penal de la Nación).

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL 8
CFP 10980/2016
XXVIII) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XXIX) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de OMAR OSVALDO ONTIVERO, de las demás condiciones
personales obrantes en autos y en el exordio, por considerarlo “prima facie”
coautor penalmente responsable de los delitos de usurpación, daño, interrupción
de las comunicación y robo, los que concurren en forma ideal entre sí (conf.
arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del Código Penal y arts. 306 y 310
del Código Procesal Penal de la Nación).
XXX) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta
cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XXXI) ORDENAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de ALEJANDRO AGUSTÍN MAROSTICA SPAHN, de las
demás condiciones personales obrantes en autos y en el exordio, por
considerarlo “prima facie” coautor penalmente responsable de los delitos de
usurpación, daño, interrupción de las comunicación y robo, los que concurren
en forma ideal entre sí (conf. arts. 45, 54, 181, inciso 1°, 183, 197 y 164 del
Código Penal y arts. 306 y 310 del Código Procesal Penal de la Nación).
XXXII) MANDAR TRABAR EMBARGO sobre sus bienes hasta

cubrir la suma de doscientos cincuenta mil pesos ($250.000), para cubrir las
eventuales costas del proceso (art. 518 del C.P.P)
XXXIII) SOBRESEER a GUILLERMO JOSÉ MARÍA
CARRASCO, de las demás condiciones personales ya consignadas, en orden al
hecho por el cual fue indagado, en razón de que el mismo no fue cometido por

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439
el nombrado, con la mención de que este proceso no afecta el buen nombre y
honor del que hubiere gozado (conf. art. 336 inciso 4to. del C.P.P.).
XXXIV) DECLARAR LA EXTINCIÓN DE LA ACCIÓN
PENAL POR FALLECIMIENTO respecto de JULIAN ZACARÍAS SOSA,
demás condiciones personales obrantes en el encabezamiento del presente; y en
consecuencia, SOBRESEER al nombrado (artículo 59, inciso 1° del Código
Penal y artículos 334 y 336, inciso 1° del Código Procesal Penal de la Nación).-
XXXV) Notifíquese al Sr. Fiscal y al Dr. Kollmann por Secretaría,
al Dr. Walter Gangi y a las Dras. Ana Laura Palmucci y Natalia Saiz mediante
cédulas electrónicas y firme que resulte, comuníquese y fórmense los
correspondientes incidentes de mandamiento de embargo.

Ante mí:

En del mismo notifiqué al Sr. Fiscal y firmó. Doy fe.

En del mismo notifiqué al Dr. Kollmann y firmó. Doy fe.

En del mismo se libraron cédulas electrónicas a los Dres. Gangi, Saiz y


Palmucci. Conste.

Fecha de firma: 30/04/2019


Firmado por: MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, JUEZ FEDERAL
Firmado(ante mi) por: VERONICA LARA, SECRETARIA

#28738971#231709569#20190429110831439