You are on page 1of 9

El Espíritu Emprendedor: Emprendimiento, Emprendedor y Emprender

Carmen Carrasco y Evelys Franco


En el mundo actual caracterizado por la globalización y el cambio, se está haciendo énfasis cada vez
mayor a nivel mundial sobre la importancia del emprendimiento para el desarrollo económico y
social y para la generación de nexos entre la academia y la realidad socio económico y político de las
sociedades del nuevo siglo. De esta manera, el emprendimiento viene a ser el proceso dinámico de
crear riqueza de manera incremental, la cual es generada por individuos quienes proveen valor para
un producto o servicio y asumen riesgos en términos de tiempo, compromisos y costos de
oportunidad.
Para Hisrich y Peters (2002:10 p.39): El emprendimiento es el proceso llevado a cabo
por el emprendedor de crear algo nuevo que agregue valor, asignando el tiempo y el
esfuerzo necesarios, asumiendo los riesgos financieros, sociales y sicológicos
asociados, y recibiendo la recompensa resultante en términos monetarios, de
satisfacción personal y de independencia”
Siguiendo el marco de estas ideas, un gran desafío que enfrentan las economías significa el hecho de
motivar a los individuos a llegar a ser emprendedores y equiparlos con las capacidades y destrezas
necesarias para convertir oportunidades en negocios exitosos.
De esta manera, el fomento del espíritu emprendedor debe considerarse tanto desde el concepto
amplio de capacitación en actitudes y habilidades empresariales (que incluya el desarrollo de ciertas
cualidades personales y la sensibilización respecto al emprendimiento de nuevos negocios), como
desde un concepto más específico de formación dirigida a la creación de nuevas empresas (Gual,
1998; Galloway y Brown, 2002; Vohora, Wrigth y Lockett, 2003; Harper, 2003; BID, 2004;
Markman, et al, 2005).
Emprendimiento
El emprendimiento viene a ser el proceso dinámico de crear riqueza de manera incremental, la cual es
generada por individuos quienes proveen valor para un producto o servicio y asumen riesgos en términos
de tiempo, compromisos y costos de oportunidad. Para Hisrich y Peters (2002:10): “emprendimiento es el
proceso llevado a cabo por el emprendedor de crear algo nuevo que agregue valor, asignando el tiempo y
el esfuerzo necesarios, asumiendo los riesgos financieros, sociales y sicológicos asociados, y recibiendo
la recompensa resultante en términos monetarios, de satisfacción personal y de independencia”.

Otro reto que enfrentan las economías es motivar a los individuos a llegar a ser emprendedores y
equiparlos con las capacidades y destrezas necesarias para convertir oportunidades en negocios exitosos.
Emprendedor
La palabra emprendedor proviene del francés entrepreneur (pionero), siendo utilizada inicialmente
para referirse a estos aventureros como colón que se venían al nuevo mundo sin saber con certeza
que esperar. Hoy en día, es esta misma actitud hacia la incertidumbre lo que caracteriza al
emprendedor.
Los escritos y teorías relativas al emprendimiento y la innovación datan de los últimos años del siglo
XIX con Schumpeter, este autor determinó: “Que la función del emprendedor es determinante en los
procesos de innovación y de inversión como mecanismos para la creación de iniciativas en el campo
económico que generen valor, ya sea mediante la producción de nuevos productos, nuevos procesos
de producción, nuevas formas de organización y/o nuevos mercados”.
Así, para Schumpeter (1987) “El emprendedor es aquel que favorece el desarrollo de nuevas
aplicaciones aún desconocidas en el entorno económico, buscando la valorización de los resultados
del progreso científico y técnico.”
La realidad actual que caracteriza la globalización y el proceso de transformación permanente, está
enfatizando la importancia del estudio del emprendimiento como aspecto fundamental para el avance
económico y social. El emprendimiento se constituye de esta manera en un proceso activo y
dinámico que posibilita la creación de riqueza en una escala incremental; la que al mismo tiempo es
generada por individuos o grupos y que a través de la puesta en escena de productos y/o servicios;
hacen como suyos los riesgos que esto involucra y sacrifican su tiempo y sus propios recursos.
En este sentido, en el modelo de Shapero (1982), sobre la actitud e intención para iniciar un proceso
empresarial se desprende de: Percibir el iniciar un negocio como una actividad deseable (percepción
de deseo) y de Percibir como factible el inicio de un negocio (percepción de factibilidad) y c) una
propensión a actuar frente a las oportunidades.
Shapero (1985) destaca que una de las razones para que se haya dado un creciente interés en el
emprendimiento es un cambio progresivo de los valores. Cada vez más los individuos persiguen
objetivos de desarrollo personal y de independencia, cuestionando el valor de ceder su espacio de
decisión personal por una seguridad aparente y una vida «burocrática».
Por su parte, Castillo (1999) resalta el trabajo de Scheinberg y Mac Millan, quienes conciben el
inicio de empresas con base en factores motivacionales tales como: necesidad de aprobación,
percepción del potencial de riqueza, grado de sentimiento comunitario, necesidad de desarrollo
personal, necesidad de independencia y necesidad de escape. Y el mismo Castillo (1999: 15)
asegura que: “El modelo Timmons considera que los pilares básicos del emprendimiento se
entrelazan entre sí y necesariamente contemplan el efecto de las personas que sustentan la empresa.
Así las ideas se filtran o se transforman en oportunidades, los recursos que se necesitan se
determinan y se evalúan en base a las múltiples alternativas”.
Para Hisrich y Peters (2002:10): “Emprendimiento es el proceso llevado a cabo por el emprendedor
de crear algo nuevo que agregue valor, asignando el tiempo y el esfuerzo necesarios, asumiendo los
riesgos financieros, sociales y sicológicos asociados, y recibiendo la recompensa resultante en
términos monetarios, de satisfacción personal y de independencia”.
De acuerdo al “Global Entrepreneurship Monitor” (GEM), organización descentralizada y sin fines
de lucro que se dedica al monitoreo de los niveles de emprendimiento de los países, el
emprendimiento es “cualquier intento de crear un nuevo negocio o empresa, sea esto cualquier
forma de autoempleo, una nueva organización de negocio, o la expansión de un negocio
existente, por un individuo, o grupos de individuos, o negocios ya establecidos” (Reynolds & De
Bono, 2003).
Se denomina emprendedor, aquella persona que sabe descubrir, identificar una oportunidad de
negocios en concreto y entonces se dispondrá a organizar o conseguir los recursos necesarios para
comenzarla y más luego llevarla a buen puerto. Generalmente, este término, se aplica para designar
a las personas que de la nada, solamente, con el capital de la idea, logran crear un proyecto o ayudan
a otro a realizarlo.

1
Gráfico 1
Que es un emprendedor

Un emprendedor 1. Tiene una idea clara y 2. Detecta una 3. Define una necesidad de
es alguien que: precisa de lo que Oportunidad y actúa mercado en la
desea desarrollar. sobre ella. oportunidad detectada

5. Formula un proyecto y 4. Se arriesga e invierte


lo pone en marcha recursos

Fuente: Elaboración Carrasco.

Se denomina emprendedor, aquella persona que tiene bien clara su idea a desarrollar, identifica una
oportunidad de negocio en concreto y entonces se dispondrá a organizar o conseguir los recursos
necesarios para comenzarla y más luego llevarla a buen puerto. Generalmente, este término, se aplica
para designar a las personas que con el capital de la idea, logran crear o fundar una empresa o ayudan
a otro a realizarlo.
Emprender.
Si se entiende como emprender, el iniciar o acometer una nueva actividad y si se toma en cuenta
además con el hecho de se trata de un proceso de innovación que requiere de esfuerzos
considerables, es posible pensar que deben existir múltiples factores que llevan a una persona a
tomar una iniciativa emprendedora, sobre todo si ésta puede llegar a representar la actividad medular
en la vida futura del individuo.

Se trata entonces de iniciar, concebir y construir, una empresa u organización, más allá de solamente
observarla, analizarla y describirla. Es el tino en detectar una oportunidad donde otro observan caos,
contradicción y confusión.

Es la habilidad de conformar un “equipo fundador” que complemente los talentos y destrezas del quien
lidere el proyecto. Es el conocimiento sobre cómo conseguir, ordenar y controlar los recursos (inclusive
propiedad de otros) y de asegurarse de no quedarse sin ellos cuando más se necesiten. Finalmente es la
voluntad y deseo de tomar riesgos calculados, tanto personales como financieros, y de hacer todo lo
posible para volver favorables las desventajas”.

Emprender implica un acto humano creativo que conduce a la creación de valor tanto para el
emprendedor como para la sociedad. (Ackerman, B. y Cervilla, M; 2007).

Emprender, en sentido amplio, significa crear, innovar, dinamizar, tomar la iniciativa; es una actitud
positiva y activa que tomamos ante la vida. Es una forma de entender el mundo. Una forma positiva
de enfrentar la incertidumbre del mañana.

Espíritu Emprendedor
Se define como la voluntad y actitud para poder realizar algo, dejar su marca y hacer la diferencia.
Es una forma de pensar y actuar centrada en las oportunidades, planteadas con visión global y

2
llevada a cabo mediante un liderazgo equilibrado y la gestión de un riesgo calculado. Es La
habilidad para innova y crear nuevas realidades.
El espíritu emprendedor supone querer desarrollar capacidades de cambio, experimentar con las
ideas propias y reaccionar con mayor apertura y flexibilidad ante los retos del presente y del futuro.
¿Qué es ser Empresario?
Es aquella persona que, de forma individual o colectiva, fija los objetivos y toma las decisiones
estratégicas acerca de las metas, los medios, la administración y el control de las empresas y asume
la responsabilidad tanto comercial como legal frente a terceros. El empresario es la persona física, o
jurídica, que con capacidad legal y de un modo profesional combina capital y trabajo con el objetivo
de producir bienes y/o servicios para ofertarlos en el mercado a fin de obtener beneficios.

Tipos de Emprendimiento
Cuadro 1
Tipos de Emprendimiento

EMPRENDIMIENTO PRIVADO EMPRENDIMIENTO SOCIAL

Es individual. Es colectivo.

Produce bienes y servicios para Para vender u ofertar al Produce bienes y servicios para la comunidad.
mercado.
Una de sus variables de medición de eficacia y eficiencia Una de sus variables de medición de eficacia y eficiencia
es la rentabilidad es el impacto social

Su visión está orientada a satisfacer las necesidades de los Su visión está orientada hacia la reinversión social que
clientes y en la ampliación de las potencialidades del promueva el bienestar colectivo y la promoción del
negocio, promoviendo así el Desarrollo Económico. desarrollo local

TEORIAS SOBRE EMPRENDIMIENTO

Teoría de las Necesidades Sociales. David McClelland.


David McClelland, psicólogo estadounidense especialista en motivación humana y emprendimiento,
profesor de la Universidad de Harvard, desarrollo una teoría de la necesidad. Según esta, la
motivación de un individuo obedece a la búsqueda para satisfacer tres necesidades básicas: logro, de
poder y de afiliación.
Derivado de esta teoría desarrollada, sobre todo, teniendo a emprendedores como sujetos de estudio,
McClelland concluye la existencia de una serie de características que se repiten en los
emprendedores de éxito motivados por alguna de las tres necesidades. A cada una de ellas le
corresponden las características inherentes al fenómeno emprendedor a saber:
 Según la Necesidad de Logro. La motivación de logro corresponden al esfuerzo por sobresalir de
la media, algo que conduce al establecimiento de metas difíciles pero alcanzables. La persona
necesita hacer cosas y demostrarse a sí mismo y a los demás que es capaz de conseguir lo que se
propone. A la necesidad de logro le corresponden las siguientes características
- La búsqueda de oportunidades e iniciativa: Los emprendedores exitosos ven en todos lados,
oportunidades que se pueden convertir en empresas. Donde otras personas ven problemas, los

3
emprendedores y empresarios ven oportunidades y toman la iniciativa para convertir esas
oportunidades en negocios ventajosos. Da igual las circunstancias y toma la delantera.
- Persistencia: Los exitosos nunca abandonan su empeño, al contrario, son perseverantes y no
se arredran ante los obstáculos sino que les hacen frente hasta alcanzar sus metas.
- Cumplimiento de los compromisos: Mantienen sus promesas frente a sus clientes y su equipo,
incluso a pesar de que deban hacer sacrificios. Prefiere los beneficios a largo plazo que las
ganancias inmediatas.
- Exigencia de calidad y eficiencia: Sienten en la necesidad de realizar las cosa mejor, más
rápido y, si interesa, más barato. Esto tiene que ver con el entusiasmo y la obsesión por la
necesidad de mejorar la calidad, hacer algo mejor, algo que se refleja también en la integridad
de los empresarios y en lo orgullosos que están de su trabajo y los niveles de excelencia.
- Toma de riesgos calculados: El asumir riesgos es uno de los aspectos más importantes de la
actividad emprendedora y empresarial. Según las investigaciones, un emprendedor y/o
empresario está dispuesto a asumir riesgos pero de manera controlada, estudiando bien las
alternativas. A final se deciden por soluciones que entrañan un desafío moderado y establece
un plan B por si las cosas se tuercen.
 Necesidad de Afiliación. Le motiva la sociabilidad, interactuar con la gente y el entorno,
obteniendo el respaldo y el respeto de los demás. A los emprendedores y empresarios les gusta
este tipo de vida y las relaciones que le proporciona.
- Fijación de metas: Esta es otra de las características clave dado que, sin ella, pocas cosas se
moverían. Los retos personales son impulsados por las metas que se establece el emprendedor
a corto y a largo plazo. Saben dónde quieren llegar y para ello deben marcase objetivos
cuantificables a corto plazo.
- Búsqueda de información: Un emprendedor de éxito siempre está a la caza de información
sobre sus clientes, proveedores, la competencia, sobre tecnologías nuevas y nuevas
oportunidades. Dedican mucho tiempo a ello y consultan a expertos para conseguir
asesoramiento comercial o técnico.
- Planificación y seguimiento sistemático: Es una tarea de controlar lo que se hace para ver si
se está avanzando en la consecución de las metas. Se revisan de manera sistemática el
cumplimiento de los planes conforme a las expectativas y recursos y, si es preciso, se
incorporan los cambios necesarios.
 Necesidades de poder. Estas hacen referencia a la necesidad de influir sobre los demás, de captar
simpatizantes para su proyecto y que se dejen capitanear por él. Persiguen también tener impacto
social, aunque ellos prefieren la libertad de la independencia. Son personas dinámicas y
enérgicas que ponen en marcha múltiples actividades.
- Persuasión y redes de apoyo: Los mejores emprendedores inducen a otras personas a
seguirlas o hacer algo para ellos. Usan redes de apoyo para alcanzar sus metas y son unos
grandes persuasores para obtener un crédito, o conseguir un nuevo cliente. Para ello utilizan
estrategias deliberadas para influir en los demás y convencerlos; se valen de las personas
adecuadas como agentes para alcanzar sus propios objetivos y adoptan medidas para
establecer y mantener una red de contactos comerciales. Sabe, no obstante, delegar en
personas clave que puedan tener alto impacto en el ambiente de la organización y el
desempeño del equipo de trabajo para obtener los resultados propuestos.
- Independencia y autoconfianza: Los emprendedores de éxito son personas seguras de sus
capacidades, lo que les reporta tranquilidad y aplomo. La confianza en uno mismo significa

4
asumir la responsabilidad total de conseguir lo que se quiere. Sobre él recaen tanto las causas
del éxito como las de fracaso.
De un compendio de investigaciones respaldadas por la universidad de Harvard y dirigidas por
Mc McClelland que dieron luz a esta teoría de las necesidades; en el año 1982, y por pedido de la
ONU, se inició un estudio de los comportamientos delos emprendedores y empresarios exitosos
a nivel internacional; que concluyó en la sistematización de lo que hoy es el programa Empretec-
Unctad-ONU; que al inicio combinaba los términos de “emprendedor y tecnología”; pero que
luego adopta la visión ampliada de la acción emprendedora; que hoy se entiende como holística y
de visión social. Este programa es propuesto por la ONU para el fomento de la iniciativa
empresarial en los países en vías de desarrollo. El método, adoptado en España por
organizaciones como YBS y asentado en más de 34 países de los 5 continentes, sirve tanto para
promover…

Gráfico 2.
Teoría de David McClelland sobre el Emprendimiento

Fuente: Murillo, O. Tesis de Maestría, 2012

Teoría de Jeffrey Timmons sobre el Emprendimiento

Jeffry Timmons (1941-2008) fue un profesor estadounidense de Emprendimiento, conocido como


uno de los pioneros de la investigación y la educación empresarial. En 2004, Timmons fue nombrado
Emprendimiento Educador del Año por la Asociación de Estados Unidos para la pequeña empresa
del espíritu empresarial y se dice que es el primero en haber usado la palabra "emprendedor" en un
título de la tesis. Su principal contribución a la investigación era el espíritu empresarial en los temas
de capital de riesgo, sobre la cual es co-autor de varios libros. Fue reconocido en el mundo por sus
aportes a la tarea de formar emprendedores. Sus años de experiencia con estos individuos le dieron a
Jeffry algunas claves del éxito emprendedor, las cuales resumió en un sencillo modelo compuesto
por tres elementos: La oportunidad, los recursos y el equipo. Estos factores deben encontrar un
equilibrio de manera que la oportunidad de mercado identificada pueda ser aprovechada con la
provisión de los recursos adecuados, lo cual puede lograrse si el equipo emprendedor trabaja de

5
manera efectiva. Encontrando respuestas a estos tres interrogantes se tendrá la información necesaria
para validar la idea.
Gráfico 3

Teoría de Jeffry Timmons sobre emprendimiento

- La oportunidad. La oportunidad se refiere a la identificación de una necesidad latente en la


población y una idea capaz de satisfacerla. Preguntas: ¿La idea es realmente una oportunidad?
¿Existe un mercado sostenible? ¿Cuál es el tamaño y la estructura del mercado? ¿Sé cómo
mantener el valor existente y agregar valor? ¿Tengo información sobre la competencia? ¿Cuento
con ventajas competitivas? ¿Es el momento adecuado para ejecutar la idea? ¿Tengo una proyección
sobre cuándo recuperaré la inversión inicial? ¿Conozco y puedo medir el riesgo?

- Los recursos. Típicamente, los recursos iniciales que requiere una idea emprendedora se encuentran
en el bolsillo propio o en los aportes de familiares y amigos, pues las instituciones financieras llegan
cuando la empresa tiene una historia solvente que mostrar. En estos dos casos los
emprendedores debieron aportar sus ahorros y convencer a sus familiares y amigos de participar.
Preguntas: ¿cuento con los recursos necesarios para llevar la idea adelante? ¿Tengo el
conocimiento necesario para administrar esta clase de negocio? ¿Cuento con la información
suficiente? ¿El plazo de tiempo disponible es suficiente? ¿Tengo la red de contactos necesaria?
¿Conozco a los proveedores clave de este tipo de emprendimiento?

- Equipo emprendedor. La importancia del equipo radica en el hecho de que el proceso de


transformar una idea en realidad depende del empuje y la pasión que le imprima su impulsor para
aprovechar la oportunidad y encontrar los recursos necesarios, acompañado de otros talentos que lo
ayuden a realizar las tareas que él no puede cubrir. Por ejemplo, todo emprendedor debe asegurar que
la contabilidad y las finanzas se manejen adecuadamente, y que las operaciones del negocio
funcionen de tal manera que los clientes se sientan satisfechos. Para lograrlo, es preciso buscar
ayuda, pues la tarea de crear, llevar adelante y hacer crecer una empresa no puede recaer sobre una
sola persona. Preguntas: ¿Cuento con el equipo necesario para llevar adelante la idea? ¿Cuento con
personas que me provean asesoría, información, contención y apoyo? ¿Cuento con una
infraestructura de comunicación fluida con las personas necesarias? ¿El equipo tiene la experiencia
técnica necesaria?

Timmons, J. fundamenta su teoría en la relación directa y única del emprendimiento, con la visión
empresarial y caracterizan a un individuo emprendedor.

6
Gráfico 4
Características a de un Emprendedor según Timmons.

.
Fuente: Murillo, O. Tesis de Maestría, 2012

El Modelo de Timmons considera que los pilares básicos del emprendimiento se entrelazan entre sí
y necesariamente contemplan el efecto de las personas que sustentan la empresa. Así las ideas se
filtran o se transforman en oportunidades, los recursos que se necesitan se determinan y se evalúan
en base a las múltiples alternativas”. Se basa en capacidades adquiribles y no en la selección a priori
de personas con la antiguamente llamada capacidad emprendedora. Timmons ha defendido en
múltiples oportunidades que los emprendedores no nacen sino que se forman, y que
independientemente de su formación, un individuo puede adquirir en cualquier etapa de su vida la
motivación para ser emprendedor.

Teoría de Albert Shapero sobre el Emprendimiento.


Según Shapero el proceso de formación de nuevas empresas y de nacimiento de nuevos empresarios,
es el resultante de la interacción de factores situacionales, sociales, psicológicos, culturales y
económicos, y que cada evento empresarial (nacimiento de un empresario) ocurre en un momento
dado, como resultado de un proceso dinámico que provee situaciones que impactan sobre los
individuos cuyos valores y percepciones están condicionados por sus experiencias y herencias
culturales y sociales.
Este autor indica que en el proceso empresarial se dan las siguientes características.
- Toma de Iniciativa, entendida como la decisión de un grupo para identificar y llevar a cabo la
oportunidad de negocio.
- Acumulación de Recursos, entendida como el proceso de determinar las necesidades,
conseguirlo y asignar los recursos físicos, humanos, financieros y tecnológicos necesarios.
- Administración, Entendida como la capacidad de dar una organización y una dirección
(gerencia) a la nueva empresa y llevarla a cabo.
- Autonomía, entendida como la libertad de los empresarios para tomar decisiones sobre el
funcionamiento de la organización.

7
- Toma de riesgos, entendida como la disposición a enfrentar las recompensas o las pérdidas
que el proceso produzca.
Shapero al igual que Timmons, propone una visión emprendedora siempre relacionada con el hecho
empresarial, y al respecto expone 5 elementos que considera fundamentales para el logro del éxito
empresarial.
Gráfico 5
Teoría de Albert Shapero sobre el Emprendimiento

Fuente: Murillo, O. Tesis de Maestría, 2012)

Como se puede observar, a pesar de los elementos coincidentes, de las 3 teorías citadas, solo la
postura de Mc Clelland brinda espacios para concebir el emprendimiento también en su dimensión
social. De ninguna forma Mc Clelland circunscribe los aspectos motivacionales de logro, filiación y
poder al hecho puramente económico, sino más bien, en sus exposiciones deja entrever que estas
motivaciones emprendedoras pueden desarrollarse en cualquier ámbito de la vida social del
individuo, siempre en pro de la búsqueda del éxito y la excelencia de sus gestiones, para de esta
manera fomentar e ir consolidando una cultura de emprendimiento. (Murillo, O)
Por otra parte, los estudiosos del tema del emprendimiento, coinciden en que existen factores
endógenos o aspectos internos inherentes al ser humano como tal (son intrínsecos a la personalidad
de cada individuo y como tal, el tendrá la facultad de expresarlos o no en su comportamiento
personal), y de otro lado coexisten factores exógenos o aspectos externos que no dependen del
individuo y por lo tanto no son de su dominio interno (pertenecen al mundo de lo formativo en
términos de procesos individuales de desarrollo y crecimiento humano y los factores endógenos); al
mismo tiempo están de acuerdo en que la combinación experiencial de estos dos tipos de factores, es
lo que permite la experiencia del emprendimiento.