You are on page 1of 1

Universidad Nacional del Litoral

Facultad de Humanidades y Ciencias – INDI


Práctica y Residencia Docente en Letras
Equipo de cátedra:
Prof. Mgt. Fabián R. Mónaco
Prof. Yanina Lamboglia

Guía para la observación de la realidad socio-educativa


A partir de las nociones de “observación” y “registro etnográfico” que se trabajarán en clase y de la
lectura de la bibliografía obligatoria, se organizará el registro de observación de la realidad socio-
educativa.
Esto implica relevar todos los datos significativos que nos permitan interpretar y comprender el
funcionamiento de esa realidad en sus diferentes niveles de interacción.
Es preciso, entonces, tener en cuenta los siguientes aspectos:

1)- El espacio institucional

- Características de la escuela (estructura, estado del edificio, mobiliario, elementos


didácticos).
- Características del barrio donde se halla ubicada (dos o tres ideas sobre el mismo).
- Características del aula (estado, tamaño, cantidad de bancos, estado de los materiales de uso
didáctico, estado del pizarrón, etc.).

2)- El grupo humano y el espacio áulico

- El grupo escolar (cantidad de alumnos que asiste a la institución, promedio de alumnos por
curso, cantidad de alumnos en el curso asignado)
- Características visibles del grupo de observación (número, organización dentro del curso,
actitudes hacia el docente y hacia los practicantes, etc.)
- La interacción docente-alumno (fluida, distante, etc.)
- Mapa del curso (dónde están ubicados los alumnos y el docente, organización espacial del
aula) ¿se mantiene? ¿Se altera?

3)- Registro de la clase

- La primera clase se registrará siguiendo el método etnográfico: cada actor de la interacción


áulica es designado con una letra o un número. Este tipo de registro adquiere la forma de un
guión o libreto por su estructura dialógica. Entre paréntesis se colocan todos los elementos
paraverbales y no verbales, tales como risas, gritos, muecas, gestos, etc.
- Las siguientes clases se registrarán en forma narrativa (preguntas, comentarios e
intervenciones relevantes, incluidas las expresiones informales o fuera de lugar), tener
presente que la interacción docente-alumno organiza semióticamente el discurso del aula.
Cualquier elemento, verbal, no verbal o paraverbal puede analizarse como signo.