You are on page 1of 49
aligrafia umorcial 4 METODO PALMER de CALIGRAFIA COMERCIAL | Serie de féciles lecciones de escritura corrida por movimiento muscular, con letra cursiva, sencilla y sin sombrear, para uso de las Escuelas piblicas o particulares en que se requiera un método de escritura corriente bien clara. Estas lecciones son también muy adecuadas para quienes deseen aprender en su casa sin maestro. POR A. N, PALMER, REDACTOR JEFE DEL “AMERICAN PENMAN” MANERA DE PROLOGO—Esta obrita no tiene por fin el formar “artistas de la pluma” ; es sencillamente un ‘texto claro y conciso para la ensefianza rapida de la escri- ‘tara comercial corriente y se destina a todas aquellas personas ‘que deseen adquirir una buena letra cursiva para fines comer- ales. Las lecciones que contiene no son meros experimentos ‘pues ya han servido de guia y pauta a millones de nifios y jovenes dde ambos sexos en la ensefianza de Ia caligrafia comercial mo- derma, El Método Palmer de Caligrafia Comercial, segin se ob- servard a primera vista, nada tiene de comin con los cuadernos de escritura que han venido empleindose hace mis de medio siglo en las escuelas piblicas de primera ensefianza. Si acaso quel sistema era acertado, fuerza seré convenir en que el mé todo que ahora ofrecemos es inadecuado, pues ambos son dia- metralmente opuestos. EI resultado final es a la postre lo que determina la bondad de todo método de ensefianza, ya se trate de caligrafia o de otra materia cualquiera. Los disefpulos que siguen al pie de la letra el Método Palmer jamis dejan de ad- quirir una buena letra comercial. Por otra parte, nadie ha po- dido aprender a escribir de una. manera facil, cursiva, répida y legible valiéndose de los cuadernos de escritura publicados a fa fecha. E] cunderno de eseritura no ensefia sino Ia precision meci- nica de los caracteres. El modelo es generalmente delineado ‘con esmero per un consumado caligrafo de acuerdo con deter- sminado estilo de letra y no revela en absoluto la individualidad de quien lo trazé, EH trazo asi ejecutado a lipiz pase luego a un ‘habil grabador que lo reproduce a mano con todos los mejora- mientos posibles. Ese modelo inverosimil y sin vida se extiende ‘en piginas y mis piginas de largos y cansados ejercicios que el nifio debe imitar servilmente, Qué de extrafio tiene que tal método no dé sino muy medioeres resultados? Dos generaciones, por lo menos, han demonstrado que el ‘cuaderno de escritura acaba con la individualidad y constituye tuna verdadera rémora para la adquisicién de la sotura de movi- to y espontaneidad necesarias en materia de caligrafia. Obliga al estudiante a formar las letras con una torpeza de movi- mientos que si bien permite alcanzar cierto grado de exactitud al escribir despacio, convierte en cambio la escritura en verda- deros garabatos cuando se trata de trabajar tn poco més aprisa. EI Método Palmer cultiva ante todo la soltura de movimientos, Por medio de una serie de ripidos cjercicios constantemente repetida, el discipulo acaba por adguirir cicrta espontancidad los rasgos grificos que ejecuta de una manera virtualmente inconsciente. Con este método es claro que los primeros ensayos ‘del discipulo resuitan algo tescos, pero, a medida que va ejecu- tando los diversos ejercicios de riguroso acuerdo con fas ins- ‘truceiones, sus trabajos van adquiriendo mayor elegancia y cor- reccin, y el resultado final se traduce en una letra clara, rapida,, facil y descansada, es decir, una letra que reune las cuatro con- diciones fundamentales de'la escritura cursiva Los ejercicios y modelos de este texto han sido hechos a pluma, con ripido y ficil movimiento muscular del brazo, y luego fotograbados, de suerte que se conserva en ellos la in- dividualidad de quien los trazara TLos alumnos que practican con estas lecciones adguieren 1 estilo general de letra que ostentan los modelos, pero sin perder ef libre ejercicio de su propia personalidad. Consideraciones acerca del método Palmer—De maestro a discipulo ‘Léanse y estiidiense con detenimiento estas tres piginas de advertencias, antes de empezar a aprender y practicar. La lectura de estos sencillos consejos puede ahorrar muchas horas, semanas y acazo meres de prictica infructuosa E L METODO PALMER no es un cuademno de esert arse, Las instracciones que contiene contituyen una conver iecta del autor con el estudiante y han sido redactadas en la misma for~ ‘estaviers ensefndole personalmente. Dichas ins- 19 musevlar al eserbie ‘mayor importancia que lot modelos pues in la manera de desarrollr y emplear el movi Quien no las siga Gelmente irk direcamente al fracaso. “Todo alumso que ha seguido rigurosmente ef plan desarrottado en el Método Palmer ta Hlegado a escritie correctamente. Aquellos, fen cambio, que han dejado de estudiar en primer lugar las instucciones impress, observindolas al pie de la Ietrs, han fracasndo parcial o total, mente. El fracaro puede y debe evitarse ‘Para millares de jOvenes de ambot exas el Método Palmer de Caligratia Comercial ha sido el sfsamo que ha ablerto las puertas de las ofcioas comerciales en que han legado a alcanzar envidiable pos igo. gracias 4 sus excelentes servic ‘En centenares de excutias en que st ha estadiado y dominado por completo el Método Palmer, el tiempo dedicado a los ejercicios de ort tralia y composictn, eximenes y otros trabajos escrito, ha sido red ‘ido # menos de la mitad, podiéndose utilizar con ventaja para otras Teeciones el tiempo de esta suerte ganado, Al principi, acaso sea pre jercitarse con mis frecuencia mientras te adquleren a pose correcia, la soltura necesaria, Ia manera conveniente cbmods de tomat tn plums, ash come Ta contumbre de wtiliar debidamente los movin ‘toe rmaculares; pero el tempo que de tal modo ae gaste qued tarde amptiamente compensado en todos los trabajos escrtos, texto de caligrafia prictica, y como tal debe considerarse y esti~ La escritura por medio del movimiento muscular del brazo sequiere ‘una posicidm correcta y saluéable, una columna vertebral bien recta, la vista bastante alejada del papel para excluir todo riesgo de eansancio y los hombros colocados ambos a fa misma altura. Esos requsitos por i solos deberian servir de aliciente todos los nios para tratar de dominar wn sistema a Ia ver de ealigrafia y edacacién flsica eval es el (que se presenta en las pigs que siguen, tomando en cuenta que mo 5 posible eseribir correctmmente con el movimiento muscular mientras se conserve una posicign desgarbada y poco #aludable o con los miscales tigidos y forzados. Los ejercicis de dvatos y rectas no tienen por fin sino el preparar at alumno para la eseritura correcta y ayudarle a adquirir el dominio rmuscilarneeesaro para un estilo de escritura répida, cursivay bien clara. Una ver que el alumna Ha aprendido la posiciin correcta, Ia manera adecuada de tomar la pluma y el modo de valere del movimiento muses lar para hacer um Svalo de dos espacios bien compacto, ya se encuentra preparado para empezar a practcar la esritara correcta. Muchos son fos que creen haber aprendido a escribir bien una vez que han Togrado sjeestar los ejercicioe mie files eon Ie rapider adecuada, en Tt port ‘idm correcta y con el ritmo requeride. Ese no es en realidad sino el punto de partida de Ia caligafia, el cual debe ser inmediatamente ‘euido de la prictica en ta sscritura de palabras hasta lograr ol empleo del movimento muscular en todo trabajo ercrta. El eatedioy Is prictica deben marchar de consimo sf se quiere obte- ner los mejores resultador en el menor lapso de tiempo posible. Man- tenga el bro abierto ante sus ojos mientras se ejersta; estudie y come mere a menado con el mayor euidado, au trabajo con Jos modelos del texto ai desea adelantar répidamente, "ja letras, palabras y frases deben ocupar en el papel el mismo cvpacio que ocupan en el texto. Antes de empezar a practicar, estadie sempre el modelo hasta en aus ditimos detilles a fin de dejar todas sus fineas bien impresas en a mente. Diode y cémo exactamente empieza el primer rasgo de cada letra? 44Se trata de un rasgo ascendente o descendente? Cuil es la altera de a tetra y endl el ancho de sus tra208? Cuinto espacio ocups en totalidad? jn qué sentido debe correr Ia pluma al emperar, al trazar Yy al terminar Ta letra? ZA qut velocidad debe eseribirse fa letra o la palabra en cuestién? Estas son las pregustas que debe usted hacerse ‘mentalmente en cada caso tan pronto come haya adquiride la automa cided del movimiento muscalir. Repetinos, pues, lo que antes Uji sos, que el estudio debe ir siempre acompafiado de In prictica si se desea ‘obtener buenos resltados. ‘Los modelos escritos en el pizarréa, aun cuando sean ejecutados for wn caligrafo consumado, seven desde distinos angulos y a distancias ‘arias y 9 pueden, por Io tanto dar una impresin mental exacta, Es de ta mayor importancia que Jos disciputes no s6lo potean cada tual un ejemplar del Manual, sino que estudien también las instruciones Impress y se cjercten constante y concienrudamente, ‘Las insruciones elaras y concisas que contine el Método Palmer Jndican paso a paso lo que se debe hacer y cémo se debe hacer para ‘Mdelanar de una manera segura y constante, Mitlones de nition y nifas de tos Estados Unidos han logrado, aadaurir una escrtora rida, fdel, clara y elegante, observando cons- ‘ante y pacienteente las instrusciones del Método Palmer de Calirafla ‘Comercial. Los resultados obtenidos han sido altamente apreciados por isciplon, maestros, padres y directores de eacuela. EL primer paso consiste eu comprender perfectamente cuil. es la poricién encrecta. Estudie los grabados de Las piginas doce, eatorce ‘quince, los cuales representan an alumno que sabe sentarse de masera ‘de poder her uso de los grandes misculos incansables del braze, sxcando Se ta comprobado que entre los miles de hombres y mujeres que ‘eabajan en oficiaa y escriben mano constante y-ripidamente y con excelente letra, no hay ano tolo que no emplee para ello el movimiento ‘muscalas del braso, por ser este movimiento el nico mediante el cual se puede obtener una Jetra a a vez clara, ripida, facil y descansada, Hoy en dia ve reconoce generalmente que los euadernos de escrtura ‘no dan sino muy mediocres resultados en Is ensefianza de la ealigrafia. ‘Miestras no ae tomaron en cuenta la posicién correcta, a soltura muscu- lar, el movimiento ficily descansado y una regular velocidad, dicectores de excuela y maestros mmstrironse satisfechos de los citados euadernos. Laego te vino a obserrar ue si bien el discipulo lograba dibujar las letras con lentitad y gran prersion al cxplar sencillameate lor modelos ‘rrabados, cuando se le exigit una excritura continua y con letra cursiva en os elercicios de ortografia, dictado, composiciones, eximenet, ete, Jos perfiles de las letras iban volviéndose mis indecisos hasta legar © asumir el aspecto de verdaderos garabatos. Es ianegable que todo sistema de calgrafia que no cutive un etilo de esritura por asi devirlo automitico y a la vez bien legible, fil y escansado, est llamado por fuerza a fracasar ‘La vor “cuaderno de excitura” ha venido empleindose hace sos de ellos et mayor provecho posible. Estuare todos y cada uno de toy detalles det gratado, desde la coronilla hasta la punta de os pies, ‘Observe sobre todo de una manera muy especial los brazos la posciba de cada no de ellos con respecte al otto, Ia manera de sentaree, Is distancia del cuerpo al puptre y fas posiciones de fos dedos antes de tomar Ia plasma. ‘A medida que vaya adelantando y estudiando las lecciones mds diti- ciles, vulva a ver con frecuencia etoe grabados y irate de sentarse en Ja misma posicién en que se colocd este dseipulo al ser retratado para las ilstraciones del Método Palmer. Este ni se siena siempre de tal ‘modo: al escribir, pues sabe que seria flsicamente imposible para él twlizar el movimiento muscular si ve sentara en una posicia desgarbads, forzada y poco saludable. La prictiea hace al macstro;” dice un viejo adagio. Ello no es plicable sino en parte a la ensefanza de la caligrafia, La peictica bien ‘entendida conduce ciertamente a la. perfeccién, pero fa prictica inade- ceada nos conduce con igual seguridad al extremo opuesto. No es tanto | cantidad de ejercicio To que importa cuanto Ia manera de ejercitase. Millenes de alumacs han perdido lastinosameste el tempo que dedi- caran a los ejercicios, por creer que 10 importante era practcar mucho YY no prectiar como s¢ debe. ‘Ninguno de los cjercicis de culigrafia imaginaéos hasta ta fecha puede dar frutos si no va acompafiado de tra correcta postion del cuerpo, de los brizos, dedos, pluma y papel y si no se ejecuta con el movimiento muscular adecuado y a la velocidad exacta que se requere ‘Quien estudie las instrucciones contenidas en el Método Palmer y las observe al pie de la letra al hacer sa diatios efercicls, no pot menos de adelantar de manera segura, cofvirtiéniose amy pronto en un ‘nbd caligrafo. Mas si por el contrario el alumno pasa largas horas practicando en poscién indebia, sin Ia solfora muscular y movimientos adecvados, no solamente dejari’ de adelantar en lo mis salsime, sino ‘que contraerd malos hibites 0 arraigaré mis profendamente los que ya haya contraide y, en tales condilones, lan probabildades de aprender 4 eeribir bien irin tendo eads dia mas remota, para designar un conjunto de hojas de papel encuadernadas en cuya Drimera linea figura un modelo o ejercicio de etcrtura que el dscipslo debe copiar en ls lineas aubsiguientes. Dicho modelo ex generalmente ‘trazado a lipia con el mayor euidado, y luego mejorads mecinicamente mediante un mltodo de reproduccin especial por grabado a mano. Exiiten también evadernos cayos modelo, eseitor a mano y Toego {otograbados, ofrecen ciertamente algin aspecio de escritura por movi- ‘mento muscular, mat tales cuadernos, hechos segin el mismo métods ‘gar fos anteriores, envuelven en realidad aquellos mismos principios pedagigicos tan contrapreducentes en la ensefianea de tz caligraia. La actitad mental del discipulo que tine ante sus ojos fa pligina en lanco en fa cual debe repreducir tan felmente como le sea posible el métado dibujado en la primera tinea, es altsmente perjudicial « impide todo buen resultado. ‘Otro sistema reciente es el que consiste en un cvadernitlo con el modelo en la fines superior y x veces otro en el centro, con Tineas en blanco para los ejrciios de prictica, Tales cuadernes modifcados son probablemente tan perjudiciales como los anteriores. Las correctas con- diciones isicat son ineeparables de ina actitud mental apropiada. EL Autor, HAM Ga Lerner