You are on page 1of 6

lopezelexpositor@gmail.

com

La fidelidad Cristiana
Apocalipsis 2:10
Introducción:
Generalmente cuando estamos asistiendo a la escuela, no siempre
queremos levantarnos en la mañana de la cama, no siempre vamos con
gusto a la escuela. Sin embargo sabemos que para poder algún dia
́
graduarnos necesitamos ser constantes a la escuela. Los que tenemos
que trabajar de igual manera, no siempre queremos levantarnos de la
́ anterior trabajamos muy duro. Sin
cama, especialmente cuando el dia
embargo, nos levantamos porque sabemos que al finalizar la quincena
recibiremos nuestro pago. Los que estamos casados sabemos que no
́ s son color de rosa. También hay difić iles. Sin embargo,
siempre los dia
sabemos que para ser completamente plenos necesitamos seguir
luchando por nuestro matrimonio. Los que somos cristianos sabemos que
la vida cristiana no siempre es fácil. Se presentan muchos desafio
́ s. Sin
embargo, sabemos que para lo lograr estar en la eternidad con Dios
necesitamos no dejarnos vencer. En todas estas áreas en las que los seres
humanos nos desenvolvemos necesitamos practicar algunas cosas:
Compromiso, constancia y fidelidad. Por eso ahora les quiero hablar de la
fidelidad. Pero de la fidelidad cristiana.
I) ¿Porque ser fiel al Señor?
A. Porque Dios es fiel.
“La palabra «fiel» aquí procede de una raiź que significa «estás
convencido» La fidelidad nace de la convicción, y la convicción necesita
base y fundamento.” (El mensaje de Apocalipsis a las iglesias del siglo XX.
G. Campbell Morgan). La base de nuestra fidelidad es la fidelidad de Dios.
Es el estar convencidos que Dios cumplirá sus promesas. Pablo dijo: “Pero
fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal” (2 Tesalonicenses 3:3)
Le debemos ser fieles a Dios porque así es como él es. Dios no defrauda,
no desilusiona, no hace promesas en balde, sino que es cumplidor en todo.
Y así espera que seamos nosotros. Quien no es fiel, tendrá muchas
lopezelexpositor@gmail.com

razones para decir porque no es fiel. Pero en realidad es porque no está


convencido de quien es Dios y de lo que hace. Quien está convencido no
necesita de factores externos para su fidelidad, porque ya tiene una base,
Dios.
B. Porque una cosa es empezar y otra permanecer.
Por ejemplo en la conversión de la gente de Antioquia, la Biblia dice: “Llegó
la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén; y
enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquia
́ . 23 Este, cuando llegó, y
vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a que con propósito de
corazón permaneciesen fieles al Señor” (Hechos 11:22-23) Los
antioqueños ya habia
́ n empezado la vida cristiana, ahora Bernabé les
exhorta a que permanezcan fieles al Señor. Bernabé habia
́ visto la gracia
de Dios actuando en la conversión de aquellas personas. Sin embargo,
supo, como todo siervo de Dios de sabe, que la lealtad a Cristo depende
de la voluntad propia. No es automática. Depende de uno. Por eso les dice:
que se propongan de corazón ser fieles al Señor. Dios quiere que el
hombre este con él, pero no lo quiere a fuerzas. El hombre debe querer
estar con Dios de corazón. Dios respeta el libre albedrio. Dios no puede
hacer que el hombre quiera estar con él, si el hombre no quiere. Se trata
de que uno se lo proponga. Porque muchos han empezado pero no han
continuado. Pero el que quiere, puede. Solo hay que proponérselo.
C. Porque es un requerimiento cristiano.
Pablo escribió: “Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada
uno sea hallado fiel” (1 Corintios 4:2) Aunque la referencia principal aquí
es hacia los predicadores de la iglesia. Sin embargo, la fidelidad, es un
requerimiento para todo aquel que sirve a Dios. Barclay dijo: “El
mayordomo (oikonómos) era el major domo, y estaba a cargo de la
administración de una casa o propiedad; controlaba al personal y distribuia
́
los recursos; pero, aunque manejaba muchas cosas, no era más que un
esclavo en relación con el dueño. Cualquiera que sea la posición de una
persona en la Iglesia, y cualquiera que sea su autoridad y prestigio, no es
lopezelexpositor@gmail.com

más que un servidor de Cristo” (1 Corintios. Com. al N.T Willian Barclay).


Y no importa lo que haga en la iglesia, es necesaria la fidelidad en eso que
hace para Dios. Dios se sirve de aquellos que son fieles porque ellos son
dignos de confiar.
II) ¿En que se ve que uno es fiel al Señor?
A. En el cuidado de las pequeñas cosas.
Jesús dijo: “El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el
que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto” (Lucas 16:10).
Jesús nos está diciendo aqui,́ que nuestro compromiso en las cosas
pequeñas es prueba de lo que podemos hacer con cosas grandes. Es
decir, que nuestra fidelidad no depende, del tamaño de lo encargado, sino
del sentido de responsabilidad que tengamos. El que siente
responsabilidad en lo poco, la sentirá también en lo mucho, y viceversa.
Un hermano que desarrolle un trabajo en la iglesia fielmente por más
sencillo que sea, está capacitado para encargarse de otro más grande. Por
el contrario no podemos esperar que él que no ha sido fiel en los pequeños
detalles, lo vaya a ser en los grandes. Si un hermano cumple fielmente,
por ejemplo, en llegar temprano a la iglesia para dar la bienvenida a los
que asistan, sabremos que se podrá encargar luego de ser el organizador
de las clases de la escuela dominical en la iglesia. Si somos fieles en las
pequeñas cosas, lo seremos también en lo mas grande.
B. En servicio continuo a la iglesia.
Juan dijo: “Amado, fielmente te conduces cuando prestas algún servicio a
los hermanos, especialmente a los desconocidos” (3 Juan 5) Juan elogia
a el hermano Gayo porque ayudaba con hospedaje y comida a los
evangelistas que pasaban por su ciudad. Juan dice que Gayo se comportó
fielmente en el sentido que su conducta era de acuerdo con la verdad de
Dios. Fueron los mismos misioneros quienes le dijeron a Juan del amor
cristiano del hermano Gayo de cómo los ayudo. Que de lo contrario habia
́ n
pasado hambres y hubieran dormido a la intemperie. Cuando nosotros
servimos a la iglesia, es entonces que estamos mostrando fidelidad a las
lopezelexpositor@gmail.com

enseñanzas de Jesucristo. No basta con creer en las enseñanzas de la


Biblia, hay que practicarlas. Cuando uno sirve a la iglesia, sirve a Dios. Y
cuando se sirve a Dios, uno está comportándose fielmente.
C. En una opinión favorable de los demás.
Notemos como se expresa Pedro del hermano Silvano: “Por conducto de
Silvano, a quien tengo (O considero) por hermano fiel, os he escrito
brevemente, amonestándoos, y testificando que ésta es la verdadera
gracia de Dios, en la cual estáis” (1 Pedro 5:12) El hermano Silvano era
́ ganado. Su dedicación constante a las
considerado fiel porque se lo habia
cosas del Señor hizo que se ganara esa opinión de uno de los apóstoles
más conocidos de Jesús. Esta opinión no se gana de la noche a la
mañana, se gana a través del tiempo fiel a Dios. Es bueno preguntarnos
en que concepto nos tienen los hermanos. Porque a veces pensamos de
nosotros mismos que somos muy fieles al Señor cuando en realidad no es
así como nos ven los demás. Para ser considerado un hermano fiel se
necesita constancia, compromiso y lealtad a Cristo. Y se verá en el
cumplimiento de su voluntad.

III) ¿Para qué ser fiel al Señor?


A. Para proporcionar ayuda espiritual.
Pablo escribe a dos hermanas de la iglesia en filipos a Evodia y Sintique,
que estaban enemistadas, para que arreglaran sus diferencias y luego
dice: “Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a éstas
que combatieron juntamente conmigo en el evangelio” (Filipenses 4:3)
Pablo no menciona quien era este hermano fiel a quien encomienda
ayudar a estas dos hermanas. No se menciona su nombre. Sin embargo,
lo que destaca es su fidelidad. Le llama: “compañero fiel”. Es muy
importante para ser mediador en un conflicto, que nos respalde nuestra
́ s. Por el
fidelidad. De lo contrario nuestras palabras sonaran vacia
contrario, es de mucha bendición escuchar consejo de un hermano que ha
mostrado en su vida la fidelidad al Señor. La fidelidad al Señor nos
lopezelexpositor@gmail.com

capacita para proporcionar ayuda espiritual a quien lo necesite. Los


mismos hermanos se acercaran a nosotros porque han visto como nos
hemos comportado en nuestro servicio a Dios.
B. Para adornar la doctrina de Cristo.
Pablo escribió a Tito: “no defraudando, sino mostrándose fieles en todo,
para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador” (Tito 2:10)
Se ha preguntado porque las mujeres se adornan con aretes, pinturas,
peinados, etc. Pues, porque quieren verse bien. Quieren verse
presentables. Pues, Pablo está diciendo que cuando nosotros somos fieles
al Señor en todo, estamos haciendo que la doctrina del Señor sea más
atractiva para las personas. Estamos haciendo que a las personas les
guste lo que están viendo de nuestro comportamiento. A veces la gente no
quiere asistir a la iglesia porque allí va un hermano que no se comporta
fielmente. Y dicen: “Yo no quiero ir a la iglesia para no ser como él”. En
cambio, cuando nos comportamos fielmente la gente mirara y dirá: “Yo voy
a ir a esa iglesia porque allí les enseñan bien las cosas”. Es por eso que
́ rápidamente. (Hechos 2:47) Depende mucho de
la iglesia primitiva crecia
nosotros que a la gente le guste la enseñanza de Cristo o no.
C. Para alcanzar la corona de la vida.
Jesucristo dijo: “No temas en nada lo que vas a padecer. He aqui,́ el diablo
echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y
tendréis tribulación por diez dia
́ s. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la
corona de la vida” (Apocalipsis 2:10) Esta corona no es otra que la “corona
de gloria”. (1 Pedro 5:4), “la corona incorruptible” (1 Corintios 9:25) “la
corona de justicia”. (2 Timoteo 4:8) Jesús recibió una “corona de espinas”
(Mateo 27:29) para que nosotros pudiéramos recibir una “corona de vida”.
(Apocalipsis 2.10). “La corona de vida” simplemente es la corona que
consiste en la vida eterna.
¿Por qué será que el más allá, es decir la vida con Dios es asociada con
una corona?
lopezelexpositor@gmail.com

1. Una corona de oro era la que usaban los reyes. Simbolizando realeza.
(2 Samuel 12:30, Proverbios 27:24)
2. Una corona de guirnaldas era puesta en la cabeza del esposo.
́ . (Cantares 3:11)
Simbolizando fiesta y alegria
3. Una corona de laurel era puesta sobre el atleta vencedor de los juegos
́ picos. Simbolizando victoria. (1 Corintios 9:24-25) Significa que, en
olim
todas estas cosas consiste la vida eterna que Dios nos dará a su lado.
Pero por supuesto, hay una condición, ser fiel al Señor.
Conclusión
Hemos visto porque, en qué y para que ser fieles a Dios. Sin duda en este
continuo andar con el Señor pasaremos por situaciones difić iles en nuestra
́ s serán mejores que otros. A veces algunas
vida cristiana. A veces unos dia
situaciones serán más placenteras que otras. Sin embargo, debemos
continuar. Debemos seguir adelante. Porque pronto llegara nuestro
reposo. Pronto llegara nuestro galardón y veremos recompensados los
́ s gastadas.
esfuerzos que hicimos. Veremos recompensadas las energia
Porque el Señor no se da por mal servido. É l va a recompensar a los que
fueron fieles a la causa de su hijo Jesucristo. Aunque a veces no pasemos
por los mejores momentos. Pablo nos dice: “No nos cansemos, pues, de
hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos” (Gálatas
6:9) Que Dios los bendiga.