You are on page 1of 107

Prácticas de Electromagnetismo

Grupo de Materiales Magnéticos:


Carlos de Francisco Garrido
José María Muñoz Muñoz
Pablo Hernández Gómez
Óscar Alejos Ducal
Carlos Torres Cabrera

Dpto. Electricidad y Electrónica


Universidad de Valladolid

18 de noviembre de 2004
2
Índice general

1. Electrostática 5
1.1. Fundamento teórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
1.1.1. Carga eléctrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
1.1.2. Ley de Coulomb . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
1.1.3. El campo eléctrico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
1.1.4. Campo eléctrico en los medios materiales . . . . . . . . . . . . . . 9
1.1.5. Ruptura dieléctrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
1.2. Especificaciones técnicas y de procedimiento . . . . . . . . . . . . . . . . 15
1.2.1. Seguridad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
1.2.2. Materiales de interés en los experimentos de electrostática . . . . 15
1.2.3. Generación de carga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
1.2.4. Detección de carga e instrumentos de medida . . . . . . . . . . . . 22
Práctica 1 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27
Práctica 2 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29
Práctica 3 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31
Práctica 4 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33
Práctica 5 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37
Práctica 6 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41
Práctica 7 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43
Práctica 8 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45
Práctica 9 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47
Práctica 10 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51

2. Magnetostática 53
2.1. Fundamentos teóricos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53
2.1.1. Experimento de Ørsted . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53
2.1.2. Ley de Biot-Savart . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53
2.1.3. Acciones en el seno de campos magnéticos . . . . . . . . . . . . . . 57
2.1.4. Ley de Ampère . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60
2.1.5. Definición de amperio y culombio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
2.1.6. Propiedades magnéticas de la materia . . . . . . . . . . . . . . . . 63
Práctica 11 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
Práctica 12 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69

3
4 ÍNDICE GENERAL

Práctica 13 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71
Práctica 14 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73
Práctica 15 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75

3. Inducción Electromagnética 77
3.1. Fundamento teórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77
3.1.1. Experimento de Faraday . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77
3.1.2. Ley de Lenz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78
3.1.3. Corrientes de Foucault . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80
3.1.4. Ondas electromagnéticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81
3.2. Especificaciones técnicas y de procedimiento . . . . . . . . . . . . . . . . 83
3.2.1. El carrete de Tesla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
Práctica 16 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85
Práctica 17 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
Práctica 18 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89
Práctica 19 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91
Práctica 20 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 93
Práctica 21 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95
Práctica 22 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97
Práctica 23 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
Práctica 24 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101
Práctica 25 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103

Bibliografía 105

Relación de videos 107


Capítulo 1

Electrostática

1.1. Fundamento teórico Para poder definir operacionalmente la


carga de un cuerpo electrizado adopta-
1.1.1. Carga eléctrica mos el siguiente procedimiento:
Del mismo modo que caracterizamos
1. Tomamos un cuerpo cargado con una
la intensidad de la interacción gravitato-
cierta carga que denominamos Q,
ria asignando a cada cuerpo una masa
mientras que a una cierta distancia
gravitatoria, caracterizamos el estado de
de él colocamos otro con una carga
electrización mediante una masa eléc-
diferente q. Medimos la fuerza F que
trica que denominamos carga eléctrica.
aparece sobre q.
Cualquier cuerpo está caracterizado por
dos propiedades fundamentales indepen-
dientes: su masa y su carga. La carga 2. A continuación substituimos esta
eléctrica neta de un cuerpo es la suma al- carga q por otra de valor q 0 y medi-
gebraica de sus cargas positivas y negati- mos la nueva fuerza F 0 que aparece
vas. Un cuerpo con cantidades iguales de sobre ella.
carga positiva y negativa (carga neta nula)
se dice eléctricamente neutro. 3. Definimos los valores de las cargas q
Algunas de las cosas que sabemos so- y q 0 como proporcionales a las fuerzas
bre la carga eléctrica son: F y F 0:
q F
Existen dos tipos de carga: positiva y 0
= 0. (1.1)
q F
negativa.

La carga se conserva: no se ha encon- 4. Si ahora asignamos arbitrariamente


trado ningún proceso en la naturale- un valor a una de ellas, por ejemplo a
za en el que se cree o destruya carga. q 0 , tendremos el valor de la otra.

La carga está cuantizada: la carga es Como ya hemos comentado anterior-


siempre un múltiplo de la carga del mente, un aspecto importante de la car-
electrón o del protón. ga eléctrica es que siempre está asocia-
Cargas de igual signo se repelen. da con alguna masa determinada, dando
lugar a lo que llamamos partícula funda-
Cargas de diferente signo se atraen. mental (véase Cuadro 1.1).

5
6 Fundamento teórico

Partícula Masa (Kg) Carga donde K es una constante que debemos


Electrón me = 9, 1091 · 10−31 −e determinar de acuerdo con el sistema de
Protón mp = 1, 6725 · 10−27 +e unidades seleccionado. Puede definirse la
Neutrón mn = 1, 6748 · 10−27 0 unidad de carga y así el valor de K se
fija experimentalmente como sucede con
Cuadro 1.1: Carga y masa de las partícu- la constante de gravitación universal. Sin
las fundamentales. La carga del electrón embargo, en el sistema MKSA se elige un
es en valor absoluto e = 1, 6021 · 10−19 C. valor conveniente para K:
Nm2 9 Nm
2
1.1.2. Ley de Coulomb K = 8, 9874 · 109 ' 9 · 10 , (1.3)
C2 C2
En este método de comparación para
definir la cantidad de carga estamos
asumiendo que, siendo iguales todos los F12
factores geométricos, la fuerza de interac-
F21 d q2
ción eléctrica es proporcional a las car-
gas de los cuerpos involucrados, pero, ¿es q1
esto cierto? La respuesta afirmativa se
conoce desde hace siglos cuando se es- F12
tableció la denominada ley de Coulomb. F21 q2
Hacia finales del siglo XVIII, las técni- d
cas de la ciencia experimental lograron q1
suficiente perfeccionamiento como para
hacer posible observaciones suficiente-
mente refinadas de las fuerzas entre car-
Figura 1.1: Fuerzas entre dos cargas eléc-
gas eléctricas. Los resultados de estas ob-
tricas
servaciones, muy controvertidas en aque-
lla época, pueden resumirse como sigue Una vez elegido el valor de K, la unidad
(véase Figura 1.1): de carga queda fijada. Esta unidad se de-
Cargas del mismo tipo se atraen, nomina Coulomb (C) y se podría definir
mientras que las de diferente tipo se como la carga que, colocada a un metro
repelen. de otra carga igual, ambas se repelen con
una fuerza de 8, 9874 · 109 N1 . Si se con-
Dos cuerpos cargados puntuales sidera como carga elemental la del elec-
ejercen entre si fuerzas que actúan a trón e = 1, 6021 · 10−19 C, esto equivale a un
lo largo de la línea que las une. número de cargas elementales:
La fuerza entre dos cuerpos cargados 1 e
= 6, 24 · 1018 . (1.4)
puntuales en reposo y en el vacío es 1, 6021 · 10 −19 C C
e
proporcional al producto de las car-
Es preciso indicar en este momento
gas e inversamente proporcional al
que, en el sentido macroscópico, una car-
cuadrado de la distancia que las se-
ga puntual es aquella cuyas dimensiones
para:
1
q1 q2 La definición se dará de forma precisa en el
F12 = F21 = K 2 , (1.2) apartado 2.1.5
d
Capítulo 1. Electrostática 7

espaciales son muy pequeñas en com- similar en Cambridge y estable-


paración con cualquier otra longitud re- ció un límite  < 5 · 10−5
lativa al problema en consideración. • Experimentos recientes (1971)
Esta ley se conoce como ley de Coulomb establecen  ≤ (2, 7 ± 3, 1) · 10−16 .
en honor a Charles-Augustin de Coulomb
(1736-1806), y es muy semejante a la ley Escribir el potencial electrostático de
2πm c
de Newton de la gravitación universal. Es la forma 1r e−µr , siendo µ = h γ con
una ley experimental y por tanto podemos mγ la masa del fotón en reposo.
preguntarnos cuál es su grado de exacti- • Experimentos geomagnéticos de-
tud. muestran que mγ < 4 · 10−51 Kg.
En cuanto al ámbito de aplicación
podemos decir que, por lo que sabemos,
la ley de Coulomb es aplicable a la in-
teracción entre partículas atómicas tales
como protones y neutrones, y es válida
para la repulsión electrostática entre nú-
cleos a distancias mayores que 10−14 m. A
distancias menores dominan el panora-
ma las fuerzas nucleares, que son de cor-
to alcance. Es importante hacer notar que
Figura 1.2: Charles-Augustin de Coulomb la ley de Coulomb se cumple al menos en
(1736-1806) 24 órdenes de magnitud de la escala de
distancias.
Los experimentos originales tenían una Las fuerzas electromagnéticas son mu-
precisión de sólo unas pocas partes en cho más intensas que las gravitatorias, lo
cien y además estaban realizados a la es- cual se pone de manifiesto con un simple
cala de dimensiones del laboratorio. En cálculo. Recordando las leyes de Newton
el transcurso de los años se han realizado y de Coulomb podemos escribir:
experimentos mucho más precisos que no Felec. K qd1 q22 Kq1 q2
han hecho sino avalar la exactitud de la = m1 m2 = . (1.5)
Fgrav. G d2 Gm1 m2
ley del inverso del cuadrado de la distan-
Para obtener el orden de magnitud de este
cia. La validez de esta ley se comprueba
cociente, hagamos q1 = q2 = −e ' 1, 6 ·
mediante dos tipos de experimentos:
10−19 C y m1 = m2 = mp ' 1, 67 · 10−27 Kg:
Determinar el valor de  en la expre- Felec. Ke2
1
sión r2+ : = = 1, 5 · 1034 . (1.6)
Fgrav. Gmp 2
• El experimento original de Hen- Para la interacción entre un protón y un
ry Cavendish (1772) con esferas electrón (m1 = mp y m2 = me ' 9, 1 ·
concéntricas permitió establecer 10−31 Kg) la relación anterior resulta to-
un límite superior de  < 0, 02. davía mayor:

• Cien años después, James Clark Felec. Ke2


= = 2, 8 · 1040 . (1.7)
Maxwell realizó un experimento Fgrav. Gmp me
8 Fundamento teórico

Donde quiera que haya cuerpos La magnitud campo eléctrico es vecto-


cargados eléctricamente, las fuerzas rial y corresponde a la fuerza por unidad
gravitatorias son despreciables. de carga situada en ese punto. Dicha
fuerza vendrá dada por la expresión:
Las fuerzas gravitatorias sólo son im- →
− 1 q0 q −
F = →
u. (1.8)
portantes cuando estudiamos cuer-
4π0 d2
pos de gran masa y eléctricamente
C2
neutros, o si las cargas son muy pe- donde el valor 0 = 4πK1
=' 8, 85 · 10−12 Nm 2
queñas comparadas con las masas. se conoce como permitividad dieléctrica
Este es el caso del movimiento plane- del vacío2 . De esta forma definiremos el
tario o del movimiento de cuerpos en campo eléctrico de manera que:
la superficie terrestre. →
− →

F = q0 E . (1.9)
Los procesos químicos (y en gene- Diremos que una carga puntual de valor
ral el comportamiento de la materia q crea a su alrededor un campo eléctrico
en su totalidad) se deben a las in- que viene dado por:
teracciones eléctricas entre átomos y

− 1 q− →
moléculas. E= u, (1.10)
4π0 d2
La interacción eléctrica es del orden siendo −

u un vector unitario en la direc-
requerido para producir el enlace en- ción de la recta que une la carga y el pun-
tre átomos para formar moléculas, o to donde observamos el campo. En el sis-
el enlace entre electrones y protones tema MKSA el módulo del campo eléctrico
para producir átomos. V
se mide en m .

1.1.3. El campo eléctrico El principio de superposición


El principio de superposición establece
Hemos visto, según la ley de Coulomb,
que si existen N cargas puntuales en el
que la existencia de una carga estáti-
espacio, el campo provocado por este con-
ca origina una interacción cuando en las
junto de cargas es en cada punto la suma
proximidades se sitúa alguna otra car-
vectorial de los campos producidos por
ga, de modo que esta segunda sufre una
cada carga por separado:
fuerza dada por dicha ley.
El espacio en torno a la carga ha co- N

→ X−

brado una nueva propiedad. De un mo- E= E n, (1.11)
n=1
do similar a como se define el campo gra-
vitatorio para dar cuenta de las interac- tal y como queda representado en la Figu-
ciones que se producen entre cuerpos con ra 1.3.
masa, se define el campo eléctrico como 2
Como ya se indicó previamente, el valor de
una propiedad del espacio que rodea a un la contante K se define en el vacío. El concepto
cuerpo cargado, de modo tal que cuando de permitividad dieléctrica que ahora se introduce
permite simplificar la expresión de la interacción
en esa región se sitúa una carga de prue- electrostática cuando ésta tiene lugar en el seno
ba q0 , dicha carga experimenta una fuerza de un medio material y será la notación usada de
dada por la ley de Coulomb. aquí en adelante
Capítulo 1. Electrostática 9

q3 y

q2

q1
=

Figura 1.3: Representación gráfica del x


principio de superposición para el campo
eléctrico

Líneas de fuerza del campo eléctrico Figura 1.4: Representación gráfica del
campo eléctrico mediante las líneas de
A fin de obtener una representación
fuerza
gráfica del campo eléctrico, se traza un
conjunto de líneas tales que el vector
campo sea tangente en cada punto a las dos campos eléctricos distintos en el
mismas. Estas líneas representan por lo mismo punto.
tanto la dirección de la fuerza que experi-
El número de líneas que nacen o
mentaría una carga positiva si se situara
mueren en una carga es proporcional
en ese punto. A tal conjunto de líneas se
al valor de dicha carga.
les denomina líneas de fuerza o de campo.
Si se consideran únicamente dos direc- Las líneas de campo están más próxi-
ciones en el espacio, X e Y, la expresión mas donde el campo es más intenso.
matemática de estas líneas involucra a
las componentes X e Y del campo, y se ex- Ejemplos de líneas de campo generadas
presa mediante una ecuación diferencial por un sistema de carga tenemos los de
en la forma: la Figura 1.5. En el caso a) las cargas
Ex dx son del mismo valor, pero tienen signos
= . (1.12)
Ey dy opuestos: las líneas nacen en la carga po-
Entre las propiedades de las líneas de sitiva en igual número a las que mueren
fuerza del campo eléctrico se citan: en la carga negativa. En el caso b) ambas
cargas son iguales y positivas.
Son líneas que no pueden cerrarse:
comienzan en las cargas positivas y
terminan en las cargas negativas. Se 1.1.4. El campo eléctrico en los
dice que es irrotacional. medios materiales
No pueden cortarse, ya que si no se Los medios materiales pueden dividirse
daría la paradoja de la existencia de en dos grandes grupos en función de su
10 Fundamento teórico

ca un campo eléctrico. Si el medio pre-


sentan una conductividad γ y una per-
mitividad dieléctrica , esta dinámica está
caracterizada por un tiempo de relajación
τ = γ . Tomando como frontera entre am-
bos comportamientos un tiempo de rela-
jación del orden de segundos, tendremos
que:
Todos los metales son conductores.
Cualquier disolución acuosa es con-
ductora. Incluso el agua pura, ya que
siempre se encuentra algo ionizada.
Los materiales porosos (madera, pa-
pel) serán conductores debido a la
absorción de humedad en su inte-
rior, excepto en situaciones en las
Figura 1.5: Campo eléctrico generado por que el aire se encuentre extremada-
dos cargas puntuales: a) iguales pero de mente seco. La variación de resisten-
signos opuestos, y b) iguales y positivas. cia con la humedad ambiente es ex-
tremadamente grande. Por ejemplo,
según el gráfico de la Figura 1.6,
respuesta ante un campo eléctrico aplica- el papel podrá considerarse aislante
do: si la humedad relativa es inferior al
30 % (clima en extremo seco).
Medios dieléctricos (aislantes): los
electrones están fuertemente ligados Los materiales no porosos podrán ad-
a los átomos de forma que un cam- sorber humedad en su superficie. Su
po eléctrico lo único que produce es resistencia dependerá por lo tanto del
una deformación de las estructuras estado de la misma, principalmente
atómicas. de su limpieza. En este sentido, para
conseguir un buen aislamiento resul-
Medios conductores: Los electrones ta preferible una superficie lisa, dado
son "libres"de moverse en la estruc- que es más fácil de limpiar.
tura de forma que un campo eléctrico
los desplaza en ella estableciéndose De esta manera clasificaremos los ma-
una corriente. teriales típicos en las experiencias de
electrostática como:
Incluso los buenos aislantes presentan
Buenos aislantes: polietileno, PVC,
una conductividad no nula y por tanto
teflón, poliestireno, poliamida (ny-
una cierta carga libre. En electrostática
lon), vidrio, etc. con superficie limpia.
la cualidad de conductor o aislante la
determina el tiempo propio de distribu- Malos aislantes: bakelita, formica,
ción de esa carga libre cuando se apli- madera, papel, tela.
Capítulo 1. Electrostática 11

El campo eléctrico en cada punto de


su superficie es perpendicular a la
misma (dirección normal − →
n ) y viene
dado por:

− σ→
E= − n, (1.13)
2
siendo  la permitividad dieléctrica
del medio que rodea al conductor.

Medios dieléctricos

Los materiales dieléctricos se caracte-


rizan por tener la estructura electrónica
fuertemente ligada a la estructura mole-
cular, de forma que las cargas no pueden
desplazarse libremente bajo la acción de
un campo eléctrico.
Figura 1.6: Resistencia superficial del pa- Sin embargo, estas cargas sí pueden
pel de envolver en función de la humedad desplazarse ligeramente respecto a sus
relativa. posiciones de equilibrio, sufriendo las
cargas positivas una fuerza en la direc-
Buenos conductores: metales. ción del campo aplicado y las negativas
en sentido contrario (téngase en cuen-
Una descripción más detallada de al- ta que los campos normales, del orden
gunos de ellos se dará en la sección 1.2.2. V
de 106 a 109 m , representan una pequeña
perturbación frente a los campos inter-
Medios conductores e intra-atómicos que son del orden de
V
1011 m ).
En un conductor en equilibrio elec-
trostático se verifica:
1.1.5. Ruptura dieléctrica
Todos los puntos del conductor están
al mismo potencial. Así su superficie Los materiales dieléctricos sometidos a
constituye una superficie equipoten- campos suficientemente intensos pierden
cial. su comportamiento de buenos aislantes
formándose uno o más puntos conduc-
La carga libre se distribuye en su tores. Este fenómeno se conoce como rup-
superficie. Los conductores cargados tura dieléctrica, y el campo para el cual
equivalen a una distribución superfi- se produce se denomina campo de rup-
cial de carga σ. tura, Er o rigidez dieléctrica. Este campo
La densidad de carga es mayor en los de ruptura no es en general un parámetro
puntos de mayor curvatura. intrínseco del material sino que depende
de un gran número de factores como son
El campo eléctrico en el interior de un la geometría de la muestra, ambiente ex-
conductor es nulo. terior, forma de los electrodos e incluso
12 Fundamento teórico

de la forma en la que se aplica el campo


eléctrico (campo continuo, alterno, ram-
pa, pulsado,...)
Los valores del campo de ruptura
usualmente observados están compren-
V V
didos entre 105 m y 107 m . Estos valo-
res pueden parecer elevados a escala
macroscópica, pero son mucho menores
que los que actúan a nivel microscópico. Figura 1.7: Tipos de rupturas dieléctri-
Esto indica que, salvo bajo condiciones cas.
de laboratorio muy especiales, la rup-
V
tura nunca proviene de la acción directa Sustancia Campo Ruptura [×106 m ]
del campo sobre los átomos o moléculas Aire 3
que forman el material. Por tanto, la rup- Poliestireno 20
tura dieléctrica resulta ser un fenómeno Nitrógeno 1
colectivo, donde la energía es comunica- Vidrio 10
da a las moléculas por otras partículas Agua 65
tales como electrones o iones, los cuales Porcelana 160
han ganado energía a expensas del cam- Benceno 160
po aplicado. Mica 200
La ruptura dieléctrica puede ser com-
pleta, cuando se establece un camino
Cuadro 1.2: Campo de ruptura para dife-
conductor entre los electrodos atravesan-
rentes materiales.
do el material, incompleta cuando sólo
se produce en el entorno de uno de los
electrodos, o parcial cuando la descar- líquidos o sólidos, el campo de ruptura
ga se produce únicamente en inclusiones aumenta apreciablemente. Por ejemplo,
líquidas o gaseosas existentes en el ma- el papel no impregnado para revestimien-
terial. Aparte de la ruptura a través del to de cables presentan una rigidez similar
V
propio material, puede producirse tam- a la del aire : 3 a 5·106 m , mientras que una
bién sobre su superficie al estar ésta en vez impregnado en determinados tipos de
V
contacto con un gas o un líquido, apare- aceites asciende a valores de 40 a 80·106 m .
ciendo la denominada ruptura superficial. Los campos de ruptura de diferentes ma-
Algunos de estos tipos de rupturas se re- teriales se pueden consultar en el Cuadro
flejan en la Figura 1.7. 1.2.
En general los sólidos presentan cam-
pos de ruptura mayores que los ma- Ruptura en gases
teriales líquidos. Además los dieléctri-
cos porosos que contienen gran canti- Como se indica en la tabla anterior el
dad de inclusiones gaseosas presentan campo de ruptura del aire seco viene a
V
una rigidez dieléctrica menor que la de ser del orden de 3·106 m . La humedad hace
los que presentan una estructura den- descender este campo, por lo que tomare-
V
sa. Después de impregnar los dieléctricos mos un valor indicativo de 2 · 106 m lo
V
porosos con materiales electroaislantes que supone 20000 cm . Desde el punto de
Capítulo 1. Electrostática 13

vista aplicado esto significa que para ha- res. Por contra, en un campo heterogéneo
cer saltar una chispa en aire entre dos la descarga ocurre primero en las zonas
electrodos separados 1cm tendremos que en las que el campo es más intensa (zonas
aplicar una diferencia de potencial de en los que los electrodos tienen una ma-
20000V entre ambos. Dicho de otra forma, yor curvatura) sin extenderse por todo el
si estimamos la longitud de la chispa po- espacio entre los electrodos (efecto coro-
dremos evaluar la diferencia de potencial na). Al seguir aumentando la tensión, el
puesta en juego. efecto corona ocupa un espacio cada vez
Sin embargo, la situación no es tan mayor hasta que para un determinado
simple. El valor de la tensión de ruptura valor se produce la descarga entre elec-
para dos electrodos sumergidos en un gas trodos.
no sólo depende de la composición quími- En general, se admite que la ruptura
ca del gas, sino también de la presión, dieléctrica en gases se produce por un
temperatura, distancia entre los electro- mecanismo de avalancha. En el gas siem-
dos y geometría de los mismos, tal y como pre existe un cierto número de partícu-
aparece en la Figura 1.8. las cargadas (electrones, iones positivos
o negativos) que se forman bajo la ac-
ción de los rayos cósmicos, radiaciones de
substancias radiactivas, rayos ultraviole-
160 tas,... Por ejemplo se estima que debido
a la radiación cósmica se producen en-
140
tre 10 y 20 electrones cada segundo por
Aire seco
120 CF4 centímetro cúbico de aire. Estas partícu-
Tensión de ruptura [kV]

C3F8
las, al igual que el resto de las molécu-
100 C4F10
las, está sometidas a movimiento térmico
80 caótico. Al aplicar un campo eléctrico, las
partículas cargadas adquieren una com-
60
ponente de velocidad en la dirección del
40 campo, aumentando su energía cinéti-
ca. Este proceso se ve interrumpido por
20
los continuos choques con las moléculas
0 del gas. Si llamamos λ al recorrido libre
0 1 2 3 4 5 6 7 8 medio de un electrón e en el seno de un
Separación entre electrodos d [cm]
campo eléctrico E, la energía cinética del
electrón entre choques será:
W = qλE, (1.14)
Figura 1.8: Tensión de ruptura en fun- En el caso en que esta energía sea
ción de la distancia entre electrodos para mayor que la energía de ionización Wion
diferentes gases. Los electrodos utilizados los choques provocarán la aparición de
tienen la forma indicada sobre la gráfica. nuevos electrones, pudiéndose dar un
efecto de avalancha.
Para campos uniformes, la descarga La ionización por impacto electrónico
surge de repente sin descargas prelimina- es el mecanismo principal responsable de
14 Fundamento teórico

los procesos de ruptura en gases. Sin Gas Composición Er,gas /Er,N2


embargo una avalancha electrónica no Nitrógeno N2 1
puede por si misma disparar la ruptura, Helio He 0,15
dado que no completa un camino con- Hidrógeno H2 0,50
ductor entre los electrodos. Así, junto con Aire 0.97
este proceso de ionización, otro mecanis- CO2 CO2 0,88
mo debe contribuir al proceso de descar- Elegas SF6 2,50
ga. Metano CH4 1,13
Un hecho importante es que el cam- Freón 12 CCl2 F2 2,60
po de ruptura en un gas depende fuerte- Perfluoro C3 F1 6 8,5
mente de la presión (véase Figura 1.9). A -dimetil
alta presiones, dicho campo se incremen- -ciclohexano
ta debido a la disminución en el recorrido (vapor)

libre medio entre choques de las molécu- Perfluoro C1 4F2 4 10,0


las. A bajas presiones también se observa - fenantreno
un aumento en la rigidez debido en este (vapor)

caso a una disminución en el número de


choques de los electrones con las molécu- Cuadro 1.3: Campos de ruptura para di-
las del gas. Esta relación entre Er y la ferentes gases.
presión se aprovecha para utilizar gases
como elementos aislantes en sistemas de
alta tensión tales como condensadores al
vacío y cables llenos de gas a elevadas
presiones.

Er

contra gases que presentan una rigidez


notablemente mayor que la del aire y en
especial aquellos que contienen elemen-
tos muy electronegativos (flúor, cloro,...).
Estos gases pueden utilizarse con éxito
en el aislamiento eléctrico en dispositi-
vos de alta tensión, en especial a ele-
Presión p vadas presiones. Uno de estos gases am-
pliamente utilizado es el hexafluoruro de
azufre, SF6 , que posee un campo Er de
Figura 1.9: Campo de ruptura en función 2, 5 veces el del aire a la misma pre-
de la presión. sión y temperatura, también denomina-
do elegas: electricidad y gas. Otros ga-
El hidrógeno y los gases inertes (helio, ses utilizados típicamente son los freones
argón, neón,...) tienen un campo de rup- (Cx Cly Fz ). Más detalles aparecen en el
tura menor que el del aire, Existen por Cuadro 1.3.
Capítulo 1. Electrostática 15

1.2. Especificaciones técni- zona de experimentación. Pueden fá-


cas y de procedimiento cilmente resultar dañados por pe-
queñas descargas. La descarga brus-
1.2.1. Seguridad ca de un condensador puede provo-
car un pulso electromagnético capaz
Aunque todos los experimentos que se de afectar a equipos a cierta distan-
van a describir son razonablemente se- cia.
guros para las personas, siempre es nece-
sario tomar ciertas precauciones: 5. Sobre todo, usar el sentido común...
1. Utilizar siempre equipos puestos a
tierra y respetar las normas de se- 1.2.2. Materiales de interés en
guridad eléctrica básicas. A pesar los experimentos de elec-
de que en muchos experimentos se trostática
usen objetos cargados con poten-
Para la realización de los instrumen-
ciales de miles de voltios, resulta
tos que se verán en este trabajo se han
más peligroso un simple cable de ali-
utilizado fundamentalmente varillas de
mentación de 220V mal conectado.
cloruro de polivinilo (PVC) y de metacrila-
2. Aunque la descarga de una máquina to. Ambos materiales presentan una re-
electrostática resulte inofensiva, el sistividad extremadamente alta y son to-
movimiento brusco al que puede dar talmente adecuados para estas aplica-
lugar la sorpresa de recibirla puede ciones. En lo que sigue se resumen las
provocar accidentes. Utilizar siempre principales características de los materia-
una varilla aislada con una cone- les que con mayor frecuencia son emplea-
xión a tierra para descargar los ob- dos como aislantes. También se indica
jetos antes de tocarlos con la mano. su utilidad en la elaboración de determi-
Es necesario tener mucho cuida- nados elementos de las prácticas que se
do con los condensadores cargados; describirán en apartados sucesivos.
pueden almacenar importantes can-
tidades de energía.
Cloruro de polivinilo (PVC)
3. Al realizar experimentos que involu-
Es posiblemente el material más fá-
cren aire fuertemente ionizado, es
cil de usar. Puede adquirirse sin dificul-
conveniente permanecer conectado a
tad en forma de barras y perfiles de casi
tierra (o usar calzado conductor, con
cualquier tamaño y forma. Los tubos de
suela de cuero, no de goma) para
PVC usados en fontanería resultan muy
evitar adquirir uno mismo una con-
adecuados para la construcción de mul-
siderable carga. Es también conve-
titud de instrumentos. Existen además
niente conectar a tierra objetos pró-
buenos adhesivos para este material.
ximos que puedan acumular carga.
4. Alejar los aparatos electrónicos de- Poliamida (Nylon)
licados (ordenadores, calculadoras,
teléfonos móviles, cámaras fotográ- Es un material mucho más resistente
ficas, multímetros digitales...) de la que el anterior desde el punto de vista
16 Especificaciones técnicas y de procedimiento

mecánico, pero bastante más flexible. Es para recubrir otros materiales y modi-
muy usado en la industria para la fa- ficar sus características llamadas triboe-
bricación de piezas sometidas a esfuer- léctricas. La principal limitación es que
zo, por lo que puede encontrarse con fa- no existe ningún adhesivo eficaz para este
cilidad en forma de barras y planchas de material.
diverso tamaño. Se usa también en ins-
talaciones neumáticas en forma de tu- Metacrilato
bos de pequeño diámetro, siendo ésta la
forma en la que probablemente resulte Se trata de un material transparente y
más útil en lo que concierne a los instru- con muy buenas propiedades como ais-
mentos electrostáticos. Los hilos realiza- lante. Su principal defecto es la fragili-
dos con este material (sedal) son también dad.
muy útiles para la suspensión de objetos
cargados. Poliestireno

El poliestireno expandido (corcho blan-


Polietileno co), a pesar de ser algo poroso, resulta
Aunque este material puede encon- un material suficientemente bueno para
trarse también en forma de barras y plan- aislar del suelo al experimentador (o a
chas, su forma más usual es la de lámi- cualquier otro voluntario que se preste a
nas finas. Las clásicas bolsas de plástico ello). Los cuerpos de muchos bolígrafos
transparente están realizadas con polie- desechables están construidos de polies-
tileno y resultan muy adecuadas para la tireno.
construcción de condensadores.
1.2.3. Generación de carga
Poliéster Comentaremos a continuación diferen-
tes formas de cargar eléctricamente un
Se usa en dos formas: como lámina ais- cuerpo:
lante para construir electróforos y con-
densadores (hojas de transparencia) y co-
mo hilo para la suspensión de péndulos Carga por fricción
electrostáticos (hilo de tergal). Cuando una varilla de vidrio se fro-
ta con un paño seco algunos electrones
Teflón (Poli-tetrafluor-etileno) pasan del vidrio a la tela. Así, el vidrio
queda cargado positivamente, es decir,
Se trata de un material con aspecto se- con defecto de electrones, mientras que
mejante al polietileno, pero con mejores el paño queda cargado negativamente de-
características desde el punto de vista bido al exceso de electrones (véase Figura
eléctrico. Puede encontrarse en forma de 1.10).
barras y planchas, que son muy fáciles Este fenómeno de carga por contacto
de mecanizar. También se utiliza cinta se denomina triboelectricidad y fue ini-
de teflón en fontanería para imperme- cialmente observado por Tales de Mile-
abilizar juntas. Esta cinta puede usarse to. Al entrar en contacto se forma un en-
Capítulo 1. Electrostática 17

Figura 1.10: Electrización por fricción de


un paño y una vara de vidrio.
Más positivo
Piel humana seca Ámbar
lace químico entre algunas partes de las Cuero Cera
dos superficies (adhesión). Al separarse Asbesto Goma
estos átomos enlazados tienen tendencia Piel de conejo Cobre, níquel
a atrapar electrones extras y otros a ce- Vidrio Azufre
derlos. Mica Plata, latón
La polaridad y cantidad de la carga Pelo humano Acetato de celulosa
adquirida en cada caso depende de los Nylon Poliéster
materiales que entran en contacto entre Lana Poliestireno
sí así como de la rugosidad de las super- Plomo Poliuretano
ficies en contacto. Piel de gato Polietileno
Así algunos materiales tienden a ceder (cinta Scotch)

electrones y, por tanto, quedar cargados Seda PVC


positivamente, mientras que otros tienen Aluminio Teflón
la tendencia contraria, es decir, a car- Silicona
garse negativamente. Eligiendo diferen- Papel
tes materiales podemos conseguir cargas (débil carga positiva)

de diferentes signos. Para ello debemos Acero (neutro) Más Negativo


conocer la denominada serie triboeléctri- Algodón (neutro)
ca del Cuadro 1.4. Madera
(débil carga negativa)
Si frotamos un material de la parte
superior de la serie triboeléctrica con
otro mucho más abajo en este serie uno Cuadro 1.4: Serie triboeléctrica.
adquiere carga positiva y el otro negativa.
Si frotamos dos materiales muy próximos
en esta serie el resultado puede no ser
el esperado dado que la transferencia de-
pende también de otros factores y no sólo
de los materiales que entran en contacto.
Debemos indicar que rara vez el orden de
esta serie es reproducible dado que otros
factores como la humedad o la suciedad
de las superficies afectan drásticamente
18 Especificaciones técnicas y de procedimiento

a la serie triboeléctrica. electrones procedentes de la misma neu-


El fenómeno de la electricidad estática tralizan la carga positiva. Si se interrum-
se conoce desde hace centenares de años pe la conexión a tierra este conductor
y en general supone un serio problema queda cargado negativamente. Este pro-
en una gran variedad de situaciones físi- ceso se denomina carga por influencia.
cas, muchas de las cuales están direc- Un dispositivo usualmente utilizado para
tamente asociadas con la actividad hu- este proceso es el electroforo inventado
mana, que van desde su actividad domés- en el siglo XVIII por Johannes Wilcke y
tica hasta industriales. De hecho, este Alessandro Volta. Este instrumento cons-
fenómeno tiene una enorme importancia ta de una plancha dieléctrica muy fina
en el ámbito industrial especialmente en colocada sobre una superficie conductora
lo relacionado con la seguridad en ambi- (contraelectrodo), y de una plancha con-
entes sensibles. La generación de carga ductora provista de una mango aislante
por fricción puede dar lugar a descargas (véase Figura 1.11)
eléctricas que pueden provocar la igni-
ción de gases inflamables. Por otra parte
pequeñas cantidades de carga superficial
producen la atracción hacia la misma de
partículas polvo, lo que genera una se-
rie de problemas en la industria textil, fo-
tográfica o electrónica. Algunas de las ac-
tividades diarias hechas por las personas
pueden producir cargas que son acumu-
ladas en el cuerpo:

Caminar sobre una alfombra: de


1,500V a 35,000V.

Sacar un papel de una funda plásti-


ca: de 600V a 7,000V.

Levantar una bolsa de plástico de la Figura 1.11: Elementos de un electróforo.


superficie de una mesa: de 1,200V a
20,000V. Inicialmente la plancha aislante es car-
gada por fricción (supongamos negativa-
mente). Posteriormente la placa conduc-
Carga por influencia: el electróforo
tora se coloca sobre la plancha previa-
Al acercar una varilla de vidrio cargada mente cargada de forma que se produce
positivamente a un objeto conductor se el efecto de inducción descrito en el pá-
produce una redistribución de la carga li- rrafo anterior. El proceso se esquematiza
bre en éste de forma que la carga negativa en la Figura 1.12.
se desplaza hacia la superficie más próxi- Para construir el disco conductor puede
ma a la varilla mientras que la positiva se usarse cualquier material metálico. Es
desplaza hacia la superficie opuesta. Si importante que sea bastante plano y que
ahora conectamos el conductor a tierra, sus bordes no presenten aristas vivas,
Capítulo 1. Electrostática 19

el disco para unirlo mediante un torni-


llo al mango. Es mucho mejor soldar con
estaño el tornillo al centro del disco y
atornillar el mango en él.
Como lámina aislante cargada resulta
muy adecuada una hoja de poliéster de
las usadas para la elaboración de trans-
parencias. Existen muchos tipos diferen-
tes por lo que la mejor forma de elegir uno
u otro es probando su funcionamiento.
Los tipos compatibles con fotocopiadoras
o impresoras láser no suelen dar buenos
resultados. Resulta curioso constatar que
el acabado superficial de las dos caras es
habitualmente diferente, por lo que deben
probarse ambas.
Antes de proceder a cargar la lámina,
ésta debe de situarse sobre una super-
Figura 1.12: Proceso de carga de un elec- ficie firme y algo conductora. Una mesa
tróforo. de madera, incluso revestida de laminado
fenólico (formica), da muy buenos resul-
tados. Para frotar la superficie de la lámi-
para evitar la descarga por efecto de pun- na puede usarse, como antes, un paño de
tas. Puede estar o no pintado. Suele ser algodón o una hoja de papel absorbente
muy cómodo usar tapas de latas de ga- de cocina. En estas condiciones el expe-
lletas, ya que sus bordes se encuentran rimentador adquirirá una fuerte carga si
mecanizados de forma muy conveniente. no se encuentra conectado a tierra.
Las dimensiones no son críticas, pero en En las condiciones descritas y con un
todo caso deben de ser menores que las electróforo de unos 10cm de diámetro
de la lámina aislante. Entre 10cm y 12cm pueden obtenerse descargas de 2 ó 3cm
de diámetro resulta un tamaño adecua- de longitud de forma muy repetitiva, sien-
do, teniendo en cuenta que cuanto mayor do necesario recargar la lámina aislante
sea el disco mayor será la carga que acu- cada 5 ó 10 minutos de uso.
mule, y para no sobrepasar el tamaño de
una plancha como puede ser una trans-
Generadores electrónicos
parencia.
Este disco debe de estar unido a un Están basados en un transformador
mango aislante no demasiado corto (unos seguido de un rectificador y multiplicador
15cm). Puede usarse para ello cualquiera de voltaje. Pueden alcanzar unos 25KV
de los materiales anteriormente comen- con corrientes de varios mA. En gene-
tados, incluso la carcasa de un bolígrafo ral no resultan apropiados para realizar
desechable (sin el tubo de tinta) adherido experimentos electrostáticos ya que pro-
al disco con cinta adhesiva o pegamen- ducen poco voltaje de salida. Además
to térmico. No es conveniente taladrar pueden resultar peligrosos si no se limi-
20 Especificaciones técnicas y de procedimiento

ta la corriente. Son fáciles de construir y calificar como modernas. Fue inventada


muy estables, y su principal utilidad es el por James Wimshurst en 1882 y su fun-
arranque de otras máquinas electrostáti- cionamiento no se basa como las anteri-
cas. La Figura 1.13 presenta el esquema ores en la electrización por frotamiento,
de uno de estos generadores. sino en el fenómeno de la influencia.

Figura 1.14: Grabado representando una


máquina de Whimshurst.

Se compone de dos discos aislantes


idénticos sobre los que se sitúan sectores
conductores dispuestos radialmente. Dos
barras neutralizadoras formadas por
alambres conductores separados 60 gra-
dos y equipados con escobillas conectan
sectores diametralmente opuestos en los
dos discos, que giran en sentidos opues-
tos. Dos electrodos colectores y dos con-
Figura 1.13: Generador electrónico densadores completan la máquina (véase
Figura 1.15). Su funcionamiento puede
entenderse pensando en los sectores co-
Máquinas electrostáticas mo armaduras de multitud de electró-
foros, que se electrizan por influencia
Para la producción de mayores canti- al pasar por las citadas escobillas y se
dades de carga se hace necesario el uso descargan en los condensadores, a través
de máquinas electrostáticas. Su cons- de los colectores.
trucción, aunque perfectamente aborda- Este tipo de máquinas resultan aptas
ble, resulta algo complicada y requiere para demostraciones que no requieran
bastante tiempo. Por ello, pasaremos a potenciales muy elevados. Pueden pro-
describir los tipos más importantes dan- ducir bastante corriente y, sobre todo, las
do referencias en las que se puede en- chispas producidas por la descarga de
contrar detallada información para cons- sus condensadores son muy brillantes y
truirlas. sonoras. Muy adecuadas para impresio-
nar a los espectadores.
Máquina de Wimshurst
Máquina de Van de Graaf
La máquina de Wimshurst (Figura
1.14) es la primera de las que podríamos La máquina de Van de Graaf es mucho
Capítulo 1. Electrostática 21

Figura 1.16: Esquema de una máquina


de Van de Graaf.

seño se invierte (véase Figura 1.17) pero


el funcionamiento sigue siendo el mismo.

Figura 1.15: Dos vistas de una máquina


de Wimshurst.

más moderna que la anterior, aunque su


funcionamiento es más simple. Está for- Figura 1.17: Detalles sobre los rodillos de
mada por una esfera conductora hueca una máquina de Van de Graaf.
en la que una correa flexible movida por
un pequeño motor deposita carga, como
se muestra en la Figura 1.16. Para obtener más información sobre
En el diseño más habitual, un rodillo máquinas electrostáticas en general, un
aislante situado en la parte inferior se sitio indispensable es: http://www.coe.
carga por rozamiento o por contacto con ufrj.br/~acmq/electrostatic.html.
la banda de goma. Esta carga induce so- Pueden encontrarse indicaciones muy
bre la correa otra de signo contrario por detalladas sobre la construcción de
medio del peine cargador, que es recogida máquinas de Wimshurst en: http:
por el peine colector en el interior de la //www-physique.u-strasbg.fr/~udp/
esfera conductora. En ocasiones este di- articles/wimshurst/constr.htm.
22 Especificaciones técnicas y de procedimiento

Generadores piezoeléctricos Máquina Carga


Electróforo +0, 2µC
Los clásicos Magiclick, empleados para Piezoeléctrico +4µC
encender fogones de gas, pueden em- Van de Graaf 10µA·s
plearse como sencillos generadores de Wimshurst 5µA·s
carga eléctrica. Son muy fáciles de con-
seguir y permiten alcanzar el suficiente
Cuadro 1.5: Cargas (corrientes) suminis-
potencial eléctrico (del orden de 5000V)
tradas por diferentes tipos de máquinas
para realizar numerosos experimentos.
electrostáticas. Electróforo de 10cm de
Los únicos modelos que sirven son los lla-
diámetro, usando hoja de poliéster frota-
mados multichispa, que producen varias
da con papel. Los signos indican el tipo
chispas con cada pulsación. La Figura
de carga producido por los dos primeros
1.18 presenta esquemáticamente cómo
elementos. En los dos últimos casos se
se actúa sobre el material piezoeléctrico
especifica la corriente máxima producida
para forzar la generación de una diferen-
por las máquinas y, por lo tanto, la carga
cia de potencial.
que producen en 1s de tiempo.

El signo de la carga producida cambia


al cambiar el sentido de la presión sobre
el gatillo.
Una estimación de los órdenes de mag-
nitud de las cargas y corrientes produci-
das por estas máquinas aparece en el
Cuadro 1.5.

1.2.4. Detección de carga e instru-


mentos de medida

Figura 1.18: Esquema de un elemento Para realizar los experimentos se re-


piezoeléctrico. quieren, además de generadores de car-
ga, dispositivos de medida de la misma.
Para emplearlos como generadores es El más simple de todos es el péndulo elec-
necesario retirar la funda metálica de trostático. Un poco más cuantitativo es el
la parte delantera para dejar expuesto electroscopio. Finalmente, los electróme-
el electrodo central. Debe también sol- tros permiten medidas reales del valor de
darse un cable (toma de tierra) al elec- las cargas.
trodo lateral, inicialmente en contacto
con la funda metálica que se ha retira- Péndulo electrostático
do. Hay que tener en cuenta que pueden
producir corrientes elevadas (riesgo de Está formado por una bolita conducto-
descarga), pero funcionan incluso con ra muy ligera suspendida de un hilo fi-
elevada humedad ambiente. no, lo que aparece en la Figura 1.19. La
Capítulo 1. Electrostática 23

bolita, en los instrumentos clásicos real- tadas entre sí (Figura 1.20). Puede cons-
izada con médula de saúco, se construye truirse como el de la imagen, con las dos
hoy en día con poliestireno expandido hojas móviles, o manteniendo fija una de
revestido de papel de aluminio muy fi- ellas. Este formato resulta menos sensi-
no. Éste se puede obtener, por ejemplo, ble pero más fácil de construir en tamaño
del revestimiento protector en las tabletas grande, algo necesario si la demostración
de chocolate. El papel de aluminio habi- en la que se emplee ha de presenciar-
tual para envolver alimentos es demasia- la público a cierta distancia. Para cons-
do grueso para el tamaño óptimo de pén- truir un electroscopio puede emplearse
dulo, en torno a los 3cm de diámetro. Co- como base un electróforo, al que deberá
mo siempre, es importante que el recu- añadirse una lámina conductora, como
brimiento sea lo más homogéneo posible, en la Figura 1.21. Es necesario que las
sin aristas por las que pueda producirse láminas sean muy ligeras y, sobre todo,
la descarga del péndulo. muy flexibles. Para realizarla puede usar-
se hoja de aluminio de envolver alimen-
tos. La ligereza de este material es correc-
ta, pero su rigidez es excesiva. Para reme-
diarlo es necesario suspender la hoja sólo
de sus extremos, como puede verse en el
detalle de la Figura 1.22.
Si deseamos aumentar la sensibilidad
será necesario reducir el tamaño y em-
plear un material más ligero, como el
pan de oro. El principal inconveniente
de este material es que resulta muy difí-
Figura 1.19: Péndulo electrostático. cil de trabajar, pero con cierta práctica
pueden conseguirse resultados magnífi-
La bolita debe suspenderse mediante cos. Un electroscopio construido de este
un hilo flexible y aislante. Para ello es modo es muy sensible a las corrientes de
necesario usar alguna fibra sintética, co- aire, por lo que deberá encerrarse obliga-
mo nylon o poliéster o bien seda. En todo toriamente en un recipiente cerrado, co-
caso, evitar fibras naturales como el algo- mo en la primera figura (Figura 1.20) o,
dón, ya que en ambientes húmedos son mejor aún, en una caja metálica conec-
conductoras. Para fijar el hilo a la bolita tada a tierra con una ventana para ob-
puede emplearse un pequeño gancho en servar el interior (véase Figura 1.23). El
forma de anzuelo o de sacacorchos reali- tamaño máximo que puede tener la hoja
zado con alambre fino. de pan de oro es del orden del centímetro.
Con mayor tamaño tenderá a romperse al
Electroscopios aplicar potenciales altos.
Con cierta habilidad podría dotarse a
Los electroscopios se basan en la re- cualquiera de estos electroscopios de una
pulsión entre cargas del mismo signo. escala graduada para poder realizar algu-
Los electroscopios están formado por dos na medida. No obstante, resulta mucho
láminas conductoras articuladas conec- más eficaz para ello un electrómetro elec-
24 Especificaciones técnicas y de procedimiento

Figura 1.21: Construcción de un electro-


scopio con un electróforo y una lámina
ligera.

entrada se ha depositado una carga Q, el


Figura 1.20: Esquema de un electrosco- voltaje en el condensador, y por lo tan-
pio. to en la salida, será V = Q C , siendo C la
capacidad del condensador. Con un con-
densador de 1nF tendríamos una sensi-
trónico. bilidad de 1nC por cada voltio en la sa-
Un último detalle a tener en cuenta de lida. La corriente de entrada del ampli-
los electroscopios es que las aristas de las ficador es tan reducida que no descarga
láminas pueden producir la autodescarga apreciablemente el condensador.
por efecto de puntas. Si lo único que deseamos es detectar
la presencia de carga, existen circuitos
aún más simples, como el de la Figu-
Electrómetros electrónicos ra 1.25. Cuando la puerta del transistor
recibe una carga negativa, el led se apaga.
Usando amplificadores operacionales
La sensibilidad es extremadamente alta,
en tecnología C-MOS (por ejemplo, el
a pesar de la sencillez del circuito.
CA3420 en la Figura 1.24) es posible
construir dispositivos muy sencillos ca-
paces de medir con precisión cargas
minúsculas.
El amplificador se encuentra conectado
como seguidor de voltaje (ganancia uni-
taria) por lo que el voltaje de salida es
igual al de entrada. Si en el terminal de
Capítulo 1. Electrostática 25

Figura 1.22: Detalle de la suspensión de


la lámina de un electroscopio. Figura 1.24: Esquema de un ejemplo de
electrómetro electrónico.

Figura 1.25: Otro esquema de elec-


Figura 1.23: Electroscopio dentro de una trómetro electrónico más simple.
caja metálica con ventana.
26
Práctica 1.

Título
Electrización y acciones entre cargas.

Objetivos

Material necesario
Electróforo.

Péndulo electrostático.
Figura 1.26: Atracción del péndulo elec-
Esfera conductora con mango ais- trostático por un electróforo.
lante.

(disminuyendo con la distancia) apare-


Realización práctica cerá una fuerza atractiva sobre la semi-
esfera más próxima que es mayor que la
Se carga el electróforo y se acerca al fuerza repulsiva que sufre la semiesfera
péndulo electrostático. Se observa cómo más alejada. Como resultado aparece una
inicialmente el péndulo se ve atraído ha- fuerza neta atractiva que tiende a aproxi-
cia el electróforo hasta que entran en con- mar la esfera al electróforo.
tacto. A partir de este momento ambos se Al contactar ambos conductores se pro-
repelen. Si se vuelve a cargar el electró- duce un reparto de la carga, de forma
foro y se pone en contacto con el péndulo que el electróforo cargado cede parte de
electrostático, aumentará la carga puesta su carga a la esfera, hasta ahora descar-
en juego. gada, quedando ambos cargados con car-
El electróforo cargado crea a su alrede- ga eléctrica del mismo signo. Por tanto, a
dor un campo eléctrico que actuará so- partir de este momento se produce una
bre la esfera del péndulo provocando un repulsión mutua.
desplazamiento de las cargas positivas y Se carga la esfera conductora con man-
negativas hacia lados opuestos de su su- go aislante por contacto con el electró-
perficie (véase Figura 1.26). Dada esta foro, ésta adquiere carga del mismo signo
disposición de carga y teniendo en cuenta que poseían el electróforo y el péndulo. Al
que el campo eléctrico es no homogéneo acercar la esfera al péndulo se observará

27
que ambos se repelen.
Sugerencia: Una vez cargada la esfera
del péndulo, se propone acercar varillas
de diversos materiales frotadas previa-
mente con papel o tela. Comprobar los
signos de las cargas producidas y veri-
ficar así la serie triboeléctrica.

28
Práctica 2.

Título Cuando ambos están enfrentados, el nue-


vo contacto con el dedo provoca que el
Electrización por influencia. primer electróforo adquiera carga por in-
fluencia de tipo negativo. Este hecho se
puede comprobar sin más que acercarlo
Objetivos al péndulo, que ahora es atraído hacia el
electróforo.
Obtención de cargas de diferentes sig-
Cualquier conductor puede ser carga-
nos.
do por influencia siguiendo el mismo pro-
cedimiento descrito anteriormente, es de-
Material necesario cir, enfrentándolo a un elemento carga-
do y estableciendo momentáneamente un
Electróforo. contacto a tierra, por ejemplo, tocándolo
con el dedo, antes de retirarlo de la in-
Péndulo electrostático. fluencia de ese elemento. Esto se mues-
tra con la esfera conductora con mango
Esfera conductora con mango ais- aislante.
lante. El mismo efecto de carga por influencia
Chorro de agua se puede comprobar acercando un elec-
tróforo cargado a un chorro continuo de
agua. El campo eléctrico del electróforo
Realización práctica cargado provoca una redistribución de la
carga libre en el agua del grifo, producién-
Se carga el electróforo y se deposita dose el mismo fenómeno descrito en el
carga por contacto en la esfera del pén- caso del péndulo electrostático. Es nece-
dulo. Se puede comprobar que la esfera sario precisar que el chorro de agua está
ha quedado cargada ya que es repelida conectado de por sí a tierra.
por el electróforo. Un segundo electróforo Sugerencia: repita el proceso con un
es también cargado por contacto con el peine previamente electrizado por fricción
primero para que almacene el mismo tipo con el cabello.
de carga que la esfera del péndulo. En
este instante todos los elementos utiliza-
dos están cargados con el mismo tipo de
carga, que supondremos positiva.
El primer electróforo se descarga tocán-
dolo con el dedo y se acerca al segundo.

29
30
Práctica 3.

Título El valor de la carga puede estimarse a


partir del ángulo que éstas forman.
Electroscopios. En una segunda experiencia, se puede
utilizar un electroscopio conectado a un
superficie metálica, como un segundo
Objetivos electróforo, constituyendo un electrosco-
pio doble. Se carga el primer electróforo
Material necesario y, una vez cargado, se acerca y se ale-
ja de uno de los lados del electroscopio
Dos electróforos. doble. Se observara cómo la lámina del
electroscopio se separa cuando el electró-
Electroscopio. foro se acerca mientras que vuelve a su
posición inicial cuando éste se aleja. Se
toca la placa conductora con el electró-
Realización práctica foro y a continuación se separa, de mo-
do que el electroscopio quede cargado. La
Para detectar la carga de un electró- lámina del electróforo permanecerá sep-
foro, éste se acerca a un electroscopio. En arada sin modificar su ángulo de sepa-
el momento de contacto entre ambos, la ración. Si se toca ahora el electróforo con
lámina del electroscopio se separa, has- uno de los dedos para descargarlo y se
ta que se alcanza el equilibrio entre las acerca y aleja sin retirar el dedo, se verá
fuerzas electrostáticas y mecánicas. La que la lámina del electroscopio se acer-
situación de equilibrio puede modificarse ca y se aleja. Finalmente se retira el dedo
por la presencia en las proximidades del del electroscopio y de nuevo se acerca y
electroscopio del electróforo cargado. Se se aleja del electroscopio. Al estar ahora
dice que esta situación se corresponde descargado el electróforo no ejerce ningu-
con la condición de que las superficies na influencia. Si se vuelve a tocar el elec-
conductoras poseen potencial electrostáti- tróforo con el dedo y se acerca hasta to-
co constante. car el electroscopio, todo el sistema queda
Al poner en contacto el electróforo car- descargado.
gado con el electroscopio se produce una Al acercar el electróforo cargado
transferencia de carga de forma que las (supongamos positivamente) a la placa
láminas del electroscopio quedan car- adicional que hemos colocado al electro-
gadas ambas con cargas del mismo signo. scopio se produce una redistribución de
Se produce entonces una repulsión elec- carga de forma que la carga negativa va
trostática mutua que separa sus láminas. hacia la cara más alejada y, por tanto,

31
al electroscopio. Éste detectará esta
carga hasta que al alejar el electróforo la
redistribución cesa.
Cuando se toca la placa con el elec-
tróforo cargado el sistema adquiere car-
ga positiva permanente. El electroscopio
mantiene esta carga.
Finalmente, al tocar momentánea-
mente el electróforo con el dedo lo
descargamos. A partir de este momento
no produce ninguna acción al acercarlo
al electroscopio.

32
Práctica 4.

Título movimiento rebotando entre ambas pla-


cas del condensador, disminuyendo pro-
Fuerza sobre un conductor descargado. gresivamente hasta pararse.

Objetivos
Poner de manifiesto cómo un conductor Al conectar el generador se cargan las
descargado experimenta una fuerza en el placas del condensador con cargas de sig-
seno de un campo eléctrico no uniforme. no opuesto. La carga se mantendrá mien-
tras el generador esté en funcionamiento.
Se establece entonces un campo eléctrico
Material necesario entre las placas del condensador dirigi-
do desde la placa positiva a la negativa.
Máquina de Van de Graaf. Este campo produce una redistribución
de carga en la esfera conductora aislada
Condensador de placas plano- e inicialmente descargada de forma que
paralelas. la semiesfera más próxima a la placa po-
sitiva muestra carga negativa y viceversa
Péndulo electrostático. (véase Figura 1.27). Para un condensador
plano-paralelo ideal este campo es uni-
forme. En un condensador real no es éste
Realización práctica el caso. Este hecho junto con la esferici-
dad no perfecta de la esfera del péndulo
Conecte el generador de Van de Graaf hace que aparezca una fuerza neta hacia
a las placas del condensador y coloque una de las placas. Al entrar en contacto
la esfera del péndulo electrostático en- con ella adquiere carga del signo que tu-
tre dichas placas. Cuando se pone en viera esta placa y por tanto se ve repelida
marcha el generador electrostático la es- de la misma y atraída hacia la placa de
fera se verá atraída hacia una de las pla- signo opuesto. Al desconectar el genera-
cas. Al entrar en contacto con ella se dor, éste deja de suministrar carga eléc-
ve repelida hacia la otra y así sucesi- trica a las placas del condensador. En es-
vamente (si inicialmente no se inicia el ta situación cada vez que la esfera choca
movimiento empuje levemente la esfera). con una de las placas se lleva parte de su
Finalmente, desconecte el generador y se carga hasta la otra, de forma que progre-
comprobará cómo la esfera continúa su sivamente se va descargando.

33
se carga la esfera y las flaneras en con-
+ -
tacto con ella. Dado que la carga en un
+ - conductor se localiza en su superficie, só-
+ - + - lo está cargada la primera de ellas (el
+ - + - resto está prácticamente en su interior y
- + -
+ por tanto descargadas). Dado que la car-
+ -
E ga que adquiere esta flanera es del mis-
+ -
mo signo que la de la bola del genera-
dor, aquélla se ve repelida, produciéndose
Figura 1.27: Atracción del péndulo elec- una fuerza que por simetría resulta en
trostático dentro de las placas de un con- sentido ascendente. A partir de un cier-
densador. to nivel de carga esta fuerza supera el pe-
so y la flanera sale volando. Una vez que
la primera flanera ha abandonado el sis-
Título tema, la siguiente pasa a ser la más ex-
terna y por tanto se carga en superficie.
Los conductores se cargan en superfi- Se repite entonces el proceso descrito en
cie: flaneras volando. el párrafo anterior.

Objetivos Título
Poner de manifiesto cómo los conduc- Pelos de punta.
tores se cargan en superficie y comprobar
que las fuerza electrostáticas son mucho
más intensas que las gravitatorias. Objetivos
Poner de manifiesto cómo cargas del
Material necesario mismo signo se repelen, comprobar que
las fuerzas electrostáticas son mucho
Máquina de Van de Graaf. más intensas que las gravitatorias y
mostrar de una forma aproximada las
Flaneras metálicas livianas. líneas de campo de una esfera cargada.

Realización práctica Material necesario

Coloque en la parte superior de la es- Máquina de Van de Graaf.


fera del generador de Van de Graaf unas
Penacho de cintas.
cuantas flaneras y ponga en marcha el
generador. Observará que la primera fla-
nera experimenta una fuerza ascendente. Realización práctica
Cuando ésta ha salido volando lo hará
la siguiente y así sucesivamente con to- Corte una cinta magnetofónica en tro-
das las demás. Al conectar el generador zos de igual longitud y una todas las

34
cintas así formadas por uno de sus ex-
tremos. Coloque este penacho en la parte
superior de la esfera del generador de Van
de Graaf y ponga éste en marcha. Se ob-
servará como las cintas se van repelien-
do mutuamente entre sí. A continuación,
detenga el generador cuando las cintas
se hayan separado entre sí. Acerque su
mano y verá como las cintas más pró-
ximas se ven atraídas hacia la misma.
Finalmente, vuelva a conectar el genera-
dor. Observará que llegará un momento
en que el penacho asciende.
Estos fenómenos se deben a que las
cintas en contacto con el generador se
cargan todas ellas con cargas del mismo
signo. La interacción electrostática hace
que se repelan mutuamente entre sí y con
la esfera del generador. Adoptan entonces
una disposición que recuerda a las líneas
de fuerza de campo que hay alrededor
de la esfera cargada. Al acercar nuestra
mano estamos colocando otro conductor
en las proximidades lo cual modifica las
líneas de fuerza. A partir de un cierto va-
lor de carga la fuerza neta ascendente su-
pera la del peso de la mata de cintas y
ésta sale volando.
Sugerencia: Se puede realizar el expe-
rimento con un voluntario situado sobre
un soporte aislante. Si toca con la mano
el generador Van de Graaf y éste se pone
en marcha (en este orden) sus cabellos
se comportarán como las cintas del pun-
to anterior. Como soporte aislante basta
una plancha gruesa (10cm) de poliestire-
no expandido.

35
36
Práctica 5.

Título Asimismo, este fenómeno puede obser-


varse conectando a los electrodos de la
Manejo de la máquina de Wimshurst. máquina el circuito impreso con gaps.
Cuando la diferencia de potencial es
lo suficientemente alta la máquina de
Objetivos Wimshurst se descarga a través del cir-
cuito impreso observándose chispas en
Comprobar el funcionamiento básico cada uno de los gaps.
de esta máquina electrostática.

Título
Material necesario
Electroscopio.
Máquina de Wimshurst.

Circuito impreso con gaps sobre una Objetivos


placa de metacrilato.
Comprobar el funcionamiento básico
Cables de conexión. de esta máquina electrostática.

Realización práctica Material necesario

Al actuar sobre la manivela de la Máquina de Wimshurst.


máquina de Wimshurst, ésta se cargará Electroscopio.
de forma que aparece una diferencia de
potencial entre los electrodos. Cuando el Hilo de conexión.
campo eléctrico entre los electrodos sea
Soporte aislante.
superior al de ruptura del aire, aparece
entre ellos un camino conductor en for-
ma de chispa. Cuanto mayor sea la dis- Realización práctica
tancia de separación entre los electrodos,
mayor debe ser la diferencia de potencial Conecte el electroscopio a uno de los
entre ellos, existiendo un límite impuesto electrodos de la máquina de Wimshurst.
por el diseño de la máquina. Usualmente, Al poner en funcionamiento la máquina
la distancia máxima en la que se pro- el electroscopio se carga y sus dos termi-
ducen chispas suele ser de unos 8cm. nales conductores se repelen entre sí al

37
quedar cargados con un mismo tipo de Título
carga.
Volta’s hailstorm (granizo de Volta)

Título
Objetivos
Pelos de punta.
Poner de manifiesto cómo un conjunto
de conductores descargados experimen-
Objetivos tan fuerzas en el seno de un campo eléc-
trico no uniforme.
Poner de manifiesto cómo cargas del
mismo signo se repelen, comprobar que
las fuerzas electrostáticas son mucho Material necesario
más intensas que las gravitatorias y
mostrar de una forma aproximada las Máquina de Wimshurst.
líneas de campo de una esfera cargada.
Trocitos de médula de saúco.

Material necesario Celda con electrodo esférico.

Soporte aislante.
Máquina de Wimshurst.
Base conductora.
Penacho de cintas.

Hilo de conexión.
Realización práctica
Soporte aislante.
Conectar los electrodos de la máquina
al electrodo esférico superior y a la base
Realización práctica conductora. Introducir los trocitos de mé-
dula de saúco en la celda y poner en mar-
Coloque el penacho de cintas sobre un cha la máquina. Se observará cómo estos
soporte metálico aislado y conecte éste a comienzan a moverse hacia arriba y hacia
uno de los electrodos de la máquina de abajo en el interior de la celda. El electro-
Wimshurst. Al poner en funcionamiento do esférico proporciona un campo eléctri-
la máquina se observará cómo las cintas co elevado pero no lo suficiente como para
se repelen entre sí de un modo análogo al ionizar el interior de la celda. Los trocitos
experimento desarrollado con la máquina de médula de saúco adquieren carga al
de Van de Graaf. Al cortocircuitar los elec- estar depositados sobre la base conduc-
trodos de la máquina de Wimshurst fina- tora, y cuando el campo es lo bastante
liza la repulsión y el penacho vuelve a su intenso la fuerza eléctrica que experimen-
disposición original. Ajustando la distan- tan vence la gravitatoria, de forma que
cia entre los electrodos este proceso de ascienden hacia el electrodo superior. Al
repulsión y descarga se repite periódica- entrar en contacto con éste adquieren
mente. carga del signo contrario a la que tenían

38
inicialmente, son repelidos por el electro-
do superior y por tanto descienden tanto
por esta fuerza como por la gravitatoria,
volviendo a la base conductora. Este pro-
ceso se repite de nuevo hasta que el sis-
tema se descarga. Este fenómeno es con-
ceptualmente similar al experimento rea-
lizado con un péndulo electrostático entre
las placas de un condensador.

39
40
Práctica 6.

Título son fuertemente atraídos por la carga po-


sitiva del electroscopio, por lo que éste se
Generador piezoeléctrico. descarga.

Objetivos

Material necesario
Generador piezoeléctrico.

Electroscopio.

Terminal conectado a tierra.

Realización práctica
Para la realización de este experimen-
to es conveniente fijar al electrodo acti-
vo del generador piezoeléctrico un termi-
nal afilado (un pequeño trozo de cable fi-
no o la punta de una aguja). Es también
necesario conectar el otro electrodo del
generador a una toma de tierra. Se car-
ga positivamente el electroscopio ponien-
dolo en contacto con la punta del gene-
rador piezoelectrico y pulsando el gatillo
de éste. Se conecta ahora el generador a
tierra y se suelta el gatillo. Tendremos, de
este modo, el electroscopio cargado po-
sitivamente y el generador piezoeléctrico
descargado. Se aproxima el generador al
electroscopio y se observa que la descarga
de éste se produce al soltar el gatillo. La
punta colocada en el generador ha pro-
ducido una nube de iones negativos que

41
42
Práctica 7.

Título que posee y como consecuencia se pro-


duce una cancelación de la carga neta.
Efectos de ionización: ionización por
llama eléctrica.
Título
Objetivos Ionización mediante generadores
piezoeléctricos.
Poner de manifiesto los fenómenos de
ionización.
Objetivos
Material necesario Material necesario
Electróforo. Dos electróforos.
Electroscopio conectado a una placa Electroscopio.
conductora.
Generador piezoeléctrico.
Mechero.
Terminal conectado a tierra.

Realización práctica
Realización práctica
Cargue el electróforo y póngalo en con-
tacto con el electroscopio a través de la Para la realización de este experimen-
placa conductora: sus láminas se sepa- to es conveniente fijar al electrodo activo
ran. Encienda un mechero en las proxi- del generador piezoeléctrico un terminar
midades de la placa conductora. Se ob- afilado (un pequeño trozo de cable fino o
servará cómo el electroscopio se descar- la punta de una aguja). Es también nece-
ga. sario conectar el otro electrodo del gene-
Al entrar en contacto el electróforo con rador a una toma de tierra.
el electroscopio éste queda cargado. Al Se carga positivamente el electrosco-
acercar una llama ésta provoca la ioni- pio mediante un electróforo. Se aproxima
zación del aire próximo produciéndose en (de 30 a 50cm) el generador piezoeléctri-
esa región cargas positivas (iones) y ne- co al electroscopio y se pulsa el gatillo.
gativas (electrones). La placa conductora La punta colocada en el generador pro-
atrae a las cargas de diferente signo al ducirá una nube de iones positivos que

43
serán repelidos por el electroscopio. Se
observa que el electroscopio no se descar-
ga. Se suelta ahora el gatillo, generan-
do una nube de iones negativos. El elec-
troscopio se descarga completamente, ya
que su carga positiva atrae fuertemente a
los iones negativos presentes en el aire.
Se repite el experimento cargando aho-
ra negativamente el electroscopio, usan-
do un electróforo auxiliar cargado por in-
fluencia. Se observa que el electroscopio
se descarga ahora cuando se producen
iones positivos al pulsar el gatillo del ge-
nerador piezoeléctrico.
Todo el experimento se puede repetir
usando sólo el generador piezoeléctrico.
Se carga positivamente el electrosco-
pio poniendolo en contacto con la pun-
ta del generador piezoelectrico y pulsan-
do el gatillo de éste. Se conecta ahora
el generador a tierra y se suelta el gati-
llo. Tendremos, de este modo, el electros-
copio cargado positivamente y el genera-
dor piezoeléctrico descargado. Se aproxi-
ma el generador al electroscopio y se ob-
serva que la descarga de éste se produce
al soltar el gatillo (iones negativos).
Para cargar negativamente el electros-
copio se conecta el generador piezoeléc-
trico a tierra y se pulsa el gatillo. Se toca
ahora el electroscopio con el terminal del
generador y se suelta el gatillo. La descar-
ga se produce ahora al producir iones
positivos pulsando el gatillo.

44
Práctica 8.

Título Repita este proceso pero cargando ahora


el electróforo con carga de signo opuesto.
Efectos de ionización: efecto fotoeléctri- Al incidir de nuevo la radiación ultraviole-
co. ta sobre la placa de cinc observará ahora
cómo el electroscopio se descarga progre-
sivamente.
Objetivos Este fenómeno se debe a que al in-
cidir radiación ultravioleta sobre la su-
Poner de manifiesto el fenómeno de
perficie de cinc se desprenden electrones
emisión de electrones por efecto fotoeléc-
de la misma por efecto fotoeléctrico, de
trico.
forma que dicha placa va cargándose pos-
itivamente. Por eso si la carga deposi-
Material necesario tada en el electroscopio era ya positiva
no se produce cancelación de carga y di-
Electróforo. cho electroscopio no se descarga. Por el
contrario si habíamos cargado negativa-
Electroscopio conectado a una placa mente el electroscopio la progresiva ex-
conductora. tracción de electrones provoca su paulati-
na descarga .
Placa de cinc. Precauciones: La fuente ideal de luz ul-
Fuente de luz ultravioleta. travioleta es una lámpara de vapor de
mercurio sin su capa protectora. Evitar
exponer la piel y los ojos a esta luz.
Realización práctica No sirven las lámparas de luz negra, ya
que su longitud de onda es demasia-
Cargue el electróforo y póngalo en con- do grande. Es necesario eliminar la capa
tacto con el electroscopio a través de la de óxido que inevitablemente recubre al
placa conductora de cinc. Como conse- Zn inmediatamente antes del experimen-
cuencia el electroscopio se carga y sus to (usar lija muy fina).
láminas se separan. En esa situación ha-
ga incidir la radiación ultravioleta sobre
la placa de cinc. Si la carga depositada en
el electroscopio es positiva no observará
ninguna influencia sobre las láminas del
mismo. A continuación retire la fuente
ultravioleta y descargue el electroscopio.

45
46
Práctica 9.

Título más frecuentes, y lo contrario si aumen-


ta dicha separación, hasta llegar a de-
Ionización: ruptura en gases. saparecer. A continuación, desconecte el
generador y descárguelo. Introduzca en-
tre las placas la plancha plástica y ajuste
Objetivos la distancia entre las placas de forma que
esta lámina ocupe por completo el espa-
Poner de manifiesto los procesos de cio entre ambas. Cuando se pone en mar-
ruptura dieléctrica en aire y el aumento cha el generador se observa que ahora no
de la energía por almacenarla en un con- llega a producirse en ningún caso descar-
densador. ga a través de la plancha plástica. En todo
caso, la descarga se produce bien borde-
ando la lamina o bien a través de algún
Material necesario orificio practicado al efecto.
En esta práctica el generador propor-
Máquina de Van de Graaf. ciona carga de diferentes signos a las pla-
cas, de modo que la diferencia de poten-
Condensador plano-paralelo con dis- cial V entre ambas y, por tanto, el cam-
tancia entre placas variable. po eléctrico, va aumentando. El campo
entre las placas para una separación d
Lámina plástica dieléctrica. viene dado por E = Vd . Cuando este cam-
po alcanza el campo de ruptura del aire
(Er = 20 KV
cm ) se produce un camino con-
Realización práctica ductor entre las placas (chispa) y la con-
siguiente descarga de las mismas. Una
Conecte el generador a las placas del vez finalizada la chispa el aire vuelve a
condensador y establezca una separación ser aislante y de nuevo comienza el pro-
de algunos centímetros entre las placas. ceso de carga volviéndose a producir el
Al poner en marcha el generador se ob- proceso descrito. Si aumentamos la dis-
servará cómo se producen descargas eléc- tancia, necesitaremos más diferencia de
tricas entre las placas del condensador. potencial entre las placas y por tanto más
Además la intensidad sonora del ruido tiempo para alcanzarlo. A partir de una
que acompaña a las descargas es mucho cierta separación la carga proporcionada
mayor que en otros experimentos. Si dis- por el generador no será capaz de provo-
minuye la separación entre las placas po- car la diferencia de potencial suficiente.
drá comprobar cómo las descargas son Si colocamos una lámina conductora

47
entre las placas aumentamos el campo conductora conectada mediante su dedo
de ruptura y así la diferencia de poten- a tierra. Ajuste la distancia para que la
cial necesaria para provocar la ruptura lámina del electroscopio la llegue a tocar
dieléctrica del plástico difícilmente serápara su máxima desviación. Si se pone en
alcanzable por una máquina electrostáti- marcha el generador se observará cómo
ca de laboratorio. La descarga, de pro- el electróforo se va cargando y su lámina
ducirse, buscará un camino entre las pla- separándose. Al tocar la placa a tierra se
cas a través del aire. descargará el electroscopio volviendo a su
Precauciones: la energía puesta ahora posición inicial y repitiéndose el proceso.
en juego es mucho mayor que la asocia- Para comprender este proceso, tenemos
da al generador de Van de Graaf operan- en primer lugar que el punzón en contac-
do en vacío. No toque nunca la placa no to con el generador se carga. Dicha carga
conectada a tierra. se acumula esencialmente en su punta.
Si recordamos que el campo en la super-
ficie de un conductor es normal a la mis-
Título ma y de valor 2σ0 , siendo σ la densidad
Efecto de puntas: viento iónico. superficial de carga, se hará muy intenso
alrededor de la punta llegando a ionizar
el aire en sus proximidades. Esto provoca
Objetivos un viento iónico que llega a impactar con
la placa conductora que tiene enfrenta-
Poner de manifiesto cómo la carga se da, cargándola y por ende el electrosco-
acumula en las zonas más puntiagudas pio. Éste provoca la deflexión de la lámi-
de la superficie de un conductor ionizan- na. Si llega a contactar la placa a tierra se
do el aire próximo. descargará. El viento iónico que aún per-
siste volverá a cargar el electroscopio y el
proceso se repite.
Material necesario
Máquina de Van de Graaf.
Punzón afilado. Título
Electroscopio conectado a una placa Efecto de puntas: molinillo eléctrico.
conductora.
Placa conductora conectada a tierra.
Objetivos
Realización práctica
Poner de manifiesto cómo la carga se
Coloque el punzón afilado en el ori- acumula en las zonas más puntiagudas
ficio lateral del generador de Van de de la superficie de un conductor ionizan-
Graaf apuntando hacia la placa conduc- do el aire próximo. Este fenómeno puede
tora conectada al electroscopio. Enfrenta- utilizarse para convertir energía eléctrica
do al electroscopio coloque la otra placa en mecánica.

48
Material necesario
Máquina de Van de Graaf.

Molinillo conductor.

Realización práctica
Construya con hilo conductor un
molinillo de tres brazos (véase Figura
1.28) afilando pronunciadamente las tres
puntas. Coloque este molinillo en la parte
superior del Generador de Van de Graaf,
utilizando para ello un soporte de bor-
des redondeados para evitar descarga por
efecto de puntas en el mismo. Al poner
en marcha el generador se observará có-
mo el molinillo comenzará a girar. Si se
desconecta el generador se apreciará co-
mo el molinillo disminuye su velocidad de
giro hasta pararse.
En este experimento la carga transferi-
da al molinillo tiende a acumularse en las
tres puntas. Esto hace que el campo eléc-
trico en sus proximidades sea muy eleva-
do, lo suficiente como para ionizar el aire
próximo, que da lugar a un viento ióni- Figura 1.28: Molinillo.
co saliendo de cada uno de los brazos del
molinillo. La reacción mecánica provoca
un movimiento giratorio similar al pro-
ducido en un aspersor de agua utilizado
en sistemas de riego. Esto constituye un
ejemplo de motor electrostático y de co-
mo se puede convertir energía eléctrica en
energía mecánica.

49
50
Práctica 10.

Título partículas de polvo en suspensión y es-


tas partículas cargadas experimentan la
Ionización: control de polución. fuerza ejercida por el campo eléctrico.

Objetivos Título
Poner de manifiesto cómo los proce-
Efecto de puntas: viento iónico.
sos de ionización pueden utilizarse en el
arrastre de partículas en suspensión.

Objetivos
Material necesario
Poner de manifiesto cómo la carga se
Máquina de Wimshurst. acumula en las zonas más puntiagudas
de la superficie de un conductor ionizan-
Recinto de plástico trasparente con do el aire próximo.
punta metálica en su parte superior.

Soporte aislado.
Material necesario
Realización práctica Máquina de Wimshurst.

Conecte el generador electrostático al Punzón afilado.


conductor en punta del recinto metálico.
Queme un papel e introduzca el humo Mechero.
producido en el interior del recinto plás-
tico. Al poner en marcha el generador se
observará que las partículas de humo van Realización práctica
hacia la parte inferior o la superior de di-
cho recinto. Coloque el punzón sobre un soporte
Esta experiencia puede entenderse si se metálico aislado y conecte éste a la
tiene en cuenta que por efecto de puntas máquina. Seguidamente, ponga en fun-
se produce un viento de cargas salien- cionamiento la máquina y coloque un
do de la punta metálica. Además dicha mechero encendido enfrentado al punzón
punta crea un campo eléctrico saliendo sin llegar a tocarlo. Se observará como la
de ella. Las cargas despedidas cargan las llama se ve afectada por el viento iónico

51
52 Especificaciones técnicas y de procedimiento

producido por efecto de puntas. Este ex-


perimento puede realizarse también con
una máquina de Van de Graaf.

Título
Efecto de puntas: molinillo eléctrico.

Objetivos
Poner de manifiesto cómo la carga se
acumula en las zonas más puntiagudas
de la superficie de un conductor ionizan-
do el aire próximo. Este fenómeno puede
utilizarse para convertir energía eléctrica
en mecánica.

Material necesario
Máquina de Wimshurst.

Molinillo conductor.

Realización práctica
Construya con hilo conductor un
molinillo de tres brazos (véase Figura
1.28) afilando pronunciadamente las tres
puntas. Coloque el molinillo sobre un so-
porte metálico aislado que se conecta a la
máquina de Wimshurst. Cuando se pone
en marcha la máquina electrostática se
observará como el molinillo comienza a
girar por el efecto de puntas descrito en
el experimento análogo desarrollado con
el generador de Van de Graaf.
Capítulo 2

Magnetostática

2.1. Fundamentos teóricos rriente muy larga sobre cada polo varía
en razón inversa a la distancia y su direc-
2.1.1. El experimento de Ørsted ción la determina lo que André-Marie Am-
père denominó como el bonhomme (véase
Las observaciones de fenómenos de Figura 2.2). El bonhomme de Ampère es
carácter magnético se remontan a la Gre- un personaje que nada siguiendo una co-
cia Clásica. Se atribuyen a Thales de rriente en el mismo sentido que lo hace la
Mileto algunos conocimientos sobre la electricidad a lo largo de la línea, de mo-
atracción que la magnetita ejerce sobre el do que lleva su brazo izquierdo extendi-
hierro. Sin embargo, la primera referencia do, mientras que con el derecho indica el
escrita sobre experiencias en magnetismo sentido de esta fuerza. Partiendo de estos
corresponde a la Epistola de Magnete datos y otros experimentos de estos dos
(1269) del cruzado e ingeniero francés físicos con hilos acodados, Pierre-Simon
Petrus Peregrinus de Maricourt, en la que Laplace dedujo lo que hoy se conoce co-
introduce el concepto de polo magnético. mo ley de Biot y Savart.
En aquel tiempo ya era conocida la brúju-
la en Occidente.
Pero no sería hasta 1820 cuando Hans
Christian Ørsted (1777-1851) publicase
en Copenhague que las corrientes eléc-
tricas eran capaces de producir efectos
magnéticos: una porción rectilínea de hi-
lo recorrido por la corriente producida por
una pila actuaba sobre la orientación de
una brújula. Este descubrimiento proba- Figura 2.1: André-Marie Ampère (1775-
ba el enlace entre la electricidad y el mag- 1836).
netismo y a partir de él se realizaron nu-
merosos estudios entre los que destacan
los de Jean-Baptiste Biot (1774-1862) y 2.1.2. Ley de Biot-Savart
Felix Savart (1791-1841). Mediante os-
cilaciones de la aguja magnética hallaron La ley de Biot y Savart establece el con-
que la fuerza que ejerce una línea de co- cepto de campo de inducción magnética

53
54 Fundamentos teóricos

Figura 2.2: El bonhomme de Ampère.

a partir de elementos infinitesimales de


corriente en un circuito. Cada uno de es-
tos elementos se obtiene multiplicando el Figura 2.3: Elementos de corriente y cam-
valor de la corriente I en el circuito por po magnético generado.
un vector infinitesimal tangente en ca-
da punto al mismo, tal y como muestra propiedades que se derivan matemática-
la Figura 2.3. De esta manera, el cam- mente para este campo:
po generado por el circuito se expresa
matemáticamente: Son líneas cerradas. El campo mag-
→ −
− → nético no tiene fuentes ni sumideros,

− Id l × R
I
µ y se dice que es solenoidal. Está ca-
B= , (2.1)
4π R3 racterística lo diferencia particular-
siendo µ la permeabilidad magnética del mente del campo eléctrico.
medio, definida en el Sistema Interna-
cional de unidades, cuyo valor para el No pueden cortarse, ya que si no se

→ daría la paradoja de la existencia de
vacío es µ0 = 4π · 10−7 AN2 , y R la posi-
dos campos magnéticos distintos en
ción relativa del punto donde se calcula
el mismo punto.
el campo respecto de cada uno de los ele-
mentos de corriente del circuito. Las líneas de campo están más próxi-
mas donde el campo es más intenso.
Líneas de campo del campo magnético Se pueden definir tubos de flujo mag-
nético constante.
Las líneas del campo para el campo
magnético se definen de manera análo- Una representación esquemática de las
ga a las correspondientes al campo elec- lineas de campo se muestra en el gráfico
trostático, es decir, como aquellas líneas de la Figura 2.4.
en el espacio para las que el vector
de campo es tangente en cada punto a
Campo magnético generado por una es-
las mismas. Aunque prescindiremos de
pira circular de corriente
una estricta definición matemática de las
líneas del campo magnético, análoga a La ecuación 2.1 permite en particular
la que ya se dio para el campo eléctri- calcular el campo generado por una espi-
co, sí conviene recordar algunas de sus ra circular de corriente I y radio a en los
Capítulo 2. Magnetostática 55

Figura 2.4: Representación esquemática


de las líneas de campo magnético.

puntos de su eje. Los valores y vectores


involucrados en el cálculo se presentan
en la Figura 2.5. De esta manera se ob-
tiene: Figura 2.5: Campo magnético generado
por una espira circular de corriente.
→ −
− →

− Id l × R
I
µ
B = = (2.2)
4π R3
Un cálculo numérico del campo mag-
µI cos α −

I
= k dl nético generado por la espira nos permi-
4πR2 tiría dibujar unas líneas de campo para
µI 1 →
− este sistema como las que aparecen en la
= h i k,
2a 1 + z 2 Figura 2.7. Si se considera el plano de la
a
espira, se puede establecer un punto de


donde, por supuesto, k es el vector uni- comienzo para cada línea sobre una de
tario en la dirección Z. Por lo tanto, és- las caras del plano y, siguiendo el senti-
ta será la dirección del campo magnético do marcado por el campo magnético, un
en cualquier punto del eje de la espira. punto correspondiente de llegada sobre la
Además su sentido no cambia de unos otra cara del plano. De esta forma, se dis-
puntos a otros, viniendo definido por el tinguen respectivamente las caras o los
sentido de la corriente. En el caso de la polos norte y sur de la espira como las
Figura 2.5 el sentido es positivo sobre el caras de donde parten figuradamente las
eje Z. Si se define la distancia a la espira líneas de campo (la cara superior de la
mediante la coordenada z, se obtiene la espira en la Figura 2.7) y donde llegan
representación de la magnitud del cam- (la cara inferior). El que una u otra cara
po frente a dicha coordenada mostrada sea el norte o el sur viene definido por el
en la Figura 2.6. El campo es máximo en sentido de la corriente en la espira. Para
el centro de la espira y toma el valor: distinguirlos de manera sencilla se utiliza
una representación como la de la figura
→ µI −
− → 2.8. La corriente determina una letra N si
B= k. (2.3)
2a su sentido es antihorario y una letra S si
56 Fundamentos teóricos

1.0

0.5

0.0

-4 -2 0 2 4

Figura 2.6: Magnitud del campo magnéti-


co generado por una espira en función de
la posición sobre el eje de la misma. El Figura 2.7: Líneas del campo magnético
campo es máximo en el centro de la espi- generado por una espira circular de co-
ra (z = 0). rriente.

dicho sentido es horario. (z = 0), de manera análoga a como se hi-


zo para la espira de corriente en la Figura
2.6. La gráfica muestra varias curvas co-
Campo magnético generado por un rrespondientes a diferentes proporciones
solenoide de corriente entre el radio del solenoide a y su longi-
Un solenoide está formado por un arro- tud L. El campo es siempre máximo en
llamiento de conductor siguiendo el largo el centro del solenoide. Además, para un
de una superficie como puede ser la de un solenoide largo (L  a), se obtiene que
cilindro, tal y como aparece en la Figu- el campo se hace aproximadamente uni-
ra 2.9. Si el arrollamiento es suficiente- forme en todo su interior (no sólo en pun-
mente compacto, el conjunto puede en- tos del eje) y de valor:
tenderse como un apilamiento de N espi-

→ µN I −

ras de radio a sobre una longitud L de un B= k. (2.4)
L
cilindro. Este hecho permite determinar
rápidamente el campo magnético genera- Este valor decrece en las proximidades de
do por el solenoide sobre su eje a par- los extremos del solenoide (z = ± L2 ) has-
tir del cálculo del campo producido por ta la mitad de su valor para hacerse casi
una espira en puntos de su eje dado por nulo fuera del solenoide.
la ec.2.2. En la gráfica de la Figura 2.10 Se obtiene también que las líneas
se presenta la dependencia de la magni- de campo magnético generado por un
tud del campo magnético generado por el solenoide se parecen extremadamente a
solenoide en función de la distancia sobre las producidas por un imán de barra
el eje, dada por la coordenada z, respec- de las mismas dimensiones (véase Figura
to de la espira central del arrollamiento 2.11). Esta idea nos permitirá relacionar
Capítulo 2. Magnetostática 57

Figura 2.8: Polos norte y sur de una espi-


ra definidos por el sentido de la corriente.

el magnetismo de materiales con el de co-


rrientes, para lo cual es preciso conside-
rar el concepto de momento magnético.

Figura 2.9: Líneas del campo magnético


Momento magnético de una espira de generado por un solenoide de corriente.
corriente

El momento magnético es una magnitud mo es el caso de los electrones.


vectorial equivalente a dos polos magnéti-
cos opuestos muy próximos, de la misma 2.1.3. Acciones en el seno de
manera que se define un dipolo eléctrico
campos magnéticos
con dos cargas de signos opuestos muy
cercanas cuya distancia viene dada por El cálculo de las fuerzas magnéticas
un vector de posición relativa de una car- que aparecen entre corrientes fue es-
ga respecto de la otra. Para una espira de tablecido por André-Marie Ampère a prin-
corriente, su momento magnético se ob- cipios del siglo XIX mediante lo que se
tiene como el producto de la superficie A conoce como la Ley de Acciones Elec-
rodeada por la espira por la corriente I trodinámicas. Este cálculo no incluía el
que circula por ella. Dado que dicha mag- concepto de campo magnético dado por
nitud tiene carácter vectorial, éste se le da la Ley de Biot-Savart, aunque su for-
multiplicando el valor anterior IA por un mulación matemática era completamente
vector unitario perpendicular al plano de equivalente a la que establece las fuerzas
la espira y orientado de sur hacia norte, entre conductores a partir del campo
tal y como se indica en la Figura 2.12. magnético generado por uno de ellos. Es-
Los momentos magnéticos constituyen ta expresión se conoce como fuerza de
una propiedad de la materia, consideran- Lorentz y determina que la fuerza sobre
do que las partículas fundamentales cargas en movimiento en el seno de un
poseen un cierto momento magnéti- campo magnético es perpendicular a las
co intrínseco, además de que estable- direcciones del movimiento y del campo.
cen minúsculos circuitos de corriente si En el caso de un campo magnético que
poseen carga eléctrica y se desplazan, co- actúa sobre una carga q en movimien-
58 Fundamentos teóricos

1.0

0.5

0.0

-0.50 -0.25 0.00 0.25 0.50

Figura 2.10: Magnitud del campo mag-


nético generado por un solenoide en fun-
ción de la posición sobre el eje de la mis-
ma. En la representación se consideran Figura 2.11: Líneas de campo magnéti-
diferentes proporciones entre el radio a co generadas por un imán. Estas líneas
del solenoide y su longitud L.El campo es son similares a las producidas por un
máximo en el centro del solenoide (z = 0). solenoide de iguales dimensiones.

to a velocidad −→
v , esta fuerza se escribe
matemáticamente: Además, dado que la fuerza actúa per-
pendicularmente al movimiento de las

− →

F = q−→
v × B, (2.5) cargas, ésta no modifica la energía cinéti-
ca de las mismas. Como última consi-
expresión que, para circuitos cerrados de deración dentro de esta sección cabe in-
corriente en el seno de campos magnéti- dicar que si dos cargas en movimiento
cos se reescribe como: interactúan magnéticamente, esta inte-

− → −
− →
I
racción es mucho menor que la interac-
F = Id l × B. (2.6)
ción electrostática entre ellas, salvo que

− el movimiento sea a velocidades próximas
Por supuesto, Id l representa en esta a la de la luz (mecánica relativista).
expresión un elemento de corriente sobre


el que actúa el campo magnético B, co-
mo muestra la Figura 2.13. Se da la cir- Acción de un campo magnético sobre
cunstancia de que, si la corriente se debe una espira
a cargas positivas en movimiento en una
determinada dirección y en un sentido, la Consideremos un segmento rectilíneo
fuerza que aparece sobre dicha corriente de corriente en el seno de un campo mag-
tiene sentido opuesto a la que aparecería nético uniforme. La ec.2.6 nos lleva in-
sobre una corriente de similares caracte- mediatamente al resultado:
rísticas, pero de cargas negativas (véase

− → −
− →
Figura 2.14). F = I l × B, (2.7)
Capítulo 2. Magnetostática 59

Figura 2.13: Esquema gráfico de la fuerza


de Lorentz sobre un elemento de corrien-
te de un circuito. Para cada uno de estos
elementos de corriente se producirá una
fuerza diferencial perpendicular al campo
magnético.
Figura 2.12: Momento magnético de una
espira de corriente y representación es-
quemática a partir de dos polos opuestos. puede escribirse en términos del momen-
to magnético de la espira como:

→ →

T =−

m × B, (2.8)
lo que se representa gráficamente en la
Figura 2.15. La fuerza es entonces pro- De esta manera un momento magnético
porcional a la corriente I, la longitud del tiende a orientarse paralelamente al cam-
segmento dada por el módulo de un vec- po magnético en cada zona del espacio,


tor l en la dirección de dicho segmento como se muestra esquemáticamente en la
y en el sentido definido por la corriente, y Figura 2.17. En este principio se basan


la magnitud del campo magnético B. Este aparatos de medida de aguja como el gal-
resultado permite calcular sencillamente vanómetro y otros derivados (amperíme-
las fuerzas que aparecen sobre una es- tros, vatímetros, vúmetros, etc.) o los mo-
pira rectangular en el seno de un campo tores eléctricos.
magnético. Si se considera una situación Si el campo magnético no es uni-
como la de la Figura 2.16, en la que una forme, además del efecto de orientación
espira de este tipo se sitúa de modo que mencionado anteriormente aparece una
dos de sus tramos son perpendiculares al fuerza neta no nula que tiende a despla-
campo, resulta de forma inmediata que zar el elemento magnetizado, y cuya ex-
las cuatro fuerzas, una por cada tramo, presión matemática se obtiene como:
se anulan dos a dos. Sin embargo, las dos
→ −
− → −
− →
fuerzas que actúan verticalmente dan lu- F = →m ∇ B. (2.9)
gar a un par de fuerzas que tienden a ori-
entar el plano de la espira perpendicular- El ejemplo más simple que cabe citar de
mente a la dirección del campo magnético este comportamiento es el funcionamien-


(Figura 2.16.b). El cálculo de este par T to de un altavoz, en el que por una
60 Fundamentos teóricos

Figura 2.15: Fuerza sobre un segmento


rectilíneo de corriente en el seno de un
campo magnético uniforme.

toria que rodee a una línea de corrien-


te de valor I resulta proporcional a dicha
corriente. La proporcionalidad la define
Figura 2.14: Cargas opuestas en la permeabilidad magnética del medio
movimiento en la misma dirección y (véase Figura 2.18).
sentido dentro del mismo campo apli-
→ −

I
cado experimentan fuerzas en sentidos Bd→ r = µI. (2.10)
opuestos.

Además de constituir una importante


bobina solidaria con una membrana se
relación matemática, la ley de Ampère
hace pasar la señal eléctrica que se desea
permite obtener de manera simple el
convertir en señal acústica. Esta bobina
campo magnético generado por diferentes
está en presencia de un imán, el cual
distribuciones de corriente con unas cier-
establece una fuerza sobre la bobina,
tas condiciones de simetría.
haciendo vibrar la membrana. Ejemplos
mucho más llamativos son los relaciona-
dos con la levitación magnética que se co- Campo magnético generado por un hilo
mentarán en la sección 2.1.6. infinito rectilíneo de corriente
Para una línea de corriente I infinita-
2.1.4. Ley de Ampère mente larga se obtiene de manera inme-
diata que el campo magnético que genera
La ley de Ampère define la relación en- es perpendicular en cada punto del espa-
tre el campo magnético y sus fuentes. cio al plano que contiene a dicho punto y
Es una expresión matemática basada en a la línea (si la línea se sitúa sobre el eje
el teorema del rotacional o de Stokes, Z, esta dirección correspondería a la di-
que en su versión integral más sencilla rección angular en coordenadas cilíndri-
establece que cualquier circulación del cas). Considerando una circulación sobre


campo magnético B sobre una trayec- una circunferencia de radio arbitrario ρ
Capítulo 2. Magnetostática 61

Figura 2.17: Par de fuerzas sobre una es-


pira rectangular de corriente en el seno
de un campo magnético uniforme.

Figura 2.18: Expresión gráfica de la ley de


Figura 2.16: Fuerza sobre una espira rec- Ampère.
tangular de corriente en el seno de un
campo magnético uniforme. →

teniendo en cuenta que la magnitud de B
es constante en toda la circulación debido
a la simetría cilíndrica del problema. Si
en un plano perpendicular a la línea de
se iguala este resultado en la forma que
corriente y centrada sobre la línea, tal y
determina la ec.2.10 se obtiene:
como aparece en la Figura 2.19, el cálcu-


lo de la magnitud de B es inmediato. Por
µI
una parte: B= . (2.12)
2πρ

− −

I I
Bd→
r = Bdr (2.11) Por lo tanto, el campo magnético genera-
I do por un hilo rectilíneo de corriente es
inversamente proporcional a la distancia
= B dr
al hilo, tal y como comprobaron en su mo-
= B2πρ, mento Biot y Savart.
62 Fundamentos teóricos

Figura 2.19: Aplicación de la ley de Am-


père para el cálculo del campo magnético
generado en el entorno de una línea recta
e infinita de corriente I. Figura 2.20: Aplicación de la ley de
Ampère como justificación del cálculo
Campo magnético en el interior de un del campo magnético producido por un
solenoide solenoide en su entorno.

La ley de Ampère permite justificar que 2.1.5. Definición de amperio y cu-


el campo magnético en el interior de un lombio
solenoide largo es axial y uniforme de va-
lor: El amperio es la unidad de corrien-
µN I te eléctrica en el Sistema Internacional
B= , (2.13)
L de Unidades, constituyendo una de sus
siendo I la corriente que circula por el unidades fundamentales. El amperio se
solenoide, N el número de espiras del define a través de la fuerza por unidad de
mismo y L su longitud, y que en el ex- longitud entre dos corrientes rectilíneas
terior del solenoide es casi nulo. Para elloparalelas situadas a distancia d. Si la co-
basta plantear circulaciones como las que rriente circula en el mismo sentido se es-
aparecen en la Figura 2.20. En esta figu- tablece entre ellas una fuerza atractiva


ra, la contribución a la circulación de B (véase Figura 2.21) cuya magnitud por
solo procede del tramo vertical en el inte- unidad de longitud de cualquiera de los
rior del solenoide, es decir: dos conductores se calcula combinando
I
→ −
− la ec.2.7 dada por la fuerza de Lorentz y
Bd→r = Bh. (2.14)el resultado obtenido para el campo gene-
rado por una línea de corriente (ec.2.12)
Teniendo en cuenta que de las N espiras en la forma:
del solenoide, una fracción N L h atraviesa µI1 I2
la superficie de la circulación, resulta de f12 = , (2.16)
2πd
igualar términos en la ec.2.10:
siendo I1 e I2 las respectivas corrientes
µN I
B= . (2.15) por las lineas. Si ambas corrientes son
L iguales, la distancia entre ellas es d = 1m,
tal y como se obtuvo en la sección 2.1.2. el medio es el vacío y la fuerza entre las
Capítulo 2. Magnetostática 63

líneas es f12 = 2 · 10−7 m


N
, se establece que de todos los momentos magnéticos de sus
las dos corrientes son de un amperio (1A). átomos constituyentes y, por lo tanto, el
La unidad de carga, es decir, el culombio comportamiento del material será distin-
(C) se define entonces como la carga que to si:
atraviesa uno de estos conductores cada
segundo. Los átomos o iones constituyentes
tienen o no momento magnético.

En el primer caso, si el compor-


tamiento de estos momentos es o no
ordenado.

Se define la magnetización de una por-




ción del material M como el cociente en-
tre este momento magnético total y el
volumen de dicha porción, de lo cual
resulta una magnitud intensiva, cuyas
A
unidades son m , y que depende, entre
otros parámetros, de la composición del
material, su estructura, su temperatura
y los procesos de magnetización a los que
haya sido sometido por acción de campos
Figura 2.21: Definición de amperio medi- magnéticos externos.
ante la fuerza por unidad de longitud en-
tre dos líneas rectas paralelas de corrien-
Distintos comportamientos magnéti-
te.
cos

Podemos englobar los comportamientos


2.1.6. Propiedades magnéticas de magnéticos en dos grandes grupos: no
la materia ordenados y ordenados. Los primeros se
caracterizan por la no existencia de in-
Origen del magnetismo
teracciones suficientemente intensas en-
Como ya se indicó previamente al tre los momentos magnéticos del material
definir los momentos magnéticos, éstos como para provocar un alineamiento en
constituyen una propiedad intrínseca de una zona amplia del medio de estos mo-
los medios materiales, como puede ser la mentos. En los segundos, los momentos
carga o la masa. A nivel de estructuras magnéticos próximos tienden a alinearse
y moléculas, el momento magnético pro- en una determinada dirección de mane-
cede fundamentalmente de los electrones ra que la estructura interna del material
de los átomos, tanto por su espín como presenta dominios, es decir, zonas am-
por las minúsculas corrientes equivalen- plias del medio con magnetización uni-
tes a su movimiento orbital. El momento forme.
magnético total de una porción de mate- Como ejemplos de comportamientos no
ria será de este modo el resultado la suma ordenados tenemos el diamagnetismo y
64 Fundamentos teóricos

el paramagnetismo. En ambos casos, no Un ejemplo muy llamativo de este com-


existe magnetización espontánea, ya que portamiento es lo que se conoce como le-
los momentos magnéticos se orientan al vitación magnética. Los momentos mag-
azar. Sólo se produce una magnetización néticos inducidos en el medio por el cam-
débil del medio cuando se le aplique un po tratan de desplazarse hacia zonas de
campo magnético externo. Además, esta campo magnético menos intenso, resulta-
magnetización va a ser proporcional a di- do que se justificó en el comportamiento
cho campo, lo cual nos permite definir de una espira o momento magnético en
el concepto de permeabilidad magnética el seno de un campo no uniforme. Si el
del medio (µ) que ya se ha usado previa- campo es suficientemente intenso y varia
mente. La diferencia entre ambos com- muy rápidamente de un punto a otro del
portamientos radica en el sentido que espacio, la fuerza que aparece es capaz
adquiere la magnetización producida por de compensar el peso de seres vivos u
el campo externo. Mientras que para los orgánicos como ranas, insectos o frutas,
medios diamagnéticos, ésta se opone al haciéndolos flotar en el aire.
estímulo exterior, para los medios para- Entre los materiales paramagnéticos
magnéticos el alineamiento de los mo- citaremos:
mentos magnéticos ya existentes en el
medio es en el sentido del campo. Elementos metálicos: aluminio, mag-
Medios diamagnéticos son entonces nesio, titanio, tungsteno,...
aquellos formados por átomos o iones no
Oxígeno.
magnéticos como son:
Mitad derecha de la tabla periódica Cerio.
de elementos.
Otros medios en estado líquido o
Sales muy iónicas. gaseoso.

Compuestos muy covalentes. En ausencia de campos magnéticos no


hay ordenación de los momentos debido
Otros como el cobre, el bismuto o el
a la agitación térmica, pero estos mo-
mercurio.
mentos se orientan en presencia de cam-
El campo magnético externo aplicado pos magnéticos. La magnetización que
a estos medios induce la aparición de aparece es muy débil en dirección del
momentos magnéticos en el mismo por campo y la permeabilidad magnética es
la ruptura de la degeneración de los or- ligeramente superior a la del vacío e in-
bitales electrónicos de sus átomos o iones versamente dependiente de la temperatu-
constituyentes. Los momentos magnéti- ra.
cos inducidos se oponen a la causa que Dentro de los comportamientos ordena-
los crea y la magnetización que aparece dos destacaremos el ferromagnetismo y el
es muy débil y orientada en contra del ferrimagnetismo. Estos materiales están
campo aplicado. Resulta una permeabi- formados por átomos o iones magnéticos,
lidad magnética ligeramente inferior a la pudiéndose citar:
del vacío y casi independiente de la tem-
peratura. Hierro, cobalto, níquel o gadolinio.
Capítulo 2. Magnetostática 65

Aleaciones: AlNiCo, SmCo, NdFeB,


Permalloy.

Óxidos ferrimagnéticos: magnetita,


imanes de bario.

Figura 2.22: Dominios en el interior de un


medio magnético. Un campo magnético
Figura 2.23: Curvas de magnetización en
aplicado provoca el crecimiento de unos
función del campo magnético aplicado
dominios a costa de otros.
para: a) materiales magnéticos blandos,
y b) materiales magnéticos duros.
El comportamiento ordenado se
mantiene debido a diferentes tipos
de interacciones, bien de los momentos El comportamiento del material depen-
magnéticos entre sí, como en el caso derá por lo tanto del balance entre las
de las interacciones magnetostáticas interacciones mencionadas, además del
y de canje, o bien de estos momentos campo magnético externo aplicado, en
con la red cristalina, lo que da lugar a definitiva, de como sea el movimiento de
anisotropías. A nivel microscópico, estas las parades entre dominios. Según sea
interacciones dan lugar a la existencia este movimiento se distinguen:
de dominios, es decir, los momentos Materiales magnéticamente blandos:
magnéticos de una zona microscópica La magnetización resulta propor-
se alinean entre sí. El momento mag- cional al campo magnético aplica-
nético total del dominio dividido entre do (elevada permeabilidad magnética)
su volumen recibe entonces el nombre hasta que todo el material adquiere
de magnetización de saturación. La magnetización uniforme, es decir, al-
orientación de la magnetización en cada canza la saturación si este campo
dominio puede ser completamente al aplicado es demasiado intenso. En
azar, de modo que a escala macroscópica todo caso, el material pierde su mag-
el material parece desmagnetizado. Sin netización global cuando el campo
embargo, un campo magnético externo aplicado desaparece (Figura 2.23.a).
puede provocar que aquellos dominios
orientados en la dirección del campo Materiales magnéticamente duros.
crezcan a costa del resto, tal y como Después de ser saturados, estos ma-
muestra la Figura 2.22. teriales no pierden totalmente su
66 Fundamentos teóricos

magnetización cuando desaparece el


campo aplicado, sino que adquieren
una cierta magnetización remanente.
Este es el caso de los imanes per-
manentes. Para estos materiales un
campo aplicado externo en sentido
opuesto a la magnetización puede in-
vertir el sentido de la misma si supera
el valor que se conoce como campo
coercitivo (Figura 2.23.b).
Práctica 11.

Título pequeña sobre el imán situamos una ho-


ja de papel semitransparente. Sobre este
Líneas del campo magnético. papel se espolvorean las limaduras con
ayuda de un colador, asegurándonos de
que el papel es lo suficientemente rígido
Objetivos como para no curvarse durante el expe-
rimento. Se observa cómo las limaduras,
Visualizar las líneas del campo mag- debido a la fuerza magnética que ejerce
nético producidas por diversos imanes. el imán, se sitúan siguiendo las líneas de
campo creadas por éste. Si posteriormen-
te se coloca el imán en posición perpendi-
Material necesario cular respecto a la hoja observaremos el
campo en las proximidades de uno de los
Imanes de neodimio. polos, que resulta similar al campo eléc-
Limaduras de hierro. trico creado por una carga puntual. En
esta práctica también se pueden utilizar
Bobina. otros imanes con diversas formas como
por ejemplo uno con forma de toroide
Núcleo magnético de alta pemeabili- magnetizado en la dirección perpendicu-
dad (hierro-silicio). lar a las bases. Finalmente hemos uti-
lizado un electroimán constituido por una
Pila de 1, 5V. bobina con numerosas vueltas y un nú-
cleo magnético de alta permeabilidad.
Papel semitransparente suficiente-
Puede observarse la disposición de los
mente rígido.
dos polos y como las líneas están más
Colador. próximas en torno al polo próximo a la
bobina, indicando que ahí el campo es
más intenso.
Realización práctica
Inicialmente utilizaremos un imán de
forma cilíndrica magnetizado longitudi-
nalmente, de forma que los polos se
sitúan sobre las bases. Dicho imán se
coloca de manera longitudinal sobre un
soporte no magnético. A una distancia

67
68
Práctica 12.

Título de la corriente se aprecia como el giro de


la brújula tiene lugar en el sentido con-
Experimento de Ørsted. trario. En ambos casos la orientación de
la brújula vuelve a su posición original
cuando se anula la corriente sobre el hi-
Objetivos lo.
Comprobar el campo magnético creado
por una línea de corriente.

Material necesario
Hilo conductor rectilíneo suficiente-
mente largo.

Fuente de corriente continua.

Brújula.

Cables de conexión.

Realización práctica
Se construye un circuito eléctrico ce-
rrado mediante un hilo conductor largo
de forma que uno de sus lados sea rec-
tilíneo, lo que conseguiremos con ayu-
da de un listón de madera. Este lado se
coloca sobre la brújula de forma que és-
ta se dirija en la dirección paralela al hi-
lo. Al conectar el hilo a la fuente y ha-
cer circular corriente por aquél se obser-
va como la orientación de la brújula gira
hasta situarse en la dirección perpendi-
cular debido al campo creado por el hi-
lo de corriente. Si se invierte el sentido

69
70
Práctica 13.

Título campo creado por la espira, que es per-


fectamente conocido, coincide con el del
Brújula de tangentes. campo magnético terrestre.

Objetivos
Determinar el valor del campo magnéti-
co terrestre.

Material necesario
Hilo conductor en forma de espira
con 10 vueltas.

Fuente de corriente continua.

Brújula.

Cables de conexión.

Realización práctica
Se coloca la espira alrededor de la
brújula, de forma que ésta se sitúe en el
centro de la espira y que el plano de la es-
pira sea paralelo a la dirección de orienta-
ción de la brújula. Cuando hacemos cir-
cular corriente por la espira se modifica la
orientación de la brújula debido al valor
del campo producido por la espira en su
centro. Si se selecciona el valor de la co-
rriente necesaria para que la nueva orien-
tación forme un ángulo de 450 respecto
a la anterior estamos en condiciones de
asegurar que en ese caso el módulo del

71
72
Práctica 14.

Título originan la formación de ondas acústi-


cas. Si la corriente que se aplica proviene
Altavoz. de un generador de tensión alterna po-
dremos observar el movimiento oscila-
torio de la membrana a una velocidad
Objetivos dada por la frecuencia del generador.
Cuando dicha frecuencia está por enci-
Demostrar las fuerzas entre imanes y ma del umbral audible (20 Hz) podremos
corrientes. escuchar el correspondiente sonido. No
obstante, también puede observarse co-
mo la forma de onda resulta muy im-
Material necesario portante. En particular, se aprecia como
una señal sinusoidal o triangular de fre-
Altavoz. cuencia menor que la mínima audible no
producen sonido alguno, pero en cam-
Generador de funciones.
bio, para una señal cuadrada ocurre lo
Cables de conexión. contrario. Este fenómeno es debido a la
existencia en este caso de numerosos ar-
mónicos de frecuencia superior a la de la
Realización práctica señal.

Un altavoz es un dispositivo capaz de


transformar una señal eléctrica en una
señal acústica. Consta de una bobina
móvil situada en el interior del entrehie-
rro de un imán y de una membrana uni-
da a dicha bobina. Cuando circula una
corriente por la bobina sufrirá una fuerza
debida al campo magnético del imán. Las
variaciones de la corriente darán lugar
a diferentes fuerzas, de manera que la
bobina se moverá hacia adelante o ha-
cia atrás conforme a la corriente aplica-
da. Al moverse la bobina se mueve con
ella la membrana, dando lugar a com-
presiones y descompresiones del aire que

73
74
Práctica 15.

Título excepto si dicho elemento se coloca enci-


ma de los dos polos de la U, en cuyo caso
Electroimán. el flujo magnético queda confinado a lo
largo del núcleo, de forma que la atrac-
ción entre los elementos resulta ser muy
Objetivos intensa.

Comprobar la intensidad del campo


magnético originado por un electroimán.

Material necesario
Bobina.

Núcleo magnético de alta pemeabili-


dad (hierro-silicio) compuesto de un
elemento en forma de U y de otro rec-
tilíneo que ajusta sobre éste.

Pila de 1, 5V.

Realización práctica
Se coloca la bobina sobre uno de los
lados del núcleo en forma de U. En esa
situación puede comprobarse como al
acercar el elemento rectilíneo no se apre-
cia ninguna fuerza entre ambos. A con-
tinuación se conecta la bobina a una pila,
de forma que aparece un campo magnéti-
co en su interior y a lo largo del núcleo,
dando lugar a dos polos en los extremos
de la U. Si acercamos ahora el elemento
rectilíneo observamos que es atraído de
forma débil por cualquiera de los polos

75
76 Fundamentos teóricos
Capítulo 3

Inducción Electromagnética

3.1. Fundamento teórico 3.1.1. Experimento de Faraday


El fenómeno de la inducción electro-
magnética fue puesto de manifiesto si-
multáneamente por Michael Faraday y
Joseph Henry hacia 1830. El experimen-
to de M. Faraday consistía en dos arro-
Todo lo que se ha visto previamente ha llamientos aislados eléctricamente y bobi-
sido analizado desde el punto de vista es- nados uno alrededor de otro (de hecho,
tático, es decir, teniendo en cuenta que un transformador). El bobinado primario
el sistema había alcanzado el equilibrio y se encuentra conectado a un generador y
las características del mismo no variaban el secundario a un galvanómetro para de-
con el tiempo. Sin embargo, como vere- tectar el paso de corriente (véase Figura
mos a continuación, existen una serie de 3.1).
fenómenos que sólo pueden ser conside-
rados teniendo en cuenta el tiempo. La in-
clusión del tiempo como variable también
conduce al establecimiento de los cam-
pos electrostático y magnetostático co-
mo dos manifestaciones particulares de
un único campo electromagnético, dado
que la existencia de un campo magnético
variable con el tiempo exige la existencia
de un campo eléctrico, y viceversa. Este Figura 3.1: Esquema del experimento de
hecho queda patente en las ecuaciones Faraday.
de Maxwell, las cuales describen teórica-
mente el comportamiento de un sistema M. Faraday trataba con este experimen-
dado un conjunto de fuentes. También to de conectar circuitos aislados a través
es interesante conocer el modo en que del campo magnético. Lo que observó fue
los sistemas electromagnéticos llegan al que sólo se detectaba paso de corriente
equilibrio, para lo cual también es nece- en el galvanómetro cuando se cerraba o
sario incluir el tiempo como una magni- abría el interruptor. Además el sentido de
tud más a tener en cuenta. la corriente en el secundario era diferente

77
78 Fundamento teórico

según que el interruptor se abriera o se por el vector elemento de superficie d−


→s,
cerrara. Dado que no hay conexión eléc- normal a la misma:
trica entre los dos circuitos, M. Faraday
→ −

Z
dedujo que la corriente generada en el se- Φ= Bd→s. (3.1)
cundario se debía al flujo magnético crea-
do en el arrollamiento primario al circular De esta manera se evalúa la cantidad
corriente por él. Además, dado que sola- de campo magnético que atraviesa nor-
mente hay paso de corriente en el secun- malmente la superficie. Cuando el campo
dario al establecerse o interrumpirse la es uniforme no es necesario llevar a cabo
corriente del primario, estableció que la la suma integral y basta con evaluar el
inducción electromagnética se debía a las producto escalar del campo magnético y
variaciones temporales del flujo magnéti- el vector superficie
co en el secundario. Se puede enunciar la
ley de Faraday del siguiente modo: Cuan- →−
− →
Φ = B S. (3.2)
do en un circuito eléctrico se produce una
variación temporal del flujo magnético, en La ley de Lenz establece el sentido de
dicho circuito se genera una fuerza elec-la f.e.m. (o de la corriente inducida en el
tromotriz inducida (f.e.m.). caso de espiras cerradas), de modo que
la f.e.m. o la corriente inducidas tienen
el sentido tal que siempre se oponen a la
variación de flujo magnético.
Por lo tanto, se puede enunciar la ley de
Faraday-Lenz de la inducción electromag-
nética en la forma: cuando en un circuito
eléctrico se produce una variación tempo-
ral del flujo magnético, en dicho circuito
se genera una fuerza electromotriz in-
Figura 3.2: Michael Faraday (1791-1867). ducida ξ, que se opone a dicha variación
de flujo. La expresión matemática dife-
rencial que describe la inducción electro-
3.1.2. Ley de Lenz magnética es:

Para poder expresar matemáticamente dΦ


ξ=− . (3.3)
la ley de la inducción electromagnética dt
tenemos que comenzar por una adecuada Por lo tanto, cuando varía el flujo mag-
descripción del flujo magnético. El flujo nético en un circuito, en éste se gene-
magnético Φ o flujo del campo magnéti- ra una f.e.m. inducida y eventualmente
co se puede describir a nivel cualitativo una corriente inducida que trata de neu-
como la cantidad de campo magnético (o tralizar esa variación de flujo, de modo
bien la cantidad de líneas del campo) que que tiene distinto sentido si el flujo au-
atraviesa una determinada superficie. De menta con el tiempo o si por el contrario
modo cuantitativo la expresión mas gene- disminuye.
ral es la integral de superficie del produc- Analizando la expresión de la ec.3.1


to escalar del vector campo magnético B se observa que existen tres posibilidades
Capítulo 3. Inducción Electromagnética 79

para obtener variación del flujo magnéti-


co, y por tanto una f.e.m. inducida en la
ec.3.3:
Que varíe con el tiempo la inten-
sidad del campo magnético, ya sea
por aumento o disminución del mis-
mo. Esto produce un aumento o dis-
minución proporcional del flujo mag-
nético. Esto es lo que se observa en
el experimento de Faraday. Una ma-
nera sencilla de observar este fenó-
meno consiste en acercar o alejar
un imán a una espira conectada a
un galvanómetro. Éste detectará pa-
so de corriente en distintos sentidos
al acercar y alejar el imán, y en senti-
do contrario cuando se gira el imán
y se aproxima y se aleja por el po-
lo opuesto a como se llevó a cabo la
primera vez.
Se puede llevar a cabo también el ex-
perimento de Henry, que es de alguna Figura 3.3: Inducción de corriente en una
manera simétrico del anterior, acer- espira por el movimiento relativo de ésta
car y alejar una espira a un imán, con respecto de un imán.
el mismo resultado que en el caso an-
terior. Este es el fundamento de los
micrófonos y altavoces, y de hecho se
puede observar con un altavoz conec-
tado a un galvanómetro, y movien-
do el cono que lleva solidariamente
unido un bobinado, el cual esta en fundamento físico de la generación de
el seno de un campo magnético, ob- corriente eléctrica alterna, transfor-
servamos corrientes inducidas en el mando energía mecánica (por ejem-
mismo (véase Figura 3.3). plo, aprovechando la energía cinética
en un salto de agua) en eléctrica al
Que varíe con el tiempo la superficie hacer girar un conjunto de espiras en
de la espira. Del mismo modo se pro- el seno de un campo magnético, tal y
duce una variación proporcional del como muestra la Figura 3.4. De un
flujo magnético. En este caso se suele modo dual, el funcionamiento de los
denominar f.e.m. de movimiento. motores eléctricos se produce por el
Que varíe con el tiempo la orientación giro de un conjunto de espiras reco-
relativa entre la superficie de la espi- rridas por corriente en el seno de un
ra y el campo magnético. Este es el campo magnético.
80 Fundamento teórico

nético uniforme, o cuando se encuentran


bajo el influjo de un campo magnético al-
terno. Esto se debe a que en el interior
del metal los portadores móviles encuen-
tran caminos cerrados para circular, dan-
do origen a dichas corrientes que conlle-
van una componente adicional de pérdi-
das por efecto Joule o, lo que es lo mismo,
el calentamiento del material.

Figura 3.4: Inducción de corriente en una


espira por la variación temporal del án-
gulo del campo magnético respecto de la
superficie de la espira.

3.1.3. Corrientes de Foucault Figura 3.5: Inducción de corrientes de


Foucault en un disco conductor girando
Existe un gran número de aplicaciones en una zona de campo magnético no uni-
que utilizan el fenómeno de la induc- forme.
ción electromagnética, algunas de ellas
ya comentadas: la generación de energía Como se ha comentado, las corrientes
eléctrica, la transducción de información de Foucault son a menudo un fenómeno
mecánica en eléctrica y viceversa (micró- indeseado, como sucede en los núcleos
fonos y altavoces), la transformación de de los transformadores, que se laminan
voltajes alternos mediante el experimento para evitarlas. Sin embargo, en otras oca-
de Faraday, la transducción de informa- siones éste es un fenómeno buscado, por
ción magnética en señales eléctricas y su ejemplo en hornos y cocinas de induc-
proceso inverso, la grabación en soporte ción, o en frenos eléctricos de grandes ve-
magnético también aprovecha la induc- hículos.
ción electromagnética. Una manera de observar las corrientes
Como contrapartida existen también al- de Foucault se puede llevar a cabo de-
gunos comportamientos generalmente in- jando caer un imán por dos tubos, uno
deseados. El más importante es la apari- metálico y el otro no. Al caer por el tubo
ción de las denominadas corrientes de no metálico el imán se acelerará en su
Foucault, es decir, corrientes inducidas caída debido a la fuerza gravitatoria. Sin
en materiales metálicos masivos cuando embargo, al caer por el tubo metálico (por
se mueven en el seno de un campo mag- ejemplo, un tubo de cobre) la parte de
Capítulo 3. Inducción Electromagnética 81

tubo que va a ser atravesada por el imán existe un campo eléctrico, de modo que
experimenta una f.e.m. inducida al acer- la existencia de un campo magnético va-
carse éste aumentando el flujo magnéti- riable implica la existencia de un campo
co, creándose una corriente inducida que eléctrico. J. C. Maxwell demostró que la
se opone a su avance, mientras que en la existencia de un campo eléctrico variable
porción de tubo recién atravesada por el implica la existencia de un campo mag-
imán el flujo disminuye. La situación de nético. Por consiguiente, añadió un tér-
equilibrio es una caída del imán con ve- mino denominado corriente de desplaza-
locidad uniforme en el interior del tubo miento al conjunto de cuatro ecuaciones
metálico (véase Figura 3.6). que describen el comportamiento electro-
magnético de un sistema de cargas y co-
rrientes y que se denominan ecuaciones
de Maxwell.

Figura 3.7: James Clerk Maxwell (1791-


1867).
Figura 3.6: Inducción de corrientes de
Foucault (1) en un tubo de material con-
ductor al paso por su interior de un imán. Estas ecuaciones (la ley de Gauss para
La caída del imán a través del tubo se los campos eléctrostático y magnetostáti-
frena por efecto de las corrientes induci- co, que establecen la relación del cam-
das en el mismo. El efecto se ve de mane- po eléctrico con sus fuentes y el carác-
ra sencilla si se consideran los momentos ter solenoidal del campo magnético, la
magnéticos de las espiras inducidas (2) y ley de inducción de Faraday, y la ley
los imanes a los que éstas equivalen (3). de Ampere con la inclusión del término
de desplazamiento) hacen referencia a la
divergencia y el rotacional de los cam-
pos eléctrico y magnético, y en general
3.1.4. Ondas electromagnéticas
son un sistema de ecuaciones acopladas.
Como se ha visto previamente, la in- En determinadas circunstancias pueden
clusión del tiempo conecta los campos desacoplarse (por ejemplo, en regiones
eléctrico y magnético. En efecto, cuan- donde no haya cargas ni corrientes) y
do un campo magnético cambia con el obtenerse ecuaciones diferenciales para
tiempo se induce una f.e.m. y por tanto los campos eléctrico y magnético por se-
82 Fundamento teórico

parado. Estas ecuaciones diferenciales 109 Hz, donde se englobarían desde


son ecuaciones de onda, de modo que las producidas por los sistemas con-
una consecuencia inmediata de la exis- vencionales de transporte de energía
tencia de un campo electromagnético es eléctrica hasta las ondas de radiofre-
que en ciertas circunstancias se tendrá la cuencia, que se emplean en sistemas
propagación de una onda electromagnéti- de radio y televisión.
ca. Este efecto fue predicho por James
Clerk Maxwell analizando las ecuaciones 2. A frecuencias superiores se encuen-
del campo electromagnético, y observado tran las denominadas microondas,
unos años más tarde por Heinritz Hertz. hasta 3 · 1011 Hz. Las microondas tam-
La condición para que se generen on- bién se emplean en comunicaciones,
das electromagnéticas es que en un de- en sistemas de radar, ondas de estas
terminado punto haya cargas aceleradas. frecuencias se usan en los hornos mi-
Este movimiento propicia la radiación de croondas para calentar alimentos al
energía electromagnética a partir de ese excitar la vibración de las moléculas
punto, radiación que se propaga de for- de agua.
ma ondulatoria a la velocidad de la luz
en el vacío. A suficiente distancia del fo- 3. El espectro infrarrojo abarca hasta
co emisor de radiación electromagnética frecuencias 4·1014 Hz. Estas ondas son
esta propagación tiene lugar en forma de producidas por cuerpos calientes y
ondas planas en las cuales los campos moléculas, y tienen diversas aplica-
eléctrico y magnético son perpendicula- ciones en industria, astronomía, etc.
res entre sí y con respecto a la dirección
de propagación, lo cual se muestra en la 4. Luz visible es el rango de 4 · 1014 Hz
Figura 3.8. hasta 8 · 1014 Hz, el rango visible para
los ojos de los humanos, que se sepa-
ra en distintos colores para distintas
frecuencias dentro de este rango.

5. Rayos ultravioletas son las ondas de


8 · 1014 Hz hasta 3 · 1017 Hz por enci-
ma del rango visible que tienen ener-
gía suficiente para propiciar distintos
fenómenos químicos, siendo ya radia-
ciones ionizantes.

6. Rayos X desde 3 · 1017 Hz hasta 5 ·


Figura 3.8: Propagación de ondas electro-
1019 Hz. Son ondas muy energéticas,
magnéticas planas.
ionizantes, que tienen utilidad en
Las ondas electromagnéticas cubren la obtención de imágenes del cuer-
una amplia gama de frecuencias. Una po humano (radiografías) al ser ab-
clasificación habitual distingue: sorbidas de distinta manera por los
distintos tejidos, mucho más en los
1. Frecuencias de algunos Hz hasta huesos que en órganos más blandos.
Capítulo 3. Inducción Electromagnética 83

7. Rayos gamma desde 3 · 1018 Hz hasta vierte la tensión de la red en un valor ele-
3 · 1022 Hz la gama de frecuencias de vado que se utiliza para cargar el conden-
transiciones nucleares. sador de alto voltaje. Cuando el voltaje
es tan elevado que es capaz de romper el
gap saltará una chispa de manera que se
3.2. Especificaciones técni- cerrará el circuito formado por el conden-
cas y de procedimiento sador y la bobina del primario. En este
circuito aparecerá una corriente oscilante
3.2.1. El carrete de Tesla (circuito resonante LC) cuya frecuencia,
conocida como frecuencia natural de os-
El carrete de Tesla es un dispositi-
cilación del sistema, viene definida por la
vo capaz de generar voltajes muy eleva-
autoinducción L del bobinado primario y
dos a altas frecuencias. Consta de un
la capacidad C del condensador de al-
transformador primario de núcleo de hie-
ta tensión. Esta corriente producirá un
rro, un condensador capaz de soportar
campo electromagnético de la misma fre-
altas tensiones, un spark gap, es de-
cuencia que es detectado por el bobina-
cir, un elemento que provoca la rup-
do secundario, el cual eleva aún más el
tura dieléctrica del aire cuando entre sus
voltaje hasta valores que pueden alcan-
extremos aparece una tensión suficien-
zar hasta unos cientos de miles de voltios
temente elevada, un bobinado primario
para carretes pequeños. En nuestro ca-
compuesto por unas pocas vueltas de ca-
rrete se consigue alrededor de 100,000V a
ble grueso, un bobinado secundario de
unos 2MHz de frecuencia. Para que el sis-
muchas vueltas de cable fino y un ele-
tema sea eficiente es importante unir el
mento metálico romo (en nuestro caso
extremo superior a un elemento metálico
una pequeña esfera metálica). El bobina-
romo, para evitar que en dicho terminal
do primario y el secundario constituyen
se produzca de forma marcada el efec-
un segundo transformador. El esquema
to corona, mientras que el otro extremo
básico de sus componentes puede obser-
se une a tierra. Estos dos extremos así
varse en la Figura 3.9:
conectados forman un condensador cuya
capacidad viene definida por las dimen-
siones del elemento metálico menciona-
do. Dado que los dos circuitos, el del bobi-
nado primario y el del secundario, consti-
tuyen en definitiva dos resonadores LC,
es importante que ambos estén sintoniza-
dos, es decir, resuenen a frecuencias muy
próximas, para que la transferencia de
energía de uno a otro sea máxima. Re-
ferencias de cómo construir estos ele-
Figura 3.9: Esquema básico de un carrete mentos y su funcionamiento pueden con-
de Tesla. sultarse en http://www.eskimo.com/
~billb/tesla/tesla.html.
Su funcionamiento puede resumirse
como sigue. El primer transformador con-
84
Práctica 16.

Título por el polo opuesto al utilizado inicial-


mente se detecta la misma corriente pero
Experimentos de inducción electromag- en sentido contrario. Finalmente, si acer-
nética. camos y alejamos sucesivamente el imán
observamos como también aparecen
corrientes durante ambos movimientos,
Objetivos siendo éstas de sentidos contrarios.
Comprobar la ley de inducción de Fara-
day verificando la aparición de corriente
eléctrica en una bobina desconectada de
cualquier fuente.

Material necesario
Bobina

µamperímetro.

Imán de neodimio.

Cables de conexión.

Realización práctica
Se conecta la bobina a un
µamperímetro, dado que las corrien-
tes puestas en juego van a ser muy
pequeñas. Si dejamos caer bruscamente
el imán con sus polos dirigidos según
el eje de la bobina observamos la apari-
ción de una pequeña corriente en el
µamperímetro. Dicha corriente se can-
cela en el momento en que dejamos fijo
el imán incluso aunque esté dentro de la
bobina. Asimismo, si acercamos el imán

85
86
Práctica 17.

Título
Experimento de Henry.

Objetivos
Comprobar la aparición de corriente
eléctrica en un conductor que se mueve
en presencia de un campo mágnético.

Material necesario
Altavoz.

µamperímetro.

Cables de conexión.

Realización práctica
Para mover un conductor en presen-
cia de un campo magnético utilizaremos
el altavoz descrito anteriormente conecta-
do a un µamperímetro. Al mover la mem-
brana solidaria con la bobina estamos
desplazando ésta en presencia del cam-
po producido por el imán, de forma que
debido a la ley de inducción circula una
corriente eléctrica a lo largo de la bobi-
na, que es detectada por el µamperímetro.
Asimismo se comprueba que según el
sentido de movimiento de la membrana
circulará una corriente en un sentido u
otro.

87
88
Práctica 18.

Título no circula ninguna corriente aunque el


interruptor permanezca conectado. La
Experimento de Faraday. conexión entre ambas bobinas se reali-
za mediante el flujo magnético común a
través del núcleo. Cuando el primario se
Objetivos conecta o se desconecta se modifica este
flujo magnético y estas variaciones se de-
Comprobar la validez de la Ley de in-
tectan en el secundario.
ducción de Faraday mediante un expe-
rimento análogo al que utilizó para su
demostración.

Material necesario
Dos bobinas.

Núcleo magnético de alta permeabili-


dad (hierro-silicio).

Pila de 1, 5V.

µamperímetro.

Interruptor.

Cables de conexión.

Realización práctica
Se disponen ambas bobinas sobre el
mismo núcleo magnético. La primaria se
conecta a la pila a través de un inter-
ruptor, mientras la secundaria se conecta
al µamperímetro. Sólo cuando se conec-
ta o se desconecta el interruptor aparece
corriente en el secundario (en sentidos
opuestos en cada caso), mientras que

89
90
Práctica 19.

Título observa la aparición de una tensión en-


tre sus extremos debido a la ley de in-
Inducción electromagnética. ducción. Esta tensión es proporcional a
la frecuencia de la señal, de forma que se
aprecia como al hacerla diez veces menor
Objetivos lo mismo ocurre con el valor marcado por
el voltímetro.
Demostrar el fenómeno de inducción
entre solenoides.

Material necesario
Generador de funciones.

Dos solenoides formados por gran


cantidad de espiras y con distintos
diámetros, de forma que uno pueda
colocarse en el interior del otro.

Voltímetro de alterna.

Cables de conexión.

Realización práctica
Se conecta el solenoide de mayor
diámetro al generador, colocando en éste
una señal alterna de una determinada
frecuencia (por ejemplo 1KHz). En el in-
terior existirá un campo magnético apro-
ximadamente uniforme en la zona central
que varía con el tiempo, dado que la co-
rriente por el solenoide así lo hace. Se
conecta el otro solenoide al voltímetro y
se introduce en el interior del primero. Se

91
92
Práctica 20.

Título es exactamente la mitad del valor máximo


detectado en la zona central.
Medida de campos magnéticos.

Objetivos
Comprobar el valor del campo magnéti-
co creado por un solenoide

Material necesario
Generador de funciones.

Solenoides formado por gran canti-


dad de espiras.

Sensor de campo (autoinducción


abierta).

Voltímetro de alterna.

Cables de conexión.

Realización práctica
Se conecta el solenoide al generador a
una frecuencia intermedia, por ejemplo,
1KHz. Se aproxima el sensor formado por
una pequeña autoinducción abierta, de
manera que es sensible a las variaciones
de flujo magnético. Si se coloca en la zona
central se observa en el voltímetro un va-
lor que es constante a lo largo de toda
esa zona. Asimismo si se lleva a uno de
los extremos se comprueba como el valor

93
94
Práctica 21.

Título de inducción (ver Experimento de Fara-


day). Al circular corriente la bombilla se
Transformador. ilumina. Si levantamos la tapa del núcleo
de forma que éste queda abierto en forma
de U y repetimos el experimento observa-
Objetivos mos que la bombilla luce de nuevo pero
ahora con mucha menor intensidad. Esto
Comprobar la conexión entre dos bobi-
es debido a la dispersión de flujo magnéti-
nados a través del flujo magnético
co producida por el núcleo abierto, de for-
común.
ma que la corriente inducida en el secun-
dario resulta ser notablemente inferior.
Material necesario
Dos bobinas.

Núcleo magnético de alta permeabili-


dad (hierro-silicio) compuesto de un
elemento en forma de U y de otro rec-
tilíneo que ajusta sobre éste.

Bombilla de 220V.

Interruptor.

Cables de conexión.

Toma de red eléctrica.

Realización práctica
Se disponen ambas bobinas sobre el
mismo núcleo magnético. Se conecta la
primaria a la red eléctrica a través de
un interruptor, mientras la segunda se
conecta a la bombilla. Cuando se pulsa el
interruptor del primario aparece corriente
eléctrica en el secundario debido a la ley

95
96
Práctica 22.

Título en una zona donde existe un campo mag-


nético. La interacción entre estas corrien-
Corrientes de Foucault. tes y el campo da lugar a una fuerza de
frenado.
Objetivos
Poner de manifiesto la aparición de co-
rrientes de Foucault en un conductor ma-
sivo.

Material necesario
Electroimán de campo intenso.

Fuente de corriente elevada.

Lámina de aluminio.

Realización práctica
Inicialmente se hace pasar la lámina a
través del entrehierro del núcleo del elec-
troimán cuando éste está desconectado,
comprobándose que no aparece ningu-
na fuerza que nos impida el movimien-
to. A continuación se repite la experiencia
cuando se hace pasar una corriente ele-
vada por el electroimán, de manera que se
origina un campo magnético intenso en
el entrehierro. Al hacer pasar la lámina
a través del entrehierro notaremos una
fuerza considerable de tipo viscoso que se
opone a este movimiento. El motivo son
las corrientes de Foucault que aparecen
sobre la lámina conductora al desplazarla

97
98
Práctica 23.

Título alta permeabilidad y un tubo también


magnético alrededor del cual se coloca
Anillo de Thomson. el anillo metálico, de modo que el tubo
servirá como guía para el movimiento del
anillo. Cuando se pulsa el interruptor el
Objetivos anillo queda suspendido a una altura que
dependerá de la tensión de salida del au-
Observar la levitación de un anillo con-
totransformador, de forma que para va-
ductor en presencia de un campo mag-
lores superiores a un cierto mínimo el
nético.
anillo saldrá despedido. Este efecto re-
sulta especialmente acusado si quitamos
Material necesario el autotransformador, conectando así la
bobina directamente a la red eléctrica a
Anillo conductor no magnético (por través del interruptor, y elegimos un tubo
ejemplo, aluminio). de guía magnético de gran altura. De
este modo habremos construido un cañón
Tubo de material magnético (por electromagnético y observaremos como al
ejemplo, hierro). pulsar el interruptor el anillo sale lanzado
Bobina. con gran fuerza hacia arriba. Este fenó-
meno se debe a la fuerza de interacción
Núcleos magnéticos de alta permea- entre las corrientes inducidas en el ani-
bilidad. llo conductor y el campo magnético que
crea la bobina, que tiende a concentrarse
Autotransformador.
en torno al núcleo de alta permeabilidad.
Toma de red eléctrica. Para que el efecto sea muy notable in-
teresa que el anillo sea de un material
Interruptor. muy buen conductor, de forma que ten-
ga carácter fundalmente inductivo.
Cables de conexión.

Realización práctica
Mediante un autotransformador y un
interruptor se conecta la bobina a la toma
de red eléctrica. En el interior de esta
bobina se sitúa un núcleo magnético de

99
100
Práctica 24.

Título el condensador, de manera que por la


bobina circula una corriente muy eleva-
Presión magnética. da a la frecuencia natural del sistema.
En consecuencia, se origina un intenso
campo magnético variable que da lugar
Objetivos a la aparición de corrientes de Foucalt
en la lámina. La interacción entre éstas
Poner de manifiesto los efectos mecáni-
y el campo es la causa de la fuerza que
cos producidos por fuerzas electromag-
tiende a levantar la bobina sobre la lámi-
néticas intensas.
na. Lógicamente, cuanto mayor es la ten-
sión inicial suministrada al condensador,
Material necesario mayor será la fuerza que experimenta la
bobina. Este experimento tiene otra posi-
Fuente de alta tensión. ble variante también muy llamativa. En
este caso, en lugar de la lámina de alu-
Condensador de alta tensión. minio colocaremos una flanera también
de aluminio en el interior de la bobina. Al
Cable enrollado en forma de bobina
realizar el cortocircuito, se inducirán co-
de escasas vueltas.
rrientes alrededor de la flanera que dan
Flanera de aluminio. lugar a dos componentes de la fuerza.
Una, como la anterior, que tiende a levan-
Lámina de aluminio. tarla respecto de la bobina y otra que va
a encoger la flanera deformándola brus-
Mango aislante.
camente. Esta fuerza también puede jus-
tificarse por el efecto de apantallamien-
Realización práctica to del campo magnético que producen las
corrientes de Foucault, de forma que se
Conectamos en serie la fuente de ten- producirá una intensa fuerza del exterior
sión, el condensador y la bobina, situan- al interior de la flanera debida a la dife-
do ésta sobre la lámina de aluminio. rente presión magnética a un lado y otro
Elegimos un valor de tensión y a con- de la misma.
tinuación cortocircuitamos los extremos
de la fuente de forma que la bobina y el
condensador queden en paralelo. En ese
instante se produce una descarga muy
brusca de la alta tensión acumulada por

101
102
Práctica 25.

Título enciende. Este fenómeno se debe a la co-


rriente que se induce en la espira debi-
Carrete de Tesla. da al campo magnético variable produci-
do en el secundario del carrete de Tes-
la. La luz emitida por la bombilla depende
Objetivos de la posición debido a la distribución en
onda estacionaria de tensiones y corrien-
Observar diversas aplicaciones del ca- tes en la bobina. El resto de experien-
rrete de Tesla cias mostradas pueden relacionarse con
fenómenos de ionización de gases. Así, si
acercamos un objeto metálico al extremo
Material necesario del carrete observaremos la aparición de
numerosas chispas, ya que por debajo de
Carrete de Tesla. una cierta distancia entre ambos, el cam-
po es tan intenso que es capaz de ionizar
Espira con bombilla. el aire. Lo mismo ocurre si colocamos un
CD, de manera que se producirán chispas
Punta metálica.
entre puntos de éste y el extremo del ca-
CD. rrete dando lugar a una limpieza de la su-
perficie del CD. Las dos últimas experien-
Bombilla. cias muestras fenómenos de ionización
en dos tipos de lámparas: incandescentes
Tubo fluorescente. y fluorescentes. Para la primera se colo-
ca una bombilla convencional (de cristal
transparente) sobre el carrete y al poner-
Realización práctica lo en marcha se observarán las líneas de
descarga entre los contactos del filamen-
En un carrete de Tesla se obtiene un to y el borde de la ampolla debidas a la
voltaje muy elevado a una frecuencia muy ionización del gas argón que llena la bom-
alta. Este dispositivo puede utilizarse billa. En el caso de las lámparas fluores-
para visualizar diversos fenómenos como centes bastará con acercar un tubo al ca-
los que se muestran en el video. Por ejem- rrete. Observaremos como aquél se ilu-
plo, si conectamos una pequeña bombilla mina debido a la ionización del gas in-
a una espira y la desplazamos a lo largo terior (argón con una pequeña cantidad
del carrete con ayuda de un tubo ais- de vapor de mercurio), pero sólo lo hará
lante, observaremos como la bombilla se desde uno de sus extremos hasta la posi-

103
ción que ocupa nuestra mano al sujetar-
lo. Este fenómeno se debe a que nuestro
cuerpo actúa de toma de tierra, de mane-
ra que más allá de él no se produce ioni-
zación y, por tanto, no se observa luz.

104
Bibliografía

[1] Roald K. Wangsness. Electromagnet-


ic fields, John Wiley and Sons, Inc.
(1986)

[2] René Taton Histoire générale des sci-


ences, vol. II y III, Presses Universi-
taires de France, Paris. (1961)

[3] Francisco Sánchez Quesada, Luis


Lorenzo Sánchez Soto, Miguel San-
cho Ruiz y Jacobo Santamaría
Sánchez-Barriga, Fundamentos de
elecromagnetismo, Ed. Síntesis, S.A.,
Madrid (2000)

[4] Zoya Popović, Branko Popović, In-


troductory Electromagnetics, Prentice
Hall Inc., Upper Saddle River, New
Jersey (2000)

[5] http://www.coe.ufrj.br/~acmq/
electrostatic.html.

[6] http://www-physique.
u-strasbg.fr/~udp/articles/
wimshurst/constr.htm.

[7] http://www.hfml.ru.nl/pics/
Movies/frog.mpg.

[8] http://www.eskimo.com/~billb/
tesla/tesla.html.

105
106
Relación de vídeos

1. Electrización y acciones entre cargas.

2. Electrización por influencia.

3. Electroscopios.

4. Máquina de Van de Graaf.

5. Máquina de Wimshurst.

6. Generadores piezoeléctricos.

7. Fenómenos de ionización I.

8. Fenómenos de ionización II.

9. Fenómenos de ionización III.

10. Líneas de campo magnético

11. Acciones en el seno de campos mag-


néticos.

12. Inducción electromagnética.

13. Fenómenos de inducción.

14. Flujo magnético.

15. Anillo de Thomson.

16. Presión magnética.

17. Carrete de Tesla

107