You are on page 1of 2

INTRODUCCIÓN

El bagazo es el residuo sólido que queda después del proceso de molienda en una fábrica
de azúcar de caña. Consiste en partículas de materiales vegetales medulosos y celulósicos,
junto con un poco de jugo de caña residual. Las partículas varían grandemente en tamaño,
desde tiras de siete a diez centímetros de largo, hasta un polvo fino. La distribución de
tamaños depende mas que nada de las operaciones de preparación de caña que preceden
a la molienda. Una pila de bagazo suelto tiene una densidad de volumen de 80-120 kg/m3,
aunque puede apilarse hasta una densidad de 160-240 kg/m3, o comprimirse a alrededor
de 720 kg/m3. La práctica usual es usar el bagazo recién salido de los molinos de caña
como combustible de las calderas de vapor, las cuáles proporcionan toda o casi toda la
energía necesaria para el proceso de fabricación de azúcar, Este bagazo usualmente
contiene alrededor de un 50% de humedad, aunque este contenido puede ser mayor o
menor, afectando la calidad del combustible resultante. Cuando se reconoce la
importancia de la eficiencia del combustible y de las calderas, o si existe potencial para
obtener otros productos o usos del bagazo (por ejemplo la utilización de este en la
industria del papel), entonces resultan básicas consideraciones técnicas y económicas
para bajar la humedad de dicho material, mediante el secado. Por tratarse de un material
de desecho, resulta un combustible barato y de esta manera contribuye muy
ventajosamente a la economía del proceso de elaboración de azúcar de caña, aún a pesar
de sus bajos valores caloríficos: 1 O. 5 kJ/gr. a 50% de humedad y 19.4 kJ/gr. cuando está
completamente seco. Esto contrasta con las 34.9 kJ/gr. de carbón y 46.5 kJ/gr. del petróleo
carburante.

UTILIZACION DE LOS GASES DE COMBUSTION.


En un ingenio azucarero las calderas liberan a la atmósfera un gran volumen de gases de
combustión a temperaturas bastante altas (300°C). Esto representa una gran pérdida de
calor, parte del cuál pudiera usarse para aumentar la eficiencia de calor de las calderas y
por consecuencia, la del ingenio. Estos gases de combustión se usan principalmente para:

1) Secar bagazo.
2) Precalentar el aire de combustión.
3) Precalentar el agua de alimentación de calderas.

SECADO DE BAGAZO.
El secado del bagazo en la industria azucarera aparece en la literatura desde principios
de siglo (191 I) hasta la fecha. Aún antes de ésto el bagazo se secaba al sol para reducir
su contenido de humedad. Los primeros tipos de secador usaban la gravedad para que el
bagazo cayera y se deslizara hacia abajo de las placas de desviación, mientras entraba en
contacto con los gases calientes que subían. Kerrf desarrolló un diseño de este tipo en
1911, con el cuál reportó haber bajado la humedad del bagazo a 44.5%. Este y otros
secadores similares, nunca se usaron ampliamente en la industria azucarera.
Posteriormente se probaron los secadores tipo conductor. En éstos el bagazo se
transportaba a través de una cámara o tunel por medio de un conductor, sobre y/o a través
del cual, fluían gases calientes. Un ejemplo de este tipo lo tuvimos en Jamaica alrededor
de 1928 y fue reportado por Holgate. Este consistía en un conductor con perforaciones,
dentro de una cámara a la que entraban por la parte inferior, los gases calientes de
combustión. Al subir éstos, atravesaban el bagazo por medio de las perforaciones.
Aunque existen pocos datos cuantitativos sobre este tipo de secador y otros similares, se
reportó cierto grado de éxito con los mismos, aunque su uso no ha persistido a la fecha.
Los secadores rotativos de bagazo han sido los más usados y exitosos. Sin embargo, un
número de problemas mecánicos y operativos han sido señalados por Farines y Martínez
, a pesar de alcanzarse humedades entre 38 y 44%. Mejoras en el diseño parecen haber
aumentado la efectividad de este tipo de secadores. Rrockefl indicó que las innovaciones
técnicas del secador rotativo habían mayormente contribuido a los resultados obtenidos,
los cuáles se acercan a las tasas teóricas de secamiento (2.44 - 2.56 kJ/kg de agua
evaporada). Las experiencias de RenneS con un secador similar indican que hubo un
consumo menor de petróleo y se alcanzaron humedades de bagazo de 39%, a pesar de
que hubieron problemas de corrosión debido al azufre del carburante usado en las calderas
Esto fue remediado substituyendo las áreas afectadas por acero inoxidable.
Los secadores neumáticos y fluidificados, ya sea separadamente o combinados, parecen
ser el foco de la mayor parte de los trabajos mas recientes de investigación y desarrollo.
El Instituto de Investigación Azucarera en Mackay, Australia, experimentó con pequeños
tubos de secado fluidificado/neumático (de unos pocos metros de longitud) y obtuvo
humedades de 35% con tiempos de retención de tres a cinco segundos. Sharms y RoshaS
realizaron ensayos a nivel deplanta piloto usando un secador de dos toneladas por hora.
Este consistió en un tubo de secado suspendido, diseñado para usar uno por caldera. Se
logró bajar la humedad del bagazo a 42%, aunque la separación del bagacillo fue un
fracaso y las temperaturas del gas de escape eran bajas (80°C por debajo de lo debido).
Maranhaog desarrolló unidades secadoras individuales para cada horno. Este sistema
neumático/fluidificado logró 15 5% 18.3% más de vapor y humedades de bagazo de 35-
40%. El sistema requería también 54% de la energía requerida por los otros tipos
existentes de secadores.
Un nuevo procesolo de secado de bagazo que involucra fermentación micro-biológica, ha
reportado buenos resultados en Brasil. El proceso redujo el contenido de humedad de 50
a 20%, con una buena preservación de las propiedades de la fibra y sin necesidad de usar
combustible externo. El bagazo previamente inoculado, se embala en pacas de 600 kg y
se almacena. Como resultado de la actividad bacterial, ocurren reacciones Exotérmicas
que hacen que las temperaturas suban y expelan