You are on page 1of 2

DIAGNOSTICO

Para diagnosticar hemorragia subaracnoidea, es probable que el médico recomiende lo


siguiente:

 Un examen físico puede revelar rigidez en el cuello.


 Un examen del cerebro y del sistema nervioso puede mostrar signos de
disminución de la función nerviosa y cerebral (déficit neurológicofocal).
 Un examen oftalmológico puede mostrar disminución de los movimientos
oculares. Un signo de daño a los nervios craneales (en los casos más leves, pueden
no observarse problemas en un examen ocular).
 Angiografía cerebral de los vasos sanguíneos del cerebro.
 Angiografía por tomografía computarizada (usando medio de contraste).
 Ecografía Doppler transcraneal para examinar la circulación en las arterias del
cerebro.
 Resonancias magnéticas (RM) y angiografía por resonancia magnética (ARM)
(ocasionalmente).

 Tomografía computarizada (TC). Con esta prueba de diagnóstico por imágenes,


se puede detectar sangrado en el cerebro. El médico puede inyectar un tinte de
contraste para ver los vasos sanguíneos con mayor detalle (angiografía por
tomografía computarizada).

 Imágenes por resonancia magnética. Con esta prueba de diagnóstico por


imágenes, también se puede detectar sangrado en el cerebro. El médico puede
inyectar un tinte en un vaso sanguíneo para visualizar las arterias y las venas con
mayor detalle (angiografía por resonancia magnética), y resaltar el flujo
sanguíneo.

 Angiografía cerebral. El médico inserta un tubo largo y delgado (catéter) en una


arteria de la pierna, y lo conduce hasta el cerebro. Se inyecta un tinte en los vasos
sanguíneos del cerebro para que se puedan visualizar en imágenes obtenidas por
rayos X. El médico podría recomendarte una angiografía cerebral para obtener
imágenes más detalladas o si sospecha la presencia de una hemorragia
subaracnoidea, pero la causa no está clara o no aparece en otras pruebas de
diagnóstico por imágenes.

 Hasta el 22 por ciento de las hemorragias subaracnoideas aneurismáticas no se


ven en las primeras pruebas de diagnóstico por imágenes. Si las pruebas iniciales
no muestran sangrado, el médico podría recomendarte lo siguiente:

 Punción lumbar. El médico inserta una aguja en la parte inferior de la espalda


para extraer una pequeña cantidad del líquido que rodea el cerebro y la médula
espinal (líquido cefalorraquídeo). El líquido se examina en busca de sangre, lo
que puede indicar la presencia de una hemorragia subaracnoidea.

 Repetición de las pruebas de diagnóstico por imágenes. Las pruebas se pueden


repetir varios días después de haber realizado las pruebas iniciales.

REFERENCIAS BIBLIGRAFICO

Lagares A., Gómez P.A., Alén J.F., Arikan F., Sarabia R., Horcajadas A. et al .
Hemorragia subaracnoidea aneurismática: guía de tratamiento del Grupo de Patología
Vascular de la Sociedad Española de Neurocirugía. Neurocirugía [Internet]. 2011
Abr [citado 2019 Feb 11] ; 22( 2 ): 93-115. Disponible en:
http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-
14732011000200001&lng=es.